Está en la página 1de 2

El día que el papa Francisco fue al

psicólogo
1 de septiembre de 2017

El Pontífice dijo que cuando tenía 42 años tuvo sesiones semanales con una
psicoanalista para “aclarar algunas cosas”.

El papa Francisco dice que cuando tenía 42 años, tuvo sesiones semanales con una
psicoanalista que era judía para “aclarar algunas cosas”.

No se aclara qué fue lo que el futuro pontífice quería explorar. La revelación aparece en
un libro de próxima aparición basado en una docena de conversaciones que Francisco
mantuvo con el sociólogo francés Dominique Wolton.

El periódico italiano La Stampa, que reprodujo parte de las conversaciones, dijo que
Francisco se reunía con la analista en la casa de ésta. Francisco dice que “un día, cuando
estaba por morir, me llamó. No para recibir los sacramentos, ya que era judía, sino para
un diálogo espiritual”.

El papa añadió: “Era una buena persona. Durante seis meses me ayudó mucho”.

En esa época, Francisco era un líder jesuita en su Argentina natal, gobernada por una
dictadura militar.

En las conversaciones con Wolton, Francisco se refiere elogiosamente a la influencia


positiva que han tenido varias mujeres en su vida.

“Las que he conocido me ayudaron mucho cuando tuve la necesidad de consultarlas”,


dijo.

El papa de 81 años también habla de su estado mental. “Me siento libre. Claro, aquí en
el Vaticano estoy en una jaula, pero no espiritualmente. Nada me atemoriza”.

Lo que le molesta, dijo, son las mentalidades estrechas.

Señaló a los “curas rígidos, que tienen miedo de comunicarse. Es una forma de
fundamentalismo. Cuando conozco a una persona rígida, sobre todo si es joven, me digo
que está enferma”.

Pero su conclusión es que “en realidad, son personas que buscan seguridad”.

El papa ha dicho anteriormente que tuvo problemas para manejar su autoridad en sus
primeras funciones como líder jesuita.

La Iglesia católica solía proyectar cierta desconfianza hacia el psicoanálisis, pero ésta
parece haber disminuido con el tiempo.
Las normas actualizadas del Vaticano para uso de los seminarios que forman a los
futuros sacerdotes dicen que los psicólogos son valiosos para evaluar la salud mental de
los candidatos.