Está en la página 1de 23

República Bolivariana De Venezuela

Ministerio Del Poder Popular Para La Defensa

Universidad Nacional Experimental De La Fuerza Armada

Núcleo- Táchira.

CABLES Y FRICCIÓN

San Cristóbal, Diciembre 2014.


INTRODUCCIÓN

Los cables se utilizan en muchas aplicaciones de ingeniería como


puentes colgantes, líneas de transmisión, teleféricos, contravientos para
torres altas, etc. Pensemos en los puentes colgantes, no solo los grandes
sino también los pequeños construidos para comunicar veredas en zonas
rurales, las garruchas, los sistemas de transporte de productos agrícolas en
los cultivos, los sistemas de interconexión eléctrica, los cables para pos
tensado en una obra de hormigón, los tensores o contravientos para
luminarias y postes, pagodas y techos, etc.

Por su simplicidad, versatilidad, resistencia y economía, los cables se


han convertido en un elemento imprescindible en muchas obras. Los cables
solo aguantan fuerzas de tracción, se comportan de forma inversa a los
arcos, en los cuales debido a su curvatura, los esfuerzos cortantes y
deflexión se pueden hacer nulos y los esfuerzos de compresión se convierten
en el soporte de la estructura. El tipo de geometría que adquiere un cable,
depende del tipo de cargas actuantes.
CABLES

Los cables son elementos flexibles debido a sus dimensiones


transversales pequeñas en relación con la longitud, por lo cual su resistencia
es solo a tracción dirigida a lo largo del cable. La carga de tracción se divide
por igual entre los hilos del cable, permitiendo que cada hilo quede sometido
a la misma tensión admisible.

Por su flexibilidad, los cables cambian su forma de acuerdo a las


cargas a las que está sometida y pueden dividirse en:

 Cable sujeto a fuerzas puntuales ó cargas concentradas.


 Cables sujetos a cargas distribuidas.
 Cables parabólicos.

CABLE SUJETO A FUERZAS PUNTUALES Ó CARGAS


CONCENTRADAS

Cualquier porción del cable entre dos cargas consecutivas se puede


considerar como un elemento, sujeto a dos fuerzas, por lo tanto las fuerzas
internas en cualquier punto del cable se reducen a una fuerza de tensión
dirigida a lo largo del cable.

Los cables sujetos a cargas puntuales toman una configuración tipo


polígono tal y como se puede ver en la figura que se muestra más abajo. En
este tipo de ejercicios podremos utilizar las tres ecuaciones de la estática
más una adicional, como resultado de considerar que un cable es un modelo
de viga con un número infinito de rótulas. Esto nos permite tener una
condición adicional que consiste en igualar a cero el sumatorio de los
momentos para una mitad del cable (ver como se procede en el punto D de
las siguientes figuras). Esto resulta de vital importancia pues normalmente
tenemos dos soportes fijos con cuatro reacciones, por lo que se necesitan
otras 4 ecuaciones.

Además, se pueden utilizar otra condición común, general para todos


los cables, y es la condición de tensión máxima en los apoyos (cuando
se encuentren en el punto con mayor cota) que se puede obtener de forma
vectorial en función de x e y utilizando el teorema de Pitágoras. Un esbozo
de este tipo de problema es el siguiente:

Para el análisis de este tipo de cables además hemos considerar que:

 Las cargas son verticales.


 El peso del cable se puede despreciar.
 Los tramos de cable entre dos puntos se pueden tratar prácticamente
como si fueran rígidos.
 Donde exista el mayor ángulo pendiente será donde exista la mayor
tensión.
 La tensión horizontal en cualquier punto del cable será la misma.

La configuración de fuerzas aplicadas se puede ver más claramente en la


figura siguiente, en la que tenemos un cable apoyado en dos soportes A, B y
sometido a tres fuerzas puntuales verticales descendentes P1, P2 y P3.
Por otra parte, la cuarta ecuación que hemos mencionado antes se
puede obtener separando el cable en el punto D y tomando momentos en la
mitad del cable, de manera similar ha como hemos hecho ya en vigas:

CABLE SUJETO A CARGAS DISTRIBUIDAS

Este cuelga tomando la forma de una curva y la fuerza interna en un


punto del cable es una fuerza de tensión dirigida a lo largo de la tangente de
la curva.

En este tipo de ejercicios, la fuerza soportada por el cable se


encuentra distribuida a lo largo de este, pero la densidad de carga no será
constante como en el problema de cables parabólicos. No es el problema
más común puesto que en general, la carga suele seguir una distribución
constante.
Para este tipo de cables, al igual que para los que vienen a
continuación, se les puede aplicar una condición adicional, y es que en caso
de ser simétricos la carga se puede distribuir de igual manera en ambos
soportes (teniendo en cuenta también la distribución de la carga).

Además, hay que tener en cuenta (también válido para catenarias y


cables parabólicos) que la tensión horizontal será constante y que el punto
de mayor tensión será el que se encuentre más arriba. Ahora si aislamos una
parte del cable, aparecen las siguientes tensiones que son calculadas como
se muestra en la figura.

CABLE PARABÓLICO

Llamando W la carga por unidad de longitud (medida


horizontalmente), la curva formada por cables cargados uniformemente a lo
largo de la horizontal es una parábola.

Es un caso particular del anterior, en el que la densidad de carga es


constante. Podemos ver muchos ejemplos de este tipo de cables en la vida
real (puentes y otras estructuras). Su configuración es la siguiente:
Ahora, teniendo en cuenta que la distribución w es constante,
podemos particularizar las ecuaciones que rigen el comportamiento de este
cable a partir del caso 2, obteniendo así la altura es función del cuadrado de
x, es decir, sigue una curva tipo parábola, y de ahí su nombre.

CATENARIA

El modelo de cable por excelencia, ya que aparece en una infinidad de


casos en la naturaleza. Por ejemplo los tendidos eléctricos, una cadena, o
una tela de araña son ejemplos de catenaria. En este caso, el cable solo está
sujeto a su propio peso. El concepto parece sencillo, sin embargo es el que
contiene una mayor carga matemática.
Para determinar completamente la catenaria es necesario conocer su
longitud. Para este fin se pueden considerar las tensiones verticales y
horizontales siguiendo el siguiente esquema:
Por último, hay que saber determinar la altura en cualquier punto del
cable, lo que además es necesario para calcular la tensión vectorial en cada
punto. Esta es proporcional a su altura (T = cy).

FRICCIÓN

Fricción es la fuerza que resiste el movimiento de dos superficies en


contacto que deslizan una sobre otra. Actúan tangente a la superficie en los
puntos de contacto de los dos cuerpos. También se define como la fuerza
de rozamiento o fuerza de fricción, a la fuerza entre dos superficies en
contacto, a aquella que se opone al movimiento relativo entre ambas
superficies de contacto (fuerza de fricción dinámica) o a la fuerza que se
opone al inicio del deslizamiento (fuerza de fricción estática). Se genera
debido a las imperfecciones, mayormente microscópicas, entre las
superficies en contacto.
Fricción estática: no se inicia el movimiento si la fuerza tangencial aplicada T
hace que el ángulo sea menor a φ0 (no supera a Fr).

Existen dos tipos de fricción: lubricada y seca o de Coulomb (fue el


primero que la estudio en 1781).

 La fricción lubricada existe cuando la superficie de contacto está


separada por una película de fluido (gas o liquido)
 La fricción de Coulomb existe en los cuerpos con ausencia de un
fluido lubricante.

FRICCIÓN EN CUÑAS

Una cuña es una máquina simple que se usa a menudo para


transformar una fuerza aplicada en fuerzas mucho más grandes, dirigidas
aproximadamente en ángulo recto con respecto a la fuerza aplicada. Las
cuñas también pueden ser usadas para propiciar desplazamientos pequeños
o ajustes en cargas pesadas.

Además, debido a la fricción entre las superficies en contacto, una


cuña con una forma apropiada permanecerá en su lugar, después que ha
sido forzada bajo la carga.
FRICCIÓN EN POLEAS

Sea una polea articulada a un elemento fijo, alrededor de la cual está


enrollada una correa plana con un ángulo de contacto igual a a, tal como se
muestra en la figura. N1 y N2 son las tensiones (esfuerzos normales) en los
extremos de la correa. En el diagrama de sólido libre correspondiente al
conjunto polea-correa, se han omitido las reacciones en la articulación del
punto O, así como el peso de la polea, por simplicidad; estas fuerzas no
intervienen en el cálculo que aquí se realiza.

Se considera que la correa es un sólido funicular (o hilo), es decir,


cualquier sección transversal de la correa sólo trabaja a tracción (esfuerzo
normal positivo).
Si el rozamiento entre la polea y la correa es despreciable, ésta sólo
puede estar en equilibrio cuando se aplican en sus extremos tensiones N1 y
N2 iguales. Esto puede demostrarse considerando el equilibrio de momentos
respecto al punto O, teniendo en cuenta el diagrama de sólido libre de la
correa mostrada a continuación.

La reacción de la polea sobre la correa es en la dirección normal


(radial) en cualquier punto de contacto polea-correa. Se considera la
reacción total como una fuerza distribuida de densidad constante e igual a fn
(fuerza/longitud). Todas las reacciones polea-correa puntuales son
concurrentes en el punto O, por lo que no crean momento respecto a dicho
punto. Con lo que se obtiene la igualdad que se quería demostrar:

Donde R es el radio de la polea.

Por el contrario, si no es despreciable el rozamiento entre polea y


correa, existirá una diferencia entre las tensiones N1 y N2

Una correa con tensiones N1 y N2 diferentes en sus extremos (se


considera el caso N1 > N2) estará en equilibrio sometida a dichas tensiones y
a la reacción de la polea sobre ella. Con rozamiento, esta reacción consta de
fuerzas normales y fuerzas tangenciales (o de rozamiento) distribuidas a lo
largo del tramo de correa que está en contacto con la polea. Denominando
fn y fr a estas fuerzas distribuidas por unidad de longitud de correa, las
fuerzas de rozamiento estarán dirigidas en un sentido tal que se opongan al
posible deslizamiento de la correa sobre la polea.
Considerando un elemento diferencial de correa de la zona de
contacto, de longitud ds = R·dq, dFn y dFR son las componentes normal y
tangencial de la reacción de la polea sobre la correa.

Aplicando las ecuaciones de equilibrio de fuerzas, respecto a los ejes


x e y representados, se tiene que:

Cuando el deslizamiento es inminente, se cumple que dFR = m·dFn

Por otro lado, al considerar un diferencial de ángulo de contacto,


puede realizarse la siguiente aproximación:
Con lo que, del equilibrio de fuerzas según el eje y, se llega a:

Al considerar un diferencial de ángulo de contacto, también se puede


considerar que:

Por lo que, despreciando los infinitésimos de segundo orden, del


equilibrio de fuerzas según el eje x se llega a:

Combinando los dos resultados obtenidos se llega a la siguiente


ecuación diferencial:

La integración de esta ecuación resulta ser:

Donde C es una constante de integración que debe determinarse.


Para ello, se utilizará la condición de contorno de que para q = 0, N = N2 ; con
lo que se tiene que:
Si en este último resultado se tiene en cuenta que para q = a, N = N1,
se llega a la relación entre las dos tensiones cuando el deslizamiento de la
correa es inminente en sentido horario:

Procediendo análogamente, si el deslizamiento de la correa fuera


inminente en sentido anti horario (es decir, si N2 > N1), se hubiera llegado a:
EJERCICIOS

1)
2)
CONCLUSIONES

 Para distinguir las propiedades del cable se deben conocer primero


las propiedades de las cargas.
 Se deben utilizar diferentes materiales para garantizar la estabilidad
del cable.
 Los cables son elementos flexibles debido a sus dimensiones.
 Con resultados obtenidos se puede definir que el diseño es estable
para resistir las cargas asignadas.

BIBLIOGRAFÍA

 http://www.emff.urjc.es/docencia/Arquitectura/cap8.pdf
 http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81ngulo
 http://www.elrincondelingeniero.com/cables-catenaria-y-otros/
 http://es.wikipedia.org/wiki/Fricci%C3%B3n
 http://definicion.de/viga/#ixzz3L4vXOZFF