Está en la página 1de 12

TALLER 1: DERECHO PENAL PARTE ESPECIAL

Monitor: Profesor José Cortés

Alumna: Vania Villarroel Torres

Fecha: 04 de junio de 2018

1
I. Los Hechos.

Rigoberta, de 23 años, trabaja en la casa del comandante Torres y está embarazada,


circunstancia que ha mantenido en secreto. Cuando el embarazo ya estaba de término,
Rigoberta sintió fuertes dolores, no obstante lo cual se dispuso a trabajar como todos los días.
Puesto que los dolores no cesaban, Rigoberta se dirigió a la habitación que ocupaba en la
casa, para descubrir que había asomado el brazo de la criatura que llevaba en el vientre, el
que cortó con un cuchillo que había tomado de la cocina, puesto que le pareció que criatura
estaba muerta, porque no se movía. Envolvió el brazo en unas lanas y lo escondió junto con
el cuchillo.

Al poco rato, el comandante Torres se encontró con Rigoberta, percatándose de su mal


talante, por lo que mandó llamar al doctor Urzúa. El médico comprobó, luego de un examen
superficial, que se trataba de un embarazo de término, motivo por el cual la mandó al hospital,
lugar en el que la criatura nació muerta.

El informe médico legal estableció que, practicada la autopsia del cadáver del feto, este
habría nacido vivo de todo término, siendo la muerte consecuencia de la anemia aguda
provocada por la desarticulación del brazo derecho a nivel del codo.

II. Normas aplicables.

a. Código Penal.

Art. 344 inciso 1. La mujer que, fuera de los casos permitidos por ley, causare su aborto o
consintiere que otra persona se lo cause, será castigada con presidio menor en su grado
máximo.

Art. 490. El que por imprudencia temeraria ejecutare un hecho que, si mediara malicia,
constituiría un crimen o un simple delito contra las personas, será penado.

b. Código Civil.

Art. 75. La ley protege la vida del que está por nacer. El juez, en consecuencia, tomará, a
petición de cualquiera persona o de oficio, todas las providencias que le parezcan
convenientes para proteger la existencia del no nacido, siempre que crea que de algún modo

2
peligra.

Todo castigo de la madre, por el cual pudiera peligrar la vida o la salud de la criatura que
tiene en su seno, deberá diferirse hasta después del nacimiento.

c. Carta Fundamental.

Art. 19 N°1. La Constitución asegura a todas las personas: 1°.- El derecho a la vida y a la
integridad física y psíquica de la persona. La ley protege la vida del que está por nacer.

III. Esquema del título de castigo de Rigoberta

Título de castigo de Rigoberta: Delito de aborto causado por la mujer del art. 344 inc. 1 del
Código Penal.
Bien jurídico penalmente tutelado: La vida humana dependiente.

A. Conducta: Reglas generales (causales de exclusión: fuerza física irresistible, inconciencia


y movimientos reflejos).

B. Tipicidad
I. Tipo objetivo
I.1 Elementos descriptivos del tipo:
a. Conducta Típica: “Causare su aborto o consintiere que otra persona lo cause”.
1. Verbo Rector: Causar aborto por maniobras abortivas.
2. Medios comisivos: Medios abiertos activos.

3. Sujeto Activo: Mujer embarazada o madre, en este caso, Rigoberta. Es un delito calificado
o especial del sujeto.
4. Sujeto Pasivo: Ser humano con vida dependiente, en este caso, el hijo de Rigoberta.

5. Objeto Material sobre el cual recae la conducta: Siendo un delito contra las personas
hay plena identidad con el sujeto pasivo, es decir, el nasciturus.
6. Circunstancias de tiempo y lugar: El tipo penal no presenta circunstancias de tiempo y
lugar especiales.
b. Resultado: Muerte del producto de la concepción.
c. Relación de causalidad: Teoría de equivalencia de las condiciones.

d. Imputación objetiva:

3
1. Imputación objetiva de la conducta: Se crea desvalor de la conducta, pues la
desarticulación del brazo genera un riesgo típicamente relevante.

2. Imputación objetiva del resultado: Se cumple el resultado por desarticulación del brazo
derecho a nivel del codo que produce anemia aguda en el nasciturus, y por tanto, la muerte
del producto de la concepción.

I.2. Elementos normativos del tipo:


II. Tipo subjetivo
a. Elementos subjetivos especiales: No hay en este tipo penal elementos especiales que
considerar.
b. Dolo: Dolo con error de tipo en el objeto.
c. Imprudencia: No se produce por no poder cometerse el tipo penal de culpa.
C. Antijuridicidad: No se puede analizar por tratarse de una conducta atípica.
D. Culpabilidad: No se puede analizar por tratarse de una conducta atípica.
E. Autoría y participación: No se puede analizar por tratarse de una conducta atípica.
F. Íter criminis: No se puede analizar por tratarse de una conducta atípica.
G. Responsabilidad Penal: No se puede analizar por tratarse de una conducta atípica.
H. Penalidad: No se puede analizar por tratarse de una conducta atípica.

Conclusión: No se configura el delito de aborto tratarse de una conducta atípica al haber


concurrido el sujeto activo en error de tipo en la conducta.

IV. Análisis de Rigoberta

Título de castigo

La figura bajo cuyo título se debe analizar este caso es el de aborto causado o consentido por
la mujer, que se encuentra descrito en el art. 344 inc. 1 del Código Penal.

Al respecto, se debe señalar que el primer inciso señala dos hipótesis distintas. La primera se
refiere a la circunstancia en que la propia mujer cause el aborto, y la segunda, se refiere a que
la mujer consintiere que otra persona le causare un aborto.

No obstante, en el presente caso, la figura bajo la cual se produce el análisis del castigo será
la primera situación, que es aquella en que la mujer se causa el aborto.

4
La figura bajo cuyo título se debe analizar este caso es el de aborto causado por la mujer, el
cual se encuentra descrito en el art. 344 inc. 1 del Código Penal.

Bien jurídico penalmente tutelado

La figura mencionada anteriormente, protege la vida humana dependiente, por


contraposición al homicidio que protege la vida humana independiente.

A. Conducta

Primero, se debe entender por conducta al comportamiento humano externo y voluntario, el


cual no se encuentra presente en aquellos casos de exclusión de la conducta, como los son la
fuerza física irresistible, la inconsciencia y los movimientos reflejos.

En el presente caso, no se aprecian antecedentes que den cuenta de la ausencia de conducta


por algunas de las causales de exclusión anteriores, pues nadie ejerció fuerza física irresistible
sobre Rigoberta para que decidiera no contarle a su jefe respecto a su embarazo y en virtud
de lo mismo, no acudiese al médico por sus dolores, ni tampoco estaba en inconsciente o era
parte de un movimiento reflejo el que siguiese trabajando bajo ese estado.

B. Tipicidad

La tipicidad es la coincidencia de una conducta concreta real, con el esquema abstracto


contenido en el tipo penal.

El análisis de la tipicidad entonces, consistirá en determinar si la conducta realizada por


Rigoberta (sujeto activo) puede ser subsumida en algún tipo penal de la Parte Especial, en
este caso, el aborto causado por la mujer del art. 344 inc. 1 del Código Penal.

I. Tipo objetivo

El análisis del tipo objetivo del aborto causa por la mujer implica constatar la concurrencia
de los siguientes elementos.

I.1 Elementos descriptivos del tipo

5
Los elementos descriptivos del tipo son conceptos que se refieren a algo cuya presencia en
el caso concreto, sea aprehensible mediante una pura operación cognoscitiva1.

a. Conducta Típica

La conducta típica que es prohibida por el legislador consiste en que la mujer embazada o
madre mate al producto de la concepción o nasciturus.

a.1 Verbo rector:

La conducta típica se asocia al verbo rector, y en este caso el verbo rector es el que “causare
su aborto o consintiere”, es decir, matar al producto de la concepción.

Para el caso concreto, Rigoberta es quien causa su propio aborto, por lo que aplica la hipótesis
relativa al que causare su aborto, de acuerdo al art. 344 inc. 1 del Código Penal.

a.2 Medios comisivos:

Los medios de ejecución de este delito son de medios abiertos, es decir, basta cualquier
conducta que cause el resultado típico, que en este caso sería la muerte del nasciturus, y que
ocurre con la desarticulación del brazo del mismo que le generó anemia aguda.

Además, es un delito que se comete mediante una acción y no omisión, pues la madre es la
que procede a cortar el brazo al producto de la concepción que es causa de la muerte de éste.

a.3 Sujeto activo:

Entendemos por sujeto activo aquel que realiza la conducta típica2, y que de acuerdo a la
regla general, es cualquier individuo de la especie humana. El delito de aborto causado por
la mujer del art. 344 inc. 1 del Código Penal es un delito calificado, pues se sanciona a la
persona en virtud de su calidad especial como madre del nasciturus, en otras palabras, el tipo
penal exige en el sujeto activo la concurrencia de una determinada calidad, por tanto, el sujeto
activo de este delito solo puede ser la madre.

En el presente caso, el sujeto activo es Rigoberta.

1 MIR PUIG, DERECHO PENAL, P. 241.


2 MIR PUIG, DERECHO PENAL, P. 229.

6
a. 4 Sujeto pasivo:

El sujeto pasivo es el titular del bien jurídico3. En el delito consagrado en el art. 344 inc. 1
del Código Penal, el sujeto pasivo es el titular del bien jurídico que, en el caso del aborto
resulta ser el ser humano con vida dependiente o nasciturus.

En el presente caso, el sujeto pasivo es el hijo de Rigoberta.

a.5 Objeto material:

En los delitos que atentan contra la vida humana, el objeto material se confunde con el sujeto
pasivo, sobre el cual recae la conducta, es decir, un ser humano con vida dependiente o
independiente, siendo en este caso de vida dependiente.

En el presente caso, el objeto material es el nasciturus fallecido a causa de la maniobra


abortiva ejercida por su madre.

a.6 Circunstancias de tiempo y lugar:

El tipo penal no presenta circunstancias de tiempo y lugar especiales, a diferencia de otros


tipos penales, como el infanticidio, que requiere que el delito sea cometido dentro de las 48
horas posteriores al parto.

b. Resultado:

Los delitos de resultado son aquellos en los cuales el legislador, además de la realización
completa de la conducta, exige la verificación de un resultado lesivo, separado en el tiempo
y en el espacio de la acción ejecutada o conducta típica, y que sea consecuencia de la
conducta4.

El Código Penal en el art. 344 inc. 1 señala que la conducta ejercida por la madre debe causar
la muerte del nasciturus. En el caso de Rigoberta, el resultado se produjo, toda vez que se
produjo la muerte del producto de la concepción.

c. Relación de causalidad

3 MIR PUIG, DERECHO PENAL, P. 229.


4 CURY, DERECHO PENAL, PP. 291.

7
Cada vez que el legislador incluye en el tipo un resultado material, éste ha de estar vinculado
a la acción por una relación de causalidad, es decir ésta ha de ser la causa de aquél.

La relación de causalidad debe verificarse conforme a la teoría de la equivalencia de las


condiciones que se sirve del método de la supresión mental e hipotética, con arreglo a la cual
debe considerarse toda condición de un resultado que no pueda ser suprimida mentalmente
sin que desaparezca el resultado concreto, es decir, que es válida como causa toda condictio
sine qua non, o sea, toda condición sin la cual no se habría producido el resultado.

En este caso, si se suprime mentalmente la desarticulación del brazo del nasciturus, él no


hubiese sufrido anemia y por consiguiente tampoco hubiese muerto, sino que Rigoberta
habría terminado su labor de parto y hubiese tenido al producto de la concepción.

d. Imputación objetiva

1. Imputación objetiva de la conducta:

La imputación objetiva de la conducta debe crear, con arreglo a un criterio ex ante, un riesgo
típicamente relevante. En este caso, la conducta de cortar el brazo del nasciturus puso en
riesgo la vida del mismo.

2. Imputación objetiva del resultado:

No es suficiente que una conducta creadora de un riesgo típicamente relevante cause


materialmente el resultado típico. Es necesario, además, que el resultado causado pueda verse
como realización del riesgo precisamente inherente a la conducta.

En el caso del delito de aborto causado por la mujer, se requiere efectivamente la muerte del
producto de la concepción, y esta se da una vez que la desarticulación del brazo genera una
anemia aguda en la criatura.

I.2. Elementos normativos del tipo

8
Los elementos normativos del tipo son los que aluden a una realidad determinada por una
norma jurídica o social5. Se requiere que el juez recurra a algún parámetro distinto de la
percepción sensorial para determinar la concurrencia del elemento en cuestión.

En este caso, no se presentan elementos normativos del tipo.

II. Tipo subjetivo

a. Elementos subjetivos especiales:

Los elementos subjetivos del injusto son elementos del tipo distintos del dolo y la culpa,
pertenecientes a la faz subjetiva, que fundamentan el injusto de modo que en su ausencia no
habría conducta típica. No hay en este tipo penal elementos especiales que considerar.

b. Dolo:

El dolo es el conocimiento del hecho que integra el tipo, acompañado por la voluntad de
realizarlo o, al menos, por la aceptación de que sobrevenga el resultado como consecuencia
de la actuación voluntaria6. De este modo, el dolo está integrado por dos componentes, un
elemento cognoscitivo, que implica el conocimiento del hecho, y, un elemento volitivo, que
habla sobre la voluntad de realización.

El dolo decae en determinados casos, como aquellos en que se incurre en error de tipo, que
es aquel que recae sobre los elementos objetivos del tipo penal, de modo que lo hay cuando
el sujeto no advierte en su hecho alguno de tales elementos objetivos7.

Justamente, en el caso de Rigoberta se da un error de tipo, específicamente en el objeto en el


que recae su conducta, puesto que Rigoberta creía que el nasciturus se encontraba muerto, ya
que no mostraba señales de movimiento al asomar el brazo, y por tanto, dedujo que esto era
señal de su deceso, por lo que procedió a desarticular el brazo del mismo.

Profundizando en el error cometido por Rigoberta, se debe señalar que es un error de tipo
vencible, puesto que Rigoberta pudo representarse la posibilidad de que el producto de la

5 MIR PUIG, DERECHO PENAL, P. 242.


6 CURY, DERECHO PENAL, P. 303.
7 HERNÁNDEZ EN COUSO/HERNÁNDEZ, CÓDIGO COMENTADO, P. 57.

9
concepción no se hallaba muerto, y que, de haber prestado la diligencia adecuada, no se
hubiese producido este resultado.

De este modo, el dolo es excluido de este caso y subsiste la culpa. No obstante, el delito de
aborto del art. 344 inc. 1 del Código Penal no comprende su realización con culpa, generando
así que la conducta de Rigoberta sea atípica por error de tipo en el objeto sobre el que recae
su conducta.

c. Imprudencia:

La imprudencia o culpa en la conducta implica infracción de deber de cuidado. Así, la


conducta culposa supone que el sujeto obre sin dolo y, además, que se infrinja el deber de
cuidado.

En el caso de Rigoberta, en cuanto al delito de aborto, este no puede ser cometido con culpa
debido a que, en primer lugar, este delito no se encuentra en el título VIII del libro II que
trata “los crímenes y simples delitos contra las personas” del Código Penal, sino que se
encuentra en el título VII del libro II que trata “los crímenes y delitos contra el orden de las
familias, contra la moralidad pública y contra la integridad sexual”. De esta forma, no tendría
aplicación el art. 490 del Código Penal, y por tanto, el delito de aborto no podría cometerse
por imprudencia o culpa.

En segundo lugar, el art. 344 inc. 1 del Código Penal señala dos hipótesis de tipo dolosas,
por lo que se descarta su realización por vía culpa.

De esta forma, el castigo a título de aborto del art. 344 inc. 1 del Código Penal, debe ser
necesariamente hecho de forma dolosa, ya sea que implique dolo directo o eventual.

C. Antijuridicidad

La antijuridicidad designa una propiedad de la acción típica, a saber, su contradicción con


las prohibiciones y mandatos del derecho penal8. Así, para que una conducta constituya delito
no basta que ella sea típica, sino que, además, es necesario que ella sea antijurídica, es decir,
contraria a derecho.

8 ROXIN, DERECHO PENAL, T. I, P. 557.

10
En el presente caso, no se analiza la antijuridicidad puesto que se está en presencia de una
conducta atípica.

D. Culpabilidad

La culpabilidad se debe entender como la reprochabilidad del hecho típico y antijurídico,


fundada en que su autor lo ejecutó no obstante que en la situación concreta podía someterse
a los mandatos y prohibiciones del derecho9.

Los elementos que conforman la culpabilidad son la imputabilidad, conciencia potencial de


la ilicitud y la exigibilidad de otra conducta.

En este caso, no procede analizarse la culpabilidad por tratarse de una conducta atípica.

E. Autoría y participación

El art. 14 del Código Penal señala que son responsables criminalmente de los delitos los
autores, cómplices y encubridores. Además, en sus artículos siguientes indaga sobre qué se
debe entender sobre cada uno de estos conceptos.

Nuevamente, la conducta al ser atípica, el ítem no se analiza.

F. Íter criminis

El íter criminis es el camino o vía del delito. Del propio Código Penal, en su art. 7 inc. 1 se
puede desprender que se castigarán los delitos consumados, frustrados y tentados, ya que el
mismo apunta a que son punibles, no solo el crimen o simple delito consumado, sino el
frustrado y la tentativa.

Este ítem tampoco se analiza por tratarse el caso de una conducta atípica.

G. Responsabilidad Penal

No se analiza la responsabilidad penal, por tratarse el caso de una conducta atípica.

H. Penalidad

En el presente caso, no se analiza la penalidad por tratarse de una conducta atípica.

9 CURY, DERECHO PENAL, P. 385.

11
Conclusión

La conducta llevada a cabo por Rigoberta no es constitutiva de aborto del art. 344 inc. 1 del
Código Penal, puesto que su conducta es atípica al padecer un error de tipo en el objeto.

12