Está en la página 1de 2

Tercera generación de computadoras

La tercera generación de computadoras abarcó un período entre 1964 y 1971. Marcó una nueva
era que se definió por el perfeccionamiento de los C.I., es decir, los circuitos integrados creados
desde 1958, que son unos chips o pastillas de silicio, que permiten la colocación de enormes
cantidades de dispositivos electrónicos en un mínimo espacio, logrando disminuir nuevamente
el tamaño de las computadora e incorporando la multiprogramación. Su uso revolucionó la
forma de componer computadoras, vigente hasta hoy en día en la fabricación de celulares,
calculadoras.

Características de la tercera generación de


computadoras
La incorporación de los circuitos integrados hizo posible una nueva generación de computadoras
con las siguientes características:
 Mucho más pequeñas.
 Emanaban menor cantidad de calor por
lo que se redujeron las necesidades de
refrigeración.
 Al ser más pequeñas requerían además
de un reducido consumo de energía
eléctrica.
 Las interconexiones de los circuitos
integrados son mucho más fiables que
las conexiones soldadas generando
computadoras más flexibles.
 Minicomputadoras, más económicas y
con una mayor capacidad de procesamiento.
 Teleproceso (procesamiento de datos provenientes de terminales en una unidad central).
 Multiprogramación (técnica en la que dos o más procesos se ejecutan simultáneamente
por el CPU mientras se alojan en la memoria principal).
 Renovación de periféricos.
La tercera generación de computadoras empezó a generarse con el invento de los
circuitos integrados mejor conocidos como microchips.
Historia de la tercera generación de computadoras

En 1964, dos físicos, Jack St. Claire Kilby y Robert Noyce fueron sus creadores y con ello
revolucionaron la industria electrónica y dieron origen al comienzo de una era de alta
tecnología. A partir de este momento, se desencadenaron eventos que hicieron historia.

Primero, el también físico y trabajador de Intel, Ted Off, inventó el microprocesador.


Luego, gracias a George Gamow, surgió una nueva forma de programar, y es que con el
descubrimiento de la estructura del ADN, el físico y astrónomo ruso propuso que la
secuencia del mismo formaba un código.

El 7 de abril de 1964 IBM anunció el S/360, diseñado por arquitecto jefe Gene Amdah.
Fue uno de los primeros ordenadores comerciales que usó circuitos integrados. Se
consideró el 360 como uno de los más importantes en la historia, ya que influyó en el
diseño de los ordenadores de años posteriores, y marcó el punto de partida para la
tercera generación de computadoras. Se trata de un sistema de computación de la familia
mainframe diseñado para cubrir las aplicaciones, independientemente de su tamaño o
ambiente (científico, comercial). A este primer grupo de máquinas construidas con
circuitos integrados lo denominaron serie Edgar y podían realizar tantos análisis
numéricos como administrativos o procesamiento de archivos. Los modelos variaban en
velocidad de 0,034 MIPS a 1,700 MIPS (50 veces la velocidad) y entre 8 KB y 8 MB de
memoria principal. En el diseño se hizo una clara distinción entre la arquitectura e
implementación, lo que permitía a los clientes comprar un sistema más pequeño
sabiendo que siempre podrían migrar hacia un sistema de mayor capacidad, por lo que
fue un éxito rotundo en el mercado.

Control Data Corporation introduce en el mercado la CDC, una supercomputadora capaz


de ejecutar múltiples instrucciones por segundo convirtiéndola en la más poderosa en ese
momento.

Aparecen nuevas unidades de almacenamiento, cintas magnéticas de 9 canales, y aunque


algunos aún usaban tarjetas perforadas para la introducción de datos, tenían lectoras
rápidas.

La empresa Digital Equipment Corporation DEC, previendo que la IBM había acaparado
un importante sector del mercado, decidió enfocarse en realizar computadoras más
pequeñas, que resultaban más económicas y sencillas de operar, alcanzando popularidad.
Al final de esta era tecnológica surge entonces la minicomputadora.