Está en la página 1de 3

SOCRATES

Sócrates fue un filósofo griego considerado como uno de los más importantes
de la filosofía occidental y mundial, fundador de la filosofía moral. Fue maestro
de Platón, quien tuvo a Aristóteles como discípulo, siendo los tres
representantes fundamentales de la filosofía de la Antigua Grecia. Nació en
Alopece, Atenas (Antigua Grecia), entre los años 470 y 469 a. C. A Pesar de
que no dejó ninguna obra escrita y son escasas las ideas que se le pueden
atribuir, con seguridad es una figura capital del pensamiento antiguo hasta el
punto de que los filósofos anteriores a él, fueron Sus padres llamados:
Sofronisco de profesión escultor y Fainarate comadrona. Emparentados con
Arístides el Justo. Pocas cosas se conocen con certeza de la vida de Sócrates,
aparte de que participó como soldado de infantería en las batallas de: Samos
(440), Potidea (4Recibió una educación tradicional: literatura, música, gimnasia.
Se familiarizó con la dialéctica y la retórica de los sofistas. Al
principio Sócrates siguió con el trabajo de su padre realizó un conjunto de
estatuas: “las tres gracias”, las cuales colocaron en la entrada de la Acrópolis
de Atenas, hasta el siglo II a.C. Tuvo por maestro al filósofo Arquelao quien lo
metió en las reflexiones sobre la física y la moral.
Sócrates era de pequeña estatura, vientre prominente, ojos camaleónicos y
nariz respingada exageradamente, por esta razón era motivo de chanza.
Alcibíades lo comparó con los silenos. Apreciaba mucho la vida y alcanzó
popularidad social por su viva inteligencia y un sentido del humor agudo
desprovisto de sátira o cinismo. Se casó de edad algo avanzada con Xantipa,
de familia noble con la que tuvo dos hijas y un varón, Cierta tradición ha
perpetuado el tópico de la esposa despectiva ante la actividad del marido y
propensa a comportarse de manera brutal y soez. Aunque Platón muestra
(cuando narra la muerte de Sócrates en el Fedón) una relación normal e
incluso buena entre dos. Desde muy joven llamó la atención de los que lo
rodeaban por la agudeza de sus razonamientos y su facilidad de La cuestión
moral del conocimiento del bien estuvo en el centro de las enseñanzas de
Sócrates, con lo que imprimió un giro fundamental en la historia de la filosofía
griega. No escribió ningún libro porque creía que cada uno debía desarrollar
sus propias ideas, lo que se sabe con certeza de él es por los escritos de sus
dos discípulos más notables Platón que atribuyó sus propias ideas a su
maestro y el historiador Jenofonte, un escritor prosaico que quizá no consiguió
comprender muchas de las doctrinas de su maestro. En cuanto a su
Dialéctica fue un verdadero iniciador de la filosofía le dio su objetivo
principal de ser la ciencia que busca en el interior del ser humano. Su
método era dialéctico el cual consistía que después de plantear una
proposición analizaba las preguntas y respuestas suscitadas por la misma.
Esto le convierte en una figura extraordinaria y decisiva; representa la reacción
contra el Relativismo y el Subjetivismo sofista, siendo un especial ejemplo de
unidad entre teoría y conducta, entre pensamiento y acción.
Al parecer buena parte de su vida, Sócrates la dedicó deambulando por las
plazas y los mercados de Atenas y tomaba a los mercaderes, campesinos o
artesanos como interlocutores con los que sostenía largas conversaciones,
esta conducta pertenecía a la esencia de su sistema de enseñanza la
“Mayéutica”. Sócrates comparaba este método con el oficio de comadrona que
ejerció su madre: trataba de llevar al interlocutor al alumbramiento de la verdad,
al descubrimiento de sus propias verdades.
La Mayéutica fue su más grande mérito, método inductivo que le permitía llevar
a sus alumnos a la resolución de los problemas que se planteaban por medio
de hábiles preguntas cuya lógica iluminaba el entendimiento.

JUICIO Y MUERTE
En el año 399 a.C. fue acusado de introducir nuevos dioses y corromper la
moral de la juventud, alejándola de los principios se la democracia ateniense.

Según Jenofonte, la causa de fondo para llevar a Sócrates a juicio fue que él
abrió sus puertas como discípulo critias (dialogo), quien integró el cuerpo
político-militar espartano denominado los treinta tiranos, quienes se hicieron de
poder de Atenas tras la guerra del Peloponeso, sometiendo a la polis a una
matanza terrible y vaciamiento económico, por el tiempo de un año.
También se hace mención que pidió jocosamente que se le podía condenar
simplemente:” invitándole a comer en los banquetes comunales”, en alusión de
que estos eran deplorables. Esto enfado al jurado y nuevamente votaron por la
pena de muerte. Sus amigos le propusieron pagar una fianza, e incluso
planearon su huida de la prisión, pero prefirió acatar la Ley muriendo por ello.

Fue juzgado, declarado culpable y muerto por envenenamiento por cicuta en el


año 399 a.C. en Atenas (Antigua Grecia), a la edad de 70 años.
Posteriormente, en su honor a modo de reconocimiento, la Academia Moderna
de Atenas, colocó una estatua suya en la entrada de la Institución.

 FRASES DE SOCRATESEl amigo ha de ser como el


dinero, que antes de necesitarlo, se sabe el valor que tiene.
 Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres,
devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros.
 La verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia.
 Yo sólo sé que no sé nada.
 Habla para que yo te conozca.
 Las almas ruines sólo se dejan conquistar con presentes.
 El orgullo engendra al tirano. El orgullo, cuando inútilmente ha llegado a
acumular imprudencias y excesos, remontándose sobre el más alto
pináculo, se precipita en un abismo de males, del que no hay posibilidad
de salir.