Está en la página 1de 518

EL IDEALISMO TRASCENDENTAL DE KANT

reducido los cuerpos


nuestra propia existencia, que de
subsistente de un no-ser como
pura apariencia, absur-
querido hacerse responsable
La apercepción como conciencia de espontaniedad

417
Apercepción y espontaneidad . . . . . . . 419
Conciencia pero no experiencia . . . . . 420
Apercepción y existencia . . . . . . . . 424
«Yo pienso» y «Yo existo» . . . . . 425
«Yo pienso» como proposición empírica . . . 425
La crítica kantiana al cogito, ergo sum . . . 428