Está en la página 1de 8

Módulo

Lectura

Reseña Histórica de las Universidades a Nivel Mundial


Funciones, Características. Relación Entre la
Universidad, Empresa y Sociedad
TEMA: “RESEÑA HISTÓRICA DE LAS UNIVERSIDADES A NIVEL MUNDIAL.
FUNCIONES, CARACTERÍSTICAS. RELACIÓN ENTRE LA UNIVERSIDAD,
EMPRESA Y SOCIEDAD”

“LA UNIVERSIDAD”

1. CONCEPTO DE UNIVERSIDAD

El concepto de universidad, es complejo e indefinido y, en esa medida, muy rico en


contenido. Como su propio nombre lo revela, el concepto de universidad resulta de la
oposición y la síntesis de dos nociones distintas: unidad y diversidad. Significa, por
consiguiente, unidad de la diversidad. Es un universo que comprende la totalidad de las
formas de la existencia en toda su complejidad.
En la literatura existente encontramos algunos conceptos que nos permiten demostrar la
riqueza en contenido de esta gran categoría como es la universidad:
a.- Es vista y entendida como una institución de educación superior que tiene por
misión fundamental la observación y la transmisión de conocimientos y el desarrollo de la
investigación.
b.- Desde el punto de vista funcional: La universidad es un organismo con estamentos
componentes (docentes, estudiantes y graduados en el caso del sistema universitario
peruano), todo lo cual determina una serie de funciones definidas y sancionadas, e incluye
recursos de todo orden, la infraestructura y las facilidades de operación.
c.- Es un fenómeno social que se presenta institucionalizado, por lo mismo, integra al
conjunto de la sociedad. Este concepto nos hace ver que la universidad posee un carácter
institucional y como la sociedad tiene que resolver el problema del desarrollo integral
mediante el conocimiento aplicado a nivel profesional, el instrumento óptimo y adecuado
es precisamente la universidad, y de ahí su carácter invaluable como institución.
d.- Es una entidad promotora del bienestar y del progreso colectivo, como unidad
dinámica debe irrigar todos los campos de acción. El “alma mater” (que así se denomina en
latín) no puede quedar estancado porque siempre está enlazando el pasado, el presente y
el porvenir de los países. La universidad, y muy especialmente la auténtica universidad
moderna, se identifica con el cambio para orientar cada vez, por nuevos y más productivos
rubros de la sociedad.
e.- La universidad: "... es una institución social que, como cualquier otra institución,
tiene unos propósitos o unas misiones a desempeñar respecto a sus miembros, de otros
grupos sociales y de la sociedad misma, considerada en su conjunto".
f.- Finalmente, el término en latín “universitas” aludía a cualquier comunidad
organizada con cualquier fin. Pero es a partir del siglo XII cuando los profesores empiezan a
agruparse en defensa de la disciplina escolar, preocupados por la calidad de la enseñanza.
Al ir evolucionando, acaban naciendo las universidades, institución en la cual se enseñaban
y aprendían todas las ramas del saber.
El término de FACULTAD originalmente significaba una rama del saber, y sin duda debió su
explicación a los grupos de estudio de docentes en un mismo campo del saber que se fueron
dando gradualmente. Ya en 1254 se mencionan expresamente las facultades de Teología,
de Jurisprudencia, Medicina y Filosofía. En la segunda mitad del siglo XII se designaba a la
mayor autoridad de cada facultad con el título de “Dean” o “decano”.

2. FINES Y PRINCIPIOS DE LA UNIVERSIDAD


Entre los fines que se atribuyen a la universidad se destacan los siguientes:
 Continuar el proceso de formación humana integral.
 Participar en el desarrollo de cada país.
 Contribuir a la promoción cultural de la sociedad y, en consecuencia su evolución
hacia una mayor responsabilidad.
 Asegurar a los profesores e investigadores los medios para ejercer su actividad
de enseñanza e investigación en un ambiente de independencia y serenidad
indispensable para la creación y reflexión intelectual.

En cuanto a principios se refiere, podemos mencionar los siguientes:

a.- La búsqueda de la verdad: filosóficamente, se busca la verdad basándose en el


criterio de verdad, el que a su vez se fundamenta en una doble adecuación, como es, del
sujeto al objeto y del objeto al sujeto, que generan la verdad lógica y la verdad ontológica
respectivamente. Por su parte, en el terreno científico, esta búsqueda está garantizada
por el uso del método científico.
b.- La afirmación de los valores: el hombre es un “constante hacerse”; nuestra
personalidad, poco a poco tiene que irse adornando con valores que dignifiquen su
realización, tales como: la puntualidad, la responsabilidad, la honestidad, la justicia, la
amistad, que no solamente son tratados teóricamente en la universidad, sino que deben
ser vividos y practicados.
c.- El servicio a la comunidad: que permite a la universidad atender o promover la
solución de necesidades individuales con fuerte implicancia social, como: psicológicos,
jurídicos, asesoría u orientación para el trabajo. Promoción o capacitación y
perfeccionamiento de los miembros de la comunidad en los más diversos campos de la
actividad ocupacional y profesional en la condición de trabajadores independientes o
dependientes de los diversos sectores de la actividad industrial o empresarial pública o
privada.
d.- El pluralismo ideológico: la universidad como un centro del saber en todos los
campos, no es sectaria ni dogmática, no obedece ni se conduce en base a consignas
políticas; la universidad es abierta, democrática. Es el centro del debate, de la crítica, de la
discrepancia, etc.
e.- La libertad: en el sentido que la universidad promueve la libertad de cátedra, que es
un derecho del docente universitario de expresar la verdad, tal como él la entiende;
además, porque la universidad goza de autonomía y, ello le permite determinar sus normas
y prácticas, sin restricciones por parte de organismos ajenos a ellas; y finalmente, porque al
estudiante también le asiste el derecho a no sufrir presiones extremas y a aprender con la
misma libertad con que el profesor enseña.

3. FUNCIONES Y CARACTERÍSTICAS DE LA UNIVERSIDAD


Revisando las leyes universitarias entre 1916 a 1969, encontramos que sólo en la Ley
Universitaria 17437 del 18 de Febrero de 1969, Título I, Artículo 4, señala que “Son
funciones de la Universidad Peruana para el cumplimiento de sus fines:
a) Promover, organizar, estimular y realizar investigación científica, humanística y
tecnológica.
b) Impartir enseñanza de las disciplinas del conocimiento en los múltiples aspectos
para formar profesionales, investigadores, profesores y técnicos de acuerdo a las
necesidades del desarrollo nacional.
c) Desarrollar en los estudiantes los valores éticos, el sentimiento nacional, el sentido
de responsabilidad y la voluntad de servicio a la comunidad.
d) Extender su acción académica con carácter de proyección social y de promoción
integral de la comunidad, a quienes no siguen programas profesionales específicos.
Las funciones señaladas en este texto figuran en los estatutos de las universidades del Perú
y sobre ellas existen análisis y aportes de numerosos autores.

3.1 La formación académica como función y característica de la universidad


La formación académica tendría las siguientes características:
 Es abierta, quien la posee está preparado para aceptar todo conocimiento.
 Es dinámica en la medida que tiende a abrazar el conjunto de la verdad hasta las
últimas significaciones existenciales, lo que obliga al hombre a formar su propia
cosmovisión.
 Afirma la personalidad del hombre consigo mismo frente a la ciencia, al saber
auténtico y frente a la existencia: el académico no puede ser un espectador del
cambio social.

A la universidad le corresponde los conocimientos en su dimensión total, no es propio de


ella el estudio fragmentario.
Las funciones académicas e investigaciones de la universidad se desarrollan en base a los
elementos fundamentales que son los maestros y los alumnos.
El maestro es el elemento que promueve y mantiene la continuidad del estudio. El estudio
aun conservando siempre su naturaleza, ha de asomarse a la vida concreta para interpretar
las constantes de la realidad y para descubrir los instrumentos capaces de enrrumbarse en
la forma más conveniente, en el porvenir de la sociedad, de lo contrario, los estudiantes al
abandonar el claustro resultarán anticuados e ineficientes.

Por lo tanto, la preocupación fundamental de la universidad ha de ser la cuidadosa selección


de sus docentes. En la universidad, el maestro y el alumno deben converger directamente
hacia la verdad, trabajando ambos con el mismo instrumento: el intelecto.
El universitario es un estudiante joven, adulto. El acierto de la enseñanza consiste en
utilizar las cualidades propias de esta condición: iniciativa, creatividad, necesidad de acción.
La enseñanza activa, personal, se hace indispensable; es necesario utilizar instrumentos,
como círculos de estudio para grupos selectos de alumnos con la finalidad de darle una
formación más integral.

La universidad tiene como función introducir en una nueva forma de saber, es decir un saber
adulto. La universidad ayuda a ser adulto mediante el conocimiento de la verdad y el trabajo
común de maestros y discípulos, habilitando a no ser esclavo de prejuicios y amar y servir a
la libertad.
3.2 La investigación como una de las funciones y característica primordial de la
universidad
Cada vez es más claro y manifiesto, que limitar la función universitaria al saber ya conocido
y no encomendarle la esencial tarea de buscar, investigar, estudiar, es empobrecer a la
universidad.
“La universidad es una casa del saber: no hay saber si no se conocen las cosas primeras por
sus principios y sus causas. Conocer es poseer la realidad. Parte insustituible de la labor
universitaria es la investigación ya sea pura o aplicada. Si la estructura, la organización,
administración, el instrumento operativo no están acomodados al crecimiento del saber,
habrá inestabilidad en el equilibrio de la universidad” (Mac Gregor).
Si es necesario contar con estas condiciones materiales para investigar, surge la pregunta:
¿Quiénes son los que investigarán? Si tomamos en cuenta que la universidad es la sede del
saber, ésta necesitará de élites de rendimiento, de inteligencias para acrecentar el saber.
Son las únicas élites necesarias.

"...ella (la universidad) demanda inteligencias rectoras, que aprecien con mirada de
conjunto lo que la hora presente requiere de la instrucción, en la formación de hombres
cultos y aptos ciudadanos, en la investigación y extensión de la cultura a la luz de los grandes
valores humanos" (F. Tubino).

3.3 La extensión y proyección social universitaria


La universidad se dedica al estudio, la investigación, la educación y la extensión y
proyección sociales.
La extensión intenta alargar la influencia de la universidad a personas que no sean sus
alumnos regulares. La creación de mecanismos de interacción adecuados permite en la
vinculación con la comunidad a efecto de extender y proyectar su patrimonio cultural,
científico, tecnológico y de servicio que contribuyen a su desarrollo, a la par que recoge de
ella su experiencia y conocimientos.
Tareas fundamentales de la universidad son: enseñar el conocimiento universal y promover
la investigación además de la inderogable exigencia de extender el saber en el ambiente
general.
"La universidad no vive para sí, es de la comunidad y para la comunidad, las relaciones entre
ambas deben ser estrechas; no puede la Universidad sentirse desligada de todo compromiso
con la sociedad a la que debe servir, pero tampoco puede la sociedad mostrar plena y
absoluta indiferencia al quehacer de la universidad o tratar de interferir en ella" (Mac
Gregor).
"Al recorrer rápidamente la historia de la Universidad desde su origen hasta la fecha, se
destaca este rasgo desagradable y funesto: su falta de vinculación con la realidad nacional,
con la vida de nuestro medio, con las necesidades del país" (V.A. Belaúnde).
El saber se refleja en muy variadas aplicaciones para la vida diaria y general, se hace
inderogable la exigencia de la EXTENSION del saber en el ambiente general. Tal complejidad
reclama de la universidad un gran desarrollo de la función PROMOTORA, que es diferente
de la mera dedicación intelectual y de la reflexión deductiva e inductiva, lo que vale decir:
concepción estática del saber que se constituye en una preocupación dinámica que procura
realizar en grado máximo y a tono con las circunstancias, la actividad de estudio y el
crecimiento institucional.
Para concluir diremos que, la universidad, en la medida que realice investigación, queda
posibilitada de asumir su función de polo de desarrollo, de centro de elaboración de una
cultura nacional. Este imperativo exige una revisión radical de la investigación que
actualmente se realiza en nuestras universidades.
BEN DAVID; SLOCZOWER (1968); HALSEY et al. La Universidad en transformación.
Barcelona, Seix Bernal, p. 77.
PHELAN, Gerard (1962) Origen y evolución histórica de la universidad en idea de la
universidad. Lima. PUC, p.117.

EL PAPEL DE LA UNIVERSIDAD EN LA EMPRESA.


La universidad no es sólo portadora del conocimiento universal, sino que lo desarrolla y lo
promueve, llevándolo a los diversos sectores de la sociedad en su forma más amplia y con
lo más novedoso que éstos contengan.
En este empeño es que se da una nueva y no menos importante vía para la relación entre
las entidades educativas universitarias y las productivas o de servicios. La universidad tiene
inmensos y fértiles campos en todos los componentes del proceso de reproducción
empresarial, ya sea dentro de cada una de las fases que lo conforman. Permite a los
estudiantes su formación desde la esfera de actuación en que se desempeñarán en el
futuro, dando a éstos la posibilidad de que sientan mayor inclinación y amor por la profesión
que han elegido, así como por el colectivo laboral con que se relacionan, el que al mismo
tiempo los observa y en función de sus actitudes, habilidades, conocimientos, los acoge
muchas veces como trabajadores que pasarán a formar parte de la propia empresa. Las
empresas también representan unidades para el desarrollo de investigaciones científico-
técnicas, brindando la posibilidad de realización a los profesionales docentes y a los
estudiantes que colaboran desde su actividad investigativa y laboral en sus diversas
modalidades ya que obtienen información para el diseño de problemas de la profesión que
los estudiantes han de resolver en el ámbito de sus actividades de aprendizaje.
¿Cuáles son los desafíos de la universidad y la empresa?
Podríamos afirmar que tanto la universidad como la empresa han ido evolucionando todo
este tiempo, donde la proactividad y la innovación, vendrían a ser ahora, características
muy resaltantes. Entre los desafíos más importantes que la relacionan tenemos: La
globalización, la excelencia, visión de largo plazo, misión orientada a la sociedad del
conocimiento, responsabilidad social, apertura comercial, calidad, valor agregado,
satisfacción de clientes, responsabilidad social y ambiental innovación, entre otros.