Está en la página 1de 2

Sinopsis “En busca del concepto de Psicosis”

Jean Claude Maleval (1981) – Locuras Histéricas y Psicosis disociativas

Maleval (1981) Nos indica que muy al principio el término psicosis estaba subordinado a una clase
particular de neurosis y la psicosis fue empleada para designar a la alienación mental, el término
psicosis apareció dentro del discurso médico en el que la neurosis ya estaba bien emplazada, por lo
que el autor delimita las acepciones originales del último. El término Neurosis fue forjado en la
escuela escocesa de la “neuronal pathology” y de acuerdo con Pinel, constituían la cuarte clase de
las enfermedades, como alteraciones del sistema nervioso debido a una irritación de los nervios
cutas causas podían ser físicas o morales. Además de dividirlas en cuatro órdenes: vesanias,
espasmos, anomalías nerviosas locales y afecciones comatosas. Las vesanias eran lo que hoy
engloba el concepto de psicosis como las manía, la melancolía, la demencia y el idiotismo.

Posteriormente la rivalidad de la psicosis y la neurosis, por los teóricos llevaron a la casi desaparición
del término neurosis del argot psiquiátrico, pero gracias al psicoanálisis se fundamentó que la
diferencia entre ambos no es clínico sino etiológico. Para Freud, la neurosis era la extensión de la
enfermedad nerviosa de los tiempos modernos. Freud concebía a la psicopatología en las siguientes
categorías: Neurosis actuales (neurastenia, hipocondría y neurosis de angustia), neurosis de
transferencia (histeria, neurosis obsesiva) y las neurosis narcisistas (esquizofrenia y paranoia).
Posteriormente Freud Entronizó la psicosis que estaba demasiado arraigada en el discurso
psiquiátrico, llegó a escribir “la etiología común para el estallido de una psicosis es siempre la
frustración, que viene del exterior”.

La introducción de la segunda tópica en la obra de Freud permitió proponer una diferencia genética
entre las neurosis y las psicosis: las neurosis sería el resultado de un conflicto entre el yo y el ello,
mientras que las psicosis, el resultado análogo de un trastorno equivalente entre el yo y el mundo.
El proceso de psicosis, según Freud es que el inconsciente no es el que ha sido subyugado, sino que
ha subyugado al yo vinculado con la realidad (aquí el proceso es ubicado del lado del inconsciente y
los fantasmas del deseo), para 1924 escribe que el mundo de la confusión alucinatoria está
construido siguiendo los deseos del ello y el motivo de esta ruptura con el mundo exterior es que la
realidad se ha rehusado al deseo de una manera grave y ha aparecido como intolerable (el factor
causal está situado en la realidad).

Para 1938 Freud escribe que el desencadenamiento de una psicosis hay dos motivos: o la realidad
se ha vuelto intolerable o las pulsiones han sufrido un refuerzo enorme lo que dadas las exigencias
rivalizantes del ello y de lo exterior debe tener efectos análogos en el yo” es decir hay una
conmoción pulsional, el proceso se da en el seno de lo inconsciente o en el discurso del Otro. Es
importante diferenciar dos momentos, el primero corta al yo de la realidad y el segundo constituye
un intento de reconstrucción de la realidad (aquí se presenta el delirio), es decir en las neurosis un
fragmento de la realidad es evitado en forma de fuga y en las psicosis es reconstruido; o también la
fuga inicial es seguida por una fase activa de reconstrucción. (en la neurosis no niega la realidad
pero no quiere saber nada de ella, la psicosis niega y trata de reemplazar). Para Freud y muchos
médicos de la época la perdida de la realidad o la existencia de delirio permitía diagnostica la
presencia de psicosis, que se sigue enseñando al día de hoy en la mayoría de los manuales de
psiquiátrica, tipificando a la psicosis por los síntomas graves que se caracterizan por trastornos
importantes del comportamiento, además de que el sujeto no es consciente de su enfermedad.

Lacan logra lo que Freud no pudo, proponer la tesis en la cual vuelve en lo real de lo que se ha
forcluido en lo simbólico, incluso de habla de que hay “esquizofrenia latente” de sujetos no
delirantes. Por otra parte, la carencia radical de la función paterna en el discurso de un sujeto debe
orientarlo hacia el diagnóstico de la estructura psicótica, el reconocimiento de la estructura
psicótica se da por la forclusión del nombre del padre en el lugar del Otro y el fracaso de la metáfora
paterna.

Preguntas:

1.- Para Pinel, las neurosis constituían la cuarta clase de las enfermedades ¿Cómo las concebía?

R= Como alteraciones del sistema nervioso, debidas a una irritación de los nervios, cutas causas
podían ser físicas o morales.

2.- Lacan identificó el concepto de Verwefung como el más apto para precisar las nociones del
fracaso de la represión y la proyección hacia el exterior con las cuales Freud trato muchas veces de
delimitar el mecanismo específico de la psicosis, ¿a que tesis llegó?

R= Lacan pudo proponer la tesis según la cual vuelve en lo real lo que está forcluido en lo simbólico.