Está en la página 1de 1

MARIE CURIE

Marie Skłodowska nació el 7 de noviembre de 1867 en Varsovia.


Era la quinta hija de Władysław Skłodowski, profesor de física y matemáticas de liceo, y
de Bronisława Boguska, quien fue maestra, pianista y cantante.
Marie era la menor de cinco hijos: Zofia (1862), Józef (1863), Bronisława (1865), Helena
(1866) y finalmente ella Marie (1867).
Plaza del Mercado, en Varsovia
En aquel tiempo, la mayor parte de Polonia estaba ocupada por Rusia que, tras varias
revueltas nacionalistas sofocadas violentamente, había impuesto su lengua y sus
costumbres. Junto con su hermana Helena, Maria asistía a clases clandestinas ofrecidas
en un pensionado en las que se enseñaba la cultura polaca.
Entre sus intereses destacaba la pasión por la lectura, especialmente en la historia
natural y la física
En secundaria fue siempre la primera alumna de su clase y dominaba los idiomas ruso,
polaco, alemán y francés.
Se graduó a los 15 años.
En ese tiempo, en Polonia, las mujeres tenían prohibido estudiar en la Universidad. Por lo
cual, en 1891, Marie se fue a Francia.
Es importante recordar que, en cuanto pudo, devolvió el dinero de la beca.
En 1894, conoció al que sería su marido, Pierre Curie, que era profesor de física.
Los dos empezaron a trabajar juntos en el laboratorio.
Al año siguiente, en 1895, Pierre y Marie se casaron, en una boda sencilla en la que les
dieron algo de dinero. Con este dinero se compraron dos bicicletas y pasaron todo el
verano viajando por Francia con ellas.
Todo esto muestra un estilo de vida frugal y sencillo, pero que no les impedía disfrutar de
las alegrías de la vida.
Marie Curie se interesó por estos trabajos y, con la ayuda de su esposo, decidió investigar
la naturaleza de las radiaciones que producían las sales de uranio.
Lo primero que descubrieron ambos es que las radiaciones no eran el producto de
reacciones químicas, sino que se debían a la naturaleza misma de la materia.
En 1898, tras varios años de trabajo constante, a través de la concentración de varias
clases de pechblenda, aislaron dos nuevos elementos químicos: el polonio (lo nombraron
así en referencia a su país natal) y el radio (debido a su intensa radioactividad). Marie y
Pierre Curie se dedicaron a estudiar los materiales radiactivos, en particular la
pechblenda, que tenía la curiosa propiedad de ser más radiactiva que el uranio que se
extraía de ella. En esos años trabajaron en un cobertizo y Pierre era el encargado de
suministrar todos los medios y artilugios para que Marie trabajara. Los dos sufrieron
quemaduras y llagas producidas por los peligrosos materiales radiactivos.El 25 de junio
de 1903, Marie publicó su tesis doctoral, intitulada “Investigaciones acerca de las
sustancias radiactivas”. Defendió su tesis ante un tribunal y obtuvo el doctorado con
mención laude.

Intereses relacionados