Está en la página 1de 16

LA BETARRAGA

ORIGEN:
Nombre científico: Beta vulgaris
- Pulgón negro.

- Mosca de la remolacha.
- Pulguilla.
- Gardama (oruga verde con rayas).
- Gusanos grises.
- Anguilulas de la remolacha (nematodos).
- Cercosporiosis (hongo).
- Virosis diversas.

EL CULTIVO DE LA REMOLACHA

1. Taxonomía y Origen
2. Morfología
3. Importancia económica y distribución geográfica
4. Requerimientos edafoclimáticos
5. Material vegetal
6. Técnicas de cultivo
6.1. Preparación del terreno
6.2. Siembra y tipo de semillas
6.3. Trasplante
6.4. Riego
6.5. Abonado
6.6. Malas hierbas
6.7. Recolección
6.8. Proceso general de fabricación del azúcar
7. Plagas y enfermedades
7.1. Plagas
7.2. Enfermedades

7. PLAGAS Y ENFERMEDADES

7.1. Plagas.

-GUSANO DE ALAM
Sugerencia Infoagro

¿Te interesan los Herbáceos?


Mejora tus conocimientos con los Cursos On Line de Herbáceos

BRE (Agriotes lineatus).

Es uno de los insectos de suelo más común y que mayor daño puede causar,
especialmente en siembra. Los adultos suelen aparecer a principios de marzo,
teniendo una vida de 30 días. Una fuerte lluvia con altas temperaturas puede provocar
una salida masiva de adultos.

Las larvas son muy sensibles a la sequía, tienen un ciclo de cinco años, con oscilación
de 1 ó 2 años según las condiciones climáticas. Los mayores daños son los causados
por las larvas a partir del tercer año.

-GUSANOS BLANCOS (Anoxia villosa).

Vive dos años en estado de larva con una duración del ciclo biológico completo de tres
años.
El daño que producen estos insectos no es muy grave.

-MOSCA DE LA REMOLACHA (Pegomya betae).

Este díptero no suele ocasionar graves daños, pese a estar muy extendido, aunque en
condiciones climáticas favorables a obligado al agricultor a resembrar.
La aparición de adultos se produce en primavera, con dos generaciones anuales. La
larva comprende un tamaño de 6 a 8 mm, instalándose en la epidermis de las hojas de
remolacha.
Las hembras realizan su puesta en el envés de las hojas y cuando los huevos eclosionan
las larvas salen de ellos y penetran en el interior de las hojas alimentándose de su
epidermis.

Control.

-Pese a tener muchos enemigos naturales y presentarse en época en que la remolacha


se defiende bien, a veces es necesario tratarla cuando su ataque es fuerte. En las
plantas protegidas con imidacloprid las hembras hacen la puesta con normalidad pero
las larvas mueren cuando comienzan a alimentarse. Los insecticidas foliares a base de
deltametrina, triclorfón y dimetoato, son eficaces sobre las larvas recién eclosionadas.

-CASSIDA (Cassida vittata).

Los adultos aparecen a final de febrero o principios de marzo, después de haber


incubado bajo las malas hierbas. Una semana más tarde realizan el acoplamiento y la
puesta, naciendo la larva a los 10 días.
La larva durante 20 días come el parénquima del envés de las hojas. El periodo de vida
de la ninfa es de 6 a 8 días, apareciendo posteriormente el adulto y completando el
ciclo. El número de generaciones varía en función de las condiciones climáticas,
habiéndose observado hasta cuatro.
Los mayores daños son los causados por la primera y segunda generación. En caso de
fuertes ataques puede causar pérdidas de hasta el 30% de la cosecha.

Control.

Los huevos son muy sensibles a los piretroides. En estado de larva o adulto los
piretroides no son eficaces por lo que hay que recurrir a Clorpirifos.

-GUSANOS GRISES (Agrotis segetum).

Las larvas tienen un color verde, alcanzan un tamaño de 4-5 cm, de piel lisa y suelen
enroscarse cuando es interferida por algún obstáculo. Suelen atacar a la planta de la
remolacha cuando es pequeña y cuando es grande se introducen por la raíz formando
en ella profundas galerías.

-PULGONES (Aphis fabae, Myzus persicae).

Se trata de los parásitos más frecuentes en el cultivo de la remolacha, causando un


notable perjuicio al ser transmisores de virus.
El momento de aparición de los pulgones varía según la climatología, eclosionando los
huevos cuando la temperatura ambiental es de 5ºC. En caso de invierno suave se han
detectado pulgones verdes en los cotiledones de la remolacha.

Control.

- Se recomienda la utilización de pirimicarb o cipermetrina + metil clorpirifos junto con


mojantes. La aplicación foliar debe realizarse a alta presión para aumentar la
penetración.

-PULGUILLA DE LA REMOLACHA (Chaetocnema tibialis).

Esta plaga está presente especialmente en suelos arcillosos. La pulguilla en estado


adulto no sobrepasa los 2 mm. de longitud.
Los ataques se manifiestan en las hojas con pequeños orificios en forma de
perigonada. Estos daños pueden llegar a ocasionar la muerte de la planta.

-CLEONUS (Cleonus mendicus).

Es el insecto más dañino en el cultivo de la remolacha y en áreas de secano si las


condiciones ambientales le son favorables, puede llegar a ocasionar la pérdida casi
total de la cosecha.
El adulto es un insecto alargado, de coloración grisácea, más o menos oscuro, con
manchas blancas en la base de los élitros y una corta línea basal en los mismos; llevan
por debajo ligeras manchas negruzcas.
El adulto inverna en el suelo, y sale en invierno o primavera, según las condiciones
climáticas, alimentándose principalmente de las hojas de remolacha, durante un
periodo de 15 a 30 días, posteriormente comienza el apareamiento y puesta de las
hembras. El huevo es depositado de forma aislada en la proximidad de las plantas
atacables. Transcurridos 10 días las larvas salen del huevo introduciéndose
rápidamente en la raíz, excavando en ella numerosas galerías.
Este insecto no presenta más que una generación anual, apareciendo los adultos en
otoño y en invierno-primavera.
El daño más importante es el producido por la larva, ésta excava un gran número de
galerías, normalmente en sentido vertical, siendo causa, además, del origen de
enfermedades criptogámicas.

Control.

-Evitar la repetición del cultivo.


-Colocar trampras estratégicamente en la explotación agrícola y analizar las capturas.
-La semilla deberá ser protegida con imidacloprid especialmente si ha habido
antecedentes en la explotación.
-Los tratamientos químicos deben ir dirigidos a combatir a los adultos, aunque la larva
sea muy sensible, al encontrarse en el interior de la raíz, es muy difícil llegar a ella. Los
tratamientos se darán cuando aparezcan los primeros adultos. La época más apropiada
para realizarlos es entre la aparición de los adultos y el comienzo de su apareamiento.
Se recomienda utilizar zeta-cipermetrin al 10%.

-LIXUS (Lixus junci, Lixus scabricollis).

Constituye junto a los Cleonus los insectos más dañinos, tanto las larvas como los
adultos producen daños en la remolacha.
El adulto es un pequeño curculiónido de color pardo y tegumentos duros, apareciendo
generalmente en los primeros días de marzo, adelantándose o retrasándose según la
climatología. La puesta tiene lugar 3 días después del acoplamiento. La hembra
deposita un huevo en el orificio que hace en el tallo, la larva recién nacida mina el tallo
trazando una galería casi rectilínea; en ocasiones la larva penetra en el cuello de la
remolacha descendiendo hacia el interior de la misma.
Normalmente tiene dos generaciones anuales, ocasionando los mayores daños los
adultos de la 2ª generación en las hojas.

Control.

-El mejor control se consigue combatiendo a los adultos. Son efectivas las aplicaciones
con piretroides al amanecer.

-MARIPACA (Aubeonymus mariaefranciscae).

Este pequeño insecto tiene el cuerpo ovalado, robusto, negro, de aspecto brillante y
tegumentos poco marcados.
Su hábitat lo constituye la remolacha de secano o con riego de apoyo, encontrándose
casi exclusivamente en suelos fuertes con tendencia a formar costra.
Los adultos aparecen en otoño coincidiendo con la nascencia de la remolacha,
agrupándose en torno a las plántulas. Los primeros daños se pueden observar en la
remolacha recién nacida, observándose gran cantidad de plántulas muertas. Esta
mortalidad de plántulas está causada por la gran cantidad de mordeduras sobre los
cotiledones y las primeras hojas de la planta.
Una vez que la planta alcanza el estado de cuatro-seis hojas, es difícil que muera, pero
los agujeros ocasionados en la raíz por las picaduras impiden su normal desarrollo,
dando lugar a una disminución en el rendimiento.
En algunos casos, la elevada presencia de individuos trae consigo la necesidad de
realizar una o dos resiembras, o que ante una deficiente protección del cultivo no
compense realizar la recolección.

Control.

-Se trata de una plaga difícil de controlar, pues tiene una vida fundamentalmente
subterránea. Por tanto las primeras medidas de protección deben ir encaminadas a
proteger el cultivo en los primeros estados.
-Se recomienda evitar las siembras aisladas.
-Eliminar los residuos de cosecha en las parcelas aisladas.
-Se aconsejan las siembras tempranas.

-NEMÁTODOS (Heterodera schachtii, Meloidogyne incognita).

Los síntomas se presentan por "rodales" de plantas amarillentas, con poco vigor y gran
número de raíces con pequeños nódulos blancos (quistes) que pueden permanecer
durante mucho tiempo y dar lugar a malformaciones de difícil eliminación.

Control.

-Utilizar variedades tolerantes.


-Mantener la superficie libre de malas hierbas.
-En caso de elevados niveles de infección utilizar una alternativa de cultivo a muy largo
plazo.

-NOCTUIDOS.

Los adultos no son perjudiciales mientras que las orugas son muy voraces. Las larvas, al
caer el día, ascienden hasta la parte aérea de la planta o incluso se quedan por la
corona.
Los daños de esta plaga son mayores cuanto más pequeña es la planta pudiendo llegar
a defoliarla por completo. Se prefieren variedades de hojas gruesas ya que en éstas el
daño es menor.

Control.
-Insecticidas piretroides mediante aplicación foliar sobre las larvas.

-TIÑA (Scrobipalpa ocellatella).

Larva que se alimenta de las hojas del cogollo en los cuales hace galerías y las recubre
de seda. Provoca la defoliación de la planta.

-COLÉMBOLOS.

Son insectos blanquecinos y de un tamaño de unos 10 mm. Necesitan un ambiente


húmedo para vivir.
Se alimentan de las semillas por lo que dificultan la nascencia.

Control.

-Siembra en condiciones óptimas para que la nascencia sea lo más rápida posible.
-Proteger las semillas con insecticidas.

7.2. Enfermedades

-OIDIO (Erysiphe comunis).

Esta enfermedad se ve favorecida por la inversión de temperaturas calurosas y por el


empleo de agua calcáreas o salinas en el riego. La temperatura óptima para el
desarrollo de esta enfermedad ronda los 20ºC.
Los síntomas se manifiestan en las hojas exteriores, pues aparecen cubiertas por una
masa algodonosa blanca, de aspecto pulverulento.
El daño provocado por esta enfermedad es la reducción del rendimiento de la cosecha,
al disminuir la capacidad de fotosintetizar por la presencia de este hongo en las hojas.

-Control.

-Aplicación de fungicidas desde el primer momento en el que aparezcan manchas de


Oidio. El azufre debe ser el fungicida base y éste se mezclará o alternará con fungicidas
sistémicos.

-ROYA (Uromyces betae).

Esta enfermedad suele aparecer a finales de verano. Sus síntomas son de fácil
reconocimiento, pues aparecen pequeñas pústulas de 1 mm. de diámetro (soros) de
color marrón o anaranjado que contiene un polvillo rojizo que mancha al tocar,
instalándose tanto en el haz como en el envés de las hojas.
Los daños no son muy importantes, pero ataques muy fuertes pueden llegar a
ocasionar pérdidas de casi el 10% del rendimiento de la cosecha por desecación de las
hojas.
Control.

-El control más eficaz se lleva a cabo mediante la aplicación de fungicidas sistémicos de
la familia IBS.

-CERCOSPORA (Cercospora beticola).

El hongo causante de este enfermedad penetra en los estomas de las hojas de


remolacha, desarrollándose en su interior.

La enfermedad se manifiesta por rodales con aparición de manchas redondeadas de


color grisáceo, con halos de diferente color, uno rojo y otro marrón. Conforme avanza
la enfermedad las manchas se extienden uniéndose unas con otras, hasta llegar a
cubrir las hojas en su totalidad, como consecuencia las hojas acaban secándose.
Si el tiempo es húmedo, en el interior de las manchas, aparecen puntuaciones negras
rodeadas de una gran masa algodonosa y blanquecina (órgano reproductor del hongo).
Los daños ocasionados por esta enfermedad son elevados por varios motivos: pérdida
de masa foliar y el rebrote de la planta hace consumir las reservas de la raíz,
disminuyendo así la pérdida de azúcar.

Control.

-Este hongo tiene una gran capacidad de supervivencia en el suelo y por tanto, es
probable que se deba variar la rotación de cultivos de remolacha y realizar después de
la cosecha una labor de volteo profunda.
-Aplicación de fungicidas desde la aparición de las primeras manchas. Se debe repetir
la aplicación a los 21 días pero alternando fungicidas para evitar así la aparición de
resistencias.
-Se recomienda optar por variedades tolerantes a rizoctonia y que muestren menos
sensibilidad a Cercospora.

-MAL DEL CORAZÓN.

Se trata de una enfermedad carencial, que aparece si falta boro en el suelo o en los
fertilizantes; suele presentarse en verano y sus síntomas son los siguientes: la parte
central de la hoja se seca, ennegrece y acaba descomponiéndose. La enfermedad se
transmite desde las hojas hasta la raíz en su parte central que acaba por originar
también la pudrición.

-MAL VINOSO (Rhizoctonia violacea).

Es una de las enfermedades que produce más daños.


La raíz se ve envuelta por un micelio violáceo que se propaga de unas raíces a otras,
por tanto se observan rodales atacados en el cultivo.

Control.
-Desinfección de la semilla.
-Diseñar un buen drenaje para evitar encharcamientos y mejora de la estructura del
suelo.
-Emplear rotaciones de cultivo.

-MAL DEL ESCLEROCIO (Sclerocium rolfsii).

Esta enfermedad suele aparecer en los países cálidos y terrenos ácidos; siendo su
temperatura óptima de 30-35ºC, deteniéndose al descender a los 20ºC.

Control.

-Desinfección de la semilla, especialmente si antes han aparecido algunos casos en la


región.
-Arranque y quema de las plantas infectadas, haciéndolo igualmente en una franja
sana, próxima a la afectada.
-Solarización.
-Siembras tempranas para escapar de la enfermedad.
-Limpiar los equipos de recolección tras haber cosechado una parcela afectada.
-Control químico mediante fungicidas de la familia estrobilurinas.

-POMA (Phoma betae).

Los síntomas se manifiestan en forma de manchas redondeadas con puntuaciones


negras sobre las hojas.
Este hongo se desarrolla en unas condiciones de temperatura que oscilan entre los
20ºC. El hongo es capaz de introducirse en los tejidos de la planta y desarrollándose en
su interior.
Una semilla infectada puede presentarse normalmente sana durante el desarrollo de la
planta, pero dado un momento de su ciclo, la enfermedad acaba manifestándose.

Control.

-No repetir el cultivo.


-Dejar un mayor número de plantas en el aclareo.
-Aplicar un tratamiento fungicida a la semilla.
-Realizar prácticas culturales así como aplicar fertilizantes para favorecer el
crecimiento del cultivo.

-MILDIU DE LA REMOLACHA (Peronospora schachtii).

Este hongo ataca las hojas enrollando sus bordes, apareciendo una eflorescencias gris-
violáceas en el envés, que corresponden a la fructificación del hongo.

Control.

-Se aconseja llevar a cabo una correcta prevención.


-Eliminar las posibles remolachas silvestres existentes en la parcela.
-No realizar una excesiva fertilización nitrogenada.
-Densidades de plantación medias.
-Control químico preventivo mediante la aplicación de fungicidas.

-AMARILLEZ VIRÓTICA.

Esta enfermedad es originada por un virus que se propaga por medio de pulgones y, de
modo especial, por el pulgón negro de las habas, que es muy frecuente en la
remolacha y que transmite la enfermedad de una plantas a otras.
Los síntomas aparecen en verano mediante una coloración amarillenta en las hojas,
aunque estos síntomas se pueden confundir con otras clorosis parecidas. No obstante,
esta clorosis está originada por un virus que comienza a amarillear las hojas desde las
puntas hasta completar todo el limbo. La hoja se vuelve rígida y gruesa y al romperse
hace un crujido muy característico.
Los daños ocasionados producen una pérdida de peso de la raíz y del porcentaje de
azúcar.

Control.

-Combatir los pulgones.


-Si aparece la enfermedad arrancar y quemar las plantas atacadas, para que no sean
foco de infección.

-RIZOMANÍA.

Es una enfermedad producida por el virus Beet Necrotic Yellow Vein Virus (BNYVV),
transmitido por un hongo (Polymyxa betae) que vive en las plantas quenopodiáceas y
se propaga mediante el agua de riego.
Los síntomas que aparecen en la planta son muy diversos, las hojas se vuelven pálidas
o amarillentas con los peciolos alargados y las hojas más afiladas. También afecta a la
raíz, que aparece como una cabellera con numerosas raicillas finas con abultamientos.
Los daños son más severos si la enfermedad aparece más temprana, pues puede
alcanzar la podredumbre total de la raíz por otros patógenos y el rendimiento de la
cosecha descendería entre un 40 y 70%.

Control.

-Utilizar variedades tolerantes.


-Adelantar la siembra.
-Rotación de cultivos.

-LEPRA (Physoderma leproides).

Los daños aparecen sobre tanto sobre las hojas como en la corona de la raíz (tumores).
Las estaciones húmedas favorecen el desarrollo del hongo.
No se deben fragmentar los tumores ya que de este modo se dispersarían los
esporangios del hongo, extendiéndose así la enfermedad.

Control.

-Utilización de variedades tolerantes.


-Recurrir a siembras tardías.
-Subsolado previo a la siembra.
-Evitar encharcamiento.

-BACTERIOSIS (Pseudomonas syringae).

Los síntomas de esta enfermedad son manchas negras u oscuras de forma irregular
que se suelen situar en los bordes de la hoja. En casos severos, las hojas se rompen e
incluso se secan.
Provoca una intensa defoliación.
Se disemina fácilmente a partir de las salpicaduras del agua de lluvia.

Control.

-Siembras más tardías.


-Temperaturas elevadas y bajas humedades relativas favorecen la desaparición de los
síntomas.
-Tratamiento fungicida preventivo sobre las semillas.
-Control químico mediante la aplicación de cobre.

-MARRAS

Es una enfermedad que se puede deber a gran cantidad de factores pero se evitar
mediante:
Correcta profundidad de siembra.
Correcto plan de riego.
Correcta dosificación de herbicidas e insecticidas.

Remolacha - Estadios fenológicos de


desarrollo de la remolacha Beta vulgaris -
Codificación BBCH
Remolacha. Codificación BBCH de los estadios fenológicos de desarrollo de la remolacha azucarera
y forrajera Beta vulgaris L. ssp. vulgaris - Remolacha Meier et al., 1993
Código Descripción
Estadio principal 0. Germinación
00 Semilla seca
01 Comienzo de la imbibición; las semillas comienzan a absorber agua
03 Imbibición de la semilla terminada; el glomérulo empieza a cuartearse
05 La radícula emerge (raíz embrional) de la semilla (glomérulo)
07 Brote fuera de la semilla (glomérulo)
09 Emergencia: el brote traspasa la superficie del suelo
Estadio principal 1. Desarrollo de las hojas (estadio juvenil)
10 Estadio cotiledonar: cotiledones, desplegados horizontalmente;
1a hoja, visible,( tamaño cabeza de alfiler).
11 1er par de hojas, visible, sin desplegar todavía; (tamaño de arvejas/guisantes)
12 2 hojas (1er par de hojas), desplegadas
14 4 hojas (2o par de hojas), desplegadas
15 5 hojas, desplegadas
1. Los estadios continúan hasta
19 9 o más hojas, desplegadas
Estadio principal 3. Desarrollo de la roseta (cobertura del cultivo)
31 Comienza la cobertura del cultivo: 10 % de las plantas se tocan entre las hileras
32 20 % de las plantas se tocan entre las hileras
33 30 % de las plantas se tocan entre las hileras
34 40 % de las plantas se tocan entre las hileras
35 50 % de las plantas se tocan entre las hileras
36 60 % de las plantas se tocan entre las hileras
37 70 % de las plantas se tocan entre las hileras
38 80 % de las plantas se tocan entre las hileras
39 Cobertura del cultivo finalizada: acerca de 90 % de las plantas se tocan entre las hileras
Estadio principal 4. Desarrollo de las partes vegetativas cosechables
49 La raíz ha alcanzado el tamaño de cosecha
Estadio principal 5. Aparición del órgano floral (tallo principal)
51 Comienzo del alargamiento del tallo principal
52 Tallo principal, con 20 cm de longitud
53 Los puntos de inserción de los brotes laterales, visibles sobre el tallo principal
54 Brotes laterales, claramente visibles sobre el tallo principal
55 Las primeras flores individuales en los brotes laterales visibles
59 Primeras brácteas, visibles; botones florales, aún cerrados

Estadio principal 6. Floración (tallo principal)


60 Primeras flores de las inflorescencias inferiores, abiertas
61 Comienzo de la floración: 10 % de flores, abiertas
62 20 % de flores, abiertas
63 30 % de flores, abiertas
64 40 % de flores, abiertas
65 Plena floración: 50 % de flores, abiertas
67 Floración decreciente: 70 % de flores, abiertas
69 Fin de la floración: todas las flores, secas; conjunto del fruto visible
Estadio principal 7. Formación del fruto
71 Comienzo de la fructificación: semillas, visibles en la infrutescencia
75 Pericarpio, verde: fruto aún moldeable; perispermo, lechoso; tegumento seminal beige
Estadio principal 8. Maduración de frutos y semillas
81 Comienzo de la madurez: pericarpio, marrón-verde; color del tegumento seminal marrón claro
85 Pericarpio marrón claro; color del tegumento seminal marrón
87 Pericarpio duro; color del tegumento seminal marrón
89 Madurez total: tegumento seminal, de color normal (dependiente de la variedad y de la
especie); perispermo, duro
Estadio principal 9. Senescencia
91 Comienzo de la decoloración del follaje
93 La mayoría de las hojas, amarillentas
95 50 % de las hojas, amarronadas
97 Hojas, muertas
99 Partes cosechadas (semillas)

http://www.agroes.es/cultivos-agricultura/cultivos-herbaceos-extensivos/remolacha-
azucarera/538-remolacha-estadios-fenologicos-de-desarrollo

Caracteres morfológicos de la Remolacha


Es una planta bianual. Durante el primer año forma una roseta de hojas de limbo entero o
lobulado, con superficie lisa o rugosa y de pecíolos largos. Paralelamente hipertrofia la parte
superior de su raíz, formando un tubérculo hipocotileo, de forma alargada, redondeada o
aplastada, y de color rojizo a amarillento. Es carnoso y acuoso en su estado comestible. Si se corta
el tubérculo transversalmente se pueden observar capas concéntricas.
El segundo año emite el tallo floral que acaba en una inflorescencia compleja, larga y laxa. La
polinización es alógama y generalmente anemófila. Forma glomerulos que engloban de dos a tres
semillas. En un gramo se contabilizan entre 60-70 semillas. Tienen una capacidad germinativa de 4-
6 años.

http://www.agroes.es/cultivos-agricultura/cultivos-huerta-horticultura/remolacha/430-
remolacha-descripcion-morfologia-y-ciclo

CÓMO CULTIVAR REMOLACHA


By ecohortum

Posted 9 junio, 2013

In Hortalizas, Tipos de Cultivos

10

La reina de las verduras


El sabor de la remolacha es tan atractivo como su color. Una bocanada de aire fresco
en ensaladas y salsas pues su sabor dulce añade ese toque especial que la hace tan
distintiva como deliciosa. ¿Quieres cultivar remolachas en tu huerto en casa? Toma
nota para aprender los secretos de este vegetal de color inquieto.
Historia
La betarraga o remolacha es una verdura muy recomendada por ser rica en potasio,
betacaroteno, calcio y hierro. Su nombre científico es Beta vulgaris var. Conditiva y sus
orígenes se remontan al Norte de África, donde era cultivada desde hace unos 4.000
años. En un comienzo, los pobladores de la costa mediterránea consumían las hojas
mientras que la raíz –que comemos en la actualidad- era utilizada con fines
medicinales para combatir los dolores de muelas y cabeza. Fue en el siglo XVI cuando,
debido a su sabor dulce, la raíz fue incorporada a la dieta.
La siembra
Para cultivar remolacha debes tener un suelo fértil y con mucho potasio. Además,
recuerda que es un vegetal que requiere de semi-sombra para crecer. Si bien tolera las
heladas suaves la temperatura óptima para su desarrollo es entre 15 y 18 grados.
Al momento de la siembra, puedes plantar los ejemplares directamente en la tierra, en
surcos de 2 cm. de profundidad. Se recomienda remojar las semillas en agua un par de
días antes para favorecer la germinación.

Cuando comienzan a crecer las primeras hojas es hora de retirar de la tierra una planta
por medio para conseguir un mayor espacio para que las plantas que quedan crezcan
sin problemas. La separación dependerá del tamaño de las remolachas que queremos
obtener: si son pequeñas el espacio entre una y otra planta debe ser de 8 cm. Si son
más grandes las plantas deben tener una separación de 25 cm.

El riego
La planta crece mejor cuando el ambiente es fresco y húmedo pues la sequía la daña.
Es por eso que lo mejor será regarlas con agua abundante, en especial durante el
verano. Eso sí, evita el exceso de agua.

Plagas y enfermedades
Este es un listado de algunas de las plagas y enfermedades que pueden afectar a la
hora de cultivar remolacha:
 Pulgón negro: Una plaga que debilita la planta.
 Mosca de la remolacha: son insectos cuyas larvas perforan las hojas.
 Silfo de la remolacha: son escarabajos muy pequeños que infectan la planta.
 Mancha de la hoja: una enfermedad producida por un hongo.
 Pulguilla: un insecto que se come las hojas de la planta.
 Gusanos grises: gusanos que devoran el cuello de la raíz de la planta
 Anguilulas de la remolacha (nematodos): una enfermedad que produce parásitos en las
raíces.
 Virosis diversas
La poda
Para cuidar tus plantas puedes aporcarlas, es decir agregar tierra al lado de las plantas.
De esta forma evitarás las malas hierbas. Se recomienda hacerlo con frecuencia y, en
caso de que aparezcan estas enemigas, procura remover la tierra con cuidado evitando
dañar a tus remolachas pues ellas crecen muy cerca de la superficie.

La cosecha
Una buena noticia es que las remolachas pueden ser recolectadas en cualquier etapa
de desarrollo, desde las raleadas (es decir las que se quitan de la tierra antes de
tiempo) hasta las que completan su maduración.

Para recolectarlas, sólo hay que cortar las hojas de las remolachas dejando una
pulgada de tallos en las remolachas. Una vez realizada la cosecha, lo mejor será que
almacenes tus ejemplares en bolsas plásticas con agujeros y en el refrigerador o bien
una opción natural es guardarlas en hoyos al aire libre siempre y cuando sean
enterradas en otoño y antes de que la tierra se congele.

Cuidados imprescindibles
Nunca está de más conocer algunos trucos y secretos que facilitarán la tarea
de cultivar remolachas:
– Para combatir la mosca de la remolacha hay que arrancar las hojas infectadas y
quemarlas.

– Para no contraer el silfo de la remolacha se recomienda lavar la planta con agua con
nicotina.

– Cuida de no plantar demasiado profundo para evitar los tallos débiles.

– Se recomiendan las plantaciones en escala, con intervalos de 3 o 4 semanas hasta la


mitad del verano, para tener remolachas en todo momento.

Se ha develado el misterio, ya sabes como cultivar remolachas en tu mesa de cultivo.


Ahora bien… queda una pregunta flotando en el ambiente: ¿cómo quitar las manchas
provocadas por el pigmento de la remolacha luego de manipular el vegetal? Simple, la
sal de mesa ayuda a remover las manchas de la piel. Ya no hay excusas…

http://ecohortum.com/como-cultivar-remolacha/

ORIGEN
El origen de la remolacha de mesa se encuentra relacionado con la especie Beta
marítima, acelga marina o acelga bravía, originaria del Norte de África y que ya se
cultivaba hace 4.000 años. De esta primitiva especie se desarrollarían la acelga, con
abundante follaje, y la remolacha, de raíz carnosa y esférica.
Los pobladores de la costa mediterránea consumían las hojas de ambas especies
mientras que la raíz de la segunda era utilizada como remedio medicinal o fármaco en
forma de ungüento, contra los dolores de muelas y cabeza.
Aunque fue consumida por los romanos durante su dominio del Mare Nostrum, sería
en el siglo XV cuando se introduciría en la dieta de países como Francia y España,
aunque, como antaño, tan sólo se comerían sus hojas. Ya en el siglo XVI se
popularizaría el consumo de la dulce raíz de la remolacha en los países citados, además
de introducirse en Alemania e Inglaterra.
En el siglo XVIII el químico alemán Andreas Marggraf, miembro de la Academia de
Berlín, sería el primero en obtener azúcar sólido a partir del jugo de la remolacha. A
primeros del siglo XIX se comenzaría a comercializar desde una fábrica en Cunern
(Polonia).
Los bloqueos, que durante este período realizaban los ingleses a ciertos productos
del continente, contribuyeron a destacar la producción de este tipo de azúcar para
contrarrestar la carencia de azúcar de caña. Por este motivo, el emperador francés
Napoleón mandaría plantar en su país más de 30.000 hectáreas de remolacha,
contribuyendo a crear cerca de 40 fábricas repartidas por toda Europa, desde
Dinamarca hasta Rusia y Austria.
Con el paso del tiempo se especializaron las variedades, escogiendo para cada caso
las remolachas que presentaban una mayor calidad. En la actualidad, el consumo de la
variedad de mesa está muy implantado en países de la franja templada del planeta,
especialmente en Europa, con Francia e Italia como principales productores.
Producción en la Región de Murcia
En la Región de Murcia apenas se cultivan dos hectáreas de remolacha de mesa y
ninguna de remolacha azucarera y forrajera. Así, la producción se eleva hasta las 26-28
toneladas anuales, principalmente en el Municipio de Murcia.

http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=c,543,m,2714&r=ReP-23592-
DETALLE_REPORTAJESPADRE
FERTILIZACION O ABONADO

En el abonado de la remolacha se deben tener en cuenta varios factores:

 Altas necesidades en fósforo y potasio.

 Es importante dosificar el fósforo durante todo el ciclo.

 Máxima demanda en el 3º-4º mes de cultivo.

 Al final del crecimiento se debe bajar la proporción de nitrógeno, pues puede influir
negativamente en el rendimiento en azúcar.

 El magnesio y el Boro son elementos importantes para la remolacha.

http://www.gatfertiliquidos.com/remolacha.pdf

DENSIDAD DE LA SIEMBRA

http://www.fhia.org.hn/dowloads/ht_fhia_laesperanza_pdfs/hd16evaluac5denssiembraremol
acha.pdf