Está en la página 1de 602

CÓDIGO

PENAL
S I S T E M A T I Z A D O CON

JURISPRUDENCIA

JEAN PIERRE MATUS ACUÑA


Director

AbeledoPerrot
LegaiPublishing Chile
10-15
J^IfíTOS
SU J A
C- J
CODIGO PENAL
S I S T E M A T I Z A D O CON

JURISPRUDENCIA

JEAN PIERRE MATUS ACUÑA


DIRECTOR

CORTE SUPREMA

18739 C i
BIBLIOTECA

# AbeledoPerrof
LegalPüblishing Chile
I ODICiO PENAL
SISTK MATIZ \D<»CON JLRISPRUDHNC IA
i II Legal Publishing Chile • Miradores 3K3. piso 10. Santiago. Chile • Iciclón»: 5105000 • www.legalpublishing.cl
Registro de Propiedad Intelectual V ^oa o»? • I S.B.N. «*7x - <>56 - 346 - 003 - 2
Tiraje 100(1 ejemplares
Impresores: CyC Impresores - San Francisco 1434. Santiago
IMPRESO FN CHI1.F. PK1NTEI) IN CHILE

ADVI RTHNCIA

La Lev V I "'.336 sobre Propiedad Intelectual prohibe el uso no exceptuada de obras protegidas sin IJ autorización
expresa de los titulares de los derechos de autor. El fotocopiado o reproducción pur cualquier otro medio o
procedimiento, de la presente publicación, queda expresamente prohibido. Usos infractores pueden constituir
delito.
ÍNDICE DEL CÓDIGO PENAL

ÍNDICE DEL CÓDIGO PENAL

Pág.

Mensaje del gobierno acompañando el presente Código Pe-


nal al Congreso 1

LIBRO I

TÍTULO I
De los delitos y de las circunstancias que eximen de respon-
sabilidad criminal, la atenúan o la agravan 7
§1. De los delitos 7
§ 2. De las circunstancias que eximen de responsabilidad
criminal 22
§ 3. De las circunstancias que atenúan la responsabilidad
criminal 36
§ 4. De las circunstancias que agravan la responsabilidad
criminal 54
§ 5. De las circunstancias que atenúan o agravan la respon-
sabilidad criminal según la naturaleza y accidentes
d e l delito 69

TÍTULO II
De las personas responsables de los delitos 71

TÍTULO III
De las penas 81
SI. De las penas en general 81
§ 2. De la clasificación de las penas 91
§ 3. De los límites, naturaleza y efectos de las penas 94
Penas que llevan consigo otras accesorias 98
Naturaleza y efectos de algunas penas 102
§ 4. De la aplicación de las penas 114
Tabla demostrativa 117
Aplicación práctica de las reglas anteriores 123
§ 5. De la ejecución de las penas y su cumplimiento 148

TÍTULO IV
De las penas en que incurren los que quebrantan las sentencias
y los que durante una condena delinquen de nuevo 153
§ 1. De las penas en que incurren los que quebrantan las
sentencias 153
§ 2. De l a s p e n a s en que incurren los que duran-
te una condena delinquen de nuevo 157

Título V
De la extinción de la responsabilidad penal 161

I
CÓDIGO PENAL

Pág.

LIBRO II

CRÍMENES Y SIMPLES DELITOS Y SUS PENAS

TÍTULO I
Crímenes y simples delitos contra la seguridad exterior \
soberanía del Estado 191

TÍTULO II
Crímenes y simples delitos contra la seguridad interior del
I-stado I'IM

TÍTULO III
De los crímenes y simples delitos que afectan los de-
rechos garantidos por la Constitución 207
SI. De los delitos relativos a) ejercicio de los derechos
políticos y a la libertad de imprenta 207
§ 2. De los crímenes y simples delitos relativos al ejercicio
de los cultos permitidos en la República 208
t¡ i. Crímenes y simples delitos contra la libertad y se-
guridad cometidos por particulares 20!)
^ -4. IV los agravios inferidos por funcionarías públkosa los
derechos garantidos por la Constitución 217
S 5. De los delitos contra el respeto y protección a la vida
privada y pública de la persona \ su familia 229

TÍTULO IV
De los crímenes y simples delitos contra la le pública, de las falsi-
ficaciones, del falso testimonio y del perjurio 231
§1. De la moneda falsa ¿
^ 2. De la falsificación de documenios de crédito del Es-
tado, de las Municipalidades, de los establecimien-
tos públicos, sociedades anónimas o bancos de emi-
sión legalmenteautorizados
§ 3. De la falsificación de sellos, punzones, matrices, mar-
cas, papel sellado, timbres, estampillas, etc 239
§ 4. De la falsificación de documentos públicos o autén-
ticos 244
*» 5. De la falsificación de instrumentos privados 252
§ 6. De la falsificación de pasaportes, portes de armas
y certificados 25g
§ 7. De las falsedades vertidas en el proceso y del per-
jurio
S 8. Del ejercicio ilegal de una profesión y de la usurpa-
ción de funciones o nombres 267

TÍTULO V
De los crímenes y simples delitos cometidos por empleados
públicos en el desempeño de sus cargos 26Q

§ 1. Anticipación y prolongación indebida de funciones


públicas 269
§ 2. Nombramientos ilegales >()<J

II
ÍNDICE DEL CÓDIGO PENAL

Pág.

§3. Usurpación de atribuciones 269


§ 4. Prevaricación 270
§5. Malversación de caudales públicos 277
§ 6. Fraudes y exacciones ilegales 286
§ 7. Infidelidad en la custodia de documentos 295
§ 8. Violación de secretos 297
§ 9. Cohecho 300
§ 9 bis. Cohecho a funcionarios públicos extranjeros 307
§ 1 0 . Resistencia y desobediencia 308
§ 11. Denegación de auxilio y abandono de destino 309
§ 12. Abusos contra particulares 310
§ 1 3 . Disposición general 312

TÍTULO VI
De los crímenes y simples delitos contra el orden y la segu-
ridad públicos cometidos por particulares 314
§1. Atentados y desacatos contra la autoridad 314
§ 1 bis. Atentados y amenazas contra fiscales del Ministerio
Público y defensores penales públicos 319
§2. Desórdenes públicos 320
§ 2 bis. De la obstrucción a la investigación 320
§ 3. De la rotura de sellos 322
§ 4. De los embarazos puestos a la ejecución de los
trabajos públicos 323
§ 5. Crímenes y simples delitos de los proveedores 324
§ 6. De las infracciones de las leyes y reglamentos
referentes a loterías, casas de juego y de présta-
mo sobre prendas 324
§ 7. Crímenes y simples delitos relativos a la industria,
al comercio y a las subastas públicas 328
§ 8. De l a s i n f r a c c i o n e s de l a s leyes y reglamen-
tos relativos a las armas prohibidas 330
§9. Delitos relativos a la salud animal y vegetal 331
§ 10. De las asociaciones ilícitas 333
§11. De las amenazas de atentado contra las personas y
propiedades 339
§ 12. De la evasión de los detenidos 342
§ 13. De la vagancia y mendicidad 343
§ 1 4 . Crímenes y simples delitos contra la salud pública 344
§ 15. De la i n f r a c c i ó n de las leyes o r e g l a m e n t o s
sobre inhumaciones y exhumaciones 349
§ 16. Crímenes y simples delitos relativos a los ferroca-
rriles, telégrafos y conductores de corresponden-
cia 351

TÍTULO VII
Crímenes y delitos contra el orden de las familias y contra la
moralidad pública y contra la integridad sexual 359
§1. Aborto 3 5 9

§ 2. Abandono de niños y personas desvalidas 362


§ 3. Crímenes y simples delitos contra el estado civil de
las personas 3 6 5

§ 4. Del rapto 3 6 7

§ 5. De la violación 3 6 7

III
CÓDIGO PENAL

Pág.

6. Del estupro y otros delitos sexuales


S 7. Disposiciones comunes a los dos parralos anterio-
res 392
§ 8. De los ultrajes públicos a las buenas costumbres -400
S 9. Del incesto -*<>.*
§ 10. Celebración de matrimonios ilegales 404

TITI LO VIII
Crímenes y simples delitos contra las personas -408
SI. Del homicidio 408
«j 2. Del infanticidio 421
5 3. Lesiones corporales 424
§ 4. Del duelo 432
§ 5. Disposiciones comunes a los párrafos I, III y IV de
este Titulo 434
§6. De la calumnia 435
§ 7. De las injurias 438
ti s. Disposiciones comunes a los dos párrafos anterio-
res 451

TITULO l\
Crímenes > simples delitos contra la propiedad 455
S 1. De la apropiación de las c o s a s muebles aje-
nas contra la \oluntad de su dueño 455
S 2. Del robo con violencia o intimidación en las perso-
nas ¿ 4(ii
>í L Del robo con fuerza en las cosas 477
S 4. Del hurto 45H)
S 4 bis. Del a b i g e a t o 494
^ ">. Disposiciones comunes a los tres párrafos anterio-
ra 497
S3 bis. De la receptación 515
S<j. De la usurpación ' 3 1«
S7. De las defraudaciones ^>3
S8. Estafas y otros engaños
S9. Del incendio y otros estragos 545
10. De los daños 353
SU. Disposiciones generales

TÍTULO \
De los cuasidelitos

LIBRO III

TÍTULO I
De las faltas -j-

TITULO II
Disposiciones comunes a las faltas -qq

TÍTULO FINAL
De la observancia de este Código

INDICE DE .ARTÍCULOS CON JURISPRUDENCIA

IV
MENSAJE

CÓDIGO PENAL
MENSAJE DEL GOBIERNO ACOMPAÑANDO EL
PRESENTE CÓDIGO PENAL AL CONGRESO

CONCIUDADANOS DEL SENADO Y DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS:

La necesidad de una reforma en nuestra legislación penal se


hacía sentir de mucho tiempo atrás para poner en armonía el
estado presente de nuestra sociedad, el desarrollo que ha alcan-
zado en todas las esferas de su actividad, con los preceptos que
deben marcar sus límites y su campo de acción propia, fijando las
reglas supremas de lo lícito y lo ilícito.
La legislación española, apenas modificada por leyes patrias
especiales, adolecía de gravísimos defectos que hacían inacepta-
ble por más tiempo su subsistencia. La naturaleza de algunas de
sus penas y la apreciación de diversos delitos, se resienten de las
ideas dominantes en los tiempos remotos a que gran parte de esa
legislación corresponde. A más de esto, las nuevas instituciones
sociales y el ensanche que día a día reciben, han creado y crean sin
cesar derechos nuevos que la ley debe tomar bajo su amparo para
que prosperen y den los frutos de progreso y de riqueza, que sirven
de base sólida a las sociedades modernas. De aquí nacen vacíos en
nuestra legislación actual, que ella no ha podido prever, como for-
mada en una época en que tales derechos no habían alcanzado su
perfecto desarrollo, o que tal vez se desconocían por completo.
Deseoso de poner un término a este estado anómalo de cosas,
he procurado activar la conclusión del proyecto de Código Penal
estimulando el celo de la comisión encargada de redactarlo; y me
es grato someter ahora ese trabajo a vuestra aprobación, confian-
do en que le prestaréis la atención más decidida para que llegue
pronto a convertirse en ley de la República y a llenar las necesi-
dades importantísimas que debe satisfacer.
Al organizar el plan de este proyecto, se ha creído conveniente,
siguiendo el ejemplo de todos los Códigos modernos, establecer,
primero, los principios generales que constituyen la base del
sistema penal, analizando, en seguida, los diversos actos particu-
lares sometidos a la acción de la ley. De esta manera se obtiene
una distribución más lógica y ordenada comenzando por lo que

i
MENSAJE

pudiera llamarse la teoría del Código Penal, para venir después a


su aplicación práctica en las varias clases de delito.
Para poner en planta este sistema, habría bastado la forma-
ción de dos porciones independientes o dos libros. En el proyecto
se ha disidido, sin embargo, en tres, destinando el primero a la
clasificación general de los delitos, de las penas y de los casos y
circunstancias en que se agrava, se atenúa y desaparece o se ex-
tingue la responsabilidad criminal; el segundo, a la determinación
y castigo de los crímenes y simples delitos, y el tercero, por fin, a
la enumeración de las faltas y fijación de sus penas.
Este último, que en rigor debiera formar parte del segundo,
se ha considerado, no obstante, como libro separado, tomando
en cuenta que la materia de que se ocupa puede ser la base para
determinar los límites de distintas jurisdicciones entre los jueces
letrados o de mayor cuantía y los funcionarios superiores.
Sería largo enumerar las reformas que contiene el libro primero
con respecto a los principios que dominan en la legislación vigente.
Bastará mencionar entre las principales, la adopción de circunstan-
cias atenuantes y agravantes sometidas a reglas fijas, para apreciar
el grado de responsabilidad resultante de los delitos, la determi-
nación precisa de las únicas penas que la ley permite aplicar, y
la fijación de los preceptos a que debe someterse la prescripción
tanto de la pena como del delito; materias todas que si no pueden
considerarse olvidadas por completo en nuestras leyes penales, se
ofrecen en ellas a lo menos rodeadas de dudas y ambigüedades
que mal se av ienen con la claridad que debe distinguirlas.
En cuanto a lo primero, se ha procurado dar reglas bastante
comprensivas, pero precisas al mismo tiempo, para que puedan
fácilmente ser aplicadas por el tribunal en cualquier caso sometido
a su decisión. En esta materia, como en todo lo que concierne al
Derecho Penal, es indispensable confiar a la rectitud y al sano cri-
terio del magistrado gran parte de lo que debiera, en rigor, hallarse
consignado en la ley, pues no hay precepto alguno general, por claro
y perfecto que se suponga, que pueda suplir a la apreciación juiciosa
de los hechos, propia sólo del tribunal que los ve y los pesa.
La enumeración de las penas hace desaparecer para siempre de
la ley esos castigos bárbaros e indignos de figurar en la legislación
de un país civilizado que formaban, no obstante, parte de la nues-
tra, aun cuando su mismo excesivo rigor las hiciera inaplicables.
->
MENSAJE

Ha creído la Comisión redactara, que debía conservar la pena de


muerte, limitándola sólo a aquellos delitos que, como la traición,
el parricidio, convierten al delincuente en un enemigo declarado
y en un peligro cierto para el orden social. La agravación de otros
delitos a los cuales debe corresponder en casos ordinarios la mayor
pena fuera de la muerte, hace indispensable también la aplicación
de esta última, para que la ley tenga alguna sanción en esos casos
excepcionales de depravación.
Entre la pena de muerte y las penas temporales se han introdu-
cido los castigos perpetuos como un grado intermedio necesario
para mantener la progresión de la escala general. Preferible a la
muerte es, sin duda, la prisión perpetua, tanto porque ella con-
serva nuestro más precioso bien aunque sea limitado y sujeto a
privaciones, cuanto porque deja esperanza de obtener por indulto
la terminación o la atenuación del castigo.
Los otros grados de la escala penal se refieren a castigos co-
nocidos en la legislación vigente, y sólo se introducen en ellos
alteraciones para determinar con fijeza su significado, extensión
y efectos.
Respecto de la prescripción, contiene el Proyecto disposicio-
nes especiales para el castigo de los delitos no juzgados, para la
aplicación de las penas ya impuestas por sentencias y para la de-
terminación del valor que debe atribuirse a ciertas circunstancias,
deducidas de la repetición de delitos anteriores. En todos estos
casos se ha tomado en cuenta, para establecer la mayor o menor
duración del tiempo de prescripción, la gravedad del hecho a que
ella se refiere, aceptando prescripciones especiales de corto tiempo
para determinados delitos, como la injuria, el adulterio.
En la clasificación de los delitos de que se ocupa el libro segundo
se ha tomado como punto de partida la organización misma de
la sociedad a cuya estable conservación debe proveer ante todo
la ley.
Consecuente con esta idea, examina primero el Proyecto todos
los hechos que pueden importar un ataque a la soberanía o seguri-
dad exterior de la Nación; pasa después en revista los delitos contra
su seguridad interior, aquellos que impiden el libre ejercicio de los
poderes públicos y que destruyen la marcha regular del Estado.
Como una consecuencia del mantenimiento del orden interior
se hace necesario dictar preceptos para asegurar el completo

3
MENSAJE

y perfecto ejercicio de libertades individuales y todos los de-


rechos que especialmente garantiza a cada ciudadano la Carta
Fundamental; pues sin el ejercicio de estos derechos, el orden
vendría a ser tiranía y despotismo.
Sin embargo, no se ha creído que el Código Penal permanente
debiera contener las leyes especiales de imprenta y de elecciones,
porque sujeta a mudanzas continuas y dependientes más bien de
los movimientos políticos que de la organización estable de la
sociedad, necesitan ellas marchar separadas e independientes a
la par de esos movimientos, sin las trabas que su sola colocación
en un Código general les opondría.
Después de consignar las disposiciones relativas a los derechos
constitucionales, desarrollando la misma idea, se ocupa el Proyecto
de dar sólidas garantías para el ejercicio de los demás derechos
que dependen directamente de la organización del Estado, y dicta
reglas para robustecer la fe pública y la confianza de que debe
también revestirse el testimonio individual cuando ha de emplearse
como medio de prueba.
Afianzados de esta manera la seguridad exterior, el orden y la
tranquilidad interior junto con el libre ejercicio de los derechos
que de la organización propia del Estado tienen su origen, se hace
preciso reprimir todo acto que ponga en peligro esos benéficos
resultados; lo que se obtiene mediante el castigo de los funcio-
narios públicos que desconocen los deberes de su cargo; y de los
particulares que, por cualquier medio, sin atentar directamente
contra el orden establecido, embarazan su marcha regular.
Después de haber considerado bajo todos sus aspectos a la
sociedad en su conjunto, desciende el Proyecto a los detalles,
y principia, como es natural, por la familia, su constitución, los
ataques que pueden dirigírsele, sea por personas extrañas o por
los que de ella formen parte.
En pos de la familia viene el individuo aislado al cual puede
ofendérsele en su persona, en su honor, en sus bienes; y de aquí
nacen otras tantas series diversas de disposiciones penales para
prevenir o castigar tales ofensas.
Por último, el libro tercero enumera, sin otra distinción que la
de su gravedad, las diversas faltas que caen bajo la acción de la
Ley Penal, y pone fin a las varias materias de que el Proyecto se
ocupa.

4
MENSAJE

Tal es el plan adoptado en este trabajo, y los puntos princi-


pales que ponen de relieve los propósitos que se han abrigado al
redactarlo. Los fundamentos de sus disposiciones se hallan en
las propias ideas de la Comisión redactora, en varias leyes patrias
dictadas para reformar la antigua legislación española, que hasta
hoy nos rige, en esta misma legislación, en los Códigos modernos
de las principales naciones europeas y, sobre todo, en el Código
español, cuyos preceptos, al mismo tiempo que se armonizan con
las teorías penales umversalmente aceptadas en el día, ofrecen
para nosotros la ventaja de referirse a un estado de cosas que bajo
muchos respectos, se asemeja al nuestro, retratando creencias,
costumbres, hasta preocupaciones nacidas en la misma fuente.
No dudo que vosotros, convencidos de cuanto importa la pro-
mulgación como ley de la República del Proyecto de Código Penal,
que someto a vuestra aprobación, se la prestaréis adoptando al
efecto un procedimiento análogo al que se observó con los Códigos
Civil y de Comercio.
En consecuencia, y de acuerdo con el Consejo de Estado, someto
a vuestra aprobación el siguiente
PROYECTO DE LEY:
Artículo Único. Se aprueba el presente Código Penal que co-
menzará a regir desde el 1 de junio de 1874.
Dos ejemplares de una edición correcta y esmerada que deberá
hacerse inmediatamente, autorizados por el Presidente de la
República y signados con el sello del Ministerio de Justicia, se de-
positarán en las secretarías de ambas Cámaras, dos en el archivo
del Ministerio de Justicia y otros dos en la Biblioteca Nacional.
El texto de estos dos ejemplares se tendrá por el texto autén-
tico del Código Penal y a él deberán conformarse las ediciones o
publicaciones que del expresado Código se hicieren.
Santiago, octubre veintinueve de mil ochocientos setenta y
tres.
FEDERICO ERRÁZURIZ. José María Barceló.
Santiago, noviembre 12 de 1874.
El Presidente de la República, por cuanto el Congreso Nacional ha aprobado
el siguiente:

5
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I ART. I o

LIBRO PRIMERO'
TÍTULO I
DE LOS DELITOS Y DE LAS CIRCUNSTANCIAS QUE EXIMEN DE
RESPONSABILIDAD CRIMIN AL, LA. ATENÚAN O LA AGRAVAN
§ 1. De los delitos
Artículo I o . Es delito toda acción u omisión voluntaria penada
por la ley.

1 El articulo I o de la Ley N° 19.450, publicada en el Diario Oficial de 18 de


marzo de 1996, sustituyó las escalas de multas establecidas en el Código
Penal señaladas en sueldos vitales o en fracciones de sueldo vital, por otras
expresadas en unidades tributarias mensuales o fracción de unidad tributaria
mensual de acuerdo a la siguiente tabla de conversión:
a) De un décimo a un cuarto de sueldo vital, por media unidad tributaria
mensual;
b) De un cuarto a medio sueldo vital, por una unidad tributaria mensual;
c) De uno a cinco sueldos vitales, por dos a cinco unidades tributarias
mensuales;
d) De seis a diez sueldos vitales, por seis a diez unidades tributarias
mensuales;
e) De seis a quince sueldos vitales, por seis a quince unidades tributarias
mensuales;
f) De seis a veinte sueldos vitales, por seis a veinte unidades tributarias
mensuales;
g) De seis a cincuenta sueldos vitales, por seis a cincuenta unidades tributarias
mensuales;
h) De once a quince sueldos vitales, por once a quince unidades tributarias
mensuales;
i) De once a veinte sueldos vitales, por once a veinte unidades tributarias
mensuales;
j) De dieciséis a veinte sueldos \itales, por dieciséis a veinte unidades tribu-
tarias mensuales;
k) De veintiuno a veinticinco sueldos vitales, por veintiuna a veinticinco
unidades tributarias mensuales;
1) De veintiuno a treinta sueldos vitales, por veintiuna a treinta unidades
tributarias mensuales, y
m) De veintiuno a cincuenta sueldos vitales, por veintiuna a cincuenta uni-
dades tributarias mensuales.
En consecuencia, cada vez que en un determinado artículo del Código Penal
aparezca consignada alguna escala de multas en sueldos vitales o en fraccio-
nes de sueldo vital, deberá reemplazarse por la que corresponda en unidades
tributarias mensuales, de acuerdo con la tabla de conversión establecida en
este artículo.
/
.ART. 12 LIBRO PRIMERO - TÍTULO 1

Las acciones u omisiones p e n a d a s por la ley se reputan siempre


voluntarias, a no ser que conste lo contrario.
El que cometiere delito será responsable de él e incurrirá en la
pena que la ley señale, aunque el mal recaiga sobre persona distinta
de aquella a quien se proponía ofender. En tal caso no se tomarán
en consideración las circunstancias, no conocidas por el delincuente,
que agravarían su responsabilidad; pero sí aquellas que la atenúen.
CONCORDANCIAS A LSTE CÓDIGO:
Artículos 2o, 7o, 8o, 10, 18, 21, 63, 64 y 80.
CONCORD ANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 1 <> .V, ? incisos 6o, 7° y 8°; 73 y 80 A.
- Codujo Civil: artículos >)", 47, ¡451, 1459, 2284, 2314 y siguientes.
Código de Procedimiento Penal: artículos 1c, 39 y 456 bis.
Codigo Procesal Penal: artículos 4°, 5o, 58 y 340.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El fundamento en la ley penal para la comisión del ilícito requiere


la exigencia de tipicidad y de antijuridicidad, en conjunto con el requisito
de que el hecho delictivo sea resultado de una determinación anímica
del sujeto actuante, habiendo podido hacerlo de un modo diferente y
conforme a derecho.

Corte Suprema, 0"I0HI200H. Rol: 1405-2008, N° LegalPublishing: 39641

2) Si bien el encartado desplegó su accionar en contra de cuatro perso-


nas, el resultado querido, esto es, dar muerte a alguien, se verificó, toda vez
que hirió a la afectada, quien transitaba por el sitio de suceso, situación que
ninguna incidencia tiene para efectos de la calificación de los hechos como
constitutivos de un cuasidelito de homicidio, como pretende la defensa.
En efecto, en este tipo de delitos, donde por regla general, "la persona",
no es parte integrante del tipo, el error a su respecto, no tiene repercusión.
Así, el profesor Mario Garrido, al tratar el tema, explica que el error en
este tipo de injustos (homicidio y lesiones) es "inesencial" y señala que
debe atenderse a "si el objeto de la acción es o no intercambiable sin que
el tipo penal varíe. De modo que cuando los objetos sobre los que recae
la acción descrita por el tipo son intercambiables, los errores carecen de
interés en cuanto a sus consecuencias". (Mario Garrido Montt, Derecho

8
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

Penal, Parte General, tercera edición, páginas 96 a 98). Según el autor


referido, opinión que comparten estos sentenciadores, la solución a proble-
mas de la naturaleza como el delito materia de juicio, la da el inciso final
del artículo I o del Código Penal. En efecto, dicha norma señala que "El
que comete delito, será responsable aunque el mal recaiga sobre persona
distinta de aquella a quien se proponía ofender". Al respecto, haciéndose
cargo el Tribunal, de lo señalado por la defensa del acusado, respecto a
que los hechos corresponden a un cuasidelito de homicidio, por cuanto
su mandante no tuvo la intención de herir a la víctima, es preciso señalar
que dicha situación no es atendible, toda vez que dicha tesis se contradice
con la disposición legal referida. (Considerando 11° sentencia Tribunal
Oral en lo Penal).
Corte Suprema, 09/01/2008, Rol: 6345-2007, N° LegalPublishing: 38341

3) El parentesco entre el agresor y la víctima recién se ha revelado


con los exámenes de A D N practicados por el instituto médico legal;
no existen antecedentes que permitan sostener que el autor, a la fecha
de los hechos investigados, pudiera conocer su calidad de padre de la
menor; en consecuencia un eventual delito de incesto resulta imposible.
(Considerando 4 o ).
Corte Suprema, 02/11/2000, Rol: 3915-2000, N° LegalPublishing: 17653

4) La presunción de voluntariedad que señala el inciso segundo del


artículo I o importa para el juzgador demostrar de manera fehaciente que
el sujeto activo en el hecho ilícito, ha actuado con claro dominio de la
antijuridicidad de la conducta que se le reprocha.
En la especie, se absuelve a una persona, que si bien incurrió en irre-
gularidades, ellas no alcanzan a comprender todo el tipo penal. No se
configura dolo.
Corte Suprema, 10/11/2003, Rol: 344-2002, N° LegalPublishing: 29005

5) Existe preterintencionalidad cuando el evento típico supera la vo-


luntad de realización, el dolo de agente, el daño ocasionado con la acción
es cualitativamente mayor que el buscado o aceptado, provocando una
incongruencia entre los aspectos objetivos y subjetivos del hecho. Por lo
tanto, en los delitos denominados "fuera de la intención" (aquellos en

9
.ART. 12 LIBRO PRIMERO - TÍTULO 1

que ha mediado el error, aberrado ictus) no existe preterintencionalidad,


pues uno de sus presupuestos es que no haya dolo ni siquiera inicial, ni
eventual v debe ser sancionada de la forma establecida en el artículo Io
inciso tercero del Código Penal.
Corte Suprema, 23/03/2004, Rol: 4960-2003, N° LegalPublishing: 29863

6) Que, la figura del delito preterintencional no se encuentra defini-


da por nuestro derecho positivo, pero sí por la doctrina, estableciéndose
que esta figura se presenta cuando el evento típico supera la voluntad de
realización -el dolo- del hechor, provocando que el daño ocasionado con
la acción sea cualitativamente mayor que el buscado o aceptado por éste.
Señala Reyes Echandía, que la preterintención surge cuando el agente,
"habiendo dirigido su voluntad conscientemente hacia la realización de
un hecho típico y antijurídico, produce a la postre un resultado de esta
misma naturaleza pero diverso y más grave del que directa e inmediatamen-
te quería". (Alfonso Reyes Echandía, "Culpabilidad", Reimpresión, Edit.
Tcmis, Bogotá, 1991, pág. 115). Igualmente, Jiménez de Asúa señala "que
no cabe duda que la preterintencionalidad es un caso mixto de dolo y culpa:
dolo en cuanto al hecho pretende realizar con intención (minus delictum),
v culpa, en orden al resultado más grave que se produce (majus delictum)".
(Carlos Künsemüller L., Las Hipótesis Preterintencionales en Doctrina,
Estudios, Notas y Comentarios, Gaceta Jurídica N° 204, pág. 10).
Corte Suprema, 17/08/2005, Rol: 1 '00-2005, N° LegalPublishing: 32592

7) Que, contra lo que se sostiene en el recurso, la conciencia de que el


hecho es ilícito no es un elemento integrante del dolo, para cuya existencia
basta con que el autor conozca que en el caso dado concurren los presupuestos
objetivos del hecho descrito por el tipo respectivo y que quiera realizarlo. Por
el contrario, la conciencia de la ilicitud constituye un elemento autónomo
del juicio de reproche, vale decir, de la culpabilidad pues, en efecto, a nadie
puede reprochársele haber ejecutado una conducta si no era consciente de
que se encontraba jurídicamente prohibida, ya que en tales circunstancias
carecía de motivos para abstenerse de incurrir en ella. Esta posición, que es
absolutamente dominante en las legislaciones, la jurisprudencia y la doctrina
comparada, tiende también a serlo en la nacional.

10
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

Que, con arreglo a lo expuesto, cuando el autor, como en el caso de autos,


se encuentra en error de prohibición, su comportamiento típico es doloso,
pero resulta excluida la culpabilidad, siempre que su falta de conciencia de la
ilicitud sea invencible (esto es, inevitable o excusable). Ello es así, porque para
dirigirle un reproche por haberse conducido contra los mandatos o prohibi-
ciones del ordenamiento jurídico, basta con que el individuo haya tenido la
posibilidad de conocerlos y que no la haya aprovechado. Por eso, cuando el
sujeto incurre en un error de prohibición que le habría sido posible superar
poniendo el cuidado que le era exigible, su conducta usualmente habrá de
ser castigada como dolosa, si bien con una pena que puede ser atenuada.
Que, sin embargo, hacen excepción a lo dicho en el razonamiento ante-
rior aquellos casos en los cuales la falta de conciencia de la ilicitud se debe a
que el autor cree, equivocadamente, que en el caso concreto concurren los
presupuestos de una causal de justificación. En ellos, en efecto, si bien es
cierto que su error es de prohibición y, por consiguiente, cuando es vencible
o evitable subsiste el dolo de tipo, ha de tratárselos de manera más benigna y,
precisamente, "como si" en tal evento concurriera sólo imprudencia (culpa).
Ello se explica, porque en tal situación, a diferencia de lo que ocurre en los
restantes casos de error de prohibición, el autor se comporta de una manera
"fiel al derecho". En efecto, si su representación de los hechos no fuera errónea
y correspondiera a la realidad, el ordenamiento jurídico la hubiera valorado
como él lo hace, y lo habría efectivamente autorizado para realizar la conducta
típica. "Cuando el autor acepta equivocadamente los presupuestos de una
causa de justificación reconocida por el Derecho, está ausente la apostasía
de los valores de la comunidad jurídica característica de los delitos dolosos.
El castigo sobre la base del tipo doloso no resulta justificado porque, como
consecuencia del error, el dolo no se muestra como portador del desvalor
de la actitud interna propio de los hechos dolosos". Por otra parte, además,
el motivo del tratamiento privilegiado de esta clase de error reside "en su
menor (que no inexistente) desvalor de acción. Tal minoración se deriva de
la conciencia del autor que cree estar obrando justificadamente y que aquí
se refiere a una causa de justificación reconocida por el Derecho (el autor
cree actuar legalmente en el sentido del Derecho positivo existente)".

Corte Suprema, 27/10/2005, Rol: 461-2003, N° LegalPublishing: 33086

11
.ART. 12 LIBRO PRIMERO - TÍTULO 1

Artículo 2 o . Las acciones u omisiones que cometidas con dolo


o malicia importarían un delito, constituyen cuasidelito si sólo hay
culpa en el que las comete.
CONCORDANCIAS A ESTF CODIC.O:
Artículos 1 ° IOS" 13, 150 A, 224, 225, 228, 229, 234, 243, 289, 302, 317, 329,
333, 337, 343, 490 a 493. 495 Y" 21.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículo 19 V i incisos 6°, 7° y 8o.
- Código Civil: artículos 44. 1459, 2284, 2314 y siguientes.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Para tipificar un hecho como cuasidelito debe encontrarse proba-


do que el involucrado en él ha incurrido en culpa, esto es en una falta
de aquella diligencia o cuidado que debemos observar al dirigir nuestra
conducta diaria. Es un elemento esencial de la culpa la previsibilidad del
resultado, esto es, la facultad que tiene una persona para representarse la
consecuencia que podría producirse si actuara de una manera determinada:
hay culpa cuando el sujeto, pudiendo representarse razonablemente una
consecuencia dañosa si ejecuta un acto voluntario, lo realice materialmente
sin esa representación o reflexión, o bien, previéndolo lo ejecuta confiado
en que dicho resultado no se producirá. En consecuencia, la culpa no existe,
por lo tanto el hecho no puede calificarse como cuasidelito sancionado
penalmente, cuando la secuela dañosa de esa acción es imprevisible, según
las circunstancias fácticas del mismo, o no representable para el hechor,
configurándose en tal hipótesis un caso fortuito.
Por último, si bien es cierto que cuando un conductor ha incurrido
en una infracción a las normas del tránsito se presume que ha actuado
imprudentemente y con negligencia, esto es, que ha incurrido en culpa
que lo hace responsable de las consecuencias de su obrar de esta manera,
no es menos cierto que esta culpa debe ser la causa jurídica, llamada tam-
bién causa basal, de ese resultado de manera que eliminando mentalmente
ese actuar negligente del actor y suponiendo a éste diligente y cuidadoso,
no se habría producido el accidente ni sus consecuencias hasta llegar al
resultado fatal que se sanciona.

Corte Suprema, 1-i¡03/2000, Rol: 691-2000, N° LegalPublishing: 16662

12
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 20/06/1996, Rol: 33393-1995, N° LegalPublishing:
13931
Corte Suprema, 14/07/1994, Rol: 29516, N° LegalPublishing: 13026

2) La tipificación de los delitos culposos resulta excepcional en nuestro


ordenamiento, como lo declaran los artículos 4 o y 10 N° 13 del Código
Penal y, en general, queda reservada a los ilícitos contra las personas,
aunque en algunos casos singulares, por razones de política criminal, el
legislador consagró tales casos extraordinarios, como acontece tratándose
de las declaraciones tributarias y por eso mismo se emplean fórmulas
lingüísticas capaces de delimitar con nitidez el tipo doloso del culposo.
A ello obedecen las expresiones "maliciosamente", "omisión maliciosa",
"dolosamente falseados" o "procedimientos dolosos". En consecuencia,
no se trata de locuciones que requieran un dolo específico distinto del
genérico que señala el artículo 1 ° del Código Penal, ya que sólo tienen la
finalidad de deslindar la figura culposa del artículo 97 N° 3 del Código
Tributario con los tipos dolosos de su N° 4, lo que no resulta necesario
en otras falsificaciones respecto de las cuales no se tipifican conductas
culposas.
Corte Suprema, 17/11/2010, Rol: 297-2009, N° LegalPublishing: 46554

3) Que, la prueba del dolo en cuanto integrado por elementos psicoló-


gicos que yacen en la psique del sujeto activo del delito, ha de basarse en
circunstancias anteriores, coetáneas y posteriores al hecho, que demuestren
al exterior el íntimo conocimiento y voluntad del agente, toda vez que
como todo lo que se guarda en lo más profundo del ser anímico, sólo puede
probarse por una serie de datos que manifiesten la intención querida. De
esta manera, del propio comportamiento del sujeto activo es de donde, en
definitiva, cabe extraer las consecuencias en orden a establecer si el sujeto
obró con desconocimiento de la significación antijurídica de su acción,
o bien, por el contrario, no se trata más que de una apertura retórica de
defensa. Q u e , por consiguiente, el dolo sólo puede determinarse por un
proceso de inducción. Estos juicios de inferencia, como actualmente se
prefiere denominarlos, permiten al tribunal a quo, mediante una operación
lógica deducir de los hechos probados la concurrencia de los componentes

13
ARTS. 3 " 4 " LIBRO PRIMERO - TÍTULO I

anímicos del suceso delictuoso. En base a las consideraciones precedentes,


es indudable que las pruebas indirectas, indicios o presunciones, revisten sin
duda aptitud probatoria y su utilización en el proceso será siempre necesaria,
debiendo tenerse particularmente en consideración que, como apunta un
autor, "la intención criminal sólo puede ser puesta en evidencia de manera
indirecta (Mauricio Silva Cancino: "Las Presunciones Judiciales y Legales,
Editorial Jurídica ConoSur, segunda edición, Santiago, año mil novecientos
noventa y cinco, página 50). De modo que cuando no existe prueba directa
de un concreto estado de la conciencia o de la voluntad, ha de acudirse
a la denominada prueba de indicios, para a través de hechos acreditados
inferir la realidad de este estado de espíritu del autor de la infracción penal.
En definitiva, el dolo ha de inducirse, lícita y racionalmente, de cuantas
circunstancias giran alrededor -antes, durante y después- de la conducta
enjuiciada, en cuyo análisis no pueden faltar el estudio de la personalidad del
agente, sus conocimientos, su formación, su profesionalidad, su situación
social y sus intereses (sean económicos, profesionales, altruistas u otro), de
manera tal que por su medio adquieran los jurisdicentes un conocimiento
cierto respecto de la pretensión del actuante.

Corte Suprema, 06/10/2009, Rol: 5128-2008, N° LegalPublishing: 42623

Artículo 3 o . Los delitos, atendida su gravedad, se d i s i d e n en


crímenes, simples delitos y f a l t a s y se califican de tales s e g ú n la
pena que les está a s i g n a d a en la escala general del artículo 21.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDJGO:
Artículos 7°, 8o, 9o, 21, 50 y siguientes, 62 y siguientes, 94, 97, 178, 419, 494 a
501.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 13, 17 N° 2 y 3, 19 N° 3 incisos 7° y 8o.
- Código Civil: artículo 497 9.

Artículo 4 o . La división de los delitos es aplicable a los cuasi-


delitos que se califican y penan en los c a s o s especiales que deter-
mina este Código.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos IO S° 13. 150 A. 224, 225, 228, 229, 234, 243, 289, 302, 317, 329, 333,
337, 343, 490 a 493, 495 N° 21.

14
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Código Civil: artículos 44, 2284, 2314 y siguientes.
Código Procesal Penal: artículo 241.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) La tipificación de los delitos culposos resulta excepcional en nuestro


ordenamiento, como lo declaran los artículos 4 o y 10 N° 13 del Código
Penal y, en general, queda reservada a los ilícitos contra las personas,
aunque en algunos casos singulares, por razones de política criminal, el
legislador consagró tales casos extraordinarios, como acontece tratándose
de las declaraciones tributarias y por eso mismo se emplean fórmulas
lingüísticas capaces de delimitar con nitidez el tipo doloso del culposo.
A ello obedecen las expresiones "maliciosamente", "omisión maliciosa",
"dolosamente falseados" o "procedimientos dolosos". En consecuencia,
no se trata de locuciones que requieran un dolo específico distinto del
genérico que señala el artículo 1 ° del Código Penal, ya que sólo tienen la
finalidad de deslindar la figura culposa del artículo 97 N° 3 del Código
Tributario con los tipos-dolosos de su N° 4, lo que no resulta necesario
en otras falsificaciones respecto de las cuales no se tipifican conductas
culposas.
Corte Suprema, 17/11/2010, Rol: 297-2009, N° LegalPublishing: 46554

Artículo 5 o . La ley penal chilena es obligatoria para t o d o s los


habitantes de la República, inclusos los extranjeros. Los delitos
cometidos dentro del mar territorial o adyacente quedan sometidos
a las prescripciones de este Código.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 100, 106 y 472.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Constitución Política: artículo 19N°2y 3.
Código Civil: artículo 593.
- Código de Procedimiento Penal: artículos Ioy 2o.
- Código Procesal Penal: articulo 1
- Código Orgánico de Tribunales: artículos 5o y 6o.
- Código de Derecho Internacional Privado: articulo 296.

15
ARTS. <>"-7' LIBRO PRIMERO - TÍTULO I

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El artículo 5 o del Código Penal, el artículo I o del Código de


Procedimiento Penal y el artículo 5 o del Código Orgánico de Tribunales,
sientan el principio de la territorialidad como factor de la jurisdicción de
nuestros tribunales.
Corte Suprema, 28112/2000, Rol: 4376, N° LegalPublishing: 17823
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 18/10/2000, Rol: 3891-2000, N° LegalPublishing: 17467
Corte Suprema, 10/08/1999, Rol: 2627-1999, N° LegalPublishing: 16199

Artículo 6 o . Los crímenes o simples delitos perpetrados fuera


del territorio de la República por chilenos o por extranjeros, no
serán castigados en Chile sino en los casos determinados por la
ley.
CONCORDANC IAS A ESTF. CÓDIGO:
Artículos 106, 174 y 425.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 5o, 11, 19 N° 2 y 3.
Codigo Civil: artículos 14, 15, 5(> y 57.
Codigo de Procedimiento Penal: artículos 1 635 y siguientes.
- Código Procesal Penal: artículos 13, 431 y siguientes.
Código Orgánico de Tribunales: artículo 6o.
Código de Derecho Internacional Privado: articulo 296.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley S° 19.366 sobre Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas.
D.O. 1S. 10.1995 (texto refundido Decreto con Fuerza de Ley N° 1): artícu-
lo 55.
- Ley \v 12.927 sobre Seguridad del Estado. D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto A " 890): artículos 4o letra g, 27 letra l.

Artículo 7 o . Son punibles, no sólo el crimen o simple delito


consumado, sino el frustrado y la tentativa.
Hay crimen o simple delito frustrado cuando el delincuente
pone de su parte todo lo necesario para que el crimen o simple
delito se consume y esto no se verifica por causas independientes
de su voluntad.

16
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

Hay tentativa cuando el culpable da principio a la ejecución


del crimen o simple delito por hechos directos, pero faltan uno o
más para su complemento.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 1 9o, 52 y siguientes, 111, 117, 169, 177, 191, 213, 444, 450y481.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 19.366 sobre Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas.
D.O. 18.10.1995 (texto refundido Decreto con Fuerza de Ley N° 1): artícu-
lo 24.
- Ley 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículo 7°.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Existe delito frustrado toda vez que el agente realiza todos los actos
que abandonados a su curso natural darían como resultado la consuma-
ción del delito. Si el resultado no se ha producido todavía es porque faltan
elementos causales que no consisten en actos del agente, sino en actos de
terceros o de fenómenos naturales. Existe tentativa, en cambio, cuando
faltan hechos para el complemento de un crimen o simple delito, y esto
ocurre cuando no se han llevado a cabo todos los actos que objetivamente
conducirían a la realización del tipo legal, con independencia de la repre-
sentación del autor y sus posibilidades de actuación.

Corte Suprema, 26/10/2010, Rol: 1779-2010, N° LegalPublishing: 46889

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 28/05/2008, Rol: 1394-2008, N° LegalPublishing: 39105
Corte Suprema, 24/12/2007, Rol: 5415-2007, N° LegalPublishing: 37894
Corte Suprema, 31/10/2007, Rol: 4834-2007, N° LegalPublishing: 37851
Corte Suprema, 18/06/2007, Rol: 2470-2007, N° LegalPublishing: 36586
Corte Suprema, 10/01/2007, Rol: 2850-2005, N° LegalPublishing: 35844
Corte Suprema, 23/08/2004, Rol: 2344-2004, N° LegalPublishing: 30734
Corte Suprema, 08/07/2004, Rol: 1985-2004, N° LegalPublishing: 30429
Corte Suprema, 16/06/2004, Rol: 1611-2004, N° LegalPublishing: 30314
Corte Suprema, 05/01/2004, Rol: 346-2004, N° LegalPublishing: 29730

2) Para los efectos de sancionar un delito, el legislador considera di-


versas etapas en su desarrollo. En efecto, el inciso segundo del artículo

17
.ART. 12 LIBRO PRIMERO - TÍTULO 1

7 o del Código Penal ha definido lo que se entiende como frustración, al


disponer que hay crimen o simple delito frustrado "cuando el delincuente
pone de su parte todo lo necesario para que el crimen o simple delito se
consume y esto no se verifica por causas independientes de su voluntad".
Sabemos que respecto al delito consumado, la ley no ha dado definición
alguna; en el inciso primero del artículo 7o sólo indica que es punible y
en el inciso final del artículo 50 del mismo Cuerpo Punitivo, se señala
que siempre que la ley designe la pena de un delito, se entiende que la
impone al consumado. Debe convenirse que la consumación es la etapa
superior del iter criminis, en atención a que se produce cuando la acción
típica corresponde al resultado esperado.
Corte Suprema, 20/12/2005, Rol: 5125-2005, N° LegalPublishing: 33501

3) En el caso "sub-lite" nos encontramos frente a una tentativa desis-


tida, puesto que el autor, si bien dio principio a la ejecución del delito
por hechos directos, se interrumpió voluntariamente antes de completar
el comportamiento punible, abandonando el propósito consumativo.
Aunque nuestra ley, a diferencia de otras más perfectas en esta materia,
no contiene un precepto expreso sobre los efectos de la tentativa desistida,
es opinión unánime de práctica y doctrina que ella excluye la punibilidad
por el hecho intentado. Eso se deduce de que, con arreglo al inciso 2 o del
artículo 7o del Código Penal, el delito frustrado sólo es susceptible de pena
si el delito no se ha consumado por causa independiente de la voluntad
del hechor, de suerte que por el contrario, queda impune cuando la falta
de resultado típico es atribuible a una contraactividad voluntaria del autor.
Ahora bien, si eso es así cuando se trata de un delito frustrado, en que
el sujeto ha hecho mucho más (todo lo necesario para que el crimen o
simple delito se consume), con mayor razón ha de serlo cuando ha hecho
menos, esto es, dar únicamente principio a la conducta típica pero sin
llegar a concluirla.
Corte Suprema, 19/07/2001, Rol: 1610-2001, N° LegalPublishing: 25169

4) Dentro del recinto donde se expone la mercadería no es posible


presumir que se pueda consumar una apropiación, al no darse los presu-
puestos del delito consumado, que son para el hechor comportarse como

18
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

propietario de la especie y para la víctima que haya salido de su esfera de


resguardo.
Corte Suprema, 16/06/2004, Rol: 1611-2004, N° LegalPublishing: 30314

5) Si el sujeto no logra poner en marcha el vehículo en el que se en-


cuentran las especies de las que pretende apropiarse porque se lo impide
el propietario del mismo, su delito se encuentra en grado de frustrado.
Corte Suprema, 07/04/1997, Rol: 4050-1996, N° LegalPublishing: 14420

6) La distinción entre tentativa y frustración no guarda relación con


la voluntariedad o involuntariedad de la interrupción de la actividad del
agente, pues en ambos casos esa interrupción debe ser involuntaria. En
el caso sub lite, quien intenta sustraer una radio de un automóvil y es
sorprendido en el interior del mismo, ha cometido un delito de robo con
fuerza en las cosas que se encuentran en bienes nacionales de uso público
tentado.
Corte Suprema, 20/06/2001, Rol: 199-2001, N° LegalPublishing: 18848

7) La descripción de la conducta del agente, en el grado de tentada, se


complementa con la del correspondiente tipo penal que fija la conducta
en grado de consumada.
Corte Suprema, 24/02/2004, Rol: 5688-2003, N° LegalPublishing: 29755

8) El legislador, para los efectos de sancionar un delito considera di-


versas etapas en su desarrollo. En cuanto al delito consumado, la ley no
lo ha definido, tan sólo en el inciso final del artículo 50 del Código Penal
señala que la pena asignada a un delito se impone al delito consumado.
De lo dicho tendrá que convenirse que la consumación es la etapa
superior del iter criminis, ya que ella se produce cuando la acción típica
corresponde al resultado esperado y que la ley ha prohibido u ordena, el
delito consumado se realiza tanto subjetivamente para el hechor, como
objetivamente para la víctima, es decir, se han cumplido no sólo los requi-
sitos de la descripción legal, sino que también su parte objetiva, subjetiva
y la lesión del bien jurídico protegido.
Corte Suprema, 16/06/2004, Rol: 1611-2004, N° LegalPublishing: 30314

19
.ART. 12 LIBRO PRIMERO - TÍTULO 1

9) Q u e en el caso en estudio se realizaron los actos directos necesarios


para poner en marcha un curso causal apto para producir el hecho típico
querido, el que no logra consumarse por móviles independientes de la
voluntad del enjuiciado y no porque la acción u objeto sobre el cual el
hecho se habría cometido, en ningún caso fuese posible, acorde con la
naturaleza del objeto al que se dirige o los medios con los que fue comen-
zado, pudo alcanzar la consumación al criterio del hombre medio dotado
de raciocinio normal.
Corte Suprema, 29/03/2006, Roí: 2425-2003, N° LegalPublishing: 34011

Artículo 8 o . La conspiración y proposición para cometer un


crimen o un simple delito, sólo son punibles en los casos en que
la ley las pena especialmente.
La conspiración existe cuando dos o más personas se conciertan
para la ejecución del crimen o simple delito.
La proposición se verifica cuando el que ha resuelto cometer
un crimen o un simple delito, propone su ejecución a otra u otras
personas.
Exime de toda pena por la conspiración o proposición para
cometer un crimen o un simple delito, el desistimiento de la ejecu-
ción de éstos antes de principiar a ponerlos por obra y de iniciarse
procedimiento judicial contra el culpable, con tal que denuncie a
la autoridad pública el plan y sus circunstancias.
CONCORDANCIAS A F.STE CÓDIGO:
Artículos 111, 125 y 129.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORM AS:
- Ley • 12.927 sobre Segu rielad del Estado. D. O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto Xo 890): articulo 23.
- Ley 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículo 7°.
- Ley 19.366 sobre Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas.
D.O. 18.10.1995 (texto refundido Decreto con Fuerza de Ley N° 1): artícu-
lo 24.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) La conspiración, definida en el artículo 8o del Código Punitivo


como el concierto de dos o más personas para la ejecución de un crimen

JO
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

o simple delito, no tiene lugar cuando el hecho se comienza a ejecutar


porque en tales casos los actos dejan de ser preparatorios pasando a con-
figurar el conato u otra etapa ulterior del iter criminis.

Corte Suprema, 19/03/1997\ Rol: 4584-1996, N° LegalPublishing: 14336

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 07/01/2004, Rol: 5385-2003, N° LegalPublishing: 29525

2) En el delito frustrado - e n este caso un homicidio- el resultado no


sobreviene por causas que deben ser ajenas e independientes de la voluntad
del sujeto activo, habiendo éste puesto todo de su parte para consumar
el delito.

Corte Suprema, 15/11/2000, Rol: 3827-2000, N° LegalPublishing: 17635

Artículo 9 o . Las faltas sólo se castigan cuando han sido


consumadas.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 7o, 50, 94, 97, 103, 178, 419, 494 y siguientes.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) La remisión al artículo 7o del Código Penal, no resulta esclarecedora,


toda vez que esta última disposición legal se refiere tan sólo a los crímenes y
simples delitos y no a las faltas, las que por expresa disposición del artículo
9 o del mismo texto legal son sancionables, cuando se encuentran consu-
madas. Además, el artículo 494 bis inciso final, tampoco cumple con otro
elemento básico de la teoría del delito, cual es la tipicidad, toda vez que
omitió describir, expresamente, los elementos que conforman el tipo de la
acción antijurídica que pretende sancionar. En consecuencia, el imputado,
ha admitido responsabilidad en el hecho descrito en el requerimiento, el
cual no se encuentra debidamente penalizado por el legislador.

Corte Suprema, 10/01/2005, Rol: 313-2005, N° LegalPublishing: 31858

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 16/08/2004, Rol: 3128-2004, N° LegalPublishing: 30707

21
.ART. 12 LIBRO PRIMERO - TÍTULO 1

§ 2. De las circunstancias que eximen de


responsabilidad criminal
Artículo 10. Están exentos de responsabilidad criminal:
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Art. 10 V" 1: artículos 11 Xo 1, 73, 81;
Art. 10 Xo 2: artículos 72. S7;
Art. 10 Xo 3: artículos 72, S7;
Art. 10 X" 4: artículos 11 1, 73;
Art. 10 \" 5: artículos 11 V" 1, 73;
Art. 10 Xo 6: artículos 11 X" 1, 73;
Art. 10 Xo 7: artículos 11 l, 73, 145, 176;
Art. 10 ;V" ,S; artículos 71, 490;
Art. I0X° 9: artículos 11 Xo 1, 73;
Art. 10 \" 10: artículos 11 Xo 1, 73;
Art. 10 Xo 12: artículos I, 11 Xo 1, 73;
Art. 10 X" 13: artículos J", -/''. ¡50 A. 224, 225, 228, 229, 234. 243, 289, 302, 317,
329, 330. 332. 333, 337. U3. 490 a 492, 495 Xo 21.

C 0 \ C 0 R L " > \ N C L \ S A OTROS CÓDIGOS:


Art. 10 X" 1:
- Código Civil: artículos 451) y siguientes, 1447, 2318, 2319;
Art. 10 V 2:
- Codujo Civil: artículos 2(>, 234, 314, 1447, 2319;
Art. 10 .V" 3:
- Código Civil: artículos 2(>, 234. 314, 1447, 2319;
Art. 10 "
- Código Civil: articulo 932;
Art. 10 X" 8:
- Código Civil: artículos 44, 45;
Art. 10 Xo 9:
- Código Civil: artículos 45, 1451, 1456, 1457;
Art. 10 Xo 12:
- Código Civil: artículo 45;
Art. 10 .Y" 13:
- Código Civil: 44, 2284, 2314 y siguientes;
Art. 10 X" 4:
- Código de Justicia Militar: artículo 208;
Art. 10 Xo 10:
- Código de Justicia Militar: artículos 214, 334 y 335;
- Código de Procedimiento Penal: artículos 109, 408, 409, 682 y siguientes;
- Codigo Procesal Penal: artículos 250, 252, 455 y siguientes;
- Código Tributario: articulo 110 Xo 2 y 3.

TI
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I ART. 10

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


- Ley N° 16.618 sobre Menores. D.O. 08.03.1967: artículos 28, 29 N° 4, 5 y 6.
- Ley N° 12.927 sobre Seguridad del Estado. D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): artículo 24 a) N° 12.
- Ley N° 13.305. D.O. 06.04.1959: artículo 152.
- Ley N° 20.084, sobre Responsabilidad de los Adolescentes por Infracciones a
la Ley Penal. D.O. 07.12.2005: artículo 60.

1. El loco o demente, a no ser que haya obrado en un intervalo


lúcido, y el que, por cualquier causa independiente de su voluntad,
se halla privado totalmente de razón 1 .

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 10 N° 1)

1) Del informe siquiátrico, se infiere que, al momento de cometer el


hecho punible, el procesado, padecía al menos de trastorno por estrés pos-
traumático crónico y de depresión mayor. Hecho que no es constitutivo de
la eximente contemplada en el artículo 10 N° 1 del Código Penal, porque
el afectado por tales trastornos no se encontraba privado completamente
de razón, pero sí es constitutivo de la minorante de contemplada en el
artículo 11 N° 1, en relación con el artículo 10 N° 1, ambos del Código
Penal. En efecto, señala el informe que el procesado presenta un trastor-
no por estrés postraumático crónico, y que al momento de cometer el
delito, presentaba una depresión mayor con algunos síntomas sicóticos,
desencadenada por la muerte de su hermano, la situación económica, la
separación matrimonial, y la enfermedad grave de su padre con riesgo
vital. Depresión que sería el factor que impidió un adecuado juicio de la
realidad al momento de cometer el delito.
Corte Suprema, 18/08/2004, Roí: 2809-2004, N° LegalPublishing: 30694

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 16/09/2009, Rol: 7220-2008, N° LegalPublishing: 42693
Corte Suprema, 12/01/2004, Rol: 4809-2003, N° LegalPublishing: 29531
Corte Suprema, 01/04/2003, Rol: 4908-2002, N° LegalPublishing: 26901

i Los acápites 2 o y 3 o fueron suprimidos por la Ley N° 18.857, publicada en el


Diario Oficial de 6 de diciembre de 1989.
ART. IO LIBRO ('RIMERO - TÍTULO I

Corre Suprema, 28/01/2003, Rol: 271-2003, N° LegalPublishing: 26174


Corte Suprema. 29/09/2003, Rol: 3100-2003, N° LegalPublishing: 28632
Corte Suprema, 05/05/2003, Rol: 1031-2003, N° LegalPublishing: 26^53
Doctrina en sentido contrario:
1) No beneficia al encartado la minorante consagrada en el artículo 11
N° 1 del Código Penal, en relación con la eximente del artículo 10 N° 1
del mismo cuerpo legal, ello por cuanto, fue el mismo procesado el que
se puso voluntariamente en tal estado de embriaguez y/o drogadicción,
por lo que estos sentenciadores se apartarán del informe psiquiátrico, en
cuanto concluye que su adicción a la droga y su embriaguez patológica
constituyen una disminución de la imputabilidad, puesto que se encon-
traba en estado de intoxicación y, por tanto, de enajenación mental tran-
sitoria, toda vez que el mismo peritaje, constata que está lúcido, orientado
en el tiempo, espacio y situación personal, y que su lenguaje es pobre y
está de acuerdo a su medio sociocultural, añadiendo que el pensamiento
no presenta alteraciones de velocidad, curso ni estructura, y que no hay
alteraciones psicóticas; la capacidad de abstracción es deficiente, y su
inteligencia está dentro del rango normal lento.
Corte Suprema, 2610312003, Rol: 902-2003, N° LegalPublishing: 28364

2) No obstante existir una pericia que determina la demencia del


imputado, el hecho de haber sido realizada varios meses después del acae-
cimiento de los hechos no permite al sentenciador adquirir la convicción
de que tal demencia estaba presente al momento de ocurrir los hechos y,
por ende, se rechaza esta causal de exculpabilidad.

Corte Suprema, 02/11/2000, Rol: 3175-2000, N° LegalPublishing: 17569

3) La concurrencia de la minorante del artículo 11 N° 1, en relación


con el artículo 10 N° 1, ambas del Código Penal, se hace consistir en
dificultades para controlar impulsos, personalidades inmaduras, influencia-
miento por sus pares, haber sido tratado cuando más joven por consumo
de drogas, circunstancia que no acreditan la atenuante invocada ya que
para su procedencia es necesario haber acreditado en autos elementos que
indiquen etapas del desarrollo del hecho que constituye la eximente, es
decir, la locura o demencia o la privación total de razón.
Corte Suprema, 2-i!03/2004, Rol: 4982-2003, N° LegalPublishing: 29921

2-1
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

4) Q u e , según la opinión absolutamente dominante tanto en el derecho


comparado como en la doctrina nacional, la declaración de inimputabi-
lidad por enajenación mental debe hacerse en concreto, esto es, caso a
caso, teniendo en cuenta, por consiguiente, los antecedentes relevantes
para cada uno de ellos. De este modo, el que respecto de un cierto hecho
es declarado inimputable, puede no serlo respecto de un acontecimiento
distinto. Con arreglo a lo expuesto en el razonamiento anterior, el previ-
niente estima que este mismo criterio debe ser empleado cuando se trata
de pronunciarse sobre la incapacidad para ser juzgado conforme a las reglas
del debido proceso a causa de una enajenación de esa clase.

Corte Suprema, 25/10/2005, Rol: 3988-2005, N° LegalPublishing: 33073

2. El menor de dieciocho años. La responsabilidad de los me-


nores de dieciocho años y mayores de catorce se regulará por lo
dispuesto en la ley de responsabilidad penal juvenil. 1

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 10 N° 2)

1) Los adolescentes imputados por delito de competencia de los tribu-


nales militares deben ser siempre juzgados por los tribunales ordinarios,
conforme a la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil.
El artículo 10 N° 2 del Código Penal ordena que la responsabilidad
penal de los mayores de catorce, pero menores de dieciocho años se
regulará de acuerdo a lo dispuesto en la Ley de Responsabilidad Penal
Juvenil, la cual vino a dar cumplimiento a lo ordenado en la Convención
de los Derechos del Niño, a fin de promover el establecimiento de pro-
cedimientos, autoridades e instituciones específicas para el juzgamiento
de los niños a los que se impute una infracción de ley penal, por lo que
corresponde que los menores que estén exentos de responsabilidad penal

1 Este número fue sustituido por la letra a) del artículo 60 de la Ley N° 20.084,
publicada en el Diario Oficial de 07 de diciembre de 2005. El artículo I o
transitorio de esta ley establece que esta modificación entrará en vigencia
dieciocho meses después de su publicación en el Diario Oficial.
El texto de este número, anterior a su reemplazo era el siguiente:
"2. El menor de dieciséis años.".

25
ART. 10 LIBRO PRIMERO - TÍTULO I

sean puestos a disposición del tribunal competente en asuntos de familia


-artículo 135 del Código de Justicia Militar-, mientras que aquellos que
no estén exentos deben ser juzgados por el juez de garantía o el tribunal
de juicio oral en lo penal respectivo.
Corte Suprema, 07/11/2007 Rol: 5441-2007 N° LegalPublishing: 37737
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 16/09/2009, Rol: 5972-2009, N° LegalPublishing: 42595
Corte Suprema, 20/11/2007, Rol: 5440-2007, N° LegalPublishing: 38442

3. Derogado. 1
4. El que obra en d e f e n s a de su p e r s o n a o derechos, siempre
que concurran las circunstancias siguientes:
Primera. Agresión ilegítima.
Segunda. Necesidad racional del medio e m p l e a d o p a r a impe-
dirla o repelerla.
Tercera. Falta de provocación suficiente por parte del q u e se
defiende.-'

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 10 N° 4)

1) I. Se descarta que el acusado haya provocado la agresión de que


fue objeto, lo cual impediría que concurriera el tercer elemento requerido
por la eximente de responsabilidad penal del artículo 10 N° 4 del Código
Penal - l a legítima defensa-, ya que su reacción de perseguir a quienes
habían sustraído especies de su negocio atiende precisamente al ilícito del
que fue objeto, y no constando que haya incurrido en algún exceso, al
no probarse ni resultar verosímil que disparó contra la gente, o de frente

1 Este número fue derogado por la letra b) del artículo 60 de la Ley N° 20.084,
publicada en el Diario Oficial de 07 de diciembre de 2005. El articulo I o
transitorio de esta ley establece que esta modificación entrará en vigencia
dieciocho meses después de su publicación en el Diario Oficial.
El texto de este número, anterior a su derogación era el siguiente:
"3. El mayor de dieciséis años y menor de dieciocho, a no ser que conste que
ha obrado con discernimiento.".
- Este número fue modificado por la letra a) del artículo 1 ° de la Ley N° 19.1 <>4,
publicada en el Diario Of icial de 2 de septiembre de 1992.
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

al occiso o estando éste en el suelo, su actitud no constituye provocación


suficiente.
II. Resulta irrelevante si la agresión que el acusado sufría de parte del
occiso se acometía o no con arma blanca, toda vez que en el escenario en
que se encontraba el acusado, la agresión que recibía, estando el occiso
en un completo estado de embriaguez que incrementaba su agresividad, y
atendido el hecho que le impedía la huida de quienes se le venían encima
lanzándole piedras, revestía caracteres de actual y extremadamente grave,
porque generaba un peligro para la integridad corporal e incluso la vida
del atacado, existiendo la agresión ilegítima que autoriza la reacción de-
fensiva del acusado.
III. Q u e d a demostrada la necesidad racional del medio empleado por
el acusado para repeler el ataque -arma de fuego-, pues no es la existencia
de un cuchillo -el cual se alega usaba el occiso, pero que no fue recu-
perado-, la que permite tener por demostrada la proporcionalidad del
medio empleado en su defensa por el acusado, sino que debe estarse a las
circunstancias fácticas que rodean la agresión. La necesidad racional del
medio de reacción en la legítima defensa no se refiere a proporcionalidad
matemática sino a razonabilidad, atendidas las particularidades del caso
concreto. Es así como frente al ataque de un individuo y la acechanza
de varios más, estando la víctima en el suelo e inmovilizada, un disparo
parece haber sido lo único que podía hacer en su defensa, porque no resulta
posible tampoco suponer cuál otro habría sido un elemento más efectivo
y menos dañino del cual hacer empleo.

Corte Suprema, 03/05/2007, Rol: 6466-2005, N° LegalPublishing: 36297

2) Está acreditado que el imputado, quien había sido objeto de un robo,


se premunió de un arma de fuego, con la que salió en persecución de los
autores de la sustracción con el objeto de recuperar las especies sustraídas
y tras interceptarlos disparó en tres ocasiones en contra de tales sujetos,
la última directamente al cuerpo de uno de ellos, causándole lesiones que
le originaron posteriormente la muerte. Este hecho constituye el delito
de homicidio simple. Debe rechazarse la petición de absolución, fundada
en la concurrencia de la eximente de legítima defensa.
Corte Suprema, 12/10/2004, Rol: 199-2003, N° LegalPublishing: 31069

27
.ART. 12 LIBRO PRIMERO - TÍTULO 1

3) Q u e cabe rechazar la defensa del procesado, en cuanto pide su abso-


lución, por estimar que no tuvo su defendido una participación culpable y
penada por la ley, ya que concurriría en la especie la circunstancia atenuante
de responsabilidad penal que señala el artículo 10 N° 4 del Código Penal,
esto es la legítima defensa, ya que no consta en autos que concurran los
requisitos que hacen procedente esta eximente. Por de pronto, no concurre
el primer requisito, esto es, la agresión ilegítima, ya que, si bien es cierto,
hubo pugilatos previos a la agresión con arma blanca, consta en autos que
el encausado se refugió en el domicilio de sus padres, desprendiéndose que
medió un lapso de tiempo entre su ingreso al domicilio y su salida del mismo,
por todas las acciones que realizó en el interior, esto es, cruzó el interior del
patio, despertó a la mujer que vive con su padre, a quien le pidió el arma
blanca y posteriormente salió a la vía pública, donde lo esperaba la persona
que resultó fallecida. Por otro lado, tampoco hubo necesidad racional del
medio empleado para impedirla o repelerla, ya que el uso del arma blanca,
en la forma que se empleó, siendo penetrado el cuerpo del afectado en, al
menos, 10 ocasiones, como refiere el protocolo de autopsia, descarta que
haya sido el uso de dicho instrumento, el medio racional para impedir la
supuesta agresión, de parte de un hombre desarmado, la cual en todo caso,
como va se hizo referencia, no ha sido acreditada. Asimismo, no concurre
en la especie, el tercer requisito, esto es, la falta de provocación suficiente por
parte del que se defiende, ya que del mérito de los antecedentes, se desprende
que existieron pugilatos y enfrentamientos previos entre ambos individuos.
Corte Suprema, 2 i!l2/2003, Rol: 4187-2003. N« LegalPublishing: 29470
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 15/10/2003, Rol: 4166-2003, N° LegalPublishing: 28723
Corte Suprema, 15/07/2003, Rol: 1823-2003, N" LegalPublishing: 26930
Corte Suprema, 04/12/2002, Rol: 4388-2002, N" LegalPublishing: 31181
Corte Suprema, 11/06/2002, Rol: 1477-2002, N° LegalPublishing: 24660

4) Si una persona es agredida físicamente y sufre contusiones faciales


que son diagnosticadas como leves, el efectuar cuatro disparos resulta
una conducta desproporcionada que no permite tener por configurada
la legítima defensa.

Corte Suprema, 04/04/2001, Rol: ^52-2000, N» LegalPublishing: 18503

28
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

5) Para demostrar una legítima defensa es necesario señalar que se


incurre en tal causal, cuando los jueces de la instancia han invertido el
peso de la prueba, o rechazado pruebas que la ley admite, o han aceptado
otras que la ley rechaza, o finalmente se desconoce el valor probatorio
que la ley asigna a los antecedentes producidos en el proceso, situacio-
nes que no se plantean en el recurso para obtener la nulidad del fallo
impugnado.
Corte Suprema, 25/03/2004, Rol: 634-2002, N° LegalPublishing: 29886

5. El que obra en defensa de la persona o derechos de su cón-


yuge, de sus parientes consanguíneos legítimos en toda la línea
recta y en la colateral hasta el cuarto grado inclusive, de sus afines
legítimos en toda la línea recta y en la colateral hasta el segundo
grado inclusive, de sus padres o hijos naturales o ilegítimos re-
conocidos, siempre que concurran la primera y segunda circuns-
tancias prescritas en el número anterior, y la de que, en caso de
haber precedido provocación de parte del acometido, no tuviere
participación en ella el defensor.
6. El que obra en defensa de la persona y derechos de un ex-
traño, siempre que concurran las circunstancias expresadas en
el número anterior y la de que el defensor no sea impulsado por
venganza, resentimiento u otro motivo ilegítimo.
Se presumirá legalmente que concurren las circunstancias
previstas en este número y en los números 4. y 5. precedentes,
cualquiera que sea el daño que se ocasione al agresor, respecto
de aquel que rechaza el escalamiento en los términos indicados
en el número 1. del artículo 440 de este Código, en una casa,
departamento u oficina habitados, o en sus dependencias, o, si
es de noche, en un local comercial o industrial y del que impida
o trate de impedir la consumación de los delitos señalados en
los artículos 141, 142, 361, 302, 365 bis, 390, 391, 433 y 436 de
este Código. 1

1 Este párrafo fue modificado por el número 1 del artículo I o de la Ley


N° 20.253, publicada en el Diario Oficial de 14 de marzo de 2008, en
el sentido'de sustituir las expresiones "365, inciso segundo," por "362,
365 bis".

29
.ART. 10 LIBRO PRIMERO - TÍTULO I

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 10 N° 6)

1) Con arreglo al articulo 10 N° 6 del Código Penal, obsta a la concu-


rrencia de la legítima defensa de extraños, el que el defensor obre "impul-
sado" por venganza, resentimiento u otro motivo ilegítimo. Ahora bien,
"impulsar" quiere decir tanto como "promover una acción" (Diccionario
de la Real Academia de la Lengua), esto es, "determinar" a la realización
del acto. Por consiguiente, para resolver que en una situación dada no
concurre el requisito de la legítima defensa agregado a la de terceros por
el N° 6 o del artículo 10 del Código Penal, sería preciso entender acre-
ditado que el único motivo que empujó al individuo a la realización del
comportamiento defensivo fue el "resentimiento" o la "venganza". En
cambio, si, como ocurre en el caso "sub-lite", el procesado obró también,
y primordialmente, porque conociendo la agresión ilegítima dirigida en
contra del tercero, tenía la voluntad de intervenir para hacerla fracasar, hay
que negar que su conducta haya sido "impulsada" por el motivo ilegítimo
y tiene que concederse la justificante.
De los antecedentes concurrentes en el caso "sub-lite" resulta que, si
bien es posible que el procesado haya tenido motivos de resentimiento
respecto de la víctima, es lo cierto que, cuando le dio muerte obraba con
el propósito manifiesto de defender a su madre adoptiva, y a la hija de
ésta, por lo cual dichos "motivos" cesaron de tener el efecto excluyente de
la justificante que pretende acordarles la recurrente, dado que no consti-
tuyeron el impulso exclusivo del comportamiento del procesado.

Corte Suprema, 27/07/2004, Rol: 3898-2002, N° LegalPublishing: 30579

2) La vindicación o venganza no permite configurar la causal de legíti-


ma defensa de terceros, aun cuando sea próxima, pues tal causal se orienta
a impedir o repeler, pero no vengar, una agresión ilegítima.
Corte Suprema, 07/0^/1997, Rol: 4351-1996, N° LegalPublishing: 14432

7. El que para evitar un mal ejecuta un hecho que produzca


daño en la propiedad ajena, siempre que concurran las circuns-
tancias siguientes:
I a . Realidad o peligro inminente del mal que se trata de
evitar.

:io
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

2 a . Que sea mayor que el causado para evitarlo.


3 a . Que no haya otro medio practicable y menos perjudicial
para impedirlo.
8. El que con ocasión de ejecutar un acto lícito, con la debida
diligencia, causa un mal por mero accidente.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 10 N° 8)

1) La eximente de responsabilidad del artículo 10 N° 8 del Código


Penal, quien con ocasión de ejecutar un acto lícito, con la debida diligen-
cia, causa un mal por mero accidente, está referida al caso fortuito, razón
por la cual no puede tenerse por concurrente si el resultado lesivo para el
bien jurídico afectado no fue producto de un mero accidente, sino efecto
inmediato del comportamiento negligente del procesado, quien, al infrin-
gir las disposiciones reglamentarias del tránsito público, no actuó con la
diligencia requerida en el ámbito de relación e incurrió en el cuasidelito
por el que fue acusado.

Corte Suprema, 28/04/2008, Rol: 4736-2007, N° LegalPublishing: 38976

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 23/12/2004, Rol: 4526-2002, N° LegalPublishing: 31622

2) No es posible estimar que una tecnóloga médica encargada del banco


de sangre no haya tenido participación culpable y penada por la ley en el
ilícito que se investiga o que opere en su favor la eximente de responsabi-
lidad criminal del N° 8 o la del N° 10, ambas del artículo 10 del Código
Penal. Ella debió tomar todas las precauciones para enviar la sangre que
se le solicitó. Al no tomar la mínima precaución para comprobar que la
sangre enviada era del grupo que correspondía a la paciente y que ya había
sido enviada antes por ella misma y al remitir una sangre incompatible,
actuó en los hechos con negligencia culpable ya que primero hizo rotular
el envío con el nombre de la paciente y en segundo lugar porque sólo
después de haberlo entregado realizó la prueba de compatibilidad.
El anestesista, si bien al realizar la transfusión de sangre a la paciente
lo hizo aplicándole una de grupo sanguíneo diferente al adecuado, lo que
causó la muerte de la paciente, sin embargo su actuar fue accidental ya
que no podía estar al tanto ni aun con los mejores cuidados, que desde

31
ART. 10 LIBRO PRIMERO - TÍTULO I

la unidad de sangre de donde se había enviado la anterior, esta vez, con


el nombre de la paciente se enviara una sangre incompatible. En conse-
cuencia, su responsabilidad se encuentra exenta por el artículo 10 N° 8
del Código Penal.
Corte Suprema, J9/01/2005, Rol: 9-2003, N° LegalPublishing: 31808

9. El que obra violentado por una fuerza irresistible o impulsado


por un miedo insuperable.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 10 N° 9)

1) La causal de inculpabilidad del X" 9 del artículo 10 del Código


Penal, está referida al temor de sufrir un mal grave e inminente, requiere
que la coacción vaya acompañada de sufrimientos actuales o pasados que
produzcan en el ánimo de quien la sufre una perturbación que cohiba su
voluntad hasta colocarla en la alternativa de decidir entre sufrir el daño
que crea amenazado o de inferir a su vez un daño a quien efectúa la ame-
miza. Se ha sostenido por la jurisprudencia que el peligro del mal ha de ser
inminente, esta condición va implícitamente comprendida en la gravedad
y seriedad del mal que se amenaza. Más aun, uno de los elementos de la
seriedad de la amenaza es su inminencia, es decir, el mal debe aparecerse
de tal forma indubitable, que no sea posible sustraerse a él sino mediante
la comisión del delito. Además debe ser insuperable, esto es, injusto y
grave y sin que pueda contrarrestarse de otro modo que causando un daño
material a quien lo amenaza o intimida.
Corte Suprema, 29/0^/2008, Rol: 3549-2008, N° LegalPublishing: 39561

2) El hecho de descubrir la existencia de una infidelidad matrimonial


no importa de suyo que el sujeto obre impulsado por una fuerza irresisti-
ble al dar muerte al amante de la cónyuge si, como en el caso sub lite, ha
mediado un tiempo significativo entre el conocimiento de la situación y
la perpetración del homicidio.

Corte Suprema, 30/04/1997, Rol: 4330-1996, N" LegalPublishing: 14431

10. El que obra en cumplimiento de un deber o en el ejercicio


legítimo de un derecho, autoridad, oficio o cargo.

,i2
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 10 N° 10)

1) No procede aplicar la eximente de responsabilidad del artículo 10


N° 10 del Código Penal, la obediencia debida o cumplimiento de un
deber, desde que no resultan aplicables los artículos 214, 334 y 335 del
Código de Justicia Militar pues, para que concurra la eximente se requiere,
copulativamente: a) que se trate de la orden de un superior, b) que sea
relativa al servicio y c) que si la orden tiende notoriamente a la perpe-
tración de un delito, sea representada por el subalterno e insistida por el
superior, condiciones que no se cumplen en la comisión de los hechos
investigados. En efecto, no puede estimarse que la orden de detención
y el traslado de la víctima a un recinto clandestino de detención sea una
actividad propia del servicio.
Corte Suprema, 10/09/2009, Rol: 5847-2008, N° LegalPublishing: 42598
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 08/09/2008, Rol: 6308-2007, N° LegalPublishing: 39828
Corte Suprema, 07/12/2004, Rol: 617-2003, N° LegalPublishing: 31580

2) Aunque se cumple con el requisito de la calumnia consistente en que


la imputación sea de un delito que pueda perseguirse de oficio, cuando se le
atribuye al querellante, en un programa televisivo de denuncia, participación
en una banda que se dedica a la estafa, tal acción típica no es antijurídica,
toda vez que se encuentra autorizada por la causal de justificación del ar-
tículo 10 N° 10 del Código Penal, que exime de responsabilidad penal a
quienes obran en el ejercicio legítimo de un derecho y oficio, toda vez que
el periodismo es el ejercicio legítimo de un oficio y la libertad de opinar e
informar corresponde al legítimo ejercicio de un derecho. En efecto, son
derechos fundamentales del estado democrático la libertad de emitir opi-
nión y la de informar sin censura previa, libertades cuya única limitación
es responder de los delitos y abusos que importen. La protección al honor
y la privacidad ceden al interés general de la sociedad si existe conveniencia
pública de conocer las conductas, hechos o cualidades de una persona.

Corte Suprema, 18/06/2007, Rol: 2274-2007, N° LegalPublishing: 36588


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 19/11/2001, Rol: 4361-2000, N° LegalPublishing: 25285

33
.ART. 12 LIBRO PRIMERO - TÍTULO 1

3) Q u e constando que los querellados por acusación calumniosa, de-


nunciaron la violación de su hija menor de edad, denuncia respecto a la cual
se sobreseyó al querellante en estos autos, y existiendo respecto de ellos un
deber jurídico proveniente no sólo de una ley ordinaria sino que de normas
constitucionales e internacionales sobre garantías fundamentales de rango
igualmente constitucional, cabe sostener que los querellados han obrado en
cumplimiento de un deber constitucional y legal de cuidado y protección
respecto de su hija menor, que no pudo ser cumplido en el caso y, dadas las
circunstancias que se ventilan en autos, sino en virtud de la formulación
de una denuncia ante los órganos policiales competentes, para acceder a la
justicia con miras a la solución del conflicto jurídico penal en que se vio
involucrada su hija menor de edad, por lo que se aplica a su respecto la causal
de exclusión de responsabilidad del artículo 10 N° 10 del Código Penal.
Corte Suprema, 26/06/2002, Rol: 162-4-2002, N° LegalPublishing: 24 718

4) La causal de justificación consistente en obrar en cumplimiento de


un deber, cuando se refiere específicamente al deber de obediencia que
se debe a un superior jerárquico, supone que la orden de ese superior sea
legítima.
Corte Suprema, 2l)/03/2000, Rol: 2894-2000, N» LegalPublishing: 16604

5) En el caso sub lite', el procesado se encontraba, precisamente, en


un error sobre los presupuestos de hecho de una causal de justificación. En
efecto, la compleja trama de circunstancias fácticas que precedieron a la
ejecución de su comportamiento típico, incrementada por la intervención
casi con toda seguridad fraudulenta de terceros intermediarios, lo condujo
a la creencia errada de que, como el automóvil que había ordenado vender
no le había sido efectivamente pagado, el ordenamiento lo facultaba para
obtener la solución de la deuda sustrayendo el vehículo de quien detentaba
su posesión, al obrar así, pensaba ejercitar legítimamente un derecho y,
en consecuencia, se creía cubierto por la causal de justificación a que se
refiere el artículo 10 N" 10 del Código Penal.
Corte Suprema, 27/10/2005, Rol: 1-2003, N° LegalPublishing: 33086

6) Tratándose, como sucede en la especie, de agentes del Estado su-


jetos a la rígida disciplina castrense, reforzada incluso en la época de los

34
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

hechos por las excepcionales circunstancias que vivía el país, es preceptivo


interrogarse respecto de la forma en que cada uno de los autores pudo
intervenir, a través de la libre expresión de su voluntad, en la planificación
de las circunstancias fácticas que rodearon el homicidio de la víctima y,
en consecuencia, en la preparación del acto delictivo, para garantizar su
ejecución y neutralizar toda opción de defensa eficaz por parte de quien
resultó fallecido.
Corte Suprema, 28/08/2007, Rol: 1621-2006, N° LegalPublishing: 37164

11. El que obra para evitar un mal grave para su persona o


derecho o los de un tercero, siempre que concurran las circuns-
tancias siguientes:
I a . Actualidad o inminencia del mal que se trata de evitar.
2 a . Que no exista otro medio practicable y menos perjudicial
para evitarlo.
3 a . Que el mal causado no sea sustancialmente superior al que
se evita.
4 a . Que el sacrificio del bien amenazado por el mal no pueda
ser razonablemente exigido al que lo aparta de sí o, en su caso, a
aquel de quien se lo aparta siempre que ello estuviese o pudiese
estar en conocimiento del que actúa. 1
12. El que incurre en alguna omisión, hallándose impedido por
causa legítima o insuperable.
13. El que cometiere un cuasidelito, salvo en los casos expre-
samente penados por la ley.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. I O N 0 13)

1) La tipificación de los delitos culposos resulta excepcional en nuestro


ordenamiento, como lo declaran los artículos 4 o y 10 N° 13 del Código
Penal y, en general, queda reservada a los ilícitos contra las personas,
aunque en algunos casos singulares, por razones de política criminal, el

1 Este número fue agregado por el número 1 del artículo 1 0 de la Ley N° 20.480,
publicada en el Diario Oficial de 18 de diciembre de 2010.
Con anterioridad, fue derogado por el artículo 4° de la Ley N° 11.183, publi-
cada en el Diario Oficial de 10 de junio de 1953.

35
.ART. 12 LIBRO PRIMERO - TÍTULO 1

legislador consagró tales casos extraordinarios, como acontece tratándose


de ias declaraciones tributarias v por eso mismo se emplean fórmulas
lingüísticas capaces de delimitar con nitidez el tipo doloso del culposo.
A ello obedecen las expresiones "maliciosamente", "omisión maliciosa",
"dolosamente falseados" o "procedimientos dolosos". En consecuencia,
no se trata de locuciones que requieran un dolo específico distinto del
genérico que señala el artículo I o del Código Penal, ya que sólo tienen la
finalidad de deslindar la figura culposa del artículo 97 N° 3 del Código
Tributario con los tipos dolosos de su N° 4, lo que no resulta necesario
en otras falsificaciones respecto de las cuales no se tipifican conductas
culposas.

Corte Suprema, 7 711/2010, Rol: 297-2009, N° LegalPublishing: 46554

§ 3. De las circunstancias que atenúan la


responsabilidad criminal

Artículo 11. Son circunstancias atenuantes:


C O N C O R D W C K S A ESTE CÓDIGO:
Artículos 10, 13, 62 a 64, 65 y siguientes, 72, 73, 103, 390, 450 bis, 456,
4d6 bis.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDÍGOS:
- Código de Procedimiento Penal: artículos 109 y 500.
- Código Procesal Penal: artículo 342.
- Código Tributario: articulo 110.
- Código de Justicia Militar: artículos 207, 209, 210 y 211.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley Xo 12.927 sobre Seguridad del Estado. D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto Xo 890): artículo 23 a}.
- Ley Xo 13.305 D.O. 06.04.1959: articulo 152.
- Ley xo 19.366 sobre Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas.
D.O. 18.10.199D (texto refundido Decreto con Fuerza de Ley N° 1 )• artículos 32
y 33.
w
- Ley V 19.172 sobre Arrepentimiento Eficaz. D.O. 04.11 1992• artículos
y 3°.

I a Las e x p r e s a d a s en el artículo anterior, c u a n d o no concurren


t o d o s los requisitos necesarios para eximir de responsabilidad en
s u s respectiv os casos.

36
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 1 1 CIRCUNSTANCIA I A )

1) La acusada padece de una enfermedad que afecta su sentido y que


ha sido calificada por el Instituto Médico Legal, en su dictamen, como
invalidante y grave.
Ese mismo diagnóstico aparece refrendado por el certificado médico
particular.
La patología que se describe por los especialistas, no resulta constitu-
tiva de un estado de total privación de sentido o razón, de modo que no
se prestará acogida a la solicitud absolutoria formulada por la defensa de
la acusada, en su escrito de contestación de la acusación y que constituye
su petición principal.
Sin embargo, tal enfermedad es constitutiva de (a causal eximente
incompleta que contempla el Código Penal en el numeral primero de su
artículo 11, en relación con la norma del artículo 10 N° 1, de modo que
se acogerá la petición de la defensa en tal sentido.
Corte Suprema, 16/09/2009, Rol: 7220-2008, N° LegalPublishing: 42693

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 27/04/2004, Rol: 4912-2003, N° LegalPublishing: 30127
Corte Suprema, 29/09/2003, Rol: 3100-2003, N° LegalPublishing: 28632

2) Del informe siquiátrico, se infiere que, al momento de cometer el


hecho punible, el procesado, padecía al menos de trastorno por estrés pos-
traumático crónico y de depresión mayor. Hecho que no es constitutivo de
la eximente contemplada en el artículo 10 N° 1 del Código Penal, porque
el afectado por tales trastornos no se encontraba privado completamente
de razón, pero sí es constitutivo de la minorante de contemplada en el
artículo 11 N° 1, en relación con el artículo 10 N° 1, ambos del Código
Penal. En efecto, señala el informe que el procesado presenta un trastor-
no por estrés postraumático crónico, y que al momento de cometer el
delito, presentaba una depresión mayor con algunos síntomas sicóticos,
desencadenada por la muerte de su hermano, la situación económica, la
separación matrimonial, y la enfermedad grave de su padre con riesgo
vital. Depresión que sería el factor que impidió un adecuado juicio de la
realidad al momento de cometer el delito.

Corte Suprema, 18/08/2004, Rol: 2809-2004, N° LegalPublishing: 30694

37
.ART. 12 LIBRO PRIMERO - TÍTULO 1

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 16/09/2009, Rol: 7220-2008, N° LegalPublishing: 42693
Corte Suprema, 12/01/2004, Rol: 4809-2003, N° LegalPublishing: 29531
Corte Suprema, 01/04/2003, Rol: 4908-2002, N° LegalPublishing: 26901
Corte Suprema, 28/01/2003, Rol: 271-2003, N° LegalPublishing: 26174
Corte Suprema, 29/09/2003, Rol: 3100-2003, N° LegalPublishing: 28632
Corte Suprema, 05/0S/2003, Rol: 1031-2003, N° LegalPublishing: 26453
Doctrina en sentido contrario:
1) No beneficia al encartado la minorante consagrada en el artículo 11
N° 1 del Código Penal, en relación con la eximente del artículo 10 N° 1
de) mismo cuerpo legal, ello por cuanto, lúe el mismo procesado el que
se puso voluntariamente en tal estado de embriaguez y/o drogadicción,
por lo que estos sentenciadores se apartarán del informe psiquiátrico, en
cuanto concluye que su adicción a la droga y su embriaguez patológica
constituyen una disminución de la imputabilidad, puesto que se encon-
traba en estado de intoxicación y, por tanto, de enajenación mental tran-
sitoria, toda vez que el mismo peritaje, constata que está lúcido, orientado
en el tiempo, espacio y situación personal, y que su lenguaje es pobre y
está de acuerdo a su medio sociocultural, añadiendo que el pensamiento
no presenta alteraciones de velocidad, curso ni estructura, y que no hay
alteraciones psicóticas; la capacidad de abstracción es deficiente, y su
inteligencia está dentro del rango normal lento.

Corte Suprema, 26/03/2003, Rol: 902-2003, N° LegalPublishing: 28364

3) No puede darse lugar a la aplicación de la atenuante del artículo 11


N° 1 del Código Penal, la eximente incompleta, en relación con el artículo
10 No 1 del mismo Código, la inimputabilidad por locura o demencia,
porque aun cuando el informe de facultades mentales establezca que el
acusado presenta un "déficit intelectual leve", ello no puede interpretarse
como sinónimo de algún grado de deterioro o de minoración en su capa-
cidad de juicio o de discernimiento.

Corte Suprema, 29/07/2008, Rol: 2460-2008, N° LegalPublishing: 39504


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 10/03/2005, Rol: 589-2005, N° LegalPublishing: 31859
Corte Suprema, 12/01/2004, Rol: 4809-2003, Xo LegalPublishing: 29531

38
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

4) Fanatismo religioso es constitutivo de eximente incompleta.


Corte Suprema, 10/05/1988, Rol: 7039, N° LegalPublishing: 10481

5) Al sujeto que, debido a un trastorno sexual consistente en un feti-


chismo incontrolado, ingresa a inmuebles ajenos para sustraer ropa interior
de mujer, si bien comete el delito de robo con fuerza en las cosas en lugar
destinado a la habitación, debe reconocérsele la eximente incompleta en
relación al artículo 10 número 10.
Corte Suprema, 31/03/1998, Rol: 4410-1997, N° LegalPublishing: 15105

6) El recurso se ha extendido a pedir que, para el caso que no fuera


acogida como completa la causal eximente de legítima defensa, se la tenga
como circunstancia atenuante, conforme al artículo 11 circunstancia I a .
Pues bien, importando esta alegación petición subsidiaria de la eximente
que supuso concurrente -inadmisible en razón de la naturaleza especial,
extraordinaria y formal del recurso de casación en el fondo-, constituye
un motivo más para su rechazo.
Corte Suprema, 20/04/2004, Rol: 5557-2003, N° LegalPublishing: 30016

2 a . Derogada. 1
3 a . La de haber precedido inmediatamente de parte del ofendi-
do, provocación o amenaza proporcionada al delito.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 1 1 CIRCUNSTANCIA 3 A )

1) Q u e el compareciente afirma su pretensión de invalidación en que,


a su entender, los sentenciadores del grado se equivocaron al no reconocer
la presencia de la minorarte descrita en el artículo 11 N° 3 o , del Código
punitivo, ya que como se constata con la simple lectura de autos concurren
todos los presupuestos fácticos que el legislador precisa para su procedencia,
pues su representado sufrió una agresión del actor, de la que dan cuenta las
graves lesiones sufridas en su mano derecha, acometida que pudo repeler,
quitándole el arma blanca y, después, en un acto de mera defensa y sin el

' Este número fue derogado por el artículo 4 o de la Ley N° 11.183, publicada
en el Diario Oficial de 10 de junio de 1953.

39
.ART. 12 LIBRO PRIMERO - TÍTULO 1

ánimo de matar, le infirió dos heridas corto punzantes que terminaron


con la vida del verdadero agresor. En definitiva arguye que de no mediar
la anotada reacción, su representado y no el actor sería la víctima; y es esta
coyuntura la que determina a su favor la morigerante del numeral tercero
del artículo 11 del mencionado ordenamiento sancionatorio.
Corte Suprema, 28/09/2005, Rol: 1254-2003, N° LegalPublishing: 32955

4 a . La de haberse ejecutado el hecho en vindicación p r ó x i m a de


una o f e n s a grave c a u s a d a al autor, a su cónyuge, o su conviviente,
a s u s parientes legítimos por consanguinidad o afinidad en toda
la línea recta y en la colateral hasta el s e g u n d o g r a d o inclusive, a
s u s p a d r e s o hijos naturales o ilegítimos reconocidos. 1
5 a . La de obrar por estímulos tan p o d e r o s o s q u e naturalmente
hayan producido arrebato y obcecación.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 1 1 CIRCUNSTANCIA 5 A )

1) Respecto a la circunstancia atenuante de responsabilidad del artículo


11 N° 5 del Código Penal, haber obrado por estímulos tan poderosos que
naturalmente hayan producido arrebato y obcecación, se ha dicho que
el concepto de arrebato tiene relación con una súbita e intensa pérdida
del control de los actos propios que provoca trastornos profundos en el
ánimo de una persona y que lo llevan a actuar en una forma ilícita, y que
debe concurrir copulativamente con la obcecación, término que tiene
que ver fundamentalmente con una ofuscación que lleve al individuo a
prescindir de la razón y afecte su normal discernimiento, razón por la cual
esta atenuante se clasifica como personal.
Los motivos, causas o circunstancias que las provocan deben necesa-
riamente estar presentes al momento de la comisión del delito, de modo
que detonen la acción desplegada por el agente, y deben ser estímulos tan
poderosos que lleven a una persona a una alteración significativa de su

vn n T r I 1 S , u C i a J f ü e modificada por la letra a) del artículo 21 de la Ley


N JUM,6. publicada en el Diario Oficial de 7 de octubre de 2005; en el sentido
de intercalar a continuación de la expresión "a su cónyuge.", las palabras "o
su conviviente , seguidas de una coma ()

40
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

estado mental, y este estímulo debe ser breve y transitorio, pues de lo con-
trario se estaría en presencia de una eximente de responsabilidad penal.
Corte Suprema, 21/07/2008, Rol: 6967-2007, N° LegalPublishing: 39396

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 08/10/2002, Rol: 3729-2002, N° LegalPublishing: 26479
Corte Suprema, 08/11/2001, Rol: 4134-2001, N° LegalPublishing: 23423

2) Q u e no favorece al encausado la circunstancia atenuante que su


defensa funda en la causal N° 5 a del artículo 11 del Código Penal, esto es,
la de obrar por estímulos tan poderosos que naturalmente han producido
arrebato u obcecación, esto es, como lo entiende la doctrina, la de proceder
el actor penalmente en razón de una perturbación intensa en la capacidad
de autocontrol o en razón de una alteración de las facultades intelectuales
que impidan una adecuada dirección de la conducta conforme a sentido.
Esta causal emocional descansa en que la perturbación anímica en el sujeto
tenga una existencia real, por tanto debe ser acreditada en autos, y lo único
que obtuvo el tribunal al respecto fue el ya referido informe psicológico
del encausado de fs. 448 en el cual se concluye que "presenta tendencia a
la impulsividad, pero ejerce contra ella mecanismos defensivos, los cuales
no siempre son efectivos", lo cual, evidentemente, no resulta ser suficiente
para satisfacer la acreditación de los elementos de la minorante en el caso
concreto a que se refieren los autos.

Corte Suprema, 01/09/2005, Rol: 798-2005, N° LegalPublishing: 32833

6 a . Si la conducta anterior del delincuente ha sido irrepro-


chable.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 1 1 CIRCUNSTANCIA 6 A )

1) En relación a la procedencia de atenuantes o su calificación, de con-


formidad al artículo 68 bis del Código Penal, los Jueces del fondo gozan
de libertad para apreciar los hechos y valorar los antecedentes que obran
en autos para configurarlas, desde que no hay norma alguna que pudiera
violentarse, al no existir ninguna que señale el valor legal que tienen las
expresiones "irreprochable conducta anterior", que contempla el numeral

41
ART. 11 LIBRO PRIMERO • TÍT1 LO I

sexto del articulo 11 del Código Penal, que por esta vía se reprocha, de-
biendo darles el contenido y alcance necesario precisamente quienes han
estimado que se verifica, en la especie, tal atenuante.
Corte Suprema, 21/01/2008, Rol: 5~~3-200~ X" LegalPublishing: 381 46

2) La sola circunstancia de carecer de anotaciones prontuariales preté-


ritas el acusado, si bien hace concurrente la atenuante de responsabilidad
del artículo 11 N° 6 del Código Penal, la irreprochable conducta ante-
rior, no basta para tenerla como muy calificada, puesto que para ello se
requiere de la existencia de alguna información objetiva sobre actividades
de relevancia o de bien público que hubiere desarrollado el condenado. En
otros términos, procede calificar la atenuante de irreprochable conducta
anterior, cuando se trate de un individuo que ha prestado grandes y se-
ñalados servicios a la comunidad en que se inserta o que ha demostrado
en alto grado virtudes de carácter y moralidad.

Corte Suprema, 17/06/2008, Rol: 594 "-2007 N" LegalPublishing: 39132

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema. 13/09/200S, Rol: 16S8-2003, N" LegalPublishing: 328-n
Corte Suprema, 26/05/2004, Rol: 1572-2004, N° LegalPublishing: 30250
Corte Suprema, 05/0^/2004, Rol: 1189-200 +, N» LegalPublishing: 30180
Corte Suprema, 20/10/2003, Rol: <í2T7-2003, Nw LegalPublishing: 28703

Doctrina en sentido contrario:


1) Se debe tener por muy calificada la atenuante de irreprochable conducta
anterior para los efectos previstos en el artículo 68 bis del Código Penal,
cuando con la declaración de los testigos y el mérito de los documentos
acompañados al proceso, ha quedado acreditado que la acusada es conoci-
da como una persona trabajadora, esforzada, que siempre anda pendiente
de los niños y que es tenida en muy buen concepto por sus vecinos.
Corte Suprema, 03/07/2001, Rol: 14T-2001, N° LegalPublishing: 18939

3) Aun cuando las anotaciones prontuariales que registra el encausado


tienen una anterioridad de más de diez años a la fecha de comisión de los
ilícitos por los cuales se le está condenando, se vuelve imposible acoger
la atenuante de responsabilidad penal del artículo 11 N° 6 del Código

42
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

Penal, la irreprochable conducta anterior, pues, precisamente, su conducta


pretérita no aparece libre de toda mácula.
Corte Suprema, 22/10/2007, Rol: 3436-2007, N° LegalPublishing: 37411

4) Resulta del caso precisar que, contrariamente a como se había esti-


mado en primer grado, no favorece al encausado la circunstancia minorante
de responsabilidad penal de irreprochable conducta anterior, tanto porque
para comprobarla resulta insuficiente el sólo mérito de su extracto de
filiación y antecedentes, exento de anotaciones penales pretéritas, cuanto
porque obsta a considerar que su conducta pretérita esté exenta de todo
reproche al mérito de su hoja de vida de conductor. Dicho documento
da cuenta de que, con anterioridad al hecho de autos, el encausado per-
petró numerosas y graves infracciones a la Ley de Tránsito, lo que pone
de relieve su permanente posición de irrespeto de la normativa que regla
la materia y que, como se dijo, se trata, de una circunstancia que obsta
a que se pueda estimar en la especie, que posee una conducta anterior
libre o exenta de reproches. Tal conducta vial es tanto más inaceptable, si
se considera que se trata de un conductor profesional, a quien por cierto
se han de exigir cánones o estándares de conducta diferentes a los de un
simple particular.

Corte Suprema, 08/10/2007, Rol: 3987-2007, N" LegalPublishing: 37404


Doctrina en sentido contrario:
1) Q u e lo beneficia, en todo caso, la atenuante de irreprochable conducta
anterior, la que se estima acreditada con el solo mérito del prontuario
que se muestra libre de anotaciones condenatorias por delitos anteriores
y en tales circunstancias, debe entenderse que se trata de un ciudadano
que no ha tenido problemas con la justicia, lo que debe entenderse
constituye la buena conducta que requiere el legislador para los efectos
de esta atenuante.
Corte Suprema, 28/04/2004, Rol: 1294-2004, N° LegalPublishing: 30119
Listado de fallos en sentido contrario:
Corte Suprema, 03/07/2001, Rol: 1432-2001, N° LegalPublishing: 25151

5) La atenuante del artículo 11 N° 6 del Código Penal, esto es,


"Conducta anterior irreprochable", será acogida, atendido el mérito de

43
.ART. 12 LIBRO PRIMERO - TÍTULO 1

su extracto de filiación, que no registra ninguna anotación pretérita, a lo


que se agrega las declaraciones de sus testigos de conducta, que indican
que el acusado ha tenido una conducta anterior irreprochable; especial
importancia corresponde asignar al testimonio de quien indica que conoce
al acusado desde hace unos veinte años y que se trata de una persona
responsable. Igualmente, cabe tener presente que a estos antecedentes
corresponde agregar el mérito del informe psico-social, cuyo texto permite
establecer que el hecho investigado constituye "un episodio aislado en su
trayectoria vital".

Corte Suprema, 2^/12/2003, Rol: 5007-2003, N° LegalPublishing: 29462

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 26/01/2004, Rol: 5340-2003, N° LegalPublishing: 29700
Corte Suprema, 12/06/2003, Rol: 2122-2003, N° LegalPublishing: 26443
Corte Suprema, 08/11/2001, Rol: 4134-2001, N° LegalPublishing: 23423

6) Basta para que el comportamiento anterior sea reprochable, que


el procesado haya observado uno que implique perturbaciones de la paz
social, incluso si ellas no llegan a configurar un hecho punible o cuando,
configurándolo, no se lo haya declarado todavía responsable de él. Una
conducta anterior exenta de reproche no se tiene tan sólo con no haber
sido condenado precedentemente a una pena penal.

Corte Suprema, 26/05/2004, Rol: 1572-2004, N° LegalPublishing: 30250

7) Para acreditar la irreprochable conducta anterior no basta la ausencia


de anotaciones prontuariales. Personas drogadictas no tienen irreprochable
conducta anterior.

Corte Suprema, 23/01/1997, Rol: 4423-1996, N° LegalPublishing: 14250

8) Q u e la ley no ha definido qué se entiende por conducta "irre-


prochable" por lo que, de acuerdo con lo que dispone el artículo 20 del
Código Civil "las palabras de la ley se entenderán en su sentido natural y
obvio, según el uso general de las mismas palabras", sentido y uso que se
determinan en el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua,
según la cual "irreprochable" significa "que no merece reproche // que no
tiene defecto o tacha que merezca reproche" y "reproche" es la "atribución

44
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

a alguien de las consecuencias de una acción dañosa o ilegal, mediante


la exigencia de responsabilidad civil o penal" (Espasa Vigésima Segunda
Edición, págs. 882 y 1924 respectivamente).

Corte Suprema, 31/12/2007, Rol: 4790-2007, N° LegalPublishing: 38051

9) Q u e favorece al encausado la minorante de irreprochable conducta


anterior, la que se tiene por acreditada con el mérito de su extracto de
filiación exento de reproches, agregado a fojas 193, la que según los an-
tecedentes que obran en autos, unidos a las circunstancias de la edad del
encausado a la fecha de comisión de los ilícitos, el nivel de escolaridad
que presenta -enseñanza media completa-, su desempeño laboral y que
no consta de autos que con posterioridad a estos hechos haya vuelto a
delinquir, se la tendrá como muy calificada, rebajándose así la pena en un
grado al mínimo señalado por la ley al delito de que se trata, imponién-
dosele la que se pasa a decir en lo resolutivo.

Corte Suprema, 25/02/2010, Rol: 2829-2009, N° LegalPublishing: 43273

7 a . Si ha procurado con celo reparar el mal causado o impedir


sus ulteriores perniciosas consecuencias.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 1 1 CIRCUNSTANCIA 7 A )

1) La expresión "celo" que ocupa el legislador en la atenuante de res-


ponsabilidad del artículo 11 N° 7 del Código Penal, importa en el actuar
del agente una preocupación, sacrificio y esfuerzo tendentes a aminorar,
menguar o reparar el mal ocasionado, es decir, supone la exteriorización de
una conducta que debe constar de manera objetiva en el proceso. La norma
no exige un resarcimiento total y completo del menoscabo inferido por el
delito, sino basta que el encausado procure o haga lo posible por aliviar
las consecuencias dañosas del hecho, pues de no entenderlo así, resultaría
inaplicable a aquellos casos en que, dada la magnitud del detrimento, es
imposible restablecer el bien jurídico amagado, como ocurre en los de-
litos contra la vida. Asimismo, la disposición no pide que efectivamente
se haya logrado la reparación o contener los efectos perniciosos del mal,
tan sólo requiere que el incriminado haya "procurado con celo" alguna

45
.ART. 12 LIBRO PRIMERO - TÍTULO 1

de estas cosas, lo que si bien supone una particular voluntad, no alcanza


a erigir una posición moral de arrepentimiento o dolor. Finalmente, el
celo del imputado no se sujeta a la mayor o menor equivalencia entre la
reparación y el deterioro, ya que ello conduce a que en los casos en que el
resarcimiento sea total o muy aproximado al desmedro, siempre debería
acogerse la atenuante y, por el contrario, si se advierte distancia entre
ambos factores, determinaría a priori su rechazo.

Corte Suprema, 28/10/2008, Rol: 2593-2008, N° LegalPublishing: 40365

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 14/07/2010, Rol: 3213-2010, N» LegalPublishing: 44935
Corte Suprema, 05/12/2005, Rol: 4526-2005, N" LegalPublishing: 33618
2) En lo relativo a la transgresión del numerando séptimo del artículo
11 de la recopilación penal, que se contiene también dentro de los errores
de derecho invocados, al negarse los jueces recurridos a considerar que obra
a favor del imputado la aludida minorante, este Tribunal estima que en tal
negativa no va involucrada una infracción de derecho, pues la disposición
que describe la atenuante exige para su aplicabilidad, que la reparación
sea hecha "con celo", es decir diligentemente, con un interés extremo que
importe un esfuerzo personal considerable, así como activo para lograr la
finalidad de reparar el mal causado, en las circunstancias del caso concreto,
tal como lo entiende nuestro léxico. Ello no se logra cuando, como en el
asunto de autos, se basa en exiguos depósitos judiciales que no pueden ser
tenidos como constitutivos del celo que requiere la regla.
Corte Suprema, IhKF12008, Rol: 2146-2008, N° LegalPublishing: 39416

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 21/11/2007, Rol: 4607-2007, N° LegalPublishing: 38440
Corte Suprema, 23/03/2004, Rol: 4960-2003, N° LegalPublishing: 29863
Corte Suprema, 03/04/2003, Rol: 325-2003, N° LegalPublishing: 26367
Corte Suprema, 10/04/2002, Rol: 934-2002, N° LegalPublishing: 24173
Doctrina en sentido contrario:
1) En el delito de giro fraudulento de cheque, no se estimará la mino-
rante de responsabilidad del artículo 11 N° 7 del Código Penal, es decir,
la reparación celosa del mal causado, como muy calificada dado que la

46
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

sola consignación de una parte del capital defraudado y que efectuó el


encausado, equivalente a un quinto de aquél, no es bastante para así
considerarla y sólo podrá ser tomada en cuenta como pura y simple.
Corte Suprema, 01/08/2001, Rol: 2285-2001, N° LegalPublishing: 19132

3) En lo que atañe a la reparación celosa del mal causado, conviene


destacar, desde ya, que las especies sustraídas se recuperaron en las cercanías
del sitio del suceso poco después de la perpetración del ilícito, de suerte
que la extensión del mal producido es mínima y, por otra parte, no es
imprescindible que el resarcimiento sea cumplido directa y personalmente
por el inculpado, (como lo demanda el recurrente, pues puede hacerlo
por medio de terceros que obran en interés de aquél. Así lo entiende la
Doctrina en autores como Alfredo Etcheberry O.; Mario Garrido Montt;
y Sergio Politoff L., Jean Pierre Matus A. y María Cecilia Ramírez G.).
Pues bien, es exactamente lo que acontece en el actual evento, en que los
jueces concluyen que el monto total del dinero consignado "significó un
verdadero sacrificio para toda esa familia, quienes seguramente para reunir-
lo debieron haber sacrificado otras necesidades básicas, como por ejemplo
dejar de comer". A continuación añade que "este esfuerzo resulta altamente
meritorio y requiere ser reconocido, pues constituye un fundamento para
la aplicación de esta causal en calidad de muy calificada".

Corte Suprema, 03/01/2006, Rol: 5741-2005, N» LegalPublishing: 33546

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 07/12/2004, Rol: 4419-2004, N° LegalPublishing: 31585
Corte Suprema, 14/01/2004, Rol: 4866-2003, N° LegalPublishing: 29540
Corte Suprema, 01/04/2003, Rol: 860-2003, N° LegalPublishing: 26412

4) No puede fundarse la atenuante de reparación celosa del mal


causado en el pago de un seguro, pues éste importa un derecho para las
víctimas. La indemnización para los hijos de una víctima de cuasidelito
de homicidio debe ser única para todos los demandantes, como quiera
que uno es el título que los habilita para sostener la pretensión, sin per-
juicio de la mayor cercanía, dependencia o interdependencia que hayan
tenido algunos de ellos con ésta. Por otro lado, no pueden ser indiferen-
tes, en el establecimiento del monto, las facultades económicas del o los

47
ART. 11 LIBRO PRIMERO - TÍTULO I

responsables, ni la concreta relación entre la voluntad, la conducta y el


resultado producido.
Corte Suprema, 15/09/2005, Rol: 3934-2005, N° LegalPublishing: 32848

5) Procede acoger la circunstancia atenuante del artículo 11 N° 7 del


Código Penal, pues consta en autos, además de una serie de consignaciones
judiciales, las gestiones tendientes a entregar diversos bienes y valores en
dación en pago por los perjuicios económicos del ilícito investigado, y si
bien algunos de ellos pueden no haber sido transferidos efectivamente,
debe tenerse presente que el verbo rector de la minorante es "procurar...
reparar", y no "reparar", con lo que basta hacer diligencias o esfuerzos
tendientes a ello, y no el resultado.
Corte Suprema, 16/04/2002, Rol: 4993-2000, N° LegalPublishing: 24352

6) La norma en estudio señala: artículo 11 "Son circunstancias ate-


nuantes: N° 7. Si ha procurado con celo reparar el mal causado o impedir
sus ulteriores perniciosas consecuencias". Si bien la disposición contempla
un adjetivo que debe ser interpretado y valorado por el tribunal, cual es la
expresión "con celo", ella no supone la imposición de exigencias adicionales
como lo sostienen los jueces del Tribunal Oral. Sobre esta motivación, re-
sulta preciso señalar que la reparación "con celo del mal causado, siguiendo
a Etcheberry, "no exige que efectivamente se haya llegado a reparar el daño,
lo que muchas veces puede estar fuera de las posibilidades del procesado,
sino que éste haya procurado hacerlo dentro de sus facultades". "En uno
y otro caso, es indispensable que el hechor haya obrado con celo, es decir,
con preocupación, con esfuerzo, con sacrificio, desplegando sus mayores
posibilidades para reparar el mal o impedir sus consecuencias".
Además, si quiere analizarse la calidad y la cantidad de la reparación,
ellas también aparecen satisfechas en el presente caso, puesto que se trató
de dinero efectivo en una suma suficiente, si se atiende a su solo objeto,
que es la reparación del daño, no el restablecimiento del mismo.
Nuevamente citando a Etcheberry "la atenuante está establecida más
bien con un propósito de política criminal (obtener la reparación para
la víctima y evitar males mayores) que por razones éticas con relación al
procesado, ya que nada se exige en cuanto al móvil que impulse a éste,

-18
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

que puede ser tanto el arrepentimiento moral como el simple deseo de


contar con una atenuante o cualquier otro". Finalmente, la exigencia
de demostrar que los fondos eran propios del imputado no está en la
disposición en examen y constituye un evidente error de derecho del
tribunal, puesto que el hecho objetivo que debió ser analizado por éste
era la existencia de consignaciones de dinero realizadas en la cuenta
corriente del tribunal, a nombre del imputado, en fechas y por cuantías
determinadas, sin que fuera relevante para su establecimiento si el dinero
salió o no de su bolsillo.
La doctrina está de acuerdo en que "La reparación puede ser cumplida
por el sujeto activo personalmente, o por medio de un tercero que obra
en interés de aquél".
Corte Suprema, 14/07/2010, Rol: 3213-2010, N° LegalPublishing: 44935

7) La minorante consistente en reparar con celo el mal causado o


impedir sus ulteriores perniciosas consecuencias no es procedente en los
delitos de robo con violencia o intimidación, conforme al artículo 450
bis del Código Penal.
Corte Suprema, 16/11/2000, Rol: 3670-2000, N° LegalPublishing: 17609

8) La suma de $ 50.000 consignada en la cuenta del tribunal no


constituye una reparación celosa del mal que se ocasiona con la muerte
de una persona.
Corte Suprema, 03/12/2003, Rol: 5144-2003, N° LegalPublishing: 29052

8 a . Si pudiendo eludir la acción de la justicia por medio de la


fuga u ocultándose, se ha denunciado y confesado el delito.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 1 1 CIRCUNSTANCIA 8 A )

1) La sola circunstancia de "haberse presentado voluntariamente a


declarar sobre su participación en el hecho investigado en autos" no es
un presupuesto fáctico al que atienda la ley para configurar la atenuante.
La ley exige una conducta positiva del hechor en orden a no fugarse ni
ocultarse, y por el contrario, denunciarse y confesar el delito y tales hechos
no es posible establecerlos.

49
ART. 1 1 LIBRO P R I M E R O - T I T U L O I

Y si el encausado se deshizo del cuchillo con el cual hirió al querellante


lanzándolo a una casa y luego se dirigió a la casa de un amigo donde per-
maneció hasta el día siguiente y sólo al enterarse que "estaba en problemas"
decidió presentarse al tribunal acompañado de un abogado.
Por lo que, el encausado se presentó ante el juez de la causa a declarar
cuando ya se había dado orden de investigar y ubicar su paradero, ya que
el día de los hechos se dio a la fuga y se ocultó durante tres días, lo que
no se condice por cierto con la conducta que exige la ley en orden a con-
figurar la atenuante de que se trata razón por la cual esta modificatoria
debe ser rechazada.
Corte Suprema, 09/02/2010, Rol: 288-2009, N° LegalPublishing: 43205

Fallos eti el mismo sentido:


Corte Suprema, 18/05/2010, Rol: 8090-2008, N° LegalPublishing: 44651

2) Para la configuración de la atenuante contenida en el artículo


11 N° 8 del Código Penal, basta con que existiera para el encartado la
alternativa de ocultarse o fugarse, con la esperanza aun improbable de
eludir la acción de la justicia o, cuando menos, de retardarla o reducir
su efectividad y que, sin embargo, haya desestimado echar mano de
ella, prefiriendo denunciarse y confesar el delito, contribuyendo así,
por el contrario, con su cooperación, al más pronto esclarecimiento de
los hechos. No requiere para su configuración el elemento de certeza
en poder lograr evadir la acción de la justicia. La ratio de esta atenuante
consiste en que el derecho quiere premiar la conducta del que conta-
ba con la posibilidad de entorpecer el accionar de los tribunales y, en
cambio, ha preferido favorecerlo. En consecuencia, en autos, y de acuerdo
a los antecedentes, de los que se desprende que el encausado tuvo una
posibilidad real de eludir la acción de la justicia y mal puede afirmarse
que no existe prueba de ello. En efecto, luego de disparar sobre la vícti-
ma, abandonó el lugar del hecho y se dirigió al tribunal más próximo,
que resultó ser casualmente el competente, en donde dio cuenta de lo
ocurrido y confesó su autoría, sin que nadie intentara siquiera inter-
ceptarlo o detenerlo. Si lo hubiera deseado, podría haberse alejado de
allí, perdiéndose entre la gente. Probablemente más tarde habría sido

50
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

relativamente fácil ubicarlo y, acaso, también capturarlo; pero ello no


obsta a la apreciación de la atenuante.

Corte Suprema, 12/11/2002, Rol: 4216-2001, N° LegalPublishing: 26085

3) La minorante consistente en denunciarse y confesar el delito no


tiene un significado técnico-procesal, sino que es simplemente sinónimo
de comparecer ante la autoridad policial o judicial para dar cuenta del
hecho.

Corte Suprema, 23/09/1996, Rol: 2167-1996, N° LegalPublishing: 14006

4) Procede esta atenuante si los sentenciados se presentan voluntaria-


mente al tribunal y confiesan su delito, particularmente si se considera
que entre el hecho juzgado y la comparecencia judicial transcurrieron once
días sin que se supiera la identidad de los involucrados.

Corte Suprema, 14/12/2000, Rol: 2909-2000, N° LegalPublishing: 17777

5) La minorante contemplada en esta disposición es perfectamente


procedente, aun cuando el imputado haya concurrido a la autoridad a
denunciarse a instancias de su cónyuge. Q u e haya sido impulsado o per-
suadido a ello, no resta voluntariedad a su acto de denunciarse y confesar
el delito ante la autoridad.
Corte Suprema, 25/09/2001, Rol: 2711-2001, N° LegalPublishing: 19173

6) Para la procedencia de esta atenuante son requisitos copulativos el


que la entrega voluntaria y la confesión se produzcan cuando al procesado
le hubiere sido posible eludir la acción de la justicia por medio de la fuga y
su ocultamiento, situación que no concurre cuando antes de la confesión
y entrega, el delito ha sido ya denunciado a tribunales.
Corte Suprema, 24/12/2003, Rol: 4187-2003, N° LegalPublishing: 29470

7) No se configura la minorante cuando si bien el encausado se


presentó voluntariamente al tribunal, éste no se denunció ni confesó su
participación en el delito.
Corte Suprema, 03/12/2003, Rol: 5144-2003, N" LegalPublishing: 29052

51
ART. 10 LIBRO PRIMERO - TÍTULO I

9 a . Si se ha colaborado sustancialmente al esclarecimiento de


los hechos. 1

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 1 1 CIRCUNSTANCIA 9 A )

1) Colaborar sustancialmente implica contribuir de una manera


esencial al logro del fin. En el caso de la atenuante de responsabilidad del
artículo 11 N° 9 del Código Penal, la colaboración sustancial que exige
la norma debe necesariamente traducirse en una acción o declaración del
imputado que tienda a proporcionar elementos que contribuyan o agilicen
la labor del investigador, o que faciliten de algún modo la consecución de
los fines del proceso. Q u e la colaboración sea sustancial nada tiene que
ver con la exclusividad de los antecedentes probatorios aportados por el
imputado, sino basta con que aclare los hechos investigados que han sido
base de la acusación fiscal.
Corte Suprema, i5/09/2009, Rol: 3909-2009, N° LegalPublishing: 4259"

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema. 18/05/2010, Rol: 8090-2008, N° LegalPublishing: 44651
Corte Suprema. 28/10/2008, Rol: 2S93-2008, N° LegalPublishing: 40365
Corte Suprema, 21/09/2006, Rol: 4458-2006, N° LegalPublishing: 36052
Corte Suprema, 24/12/2003, Rol: 5197-2003, N° LegalPublishing: 29456
Corte Suprema, 14/11/2002, Rol: 4308-2002. N° LegalPublishing: 26065
Corte Suprema. 1V10/2002, Rol: 3694-2002, N° LegalPublishing: 25908

2) En lo que atañe a la minorante reglada en el número 9 del artículo


11 del Código Penal, procede únicamente en el evento que la colaboración
del inculpado haya sido decisiva para la clarificación del suceso, de manera
tal que la cooperación a que alude la norma consista en una disposición
total, completa y permanente de contribución al esclarecimiento de los
hechos, en todas las etapas del proceso, de suerte que los datos aportados,
en todos sus aspectos, tanto respecto de los partícipes, los medios y forma
de comisión del ilícito y las circunstancias mismas que lo rodearon, sean

Este número fue reemplazado por el articulo I o de la Ley N" 19.806. publicada
en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002.
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I .ART. 11

perfectamente concordantes con los demás antecedentes reunidos en el


juicio, pues se trata evidentemente de la obtención de un beneficio procesal
trascendente, como lo es la configuración de una minorante de responsa-
bilidad penal, lo que requiere un máximo celo y voluntad de participación
en la entrega de datos, todos los cuales deben ser compatibles entre sí y que
impliquen verdaderamente un tributo, sin que el órgano jurisdiccional,
deba confrontar o recurrir a otros antecedentes para determinar la certeza
o no de los datos aportados.

Corte Suprema, 14/07/2008, Rol: 2146-2008, N° LegalPublishing: 39416

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 01/09/2008, Rol: 1342-2008, N° LegalPublishing: 39871
Corte Suprema, 19/05/2008, Rol: 2001-2008, N° LegalPublishing: 39007
Corte Suprema, 19/05/2008, Rol: 2004-2008, N° LegalPublishing: 39005
Corte Suprema, 03/10/2007, Rol: 4427-2007, N° LegalPublishing: 37517
Corte Suprema, 05/06/2007, Rol: 1196-2007, N° LegalPublishing: 36553
Corte Suprema, 2004, 5385-2003, Rol: 07/01/N° LegalPublishing: 29525

3) En la determinación de la procedencia de la atenuante de res-


ponsabilidad del artículo 11 N° 9 del Código Penal, los jueces gozan de
libertad al apreciar los hechos y valorar los antecedentes que obran en el
juicio para configurarla, pues no existe norma que otorgue valor legal
a las expresiones "colaborado sustancialmente al esclarecimiento de los
hechos" y, por ende, no hay regla alguna que pueda atropellarse al decidir
que no concurren tales requisitos normativos subjetivos, cuyo contenido
y alcance sólo puede ser establecido por los sentenciadores. Es así como
la procedencia o no de las modificatorias de la responsabilidad penal es
una atribución exclusiva de los jueces de la instancia, lo que deriva en la
imposibilidad del tribunal de casación de revisar lo decidido.

Corte Suprema, 14/09/2009, Rol: 2476-2009, N° LegalPublishing: 42718

4) El primer tema planteado dice relación con la admisión de las ate-


nuantes de la colaboración sustancial en el esclarecimiento de los hechos,
que el compareciente cuestiona, la primera de las cuales en realidad consti-
tuye una de las formas de colaboración con la justicia, como lo es asimismo
la autodenuncia y confesión de quien pudo "eludir la acción de la justicia

53
.ART. 12 LIBRO PRIMERO - TÍTULO 1

por medio de la fuga u ocultándose", pero la redacción más amplia de la


primera extiende su campo de aplicación y permite una apreciación más
laxa de las modalidades de la colaboración con la justicia, muy necesaria
en el nuevo proceso penal, sobre todo para recompensar a quien, reco-
nociendo su responsabilidad en los hechos que se le incriminan, aprueba
soluciones diferentes al juicio oral, como la suspensión condicional del
procedimiento o el procedimiento abreviado. Y las mayores exigencias que
reclama el compareciente para su procedencia sólo quedan reservadas para
los casos en que la colaboración con la justicia configura una mitigante
especial, como es, por ejemplo, el arrepentimiento eficaz que consagra
el artículo 22 de la Ley N° 20.000, de dieciséis de febrero último, sobre
tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas.
No obstante, la colaboración debe ser sustancial, vale decir, no ha de
limitarse a proporcionar detalles intrascendentes, sino constituir un aporte
efectivo y serio al éxito de las averiguaciones, aunque no es preciso que se
traduzca verdaderamente en resultados concretos. Es así como la actitud
del enjuiciado es una de las maneras de colaborar sustancialmente en el
esclarecimiento de los hechos pesquisados, toda vez que ella corroboró
no sólo los elementos de comprobación del hecho punible, sino que
también permitió determinar la persona del delincuente sin que fueran
indispensables las restantes probanzas reunidas para la demostración de
esa participación culpable.
Corte Suprema. 03/01/2006, Rol: 5~-i 1-2005. N° LegalPublishing: 335^6

5) Empero, la correcta interpretación de la atenuante contenida en


el 11 N° 9, no la limita a los casos en que el acusado colabora con los
presupuestos fácticos del delito, sino que también, cuando ha delatado a
otro u otros partícipes.

Corte Suprema, 03/09/2007, Rol: 3206-2007 N° LegalPublishing: 3^022

10a. El haber obrado por celo de la justicia.

§ 4. De las circunstancias que agravan la


responsabilidad criminal
Articulo 12. Son circunstancias agravantes:

54
LIBRO PRIMERO - TÍTULO I ART. 10

C< >\(. ORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 13, 62 a 64, 65 y siguientes, 72, 92, 104, 120, 132, 296, 313 d, 315,
367 bis, 368, 391, 400, 401, 447, 450, 452, 456 bis.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Procedimiento Penal: artículos 109 y 500.
- Código Procesal Penal: artículo 342.
- Código de Justicia Militar: artículos 213 y 309.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 16.282 sobre Sismos y Catástrofes. D.O. 28.07.1965: artículo 4° (mo-
dificado por Ley N° 16.289. D.O. 21.08.1965: articulo Io).
Ley N° 19.366 sobre Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotró-
picas. D.O. 18.10.1995 (texto refundido Decreto con Fuerza de Ley ,V" I):
artículos 23 y 35.

1. Cometer el delito contra las personas con alevosía, enten-


diéndose que la hay cuando se obra a traición o sobre seguro.

JURISPRUDENCLA RELACIONADA (ART. 1 2 CIRCUNSTANCIA I A )

1) Las agravantes I a , 6 a y 18 a deben rechazarse cuando cada uno de


sus supuestos fácticos ya ha sido considerado por el legislador al tipificar
el delito, lo que obsta a volver a considerarlas como agravantes, según
prescribe el artículo 63 del Código Penal.

Corte Suprema, 07/07/2004, Rol: 1168-2004, N° LegalPublishing: 30411

2) Es evidente que el número de los autores que tomaron parte de


manera inmediata y directa en la ejecución del hecho -cuatro de los
procesados- determina objetivamente que actuaron "sobre seguro", apro-
vechándose de circunstancias materiales favorables que contribuyeron a
asegurar el éxito de la acción delictiva y neutralizar los riesgos que pudieren
emanar de una posible defensa de la víctima.
Empero, para que concurra la agravante de alevosía, reconocida como
tal en el ordinal Io del artículo 12 del Código Penal, es imprescindible,
además de la variable objetiva asociada a la indefensión de la víctima, que
el o los hechores hayan buscado de propósito esa situación para cometer
el delito, vale decir, que medie de su parte un especial "ánimo alevoso".
De este modo, y como se ha resuelto, "las condiciones de aseguramiento
deben haber sido especialmente buscadas o procuradas por el hechor, lo
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

que revela la existencia del ánimo alevoso, que es un elemento subjetivo,


como se deduce del Código español y del nuestro .

Corte Suprema, 28/08/2007 Rol: 1621-2006, N» LegalPublishing: 37164

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 11/04/2005, Rol: 885-2005, Nü LegalPublishing: 31971
Corte Suprema, 10/08/2004, Rol: 2109-2004, N° LegalPublishing: 30661

3) En la norma contenida en el artículo 12 del Código Penal, que


establece la agravante de alevosía, se contienen dos conceptos diversos,
ellos son obrar a traición y sobre seguro. A traición importa el oculta-
miento de la intención verdadera del agente, presentar ante la víctima una
situación con características distintas a las que realmente posee. Importa
simulación, doblez en el agente, una actuación mañosa de su parte. Actuar
sobre seguro es hacerlo creando o aprovechando oportunidades materiales
que eviten todo riesgo a la persona del autor, sea que ese riesgo provenga
de la posible reacción del sujeto pasivo o de terceros que lo protegen. El
aseguramiento puede corresponder a la creación por el delincuente de
una situación de seguridad para la consumación del hecho o del simple
aprovechamiento de circunstancias materiales que dejan en indefensión a la
víctima, condiciones que influyen en el autor para llevar a cabo el delito. La
alevosía se caracteriza porque el agente actúa con el propósito de asegurar
la realización del delito, debe objetivamente presentarse una situación de
seguridad para el agente. En autos se dá plenamente esta agravante, pues
el procesado actuó sobre seguro, premunido de un arma de fuego, dos
cargadores ocultos en su ropa, y un puñado de proyectiles, al dirigirse al
departamento donde residían sus tres víctimas. Éstas, indefensas, no se
imaginaban, ai abrir la puerta de su departamento, la intención del autor
causante de los homicidios. Por otra parte, respecto de la alevosía se da
la circunstancia, que de parte de la víctima, ésta no esté en condiciones
de defenderse o que, estando en condiciones de hacerlo, no alcance o ni
logre advertir el ataque de que es objeto. Todos estos antecedentes con-
figuran en autos la agravante de alevosía establecida en el artículo 12 del
Código Penal.
Corte Suprema, 28/01/2003, Rol: 271-2003, N° LegalPublishing: 26174

56
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

4) Existe alevosía cuando se emplean medios, modos o formas en la


ejecución de un hecho, que tienda directa y especialmente a asegurarlo
sin riesgo para el ofensor, que proceda de la defensa que pudiera presentar
el ofendido, sin que aparezca como imperioso un señalamiento expreso
acerca del ánimo alevoso del delincuente, cuestión sobre la cual la doctrina
por lo demás no se ha mostrado pacífica en señalar si ésta es de carácter
eminentemente objetivo o si, por el contrario, ostenta una índole princi-
palmente subjetiva, siendo dicha discusión bastante sutil y en el presente
caso, se encuentra en la resolución recurrida, dado que la situación de
aseguramiento o posición de privilegio en la cual se encuentra el agente
es suficiente para estimar la concurrencia de un ánimo expreso de apro-
vecharse de esa indefensión para llevar a cabo su actuar.
Corte Suprema, 10/08/2004. Rol: 2109-2004, N° LegalPublishing: 30661

5) Q u e , la alevosía alberga dos conceptos diversos: a traición y sobre


seguro. La primera importa el ocultamiento de la intención verdadera del
agente en tanto que la segunda consiste en actuar creando o aprovechando
oportunidades materiales que eviten todo riesgo a la persona del autor,
sea que ésta provenga de la posible reacción del sujeto pasivo o de terceros
que lo protegen. El aseguramiento puede corresponder a la creación por el
delincuente de una situación de seguridad para la consumación del hecho
o del simple aprovechamiento de circunstancias materiales que dejan en
indefensión a la víctima, condiciones que influyen en el autor para llevar
a cabo el delito.
Esta Corte ha resuelto que la sola indefensión de la víctima no basta
para afirmar la existencia de la alevosía, siendo necesaria alguna evidencia
de que el estado de indefensión fue el motivo decisivo del ataque que, de
no haber existido aquélla, no se habría producido.
Que, debe desestimarse que los condenados de autos hayan actuado a
traición, concepto que el Diccionario de la Real Academia define como
la falta que se comete quebrando la fidelidad o lealtad que se debe guar-
dar o tener, porque en el caso sub lite no se ha acreditado que entre los
autores y las víctimas haya habido algún grado de fidelidad o lealtad que
los primeros hayan podido quebrantar.
Corte Suprema, 13/09/2005, Rol: 5670-2004, N° LegalPublishing: 32830

57
ART. I-' IJBRO PRIMERO - T Í T U L O I

6) Que. debe asimismo desestimarse que los condenados hayan actuado


sobre seguro porque si bien eran varios, estaban armados y una vez dentro
de la morada amenazaron a los familiares de las víctimas que estaban en el
segundo piso, no hay evidencia en autos de que el estado de indefensión
haya sido el motivo decisivo del ataque y que, de no haber existido aquélla,
éste no se habría producido.

Corte Suprema, 13/09/200\ Rol: 56 '0-2004, N" LegalPublishing: 32830

¿. Cometerlo mediante precio, r e c o m p e n s a o p r o m e s a .


3. Ejecutar el delito por medio de inundación, incendio, veneno
u otro artificio que pueda ocasionar g r a n d e s e s t r a g o s o dañar a
otras personas.
4. Aumentar deliberadamente el mal del delito c a u s a n d o otros
males innecesarios para su ejecución.
5. En los delitos contra las personas, obrar con premeditación
conocida o emplear astucia, fraudr o d i s f r a z .

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 1 2 CIRCUNSTANCIA 5 A )

1) La agravante de premeditación conocida tiene un elemento de


carácter subjetivo y otro objetivo o material. El primero dice relación
con la reflexión tranquila, consciente y determinada de ejecución de un
hecho, conforme a un plan preciso previamente definido con toda exacti-
tud. El segundo está dado por la posterior concreción y ejecución serena,
acorde al plan ya establecido de la acción decidida previamente, según
las circunstancias previstas y consideradas por el agente o sujeto activo
(Considerando Decimoquinto, Sentencia de Nulidad, Corte Suprema).
No necesariamente premeditación en el caso del delincuente en serie, que
actúa en cada caso conforme a un patrón de conducta o de especialidad
delictiva; pues ese sólo aspecto material no es suficiente para comprender
o presumir en él la fase previa de planificación reflexiva respecto de cada
uno de los ilícitos que se le atribuyen, sino que a lo sumo revela que el
sujeto, en una vida de continuo obrar contra derecho, ejecutaba con mayor
destreza aquello que siempre realizó.

Corte Suprema, 22/11/2006, Rol: 4980-2006, N° LegalPublishing: 35330

"„s
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

2) De estos autos, no se evidencia antecedente alguno como para en-


tender que no proceda la agravante del N° 5 del artículo 12 del Código
Penal, en relación con el artículo 456 bis inciso penúltimo. Así es, la
sentencia usa las expresiones "reflexivo y persistente", por lo que designa
el concepto de premeditar, o sea, una reflexión previa a la adopción de la
resolución, en la que el sujeto pondera las ventajas o inconvenientes que
el delito presenta. Además, este premeditar requiere de una persistencia
firme de una resolución ya tomada, sobre la cual no se reflexiona, pues no
existe vacilación. Ahora bien, no es muy feliz la aseveración de la recurrente
en torno a que se debe garantizar, en este alcance, el actuar frío del sujeto,
pues el ánimo frío y tranquilo no debe confundirse con la persistencia en
el propósito, el cual es más afín a la intranquilidad
Premeditar importa una reflexión previa a la adopción de la resolución,
en la que el sujeto pondera las ventajas o inconvenientes que el delito
presenta. Además, este premeditar requiere de una persistencia firme de
una resolución ya tomada, sobre la cual no se reflexiona, pues no existe
vacilación.
Corte Suprema, 28/01/2004, Rol: 3676-2002, N° LegalPublishing: 29713

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 01/04/2003, Rol: 952-2003, N° LegalPublishing: 26373

3) Q u e , el concepto de "premeditación" no ha sido definido en nues-


tro Código. La doctrina lo considera ligado con la idea de una reflexión
o determinación anterior al hecho mismo de la muerte, por oposición al
cometido en un ímpetu emocional o en el calor de la lucha. El profesor
Etcheberry sostiene que para que exista premeditación es preciso que haya
existido la determinación de realizarla con anterioridad a la comisión
misma del hecho, para lo cual se requiere transcurso del tiempo, pero ello
no es suficiente, siendo además necesario que exista el estado de ánimo
tranquilo. Define a la premeditación como el propósito de matar formado
anticipadamente, con ánimo frío y tranquilo, buscando y esperando la
ocasión para que el crimen tenga buen resultado.
En sentencia de casación de fecha 12 de noviembre de 2001, dictada
en los autos Rol N° 4.216-01, esta Corte señaló que la calificante de
"premeditación" a que se refiere la circunstancia quinta del artículo 391

59
ART. 18 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

X o l del Código Penal tiene un significado difícil de precisar, por lo que


al apreciarla en los casos concretos el intérprete ha de ser especialmente
riguroso, pues siempre existe el riesgo de confundirla con el simple dolo,
infringiendo al aplicarla en esa forma el principio "non bis in idem".
Agrega que "premeditar" significa, según su sentido natural, "meditar
antes", existiendo dos etapas: la primera, antes de adoptar la decisión
de ejecutar el hecho punible, en la que el agente reflexiona y medita,
ponderando las ventajas y desventajas de perpetrarlo para, finalmente,
resolverse a llevarlo a cabo, y la segunda en la cual, perseverando en la
decisión tomada, pero antes de iniciar la ejecución del hecho típico,
discurre sobre la forma de poner por obra su propósito, seleccionando
los medios, escogiendo el momento y el lugar apropiado y, en general,
"trazando un plan de acción para realizar su designio", el cual, sin em-
bargo, no requiere ser minucioso y pormenorizado, pero sí revelador
de una resolución firme e invariable durante el lapso que media entre
ella y la ejecución del hecho. En cuanto a la exigencia legal de que la
premeditación sea "conocida", la sentencia en referencia expresa que
ello que nada tiene que ver con una comunicación a terceros, sino que
implica la advertencia de que no puede presumírsela y que la persistencia
e invariabilidad de la determinación criminal deben haberse manifestado
en hechos externos y probados por medios distintos de la confesión del
autor, puesto que se trata de elementos integrantes del hecho punible.
En cuanto a la persistencia en la determinación del agente, la sentencia
cita a Córdoba Roda y Rodríguez Mourullo y expresa que dicho requi-
sito legal "equivale a la necesidad de que consten como probados actos
realizados por el agente en el período de tiempo comprendido entre la
concepción de la idea y la ejecución del hecho punible, reveladores de
la permanencia de la decisión criminal".
Que, en el caso sometido a la decisión de esta Corte, el lapso que
transcurre entre la expresión de las palabras consideradas ofensivas y el
ingreso de los condenados a la casa donde se encontraban las víctimas
que las habían proferido es de sólo 15 minutos, tiempo durante el cual
los atacantes fueron en búsqueda del sable y la escopeta hechiza con que
realizaron el ataque. El breve tiempo transcurrido, sumado a que durante
éste fueron a buscar armas y partícipes, lleva a esta Corte a concluir que
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

en la especie tampoco se da la premeditación, sino un actuar equivocado,


pero impulsivo de los condenados.

Corte Suprema, 13/09/2005, Rol: 5670-2004, N° LegalPublishing: 32830

4) Q u e , con todo, puede afirmarse que "premeditar" significa, según


su sentido natural, "meditar antes" y, por esta razón, parece adecuada
la exigencia que se realiza por la jurisprudencia, en el sentido que la
calificante requiere de dos etapas: una primera en que el agente, antes
de adoptar la decisión de ejecutar el hecho punible, reflexiona y medita,
ponderando las ventajas y desventajas de perpetrarlo para finalmente,
resolverse a llevarlo a cabo; una segunda en la cual, perseverando en la
decisión tomada, pero antes de iniciar la ejecución del hecho típico,
discurre sobre la forma de poner por obra su propósito, seleccionando
los medios, escogiendo el momento y el lugar apropiados y, en general,
"trazando un plan de acción para realizar su designio" el cual, sin em-
bargo, no precisa ser minucioso y pormenorizado, pero sí revelador de
una resolución firme e invariable durante el lapso que media entre ella
y la ejecución del ilícito.
Por lo demás, la exigencia contenida en la ley que la premeditación ha
de ser "conocida" nada tiene que ver con una comunicación a terceros, sino
que implica tan sólo la advertencia de que no puede presumírsela, y que
sobre todo la persistencia e invariabilidad de la determinación criminal
deben haberse manifestado en hechos externos y probados por medios
distintos de la confesión del autor, puesto que se trata de elementos inte-
grantes del hecho punible.

Corte Suprema, 07/11/2005, Rol: 1380-2005, N° LegalPublishing: 33225

5) En cuanto a la premeditación no existen en la causa elementos


probatorios que permitan tener por acreditada tal agravante, ya que
la premeditación consiste en pensar reflexivamente una cosa antes de
ejecutarla, según definición del Diccionario de la Lengua Española,
la que concuerda con el concepto jurídico, y como lo ha señalado la
jurisprudencia, para que un acto se entienda ejecutado con premedita-
ción, es necesario que entre la determinación de cometer el delito y su
ejecución medie un espacio de tiempo, y en la especie, no se encuentran

61
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

establecidos en forma legal hechos que demuestren la premeditación v


que ésta fuere conocida.
Corte Suprema, 30/03/2006. Rol: 3-^-2005, A'" LegalPublishing: 3-/006

6. Abusar el delincuente de la superioridad de su sexo o de sus


fuerzas, en términos que el ofendido no pudiera defenderse con
probabilidades de repeler la olcnsa. 1

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 1 2 CIRCUNSTANCIA 6 A )

1) Perjudica al encausado la agravante de abusar el delincuente de la


superioridad de sus fuerzas, en términos que el ofendido no pudiera defen-
derse con probabilidades de repeler la ofensa. Agravante que se encuentra
acreditada por el hecho que el agresor mide cerca de dos metros de altura
v pesa unos cien kilos, mientras que el ofendido, mide 1.68 metros y pesa
60 kilos. Mío en relación con el informe de lesiones, que concluye que las
lesiones sufridas por el afectado, son compatibles con golpes enérgicos de
pie v puño en forma frontal directa.
Curte Suprema, 28/08/2002, Rol: 2747-2002, N" LegalPublishing: 2575-1

2) El elemento decisivo, en el desarrollo externo de la actividad de la


encausada al momento de los hechos, fue el empleo de su superioridad física
sobre el menor. En efecto, utilizó esta circunstancia, que conocía porque
vivía con la víctima, prevaliéndose de ella, para levantarlo sujetándolo de las
orejas v lanzarlo al suelo; y una vez caído, esto es, cuando lo tenía dominado,
persistió en su afán criminoso dándole de puntapiés. Lo que aumenta el
injusto, es el abuso o aprovechamiento consciente que hace el agente, de
un factor de superioridad, de sexo, de fuerzas o de armas conocido por él
y que ésta circunstancia influya en el resultado. Hechos que configuran la
agravante contemplada en el artículo 12 N° 6 del Código Penal.
Corte Suprema, 27/09/200i. Rol: 24 )5-2001, N<> LegalPublishing: 22510

1 Este número fue modificado por la letra al del 1 del articulo 1" de la Lev
V 19.^71, publicada en el Diario Oficial de "> de octubre de 2004, en el sentido
de sustituir la coma u que sucede a la palabra "sexo" por una "o" > eliminar
la frase "o de las armas".

62
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

7. C o m e t e r el delito con a b u s o de confianza.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 1 2 CIRCUNSTANCIA 7 A )

1) Se configura la agravante del artículo 12 N° 7 del Código Penal,


cometer el delito con abuso de confianza, por ser el acusado conocido
de bastante tiempo de la víctima y de su familia, en cuya casa, inclusive,
guardaba sus utensilios de trabajo, circunstancia que aprovecha para tentar
la realización del delito de violación. Esta agravante es una circunstancia
personal o subjetiva consistente en una disposición moral del delincuente,
de acuerdo a lo que señala el artículo 64 inciso I o del Código punitivo,
pero no corresponde a un elemento inherente al tipo penal en cuestión,
sino que complementa la descripción típica del delito de violación que
se da por establecido.
Corte Suprema, 06/03/2007, Rol: 164-2006, N° LegalPublishing: 36127

8. Prevalerse del carácter público que tenga el culpable.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 1 2 CIRCUNSTANCIA 8 A )

1) Habiendo aprovechado el imputado su carácter de funcionario


judicial para sustraer el expediente judicial en tramitación, hechos que
configuran el delito del artículo 4 o de la Ley N° 5.507, se tiene por
concurrente la agravante del artículo 12 N° 8 del Código Penal, esta es,
prevalerse del carácter público que tenga el culpable.
Corte Suprema, 18/01/2010, Rol: 9684-2009, N° LegalPublishing: 43285

9. Emplear m e d i o s o hacer que concurran circunstancias que


a ñ a d a n la ignominia a los efectos propios del hecho.
10. C o m e t e r el delito con o c a s i ó n de incendio, n a u f r a g i o ,
sedición, tumulto o conmoción popular u otra calamidad o
desgracia.
11. Ejecutarlo con auxilio de gente a r m a d a o de p e r s o n a s que
a s e g u r e n o proporcionen la impunidad.
12. Ejecutarlo de noche o en d e s p o b l a d o .
El Tribunal tomará o no en consideración esta circunstancia,
s e g ú n la naturaleza y accidentes del delito.

63
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

JURISPRUDENCIA RELACION ADA (.ART. 1 2 CIRCUNSTANCIA 1 2 A )

1) La circunstancia agravante del artículo 12 número 12, ella reviste


un carácter objetivo, por lo cual debe ser apreciada por el tribunal por
circunstancias concretas, como lo son la carencia o escasez de luz en el
horizonte, que permita el predominio de la oscuridad. Sin embargo, no
es menos cierto que el tribunal debe además considerar la naturaleza y
accidentes del delito.
Corte Suprema, 23/01/2003, Rol: ^880-2002, N° LegalPublishing: 31036

13. Ejecutarlo en desprecio o con ofensa de la autoridad pública


o en el lugar en que se halle ejerciendo sus funciones.
14. Cometer el delito mientras cumple una condena o después de
haberla quebrantado y dentro del plazo en que puede ser castigado
por el quebrantamiento.

JURISPRUDENCIA RELACION ADA (ART. 1 2 CIRCUNSTANCIA 1 4 A )

1) El artículo 12 N° 14 del Código Penal considera como circunstancia


agravante de responsabilidad penal "Cometer el delito mientras cumple
una condena o después de haberla quebrantado y dentro del plazo en que
puede ser castigado por el quebrantamiento". Esta hipótesis es denominada
usualmente "reincidencia ficta" o "reincidencia impropia", por cuanto la
condena anterior no ha sido en este caso cumplida efectivamente.
Por otro lado, Fuenzalida en su libro "Concordancias y comentarios al
Código Penal chileno", sostiene que "Si el Código atenúa la pena de los
delincuentes que han observado una conducta irreprochable, la lógica obli-
gaba a establecer una agravación para los de conducta viciosa. Preferimos,
sin embargo, esta inconsecuencia de la ley a la agravación que habría sido
tan infundada como la atenuación, porque, según hemos manifestado,
no teniendo derecho la ley social para tomar en consideración el mérito
o demérito absolutos ni habiéndolo considerado al imponer sus penas
comunes, no debe atenuar ni agravar la buena o mala conducta de un
hombre que delinque por primera vez. Mas el legislador atendiendo a que
no tiene una medida exacta para penar los delitos, puede y debe aumen-
tar la pena de los delincuentes que estando cumpliendo una condena o

64
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

después de haberla quebrantado delinquen de nuevo, e igualmente la de


los culpables que habiendo sido castigados anteriormente cometen otra vez
un delito de igual o distinta especie, porque esta conducta hace presumir
que para ellos las penas comunes no han sido eficaces ni proporcionada
a su inmoral obstinación".
La causal de agravación, en consecuencia surte efecto nada más que
cuando quien comete el nuevo delito está cumpliendo la condena anterior,
de forma tal que se requiere que la pena impuesta primitivamente es de
aquellas cuya ejecución se prolongase en el tiempo.

Corte Suprema, 02/07/2008, Rol: 2788-2008, N° LegalPublishing: 39388

2) Si bien consta que el encausado fue condenado, como autor del


delito de tráfico de estupefacientes, a una pena de 541 días de presidio
menor en su grado medio, más accesorias, hay también evidencia de ha-
bérsele concedido en la ocasión el beneficio de la remisión condicional.
Suspendido el cumplimiento de la pena por la remisión condicional, el
delinquimiento durante el período de observación no constituye agravan-
te, como se ha fallado, lo que descarta la procedencia de la circunstancia
señalada en el artículo 12 N° 14 del Código Penal.

Corte Suprema, 24/05/2004, Rol: 5534-2003, N° LegalPublishing: 30234

3) Una cosa es quebrantar una pena, que le puede significar al conde-


nado una sanción que la mayoría de los autores considera como adminis-
trativa o disciplinaria, en conformidad al artículo 90 del Código Penal, y
otra muy diferente es cometer un nuevo delito después de haber quebran-
tado la pena que se encontraba cumpliendo, lo que es considerado como
agravante, por lo que existe perfecta armonía entre la norma del artículo
12 N° 14 con las disposiciones de los artículos 91 inciso I o y 90, todos
del Código Penal. En consecuencia al cometerse el ilícito investigado en
esta causa después de haber quebrantado la pena aplicada, la participación
del encartado en este ilícito está revestida de una agravante.

Corte Suprema, 27/09/2001, Rol: 2479-2001, N° LegalPublishing: 22516

4) El sujeto que ha quebrantado una sanción puede ser castigado


por el quebrantamiento, mediante una simple medida de castigo disci-
plinario. Para el evento de que delinca nuevamente, después de dicho

65
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

quebrantamiento, este nuevo hecho distinto del anterior constituye una


agravante. Ambas situaciones son diferentes y no puede ser considerada
una sola, de modo que no se vulnera el artículo 63 del Código Penal.
Corte Suprema, 28/08/2000, Rol: 3610-2000, N» LegalPublishing: 17154

5) El legislador considera que la persona que ha quebrantado una


sanción puede ser castigada por el quebrantamiento, disponiendo para
ello una simple medida de castigo disciplinario y para el evento que de-
linca nuevamente, después de dicho quebrantamiento, este nuevo hecho,
distinto del anterior, constituye una agravante. Ambas situaciones son
diferentes y no puede ser considerada una sola.
Corte Suprema, 03/05/2001, Rol: 3610-2000, N° LegalPublishing: 18720

6) Perjudica al acusado esta circunstancia agravante, puesto que consta


en Certificado del Centro de Cumplimiento Penitenciario que el acusa-
do se encontraba cumpliendo pena impuesta bajo beneficio de libertad
condicional cuando cometió el delito.

Corte Suprema, 11/11/2003, Rol: 4748-2003, N° LegalPublishing: 28782

7) Corresponde agravar la responsabilidad del acusado con la cir-


cunstancia prevista en el artículo 12 N° 14 del Código Penal, puesto que
los delitos materia del presente juzgamiento fueron cometidos mientras
aquél cumplía una sanción anterior bajo la modalidad de la reclusión
nocturna.

Corte Suprema, 29/01/2007, Rol: 6541-2005, N° LegalPublishing: 35946

15. Haber sido condenado el culpable anteriormente por delitos


a que la ley señale igual o mayor pena. 1
16. Haber sido condenado el culpable anteriormente por delito
de la misma especie. 2

Este numero fue modificado por la letra a) del número 2 del artículo I o de
la Ley N° 20.2 >3, publicada en el Diario Oficial de 14 de marzo de 2008, en
el sentido de sustituir la palabra "castigado" por "condenado".

' ni ™ r e e m P l a z a d 0 Por la letra b) del número 2 del artículo 10 de


la Ley N° 20.2^3, publicada en el Diario Oficial de 14 de marzo de 2008.

66
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 1 2 CIRCUNSTANCIA 1 6 A )

1) La agravante N° 16 del artículo 12 del Código Penal cumple con un


sentido de prevención especial ya que si un procesado vuelve a delinquir
ello está indicando que la pena no ha sido eficaz y que el desprecio que
revela su nueva acción debe ser castigado con más severidad. Al volver a
cometer el mismo tipo de delito el inculpado demuestra que no ha hecho
mella en su voluntad el hecho de haber sufrido con anterioridad una pena
aplicada, por lo que se en caso de darse tal caso se está frente a la situación
de agravamiento de responsabilidad criminal.

Corte Suprema, 26/05/2005, Rol: 4-2005, N° LegalPublishing: 32137

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 09/06/2004, Rol: 1894-2004, N° LegalPublishing: 30253

2) Agrava la responsabilidad del procesado, la concurrencia de la cir-


cunstancia que contempla el artículo 12 N° 16 del Código Penal, pues
consta que éste fue condenado con anterioridad como autor de sendos
delitos de robo por sorpresa a ciento veinte y noventa días de presidio
menor en su grado mínimo, las que se tuvieron por cumplidas con el
tiempo que estuvo privado de libertad en ellas. Antecedente suficiente
para tenerlo como reincidente en delitos de la misma especie, ya que
tanto los anteriores como los que motivan la presente causa, robo con
intimidación y robo con violencia, atentan en contra de la propiedad, sin
que sea obstáculo para la conclusión anterior, que los de ahora, también
afecten a las personas, dado su carácter de pluriofensivos.

Corte Suprema, 14/11/2002, Rol: 4271-2002, N° LegalPublishing: 26082

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 07/05/2002, Rol: 727-2002, N° LegalPublishing: 24453

3) La reincidencia específica supone no sólo la existencia anterior de un


fallo condenatorio, sino el que la pena impuesta se encuentre cumplida.
Corte Suprema, 16/04/2001, Rol: 411-2001, N° LegalPublishing: 18483

4) Perjudica la agravante, cuando se ha cumplido una condena anterior.


Y en este caso el proceso se encontraba en la I. Corte, en consulta de la
sentencia; y en la otra pena impuesta, se le había otorgado el beneficio de

67
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

la libertad vigilada, el que le fue revocado y, por lo tanto, no ha cumplido


la pena que se le impuso en la referida causa.
Corte Suprema, ¡-4/012004. Rol: 1609-2004, N° LegalPublishing: 30445

5) Por disposición del artículo 104 del Código Penal, se rechaza esta
agravante aunque el prontuario del acusado registre una condena anterior
como autor de un delito de abusos deshonestos, pues su fecha de comisión
antecede en más de 19 años al hecho investigado actualmente.
Corte Suprema, 07/012004. Rol: 1168-2004. N" LegalPublishing: 30411

6) Q u e no es posible agravar la responsabilidad con la circunstancia


de la reincidencia específica prevista en el artículo 12 N° 16 del Código
Penal, porque aparece que con anterioridad fue condenado por delitos de
robo por sorpresa, delito el cual es de naturaleza distinta en tanto no es
más que un hurto agravado que en cuanto a la forma de ataque del bien
jurídico y en cuanto a los bienes afectados, difieren en forma importante,
por lo cual no les puede asimilar en especie, no bastando que estén pena-
lizados en un mismo título del Código Penal, pues ésa es una regla dada
para el solo efecto de la acumulación de penas. No debe olvidarse, en este
punto, que dentro de un mismo título se encuentran delitos tan disímiles
como los de homicidio y los de calumnia e injuria.
Corte Suprema, 05/06/2007, Rol: 1196-2007, N° LegalPublishing: 36553

7) Que, la circunstancia agravante de la reincidencia específica, que


es la contemplada en el número 16 del artículo 12 del Código Penal, se
aplica al que vuelve a delinquir después de haber sido condenado ante-
riormente por otro delito y cuya condena cumplió íntegramente antes de
la comisión del actual ilícito. Surge como contrapartida a la atenuante de
irreprochable conducta anterior. Su fundamento es entonces la peligrosi-
dad que se manifiesta en el sujeto, que no obstante haber satisfecho una
condena, vuelve a cometer otro delito, demostrando que la pena impuesta
no ha sido suficiente para impedir que cometa nuevos ilícitos, por ello, la
sanción penal del actual delito se ve agravada para evitar la habitualidad
y profesionalidad que imperan en el campo delictual.

Corte Suprema, 2103/2007 Rol: 6618-2006, N° LegalPublishing: 36485

68
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

17. Cometer el delito en lugar destinado al ejercicio de un culto


permitido en la República.
18. Ejecutar el hecho con ofensa o desprecio del respeto que
por la dignidad, autoridad, edad o sexo mereciere el ofendido, o
en su morada, cuando él no haya provocado el suceso.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 1 2 CIRCUNSTANCIA 1 8 A )

1) La agravante de responsabilidad del artículo 12 N° 18 del Código


Penal, ejecutar el delito en la morada del ofendido, exige que para el agente
se trate de una morada ajena, ya que es ello lo que origina la agravación
del injusto, por lo que si sujeto activo y sujeto pasivo tienen la misma
morada, no puede tenerse por concurrente.

Corte Suprema, 29/07/2008, Rol: 2460-2008, N° LegalPublishing: 39504

19. Ejecutarlo por medio de fractura o escalamiento de lugar


cerrado.
20. Ejecutarlo portando armas de fuego o de aquellas referidas
en el artículo 132.1

§ 5. De las circunstancias que atenúan o agravan la


responsabilidad criminal según la naturaleza y
accidentes del delito

Artículo 13. Es circunstancia atenuante o agravante, según la


naturaleza y accidentes del delito:
Ser el agraviado cónyuge, pariente legítimo por consanguinidad
o afinidad en toda la línea recta y en la colateral hasta el segundo
grado inclusive, padre o hijo natural o ilegítimo reconocido del
ofensor.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 11, 12, 63, 146, 352, 369, 370 bis, 371, 372, 375, 390, 394, 400, 489,
494 N° 15.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código Civil: artículos 27y siguientes.

1 Este número fue agregado por la letra b) del N° 1 del artículo I o de la Ley
N° 19.975, publicada en el Diario Oficial de 5 de octubre de 2004.

69
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Corresponde aplicar como agravante de responsabilidad la circuns-


tancia establecida en el artículo 13 del Código Penal, esta es, la relación
de parentesco entre víctima y ofensor, pues ellos son hermanos biológicos
por parte de madre. Dicho parentesco supone un grado de confianza, de la
que se valió el acusado para perpetrar el delito, lo que justifica el aumento
de la pena. Y no puede rechazarse la aplicación de esta modificatoria de
responsabilidad penal por la circunstancia de no haberse incorporado el
certificado de nacimiento del acusado, toda vez que el estado civil de las
personas no sólo se acredita con el mérito de dicho certificado
Corte Suprema, 15/09/2009, Rol: 3909-2009. N" LegalPublishing: 42597

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 06/06/2005, Rol: 194-4-2005, N° LegalPublishing: 32165

2) Considerándola en esta ocasión como una agravante, puesto que, no


sólo por la naturaleza de las infracciones sino también porque, en este caso,
como bien señala Rodríguez Collao "la ley estima que el quebrantamiento
de los deberes que imponen los lazos de familia es un mal que se agrega
al mal inherente a delito" (Delitos sexuales, pág. 291), ya que de acuerdo
a las características de los hechos sub lite, dicho parentesco ha resultado
fundamental para permitir su perpetración y ha ocasionado trastornos
significativos en ese ámbito, que el enjuiciado simplemente soslayó en pos
de la materialización de sus designios. Ahora bien, en cuanto a las agra-
vantes hechas valer por la parte querellante, el Tribunal se ha inclinado por
negar su concurrencia respecto de todas; en primer término, en orden a la
contemplada en el artículo 368 del Código Penal, no únicamente por lo
que dispone el inciso 2 o de la misma disposición - q u e la excluye en estos
casos- sino porque la estricta aplicación del principio non bis in idem lo
prohibe de igual modo, como también respecto de las otras circunstancias
alegadas, vale decir, el abuso de confianza y de superioridad de fuerza o
sexo, que por lo demás son incompatibles con las hipótesis de violación
acogidas, sin mencionar que nada señaló en debate para solventarlas.

Corte Suprema, 16/01/2008, Rol: 6614-2007, N° LegalPublishing: 381 ~¡3

70
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

TÍTULO II
DE LAS PERSONAS RESPONSABLES DE LOS DELITOS

Artículo 14. Son responsables criminalmente de los delitos:


1. Los autores.
2. Los cómplices.
3. Los encubridores.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 15, 16. 17, 50 y siguientes, 293 y 294.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código Civil: artículos 2314 y siguientes.
- Código de Procedimiento Penal: artículos 16 y 39.
- Código Procesal Penal: artículos 4a, 7o y 58.
CONCORDANCLAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 12.927 sobre Seguridad del Estado. D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto .Y" 890): artículos 14, 17 a 20.

Artículo 15. Se consideran autores:


CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 14, 50 y siguientes, 141, 196, 198, 293, 339, 345, 371, 392, 402, 403,
444, 454 y 483.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 15)

1) No puede llegarse a concluir que entre ambos haya existido la con-


currencia de voluntades convergentes que la ley exige para la necesaria
concertación delictual, única que hace posible alguna forma de coautoría.
Por esta razón, sentencia la doctrina, "la coautoría llega hasta donde alcanza
la voluntad compartida, de suerte que el exceso conciente de uno de ellos
no grava a los restantes"; para estos sentenciadores resulta absolutamente
claro que quien decidió y mantuvo el dominio total y absoluto de los
hechos fue uno solo, de modo que debe sólo él responder como autor
único de propia mano. Por ello lleva plena razón el señor Fiscal Judicial,
cuando en su informe de fs. 782 propone la absolución de el otro encau-
sado por no darse tampoco la forma de coautoría por inducción pues "de
los antecedentes referidos, no aparece que haya habido concierto previo
entre los hermanos para cometer los ilícitos, sino más bien, una reacción

71
ART. 18 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

intempestiva de uno de ellos al ver a su hermano herido, y llevado por su


carácter actuó en la forma violenta como lo hizo", lo cual también esta
sentencia ha compartido.
Corte Suprema, 01/09/2005, Rol: "98-2005, N* LegalPublishing: 32833

1. Los que toman parte en la ejecución del hecho, sea de una


manera inmediata y directa, sea impidiendo o procurando impedir
que se evite.
2. Los que fuerzan o inducen directamente a otro a ejecutarlo.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 15 N° 2)

1) La modalidad de autoría del artículo 15 N° 2 del Código Penal tiene


las siguientes características: a) coexisten dos acciones: la del autor mediato,
constituida por el empleo de la instigación y la del autor inmediato, que
materialmente realiza el hecho y b) tanto el autor mediato como el inme-
diato actúan dolosamente en el mismo sentido, de modo que este último
no es un instrumento primero, porque sabe lo que hace y la significación
de su actuar, que viene a ser el efecto o consecuencia complementaria de
la acción del inductor. Se trata de dos acciones complementarias, de cuya
concurrencia se requiere para la existencia del delito: sin el comportamiento
del autor mediato no se incurriría en delito.

Corte Suprema, 28/01/2009, Rol: 4427-2007, N° LegalPublishing: 4167-1

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 25/09/2008, Rol: 4662-2007, N° LegalPublishing: 40268

2) La autoría indirecta puede revestir dos formas: recurrir a medios


intelectuales o emplear la fuerza. La inducción por medios intelectuales
consiste en hacer nacer en otro, mediante la persuasión, la resolución de
ejecutar un hecho delictivo; se trata de convencer, de inclinar en determi-
nado sentido la voluntad de otro; el inductor mismo no tiene el propósito
de cometer el delito, quiere el delito ejecutado por el inducido. En cuanto
al que usa la fuerza, ésta puede ser de dos clases: "vis absoluta", que con-
siste en la fuerza física ejercida sobre una persona, que anula su voluntad
y la convierte en un simple "medio" o instrumento de ejecución; y "vis
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

compulsiva", que es la fuerza física (sobre el cuerpo) o moral (sobre la


mente) empleada en contra de una persona para obligarla a adoptar una
resolución delictiva. Sólo la "vis compulsiva" es la que se comprende en el
artículo 15 N° 2, ya que la "vis absoluta" encuadra en el N° 1 del artículo
15, ya que quien es empleado como medio o instrumento para cometer
un delito no actúa, actúa quien lo usa, en autoría directa e inmediata. En
la "vis absoluta" hay un solo autor: el que emplea la violencia.
Corte Suprema, 26/04/2005, Rol: 2751-2003, N° LegalPublishing: 31997

3. Los que, concertados para su ejecución, facilitan los medios


con que se lleva a efecto el hecho o lo presencian sin tomar parte
inmediata en él.

JlíRJSPRUDENCLA RELACION ADA (ART. 15 N° 3)

1) Del tenor literal de la norma transcrita se desprende que la sola pre-


sencia de un niño en la producción de material pornográfico es penalizada,
a pesar que aunque tradicionalmente el tratamiento penal de la pornografía
se concentra en sus implicancias públicas, vinculadas a su difusión y a la
producción de material pornográfico sólo en tanto orientado hacia aquélla;
con la nueva formulación se diversifica el tratamiento, pues la exhibición
o la participación de un niño en reproducciones pornográficas conllevan
un riesgo de afectación de su indemnidad sexual.
El hecho que otras personas intervengan, voluntariamente, como
simples observadores de cualquiera de las conductas que configuran este
delito, las convierte en coautores, de conformidad a los números 1 y 3
del artículo 15 del Código Penal, dependiendo de la forma concreta que
hubiere asumido su intervención.
Corte Suprema, 07/08/2008, Rol: 5576-2007, N° LegalPublishing: 39792

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 28/01/2004, Rol: 3676-2002, N° LegalPublishing: 29713
Corte Suprema, 08/10/2002, Rol: 3029-2002, N° LegalPublishing: 26033

2) La circunstancia modificatoria de concertación con otras personas


para cometer el delito, implica una unidad de propósito, de resolución

73
SUPREMA
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

para concretarlo y de plan para realizarlo, y supone un dolo común, por


lo que de esa forma quedan comprendidos en la autoría prevista en el
artículo 15 N° 3 del Código Penal, de lo cual se colige que no puede
estimarse que concurre sino respecto de sujetos determinados, lo que no
se ha establecido en los autos.
Corte Suprema, 04/12/2008, Rol: 2184-2008, N° LegalPublishing: 41406
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 01/09/2005, Rol: 798-2005, N° LegalPublishing: 32833

3) El hecho de dar información necesaria respecto del bien inmueble,


personas que vivían, objetos de valor, incluso situación económica de su
dueño, como asimismo, la de facilitar el traslado de los demás partícipes,
entre otras, circunstancias que posibilitaba la comisión del delito y su éxito,
dejan en evidencia que dicha participación es la de autor en éste.
Corte Suprema, 28/01/2004, Rol: 3676-2002, N<> LegalPublishing: 29713

4) Q u e la exigencia de concierto previo, cuyo establecimiento hecha


de menos el recurrente, sólo ésta contempla en nuestra normativa penal
sustantiva para los casos de autoría del artículo 15 N° 3, hipótesis que no
fuera la aplicada a la encartada.
Corte Suprema, 25/0^/2006, Rol: 4281-2005, N° LegalPublishing: 34303

Artículo 16. Son cómplices los que, no hallándose comprendi-


dos en el artículo anterior, cooperan a la ejecución del hecho por
actos anteriores o simultáneos.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO!
Artículos 14, 50 y siguientes, 131, 294, 339, 371 y 498.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley V 12.927sobre Seguridad del Estado. D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto Xo 890): artículo 24.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El artículo 16 del Código Penal señala que son cómplices de un


delito quienes, no hallándose comprendidos en el artículo anterior -que se
refiere a los autores- cooperan a la ejecución del hecho por actos anteriores

74
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

o simultáneos. Por consiguiente, es evidente que para realizar actos propios


de complicidad es necesario cooperar a la ejecución del delito, esto es, se
requiere un grado de dominio o de control en el desarrollo del mismo, lo
que por cierto supone un conocimiento de que se está realizando un acto
ilícito, en este caso la apropiación indebida de los dineros de cuya admi-
nistración era responsable el autor, lo que en el presente caso no sucede.
Corte Suprema, 26/06/2008, Rol: 6467-2007, N° LegalPublishing: 39384
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 13/09/2001, Rol: 1082-2001, N° LegalPublishing: 22482
Corte Suprema, 29/01/2001, Rol: 3784-2000, N° LegalPublishing: 17957

2) La actuación conjunta de varios sujetos activos no importa necesa-


riamente que los intervinientes en el delito de robo con fuerza en las cosas
cometido en lugar destinado a la habitación puedan ser calificados todos
ellos de coautores, puesto que siendo propio de la complicidad intervenir
en el acto ilícito antes o durante la ejecución del mismo, conforme al
artículo 16 del Código Penal, es posible concluir que la simultaneidad y
el hecho de presenciar directamente un ilícito no es patrimonio exclusivo
de la autoría, resultando evidente que la mayor parte de los cómplices
intervienen en el preciso momento en que se comete el ilícito y que ha-
bitualmente, además, lo presencian.
A lo anterior cabe agregar que la diferencia radical entre los coautores
del artículo 15 N° 3 del Código Penal y los cómplices no se encuentra
explicitada en ninguna de las palabras que se leen en el texto positivo: ni
la concertación ni la facilitación de medios ni el presenciar el hecho sin
tomar parte inmediata en él son caminos seguros y definitivos de distin-
ción, por lo que se hace necesario encontrar un criterio adicional a los
señalados diferenciarla de la complicidad. En opinión de esta Corte, tai
criterio informador fue claramente enunciado por Hans Welzel cuando
señaló que la autoría se caracterizaba, en lo esencial, por el dominio final
del hecho: dominio final del hecho significa la capacidad de decidir, en
buenas cuentas, acerca de la consumación o no del ilícito, el cual a su vez
puede derivar de diversas circunstancias. Así, tiene dominio final del hecho
quien realiza la conducta por sí mismo en forma material, lo cual se recoge
en la autoría directa (artículo 15 N° 1 del Código Penal); también tiene

75
ART. 16 LIBRO l'RIMHRO - TÍTULO II

dominio final del hecho quien de una u otra forma controla o se vale de la
voluntad y conducta de otro para cometer un ilícito (hipótesis de autoría
mediata y de instigación, en el artículo 15 N° 2 del Código Penal).
Finalmente, también tiene el dominio final del hecho aquel que, en
rigor, no puede decidir por sí mismo acerca de la consumación de él, pero
sí acerca de su no consumación. Esta última hipótesis, que corresponde
estrictamente al artículo 15 N'° 3 del Código Penal, es lo que se conoce
como coautoría y que significa, en rigor, compartir el dominio del hecho:
el éxito y la comisión del ilícito depende de la voluntad de todos, pero
el fracaso de la acción delictiva, por lo mismo, depende de cada coautor
en particular. Lo anteriormente expuesto resulta aplicable no sólo a la
facilitación de medios a que se refiere el artículo 15 N° 3, sino que tam-
bién ilumina el problema de la concertación y el del presenciar el hecho
sin tomar parte inmediata en él, pues quienes así actúan sólo pueden
considerarse coautores si también tienen el dominio final del hecho y lo
comparten.
En otras palabras, el concertado, por el solo hecho de haberse concer-
tado, no cometerá un ilícito en calidad de autor, sino que deberá actuar de
una de dos formas: o facilitando medios de carácter irreemplazable o pre-
senciando el hecho sin tomar parte inmediata en él pero pudiendo tomar
parte hasta el punto de impedirlo. Esta última frase es la que diferencia al
coautor del cómplice, pues éste habitualmente también presencia el ilícito
sin tomar parte inmediata en él, pero careciendo de toda posibilidad de
decidir acerca de su no consumación. Este último aspecto es el de mayor
complejidad en la distinción entre coautoría y complicidad y obligará,
por supuesto, el análisis de cada caso en concreto. Asimismo, otro de los
criterios empleados -ya en un plano más genérico- para distinguir entre
autores y partícipes, reside en que para estos últimos el hecho del autor
principal es "ajeno" criterio que, aunque en su versión subjetiva es casi
inaplicable, puede ser útil cuando, como coincidentemente acontece en el
caso sub lite, ciertas circunstancias objetivas permiten deducir la situación
subjetiva de los involucrados en el hecho respecto de si lo aprecian como
"propio", "ajeno" o "perteneciente a todos".
De esta manera, la conducta del procesado que ingresó a la casa habi-
tación por una ventana previamente rota por otro procesado sustrayendo

76
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

especies de su interior, lo sitúa en calidad de autor material del delito de


robo con fuerza en las cosas en lugares destinado a la habitación (artículo
15 N° 1 del Código Penal); la del acusado que dio un puntapié al portón
de entrada para facilitar el ingreso del autor material, configura un caso
de colaboración simultánea en la comisión del ilícito propio de la com-
plicidad, y en cuanto adquirió las especies robadas, lo hace partícipe en
calidad de autor del delito de receptación (concurso material de delitos);
y la conducta del procesado que se limitó a observar lo que acontecía,
también importó una colaboración en la comisión del delito, debido a
la seguridad y apoyo moral que significaba su conducta de observador y
vigía -quien no quiere participar en un ilícito, simplemente se retira del
lugar cuando advierte el propósito real del resto de los sujetos-, por lo
que se trata también de un cómplice.

Corte Suprema, 14/09/1999> Rol: 2607-1999, N° LegalPublishing: 16321

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 30/01/1989, Rol: 6073, N° LegalPublishing: 10666

3) La complicidad supone cooperación, pero no concierto, lo que


permitiría distinguirla de los casos de autoría o coautoría.
Corte Suprema, 02/03/2001, Rol: 3864-2000, N° LegalPublishing: 18230

4) La rea no tuvo la participación de autora en el hecho que causó la


muerte de su marido, por cuanto no intervino en él de una manera per-
sonal, inmediata y directa, ni tampoco impidió o procuró impedir que se
evitase; asimismo, no indujo al autor - q u e es una persona imputable-,
ni menos lo forzó a que lo cometiera. Tampoco se ha concertado con el
autor para cometer el delito, no pudiendo considerarse tal el hecho de
que no se opusiera a que lo cometiera cuando él le dio a conocer su de-
terminación de darle muerte y responderle mátalo, pues para ser autor, y
aparte del concierto, habría tenido que presenciar el delito o suministrarle
los medios para llevarlo a efecto, aun aceptando que esta última expresión
no exige que se suministren medios materiales necesariamente, pues el
hecho de haberle dicho al autor que su marido trabajaría al día siguiente
en que ocurrió el hecho en un lugar determinado -en donde fue asesina-
do-, no resulta decisivo pues dicho reo conocía obviamente ese lugar por

77
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

ser viviente de esa región; que, en cambio, esa no oposición a que diese
muerte a su marido cuando le comunicó su intención de hacerlo, en cir-
cunstancias de que eran amantes, sin duda fortaleció la decisión de aquél,
de suerte que cabe aceptar que cooperó sin ser autora a la comisión del
delito, actuación que cabe encuadrarla en la complicidad, a lo que debe
añadirse que le suministró el dato -si bien no fue decisivo-, de que al día
siguiente del suceso precisamente su marido iría a un lugar determinado,
en donde fue ultimado.

Corte Suprema, 30/01/1989, Rol: 6073, N° LegalPublishing: 10666

Artículo 17. Son encubridores los que con conocimiento de la


perpetración de un crimen o de un simple delito o de los actos
ejecutados para llevarlo a cabo, sin haber tenido participación en
él como autores ni como cómplices, intervienen, con posterioridad
a su ejecución, de alguno de los m o d o s siguientes:
CONCORDANCIAS A ESII: CÓDIGO:

Artículos 14, 50 y siguientes, 250 bis, 269 bis, 295 bis, 456 bis A.

CONCORDANCIAS \ OTRAS NORMAS:


- Lev V" / 9.366 sobre Tráfico ¡licito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas.
D.O. 1K ¡0.1995 i texto refundido Decreto con Fuerza de Lev N° 1y artícu-
lo 12.

1. Aprovechándose por sí m i s m o s o facilitando a los delin-


cuentes medios para que se aprovechen de los efectos del crimen
o simple delito.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 17 N° 1)

1) Tampoco puede seguirse el criterio según el cual la mujer es encu-


bridora del secuestro, porque el secuestro en cuanto delito permanente no
estaba consumado cuando ella subió al móvil, sino que seguía consumán-
dose, que es cosa distinta. Y de hecho no terminó de consumarse sino hasta
que el ofendido recuperó su libertad. Luego, la mujer participó directa e
inmediatamente en la ejecución, sin importar que ésta se haya iniciado
antes de su intervención, como sí interesaría en un delito instantáneo, cuyo
no es el caso. Si es encubridora del robo, pues actúa después de consumado

78
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

tal ilícito por el condenado, ya que éste sí es un delito instantáneo. Pero


su participación concreta no consiste en ocultar efectos del ilícito, sino
en aprovecharse por sí misma y en facilitar medios al co-procesado para
que éste también se aprovechara, del producto del delito.

Corte Suprema, 06/12/2005, Rol: 6096-2005, N° LegalPublishing: 33704


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 29/09/2003, Rol: 1505-2003, N° LegalPublishing: 28627

2. Ocultando o inutilizando el cuerpo, los efectos o instrumen-


tos del crimen o simple delito para impedir su descubrimiento.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 17 N° 2)

1) Corresponde absolver a la encausada como encubridora de delito


de homicidio, por el hecho de haber escondido el cuchillo con que se
perpetró el delito, pues para que se produzca la figura del encubrimiento,
es menester que concurran los siguientes requisitos: a) Conocimiento de
la perpetración de un crimen o simple delito o de los actos ejecutados
para llevarlo a cabo; b) No haber sido autor ni cómplice del mismo; c)
Intervenir con posterioridad a la ejecución de alguno de los modos que
la ley señala, ellos son: 1.- Aprovecharse por sí mismo o facilitar a los
delincuentes medios para que se aprovechen de los efectos del crimen o
simple delito; 2.- Por favorecimiento. Este puede ser de dos clases: real y
personal. El primero, consiste en ocultar o inutilizar el cuerpo, los efectos
o instrumentos del crimen o simple delito para impedir su descubrimiento
y el segundo, referido a albergar, ocultar o proporcionar la fuga al culpable.
De esta manera, el encubrimiento imputado, es la de favorecimiento real,
por cuanto aquélla ha ocultado el medio utilizado para la ejecución del
delito materia de autos, sin embargo, esta forma de encubrimiento aparece
integrada por un requisito subjetivo especial, cual es, que la acción desple-
gada por el encubridor ha de tener por fin, impedir el descubrimiento del
delito, mas no del culpable, elemento que no concurre en la especie, pues
el acto de ocultamiento, tuvo por finalidad impedir que se encontrara y
acusara al hechor, no al delito.

Corte Suprema, 27/10/2003, Rol: 4395-2003, N° LegalPublishing: 28786

79
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

2) Q u e de ios antecedentes hasta ahora reunidos en el proceso tenido


a la vista» aparecen presunciones fundadas para estimar que los integrantes
de una repartición policial que dependía directamente del Director General
de Carabineros, incurrieron en reiterados atentados contra la vida e inte-
gridad física de las personas provocando pánico y temor en la ciudadanía,
comportamientos que importan la asociación ilícita tipificada en la Ley
N° 18.314 que determina conductas terroristas y fija su penalidad; Que,
igualmente, de esos antecedentes sumariales aparece que quien investía tal
autoridad, esto es, la de Director General de Carabineros, fue informado
respecto de hechos punibles que afectaban directamente al organismo
que de él dependía y, en lugar de poner tales hechos en conocimiento
de las autoridades a quienes legalmente les correspondía conocerlos
para investigarlos y determinar responsabilidades, optó por entregarlos
al propio órgano integrado, justamente, por lo presuntos inculpados;
Q u e la conducta así establecida, esto es, la de no denunciar hechos que
revestían carácter delictual a la autoridad judicial correspondiente y, por
el contrario, permitir a los presuntos inculpados tomar conocimiento
de ellos so pretexto de establecer su efectividad, constituye un atentado
contra la administración de justicia que permite determinar una forma
de encubrimiento, resultando aceptable por el momento la dispuesta por
el Juez a quo, esto es, la contemplada en el artículo 17 N° 2 del Código
Penal.

Corte Suprema, 21/04/1992, Rol: 29040, N° LegalPublishing: 11838

3. Albergando, ocultando o proporcionando la fuga del


culpable. 1

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 17 N° 3)

1) No habiendo tenido participación ni como autores ni como cóm-


plices con conocimiento de la perpetración del crimen, intervinieron con
posterioridad a la ejecución de los actos homicidas ayudando a arrastrar el

Este número fue sustituido por el número 1 del artículo 2 o de la Ley N" 19 077,
publicada en el Diario Oficial de 28 de agosto de 1991.

80
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

cuerpo del occiso hasta una vía pública, con el manifiesto propósito, según
lo comprueban sus primeras indagatorias, de atribuir la responsabilidad
de la muerte a terceros, mediante el subterfugio de crear las apariencias
de que había sido atropellado por algún vehículo.
La conducta descrita en el razonamiento anterior satisface las exigencias
del artículo 17 N° 3 del Código Penal, ya que la maniobra expuesta tenía
por objeto esconder la identidad del verdadero culpable, lo cual, dados
los términos amplios en que está concebida actualmente la disposición,
es una de las múltiples formas imaginables en que se puede "ocultar al
culpable".

Corte Suprema, 13/09/2001, Rol: 1082-2001, N° LegalPublishing: 22482

4. Acogiendo, receptando o protegiendo habitualmente a los mal-


hechores, sabiendo que lo son, aun sin conocimiento de los crímenes
o simples delitos determinados que hayan cometido, o facilitándoles
los medios de reunirse u ocultar sus armas o efectos, o suministrán-
doles auxilios o noticias para que se guarden, precavan o salven.
Están exentos de las penas impuestas a los encubridores los
que lo sean de su cónyuge o de sus parientes legítimos por con-
sanguinidad o afinidad en toda la línea recta y en la colateral hasta
el segundo grado inclusive, de sus padres o hijos naturales o ile-
gítimos reconocidos, con sólo la excepción de los que se hallaren
comprendidos en el número 1 de este artículo.

TÍTULO 111

DE LAS PENAS

§ 1. De las penas en general

Artículo 18. Ningún delito se castigará con otra pena que


la que le señale una ley promulgada con anterioridad a su
perpetración.
Si después de cometido el delito y antes de que se pronuncie
sentencia de término, se promulgare otra ley que exima tal hecho
de toda pena o le aplique una menos rigorosa, deberá arreglarse
a ella su juzgamiento.
Si la ley que exima el hecho de toda pena o le aplique una menos
rigurosa se promulgare después de ejecutoriada la sentencia, sea

81
ART. 18 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

que se haya cumplido o no la condena impuesta, el tribunal que


hubiere pronunciado dicha sentencia, en primera o única instancia,
deberá modificarla de oficio o a petición de parte. 1
En ningún c a s o la aplicación de este artículo m o d i f i c a r á las
consecuencias de la sentencia primitiva en lo que diga relación con
las indemnizaciones p a g a d a s o c u m p l i d a s o las inhabilidades.-
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 79 v 80.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- C'(institución Política: articulo i 9 A11 .>'.
Codujo Civil: articulo 9'\
Codujo Procesal Penal: artículo 11.

JL IRISPRUDEN'CIA RELACIONADA

1) El artículo 19 X" 3 o , inciso séptimo, de la Constitución Política


de la República, establece como principio fundamental la irretroactividad
de la ley penal, y como excepción, la aplicación de la ley posterior más
favorable.
Esta garantía se encuentra desarrollada en el artículo 18 del Código
Penal, que en su inciso tercero ordena que si la ley que exima el hecho
de toda pena o le aplique una menos rigurosa se promulgare después
de ejecutoriada la sentencia, sea que se haya cumplido o no la condena
impuesta, el Tribunal que hubiere conocido dicha decisión, en primera o
única instancia, deberá modificarla de oficio o a petición de parte.
La literalidad del inciso tercero recién citado, no limita la razón jurídica
que fluye de una interpretación sistemática de este precepto con la Carra
Fundamental. En efecto, la Constitución habla de ley más favorable, con
lo que se refiere no sólo a la pena específica que la ley señala en abstracto,

Este inciso fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 19.806, publicada


en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002. Con anterioridad fue agregado
por el numero 1 del artículo 1» de la Ley N" I 7.727, publicada en el Diario
Oficial de 2/ de septiembre de 1972.
Este inciso fue agregado por el número 1 del artículo I o de la Ley N° 17.727.
publicada en el Diario Oficial de 27 de septiembre de 1972.
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

sino también a otros aspectos penales sustantivos que puedan mejorar la


situación jurídico material de los sentenciados.
De lo que se lleva dicho, no cabe duda alguna que la ley más beneficiosa
es la de Responsabilidad Penal Adolescente, al fijar los límites máximos
de las penas privativas de libertad a los cuales pueden verse expuestos
los menores de dieciocho años y mayores de catorce, que para el caso de
autos, es de diez años.

Corte Suprema, 06/11/2008, Rol: 2617-2008, N° LegalPublishing: 41243

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 06/05/2008, Rol: 710-2008, N° LegalPublishing: 38809
Corte Suprema, 29/04/2008, Rol: 5521-2007, N° LegalPublishing: 38764
Corte Suprema, 28/12/2010, Rol: 9669-2010, N° LegalPublishing: 47068
Corte Suprema, 02/08/2010, Rol: 1560-2009, N" LegalPublishing: 45099
Corte Suprema, 04/01/2010, Rol: 7866-2008, N° LegalPublishing: 43512
Corte Suprema, 2009, 6574-2008, Rol: 07/09/N* LegalPublishing: 42749
Corte Suprema, 27/07/2009, Rol: 816-2009, N° LegalPublishing: 42369
Corte Suprema, 14/10/2008, Rol: 2156-2008, N° LegalPublishing: 40358
Corte Suprema, 05/05/2008, Rol: 2241-2008, N° LegalPublishing: 39077
Corte Suprema, 28/11/2007, Rol: 4446-2007, N° LegalPublishing: 37860

2) Aun cuando la Ley N° 19.806, adecuatoria de la reforma procesal


penal, entró a regir antes que se dictara sentencia de término en la causa
por giro doloso de cheques, ella no puede ser aplicada en aquellos casos
donde los hechos investigados y el ejercicio de la acción penal pública
estaban materializados al tiempo de entrar en vigor la reforma procesal
penal, como tampoco pueden serlo las disposiciones del Código Procesal
Penal. En consecuencia, que la Ley N° 19.806 haya modificado el sistema
de acción pública respecto de las causales de protesto por falta de fondos
y cuenta cerrada, las que dejó en la condición de delitos de acción priva-
da y, conforme al Código Procesal Penal, pueden verse afectadas por la
institución del abandono, resulta irrelevante en la especie, toda vez que
la nueva normativa no puede ser aplicada en forma retroactiva, debiendo
substanciarse el procedimiento de acuerdo a la antigua normativa.
Se arriba a la conclusión expuesta, en primer lugar, por cuanto al no
estar en presencia de una norma sustantiva ni de una que ordene arreglar

83
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

el juzgamiento de un delito a la ley nueva que exima ai hecho de toda pena


o le aplique una menos rigorosa, no puede darse aplicación al principio de
retroactividad de la ley penal más favorable; en segundo lugar, porque se
dispuso de modo expreso que las causas cuyo inicio se había dado bajo el
imperio del Código de Procedimiento Penal, debían terminar conforme
al mismo, no siendo procedente en el caso las normas generales sobre
efecto retroactivo de las leyes, que ordenan el vigor in actum de las leyes
procesales; y, en tercer lugar, porque cuando el Código Procesal Penal
señala que las leyes procesales penales serán aplicables a los procedimiento
ya iniciados, salvo cuando, a juicio del tribunal, la ley anterior contuviere
disposiciones más favorables al imputado, lo hace circunscribiendo su
aplicación a hechos acaecidos con posterioridad a la entrada en vigencia
del nuevo proceso penal.
La lectura atenta de la reseñada normativa permite colegir que lo
exigido para la concurrencia del efecto retroactivo de la norma penal más
favorable, es que se trate de un mismo hecho punible: el anterior, con un
tratamiento penal gravoso, y el nuevo, con uno más benévolo, de manera
tal que que no procede cuando se trata de delitos distintos, toda vez que
la nombrada institución, tiene como condición básica la existencia de
una "Sucesión de leyes penales", la que se presenta cuando se modifica la
reglamentación criminal de un mismo hecho, siendo lo relevante el cambio
en el tratamiento punitivo de un hecho que la alteración legal supone y
no la sustitución de una ley penal por otra.
Corte Suprema, 07/04/2009. Rol: 2843-2008, N° LegalPublishing: 41810

3) Para que proceda la aplicación retroactiva de la norma penal más


favorable es necesario que se trate de un mismo hecho punible: el anterior,
con un tratamiento penal gravoso, y el nuevo, con uno más benévolo, por
lo que no procede cuando se trata de delitos distintos, ya que la renombrada
institución tiene como condición básica la existencia de una "sucesión de
leyes penales", la que se presenta cuando se modifica la reglamentación cri-
minal de un mismo hecho, siendo lo relevante el cambio en el tratamiento
punitivo de un hecho que la alteración legal supone y no la sustitución
de una ley penal por otra. En consecuencia, si el evento no es el mismo
o si el régimen penal no cambia, no habrá una sucesión de leyes penales

84
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

y, por consiguiente, deberá sancionarse el injusto de conformidad a la ley-


vigente al momento de su comisión

Corte Suprema, 0710412009, Rol: 2843-2008, N° LegalPublishing: 41810

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 21/01/2009, Rol: 2763-2008, N° LegalPublishing: 41628
Corte Suprema, 18/11/2008, Rol: 2980-2008, N° LegalPublishing: 41302
Corte Suprema, 08/10/2008, Rol: 6788-2007, N° LegalPublishing: 40355
Corte Suprema, 21/08/2007, Rol: 3754-2007, N° LegalPublishing: 37046
Corte Suprema, 09/04/2007, Rol: 1564-2006, N° LegalPublishing: 36283
Corte Suprema, 02/11/2006, Rol: 1777-2005, N° LegalPublishing: 35507
Corte Suprema, 01/08/2006, Rol: 3673-2006, N» LegalPublishing: 35289
Corte Suprema. 10/03/2005, Rol: 1025-2005, N° LegalPublishing: 31857

4) La aplicación de la ley penal más benigna es un principio admitido


por la doctrina nacional e internacional desde antiguo, estimándose que la
nueva normativa es más favorable al procesado no sólo cuando ésta exime
el hecho de toda pena o no haciéndolo, le aplica una penalidad que permite
rebajar su calificación o una menos extensa en su duración, sino también
cuando se consagran eximentes de responsabilidad penal o atenuantes
que lo benefician, o incluso cuando se alteran las descripciones del tipo,
adicionando exigencias que no concurrirían en la conducta por la cual se
le reprocha, en cuyos casos la pena del afectado se excluirá o reducirá.

Corte Suprema, 28/11/2007, Rol: 4446-2007, N° LegalPublishing: 37860

5) Se está en presencia de la hipótesis contemplada en el artículo 18


inciso tercero del Código Penal, alegado por los condenados pues conforme
con lo que se viene señalando "la ley penal más benigna no es sólo la que
desincrimina o la que establece una pena menor, pues... puede provenir
también de otras circunstancias, como... una nueva modalidad ejecutiva
de la pena, el cumplimiento parcial de la misma, las previsiones sobre
condena condicional, probation, libertad condicional" (Eugenio Raúl
Zaffaroni y otros: Derecho Penal. Parte General, Ediar, Buenos Aires, año
dos mil tres, página 121).
Q u e de lo que se lleva dicho, no cabe duda alguna que la ley más
beneficiosa es la de Responsabilidad Penal Adolescente, al fijar los límites

85
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

94
máximos de las penas privativas de libertad a los cuales pueden verse ex-
puestos los menores de dieciocho años y mayores de catorce, que para el
caso de autos, es de diez años.
Corte Suprema, 06/0.5/2008, Rol: "10-2008, N° LegalPublishing: 38809

6) De este modo queda meridianamente claro que lo que esta norma-


tiva exige es que se trate de un mismo hecho punible, un mismo delito:
el anterior, con un tratamiento penal gravoso, y el nuevo, que le asigna
uno más benévolo. No cuando se trata de delitos distintos.
Corte Suprema, 08/10/2008. Rol: 6~88-2007, \''> LegalPublishing: -40355

7) La decisión acerca de si el supuesto fáctico juzgado se adecúa o no


a la nueva ley más benigna, pertenece al ejercicio de una facultad que el
ordenamiento entrega a los Jueces para que soberanamente evalúen la
concurrencia o ausencia de los requisitos que deben satisfacerse para ajustar
la sentencia al citado artículo 4° (Lev N° 20.000) y se ha concluido que
no están presentes los presupuestos que condicionan la aplicación de esta
última norma legal.
Corte Suprema, 18/11/2008, Rol: 2980-2008, N" LegalPublishing: 41302

8) Que, sin embargo, el acusado, a la data de la ejecución del delito,


el veintisiete de abril de dos mil tres, dieciséis años y dos meses de edad,
según consta de su certificado de nacimiento de fojas 206, acaecido el siete
de lebrero de mil novecientos ochenta y siete, de suerte que su responsa-
bilidad penal debe ser juzgada ajustándose a la Ley N° 20.084, de siete de
diciembre de dos mil cinco, dado que aun cuando ésta entró en vigencia con
posterioridad a la perpetración del ilícito, pero con antelación a las sentencias
pronunciadas en la litis, aparece como una legislación más favorable para el
sentenciado, en lo que cabe al castigo a regular, tanto en su extensión como,
fundamentalmente en sus características, desde que la señalada ley ofrece
un régimen especialísimo de sanciones y sustanciación procesal para los
adolescentes que busca como objetivo primordial la reinserción social del
menor infractor, todo en razón del interés superior de éste. Que, entonces
la determinación del castigo debe adaptarse a dicha ley, cuyos artículos 20
y siguientes contemplan un procedimiento que comienza por identificar la
pena mínima asignada por la ley al injusto correspondiente, a partir de la cual,
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

y por la calidad de adolescente, el tribunal debe considerar la pena inferior


en un grado a aquélla y someterla a las reglas consagradas en el párrafo 4
del Título III del Libro 1 del Código Penal, con excepción del artículo 69,
para así poder fijar la naturaleza de la sanción que puede o debe inflingirse
de acuerdo a la nueva normativa (artículo 21).

Corte Suprema, 04/01/2010, Rol: 7866-2008, N° LegalPublishing: 43512

9} Q u e el acusado tenía a la fecha de ejecución del delito, el veintidós


de noviembre de dos mil tres, diecisiete años, diez meses y catorce días de
edad, según consta de su certificado de nacimiento de fojas 132, evento
ocurrido el ocho de enero de mil novecientos ochenta y seis, de manera que
su responsabilidad penal debe ser juzgada ajustándose a la Ley N° 20.084,
de siete de diciembre de dos mil cinco, dado que aun cuando ésta entró
en vigencia con posterioridad a la perpetración del ilícito, pero con ante-
lación a las sentencias pronunciadas en la litis, surge una legislación más
favorable para el sentenciado, en lo que cabe al castigo a regular, tanto en
su extensión, como fundamentalmente en su naturaleza y características,
que persigue como objetivo primordial la reinserción social del menor
infractor en razón del interés superior de éste.

Corte Suprema, 02/08/2010, Rol: 1560-2009, N° LegalPublishing: 45099

10) La expresión "promulgación" empleada en esta disposición debe


ser entendida como sinónimo de "publicación en el Diario Oficial".
Corte Suprema, 18/03/1997, Rol: 4740-1996, N° LegalPublishing: 14339

11) La ley penal intermedia, esto es aquella vigente después de perpe-


trado el hecho que se juzga y que deja de estar vigente antes de que se dicte
el fallo correspondiente, puede aplicarse retroactivamente al hecho juzgado
en caso de ser más favorable que la ley vigente al momento de cometerse
el hecho y que la ley vigente al momento de dictarse sentencia.
Corte Suprema, 17/01/2000, Rol: 4153-1999, N° LegalPublishing: 16522

12) La ley penal más favorable para el imputado debe ser, por mandato
legal expreso, aplicada retroactivamente al hecho que se juzga.
Corte Suprema, 08/11/2000, Rol: 3217-2000, N» LegalPublishing: 17573

87
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

13) Q u e la aplicación de la ley penal más benigna es un principio ad-


mitido por la doctrina nacional e internacional desde antiguo, estimándose
que la nueva normativa es más favorable al procesado no sólo cuando ésta
exime el hecho de toda pena o no haciéndolo, le aplica una penalidad
que permite rebajar su calificación o una menos extensa en su duración,
sino también cuando se consagran eximentes de responsabilidad penal o
atenuantes que lo benefician, o incluso cuando se alteran las descripciones
del tipo, adicionando exigencias que no concurrirían en la conducta por
la cual se le reprocha, en cuyos casos la pena del afectado se excluirá o
reducirá. Q u e de lo que se lleva de dicho, no cabe duda alguna que se está
en presencia de una ley más beneficiosa, toda vez que, aun manteniendo
el legislador el carácter de punible de la conducta atribuida al sentenciado,
en la actual legislación, no tiene vigencia la pretendida hipótesis agravante
que sirve de sostén al recurso.
Corte Suprema, 28/06/2007, Rol: 5835-2006, N° LegalPublishing: 36658

14) Al electo, conforme al artículo 18 inciso primero, del Código


Penal, cuyo sustento descansa en el principio de proporcionalidad, el
Juez puede y debe aplicar a hechos anteriores una ley penal posterior sólo
en cuanto ésta fuere más favorable para el reo. Para ello será entonces
siempre menester que concurra en los hechos la razón o justificación de
tal aplicación: "una congruencia entre la reacción punitiva en el momento
de la imposición de la pena (condena, sentencia) y la valoración social
del merecimiento y necesidad de pena del delito por cuya comisión
se condena, expresada en la ley" (Antonio Bascuñán Rodríguez, "Ley
Penal"). Así entonces, la ley penal posterior cuya aplicación retroactiva
ha de hacerse, requerirá siempre y de suyo, expresar o haber expresado,
según si estuviere o no vigente, "una medida legal de merecimiento y
necesidad de pena", exigencia que será aplicable no sólo al caso de leyes
más favorables que se encuentren vigentes al momento de la reacción
punitiva judicial sino que también para el caso de las llamadas "leyes
intermedias", esto es, aquellas que siendo más favorables y posteriores
a los hechos no se encuentren sin embargo vigentes al momento de su
aplicación.

Corte Suprema, 28/08/2007, Rol: 3627-2007, N° LegalPublishing: 37186

88
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

Artículo 19. El perdón de la parte ofendida no extingue la acción


penal, salvo respecto de los delitos que no pueden ser perseguidos
sin previa denuncia o consentimiento del agraviado.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 93 N° 5, 369, 385 y 428.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Código Civil: artículos 12 y 2449.
Código de Procedimiento Penal: artículos 18 y 408.
- Código Procesal Penal: artículos 56, 250, 400 y siguientes.

Artículo 20. No se reputan penas, la restricción o privación de


libertad de los detenidos o sometidos a prisión preventiva u otras
medidas cautelares personales, la separación de los empleos pú-
blicos acordada por las autoridades en uso de sus atribuciones o
por el tribunal durante el proceso o para instruirlo, ni las multas
y demás correcciones que los superiores impongan a sus subor-
dinados y administrados en uso de su jurisdicción disciplinal o
atribuciones gubernativas. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 40 y 501.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Procedimiento Penal: artículos 246 y siguientes.
Código Procesal Penal: artículos 122 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 18.834, sobre Estatuto Administrativo. D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) La exigencia de que deba ser el Juez de Policía Local, según el artícu-


lo 57 de la Ley de Rentas Municipales, quien deba fijar la multa, carece
de asidero pues del tenor del artículo 52, aparece que los contribuyentes

1 Este artículo fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 19.806, publicada


en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002, en el sentido de reemplazar la
frase "la restricción de libertad de los procesados" por "la restricción o pri-
vación de libertad de los detenidos o sometidos a prisión preventiva u otras
medidas cautelares personales".

89
ART. 20 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

como el de autos, que no hicieron su declaración dentro del plazo legal,


deben pagar a título de multa un cincuenta por ciento sobre el valor de la
patente, la que se cobrará conjuntamente con esta última, según lo dice
la norma.
El precepto es de un tenor clarísimo, pues no establece un tipo penal
o infraccional, sino que sólo fija un aumento en el pago, que debe cobrar
el Municipio conjuntamente con la patente. Al respecto es útil traer a
colación la norma del artículo 20 del Código Penal, según la cual no se
reputan penas, entre otras medidas, las multas y demás correcciones que
los superiores impongan a sus subordinados o administrados, siendo
este último el caso preciso que se ha producido. No existe otra forma de
entender este artículo sino en el sentido de que al concurrir al pago de
la patente el contribuyente, atento el Municipio al no cumplimiento del
requisito establecido en el artículo 24 de la Ley de Rentas Municipales,
debe cobrarle administrativamente y junto con la patente, el recargo es-
tablecido a título de multa.
Sostener que previamente debe haber un proceso seguido ante un Juez
de Policía Local, lleva a conclusiones que no se compadecen con el tenor de
la norma y lo estatuido por el artículo 20 del Código antes mencionado,
pues ello implicaría darle el carácter de sanción penal o infraccional a la
que se comenta y, por otro lado, ello produciría la postergación indefinida
del pago de este tributo municipal, dado que, habida cuenta de que debe
cobrarse conjuntamente con el recargo, en tanto el juez no impusiere
formalmente la sanción por sentencia ejecutoriada, no habría modo de
efectuar la cancelación ni podría tampoco la Municipalidad respectiva
recibir tan sólo el pago del tributo, postergándolo en espera del fallo, pues
el cobro es conjunto. Lo dicho es de toda lógica ya que la circunstancia
de que depende el aumento establecido a título de multa es una situa-
ción de hecho comprobable al momento de concurrir el contribuyente a
efectuar el pago, atendido que en ese momento debe estar en la sección
correspondiente a la cancelación de patentes, la documentación requerida
por el artículo 24 de la ley de que se trata.
Por lo tanto, de acuerdo con lo que se ha consignado, al imponer el
recargo del artículo 52 de la Ley de la Renta al recurrente de manera sim-
plemente administrativa, no ha incurrido el Municipio recurrido en ningún

')0
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

acto al que pueda reprochársele ilegalidad o arbitrariedad sino que por el


contrario, su obrar se adecuó a la legislación del caso, particularmente al
referido artículo 52.
Corte Suprema, 20/06/2001, Rol: 1500-2001, N° LegalPublishing: 18797
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 15/10/2003, Rol: 2467-2002, N° LegalPublishing: 28678

§ 2. De la clasificación de las penas

Artículo 21. Las penas que pueden imponerse con arreglo a


este Código y sus diferentes clases, son las que comprende la
siguiente:
ESCALA GENERAL
Penas de crímenes
- Presidio perpetuo calificado. 1
- Presidio perpetuo.
- Reclusión perpetua.
- Presidio mayor.
- Reclusión mayor.
- Relegación perpetua.
- Confinamiento mayor.
- Extrañamiento mayor.
- Relegación mayor.
- Inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públi-
cos, derechos políticos y profesiones titulares.
- Inhabilitación especial perpetua para algún cargo u oficio
público o profesión titular.
- Inhabilitación absoluta temporal para cargos, empleos,
oficios o profesiones ejercidos en ámbitos educacionales o que
involucren una relación directa y habitual con personas menores
de edad. 2

1 Esta pena fue reemplazada por el número 1 del artículo I o de la Ley N° 19.734,
publicada en el Diario Oficial de 5 de junio de 2001.
2 Este párrafo fue agregado, por el artículo I o , N° 1, letra a), de la Ley N° 19.927,
publicada en el Diario Oficial de 14 de enero de 2004.

91
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

- Inhabilitación absoluta temporal para cargos y oficios públicos


y profesiones titulares.
- Inhabilitación especial temporal para algún cargo u oficio
público o profesión titular.

Penas de simples delitos


- Presidio menor.
- Reclusión menor.
- Confinamiento menor.
- Extrañamiento menor.
- Relegación menor.
- Destierro.
- Inhabilitación absoluta temporal para cargos, empleos,
oficios o profesiones ejercidos en ámbitos educacionales o que
involucren una relación directa y habitual con personas menores
de edad. 1
- Suspensión de cargo u oficio público o profesión titular.
- Inhabilidad perpetua para conducir vehículos a tracción me-
cánica o animal.
- Suspensión para conducir vehículos a tracción mecánica o
animal.-

Penas de las faltas


- Prisión.
- Inhabilidad perpetua para conducir vehículos a tracción me-
cánica o animal.
- Suspensión para conducir vehículos a tracción mecánica o
animal.3

Penas comunes a las tres clases anteriores

~ Multa.
- Pérdida o comiso de los instrumentos o efectos del delito.

Este párrafo fue agregado, por el artículo I o , l, letra b) de la Lev N° 19 9 '7


publicada en el Diario Oficial de 14 de enero de 2004.
3 Esta Pena fue incluida por el artículo 13 de la Ley N° 15.123, publicada en el
Diano Oficial de 17 de enero de 1963.

92
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

Penas accesorias de los crímenes y simples delitos

- Incomunicación con personas extrañas al establecimiento


penal, en conformidad al Reglamento carcelario.1"2
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 3o, 18, 22, 23, 25 y siguientes, 32 y siguientes, 39 bis, 50 y siguientes, 59
y siguientes, 80, 88, 90, 234, 298, 370 bis, 372, 383 b, 410, 415, 472 y 492.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Constitución Política: artículos 9o, 19 N° 7 g) y h).
- Código Civil: artículo 2314 y siguientes.
- Código de Procedimiento Penal: artículos 500, 672 y siguientes.
- Código Procesal Penal: artículos 187,189 y 342.
- Código de Justicia Militar: artículos 215 y siguientes, 235 y siguientes.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) En la legislación chilena, de acuerdo a lo preceptuado en los ar-


tículos 21 y 25 del Código Penal todos los delitos castigados con penas
de presidio mayor, esto es superiores a cinco años, tienen el carácter de
crímenes y aquellos cuya condena tienen una duración inferior a la indi-
cada son considerados simples delitos. La pena de presidio menor puede
ser impuesta entre 61 días y cinco años
Corte Suprema, 01/06/1989, Rol: 27080, N° LegalPublishing: 10755

Artículo 22. Son penas accesorias las de suspensión e inhabili-


tación para cargos y oficios públicos, derechos políticos y profesio-
nes titulares en los casos en que, no imponiéndolas especialmente
la ley, ordena que otras penas las lleven consigo. 3
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 18, 21, 25 a 30, 38 a 44, 59, 76, 77, 370 bis, 372, 410, 415y 492.

1 Este párrafo fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 17.266, publicada


en el Diario Oficial de 6 de enero de 1970.
2 Este artículo fue modificado por el número 1 del artículo 4 o de la Ley
N° 19.047, publicada en el Diario Oficial de 14 de febrero de 1991.
^ Este artículo fue modificado por el número 2 del artículo 4 o de la Ley
N° 19.047, publicada en el Diario Oficial de 14 de febrero de 1991.

93
ARTS. 23 a 25 LIBRO PRIMERO • TÍTULO III

CONCORDAN c u s A OTROS CÓDIGOS:


Constitución Política: artículos 13 y 17.
Código Civil: artículos 2314 y siguientes.

Artículo 23. La caución y la sujeción a la vigilancia de la auto-


ridad podrán imponerse como penas accesorias o como medidas
preventivas, en los casos especiales que determinen este Código
y el de Procedimientos.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 18, 21, 25 a 27, 45, 46, 90. 295, 29S. 372 y 452.

Artículo 24. Toda sentencia condenatoria en materia criminal


lleva envuelta la obligación de pagar las costas, daños y perjuicios
por parte de los autores, cómplices, encubridores y demás personas
legalmente responsables.
CONCORDANU A LSTT CODIGO:
Artículos 18. 47, 48, 88. 105, 234, 370, 370 bis, 3S9 y 410.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código Civil: articulo 2314 y siguientes.
- Codujo de Procedimiento Penal: artículos 13, 500, 680 y 681.
- Código Procesal Penal: artículos 45 y siguientes, 339 y siguientes.
- Código de Procedimiento Civil: artículos i38y siguientes, 178y 180.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Atendido que el requerido reconoció responsabilidad en los hechos


de la causa y que en virtud de este reconocimiento se pudo dictar la presente
sentencia conforme lo dispuesto en el art. 395 del Código Procesal Penal,
toda vez que aquél no solicitó la realización del juicio, se le eximirá de la
obligación establecida en los artículos 24 del Código Penal y art. 47 inc.
I o del Código Procesal Penal, liberándolo del pago de las costas.

Corte Suprema, 01/08/2002, Rol: 1754-2002, N<> LegalPublishing: 25465

§ 3. De los límites, naturaleza y efectos de las penas

Artículo 25. Las penas temporales mayores duran de cinco


anos y un día a veinte años, y las temporales menores de sesenta
y un días a cinco años.

94
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

Las de inhabilitación absoluta y especial temporales para cargos


y oficios públicos y profesiones titulares duran de tres años y un
día a diez años.
La suspensión de cargo u oficio público o profesión titular,
dura de sesenta y un días a tres años.
Las penas de destierro y de sujeción a la vigilancia de la auto-
ridad, de sesenta y un días a cinco años.
La prisión dura de uno a sesenta días.
La cuantía de la multa, tratándose de crímenes, no podrá ex-
ceder de treinta unidades tributarias mensuales; en los simples
delitos, de veinte unidades tributarias mensuales, y en las faltas,
de cuatro unidades tributarias mensuales; todo ello, sin perjuicio
de que en determinadas infracciones, atendida su gravedad, se
contemplen multas de cuantía superior. 1
La expresión "unidad tributaria mensual" en cualquiera dispo-
sición de este Código, del Código de Procedimiento Penal y demás
leyes penales especiales significa una unidad tributaria mensual
vigente a la fecha de comisión del delito, y, tratándose de multas,
ellas se deberán pagar en pesos, en el valor equivalente que tenga
la unidad tributaria mensual al momento de su pago. 2
Cuando la ley impone multas cuyo cómputo debe hacerse en
relación a cantidades indeterminadas, nunca podrán aquéllas ex-
ceder de treinta unidades tributarias mensuales. 3
En cuanto a la cuantía de la caución, se observarán las reglas
establecidas para la multa, doblando las cantidades respectiva-
mente, y su duración no podrá exceder del tiempo de la pena u
obligación cuyo cumplimiento asegura, o de cinco años en los
demás casos. 4
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 21 a 23, 26, 32 a 40, 45, 46, 56, 59, 60 y 452.


CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Procedimiento Penal: artículos 500 y siguientes.
- Código Procesal Penal: artículos 339 y siguientes.

1 Este inciso fue modificado por el artículo 2° letra a) de la Ley N° 19.501,


publicada en el Diario Oficial de 15 de mayo de 1997.
2 3 Este inciso fue modificado por el artículo 2 o letra a) de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 199(i.
-* Este artículo fue modificado por el número 3 del artículo 4 o de la Ley
N° 19.047, publicada en el Diario Oficial de 14 de febrero de 1991.

95
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Respecto a la sanción pecuniaria aplicada al recurrente, y desde la


perspectiva del análisis de las normas penales especiales, en armonía con el
Ordenamiento Jurídico Vigente, no es posible llegar a otra convicción que
no sea la de que tal pena pecuniaria es ilegal, ya que, si bien el artículo 239
del Código Penal regla especialmente los rangos mínimos y máximos que
puede alcanzar la multa que acompaña al castigo corporal, estableciendo
que "En todo caso, se aplicarán las penas de multa del diez al cincuenta
por ciento del perjuicio causado....", jamás podría obviarse el mandato
general del artículo 25 inciso octavo, del Código Penal, incorporado en
el Título Tercero, Libro Primero, Párrafo Tercero, denominado "De los
límites, naturaleza y efectos de las penas", que dispone 'Cuando la ley
impone multas cuyo cómputo debe hacerse en relación a cantidades inde-
terminadas, nunca podrán aquellas exceder de treinta unidades tributarias
mensuales". De manera que los jueces, para decidir sobre el porcentaje en
cuestión, no sólo debieron necesariamente efectuar el ejercicio matemático
para establecer cuál de las disposiciones resultaba más beneficiosa para el
condenado, sino además, considerar que el perjuicio sólo se determina
en la sentencia, porque antes del resuelvo el menoscabo es hipotético,
correspondiendo entonces cumplir el inciso octavo referido para evitar la
conculcación del principio de legalidad de delitos y penas, decisión que
se refrenda en el inciso primero del artículo 80 del Código del ramo, que
ordena ejecutar las pena en la forma prescrita por la ley.

Corte Suprema, 09/02/2010, Rol: 1236-2010, N° LegalPublishing: 43350


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 22/11/2005, Rol: 4359-2005, N° LegalPublishing: 33316
Corte Suprema, 22/11/2005, Rol: 4655-2005, N° LegalPublishing: 33317

2) El recurso se funda, respecto de la primera causal, en la infracción


substancial de derechos o garantías asegurados por la Constitución y de trata-
dos internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes, y que
señala como vulneración del principio de legalidad y tipiddad, el principio
pro reo y el del debido proceso, pues en este caso el Tribunal debió aplicar
obligatoriamente el inciso segundo del artículo 395 del Código Procesal

96
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

Penal, ya que como la causa se tramitó bajo el procedimiento simplificado,


y el imputado aceptó su responsabilidad, debió aplicar sólo pena de multa y
en el evento que existieran motivos calificados, podría haber aplicado pena
de prisión, pero tampoco podría haber aplicado la accesoria de suspensión
de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.
El Tribunal de Garantía ha interpretado la expresión "prisión" en un
sentido amplio, razón por la cual se aplicó al imputado la pena de 90 días
de presidio menor en su grado mínimo, en circunstancias que la "prisión"
debe interpretarse en su sentido técnico, como lo expresa el artículo 20
del Código Civil, y en este sentido, de acuerdo con la norma del artículo
25 del Código Penal "la prisión dura de uno a sesenta días", por lo que,
en el evento que hubiera motivos calificados, la pena privativa de libertad
no habría podido exceder de 60 días.
Corte Suprema, 04/12/2003, Rol: 4483-2003, N° LegalPublishing: 29116
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 09/11/2004, Rol: 3992-2004, N° LegalPublishing: 31361
Corte Suprema. 08/11/2004, Rol: 3901-2004, N° LegalPublishing: 31363
Corte Suprema, 26/04/2004, Rol: 513-2004, N° LegalPublishing: 30143

Artículo 26. La duración de las penas temporales empezará a


contarse desde el día de la aprehensión del imputado. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 20, 21 y 25.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Procedimiento Penal: artículos 358 y 503.
- Código Procesal Penal: artículos Ni, 339 y siguientes.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) La propia ley, en los artículos 26 del Código Penal y 503 del Código
de Procedimiento Penal, deja en claro que la prisión preventiva y aun la

i Este artículo fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 19.806, publicada


en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002, en el sentido de reemplazar la
expresión "procesado" por "imputado".

97
ARTS. 23 a 25 LIBRO PRIMERO • TÍTULO III

detención si se computan como pena, cuando exista una posterior sen-


tencia condenatoria.
Corte Suprema, 24/12/2003, Rol: 5237-2003, N° LegalPublishing: 29469

Penas que llevan consigo otras accesorias

Artículo 27. Las penas de presidio, reclusión y relegación per-


petuos, llevan consigo la de inhabilitación absoluta perpetua para
cargos y oficios públicos y derechos políticos por el tiempo de la
\ida de los penados y la de sujeción a la vigilancia de la autoridad
por el máximum que establece este Código. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21, 23, 32, 35, 38, 42 a 45. 5f). 76 y 77.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 9o, 13. 17, 19 ,V' I.
- Código Civil: artículos 497, 1012, 1208 y 1272.
CONCORD ANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley A" 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: articulo 11.
- Ley Xo 19.314 sobre Conductas Terroristas, D.O. 17.05.1984: artículo 3o.
- Ley \ " 12.927 sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto Xo 890): artículos 5" a), .7" b).

Artículo 28. Las penas de presidio, reclusión, confinamiento,


extrañamiento y relegación mayores, llevan consigo la de inhabili-
tación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos
políticos y la de inhabilitación absoluta para profesiones titulares
mientras dure la condena.
CONCORD ANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21, 32 a 35, 38, 42 a 44, 59 y 76.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 9'\ 13 y 17.
- Código Civil: artículos 497,1012, 1208 y 1272.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículo 11.

Este artículo fue modificado por el N° 2 del articulo I o de la Ley N° 19.734,


publicada en el Diario Oficial de 5 de junio de 2001.

98
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1 ) Q u e las penas que contempla el artículo 28 del Código Penal como


las establecidas en el artículo 9o de la Constitución Política -antes y des-
pués de la reforma constitucional introducida por la Ley N° 18.825-son
penas accesorias, de modo que al desaparecer el delito y con él la pena
principal, han debido extinguirse igualmente las demás sanciones que el
ilícito lleva consigo.

Corte Suprema, 17/11/1994, Rol: 2311, N° LegalPublishing: 13245

2) En lo que dice relación con la infracción del artículo 28 del Código


Penal representada en el recurso, en relación con los artículos I o y 5 o de
la Ley N° 18.403, sostiene a efecto el recurrente que si bien el fallo im-
pugnado impone a los reos las penas accesorias de inhabilitación absoluta
y perpetua para derechos políticos e inhabilitación absoluta para cargos
y oficios públicos durante el tiempo de la condena, éste no condenó a
los procesados a la de inhabilitación absoluta para profesiones titulares
durante ese mismo lapso de tiempo, y omite dar el carácter de perpetua a
la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos como lo establece
el antes citado artículo 28 del Código Penal, en atención a la penalidad
que señalan los artículos I o y 5 o de la Ley N° 18.403, por virtud de lo
cual se habrían también infringido estos preceptos.

Corte Suprema, 24/01/1991, Rol: 28129, N° LegalPublishing: 11166

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 27/04/1993, Rol: 28532, N° LegalPublishing: 12234

Artículo 29. Las p e n a s de presidio, reclusión, confinamiento,


extrañamiento y relegación menores en sus grados máximos, llevan
consigo la de inhabilitación absoluta p e r p e t u a p a r a derechos polí-
ticos y la de inhabilitación a b s o l u t a para cargos y oficios públicos
durante el t i e m p o de la condena.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21, 32 a 35, 38, 42 a 44, 59 y 76.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 9o, 13 y 17.
- Código Civil: artículos 497, 1012, 1208 y 1272.

99
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


- Ley .V' I 8.834. sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: articulo 11.

JURISPRUDENCLA RELACIONADA

1) La pena de tres años que la sentencia impugnada impuso al conde-


nado, en su calidad de autor del delito de tráfico ilícito de estupefacientes,
es inferior a la que legalmente podía imponérsele en conformidad a lo
previsto en el artículo 68 bis del Código Penal, lo que constituye una
infracción a la norma legal citada que tiene influencia sustancial en lo
dispositivo del fallo, configurándose así la casual de casación contemplada
en el artículo 546 N° 1 del Código de Procedimiento Penal, toda vez que,
de habérsele dado la aplicación que correspondía, la pena impuesta no
podría haber sido inferior a la de presidio menor en su grado máximo;
la pena accesoria impuesta no podría haber sido la prevista en el artículo
30 del Código Penal, sino aquella prevista en el artículo 29 del mismo
cuerpo legal y no podría habérsele otorgado el beneficio de la remisión
condicional de la pena, por no cumplir con el requisito establecido en la
letra a) del artículo 4 o de la Ley N° 18.216.
Corte Suprema. 05/05/200-4, Rol: 1189-200*4. LegalPublishing: 30189

Artículo 30. Las penas de presidio, reclusión, confinamiento,


extrañamiento y relegación menores en s u s g r a d o s m e d i o s y míni-
mos, y las de destierro y prisión, llevan consigo la de suspensión
de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.
CONCORDANCIAS A ESTE CODIGO:
Artículos 21, 32 a 36, 40, 19 y 7b.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos y", 13 y 17.
- Código CMl: artículos 497, 1012, 1208 y 1272.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley Xo 18.S34, sobre Estatuto Administrativo. D.O. 23.09.1989: artículo 11.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1} La pena accesoria contemplada en el artículo 239, de que se viene


tratando, no obsta a que se imponga, además, al actor de ese ilícito penal

100
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

la de suspensión prevista en el artículo 30 del Código Penal, puesto que


no se excluyen, de modo que los sentenciadores, al no imponer también
la accesoria de suspensión de cargo u oficio público, infringieron el citado
artículo 30, que ha debido aplicarse y, a su vez, se quebrantó el mencio-
nado artículo 239, al entender que sólo procedía aplicar la accesoria de
inhabilitación especial perpetua para el cargo u oficio, que contempla
este precepto.
Corte Suprema, 23110/1995, Rol: 29980-1995, N° LegalPublishing: 23927

A r t í c u l o 31. T o d a p e n a que se i m p o n g a por un crimen o un


simple delito, lleva consigo la p é r d i d a de los efectos que de él
p r o v e n g a n y de los i n s t r u m e n t o s con que se ejecutó, a m e n o s
que p e r t e n e z c a n a un tercero no r e s p o n s a b l e del crimen o simple
delito.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21, 60, 76, 251, 276, 279 a 282, 286, 499 y 500.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículo 19 N° 7 g).
- Código de Procedimiento Civil: artículos 22 y 23.
- Código de Procedimiento Penal: artículos 672 y siguientes.
- Código Procesal Penal: artículos 59 y 189.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 19.366 sobre Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas.
D.O. 18.10.1995 (texto refundido Decreto con Fuerza de Ley N° 1): artículos 25
a 28.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) La sentencia impugnada, al sancionar con comiso de un vehículo,


en un procedimiento de resolución inmediata, ha aplicado correctamente
el artículo 395 del Código Procesal Penal en relación a los artículos 31 y
499 del Código Penal, ya que toda pena que se imponga por un crimen o
un simple delito, lleva consigo la pérdida de los efectos que de él proven-
gan y de los instrumentos con que se ejecutó, a menos que pertenezcan
a un tercero no responsable del crimen o simple delito, cuyo no ha sido
el caso.
Corte Suprema, 22/11/2005, Rol: 4655-2005, N° LegalPublishing: 33317

101
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema. 2V06/2001, Rol: 1S8S-2001, N° LegalPublishing: 18803
Corte Suprema, 31/07/1996. Rol: 2424-1996, Nl> LegalPublishing: 13943

2) Está en lo cierto el recurrente cuando recuerda los términos peren-


torios de la disposición contenida en el art. 31 del Código Penal, pero es
igualmente efectivo que para hacer procedente la aplicación de la pena
accesoria del comiso, los jueces del fondo tienen facultades discrecionales
para determinar, conforme al mérito del proceso, si existen o no efectos
o instrumentos del delito y, en el caso asertivo, si ellos pertenecen o no a
un tercero ajeno a la actividad delictiva.
En el caso que nos ocupa los jueces del fondo, en el ámbito de sus
facultades estimaron que los valores en referencia no eran producto del
delito v en consecuencia no aplicaron la pena accesoria que se reclama.
Corte Suprema. 2108/1996. Rol: 1990-1996. \T« LegalPublishing: 13969

3) Q u e el comiso, al tenor de lo que prescribe el artículo 31 del Código


Penal, consiste en la pérdida de los efectos provenientes del delito y de los
instrumentos con que se ejecutó, a menos que pertenezcan a un tercero
no responsable del hecho punible. Por efectos del delito se entienden los
electos o el dinero obtenidos por el delincuente, medios u objetos mate-
riales sobre los cuales recayó la acción delictiva o que sean producto de
ella. Por instrumentos del mismo se entienden, en cambio, los elementos
materiales de que se haya valido para su comisión.
Corte Suprema. 3111011994. Rol: 30099, N" LegalPublishing: 13212

Naturaleza y efectos de algunas penas


Artículo 32. La pena de presidio sujeta al condenado a los
trabajos prescritos por los reglamentos del respectivo estable-
cimiento penal. Las de reclusión y prisión no le imponen trabajo
alguno.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21, 25, 26, 80. 86 a 89.

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


- Reglamento de Establecimientos Penitenciarios, D.O. 21.08.1998.

102
LIBRO PRIMERO TÍTULO III ARTS. 32 bis-33

Artículo 32 bis. La imposición del presidio perpetuo calificado


importa la privación de libertad del condenado de por vida, bajo
un régimen especial de cumplimiento que se rige por las siguien-
tes reglas:
1. a No se podrá conceder la libertad condicional sino una vez
transcurridos cuarenta años de privación de libertad efectiva,
debiendo en todo caso darse cumplimiento a las demás normas
y requisitos que regulen su otorgamiento y revocación;
2. a El condenado no podrá ser favorecido con ninguno de
los beneficios que contemple el reglamento de establecimientos
penitenciarios, o cualquier otro cuerpo legal o reglamentario,
que importe su puesta en libertad, aun en forma transitoria. Sin
perjuicio de ello, podrá autorizarse su salida, con las medidas de
seguridad que se requieran, cuando su cónyuge o alguno de sus
padres o hijos se encontrare en inminente riesgo de muerte o
hubiere fallecido;
3. a No se favorecerá al condenado por las leyes que concedan
amnistía ni indultos generales, salvo que se le hagan expresamen-
te aplicables. Asimismo, sólo procederá a su respecto el indulto
particular por razones de Estado o por el padecimiento de un
estado de salud grave e irrecuperable, debidamente acreditado,
que importe inminente riesgo de muerte o inutilidad física de tal
magnitud que le impida valerse por sí mismo. En todo caso el
beneficio del indulto deberá ser concedido de conformidad a las
normas legales que lo regulen. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 21, 27, 77, 91, 94, 97, ¡06, 141, 142, 372 bis, 390y433.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto Ley N° 321, D.O. 12.03.1925: artículos 3oy 5o.
- Ley N° 12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 80}: artículos 5o a) y 5o b).

Artículo 33. Confinamiento es la expulsión del condenado


del territorio de la República con residencia forzosa en un lugar
determinado.

1 Este artículo fue agregado por el N° 3 del artículo I o de la Ley N° 19.734,


publicada en el Diario Oficial de 5 de junio de 2001.

103
ARTS. 23 a 25 LIBRO PRIMERO • TÍTULO III

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 21, 25, 28 a 30, 37, 90 y 399.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Constitución Política: artículo 41.

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


- Ley S° 18.415, Orgánica Constitucional sobre Estados de Excepción,
D.O. 14.06.1985: artículos 14 y 16.

Artículo 34. Extrañamiento es la expulsión del condenado del


territorio de la República al lugar de su elección.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21, 25, 28 a 30, 37, 90 y 399.

CONC ORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Constitución Política: artículo 41.

CONCORDANCI AS A OTRAS NORMAS:


- Ley Xo 18.415, Orgánica Constitucional sobre Estados de Excepción,
D.O. 14.06.1985: artículos 14 y 16.

Artículo 35. Relegación es la traslación del condenado a un punto


habitado del territorio de la República con prohibición de salir de él,
pero permaneciendo en libertad.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21, 25, 28 a 30, 37, 90 y 399.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Constitución Política: artículo 41.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
Ley N° 18.415, Orgánica Constitucional sobre Estados de Excepción,
D.O. 14.06.1985: artículos 14 y 16.

Artículo 36. Destierro es la expulsión del condenado de algún


punto de la República.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21, 25, 28 a 30, 37, 90 y 399.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


Constitución Política: articulo 41.

104
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


- Ley N° 18.415, Orgánica Constitucional sobre Estados de Excepción,
D.O. 14.06.1985: artículos 14 y 16.

Artículo 37. Para los efectos legales se reputan aflictivas todas


las penas de crímenes y respecto de las de simples delitos, las de
presidio, reclusión, confinamiento, extrañamiento y relegación
menores en sus grados máximos.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 3o, 21, 32 a 35, 56 y 59.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 13, 16 y 17.

Artículo 38. La pena de inhabilitación absoluta perpetua para


cargos y oficios públicos, derechos políticos y profesiones titula-
res, y la de inhabilitación absoluta temporal para cargos y oficios
públicos y profesiones titulares, producen:
1. La privación de todos los honores, cargos, empleos y oficios
públicos y profesiones titulares de que estuviere en posesión el
penado, aun cuando sean de elección popular.
2. La privación de todos los derechos políticos activos y pasivos
y la incapacidad perpetua para obtenerlos.
3. La incapacidad para obtener los honores, cargos, empleos, ofi-
cios y profesiones mencionados, perpetuamente si la inhabilitación
es perpetua y durante el tiempo de la condena si es temporal.
4. Derogado. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 18, 21, 22, 25, 27 a 29, 41 a 44, 76, 90 y 105.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 13, 16 y 17.

Artículo 39. Las penas de inhabilitación especial perpetua y


temporal para algún cargo u oficio público o profesión titular,
producen:

1 Este número fue derogado por el artículo I o de la Ley N° 17.902, publicada


en el Diario Oficial de 15 de febrero de 1973.

105
ART. 39 bis LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

1. La privación del cargo, empleo, oficio o profesión sobre


que recaen, y la de los honores anexos a él, perpetuamente si la
inhabilitación es perpetua, y por el tiempo de la condena si es
temporal.
2. La incapacidad para obtener dicho cargo, empleo, oficio o
profesión u otros en la misma carrera, perpetuamente cuando la
inhabilitación es perpetua, y por el tiempo de la condena cuando
es temporal.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 18. 21, 22, 25, 28, 29, 39, 41 a 44, 76, 90 y 105.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Constitución Política: artículos 13, 16 y 17.

Artículo 39 bis. La pena de inhabilitación absoluta temporal


para cargos, empleos, oficios o profesiones ejercidos en ámbitos
educacionales o que involucren una relación directa y habitual
con personas menores de edad, prevista en el artículo 372 de este
Código, produce:
I o La privación de todos los cargos, empleos, oficios y profe-
siones que tenga el condenado.
2 o La incapacidad para obtener los cargos, empleos, oficios y
profesiones mencionados antes de transcurrido el tiempo de la
condena de inhabilitación, contado desde que se hubiere dado
cumplimiento a la pena principal, obtenido libertad condicional
en la misma, o iniciada la ejecución de alguno de los beneficios de
la Ley N'° 18.216, como alternativa a la pena principal.
La pena de inhabilitación de que trata este artículo tiene una
extensión de tres años y un día a diez años y es divisible en la
misma forma que las penas de inhabilitación absoluta y especial
temporales. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 18, 21, 22, 25, 28, 29, 39,41 a 44, 76, 90 y 105.
CONCORDANCIAS \ OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 13, 16 y 17.

1 Este artículo fue agregado, por el artículo I o , N° 2, de la Ley N° 19.927, pu-


blicada en el Diario Oficial de 14 de enero de 2004.

106
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

Artículo 40. La suspensión de cargo y oficio público y profe-


sión titular, inhabilita para su ejercicio durante el tiempo de la
condena.
La suspensión decretada durante el juicio, trae como conse-
cuencia inmediata la privación de la mitad del sueldo al imputado,
la cual sólo se le devolverá en el caso de pronunciarse sentencia
absolutoria. 1
La suspensión decretada por vía de pena, priva de todo sueldo
al suspenso mientras ella dure.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21, 22, 25, 30, 40. 41 y 90.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.

Artículo 41. Cuando las penas de inhabilitación y suspensión


recaigan en persona eclesiástica, sus efectos no se extenderán a los
cargos, derechos y honores que tenga por la Iglesia. A los eclesiás-
ticos incursos en tales penas y por todo el tiempo de su duración,
no se les reconocerá en la República la jurisdicción eclesiástica
y la cura de almas, ni podrán percibir rentas del tesoro nacional,
salvo la congrua que fijará el tribunal.
Esta disposición no comprende a los obispos en lo concerniente
al ejercicio de la jurisdicción ordinaria que les corresponde.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 38 a 40, 42 a 44.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículo 19 N° 6.

Artículo 42. Los derechos políticos activos y pasivos a que se


refieren los artículos anteriores, son: la capacidad para ser ciuda-
dano elector, la capacidad para obtener cargos de elección popular
y la capacidad para ser jurado. El que ha sido privado de ellos sólo

i Este inciso fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 19.806, publicada


en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002, en el sentido de reemplazar la
expresión "presunto procesado" por la expresión "imputado".

107
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

puede ser rehabilitado en su ejercicio en la forma prescrita por


la Constitución.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 38 a 41, 43 y 44.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 13, 16 y 17.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Del artículo 93 del Código Penal se infiere que lo que la amnistía pro-
duce es la extinción de la responsabilidad penal y de todos sus efectos, de lo
que se sigue, a su turno, que ella deja subsistente la condena y que en ningún
caso borre el delito. Desde el momento en que la amnistía sólo extingue la
responsabilidad penal declarada en la sentencia de condena, es inconcuso
que no elimina del sancionado el referido carácter de haber sido privado de
derechos políticos. Siendo así, no ha quedado al recurrente camino otro que
el de la rehabilitación ciudadana vía Senado de la República, lo que, como
es fácil entender, legitima, a su turno, el actuar cancelatorio de parte del
señor Director del Servicio Electoral. A mayor abundamiento el Director
del Servicio Electoral carece de facultades para rehabilitar en sus derechos a
quienes hayan sido privados de ellos por sentencia judicial.

Corte Suprema, 16/08/1994, Rol: 23509, N° LegalPublishing: 13063

Doctrina en sentido contrario:


1) Si bien la Constitución Política prescribe que quien ha perdido la
calidad de ciudadano por condena a pena aflictiva, puede solicitar su
rehabilitación al Senado, una vez "extinguida su responsabilidad penal"
(art. 17 inc. 2 o ) y si, por su parte, el art. 42 del Código Penal señala que
quien ha sido privado de sus derechos políticos sólo puede ser rehabilitado
en su ejercicio en la forma prescrita por la Constitución, tales preceptos
presuponen la existencia de una condena, lo que no ocurre en el caso
de la amnistía en que desaparece la pena y todos sus efectos, por lo cual
debe entenderse que desaparece también la inhabilitación para derechos
políticos, que no es sino una de las penas impuestas al condenado.
En consecuencia, una persona beneficiada por una ley de amnistía no
necesita su rehabilitación por el Senado para recuperar la calidad de

108
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

ciudadano, ya que debe considerársele como si jamás hubiere sido con-


denado a una pena aflictiva

Corte Suprema, 28/12/1992, Rol: 20019, N° LegalPublishing: 12103

Artículo 43. Cuando la inhabilitación para cargos y oficios pú-


blicos y profesiones titulares es pena accesoria, no la comprende
el indulto de la pena principal, a menos que expresamente se haga
extensivo a ella.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 22, 27 a 29, 44, 93 y 105.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:

- Constitución Política: artículos 9o, 32 16, 60 N° 16.


CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 18.050, sobre Indultos Particulares, D.O. 06.11.1981.

Artículo 44. El indulto de la pena de inhabilitación perpetua o tem-


poral para cargos y oficios públicos y profesiones titulares, repone al
penado en el ejercicio de estas últimas, pero no en los honores, cargos,
empleos u oficios de que se le hubiere privado. El mismo efecto pro-
duce el cumplimiento de la condena a inhabilitación temporal.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 27, 43, 93 y 105.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:

- Constitución Política: artículos 9o, 32 N° 16, 60 N° 16.


CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 18.050, sobre Indultos Particulares, D.O. 06.11.1981.

Artículo 45. La sujeción a la vigilancia de la autoridad da al


juez de la causa el derecho de determinar ciertos lugares en los
cuales le será prohibido al penado presentarse después de haber
cumplido su condena y de imponer a éste todas o algunas de las
siguientes obligaciones:
I a . La de declarar antes de ser puesto en libertad, el lugar en
que se propone fijar su residencia.
2 a . La de recibir una boleta de viaje en que se le determine el
itinerario que debe seguir, del cual no podrá apartarse, y la dura-
ción de su permanencia en cada lugar del tránsito.

109
ARTS. 23 a 25 LIBRO PRIMERO • TÍTULO III

3 a . La de presentarse dentro de las veinticuatro horas siguientes


a su llegada, ante el funcionario designado en la boleta de viaje.
4 a . La de no poder cambiar de residencia sin haber dado aviso
de ello, con tres días de anticipación, al mismo funcionario, quien
le entregará la boleta de \iaje primitiva visada para que se traslade
a su nueva residencia.
5 a . La de adoptar oficio, arte, industria o profesión, si no tuviere
medios propios y conocidos de subsistencia.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21, 23, 90, 295, 298. 372 y 452.

Artículo 46. La pena de caución produce en el penado la obli-


gación de presentar un fiador abonado que responda o bien de
que aquél no ejecutará el mal que se trata de precaver, o de que
cumplirá su condena; obligándose a satisfacer, si causare el mal o
quebrantare la condena, la cantidad que haya fijado el tribunal.
Si el penado no presentare fiador, sufrirá una reclusión equi-
valente a la cuantía de la fianza, computándose un día por cada
quinto de unidad tributaria mensual; pero sin poder en ningún
caso exceder de seis meses. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21, 23, 90 y 298.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código Civil: artículos 2335 y siguientes.

Artículo 47. En todos los casos en que se imponga el pago de


costas se entenderá comprender tanto las procesales como las
personales y además los gastos ocasionados por el juicio y que no
se incluyen en las costas. Estos gastos se fijarán por el tribunal,
previa audiencia de las partes.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 24 y 48.

1 Este inciso fue modificado por la letra b) del artículo 2 o de la Ley N° 19.501,
publicada en el Diario Oficial de 15 de mayo de 1997. Con anterioridad fue
modificado por la letra b) del artículo 2 o de la Ley V 19.450, publicada en
el Diario Oficial de 18 de mayo de 1996.

110
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Código de Procedimiento Civil: artículos 138 y siguientes.
- Código de Procedimiento Penal: artículos 504, 680 y 681.
- Código Procesal Penal: artículos 45 y siguientes, 339 y siguientes.

Artículo 48. Si los bienes del culpable no fueren bastantes para


cubrir las responsabilidades pecuniarias, se satisfarán éstas en el
orden siguiente:
I a . Las costas procesales y personales.
2 a . El resarcimiento de los gastos ocasionados por el juicio.
3 a . La reparación del daño causado e indemnización de
perjuicios.
4 a . La multa.
En caso de concurso o quiebra, estos créditos se gradua-
rán, considerándose como uno solo, entre los que no gozan de
preferencia.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21. 24, 25, 47, 60, 70, 88, 89, 370, 370 bis, 410.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Código Civil: artículos 2465 y siguientes, 2314 y siguientes.
Código de Procedimiento Civil: artículos 138 y siguientes.
Código de Procedimiento Penal: artículos 504, 680 y 681.
Código Procesal Penal: artículos 45 y siguientes, 339 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 18.216 sobre Medidas Alterna tivas alas Penas Privativas y Restrictivas
de Libertad, D.O. 14.05.1983: artículo 5o d).

Artículo 49. Si el sentenciado no tuviere bienes para satisfacer


la multa, sufrirá por vía de sustitución y apremio, la pena de reclu-
sión, regulándose un día por cada un quinto de unidad tributaria
mensual, sin que ella pueda nunca exceder de seis meses. 1
Queda exento de este apremio el condenado a reclusión menor
en su grado máximo o a otra pena más grave.

1 Este inciso fue modificado por la letra c) del artículo 2 o de la Ley N° 19.501,
publicada en el Diario Oficial de 15 de mayo de 1997. Con anterioridad fue
modificado por la letra c) del artículo 2° de la Ley N° 19.450, publicada en el
Diario Oficial de 18 de mayo de 1996.

111
ART. 49 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 21, 25. 60. 70, NN v 89.
CONCORD ANCI AS A OTROS CÓDIGOS:
- Código Sanitario: artículo 169.
CONCORDANCIAS A OTR AS NORM AS:
- Ley Xo 18.216 sobre Medidas Alternativas a las Penas Privativas y Restrictivas
de Libertad. D.O. 14.05.1983: artículo 5o d).
- Ley Xo 19.366 sobre Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas,
D.O. 18.10.1995 (texto refundido Decreto con Fuerza de Ley V 1): articu-
lo 39.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El condenado que no pagare la multa impuesta por la sentencia en


los casos de tráfico ilícito de estupefacientes sufrirá, por vía de sustitución,
la pena de reclusión, regulándose un día por cada media unidad tributaria
mensual, no pudiendo exceder la reclusión de seis meses.
En la especie, el amparado fue condenado a la pena de diez años de
presidio mayor en su grado mínimo, más 200 días de presidio menor en
su grado mínimo de acuerdo a la sentencia dictada por el tribunal por su
responsabilidad como autor del delito de tráfico ilícito de estupefacientes,
cumpliéndose satisfactoriamente la pena. Luego de esto, se le condena a
cumplir la pena sustitutiva de 200 días por el no pago de la multa impues-
ta por la sentencia. Tal como se advierte de los antecedentes allegados al
proceso, la resolución que fija la pena sustitutiva que corresponde cumplir
excede el máximo legal permitido y, por ello, aun cuando actualmente no
estuviere cumplida, constituye una evidente amenaza a la libertad personal
del amparado, razón suficiente para acoger la acción constitucional.
Corte Suprema, 0"/10/2010, Roí: Z384-2010, N° LegalPublishing: 46195

2) La Ley N° 19.366 no contempla norma alguna que altere o mo-


difique el inciso segundo del artículo 49 del Código Penal va existente
al dictarse aquella ley, y de su historia fidedigna no se desprende que
existiera la intención de hacerlo. Siendo el inciso segundo del artículo 49
del Código Penal una disposición del libro primero, título primero, debe
entenderse de aplicación general a todos los delitos contemplados en leyes
especiales, por lo que una interpretación sistemática de las disposiciones

112
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

legales permite al juzgador su aplicación como lo ha hecho el tribunal


de alzada. Así, en relación a las sanciones penales que contiene la Ley
N° 19.366, resulta ser que en las superiores a presidio menor en su grado
medio estará el condenado exento de las sustitutivas por insatisfacción de
la multa impuesta y, en todo caso, el Tribunal de conformidad a lo dis-
puesto en el inciso segundo del artículo 39 de la ley, aun podrá eximirlo
de la misma multa o aplicarle una menor.

Corte Suprema, 03/12/2001, Rol: 2906-2000, N° LegalPublishing: 19262

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 03/12/2001, Rol: 2906-2000, N° LegalPublishing: 23556
Corte Suprema, 06/07/1999, Rol: 1705-1999, N° LegalPublishing: 16091

3) Q u e es efectivo que la sentencia aplicó el régimen substitutivo de la


multa que contempla el Código Penal y, también, que la norma de la Ley
de Alcoholes importa, en el caso, una pena de mayor extensión que aquélla
con la salvedad que se trata de la pena de prisión y no de reclusión como
señala el recurso. Resta por saber si tal aplicación es errónea en derecho.
Al respecto, cabe señalar que de acuerdo con el principio de especialidad
que consagran los artículos 4 o y 13 del Código Civil, las disposiciones
particulares sean de leyes distintas o de una misma ley, prefieren o preva-
lecen sobre las generales, si hubiere oposición entre ellas.
En el presente caso, la norma del artículo 49 del Código Penal es
de alcance general, abarcando las faltas (artículos 21 y 25 del Código
Penal y 24 de la Ley N° 18.287) y los simples delitos, con la limitación
que contempla su inciso segundo. En cambio, el artículo 172 de la Ley
N° 17.105, sobre Alcoholes, Bebidas Alcohólicas y Vinagres, que describe
y sanciona el ilícito de que aquí se trata, establece una regla distinta para el
evento que no se pagare la multa, disposición que prefiere a la del Código
Penal, porque legisla acerca del incumplimiento de las penas pecuniarias
que esa misma ley contempla en su Libro II, dentro del cual se contiene
el artículo 121, relativo al delito de la especie.
No altera lo anterior, el que el artículo 172 hable de infractor, pues
el Libro II de la Ley N° 17.105, Título I, comprende tanto infracciones
como delitos bajo una denominación única y común: De la Penalidad de
la Embriaguez, lo que demuestra que las palabras infracción e infractor

113
ARTS. 23 a 25 LIBRO PRIMERO • TÍTULO III

para ciertos efectos pueden tomarse en un sentido amplio en la acepción


de quebrantamiento de la ley (Diccionario de la Real Academia) y no ne-
cesariamente en su sentido técnico. Ello se confirma en el artículo 25 del
Código Penal, cuando indistintamente emplea los términos infracciones
v delito, en sus incisos sexto y séptimo
Corte Suprema, 2310411997Rol: 2880-1996, N° LegalPublishing: 14384

§ 4. De la aplicación de las penas

Artículo 50. A los autores de delito se i m p o n d r á la pena que


para éste se hallare señalada por la ley.
Siempre que la ley designe la pena de un delito, se entiende
que la impone al delito c o n s u m a d o .
C O N C O R D \NCIAS A ESTE CODIGO:
Artículos 7°. 15 y 59.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: articulo 19 N° 3 incisos 7° y 8o.
CONCORD ANCIAS A OTRAS NORMAS:
Lev \" 20.084, Sobre Responsabilidad de ¡os Adolescentes por Infracciones a
la Ley Penal, D.O. 07.12.2005: artículo 60.
- Ley V 20.084, sobre Responsabilidad de los Adolescentes por Infracciones a
la Ley Penal, D.O. 07.12.2005: artículos 15, 18 y 21.

Artículo 51. A los autores de crimen o simple delito frustrado y


a los cómplices de crimen o simple delito c o n s u m a d o , se impondrá
la pena inmediatamente inferior en g r a d o a la s e ñ a l a d a por la ley
para el crimen o simple delito.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 7o, 15, 16, 59, 111, 191 y 498.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) La intención del legislador, en cuanto estableció el artículo 494


bis del Código Penal fue de castigar de manera más severa el delito falta
de hurto y de manera incompleta, fue del parecer de sancionar la falta
frustrada y la tentativa, como se aprecia del tenor de los artículos 51 y
52 del Código Penal, normas que sólo reciben aplicación tratándose de

114
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

los crímenes y simples delitos y, por consecuencia, no cabe aplicar por


analogía a las faltas. De este modo, resalta como principio elemental lo
previsto en el inciso 2o del artículo 50 del texto punitivo citado, que sienta
como regla general que siempre que la ley designe la pena de un delito, se
entiende que la impone al delito consumado.

Corte Suprema, 20/04/2005, Rol: 5990-2004, N° LegalPublishing: 32043

Artículo 52. A los autores de tentativa de crimen o simple


delito, a los cómplices de crimen o simple delito frustrado y a los
encubridores de crimen o simple delito consumado, se impondrá
la pena inferior en dos grados a la que señala la ley para el crimen
o simple delito.
Exceptúanse de esta regla los encubridores comprendidos en
el número 3 o . del artículo 17, en quienes concurra la circunstan-
cia I a . del mismo número, a los cuales se impondrá la pena de
inhabilitación especial perpetua, si el delincuente encubierto fuere
condenado por crimen y la de inhabilitación especial temporal en
cualquiera de sus grados, si lo fuere por simple delito. 1
También se exceptúan los encubridores comprendidos en el
número 4 o . del mismo artículo 17, a quienes se aplicará la pena
de presidio menor en cualquiera de sus grados.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 7o, 15, 16, 17, 59, 111, 169, 177, 191 y 450.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 19.366 sobre Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas,
D.O. 18.10.1995 (texto refundido Decreto con Fuerza de Ley N° 1): artículo 24.
- Ley N° 18.314 sobre Conductas Terroristas, D.0.17.05.1984: artículo 7o.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) La intención del legislador, en cuanto estableció el artículo 494


bis del Código Penal fue de castigar de manera más severa el delito falta

i Este inciso fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 19.806, publicada


en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002, en el sentido de reemplazar la
expresión "procesado de" por "condenado por", y "de simple delito" por "por
simple delito". El N° 3 del artículo 17 al que se hace mención, fue sustituido
por la Ley N° 19.077, publicada en el Diario Oficial de 28 de agosto de 1991.

115
ARTS. 23 a 25 LIBRO PRIMERO • TÍTULO III

de hurto y de manera incompleta, fue del parecer de sancionar la falta


frustrada y la tentativa, como se aprecia del tenor de los artículos 51 y
52 del Código Penal, normas que sólo reciben aplicación tratándose de
los crímenes y simples delitos y, por consecuencia, no cabe aplicar por
analogía a las faltas. De este modo, resalta como principio elemental lo
previsto en el inciso 2o del artículo 50 del texto punitivo citado, que sienta
como regla general que siempre que la ley designe la pena de un delito, se
entiende que la impone al delito consumado.
Corte Suprema, 20/04/2005, Rol: 5990-2004, N° LegalPublishing: 320*3

Artículo 53. A los cómplices de tentativa de crimen o simple


delito y a los encubridores de crimen o s i m p l e delito frustrado,
se impondrá la pena inferior en tres g r a d o s a la que señala la ley
para el crimen o simple delito.
CONCORD ANCIAS A I.S I I CÓDIGO:
Artículos 7o, 16, 17, 59,111, 169, 177, 191 y 450.

Artículo 54. A los encubridores de tentativa de crimen o simple


delito, se impondrá la pena inferior en cuatro g r a d o s a la señalada
para el crimen o simple delito.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 7L', 16, 17, 59, 111, 169, 177, 191 y 450.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Los artículos 51 a 54 del Código Penal no contienen tipos generales


ni de ninguna otra índole sino, en cambio, consecuencias penales de la
tentativa y el delito frustrado en general.
Corte Suprema, 09/10/2001, Rol: 1815-2001, N° LegalPublishing: 19209
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 31/01/2002, Rol: 4406-2001, N° LegalPublishing: 19292

Artículo 55. Las d i s p o s i c i o n e s g e n e r a l e s contenidas en los


cuatro artículos precedentes no tienen lugar en los casos en que
el delito frustrado, la tentativa, la complicidad o el encubrimiento
se hallan especialmente p e n a d o s por la ley.

116
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

C O N C O R D A N C I A S A ESTE CÓDIGO:
Artículos 7o, 15, 16, 17, 59, 111, 169, 177, 191, 269 bis, 450 y 498.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Artículo 55 del Código Penal. Ese precepto, en efecto, sólo expresa


que las reducciones de punibilidad consagradas en los cuatro artículos
precedentes para los delitos imperfectos no son aplicables en aquellos
casos en los cuales la ley ha querido asociar a la tentativa y al delito frus-
trado una consecuencia penal distinta, como ocurre, precisamente, en el
artículo 450 inciso I o . La expresión "especialmente penados por la ley"
quiere decir, pues, en esta disposición, "castigados con una pena especial"
y no "tipificados en forma especial por la ley".

Corte Suprema, 31/01/2002, Rol: 4789-2001, N° LegalPublishing: 23699


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 31/01/2002, Rol: 4406-2001, N° LegalPublishing: 19292
Corte Suprema, 09/10/2001, Rol: 1815-2001, N° LegalPublishing: 19209

Artículo 56. Las penas divisibles constan de tres grados,


mínimo, medio y máximo, cuya extensión se determina en la
siguiente:

TABLA DEMOSTRATIVA
Penas Tiempo que comprende Tiempo de su Hempo de su Tiempo de su
toda la pena grado mínimo grado medio grado máximo
Presidio, reclusión, De cinco años y un De cinco años y un De diez años y un De quince años y
confinamiento, día a veinte anos. dia a diez años. dia a quince años. un día a veinte
extrañamiento y años.
relegación mayores.
Inhabilitación absoluta De tres años ^ un De tres años y un De cinco años y un De siete años y un
y especial temporales. dia a diez anos. dia a cinco anos. día a siete años. dia a diez años.

Presidio, reclusión, De sesenta y un De sesenta y uno a De quinientos De tres años y un


confinamiento, días a cinco años. quinientos cuaren- cuarenta y un días dia a cinco anos.
extrañamiento ta dias. a tres años.
y relegación menores
y destierro.
Suspensión de cargo De sesenta y un De sesenta y un De un año y un día De dos años y un
y oficio público y días a tres años. días a dos anos. día a tres anos.
profesión titular. a un año.

Prisión. De uno a De uno a veinte De veintiuno a De cuarenta y uno


sesenta dias. días. cuarenta dias. a sesenta días.

C O N C O R D A N C I A S A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21, 25, 57, 59 y 61.

117
ARTS. 57 a 59 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

Artículo 57. Cada grado de una pena divisible constituye pena


distinta.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21,25, 56, 59 y 61.

Artículo 58. En los casos en que la ley señala una pena com-
puesta de dos o más distintas, cada una de éstas forma un grado
de penalidad, la más leve de ellas el mínimo y la más grave el
máximo.
CONCORD ANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21, 25, 56, 57, 59 y 61.

Artículo 59. Para determinar las penas que deben imponerse


según los artículos 51, 52, 53 y 54: I o . a los autores de crimen o
simple delito frustrado; 2 o . a los autores de tentativa de crimen
o simple delito, cómplices de crimen o simple delito frustrado
y encubridores de crimen o simple delito consumado; 3 o . a los
cómplices de tentativa de crimen o simple delito y encubridores
de crimen o simple delito frustrado, y 4°. a los encubridores de
tentativa de crimen o simple delito, el tribunal tomará por base
las siguientes escalas graduales:

E S C A L A N Ú M E R O 1

Grados.
I o . Presidio perpetuo calificado. 1
2 o . Presidio o reclusión perpetuos.
3 o . Presidio o reclusión mayores en sus grados máximos.
4 o . Presidio o reclusión mayores en sus grados medios.
5o. Presidio o reclusión mayores en sus grados mínimos.
6 o . Presidio o reclusión menores en sus grados máximos.
7o. Presidio o reclusión menores en sus grados medios.
8 o . Presidio o reclusión menores en sus grados mínimos.
9 o . Prisión en su grado máximo.
10. Prisión en su grado medio.
11. Prisión en su grado mínimo.

1 Esta pena fue incorporada por el N° 4 del artículo I o de la Ley N° 19.7Í4


publicada en el Diario Oficial de 5 de junio de 2001.

1 18
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III .ART. 59

ESCALA NÚMERO 2
Grados.
I o . Relegación perpetua.
2 o . Relegación mayor en su grado máximo.
3 o . Relegación mayor en su grado medio.
4 o . Relegación mayor en su grado mínimo.
5 o . Relegación menor en su grado máximo.
6 o . Relegación menor en su grado medio.
7°. Relegación menor en su grado mínimo.
8 o . Destierro en su grado máximo.
9 o . Destierro en su grado medio.
10. Destierro en su grado mínimo.

ESCALA NÚMERO 3
Grados.
I o . Confinamiento o extrañamiento mayores en sus grados máxi-
mos.
2 o . Confinamiento o extrañamiento mayores en sus grados
medios.
3 o . Confinamiento o extrañamiento mayores en sus grados mí-
nimos.
4 o . Confinamiento o extrañamiento menores en sus grados máxi-
mos.
5 o . Confinamiento o extrañamiento menores en sus grados
medios.
6 o . Confinamiento o extrañamiento menores en sus grados mí-
nimos.
7 o . Destierro en su grado máximo.
8 o . Destierro en su grado medio.
9 o . Destierro en su grado mínimo.
ESCALA NÚMERO 4
Grados.
I o . Inhabilitación absoluta perpetua.
2 o . Inhabilitación absoluta temporal en su grado máximo.
3 o . Inhabilitación absoluta temporal en su grado medio.
4 o . Inhabilitación absoluta temporal en su grado mínimo.
5 o . Suspensión en su grado máximo.
6 o . Suspensión en su grado medio.
7 o . Suspensión en su grado mínimo.

119
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

E S C A L A N Ú M E R O 5

Grados.
I o . Inhabilitación especial perpetua.
2o. Inhabilitación especial temporal en su grado máximo.
3 o . Inhabilitación especial temporal en su grado medio.
4 o . Inhabilitación especial temporal en su grado mínimo.
5o. Suspensión en su grado máximo.
6 o . Suspensión en su grado medio.
7o. Suspensión en su grado mínimo.
CONCORDANCIAS A ESTL CÓDIGO:
Artículos 21, 51 tí 54, 56 a 58 y 61.

Artículo 60. La multa se considera como la pena inmediata-


mente inferior a la última en todas las escalas graduales.
Para fijar su cuantía respectiva se adoptará la base establecida
en el artículo 25, y en cuanto a su aplicación a cada caso especial
se observará lo que prescribe el artículo 70.
El producto de las multas, ya sea que se impongan por sen-
tencia o que resulten de un Decreto que conmuta alguna pena,
ingresará en una cuenta fiscal, especial, contra la cual sólo podrá
girar el Ministerio de Justicia, para alguno de los siguientes fines,
y en conformidad al Reglamento que para tal efecto dictará el
Presidente de la República:
I o . Creación, instalación y mantenimiento de establecimientos
penales y de reeducación de antisociales;
2 o . Creación de Tribunales e instalación, mantenimiento y de-
sarrollo de los servicios judiciales, y
3 o . Mantenimiento de los Servicios del Patronato Nacional de
Reos. 1
La misma regla señalada en el inciso anterior, se aplicará respec-
to a las cauciones que se hagan efectivas, de los dineros que caigan
en comiso y del producto de la enajenación en subasta pública de
las demás especies decomisadas, la cual se deberá efectuar por la
Dirección de Aprovisionamiento del Estado. 2

¡ Este inciso fue reemplazado por el artículo 13 de la Ley N° 17.155, publicada


en el Diario Oficial de 11 de junio de 1969.
J Este inciso fue agregado por la letra b) del artículo 41 de la Ley N° 11.625,
publicada en el Diario Oficial de 4 de octubre de 1954.

120
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

Las disposiciones de los d o s incisos anteriores no son aplicables


a l a s m u l t a s s e ñ a l a d a s en el artículo 4 8 3 b. 1
El p r o d u c t o de las multas, cauciones y c o m i s o s derivados de
f a l t a s y contravenciones, se aplicará a f o n d o s de la Municipalidad
c o r r e s p o n d i e n t e al territorio d o n d e se cometió el delito que se
castiga. 2

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 21, 25, 59, 70, 77, 483 b.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Código de Procedimiento Penal: artículos 672 y siguientes.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El artículo 395 del Código Procesal Penal señala que concurriendo


antecedentes calificados se debe aplicar pena de prisión, entendiéndose
que es prisión en cualquiera de sus grados, por lo cual, al ser frustrado
el delito debemos bajar en un grado en relación a la pena de prisión en
su grado mínimo, quedando en definitiva, igualmente en pena de multa
en atención a lo dispuesto por el inciso I o del artículo 60 del Código
Penal, al ser la pena de prisión en su grado mínimo el último grado de
la escala gradual número 1 contemplada en el artículo 59 del Código
Punitivo.

Corte Suprema, 2211112005, Rol: 4359-2005, N° LegalPublishing: 33316

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 22/11/2005, Rol: 4655-2005, N° LegalPublishing: 33317

Artículo 6 1 . La designación de las p e n a s que corresponde apli-


car en los diversos c a s o s a que se refiere el artículo 59, se hará
con sujeción a las siguientes reglas:

1 Este inciso fue agregado por la letra b) del artículo 41 de la Ley N° 11.625,
publicada en el Diario Oficial de 4 de octubre de 1954.
^ Este inciso fue agregado por la letra b) del artículo 41 de la Ley N° 11.625,
publicada en el Diario Oficial de 4 de octubre de 1954.

121
ART. 61 LIBRO PRIMERO-TÍTKI O III

I a . Si la pena señalada al delito es una indivisible o un solo


grado de otra divisible, corresponde a los autores de crimen o
simple delito frustrado y a los cómplices de crimen o simple delito
consumado la inmediatamente inferior en grado.
Para determinar las que deben aplicarse a los demás respon-
sables relacionados en el artículo 59, se bajará sucesivamente un
grado en la escala correspondiente respecto de los comprendidos
en cada uno de sus números, siguiendo el orden que en ese ar-
tículo se establece.
2 a . Cuando la pena que se señala al delito consta de dos o más
grados, sea que los compongan dos penas indivisibles, diversos
grados de penas divisibles o bien una o dos indivisibles y uno o
más grados de otra divisible, a los autores de crimen o simple delito
frustrado y a los cómplices de crimen o simple delito consumado
corresponde la inmediatamente inferior en grado al mínimo de
los designados por la ley.
Para determinar las que deben aplicarse a los demás respon-
sables se observará lo prescrito en la regla anterior.
3 a . Si se designan para un delito penas alternativas, sea que se
hallen comprendidas en la misma escala o en dos o más distintas,
no estará obligado el tribunal a imponer a todos los responsables
las de la misma naturaleza.
4 a . Cuando se señalan al delito copulativamente penas com-
prendidas en distintas escalas o se agrega la multa a las de la
misma escala, se aplicarán unas y otras con sujeción a las reglas
I a y 2 a , a todos los responsables; pero cuando una de dichas
penas se impone al autor de crimen o simple delito por circuns-
tancias peculiares a él que no concurren en los demás, no se hará
extensiva a éstos.
Si al poner en práctica las reglas precedentes no resultare
pena que imponer por falta de grados inferiores o por no ser apli-
cables las de inhabilitación o suspensión, se impondrá siempre
la multa.

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 21, 51 a 54, 59, 77 y 304.

122
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

APLICACIÓN PRÁCTICA DE LAS REGLAS ANTERIORES1

REGLAS Pena señalada al Pena de los Pena de los Pena de los Pena de los
crimen o simple autores autores de cómplices de encubridores
delito. de crimen tentativa de tentativa de de tentativa
o simple crimen o simple crimen de crimen o
delito frustra- delito, cómpli- o simple delito simple delito.
do y ces de a i m e n o y encubridores
cómplices de simple de crimen o
crimen o simple delito frustrado y simple
delito consu- encubridores de delito frustrado.
mado. crimen o simple
delito consumado.
1" Relegación Relegación Relegación Relegación Relegación
perpetua. mayor en su mayor en su mayor en su menor en su
grado grado grado grado
máximo. medio. mínimo. máximo.
2a En el caso Presidio mayor Presidio mayor Presidio mayor Presidio menor Presidio menor
de pena com- en su grado en su grado en su grado en su grado en su grado
puesta de máximo a presi- medio. mínimo. máximo. medio.
2 grados. dio perpetuo.

2a En el caso Inhabilitación Inhabilitación ab- Suspensión en Suspensión en Suspensión en


de pena com- absoluta tempo- soluta temporal su grado su grado medio. su grado mí-
puesta de ral en su grado en su grado máximo. nimo.
3 grados. medio a inhabi- mínimo.
litación absoluta
perpetua.

2* En el caso Reclusión menor Reclusión Reclusión Prisión en Prisión en


de pena en su grado menor en menor en su su grado su grado medio.
compuesta de máximo a su grado medio. grado mínimo. máximo.
4 o más grados. reclusión mayor
en su grado
máximo.

3' Presidio mayor Presidio mayor en Presidio menor Confinamiento Presidio menor
en su grado su grado mínimo. en su grado menor en su en su grado
medio o confi- máximo. grado máximo. minimo.
namiento mayor
en su grado
máximo.

4a Reclusión mayor Reclusión Reclusión me- Reclusión menor Prisión en su


en su grado menor en nor en su grado en su grado grado
mínimo, su grado máxi- medio, mínimo y multa máximo,
inhabilitación mo y inhabilitación de cinco sueldos suspensión
absoluta perpe- multa de veinte absoluta tempo- vitales. en su grado
tua y multa. sueldos vitales. ral en su grado máximo y
medio y multa multa de dos y
de diez sueldos medio sueldos
vitales. vitales.
Suspensión Suspensión Multa de Multa Multa de
5a cuatro sueldos dedos un sueldo
en sus grados en su
medio grado mínimo. vitales. sueldos vital.
a máximo. vitales.

1 De acuerdo al artículo I o de la Ley N° 19.450, publicada en el Diario Oficial


de 18 de marzo de 1996, cada vez que en un determinado artículo del Código
Penal aparezca consignada alguna escala de multas en sueldos vitales o en
fracciones de sueldo vital, deberá reemplazarse por la que corresponda en
unidades tributarias mensuales, de acuerdo con la tabla de conversión es-
tablecida en el mencionado artículo, que se transcribe en la nota 1 al Libro
primero de este Código.

123
ARTS. ISJ-G3 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

JURISPRUDEXCLA RELACION ADA

1) Las penas alternativas de que trata el artículo 61, regla tercera, del
Código Penal, se contemplan generalmente para ciertos delitos que pre-
sentan gran variedad en sus formas de ejecución, en su gravedad o en su
significación social, permitiendo a los sentenciadores del mérito que opten
entre dos o más sanciones por aquella que les parezca más apropiada a las
características y circunstancias particulares del caso concreto, teniendo
presente en la regulación de la sanción, las consecuencias jurídicas del
hecho punible, según la clase, la gravedad y forma de ejecución del mismo,
fijando singularmente la medida de reacción penal frente a quienes han
intervenido en él como partícipes.
En esta perspectiva, el tribunal tiene amplia potestad para escoger una
u otra o aplicar ambas a la vez, por lo que asignada una de estas opciones
y siempre que dicha prerrogativa se ejerza dentro de los límites precisados
por la ley, la corte de casación no puede escrutar el análisis llevado a cabo
para concluir de esa manera, por tratarse de una facultad privativa de los
sentenciadores del fondo.
Corte Suprema, 03/04/2006, Rol: 2660-2003, N° LegalPublishing: 34772

Artículo 62. Las circunstancias a t e n u a n t e s o agravantes se


tomarán en consideración p a r a disminuir o aumentar la pena en
los casos y conforme a las reglas que se prescriben en los artículos
siguientes.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 11,12, 13, 63, 64, 456 bis.

.Artículo 63. \o producen el efecto de aumentar la pena las


circunstancias agrav antes que por sí m i s m a s constituyen un delito
especialmente p e n a d o por la ley, o que é s t a haya expresado al
describirlo y penarlo.
T a m p o c o lo p r o d u c e n aquellas circunstancias agravantes de
tal manera inherentes al delito que sin la concurrencia de ellas
no puede cometerse.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 12, 13, 3b S, 390, 391, 400, 456 bis.

\24
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) La circunstancia de haberse hecho uso malicioso de facturas u otros


documentos falsos, constituye un elemento del delito, sin cuya concurren-
cia no podría éste haberse cometido, de modo que efectivamente, aquélla
corresponde a la señalada en el inciso segundo del artículo 63 del Código
Penal, que no produce el efecto de aumentar la pena.
Este tópico ya ha sido abordado y resuelto por esta Corte en diferentes
sentencias, en el sentido que la circunstancia que contempla el inciso cuarto
del artículo 97 N° 4 del Código Tributario, no es procedente cuando ella
conforma un elemento del tipo penal, sea que se la considere una agravante
o, simplemente, una regla de aplicación de penas.
Corte Suprema, 20/10/2009, Rol: 7222-2008, N° LegalPublishing: 42674
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 25/10/2010, Rol: 6582-2010, N° LegalPublishing: 46884
Corte Suprema, 06/03/2007, Rol: 164-2006, N° LegalPublishing: 36127
Corte Suprema, 27/04/2004, Rol: 4912-2003, N° LegalPublishing: 30127
Corte Suprema, 19/03/2003, Rol: 2494-2002, N° LegalPublishing: 28349

2) El artículo 63 del Código Penal dispone que no producen el efecto


de aumentar la pena las circunstancias agravantes que por sí mismas consti-
tuyen un delito especialmente penado por la ley, o que ésta haya expresado
al describirlo y penarlo; y tampoco producen dicho efecto, aquellas agra-
vantes de tal manera inherentes al delito que sin la concurrencia de ellas
no puede cometerse, norma que constituye la principal fuente positiva de
la prohibición de la doble valoración, corolario del principio del non bis in
idem; de cuyos supuestos debe necesariamente descartarse para el presente
caso, la concurrencia del primero y el tercero, toda vez que no puede sos-
tenerse racionalmente que el parentesco constituya un delito especial en
relación al abuso sexual investigado; ni que sea de tal forma inherente ese
vínculo que no se pueda realizar la conducta abusiva, sin la concurrencia
de la circunstancia señalada, lo que está fuera de toda duda.

Corte Suprema, 21/01/2008, Rol: 5773-2007, N° LegalPublishing: 38146


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 03/09/2007, Rol: 3206-2007, N° UgaiPublishing: 37022

125
ARTS. ISJ-G3 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

Artículo 64. Las circunstancias atenuantes o agravantes que


consistan en la disposición moral del delincuente, en sus relacio-
nes particulares con el ofendido o en otra causa personal, servirán
para atenuar o agrav ar la responsabilidad de sólo aquellos autores,
cómplices o encubridores en quienes concurran.
Las que consistan en la ejecución material del hecho o en los
medios empleados para realizarlo, servirán para atenuar o agravar
la responsabilidad únicamente de los que tuvieren conocimiento
de ellas antes o en el momento de la acción o de su cooperación
para el delito.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 11, 12,13, 4.'6 bis.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Se configura la agravante del artículo 12 N° 7 del Código Penal,


cometer el delito con abuso de confianza, por ser el acusado conocido
de bastante tiempo de la víctima y de su familia, en cuya casa, inclusive,
guardaba sus utensilios de trabajo, circunstancia que aprovecha para tentar
la realización del delito de violación. Esta agravante es una circunstancia
persona] o subjetiva consistente en una disposición moral del delincuente,
de acuerdo a lo que señala el artículo 64 inciso I o del Código punitivo,
pero no corresponde a un elemento inherente al tipo penal en cuestión,
sino que complementa la descripción típica del delito de violación que
se da por establecido.
Corte Suprema, 06/03/2007, Rol: 164-2006, N° LegalPublishing: 36127

Artículo 65. Cuando la ley señala una sola pena indivisible, la


aplicará el tribunal sin consideración a las circunstancias agravan-
tes que concurran en el hecho. Pero si hay dos o más circunstancias
atenuantes y no concurre ninguna agravante, podrá aplicar la pena
inmediatamente inferior en uno o dos grados. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 11, 12, 13, 59, 77 y 103.

Este artículo fue modificado por el N° 2 del artículo único de la Ley N° 17.727,
publicada en el Diario Oficial de 27 de septiembre de 1972.

\126
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Resulta irrelevante la concurrencia de las agravantes de alevosía y


premeditación, ello por cuanto, el sentenciador sólo disponía para aplicar
una pena única e indivisible. En consecuencia, la cuestión de si en el fallo
se apreció o no correctamente la concurrencia de las agravantes de alevosía
y premeditación resulta irrelevante, como se deduce de lo preceptuado
en el artículo 65 del Código Penal, con arreglo al cual en una situación
como ésta no se tienen en consideración "las circunstancias agravantes
que concurran en el hecho".

Corte Suprema, 19/03/2003, Rol: 2494-2002, N° LegalPublishing: 28349

Artículo 66. Si la ley señala una pena compuesta de dos in-


divisibles y no acompañan al hecho circunstancias atenuantes
ni agravantes, puede el tribunal imponerla en cualquiera de sus
grados.
Cuando sólo concurre alguna circunstancia atenuante, debe
aplicarla en su grado mínimo, y si habiendo una circunstancia
agravante, no concurre ninguna atenuante, la impondrá en su
grado máximo. 1
Siendo dos o más las circunstancias atenuantes sin que con-
curra ninguna agravante, podrá imponer la pena inferior en uno
o dos grados al mínimo de los señalados por la ley, según sea el
número y entidad de dichas circunstancias.
Si concurrieren circunstancias atenuantes y agravantes, las
compensará racionalmente el tribunal para la aplicación de la pena,
graduando el valor de unas y otras.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 11, 12, 13, 58, 59, 77 y 103.

i Este inciso fue modificado por el número 5 del artículo I o de la Ley N° 19.734,
publicada en el Diario Oficial de 5 de junio de 2001. Con anterioridad fue
modificado por el artículo I o de la Ley N° 1 7.266, publicada en el Diario
Oficial de 6 de enero de 1970.

127
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Que, en efecto, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 66 inciso


2 del Código Penal, después de la modificación contemplada en la
o

Ley N° 17.266, si la norma señala una pena compuesta de dos grados


indivisibles, cual es el caso de la sanción contemplada en el artículo 372
bis del mismo cuerpo legal y existiere una agravante y sin que concurra
ninguna atenuante, como ocurre en la especie, después de realizar la
correspondiente compensación, el tribunal debe imponerla en su grado
máximo, pero "si en este último caso el grado máximo de los designados
estuviere constituido por la pena de muerte, el tribunal no estará obligado
a imponerla necesariamente", por lo que se confirma la pena de presidio
perpetuo impuesta por la Corte de Apelaciones.

Corte Suprema, 19/12/2000, Rol: 2394-2000, N° LegalPublishing: 177~0

Artículo 67. Cuando la pena señalada al delito es un grado de


una divisible y no concurren circunstancias atenuantes ni agra-
vantes en el hecho, el tribunal puede recorrer toda su extensión
al aplicarla.
Si concurre sólo una circunstancia atenuante o sólo una agra-
vante, la aplicará en el primer caso en su mínimum, y en el segundo
en su máximum.
Para determinar en tales casos el minimum y el máximum de
la pena, se divide por mitad el período de su duración: la más alta
de estas partes formará el máximum y la más baja el mínimum.
Siendo dos o más las circunstancias atenuantes y no habien-
do ninguna agravante, podrá el tribunal imponer la inferior
en uno o dos grados, según sea el número y entidad de dichas
circunstancias.
Si hay dos o más circunstancias agravantes y ninguna atenuante,
puede aplicar la pena superior en un grado.
En el caso de concurrir circunstancias atenuantes y agravantes,
se hará su compensación racional para la aplicación de la pena,
graduando el valor de unas y otras.
CONCORDANCIAS A ESTE CODIGO:
Artículos 11. 12, 13, 59, 77 y 103.

128
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El Juez de primer grado estaba habilitado para sancionar recorriendo


toda la extensión de la pena correspondiente al presidio menor en su grado
máximo, ello por cuanto se configuró a su respecto, la atenuante de coope-
ración eficaz, desde tres años y un día a cinco años de presidio, pero opta
por hacerlo en la mitad inferior. La Corte, ahora, en razón de la agravante
que reconoce sanciona en la mitad superior del mismo grado, elevando
la sanción en tan sólo un día y ciñéndose a lo estrictamente dispuesto en
el artículo 67 del Código Penal. Así, la causal de agravación, de delinquir
pendiente el cumplimiento de condena, con o sin su reconocimiento
judicial, habilitaba de todos modos a los jueces recurridos para sancionar
como lo hicieron, con lo cual no puede estimarse que se ha cometido
infracción de ley ni que se hubiese producido influencia sustancial en lo
dispositivo de la sentencia en el sentido que la sanción ha traspasado el
grado de penalidad predispuesto por los jueces. Considerandos 3 o y 4 o
sentencia Corte Suprema.

Corte Suprema, 24/04/2003, Rol: 4459-2002, N° LegalPublishing: 26789

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 15/10/2002, Rol: 3622-2002, N° LegalPublishing: 25903

A r t í c u l o 68. C u a n d o la p e n a s e ñ a l a d a por la ley consta de


d o s o m á s g r a d o s , bien sea que los f o r m e n una o d o s p e n a s in-
divisibles y u n o o m á s g r a d o s de otra divisible, o diversos g r a d o s
de p e n a s divisibles, el tribunal al aplicarla podrá recorrer toda su
extensión, si no concurren en el hecho circunstancias atenuantes
ni agravantes.
Habiendo una sola circunstancia atenuante o una sola circuns-
tancia agravante, no aplicará en el primer c a s o el grado m á x i m o
ni en el s e g u n d o el mínimo.
Si son d o s o m á s las circunstancias atenuantes y no hay ninguna
agravante, el tribunal p o d r á imponer la pena inferior en uno, d o s
o tres g r a d o s al mínimo de los s e ñ a l a d o s por la ley, según s e a el
n ú m e r o y entidad de dichas circunstancias.

129
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

Cuando, no concurriendo circunstancias atenuantes, hay dos


o m á s agravantes, podrá imponer la inmediatamente superior en
g r a d o al m á x i m o de los d e s i g n a d o s por la ley. 1
Concurriendo circunstancias atenuantes y agravantes, se obser-
vará lo prescrito en los artículos anteriores p a r a c a s o s análogos.
CONCORDANCIAS A LSTK CÓDICO:
Artículos 11, 12, 13, 57 a 59, 77 y 103.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) En mérito de estas consideraciones, se acogerá la modificatoria de la


reparación celosa del mal causado, de modo que benefician al imputado
dos circunstancias atenuantes de su responsabilidad penal y no le afecta
agravante alguna, por lo que el tribunal se encuentra en situación de poder
hacer uso de la facultad que el artículo 68 del Código Penal le franquea
en su inciso tercero y rebajar la pena en uno, dos o tres grados al mínimo
señalado por la ley, que es de presidio mayor en su grado mínimo, lo que
se hará rebajándose sólo en un grado.
Corte Suprema, 1410712010. Rol: 3213-2010, N° LegalPublishing: 44935

2) No puede acogerse el recurso de casación en el fondo fundado en la


falta de aplicación de una atenuante, ya que aunque se haya ésta acogido,
podrían haber arribado a la misma sanción que efectivamente impusieron,
desde que la rebaja de pena que la ley autoriza para el evento de existir dos
o más atenuantes y ninguna agravante, es discrecional.
Corte Suprema, 05/09/2006, Rol: 4211-2006, N° LegalPublishing: 35433
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 01/06/2006, Rol: 5007-2003, N° LegalPublishing: 34698
Corte Suprema, 03/12/200.3, Rol: 5144-2003, N° LegalPublishing: 29052
Corte Suprema, 02/06/2003, Rol: 1486-2003, N° LegalPublishing: 26507
Corte Suprema, 14/11/2002, Rol: 4271-2002, N° LegalPublishing: 26082

Este inciso fue modificado por el número 6 del artículo I o de la Ley N° 19 7U


pubhcada i en el Diario Oficial de 5 de junio de 2001. Con anterioridad fue
mod.ficado por el artículo 1» de la Ley N° 17.266, publicada en el Diario
Oficial de 6 de enero de 1970.

130
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

Corte Suprema, 08/10/2002, Rol: 3724-2002, N° LegalPublishing: 26478


Corte Suprema, 18/07/2002, Rol: 2474-2002, N° LegalPublishing: 24852
Corte Suprema, 16/07/2002, Rol: 2398-2002, N° LegalPublishing: 24869

3) La rebaja de grado que autoriza el inciso tercero del artículo 68 es


facultativa para los jueces de fondo.

Corte Suprema, 03/11/2003, Rol: 5144-2003, N° LegalPublishing: 29052

4) Es aplicable la regla del artículo 68, inciso tercero, del texto legal
sancionatorio con arreglo a la cual, en casos como el de autos, "si son dos o
más las circunstancias atenuantes y no hay ninguna agravante, el tribunal
podrá imponer la pena inferior en uno, dos o tres grados al mínimo de los
señalados por la ley, según sea el número y entidad de dichas circunstan-
cias", contempla sólo una mera prerrogativa de la que el tribunal puede o
no servirse a su albedrío, al fijar el quantum del castigo. En efecto, dicho
precepto al emplear el vocablo "podrá" en relación a la rebaja factible
de hacer de la penalidad, básica al delito en estudio, importa una mera
potestad de los jueces de la instancia que no los obliga necesariamente a
disminuir la sanción penal y, por ende, dentro de sus atribuciones privati-
vas, pueden o no usar dicho mecanismo, aplicando la punición sin rebaja
alguna o disminuyéndola en alguno de los tramos que la ley autoriza.

Corte Suprema, 28/09/2005, Rol: 1254-2003, N° LegalPublishing: 32955

5) Q u e no es solamente el claro tenor literal del artículo 68 bis del


Código Penal, que emplea el adverbio "sólo", sino que también la historia
fidedigna de su establecimiento conducen a la conclusión que la califica-
ción que allí se consagra exclusivamente resulta posible cuando concurre
una única atenuante, sin la presencia de otras causales modificatorias de la
responsabilidad criminal, sean mitigantes o agravantes, ni menos autoriza
la compensación de ellas para después aplicar el precepto en análisis. Así
el mencionado adverbio "sólo" que utiliza la norma excluye la pluralidad
de dichos elementos modificatorios pues significa "de un solo modo, en
una sola cosa, o sin otra cosa" y ello porque semejante multiplicidad ya
ha sido regulada antes en los artículos 67 y 68, el primero de los cuales
contempla la "compensación racional" de causales, no cualquier com-
pensación matemática sino racional, lo que equivale a "perteneciente a la

131
ARTS. ISJ-G3 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

razón, arreglado a ella o dotado de razón", independiente o separada de


una simple operación aritmética.
Corte Suprema, 03/01/2006, Rol: 57-i1-2005. Xo LegalPublishing: 335*6

Articulo 68 bis. Sin perjuicio de lo dispuesto en los cuatro


artículos anteriores, cuando sólo concurra una atenuante muy
calificada el tribunal podrá imponer la pena inferior en un grado
al mínimo de la señalada al delito.1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 11, 13, 59, 6-Z a tiS y 77.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Justicia Militar: articulo 290.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Tampoco puede prosperar la alegación que el dictamen refutado


se inserta en el ordinal primero, por no acceder a la solicitud de estimar
muy calificada la minorante del artículo 11 N° 6 del Código Penal, que
favorece a ambos incriminados, por cuanto, como lo ha resuelto de manera
reiterada esta Corte Suprema, tanto la calificación de una circunstancia
atenuante como la rebaja de pena que autoriza el artículo 68 bis del men-
cionado, cuerpo legal, es una facultad exclusiva de los jueces del grado y
por tanto, escapa al control de la casación, sin que pueda existir error de
derecho al no ejercerla.
Corte Suprema, 14/09/2009, Rol: 2* ~6-2009, N° LegalPublishing: 42718
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 20/10/2003, Rol: 4277-2003, N° LegalPublishing: 28703
Corte Suprema, 15/10/2002, Rol: 3570-2002, N° LegalPublishing: 25823
Corte Suprema, 30/04/2002. Rol: 1792-2001, N° LegalPublishing: 25323
Corte Suprema, 20/12/2001, Rol: 48.38-2001, N° LegalPublishing: 23426
Corte Suprema, 01/10/2001, Rol: 3666-2001, N° LegalPublishing: 25226
Corte Suprema, 26/09/2001, Rol: 3506-2001, N° LegalPublishing: 19202
Corte Suprema, 26/07/2001, Rol: 2580-2001, N° LegalPublishing: 25170

1 Este artículo fue incorporado por el N° 3, del artículo único de la Ley N° 17.727,
publicada en el Diario Oficial de 27 de septiembre de 1972.

\132
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

2) En efecto, señala la referida norma (artículo 68 bis del Código


Penal) que "sin perjuicio de lo dispuesto en los cuatro artículos anterio-
res, cuando sólo concurra una atenuante muy calificada el tribunal podrá
imponer la pena inferior en un grado al mínimo de la señalada al delito".
De esta manera, incluso de considerarse en los términos deseados por el
recurrente la atenuante como muy calificada, igualmente habrían podido
los sentenciadores arribar a la condena que efectivamente impusieron,
desde que la rebaja de pena que la ley autoriza para el evento de existir
una atenuante muy calificada, es facultativa, no pudiendo estimarse que
cometan error de derecho los jueces que no hacen uso de dicha facultad
(Considerandos 3 o y 4 o de Sentencia de Corte Suprema).

Corte Suprema, 09/01/2006, Rol: 6717-2005, N° LegalPublishing: 33916

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 02/01/2006, Rol: 6314-2005, N° LegalPublishing: 33897
Corte Suprema, 21/12/2005, Rol: 6116-2005, N° LegalPublishing: 33780

3) Descartadas las objeciones formuladas a la aceptación de las dos


mitigantes impugnadas, es menester ocuparse de la calificación realizada
respecto de la reparación celosa del daño inferido y en este aspecto conviene
señalar que la regla especial consagrada en el artículo 68 bis del Código
Penal, bien puede concillarse con los casos en que concurren varias ate-
nuantes y agravantes, siempre que, una vez compensadas racionalmente
las unas con las otras, reste una sola minorante, que es justamente la
situación sub judice, la que había sido estimada como muy calificada, de
acuerdo con la prerrogativa que entrega a los sentenciados el precepto en
cuestión. Y lo enseña la doctrina (Mario Garrido Montt). (Considerandos
8 o de Sentencia de Corte Suprema).
Corte Suprema, 03/01/2006, Rol: 5741-2005, N° LegalPublishing: 33546

Doctrina en sentido contrario:


1) La infracción constatada conduce a otra errónea aplicación del de-
recho, cual es la calificación con arreglo al artículo 68 bis del Código
Penal, de su conducta anterior irreprochable, facultad que opera bajo
el supuesto de la concurrencia de una sola atenuante, lo que se des-
prende de la expresión perentoria que utiliza dicha norma al otorgar la

133
ARTS. ISJ-G3 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

facultad "cuando sólo concurra una atenuante muy calificada". En la


especie, establecida la existencia de la agravante de pluralidad de mal-
hechores, no concurre entonces, el requisito básico para la aplicación
del artículo 68 bis del Código Penal. (Considerandos 5 o de Sentencia
de Corte Suprema).
Corte Suprema, 2112/2005, Rol; 1653-2005, N° LegalPublishing: 33524

4) En seguida, del considerando cuarto del fallo impugnado se ad-


vierte que los sentenciadores consideraron que la calificación de una
circunstancia atenuante de responsabilidad, es una facultad de carácter
excepcional, entregada al criterio del juez quien para resolver debe fun-
darse en antecedentes relevantes, compatibles con la decisión, los que
deben exponerse circunstanciadamente; por el contrario, para rechazar la
petición de calificación de alguna minorante, resulta suficiente como se
hizo por el a quo en el fundamento 49 del fallo de primer grado señalar
que tales antecedentes no existen en la entidad e idoneidad necesarias
para estos efectos.
Corte Suprema, 13/09/2005. Rol: 1658-2003, N° LegalPublishing: 32845

5) El artículo 68 bis del Código Penal faculta al tribunal para aplicar


"la pena inferior en un grado al mínimo de la señalada en al delito";
en el evento que considere como muy calificada la única atenuante
que exista. En el caso de autos, luego de ejercer la facultad de calificar
la atenuante de buena conducta, los sentenciadores estaban facultados
para rebajar en un grado la pena mínima establecida para el delito de
tráfico ilícito de estupefacientes, pudiendo, en consecuencia, rebajarla
hasta tres años y un día, que es el límite inferior de la pena de presidio
menor en su grado máximo, según lo dispone el artículo 56 del Código
Penal. De lo dicho se infiere que la pena de tres años que la sentencia
impugnada impuso es inferior a la que legalmente podía imponérsele
en conformidad a lo previsto en el artículo 68 bis del Código Penal, lo
que constituye una infracción a la norma legal citada, configurándose así
la casual de casación contemplada en el artículo 546 N° 1 del Código
de Procedimiento Penal, toda vez que, de habérsele dado la aplicación
que correspondía, la pena impuesta no podría haber sido inferior a la de

\134
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ART. 6 9

presidio menor en su grado máximo. (Considerando 3 o y 4 o sentencia


Corte Suprema).

Corte Suprema, 05(05/2004, Rol: 1189-2004, N° LegalPublishing: 30189


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 02/06/2004, Rol: 1359-2004, N° LegalPublishing:
30270

6) Rebaja de la pena por vía de calificación de irreprochable conducta


anterior del encausado, constituye facultad entregada a los jueces de la
instancia quienes aprecian soberanamente y están autorizados para im-
ponerla de esta manera.
Corte Suprema, 20/10/2003, Rol: 4277-2003, N° LegalPublishing: 28703

Artículo 69. Dentro de los límites de cada grado el tribunal


determinará la cuantía de la pena en atención al número y entidad
de las circunstancias atenuantes y agravantes y a la mayor o menor
extensión del mal producido por el delito.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 11, 12, 13 y 70.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 20.084, sobre Responsabilidad de los Adolescentes por Infracciones a
la Ley Penal, D.O. 07.12.2005: artículos 22, 24 y 60.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Al aplicar una pena el Juez es libre de recorrer en toda su extensión


el o los grados entre los cuales debe aplicarla, imponiéndola de este modo
en su parte más alta o más baja. En el caso de autos, de acuerdo al mérito
del proceso, y considerando la actitud del reo durante y después del delito,
la pena debe aplicarse en la parte más baja del grado que corresponde.
Corte Suprema, 18/05/1993, Rol: 8526, N° LegalPublishing: 12304

Doctrina en sentido contrario:


1) El tenor literal del aludido artículo 69 (del Código Penal) permite
concluir que efectivamente es una norma imperativa, cuya aplicación
no puede omitirse. Así se desprende no sólo del vocablo "determinará",

135
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

que utiliza la norma, sino que también por tratarse de una norma penal
sustantiva que regula la determinación de la cuantía de la pena lo que
no es materia facultativa salvo que así expresamente lo regule la norma.
Este punto o tema de corte netamente jurídico, se encuentra suficiente-
mente tratado por la doctrina nacional, pudiendo citarse textualmente
al efecto, la siguiente obra: 1) ' Debe observarse que si bien el art. 69 no
fija una pauta rígida y precisa al tribunal -y mal podría hacerlo dentro
de la infinita variedad de casos, especialmente por lo que respecta al mal
producido por el delito- es, sin embargo, y esta vez fuera de discusión,
un precepto imperativo para el sentenciador, de modo que éste está obli-
gado a consignar en su fallo la forma en que ha dado cumplimiento a lo
preceptuado en este artículo, esto es, la influencia que atribuye al número
de circunstancias modificatorias, la entidad' que a éstas atribuye, cuál es
la extensión' del mal, dentro del mérito del proceso, y en fin, la forma
en que todos estos factores se han conjugado en su pensamiento para
llevarlo en definitiva a precisar la pena" (lo subrayado no es del original)
(Alfredo Etcheberry, Derecho Penal, Tomo II, Segunda Edición, año
1965, páginas 200 y 201, Editor Carlos E. Gibbs A.). (Considerando
22° y 23° sentencia Corte de Apelaciones).
Corte Suprema, 30/11/2006, Rol: 1290-2006, N" LegalPublishing: 35716

Articulo 70. En la aplicación de las m u l t a s el tribunal podrá


recorrer toda la extensión en que la ley le permite imponerlas,
consultando para determinar en cada c a s o su cuantía, no sólo
las circunstancias atenuantes y agravantes del hecho, sino prin-
cipalmente el caudal o f a c u l t a d e s del culpable. A s i m i s m o , en
c a s o s calificados, de no concurrir agravantes y considerando las
circunstancias anteriores, el j u e z p o d r á imponer una multa infe-
rior al monto señalado en la ley, lo q u e deberá f u n d a m e n t a r en
la sentencia. 1
Tanto en la sentencia como en su ejecución el tribunal podrá,
atendidas las circunstancias, autorizar al a f e c t a d o para pagar las
multas por parcialidades, dentro de un límite que no exceda del

Este iniciso Fue modificado por el articulo 2 o , letra d), de la Ley N" 19.501,
publicada en el Diario Oficial de 15 de mayo de 1997.

136
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

plazo de un año. El no pago de una sola de las parcialidades, hará


exigible el total de la multa adeudada, i
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 11, 12, 13, 25 y 60.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 19.366 sobre Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas,
D.O. 18.10.1995 (texto refundido Decreto con Fuerza de Ley N° 1): artícu-
lo 39.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El amparado se encuentra cumpliendo en calidad de rematado la pena


corporal impuesta de cinco años y un día de presidio mayor en su grado
mínimo, como autor del delito de tráfico de estupefacientes, de forma tal
que la pena de multa de cuarenta unidades tributarias mensuales que se le
aplicó, se encuentra aún en la situación de ser pagada por el sentenciado
en los términos que establece el artículo 70 del Código Penal, por lo que la
decisión del juez de la instancia de hacer efectiva la pena sustitutiva confor-
me al artículo 52 de la Ley N° 20.000, es errada, lo que hace forzoso a este
tribunal adoptar medidas protectoras a favor del amparado.

Corte Suprema, 26/04/2010, Rol: 2754-2010, N° LegalPublishing: 43792

2) En todo caso (se refiere a en materia de determinación de la penali-


dad para el concurso real de delitos), tratándose de la aplicación de la pena
de multa, el Código Penal contempla una regla especial en el artículo 70,
en virtud de la cual el Tribunal puede recorrer en toda su extensión en que
la ley permite imponerlas consultando para determinar en cada caso su
cuantía, no sólo las circunstancias atenuantes y agravantes del hecho, sino
principalmente caudal o facultades del culpable, autorizando al Tribunal,
además, en casos calificados, de no concurrir agravantes, y considerando las
circunstancias anteriores, imponer una multa inferior al monto señalado
en la ley, lo que deberá fundamentar en la sentencia. (Considerando Io
sentencia de reemplazo de la Corte Suprema).

1 Este inciso fue incorporado por el artículo 42, de la Ley N° 11.62 5, publicada
en el Diario Oficial de 4 de octubre de 197)4.

137
ART. 71 LIBRO PRIMERO TÍTULO III

Corte Suprema, 0*10912007. Rol: 2712-2007 N° LegalPublishing: 37190

3) En la especie, encuentra aplicación lo dispuesto por el artículo 70 del


Código Penal, en cuanto que, en la aplicación de las multas el tribunal deberá
recorrer toda la extensión en que la ley permita imponerlas, consultando en
cada caso para determinar su cuantía, no sólo las circunstancias atenuantes
y agravantes del hecho sino principalmente el caudal o facultades del cul-
pable, teniendo como base para determinar la multa, toda vez que, el tipo
penal de robo en lugar no habitado no indica ninguna sanción pecuniaria,
lo preceptuado por el artículo 25 del citado cuerpo de leyes en cuanto que
la cuantía de la multa en el caso de los simples delitos no podrá exceder
de las 20 Unidades Tributarias Mensuales, teniendo en consideración para
fijar la concurrencia de las circunstancias modificatorias de responsabilidad
criminal, y las facultades económicas de los requeridos.
Corte Suprema, 22/11/2005, Rol: 4359-2005, N° LegalPublishing: 33316

Artículo 71. Cuando no concurran todos los requisitos que


se exigen en el caso del número 8o del artículo 10 para eximir de
responsabilidad, se observará lo dispuesto en el artículo 490.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDK.O:
Artículos ¡0\° S, 490 a 4<L>.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Con respecto a la invocación de la atenuante del artículo 11 N° 1


en relación al artículo 10 N° 8, ambos del Código Penal, esto es, cuando
no concurran todos lo requisitos necesarios para eximir de responsabilidad
en los respectivos casos, debe ser también desestimada, toda vez que del
artículo 71 del texto legal referido, se desprende "la decisión del legislador
en orden a impedir la aplicación del artículo 11 N° 1 para el supuesto que
la causal contemplada en el artículo 10 N° 8 concurra en forma incompleta.
(Texto y Comentario del Código Penal Chileno, Tomo I, Libro Primero
Parte General, Artículo 10 N°s. 8 y 9, Jaime Náquira Riveras, págs. 145
N" 7 ). (Considerando 3 o , sentencia de reemplazo).

Corte Suprema, 28/0*12008, Rol: 4736-2007, N° LegalPublishing: 38976

138
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

Artículo 72. En los casos en que aparezcan responsables en


un mismo delito individuos mayores de dieciocho años y meno-
res de esa edad, se aplicará a los mayores la pena que les habría
correspondido sin esta circunstancia, aumentada en un grado, si
éstos se hubieren prevalido de los menores en la perpetración del
delito, pudiendo esta circunstancia ser apreciada en conciencia
por el juez. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 10 N° 3, 11, 12, 59 y 77.

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


Ley N° 19.366 sobre Tráfico Ilícito de Estu pefacientes y Susta ncias Sicotrópicas,
D.O. 18.10.1995 (texto refundido Decreto con Fuerza de Ley N° 1): artícu-
lo 23.
- Ley N° 16.618 sobre Menores, D.O. 08.03.1967: artículo 67.
- Ley N° 20.084, Sobre Responsabilidad de los Adolescentes por Infracciones a
la Ley Penal, D.O. 07.12.2005: artículo 60.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Es necesario tener presente que no perjudica a los encausados la


circunstancia prevista en el inciso 2 o del artículo 72 del Código Punitivo,
es decir, la de haber delinquido junto a menores de dieciocho años de
edad, lo que constituye un hecho en autos, por no haberse comprobado
que se prevalieron de ellos.
Corte Suprema, 29/01/2001, Rol: 3784-2000, N° LegalPublishing: 17957

i Este artículo fue modificado por la letra c) del artículo 60 de la Ley N° 20.084,
publicada en el Diario Oficial de 07 de diciembre de 2005, en el sentido de
suprimir su anterior inciso primero. El artículo I o transitorio de esta ley es-
tablece que esta modificación entrará en vigencia dieciocho meses después
de su publicación en el Diario Oficial.
El texto del inciso primero de este artículo, anterior a su supresión era el
siguiente:
"Artículo 72 Al menor de dieciocho años y mayor de dieciseis, que no este
exento de responsabilidad por haber declarado el tribunal respectivo que
obró con discernimiento, se le impondrá la pena inferior en grado al mínimo
de los señalados por la ley para el delito de que sea responsable.".
Con anterioridad fue modificado por el artículo 4 o de la Ley N° 11.183, pu-
blicada en el Diario Oficial de 10 de junio de 1953.

139
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

2) La regla del inciso I o del mencionado artículo 72 es una norma es-


pecial que significa una rebaja de la pena. Por ser un estatuto especial, sólo
se podrá rebajar la pena al menor de edad declarado con discernimiento,
como lo ha señalado repetidamente la jurisprudencia, una vez que se ha
llegado a la determinación de la sanción aplicable con la utilización de los
artículos 50 a ^0 del Código Penal. Y la rebaja de grado, es la aplicación de
las reglas que contempla la Convención sobre los Derechos del Niño.
Corte Suprema, l-t/012004, Roí; 1609-200-i, N° LegalPublishing: 30445

Artículo 73. Se aplicará a s i m i s m o la p e n a inferior en uno,


d o s o tres g r a d o s al mínimo de los s e ñ a l a d o s por la ley, cuando
el hecho no fuere del todo excusable por falta de alguno de los
requisitos que se exigen para eximir de r e s p o n s a b i l i d a d criminal
en los respectivos c a s o s de que trata el artículo 10, siempre que
concurra el mayor número de ellos, imponiéndola en el grado que
el tribunal estime correspondiente, atendido el número y entidad
de los requisitos que falten o concurran.
Esta disposición se entiende sin perjuicio de la contenida en
el artículo 71.

CONCORDANCIAS A EM L CODIGO:
Artículos 10. 11 .Y" 1, 59, 71 y 77.

CONCORDANCIAS A OTROS CODIGOS:


- Código de Procedimiento Penal: articulo 350.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Cabe recordar que en todas aquellas normas que se refieren a la


concurrencia de dos o más circunstancias atenuantes y ninguna agravante
-artículos 6 5 , 6 6 , 6 7 y 68 del Código Penal- se emplea el vocablo "podrá",
o sea, el uso o no de una facultad que se concede a los jueces, a diferencia
de lo que sucede en el artículo 73 de esta última codificación que ordena
hacer la rebaja. (Considerando 7 o Corte Suprema).

Corte Suprema, 14/05/1996, Rol: 33624, N° LegalPublishing: 13891


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 14/10/2008, Rol: 2156-2008, N° LegalPublishing: 40358

140
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

A r t í c u l o 74. Al culpable de d o s o m á s delitos se le i m p o n d r á n


t o d a s las p e n a s c o r r e s p o n d i e n t e s a las diversas infracciones.
El sentenciado cumplirá t o d a s s u s condenas simultáneamente,
siendo posible. Cuando no lo fuere, o si de ello hubiere de resultar
ilusoria alguna de las penas, las sufrirá en orden sucesivo, princi-
piando por las m á s graves o sea las m á s altas en la escala respectiva,
excepto las de confinamiento, extrañamiento, relegación y destierro,
las cuales se ejecutarán d e s p u é s de haber cumplido cualquiera otra
penas de las c o m p r e n d i d a s en la escala gradual número 1.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 59, 75 y 451.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Código de Procedimiento Penal: artículo 509.
- Código Procesal Pe na I: artícu lo 351.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Al tratarse de reiteración de delitos, se hace necesario revisar si resulta


más conveniente al acusado la imposición de las penas por el sistema de
concurso material del artículo 74 del Código Penal, o en su defecto, de
acuerdo a las prescripciones del artículo 509 del Código de Procedimiento
Penal, que reglamenta la reiteración delictiva.
De seguirse el primer sistema, habrían de imponerse al enjuiciado tres
penas. En cambio, por aplicación del artículo 509 antes citado, debiera
imponerse la pena superior en un grado a la ya definida, lo que conduce
a una sanción única; sanción que se impondrá en definitiva, por resultar
más beneficiosa para el sentenciado.
Corte Suprema, 13/01/2009, Rol: 3926-2008, N° LegalPublishing: 41565

Doctrina en sentido contrario:


1) Legalmente los Jueces han estado facultados para decidir acerca del
sistema de aplicación de penas mediante el cual se impondría el castigo al
acusado, prefiriéndose como se lee del fallo Impugnado, el de la acumu-
lación material de las penas sobre el de la acumulación jurídica de ellas,
por estimarse que esa modalidad de determinación del castigo corporal
resultaba más beneficioso al imputado.
Corte Suprema, 14/07/2008, Rol: 2146-2008, N° LegalPublishing: 39416

141
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

2) Se hace necesario, para efecros de establecer cuál es la penalidad


aplicable, determinar si provienen de pluralidad de conductas que co-
rresponden a una pluralidad de delitos, de pluralidad de conductas que
integran en conjunto un solo delito y de unidad de hecho que corresponde
a pluralidad de delitos, en el primer caso estamos frente al concurso real,
en que un mismo sujeto ha realizado dos o más conductas independientes
cada una de las cuales es un hecho que da origen a responsabilidad penal,
sin que haya recaído sentencia condenatoria sobre ninguno de ellos, en el
segundo caso, la pluralidad de conductas integran un solo delito, situación
que escapa a la problemática de la pluralidad de delitos, y el tercer caso,
es aquel de la unidad del hecho que corresponde a pluralidad de delitos,
surgiendo el concurso ideal, esto es, cuando un solo hecho infringe diversos
preceptos penales.
La situación producida en autos es la de la pluralidad de conductas y
que corresponden a una pluralidad de delitos, un típico concurso real, pero
por influencia de la normativa penal establecida para la determinación de
la penalidad en el Código Penal, en los casos de concurso real y concurso
ideal, no obstante que se trata de dos delitos claramente tipificados, para
efectos de su penalidad, se considerarán los delitos de este proceso en con-
curso ideal impropio, esto es, uno de los delitos, el de asociación ilícita,
ha sido el medio necesario para cometer el delito de tráfico de sustancias
estupefacientes, produciéndose uno de los casos de excepción al artículo
74 del Código Penal que contempla el artículo 75 del mismo cuerpo
legal, siendo la conexión de uno y otro la circunstancia o hecho que le da
ficticiamente la condición de delitos en concurso ideal. (Considerando
8 o sentencia Corte Suprema).

Corte Suprema, 03/05/2006, Rol: 3406-2005, N° LegalPublishing: 34286

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 29/11/2007, Rol: 3457-2007, N° LegalPublishing: 37822
Corte Suprema, 23/06/2009, Rol: 6113-2008, N° LegalPublishing: 42283

3) El Código Penal en materia de determinación de la penalidad para


el concurso real de delitos, contempla como regla general, en el artículo
74, el sistema de la acumulación material o aritmética de las penas, que
consiste en la imposición de una pena por cada delito cometido; pero,

142
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

dicha regla general, tiene como excepción el sistema de la acumulación


jurídica que rige para una clase especial de concurso real, porque sólo
se aplica a la reiteración y siempre que se trate de hechos punibles de la
misma especie, como anota el profesor Eduardo Novoa Monreal en el
texto Curso de Derecho Penal Chileno, Parte General, Editorial Jurídica,
1966, página 258. Hay, en todo caso, una contra excepción, en la pe-
nalidad de delitos reiterados de la misma especie, en que no se aplica lo
dispuesto por el artículo 509, cuando de seguirse el procedimiento de
la acumulación material resulta favorecido el reo, pudiendo en ese caso
abandonarse la regla general. (Considerando 2 o sentencia de reemplazo
de la Corte Suprema).

Corte Suprema, 04/09/2007Rol: 2712-2007, N° LegalPublishing: 37190

4) El delito continuado supone la existencia de un solo ilícito, co-


metido mediante una diversidad de actos unidos por un mismo y único
propósito. La mera reiteración de actos delictivos no constituye un delito
continuado.
Corte Suprema, 17/04/1997, Rol: 1782-1996, N° LegalPublishing: 14374

5) Si en una misma ocasión un sujeto efectúa varios disparos en contra


de diferentes personas, dando muerte a dos de ellas y lesionando a una
tercera, se trata de un concurso material de delitos y no de un concurso
ideal.
Corte Suprema, 12/06/1997, Rol: 539-1997, N° LegalPublishing: 14638

Artículo 75. La disposición del artículo anterior no es aplicable


en el caso de que un solo hecho constituya dos o más delitos, o
cuando uno de ellos sea el medio necesario para cometer el otro.
En estos casos sólo se impondrá la pena mayor asignada al
delito más grave. 1

1 Este inciso fue modificado por el número 7 del artículo I o de la Ley N° 19 734,
publicada en el Diario Oficial de 5 de junio de 2001. Con anterioridad fue
modificado por el artículo I o de la Ley N° 17.266, publicada en el Diario
Oficial de 6 de enero de 1970.

143
ART. 75 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 59, 74 y 451,
CONCORDANCIAS A OTROS CODIGOS:
- Codujo de Procedimiento Penal: artículo 509.
- Código Procesal Penal: articulo 351.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El profesor Alfredo Etcheberry, explica que la razón de sancionar en


el caso de concurso ideal de delitos a dos ilícitos en una forma más benigna
radica en que aquellos casos no puede concebirse la realización de un delito
sin que al mismo tiempo resulte realizado el otro. (Derecho Penal, tomo
II, pág. 120). (Considerando 1 I o sentencia Corte Suprema).
Corte Suprema, 01/06/2006, Rol: 3106-2005, N° LegalPublishing: 34975

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 08/07/2010, Rol: 2596-2009, LegalPublishing: 44908

2) La modalidad del hecho delictivo -accionando un mecanismo


explosivo y provocando simultáneamente dos muertes- encuadra en la
figura del denominado concurso ideal homogéneo, reglamentado en el
artículo 75 del Código Punitivo, que concurre "cuando con un mismo
hecho se realiza varias veces el mismo tipo penal, como, por ejemplo,
si con un mismo disparo se da muerte a dos personas" (Enrique Cury,
"Derecho Penal. Parte General". Séptima Edición, 2005, Ediciones
Universidad Católica de Chile, p. 665). Refiriéndose al mismo supues-
to de hecho, Juan Bustos afirma que "no hay duda que estamos, tanto
en doctrina como en el artículo 75, ante un concurso ideal de segunda
clase" ("Concurso Ideal de Delitos", Memoria de Prueba para optar al
Grado de Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad
de Chile, Editorial Universitaria, 1962, pp. 94-95); Mario Garrido pone
como ejemplo "cuando se mata a más de una persona con una granada".
("Derecho Penal, Parte General", Tomo II, Nociones Fundamentales de
la Teoría del Delito, Editorial Jurídica de Chile, Primera Edición, 1997,
p. 348). (Considerando 31° sentencia Corte Suprema).
Corte Suprema, 08/07/2010, Rol: 2596-2009, N° LegalPublishing: 44908

144
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 23/06/2009, Rol: 6113-2008, N° LegalPublishing: 42283
Doctrina en sentido contrario:
1) Se hace necesario, para efectos de establecer cuál es la penalidad aplica-
ble, determinar si provienen de pluralidad de conductas que corresponden
a una pluralidad de delitos, de pluralidad de conductas que integran en
conjunto un solo delito y de unidad de hecho que corresponde a plu-
ralidad de delitos, en el tercer caso, es aquel de la unidad del hecho que
corresponde a pluralidad de delitos, surgiendo el concurso ideal, esto es,
cuando un solo hecho infringe diversos preceptos penales. (Considerando
8 o sentencia Corte Suprema).

Corte Suprema, 03/05/2006, Rol: 3406-2005, N° LegalPublishing: 34286

3) La situación producida en autos es la de la pluralidad de conduc-


tas y que corresponden a una pluralidad de delitos, un típico concurso
real, pero por influencia de la normativa penal establecida para la deter-
minación de la penalidad en el Código Penal, en los casos de concurso
real y concurso ideal, no obstante que se trata de dos delitos claramente
tipificados, para efectos de su penalidad, se considerarán los delitos de
este proceso en concurso ideal impropio, esto es, uno de los delitos, el
de asociación ilícita, ha sido el medio necesario para cometer el delito de
tráfico de sustancias estupefacientes, produciéndose uno de los casos de
excepción al artículo 74 del Código Penal que contempla el artículo 75
del mismo cuerpo legal, siendo la conexión de uno y otro la circunstancia
o hecho que le da ficticiamente la condición de delitos en concurso ideal.
(Considerando 8 o sentencia Corte Suprema).

Corte Suprema, 03/05/2006, Rol: 3406-2005, N° LegalPublishing: 34286

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 26/07/2004, Rol: 1700-2004, N° LegalPublishing: 30495

4) Contrariamente a lo sostenido en el libelo impugnatorio, la aplica-


ción del aludido artículo 75 no tiene como efecto el que la ley penal no
califique como delito a un determinado injusto, bien sea por absorción u
otro mecanismo de supresión, sino que conforma una regla de aplicación
de pena que conlleva una atenuación de punición para el caso que un

145
ART. 75 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

hecho constiruya más de un delito, pero ninguno desaparece, ni aun el


menos grave. (Considerando 5 o sentencia Corte Suprema).
Corte Suprema, 22/09/2008, Rol: 2*08-2008, N° LegalPublishing: 3984*

5) Se trataba de dos operaciones que debía efectuar el tribunal (para


efectos de determinar la pena a aplicar de conformidad con el artículo
7 5), destinadas exclusivamente a fijar la pena única a imponer, que será

mucho más benigna que la obtenida de seguir el sistema de la acumulación


material contemplada en el artículo 74 del Código Penal. La primera,
se refiere a determinar el "delito más grave", lo que importa elegir entre
las diferentes sanciones establecidas por el legislador a los delitos en los
respectivos tipos penales, previo al juego de la minorantes y agravantes,
que sólo operarán una vez adoptada la decisión que ordena el artículo 75
del Código Penal. Se entiende por regla general, que delito más grave es
aquél que tiene asignada la pena más alta en la respectiva escala gradual,
esto es, aquella que en su límite superior revista una mayor gravedad.
(Considerando 6 o sentencia Corte Suprema).
Corte Suprema, 31/03/2010, Rol: 8059-2008, N° LegalPublishing: 43522
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 08/07/2010, Rol: 2596-2009, N" LegalPublishing: 44908

6) En cuanto a la pena, en la especie se trata de un solo hecho cuasi-


delictual que produjo un resultado múltiple previsto en el artículo 492 y
sancionado en el artículo 490 N° 2, ambos del Código Penal, y como ía
procesada ejecutó una sola acción culposa, la penalidad no se rige por la
última disposición citada y no el artículo 75 de Código Penal, que exige
que un solo hecho constituya dos o más delitos, en todo caso, además, no
es aplicable, porque éste exige como condición esencial, que en el concurso
exista un ilícito más grave que otro, lo que en el caso en estudio no acontece
porque si se razona que son dos los cuasidelitos ellos aparecen con igual
sanción.(Considerando 3 o sentencia Corte de Apelaciones).

Corte Suprema, 15/09/2005, Rol; *¡12-2005, N» LegalPublishing: 32840

7) Diversos delitos de hurto, robo con fúerza en las cosas en lugar desti-
nado a la habitación y en lugares no destinados a la habitación, cometidos

14(í
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

por una misma persona y que afectaron a diversos ofendidos, deben ser
sancionados con la pena más alta asignada al delito más grave.
Corte Suprema, 20/05/1998, Rol: 802-1998, N° LegalPublishing: 15239

8) Q u e , de acuerdo a lo consignado, es dable concluir que el hecho


delictual investigado en estos autos, debe sancionarse como un concurso
ideal de delitos, compuesto por el delito de lesiones graves contemplado
en el N° 2 del artículo 397 del Código Penal en cuanto al hecho querido
por el agente y cuasidelito de homicidio, en cuanto a las consecuencias
ulteriores y más graves no deseadas por su autor. Por tanto y acorde con
lo que dispone el artículo 75 del citado Código, cuando un mismo hecho
constituye dos o más delitos, sólo se impondrá al inculpado la pena mayor
asignada al delito más grave. En la especie, resulta ser el de lesiones graves,
que está penado con presidio menor en su grado medio, puesto que el
cuasidelito de homicidio se sanciona con reclusión o relegación menores
en su grado mínimo a medio.
Corte Suprema, 17/08/2005, Rol: 1700-2005, N° LegalPublishing: 32592

A r t í c u l o 76. Siempre que el tribunal imponga una pena que


lleve consigo otras por disposición de la ley, según lo prescrito
en el p á r r a f o 3 de este Título, condenará también al a c u s a d o ex
p r e s a m e n t e en e s t a s últimas. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21, 22, 27 a 31.

A r t í c u l o 77. En los c a s o s en que la ley señala u n a p e n a infe-


rior o superior en uno o m á s g r a d o s a otra determinada, la pena
inferior o superior se tomará de la escala gradual en que se halle
c o m p r e n d i d a la p e n a determinada.
Si no hubiere p e n a superior en la escala gradual respectiva, se
i m p o n d r á el presidio perpetuo. Sin embargo, cuando se tratare

i Este inciso fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 19.806, publicada


en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002, en el sentido de reemplazar la
expresión "procesado" por "acusado".

147
.ARTS. 78-7*) LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

de la escala número 1 prevista en el artículo 59, se impondrá el


presidio perpetuo calificado. 1
Faltando pena inferior se aplicará siempre la multa.
Cuando sea preciso elev ar las inhabilitaciones absolutas o espe-
ciales perpetuas a grados superiores, se agrav arán con la reclusión
menor en su grado medio.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 59, 60, 61 y 304.

Artículo 78. Siempre que sea necesario determinar la corres-


pondencia entre las penas de este Código y las impuestas con an-
terioridad a su vigencia, se hará tomando en cuenta la naturaleza
de éstas y el período de su duración. Asi por ejemplo, cuatro años
de presidio o de penitenciaría equivalen a presidio menor en su
grado máximo.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículo 18.
CONCORDANCI AS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículo 19 N° 3 inciso 7o.

§ 5. De la ejecución de las penas y su cumplimiento


.Artículo 79. No podrá ejecutarse pena alguna sino en virtud
de sentencia ejecutoriada.
CONCORDANCI AS A OTROS CÓDIGOS:
- Consfirucfon Política: artículos 19 .Y" 3 y 73.
- Código de Procedimiento Penal: artículo 532.
- Código Procesal Penal: artículos 348, 467 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto .V 518 de 22 de mayo de 1998 del Ministerio de Justicia, Reglamento
sobre Establecimientos Penitenciarios, D.O. 21.08.1998.
- Decreto 3.140 Min. Justicia, sobre Política Penitenciaria Nacional,
D.O. 14.12.1965.

Este inciso fue modificado por el N" 8. letras a) y b), del artículo I o de la Ley
V 19.734, publicada en el Diario Oficial de 3 de junio de 2001.

148
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) De acuerdo con lo previsto en el artículo 79 del Código Penal "no


podrá ejecutarse pena alguna sino en virtud de sentencia ejecutoriada",
de lo que deriva que la sentencia de primera instancia dictada en contra
del recurrente no ha producido ningún efecto san ció nato rio, y por ello,
en lo relativo a las consecuencias que emanan del enjuiciamiento, debe
estarse a la única resolución que los genera, esto es, no obstante su carácter
provisional, al auto de procesamiento, resolución que de acuerdo con lo
previsto en los artículos 61 de la Ley N° 18.695 y 16 de la Constitución
Política de la República produce la consecuencia de suspensión sólo en
caso que el delito que lo motiva merezca pena aflictiva, cual no es la
situación del recurrente porque la infracción penal por la que se le ha
procesado no tiene asignada tal sanción.(Considerando 4 o sentencia Corte
de Apelaciones).

Corte Suprema, 18/12/2001, Rol: 4708-2001, N° LegalPublishing: 23507

Artículo 80. Tampoco puede ser ejecutada pena alguna en


otra forma que la prescrita por la ley, ni con otras circunstancias
o accidentes que los expresados en su texto.
Se observará también además de lo que dispone la ley, lo que
se determine en los reglamentos especiales para el gobierno de
los establecimientos en que deben cumplirse las penas, acerca de
los castigos disciplinarios, de la naturaleza, tiempo y demás cir-
cunstancias de los trabajos, de las relaciones de los penados con
otras personas, de los socorros que pueden recibir y del régimen
alimenticio.
En los reglamentos sólo podrán imponerse como castigos
disciplinarios, el encierro en celda solitaria e incomunicación con
personas extrañas al establecimiento penal por un tiempo que no
exceda de un mes, u otros de menor gravedad. 1
La repetición de estas medidas deberá comunicarse antes de
su aplicación al Juez del lugar de reclusión, quien sólo podrá au-

1 Este inciso fue modificado por el artículo 19, N° 2, de la Ley N° 18.857, pu-
blicada en el Diario Oficial de 6 de diciembre de 1989.

149
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

torizarla por resolución f u n d a d a y a d o p t a n d o las m e d i d a s para


resguardar la seguridad e integridad, del detenido o preso. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 18, 21, 25, 26, 32 y siguientes.
CONCORD ANCLAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 19 N° 3 y 73.
- Código de Procedimiento Penal: articulo 532.
- Código Procesal Penal: artículos 348, 467 y siguientes.
CONCORD ANCLAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto 518 de 22 de mayo de 1998, Min. Justicia, Reglamento sobre Es-
tablecimientos Penitenciarios, D.O. 21.08.1998.
- Decreto V 3.140, Min. Justicia, sobre Política Penitenciaría Nacional,
D.O. 14.12.1965.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) De manera que los jueces, para decidir sobre el porcentaje en cues-


tión, no sólo debieron necesariamente efectuar el ejercicio matemático
para establecer cuál de las disposiciones resultaba más beneficiosa para el
condenado, sino además, considerar que el perjuicio sólo se determina en
la sentencia, porque antes del resuelvo el menoscabo es hipotético, corres-
pondiendo entonces cumplir el inciso octavo referido (del artículo 25 del
Código Penal) para evitar la conculcación del principio de legalidad de
delitos y penas, decisión que se refrenda en el inciso primero del artículo
80 del Código del ramo, que ordena ejecutar las penas en la forma prescrita
por la ley. (Considerando 5 o sentencia Corte de Apelaciones).
Corte Suprema, 09/02/2010, Rol: 1236-2010, N° LegalPublishing: 43350

Artículo 81. Si d e s p u é s de cometido el delito cayere el delin-


cuente en e s t a d o de locura o demencia, se o b s e r v a r á n las reglas
establecidas en el Código de Procedimiento Penal. 2

1 Este inciso fue incorporado por el artículo 4°, N° 4, de la Ley N° 19.047, pu-
blicada en el Diario Oficial de 14 de febrero de 1991.
- Este artículo fue sustituido por el artículo 19, N° 3, de la Ley N° 18.857, pu-
blicada en el Diario Oficial de 6 de diciembre de 1989.

150
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 10 N° 1.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Código Civil: artículos 456 y siguientes, 1447, 2318 y 2319.
- Código de Procedimiento Penal: artículos 682 y siguientes.

- Código Procesal Penal: artículos 455 y siguientes.

Artículo 82. Derogado. 1

Artículo 83. Derogado. 2

Artículo 84. Derogado. 3

Artículo 85. Derogado. 4


Artículo 86. Los condenados a penas privativas de libertad
cumplirán sus condenas en la clase de establecimientos carcelarios
que corresponda en conformidad al Reglamento respectivo. 5
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 32, 32 bis.

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


- Ley N° 18.216 sobre Medidas Alternativas a las Penas Privativas y Restrictivas
de Libertad, D.O. 14.05.1983.
- Decreto N° 518 de 22 de mayo de 1998, A Un. Justicia, Reglamento sobre Es-
tablecimientos Penitenciarios, D.O. 21.08.1998.

Artículo 87. Los menores de veintiún años y las mujeres cum-


plirán sus condenas en establecimientos especiales. En los lugares
donde éstos no existan, permanecerán en los establecimientos
carcelarios comunes, convenientemente separados de los conde-
nados adultos y varones, respectivamente. 6

1 a4 Este artículo fue derogado por el N° 9 del artículo I o de la Ley N° 19.734,


publicada en el Diario Oficial de 5 de junio de 2001.
Este articulo fue sustituido por el artículo I o , de la Ley N° 17.266, publicada
en el Diario Oficial de 6 de enero de 1970.

151
ARTS. ISJ-G3 LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

CONCORDANCIAS A F.S I I CÓDIGO:


Artículos 32, 32 bis.

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


- Ley 16.618 sobre Menores. D.O. 08.03.1967: articulo .>8.
- Decreto Xo 518 de 22 de mayo de 1998, Min. Justicia, Reglamento sobre Es-
tablecimientos Penitenciarios, D.O. 21.08.1998.

Artículo 88. El producto del trabajo de los condenados a pre-


sidio será destinado:
I o . A indemnizar al establecimiento de los gastos que ocasionen.
2 o . A proporcionarles alguna ventaja o alivio durante su deten-
ción, si lo merecieren.
3 o . A hacer efectiva la responsabilidad civil de aquéllos prove-
niente del delito.
4 o . A formarles un fondo de reserva que se les entregará a su
salida del establecimiento penal.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 2-1. 32, 32 bis, 48 y 89.

Artículo 89. Los condenados a reclusión y prisión son libres


para ocuparse, en beneficio propio, en trabajos de su elección,
siempre que sean compatibles con la disciplina reglamentaria del
establecimiento penal; pero si afectándoles las responsabilidades
de las reglas I a y 3 a del artículo anterior carecieren de los medios
necesarios para llenar los compromisos que ellas les imponen o
no tuvieren oficio o modo de vivir conocido y honesto, estarán su-
jetos forzosamente a los trabajos del establecimiento hasta hacer
efectivas con su producto aquellas responsabilidades y procurarse
la subsistencia.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 24, 32. 32 bis. 48 y 88.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto Xo 518 de 22 de mayo de 1998, Min. Justicia, Reglamento sobre Es-
tablecimientos Penitenciarios, D.O. 21.08.1998.

\152
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III .ART. 59

TÍTULO IV
DE LAS PENAS EN QUE INCURREN LOS QUE OUEBRANTAN
LAS SENTENCIAS Y LOS QUE DURANTE UNA CONDENA
DELINQUEN DE NUEVO

§ 1. De las penas en que incurren los que quebrantan


las sentencias
Artículo 90. Los sentenciados que quebrantaren su condena
serán castigados con las penas que respectivamente se designan
en los números siguientes:
C< • NCORDANCLAS A ESTE CÓDIGO:
Artículo 25.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 18.216 sobre Medidas Alternativas a las Penas Privativas y Restrictivas
de Libertad, D.O. 14.05.1983.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El quebrantamiento de condena consiste en que el condenado in-


terrumpe voluntariamente su cumplimiento, dejando de someterse a las
exigencias que le son impuestas por la ley, en general, y la judicatura, en
concreto, como consecuencia del hecho punible del que ha sido partícipe.
Así, en el caso de una pena privativa de libertad, la fuga del recinto peni-
tenciario en donde se la esté cumpliendo implica el quebrantamiento de
la condena impuesto por parte del sentenciado. Quien esté beneficiado
por algún modo de cumplimiento alternativo de la pena, como es la li-
bertad condicional en el caso "sub lite", debe, a su vez, someterse a ciertas
exigencias para que efectivamente esté cumpliendo la pena, en libertad
pero, como el nombre mismo de la institución lo dice, condicionalmente,
esto es, bajo ciertos requerimientos especiales a los que no puede faltar
y que se le han de dar a conocer con anticipación a la exigencia de su
sometimiento a ellos; sólo de esta manera podremos hablar de un incum-
plimiento realmente voluntario, en el sentido de que no se puede "querer"
hacer algo sino en la medida en que se lo conoce. Así la necesidad de que
para su configuración concurran los elementos subjetivos del dolo, que

153
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

son, como se ha dicho, el conocimiento y la voluntad. (Considerando 4 o


sentencia Corte Suprema).
Corte Suprema, 24/04/2003, Rol: 25-*-2003. N° LegalPublishing: 26404

2) Del tenor literal de los artículos 12 N° 14 y 90 del Código Punitivo,


se puede concluir que el castigo por el quebrantamiento propiamente
dicho - q u e algún tratadista no considera pena sino más bien una medida
legal para impedirlos (E. Novoa) o que alguna jurisprudencia equipara a
medidas extraordinarias de seguridad y encaminadas a aumentar la rigu-
rosidad de las penas- lo es sin perjuicio de la procedencia de la modifica-
toria de responsabilidad en estudio, comoquiera que uno y otro precepto
operan sobre bases y para casos diversos, están llamados a regir cuestiones
disímiles. En efecto, mientras el artículo 90 está referido, exclusivamente,
al no acatamiento o inobservancia de una pena ya impuesta, esto es, al
quebrantamiento, la agravante mencionada - a u n cuando lo comprende-
alude a una situación diferente. No sólo adicional, sino que, también
posterior: vale decir, al hecho de cometer un delito y hacerlo después de
haber quebrantado y dentro del plazo en que puede castigarse dicho que-
brantamiento. Consecuentemente, es claro que -amén de la coexistencia
legal o positiva de tales figuras- nada obsta para que aquel que se encuentre
en el caso del artículo 12 N° 14 del Código del ramo, pueda ver agravada su
responsabilidad en el delito respectivo y, al mismo tiempo, ser sancionado
por el quebrantamiento en que incurre. Luego, ambas situaciones son,
esencialmente, distintas y, de consiguiente, no pueden ser consideradas
como una sola. (Considerando 9 o sentencia Corte Suprema).

Corte Suprema, 01/09/1998, Rol: 2379-1998, N° LegalPublishing: 15485


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 2 7 /09/2001, Rol: 2479-2001, N° LegalPublishing: 22516
Corte Suprema, 27/09/2001, Rol: 3610-2000, N° LegalPublishing: 18720
Corte Suprema, 11/10/1999, Rol: 2973-1999, N° LegalPublishing: 16331
Corte Suprema, 24/04/2003, Rol: 254-2003, N° LegalPublishing: 26404

I o . Los condenados a presidio, reclusión o prisión sufrirán la


pena de incomunicación con personas extrañas al establecimien-
to penal por un tiempo que, atendidas las circunstancias, podrá

154
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

extenderse hasta tres meses, quedando durante el mismo tiempo


sujetos al régimen más estricto del establecimiento. 1
2 o . Los reincidentes en el quebrantamiento de tales condenas,
a más de las penas de la regla anterior, sufrirán la pena de inco-
municación con personas extrañas al establecimiento penal por
un término prudencial, atendidas las circunstancias, que no podrá
exceder de seis meses. 2
3 o . Derogado. 3
4 o . Los condenados a confinamiento, extrañamiento, relegación
o destierro, sufrirán las penas de presidio, reclusión o prisión,
según las reglas siguientes:
Primera. El condenado a relegación perpetua sufrirá la de pre-
sidio mayor en su grado medio.
Segunda. El condenado a confinamiento o extrañamiento sufrirá
la de presidio por la mitad del tiempo que le falte por cumplir de
la pena primitiva.
Tercera. El condenado a relegación temporal o a destierro su-
frirá la de reclusión o prisión por la mitad del tiempo que le falte
por cumplir de la pena primitiva.
5 o . El inhabilitado para cargos y oficios públicos, derechos po-
líticos y profesiones titulares o para cargos, oficios o profesiones
ejercidos en ámbitos educacionales o que involucren una relación
directa y habitual con personas menores de edad, que los ejerciere,
cuando el hecho no constituya un delito especial, sufrirá la pena
de reclusión menor en su grado mínimo o multa de seis a veinte
unidades tributarias mensuales.

1 Este número fue modificado por letra a) del N° 5 del artículo 4 o de la Ley
N° 19.047, publicada en el Diario Oficial de 14 de febrero de 1991. Con an-
terioridad fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 17.266, publicada
en el Diario Oficial de 6 de enero de 1970.
2 Este número fue modificado por letra b) del N° 5 del artículo 4 o de la Ley
N° 19.047, publicada en el Diario Oficial de 14 de febrero de 1991. Con an-
terioridad fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 17.266, publicada
en el Diario Oficial de 6 de enero de 1970.
s Este número fue derogado por el artículo I o de la Ley N° 17.266, publicada
en el Diario Oficial de 6 de enero de 1970.

155
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

En caso de reincidencia se doblará esta pena. 1


6 o . El suspenso de cargo u oficio público o profesión titular
que los ejerciere, sufrirá un recargo por igual tiempo al de su
primitiv a condena.
En caso de reincidencia sufrirá la pena de reclusión menor en
su grado mínimo o multa de seis a veinte unidades tributarias
mensuales.-
7 o . El sometido a la vigilancia de la autoridad, que faltare a las
reglas que debe observar, sufrirá la pena de reclusión menor en
sus grados mínimo a medio.
8 o . El condenado en proceso por crimen o simple delito a la pena
de retiro o suspensión del carnet, permiso o autorización que lo
faculta para conducir vehículos o embarcaciones, o a sanción de
inhabilidad perpetua para conducirlos, sufrirá la pena de presidio
menor en su grado mínimo.*

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 9 0 N ° 8 )

1) La Jurisprudencia nacional ha afirmado " Q u e del contexto de las


diversas situaciones que se contemplan en el artículo 90, es posible inferir
que el quebrantamiento de una condena, impuesta por sentencia ejecu-
toriada, se produce no solamente cuando un condenado se fuga de un
establecimiento penitenciario donde cumple una pena privativa de libertad,
sino cuando se sustrae, de cualquier manera, a alguna de las penas que se
le impusieron, tanto corporales como las que no tengan ese carácter. Por
ejemplo, la suspensión de la licencia o permiso para conducir". (Corte de
Pedro Aguirre Cerda, 25 de mayo de 1984. Gaceta Jurídica N°47, pág. 93,

1 Este número fue modificado, por el artículo I o , 3, de la Ley N° 19.927, pu-


blicada en el Diario Oficial de 14 de enero de 2004, en el sentido de intercalar
a continuación de la palabra "titulares" la siguiente frase: "o para cargos,
oficios o profesiones ejercidos en ámbitos educacionales o que involucren
una relación directa y habitual con personas menores de edad,". Con ante-
rioridad, este número fue modificado, por la Ley N° 19.450, publicada en el
Diario Oficial de 18 de marzo de lí)!)6.
- Este inciso fue modificado por el artículo 7 o , letra f), de la Ley K" 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1990.
1 Este número fue incorporado por el artículo 14, de la Ley N° 15.123, publicada
en el Diario Oficial de 17 de enero de 1963.

156
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

citada en obra "Código Penal", Tomo III, pág. 322 de don Mario Verdugo
M.). (Considerando 9 o sentencia Tribunal Oral en lo Penal).
Corte Suprema, 18/01/2010, Rol: 9679-2009, N» LegalPublishing: 43312

§ 2. De las penas en que incurren ¡os que durante una


condena delinquen de nuevo

Artículo 91. Los que después de haber sido condenados por


sentencia ejecutoriada cometieren algún crimen o simple delito
durante el tiempo de su condena, bien sea mientras la cumplen
o después de haberla quebrantado, sufrirán la pena que la ley
señala al nuevo crimen o simple delito que cometieren, debiendo
cumplir esta condena y la primitiva por el orden que el tribunal
prefije en la sentencia, de conformidad con las reglas prescritas
en el artículo 74 para el caso de imponerse varias penas al mismo
delincuente. 1
Cuando en el caso de este artículo el nuevo crimen debiere
penarse con presidio o reclusión perpetuos y el delincuente se
hallare cumpliendo alguna de estas penas, podrá imponérsele la
de presidio perpetuo calificado. Si el nuevo crimen o simple delito
tuviere señalada una pena menor, se agravará la pena perpetua
con una o más de las penas accesorias indicadas, a arbitrio del
tribunal, que podrán imponerse hasta por el máximo del tiempo
que permite el artículo 25. 2
En el caso de que el nuevo crimen deba penarse con relegación
perpetua y el delincuente se halle cumpliendo la misma pena, se
le impondrá la de presidio mayor en su grado medio, dándose por
terminada la de relegación. 3

1 Este inciso fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 19.806, publicada


en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002, en el sentido de reemplazar la
palabra "ejecutoria" por "ejecutoriada".
2 Este inciso fue modificado por el N° 10 del artículo I o de la Ley N° 19.734,
publicada en el Diario Oficial de 5 de junio de 2001. Con anterioridad fue
sustituido por el artículo I o de la Ley N° 17.266, publicada en el Diario Oficial
de 6 de enero de 1970.
' Este inciso fue sustituido por el artículo I o de la Ley N° 17.266, publicada en
el Diario Oficial de 6 de enero de 1970.

157
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

Cuando la pena que mereciere el nuevo crimen o simple delito


fuere otra menor, se observará lo prescrito en el acápite primero
del presente artículo.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Arriados 12 14, 25, 32 bis, 74, 90 y 104.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Código de Procedimiento Penal: artículos 509, 609 y 610.
- Código Procesal Penal: articulo 351.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El legislador considera que la persona que ha quebrantado una


sanción puede ser castigada por el quebrantamiento, disponiendo para
ello una simple medida de castigo disciplinario y para el evento que de-
linca nuevamente, después de dicho quebrantamiento, este nuevo hecho,
distinto del anterior constituye una agravante. Ambas situaciones son
diferentes y no pueden ser consideradas una sola. Por tanto, tampoco en
este caso alegado ha existido error de derecho pues, después de haber sido
condenado por sentencia ejecutoria en la causa, la pena que se imponga
por el nuevo delito, cuyo es el caso, admite la concurrencia de la agravan-
te del número 14 del artículo 12 del Código Penal y no tienen el efecto
de establecer un nuevo tipo penal equivalente a la agravante prevista en
términos que impida su aplicación. (Considerando 12° sentencia Corte
Suprema).

Corte Suprema, 03/05/2001, Rol: 3610-2000, N° LegalPublishing: 18720

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 27/09/2001, Rol: 2479-2001, N° LegalPublishing: 22516
Corte Suprema, 28/08/2000, Rol: 3610-2000, N° LegalPublishing: 17154

2) El artículo 91 del citado Código (Penal) trata el caso de los que


después de haber sido condenados por sentencia ejecutoria cometieren
algún crimen o simple delito durante el tiempo de su condena, bien sea
mientras la cumplen o después de haberla quebrantado. En su inciso
primero y cuarto señala únicamente la forma en que deberá cumplirse

158
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III ARTS. 43 a 45

la pena primitiva y la que corresponda al nuevo delito, que se hará en


el orden que el tribunal prefije, de acuerdo a las normas del artículo 74
del Código Penal cuando se impongan varias penas al delincuente. En
su inciso segundo y tercero trata la situación de penas perpetuas que se
estaban cumpliendo o fueron quebrantadas y fija una sola pena especial
que cubre la responsabilidad que proviene de ambos delitos. Es posible,
por tanto, concluir de la lectura de esta disposición que, en el primer
caso, no se impone pena alguna al procesado que comete un nuevo delito
cuando quebranta otro y que, en cambio sí se hace cuando se trata de
penas perpetuas. Así el primer caso mencionado, constituye una agravante
que puede ser aplicada y que no se contrapone con la norma del artículo
63 del Código Penal, pues los incisos primero y cuarto del artículo 91
de ese cuerpo legal constituyen disposiciones que sólo regulan la manera
de cumplir las sentencias respectivas. (Considerando 10° y 1 I o sentencia
Corte Suprema).

Corte Suprema, 28/08/2000, Rol: 3610-2000, N° LegalPublishing: 17154


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 11/10/1999, Rol: 2973-1999, N° LegalPublishing: 16331
Corte Suprema, 01/09/1998, Rol: 2973-1999, N° LegalPublishing: 15485
Corte Suprema, 30/08/1994, Rol: 30647, N° LegalPublishing: 13081

3) La doctrina está de acuerdo, en general, que la reincidencia im-


propia sólo puede tener un alcance muy limitado o mínimo, atendido lo
preceptuado en los artículos 63, 90 y 91 del Código Penal, en relación al
principio fundamental non bis in idem. No obstante, se considera que
la comisión de un delito durante el cumplimiento de una condena cuya
ejecución se prolonga en el tiempo, podría, en ciertos casos, representar esta
agravante, lo que ocurriría en las hipótesis indicadas en los incisos primero
y último del artículo 91, mas no en los demás casos. Se entienden incluidas
en este caso tanto las penas privativas y restrictivas de libertad, como las
inhabilitaciones y suspensiones de derechos. (Enrique Cury, op. citada,
págs. 143-144; Mario Garrido Montt, Derecho Penal, Parte General, T. I.
págs. 209 y 210).(Considerando 4 o sentencia Corte Suprema).
Corte Suprema, 22/06/2000, Rol: 1732-2000, N° LegalPublishing: 16953

159
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

Artículo 92. Si el nuevo delito se cometiere después de haberse


impuesto una condena, habrá que distinguir tres casos: 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 12 Xo 15 y 16 y 104.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Procedimiento Penal: artículos 509, 609 y 610.
- Codigo Procesal Penal: articulo 351

1. Cuando es de la misma especie que el anterior.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 9 2 N° 1)

1) Cabe tener en cuenta que las formas de reincidencia a que se refieren


los N°s. 15 y 16 del artículo 12 del Código Penal -v que parte de la doctrina
llama reincidencia propia o verdadera- requieren del cumplimiento efectivo
de la pena, lo que se desprende del fundamento mismo de la agravante en
cuestión, como del uso de la voz "castigado" presente tanto en el número 15
recién aludido, como en el artículo 92 N°s. 1 y 2 del mismo cuerpo legal.
En efecto, el artículo 92 comienza diciendo "Si el nuevo delito se cometiere
después de haber cumplido una condena, habrá que distinguir tres casos";
y en su inciso final, expresa que en los dos primeros casos el hecho se con-
sidera revestido de circunstancia agravante. En cuanto al fundamento de la
reincidencia, la Escuela Clásica plantea que el nuevo delinquimiento, pese
al castigo sufrido, demuestra que la sanción no era suficientemente severa
como para disuadir al agente de cometer otros delitos; y aunque para los
positivistas lo verdaderamente importante es la peligrosidad que ha de pro-
curarse contener o evitar, y no la reincidencia misma, es lo cierto que este
punto de vista parte de la base de que la pena se haya cumplido en el caso
del reincidente. (Considerando 4 o sentencia Corte Suprema).
Corte Suprema, 28/08/1997, Rol: 2345-1997, N" LegalPublishing: 14721
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 16/04/2001, Rol: 411-2001, LegalPublishing: 18483

Este párrafo fue modificado por la letra a) del número 3 del artículo I o de la
Ley Y' 20.2n3, publicada en el Diario Oficial de 14 de marzo de 2008. en el
sentido de reemplazar la frase "haber cumplido una condena" por "haberse
impuesto una condena".

160
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III .ART. 59

2. Cuando es de distinta especie y el culpable ha sido condenado


ya por dos o más delitos a que la ley señala igual o mayor pena. 1
3. Cuando siendo de distinta especie, el delincuente sólo ha sido
condenado una vez por delito a que la ley señala igual o mayor
pena, o más de una vez por delito cuya pena sea menor. 2
En los dos primeros casos el hecho se considera revestido de
circunstancia agravante, atendido a lo que disponen los números
15 y 16 del artículo 12, y en el último no se tomarán en cuenta
para aumentar la pena los delitos anteriores. 3

TÍTULO V

DE LA EXTINCIÓN DE LA RESPONSABILIDAD PENAL

Artículo 93. La responsabilidad penal se extingue:


CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 19, 43, 44, 94, 97, 369 y 428.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 9o, 32 N° 16, 60 N° 16.
- Código Civil: artículos 497, 1272, 2514 y siguientes.
- Código de Procedimiento Penal: artículos 12, 28, 32, 35,41,107, 408 N° 5.
- Código Procesal Penal: artículos 56, 66, 240, 242, 250 y 398.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 18.050 sobre Indultos Particulares, D.O. 06.11.1981. Reglamento sobre
Indultos Particulares, D.O. 07.01.1982.

I o . Por la muerte del responsable, siempre en cuanto a las


penas personales, y respecto de las pecuniarias sólo cuando a su
fallecimiento no se hubiere dictado sentencia ejecutoriada. 4

12 Este número f u e modificado por la letra b) del número 3 del artículo I o de la


Ley N° 20.253, publicada en el Diario Oficial de 14 de marzo de 2008, en el
sentido de sustituir la frase "ha sido castigado" por "ha sido condenado".
3 Este inciso fue modificado por la letra c) del número 3 del artículo I o de la
Ley N° 20.253, publicada en el Diario Oficial de 14 de marzo de 2008, en el
sentido de reemplazar la referencia a los números "14 y 15" del artículo 12,
por otra a los números "15 y 16".
•» Este número fue sustituido por el artículo 1 0 de la Ley N° 19.806, publicada
en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002.

161
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

2 o . Por el cumplimiento de la condena.


3 o . Por amnistía, la cual extingue por completo la pena y todos
sus efectos.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 93 N° 3)

1) En lo que guarda relación con la amnistía es del caso expresar que


ella se encuentra regulada en el artículo 93, N° 3 o , del Código Penal, el
que prescribe que la responsabilidad criminal termina: " 3 o Por amnistía
la cual extingue por completo la pena y todos sus efectos". A pesar que la
generalidad de la doctrina se ha mostrado acorde en que los alcances de
la amnistía son mayores a los que del propio texto legal emanan, llegando
inclusive a señalarse que "ésta hace nula la aplicación de las leyes, echan-
do el velo de eterno olvido sobre ciertos delitos que atacan al orden, la
seguridad y las instituciones fundamentales del Estado" (Rafael Fontecilla
R.: "Tratado de Derecho Procesal Penal", Tomo III, Editorial Jurídica de
Chile, segunda edición, 1978, N° 675, pág. 133), no es posible, al pare-
cer de esta Corte, aplicar dicha institución cuando no se han fijado los
presupuestos mínimos, ello al no haberse determinado la fecha en la cual
concluyó el injusto en estudio. De esta manera, no parece razonable que
se invoque la aplicación de la "amnisis" u "olvido" cuando en la práctica
el delito no ha finalizado en su perpetración. (Considerando 6o sentencia
Corte reemplazo).

Corte Suprema, 24101 i200Rol: 1427-2005, N° LegalPublishing: 35939


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 05/09/2005, Rol: 3925-2005, N° LegalPublishing: 32798

2) Se ha hecho una incorrecta aplicación del artículo 93 N° 3 del


Código Penal, pues la amnistía se aplica a personas determinadas y no a
hechos punibles, según se desprende de la literalidad de la norma citada.
La amnistía extingue la pena, la sanción que debe aplicarse al responsable
de un delito, para lo cual se hace necesario la individualización completa
del sujeto responsable del hecho punible, y su participación en alguna de
las formas que establece el artículo 14 del Código Penal, y una vez acre-
ditado ello, debe aplicársele la sanción que correspondería. Ello además
de la propia literalidad del Decreto Ley N° 2.191 de 1978, pues este

162
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III .ART. 59

cuerpo legal es reiterativo en la utilización de la expresión personas para


referirse a quienes se aplica su texto. (Considerandos 4 o , 5 o y 6 o sentencia
de casación, Corte Suprema).
Corte Suprema, 31/01/2003, Rol: 4054-2001, N° LegalPublishing: 26665

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 31/01/2003, Rol: 4053-2001, N° LegalPublishing: 26195
Corte Suprema, 29/11/2002, Rol: 4135-2001, N° LegalPublishing: 29413
Corte Suprema, 26/08/2002, Rol: 1359-2001, N° LegalPublishing: 25690

3) Esta Corte antes ya ha sostenido que la prohibición de autoexone-


ración que emana de los Convenios de Ginebra, no sólo alcanza aquellas
situaciones en que los de tentado res del poder, aprovechando las ventajas
que su situación les ofrece, otorgan extinciones de responsabilidad como
amnistías autoconcedidas, y menos en beneficio de aquéllos que preci-
samente provocaron ese quebrantamiento, en términos que los hechos
punibles establecidos en autos resultan imprescriptibles.
Noveno: Q u e por haberse cometido el delito en el ámbito de violacio-
nes a los derechos humanos, graves, masivas y sistemáticas, verificadas por
agentes del Estado que pretendían excluir, hostigar, perseguir o exterminar
a quienes fueran contrarios al régimen instaurado el once de septiembre
de mil novecientos setenta y tres, cabe concluir que se está en presencia
de lo que la conciencia jurídica denomina delito de "lesa humanidad",
calificación que trae aparejada la imposibilidad de amnistiar el referido
ilícito, conforme a las reglas imperativas del derecho internacional o ius
cogens, que -tal como ha sido declarado en anteriores fallos- tiene preva-
Iencia sobre la legislación nacional. Las reglas del ius cogens son verdaderas
normas jurídicas en sentido sustancial, suministrando pautas o métodos
de conducta, a partir de las cuales surgen obligaciones erga omnes, que
existen con independencia de su formulación, en términos que cuando
son expresadas en un modelo legal, no cambian su naturaleza jurídica.

Corte Suprema, 25/05/2009, Rol: 696-2008, N° LegalPublishing: 42059

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 19/05/2005, Rol: 1897-2005, N° LegalPublishing: 32100
Corte Suprema, 05/09/2007, Rol: 6525-2006, N° LegalPublishing: 37191

163
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

4) Que, respecto de la ausencia de dolo alegada, basada en que la rece-


sión económica, que en opinión del apelante -y recurrente de casación-
sería un hecho público y notorio, tendría por efecto el excluir el ánimo
de defraudar, el fundamento sexto de la sentencia impugnada reproduce
lo expresado en el motivo tercero de la misma, en donde, a propósito del
recurso de casación en la forma que se interpusiera en contra de aquélla,
por jueces de segundo grado estimaron que tal alegación no tenía cabida
atendida la definición del tipo penal que hace la ley, y porque de aceptarse
la teoría, ello equivaldría a atribuir a la situación económica general del
país el efecto de una amnistía sui generis, reiterando en este sentido la
conclusión arribada en el fundamento segundo, en el que razonaron que
por no haberse acreditado el pago de ninguno de los cheques de que se
trata, no cabía entrar a canalizar esta alegación.
Corte Suprema, 13/09/2005, Rol: 4112-2005, N° LegalPublishing: 32845

4". Por indulto.


La gracia de indulto sólo remite o c o n m u t a la pena; pero no
quita al favorecido el carácter de c o n d e n a d o p a r a los efectos de
la reincidencia o nuevo delinquimiento y d e m á s que determinan
las leyes.
5 o . Por el perdón del ofendido c u a n d o la pena se haya impues-
to por delitos respecto de los cuales la ley sólo concede acción
privada.
6 o . Por la prescripción de la acción penal.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (.ART. 9 3 N ° 6 )

1) La prescripción en general, tanto relativa a la de la acción penal como


de la pena, es un instituto que opera, en el caso del delito en comento, una
vez que éste ha terminado, conforme lo enseñado por la doctrina y que
también ha refrendado la jurisprudencia cuando afirma "en caso de ser
delito permanente, la prescripción comienza a correr al cesar la prolonga-
ción de la consumación delictiva" (Revista de Derecho y Jurisprudencia,
pág. 167, recién mencionada en el basamento 12° de este veredicto).
Es así como tampoco cabe aplicar la prescripción de la acción penal
invocada, desde el momento que no aparece comprobado en actos que

164
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III .ART. 59

el ilícito haya cesado de cometerse, sea por haberse dejado en libertad


al ofendido o por no existir señales positivas y ciertas del sitio donde
se encuentran sus restos y de la fecha de su muerte. (Considerando 14°
sentencia de reemplazo).
Corte Suprema, 24/01/2007, Rol: 1427-2005, N° LegalPublishing: 35939
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 22/01/2009, Rol: 4329-2008, N° LegalPublishing: 41617

2) Se encuentra extinguida por la causal contemplada en el N° 6 del


artículo 93 del Código Penal, esto es, por prescripción de la acción penal,
norma que, no había sido ni expresa ni tácitamente derogada ni modi-
ficada por ley ni tratado internacional alguno, que Chile haya aprobado
y ordenado cumplir como ley de la República, antes de la comisión de
los hechos investigados ni durante el transcurso del plazo de prescripción
de la acción penal intentada. Dicha conclusión permanece inalterada
incluso si se considera que existen evidencias en autos de que, desde el
año 1990 se ejecutaron distintas acciones ante los tribunales tendientes
a perseguir a los responsables y a ubicar los cuerpos de las víctimas, toda
vez que, aunque se pudiere interpretar que tales actos ejecutados ante los
tribunales, eran suficientes para interrumpir el plazo de prescripción, ellos
fueron ejecutados en 1990, esto es, 17 años después de cometido el delito.
(Considerando 14° sentencia Corte Suprema).
Corte Suprema, 04/08/2005, Rol: 457-2005, N" LegalPublishing: 32543
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 03/05/2008, Rol: 3872-2007, N° LegalPublishing: 39203
Corte Suprema, 22/01/2009, Rol: 4329-2008, N° LegalPublishing: 41617
Corte Suprema, 04/08/2005, Rol: 457-2005, N° LegalPublishing: 32543

Doctrina en sentido contrario:


1) Tratándose de causales de extinción de responsabilidad penal, entre
las que cabe señalar la prescripción alegada por la defensa del imputado
y contenida en el N° 6 del artículo 93 del Código Penal, debe tenerse
presente que ella no es de aplicación automática, pues junto con el cum-
plimiento del tiempo necesario para que la acción prescriba, de acuerdo a
la gravedad del delito, es preciso establecer previamente la responsabilidad

165
ART. 71 LIBRO PRIMERO TÍTULO III

del imputado, pues la prescripción se aplica al responsable del ilícito, en


una investigación agotada, como lo establece el artículo 413 del Código
de Procedimiento Penal, y siempre que se cumplan los demás requisitos,
v.gr., que no haya existido interrupción de la prescripción por la comi-
sión o ejecución de otros crímenes o simples delitos o que ella se haya
suspendido, como lo establece el artículo 96 del t Código Punitivo, o que
el reo no se haya ausentado del país, como lo dispone el artículo 100 del
mismo cuerpo legal, requisitos todos que debe apreciar el Juez respectivo
de la causa. (Considerando 3° sentencia Corte Suprema).
Corte Suprema, 25/10/2005, Rol: 3988-2005, N° LegalPublishing: 33073

3) Q u e con arreglo a lo dispuesto por el artículo 93 N° 6 del Código


Penal, la responsabilidad penal se extingue por la prescripción de la acción
penal, lo que viene a significar que por el solo transcurso de determinado
lapso -en la especie de diez años- se excluye la posibilidad de hacer efec-
tivo el ius puniendi estatal. Dicho tiempo se contabiliza desde la comisión
del delito y conforme al artículo 96 del Código Penal "Esta prescripción
se interrumpe, perdiéndose todo el tiempo transcurrido, siempre que el
delincuente cometa nuevamente crimen o simple delito, y se suspende
desde que el procedimiento se dirige contra él, pero si se paraliza su
prosecución por tres años o se termina sin condenarle, continúa la pres-
cripción como si no se hubiese interrumpido". Respecto de este último
término -"interrumpido"- la doctrina concuerda en que se trata de un
error terminológico del legislador, debiendo entenderse que la expresión
correcta es "suspendido".
Corte Suprema, 29/06/2006, Rol: 6311-2005, N° LegalPublishing: 31708

4) La prescripción es una institución fundada en la necesidad de


consolidar y poner fin a situaciones irregulares que se producen con el
transcurso del tiempo, entre la ocurrencia del hecho punible y el inicio
de la persecución penal, o entre la expedición de la sentencia condenato-
ria y el comienzo del cumplimiento de la condena. El delito no ha sido
objeto de persecución penal, y la pena, en su caso, no ha sido cumplida,
produciéndose la cesación o fin de la potestad represiva del Estado. Se
genera así, la prescripción de la acción penal y la prescripción de la pena.
En este caso, se trata de la prescripción de la acción penal.

166
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III .ART. 59

El transcurso del tiempo, la falta de ejercicio efectivo de la acción pu-


nitiva del Estado, la posibilidad del error judicial debido a las dificultades
de conocimiento y rendición de pruebas tanto para los supuestos respon-
sables como de los interesados en el castigo de éstos, la necesidad social
que alguna vez lleguen a estabilizarse las situaciones de responsabilidad
penal que corresponda, y que no permanezca en el tiempo un estado per-
manente de incertidumbre en relación al sujeto activo y quienes podrían
tener interés en la concreción de la sanción penal, han hecho posible en
nuestro Derecho Penal la subsistencia de la prescripción como causa de
extinción de la responsabilidad criminal, institución que se ha reconocido
regularmente y cuyo desconocimiento, en este tiempo, crearía una condi-
ción de desigualdad que no es posible ignorar, no obstante las motivaciones
que pudiesen estimular la comisión de hechos punibles graves como los
que refieren los antecedentes de la causa, y que, por ello, pudiese causar el
desconocimiento de los principios generales del derecho, especialmente la
vigencia plena de la ley. (Considerando 6 o sentencia Corte Suprema).

Corte Suprema, 22/01/2009, Rol: 4329-2008, N° LegalPublishing: 41617


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 13/05/2008, Rol: 3872-2007, N° LegalPublishing: 38874
Corte Suprema, 12/11/2007, Rol: 6626-2005, N° LegalPublishing: 37853
Corte Suprema, 05/05/2009, Rol: 5024-2008, N° LegalPublishing: 41995
Corte Suprema, 03/05/2008, Rol: 3872-2007, N° LegalPublishing: 39203

5) La prohibición de autoexoneración que emana de los Convenios


de Ginebra, no sólo alcanza aquellas situaciones en que los detentadores
del poder, aprovechando las ventajas que su situación les ofrece, otorgan
extinciones de responsabilidad como amnistías autoconcedidas, sino que
incluye también la suspensión de la vigencia de instituciones preexistentes,
como la prescripción de la acción penal, toda vez que la misma aparece
concebida para operar en un estado de paz social, y no en situaciones de
atropello de todas la instituciones sobre las cuales dicho Estado se funda,
y menos en beneficio de aquéllos que precisamente provocaron ese que-
brantamiento, en términos que los hechos punibles establecidos en autos
resultan imprescriptibles. Así por haberse cometido el delito en el ámbito
de violaciones a los derechos humanos, graves, masivas y sistemáticas,

167
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

verificadas por agentes del Estado, cabe concluir que se está en presencia
de lo que la conciencia jurídica denomina delito de "lesa humanidad",
calificación que trae aparejada la imposibilidad de amnistiar el referido
ilícito, así como declarar su prescripción, conforme a las reglas imperativas
del derecho internacional o ius cogens, que tiene prevalencia sobre la legis-
lación nacional. Las reglas del ius cogens son verdaderas normas jurídicas
en sentido sustancial, suministrando pautas o métodos de conducta, a
partir de las cuales surgen obligaciones erga omnes, que existen con in-
dependencia de su formulación, en términos que cuando son expresadas
en un modelo legal, no cambian su naturaleza jurídica.
Corte Suprema, 25/05/2009, Rol: 696-2008, N° LegalPublishing: 42059
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 05/09/2007, Rol: 6525-2006, N° LegalPublishing: 37191

6) La prescripción es una institución amplia y de común aplicación


fundada en la necesidad de consolidar y poner fin a situaciones irregula-
res que se producen con el transcurso del tiempo, entre la ocurrencia del
hecho punible y el inicio de la persecución penal, o entre la expedición de
la sentencia condenatoria y el comienzo del cumplimiento de la condena.
Cuando el delito no ha sido objeto de persecución penal dentro de plazo
o la pena, en su caso, no ha sido cumplida, se produce la cesación o fin
de la potestad represiva del Estado. Se generan así, la prescripción de la
acción penal o la prescripción de la pena.
No había sido ni expresa ni tácitamente derogada ni modificada por
ley ni tratado internacional alguno, que Chile haya aprobado y ordenado
cumplir como ley de la República, antes de la comisión de los hechos
investigados ni durante el transcurso del término de prescripción de la
acción penal intentada.

Corte Suprema, 12/11/2007, Rol: 6626-2005, N» LegalPublishing: 37853

7°. Por la prescripción de la pena.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 93 N° 7)

1) La prescripción es una institución fiindada en la necesidad de


consolidar y poner fin a situaciones irregulares que se producen con el

168
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III .ART. 59

transcurso del tiempo, entre la ocurrencia del hecho punible y el inicio de


la persecución penal, o entre la expedición de la sentencia condenatoria y
el comienzo del cumplimiento de la condena. El delito no ha sido objeto
de persecución penal, y la pena, en su caso, no ha sido cumplida, produ-
ciéndose la cesación o fin de la potestad represiva del Estado. Se genera
así, la prescripción de la acción penal y la prescripción de la pena.
El transcurso del tiempo, la falta de ejercicio efectivo de la acción
punitiva del Estado, la posibilidad del error judicial debido a las di-
ficultades de conocimiento y rendición de pruebas tanto para los su-
puestos responsables como de los interesados en el castigo de éstos, la
necesidad social que alguna vez lleguen a estabilizarse las situaciones
de responsabilidad penal que corresponda, y que no permanezca en el
tiempo un estado permanente de incertidumbre en relación al sujeto
activo y quienes podrían tener interés en la concreción de la sanción
penal, han hecho posible en nuestro Derecho Penal la subsistencia de
la prescripción como causa de extinción de la responsabilidad criminal,
institución que se ha reconocido regularmente y cuyo desconocimiento,
en este tiempo, crearía una condición de desigualdad que no es posible
ignorar, no obstante las motivaciones que pudiesen estimular la comi-
sión de hechos punibles graves como los que refieren los antecedentes
de la causa, y que, por ello, pudiese causar el desconocimiento de los
principios generales del derecho, especialmente la vigencia plena de la
ley. (Considerando 6 o sentencia Corte Suprema).

Corte Suprema, 22/01/2009, Rol: 4329-2008, N° LegalPublishing: 41617


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 13/05/2008, Rol: 3872-2007, N° LegalPublishing: 38874
Corte Suprema, 12/11/2007, Rol: 6626-2005, N° LegalPublishing: 37853
Corte Suprema, 03/05/2008, Rol: 3872-2007, N° LegalPublishing: 39203

2) La prescripción en general, tanto relativa a la de la acción penal como


de la pena, como ya se adelantó, es un instituto que opera, en el caso del
delito en comento, una vez que éste ha terminado, conforme lo enseñado
por la doctrina ya citada y que también ha refrendado la jurisprudencia
cuando afirma "en caso de ser delito permanente, la prescripción comienza
a correr al cesar la prolongación de la consumación delictiva' (Revista de

169
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

Derecho y Jurisprudencia, pág. 167, recién mencionada en el basamento


12° de este veredicto).(Considerando 14° sentencia de reemplazo).
Corte Suprema, 2-4/01/2007, Rol: 1-f 2^-2005, N° LegalPublishing: 35939

Artículo 94. La acción penal prescribe:


Respecto de los crímenes a que la ley impone pena de presidio,
reclusión o relegación perpetuos, en quince años. 1
Respecto de los demás crímenes, en diez años.
Respecto de los simples delitos, en cinco años.
Respecto de las faltas, en seis meses.
Cuando la pena señalada al delito sea compuesta, se estará a la
privativa de libertad, para la aplicación de las reglas comprendidas
en los tres primeros acápites de este artículo; si no se impusieren
penas privativas de libertad, se estará a la mayor. 2
Las reglas precedentes se entienden sin perjuicio de las pres-
cripciones de corto tiempo que establece este Código para delitos
determinados.
C O N C O M Í ENCÍAS A E STE: CODKÍO:
Articulen 3°, 21, 95, 9fí, ¡00 a ¡05, 385 y 431.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Codigo iic Procedimiento Penal: artículos 41, 107,408 A" .7.
- Código Procesal Penal: articulo 250.
Código de Derecho Internacional Privado: articulo 312.
CÜNCORD \NCIAS A OTRAS NORMAS!
- Ley .V 20.0S4, Sobre Responsabilidad de los Adolescentes por Infracciones n
la Ley Penal, D.O. 07.12.2005: articulo 5°.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El plazo de prescripción de la acción penal deberá computarse te-


niendo siempre como referencia la pena mayor asignada al delito, la que
en este caso es la de presidio mayor en su grado mínimo, es decir, pena

1 Este inciso fue modificado por el N° 11 del artículo Io de la Ley N° 19.734,


publicada en el Diario Oficial de 5 de junio de 2001.
- Este inciso fue modificado por el artículo 19, N'° 4, de la Lev N° 18.857, pu-
blicada en el Diario Oficial de 6 de diciembre de 1989.

170
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III .ART. 59

de crimen. En consecuencia, para los efectos del cálculo de esta prescrip-


ción deberá estarse al plazo que señala el artículo 94 del Código Penal
en el sentido que la acción penal de los crímenes como el de que se trata
prescribe en el lapso de diez años.
Corte Suprema, 01/08/2001, Rol: 4821-2000, N° LegalPublishing: 24909

2) Conforme lo dispone el art. 193 del Código Penal, el delito de fal-


sificación de documento auténtico cometido por un funcionario público
se encuentra castigado con presidio menor en su grado máximo a presidio
mayor en su grado mínimo, de lo que se infiere que para los efectos de
determinar el plazo de prescripción de la acción penal, el ilícito que nos
ocupa tiene asignada pena de crimen. En efecto, según lo dispone el art.
94 del Código Punitivo, la acción penal de crímenes prescribe en diez
años y en cinco años los simples delitos, agregándose que cuando la pena
señalada al delito sea compuesta, cuyo es el caso de autos, debe estarse a
la mayor de ellas para el cómputo de tales plazos de prescripción.

Corte Suprema, 14/08/1996, Rol: 198-1996, N° LegalPublishing: 13968


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 01/09/1987, Rol: 25972, N° LegalPublishing: 10261
Corte Suprema, 01/08/2001, Rol: 4821-2000, N° LegalPublishing: 24909

3) Q u e la referida modificación ha dejado en evidencia lo ya ade-


lantado, en orden a que antes de la vigencia de la ley indicada no existía
norma expresa que reglara el tiempo en que prescribían las acciones del
Fisco para perseguir la aplicación de sanciones pecuniarias como la de
autos. En consecuencia, y tratándose de normas especiales, debe enten-
derse que en lo no contemplado expresamente en los artículos 200 y 201
del Código Tributario debían, aplicarse supletoriamente las normas del
derecho común.
Corte Suprema, 22/10/2009, Rol: 1403-2007, N° LegalPublishing: 42851

4) Q u e , aceptándose, entonces, como premisa que, aun en el silencio


de la ley -tal como ocurre en el caso de que se trata en estos autos- las
infracciones y sanciones administrativas han de someterse a los efectos
jurídicos de la prescripción, corresponde determinar la modalidad del

171
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

plazo o exrensión del tiempo con que cuenta la Administración para ejer-
cer las acciones destinadas a fiscalizar y sancionar los ilícitos ubicados en
el ámbito de su potestad represiva. Q u e semejante cuestión se encuentra
íntimamente vinculada con la naturaleza de las sanciones administrativas
y del Derecho Administrativo Sancionador, bajo cuyo imperio, aquéllas
se investigan y aplican por la Administración. Se entiende que el Derecho
Administrativo Sancionador v el Derecho Penal tienen origen común en
el ius puniendi único del Estado, del cual constituyen manifestaciones
específicas tanto la potestad sancionatoria de la Administración como
la potestad punitiva de los Tribunales de Justicia. De esta similitud se
desprende como consecuencia la posibilidad de aplicar supletoriamente
en el ámbito de las sanciones administrativas algunos de los principios
generales que informan al derecho penal.
Corte Suprema, 11/05/2010, Rol: 4627-2008, N° LegalPublishing: 43783

Artículo 95. El término de la prescripción empieza a correr


desde el día en que se hubiere cometido el delito.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 94, 385 y 431.

JURISPRUDENCLX RELACIONADA

1) La norma del artículo 34 de la ley referida habla de "protesto" en


término singular. Por tal motivo siendo claro el sentido de dicho precepto
V atendido lo dispuesto en el artículo 19 inciso Io del Código Civil, no
corresponde desentenderse del tenor literal de la mencionada norma, y
debe contarse el plazo de prescripción desde la fecha del protesto, siendo
irrelevante que se hayan efectuado protestos posteriores respecto del mismo
documento.

Corte Suprema, 18/07/2001, Rol: 1639-2001, N° LegalPublishing: 18947

2) No es correcto permitir que las acciones infraccionales que se


ventilan ante el propio Sil se les considere como de naturaleza criminal,
estimando un despropósito el aplicar el plazo de prescripción de 10 años.
Si no se persigue el delito del artículo 97 N° 4, y sólo se actúa para el

172
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III .ART. 59

pago de la sanción pecuniaria, se está en presencia de una falta, esto es


aplicando la normativa común del Código Penal, desde que los hechos se
perpetraron antes de la vigencia de la Ley N° 19.506.

Corte Suprema, 06/05/2004, Rol: 2803-2002, N° LegalPublishing: 30134

A r t í c u l o 96. Esta prescripción se interrumpe, perdiéndose el


tiempo transcurrido, s i e m p r e que el delincuente comete nueva-
mente crimen o simple delito, y se s u s p e n d e d e s d e que el procedi-
miento se dirige contra él; p e r o si se paraliza su prosecución por
tres a ñ o s o se termina sin condenarle, continúa la prescripción
c o m o si no se hubiere interrumpido.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 74, 94, 385 y 431.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Código Civil: artículos 2314 y siguientes.
- Código de Procedimiento Penal: artículos 81 y siguientes.
Código Procesal Penal: artículos 172 y siguientes.

JURISPRUDENCLA RELACIONADA

1) El artículo 96 contiene un principio absoluto, simple e inequívoco


en orden a que si el pleito se detiene por el lapso de tres años, la prescrip-
ción debe continuar como si no se hubiere suspendido, sin indicar los
motivos que puedan originar dicha inmovilización ni hacer distinciones ni
excepciones al respecto, por lo que, dentro del sentido natural y obvio de
la disposición, no es dable restringir su alcance a las causas que estancan
el litigio según el Código de Procedimiento Penal. Así, se concluye que la
suspensión a que se refiere la ley puede deberse a cualquier causa, ya que
no se identifica solamente con un impedimento u obstáculo emanado de
la ley, sino también puede derivar de una situación fáctica determinada,
producida en el curso del enjuiciamiento. En otros términos, la paralización
de la prosecución del procedimiento alude tanto á cualquier entorpeci-
miento que, de hecho, impida que un proceso criminal continúe su curso,
como a la inmovilización ordenada expresamente legislador.
Por la precisión de las expresiones en que está redactada la disposición,
no es posible desatender su tenor literal a pretexto de consultar su espíritu,

173
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

de acuerdo con el inciso primero del artículo 19 del Código Civil. En


efecto, "paraliza" es un vocablo claro, por lo que no es necesario acudir
a disquisiciones especiales acerca de la naturaleza de la paralización o
sobre la causa que la provoca. Atribuir al precepto un sentido limitativo
no sólo pugna con su texto, sino que sería inconciliable con el principio
in dubio pro reo, en la hipótesis que la norma no fuera suficientemente
clara. (Considerando 10 de la sentencia de la Corte Suprema).

Corte Suprema, 05/05/2009, Rol: 5024-2008, N° LegalPublishing: 41995

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 04/05/2009, Rol: 876-2008, N° LegalPublishing: 42039
Corte Suprema, 20/12/2006, Rol: 4036-2006, N° LegalPublishing: 35724
2) Los efectos de la interrupción del período o plazo de prescripción
no son los mismos que los de la suspensión de ésta, desde que cuando se
produce la primera - l a interrupción- "el tiempo que precedió al evento
determinante cae por completo en el vacío, esto es, se pierde y el plazo de
prescripción comienza a correr ex novo et ex integro" (José Luis Guzmán
Dálbora, en Texto Comentario del Código Penal Chileno, T.I., Libro I o ,
Parte General, pág. 472, con cita de Bettiol); mientras que para el caso de
la suspensión, ésta determina que el plazo cese de contarse -como efecto
de dirigirse el procedimiento criminal en contra del afectado- pero no
conlleva la pérdida del tiempo transcurrido, "el cual se considera útil a
efectos de la prescripción y se suma al tiempo que sigue al instante en que
el motivo de la suspensión cesa". (Guzmán Dálbora, ob. cit.); esto es, se
reinicia el cómputo, como si nunca se hubiera suspendido (no "interrum-
pido"), cuando se dan las situaciones que el precepto señala. (Sentencia
de la Segunda Sala Penal de esta Corte Suprema de fecha 29 de junio de
2006, Rol: 6.311-05). (GJ).

Corte Suprema, 08/05/2008, Rol: 6930-2007, N° LegalPublishing: 38914

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 05/09/2007, Rol: 6525-2006, N° LegalPublishing: 37191
Corte Suprema, 03/09/2008, Rol: 6723-2007, N° LegalPublishing: 39672
Corte Suprema, 29/06/2006, Rol: 6311-2005, N° LegalPublishing: 34708
Corte Suprema, 22/10/2007, Rol: 3436-2007, N° LegalPublishing: 37411

174
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III .ART. 59

3) Para que opere la suspensión a que se refiere el artículo 96 del


mismo estatuto, además de existir un procedimiento dirigido en contra
del delincuente, por alguno de los medios que consignan los artículos 81
y siguientes del Código de Procedimiento Penal, éste debe afincarse en
hechos determinados en cuanto al tiempo, naturaleza y circunstancias de
comisión, que no den lugar a equivoco alguno. Por tanto medidas de corte
administrativo o querellas de persona indeterminada no son suficientes
para suspender la prescripción.
Corte Suprema, 09/03/2006, Rol: 534-2006, N° LegalPublishing: 33945
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 03/09/2008, Rol: 6723-2007, N° LegalPublishing: 39672
Corte Suprema, 25/01/2007, Rol: 1073-2006, N° LegalPublishing: 35900
Corte Suprema, 18/07/2001, Rol: 1639-2001, N° LegalPublishing: 18947

4) La formalización se entiende como el trámite que da inicio al proce-


dimiento judicial. Uno de sus efectos fundamentales es la interrupción de
la prescripción de la acción penal. Empero, esta no es la única actuación o
diligencia que puede afectar la prescripción, produciendo idéntico efecto
que el de la formalización, al respecto cabe mencionar el artículo 7o del
Código Procesal Penal, que consagra que las garantías y derechos cons-
titucionales reconocidos al imputado en nuestro ordenamiento, pueden
hacerse valer desde la primera actuación del procedimiento. Esta primera
actuación, está contemplada en el inciso segundo de la disposición en
comento, prescribiendo que se entenderá por primera actuación del pro-
cedimiento cualquiera gestión, sea de investigación, de carácter cautelar
o de otra especie, que se realizare por o ante un tribunal con competencia
criminal, el ministerio público o la policía, en la que se imputare a deter-
minada persona intervención en un hecho punible.
Corte Suprema, 04/01/2010, Rol: 5511-2009, N° LegalPublishing: 43039
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 13/06/2006, Rol: 2693-2006, N° LegalPublishing: 34619
Corte Suprema, 19/02/2004, Rol: 5362-2003, N° LegalPublishing: 29749

5) Las diligencias señaladas como suficientes para interrumpir el plazo


de prescripción, no revisten tal entidad, desde que por un lado no mutaron

175
ART. 9(> LIBRO PRIMERO - TÍTULO V

la situación procesal de los autos; y por otro, en que sólo consistieron


en una serie de solicitudes efectuadas por la parte querellante para sus
propios intereses; así resolver de una manera distinta significaría dejar la
interrupción del plazo de prescripción a la mera voluntad del querellante,
por su solo arbitrio, lo que no es posible.
Corte Suprema, 04/01/2010, Rol: 29/01/2007, N° LegalPublishing: 36068
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 18/07/2001, Rol: 1639-2001, N° LegalPublishing: 18947

6) La suspensión de la prescripción de la acción penal sólo se produce


mediante la formalización de la investigación. Ello tendrá lugar, "en con-
formidad a lo dispuesto en el artículo 96 del Código Penal"; norma esta
que constituye la disposición de orden sustantivo sobre la materia y, según
la cual, la prescripción se suspende cuando el procedimiento se dirige en
contra del delincuente; la querella, como trámite inicial del procedimiento,
produce el efecto de suspender el curso de la acción penal en los términos
indicados por el precitado artículo 96 del Código Punitivo.
Corte Suprema, 19/02/2004, Rol: 5362-2003, N° LegalPublishing: 29749

7) Q u e de todo lo anterior se vislumbra que el libelo en examen


contiene una cierta confusión relativa a lo que constituye por una parte
la interrupción de la prescripción y, por otra, la suspensión de la misma,
instituciones ambas contenidas en el artículo 96 ya referido, pero de na-
turaleza y consecuencias totalmente diferentes. En efecto, la interrupción
se produce por la comisión de un nuevo crimen o simple delito y su efecto
es la pérdida del tiempo transcurrido que permitiría, eventualmente,
sustentar una prescripción. Cuando media una interrupción, "el tiempo
que precedió al evento determinante cae por completo en el vacío, esto
es, se pierde y el plazo de prescripción y comienza a correr ex novo et ex
integro". (José Luis Guzmán Dalbora, en Texto y Comentario del Código
Penal Chileno, T. I, Libro Primero, Parte General, pág. 472, con cita de
Bettiol). Por su parte, la suspensión determina que el plazo cese de contarse
- c o m o efecto de iniciarse el procedimiento criminal- pero no conlleva la
pérdida del tiempo transcurrido, "el cual se considera útil a efectos de la
prescripción y se suma al tiempo, que sigue al instante en que el motivo

17(¡
LIBRO PRIMERO - TÍTULO Y ART. 9 6

de la suspensión cesa" (Guzmán Dalbora, op. cit.); se reinicia entonces


el cómputo, como si nunca se hubiera suspendido (no "interrumpido"),
cuando se dan las situaciones que el precepto señala.
Corte Suprema, 29/06/2006, Rol: 6311-2005, N° LegalPublishing: 34708

8) Cabe advertir que si bien el encartado cometió con posterioridad


un nuevo simple delito, lo que trae como consecuencia la interrupción
del plazo de prescripción que corría en su favor, perdiéndose el ya trans-
currido, no es menos cierto que éste ha de empezar nuevamente a correr
después de producida la interrupción. En efecto, cabe aquí distinguir
entre los efectos de la interrupción del período o plazo de prescripción y
los de la suspensión de la misma, a que se refiere el artículo 96 del Código
Penal, destacando que cuando se produce la primera - l a interrupción-
' el tiempo que precedió al evento determinante cae por completo en el
vacío, esto es, se pierde y el plazo de prescripción comienza a correr ex
novo et ex integro" (José Luis Guzmán Dalbora, en Texto Comentario
del Código Penal Chileno, T. I., Libro I o , Parte General, pág. 472, con
cita de Bettiol). Por su parte, la suspensión determina que el plazo cese
de contarse - c o m o efecto de iniciarse el procedimiento criminal- pero
no conlleva la pérdida del tiempo transcurrido, "el cual se considera útil
a efectos de la prescripción y se suma al tiempo que sigue al instante en
que el motivo de la suspensión cesa". (Guzmán Dalbora, ob. cit.); se
reinicia entonces el cómputo, como si nunca se hubiera suspendido (no
"interrumpido"), cuando se dan las situaciones que el precepto señala.
(Sentencia de la Segunda Sala Penal de esta Corte Suprema de fecha 29
de junio de 2006, Rol: 6311-05).
Corte Suprema, 05/09/2007, Rol: 6525-2006, N" LegalPublishing: 37191

9) No puede operar prescripción de la acción cuando es el sumario el


que ha tenido una lenta tramitación por parte de la autoridad sanitaria y
no el ejercicio de la acción pertinente.
Corte Suprema, 16/03/2004, Rol: 482-2004, N° LegalPublishing: 29854

10) El artículo 34 de la Ley sobre Cuentas Corrientes Bancarias y


Cheques, estableció una prescripción de corto tiempo, la que por su sola
naturaleza hace inaplicable la disposición del artículo 96 del Código

177
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

Punitivo, pues de acuerdo al claro sentido de la disposición, esta norma


no es posible aplicarla a las prescripciones de corto plazo y, en particular,
tratándose de los hechos delictivos a que se refiere el articulo 22 de la
Ley de Cheques, puesto que evidentemente no es posible homologar a su
respecto una paralización del procedimiento que excede el tiempo total
de la prescripción prevista en la legislación especial.
Corte Suprema, 1108/2004, Rol: 3543-2002, N° LegalPublishing: 30683

Artículo 97. Las p e n a s i m p u e s t a s p o r sentencia ejecutoria


prescriben:
La de presidio, reclusión y relegación p e r p e t u o s , en quince
años. 1
Las d e m á s p e n a s de crímenes, en diez años.
Las penas de simples delitos, en cinco años.
Las de faltas, en seis m e s e s .
CONCORDANCI AS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 3o, 21. 98 a 105,
- Código de Derecho Internacional Privado: artículo 312.
CONCORDANCIAS A OIK \S NORMAS:
- l ev \" J(U>84. Sobre Responsabilidad de los Adolescentes por infracciones a
la l ey Penal, D.O. 07.12.2005: articulo 5°.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) De acuerdo con lo prevenido en el artículo 97 del Código Penal,


para los electos de la prescripción de las penas impuestas por sentencia
ejecutoriada, debe atenderse exclusivamente al tiempo de duración de
aquellas que el fallo ha señalado.

Corte Suprema, 23/11/1988, Rol: 26733, N° LegalPublishing: 10620

2) Si bien a estas alturas se desconoce con precisión el tipo dentro del


cual habría de subsumirse la conducta que constituye la causa de la acción
incoada en contra del encausado, a efectos de su eventual sanción, ello

Este inciso fue modificado por el N° 12 del artículo I o de la Ley N° 19.734,


publicada en el Diario Oficial de 5 de junio de 2001.

178
LIBRO PRIMERO - TÍTULO III .ART. 59

resulta irrelevante si se tiene en cuenta que, en el mejor de los casos para


él, aquélla correspondería a la de un simple delito y, por consiguiente,
el lapso que exige la aplicación del instituto en comento es el de cinco
años, al tenor del inciso cuarto del artículo 97 del estatuto de la referencia
(Código Penal). (Considerando 4 o Corte de Apelaciones).

Corte Suprema, 30/03/1998, Rol: 733-1998, N° LegalPublishing: 15126

3) Q u e , aceptándose, entonces, como premisa que, aun en el silencio


de la ley -tal como ocurre en el caso de que se trata en estos autos- las
infracciones y sanciones administrativas han de someterse a los efectos
jurídicos de la prescripción, corresponde determinar la modalidad del
plazo o extensión del tiempo con que cuenta la Administración para ejer-
cer las acciones destinadas a fiscalizar y sancionar los ilícitos ubicados en
el ámbito de su potestad represiva. Q u e semejante cuestión se encuentra
íntimamente vinculada con la naturaleza de las sanciones administrativas
y del Derecho Administrativo Sancionador, bajo cuyo imperio, aquéllas
se investigan y aplican por la Administración. Se entiende que el Derecho
Administrativo Sancionador y el Derecho Penal tienen origen común en
el ius puniendi único del Estado, del cual constituyen manifestaciones
específicas tanto la potestad sancionatoria de la Administración como
la potestad punitiva de los Tribunales de Justicia. De esta similitud se
desprende como consecuencia la posibilidad de aplicar supletoriamente
en el ámbito de las sanciones administrativas algunos de los principios
generales que informan al derecho penal.

Corte Suprema, 11/05/2010, Rol: 4627-2008, N° LegalPublishing: 43783

Artículo 98. El tiempo de la prescripción comenzará a correr


desde la fecha de la sentencia de término o desde el quebranta-
miento de la condena, si hubiere ésta principiado a cumplirse.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 97, 99 a 105.

JURISPRUDENCLA RELACIONADA

1) El artículo 98 del Código Penal contempla dos situaciones diversas:


una de ellas se refiere al caso que el condenado empezó a cumplir el castigo

179
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

impuesto pero antes de su ejecución total, lo quebrantó; y otra, supone un


enjuiciado que a la fecha de la sentencia de término condenatoria no se
presentó a cumplirla. Se trata de una resolución definitiva, en el sentido
que ya no hay forma de instar por su modificación o anulación, salvo ta
acción extraordinaria de revisión.
En este entendido, si contra una sentencia criminal se ha interpuesto
un recurso de casación, habrá que estarse, previamente, al resultado de
dicho medio de impugnación, pues no es admisible iniciar el cómputo
del plazo de prescripción de una pena que posteriormente es factible de
ser modificada por el Tribunal de casación. Y ello es así, pues ta! dictamen
bien puede modificar el castigo, recalificar el delito o, incluso, sancionar
al enjuiciado en reemplazo de una anterior decisión absolutoria, de modo
tal que la sentencia del Tribunal de casación hará las veces de sentencia
de término. En palabras de Eduardo Novoa Monreal, "cuando el recurso
de casación es en la forma o cuando se trata de un recurso de casación
en el fondo que será desechado, entendemos que por la vía legal está
puesta en discusión la validez de la sentencia, de modo que no podría
ser tenida ella por sentencia de término mientras no haya finalizado el
proceso de verificación de su legalidad o, de tener vicios, se haya dictado
otra válida". (Eduardo Novoa Monreal, Curso de Derecho Penal Chileno.
Parte General, Tomo II, Tercera Edición. Editorial Jurídica de Chile, año
200S, pág. 410). La mayoría de los autores adhiere a esta interpretación,
entendiendo que sentencia de término es la que no admite recurso legal
capaz de revocarla o modificarla. (Del Río, Etcheberry, Cury, Fontecilla,
Vargas, Yuseff, Politoff, Matus y Ramírez).
De este modo, sentencia condenatoria de término, para efectos de
una correcta aplicación del artículo 98 del Código Penal, es aquella que
ha puesto fin a la instancia, sin haber sido objeto de recursos de casación.
Si los ha habido y fueron desechados, lo será la sentencia de casación que
declare la validez de la sentencia de instancia. Si se trata de recurso de ca-
sación en la forma acogido, no podrá correr prescripción alguna en tanto
no se dicte otra decisión válida y condenatoria. Si se trata de un recurso
de casación en el fondo acogido y el fallo de reemplazo es absolutorio, no
cabe hablar de prescripción, pero si es condenatorio, será esa sentencia de
reemplazo la de término para todos los efectos legales y, desde su fecha,

180
LIBRO PRIMERO - TÍTULO V ARTS. 9 9 - 1 0 0

comenzará a correr el plazo de prescripción de la pena. (Consids. 9 o a 13°


de la sentencia de la Corte Suprema).

Corte Suprema, 15/12/2008, Rol: 1663-2008, N° LegalPublishing: 41381

2) La remisión condicional de la pena consiste en la suspensión sólo del


cumplimiento de ésta y no altera, por tanto, la imposición de la pena misma
ni puede tener el efecto de paralizar o postergar el inicio del plazo necesario
para los efectos de su prescripción, puesto que la forma de computar tal
período está expresamente determinada en los artículos 98, 99 y 100 del
Código Penal y corresponde en consecuencia, contarlo desde la sentencia
de termino, independientemente de si su cumplimiento ha de ser efectivo
o en alguna de las formas alternativas que contempla la respectiva ley.

Corte Suprema, 01/06/1989, Rol: 9629, N° LegalPublishing: 10765

Artículo 99. Esta prescripción se interrumpe, quedando sin


efecto el tiempo transcurrido, cuando el condenado, durante ella,
cometiere nuevamente crimen o simple delito, sin perjuicio de que
comience a correr otra vez.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 91, 97, 98, 100 a 105.

Artículo 100. Cuando el responsable se ausentare del territo-


rio de la República sólo podrá prescribir la acción penal o la pena
contando por uno cada dos días de ausencia, para el cómputo de
los años. 1
Para los efectos de aplicar la prescripción de la acción penal o de
la pena, no se entenderán ausentes del territorio nacional los que
hubieren estado sujetos a prohibición o impedimento de ingreso
al país por decisión de la autoridad política o administrativa, por el
tiempo que les hubiere afectado tal prohibición o impedimento.2

1 Este inciso fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 19.806, publicada


en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002, en el sentido de reemplazar la
expresión "inculpado" por "responsable".
2 Este i n c i s o f u e i n c o r p o r a d o p o r el artículo 11 t r a n s i t o r i o de la Ley N° 1 9 . 0 4 7 ,
p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 14 de f e b r e r o de 1 9 9 1 .

181
ARTS. 101-102 LIBRO PRIMERO - TÍTULO \

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 94 a 99, 101 a 105.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Tanto las órdenes de aprehensión cuanto los autos de procesamiento


dictados contra el amparado, deben ser dejados sin efecto, pues aparece
en la causa que el plazo de prescripción de la acción penal se encuentra
cumplido en exceso, aun cuando el procesado ha permanecido fuera del
país y deba contarse el tiempo uno por cada dos días de ausencia, ya
que por delito de giro doloso de cheques dicho plazo es de corto tiempo
(Considerandos Cuarto y Quinto, Corte Suprema).
Corte Suprema, 24/06/2005, Rol: 2918-2005, N° LegalPublishing: 32221

Artículo 101. Tanto la prescripción de la acción penal como la


de la pena corren a favor y en contra de toda clase de personas.
CONCORDANCIAS A ESTE CODIGO:
Artículos 94 a 100, 102 a 105.

Artículo 102. La prescripción será declarada de oficio por el


tribunal aun cuando el imputado o a c u s a d o no la alegue, con tal
que se halle presente en el juicio. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 94 a 101, 103 a 105.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Las reglas de prescripción son de orden público, de manera que


deben ser declaradas aún de oficio por el tribunal, según el artículo 102
del Código Penal, por lo que el sentenciador puede pronunciarse sobre
ella en cualquier estado del juicio.

1 Este artículo f u e m o d i f i c a d o por el artículo I o de la Ley N° 19.80G, publicada


en el Diario Oficial de 31 de m a y o de 2 0 0 2 , en el s e n t i d o de r e e m p l a z a r la
expresión "procesado" por "imputado o a c u s a d o "

182
LIBRO PRIMERO - TÍTULO V ART. 103

Corte Suprema, 17/03/2008, Rol: 312-2008, N° LegalPublishing: 38513

2) El Código Penal requiere que el reo se encuentre presente en el juicio


para que el Juez declare de oficio la prescripción, o para que aplique la
llamada prescripción gradual; pero nada impide que el reo ausente del país
comparezca por medio de mandatario, constituido con las formalidades
legales, solicitando se declare la prescripción total de su pena, y que el
tribunal pueda declararla en tales condiciones, cumplidos que sean los
requisitos y supuesto que no exista interrupción que lo impida (Corte
Suprema).

Corte Suprema, 08/10/1990, Rol: 28057, N» LegalPublishing: 11106


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 30/03/1998, Rol: 733-1998, N° LegalPublishing: 15126

3) La multa impuesta al recurrente por sentencia ejecutoriada, lo ha


sido por una infracción y no por una falta, razón por la cual no rigen
respecto de aquella las normas generales sobre prescripción penal.
Q u e , tratándose de una infracción y no de una falta, la prescripción
no puede ser declarada de oficio por el tribunal, máxime si como en el
caso presente, el inculpado ha estado rebelde de cumplir lo ordenado por
la justicia.
Corte Suprema, 13/09/1991, Rol: 33957-1991, N° LegalPublishing: 11534

Artículo 103. Si el r e s p o n s a b l e se presentare o fuere habido


antes de completar el tiempo de la prescripción de la acción penal
o de la pena, p e r o habiendo ya transcurrido la mitad del que se
exige, en s u s respectivos c a s o s , p a r a tales prescripciones, deberá
el tribunal considerar el hecho c o m o revestido de d o s o m á s cir-
cunstancias a t e n u a n t e s muy calificadas y de ninguna agravante y
aplicar las reglas de los artículos 65, 66, 67 y 68 sea en la imposi-
ción de la pena, s e a p a r a disminuir la ya impuesta. 1

1 Este i n c i s o f u e m o d i f i c a d o p o r e l artículo I o d e l a Ley N ° 19.806, p u b l i c a d a


en el Diario Oficial de 31 de m a y o de 2 0 0 2 , en el s e n t i d o de r e e m p l a z a r la
expresión "inculpado" por "responsable".

183
ART. 103 LIBRO PRIMERO - TÍTULO V

Esta regla no se aplica a las prescripciones de las faltas y es-


peciales de corto tiempo.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 65 a 68, 94 a 102, 104 y 105.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) En los delitos de lesa humanidad, la imposibilidad de aplicar la


institución de la prescripción penal, que es una causal de extinción de la
responsabilidad criminal, no alcanza a la denominada media prescripción,
que es motivo de atenuación de la pena. En efecto, la media prescripción
constituye una atenuante calificada de responsabilidad, con corolarios que
inciden en la determinación del quantum de la sanción, la que subsiste
y es, por tanto, independiente de la prescripción, cuyos fundamentos y
consecuencias son diversos, aun cuando ambas instituciones estén regula-
das en un mismo título del Código Penal y tengan como fundamento el
transcurso del tiempo. En síntesis, a la media prescripción no son aplicables
los principios y fundamentos que determinan la imprescriptibilidad de
la acción penal persecutoria de los delitos de lesa humanidad, desde que
se trata de una motivación dirigida únicamente a disminuir la responsa-
bilidad penal emanada del delito, mismo efecto jurídico que producen
las circunstancias atenuantes genéricas establecidas en el artículo 11 del
Código Penal. (Considerandos I o a 3 o , sentencia de reemplazo).
Corte Suprema, 13/07/2010, Rol: 4419-2009, N° LegalPublishing: 45305

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 04/08/2010, Rol: 7089-2009, N° LegalPublishing: 45478
Corte Suprema, 10/08/2010, Rol: 514-2010, N° LegalPublishing: 45506
Corte Suprema, 08/07/2010, Rol: 2596-2009, N° LegalPublishing: 44908
Corte Suprema, 03/05/2010, Rol: 6855-2008, N° LegalPublishing: 43882
Corte Suprema, 28/10/2009, Rol: 2476-2009, N° LegalPublishing: 42839
Corte Suprema, 10/09/2009, Rol: 5847-2008, N° LegalPublishing: 42598
Corte Suprema, 23/07/2009, Rol: 6349-2008, N° LegalPublishing: 42366
Corte Suprema, 09/06/2009, Rol: 5232-2008, N° LegalPublishing: 42282
Corte Suprema, 29/04/2009, Rol: 4321-2008, N° LegalPublishing: 42128
Corte Suprema, 09/03/2009, Rol: 695-2008, N° LegalPublishing: 41799

184
LIBRO PRIMERO - TÍTULO V ART. 103

Doctrina en sentido contrario:


1) No resulta aplicable el beneficio de la media prescripción o prescripción
incompleta, toda vez que tratándose de un delito de homicidio califica-
do cometido en el marco de violaciones de los derechos humanos, por
aplicación de los tratados internacionales, como la Declaración Universal
de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y
Políticos de las Naciones Unidas, normas que se encuentran incorporadas
al derecho interno con rango constitucional por efecto del artículo 5o de
la Carta Fundamental, el Estado de Chile queda impedido de disponer
medidas que tiendan a amparar los agravios cometidos contra personas
determinadas o lograr la impunidad de sus autores, desde el momento
que se obligó a garantizar la seguridad de las personas. Entonces, si fuese
aplicable el instituto de la media prescripción, sería en todo caso el de la
prescripción completa —la cual no procede por la imprescriptibilidad de
los delitos de lesa humanidad-. (Considerando 8 o , 10°, 13°, 14° y 15°,
sentencia Corte de Apelaciones).

Corte Suprema., 2211012007, Rol: 516-2007, N° LegalPublishing: 37803

2) El carácter de norma de orden público que inviste el artículo 103


del Código Penal, hace imperativo para los jueces su aplicación a los casos
en que concurren los supuestos legalmente establecidos, ejerciendo en de-
finitiva a su arbitrio la facultad conferida por los artículos 65 y siguientes
del Código mencionado(Penal).

Corte Suprema, 04/08/2010, Rol: 7089-2009, N° LegalPublishing: 45478

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 10/09/2009, Rol: 5847-2008, N° LegalPublishing: 42598
Corte Suprema, 23/07/2009, Rol: 6349-2008, N° LegalPublishing: 42366
Corte Suprema, 29/04/2009, Rol: 4321-2008, N° LegalPublishing: 42128
Corte Suprema, 09/03/2009, Rol: 695-2008, N° LegalPublishing: 41799
Corte Suprema, 15/10/2008, Rol: 4723-2007, N° LegalPublishing: 40390
Corte Suprema, 13/11/2007, Rol: 6188-2006, N° LegalPublishing: 37800
Doctrina en sentido contrario:
1) Cabe indicar que la regla del artículo 103 es de carácter potestativa,
por lo que no se encuentran obligados a disminuir la pena si procede.
Corte Suprema, 08/07/2010, Rol: 2596-2009, N° LegalPublishing: 44908

185
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

Listado de fallos en sentido contrario:


Corte Suprema, 09/06/2009, Rol: 5232-2008, N° LegalPublishing: 42282

3) Esta minorante de responsabilidad (la del artículo 103 del Código


Penal) no puede ser acogida respecto del encausado, no por la calidad de
delito de lesa humanidad del hecho acreditado, sino porque no resulta
posible computar el plazo necesario para la prescripción, desde que por
la naturaleza de los delitos investigados y establecidos en el proceso, no
puede precisarle el comienzo del mismo, que ha de contarse desde el mo-
mento de la consumación del delito, lo cual no se ha dado en el tiempo
por ser éstos de efectos permanentes (considerandos 5 o y 6 o , sentencia
de reemplazo).
Corte Suprema, 0710812008, Rol: 65^4-2007. N° LegalPublishing: 39746

4) Si, aunque la acción penal no se encuentra prescrita, a la fecha de


ponerse en movimiento la actividad jurisdiccional por el delito objeto de
la investigación, había transcurrido más de la mitad del tiempo de pres-
cripción de la acción penal, debe aplicarse la prescripción gradual o parcial
prevista en el artículo 103 del Código Penal, ya que, si bien la normase
refiere al caso en que el responsable se presentare o fuere habido antes
de completarse el tiempo de prescripción de la acción penal, se entiende
con mayor razón que la disposición debe aplicarse a aquél que no ha sido
objeto de requerimiento alguno en ese período.
Corte Suprema, 17/03/2008, Rol: 312-2008, N° LegalPublishing: 38513

5) El plazo de prescripción de la acción penal por delito de giro doloso


de cheques es de corto tiempo. En consecuencia, no procede aplicar
la media prescripción, conforme al artículo 103, inciso 2o del Código
Penal.
Corte Suprema, 10/04/2002, Rol: 4370-2000, N° LegalPublishing: 24161

6) El señalado instituto constituye una minorante calificada de respon-


sabilidad criminal, cuyos efectos inciden en la determinación del quan-
tum de la sanción, independiente de la prescripción, con fundamentos y
consecuencias diversas.

Corte Suprema, 09/03/2009, Rol: 695-2008, N° LegalPublishing: 41799

186
LIBRO PRIMERO - TÍTULO V ART. 103

7) Aparece claro que esta precisa alegación se argumenta en el sentido


que se trata de una institución jurídica que, en cuanto a su objeto, es dis-
tinta e independiente de la prescripción total, desde que afecta a la pena,
pero de modo alguno extingue la responsabilidad penal como aquélla. Se
insiste en que entre ambas no existe una relación de principal y accesorio,
es decir, que perfectamente pueda darse lugar a la media prescripción aun
cuando la prescripción propiamente tal sea improcedente por razones de
orden público, de derecho internacional u otras causas. La misma línea
argumental, por lo demás, se mantiene en el recurso de casación formal
en estudio y sobre ellos nada dice la sentencia impugnada al rechazar esta
específica alegación.

Corte Suprema, 15/10/2008, Rol: 4723-2007, N° LegalPublishing: 40390

8) Q u e si bien esta institución jurídica se basa, al igual que la causal de


extinción de la responsabilidad penal de la prescripción de la acción del
mismo carácter, en el transcurso del tiempo como elemento justificante
para su aplicación, es necesario diferenciarlas en atención a su objeto,
porque en lo sustancial, la prescripción de la acción penal pone fin a
la responsabilidad criminal del procesado, provocando su impunidad,
mientras que la media, o gradual sólo tiende a aminorar la pena aplicable
haciéndose efectiva su responsabilidad.

Corte Suprema, 28/10/2009, Rol: 2476-2009, N° LegalPublishing: 42839

9) Q u e , como lo ha sostenido esta Corte ya en forma reiterada, la im-


posibilidad de aplicar la institución de la prescripción de la acción penal,
que es causal de extinción de la responsabilidad criminal, como ocurre en
este caso, no alcanza a la denominada media prescripción, gradual, parcial
o incompleta, como también se le denomina, que es motivo de atenuación
de la pena. No obstante y como ya se dijo, la media prescripción difiere de
la total y, entre otras circunstancias, a ella no son aplicables los principios
y fundamentos que determinan la imprescriptibilidad de la acción penal
persecutoria de los delitos de lesa humanidad, con lo que se evita su plena
impunidad, la que en el supuesto del precepto citado, queda excluida,
desde que se trata de una motivación dirigida únicamente a disminuir
la responsabilidad penal emanada del delito, mismo efecto jurídico que

187
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

producen las circunstancias atenuantes genéricas establecidas en el artículo


11 del Código Penal.
Corte Suprema, 03/05/2010, Rol: 6855-2008, N° LegalPublishing: 43882

10) Q u e siendo la prescripción de la acción penal una causal extintiva


de la responsabilidad penal, claramente distinguible de la atenuante ca-
lificada establecida en el citado artículo 103, ambas con efectos penales
totalmente distintos, los argumentos dirigidos a rechazar una y otra no
pueden ser los mismos ni pueden mezclarse, so pena de no satisfacer
los requerimientos contemplados en el artículo 500 del Código de
Procedimiento Penal. (En este sentido: S C S , 15.10.2008, Rol: 4723-07;
S C S 03.12.2008, Rol: 4961-07; y S C S 26.01.2009, Rol: 874-08).

Corte Suprema, 08/07/2010, Rol: 2596-2009, N° LegalPublishing: 44908

11) Q u e respecto a la media prescripción, denominada también


prescripción gradual, parcial o incompleta, cabe considerar para de-
clarar su concurrencia, el carácter de norma de orden público y, por
ende, de aplicación obligatoria para los Jueces, que inviste el artículo
103 del Código Penal que la consagra, por lo que en virtud del prin-
cipio de legalidad que gobierna al derecho punitivo, no se advierte
ningún obstáculo constitucional, legal, de tratados internacionales ni
de jus cogens para su aplicación, desde que aquellas prescripciones sólo
se limitan al efecto extintivo de la responsabilidad criminal. De esta
manera, transcurridos que fueron íntegramente los plazos establecidos
para la prescripción de la acción penal derivada del ilícito, sin que se la
pueda declarar por impedirlo los Convenios de Ginebra, no se divisa
inconveniente para mitigar, como atenuante, la responsabilidad penal
que afecta al encausado.

Corte Suprema, 05/09/2007, Rol: 6525-2006, N» LegalPublishing: 37191

12) No se advierte ninguna limitación constitucional, legal, de


Derecho Convencional Internacional ni de ius cogens para su aplica-
ción, desde que aquellos preceptos sólo se limitan al efecto extintivo de
la responsabilidad criminal. Así, aun cuando hayan transcurrido ínte-
gramente los plazos previstos por el legislador para la prescripción de la
acción penal derivada del ilícito, sin que la misma sea posible declararla

188
LIBRO PRIMERO - TÍTULO V ARTS. 1 0 4 - 1 0 5

por impedirlo los Convenios de Ginebra, no existe razón que impida


considerarla como atenuante para mitigar la responsabilidad criminal
que afecta a los encausados, en la forma que se realiza en la especie por
operar la causal de que se trata.
Corte Suprema, 29/10/2008, Rol: 6212-2007, N° LegalPublishing: 40435

Artículo 104. Las circunstancias agravantes comprendidas


en los números 15 y 16 del artículo 12, no se tomarán en cuenta
tratándose de crímenes, después de diez años, a contar desde la
fecha en que tuvo lugar el hecho, ni después de cinco, en los casos
de simples delitos.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 12 N° 15 y 16 y 92.

Artículo 105. Las inhabilidades legales provenientes de crimen


o simple delito sólo durarán el tiempo requerido para prescribir
la pena, computado de la manera que se dispone en los artículos
98, 99 y 100. Esta regla no es aplicable a las inhabilidades para el
ejercicio de los derechos políticos.
La prescripción de la responsabilidad civil proveniente de delito,
se rige por el Código Civil.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 24, 98, 99 y 100.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 13 y 17.
- Código Civil: articulo 2332.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) En ninguno de estos preceptos ( tanto el artículo 4l del Código


de Procedimiento Penal como 105 inciso segundo del Código Penal) se
dispone que esta prescripción (la de la responsabilidad civil proveniente
de delito) se suspenda, como lo dispone el artículo 2520 del Código
Civil, que dispuso expresamente que la prescripción, que extingue las
obligaciones, se suspende en favor de las personas indicadas en el N° 1
del artículo 2509, entre las cuales se comprende a los menores, pero esta

189
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

suspensión no actúa en la acción civil derivada de los delitos y cuasidelitos


penales, porque sólo regla la prescripción que extingue las obligaciones.
(Considerando 3 o Corte Suprema).
Corte Suprema, 31/01/1989, Rol: 13100, N° LegalPublishing: 10657

190
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO II ARTS. 129-130

LIBRO SEGUNDO

CRÍMENES Y SIMPLES DELITOS Y SUS PENAS


TÍTULO I

CRÍMENES Y SIMPLES DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD EXTERIOR


Y SOBERANÍA DEL ESTADO

Artículo 106. Todo el que dentro del territorio de la República


conspirare contra su seguridad exterior para inducir a una potencia
extranjera a hacer la guerra a Chile, será castigado con presidio
mayor en su grado máximo a presidio perpetuo. Si se han segui-
do hostilidades bélicas la pena podrá elevarse hasta el presidio
perpetuo calificado. 1
Las prescripciones de este artículo se aplican a los chilenos,
aun cuando la conspiración haya tenido lugar fuera del territorio
de la República. 2
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 6o, 7o, 8°, 27, 28, 29, 30, 32 bis, 50, 52, 59, 76 y 273.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 1 ° inciso 3° y 5°; 11 N° 2 y 3, 22, 39, 40 y -41.
- Código Orgánico de Tribunales: artículo 6o N° 3.
- Código de Justicia Militar: artículos 244 y siguientes, 418.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 12.927 sobre Seguridad del Estado, D. O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Títulos I y VI.
- Ley N° 5.4 78, D.O. 14.09.1934: artículo 10

Artículo 107. El chileno que militare contra su patria bajo ban-


deras enemigas, será castigado con presidio mayor en su grado
medio a presidio perpetuo. 3

i Este inciso fue modificado por el N° 13 del artículo I o de la Ley N° 19.734,


publicada en el Diario Oficial de 5 de junio de 2001.
^ Este articulo fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 17.266, publicada
en el Diario Oficial de 6 de enero de 1970.
< Este articulo fue modificado por el articulo 2 o , N° 1, de la Ley N° 19.029,
publicada en el Diario Oficial de 23 de enero de 1991.

191
ARTS. 1 0 8 - 1 0 9 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO I

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 6o, 7o, 8o, 27. 28. 29. 30, 32 bis, 50, 52. 59. 76 y 273.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 1 ° inciso 3o y 5o; 11 N° 2 y 3, 22. 39, 40 y 41.
- Código Orgánico de Tribunales: artículo 6o N° 3.
- Código de Justicia Militar: artículos 244 y siguientes, 418.
CONCORDANCIAS A OTR,AS NORMAS:
- Ley N° 12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto X a 890): Títulos l y \ 1.
- Ley Xo 5.478. D.O. 14.09.1934: articulo 1

Artículo 108. Todo indhiduo que, sin proceder a nombre y con


la autorización de una potencia extranjera, hiciere armas contra
Chile amenazando la independencia o integridad de su territorio,
sufrirá la pena de presidio mayor en su grado máximo a presidio
perpetuo. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 6°. 7o, 827, 28, 29. 30, 32 bis, 50, 52, 59. 76 y 273.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 10 inciso 3° y 5o; 11 N° 2 y 3, 22, 39, 40 y 4).
- Código Orgánico de Tribunales: articulo 6o N° 3.
- Código de Justicia Militar: artículos 244 y siguientes, 418.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley V 1 1 2 . 9 2 7 s o b r e Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto Xo 890): Títulos 1 y \ I.
- Ley X" 5.478, D.O. 14.09.1934: articulo 1

Artículo 109. Será castigado con la pena de presidio mayor en


su grado máximo a presidio perpetuo: 2
El que facilitare al enemigo la entrada en el territorio de la
República.
El que le entregare ciudades, puertos, plazas, fortalezas, pues-
tos, almacenes, buques, dineros u otros objetos pertenecientes al
Estado, de reconocida utilidad para el progreso de la guerra.

Este articulo fue sustituido por el artículo I o de la Ley N° 17.266, publicada


en el Diario Oficial de 6 de enero de 1970.
Este p á r r a f o f u e m o d i f i c a d o por e l a r t í c u l o I o d e l a Ley N ° 17.266, publicada
en el Diario Oficial de 6 de e n e r o de 1 9 7 0 .

192
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO I ART. 1 0 9

El que le suministrare auxilio de hombres, dinero, víveres,


armas, municiones, vestuarios, carros, caballerías, embarcaciones
u otros objetos conocidamente útiles al enemigo.
El que favoreciere el progreso de las armas enemigas en el terri-
torio de la República o contra las fuerzas chilenas de mar y tierra,
corrompiendo la fidelidad de los oficiales, soldados, marineros u
otros ciudadanos hacia el Estado.
El que suministrare al enemigo planos de fortificaciones, arse-
nales, puertos o radas.
El que le revelare el secreto de una negociación o de una
expedición.
El que ocultare o hiciere ocultar a los espías o soldados del
enemigo enviados a la descubierta.
El que como práctico dirigiere el ejército o armada enemigos.
El que diere maliciosamente falso rumbo o falsas noticias al
ejército o armada de la República.
El proveedor que maliciosamente faltare a su deber con grave
daño del ejército o armada.
El que impidiere que las tropas de la República, reciban auxilio
de caudales, armas, municiones de boca o de guerra, equipos o
embarcaciones, o los planos, instrucciones o noticias convenientes
para el mejor progreso de la guerra. 1
El que por cualquier medio hubiere incendiado algunos objetos
con intención de favorecer al enemigo.
En los casos de este artículo si el delincuente fuere funcionario
público, agente o comisionado del Gobierno de la República, que
hubiere abusado de la autoridad, documentos o noticias que tuviere
por razón de su cargo, la pena será la de presidio perpetuo. 2
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 6o, 7o, 8o, 27, 28, 29, 30, 32 bis, 50, 52, 59, 76 y 273.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 1 ° inciso 3a y 5o; 11 N° 2 y 3, 22, 39, 40 y 41.
- Código Orgánico de Tribunales: artículo 6° N° 3.
- Código de Justicia Militar: artículos 244 y siguientes, 418.

i Este inciso fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 17.266, publicada


en el Diario Oficial de 6 de enero de 1970.
^ Este inciso final fue modificado por el artículo 2 o , N° 2, de la Ley N° 19.029,
publicada en el Diario Oficial de 23 de enero de 1991.

193
ARTS. 168 a 171 LIBRO SEGUNDO • TÍTULO IV

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


- Ley Xo 1 2.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08. 1975 (texto actualizado
Decreto V1 890): Títulos 1 y \1.
- Ley Xo 5.478, D.O. 14.09.1934: articulo 1

Artículo 110. Con la pena de presidio mayor en su grado medio


a presidio perpetuo, se castigarán los crímenes enumerados en el
artículo anterior cuando ellos se cometieren respecto de los aliados
de la República que obran contra el enemigo común.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 6°, 7°, 8o, 27, 28, 29, 30, 32 bis, 50, 52, 59, 76 y 273.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 1 ° inciso 3o y 5o; 11 N° 2 y 3, 22, 39, 40 y 41.
- Código Orgánico de Tribunales: articulo (>" ,V" 3.
Código de Justicia Militar: artículos 244 y siguientes, 418.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- LeyN° 12.927 sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto Xo 890): Títulos lyM.
- Ley N° 5.478, D.O. 14.09.1934: articulo 1

Artículo 111. En los casos de los cinco artículos precedentes el


delito frustrado se castiga como si fuera consumado, la tentativa
con la pena inferior en un grado a la señalada para el delito, la
conspiración con la inferior en dos grados y la proposición con la
de presidio menor en cualquiera de sus grados.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 6o, 7°, 827, 28, 29, 30, 32 bis, 50, 52, 59, 76 y 273.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Polítíca: artículos 1 ° inciso 3° y 5o; 11 N° 2 y 3, 22, 39, 40 y 41.
- Código Orgánico de Tribunales: artículo 6" N° 3.
- Código de Justicia Militar: artículos 244 y siguientes, 418.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley Xo 12.927 sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto Xo 890): Títulos I y VI.
- Ley Xo 5.478, D.O. 14.09.1934: artículo Io.

Artículo 112. Todo individuo que hubiere mantenido con los


ciudadanos o subditos de una potencia enemiga correspondencia

194
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO II ARTS. 129-130

que, sin tener en mira alguno de los crímenes enumerados en el


artículo 109, ha dado por resultado suministrar al enemigo noti-
cias perjudiciales a la situación militar de Chile o de sus aliados,
que obran contra el enemigo común, sufrirá la pena de presidio
menor en cualquiera de sus grados.
La misma pena se aplicará cuando la correspondencia fuere en
cifras que no permitan apreciar su contenido.
Si las noticias son comunicadas por un empleado público, que
tiene conocimiento de ellas en razón de su empleo, la pena será
presidio mayor en su grado medio.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 6o, 7o, 8°, 27, 28, 29, 30, 32 bis, 50, 52, 59, 76 y 273.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 1 ° inciso 3o y 5o; 11 N° 2 y 3, 22, 39, 40 y 41.
- Código Orgánico de Tribunales: artículo 6o N° 3.
- Código de Justicia Militar: artículos 244 y siguientes, 418.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 12.927 sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Títulos lyVJ.
- Ley N° 5.478, D.O. 14.09.1934: artículo Io.

Artículo 113. El que violare tregua o armisticio acordado entre


la República y otra nación enemiga o entre sus fuerzas beligeran-
tes de mar o tierra, sufrirá la pena de presidio menor en su grado
medio.
CONCORD ANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 6o, 7o, 8o, 27, 28, 29, 30, 32 bis, 50, 52, 59, 76 y 273.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 1 ° inciso 3o y 5o; 11 N° 2 y 3, 22, 39, 40 y 41.
- Código Orgánico de Tribunales: artículo 6° N° 3.
- Código de Justicia Militar: artículos 244 y siguientes, 418.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- LeyN012.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Títulos I y VI.
- Ley N° 5.478, D.O. 14.09.1934: artículo 1

Artículo 114. El que sin autorización legítima levantare


tropas en el territorio de la República o destinare buques al

195
ARTS. 138 a 140 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III

corso, cualquiera que sea el objeto que se proponga o la nación


a que intente hostilizar, será castigado con presidio mayor en su
grado mínimo, y multa de veintiuna a treinta unidades tributarias
mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ES I r CÓDIGO:

Artículos 6o, 7Ú. SL\ 27. JS, 29, 30, 32 bis, 50, 52, 59, 76 y 273.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 10 inciso 3o y 5o; 11 N° 2 y 3, 22, 39, 40 y 41.
- Código Orgánico de Tribunales: articulo 6o N° 3.
- Codigo de Justicia Militar: artículos 244 y siguientes, 418.
G ) N C Ó R D A N C I A S A OTRAS NORMAS!
- Ley V12.927 sobre Segu ridad del Estado, D. O. 2(i08.1975 (texto actualizado
Decreto 890>: Títulos I y \ 7.
- Ley N° 5.478. D.O. 14.09.1934: artículo 1

Artículo 115. El que violare la neutralidad de la República,


comerciando con los beligerantes en artículos declarados de con-
trabando de guerra en los respectivos decretos o proclamas de neu-
tralidad, será penado con presidio menor en su grado medio.
Si un empleado público fuere autor o cómplice de este delito,
se le castigará con presidio menor en su grado máximo.
CONCORD ANCIAS A KSTF CÓDIGO:

Artículos 6o, 7o, 27, 28, 29, 30, 32 bis, 50, 52, 59, 76 y 273.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 1 ° inciso 3o y 5o; 11 N° 2 y 3, 22, 39, 40 y 41.
- Código Orgánico de Tribunales: artículo 6o 3.
- Código de Justicia Militar: artículos 244 y siguientes, 418.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley 12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto Xo 890): Títulos I y I I.
- Ley 5.478, D.O. 14.09.1934: artículo 1

Artículo 116. El ciudadano o subdito de una nación con quien


Chile está en guerra, que violare los decretos de internación o

204
* Este artículo f u e m o d i f i c a d o p o r la letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 1 9 9 6 .
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO II ARTS. 129-130

expulsión del territorio de la República, expedidos por el Gobierno


respecto de los ciudadanos o subditos de dicha nación, sufrirá la
pena de reclusión menor en su grado medio; no pudiendo ésta, en
ningún caso, extenderse más allá de la duración de la guerra que
motivó aquellas medidas.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 6o, 7o, 8o, 27, 28, 29, 30, 32 bis, 50, 52, 59, 76 y 273.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 1 ° inciso 3°y 5o; 11 N° 2 y 3, 22, 39, 40y 41.
- Código Orgánico de Tribunales: artículo 6o N° 3.
- Código de Justicia Militar: artículos 244 y siguientes, 418.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 12.927 sobre Seguridad del Estado. D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Títulos I y VI.
- Ley N° 5.478, D.O. 14.09.1934: artículo 1

Artículo 117. El chileno culpable de tentativa para pasar a país


enemigo cuando lo hubiere prohibido el Gobierno, será castigado
con la pena de reclusión menor en su grado mínimo.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 6o, 7o, 8o, 27, 28, 29, 30, 32 bis, 50, 52, 59, 76 y 273.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 1 ° inciso 3o y 5o; 11 N° 2 y 3, 22, 39, 40 y 41.
- Código Orgánico de Tribunales: artículo 6o N° 3.
- Código de Justicia Militar: artículos 244 y siguientes, 418.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- LeyN" 12.927sobre Seguridad del Estado, D. O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Títulos lyVI.
- Ley N° 5.478, D.O. 14.09.1934: artículo 1

Artículo 118. El que ejecutare en la República cualesquiera


órdenes o disposiciones de un Gobierno extranjero, que ofendan
la independencia o seguridad del Estado, incurrirá en la pena de
extrañamiento menor en sus grados mínimo a medio.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 6o, 7o, 8o, 27, 28, 29, 30, 32 bis, 50, 52, 59, 76 y 273.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 10 inciso 3o y 5o; 11N° 2 y 3, 22, 39, 40 y 41.

197
ARTS. 1 6 8 a 1 7 1 LIBRO SEGUNDO • TÍTULO IV

- Código Orgánico de Tribunales: artículo 6° N° 3.


- Código de Justicia Militar: artículos 244 y siguientes, 418.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley V12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.197(texto actualizado
o
Decreto X 890): Títulos 1 y \ /.
- Ley Xo 5.4 7S, D.O. 14.09.1934: articulo 1

Artículo 119. Si un empleado público, abusando de su oficio,


cometiere cualquiera de los simples delitos de que se trata en el
artículo anterior, se le impondrá además de la pena señalada en
él, la de inhabilitación absoluta temporal para cargos y oficios
públicos en su grado mínimo.
CONCORD ANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos (>'", 7°, S", 27, 2S, 29, 30, 32 bis, 50, 52, 59, 76 y 273.
CONCORD ANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 1 ° inciso 3° y 5o; 11 N° 2 y 3, 22, 39, 40 y 41.
- Código Orgánico de Tribunales: articulo 6o N° 3.
- Código de Justicia Militar: artículos 244 y siguientes, 418.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Lev Y" 12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto Xo 890): Títulos I y Vi.
- Ley A'1' 5.478, D.O. 14.09.1934: articulo 1

Artículo 120. El que violare la inmunidad personal o el domicilio


del representante de una potencia extranjera, será castigado con
reclusión menor en su grado mínimo, a menos que tal violación
importe un delito que tenga señalada pena mayor, debiendo en tal
caso ser considerada aquélla como circunstancia agravante.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 6°, 7o, 8o, 27, 28, 29, 30, 32 bis, 50, 52, 59, 76 y 273.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 1° inciso 3°y 5"; II N° 2 y 3, 22, 39, 40 y 41.
- Código Orgánico de Tribunales: articulo 6o N° 3.
- Codigo de Justicia Militar: artículos 244 y siguientes, 418.
CONCORD \NCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley Xo 12.927 sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto Xo 890): Títulos I y 17.
- Ley Xo 5.478, D.O. 14.09.1934: artículo Io.

198
LIBRO S E G U N D O - T Í T U L O II ARTS. 121-122

T Í T U L O II

CRÍMENES Y SIMPLES DELITOS C O N T R A LA SEGURIDAD


INTERIOR DEL ESTADO

Artículo 121. Los que se alzaren a mano armada contra el


Gobierno legalmente constituido con el objeto de promover la
guerra civil, de cambiar la Constitución del Estado o su forma de
gobierno, de privar de sus funciones o impedir que entren en el
ejercicio de ellas al Presidente de la República o al que haga sus
veces, a los miembros del Congreso Nacional o de los Tribunales
Superiores de Justicia, sufrirán la pena de reclusión mayor, o bien
la de confinamiento mayor o la de extrañamiento mayor, en cua-
lesquiera de sus grados.
C O N C O R D A N C I A S A ESTE CÓDIGO:
Artículos 8o, 28, 30, 37, 52, 76, 247, 261 y siguientes, 494 N° 2, 496 N° 8.
C O N C O R D A N C I A S A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos Io, 4o, 5o, 9o, 39 a 41.
- Código de Justicia Militar: artículos 265 y siguientes.
C O N C O R D A N C I A S A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 12.927 sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Títulos II y III.
- Ley N° 17.798, sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículo 8o.
- Ley N° 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos 1 2o
y 3o.
- Ley N° 18.415 sobre Estados de Excepción, D.O. 14.06.1985: artículos 2o
y 15.

Artículo 122. Los que induciendo a los alzados, hubieren pro-


movido o sostuvieren la sublevación y los caudillos principales de
ésta, serán castigados con las mismas penas del artículo anterior,
aplicadas en sus grados máximos.
C O N C O R D A N C I A S ESTE CÓDIGO:
Artículos 8o, 28, 30, 37, 52, 76, 247, 261 y siguientes, 494 N° 2, 496 N° 8.
C O N C O R D A N C I A S A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos Io, 4o, 5o, 9o, 39 a 41.
- Código de Justicia Militar: artículos 265 y siguientes.
C O N C O R D A N C I A S A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Títulos II y III.

199
ARTS. 168 a 171 LIBRO SEGUNDO • TÍTULO IV

- Ley Xo 17.798, sobre Control de Armas. D.O. 21.10.1972: artículo S".


- Ley Xo 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos Io, 2o
y 3o.
- Ley Xa 18.415 sobre Estados de Excepción, D.O. ¡4.06.1985: artículos 2o
y 15.

Artículo 123. Los que tocaren o mandaren tocar campanas u


otro instrumento cualquiera para excitar al pueblo al alzamiento y
los que, con igual fin, dirigieren discursos a la muchedumbre o le
repartieren impresos, si la sublevación llega a consumarse, serán
castigados con la pena de reclusión menor o de extrañamiento
menor en sus grados medios, a no ser que merezcan la calificación
de promovedores.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 8o, 28, 30, 37. 52, 76, 247, 261 y siguientes, 494 N° 2, 496 N" 8.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 1°, 4°, 5", 9°, 39 a 41.
Código de Justicia Militar: artículos 265 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley Xo 12.927 sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto Xo 890): Títulos II y III.
- Ley Xo 17.798, sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículo 8o.
- Ley Xo 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos Io, 2o
y 3o.
- Ley Xo 18.415 sobre Estados de Excepción, D.O. 14.06.1985: artículos 2°
y 15.

Artículo 124. Los que sin cometer los crímenes enumerados


en el artículo 121, pero con el propósito de ejecutarlos, seduje-
ren tropas, usurparen el mando de ellas, de un buque de guerra,
de una plaza fuerte, de un puesto de guardia, de un puerto o de
una ciudad, o retuvieren contra la orden del Gobierno un mando
político o militar cualquiera, sufrirán la pena de reclusión mayor
o de confinamiento mayor en sus grados medios.
C O N C O R D ANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 8a. 28, 30, 37, 52, 76. 247, 261 y siguientes, 494 ¿V" 2, 496 N°8.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos Io, 4°, 5o, 9°, 39 a 41.
- Código de Justicia Militar: artículos 265 y siguientes.

200
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO II ARTS. 1 2 5 - 1 2 6

C O N C O R D A N C I A S A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 12.927 sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Títulos II y III.
- Ley N° 17.798, sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículo 8o.
- Ley N° 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos Io, 2o
y 3o.
- Ley N° 18.415 sobre Estados de Excepción, D.O. 14.06.1985: artículos 2o
y 15.

Artículo 125. En los crímenes de que tratan los artículos 121,


122 y 124, la conspiración se pena con extrañamiento mayor en
su grado medio y la proposición con extrañamiento menor en su
grado medio.
C O N C O R D A N C I A S A ESTE CÓDIGO:
Artículos 8o, 28, 30, 37, 52, 76, 247, 261 y siguientes, 494 N° 2, 496 N° 8.
C O N C O R D A N C I A S A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 1 4o, 5o, 9o, 39 a 41.
- Código de Justicia Militar: artículos 265 y siguientes.
C O N C O R D A N C I A S A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Títulos II y III.
- Ley N° 17.798, sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículo 8o.
- Ley N° 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos 1 2a
y 3o.
- Ley N° 18.415 sobre Estados de Excepción, D.O. 14.06.1985: artículos 2o
y 15.

Artículo 126. Los que se alzaren públicamente con el propósi-


to de impedir la promulgación o la ejecución de las leyes, la libre
celebración de una elección popular, de coartar el ejercicio de
sus atribuciones o la ejecución de sus providencias a cualquiera
de los poderes constitucionales, de arrancarles resoluciones por
medio de la fuerza o de ejercer actos de odio o de venganza en
la persona o bienes de alguna autoridad o de sus agentes o en las
pertenencias del Estado o de alguna corporación pública, sufrirán
la pena de reclusión menor o bien la de confinamiento menor o de
extrañamiento menor en cualesquiera de sus grados.
C O N C O R D A N C I A S A ESTE CÓDIGO:
Artículos 8o, 28, 30. 37, 52, 76, 247, 261 y siguientes, 494 N° 2, 496 N° 8.

201
ARTS. 168 a 171 LIBRO SEGUNDO • TÍTULO IV

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Constitución Política: artículos 1 4°, 5o, 9o, 39 a 41.
Código de Justicia Militar: artículos 265 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley Xo 12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto Xo 890): Títulos 11 y III.
- Ley Xo 17.798. sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículo 8°.
- Ley Xo 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos 1 ° 2o
y 3o.
- Ley X" 18.415 sobre Estados de Excepción, D.O. 14.06.1985: artículos 2°
y 15.

Artículo 127. Las prescripciones de los artículos 122, 123,124


tienen aplicación respecto de los simples delitos de que trata
el artículo precedente, siendo las penas respectivamente inferiores
en un grado a las que en dichos artículos se establecen.
CONCORDANCIAS A KSU CÓDIGO:
Artículos 8°, 28, 30. 37, 52, 7t>, 247, 261 y siguientes, 494 N° 2, 496 Xo 8.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos l'\ 4°, 5l\ 9o, 39 a 41.
Codigo de Justicia Militar: artículos 265 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTR AS NORMAS:
- Ley 12.927 sobre Seguridad del Estado, D. O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto X* 890): Títulos II y 111.
- Ley Xo 17.79S. sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículo 8".
- Ley V 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984• artículos 1° 2°
y 3".
- l.cy V1 18.415 sobre Estados de Excepción, D.O. 14.06.1985: artículos 2°
y 15.

Artículo 128. Luego que se manifieste la sublevación, la autori-


dad intimará hasta dos veces a los sublevados que inmediatamente
se disuelvan y retiren, dejando pasar entre una y otra intimación
el tiempo necesario para ello.
Si los sublev ados no se retiraren inmediatamente después de
la segunda intimación, la autoridad hará uso de la fuerza pública
para disolverlos.
No serán necesarias respectivamente, la primera o la segunda
intimación, desde el momento en que los sublevados ejecuten
actos de violencia.

202
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO II ARTS. 1 2 9 - 1 3 0

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 8o, 28, 30, 37, 52, 76, 247, 261 y siguientes, 494 N° 2, 496 N° 8.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos Io, 4o, 5o, 9o, 39 a 41.
- Código de Justicia Militar: artículos 265 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Títulos II y III.
- Ley N° 17.798, sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículo 8o.
- Ley N° 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos 1 2°
y 3o.
- Ley N° 18.415 sobre Estados de Excepción, D.O. 14.06.1985: artículos 2o
y 15.

Artículo 129. Cuando los sublevados se disolvieren o some-


tíeren a la autoridad legítima antes de las intimaciones o a conse-
cuencia de ellas sin haber ejecutado actos de violencia, quedarán
exentos de toda pena.
Los instigadores, promovedores y sostenedores de la subleva-
ción, en el caso del presente artículo, serán castigados con una pena
inferior en uno o dos grados a la que les hubiera correspondido
consumado el delito.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 8°, 28, 30, 37, 52, 76, 247, 261 y siguientes, 494 N° 2, 496 N° 8.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 1 4o, 5o, 9o, 39 a 41.
- Código de Justicia Militar: artículos 265 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Títulos II y III.
- Ley N° 17.798, sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículo 8o.
- Ley N° 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos 1 2o
y 3o.
- Ley N° 18.415 sobre Estados de Excepción, D.O. 14.06.1984: artículos 2o
y 15.

Artículo 130. En el caso de que la sublevación no llegare a


agravarse hasta el punto de embarazar de una manera sensible el
ejercicio de la autoridad pública, serán juzgados los sublevados

203
ARTS. 168 a 171 LIBRO SEGUNDO • TÍTULO IV

con arreglo a lo que se previene en el inciso final del artículo


anterior.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 8o, 28, 30, 37, 52, 76, 247, 261 y siguientes, 494 N° 2, 496 N° 8.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos Io, 4o, 5o, 9o, 39 a 41.
Código de Justicia Militar: artículos 265 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 12.927 sobre Segu ridad del Estado, D. O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Títulos II y III.
- Ley S'a 17.798, sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículo 8o.
- Ley N° 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos 1 2o
y 3o.
- Ley N° 18.415 sobre Estados de Excepción, D.O. 14.06.1984: artículos 2oy 15.

Artículo 131. Los delitos particulares cometidos en una suble-


vación o con motivo de ella, serán castigados respectivamente,
con las penas designadas para ellos, no obstante lo dispuesto en
el artículo 129.
Si no pueden descubrirse los autores, serán considerados y
penados como cómplices de tales delitos los jefes principales o
subalternos de los sublevados, que hallándose en la posibilidad
de impedirlos, no lo hubieren hecho.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 8o, 28, 30, 37, 52, 76, 247, 261 y siguientes, 494 N° 2, 496 N° 8.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos Io, 4o, 5o, 9°, 39 a 41.
- Código de Justicia Militar: artículos 265 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Títulos II y III.
- Ley N° 17.798, sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículo 8o.
- Ley N° 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos Io, 2o
y 3o.
- Ley N° 18.415 sobre Estados de Excepción, D.O. 14.06.1984: artículos 2°y 15.

Artículo 132. Cuando en las sublevaciones de que trata este


Título se supone uso de armas, se comprenderá bajo esta palabra

204
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO II ARTS. 129-130

toda máquina, instrumento, utensilio u objeto cortante, punzante


o contundente que se haya tomado para matar, herir o golpear,
aun cuando no se haya hecho uso de él.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 8°, 28, 30, 37, 52, 76, 247, 261 y siguientes, 494 N° 2, 496 N° 8.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos Io, 4o, 5o, 9o, 39 a 41.
- Código de Justicia Militar: artículos 265 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Títulos II y III.
- Ley N° 17.798, sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículo 8o.
- Ley N° 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos Io, 2o
y 3o.
- Ley 18.415 sobre Estados de Excepción, D.O. 14.06.1984: artículos 2oy 15.

Artículo 133. Los que por astucia o por cualquier otro medio,
pero sin alzarse contra el Gobierno, cometieren alguno de los
crímenes o simples delitos de que tratan los artículos 121 y 126,
serán penados con reclusión o relegación menores en cualesquiera
de sus grados, salvo lo dispuesto en el artículo 137 respecto de los
delitos que conciernen al ejercicio de ios derechos políticos.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 8o, 28, 30, 37, 52, 76, 247, 261 y siguientes, 494 N° 2, 496 N° 8.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos Io, 4°, 5o, 9o, 39 a 41.
Código de Justicia Militar: artículos 265 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 12.927 sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Títulos II y III.
- Ley N° 17.798, sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículo 8o.
- Ley N° 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos 1 2°
o
y 3.
- LeyN0 18.415 sobre Estados de Excepción, D.O. 14.06.1984: artículos 2°y 15.

Artículo 134. Los empleados públicos que debiendo resistir


la sublevación por razón de su oficio, no lo hubieren hecho por
todos los medios que estuvieren a sus alcances, sufrirán la pena

205
ARTS. 168 a 171 LIBRO SEGUNDO • TÍTULO IV

de inhabilitación absoluta temporal para cargos y oficios públicos


en cualquiera de sus grados.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 8o. 28. 30, 37, 52, 76, 247, 261 y siguientes, 494 Xo 2, 496 N° 8.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Constitución Política: artículos 1D, 4o, 5o, 9°, 39 a 41.
- Código de Justicia Militar: articulos 265 y siguientes.

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


- Ley Xo 12.927sobre Seguridad del Estado. D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto Xo 890): Títulos 11 y 111.
- Ley Xo 17.798. sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: articulo 8o.
- Ley• Xo 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos 1
2o y 3o.
- Ley Xo 18.415 sobre Estados de Excepción, D.O. 14.06.1984: artículos 2o
y 15.

Artículo 135. Los empleados que continuaren funcionando


bajo las órdenes de los sublevados o que sin haberles admitido
la renuncia de su empleo, lo abandonaren cuando haya peligro
de alzamiento, incurrirán en la pena de inhabilitación absoluta
temporal para cargos y oficios públicos en sus grados medio a
máximo.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 8o. 28. 30, 37. 52, 76, 247, 261 y siguientes, 494 N° 2, 496 N° 8.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Constitución Política: artículos Io, 4o, 5o, 9o, 39 a 41.
- Código de Justicia Militar: artículos 265 y siguientes.

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


- Ley Xo 12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto Xo 890): Títulos 11 y III.
- Ley Xo 17.798, sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: articulo 8".
- Ley Xo 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos l'\
2o y 3o.
- Ley Xo 18.415sobre Estados de Excepción, D.O. 14.06.1984: artículos 2°y 15.

Artículo 136. Los que aceptaren cargos o empleos de los suble-


vados, serán castigados con inhabilitación absoluta temporal para

206
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO II ARTS. 129-130

cargos y oficios públicos en su grado mínimo y multa de once a


veinte unidades tributarias mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 8o, 28, 30, 37, 52, 76, 247, 261 y siguientes, 494 N° 2, 496 N° 8.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos Io, 4o, 5o, 9o, 39 a 41.
- Código de Justicia Militar: artículos 265 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley Nc 12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Titulos II y III.
- Ley N° 17.798, sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículo 8o.
- Ley N° 18.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos 1 2o
y 3o.
- Ley N° 18.415 sobre Estados de Excepción, D.O. 14.06.1984: artículos 2o y 15.

TÍTULO III

DE LOS CRÍMENES Y SIMPLES DEUTOS QUE AFECTAN


LOS DERECHOS GARANTIDOS POR LA CONSTITUCIÓN

§ 1. De los delitos relativos al ejercicio de los derechos


políticos y a la libertad de imprenta

Artículo 137. Los delitos relativos al libre ejercicio del sufragio y


a la libertad de emitir opiniones por la prensa, se clasifican y penan
respectivamente por las leyes de elecciones y de imprenta.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 133 y 425.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 13, 19 N° 4 y 12.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 18.700, Orgánica Constitucional de Votaciones Populares y Escrutinios,
D.O. 06.05.1988: artículos 131, 132 N° 4, 6, 8, 136 N° 8 y 142.
- Ley N° 18.556, Orgánica Constitucional de Sistema Electoral, D.O. 01.10.1986:
artículos 74 Letra c), 78.
- Ley N° 19.733 sobre Libertades de Opinión e Información y Ejercicio del Pe-
riodismo, D.O. 04.06.2001: artículo 36.

1 Este artículo fue modificado por la letra i) del artículo 1 0 de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.

207
ARTS. 138 a 1 4 0 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III

§ 2. De los crímenes y simples delitos relativos al ejercicio de


los cultos permitidos en la República

Artículo 138. Todo el que por medio de violencia o amenazas


hubiere impedido a uno o más individuos el ejercicio de un culto
permitido en la República, será castigado con reclusión menor en
su grado mínimo.
CONCORDANCIAS A FSTF. CÓDIGO:
Artículos 30 y 76.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Constitución Política: artículo 19 N° 6.

Artículo 139. Sufrirán la pena de reclusión menor en su grado


mínimo y multa de seis a diez unidades tributarias mensuales:1
I o . Los que con tumulto o desorden hubieren impedido, retar-
dado o interrumpido el ejercicio de un culto que se practicaba en
lugar destinado a él o que sirve habitualmente para celebrarlo, o
en las ceremonias públicas de ese mismo culto.
2 o . Los que con acciones, palabras o amenazas ultrajaren los
objetos de un culto, sea en los lugares destinados a él o que sirven
habitualmente para su ejercicio, sea en las ceremonias públicas
de ese mismo culto.
3 o . Los que con acciones, palabras o amenazas ultrajaren al
ministro de un culto en el ejercicio de su ministerio.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 12 Xo 17 y 18, 28, 30, 37, 63, 76, 416 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: articulo 19 N° 6.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 18.314 sobre Conductas Terroristas, D.O. 17.05.1984: artículo 2o.

Artículo 140. Cuando en el caso del número 3 o del artículo


precedente, la injuria fuere de hecho, poniendo manos violentas
sobre la persona del ministro, el delincuente sufrirá las penas de

* Este artículo f u e m o d i f i c a d o p o r la letra d) del a r t í c u l o I o de la Ley N° 19.450,


p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 1 9 9 6 .

208
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III ART. 1 4 1

reclusión menor en sus grados mínimo a medio y multa de seis a


diez unidades tributarias mensuales. 1
Si los golpes causaren al ofendido algunas de las lesiones a
que se refiere el artículo 399, la pena será presidio menor en su
grado medio; cuando las lesiones fueren de las comprendidas en
el número 2 o del artículo 397, se castigarán con presidio menor en
su grado máximo; si fueren de las que relaciona el número I o de
dicho artículo, con presidio mayor en su grado medio, y cuando
de las lesiones resultare la muerte del paciente, se impondrá al
ofensor la pena de presidio mayor en su grado máximo a presidio
perpetuo. 2
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 12 N° 17, 18, 28, 30, 37, 63, 76, 395 a 397, 399, 416 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículo 19 N° 6.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 18.314 sobre Conductas Terroristas, D.O. 17.05.1984: artículo 2o.

§ 3. Crímenes y simples delitos contra la libertad y


seguridad, cometidos por particulares

Artículo 141. El que sin derecho encerrare o detuviere a otro


privándole de su libertad, comete el delito de secuestro y será
castigado con la pena de presidio o reclusión menor en su grado
máximo.
En la misma pena incurrirá el que proporcionare lugar para la
ejecución del delito.
Si se ejecutare para obtener un rescate o imponer exigencias o
arrancar decisiones será castigado con la pena de presidio mayor
en su grado mínimo a medio.
Si en cualesquiera de los casos anteriores, el encierro o la de-
tención se prolongare por más de quince días o si de ello resultare

1 Este inciso fue modificado por la letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
2 Este i n c i s o f u e m o d i f i c a d o p o r e l artículo I o d e l a Ley N ° 1 7 . 2 6 6 , p u b l i c a d a
en el Diario Oficial de 6 de e n e r o de 1 9 7 0 .

209
ART. (.« LIBRO PRIMERO - TÍTULO III

un daño grave en la p e r s o n a o intereses del secuestrado, la pena


será presidio mayor en su g r a d o m e d i o a máximo.
El que con motivo u ocasión del s e c u e s t r o cometiere además
homicidio, violación, violación sodomítica o algunas de las lesiones
c o m p r e n d i d a s en los artículos 395, 396 y 3 9 7 N° 1, en la perso-
na del ofendido, será c a s t i g a d o con presidio mayor en su grado
máximo a presidio perpetuo calificado. 1
CONCORD ANCIAS A FSTE CÓDIGO:
Artículos 28 a 30, 32 bis, 37, 76. 148, 361, 391, 395, 396 , 397 1, 494 N° 16.
CONCORD \NCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículo 19 7, 21, 39 a 41.
- Código iic Procedimiento Penal: artículos 306 y siguientes.
- Codigo Procesal Penal: artículos 95, 125 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley .V' 12.927 sobre Seguridad del Estado, DA). 26.OS. 1975 (texto actualizado
Decreto X1' 890): articulo 5" b.
- Lev X'' 18.314 sobre Conductas Terroristas, D.O. 17.05.1984: artículo 2"
V I.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El delito de secuestro, que protege los bienes jurídicos seguridad


individual y libertad ambulatoria, requiere que un tercero, sin derecho,
encierre o detenga a otro privándole de su libertad, por lo que las conductas
activas de este tipo penal consisten en "encerrar" y "detener". Por encierro
debe entenderse mantener a una persona en un lugar donde no pueda
escapar, aunque dicho espacio tenga salidas, que el encerrado no conoce o
que su utilización sea para éste peligrosa o inexigible. Por su parte, detener
es la aprehensión de una persona, acompañada de la privación de libertad,
consistente en obligar a una persona a estar en un lugar, contra su volun-
tad, privándosela de su libertad ambulatoria, mediante su aprehensión,
y que no consista en un encierro. Tanto la detención como el encierro

Este articulo fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 19.241, publicada


en el Diario Oficial de 28 de agosto de 199 L Con anterioridad fue sustituido
por el número 1 del artículo 2° de la Ley N° 18.222, publicada en el Diario
Oficial de 28 de mayo de 1993.

210
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III ART. 141

deben hacerse, para que la conducta sea típica, contra la voluntad del
sujeto afectado; además, deben verificarse ilegítimamente, en situaciones
no autorizadas por la ley o en aquellas en que el agente se ha excedido en
el ejercicio de un derecho. El secuestro es un delito permanente, es decir,
se prolonga mientras dura la privación de libertad. La prolongación de la
privación de libertad dice relación con la extensión del delito y no con la
existencia del mismo.

Corte Suprema, 25/08/2010, Rol: 4547-2010, N° LegalPublishing: 45932

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 06/12/2005, Rol: 6096-2005, N° LegalPublishing: 33704
Corte Suprema, 22/01/2009, Rol: 4329-2008, N° LegalPublishing: 41617
Corte Suprema, 28/10/2009, Rol: 2476-2009, N° LegalPublishing: 42839
Corte Suprema, 09/03/2009, Rol: 695-2008, N° LegalPublishing: 41799
Corte Suprema, 24/01/2007, Rol: 1427-2005, N° LegalPublishing: 35939
Corte Suprema, 19/03/2007, Rol: 6528-2006, N° LegalPublishing: 36167

2) En relación a la calificación de delitos permanentes, y de su distin-


ción con los delitos instantáneos, concuerdan Novoa, Labatut y Cousiño,
en que nos encontramos en presencia de un delito instantáneo, si el delito
queda consumado en un solo instante, es decir, si el proceso ejecutivo que
culmina al completarse todas las exigencias del tipo delictivo se cierra en
un momento determinado y único.
Los delitos permanentes son, en cambio, aquellos en que el momento
consumativo perdura en el tiempo. En ellos se produce también un instante
en que la conducta típica está completa, pero entonces se origina un estado
o situación susceptibles de ser prolongados en el tiempo, que constituyen
subsistencia de esa conducta. En el mismo sentido existe jurisprudencia
que sostiene que "son delitos permanentes aquellos en que la acción con-
sumativa crea un estado delictuoso que se prolonga en el tiempo mientras
subsiste la lesión del bien afectado, como ocurre en los delitos comunes
de rapto, detención ilegal y abandono de familia, que se caracterizan por
una voluntad criminal duradera y en que la prescripción de la acción penal
comienza a correr desde la cesación del estado delictuoso".

Corte Suprema, 24/01/2007i Rol: 1427-2005, N° LegalPublishing: 35939

211
ART. 141 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 09/03/2009, Rol: 695-2008, N° LegalPublishing: 41799
Corte Suprema, 16/09/2008, Rol: 5789-2007, N° LegalPublishing: 39882
Corte Suprema, 11/10/2007, Rol: 2370-2007, N° LegalPublishing: 37573
Corte Suprema, 06/12/2005, Rol: 6096-2005, N° LegalPublishing: 33704

3) Esta Corte ha tenido oportunidad de pronunciarse respecto del


alcance amplio del ilícito reprochado en el artículo 141 del Código Penal.
Se ha señalado que la sanción aplicable al funcionario depende del tipo
realizado por su actuación, que puede ser tanto el especial contenido en
el antes citado artículo 148, como el común, castigado en ei artículo 141
del mismo texto, según la siguiente hipótesis disyuntiva: a) Cuando es
posible reconocer en el acto del funcionario una suficiente conexión con
el legítimo sistema de vulneración de la libertad de las personas, el derecho
penal le otorga un trato más benigno, con el tipo especial privilegiado del
artículo 148; o, b) De lo contrario, la acción que el funcionario realiza
es la del tipo común de privación de libertad, contemplada en el artículo
141, ya sea su hipótesis genérica o cualquiera de las figuras calificadas.
(Considerando 1 I o de sentencia de reemplazo).

Corte Suprema, 28/08/2007, Rol: 1621-2006, N° LegalPublishing: 37164

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 24/01/2007, Rol: 1427-2005, N° LegalPublishing: 35939
Corte Suprema, 19/03/2007, Rol: 6528-2006, N° LegalPublishing: 36167

4) El hecho establecido, constituye el delito de secuestro, por cuanto


terceros, sin derecho, detuvieron y encerraron a una persona, y cumplida
esa primera parte del tipo penal en referencia, ejecutaron acciones para
obtener a título de rescate, una suma determinada, a cambio de la libertad
del secuestrado.
Para la configuración del tipo penal en estudio, no es menester que
efectivamente se hubiere pagado el rescate ni que se cumplan otras exi-
gencias o se arranquen las decisiones pretendidas. (Considerando Io de
sentencia de Corte de Apelaciones de Santiago).
Corte Suprema, 31/12/2002, Rol: 3312-2002, N° LegalPublishing: 31210

212
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III ARTS. 142-142 b i s

Artículo 142. La sustracción de un menor de 18 años será


castigada:
1. Con presidio mayor en su grado máximo a presidio perpe-
tuo, si se ejecutare para obtener un rescate, imponer exigencias,
arrancar decisiones o si resultare un grave daño en la persona del
menor.
2. Con presidio mayor en su grado medio a máximo en los
demás casos.
Si con motivo u ocasión de la sustracción se cometiere alguno
de los delitos indicados en el inciso final del artículo anterior, se
aplicará la pena que en él se señala. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 28 a 30, 32 bis, 37, 141, 354 a 357, 361, 391, 395, 396 y 397 N° 1.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código Civil: artículos 233, 234 y 240.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 19.488, concede amnistía, D.O. 31.12.1996.
- Ley N° 12.927 sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): artículo 5o b.
- Ley N° 18.314 sobre Conductas Terroristas, D.O. 17.05.1984: artículo 2o
Ai°l.

Artículo 142 bis. Si los partícipes en los delitos de secuestro


de una persona o de sustracción de un menor, antes de cumplirse
cualquiera de las condiciones exigidas por los secuestradores para
devolver a la uctima, la devolvieren libre de todo daño, la pena
asignada al delito se rebajará en dos grados. Si la devolución se
realiza después de cumplida alguna de las condiciones, el juez
podrá rebajar la pena en un grado a la señalada en los dos artí-
culos anteriores. 2
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 11 N° 7, 141 y 142.

1 Este artículo fue sustituido por el artículo 2 o de la Ley N° 19.241, publicada


en el Diario Oficial de 28 de agosto de 1993.
2 Este a r t í c u l o f u e a g r e g a d o p o r el artículo 3 o de la Ley N° 19.241, p u b l i c a d a
e n e l Diario Oficial d e 2 8 d e a g o s t o d e 1993.

213
ARTS. 143-144 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III

Artículo 143. El que fuera de los casos permitidos por la ley,


aprehendiere a una persona para presentarla a la autoridad, sufrirá
la pena de reclusión menor en su grado mínimo o multa de seis a
diez unidades tributarias mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30, 76 y 141.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: articulo 19 ,V 7. 21 y 41.
Código de Procedimiento Penal: artículos 251 a 273, 306 y siguientes.
Código Procesal Penal: artículos 95, 125 y siguientes.

Artículo 144. El que entrare en morada ajena contra la voluntad


de su morador, será castigado con reclusión menor en su grado
minimo o multa de seis a diez unidades tributarias mensuales.
Si el hecho se ejecutare con violencia o intimidación, el tribunal
podrá aplicar la reclusión menor hasta en su grado medio y elevar
la multa hasta quince unidades tributarias mensuales.12
CONCORDANCIAS A FSTE CÓDIGO:
Artículos 30, 76, ¡55 y 439.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 19 N" 5 y 20.
- Código Procesal Penal: articulo 54.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El hecho de ingresar a una vivienda, forzando una ventana con un


objeto contundente, abriéndola, recorrer la casa, y ser sorprendido por
sus moradores quienes hasta ese momento dormían; siendo reducido y
retenido en el lug ar hasta la llegada de Carabineros y declarando el en-
causado, la efectividad de los hechos, que estaba solo y ebrio, no teniendo
explicación para justificar el propósito de ingresar al inmueble, configura
el delito de violación de domicilio descrito y sancionado en el artículo 144

1 Este artículo fue modificado por la letra d) del artículo 1 ° de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
- Este artículo f u e m o d i f i c a d o por l a s l e t r a s d) y e) del artículo I o de la Ley
N° 19.450, p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 199(>.

214
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III .ART. 145

inciso primero del Código Penal, esto es entrar en morada ajena contra
la voluntad de su morador.
De estos hechos, no pudo haberse concluido que se configuraba el
delito de robo en lugar habitado, ya que siendo el elemento psicológico,
como se ha señalado, determinante, la correspondencia del mismo debe
buscarse en el elemento material, que en el caso de la tentativa es incom-
pleto, pero que debe exteriorizarse en hechos objetivos que no admitan
dudas en cuanto a la finalidad del hechor, lo cual en el caso específico en
análisis no se cumple.

Corte Suprema, 09/05/2002, Rol: 914-2002, N° LegalPublishing: 24443

2) La morada, en efecto, no debe confundirse con el hogar doméstico


y, está constituida por cualquier recinto en que una persona o grupo de
personas viven o desarrollan habitual mente determinadas actividades, con
exclusión de la presencia de otros, agregando que sólo es indispensable
que sea un recinto o lugar, esto es, que exista una clara demarcación de sus
límites, y que estos no sean meramente simbólicos, sino que representen
un obstáculo más o menos efectivo para el acceso de terceros al interior.

Corte Suprema, 19/11/2001, Rol: 4361-2000, N° LegalPublishing: 25285

Artículo 145. La disposición del artículo anterior no es apli-


cable al q u e entra en la m o r a d a ajena para evitar un mal grave a
sí mismo, a los m o r a d o r e s o a un tercero, ni al que lo hace para
prestar algún auxilio a la h u m a n i d a d o a la justicia.
T a m p o c o tiene aplicación r e s p e c t o de los cafés, tabernas, po-
s a d a s y d e m á s c a s a s públicas, mientras estuvieren abiertos y no
se u s a r e de violencia inmotivada.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 10 N° 7, 30, 76, 155 y 439.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículo 19 N° 5.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) En autos debe descartarse el carácter antijurídico del comportamien-


to aquí examinado (que constituiría violación de morada), dado que él fue
realizado en cumplimiento de una decisión judicial y, consiguientemente,

215
ARTS. 138 a 140 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III

en el ejercicio legítimo de un derecho expresamente conferido por la ley


en el caso de los dependientes y en el legítimo ejercicio de un cargo en el
caso del perito.
Corte Suprema, 19/11/2001, Rol: 4361-2000. N° LegalPublishing: 25285

Artículo 146. El que abriere o registrare la correspondencia o


los papeles de otro sin su voluntad, sufrirá la pena de reclusión
menor en su grado medio si di\*ulgare o se aprovechare de los
secretos que ellos contienen, y en el caso contrario la de reclusión
menor en su grado mínimo.
Esta disposición no es aplicable entre cónyuges, ni a los
padres, guardadores o quienes hagan sus veces, en cuanto a los
papeles o cartas de sus hijos o menores que se hallen bajo su
dependencia.
Tampoco es aplicable a aquellas personas a quienes por leyes o
reglamentos especiales, les es lícito instruirse de correspondencia
ajena.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30, 76, 155. 156. ¡61-A, 16I-B, ¡95, 244, 246, 247 y 337.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos ¡9 N° 4 y 5 y 20.
- Codujo de Procedimiento Penal: artículos 169, 170, 171, 176 y siguientes.
- Código Procesal Penal: artículos 217, 218 y 220.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley Orgánica del Ser\>icio de Correos y Telégrafos (texto definitivo Decreto
\ro 5.037 de 06.10.1960, del Ministerio del Interior), D.O. 04.11.1960: artícu-
los 30 y 83.
- Ley 19.223 sobre Delito informático, D.O. 07.06.1993: artículos 2* y 4o.

Artículo 147. El que bajo cualquier pretexto, impusiere a otros


contribuciones o les exigiere, sin título para ello, servicios perso-
nales, incurrirá en las penas de reclusión menor en sus grados
mínimo a medio y multa de once a veinte unidades tributarias
mensuales. 1

* Este artículo f u e m o d i f i c a d o p o r la letra d) del a r t í c u l o I o de la Ley N° 19.450,


p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 1 9 9 6 .

216
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO II ARTS. 129-130

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 30, 76 y 157.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 19 N° 20, 20 y 22.

§ 4. De los agravios inferidos por funcionarios públicos a los


derechos garantidos por la Constitución

Artículo 148. T o d o e m p l e a d o público que ilegal y arbitraria-


mente desterrare, arrestare o detuviere a una persona, sufrirá la
pena de reclusión m e n o r y s u s p e n s i ó n del empleo en s u s g r a d o s
mínimos a m e d i o s .
Si el arresto o detención excediere de treinta días, las penas
serán reclusión menor y s u s p e n s i ó n en s u s g r a d o s máximos.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 21, 29, 30, 37, 76, 141, 224 y 260.

CONCORD ANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Constitución Política: artículos 19 N° 7; 20 y 41.
- Código de Procedimiento Penal: artículos 253 y siguientes, 306 y siguientes.
- Código Procesal Penal: artículos 95, 125 y siguientes.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El bien jurídico protegido en el delito de detención arbitraria es la


libertad personal, derecho constitucional contemplado en el artículo 19
N° 7 de la Constitución Política de la República, que garantiza a todas las
personas el derecho a la libertad personal y a la seguridad individual.
Por otro lado, en cuanto al tipo penal "detención arbitraria", para
efectos de incurrir en la conducta típica descrita en la ley, se requiere dolo
específico, constituido por la intención de causar el resultado dañoso
previsto por la norma. La sola circunstancia de denegar a una persona la
autorización para salir de su lugar de trabajo, no es constitutiva de una
privación de la libertad de movimiento o ambulatoria, ni menos que a su
vez constituya el delito de detención arbitraria o ilegal, ya que en Derecho
"las cosas son lo que son y no lo que se dice que son".
Corte Suprema, 07/01/2009, Rol: 7274-2008, N° LegalPublishing: 41558

217
ART. 148 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 02/01/1996, Rol: 31024, N° LegalPublishing: 13755
Corte Suprema, 15/03/2004, Rol: 2839-2002, N° LegalPublishing: 29838
Corte Suprema, 29/03/2000, Rol: 2894-2000, N° LegalPublishing: 16604

2) Esta Corte ha tenido oportunidad de pronunciarse respecto del


alcance amplío del ilícito reprochado en el artículo 141 del Código Penal.
Se ha señalado que la sanción aplicable al funcionario depende del tipo
realizado por su actuación, que puede ser tanto el especial contenido en
el antes citado artículo 148, como el común, castigado en el artículo 141
del mismo texto, según la siguiente hipótesis disyuntiva: a) Cuando es
posible reconocer en el acto del funcionario una suficiente conexión con
el legítimo sistema de vulneración de la libertad de las personas, el derecho
penal le otorga un trato más benigno, con el tipo especial privilegiado del
artículo 148; o, b) De lo contrario, la acción que el funcionario realiza
es la del tipo común de privación de libertad, contemplada en el artículo
141, ya sea su hipótesis genérica o cualquiera de las figuras calificadas.
(Considerando 1 I o de sentencia de reemplazo).

Corte Suprema, 28/08/2007, Rol: 1621-2006, N° LegalPublishing: 37164


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 24/01/2007, Rol: 1427-2005, N° LegalPublishing: 35939

3) Se infringieron los artículos 141 y 148 del Código Penal, pues estas
figuras sancionan un hecho punible de carácter permanente, y mientras
no se sepa con exactitud qué fue lo que sucedió en definitiva con el dete-
nido, no sería posible aplicar la amnistía del decreto Ley N° 2.191, aun
cuando se conociera quién o quiénes fueron los autores del hecho, pues
dicha legislación se aplica dentro de un período determinado, y no se sabe
con exactitud si al término de dicho período, los ofendidos continuaban
detenidos o secuestrados y cuál era su estado. (Considerando 8o sentencia
de casación, Corte Suprema).

Corte Suprema, 31/01/2003, Rol: 4054-2001, N° LegalPublishing: 26665

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 31/01/2003, Rol: 4053-2001, N° LegalPublishing: 26195
Corte Suprema, 29/11/2002, Rol: 4135-2001, N° LegalPublishing: 29413

218
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO II ARTS. 129-130

4) Las declaraciones extrajudiciales tomadas por la Policía de


Investigaciones en sus cuarteles, en el marco de una orden de investigar,
no constituyen detención irregular.

Corte Suprema, 02/01/1996, Rol: 31024, N° LegalPublishing: 13755

5) Por ende, los casos en que no concurren los requisitos que hacen
procedente el privilegio corresponden a la conducta genérica de privación
de libertad; o dicho de otro modo, la sanción aplicable al funcionario
depende del tipo realizado por su actuación, que puede ser tanto el espe-
cial, descrito en el referido artículo 148, como el común castigado en el
artículo 141 del mismo texto.
Corte Suprema, 24/01/2007, Rol: 1427-2005, N° LegalPublishing: 35939

Artículo 149. Serán castigados con las penas de reclusión


menor y suspensión en sus grados mínimos a medios:
1. Los que encargados de un establecimiento penal, recibieren
en él a un individuo en calidad de preso o detenido sin haberse
llenado los requisitos prevenidos por la ley.
2. Los que habiendo recibido a una persona en clase de detenida,
no dieren parte al tribunal competente dentro de las veinticuatro
horas siguientes.
3. Los que impidieren comunicarse a los detenidos con el Juez
que conoce de su causa y a los rematados con los magistrados
encargados de visitar los respectivos establecimientos penales.
4. Los encargados de los lugares de detención que se negaren
a transmitir al tribunal, a requisición del preso, copia del decreto
de prisión, o a reclamar para que se dé dicha copia, o a dar ellos
mismos un certificado de hallarse preso aquel individuo.
5. Los que teniendo a su cargo la policía administrativa o judi-
cial y sabedores de cualquiera detención arbitraria, no la hicieren
cesar, teniendo facultad para ello, o en caso contrario dejaren de
dar parte a la autoridad superior competente.
6. Los que habiendo hecho arrestar a un individuo no dieren
parte al tribunal competente dentro de las cuarenta y ocho horas,
poniendo al arrestado a su disposición.
En los casos a que se refieren los números 2., 5. y 6. de este
artículo, los culpables incurrirán respectivamente en las penas del

219
ARTS. 1 5 0 - 1 5 0 A LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III

artículo anterior, si pasaren más de tres días sin cumplir con las
obligaciones cuya ejecución se castiga en tales números.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 30, 37, 39, 63, 76, SO, 159 y 260.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 19 N° 7, 21.
- Código de Procedimiento Penal: artículos 251 y siguientes, 306 y siguientes,
342 y siguientes.
- Código Procesal Penal: artículos 95, 125 y siguientes.

Artículo 150. Sufrirá las penas de presidio o reclusión menores


y la accesoria que corresponda:
I o . El que incomunicare a una persona privada de libertad o
usare con ella de un rigor innecesario, y1
2. El que arbitrariamente hiciere arrestar o detener en otros
lugares que los establecidos por la ley.2
C O N C O R D ANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 30, 37, 39, 63, 76, 80, 141, 159 y 260.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 19 N° 1 y 7, 20, 21 y 41.
- Código de Procedimiento Penal: artículos 251 y siguientes, 306 y siguientes.
- Código Procesal Penal: artículos 95, 125 y siguientes, 150yl51.

Artículo 150 A. El empleado público que aplicare a una perso-


na privada de libertad tormentos o apremios ilegítimos, físicos o
mentales, u ordenare o consintiere su aplicación, será castigado
con las penas de presidio o reclusión menor en sus grados medio
a máximo y la accesoria correspondiente.
Las mismas penas, disminuidas en un grado, se aplicarán al
empleado público que, conociendo la ocurrencia de las conductas

1 Este número fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 19.806, publica-


da en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002, en el sentido de reemplazar
la frase "decretare o prolongare indebidamente la incomunicación de una
persona privada de libertad", por "incomunicare a una persona privada de
libertad".
- Este artículo f u e s u s t i t u i d o p o r la letra a) del artículo 2 o de la Ley N° 19.567,
p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 1 de j u l i o de 1 9 9 8 .

220
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ARTS. 184-185

tipificadas en el inciso precedente, no las impidiere o hiciere cesar,


teniendo la facultad o autoridad necesaria para ello.
Si mediante alguna de las conductas descritas en el inciso pri-
mero el empleado público compeliere al ofendido o a un tercero
a efectuar una confesión, a prestar algún tipo de declaración o a
entregar cualquier información, la pena será de presidio o reclu-
sión menor en su grado máximo a presidio o reclusión mayor en
su grado mínimo y la accesoria correspondiente.
Si de la realización de las conductas descritas en este artícu-
lo resultare alguna de las lesiones previstas en el artículo 397 o la
muerte de la persona privada de libertad, siempre que el resultado
fuere imputable a negligencia o imprudencia del empleado público,
la pena será de presidio o reclusión mayor en su grado mínimo a
medio y de inhabilitación absoluta perpetua. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 29, 30, 37, 39, 63, 76, 80,141, 159, 260, 391, 397 y 399.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Constitución Política: artículos 19 N° 1 y 7, 20, 21 y 41.
- Código de Procedimiento Penal: artículos 251 y siguientes, 306 y siguientes.
- Código Procesal Penal: artículos 95, 125 y siguientes.
- Código de Justicia Militar: artículo 330.

Artículo 150 B. Al que, sin revestir la calidad de empleado pú-


blico, participare en la comisión de los delitos sancionados en los
dos artículos precedentes, se le impondrán las siguientes penas:
1. Presidio o reclusión menor en su grado mínimo a medio, en
los casos de los artículos 150 y 150 A, inciso primero;
2. Presidio o reclusión menor en su grado medio a máximo, en
el caso del inciso segundo del artículo 150 A, y
3. Presidio o reclusión menor en su grado máximo a presidio
o reclusión mayor en su grado mínimo, si se tratare de la figura
del último inciso del artículo 150 A.

2 Este artículo f u e modificado p o r la letra i) del articulo I o de la Ley N° 19.450,


p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1 9 9 6 .

221
ARTS. 151-152 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III

En todos estos casos se aplicarán, además, las penas accesorias


que correspondan. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 15, 16, 29, 30, 37, 39, 63, 76, 80, 141, 150, 150 A.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:

- Constitución Política: artículo 19 N° 1 y 7, 20, 21 y 41.


- Código de Procedimiento Penal: artículos 251 y siguientes, 306 y siguientes.
- Código Procesal Penal: artículos 95, 125 y siguientes.

Artículo 151. El empleado público que en el arresto o forma-


ción de causa contra un senador, un diputado u otro funcionario,
violare las prerrogativas que la ley les acuerda, incurrirá en la pena
de reclusión menor o suspensión en cualesquiera de sus grados.
C O N C O R D A N C I A S A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30, 76, ¡JO, 159 y 260.
C O N C O R D ANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Constitución Política: artículos 41 V" 7 y 58.
Código de Procedimiento Penal: artículos 611 y siguientes.
Código Procesal Penal: artículos 416 y siguientes.

Artículo 152. Los empleados públicos que arrogándose fa-


cultades judiciales, impusieren algún castigo equivalente a pena
corporal, incurrirán:
1. En inhabilitación absoluta temporal para cargos y oficios
públicos en cualquiera de sus grados, si el castigo impuesto fuere
equivalente a pena de crimen.
2. En la misma inhabilitación en sus grados mínimo a medio,
cuando fuere equivalente a pena de simple delito.
3. En suspensión de cargo u oficio en cualquiera de sus grados,
si fuere equiv alente a pena de falta.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25, 28 a 30, 37, 76, 159, 222 y 260.
C O N C O R D \NCI AS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 73 y siguientes.

1 Este artículo f u e a g r e g a d o p o r la letra c) del a r t í c u l o 2° de la Ley N" 19.5(¡7.


p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 1 de j u l i o de 1 9 9 8 .
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III ARTS. 153 a 155

Artículo 153. Si el castigo arbitrariamente impuesto se hubiere


ejecutado en todo o en parte, además de las penas del artículo
anterior se aplicará al empleado culpable la de presidio o reclusión
menores o mayores en cualesquiera de sus grados, atendidas las
circunstancias y naturaleza del castigo ejecutado.
Cuando no hubiere tenido efecto por revocación espontánea
del mismo empleado antes de ser intimado al penado, no incurrirá
aquél en responsabilidad.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25, 28 a 30, 37, 76 y 159 y 260.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Constitución Política: artículos 73 y siguientes.

Artículo 154. Si la pena arbitrariamente impuesta fuere pecu-


niaria, el empleado culpable será castigado:
1. Con inhabilitación absoluta temporal para cargos y oficios
públicos en sus grados mínimo a medio y multa del tanto al triple
de la pena impuesta, cuando ésta se hubiere ejecutado.
2. Con suspensión de cargo u oficio en su grado mínimo y multa
de la mitad al tanto, si la pena no se hubiere ejecutado.
Cuando no hubiere tenido efecto por revocación voluntaria
del empleado antes de intimarse al penado, no incurrirá aquél en
responsabilidad.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25, 28 a 30, 37, 76, 159 y 260.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 73 a 80.

Artículo 155. El empleado público que abusando de su oficio,


allanare un templo o la casa de cualquiera persona o hiciere regis-
tro en sus papeles, a no ser en los casos y forma que prescriben
las leyes, será castigado con la pena de reclusión menor en sus
grados mínimo a medio o con la de suspensión en cualquiera de
sus grados.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30, 76, 144, 146, 159 y 260.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 19N° 5y6y 20.

223
ARTS. 1 5 6 - 1 5 7 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III

- Código de Procedimiento Penal: artículos 169, 170, 171, 176 y siguientes.


- Código Procesal Penal: artículos 209, 217, 218 y 220.

Artículo 156. Los empleados en el Servicio de Correos y


Telégrafos u otros que prevaliéndose de su autoridad interceptaren
o abrieren la correspondencia o facilitaren a tercero su apertura o
supresión, sufrirán la pena de reclusión menor en su grado mínimo
y, si se aprov echaren de los secretos que contiene o los divulgaren,
las penas serán reclusión menor en cualquiera de sus grados y
multa de once a veinte unidades tributarias mensuales. 1
En los casos de retardo doloso en el envío o entrega de la
correspondencia epistolar o de partes telegráficos, la pena será
reclusión menor en su grado mínimo.
CONCORDANCIAS A ESTE CODIGO:
Artículos 30, 76, 144, 159, 244, 246, 247, 337.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Constitución Política: artículos 19 N° 5 y 6 y 20.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley Orgánica del Sen'icio de Correos y Telégrafos (texto definitivo Decreto
.V 5.037 de 6 de octubre de 1960, del Ministerio del interior), D.O. 04.11.1960:
artículos 30 y 83.

Artículo 157. Todo empleado público que sin un decreto de


autoridad competente, deducido de la ley que autoriza la exacción
de una contribución o de un servicio personal, los exigiere bajo
cualquier pretexto, será penado con inhabilitación absoluta tem-
poral para cargos y oficios públicos en cualesquiera de sus grados
y multa de once a veinte unidades tributarias mensuales. 2
Si la exacción de la contribución o servicio personal se hiciere
con ánimo de lucro, el empleado culpable será sancionado con-

1 Este inciso fue modificado por la letra i) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
J Este inciso fue modificado por la letra a) del N° 1 del articulo I o de la Ley
N" 19.645. publicada en el Diario Oficial de 11 de diciembre de 1999. Con
anterioridad fue modificado por la letra i) del artículo I o d e la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.

224
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III ART. 157

forme a lo dispuesto en los párrafos 2 u 8 del Título IX, según


corresponda. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 37, 147, 159, 241, 248 a 249, 260, 433 y siguientes, 468 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 19N°20y 22.
- Código de Justicia Militar: artículos 329 y 358.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El delito del artículo 157 del Código Penal, la exacción ilegal, está
inserto dentro de los crímenes y simples delitos que afectan los derechos
garantidos por la Constitución, y tutela el correcto ejercicio de la función
pública conforme a los fines del Estado de Derecho y el deber del funcionario
público de respetar el principio de probidad administrativa que informa su
quehacer. La Administración Pública no es un bien jurídico estrictamente
formal que mantenga una relación desvinculada de los ciudadanos, sino
al contrario, al afirmar que se protege la función pública se está indicando
que se protege el correcto servicio que los poderes públicos deben prestar
a los ciudadanos conforme a los criterios constitucionalmente previstos.
Así, para que exista delito es necesario que se produzca la infracción de un
deber funcionarial, puesto que la infracción del deber se exige en virtud del
servicio que integra el bien jurídico protegido. Pero la represión y prevención
de la mera infracción de deberes funcionariales sin especial trascendencia
en el bien jurídico mencionado debe quedar en el ámbito del derecho
administrativo disciplinario. La infracción del deber del funcionario será
relevante penalmente únicamente si afecta a las expectativas legítimas de
los ciudadanos en su relación con la administración, sea porque impide u
obstaculiza el ejercicio de un derecho concreto, sea porque pone en serio
peligro las posibilidades de acceso y participación en el disfrute de servicios
o desarrollo de actividades que las instituciones deben garantizar o, en su
caso, promover. (Considerando 6 o , sentencia Ministro en Visita).

Corte Suprema, 20/05/2009, Rol: 3789-2008, N" LegalPublishing: 42619

i Este i n c i s o f u e m o d i f i c a d o p o r la letra b) del N° 1 del artículo I o de la Ley


N° 19.645, p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 11 de d i c i e m b r e de 1 9 9 9 .

225
\RT. 1 " LIBRO SEGUNDO TÍTULO III

2) El delito de exacción ilegal del artículo 157 del Código Penal


requiere, en primer lugar, que el sujeto activo sea un empleado público,
esto es. aquél que se encuentra en posesión de un cargo público en el que
ejerce legítimamente funciones públicas.
En segundo lugar, que el medio de perpetración sea el abuso de funcio-
nes o de autoridad, pues el empleado público actuando como tal plantea
exigencias ilegales, colocando a la víctima ante la opción de entregar o
de afrontar otras consecuencias que pueden afectar bienes jurídicos que
le pertenecen. El abuso es el uso exagerado o indebido, y en este ilícito el
sujeto activo abusa o se aprovecha de su función desde el momento que
se sirve de ella para ejecutar un acto ilícito, como lo es la exigencia de algo
indebido, la que se manifiesta externamente al cobrar o percibir dinero u
otra cosa. La exigencia que formula el empleado público debe entenderse
como un constreñimiento o inducción de la voluntad del particular, in-
dependiente del procedimiento que se use para forzar, engañar o inducir
al particular. "Constreñir" significa ejercitar con violencia o amenaza una
presión sobre una persona de modo que altere el proceso formativo de su
voluntad y lo determine hacia una acción distinta de aquella que de otro
modo habría realizado. Esta violencia o amenaza se considera en concreto,
no en abstracto, teniendo en cuenta la particularidad del caso -tiempo,
lugar, modalidad de la acción, condiciones personales de la víctima-. En
este contexto, se concluye que tanto la fuerza física, como la psíquica y
aun el mero temor reverencial son medios suficientes para que la exacción
se consume. La "inducción" está formada por todo comportamiento que
tuviere por resultado determinar a un sujeto a una conducta concreta,
siendo definida más por sus efectos que por sus medios. La diferencia
entre constreñimiento e inducción está en el medio usado: en el primero
el medio usado es la coacción, mientras que en la segunda se incluyen
medios consistentes en el consejo, exhortación, sugestión, engaño, etc.
Y en tercer y último lugar, la percepción de un lucro, de una ventaja
ilícita, y la vía es la exigencia de una contribución o servicio personal, pero
para la administración, aunque lo pedido en forma indebida y arbitraria
ceda en provecho personal del funcionario que la formula o de un tercero.
"Contribución" debe ser entendido en sentido amplio, como cualquier
carga con contenido económico exigida por los funcionarios en nombre

226
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III ART. 158

de la administración para satisfacer servicios o necesidades sociales, que no


se encuentra legalmente debida como impuesto o derecho propiamente
tal. (Considerandos 1 I o y 12°, sentencia I a instancia).
Corte Suprema, 20/05/2009, Rol: 3789-2008, N° LegalPublishing: 42619

3) Para determinar en qué casos se está frente a un cohecho y en qué


otros frente a una exacción, dada la dificultad de esclarecer las razones por
las que el particular acepta entregar el beneficio económico, puede recurrír-
se a la teoría del criterio "de la ventaja", que consiste en que, mientras en el
delito de cohecho el particular trata de obtener un beneficio, en el delito
de exacción trata de evitar un daño. Sin embargo, esta teoría es criticada
por la existencia de situaciones claras de cohecho en las que el particular
persigue evitar un daño. Otros criterios son el "de la iniciativa", pero es
inaplicable en Chile desde que el funcionario puede tener la iniciativa en
el delito de cohecho pasivo, y el del "temor al poder público", que con-
siste en que procederá aplicar el delito de exacción ilegal cuando lo que
lleve al particular a la dación o promesa sea el temor al poder público,
pero que es criticado porque pueden existir casos de exacción en que el
particular acceda a la prestación indebida, no por temor sino para evitar
males mayores e incluso por conveniencia. (Considerando 19 o , sentencia
I a instancia).
Corte Suprema, 20/05/2009, Rol: 3789-2008, N° LegalPublishing: 42619

Artículo 158. Sufrirá la p e n a de s u s p e n s i ó n en s u s g r a d o s


mínimo a medio, si g o z a r e de renta, y la de reclusión menor en
su g r a d o mínimo o multa de once a veinte unidades tributarias
mensuales, c u a n d o p r e s t a r e servicios gratuitos, el empleado pú-
blico que arbitrariamente: 1
1. Derogado.-
2. Prohibiere un trabajo o industria que no se o p o n g a a la ley,
a las b u e n a s c o s t u m b r e s , s e g u r i d a d y salubridad públicas.

1 Este inciso fue modificado por la letra i) del artículo 1 0 de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 199<i.
2 Este n ú m e r o f u e d e r o g a d o p o r el artículo 44 de la Ley N° 19.733, p u b l i c a d a
en el Diario Oficial de 4 de j u n i o de 2 0 0 1 .

227
ART. 159 UBRO SEGUNDO - TÍTULO III

3. Prohibiere o impidiere una reunión o manifestación pacífica


y legal o la mandare disolver o suspender.
4. Impidiere a un habitante de la República permanecer en
cualquier punto de ella, trasladarse de uno a otro o salir de su
territorio, en los casos que la ley no lo prohiba; concurrir a una
reunión o manifestación pacífica y legal; formar parte de cual-
quier asociación lícita, o hacer uso del derecho de petición que le
garantiza la ley.
5. Privare a otro de la propiedad exclusiva de su descubrimiento
o producción, o divulgare los secretos del invento, que hubiere
conocido por razón de su empleo.
6. Expropiare a otro de sus bienes o le perturbare en su pose-
sión, a no ser en los casos que permite la ley.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 24, 30, 76, 137, 146 y 159.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:

- Constitución Política: artículos 19 N° 7, 12,13, 14, 15, 16, 21 y 24.


CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley \" 19.733 sobre Libertades de Opinión e Información y Ejercicio del Pe-
riodismo, D.O. 04.06.2001.
- Ley N° 12.927 sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 < texto actualizado
Decreto N" 890).

Artículo 159. Si en los casos de los artículos anteriores de este


párrafo, aquél a quien se atribuyere responsabilidad justificare que
ha obrado por orden de sus superiores a quienes debe obediencia
disciplinaria, las penas señaladas en dichos artículos se aplicarán
sólo a los superiores que hayan dado la orden. 1
C O N C O R D ANCLAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 10 Xo 9, 226, 252 y 260.
CONCORD ANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Justicia Militar: artículos 214, 334 y 335.

Este articulo f u e m o d i f i c a d o p o r e l a r t í c u l o I o d e l a Ley N ° 1 9 . 8 0 6 , publicada


en el Diario Oficial de 31 de m a y o de 2 0 0 2 , en el s e n t i d o de r e e m p l a z a r la ex-
p r e s i ó n "el i n c u l p a d o " , p o r " a q u é l a quien se a t r i b u y e r e r e s p o n s a b i l i d a d "

228
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III ARTS. 160 a 161 A

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) La obediencia debida a superiores jerárquicos referida en esta dis-


posición es una causal de exculpación y supone, en todo caso, para que el
inferior pueda alegarla exitosamente, que éste haya representado al superior
jerárquico la ilegalidad de la orden impartida.
Corte Suprema, 29/03/2000, Rol: 2894-2000, N° LegalPublishing: 16604

Artículo 160. Si un empleado público acusado de haber orde-


nado, autorizado o facilitado alguno de los actos de que se trata
en el presente párrafo, pretende que la orden le ha sido arrancada
por sorpresa, será obligado, revocando desde luego tal orden para
hacer cesar el acto, a denunciar al culpable; en caso de no denun-
ciarlo, responderá personalmente.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 10N° 9, 226, 252 y 260.

Artículo 161. Cuando para llevar a efecto alguno de los delitos


enunciados, se hubiere falsificado o supuesto la firma de un funcio-
nario público, los autores y los que maliciosa o fraudulentamente
hubieren usado de la falsificación o suposición, serán castigados
con presidio menor en su grado máximo.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 37, 76, 158, 193, 195 y 260.

§ 5. De los delitos contra el respeto y protección a la vida pri-


vada y pública de la persona y su familia1

Artículo 161 A. Se castigará con la pena de reclusión menor


en cualquiera de sus grados y multa de 50 a 500 unidades tribu-
tarias mensuales al que, en recintos particulares o lugares que
no sean de libre acceso al público, sin autorización del afectado
y por cualquier medio, capte, intercepte, grabe o reproduzca

1 Este p á r r a f o ha s i d o i n c o r p o r a d o p o r el artículo único de la Ley N° 19.423,


p u b l i c a d a e n e l Diario Oficial d e 2 0 d e n o v i e m b r e d e 1995.

229
ART. 161 A LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III

conversaciones o comunicaciones de carácter privado; sustraiga,


fotografíe, fotocopie o reproduzca documentos o instrumentos
de carácter privado; o capte, grabe, filme o fotografíe imágenes o
hechos de carácter privado que se produzcan, realicen, ocurran
o existan en recintos particulares o lugares que no sean de libre
acceso al público.
Igual pena se aplicará a quien difunda las conv ersaciones, co-
municaciones, documentos, instrumentos, imágenes y hechos a
que se refiere el inciso anterior.
En caso de ser una misma la persona que los haya obtenido
y divulgado, se aplicarán a ésta las penas de reclusión menor
en su grado máximo y multa de 100 a 500 unidades tributarias
mensuales.
Esta disposición no es aplicable a aquellas personas que, en
virtud de ley o de autorización judicial, estén o sean autorizadas
para ejecutar las acciones descritas.
CONCORDANCIAS A ESTF CÓDIGO:
Artículos 25. 28. 31, 76. ¡46, 246 y 247.

CONCORDANCIAS \ OTROS COIMGOS:


- Constitución Política: artículo 19 N° 4 y 5.

CONCORDANCI AS A OTRAS NORMAS:


- Ley N° 19.223 sobre Delito informático, D.O. 07.06.1993: artículos 2° y 4°
- Ley V l 8. 168. General de Telecomunicaciones, D.O. 02.10.1982: articulo 36
B letras c) y di

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) No todas las grabaciones o reproducciones de conversaciones o


comunicaciones tienen aquel carácter de privadas, conforme a la exigencia
del tipo penal atinente a una de las modalidades de comisión del delito
del artículo 161 A inciso I o del Código Penal, puesto que, no obstante se
realice sin contar con la voluntad de alguno de los intervinientes, incluso
en esa eventualidad no se vulnera el derecho a la intimidad ajena si no se
ha violado la esfera privada de una persona, lo que se determina por no
ser ésta quien en definitiva puede decidir la divulgación de lo grabado e
implique hacerlo sin su consentimiento una renuncia de su privacidad,
por no tratarse de un derecho indisponible para ella. Conduce a la misma

230
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III ARTS. 153 a 155

conclusión, que no se ha vulnerado con la grabación de video la esfera


privada de una determinada persona, la circunstancia que lo registrado
sea una conversación incomprensible.
Corte Suprema, 31/07/2008, Rol: 303-2008, N° LegalPublishing: 39566

2) No se encuentra debidamente justificada la existencia del hecho


punible atribuido al amparado, contemplado en el artículo 161-A del
Código Penal, en la relación necesaria de sus incisos I o y 2 o , por cuanto de
su mérito no fluye el carácter privado del documento, ni que su difusión
por un medio de comunicación social, hubiere afectado la honra y vida
privada y pública de persona determinada.

Corte Suprema, 02/01/2003, Rol: 5171-2002, N° LegalPublishing: 29439

Artículo 161 B. Se castigará con la pena de reclusión menor


en su grado máximo y multa de 100 a 500 unidades tributarias
mensuales, al que pretenda obtener la entrega de dinero o bienes
o la realización de cualquier conducta que no sea jurídicamente
obligatoria, mediante cualquiera de los actos señalados en el
artículo precedente. En el evento que se exija la ejecución de un
acto o hecho que sea constitutivo de delito, la pena de reclusión
se aplicará aumentada en un grado.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25, 28,31, 76, 146, 161 A, 246 y 247.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Constitución Política: artículo 19N°s. 4 y 5.

TÍTULO IV

DE LOS CRÍMENES Y SIMPLES DELITOS CONTRA LA FE PÚBLICA,


DE LAS FALSIFICACIONES, DEL FALSO TESTIMONIO
Y DEL PERJURIO

§ 1. De la moneda falsa

Artículo 162. El que sin autorización fabricare moneda que


tenga curso legal en la República, aunque sea de la misma materia,
peso y ley que la legítima, sufrirá las penas de reclusión menor

231
ARTS. 138 a 140 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III

en su grado mínimo y multa de seis a diez unidades tributarias


mensuales. 1
Cuando el peso o la ley fueren inferiores a los legales, las penas
serán presidio menor en su grado medio y multa de seis a quince
unidades tributarias mensuales. 2
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 30, 76, 192, 496 31.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Constitución Política: artículo 97.
Código de Procedimiento Penal: artículo 151.

Artículo 163. El que falsificare moneda de oro o plata que tenga


curso legal, empleando otras sustancias diversas, será castigado
con presidio menor en sus grados medio a máximo y multa de
once a veinte unidades tributarias mensuales. 3
Si la moneda falsificada fuere de vellón, las penas serán presi-
dio menor en sus grados mínimo a medio y multa de seis a diez
unidades tributarias mensuales. 4
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29. 30, 76, 192, 496 N° 31.
CONCORD ANCLAS A OTROS CÓDIGOS:
Código de Procedimiento Penal: artículo 151.

Artículo 164. El que cercenare moneda de oro o plata de curso


legal, sufrirá las penas de presidio menor en sus grados mínimo a
medio y multa de seis a diez unidades tributarias mensuales. 5

1 Este inciso fue modificado por la letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
- Este inciso fue modificado por la letra e) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
1 Este inciso fue modificado por la letra i) del artículo 1 0 de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
4 Este inciso fue modificado por la letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
* Este artículo f u e m o d i f i c a d o p o r la letra d) del a r t í c u l o I o de la Ley N° 19.450,
p u b l i c a d a e n e l Diario Oficial d e 1 8 d e m a r z o d e 1 9 9 6 .

232
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ARTS. 1 6 5 a 1 6 7

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 29, 30, 76, 192, 496N°31.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Procedimiento Penal: artículo 151.

Artículo 165. El que falsificare moneda que no tenga curso legal


en la República, será castigado con presidio menor en su grado
medio y multa de seis a quince unidades tributarias mensuales, si
la moneda falsificada fuere de oro o plata, y con presidio menor
en su grado mínimo y multa de seis a diez unidades tributarias
mensuales, cuando fuere de vellón.1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30, 76, 162, 173, 192, 496 N° 31.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículo 97.
- Código de Procedimiento Penal: artículo 151.

Artículo 166. El que cercenare moneda de oro o plata que no


tenga curso legal en la República, sufrirá las penas de presidio
menor en su grado mínimo y multa de seis a diez unidades tribu-
tarias mensuales. 2
CONCORD ANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30, 76, 162, 173, 192, 496 N° 31.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículo 97.
- Código de Procedimiento Penal: articulo 151.

Artículo 167. El que de concierto con los falsificadores o


cercenadores, tomare parte en la emisión o introducción a la
República de la moneda falsificada o cercenada, será castigado
con las mismas penas que por la falsificación o cercenamiento
corresponderían a aquéllos según los artículos anteriores.

1 Este artículo fue modificado por las letras d) y e) del articulo I o de la Ley
N° 19.450, publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
2 Este artículo f u e m o d i f i c a d o p o r la letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 1 9 9 6 .

233
ARTS. 168 a 171 LIBRO SEGUNDO • TÍTULO IV

CONCORDANCIAS A ESTE CODIGO:


Artículos 7o, 15, 30, 52, 55, 59, 162 a 166, 192, 496 S° 31.

Artículo 168. El que, sin ser culpable de la participación a que


se refiere el artículo precedente, se hubiere procurado a sabiendas
moneda falsificada o cercenada y la pusiere en circulación, sufrirá
las penas de presidio menor en sus grados mínimo a medio y multa
de once a veinte unidades tributarias mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ESTI CODIGO:
Artículos 15, 30. 52, 55. 59, 162 a 166, 192, 496 31.

Artículo 169. La tentativa respecto de cualquiera de los de-


litos de que tratan los artículos precedentes, será castigada con
el mínimum de las penas establecidas en ellas para el delito
consumado.
CONCORDANCIAS A ESTF CÓDIGO:
Xrihiilos 7l\ 15. 30, 52, 55, 59. 162 a 166, 192, 496 V 31.

Artículo 170. El que habiendo recibido de buena fe moneda


falsa o cercenada, la circulare después de constarle su falsedad
o cercenamiento, sufrirá la pena de reclusión menor en su grado
mínimo o multa de seis a diez unidades tributarias mensuales, si
el valor de la moneda circulada subiere de una unidad tributaria
mensual.-'
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30. 76. 496 Y" >'J.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Codujo de Procedimiento Penal: artículo 151.

Artículo 171. Si la falsificación o cercenamiento fueren tan


ostensibles que cualquiera pueda notarlos y conocerlos a la simple

Este artículo fue modificado por la letra i) del artículo I o de la Ley N° I9.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
Este articulo fue modificado por la letra e) del artículo 2 o de la Ley N" 19.501.
publicada en el Diario Oficial de 15 de mayo de 1997. Con anterioridad fue
modificado por la letra d) del artículo 2 o de la Le\ N° 19.450. publicada en
el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.

234
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ARTS. 184-185

vista, los que fabricaren, cercenaren, expendieren, introdujeren o


circularen la moneda así falsificada o cercenada podrán ser cas-
tigados como responsables de estafas y otros engaños, con las
penas que se establecen en el título respectivo. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 179, 184, 192, 467 y siguientes.

§ 2. De la falsificación de documentos de crédito del Estado, de


¡as Municipalidades, de los establecimientos públicos, socieda-
des anónimas o bancos de emisión
legalmente autorizados

Artículo 172. El que falsificare bonos emitidos por el Estado,


cupones de intereses correspondientes a estos bonos, billetes de
banco al portador, cuya emisión estuviere autorizada por una ley
de la República, será castigado con las penas de presidio menor
en su grado máximo a presidio mayor en su grado mínimo y multa
de veintiuna a veinticinco unidades tributarias mensuales. 2
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 28, 29, 37, 76 y 192.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Código de Procedimiento Penal: artículo 151.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 53 de 4.08.1893: articulo único.
- Decreto Ley N° 726, D. O. 23.11.1925: artículos Io a 3o.
- Ley N° 18.840, Orgánica Constitucional de! Banco Central de Chile,
D.O. 10.10.1989: artículos 28 y 64.

Artículo 173. El que falsificare obligaciones al portador de la


deuda pública de un país extranjero, cupones de intereses corres-
pondientes a estos títulos o billetes de banco al portador, cuya
emisión estuviere autorizada por una ley de ese país extranjero,

1 Este artículo fue reemplazado por el artículo I o de la Ley N° 19.806, publicada


en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002.
2 Este artículo f u e m o d i f i c a d o por la letra i) del articulo I o de la Ley N° 1 9 . 4 5 0 ,
p u b l i c a d a e n e l Diario Oficial d e 1 8 d e m a r z o d e 1 9 9 6 .

235
ARTS. 174-17 5 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV

sufrirá las penas de presidio menor en su grado medio y multa de


seis a diez unidades tributarias mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 28. 29, 37, 76 y 192.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Código de Procedimiento Penal: articulo 151.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley \T° 53, de 4.0S. 1893: articulo único.

.Artículo 174. El que falsificare acciones o promesas de acciones


de sociedades anónimas, obligaciones u otros títulos legalmente
emitidos por las Municipalidades o establecimientos públicos de
cualquiera denominación, o cupones de intereses o de di\iden-
dos correspondientes a estos diversos títulos, será castigado con
presidio menor en sus grados medio a máximo y multa de once a
veinte unidades tributarias mensuales, si la emisión hubiere tenido
lugar en Chile, y con presidio menor en su grado medio y multa de
seis a diez unidades tributarias mensuales, cuando hubiere tenido
lugar en el extranjero.-
CONCORDANCIAS \ ESTE CÓDIGO:
Artículos 6'\ 29, 30, 37. 76 y 192.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Código de Procedimiento Penal: articulo 151.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley ,\v 53, de 4.08.1893: articulo único.
- Ley Av 1 S.690 sobre Almacenes Generales de Depósito, D.O. 02.02.1988: ar-
ticulo 35.

Artículo 175. La misma pena que correspondería al falsificador


se impondrá al que de concierto con él tomare parte en la emisión
o introducción a la República de los bonos, acciones, obligaciones,
billetes o cupones falsificados.

1 Este artículo fue modificado por la letra d) del artículo I o de la Ley N" 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
: Este artículo fue modificado por las letras d) e i) del artículo I o de la Le^
N° 19.450, publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.

230
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ARTS. 176 a 1 7 8

CONCORDANCIAS A ESTE CODIGO:


Artículos 15, 30, 55, 76, 166, 169, 170, 171, 184, 186, 192, 467 y siguientes, 496
N0 31.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Código de Procedimiento Penal: articulo 151.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 53, de 4.08.1893: artículo único.

Artículo 176. El que sin ser culpable de la participación a que


se refiere el Artículo anterior, se hubiere procurado a sabiendas
y emitido esos bonos, acciones, obligaciones, billetes o cupones
falsificados, sufrirá las penas de presidio menor en sus grados
mínimo a medio y multa de once a veinte unidades tributarias
mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30, 55, 76, 166, 169, 170, 171, 184, 186, 192, 467 y siguientes, 496
N° 31.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Procedimiento Penal: artículo 151.

Artículo 177. La tentativa para la falsificación, emisión o intro-


ducción de tales títulos, se castigará con el mínimum de las penas
señaladas al delito consumado.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 7o, 30, 55, 76, 166, 169, 172, 175, 184, 186, 192, 467 y siguientes, 496
N° 31.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Procedimiento Penal: articulo 151.

Artículo 178. El que habiendo adquirido de buena fe los títulos


falsos de que trata este párrafo, los circulare después, constándole
su falsedad, sufrirá la pena de reclusión menor en su grado mínimo

1 Este artículo f u e m o d i f i c a d o p o r la letra i) del artículo 1 0 de la Ley N° 19.450,


p u b l i c a d a e n e l Diario Oficial d e 1 8 d e m a r z o d e 1 9 9 6 .

237
ART. 175) LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV

o multa de seis a diez unidades tributarias mensuales, si subiere


de una unidad tributaria mensual el valor del título circulado. 1
Cuando no exceda de esta suma, estimándose el acto mera
falta, se penará como tal.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30, 55, 76. ¡66, ¡84, 186, 192, 467 y siguientes, 496N°31.
CONCORDAN CLAS A OTROS CÓDIGOS:
Codigo de Procedimiento Penal: artículo 151.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) La disposición reprime al que habiendo adquirido de buena fe


los títulos falsos de que trata el párrafo, entre ellos los billetes de banco
al portador extranjeros, los circulare después, constándole su falsedad.
Esta figura, fue expresamente desestimada en la sentencia que se trata de
cumplir, precisamente, porque se consideró que el procesado no actuó
de buena fe, con lo cual no es posible ubicar el hecho reprochable que
se le imputa al requerido con los extremos fácticos que regula el aludido
artículo 178 de nuestro Código Penal.
Corte Suprema, 02/09/2002, Rol: 2865-2002, N° LegalPublishing: 25769

Artículo 179. Si la falsificación fuere tan grosera y ostensible


que cualquiera pueda notarla y conocerla a la simple vista, los que
falsificaren, expendieren, introdujeren o circularen los títulos así
falsificados, podrán ser castigados como responsables de esta-
fas y otros engaños con las penas que se establecen en el Título
respectivo. 2
CONCORDANCIAS A ESII CÓDIGO:
Artículos 30, 55, 76, 166, 184, 186, 192, 467 y siguientes, 496 N° 31.

1 Este inciso fue modificado por el artículo 6 o de la Ley N° 19.501, publicada


en el Diario Oficial de 15 de mayo de 1997. Con anterioridad fue modificado
por la letra d) del articulo 10 de la Ley N° 19.4 50, publicada en el Diario Oficial
de 18 de marzo de 1996.
Este artículo fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 19.806, publicada
en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002, en el sentido de reemplazar la frase
"se reputarán procesados de engaño y serán castigados por este delito", por
"podrán ser castigados como responsables de estafas y otros engaños".

2.-5 8
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ARTS. 180-181

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Código de Procedimiento Penal: articulo 151.

§ 3. De la falsificación de sellos, punzones, matrices, marcas,


papel sellado, timbres, estampillas, etc.

Artículo 180. El que falsificare el sello del Estado o hiciere


uso del sello falso, sufrirá la pena de presidio mayor en su grado
medio.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 28, 37, 76, 186, 192 y 193.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Procedimiento Penal: artículo 151.

Artículo 181. El que falsificare punzones, cuños o cuadrados


destinados a la fabricación de moneda; punzones, matrices, clisés,
planchas o cualesquiera otros objetos que sirvan para la fabrica-
ción de bonos, acciones, obligaciones, cupones de intereses o de
dividendos, o billetes de banco cuya emisión haya sido autorizada
por la ley; timbres, planchas o cualesquiera otros objetos destina-
dos a la fabricación de papel sellado o estampillas, o el que hiciere
uso de estos sellos o planchas falsos, será castigado con presidio
mayor en sus grados mínimo a medio y multa de veintiuna a treinta
unidades tributarias mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 28, 37, 76, 162, 163, 165, 172 a 174, 186 y 192.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Justicia Militar: artículo 369 N° 1 y 2.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley Orgánica del Servicio de Correos y Telégrafos (texto definitivo Decreto
N° 5.037 de 6 de octubre de 1960, del Ministerio del Interior), D.O. 04.11.1960:
articulo 85.
- Ley N° 53, de 4.08.1893: artículo único.

1 Este artículo f u e m o d i f i c a d o p o r la letra 1) del artículo I o de la Ley N° 19.450,


p u b l i c a d a e n e l Diario Oficial d e 1 8 d e m a r z o d e 1996.

239
A R T S . 138 a 140 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III

Articulo 182. El que de concierto con los falsificadores tomare


parte en la emisión del papel sellado o estampillas falsificados,
sufrirá las penas de presidio mayor en su grado mínimo y multa
de veintiuna a veinticinco unidades tributarias mensuales. 1
C O N C O R D A N C I A S A ESTE CÓDIGO:
Artículos 15, 28, 30, 37, 76, 167, 168, 171, 173, 175, 176, 179, 186, 192, 467 y
siguientes.
C O N C O R D A N C I A S A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 53, de 4 de agosto de 1893.
- Ley Orgánica del Servicio de Correos y Telégrafos (texto definitivo Decreto
N° 5.037de 6 de octubre de 1960, del Ministerio del Interior), D.O. 04.11.1960:
articulo 85.

Artículo 183. El que sin ser culpable de la participación a que


se refiere el artículo anterior, se hubiere procurado a sabiendas
papel sellado o estampillas falsos y los emitiere o introdujere en
la República, será castigado con presidio menor en sus grados
mínimo a medio y multa de once a veinte unidades tributarias
mensuales. 2
Las penas serán presidio menor en su grado mínimo y multa
de seis a diez unidades tributarias mensuales, si habiéndose pro-
curado a sabiendas papel sellado o estampillas falsos, se hubiere
hecho uso de ellos. j
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 28, 30, 37, 76, 167, 168, 171, 173, 175, 176, 179, 186, 192, 467 y si-
guientes.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley S° 53, de 4 de agosto de 1893.
Ley Orgánica del Ser\ricio de Correos y Telégrafos (texto definitivo Decreto
N° 5.037de 6 de octubre de 1960, del Ministerio del Interior), D.O. 04.11.1960:
articulo 85.

1 Este articulo fue modificado por la letra k) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
2 Este inciso fue modificado por la letra i) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
* Este artículo f u e m o d i f i c a d o p o r la letra d) del a r t í c u l o I o de la Ley N° 19.450,
p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 1 9 9 6 .

240
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ARTS. 200 a 202

Artículo 184. Cuando la falsificación fuere tan mal ejecutada


que cualquiera pueda notarla y conocerla a la simple vista, los que
la hubieren efectuado y los que expendieren o introdujeren el papel
sellado o las estampillas así falsificados, podrán ser castigados
como responsables de estafas y otros engaños con las penas que
se establecen en el Título respectivo. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 28, 30, 37, 76, 167, 168, 171, 173, 175, 176, 179, 186, 192, 467 y si-
guientes.

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


- Ley N° 53. de 4 de agosto de 1893.
- Ley Orgánica del Servicio de Correos y Telégrafos (texto definitivo Decreto
N° 5.037 de 6 de octubre de 1960, del Ministerio del Interior), D.O. 04.11.1960:
artículo 85.

Artículo 185. El que falsificare boletas para el transporte de


personas o cosas, o para reuniones o espectáculos públicos, con el
propósito de usarlas o de circularlas fraudulentamente, y el que a
sabiendas de que son falsificadas las usare o circulare; el que falsi-
ficare el sello, timbre o marca de una autoridad cualquiera, de un
establecimiento privado de banco, de industria o de comercio, o de
un particular, o hiciere uso de los sellos, timbres o marcas falsos,
sufrirá la pena de presidio menor en cualquiera de sus grados y
multa de once a veinte unidades tributarias mensuales. 2
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 30, 37 y 76.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley sobre Propiedad Industrial, Decreto N° 958, D.O 08.06.1931, complemen-
tado por el Decreto con Fuerza de Ley N° 3 de 20.05.92, Min. Justicia.

1 Este artículo fue modificado por el articulo I o de la Ley N° 19.806, publica-


da en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002, en el sentido de reemplazar
la frase "se reputarán procesados por engaño y serán castigados por este
delito", por "podrán ser castigados como responsables de estafas y otros
engaños".
• 2 Este Inciso f u e m o d i f i c a d o p o r la letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 1996.

241
ARTS. 138 a 140 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III

Artículo 186. El que habiéndose procurado indebidamente


los verdaderos sellos, timbres, punzones, matrices o marcas que
tengan alguno de los destinos expresados en los artículos 180 y
181, hiciere de ellos una aplicación o uso perjudicial a los derechos
e intereses del Estado, de una autoridad cualquiera o de un particu-
lar, será castigado con presidio menor en cualquiera de sus grados
y multa de once a veinte unidades tributarias mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 30, 37, 76, 180 y ¡81.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Código de Procedimiento Penal: artículo 151.
CONCORDANCIAS OTRAS NORMAS:
- Ley Orgánica del Ser\'icio de Correos y Telégrafos <texto definitivo Decreto
N° 5.037 de 6 de octubre de 1960, del Ministerio del Interior), D.O. 04.11.1960:
articulo 85.
- Decreto Ley ¡V 2.460, Ley Orgánica de la Policía de Investigaciones de Chile,
D.O. 24.01.1979: articulo 16 inciso final.

Artículo 187. El que falsificare los sellos, timbres, punzones,


matrices o marcas, que tengan alguno de los destinos expresados
en los artículos 180 y 181 y que pertenezcan a países extranjeros,
o el que hiciere uso de dichos sellos, timbres, punzones, matri-
ces o marcas falsos, sufrirá las penas de presidio menor en sus
grados mínimo a medio y multa de seis a diez unidades tributarias
mensuales. 2
CONCORD ANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 6o, 30, 76, 180 y 181.

Artículo 188. Las penas serán presidio menor en sus grados


mínimo a medio y multa de once a veinte unidades tributarias
mensuales, cuando habiéndose procurado indebidamente los ver-
daderos sellos, timbres, punzones, matrices o marcas, se hubiere

1 Este artículo fue modificado por la letra i) del artículo 1° de la Ley N" 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
-' 3 Este articulo f u e m o d i f i c a d o p o r la letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
p u b l i c a d a e n e l Diario Oficial d e 1 8 d e m a r z o d e 1996.

242
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV .ARTS. 1 8 9 - 1 9 0

hecho de ellos en Chile una aplicación o uso perjudicial a los de-


rechos e intereses de esos países, de una autoridad cualquiera o
de un particular. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 6o, 30, 76, 180 y 181.

Artículo 189. El que hiciere desaparecer de estampillas de


correos u otras adhesivas, o de boletas para el transporte de per-
sonas o cosas la marca que indica que ya han servido, con el fin
de utilizarlas, y el que a sabiendas expendiere o usare estampi-
llas o boletas de las cuales se ha hecho desaparecer dicha marca,
siempre que en uno y otro caso el valor de tales estampillas o
boletas exceda de una unidad tributaria mensual, será castigado
con reclusión menor en su grado mínimo o multa de seis a diez
unidades tributarias mensuales. 2
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30, 76, 494 N° 19.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 53, D.O. 04.08.1893.
- Ley Orgánica del Servicio de Correos y Telégrafos (texto definitivo Decreto
N° 5.037 de 6 de octubre de 1960, del Ministerio del Interior), D.0.04.11.1960:
artículo 85.

Artículo 190. El que hiciere poner sobre objetos fabricados el


nombre de un fabricante que no sea autor de tales objetos, o la
razón comercial de una fábrica que no sea la de la verdadera fabri-
cación, sufrirá las penas de presidio menor en sus grados mínimo
a medio y multa de seis a diez unidades tributarias mensuales. 3
Las mismas penas se aplicarán a todo mercader, comisionista
o vendedor que a sabiendas hubiere puesto en venta o circulación
objetos marcados con nombres supuestos o alterados.

' Este artículo fue modificado por la letra i) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 199(3.
^ Este artículo fue modificado por la letra f) del artículo 2 o de la Ley N° 19.501,
publicada en el Diario Oficial de 13 de mayo de 1997. Con anterioridad fue
modificado por la letra d) del articulo I o y por la letra e) del artículo 2 o de la
Ley N° 19.450, publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.

243
ARTS. 191 a 193 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 24, 30. 76 y 185.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley sobre Propiedad Industrial, Decreto N° 958, D.O. 08.06.1931. complemen-
tado por el Decreto con Fuerza de Ley N° 3 de 20.05.92, Min. Justicia.

Artículo 191. La tentativa para cualquiera de los delitos


enumerados en los artículos precedentes de este párrafo, será
castigada con el mínimum de las penas señaladas para el delito
consumado.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 7o, 52, 55, 169, i 77 y 295.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Procedimiento Penal: artículo 151.
CONCORDANCIAS A OTR AS NORMAS:
- Ley Orgánica del Ser\'icio de Correos y Telégrafos (texto definitivo Decreto
Xo 5.037 de 6 de octubre de 1960, del Ministerio del Interior), D.O. 04.11.1960:
articulo 85.

Artículo 192. Quedan exentos de pena los culpables de los


delitos castigados por los artículos 162, 163, 165, 167, 172, 173,
174,175,180,181 y 182 siempre que, antes de haberse hecho uso
de los objetos falsificados, sin ser descubiertos y no habiéndose
iniciado procedimiento alguno en su contra, se delataren a la au-
toridad, revelándole las circunstancias del delito.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 7o, 8, 11 Xo 8.

§ 4. De la falsificación de documentos
públicos o auténticos
Artículo 193. Será castigado con presidio menor en su grado
máximo a presidio mayor en su grado mínimo el empleado público
que, abusando de su oficio, cometiere falsedad:
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 28, 29, 37, 76. 197. 213, 242, 260, 468, 470 N° 5.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código Civil: artículos 1699 y 1700.

244
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ART. 193

- Código de Procedimiento Civil: artículos 342 y siguientes.


- Código Orgánico de Tribunales: artículos 441 y 443.
- Código de Procedimiento Penal: artículos 149 a 154, 170 y 184.
- Código Procesal Penal: artículos 215, 217,218, 220 y 323.
- Código de Justicia Militar: artículos 349, 367 y siguientes.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 4.808, sobre Registro Civil: artículo 27.
- Ley N° 19.088, sobre Cotejo de Documentos con Copias o Fotocopias,
D.O. 19.10.1991: articulo 1
- Ley N° 18.700, Orgán ica Constitucional de Votaciones Populares y Escru tinios,
D.O. 06.05.1988: artículo 129.
- Ley N° 18.290, sobre Tránsito, D.O. 07.01.1984: artículos 196.4 letras b) y c),
196 A bis.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 193)

1) Tratándose de las falsedades cometidas con relación a los instrumentos


públicos, del análisis de los artículos 193 y 194 del Código del ramo, es posi-
ble inferir que el legislador ha asimilado, en uno y otro caso, las hipótesis de
tipicidad que pueden llegar a configurar el ilícito. No puede discutirse que,
en lo que hace a la forma de comisión del delito, no consigna, en lo esencial,
distingo alguno y, tanto es así, que el propio artículo 194 se remite, en esa
materia, al otro de los preceptos involucrados. Sin embargo, es igualmente
cierto que, cuando menos en lo que a la penalidad asignada se refiere, la
ley ha diferenciado, claramente, la situación o calidad del sujeto activo que
ejecuta o interviene en el hecho de que se trata. En efecto, mientras el pri-
mero de esos artículos, portador de un castigo de mayor entidad, supedita
su aplicación al carácter de empleado público del agente, el segundo de ellos,
que lleva aparejada consigo una sanción morigerada, alude, textualmente,
al particular que incurre en alguna de esas falsedades.
Las conductas consignadas en este tipo penal sólo pueden ser come-
tidas por un empleado público. La intervención de un tercero en ellas ha
de ser sancionada conforme al artículo 194, de modo que se descarta la
comunicabilidad del vínculo.
Corte Suprema, 26/04/1998, Rol: 567-1998, N° LegalPublishing: 15234

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 30/07/2007, Rol: 3102-2007, N° LegalPublishing: 36920

245
ART. 193 LIBRO S E G U N D O - T Í T U L O I\

2) Conforme lo dispone el art. 193 del Código Penal, el delito de fal-


sificación de documento auténtico cometido por un funcionario público
se encuentra castigado con presidio menor en su grado máximo a presidio
mayor en su grado mínimo, de lo que se infiere que para los efectos de
determinar el plazo de prescripción de la acción penal, el ilícito que nos
ocupa tiene asignada pena de crimen. En efecto, según lo dispone el art.
94 del Código Punitivo, la acción penal de crímenes prescribe en diez
años y en cinco años los simples delitos, agregándose que cuando la pena
señalada al delito sea compuesta, cuyo es el caso de autos, debe estarse a
la mavor de ellas para el cómputo de tales plazos de prescripción.
Corte Suprema, 14/08/1996, Rol: 198-1996, N° LegalPublishing: 13968
Falbs en el mismo sentido:
Corte Suprema, 01/09/1987, Rol: 2S972, N° LegalPublishing: 10261
Corte Suprema, 01/08/2001, Rol: 4821-2000, N« LegalPublishing: 24909

3) El objetivo de toda falsificación es el uso, en el tipo de falsedad


mismo está implícito ese uso, de suerte que al falsificador no se le puede
sancionar dos veces, y por eso mismo es que, estando todos los hechos en
verdad implícitos tanto en el tipo del artículo 193 como en el del 196,
es perfectamente posible variar la calificación de falsificación a uso (o
viceversa) ya en la acusación respecto del procesamiento, ya en el fallo
respecto de la acusación. Si el uso es sólo el agotamiento de la figura del
193, es en cambio verbo rector de la del 196, de suerte que no obstante
estar implícitos todos los hechos en ambos tipos, el papel que en uno y
otro juegan es diferente.
Corte Suprema, 18/05/2006, Rol: 1031-2003, N° LegalPublishing: 34593

4) El artículo 193, sanciona al empleado público que abusando de su


oficio cometiere algunas de las falsedades señaladas en dicha disposición.
El hecho objeto del sumario se trata de un forjamiento o fabricación
completa de una apariencia de documento público, situación que no se
encuentra efectivamente tipificada, tanto por la remisión del artículo 194
al 193 que no lo contempla, porque el funcionario público es el único
que no podría forjar o fabricar un instrumento público, ya que si lo hace
éste tendría al menos la autenticidad básica de emanar de un funcionario

241»
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ART. 193

realmente competente, como porque las falsedades señaladas en el artículo


193 sancionan al funcionario público que abusando de su oficio cometiere
algunas de las falsificaciones que señala.
Corte Suprema, 30/07/2007 Rol: 3102-2007, N° LegalPublishing: 36920

1. Contrahaciendo o fingiendo letra, firma o rúbrica.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (.ART. 1 9 3 N° 1)

1) La norma (artículo 193 N° 1 del Código Penal) -estimada por


algunos autores como falsedad documental por excelencia y por otros,
además, como un supuesto de falsificación ideológica que puede cometer
un particular- usa los verbos rectores "contrahacer" y "fingir" considerados
generalmente como sinónimos. Su significado es dar a entender lo que no
es cierto, simular, aparentar, por lo que no se trata como aduce la defensa,
que el delincuente deba pretender imitar la firma del auténtico girador, sino
que, basta con que ponga una firma en el documento, aparentando ser el
legitimado para suscribirlo, simulando ser el titular de la cuenta corriente
de que es expresión el cheque, es decir, "fingiendo" ser el propietario del
documento. (Considerando 6 o de la sentencia de la Corte Suprema).

Corte Suprema, 09/12/2010, Rol: 3481-2009, N° LegalPublishing: 47450


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 16/08/1993, Rol: 28071, N° LegalPublishing: 12467

2. Suponiendo en un acto la intervención de p e r s o n a s que no


la han tenido.
3. Atribuyendo a los que han intervenido en él declaraciones o
manifestaciones diferentes de las que hubieren hecho.
4. Faltando a la verdad en la narración de hechos sustanciales.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 1 9 3 N° 4)

1) Los hechos configuran el delito previsto y sancionado en el nume-


ral 4° del art. 193 del Código Penal por cuanto concurren en la especie
los tres requisitos copulativos que exige del tipo penal en referencia:

247
ART. 193 LIBRO S E G U N D O - T Í T U L O IV

A) carácter de empleado público del sujeto activo; B) faltar a la verdad


en hechos substanciales, y C) que la falsedad se consigne en un instru-
mento público.
En lo que atañe al último de los presupuestos señalados debe tenerse
presente que tanto la doctrina como la jurisprudencia predominante co-
inciden en que para los efectos penales debe entenderse por documento
público todo documento a cuya formación o custodia debe concurrir un
funcionario público obrando en su carácter de tal y en cumplimiento de
sus funciones legales (Etcheberry, T. IV, p. 140).
Corte Suprema, 14/08/1996, Rol: 198-1996, N° LegalPublishing: 13968

2) El libro de novedades que se mantiene en la Guardia de un recinto


carcelario no es un instrumento privado, de conformidad al artículo 1699
del Código Civil.

Corte Suprema, 18/10/2000, Rol: 1396-2000, N° LegalPublishing: 17324

5. Alterando las f e c h a s verdaderas.


6. Haciendo en d o c u m e n t o verdadero cualquiera alteración o
intercalación que varíe su sentido.
7. Dando copia en forma fehaciente de un documento supuesto,
o m a n i f e s t a n d o en ella c o s a contraria o diferente de la que con-
tenga el verdadero original.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 1 9 3 N° 7)

1) La autorización por un notario de copia autorizada como confor-


me con su original, de una escritura que no se conformaba a su matriz,
presentando en cambio notables diferencias en lo que se refiere al objeto
de la compraventa de que trataba, hecho que es constitutivo del delito de
falsificación de documento público, previsto y sancionado en el artículo
193 N° 7 del Código Penal.

Corte Suprema, 05/05/2003, Rol: 1031-2003, N° LegalPublishing: 26453

8. Ocultando en perjuicio del E s t a d o o de un particular cual-


quier d o c u m e n t o oficial.

248
LIBRO S E G U N D O - T Í T U L O IV ART. 194

Artículo 194. El particular que cometiere en documento públi-


co o auténtico alguna de las falsedades designadas en el artículo
anterior, sufrirá la pena de presidio menor en sus grados medio
a máximo.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 30, 37, 76, 193 y 210.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código Civil: artículos 1699 y 1700.
- Código de Procedimiento Civil: artículos 342 y siguientes.
- Código Orgánico de Tribunales: artículos 427, 428 y 443.
- Código de Procedimiento Penal: artículos 149 a 154 y 170.
- Código Procesal Penal: artículos 215,217,218, 220 y 323.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 4.808, sobre Registro Civil: articulo 27.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Tratándose de las falsedades cometidas con relación a los instrumentos


públicos, del análisis de los artículos 193 y 194 del Código del ramo, es posi-
ble inferir que el legislador ha asimilado, en uno y otro caso, las hipótesis de
tipicidad que pueden llegar a configurar el ilícito. No puede discutirse que,
en lo que hace a la forma de comisión del delito, no consigna, en lo esencial,
distingo alguno y, tanto es así, que el propio artículo 194 se remite, en esa
materia, al otro de los preceptos involucrados. Sin embargo, es igualmente
cierto que, cuando menos en lo que a la penalidad asignada se refiere, la
ley ha diferenciado, claramente, la situación o calidad del sujeto activo que
ejecuta o interviene en el hecho de que se trata. En efecto, mientras el pri-
mero de esos artículos, portador de un castigo de mayor entidad, supedita
su aplicación al carácter de empleado público del agente, el segundo de ellos,
que lleva aparejada consigo una sanción morigerada, alude, textualmente,
al particular que incurre en alguna de esas falsedades.

Corte Suprema, 26/05/1998, Rol: 567-1998, N° LegalPublishing: 15234


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 30/07/2007, Rol: 3102-2007, N° LegalPublishing: 36920

2) La falsedad ideológica cometida por un particular no es punible,


salvo los casos más bien raros en los cuales la ley impone también a éste

249
ART. 194 UBRO SEGUNDO - TÍTULO IV

una obligación de decir verdad, porque en cualquier otra situación sus


mentiras no afectan a la fe pública, ya que nadie está obligado a tener por
verdaderas las afirmaciones que hace. Si a través de una declaración men-
tirosa consignada en un documento público se crea una falsa apariencia,
se engaña y se perjudica, el hecho será característicamente una estafa. La
falsedad ideológica del particular no es punible como tal, pero si forma
parte de una maquinación engañosa, dirigida a perjudicar, se integra al
hecho global que, de esa manera, resulta ser subsumible en el tipo de la
estafa.
Corte Suprema. 06/06/2005, Rol: 253-2003, N" LegalPublishing: 32180

3) Existió una falsificación de documentos públicos, pues mediante


el doble timbraje de las hojas del formulario 15, se dio a entender al tim-
brarse las correspondientes a la Aduana y al usuario que, en ese entonces,
estaban percibidos los tributos por parte del Fisco, lo que no era así, per-
mitiéndose retirar mercaderías que se importaban sin que se cancelaren los
derechos arancelarios, lo que se hacía después, aun cuando se pagaban con
reajustes e intereses. La Falsificación ideológica, en este caso, constituye
un delito formal, sin que sea necesario que ella produzca o no perjuicios.
Basta que se alteren a sabiendas los hechos de que da cuenta el instru-
mento por parte del funcionario público y, en la especie, la presunción
de dolo que contempla el artículo 1 ° del Código Penal, se refuerza si se
aprecia que el Cajero de Tesorería, en las indagatorias, admite que para
evitar que se detectara su actuación ilícita procedía a borrar en el timbre
la parte correspondiente al número de la caja, para que se dificultara la
identificación de aquella que efectuaba su expedición, lo que refleja por
otra parte, contrariamente a lo sustentado por los jueces del fondo, plena
conciencia de la antijuridicidad de su actuar.

Corte Suprema, 04/03/1996, Rol: 30602-1996, N° LegalPublishing: 23080

4) Los jueces del fondo concluyeron que todas las falsificaciones que
establecieron en el fallo impugnado importarían falsificaciones ideológicas,
en circunstancias que de ser así y siendo el procesado un particular, de-
bieron darse las razones adecuadas para convencer por qué, en tal evento,
se le debería condenar, contrariamente a lo sustentado por la doctrina

25o
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ARTS. 1 9 5 - 1 9 6

y la jurisprudencia que sólo admiten que un particular pueda cometer


falsedad ideológica sólo cuando la ley así lo establece, toda vez que él no
es el que extiende el instrumento público, (Alfredo Etcheberry, Derecho
Penal, tomo IV, páginas 150 y 151, Editorial Gabriela Mistral).
Corte Suprema, 25/06/1996, Rol: 33976-1996, N° LegalPublishing: 23082

5) Q u e el tipo penal del artículo 194 del Código Penal señala que: "el
particular que cometiere en documento público o auténtico alguna de las
falsedades designadas en el artículo anterior, sufrirá la pena de presidio
menor en sus grados medio a máximo". Así, la norma en comento no
distingue ninguna de las situaciones a que hace alusión el recurrente en
su libelo, desde que no diferencia de ninguna manera que sólo sean san-
cionabas algunas de las situaciones previstas en el artículo 193 del mismo
cuerpo normativo, sino que se refiere en términos generales a todas las
hipótesis que esa norma contempla, sean ideológicas, o materiales. Además,
en cuanto al sujeto activo del delito, sólo se exige que sea un "particular",
diferenciando así, al sujeto activo calificado de la hipótesis del artículo 193
del mismo Código, que exige que sea un "empleado público".

Corte Suprema, 30/07/2007, Rol: 3102-2007, N° LegalPublishing: 36920

Artículo 195. El encargado o empleado de una oficina tele-


gráfica que cometiere f a l s e d a d en el ejercicio de s u s funciones,
f o r j a n d o o f a l s i f i c a n d o p a r t e s telegráficos, será c a s t i g a d o con
presidio menor en su g r a d o medio.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30, 76, 156 y 337.

Artículo 196. El que maliciosamente hiciere uso del instrumento


o parte falso, será c a s t i g a d o c o m o si fuere autor de la falsedad.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 193 a 195.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) En relación al delito de falsificación respecto al mandato, el delito


base es la falsificación, y el uso es sólo una figura residual desprendida del

251
.ART. 197 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV

mismo, que se aplica cuando el que usa no es el mismo que falsifica. El


objetivo de toda falsificación es el uso, en el tipo de falsedad mismo está
implícito ese uso, de suerte que al falsificador no se le puede sancionar
dos veces, y por eso mismo es que, estando todos los hechos en verdad
implícitos tanto en el tipo del artículo 193 como en el del 196, es perfec-
tamente posible variar la calificación de falsificación a uso (o viceversa)
ya en la acusación respecto del procesamiento, ya en el fallo respecto de
la acusación. Si el uso es sólo el agotamiento de la figura del 193, es en
cambio verbo rector de la del 196, de suerte que no obstante estar implí-
citos todos los hechos en ambos tipos, el papel que en uno y otro juegan
es diferente.
Corte Suprema, 18/05/2006, Rol: 1031-2003, N° LegalPublishing: 34593

§ 5. De ¡a falsificación de instrumentos privados

Artículo 197. El que, con perjuicio de tercero, cometiere en


instrumento privado alguna de las falsedades designadas en el
artículo 193, sufrirá las penas de presidio menor en cualquiera de
sus grados y multa de once a quince unidades tributarias mensua-
les, o sólo la primera de ellas según las circunstancias. 1
Si tales falsedades se hubieren cometido en letras de cambio u
otra clase de documentos mercantiles, se castigará a los culpables
con presidio menor en su grado máximo y multa de dieciséis a
veinte unidades tributarias mensuales, o sólo con la primera de
estas penas atendidas las circunstancias. 2
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 37, 76, 193, 212, 467, 468, 470 N° 3.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El artículo 197 del Código Penal tipifica como ilícito la comisión de


una falsedad -en perjuicio de otro- cometida en instrumento mercantil;

Este inciso fue modificado por la letra h) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
Este inciso f u e m o d i f i c a d o p o r la letra j) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
p u b l i c a d a e n e l Diario Oficial d e 1 8 d e m a r z o d e 1 9 9 6 .
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ART. 1 9 7

disposición que está complementada por la del artículo 193 de ese mismo
cuerpo normativo, que describe las falsedades posibles de cometerse.
La existencia de perjuicio en el tipo objetivo revela que se trata de un
delito de resultado o material cuyo bien jurídico protegido es la propie-
dad. Es una hipótesis especial de falsificación de instrumento privado
correspondiente a documentos de naturaleza mercantil. Es, precisamente,
el objeto material sobre el que recae la acción lo que justifica una mayor
penalidad que la falsificación de documento privado común.
Es perjuicio que exige el tipo penal, como lo señala expresamente la
norma, debe provocarse a un tercero que puede ser o no la víctima de
la falsificación (Garrido Montt, Mario, 2002, Derecho Penal, tomo IV
Segunda Edición, Editorial Jurídica de Chile, pág. 89). Puede ocasionarse
a cualquier persona y no necesariamente el propietario del documento
mercantil, independientemente de la discusión doctrinaria sobre la na-
turaleza del perjuicio. (Considerandos 3 o , 4 o y 5 o de la sentencia de la
Corte Suprema).
Corte Suprema, 09/12/2010, Rol: 3481-2009, N<> LegalPublishing: 47450
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 27/03/2008, Rol: 1043-2008, N° LegalPublishing: 38596
Corte Suprema, 20/12/2007, Rol: 4185-2007, N° LegalPublishing: 37917
Doctrina en sentido contrario:
La falsificación de instrumento privado mercantil no exige la concu-
rrencia de perjuicio como una condición objetiva de punibilidad, pues
ello importaría la impunidad de todos aquellos casos en que el potencial
perjudicado presenta una actitud diligente en los controles de medios de
pago que recibe, detectando que el documento presentado es falso. El
perjuicio en este ilícito tendrá relevancia en materia del iter criminis, por
cuanto ante la falta de detrimento patrimonial efectivo en aquel que se
intenta engañar, el delito queda en un estado de desarrollo imperfecto,
tal como sucede cuando por causas ajenas a la voluntad del agente el
perjuicio no se produce, lo que se traduce en un delito frustrado.
Corte Suprema, 26/05/200, Rol: 2055-2008, N" LegalPublishing: 39049

2) El particular que efectúa una adulteración en un documento priva-


do mercantil, consistente en fingir la firma de su titular, utilizando aquel

253
ART. 193 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO I\

instrumento a sabiendas que no le pertenecía y que había adulterado un


aspecto relevante de su contenido, incurre en el delito de falsificación
de instrumento privado mercantil, previsto y sancionado en el artículo
197 inciso 2 o , en relación con el 193 N° 1, ambas normas del Código
Penal.
En efecto, corresponde calificar la conducta antes dicha en aquel tipo
y no en el uso malicioso de instrumento privado mercantil falso, previsto
en el artículo 198 del Código del ramo, por cuanto la redacción de este
último tipo penal hace aplicable la pena de la falsificación a quien use
el instrumento, pero en la hipótesis que no haya sido él mismo quien lo
falsificó o si no pudo demostrarse dicha autoría en el juicio. Entonces,
constando que la firma estampada en el cheque adulterado proviene de
la mano del acusado, su conducta debe ser castigada mediante la figura
de falsificación, la que subsume a la de uso.
Corte Suprema, 26/05/2008, Rol: 2055-2008, N° LegalPublishing: 39049

Artículo 198. El que maliciosamente hiciere uso de los instru-


mentos falsos a que se refiere el artículo anterior, será castigado
como si fuera autor de la falsedad.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 37, 76, 193, 212, 467, 468, 470 N° 3.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley Xo 19.220 sobre Bolsas de Productos Agropecuarios, D.O. 31.05.1993:
artículo 37.
- Ley X" 18.480, sobre Sistema de Reintegro de Gravámenes, D.O. 19.12.1985:
articulo 7°.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Es útil destacar que el uso malicioso de instrumentos privados


falsos, que sanciona el artículo 198 del Código Penal, requiere para su
conformación el "perjuicio de tercero", exigido en general para las false-
dades y en especial para las cometidas en los instrumentos mercantiles, en
los incisos primero y segundo del artículo 197 del señalado cuerpo legal,
al cual expresamente se remite el artículo siguiente, esto es, el que pena
el uso malicioso de esos documentos, que es un delito de resultado, que

241»
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ART. 193

"requiere para perfeccionarse que una persona haya sufrido un menoscabo


con ocasión de esa conducta y que no necesariamente ha de ser de índole
patrimonial".
En efecto, la falsificación de papeles privados está concebida como un
ilícito de lesión y no de peligro, más exactamente, como un atentado contra
la propiedad, puesto que precisa como corolario el perjuicio de terceros.
De esta forma resulta claro que "el delito de falsificación de documento
privado" es, al menos entre nosotros, solamente un delito contra la pro-
piedad caracterizado por su especial manera de comisión.
Lo atinente al perjuicio requerido por el legislador para estos casos y
que al decir del recurrente, no se encuentra demostrado en autos, conviene
dejar en claro que si bien la señalada exigencia no aparece establecida en
el artículo 198 del Código Penal, la concurrencia del menoscabo es un
componente de la señalada descripción penal, ya que los instrumentos
fingidos a que se refiere son los documentos ficticios que causan perjuicio
a terceros que sanciona el artículo 197 de la aludida compilación.
Carecería de coherencia y de proporcionalidad exigir el perjuicio de
tercero en la comisión misma de la falsedad en el instrumento privado
-que es el acto más grave— y no exigirlo en el mero uso malicioso de dicho
documento —que es una conducta de compromiso menor— en circunstan-
cias de que al autor del uso se le castiga como autor de la falsedad.
Que, por otro lado, la circunstancia que la ofendida haya recuperado
el vehículo de marras, no altera la concurrencia de la descripción penal,
toda vez que este delito se encuentra consumado desde que se produce
el menoscabo.
Una vez producido este uso, ni siquiera la restitución voluntaria y
completa de dicho bien por parte del sentenciado a la ofendida habría
logrado eliminar el perjuicio producido y, con ello, desvanecer el ilícito
denunciado, sino que esta conducta habría logrado -a lo sumo- configurar
a su favor la circunstancia meramente atenuante de haber procurado con
celo reparar el mal causado.
Del estudio de la historia fidedigna de la norma se observa que este
ilícito no fue considerado como uno meramente formal, sino que se
estimó conveniente exigir el detrimento de terceros para proceder a su
sanción. Este elemento distingue a los delitos del párrafo 5 o -falsificación

255
ART. 199 LIBRO SEGUNDO • TÍTULO IV

de instrumentos privados- de aquéllos del párrafo 4° -falsificación de


instrumentos públicos-, pues en los últimos no es exigido.
Corte Suprema, 20/12/200 7 Rol: 4185-2007, N° LegalPublishing: 379¡7

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 26/05/2008, Rol: 2055-2008, N° LegalPublishing: 38596
Corte Suprema, 12/07/2000, Rol: 1239-2000, N° LegalPublishing: 17032
Corte Suprema, 05/07/1999, Rol: 3338-1998, N° LegalPublishing: 16135
Corte Suprema, 05/11/1996, Rol: 1545-1996, N° LegalPublishing: 14085
Corte Suprema, 13/07/1987, Rol: 25727, N° LegalPublishing: 10189

2) El uso malicioso de instrumento privado falso supone necesaria-


mente el engaño, que es, evidentemente, la consecuencia de la falsedad
documental. Tan evidente es lo anterior, que algunos autores incluso han
llegado a considerar los delitos señalados en los artículos 197 y 198 del
Código Penal como hipótesis de delitos de defraudación.

Corte Suprema, 05/11/1996, Rol: 1545-1996, N° LegalPublishing: 14085

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 26/05/2008, Rol: 2055-2008, N° LegalPublishing: 38596

3) La consumación del delito de uso malicioso de instrumento privado


falso se asocia al perjuicio patrimonial, sin que el delito pueda desaparecer
por una reparación posterior del mismo.

Corte Suprema, 22/04/1996, Rol: 31839, N° LegalPublishing: 13852

§ 6. De la falsificación de pasaportes, portes de armas


y certificados

Artículo 199. El empleado público que expidiere un pasaporte


o porte de armas bajo nombre supuesto o lo diere en blanco, su-
frirá las penas de reclusión menor en sus grados mínimo a medio
e inhabilitación absoluta temporal para cargos y oficios públicos
en los mismos grados.
CONCORDANCIAS A F.STF CÓDIGO:
Artículos 30, 37, 76 y 260.

2 5 (i
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ARTS. 2 0 0 a 2 0 2

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


- LeyN012.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): artículos 6° letra g), 34 letra e).
- Ley N° 17.798 sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículos 4° a 7o.

Artículo 200. El que hiciere un pasaporte o porte de armas


falso, será castigado con reclusión menor en su grado medio y
multa de seis a diez unidades tributarias mensuales. 1
Las mismas penas se impondrán al que en un pasaporte o porte
de armas verdadero mudare el nombre de la persona a cuyo favor
se halle expedido, o el de la autoridad que lo expidió, o que altere
en él alguna otra circunstancia esencial.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30, 37y 76.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): artículos 6o letra g), 34 letra e).
- Ley N° 17.798 sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículos 4° a 7o.

Artículo 201. El que hiciere uso del pasaporte o porte de armas


falso a que se refiere el artículo anterior, incurrirá en una multa
de seis a diez unidades tributarias mensuales. 2
La misma pena se impondrá al que hiciere uso de un pasaporte
o porte de armas verdadero expedido a favor de otra persona.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25, 70 y 200.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): artículos 6° letra g), 34 letra e).
- Ley N° 17.798 sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículos 4o a 7o.

Artículo 202. El facultativo que librare certificación falsa de


enfermedad o lesión con el fin de eximir a una persona de algún
servicio público, será castigado con reclusión menor en sus grados

• 2 Este Inciso f u e m o d i f i c a d o p o r la letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,


p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 1996.

257
ARTS. 191 a 193 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV

mínimo a medio y multa de seis a diez unidades tributarias


mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30 y 76.
C O N C O R D ANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código del Trabajo: artículo 4 79.
- Código de Justicia Militar: artículo 370 N° 2.

Artículo 203. El empleado público que librare certificación


falsa de mérito o servicios, de buena conducta, de pobreza, o de
otras circunstancias semejantes de recomendación, incurrirá en
una multa de seis a diez unidades tributarias mensuales. 2
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 260 y 427.

Artículo 204. El que falsificare un documento de la clase de-


signada en los dos artículos anteriores, será castigado con reclu-
sión menor en su grado mínimo y multa de seis a diez unidades
tributarias mensuales. 1
Esta disposición es aplicable al que maliciosamente usare, con
el mismo fin, de los documentos falsos.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30, 76, 210, 470 N° 4.

Artículo 205. El que falsificare certificados de funcionarios


públicos que puedan comprometer intereses públicos o privados,
sufrirá la pena de reclusión menor en su grado medio.
Si el certificado ha sido falsificado bajo el nombre de un parti-
cular, la pena será reclusión menor en su grado mínimo.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30, 76, 210,470 N° 4.

1J Este artículo fue modificado por la letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
4 Este inciso fue modificado por letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.

258
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ART. 2 0 6

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) No se configura el delito de falsificación de certificado, previsto en el


artículo 20$ del Código Penal, si los certificados encontrados al encausado
nunca llegaron a ser utilizados por éste, pues no es posible considerar su
sola tenencia como una acción en sí misma.
Corte Suprema, 21/07/2008, Rol: 6967-2007, N° L galPublishing: 39396

2) El tipo penal del artículo 205 del Código Penal requiere que el
certificado que se falsifica sea "de funcionarios públicos", aun cuando,
no obstante, en su inciso 2o castigue la conducta cuando el hechor lo
ha falsificado bajo el nombre de un particular. Las disposiciones legales
contempladas en los reglamentos de revisión técnica que autorizan el
funcionamiento de las plantas revisoras, no son suficientes para producir
el efecto de investir al concesionario o persona autorizada por la ley para
firmar el respectivo certificado, de la calidad de funcionario público. No
corresponde intentar comprender en el delito del artículo 205 del Código
Penal la acción de un particular que utiliza un formulario que aparenta
ser verdadero, pues en caso alguno ello podría ser confundido con un
formulario expedido por un funcionario público. (Considerando 13°,
sentencia Corte de Apelaciones).

Corte Suprema, 21/07/2008, Rol: 6967-2007, N° LegalPublishing: 39396

§ 7. De las falsedades vertidas en el proceso


y del perjurio1

Artículo 2 0 6 . El testigo, perito o intérprete que ante un tribunal


faltare a la v e r d a d en su declaración, informe o traducción, será
castigado con la p e n a de presidio menor en s u s g r a d o s mínimo
a medio y multa de seis a veinte u n i d a d e s tributarias mensuales,
si se tratare de p r o c e s o civil o por falta, y con presidio menor en
su grado medio a m á x i m o y multa de veinte a treinta unidades
tributarias m e n s u a l e s , si se tratare de p r o c e s o penal por crimen
o simple delito.

1 La d e n o m i n a c i ó n de e s t e e p í g r a f e , f u e r e e m p l a z a d a p o r el articulo 2 o , N" 1,
de la Ley N° 2 0 . 0 7 4 , p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 14 de n o v i e m b r e de
2005.

259
ART. 193 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO I\

Tratándose de peritos e intérpretes, sufrirán además la pena


de suspensión de profesión titular durante el tiempo de la
condena.
Si la conducta se realizare contra el imputado o acusado en
proceso por crimen o simple delito, la pena se impondrá en el
grado máximo.
Están exentos de responsabilidad penal por las conductas san-
cionadas en este artículo quienes se encuentren amparados por
cualquiera de los supuestos a que se refiere el artículo 305 del
Código Procesal Penal.1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 30, 37, 40, 68 bis y 76.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Procedimiento Penal: artículos 189, 192, 201, 202, 203 y siguien-
tes, 458.
- Código Procesal Penal: artículos 307, 298 y siguientes.

Artículo 207. El que, a sabiendas, presentare ante un tribunal


a los testigos, peritos o intérpretes a que se refiere el artículo
precedente, u otros medios de prueba falsos o adulterados, será
castigado con la pena de presidio menor en su grado mínimo a
medio y multa de seis a veinte unidades tributarias mensuales,
si se tratare de proceso civil o por falta, y con presidio menor en
su grado medio a máximo y multa de veinte a treinta unidades
tributarias mensuales, si se tratare de proceso penal por crimen
o simple delito.
Los abogados que incurrieren en la conducta descrita sufrirán,
además, la pena de suspensión de profesión titular durante el
tiempo de la condena.
Tratándose de un fiscal del Ministerio Público, la pena será
de presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su
grado mínimo.

Este artículo fue sustituido por el artículo 2 o , N° 2, de la Ley N° 20.074, publi-


cada en el Diario Oficial de 14 de noviembre de 2005. Con anterioridad, fue
modificado por el artículo I o , Ley V 19.806, publicada en el Diario Oficial
de 31 de mayo de 2002.

241»
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ART. 193

En todo caso, si la conducta se realizare contra el imputado o


acusado en proceso por crimen o simple delito, la pena se impon-
drá en el grado máximo. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 30, 37, -10, 68 bis, 76 y 412.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Procedimiento Penal: artículos 189, 192, 201, 202, 203 y siguien-
tes, 458.
- Código Procesal Penal: artículos 298 y siguientes.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Este artículo sanciona penalmente al testigo que incumpliendo su


obligación de decir la verdad, acerca de hechos que ha conocido de manera
personal o a través de terceros, para perjudicar a un imputado en una causa
criminal, relata hechos que no ha apreciado por sus sentidos, mintiendo
acerca de ellos y deformando la verdad del suceso que describe.
Corte Suprema, 10/12/2003, Rol: 3439-2003, N° LegalPublishing: 29157

Artículo 208. La retractación oportuna de quien hubiere in-


currido en alguna de las conductas previstas en los dos artículos
precedentes constituirá circunstancia atenuante muy calificada,
en los términos del artículo 68 bis de este Código.
Retractación oportuna es aquélla que tiene lugar ante el juez
en condiciones de tiempo y forma adecuados para ser considerada
por el tribunal que debe resolver la causa.
En todo caso, la retractación oportuna eximirá de responsa-
bilidad penal en casos calificados, cuando su importancia para
el esclarecimiento de los hechos y la gravedad de los potenciales
efectos de su omisión así lo justificaren. 2

1 Este artículo fue sustituido por el artículo 2o, N° 2. de la Ley N° 20.074, publi-
cada en el Diario Oficial de 14 de noviembre de 2005. Con anterioridad, fue
modificado por el artículo I o , Ley N° 19.806, publicada en el Diario Oficial
de 31 de mayo de 2002.
2 Este artículo fue sustituido por el artículo 2 o , N° 2, de la Ley N° 20.074, publi-
cada en el Diario Oficial de 14 de noviembre de 2005. Con anterioridad, fue
modificado por el artículo 2 o , Ley N° 19.804, publicada en el Diario Oficial
de 24 de mayo de 2002.

261
ARTS. 191 a 193 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 29, 30, 37, 76 y 412.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Procedimiento Penal: artículos 1 89, 192, 201, 202, 203 y siguien-
tes, 458.
- Código Procesal Penal: artículos 298 y siguientes.

Artículo 209. El falso testimonio en causa civil, será castigado


con presidio menor en su grado medio y multa de once a veinte
unidades tributarias mensuales. 1
Si el valor de la demanda no excediere de cuatro unidades tri-
butarias mensuales, las penas serán presidio menor en su grado
mínimo y multa de seis a diez unidades tributarias mensuales.-
CONCORD XNCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 24, 30, 76, 210 y 212.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Codujo de Procedimiento Civil: artículos 356 y siguientes, 362, 363, 370
y 417.

Artículo 210. El que ante la autoridad o sus agentes perjurare


o diere falso testimonio en materia que no sea contenciosa, sufri-
rá las penas de presidio menor en sus grados mínimo a medio y
multa de seis a diez unidades tributarias mensuales/ 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30, 76, 202, 206 y 207.
CoNÍ ORDANCl \S A OTROS CÓDIGOS:
Código de Procedimiento Civil: artículo 817.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley 16.665, sobre Reconstitución de Inscripciones en Registros de Conser-
vadores de Bienes Raíces, D.O. 08.09.1967: articulo 21.

1 Este artículo fue modificado por la letra i) del art¡culo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
- Este artículo fue modificado por la letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
{ Este artículo fue modificado por el artículo I o de la Ley N° 19.806, publicada
en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002, en el sentido de derogar su inciso
segundo. Con anterioridad fue modificado por la letra d) del artículo 1° de
la Ley N° 19.450, publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 199<>.

262
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ART. 211

- Ley N° 16.674, sobre Saneamiento de Títulos de Dominio, D.O. 08.04.1968:


artículo 70.
- Decreto Ley N° 539, sobre Reajustabilidad y Pago de Dividendos
D.O. 28.06.1974: artículo 16.
- Decreto Ley N° 1.305, Reestructura y Regionaliza el Ministerio de Vivienda y
Urbanismo, D.O. 19.02.1976: articulo 29.
- Decreto Ley N° 3.557, sobre Protección Agrícola: artículo 21.
- Decreto Ley N° 3.538, crea Superintendencia de Valores y Seguros
D.O. 23.12.1980: artículo 26.
- Ley N° 18.045, sobre Mercado de Valores, D.O. 22.10.1981: artículo 59.
- Ley N° 18.168, General de Telecomunicaciones, D.O. 02.10.1982: articulo 37.
- LeyN018.556, Orgánica Constitucional sobre Sistema Electoral, D.O. 01.10.1986:
artículo 79.
- Ley N° 18.700, sobre Votaciones Populares y Escrutinios, D.O. 06.05.1988:
artículo 128.
- Ley N° 18.840, Orgánica Constitucional del Banco Central de Chile,
D.O. 10.10.1989: artículo 59.
- Ley N° 19.003, sobre Deudas Habitacionales, D O. 31.10.1990: articulo 2°.
- Decreto con Fuerza de Ley Xo 15, Min. Vivienda y Urbanismo, sobre Deudores
Habitacionales de la Ley N° 19.003, D.O. 16.01.1991: artículo 8o.
- Ley Xo 19.083, sobre Reprogramación de Deudas de Crédito Fiscal Universi-
tario, D.O. 12.08.1991: artículo Io letra f).
- Ley N° 19.287, sobre Fondos Solidarios de Crédito Universitario, D.O. 04.02.1994:
artículo 6°.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

i) El perjurio supone que el juramento constituya una solemnidad


propia del acto que deba prestarse ante la autoridad o sus agentes.
Corte Suprema, 07/03/1988, Rol: 26064, N° LegalPublishing: 10413

Artículo 211. La acusación o denuncia que hubiere sido decla-


rada calumniosa por sentencia ejecutoriada, será castigada con
presidio menor en su grado máximo y multa de dieciséis a veinte
unidades tributarias mensuales, cuando versare sobre un crimen,
con presidio menor en su grado medio y multa de once a quince
unidades tributarias mensuales, si fuere sobre simple delito, y con
presidio menor en su grado mínimo y multa de seis a diez unidades
tributarias mensuales, si se tratare de una falta. 1

1 Este artículo f u e m o d i f i c a d o p o r l a s l e t r a s j), h) y d) del artículo I o de la Ley


N° 1 9 . 4 5 0 , p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 1996.

263
ART. 211 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 3o, 29, 30, 37, 76 y 426.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Procedimiento Penal: artículos 81 y siguientes, 97 y 576.
- Código Procesal Penal: artículos 172 \• siguientes.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley 11.564 sobre Mataderos Clandestinos, D.O. 17.08.1954: artículo J".

JURISPRUDENCIA RELACION ADA

1) El delito de acusación o denuncia calumniosa, se refiere a las false-


dades vertidas en un determinado proceso, castigando aquella que hubiese
sido declarada calumniosa por sentencia ejecutoriada y su pena variará
en conformidad a si es relativa a un crimen, simple delito o falta. Existe
cierto consenso en la doctrina de que es un delito de acción penal pública,
y el bien jurídico protegido es la correcta administración de justicia y de
manera secundaria el honor del denunciado, lo que lleva a considerarlo un
delito pluriofensivo. Para efectos de aclarar el alcance del tipo, cabe señalar
que acusación es sinónimo de querella, castigando así la acción penal ya
sea pública o privada, respecto de un hecho constitutivo de delito que
realmente es falso, entendiéndose como tal que el hecho no existió, o que
sí existió pero el imputado no tiene participación alguna en los hechos.
En cuanto a la faz subjetiva del tipo, requiere dolo directo, a saber,
conocimiento de todos los elementos y su voluntad de realizarlo, y obvia-
mente la certeza de la falsedad de lo denunciado.
La posición dominante en la doctrina y en la jurisprudencia reciente es
aquella que incide en que la supuesta declaración previa no es necesaria, y
que no podrá ejecutarse pena alguna sino en virtud de sentencia ejecutoria-
da, no siendo menester procedimientos especiales no contemplados en la
ley, sino que sólo dos juicios; el primero, en el cual se produce la denuncia
o acusación, y el otro, diferente, en donde se la declara calumniosa y se
condena a su autor. Dicho razonamiento permite, además, subsanar los
defectos de las anteriores opiniones, guardando la debida concordancia y
armonía con el sistema general de nuestro ordenamiento procesal penal,
pues de seguirlas implicaría en un caso establecer la existencia de un delito,
sin incoarse el proceso respectivo, vulnerando mandato constitucional

2(>4
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ART. 21 1

expreso al respecto, afectando principios tales como el derecho al debido


proceso, la igualdad de las partes, la debida defensa y la imparcialidad del
juzgador, entre otros; incluso, supondría que la sentencia condenatoria
no aparezca fundada en un proceso previo, máxime si en nuestro país no
existen los juicios declarativos de delitos ni juicios ejecutivos para aplica-
ción de penas.
Corte Suprema, 16/11/2009. Rol: 7492-2008, N° LegalPublishing: 42812
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 12/08/2004, Rol: 3097-2004, N° LegalPublishing: 30653
Corte Suprema, 26/06/2002, Rol: 1624-2002, N° LegalPublishing: 24718
Corte Suprema, 28/03/2000, Rol: 4596-1999, N° LegalPublishing: 16631

2) No concurre el requisito de haberse denunciado un hecho falso,


indispensable para la existencia de un delito de denuncia calumniosa,
como quiera que haya que considerar únicamente los hechos imputados,
ya que la apreciación jurídica de los mismos no incumbe al denunciante,
sino que al juez de la causa. En relación con este tema, esta Corte Suprema,
al tratar esta materia, ha decidido que "si los hechos, de ser ciertos, no
constituirían delito, no hay denuncia calumniosa, aunque el denunciante,
equivocadamente, crea que son delictivos, y los califique como tales".
Corte Suprema, 26/06/1995, Rol: 30274, N° LegalPublishing: 13521

3) Para que exista el delito de querella calumniosa, es necesario que los


hechos que se imputan al querellado sean constitutivos de delito, más allá
de las calificaciones jurídicas que efectúe el querellante. Así, si se imputa
a otros hechos que no constituyen delito, no obstante se califiquen como
estafa, no existe delito de querella calumniosa.
Corte Suprema, 28/03/2000, Rol: 4596-1999, N° LegalPublishing: 16631

4) La denuncia calumniosa supone la falsedad de los hechos en que


se basa. Una errada calificación jurídica de hechos verdaderos no satisface
este tipo penal.
Corte Suprema, 26/06/1995, Rol: 30274, N° LegalPublishing: 13521

5) El tipo exige del sujeto activo conciencia de la falsedad de los


hechos que imputa a una persona; de manera que aquel que atribuye a

265
ART. 193 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO I\

una persona un suceso que razonablemente cree cierto, no incurre en el


delito, aunque esté equivocado, porque su convicción en la verdad de lo
que afirma excluye el dolo inherente a esta figura penal.
Corte Suprema, 26/07/200Rol: 268-1-2004, N° LegalPublishing: 305^3

Artículo 2 1 2 . El que fuera de los c a s o s previstos en los artícu-


los precedentes faltare a la verdad en declaración p r e s t a d a bajo
j u r a m e n t o o p r o m e s a exigida por ley, será c a s t i g a d o con la pena
de prisión en cualquiera de s u s g r a d o s o multa de una a cuatro
unidades tributarias mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ESTF CÓDIGO:
Artículos 21, 25, .12. 206 v 207.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Código de Procedimiento Civil: artículos 3-42 y siguientes, 35(> y siguientes.
Código de Procedimiento Penal: 189 y siguientes.
- Código Procesal Penal: artículos 298 y siguientes, 323.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) La sanción para tales conductas delictivas (presentación a sabiendas


de testigos y documentos falsos), tienen igual pena que el falso testimonio;
así, por aplicación del artículo 206 del Texto Punitivo y en consideración
a que la causa en que se aportaron los antecedentes tildados de falsos, cual
es infracción a los artículos 1 2 y 2 2 de la Ley N ° 1 9 . 3 6 6 , que tienen una
pena de crimen, la sanción penal según lo indica el artículo, en lo que
nos interesa, es presidio menor en su grado máximo y, en consecuencia,
tal pena es aflictiva.

Corte Suprema, 30/06/2004, Rol: 1357-2004, N° LegalPublishing: 30386

Este artículo fue sustituido por el articulo 2 o , N° 2, de la Ley N" 20.074, publi-
cada en el Diario Oficial de 14 de noviembre de 2005. Con anterioridad, fue
modificado por el articulo 2 o , Ley N" 19.804, publicada en el Diario Oficial
de 24 de mayo de 2002.

241»
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ART. 2US

§ 8. Del ejercicio ilegal de una profesión y de la usurpación


de funciones o nombres1

Artículo 2 1 3 . El q u e se fingiere autoridad, funcionario público


o titular de una p r o f e s i ó n que, por disposición de la ley, requiera
título o el cumplimiento de d e t e r m i n a d o s requisitos, y ejerciere
actos p r o p i o s de dichos cargos o profesiones, será p e n a d o con
presidio menor en s u s g r a d o s mínimo a medio y multa de seis a
veinte u n i d a d e s tributarias m e n s u a l e s . 2
El mero fingimiento de e s o s cargos o profesiones será sancio-
nado c o m o tentativa del delito que establece el inciso anterior.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 7°, 12 N° 5, 29. 30, 37, 52. 7<i, 313 a.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículo 19 N° 16, inciso 4o.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 18.120, sobre Comparecencia en Juicio, D.O. 18.05.1982: artículo 3°.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Este delito (el del artículo 213 del Código Penal) supone la existencia
de dos requisitos copulativos. Respecto del primer requisito el fingimiento
de ser autoridad, funcionario público o titular de una profesión, cabe
señalar que en el caso sub-lite se refiere a una profesión, de las cuales el
Estado se ha reservado la facultad de ejercerla a quienes han obtenido el
título pertinente, en instituciones educacionales autorizadas para ello y
reconocidas por éste.
En cuanto al segundo lugar, además de la realización de actos propios
de dichos cargos o profesiones segundo de ellos, es necesario hacer presente
que la ejecución de los actos propios, se refiere a todas aquellas actividades
normalmente inherentes a dicha actividad o que se encuentren dentro
del ámbito de su competencia, sin que sea necesario que se encuentren

i La denominación del párrafo fue sustituida por el artículo, 1° de la Ley


N° 17.155, publicada en el Diario Oficial de 11 de jumo de 1996.
- Este inciso fue modificado por la letra f) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.

267
ARTS. 2 1 4 - 2 1 5 LIBRO SEGl'NDO - TÍTULO I\

determinadas en una ley o reglamento. (Considerandos 10°, 1 I o , 14° de


Sentencia de Primera Instancia confirmada por Corte Suprema).
Corte Suprenui, 02/0?/2006, Rol: 1594-2006, Xa LegalPublishing: 2

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 04-'0(v'2008. Rol: 2646-2008. N° LegalPublishing: 39233
Corte Suprema, 10/08/200S. Rol: 3203-2005, N° LegalPublishing: 32618
Corte Suprema, 08/11/2004. Rol: 3o 1-2004, N« LegalPublishing: 31359
Corte Suprema. 20/01/2004, Rol: 4^9-2003, N° LegalPublishing: 29583

.Artículo 214. El que u s u r p a r e el n o m b r e de otro será castiga-


do con presidio menor en su g r a d o mínimo, sin perjuicio de la
pena que pudiere corresponderle a consecuencia del daño que
en su f a m a o intereses ocasionare a la p e r s o n a cuyo nombre ha
usurpado.
CO\CORD\SC1 \s A FSTE CODIGO!
Artículos 12 .V* 5, 30, 37 y 76.
COMORPANCIV. \ OTROS CODIGOS!
- Constitución Política: articulo 19 ,V 4.
C O V O R D A N C I \S A () TRAS NOKM \ S !
- Ley\'' ¡S.~"6. Orgánica Constitucional sobre Sistema Electoral, D.O. 01.10.1986:
articulo 79.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) La norma del artículo 214 del Código Penal sanciona al que usurpare
el nombre de otro, agregando que este fingimiento es sin perjuicio de la
pena que pudiera corresponder al autor a consecuencia del daño que en
su fama o intereses ocasionare a la persona cuyo nombre ha usurpado.
De este modo, aparece evidente que el tipo aludido exige que la usurpa-
ción ilícita se refiera a una persona real o existente. (Considerando 9o de
sentencia de Casación).

Corte Suprema, 08/111200-4. Rol: 3751-2004, N° LegalPublishing: 31359

Artículo 215. Suprimido. 1

1 Este artículo f u e s u p r i m i d o p o r el articulo I o de la Ley N° 17.155, publicada


en el Diario Oficial de 11 de j u n i o de 1969.

268
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V ARTS. 2 1 6 a 2 2 1

TÍTULO V

DE LOS CRÍMENES Y SIMPLES DELITOS COMETIDOS POR


EMPLEADOS PÚBLICOS EN EL DESEMPEÑO DE SUS CARGOS

§ 1. Anticipación y prolongación indebida de


funciones públicas

Artículo 216. Suprimido. 1


Artículo 217. Suprimido. 2
Artículo 218. Suprimido. 3
Artículo 219. Suprimido. 4

§ 2. Nombramientos ilegales

Artículo 220. El empleado público que a sabiendas designare


en un cargo público a persona que se encuentre afecta a inhabi-
lidad legal que le impida ejercerlo, será sancionado con la pena
de inhabilitación especial temporal en cualquiera de sus grados y
multa de cinco a diez unidades tributarias mensuales. 5
CONCORDANCIAS A ES TE CÓDIGO:
Artículos 25 y 260.

§ 3. Usurpación de atribuciones

Artículo 221. El empleado público que dictare reglamentos o


disposiciones generales excediendo maliciosamente sus atribu-
ciones, será castigado con suspensión del empleo en su grado
medio.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25 y 260.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 6° y 7°.

124 Este artículo fue suprimido por el N° 2 del artículo I o de la Ley N° 19.645,
publicada en el Diario Oficial de 11 de diciembre de 1999.
5 Este artículo fue modificado por el N° 3 del artículo I o de la Ley N° 19.645,
publicada en el Diario Oficial de 11 de diciembre de 1999. Con anterioridad
fue modificado por la Ley N° 19.450, publicada en el Diario Oficial de 18 de
marzo de 1996.

269
ARTS. 191 a 193 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV

Artículo 222. El empleado del orden judicial que se arrogare


atribuciones propias de las autoridades administrativas o impi-
diere a éstas el ejercicio legítimo de las suyas, sufrirá la pena de
suspensión del empleo en su grado medio.
En la misma pena incurrirá todo empleado del orden admi-
nistrativo que se arrogare atribuciones judiciales o impidiere la
ejecución de una providencia dictada por tribunal competente.
Las disposiciones de este artículo sólo se harán efectivas cuando
entablada la competencia y resuelta por la autoridad correspon-
diente, los empleados administrativos o judiciales continuaren
procediendo indebidamente.
CONCORDANCIAS A ESTF CÓDIGO:
Artículos 25, 152 y 260.

CONCORDANCIAS A OTROS CODIGOS:


Constitución Político; artículos 7l\ 73, 76 y 77.
- Codigo Orgánico Je Tribunales: artículos 324 y siguientes.

§ 4. Prevaricación
Artículo 223. Los miembros de los tribunales de justicia cole-
giados o unipersonales \ los fiscales judiciales, sufrirán las penas
de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos,
derechos políticos y profesiones titulares y la de presidio o reclu-
sión menores en cualesquiera de sus grados: 1
CONCORDANCIAS A ESTF CÓDIGO:
Artículos 29. 30. 37, 76. 24S, _'-/</, 25,S' a 260.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Constitución Política: artículos 73, 76, 77 y 78.
- Código de Procedimiento Civil: artículo 810.
- Código Orgánico de Tribunales: artículos 320, 324 y siguientes.
- Código de Procedimiento Penal: artículos 623 y siguientes.
- Código Procesal Penal: artículos 424 y siguientes.

Este encabezamiento fue modificado por el artículo I o de la Ley N" 19.K(i<>,


publicada en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002, en el sentido de re-
emplazar la frase "funcionarios que desempeñan el ministerio público" por
"fiscales judiciales".

270
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V ART. 2 2 3

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


- Ley N° 19.620, sobre Adopción de Menores, D.O. 05.08.1999: artículo 42.
- Ley N° 19.366. sobre Tráfico ¡lícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas:
articulo 21.

1. C u a n d o a s a b i e n d a s fallaren contra ley expresa y vigente en


causa criminal o ci\il.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 2 2 3 N° 1)

i) No existe en nuestra legislación penal un concepto del delito de


prevaricación y que, según el Diccionario de la Real Academia Española
de la Lengua, prevaricar consiste en "delinquir los empleados públicos
dictando o proponiendo a sabiendas o por ignorancia inexcusable, reso-
lución de manifiesta injusticia".
La utilización por nuestro Código Penal de las expresiones "a sabien-
das"; "maliciosamente"; "por malicia o negligencia inexcusable" y otras,
denota claramente que las infracciones de ley que pueden conformar las
figuras típicas descritas en el Párrafo 4 del Título V, Libro II del Código
Penal, requieren algo más que la presunción general del conocimiento
de la ley, sino que debe exigirse un conocimiento efectivo, no sólo de su
tenor, sino de su correcta interpretación; en otras palabras, "el prevaricato
no consiste en que una resolución sea contraria a la ley o en que el Juez
aplique equivocadamente el derecho", sino que la incorrección jurídica de
lo resuelto debe ir unida a la incorrección moral del juez, a la conciencia
de éste de estar aplicando una disposición en forma contraria a lo que su
texto y sentido señalan. (Considerando 5 o sentencia Corte Suprema).
Corte Suprema, 31/01/1996, Rol: 29786, N° LegalPublishing: 13752

2. Cuando por sí o por interpuesta p e r s o n a admitan o conven-


gan en admitir dádiva o regalo por hacer o dejar de hacer algún
acto de su cargo.
3. Cuando ejerciendo las funciones de su empleo o valiéndose
del poder que éste les da, s e d u z c a n o soliciten a persona imputada
o que litigue ante ellos. 1

1 Este n ú m e r o f u e m o d i f i c a d o p o r el artículo 1 0 de la Ley N° 19.806, p u b l i c a d a


en el Diario Oficial de 31 de m a y o de 2 0 0 2 , en el s e n t i d o de r e e m p l a z a r la
expresión " p r o c e s a d a " por "imputada".

271
-ART. 224 LIBRO SEGUNDO - TÍTl'l.t) \

Artículo 224. Sufrirán las penas de inhabilitación absoluta tem-


poral para cargos y oficios públicos en cualquiera de sus grados
y la de presidio o reclusión menores en sus grados mínimos a
medios:
1. Cuando por negligencia o ignorancia inexcusables dictaren
sentencia manifiestamente injusta en causa criminal.
2. Cuando a sabiendas contravinieren a las leyes que reglan la
sustanciación de los juicios, en términos de producir nulidad en
todo o en parte sustancial.
3. Cuando maliciosamente nieguen o retarden la administración
de justicia y el auxilio o protección que legalmente se les pida.
4. Cuando maliciosamente omitan decretar la prisión de alguna
persona, habiendo motiv o legal para ello, o no lleven a efecto la
decretada, pudiendo hacerlo.
5. Cuando maliciosamente retuvieren en calidad de preso a un
indiv iduo que debiera ser puesto en libertad con arreglo a la ley.
(j. Cuando revelen los secretos del juicio o den auxilio o con-
sejo a cualquiera de las partes interesadas en él, en perjuicio de
la contraria.
7. Cuando con manifiesta implicancia, que les sea conocida y
sin haberla hecho saber previamente a las partes, fallaren en causa
criminal o civil.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 30, 37, 76, 149, 246, 248, 249, 258 a 260.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 73, 76, 77 y 78.
- Código Orgánico de Tribunales: artículos 320, 324 y siguientes.
- Codito de Procedimiento Penal: artículos 49, 50, 306, 319, 356 y siguientes,
541, 623 y siguientes.
- Código Procesal Penal: artículos 95, 122 y siguientes, 139 y siguientes, 372 y
siguientes, 424 y siguientes.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) No existe en nuestra legislación penal un concepto del delito de


prevaricación y que, según el Diccionario de la Real Academia Española
de la Lengua, prevaricar consiste en "delinquir los empleados públicos
dictando o proponiendo a sabiendas o por ignorancia inexcusable, reso-
lución de manifiesta injusticia".

272
LIBRO SEGUNDO TÍTULO Y ART. 2 2 5

La utilización por nuestro Código Penal de las expresiones "a sabien-


das"; "maliciosamente"; "por malicia o negligencia inexcusable" y otras,
denota claramente que las infracciones de ley que pueden conformar las
figuras típicas descritas en el Párrafo 4 del Título V, Libro II del Código
Penal, requieren algo más que la presunción general del conocimiento
de la ley, sino que debe exigirse un conocimiento efectivo, no sólo de su
tenor, sino de su correcta interpretación; en otras palabras, "el prevaricato
no consiste en que una resolución sea contraria a la ley o en que el Juez
aplique equivocadamente el derecho", sino que la incorrección jurídica de
lo resuelto debe ir unida a la incorrección moral del juez, a la conciencia
de éste de estar aplicando una disposición en forma contraria a lo que su
texto y sentido señalan. (Considerando 5 o sentencia Corte Suprema).

Corte Suprema, 31/01/1996, Rol: 29786, N° LegalPublishing: 13752

Artículo 225. Incurrirán en las penas de suspensión de cargo


o empleo en cualquiera de sus grados y multa de once a veinte
unidades tributarias mensuales o sólo en esta última, cuando por
negligencia o ignorancia inexcusables: 1
1. Dictaren sentencia manifiestamente injusta en causa civil.
2. Contravinieren a las leyes que reglan la sustanciación de
los juicios en términos de producir nulidad en todo o en parte
sustancial.
3. Negaren o retardaren la administración de justicia y el auxilio
o protección que legalmente se les pida.
4. Omitieren decretar la prisión de alguna persona, habiendo
motivo legal para ello, o no llevaren a efecto la decretada, pudien-
do hacerlo.
5. Retuvieren preso por más de cuarenta y ocho horas a un
individuo que debiera ser puesto en libertad con arreglo a la ley.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 30, 37, 76, 149, 246, 24S, 249, 258 a 260.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 73, 76, 77 y 78.
- Código Orgánico de Tribunales: artículos 320, 324 y siguientes.

1 Este e n c a b e z a m i e n t o f u e m o d i f i c a d o p o r la letra i) del artículo I o de la Ley


N° 19.450, p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 1 9 9 6 .

273
.ARTS. 2 2 6 - 2 2 7 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO Y

Codigo de Procedimiento Penal: artículos 49, 50, 306, 319, 356 y siguientes.
541, 623 y siguientes.
- Codigo Procesal Penal: artículos 95. 122 y siguientes, 139 y siguientes, 372 y
siguientes, 424 y siguientes.

Artículo 226. En las mismas penas incurrirán cuando no cum-


plan las órdenes que legalmente se les comuniquen por las auto-
ridades superiores competentes, a menos de ser evidentemente
contrarias a las leyes, o que haya motivo fundado para dudar de
su autenticidad, o que aparezca que se han obtenido por engaño
o se tema con razón que de su ejecución resulten graves males
que el superior no pudo prever.
En estos casos el tribunal, suspendiendo el cumplimiento de
la orden, representará inmediatamente a la autoridad superior las
razones de la suspensión, y si ésta insistiere, le dará cumplimiento,
libertándose así de responsabilidad, que recaerá sobre el que la
mandó cumplir.
CONCORDANCI AS A FSTK CODIGO:
Artículos 10 Y" 10, 159. 252, 260 y 261.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Codigo de justicia Militar: artículos 214 y 335.

Artículo 227. Se aplicarán respectivamente las penas determi-


nadas en los artículos precedentes:
1. A las personas que, desempeñando por ministerio de la ley
los cargos de miembros de los tribunales de justicia colegiados o
unipersonales, fueren condenadas por algunos de los crímenes o
simples delitos enumerados en dichos artículos. 1
2. A los subdelegados e inspectores que incurrieren en iguales
infracciones.
3. A los compromisarios, peritos y otras personas que, ejercien-
do atribuciones análogas, derivadas de la ley, del tribunal o del
nombramiento de las partes, se hallaren en idénticos casos.

1 Este número fue modificado por el articulo I o de la Ley N" 19.806, publicada
en el Diario Oficial de 31 de mayo de 2002, en el sentido de reemplazar la
expresión "procesados" por "condenadas". Con anterioridad fue modificado
por el Decreto con Fuerza de Ley N° 3, publicado en el Diario Oficial de 3 de
septiembre 1992.

274
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V ARTS. 242-243

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 224, 225, 226, 230 y 304.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 73, 76, 77 y 78.
- Código Orgánico de Tribunales: artículos 320, 324 y siguientes.

Artículo 228. El que, desempeñando un empleo público no


perteneciente al orden judicial, dictare a sabiendas providencia
o resolución manifiestamente injusta en negocio contencioso-
administrativo o meramente administrativo, incurrirá en las penas
de suspensión del empleo en su grado medio y multa de once a
quince unidades tributarias mensuales. 1
Si la resolución o providencia manifiestamente injusta la
diere por negligencia o ignorancia inexcusables, las penas serán
suspensión en su grado mínimo y multa de seis a diez unidades
tributarias mensuales. 2
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25, 223, 224, 225 y 260.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 6°, 7o, 19 N° 7 letra i), 38.

Artículo 229. Sufrirán las penas de suspensión de empleo en


su grado medio y multa de seis a diez unidades tributarias men-
suales, los funcionarios a que se refiere el artículo anterior, que,
por malicia o negligencia inexcusables y faltando a las obligaciones
de su oficio, no procedieren a la persecución o aprehensión de los
delincuentes después de requerimiento o denuncia formal hecha
por escrito. 3
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25 y 260.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Procedimiento Penal: artículos 89 y siguientes, 254 y siguientes.
- Código Procesal Penal: artículos 125 y siguientes.

1 Este inciso fue modificado por la letra h) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
2 Este inciso fue modificado por la letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
2 Este artículo f u e m o d i f i c a d o p o r la letra i) del artículo I o de la Ley N° 1 9 . 4 5 0 ,
p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 1996.

275
ARTS. 2 3 0 a 2 32 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO \

Artículo 230. Si no tmiere renta el funcionario que debe ser


penado con suspensión o inhabilitación para cargos o empleos pú-
blicos, se le aplicará además de estas penas la de reclusión menor
en cualquiera de sus grados o multa de once a veinte unidades
tributarias mensuales, según los casos. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CODIGO:
Artículos 29, 30, 37, 76 y 260.
CONCORD ANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley Xo S.715, de 24.12.1946: artículo 4°.

Artículo 231. El abogado o procurador que con abuso malicioso


de su oficio, perjudicare a su cliente o descubriere sus secretos,
será castigado según la gravedad del perjuicio que causare, con
la pena de suspensión en su grado mínimo a inhabilitación espe-
cial perpetua para el cargo o profesión y multa de once a veinte
unidades tributarias mensuales. 2
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 37, 3S, 246 y 247.
C O N C O R D ANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Código de Procedimiento Civil: artículos 6°, 7°, 10 y 360.
Código de Procedimiento Penal: artículo 201 N° 2.
Código Procesal Penal: artículos 54 y 303.

Artículo 232. El abogado que, teniendo la defensa actual de


un pleito, patrocinare a la vez a la parte contraria en el mismo
negocio, sufrirá las penas de inhabilitación especial perpetua para
el ejercicio de la profesión y multa de once a veinte unidades tri-
butarias mensuales. 3
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 37, 3H, 246 y 247.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Procedimiento Civil: artículos 6o, 7o, 10 y 360.
- Código de Procedimiento Penal: artículo 201 N° 2.
- Código Procesal Penal: articulo 303.

1 a 3 Este articulo f u e m o d i f i c a d o por la letra i) del a r t í c u l o I o de la Ley N° 19.450,


p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 1 9 9 6 .

276
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ART. 193

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El ilícito previsto en el artículo 232 del Código Penal, la prevarica-


ción de abogado, se consuma con la sola realización de la conducta descrita
en la ley, pues no se exige la ocurrencia de perjuicio, y se configura cuando
el abogado pone en práctica una actividad procesal, entendida como la
defensa expresa de una de las partes - l a cual debe constar en autos-, para
luego ejercitar formalmente ante el tribunal, y en el marco del mismo
negocio, los derechos de la parte contraria a aquella que anteriormente
había defendido.
Corte Suprema, 07/10/2008, Rol: 1873-2008, N° LegalPublishing: 39192

§ 5. Malversación de caudales públicos

Artículo 233. El empleado público que, teniendo a su cargo


caudales o efectos públicos o de particulares en depósito, con-
signación o secuestro, los substrajere o consintiere que otro los
substraiga, será castigado:
1. Con presidio menor en su grado medio y multa de cinco
unidades tributarias mensuales, si la substracción excediere de
una unidad tributaria mensual y no pasare de cuatro unidades
tributarias mensuales.
2. Con presidio menor en su grado máximo y multa de seis a
diez unidades tributarias mensuales, si excediere de cuatro uni-
dades tributarias mensuales y no pasare de cuarenta unidades
tributarias mensuales.
3. Con presidio mayor en sus grados mínimo a medio y multa
de once a quince unidades tributarias mensuales, si excediere de
cuarenta unidades tributarias mensuales.
En todos los casos, con la pena de inhabilitación absoluta tem-
poral en su grado mínimo a inhabilitación absoluta perpetua para
cargos y oficios públicos. 1

Este artículo fue sustituido por la letra g) del artículo 2» de la Ley N°; 19.501,
publicada e n e l Diario Oficial d e 1 5 d e mayo d e ^ ^ Con a n t e n o n d a d ^
sustituido por la letra f) del artículo 2 o de la Ley N° 19.4bU, puDiicaaa en ei
Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.

277
.ART. 24N bis LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 28, 29, 30. 37, 74, 76, 260, 470 1.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 32 N° 22 y 87.
Código de Justicia Militar: artículos 348, 354 y 355.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley 10.336, D.O. 10.07.1964: Título A:
- Ley 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.
- Ley 18.575, sobre Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.
- Ley 19.359, sobre Subvención Extraordinaria a Establecimientos Educacio-
nales, D.O. 31.12.1994: artículo 1°.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) La doctrina penal advierte que el de la especie corresponde a un


delito de los denominados especiales propios, de acuerdo al título que
lo comprende. Y conforme resulta de su claro tenor, este tipo, en su faz
objetiva exige la concurrencia de tres requisitos, a saber:
1. Un sujeto activo con una cualidad especial: la de ser funcionario
público, pues como se dijo, el injusto corresponde a la categoría denomi-
nada delitos especiales propios, revistiendo tal calidad para efectos penales
los sujetos comprendidos en el artículo 260 del Código Penal.
El señalado, corresponde a un elemento normativo del tipo penal.
2. Este empleado público debe tener a su cargo (por la función que
desempeña) caudales o efectos públicos (en lo que atañe a los hechos in-
vestigados en el proceso) en depósito, consignación o secuestro.
Esto es, un título de mera tenencia, que confiere cualidad de adminis-
tración.
3. Estos caudales o efectos públicos deben ser sustraídos de su destino
o finalidad.
Los expresados, elementos de la esencia del tipo penal.
Finalmente, en su faz subjetiva, no cabe dudas que se requiere la con-
currencia de dolo directo, esto es, la finalidad precisa de hacer propios los
(en este caso) caudales públicos.

Corre Suprema, 21/11/2007, Rol: 5957-2007\ N° LegalPublishing: 37~62

278
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ART. 193

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 17/06/2010, Rol: 1309-2009, N° LegalPublishing: 45077
Corte Suprema, 01/09/2008, Rol: 5903-2007, N° LegalPublishing: 39870
Corte Suprema, 09/01/1997, Rol: 33463, N° LegalPublishing: 14212
Corte Suprema, 19/05/2008, Rol: 2321-2007, N° LegalPublishing: 38917

Doctrina en sentido contrario:


1) Se ha manifestado expresamente que el requerido no tiene ni tuvo esta
calidad (funcionario público), al efecto se ha pretendido que se aplique la
teoría de la comunicabilidad como codelincuente de otro que sí la tiene.
Sin embargo, en el sistema penal chileno, la autoría como la complicidad
en el ilícito de (malversación de caudales públicos) están reservadas sólo a
quienes tengan la calidad de empleados públicos y es necesario, asimismo,
que administren o tengan a su cargo fondos públicos, por lo que no acepta
dicha comunicabilidad por lo que en este caso, a los codelincuentes no
empleados públicos, se les debe procesar por un delito que hayan podido
cometer, sin esa condición.

Corte Suprema, 07/10/2002, Rol: 3028-2002, N° LegalPublishing: 26034

Artículo 2 3 4 . El e m p l e a d o público que, por abandono o ne-


gligencia inexcusables, diere ocasión a que se efectúe por otra
persona la substracción de caudales o efectos públicos o de par-
ticulares de que se trata en los tres números del artículo anterior,
incurrirá en la pena de s u s p e n s i ó n en cualquiera de s u s grados,
quedando a d e m á s obligado a la devolución de la cantidad o efec-
tos substraídos.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 10 N° 13, 28, 29, 30, 37, 74, 76, 260, 470 N° 1.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 32 N° 22 y 87.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 10.336, D. O. 10.07.1964: Título IV.
- Ley N° 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.
- Ley 1Vo 18.575, sobre Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.

279
ART. 234 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Los elementos típicos que configuran el delito (artículo 234 del


Código Penal) son:
En primer término, la calidad de empleado público del acusado.
Luego la calificación de abandono o negligencia inexcusable de la con-
ducta atribuible al reo, de modo que aquellas circunstancias destinadas a
explicar o justificar el resultado perjudicial producido, no permiten evitar
que surja del análisis, el juicio en orden a que el comportamiento fuera de
tal manera censurable que no admite excusa, configurándose el reproche
de inexcusabilidad exigido a la conducta del tipo.
Aparece asimismo, que la conducta del encausado diera ocasión para
lograr la sustracción y apropiación de fondos públicos por parte de terceros,
existiendo una relación de causa a efecto entre la sustracción y apropiación
que se le imputa al tercero y la negligencia inexcusable del acusado.
También, se hace necesario consignar que la conducta de "substracción"
efectuada por otra persona que exige la norma del artículo en comento, se
ajuste a la actividad desplegada por los terceros, quienes lograren apropiarse
de los fondos públicos.
Por último elemento típico se cuenta el que los caudales o efectos
sustraídos por terceros se encuentren a cargo del funcionario público al
que se pretende imputar negligencia inexcusable en la custodia de los
mismos. Al efecto, señala Labatut, que la hipótesis culposa del delito
de malversación de caudales públicos, contenida en el artículo 234 del
Código Penal, exige, en carácter de elemento o requisito esencial para la
punibilidad de la conducta allí descrita, que los caudales o efectos estén a
cargo del empleado público, en razón de sus funciones.

Corte Suprema, 15/01/2007, Rol: 5733-2004, N° LegalPublishing: 35908

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 06/10/2004, Rol: 4407-2004, N° LegalPublishing: 31005
Corte Suprema, 17/08/1988, Rol: 25341, N° LegalPublishing: 10547
Corte Suprema, 25/10/2004, Rol: 4748-2004, N° LegalPublishing: 31337

2) El tipo penal exige "culpa inexcusable", esto una especie de culpabi-


lidad en la ejecución de los hechos que atendidas sus circunstancias deban

280
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ART. 193

ser fuertemente censurados, toda vez que en nuestro ordenamiento jurídico


la culpa llega a ser elemento típico en infracciones penales no ligadas a
la integridad física y la vida de las personas sólo muy excepcionalmente,
en razón de que esta clase de culpabilidad universalmente se la acepta
fundamentalmente para cautelar esos bienes jurídicos.

Corte Suprema, 25/10/2004, Rol: 4748-2004, N° LegalPublishing: 31337

3) Que, la hipótesis culposa del delito de malversación de caudales pú-


blicos, contenida en el artículo 234 del Código Penal, exige, en carácter de
elemento o requisito esencial para la punibilidad de la conducta allí descri-
ta, que los caudales o efectos estén a cargo del empleado público, en razón
de sus funciones, atendida la referencia que se hace al artículo 233.
Corte Suprema, 15/01/2007, Rol: 5733-2004, N° LegalPublishing: 35908

Artículo 235. El empleado que, con daño o entorpecimiento


del servicio público, aplicare a usos propios o ajenos los caudales
o efectos puestos a su cargo, sufrirá las penas de inhabilitación
especial temporal para el cargo u oficio en su grado medio y
multa del diez al cincuenta por ciento de la cantidad que hubiere
substraído.
No verificado el reintegro, se le aplicarán las penas señaladas
en el artículo 233.
Si el uso indebido de los fondos fuere sin daño ni entorpeci-
miento del servicio público, las penas serán suspensión del empleo
en su grado medio y multa del cinco al veinticinco por ciento de
la cantidad substraída sin perjuicio del reintegro.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 28, 29, 30, 37, 74, 76, 260, 470 N° 1.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 32 N° 22 y 87.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 10.336, D.O. 10.07.1964: Título IV.
- Ley N° 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.
- Ley N° 18.575, sobre Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.

281
.ART. 24N bis LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V

.Artículo 2 3 6 . El e m p l e a d o público q u e arbitrariamente diere


a los caudales o efectos que administre una aplicación pública
diferente de aquella a q u e estuvieren d e s t i n a d o s , será castigado
con la pena de s u s p e n s i ó n del empleo en su g r a d o medio, si de
ello resultare d a ñ o o entorpecimiento p a r a el servicio u objeto en
que debían emplearse, y con la m i s m a en su g r a d o mínimo, si no
resultare d a ñ o o entorpecimiento.
CONCORD ANCIAS A ESTF CÓDIGO:
Artículos 2S. 29, 30, 37, 7-1, 76, 260, -470 X" I.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículos 32 22 y S7.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley 10.336, D.O. 10.07.1964: Título /V.
- Ley S° i S.S34, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.19S9: artículos 114
y siguientes.
Ley .\0 18.575, sobre Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Los elementos típicos de la aplicación pública diferente son los que


siguen:
a) El sujeto activo, que debe ser un funcionario público, más no
cualquiera, sino uno que tenga a su cargo la administración del objeto
material de la infracción.
b) El verbo rector, esto es, la aplicación de los caudales o efectos admi-
nistrados a una finalidad pública distinta a la que estuvieren destinados,
pues es precisamente esta vinculación que debe existir entre el empleado
y los caudales que se le confió, la que determina que él, y sólo él, abusan-
do de sus funciones, es decir, obrando arbitrariamente, como indica este
elemento normativo del tipo, queda en posición de torcer la voluntad de
la Administración en la asignación de las partidas presupuestarias y de
supeditarla a su voluntad subjetiva, a una determinación personal, capri-
chosa y no justificada por la necesidad de atender intereses de superior
entidad valorativa.
c) El elemento subjetivo, que aquí consiste en la forma principal de la
culpabilidad, o sea, el dolo, que puede ser tanto directo como eventual,
pues la descripción típica no cierra el camino a este último, y

282
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V ART. 236

d) El resultado, que tanto podrá consistir en la aplicación pública


diferente sin daño o entorpecimiento para el servicio u objeto en que
debían emplease los efectos, y en esta parte la figura del artículo 236 es
de mero peligro para los recursos económicos del Estado, como en la real
verificación de dicho daño o entorpecimiento, y en esta forma agravada
el delito es ciertamente de lesión, pues el servicio u objeto al que estaban
adscriptos los fondos se ve, no sólo privado momentáneamente de su sus-
tento financiero, como ocurre en la forma básica del delito, sino de ello
derivan consecuencias nocivas para la actividad pública de que se trate,
como pudieran ser la imposibilidad para la Administración de llevar a cabo
las inversiones o los gastos debidos dentro de ese ejercicio presupuestario,
con el consiguiente perjuicio de la comunidad de los administrados, o la
pérdida de la posibilidad de cumplimentarlos en condiciones favorables de
mercado dentro del mismo ejercicio. (Considerando N° 4 de la sentencia
de la Corte de Apelaciones de Antofagasta).
Corte Suprema, 24/08/2004, Rol: 3007-2002, N° LegalPublishing: 30788
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 09/01/1997, Rol: 33463, N° LegalPublishing: 14212

2) El acto de otorgar a los caudales una aplicación pública diferente


de la que tuvieren destinada, es propiamente el objeto en que consiste
el delito y que lo diferencia de las otras formas de malversación que san-
ciona nuestro Código Punitivo. En efecto, en los artículos 233 y 235, se
parte del supuesto de un sujeto activo calificado, el funcionario público,
que sustrae los caudales puestos a su cargo en razón de sus funciones y
en cambio el hecho tipificado en el artículo 236 no puede regirse por
ese esquema, pues la acción en que consiste no es una sustracción, sino
la desviación de los caudales públicos autorizados a otros fines también
públicos, pero indebidos y es precisamente para resolver por cuál delito
debe ser sancionado el encausado respecto este requisito debe relacionarse
con lo que preceptúa el artículo 233 del Código Penal para determinar si
se ha producido la violación.
En el delito de aplicación diferente de caudales públicos, el dolo, como
especie de culpabilidad, es el elemento subjetivo exigido.
Corte Suprema, 09/01/1997 Rol: 33463, N° LegalPublishing: 14212

283
.ART. 24N bis LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V

3) El contenido de injusto de la aplicación pública diferente tiene en


cuenta, ante todo, la regularidad administrativa en la gestión de los re-
cursos económicos de la Administración -en especial, el leal acatamiento
por quienes los ejecutan de los propósitos del Estado y de los fines de
beneficio colectivo a los que éstos responden, que viene a ser el objeto
jurídico específico de la infracción- y, por esta vía, indirectamente, la
integridad de tales medios, como sucede en todas las formas de malver-
sación de estos caudales.
Los elementos típicos de la aplicación pública diferente son: a) El sujeto
activo, que debe ser un funcionario público, mas no cualquiera, sino uno
que tenga a su cargo la administración del objeto material de la infracción, b)
El verbo rector, esto es, la aplicación de los caudales o efectos administrados
a una hnalidad pública distinta a la que estuvieren destinados, c) El elemen-
to subjetivo, que aquí consiste en la forma principal de la culpabilidad, o
sea, el dolo, que puede ser tanto directo como eventual, pues la descripción
típica no cierra el camino a este último, y d) El resultado, que tanto podrá
consistir en la aplicación pública diferente sin daño o entorpecimiento para
el servicio u objeto en que debían emplearse los efectos, y en esta parte la
figura del artículo 236 es de mero peligro para los recursos económicos del
Estado, como en la real verificación de dicho daño o entorpecimiento, y
en esta forma agravada el delito es ciertamente de lesión, pues el servicio
u objeto al que estaban adscriptos los fondos se ve.
Por la comisión del ilícito contemplado en el artículo 236, aplicación
pública diferente, no disminuyen los fondos que se encuentran a cargo
del empleado culpable, sino que se vulnera la regularidad de su adminis-
tración. (Considerando N° 13 de la sentencia de la Corte de Apelaciones
de Antofagasta).
Corte Suprema, 24/08/2004, Rol: 3007-2002, N° LegalPublishing: 30788

4) La vinculación que debe existir entre el empleado y los caudales a


su cargo no es otra que la forma verbal "administre". La administración
supone ciertas funciones específicas que otorgan una garantía y una mayor
voluntad de iniciativa a quien las ejerce, o mejor, que implican la facultad
precisa de dar cumplimiento a las disposiciones legales o reglamentarias
sobre la aplicación de los caudales.

284
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V ARTS. 216 a 221

Respecto a la normativa que determina la destinación de los fondos, no


se requiere que el destino de los caudales esté fijado por ley, pues dentro
del normal funcionamiento de la administración pública, aquel puede
estar determinado aun por instrucciones de los respectivos funcionarios
superiores, cuando se les ha concedido la potestad o facultad por el res-
pectivo ordenamiento jurídico.

Corte Suprema, 24/08/2004, Rol: 3007-2002, N° LegalPublishing: 30788

Artículo 237. El empleado público que, debiendo hacer un pago


como tenedor de fondos del Estado, rehusare hacerlo sin causa
bastante, sufrirá la pena de suspensión del empleo en sus grados
mínimo a medio.
Esta disposición es aplicable al empleado público que, reque-
rido por orden de autoridad competente, rehusare hacer entrega
de una cosa puesta bajo su custodia o administración.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 28, 29, 30, 37, 74, 76, 260, 470 N° 1.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Constitución Política: artículos 32 N° 22 y 87.

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


- Ley N° 10.336, D. O. 10.07.1964: Título IV.
- Ley N° 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 1 i4
y siguientes.
- Ley N° 18.575, sobre Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.

Artículo 238. Las disposiciones de este párrafo son extensivas


al que se halle encargado por cualquier concepto de fondos, rentas
o efectos municipales o pertenecientes a un establecimiento pú-
blico de instrucción o beneficencia.
En los delitos a que se refiere este párrafo, se aplicará el máximo
del grado cuando el valor de lo malversado excediere de cuatrocien-
tas unidades tributarias mensuales, siempre que la pena señalada
al delito conste de uno solo en conformidad a lo establecido en el

285
ART. 2 3 9 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V

inciso tercero del artículo 67 de este Código. Si la pena consta de


dos o más grados, se impondrá el grado máximo. 1
CÓNCORD \NCLAS A ESTE CODIGO!
Artículos 28, 29, 30, 37, 74, 76, 260, 470 1.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Constitución Política: artículos 32 .Y" 22 y 87.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley \<° 10.336, D.O. 10.07.1964: Titulo ñ.
- Ley 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.
- Ley 18.575, sobre Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.

§ 6. Fraudes y exacciones ilegales

Artículo 239. El empleado público que en las operaciones en


que interviniere por razón de su cargo, defraudare o consintiere
que se defraude al Estado, a las municipalidades o a los estableci-
mientos públicos de instrucción o de beneficencia, sea originán-
doles pérdida o privándoles de un lucro legítimo, incurrirá en la
pena de presidio menor en sus grados medio a máximo.
En aquellos casos en que el monto de lo defraudado excediere
de cuarenta unidades tributarias mensuales, el juez podrá aumen-
tar en un grado la pena señalada en el inciso anterior.
Si la defraudación excediere de cuatrocientas unidades tributa-
rias mensuales se aplicará la pena de presidio mayor en su grado
mínimo.
En todo caso, se aplicarán las penas de multa del diez al cin-
cuenta por ciento del per juicio causado e inhabilitación absoluta
temporal para cargos, empleos u oficios públicos en sus grados
medio a máximo. 2

1 Este inciso fue modificado por la letra h) del artículo 2 o de la Ley V 19.501,
publicada en el Diario Oficial de 15 de mayo de 1997. Con anterioridad fue
modificado por la letra g) del artículo 2 o de la Ley N u 19.450, publicada en
el Diario Oficial de 1K de marzo de 1996.
- Este artículo f u e r e e m p l a z a d o p o r el n ú m e r o 1 del artículo único de la Ley
N° 2 0 . 3 4 1 , p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 22 de abril de 2 0 0 9 .

286
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ART. 193

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 25, 30, 37, 76, 260, 470 N° 2.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.
- Ley N° 18.575, sobre Bases Generales de ¡a Administración del Estado,
D.O. 05,12.1986: artículos 63 y siguientes.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) La voz "operación" empleada por el legislador en el artículo 239


del Código Penal, disposición que prevé el delito de fraude al fisco, no
puede ser entendida en forma restrictiva, como sinónimo de negociación
contractual en que el Estado es representado por un funcionario con
competencias para intervenir en ellas, porque darle ese alcance, en primer
lugar, implicaría desconocer que la intención del legislador fue ampliar
el ámbito de aplicación del artículo 239, dado el carácter casuístico de la
redacción de su modelo, que fue el Código Penal español de 1848 y, en
segundo lugar, limitaría el sujeto activo idóneo para cometer este delito
sólo a aquellos que tuvieran competencias específicas de orden contractual.
La finalidad de introducir el vocablo "operación" en el delito en cuestión
fue extender el tipo a supuestos distintos al ámbito de la contratación
estatal, hipótesis a la que se refería el Código español.

Corte Suprema, 07/04/2009, Rol: 2843-2008, N° LegalPublishing: 41810


Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 03/05/2007, Rol: 2834-2006, N° LegalPublishing: 36452
Corte Suprema, 29/04/1997, Rol: 33555-1995, N° LegalPublishing: 14400
2) En los delitos especiales propios las circunstancias personales con-
currentes se comportan como fundantes del injusto, en forma tal que no
existe un delito común al cual reconducir los hechos si esa cualificación
no se presenta; mientras que en los delitos especiales impropios la calidad
personal sólo produce el efecto de agravar o morigerar la culpabilidad,
pero la conducta sigue siendo punible, aun sin esa cualificación. Sucede
así con el delito de malversación de caudales públicos o con el fraude al
fisco, pues separando la condición personal de funcionario público del
interviniente, el ilícito sigue existiendo, pero con otro título.

287
ART. 239 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V

La calidad de funcionario público en los delitos especiales impropios se


comunica a los autores en que concurran, tanto si integran el tipo penal,
como si no lo integran, quedando todos los partícipes regidos por ia única
figura penal aplicable. En el caso del fraude al fisco, la circunstancia per-
sonal de ser empleado público integra el tipo delictivo, de manera tal que
ella se comunica a los copartícipes que estaban en conocimiento de ella.
Corte Suprema, 19/05/2008, Rol: 2321-2007, A'" LegalPublishing: 38917
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 05/05/2003, Rol No se consigna, N° LegalPublishing:
26455

Corte Suprema, 16/10/1991, Rol: 4513, N° LegalPublishing: 11642

Doctrina en sentido contrario:


1) Se ha manifestado expresamente que el requerido no tiene ni tuvo esta
calidad (funcionario público), al efecto se ha pretendido que se aplique la
teoría de la comunicabilidad como codelincuente de otro que sí la tiene.
Sin embargo, en el sistema penal chileno, la autoría como la complicidad
en el ilícito de (malversación de caudales públicos) están reservadas sólo a
quienes tengan la calidad de empleados públicos y es necesario, asimismo,
que administren o tengan a su cargo fondos públicos, por lo que no acepta
dicha comunicabilidad por lo que en este caso, a los codelincuentes no
empleados públicos, se les debe procesar por un delito que hayan podido
cometer, sin esa condición.
Corte Suprema, 07/10/2002, Rol: 3028-2002, N° LegalPublishing: 26034

3) El delito de fraude al fisco, previsto en el artículo 239 del Código


Penal, es un ilícito penal de sujeto activo especial, que comprende diferentes
conductas que convergen en él respecto de principios relacionados con la
probidad administrativa a la que están obligados los funcionarios públicos
en el ejercicio de sus cargos, y exige para su consumación un engaño y el
detrimento propio de la estafa. En cuanto al detrimento experimentado
por el fisco, éste puede consistir en pérdidas directas o en la privación de
un lucro legítimo o cesante, y en cuanto al elemento subjetivo, requiere
de dolo directo, siendo inaceptable una modalidad culposa.
Corte Suprema, 03/05/2007, Rol: 2834-2006. N° LegalPublishing:36*52

288
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V ART. 2 3 9

Fallos en el mismo sentido:


Corte Suprema, 01/09/2008, Rol: 5903-2007, N° LegalPublishing: 39870
Corte Suprema, 25/01/2007, Rol: 744-2006, N° LegalPublishing: 35942
Corte Suprema, 02/08/2005, Rol: 575-2003, N° LegalPublishing: 32549
Corte Suprema, 05/05/2003, Rol No se consigna, N° LegalPublishing:
26455
Corte Suprema, 28/05/1999, Rol: 3886-1998, N° LegalPublishing: 15983
Corte Suprema, 11/12/1991, Rol: 28808, N° LegalPublishing: 11742

4) La Interpretación de la norma (239 del Código Penal) que se des-


prende después de las modificaciones introducidas al proyecto sobre la
materia es mucho más extensiva, toda vez que comprende los fraudes o
engaños producidas por el conjunto de conductas de despojo de bienes
ajenos realizado por medios inmateriales, ya sea que se cometan por
engaño o abuso de confianza, en el caso de autos, la mayor compra de
bienes que efectuaba el servicio afectado, disposición patrimonial que
le era económicamente perjudicial, claramente se realizó mediante el
engaño consistente en la adulteración de las hojas de pedidos señaladas
y posteriormente en la manipulación del sistema computacional, siendo
en tal caso el dolo propio de su actuar, anterior al desplazamiento de los
bienes. La defraudación es un delito cometido contra el patrimonio de una
persona natural o jurídica, sin su voluntad y generalmente con ánimo de
lucro, interviniendo engaño, dolo, abuso de confianza o incumplimiento
de deberes, por lo que por estimarse que se reúnen los elementos típicos,
se califican los hechos como fraude.
Q u e tal como se encuentra comprobado, el ilícito cometido por el
inculpado lo fue en forma reiterada, por cuanto incurrió en diferentes y
sucesivas actuaciones dolosas donde cada una de ellas se agota en sí misma,
de modo que no se trata de un delito continuado, que se caracteriza por
un único propósito cuya materialización se fracciona en diversos actos que
ni idealmente es posible unificar. No ocurre aquello en la especie, donde
el agente cometió diversas sustracciones de cartridges de tintas cargados o
vacíos, los que vendía para obtener diversas sumas de dinero. Tales actos se
encuentran suficientemente individualizados en el peritaje evacuado en la
litis, lo que permitió, asimismo, tener por demostrados hechos precisos.

Corte Suprema, 17/06/2010, Rol: 1309-2009, N° LegalPublishing: 45077

289
ART. 2 4 0 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V

5) La pena accesoria contemplada en el artículo 239, de que se viene


tratando, no obsta a que se imponga, además, al actor de ese ilícito penal
la de suspensión prevista en el artículo 30 del Código Penal, puesto que
no se excluyen.
Corte Suprema, 23/10/1995, Rol: 29980-1995, N° LegalPublishing: 23927

6) Q u e el delito de fraude al Fisco supone la presencia del engaño, la


falsedad, la mala fe y el perjuicio.
Corte Suprema, 25/01/2007, Rol: 7^-2006, N° LegalPublishing: 35942

Artículo 240. El empleado público que directa o indirectamente


se interesare en cualquiera cíase de contrato u operación en que
debe intervenir por razón de su cargo, será castigado con las penas
de reclusión menor en su grado medio, inhabilitación absoluta
temporal para cargos, empleos u oficios públicos en sus grados
medio a máximo y multa del diez al cincuenta por ciento del valor
del interés que hubiere retomado en el negocio. 1
Esta disposición es aplicable a los peritos, árbitros y liquidado-
res comerciales respecto de los bienes o cosas en cuya tasación,
adjudicación, partición o administración intervinieren, y a los
guardadores y albaceas tenedores de bienes respecto de los per-
tenecientes a sus pupilos y testamentarias.
Las mismas penas se impondrán a las personas relaciona-
das en este artículo, si en el negocio u operación confiados a su
cargo dieren interés a su cónyuge, a alguno de sus ascendientes
o descendientes legítimos por consanguinidad o afinidad, a sus
colaterales legítimos, por consanguinidad hasta el tercer grado
inclusiv e y por afinidad hasta el segundo también inclusive, a sus
padres o hijos naturales o ilegítimos reconocidos, o a personas
ligadas a él por adopción. 2
Asimismo, se sancionará con iguales penas al empleado público
que en el negocio u operación en que deba intervenir por razón de

Este inciso fue sustituido por el número 2 del artículo único de la Ley
N° 20.341, publicada en el Diario Oficial de 22 de abril de 2009.
Este i n c i s o f u e m o d i f i c a d o p o r la letra a) del n ú m e r o 4 del articulo I o de la
Ley V 19.645, p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 11 de d i c i e m b r e de 1999.

290
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V ART. 2 4 0

su cargo diere interés a terceros asociados con él o con las personas


indicadas en el inciso precedente, o a sociedades, asociaciones o
e m p r e s a s en las q u e dichos terceros o e s a s p e r s o n a s tengan inte-
rés social, superior al diez por ciento si la sociedad es anónima, o
ejerzan su administración en cualquiera forma. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25, 30, 37, 76 y 260.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código Civil: artículos 412, 1296, 1300, 1798 a 1800y2144.
Código de Comercio: artículos 271, 410 y siguientes.
- Código de Procedimiento Penal: artículos 221 y siguientes.
Código Procesal Penal: artículos 314 y siguientes.
CONCORDANC IAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.
- Ley N° 18.575, sobre Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Las conductas no se adecúan con las descripciones legales que


contemplan los artículos 233, 239 y 240 del Código Penal, y artículo
81 de la Ley N° 19.518, tratándose las conductas investigadas de meras
irregularidades administrativas. Así no se corresponden con la descripción
de, que describen tipos de los artículos citados, penales de sujeto activo
especial y exigen para su consumación de engaño o fraude y el detrimento
propio de la estafa, mientras el perjuicio originado al Fisco puede consistir
en pérdidas directas o la privación de un lucro legítimo o cesante, la que
subjetivamente requiere de dolo directo.
Corte Suprema, 01/09/2008, Rol: 5903-2007, N» LegalPublishing: 39870

2) Que, en el caso de la negociación incompatible, el tipo no puede


subsistir bajo otra forma o título. La infracción es de la esencia de la acti-
vidad del funcionario público. La figura no requiere beneficio ni perjuicio,

1 Este inciso f u e i n c o r p o r a d o por la letra b) del n ú m e r o 4 del artículo I o de la


Ley N° 1 9 . 6 4 5 , p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 11 de d i c i e m b r e de 1999.

291
ART. 2 4 0 bis LIBRO SEGUNDO - TÍTULO Y

es un delito formal. De acuerdo con lo visto, se comunicaría a los demás


partícipes, si éstos han actuado con dolo, y pudiendo ser inductores o
cómplices.
Este tipo penal comprende dos hipótesis: una, tomar interés, la otra,
dar interés. En la primera hipótesis, el tercero que actúa como interpósita
persona para que el empleado público tome interés, responde penalmente,
pudiendo serlo en distintas calidades (inductor o cómplice). En cambio, en
la hipótesis de dar interés, donde aparecen los parientes, si éstos no actúan
en forma de inducir la conducta a que el funcionario tome interés ni a que
éstos den interés, y se limitan a recibirlo, no pueden resultar penalmente
responsables. Profundizando en la conclusión anterior, la doctrina exige
"la voluntad del cómplice", es decir querer el hecho como de auxilio o
cooperación a otro, el autor, y no como hecho propio. En consecuencia,
los acusados de complicidad debían tener la absoluta conciencia de que el
hecho era ilícito para el autor, y que en esa forma favorecía a un pariente
al celebrar el mencionado contrato.
Corte Suprema, 18/01/2007, Rol: 363-2006, N° LegalPublishing: 35897

Artículo 240 bis. Las penas establecidas en el artículo preceden-


te serán también aplicadas al empleado público que, interesándose
directa o indirectamente en cualquier clase de contrato u operación
en que deba intervenir otro empleado público, ejerciere influencia
en éste para obtener una decisión favorable a sus intereses.
Las mismas penas se impondrán al empleado público que, para
dar interés a cualquiera de las personas expresadas en los incisos
tercero y final del artículo precedente en cualquier clase de con-
trato u operación en que deba intervenir otro empleado público,
ejerciere influencia en él para obtener una decisión favorable a
esos intereses.
En los casos a que se refiere este artículo el juez podrá imponer
la pena de inhabilitación absoluta perpetua para cargos u oficios
públicos. 1

1 Este articulo f u e a g r e g a d o p o r el n ú m e r o 5 del articulo I o de la Ley N° 1 <U>4~>.


p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 11 de d i c i e m b r e de 19!)').

292
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V ARTS. 2 4 1 - 2 4 1 b i s

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 25, 30, 37, 76, 240, 241, 248 y 260.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.
- Ley S° 18.575, sobre Bases Generales de ¡a Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.

Artículo 241. El empleado público que directa o indirectamen-


te exigiere mayores derechos de los que le están señalados por
razón de su cargo, o un beneficio económico para sí o un tercero
para ejecutar o por haber ejecutado un acto propio de su cargo
en razón del cual no le están señalados derechos, será sancionado
con inhabilitación absoluta temporal para cargos u oficios públicos
en cualquiera de sus grados y multa del duplo al cuádruplo de los
derechos o del beneficio obtenido. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 25, 30, 37, 76, 157, 240, 240 bis, 248 a 249 y 260.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:

- Ley N° 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114


y siguientes.
- Ley N° 18.575, sobre las Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.

Artículo 241 bis. El empleado público que durante el ejercicio


de su cargo obtenga un incremento patrimonial relevante e in-
justificado, será sancionado con multa equivalente al monto del
incremento patrimonial indebido y con la pena de inhabilitación
absoluta temporal para el ejercicio de cargos y oficios públicos en
sus grados mínimo a medio.
Lo dispuesto en el inciso precedente no se aplicará si la conduc-
ta que dio origen al incremento patrimonial indebido constituye
por sí misma alguno de los delitos descritos en el presente Título,
caso en el cual se impondrán las penas asignadas al respectivo
delito.

1 Este articulo f u e s u s t i t u i d o p o r ei n ú m e r o 6 del artículo I o de la Ley N° 19.645,


p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 11 de d i c i e m b r e de 1 9 9 9 .

293
ART. 2 4 1 b i s U B R O SEGUNDO - TÍTULO Y

La prueba del enriquecimiento injustificado a que se refiere


este articulo será siempre de cargo del Ministerio Público.
Si el proceso penal se inicia por denuncia o querella y el em-
pleado público es absuelto del delito establecido en este artícu-
lo o se dicta en su favor sobreseimiento definitivo por alguna de
las causales establecidas en las letras a) o b) del artículo 250 del
Código Procesal Penal, tendrá derecho a obtener del querellante
o denunciante la indemnización de los perjuicios por los daños
materiales y morales que haya sufrido, sin perjuicio de la respon-
sabilidad criminal de estos últimos por el delito del articulo 211
de este Código. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25. 30, 37, 76, 233, 234, 235, 236, 237, 23S, 239, 240, 240 bis, 241,
24S, 251 y 260.
CONCORDANCIAS A OTK \S NORM \ S :
- Lev\to 1S.S34, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.19S9: artículos 114
y siguientes.
- Ley V 18.575. sobre ¡as Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. i>5.12.19S(i. artículos 63 y siguientes.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El artículo 241 bis del Código Penal, introducido por la Lev


N" 20.088 -sobre la obligación de Declaración Jurada Patrimonial de las
Autoridades Públicas-, sanciona al empleado público que obtiene aumentos
patrimoniales injustificados prevaliéndose de su condición. Su ratio legis
es hacer frente a la corrupción administrativa mediante un tipo especial
que permita llegar donde no lo hacen los tipos clásicos que reprimen la
obtención indebida de beneficios económicos en el ejercicio de un cargo
público, terminando así con la ausencia de figuras que sancionen conductas
que no se encontraban especialmente consagradas, es decir, reprime com-
portamientos que con anterioridad a su establecimiento eran impunes. En
efecto, se trata de un tipo penal que abarca toda forma de enriquecimiento
ilícito que no se encuentra especialmente tipificado en la ley, teniendo un

Este artículo f u e a g r e g a d o p o r el articulo 12 de la Ley V 2 0 . 0 8 8 , publicada


en el Diario Oficial de 5 de e n e r o de 2 0 0 6 .

294
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V ARTS. 2 4 2 - 2 4 3

carácter eminentemente residual, por cuanto si puede acreditarse el origen


ilícito del incremento patrimonial, recibirá aplicación preferente el delito
específicamente cometido. Esto lo que corrobora la historia fidedigna del
establecimiento de la ley y el inciso 2o de la disposición precitada, que ordena
no castigar por el delito si la conducta constituye por sí misma alguno de los
ilícitos descritos en el Título V del Libro Segundo del Código Penal, caso
en el cual se impondrán las penas asignadas al respectivo delito.

Corte Suprema, 07/04/2009, Rol: 2843-2008, N° LegalPublishing: 41810

§ 7. Infidelidad en la custodia de documentos

Artículo 242. El eclesiástico o empleado público que substraiga


o destruya documentos o papeles que le estuvieren confiados por
razón de su cargo, será castigado:
1. Con las penas de reclusión menor en su grado máximo y
multa de veintiuna a veinticinco unidades tributarias mensuales,
siempre que del hecho resulte grave daño de la causa pública o
de tercero.1
2. Con reclusión menor en sus grados mínimo a medio y multa
de once a veinte unidades tributarias mensuales, cuando no con-
currieren las circunstancias expresadas en el número anterior.2
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 30, 37, 41, 76, 193 y 260.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 4.808, sobre Registro Civil: articulo 22.
- Ley N° 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.
- Ley N° 18.575, sobre las Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.

Artículo 243. El empleado público que, teniendo a su cargo la


custodia de papeles o efectos sellados por la autoridad, quebrantare

1 Este artículo fue modificado por la letra k) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
2 Este artículo f u e m o d i f i c a d o p o r la letra i) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 1996.

295
ARTS. 138 a 140 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO III

los sellos o consintiere en su quebrantamiento, sufrirá las penas


de reclusión menor en sus grados mínimo a medio y multa de once
a quince unidades tributarias mensuales. 1
El guardián que por su negligencia diere lugar al delito, será
castigado con reclusión menor en su grado mínimo o multa de
seis a diez unidades tributarias mensuales.-
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 20, 30, 76, 156, 242, 260, 270 y 271.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley Xo 4.808, sobre Registro Civil: articulo 22.
- Ley 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
>• siguientes.
- Ley V" 18.575, sobre Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.

Artículo 244. El empleado público que abriere o consintiere


que se abran, sin la autorización competente, papeles o documen-
tos cerrados cuya custodia le estuviere confiada, incurrirá en las
penas de reclusión menor en su grado mínimo y multa de seis a
diez unidades tributarias mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 20, 30, 76. 156, 260, 270 y 271.
C O N C O R D A N C I A A OTROS CÓDIGOS:
Constitución Política: articulo 19 X'° 5.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley S° 4.808, sobre Registro Civil: artículo 22.
- Ley .Vo 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.
Ley V" 18.575, sobre Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.

Artículo 245. Las penas designadas en los tres artículos ante-


riores son aplicables a los particulares encargados accidentalmente

1 Este inciso fue modificado por la letra h) del artículo I o de la Ley N" 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
-' 3 Este articulo f u e m o d i f i c a d o por la letra d) del a r t í c u l o I o de la Ley N° 19.450,
p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 1996.

296
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V ART. 2 4 6

del despacho o custodia de documentos o papeles, por comisión


del Gobierno o de los funcionarios a quienes hubieren sido con-
fiados aquéllos en razón de su oficio, y que dieren el encargo
ejerciendo sus atribuciones.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 20, 30, 76, 156, 242, 243, 244 y 260.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículo 19 N° 5.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 4.808, de 10 de febrero de 1930: artículo 22.

§ 8. Violación de secretos

Artículo 246. El empleado público que revelare los secretos


de que tenga conocimiento por razón de su oficio o entregare
indebidamente papeles o copia de papeles que tenga a su cargo y
no deban ser publicados, incurrirá en las penas de suspensión del
empleo en sus grados mínimo a medio o multa de seis a veinte uni-
dades tributarias mensuales, o bien en ambas conjuntamente. 1
Si de la revelación o entrega resultare grave daño para la
causa pública, las penas serán reclusión mayor en cualquiera de
sus grados y multa de veintiuna a treinta unidades tributarias
mensuales. 2
Las penas señaladas en los incisos anteriores se aplicarán, según
corresponda, al empleado público que indebidamente anticipare en
cualquier forma el conocimiento de documentos, actos o papeles
que tenga a su cargo y que deban ser publicados. 5
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 28, 30, 37, 61, 76, 109, 146, 156, 213, 224 N° 6, 231, 242, 247, 260,
284 y 337.

' Este inciso fue modificado por la letra f) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
- Este inciso fue modificado por la letra 1) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
3 Este inciso f u e a g r e g a d o p o r el n ú m e r o 7 del artículo I o de la Ley N° 19.645,
p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 11 de d i c i e m b r e de 1999.

297
.ART. 247 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO \

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Constitución Política: articulo 19 Xo 5.
Código de Comercio: artículos 41, 4 2 y 43.
- Código de Procedimiento Civil: artículos 349, 360 N° 3.
- Código de Procedimiento Penal: artículo 201 Xo 2.
- Código Procesal Penal: artículo 303.
Código Tributario: artículo 35.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto con Fuerza de Ley .Y" 196 de 1960, que fija Estatuto Orgánico del
Ser\'icio Médico Legal: artículo 16.
Decreto Ley Xo 645 de 17 de octubre de 1925, sobre Registro General de
Condenas: artículo 6o.
- Decreto con Fuerza de Ley Xo 251, sobre Compañías de Seguros: artícu-
lo 139.
- Decreto Ley Xo 1.097, de 25 de julio de 1975: articulo 7°.
- Ley 17.374, Ley Orgánica del Instituto Nacional de Estadísticas: articu-
lo 29.
- Ley .V' 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.
Ley Xo 18.575, sobre Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.
- Ley V 1 19.172. sobre Arrepentimiento Eficaz, D.O. 04.11.1992: artículo 5".
- Ley V 19.223 sobre Delito Informático, D.O. 07.06.1993: articulo 4°.

Artículo 247. El empleado público que, sabiendo por razón de


su cargo los secretos de un particular, los descubriere con per-
juicio de éste, incurrirá en las penas de reclusión menor en sus
grados mínimo a medio y multa de seis a diez unidades tributarias
mensuales. 1
Las mismas penas se aplicarán a los que, ejerciendo alguna de
las profesiones que requieren título, revelen los secretos que por
razón de ella se les hubieren confiado.
CONCORD SNCLAS A ESTE CÓDIGO!
Artículos 2S, 30, 37, 61, 76, 109, 146, 156. 213, 224 Xo 6. 231, 242, 247, 260,
284 y 337.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Constitución Política: artículo 19 Xc 5.

Este inciso f u e m o d i f i c a d o p o r la letra d) del a r t í c u l o I o de la Ley N" 19.450,


p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 1 9 9 6 .

298
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ART. 193

- Código de Comercio: artículos 41, 42 y 43.


- Código de Procedimiento Civil: artículos 349, 360 N° 3.
- Código de Procedimiento Penal: articulo 201 N° 2.
- Código Procesal Penal: artículos 54 y 303.
- Código Tributario: artículos 35,101 N° 5.
- Código de Justicia Militar: artículo 298.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto con Fuerza de Ley N° 196 de 1960, que fija Estatuto Orgánico del
Servicio Médico Legal: articulo 16.
- Decreto Ley N° 645 de 17 de octubre de 1925, sobre Registro General de
Condenas: artículo 6o.
- Decreto con Fuerza de Ley N° 251, sobre Compañías de Seguros: artícu-
lo 139.
- Ley General de Bancos (texto refundido de Decreto con Fuerza de Ley N° 3,
Min. Hacienda), D.O. 19.12.1997: artículo 7o.
- Decreto con Fuerza de Ley N° 308, Ley Orgánica de la Dirección del Trabajo,
D.O. 06.04.1960: artículo 36.
- Decreto Ley N° 480, sobre Desaduanamiento de Pertrechos: artículo 2o.
- Decreto Ley N° 1.097, D.O. 25.07.1975: artículo 7o.
- Decreto Ley N° 2.306, sobre Reclutamiento y Movilización, D.O. 12.09.1978:
artículo 77.
- Decreto Ley N° 3.500, sobre Nuevo Sistema de Pensiones, D.O. 13.11.1980:
artículo 103.
- Decreto Ley N 3.538, crea Superintendencia de Valores y Seguros,
D.O. 23.12.1980: artículo 23.
- Ley N° 17.374, Ley Orgánica del Instituto Nacional de Estadísticas: artícu-
lo 29.
- Ley N° 17.798, sobre Control de Armas: artículo 16.
- Ley N° 18.302 sobre Seguridad Nuclear, D.O. 02.05.1984: artículo 43.
- Ley N° 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.
- Ley N° 18.575, sobre Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.
- Ley N° 19.172, sobre Arrepentimiento Eficaz, D.O. 04.11.1992: artículo 5o.
- Ley Nc 19.366, sobre Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas:
artículos 33 B, 33 F, 34.
- Ley N° 19.687, D. O. 06.07.2000, Obligación de Secreto para Quienes Remitan
Información Conducente a la Ubicación de Detenidos Desaparecidos.
- Ley N° 19.223 sobre Delito informático, D.O. 07.06.1993: artículo 4o.
- Ley N° 19.620, sobre Adopción de Menores, D.O. 05.08.1999: artículo 39.
- Ley N° 19.718, crea Defensorio Penal Pública, D.O. J0.03.200i: artículo 61.

299
ARTS. 2 4 7 b i s - 2 4 8 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V

Artículo 247 bis. El empleado público que, haciendo uso de


un secreto o información concreta reservada, de que tenga cono-
cimiento en razón de su cargo, obtuviere un beneficio económico
para sí o para un tercero, será castigado con la pena privativa de
libertad del artículo anterior y multa del tanto al triplo del bene-
ficio obtenido. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 28. 30, 37. 61, 76. 109, 1-16, 156, 213. 224 N° 6, 231, 242, 247, 260.
284 y 337.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Constitución Política: articulo 19 \TO 5.
Código de Comercio: artículos 41, 42 y 43.
- Código de Procedimiento Civil: artículos 349, 360 N° 3.
Código de Procedimiento Penal: artículo 201 N° 2.
Código Procesal Penal: artículo 303.
Código Tributario: articulo 35.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto con Fuerza de Ley 196 de 1960, que fija Estatuto Orgánico del
Sen'icio Médico Legal: artículo 16.
- Decreto Ley V 645 de 17 de octubre ¿le ¡925, sobre Registro General de
Condenas: articulo 6o.
- Decreto con Fuerza de Ley N° 251, sobre Compañías de Seguros: artículo 139.
- Decreto Ley 1.097, de 25 de julio de 1975: articulo 7o.
- Ley V 17.374. Ley Orgánica del Instituto Nacional de Estadísticas: articulo 29.
- Ley ;V" 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.
Ley V" 18.575, sobre Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.
- Ley A" 19.172, sobre Arrepentimiento Eficaz. D.O. 04.11.1992: artículo 5o.
- Ley N° 18.045 sobre Mercado de Valores, D.O. 22.10.1981: artículos 164 y
siguientes.

§ 9. Cohecho
Artículo 248. El empleado público que solicitare o aceptare
recibir mayores derechos de los que le están señalados por razón
de su cargo, o un beneficio económico para sí o un tercero para

Este artículo f u e a g r e g a d o p o r el N° 8 del a r t í c u l o I o de la Ley N° 19.645.


p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 11 de d i c i e m b r e de 1999.

300
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO IV ART. 193

ejecutar o por haber e j e c u t a d o un acto propio de su cargo en


razón del cual no le e s t á n s e ñ a l a d o s derechos, será sancionado
con la p e n a de reclusión menor en su g r a d o mínimo, s u s p e n s i ó n
en cualquiera de s u s g r a d o s y multa de la mitad al tanto de los
derechos o del beneficio solicitados o aceptados. 1
CONCORDANCIAS A ESTÍ CÓDIGO:
Artículos 25, 157, 223, 24i, 248 bis y siguientes, 260.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículo 76.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto Ley N° 1.097, crea Superintendencia de Bancos e Instituciones Finan-
cieras, D.O. 25.07.1975: articulo 6o.
- Ley N° 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.
- Ley N° 18.575, sobre Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.
- Ley N° 19.620, sobre Adopción de Menores, D.O. 05.08.1999: articulo 42.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El cohecho, previsto en el artículo 248 bis del Código Penal, con-


siste en que un empleado público solicite o acepte recibir un beneficio
económico para sí o un tercero, ya sea para omitir o por haber omitido
un acto debido propio de su cargo, o para ejecutar o por haber ejecutado
un acto con infracción a los deberes de su cargo. Este ilícito se estructura
sobre la solicitud o aceptación de una ventaja económica, se encuentre
o no el empleado facultado para cobrar dinero al público por el ejercicio
de sus funciones. A su vez, es necesario que el sujeto activo haga o deje
de hacer algo relativo a sus funciones, o ejecute o haya realizado un acto
en contravención a los deberes de su investidura.
Corte Suprema, 26/01/2009, Rol: 5898-2008, N° LegalPublishing: 41549

1 Este inciso fue modificado por el número 3 del artículo único de la Ley
N° 20.341, publicada en el Diario Oficial de 22 de abril de 2009, en el sentido
de sustituir la frase "suspensión en cualquiera de sus grados y multa de la
mitad al tanto de los derechos o del beneficio solicitados o aceptados" por
"la pena de reclusión menor en su grado mínimo, suspensión en cualquiera
de sus grados y multa de la mitad al tanto de los derechos o del beneficio
solicitados o aceptados".

301
.ART. 24N b i s LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V

2) Al emplear la ley las expresiones "para omitir o por haber omitido"


y "para ejecutar o por haber ejecutado", la figura (artículo 248 del Código
Penal) requiere una importante exigencia a nivel subjetivo por parte del
sujeto activo, de manera que sólo será posible su comisión con dolo
directo, excluyéndose las otras formas de imputación subjetiva: el dolo
eventual y la imprudencia. En efecto, el agente debe tener conocimiento
y voluntad de realizar los elementos que integran el tipo penal objetivo,
siendo indiferente el móvil que lo impulse, pues sólo quien obra con dolo
directo puede decirse que pide o acepta algo para realizar una acción o por
haberla realizado. El dolo es el principal elemento subjetivo integrante del
tipo criminal. Obra con dolo el que conoce y quiere realizar el tipo penal
objetivo. Requiere de un elemento cognitivo -el saber o conocer- y un
elemento volitivo -el querer la realización del hecho típico-. El dolo di-
recto, por su parte, es la forma más características y más grave de dolo, ya
que hay en el sujeto activo la intención del hecho típico y antijurídico.
Corte Suprema, 26/01/2009, Rol: 5898-2008, N<> LegalPublishing: 41549

3) Funcionario de Tesorería consintió mediante dádiva defraudar al


Fisco, originándole pérdidas pues le privaron de garantía de pago alzando
ilegítimamente el embargo recaído sobre la propiedad de la deudora, la
que fue vendida días después, dicha actuación se encuadra plenamente en
las figuras penales previstas en los artículos 239 y 248 del Código Penal.
Corte Suprema, 16/06/2004, Rol: 2241-2002, N° LegalPublishing: 30315

Artículo 2 4 8 bis. El empleado público que solicitare o aceptare


recibir un beneficio económico para sí o un tercero para omitir o
por haber omitido un acto debido propio de su cargo, o para eje-
cutar o por haber ejecutado un acto con infracción a los deberes
de su cargo, será sancionado con la pena de reclusión menor en
su grado medio, y además, con la pena de inhabilitación especial o
absoluta para cargos u oficios públicos temporales en cualquiera
de sus grados y multa del tanto al duplo del provecho solicitado o
aceptado. 1

Este inciso fue modificado por el número 4 del artículo único de la Ley
N° 20.341, publicada en el Diario Oficial de 22 de abril de 200!), en el sentido
de reemplazar la frase "pena de reclusión menor en sus grados mínimo a
medio" por "pena de reclusión menor en su grado medio".

302
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VI ARTS. 327-328

Si la infracción al deber del cargo consistiere en ejercer influen-


cia en otro e m p l e a d o público con el fin de obtener de éste una
decisión q u e p u e d a generar un provecho para un tercero interesa-
do, se i m p o n d r á la p e n a de inhabilitación especial o absoluta para
cargo u oficio público perpetuas, a d e m á s de las p e n a s de reclusión
y multa e s t a b l e c i d a s en el inciso precedente. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25, 30, 76, 157, 223, 241, 24S. 249 y siguientes, 260.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: articulo 76.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto Ley N° 1.097, crea Superintendencia de Bancos e Instituciones Finan-
cieras, D.O. 25.07.1975: artículo 6°.
- Ley N° 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.
- Ley N° 18.575, sobre Bases Generales de ¡a Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.
- Ley N° 19.620, sobre Adopción de Menores, D.O. 05.08.1999: artículo 42.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Los elementos que la hipótesis penal del artículo 248 bis del Código
Penal exige para su configuración concurren claramente, desde luego, el
dinero solicitado lo era "para ejecutar...."; tal ejecución provenía de "actos
propios" del cargo que ostenta el acusado, la entrega de una concesión
depende de las facultades del funcionario público. También está presente el
beneficio económico, es evidente que el acto impropio le iba a significar al
acusado un incremento patrimonial (recibiría una suma de dinero que no
tenía), sin que sea relevante para la configuración del tipo, que el beneficio
no se hubiere producido, atento que la hipótesis penal exige "solicitar" o
"aceptar recibir". También resulta evidente que hay una clara infracción
"a los deberes de su cargo". Desde que un sencillo trámite, el funcionario
lo ha transformado en un ambiente de persecuciones, hostilidades y clan-

1 Este artículo f u e modificado p o r la letra i) del artículo I o de la Ley N° 19.450,


p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1 9 9 6 .

303
ART. 24!) LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V

desanidad, que se aparta absolutamente de la forma normal de ejercer sus


atribuciones. (Considerando 6 o sentencia Corte de Apelaciones).
Corte Suprema, 06/06/2007, Roí: 5520-2006, N° LegalPublishing: 36560

2) Posee particulares características este delito (cohecho sancionado


en el artículo 248 bis inciso segundo del Código Penal), en que el hecho
punible se encuentra especialmente ligado a la participación, y para su
existencia es indispensable la intervención de un empleado público que
acepte o solicite el dinero con miras a influir en otro empleado.
Corte Suprema, 10/05/2007, Rol: 3^30-2005, N° LegalPublishing: 36448

3) Con mayor exactitud, la doctrina apunta a que la estructura del


ilícito investigado reposa sobre la solicitud o aceptación de una ventaja
económica —de contenido patrimonial, reducible, por lo menos, a un valor
pecuniario- se encuentre o no el empleado facultado para cobrar dinero
al público por el ejercicio de sus funciones. A su vez, es necesario que el
sujeto activo haga o deje de hacer algo relativo a sus funciones, o ejecute
o haya realizado un acto en contravención a los deberes de su investidura,
bajo este prisma, la figura agravada del artículo 248 bis del Código Penal,
al valerse de las expresiones "para omitir o por haber omitido" y "para
ejecutar o por haber ejecutado" requiere una importante exigencia a nivel
subjetivo por parte del sujeto activo, esto es, sólo es punible la comisión
con dolo directo, el agente debe tener conocimiento y voluntad de realizar
los elementos que integran el tipo penal objetivo, siendo indiferente el
móvil que lo impulse ("para sí o un tercero"), "pues sólo de quien obra
con dolo directo puede decirse que pide o acepta algo para realizar una
acción o por haberla realizado".
Corte Suprema, 26/01/2008, Rol: 5898-2008, N° LegalPublishing: 41549

Artículo 2 4 9 . El e m p l e a d o público que solicitare o aceptare


recibir un beneficio económico p a r a sí o p a r a un tercero para
cometer alguno de los crímenes o s i m p l e s delitos e x p r e s a d o s en
este Título, o en el p á r r a f o 4 del Título III, será sancionado con
la pena de inhabilitación especial p e r p e t u a e inhabilitación abso-
luta temporal, o bien con inhabilitación a b s o l u t a perpetua para

304
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VII ARTS. 343 a 345

cargos u oficios públicos, y multa del tanto al triplo del provecho


solicitado o aceptado.
Lo establecido en el inciso anterior se entiende sin perjuicio
de la pena aplicable al delito cometido por el empleado público,
la que no será inferior, en todo caso, a la de reclusión menor en
su grado medio. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25, 30, 76, 148 y siguientes, 157, 223 y siguientes, 241, 248, 248 bis,
250 y siguientes, 260.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Constitución Política: artículo 76.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto Ley N° 1.097, crea Superintendencia de Bancos e Instituciones Finan-
cieras, D.O. 25.07.1975: articulo 6o.
- Ley N° 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.
- Ley N° 18.575, sobre ¡as Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.
- Ley N° 19.620, sobre Adopción de Menores, D.O. 05.08.1999: artículo 42.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) El procesado incurrió en el delito de cohecho pasivo propio con-


templado en el inciso 2 o del artículo 249 del Código Penal, omitiendo
por dádiva un acto debido propio de su cargo, al evitarle a un condenado
dar cumplimiento a las penas que se le impusieron.
Corte Suprema, 30/10/2003, Rol: 3956-2003, N° LegalPublishing: 28838

Artículo 250. El que ofreciere o consintiere en dar a un em-


pleado público un beneficio económico, en provecho de éste
o de un tercero, para que realice las acciones o incurra en las
omisiones señaladas en los artículos 248, 248 bis y 249, o por

Este inciso fue sustituido por el número 1 del artículo único de la Ley
N° 19.829, publicada en el Diario Oficial de 8 octubre de 2002. Con anterio-
ridad fue sustituido por el N° 9 del artículo I o de la Ley N° 19.645, publicada
en el Diario Oficial de 11 de diciembre de 1999.

305
ART. 2 5 0 b i s LIBRO SEGUNDO • TÍTULO V

haberla realizado o haber incurrido en ellas, será castigado con


las mismas penas de multa e inhabilitación establecidas en dichas
disposiciones.
Tratándose del beneficio ofrecido en relación con las acciones u
omisiones del artículo 248, el sobornante será sancionado, además,
con la pena de reclusión menor en su grado mínimo. 1
Tratándose del beneficio consentido u ofrecido en relación con
las acciones u omisiones señaladas en el artículo 248 bis, el sobor-
nante será sancionado, además, con pena de reclusión menor en
su grado medio, en el caso del beneficio ofrecido, o de reclusión
menor en su grado mínimo, en el caso del beneficio consentido. 2
Tratándose del beneficio consentido u ofrecido en relación
con los crímenes o simples delitos señalados en el artículo 249,
el sobornante será sancionado, además, con pena de reclusión
menor en su grado medio, en el caso del beneficio ofrecido, o de
reclusión menor en sus grados mínimo a medio, en el caso del
beneficio consentido. En estos casos, si al sobornante le corres-
pondiere una pena superior por el crimen o simple delito de que
se trate, se estará a esta última. }
CONCORDANCIAS A ESTE CODUJO:
Artículos 15 Xo 2, 25, 30, 3i, 60, 248, 248 bis, 249 y 260.

Artículo 250 bis. En los casos en que el delito previsto en el


artículo anterior tuviere por objeto la realización u omisión de
una actuación de las señaladas en los artículos 248 ó 248 bis que
mediare en causa criminal a favor del procesado, y fuere cometido
por su cónyuge, por alguno de sus ascendientes o descendientes
consanguíneos o afines, por un colateral consanguíneo o afín hasta
el segundo grado inclusive, o por persona ligada a él por adopción,

1 Este inciso fue intercalado por la letra a), número 5 del artículo único de la
Ley N" 20.341, publicada en el Diario Oficial de 22 de abril de 2009.
J Este inciso fue intercalado por la letra b), número 5 del artículo único de la
Ley \ < J 20.341, publicada en el Diario Oficial de 22 de abril de 2009. modificó
este inciso en el sentido de sustituir la frase "en sus grados mínimo a medio"
por "en su grado medio".
} Este inciso fue reemplazado por la letra c)t número 5 del artículo único de
la Ley N° 20.341, publicada en el Diario Oficial de 22 de abril de 2009.

30(>
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V ARTS. 250 bis A-251 bis

sólo se impondrá al responsable la multa que corresponda con-


forme las disposiciones antes mencionadas. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 17, 25, 31, 60, 248, 248 bis, 249, 250 y 260.

Artículo 250 bis A. Derogado. 2

Artículo 250 bis B. Derogado. 3


Artículo 251. Los bienes recibidos por el empleado público
caerán siempre en comiso.
En el caso del artículo 249 y del artículo 250, inciso segundo,
para la aplicación de las penas de suspensión o inhabilitación que
correspondieren en calidad de accesorias a penas privativ as de
libertad se estará a las siguientes reglas:
I o Si las penas accesorias fueren más graves que las estableci-
das en el artículo 249, serán impuestas las primeras, en su grado
máximo, y
2o Si las penas establecidas en el artículo 249 fueren más graves
que las penas accesorias, serán impuestas aquéllas en toda la ex-
tensión que no sea inferior al grado máximo de las accesorias. 4
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 31, 249 y 250.

§ 9 bis. Cohecho a Funcionarios Públicos Extranjeros5

Artículo 251 bis. El que ofreciere, prometiere o diere a un


funcionario público extranjero, un beneficio económico o de otra
naturaleza, en provecho de éste o de un tercero, para que realice
una acción o incurra en una omisión con miras a la obtención o

1 Este articulo fue agregado por el N° 9 del articulo I o de la Ley N° 19.64:>,


publicada en el Diario Oficial de 11 de diciembre de 1999.
23 Este artículo fue derogado por el número 6 del artículo único de la Ley
N° 20.341, publicada en el Diario Oficial de 22 de abril de 2009.
4 Este artículo fue sustituido por el N° 9 del artículo I o de la Ley N° 19.645,
publicada en el Diario Oficial de 11 de diciembre de 1999.
5 Este epígrafe fue intercalado por el número 7 del artículo único de la Ley
N° 20.341, publicada en el Diario Oficial de 22 de abril de 2009.

307
ARTS. 2 5 1 ter-252 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V

mantención, para sí u otro, de cualquier negocio o ventaja indebi-


dos en el ámbito de cualesquiera transacciones internacionales,
será sancionado con la pena de reclusión menor en su grado medio
a máximo y, además, con las de multa e inhabilitación estableci-
das en el inciso primero del artículo 248 bis. Si el beneficio fuere
de naturaleza distinta a la económica, la multa será de cien a mil
unidades tributarias mensuales. De igual forma será castigado el
que ofreciere, prometiere o diere el aludido beneficio a un funcio-
nario público extranjero por haber realizado o haber incurrido en
las acciones u omisiones señaladas.
El que, en iguales situaciones a las descritas en el inciso anterior,
consintiere en dar el referido beneficio, será sancionado con pena
de reclusión menor en su grado mínimo a medio, además de las
mismas penas de multa e inhabilitación señaladas. 1

.Artículo 251 ter. Para los efectos de lo dispuesto en el artículo


anterior, se considera funcionario público extranjero toda perso-
na que tenga un cargo legislativo, administrativo o judicial en un
país extranjero, haya sido nombrada o elegida, así como cualquier
persona que ejerza una función pública para un país extranjero,
sea dentro de un organismo público o de una empresa pública.
También se entenderá que inviste la referida calidad cualquier
funcionario o agente de una organización pública internacional.-'

§10. Resistencia y desobediencia

Artículo 252. El empleado público que se negare abiertamente


a obedecer las órdenes de sus superiores en asuntos del servicio,
será penado con inhabilitación especial perpetua para el cargo u
oficio.
En la misma pena incurrirá cuando habiendo suspendido
con cualquier motivo la ejecución de órdenes de sus superiores,
las desobedeciere después que éstos hubieren desaprobado la
suspensión.

1 - Este artículo fue intercalado por el número 7 del articulo único de la Ley
N° 20.341, publicada en el Diario Oficial de 22 de abril de 2009.

308
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V ART. 253

En uno y otro caso, si el empleado no fuere retribuido, la pena


será reclusión menor en cualquiera de sus grados o multa de once
a veinte unidades tributarias mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 30, 37, 76. 159, 226 y 260.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Código de Justicia Militar: artículos 334 y siguientes.

§11. Denegación de auxilio y abandono de destino

Artículo 253. El empleado público del orden civil o militar que


requerido por autoridad competente, no prestare, en el ejercicio
de su ministerio, la debida cooperación para la administración
de justicia u otro servicio público, será penado con suspensión
del empleo en sus grados mínimo a medio y multa de seis a diez
unidades tributarias mensuales.-
Si de su omisión resultare grave daño a la causa pública o a
un tercero, las penas serán inhabilitación especial perpetua para
el cargo u oficio y multa de once a veinte unidades tributarias
mensuales. 3
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25. 222, 229 y 260.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Código de Justicia Militar: artículo 328.

CONCORDANCLAS A OTRAS NORMAS:


- Ley Nú 18.700, Orgánica Constitucional sobre Votaciones Populares y Escru-
tinios, D.O. 06.05.1988.
- Ley N° 12.927 sobre Seguridad del Estado. D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): artículo 9o.

1 Este inciso fue modificado por la letra i) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
^ Este inciso fue modificado por la letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
3 Este inciso fue modificado por la letra i) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.

309
ARTS. LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V

Artículo 254. El empleado que sin renunciar su destino lo


abandonare, sufrirá la pena de suspensión en su grado mínimo a
inhabilitación especial temporal para el cargo u oficio en su grado
medio y multa de seis a diez unidades tributarias mensuales. 1
Si renunciado el destino y antes de transcurrir un plazo pruden-
cia] en que haya podido ser reemplazado por el superior respectivo,
lo abandonare con daño de la causa pública, las penas serán multa
de seis a diez unidades tributarias mensuales e inhabilitación es-
pecial temporal para el cargo u oficio en su grado medio.-'
Las penas establecidas en los dos incisos anteriores se aplicarán
respectivamente al que abandonare un cargo concejil sin alegar
excusa legítima, y al que después de haber alegado tal excusa,
pero antes de transcurrir un plazo prudencial en que haya podido
ser reemplazado, hace el abandono ocasionando daño a la causa
pública.
Las disposiciones de este artículo han de entenderse sin per-
juicio de lo establecido en el 135.
CONCORDANCI \\ A F.STE CÓDIGO:
Artículos 25, 37 y 135.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Codigo de Justicia Militar: artículos 300, 382, 402, 403, 407 y siguientes.

§ 12. Abusos contra particulares

Artículo 255. El empleado público que, desempeñando un


acto del servicio, cometiere cualquier vejación injusta contra las
personas o usare de apremios ilegítimos o innecesarios para el
desempeño del servicio respectivo, será castigado con las penas
de suspensión del empleo en cualquiera de sus grados y multa de
once a veinte unidades tributarias mensuales. 3
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 150, ¡50 A, 210 y 260.

Este inciso fue modificado por la letra d> del artículo Io de la Ley N" 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
* Este artículo fue modificado por la letra i) del artículo Io de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.

310
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VII ARTS. 343 a 345

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Constitución Política: artículos 19 N° 1 y 20.
- Código de Justicia Militar: artículo 330.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Las conclusiones a las que arribó el sumario administrativo antes


aludido, no constituye un elemento probatorio en esta sede dado que,
por una parte, a través de su instrucción se pretende investigar las faltas
administrativas en las que pudo incurrir un funcionario en el ejercicio
de sus labores y en consecuencia los fines perseguidos a través de esa vía
y de la presente, son absolutamente distintos. Pero además, porque las
declaraciones que dicho procedimiento contiene no constituye un medio
probatorio idóneo para acreditar los presupuestos del tipo penal ni de la
participación que se pretende atribuir al encausado, constituyendo a lo
sumo un indicio cuya ponderación debe realizarse conforme al mérito de
los demás antecedentes aportados a la causa.

Corte Suprema, 08/10/2008, Rol: 2374-2008, N° LegalPublishing: 40351

Artículo 256. En iguales penas incurrirá todo empleado público


del orden administrativo que maliciosamente retardare o negare
a los particulares la protección o servicio que deba dispensarles
en conformidad a las leyes y reglamentos.
CONCORDANCIAS A ESTF. CÓDIGO:
Artículos 255 y 260.

Artículo 257. El empleado público que arbitrariamente rehu-


sare dar certificación o testimonio, o impidiere la presentación o
el curso de una solicitud, será penado con multa de seis a diez
unidades tributarias mensuales. 1
Si el testimonio, certificación o solicitud versaren sobre un
abuso cometido por el mismo empleado, la multa será de once a
veinte unidades tributarias mensuales. 2

1 Este inciso fue modificado por la letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
- Este inciso fue modificado por la letra i) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.

311
ARTS. 2 5 8 a 2 6 0 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO V

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 25 y 260.

Artículo 258. El empleado público que solicitare a persona que


tenga pretensiones pendientes de su resolución, será castigado con
la pena de inhabilitación especial temporal para el cargo u oficio
en su grado medio. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 30, 37, 76, 223 ¿V" 3, 259, 260 y 366.

Artículo 259. El empleado que solicitare a persona sujeta a su


guarda por razón de su cargo, sufrirá la pena de reclusión menor
en cualquiera de sus grados e inhabilitación especial temporal
para el cargo u oficio en su grado medio.-
Si la persona solicitada fuere cón>uge, conviviente, descen-
diente, ascendiente o colateral hasta el segundo grado de quien
estuviere bajo la guarda del solicitante, las penas serán reclusión
menor en sus grados medio a máximo e inhabilitación especial
perpetua para el cargo u oficio. 1
C O N C O R D ANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos i2 N° 7, 8, 29, 30, 37, 76, 223 N° 3, 258, 260 y 366.

§13. Disposición general

Artículo 260. Para los efectos de este Título y del Párrafo


IV del Título III, se reputa empleado todo el que desempeñe un
cargo o función pública, sea en la administración central o en
instituciones o empresas semifiscales, municipales, autónomas u
organismos creados por el Estado o dependientes de él, aunque no
sean del nombramiento del Jefe de la República ni reciban sueldo

1 Este artículo fue modificado por el N° 2 del articulo I o de la Ley N° 19.617,


publicada en el Diario Oficial de 12 de julio de 1999.
2 Este inciso fue modificado por la letra a) del N° 3 del artículo I o de la Ley
N" 19.617, publicada en el Diario Oficial de 12 de julio de 1999.
3 Este inciso f u e r e e m p l a z a d o p o r la letra b) d e l N° 3 del artículo I o de la Ley
N ° 19.617, p u b l i c a d a e n e l Diario Oficial d e 1 2 d e j u l i o d e 1 9 9 9 .

312
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VI ARTS. 268 ter a :¡68 quinquies

del Estado. No obstará a esta calificación el que el cargo sea de


elección popular. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 148 y siguientes, 220 y siguientes, 251 ter.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley Nl> 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.89.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Según se desprende del artículo 260 del Código Penal, el concepto


que interesa (empleado público) es susceptible de desglosarse en dos ele-
mentos constitutivos principales, a saber: a) El empleado público, para
ser tal, debe ejercer "un cargo o función pública", y b) Tal quehacer debe
servirse en un "organismo creado por el Estado o dependiente de él", sea
o no de elección popular.
El legislador penal no ha definido lo que debe entenderse por "cargo
público", pero sí lo ha hecho el Estatuto Administrativo, contenido en la
Ley N° 18.834, de 1989, cuyo artículo 3 o , letra a) puntualiza que es tal
"aquel que se contempla en las plantas o como empleos a contrata en las
instituciones señalada, en el artículo I o , a través del cual se realiza una
función administrativa". En general, las instituciones concernidas en el
precepto son los servicios públicos centralizados o descentralizados creados
para el cumplimiento de la función administrativa.
La disposición penal que interesa extiende el concepto de empleado
público, disyuntivamente, a quienes ejercen una "función pública" y no ya
sólo en la Administración del Estado, sino también en otros organismos
creados por o dependientes del mismo Estado, ampliando de este modo la
cobertura del artículo 260, en términos de comprender en ella situaciones
que claramente desbordan la noción técnica restringida que la legislación
administrativa confiere a la voz "funcionario público".
A similar deducción, relativa al alcance amplio de dicho precepto,
arriba Etcheberry (Etcheberry, Alfredo, "Derecho Penal", Parte Especial,
EJCH., T. IV, 3 a . ed., 1997, pág. 206). La expresión "función pública"

4 Este artículo f u e intercalado p o r el artículo único de la Ley N° 20.236, publi-


c a d a en el Diario Oficial de 27 de d i c i e m b r e de 2007.

313
ARTS. 28(> a 288 LIBRO SEGUNDO • TÍTULO VI

significa "función del Estado", enfoque desde el cual cabe hablar de una
función pública legislativa, administrativa y judicial, siendo bastante, para
ser titular de ella, con disponer de investidura suficiente, emanada de
autoridad competente. En esta perspectiva, ninguna relevancia tiene que
el empleado ocupe o no un cargo público o que lo sirva a honorarios o
incluso "ad honores", en la medida que el propio legislador ha restado toda
importancia a este factor remuneratorio como antecedente para elaborar
su concepto, en la disposición penal tantas veces citada.
Corte Suprema, 19/05/2008, Rol: 2321-2007, N° LegalPublishing: 38917

TÍTULO VI

DE LOS CRÍMENES Y SIMPLES DEOTOS CONTRA EL ORDEN Y


LA SEGURIDAD PÚBLICOS COMETIDOS POR PARTICULARES

§ 1. Atentados contra la autoridad1

Artículo 2 6 1 . Cometen a t e n t a d o contra la autoridad:


CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 121, 126 y 132.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Código de Justicia MHitar: articu los 416, 416 bis.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley Xo 12.927 sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto Xo 890): Titulo II.

I o . Los que sin a l z a r s e públicamente emplean f u e r z a o intimi-


dación p a r a alguno de los objetos señalados en los artículos 121
y 126.
2 o . Los que acometen o resisten con violencia, emplean fuerza
o intimidación contra la autoridad pública o s u s agentes, cuando
aquélla o é s t o s ejercieren funciones de su cargo.

1 Este epígrafe fue sustituido por el número 1 del artículo 1 0 de la Ley N° 20.048.
publicada en el Diario Oficial de 31 de agosto de 2005, en el sentido de susti-
tuir "Atentados y desacatos contra la autoridad", por el siguiente: "Atentados
contra la autoridad".

314
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VII ARTS. 343 a 345

JURISPRUDENCIA RELACIONADA (ART. 2 6 1 N ° 2 )

1) El profesor de Derecho Penal don Gustavo Labatut Glena expresa


que el N° 2 del artículo 261 del Código Penal contempla dos delitos que
se realizan mediante acometimiento o resistencia violenta, empleando
fuerza o intimidación: el atentado propiamente dicho y la resistencia a
la autoridad. Dice que la diferencia entre ambos hechos es clara: en el
atentado el empleo de la coacción tiene por objeto imponer la ejecución
o la omisión de un acto funcionario; en la resistencia el fin perseguido
es oponerse a una resolución de la autoridad pública o de sus agentes
(Derecho Penal, Tomo II, Parte Especial, Editorial Jurídica de Chile, año
1977, pág. 106).
También se pronuncia al respecto el profesor Alfredo Etcheberry que
expone en el mismo sentido anterior indicando que el referido precepto
legal comprende dos hipótesis diferentes: el atentado propiamente tal
(acometer) y la resistencia a la autoridad (resistir). Ambas formas, en todo
caso, suponen el empleo de fuerza, violencia o intimidación; algo más que
una resistencia pasiva o desobediencia. Agrega que en el acometimiento
se pretende imponer una determinada conducta de la autoridad; es in-
diferente que dicha conducta sea lícita o ilícita. En la resistencia se trata
sólo de impedir violentamente que la autoridad cumpla con sus funciones
(Derecho Penal, Tomo Cuarto, Parte Especial, Editorial Jurídica de Chile,
año 1998, pág. 263).
Por su parte, la doctrina penal del Tribunal Supremo de España dice
que la realización de cualquiera de los actos que integran el delito de aten-
tado sancionado en el artículo 231 N° 2 del Código Penal (que es similar
al artículo 261 N° 2 del Código Penal chileno) implica la existencia de
una agresión contra la autoridad o sus agentes. En cuanto a la agresión
manifiesta que ella consiste no sólo en el acometer materialmente, sino
también cuando se adopta actitud de violencia, es decir, un acto formal
de iniciación del ataque o un movimiento de acometividad revelador del
propósito criminal de agredir; y que la intimidación es condición esencial
de orden ético que el acto realizado por el culpable intimide, cause miedo,
a la autoridad o agente amenazado, hasta el extremo de perturbar su ánimo
y anular su voluntad ele impedirle por ello el cumplimiento de su deber
o ejercicio libre de sus funciones oficiales (Doctrina Penal del Tribunal

315
ARTS. 2 6 2 - 2 6 3 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VI

Supremo, Tomo Segundo, Manuel Rodríguez Navarro, editor M. Águila,


Madrid, Págs. 2452, 2475 y 2476, año 1947).
Corte Suprema, 25/04/2000, Rol: 4^21-1999, N° LegalPublishing: I6748

Artículo 262. Los atentados a que se refiere el artículo anterior


serán castigados con la pena de reclusión menor en su grado medio
o multa de once a quince unidades tributarias mensuales, siempre
que concurra alguna de las circunstancias siguientes: 1
I o . Si la agresión se verifica a mano armada.
2 o . Si los delincuentes pusieren manos en la autoridad o en las
personas que acudieren a su auxilio.
3 o . Si por consecuencia de la coacción la autoridad hubiere
accedido a las exigencias de los delincuentes.
Sin estas circunstancias la pena será reclusión menor en
su grado mínimo o multa de seis a diez unidades tributarias
mensuales. 2
Para determinar si la agresión se verifica a mano armada se
estará a lo dispuesto en el artículo 132.
CONCORDANCIAS A ESTE CODIGO:
Artículos 30, 73. 76, 121, 126 y 132.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Código de Procedimiento Civil: articulo 240.
- Código de Justicia Militar: artículos 416, 416 bis.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORM AS:
- Ley N" 12.927sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): Título II.
- Ley S° 17.798 sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: Título 11.
- Ley N° 18.314 sobre Conductas Terroristas, D.O. 17.05.1984: artículos Ioy 2o.

Artículo 263. Derogado. 3

1 Este número fue modificado por la letra h) del artículo 1 ° de la Ley N° 19.4 50,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
- Este número fue modificado por la letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
1 Este artículo f u e d e r o g a d o p o r el n ú m e r o 2 del artículo I o de la Ley N° 20.048,
p u b l i c a d a e n e l Diario Oficial d e 3 1 d e a g o s t o d e 2 0 0 5 .

316
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VI ARTS. 2 6 4 a 2 6 6

Artículo 264. El que amenace durante las sesiones de los cuer-


pos colegisladores o en las audiencias de los tribunales de justicia
a algún diputado o senador o a un miembro de dichos tribunales,
o a un senador o diputado por las opiniones manifestadas en el
Congreso, o a un miembro de un tribunal de justicia por los fallos
que hubiere pronunciado o a los ministros de Estado u otra auto-
ridad en el ejercicio de sus cargos, será castigado con reclusión
menor en cualquiera de sus grados.
El que perturbe gravemente el orden de las sesiones de los
cuerpos colegisladores o de las audiencias de los tribunales de
justicia, u ocasionare tumulto o exaltare al desorden en el des-
pacho de una autoridad o corporación pública hasta el punto de
impedir sus actos, será castigado con la pena de reclusión menor
en su grado mínimo y multa de seis a diez unidades tributarias
mensuales, o sólo esta última. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 296, 416, 417, 418, 419 y 420.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Justicia Militar: artículos 339 y siguientes.

Artículo 265. Derogado. 2

Artículo 266. Para todos los efectos de las disposiciones


penales respecto de los que cometen atentado contra la auto-
ridad o funcionarios públicos, se entiende que ejercen aquélla
constantemente los ministros de Estado y las autoridades de
funciones permanentes o llamadas a ejercerlas en todo caso y
circunstancias. 3

1 Este artículo fue reemplazado por el número 3 del artículo I o de la Ley


N° 20.048, publicada en el Diario Oficial de 31 de agosto de 2005.
2 Este artículo fue eliminado por el número 4 del artículo 1 0 de la Ley N° 20.048,
publicada en el Diario Oficial de 31 de agosto de 2005.
Con anterioridad, fue modificado por la letra d) del artículo 1° de la Ley
N° 19.450, publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
i Este inciso fue modificado por el número 5 del artículo I o de la Ley N° 20.048,
publicada en el Diario Oficial de 31 de agosto de 2005, en el sentido de su-
primir las p a l a b r a s " o d e s a c a t o " .

317
ARTS. 2 6 7 a 2 6 8 b i s LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VI

Entiéndese también ofendida la autoridad en ejercicio de sus


funciones cuando tuviere lugar el atentado con ocasión de ellas o
por razón de su cargo. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 296, 416,417,418, 419 y 420.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Código de Justicia Militar: artículos 339 y siguientes.

Artículo 267. El que con violencia o fraude impidiere ejercer


sus funciones a un miembro del Congreso, de los tribunales
Superiores de Justicia o del Consejo de Estado, sufrirá las penas
de reclusión menor en su grado mínimo y multa de once a veinte
unidades tributarias mensuales.-
CONCORDANCIAS \ ESTE COPIGO:
Artículos 30, 76, 296, 416, 417,418, 419 y 420.
CONCORDANCIAS \ OTROS CÓDIGOS:
- Código de Justicia Militar: artículos 339 y siguientes.

Artículo 268. Suprimido.*

Artículo 268 bis. El que diere falsa alarma de incendio, emer-


gencia o calamidad pública a los Cuerpos de Bomberos u otros
servicios de utilidad pública, incurrirá en la pena de reclusión
menor en su grado mínimo. 4
CONCORD ANCIAS A F.STE CÓDIGO:
Artículos 30, 76 y 269.

1 Este inciso fue modificado por el número 5 del artículo I o de la Ley N° 20.048,
publicada en el Diario Oficial de 31 de agosto de 2005, en el sentido de su-
primir las palabras "o desacato".
- Este artículo fue modificado por la letra i) del articulo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
! Este artículo fue suprimido por el número 6 del artículo I o de la Ley N° 20.048,
publicada en el Diario Oficial de 31 de agosto de 2005.
Con anterioridad, fue modificado por la letra í) del artículo I o de la Ley
N° 19.450, publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
4 Este artículo f u e a g r e g a d o p o r la letra a) del artículo único de la Ley N" 19.830,
p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 4 de de o c t u b r e de 2 0 0 2 .

318
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VI ARTS. 268 ter a :¡68 quinquies

§ 1 bis. Atentados y amenazas contra fiscales


del Ministerio Público y defensores penales públicos1

Artículo 268 ter. El que mate a un fiscal del Ministerio Público


o a un defensor penal público en razón del ejercicio de sus fun-
ciones, será castigado con la pena de presidio mayor en su grado
máximo a presidio perpetuo calificado.-

Artículo 268 quáter. El que hiera, golpee o maltrate de obra a


un fiscal del Ministerio Público o a un defensor penal público en
razón del ejercicio de sus funciones, será castigado:
I o . Con la pena de presidio mayor en su grado medio, si de
resultas de las lesiones el ofendido queda demente, inútil para
el trabajo, impotente, impedido de algún miembro importante o
notablemente deforme.
2 o . Con presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en
su grado mínimo, si las lesiones producen al ofendido enfermedad
o incapacidad para el trabajo por más de treinta días.
3 o . Con presidio menor en grado medio a máximo, si le causa
lesiones menos graves.
4 o . Con reclusión menor en su grado mínimo y multa de once
a veinte unidades tributarias mensuales, o sólo esta última, si le
ocasiona lesiones leves o no se produce daño alguno. 3

Artículo 268 quinquies. El que amenazare a un fiscal del


Ministerio Público o a un defensor penal público en los términos
de los artículos 296 y 297 de este Código, en razón del ejercicio
de sus funciones, será castigado con el máximo de la pena o el
grado máximo de las penas previstas en dichos artículos, según
correspondiere. 4

1 Este párrafo fue intercalado por el articulo único de la Ley 20.236, publi-
cada en el Diario Oficial de 27 de diciembre de 2007.
2 Este artículo fue intercalado por el artículo único de la Ley N° 20.236, publi-
cada en el Diario Oficial de 27 de diciembre de 2007.
4 Este artículo f u e i n t e r c a l a d o p o r el artículo único de la Ley N° 2 0 . 2 3 6 , publi-
c a d a e n e l Diario Oficial d e 2 7 d e d i c i e m b r e d e 2 0 0 7 .

319
ARTS. 2 6 9 a 2 6 9 b i s LIBRO SEGUNDO - TITULO VI

§ 2. Desórdenes públicos

Artículo 269. Los que turbaren gravemente la tranquilidad


pública para causar injuria u otro mal a alguna persona particu-
lar o con cualquier otro fin reprobado, incurrirán en la pena de
reclusión menor en su grado mínimo, sin perjuicio de las que les
correspondan por el daño u ofensa causados.
Incurrirá en la pena de presidio menor, en su grado mínimo
a medio, el que impidiere o dificultare la actuación del personal
de los Cuerpos de Bomberos u otros servicios de utilidad pública,
destinada a combatir un siniestro u otra calamidad o desgracia
que constituya peligro para la seguridad de las personas. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CODIGO:
Artículos 30, 76, 268 bis, 272, 296, 416, 417, 418, 419 y 420.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


Código de Justicia Militar: artículos 339 y siguientes.

§ 2 bis. De la obstrucción a la investigación2-3

Artículo 269 bis. El que, a sabiendas, obstaculice gravemente


el esclarecimiento de un hecho punible o la determinación de sus
responsables, mediante la aportación de antecedentes falsos que
condujeren al Ministerio Público a realizar u omitir actuaciones de
la investigación, será sancionado con la pena de presidio menor
en su grado mínimo y multa de dos a doce unidades tributarias
mensuales. 4
La pena prevista en el inciso precedente se aumentará en un
grado si los antecedentes falsos aportados condujeren al Ministerio

1 Este inciso fue agregado por la letra b) del artículo único de la Ley N° i 9.830,
publicada en el Diario Oficial de 4 de octubre de 2002.
Este párrafo fue agregado por el N" 3 del artículo 2 o de la Ley N" 19.077,
publicada en el Diario Oficial de 28 de agosto de 1991.
* La denominación de este epígrafe, fue sustituida por el artículo 2 o , N° 3, de la
Ley N° 20.074, publicada en el Diario Oficial de 14 de noviembre de 2005.
4 Este inciso fue sustituido por el artículo 2 o , N° 4, letra a), de la Ley N° 20.074,
publicada en el Diario Oficial de 14 de noviembre de 2005.

320
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VII ARTS. 343 a 345

Público a solicitar medidas cautelares o a deducir una acusación


infundada. 1
El abogado que incurriere en las conductas descritas en los in-
cisos anteriores será castigado, además, con la pena de suspensión
de profesión titular durante el tiempo de la condena. 2
La retractación oportuna de quien hubiere incurrido en las con-
ductas de que trata el presente artículo constituirá circunstancia
atenuante. Tratándose de las situaciones a que se refiere el inciso
segundo, la atenuante se considerará como muy calificada, en los
términos del artículo 68 bis. 3
Se entiende por retractación oportuna aquélla que se produjere
en condiciones de tiempo y forma adecuados para ser considerada
por el tribunal que debiere resolver alguna medida solicitada en
virtud de los antecedentes falsos aportados o, en su caso, aqué-
lla que tuviere lugar durante la vigencia de la medida cautelar
decretada en virtud de los antecedentes falsos aportados y que
condujere a su alzamiento o, en su caso, la que ocurra antes del
pronunciamiento de la sentencia o de la decisión de absolución o
condena, según corresponda. 4
Estarán exentas de las penas que establece este artículo las
personas a que se refieren el inciso final del artículo 17 de este
Código y el artículo 302 del Código Procesal Penal.5
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Articulo 17, 40, 68 bis, 253, 269 ter, 456 bis A.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Código de Procedimiento Civil: artículo 240.
- Código de Procedimiento Penal: artículo 201.
- Código Procesal Penal: artículos 302 y 303.

Este inciso fue agregado por el artículo 2 o , N° 4, letra a), de la Ley N° 20.0/4,
publicada en el Diario Oficial de 14 de noviembre de 2005.
s Este inciso fue modificado por el artículo 2 o , N° 4, letra b), de la Ley N° 20.074,
publicada en el Diario Oficial de 14 de noviembre de 2005, en el sentido
de sustituir la frase que sigue a la palabra "Código", por la siguiente: "y el
articulo 302 del Código Procesal Penal.".
Con anterioridad, este párrafo fue agregado por el articulo 2 o , N 3, Ley
N° 19.077, publicada en el Diario Oficial de 28 de agosto de 1991.

321
ARTS. 2 6 9 ter-2 70 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VI

Artículo 269 ter. El fiscal del Ministerio Público, o el abogado


asistente del fiscal, en su caso, que a sabiendas ocultare, altera-
re o destruyere cualquier antecedente, objeto o documento que
permita establecer la existencia o inexistencia de un delito, la
participación punible en él de alguna persona o su inocencia, o
que pueda servir para la determinación de la pena, será castigado
con presidio menor en cualquiera de sus grados e inhabilitación
especial perpetua para el cargo. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Articulo 17, 211, 212, 269 bis.
CONCORD ANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
Código Procesal Penal: artículos 188 y 227.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley S° 19.640, Orgánica Constitucional del Ministerio Público, D.O. 15.10.1999:
articulo 3o.

§ 3. De la rotura de sellos
Artículo 270. Los que hubieren roto intencionalmente los sellos
puestos por orden de la autoridad pública, serán castigados con
reclusión menor en su grado mínimo y multa de seis a diez uni-
dades tributarias mensuales.-
Las penas serán reclusión menor en su grado medio y multa
de seis a quince unidades tributarias mensuales cuando los sellos
rotos estaban colocados sobre papeles o efectos de un individuo
acusado o condenado por crimen.*

1 Este artículo fue modificado por el número 4 del artículo I o de la Ley


N" 20.253, publicada en el Diario Oficial de 14 de marzo de 2008, en el sen-
tido de reemplazar la frase "El fiscal del Ministerio Público", por "El fiscal
del Ministerio Público, o el abogado asistente del fiscal, en su caso,".
Con anterioridad fue modificado por las letras a) y b) del número 5 del articu-
lo 2 o de la Ley 20.074, publicada en el Diario Of icial de 14 de noviembre
de 2005, en el sentido de agregar a continuación de la palabra "existencia",
los términos "o inexistencia", y a continuación de la frase "participación
punible en él", suprimiendo la coma (,) que la sigue, lo siguiente: "de alguna
persona o su inocencia,".
J Este inciso fue modificado por la letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
* Este inciso f u e m o d i f i c a d o p o r la letra e) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
p u b l i c a d a e n e l Diario Oficial d e 1 8 d e m a r z o d e 1 9 9 6 .

322
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VII ARTS. 343 a 345

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 29, 30, 37, 76, 243 y 245.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Código Civil: artículos 1023, 1025, 1222, 1223, 1284, 2223 y 2224.
- Código de Procedim ie n to Civil: a rticu los 240, 872 y sigu ien tes.
Código de Procedimiento Penal: artículo 167,
- Código Procesal Penal: artículos 216 y 221.

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


- Ley N° 18.175, sobre Quiebras, D.O. 28.10.1982: articulo 94.

Artículo 271. Si la rotura de los sellos ha sido ejecutada con


\iolencia contra las personas, el culpable sufrirá las penas de
reclusión menor en su grado máximo y multa de once a veinte
unidades tributarias mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 29, 30, 37, 76. 243, 245 y 439.

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Código de Procedimiento Penal: artículo 167.
- Código Procesal Penal: artículos 216 y 221.

§ 4. De los embarazos puestos a la ejecución


de los trabajos públicos

Artículo 272. El que por ^ a s de hecho se hubiere opuesto, sin


motivo justificado, a la ejecución de trabajos públicos ordenados
o permitidos por autoridad competente, será castigado con reclu-
sión menor en su grado mínimo o multa de once a veinte unidades
tributarias mensuales. 2
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30 y 76.

1 Este artículo fue modificado por la letra i) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
Z Este artículo fue modificado por la letra i) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.

323
.ARTS. 2 7 3 a 275 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VI

§ 5. Crímenes y simples delitos de los proveedores

Artículo 273. Las personas encargadas de provisiones, empre-


sas o administraciones por cuenta del ejército o de la armada, o sus
agentes que voluntariamente hubieren faltado a sus compromisos
embarazando el servicio que tuvieren a su cargo con daño grave
e inevitable de la causa pública, sufrirán las penas de reclusión
mayor en su grado mínimo y multa de veintiuna a treinta unidades
tributarias mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 28, 37, 76, 109 inciso 11, 239 y 467.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código de Justicia Militar: artículos 346 y 347.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley 7.600, D.O. 20.10.1943: artículos 93, 94 y 98.

Artículo 274. Si ha habido fraude en la naturaleza, calidad o


cantidad de los objetos o mano de obra, o de las cosas suministra-
das, con daño grave e inevitable de la causa pública, los culpables
sufrirán las penas de presidio mayor en cualquiera de sus grados
y multa de veintiuna a treinta unidades tributarias mensuales. 2
CONCORDANCIAS A ESTE CODIGO:
Artículos 28, 37, 76, 109 inciso 11, 239 y 467.
CONCORDANCIAS OTROS CÓDIGOS:
- Código de Justicia Militar: artículos 346 y 34 7.
CONCORD ANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley 7.600, D.O. 20.10.1943: artículos 93, 94 y 98.

§ 6. De las infracciones de las leyes y reglamentos referentes


a loterías, casas de juego y de préstamo sobre prendas

Artículo 275. Es lotería toda operación ofrecida al público y


destinada a procurar ganancia por medio de la suerte.

1 Este artículo fue modificado por la letra 1) del articulo I o de la Ley N" 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
2 Este artículo f u e m o d i f i c a d o p o r la letra 1) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 1996.

324
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VII ARTS. 343 a 345

CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Artículos 496 N° 27, 499 N° 6.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código Civil: artículos ¡466, 1468, 2259 a 2263.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley sobre Loterías, de 1 de septiembre de 1890.
- Decreto Ley N° 71, D.O. 30.10.1924.
- Ley N° 18.568, establece Lotería de la Universidad de Concepción,
D.O. 30.10.1986.
- Ley N° 4.283, sobre Casino de \ iña del Mar, D.O. 16.02.1928.
- Decreto Ley N° 237, de 28.05.1931, sobre Casinos en los Establecimientos
Hidroterápicos del actual Serxñcio Nacional de Salud.
- Decreto con Fuerza de Ley N° 120, de Hacienda, de 29.03.1960, sobre la Polla
Chilena de Beneficencia.
- Ley N° 7.889, prohibe vender boletos o fracción de Lotería o Polla a menor
precio que el indicado, D.O. 14.10.1944.
- Ley N° 13.039, crea Junta de Adelanto de Arica, D.O. 15.10.1958.
- Ley N° 10.262, faculta al Presidente de ¡a República para autorizar rifas,
sorteos, etc., D.O. 06.03.1952.
- Ley N° 17.169, crea Consejos Regionales de Turismo, D.O. 13.08.1969.

Artículo 276. Los autores, empresarios, administradores, co-


misionados o agentes de loterías no autorizadas legalmente, incu-
rrirán en la multa de once a veinte unidades tributarias mensuales
y perderán los objetos muebles puestos en lotería. 1
Si los objetos puestos en lotería fueren inmuebles, la pena será
multa de veintiuna a treinta unidades tributarias mensuales. 2
En caso de reincidencia se les aplicará además la reclusión
menor en su grado mínimo.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 496 N° 27, 499 N° 6.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:
- Código Civil: artículos 1466, 1468, 2259 a 2263.

1 Este inciso fue modificado por la letra i) del articulo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
- Este inciso fue modificado por la letra 1) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.

325
ARTS. 2 7 7 - 2 7 8 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VI

CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:


- Ley sobre Loterías, de ¡ de septiembre de 1890.
- Decreto Ley Y" 71, D.O. 30.10.1924.
Ley 18.568, establece Lotería de la Universidad de Concepción,
D.O. 30.10.1986.
- Ley S° 4.283. sobre Casino de \ iña de! Mar, D.O. 16.02.1928.
- Decreto Ley \" 237, de 28.05.1931, sobre Casinos en ¡os Establecimientos
Hidroterápicos del actual Senicio .Yacional de Salud.
- Decreto con Fuerza de Ley 120, de Hacienda, de 29.03.1960, sobre la Polla
Chilena de Beneficencia.
Ley V 7.889, prohibe vender boletos o fracción de Lotería o Polla a menor
precio que el indicado, D.O. ¡4.10.1944.
- Ley ;Yl> 13.039, crea Junta de Adelanto de Arica, D.O. 15.10.1958.
Ley ,Y" 10.262, faculta al Presidente de la República para autorizar rifas,
sorteos, etc., D.O. 06.03.¡952.
- Ley 17.169, crea Consejos Regionales de Turismo, D.O. 13.08. ¡ 969.

Articulo 2 11. Los banqueros, dueños, administradores o agen-


tes de casas de juego de suerte, envite o azar, serán castigados
con reclusión menor en cualquiera de sus grados y multa de once
a veinte unidades tributarias mensuales. 1
CONCORDANCIAS A KSTF CÓDI<,<>:
Artículos 29. 30, 37 y 76.
C O N C O K I U N C J A S A OTROS CÓDIGOS:
- Código Ch'il: artículos ¡4t>6, 2259 a 22<> i.
CONCORI) \NCIAS A OTR AS NORM \ s :
- Ley 4.566, sobre Hipódromos, D.O. 27.03.1929: artículos 1 3o y 4°.
- Ley S° 6.836. D. O. 26.02. ¡ 941: articulo ¡ 6.

Artículo 278. Los que concurrieren a jugar a las casas referidas,


sufrirán la pena de reclusión menor en su grado mínimo o multa
de once a veinte unidades tributarias mensuales.-
CONCORDANCLAS A L.STE CÓDIGO:
Artículos 29, 30, 37 y 76.

12 Este artículo f u e m o d i f i c a d o por la letra i) del a r t í c u l o I o de la Le\ N° 19.4 >0,


p u b l i c a d a e n e l Diario Oficial d e 1 8 d e m a r z o d e 1 9 9 6 .

326
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VII ARTS. 343 a 345

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Código Civil: artículos 1466, 2259 a 2263.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 4.566, sobre Hipódromos, D.O. 27.03.1929: artículos Io 3oy 4o
- Ley N° 6.836, D.O. 26.02.1941: artículo 16.

Artículo 279. El dinero o efectos puestos en juego y los ins-


trumentos, objetos y útiles destinados a él caerán siempre en
comiso.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículo 31.

Artículo 280. El que sin autorización legal estableciere casas


de préstamo sobre prendas, sueldos o salarios, sufrirá las penas
de reclusión menor en su grado mínimo, multa de once a veinte
unidades tributarias mensuales, y comiso de las cantidades pres-
tadas, hasta la suma de treinta unidades tributarias mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25, 30, 31 y 76.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto con Fuerza de Ley N° 16, Min. Trabajo, D.O. 25.04.1986, sobre Dis-
posiciones Legales Relativas a la Dirección General de Crédito Prendario.
Artículo 3o.

Artículo 281. Los que habiendo obtenido autorización no


llevaren libros con la debida formalidad, asentando en ellos, sin
claros ni entre renglones, las cantidades prestadas, los plazos e
intereses, los nombres y domicilio de los que las reciban, la natu-
raleza, calidad y valor de los objetos dados en prenda y las demás
circunstancias que exijan los reglamentos que deberá dictar el
Presidente de la República, incurrirán en las penas de multa de seis
a diez unidades tributarias mensuales, y comiso de las cantidades
prestadas, hasta diez unidades tributarias mensuales. 2

1 Este artículo fue modificado por la letra i) del artículo 1 ° de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
- Este inciso fue modificado por la letra i) del artículo 2 o de la Ley N° 19.501,
publicada en el Diario Oficial de 15 de mayo de 1997. Con anterioridad fue
modificada por la letra d) del artículo 10 y h) del artículo 2o de la Ley N° 19.4 5 0,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.

327
ARTS. 28(> a 288 LIBRO SEGUNDO • TÍTULO VI

Las mismas penas se impondrán a los que no hagan la enaje-


nación de las prendas con arreglo a las leyes y reglamentos.
CONCORDANCIAS A ESTF. CÓDIGO:
Artículos 25 y 31.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto con Fuerza de Ley 16, Min. Trabajo, D.O. 25.0-4.1986, sobre Dis-
posiciones Legales Relativas a la Dirección General de Crédito Prendario.
Artículo 3°.

Artículo 282. El prestamista que no diere resguardo de la


prenda o seguridad recibida, será castigado con una multa del
duplo al quíntuplo de su valor y la cantidad que hubiere prestado
caerá en comiso.
C O N C O R D A N C I A A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25 y 31.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
Decreto con Fuerza de Ley 16, Min Trabajo, D.O. 25.04.1986, sobre Dis-
posiciones Legales Relativas a la Dirección General de Crédito Prendario.
Artículo 3o.

Artículo 283. El prestamista que hiciere préstamos de la


clase indicada en los artículos precedentes a una persona ma-
nifiestamente incapaz para contratar por su edad o falta de
discernimiento, será castigado cón las mismas penas del artículo
anterior.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25 y 283.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto con Fuerza de Ley N° 16, Min. Trabajo, D.O. 25.04.1986, sobre Dis-
posiciones Legales Relativas a la Dirección General de Crédito Prendario.
Artículo 3o.

§ 7. Crímenes y simples delitos relativos a ta industria, al co-


mercio y a las subastas públicas

Artículo 284. El que fraudulentamente hubiere comunicado


secretos de la fábrica en que ha estado o está empleado, sufrirá la

328
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VI ARTS. 327-328

pena de reclusión menor en sus grados mínimo a medio o multa


de once a veinte unidades tributarias mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 28, 30, 37, 61, 76, 109, 146, 156, 213, 224 Xo 6, 231 24 '> >46 >47
260, 284 y 337. '

CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:


- Constitución Política: artículo 19 N° 5.
- Código de Comercio: artículos 41, 42 y 43.
- Código de Procedimiento Civil: artículos 349, 360 N° 3.
- Código de Procedimiento Penal: artículos 18 N° 2 y 201 N° 2.
- Código Procesal Penal: articulo 303.
- Código Tributario: artículo 35.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto con Fuerza de Ley N° 196 de 1960, que fija Estatuto Orgánico del
Servicio Médico Legal: artículo 16.
- Decreto Ley N° 645 de 17 de octubre de 1925, sobre Registro General de
Condenas: artículo 6o.
- Decreto con Fuerza de Ley Xo 251, sobre Compañías de Seguros: articu-
lo 139.
- Decreto Ley N° 1.097, de 25 de julio de 1975: artículo 7a.
- Ley N° 17.374, Ley Orgánica del Instituto Nacional de Estadísticas: articulo 29.
- Ley N° 18.834, sobre Estatuto Administrativo, D.O. 23.09.1989: artículos 114
y siguientes.
- Ley N° 18.575, sobre Bases Generales de la Administración del Estado,
D.O. 05.12.1986: artículos 63 y siguientes.
- Ley N° 19.172, sobre Arrepentimiento Eficaz, D.O. 04.11.1992: artículo 5o.
- Ley N° 19.223 sobre Delito informático. D.O. 07.06.1993: artículo 4".

Artículo 285. Los que por medios fraudulentos consiguieren


alterar el precio natural del trabajo, de los géneros o mercaderías,
acciones, rentas públicas o privadas o de cualesquiera otras cosas
que fueren objetos de contratación, sufrirán las penas de reclu-
sión menor en sus grados mínimo a medio y multa de seis a diez
unidades tributarias mensuales.-'

1 Este artículo fue modificado por la letra i) del artículo I o de la Ley N° 19.4.JÜ,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
1 Este artículo f u e m o d i f i c a d o p o r la letra i) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 18 de m a r z o de 1996.

329
ARTS. 28(> a 2 8 8 LIBRO SEGUNDO • TÍTULO VI

CONCORD ANCIAS A ESTE CÓDIGO:


Arríenlos 30, 76. 469, 495 .V" 16.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto Ley \r0 211, de Defensa de la Libre Competencia (texto refundido
D.O. 27.10.1980): artículos Ia y 2o.
- Ley V' 18.045 de Mercado de Valores, D.O. 22.10.1981: artículos 52, 53, 58
y 59.
- Ley .Y" 19.496, sobre Protección de los Derechos de los Consumidores,
D.O. 07.03.1997: artículos 18 y siguientes, 2S y siguientes.

Artículo 286. Cuando el fraude expresado en el artículo ante-


rior recayere sobre mantenimientos u otros objetos de primera
necesidad, además de las penas que en él se señalan, se impondrá
la de comiso de los géneros que fueren objeto del fraude.
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30, 76, 469, 495 S° 16.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
Decreto Ley Y" 211, de Defensa de la Libre Competencia (texto refundido
D.O. 27.10.1 <)SO>: artículos 1 ° y 2°.

Artículo 287. Los que emplearen amenaza o cualquier otro


medio fraudulento para alejar a los postores en una subasta pú-
blica con el fin de alterar el precio del remate, serán castigados
con una multa del diez al cincuenta por ciento del valor de la cosa
subastada; a no merecer mayor pena por la amenaza u otro medio
ilícito que emplearen.
CONCORDANCIAS A ESTF. CÓDIGO:
Artículos 25 inciso 7o y 473.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto Ley S° 211, de Defensa a Libre Competencia (texto refundido
D.O. 27.10.19801: artículos 1 ° y 2o.

§ 8. De las infracciones de las leyes y reglamentos


relativos a las armas prohibidas

Artículo 288. El que fabricare, vendiere o distribuyere armas


absolutamente prohibidas por la ley o por los reglamentos gene-
rales que dicte el Presidente de la República, sufrirá la pena de

330
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VI ARTS. 2 8 8 b i s - 2 8 9

reclusión menor en su grado mínimo o multa de seis a diez uni-


dades tributarias mensuales. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
ArTicuios 30, 76, 494 V" 3.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto Ley N° 2.222, Ley de Navegación, D.O. 31.05.1978: artículo 99.
- Ley N° 19.314 sobre Conductas Terroristas, D.O. 17.05.1984: artículo 2o.
- Ley N° 12.927 sobre Seguridad del Estado, D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): articulo 10.
- Ley N° 17.798 sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículos 3o a 7o,
11 y 24.

Artículo 288 bis. El que portare armas cortantes o punzantes


en recintos de expendio de bebidas alcohólicas que deban consu-
mirse en el mismo local, sufrirá la pena de presidio menor en su
grado mínimo o multa de 1 a 4 UTM.
Igual sanción se aplicará al que en espectáculos públicos, en
establecimientos de enseñanza o en vías o espacios públicos en
áreas urbanas portare dichas armas, cuando no pueda justificar
razonablemente su porte. 2
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 30, 76, 450 y 494 N° 3.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Decreto Ley N° 2.222, Ley de Navegación, D.O. 31.05.1978: articulo 99.
- Ley N° 19.314 sobre Conductas Terroristas, D.O. 17.05.1984: artículo 2o.
- LeyN° 12.927sobre Seguridad del Estado. D.O. 26.08.1975 (texto actualizado
Decreto N° 890): artículo 10.
- Ley N° 17.798 sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículos 3o a 7o,
11 y 24.

§ 9. Delitos relativos a la salud animal y vegetal3


Artículo 289. El que de propósito y sin permiso de la autori-
dad competente propagare una enfermedad animal o una plaga

1 Este artículo fue modificado por la letra d) del artículo I o de la Ley N° 19.450,
publicada en el Diario Oficial de 18 de marzo de 1996.
2 Este artículo fue incorporado por el N° 2 del artículo I o de la Ley N° 19.975,
publicada en el Diario Oficial de s de octubre de 2004.
3 La d e n o m i n a c i ó n de e s t e p á r r a f o f u e s u s t i t u i d a por el artículo 2° de la Ley
N° 17.155, p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 11 de j u n i o de 1969.

331
ARTS. 290-2!) 1 LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VI

vegetal, será penado con presidio menor en su grado medio a


máximo. 1
Si la propagación se produjere por negligencia inexcusable del
tenedor o encargado de las especies animales o vegetales afectadas
por la enfermedad o plaga o del funcionario a cargo del respecti-
vo control sanitario, la pena será de presidio menor en su grado
mínimo a medio; 2
Si la enfermedad o plaga propagada fuere de aquellas declara-
das susceptibles de causar grave daño a la economía nacional, se
aplicará la pena asignada al delito correspondiente en su grado
máximo. 3
El reglamento determinará las enfermedades y plagas a que se
refiere el inciso anterior. 4
CONCORDANCIAS A I SIT: CÓDIGO:
Artículos 12 S° 3. 29, 30, 61 Y" 3 y 76.

Artículo 290. Si la propagación de las enfermedades a que


se refiere este párrafo se originare con motivo u ocasión de la
introducción ilícita al país de animales o especies vegetales, la
pena asignada al delito correspondiente podrá aumentarse en un
grado. 1
CONCORDANCIAS \ ISIIL CÓDIGO:
Artículos 12 ,Y" 3. 29, 30, 61 N° 3 y 76.

Artículo 291. Los que propagaren indebidamente organismos,


productos, elementos o agentes químicos, virales, bacteriológicos,
radiactivos, o de cualquier otro orden que por su naturaleza sean
susceptibles de poner en peligro la salud animal o vegetal, o el

1 Este inciso fue modificado por la letra a) del N° 1 del artículo único de la Ley
N° 18.765, publicada en el Diario Oficial de 9 de diciembre de 1988.
- Este inciso fue modificado por la letra b) del N° 1 del artículo único de la Ley
N° 18.765, publicada en el Diario Oficial de 9 de diciembre de 1988.
¡4 Este inciso fue agregado por la letra c) del N° 1 del artículo único de la Ley
N° 18.76i, publicada en el Diario Oficial de 9 de diciembre de 1988.
' Este artículo f u e s u s t i t u i d o p o r el N° 2 del a r t í c u l o ú n i c o de la Ley N° 18.765,
p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 9 de d i c i e m b r e de 1 9 8 8 .

332
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO M .ARTS. 2 9 1 b i s - 2 9 2

abastecimiento de la población, serán penados con presidio menor


en su grado máximo. 1
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:

Artículos 12 N° 3, 29, 61 N° 3 y 76.

Artículo 291 bis. El que cometiere actos de maltrato o cruel-


dad con animales será castigado con la pena de presidio menor
en sus grados mínimo a medio y multa de dos a treinta unidades
tributarias mensuales, o sólo con esta última.-
CONCORDANCIAS A ESTE CÓDIGO:
Artículos 25, 30 y 31.

§ 10. De las asociaciones ilícitas


Artículo 292. Toda asociación formada con el objeto de atentar
contra el orden social, contra las buenas costumbres, contra las
personas o las propiedades, importa un delito que existe por el
solo hecho de organizarse. 3
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:

Constitución Política: artículos 19 N° 7 letra g)yN° 15 y 23.


CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 17.798 sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: articulo 8o.
- Ley N° 19.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos 2o y 3o.
- Ley N° 19.366 sobre Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotró-
picas, D.O. 18.10.1995 (texto refundido Decreto con Fuerza de Ley N° 1):
artículo 22.

JURISPRUDENCIA RELACIONADA

1) Los elementos requeridos para estar en presencia de una asocia-


ción ilícita es la existencia de una pluralidad de individuos, con una

1 Este artículo fue incorporado por el N° 3 del artículo único de la Ley N° 18.765,
publicada en el Diario Oficial de 9 de diciembre de 1988.
Este artículo fue reemplazado por el artículo 18 de la Ley N° 20.380, publicada
en el Diario Oficial de 3 de octubre de 2009.
3 Este artículo f u e m o d i f i c a d o p o r el N° 6 del artículo 4° de la Ley N° 19.047,
p u b l i c a d a en el Diario Oficial de 14 de f e b r e r o de 1991.

333
ART. 292 LIBRO SEGI N D O - T Í T U L O VI

determinada forma de organización, la persecución de un fin común


y dotada de una cierta perdurabilidad, más que de los asociados, de la
asociación. En ello está de acuerdo importante doctrina, pues se dice que
"la mayor parte de los elementos que dicha definición contemplaba (de
asociación ilícita) habían sido señalados previamente por nuestra juris-
prudencia, la que para establecer la existencia de una asociación ilícita,
y como los propios términos de la ley lo dan a entender, afirma que es
necesaria la existencia de una organización más o menos permanente
y jerarquizada, con sus jefes y reglas propias, destinada a cometer un
número indeterminado de delitos también más o menos indeterminados,
en cuanto a su fecha y lugar de realización, supuestos que la distinguen
de la mera conspiración o el acuerdo casual para cometer un delito deter-
minado" (Lecciones de Derecho Penal Chileno, parte especial, Politoff,
Ramírez y Maris, págs. 598-99).
Además, según la Jurisprudencia "tal ilícito tiene su origen en la figura
descrita en el artículo 292 del Código Penal, la que su vez fue recogida
del artículo 322 del Código Penal belga y de la historia fidedigna de su
establecimiento, sesión N° 157, se puede concluir que la finalidad de la
disposición es castigar los cuerpos formados para propender un fin ilícito
de un modo más o menos estable y que es necesario que exista un cuerpo
organizado con sus jefes y reglas propias, no comprendiendo esta figura
simples conspiraciones, partidos o reuniones que no tienen dichos carac-
teres". (Corte de Apelaciones de Punta Arenas, fallo de 15-09-1993).
Sin embargo, no se exigen en sus legislaciones positivas (como España,
Italia o Alemania) un número mínimo de participantes, como tampoco
se hace en Chile, de hecho, se indica que "no se precisa (en el artículo
293 del Código Penal) el número de personas necesarias para constituir la
asociación; en rigor, bastaría con dos" (Alfredo Etcheberry, Derecho Penal,
Parte Especial, tomo IV, pág. 317); siendo suficiente en consecuencia la
claridad en cuanto a una mínima estructura organizada, cierta permanencia
y unidad de propósitos.
Corte Suprema, 08/07/2008, Rol: 2901-2008, N°LegalPublishing: 394^6
Fallos en el mismo sentido:
Corte Suprema, 07/08/2008, Rol: 5576-2007, N" LegalPublishing: 39792
Corte Suprema, 05/11/2003, Rol: 3437-2003, N° LegalPublishing: 29636

334
L I B R O S E G U N D O - T Í T U L O VII ARTS. 343 a 345

2) La asociación ilícita se entiende como una colectividad delictiva, con


un método penalmente antijurídico, compuesta de personas vinculadas
funcionalmente para fines criminales. En lo que a la culpabilidad se refiere,
la conciencia de pertenecer a una organización destinada a cometer delitos
es fundamental, ya que posibilita la comunicación del dolo, y en definitiva
se entiende que no es posible para los individuos por sí solos, conseguir sus
fines criminales, generando una sujeción entre los agentes que participan.
Cabe indicar que la ilicitud de la entidad criminal es un delito autónomo,
diverso de los injustos concretos que se cometen mediante la misma. El
bien jurídico amparado en estos casos es el poder del Estado, toda vez que
se compromete su primacía jurídica como institución política y jurídica,
por la mera existencia de una institución que posee fines antiéticos.

Corte Suprema, 08/07/2010i Rol: 2596-2009, N° LegalPublishing: 44908

3) No puede confundirse la asociación ilícita con la ejecución de


un plan delictivo por una pluralidad de personas, lo que pertenece a la
coparticipación delictiva, aun cuando ambos supuestos presenten ciertos
rasgos o características comunes.
Así, la asociación lleva consigo, por su propia naturaleza, una distri-
bución de cometidos y de tareas a desarrollar, incluso, una cierta jerar-
quización; empleo de medios materiales; continuidad temporal del plan
criminal más allá de la simple u ocasional consorciabilidad para el delito o
mera codelincuencia. La conducta del autor asociado para delinquir deriva
en que él sujeta su voluntad a la del grupo, y de este modo se inserta en
la organización, siendo necesario que haya existido, al menos, una exte-
riorización de la conducta de sus integrantes que permita a todos ellos
reconocerse entre sí como pertenecientes a un conjunto que comparte
objetivos comunes, esto es, que la asociación se forma para cometer delitos
(Patricia S. Ziffer: "El Delito de Asociación Ilícita', Editorial Ad- Hoc,
Buenos Aires, Argentina, página 72). La misma autora expresa que: "ello
supone la existencia de algunas reglas vinculantes para todos los miembros
con respecto a la formación de la Voluntad social'; aun cuando no haya
relaciones de subordinación entre los miembros, para que la agrupación
funcione como tal es requisito la aceptación común de esas reglas" (ob.
cit., página 73). (Considerando 5 o de la sentencia de reemplazo).

Corte Suprema, 07/08/2008, Rol: 5576-2007, N° LegalPublishing: 39792

335
ARTS. 28(> a 288 LIBRO S E G U N D O • TÍTULO VI

4) Que, en esta perspectiva, tanto la doctrina como la jurisprudencia


han diferenciado nítidamente la coparticipación de la asociación ilícita,
precisando que lo sancionado por esta última, es diverso de otros injustos,
requiriendo una acción y dolo propio. En efecto, la configuración de la
asociación ilícita requiere el construir una estructura con ciertas parti-
cularidades objetivas, las que se pueden concretar en la concurrencia de
pluralidad de sujetos activos que formen cuerpos permanentes organizados
jerárquicamente, con reglas propias, que tienen por fin la comisión de
ilícitos establecidos por la ley.
Corte Suprema, 08/07/2010, Rol: 2596-2009, N° LegalPublishing: 44908

Artículo 293. Si la asociación ha tenido por objeto la perpe-


tración de crímenes, los j e f e s , los que hubieren ejercido mando
en ella y s u s provocadores, sufrirán la p e n a de presidio mayor en
cualquiera de s u s g r a d o s .
Cuando la asociación ha tenido por objeto la perpetración de
simples delitos, la pena será presidio m e n o r en cualquiera de sus
g r a d o s para los individuos c o m p r e n d i d o s en el acápite anterior.
CONCORDANCIAS:
Constitución Política: articulo 19 Xo 7 letra g) y Xo 15 y 23.
CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley :V" / 7.798 sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: artículo 8°.
- Ley V" 19.314 sobre Conductas Terroristas, D.O. 17.05.1984: artículos 2oy 3o.
- Ley Xo 19.31)6 sobre Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotró-
picas, D.O. 18.10.1995 (texto refundido Decreto con Fuerza de Ley N° 1):
articulo 22.

JURISPRUL )E\'Í IA RELACIONADA

1) Fluye de la interpretación sistemática y coherente del artículo 292


en relación al 293 y ss., que cuando el Código Penal alude a la "asocia-
ción" se está refiriendo no a una reunión circunstancial de personas que
cometen conjuntamente un hecho que reviste carácter de delito, sino a
una sociedad de carácter permanente en el tiempo. Así se desprende de la
misma norma contemplada en el artículo 292 que habla de "organizarse"
y, de la norma del artículo 293 que alude a "los jefes" o "Los que hubieren

336
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VI ARTS. 2 9 4 - 2 9 4 BIS

ejercido mando" en dicha asociación, con lo cual se está refiriendo a


una sociedad efectivamente "organizada" y jerarquizada, en la que están
claramente distribuidas las distintas esferas de poder y decisión. Q u e el
carácter trascendente en el tiempo de las asociaciones ilícitas se despren-
de igualmente del mismo sentido del texto del artículo 293 ya citado, el
cual alude a asociaciones que han tenido por objeto la perpetración de
"crímenes" o "simples delitos", lo que importa permanencia en el tiempo,
ya que desde el momento de su formación la asociación ilícita ha tenido
por objeto la comisión de múltiples hechos delictivos, es decir, ha habido
un objeto ilícito múltiple ab initio, lo que permite atribuirle un carácter
necesariamente permanente a la agrupación y lo que en definitiva justifica
la elevada pena que el legislador ha contemplado para este delito.

Corte Suprema, 05/11/2003, Rol: 3437-2003, N° LegalPublishing: 29636

A r t í c u l o 2 9 4 . C u a l e s q u i e r a o t r o s individuos que hubieren


tomado parte en la asociación y los que a sabiendas y volunta-
riamente le hubieren s u m i n i s t r a d o medios e instrumentos para
cometer los crímenes o simples delitos, alojamiento, escondite o
lugar de reunión, serán castigados, en el primer caso previsto por
el artículo precedente, con presidio menor en su grado medio, y
en el segundo, con presidio menor en su grado mínimo. 1
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:

Constitución Política: artículos 19N° 7 letra g)yN° 15 y 23.


CONCORDANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley N° 17.798 sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: articulo 8o.
- Ley N° 19.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos 2oy 3o.
- Ley N° 19.366 sobre Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotró-
picas, D.O. 18.10.1995 (texto refundido Decreto con Fuerza de Ley N° 1):
articulo 22.

Artículo 2 9 4 b i s . Las p e n a s de los artículos 293 y 294 se


impondrán sin perjuicio de las que correspondan, por los críme-
nes o s i m p l e s delitos c o m e t i d o s con motivo u ocasión de tales
actividades.

1 Este a r t í c u l o f u e m o d i f i c a d o p o r el N° 2 del artículo I o del Decreto Ley


N° 2.621, p u b l i c a d o en el Diario Oficial de 28 de abril de 1979.

337
ART. 2 9 5 UBRO SEGUNDO - TÍTULO VI

Cuando la asociación se hubiere formado a través de una per-


sona jurídica, se impondrá además, como consecuencia accesoria
de la pena impuesta a los responsables individuales, la disolución
o cancelación de la personalidad jurídica. 1 2
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:

Constitución Política: articulo 19X" 7 letra g) y ¡V" 15 y 23.


C O N C O R D ANCIAS A OTRAS NORMAS:
- Ley• Xo 17.798 sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: articulo 8°.
- Ley Xo 19.314 sobre Conductas Terroristas, D.O. 17.05.1984: artículos 2"
.v 3o.
Ley Xo 19.366 sobre Tráfico ¡lícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotró-
picas, D.O. 18.10.1995 (texto refundido Decreto con Fuerza de Ley N° 1):
artículo 22.

Artículo 295. Quedarán exentos de las penas señaladas en los


artículos anteriores aquellos de los culpables que, antes de eje-
cutarse alguno de los crímenes o simples delitos que constituyen
el objeto de la asociación y antes de ser perseguidos, hubieren
revelado a la autoridad la existencia de dichas asociaciones, sus
planes y propósitos. 1
Podrán sin embargo ser puestos bajo la vigilancia de la
autoridad.
CONCORDANCIAS A OTROS CÓDIGOS:

Constitución Política: artículo 19 N° 7 letra g) y N° 15 y 23.


C O N C O R D A N U A S A OTRAS NORMAS:
- LeyN0 17.798 sobre Control de Armas, D.O. 21.10.1972: articulo 8o.
- Ley Xo 19.314 sobre Conductas Terroristas. D.O. 17.05.1984: artículos 2°
y 3o.
- Ley Xo 19.366 sobre Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotró-
picas, D.O. 18.10.1995 (texto refundido Decreto con Fuerza de Ley N° 1):
articulo 22.

1 Este inciso fue agregado por el artículo 2 o de la Ley N° 20.393, publicada en


el Diario Oficial de 02 de diciembre de 2009.
2 Este artículo fue incorporado por el N° 3 del artículo I o del Decreto Ley
N ü 2.621, publicado en el Diario Oficial de 28 de abril de 1979.
1 Este inciso f u e m o d i f i c a d o p o r el N° 4 del artículo I o del Decreto Ley N° 2.621,
p u b l i c a d o e n e l Diario Oficial d e 2 8 d e abril d e 1 9 7 9 .

338
LIBRO SEGUNDO - TÍTULO VI ARTS. 2 9 5 b i s - 2 9 6

Artículo 295 bis. Se aplicarán las penas de prisión en su grado


máximo a presidio menor en su grado mínimo al que, habiendo
tenido noticias verosímiles de los planes o de las actividades desa-
rrolladas por uno o más miembros de una asociación ilícita, omite
ponerlas oportunamente en conocimiento de la autoridad.
Quedará exento de las penas a que se refiere este artículo el
cónyuge, los parientes legítimos por consanguinidad o afinidad en
toda la línea recta y en la colateral hasta el segundo g