Está en la página 1de 5

Universidad Católica del Norte | Facultad de Humanidades

Escuela de Psicología
Taller Intervención Psicolaboral
Docente: Germán Rodríguez Aguirre
Integrantes: Bárbara Barriga, Jaime Guzmán y Felipe Salinas.

Test de Dominó

El Test de Dominó fue creado en 1944 por Edgar Anstey en paralelo al Test de
Raven de Matrices Progresivas, con el propósito de mejorar algunas falencias de
éste.
La primera prueba elaborada (1944), se creó para la Armada Británica en el
contexto de la Segunda Guerra Mundial y contaba con 44 reactivos. No obstante,
por ser un instrumento para esta institución, Anstey no dio a conocer el primer test al
público. Sin embargo, en 1955, el autor crea la segunda versión para el público en
general, elaborado con 4 reactivos más, es decir, con un total de 48.
Posteriormente, en 1959 Pierre Pichot elabora una nueva versión (francesa) de la
misma cantidad de reactivos que el anterior, llamada “D-48”.
Este Test se caracteriza por presentar series numéricas de continuación y
completamiento de series; es perceptual, objetivo, gráfico, no verbal y gestáltico.
El objetivo principal de esta prueba es medir la capacidad del sujeto para
conceptualizar y aplicar su razonamiento a problemas nuevos. Mide además el
factor G de inteligencia (Teoría Factorial de Spearman), proporcionando así una
estimación de la capacidad intelectual del sujeto.
Con este Test se puede valorar la capacidad de cada sujeto para:
a) Percibir exactamente el número de puntos de cada conjunto de fichas.
b) Descubrir el principio de organización de cada conjunto.
c) Resolver mediante la aplicación de dichos principios, la cantidad de puntos
que ha de colocar en cada una de las mitades de las fichas de dominó en
blanco para completar el diseño.
El campo de aplicación de este instrumento incluye Clínica, Selección de Personal y
Orientación Vocacional.
Este Test pertenece a la clase de las pruebas llamadas “Pruebas de Poder”, las que
pretenden medir puramente la habilidad de los sujetos, no así como otro tipo de
pruebas que se basan en la velocidad del trabajo y que son denominadas “Pruebas
de Rapidez”.

Criterios de Aplicación
● Puede ser aplicada a personas de 12 a 65 años.
● Puede ser administrada o autoadministrada.
● Aplicación individual y colectiva.
● El tiempo de aplicación es de 30 minutos. Pasados 45 minutos, se concluye
la aplicación, se evalúa sólo lo contestado y no se consideran respuestas
posteriores.

Pautas de Corrección
● Por cada respuesta correcta se asigna un punto.
● Se consideran erróneas aquellas respuestas en blanco y las que omiten el 0.
● Se hace coincidir la ventana de la carpeta de respuestas con la caseta de
puntaje, y se califica con la plantilla sobrepuesta, marcando correctas e
incorrectas.
● Se suma el número de aciertos y se registra en la caseta de puntaje, se
convierte a percentiles, según el baremo de Montevideo, cuando el puntaje
no coincide se toma el más próximo. Se busca en la tabla de percentiles el
rango correspondiente y finalmente se obtiene su equivalencia diagnóstica.
TABLA DE NORMAS PARA EL DIAGNÓSTICO DE CAPACIDAD INTELECTUAL
BAREMO MONTEVIDEO - ADOLESCENTES Y ADULTOS

EDAD CRONOLÓGICA EN AÑOS

12-13 14-15 16-17 18-65


PERCENTILES

95 38 39 41 41

90 35 37 39 40

75 32 33 34 36

50 27 28 29 31

25 22 23 24 25

10 14 15 16 20

5 9 11 12 16

TABLA DE CONVERSIONES DE PERCENTILES EN RANGOS

PERCENTILES RANGOS

95 SUPERIOR

90-70 SUPERIOR AL TÉRMINO MEDIO

50 TÉRMINO MEDIO

25-10 INFERIOR AL TÉRMINO MEDIO

5 DEFICIENTE

Fortalezas y Debilidades
Es necesario plantar la crítica constructiva y destructiva de cualquier instrumento de
evaluación/medición, debido a que éstos sólo son herramientas de apoyo a otros
métodos para poder comprender el funcionamiento de un sujeto respecto a
diferentes áreas. Por lo tanto, no es posible aproximarse a diagnósticos certeros e
inamovibles respecto de la aplicación de un test, debido a las limitaciones propias
de las pruebas y de factores personales, ambientales y otros que pueden afectar en
el rendimiento óptimo de éste. Debemos considerar más bien estas pruebas de
medición como escalas que permiten al evaluador ubicar al evaluado en un rango
de la población, pero en ningún caso considerar estos resultados como diagnóstico.
A continuación, presentamos un cuadro comparativo de las debilidades y fortalezas
del Test de Dominó para así poder discernir entre aquello que resulta útil como
información cuantitativa para aportar a un posible diagnóstico y aquello que resulta
ser una desventaja para la evaluación, el diagnóstico y para el rendimiento (del
evaluado) de éste mismo.

FORTALEZAS DEBILIDADES

Sitúa comparativamente a una persona Mide capacidades desde el


en un rango a partir de las capacidades razonamiento lógico y desarrollo de
evaluadas. problemas, olvidando otros aspectos
importantes que pueden incidir en la
medición de la inteligencia, como el
ámbito socio-afectivo.

Sus rangos de confiabilidad son: Al ser un Test tan antiguo, éste no


● Según Cronbach: 0.85 a 0.91 considera los nuevos conocimientos
● Según Vernon: 0.90 respecto de la(s) inteligencia(s), por lo
● Según Raven: 0.88 tanto no toma en cuenta todo lo que la
Es decir, su fiabilidad es de un 91%. conforman y sus resultados pueden ser
sesgados por esta razón.

Su validez según Anstey es de 0.70. No es aplicable a personas con


ceguera, puesto que es meramente
gráfico.

Es de carácter lúdico y tiene la No considera aspectos lingüísticos,


capacidad de educción de relación de verbales, creativos u otros que son
correlatos. parte de la(s) inteligencia(s).

Herramienta útil para screening de


grandes cantidades de personas.
Referencias
Manual moderno (s.f.). Test Dominós (Edgar Anstey) Manual de aplicación,
Manual moderno: México.