Está en la página 1de 15

M24

DESMANTELANDO EL SISTEMA / A LOS BUSCADORES DE LA VERDAD

LA DIVINA TRINIDAD EXPUESTA

¿Existe una unidad última, indivisible de la materia?

Todo parte de un triángulo bidimensional cuyo movimiento genera la ilusión de la


materia.

La espiral siempre ha sido considerada erróneamente como un símbolo de la Divinidad.


Todo en esta Realidad Virtual se construye mediante ondas espiraladas.

Todo es movimiento en espiral. Dicho movimiento lleva impreso las “formas de


pensamiento” de los creadores de esta rama. Todo en esta Realidad Virtual se maneja por
tríadas y genera duplicidades.

La llamada Trinidad Creadora hace referencia al triángulo bidimensional del que parte el
desarrollo de esta creación.
Esta realidad virtual está compuesta por ondas-partículas que vibran en diferentes
proporciones, frecuencias y geometrías.

La energía se compone de vibraciones, las vibraciones de frecuencias, las frecuencias de


números, los números crean formas, y las formas generan patrones.

Los números están literalmente vivos, no son meramente símbolos. Las relaciones entre
los números no son al azar, los números son en realidad las partículas elementales de lo
que todo se compone.

Hemos examinado en el anterior artículo el funcionamiento de las octavas y la secuencia


de repetición 142857.

1÷7 = 0,142857142857…

En esta secuencia no aparecen ni el tres (3), ni el seis (6). Los números 3,9,6 representan
un CIRCUITO que crea un CAMPO MAGNÉTICO INDUCIDO.
Por otro lado los números 4,2,1,8,7,5 crean la RED FÍSICA.

El triángulo representa la tríada conocida como (3,6,9) en los escritos de Gurdjieff. La


energía va girando dentro del túnel impartiendo o repartiendo impulso a la octava que sí
se desplaza en la secuencia 142857..., mientras que la energía sigue la secuencia 1, 2, 3, 4,
5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12. La octava es la secuencia, el túnel vorticial el contenedor y la
triada su motor. Es como un movimiento encapsulado en su propio recorrido.

El circuito 3,6,9 en su rotación crea 3 triángulos equiláteros en el círculo 2D.

Los números 3,6, y 9 no son números físicos en la superficie de un objeto. Ellos son el eje
magnético inducido verticalmente (centro, abajo, arriba).Ellos son el eje Z invisible.

Existen tres familias de números en este circuito de rotación del triángulo que son (1,4,7),
(2,5,8) y (3,6,9), que se obtienen al sumar 3 en su rotación en sentido de las agujas del
reloj, y sumando 6 en sentido contrario.
Que es lo que representan los números 3,6 y 9? Magnetismo.
Curvando los números físicos y creando espirales.
Los números no se mueven, son las funciones las causantes del movimiento y de la
creación de las dimensiones. Los números forman objetos sólidos geométricos en 3D.

El marco preferente de relación con el universo se basa en el número constante fijo 9. La


simetría bilateral del sistema decimal resulta en pares de números polares que tienen
paridad por ser espejos perfectos el uno del otro.

Los números espejo creadores de SIMETRÍAS son el 1-8, el 2-7, el 4-5 y el 3-6. El número 9
siempre lleva a sí mismo, es la línea recta en una realidad que se curva. En otras palabras
los números tienen simetría bilateral o de espejo y se alinean en capas estratificadas de
planos horizontales.

Hay tres pares de números polares: (1 y 8), (2 y 7), (4 y 5). Por ejemplo, los múltiplos de 4
son 1×4 = 4, 2×4 = 8, 3×4 = 12, pero 1 +2 = 3, 4×4 = 16, pero 1+6 = 7, 5×4 = 20, pero 2+0 =
2, 6×4 = 24, pero 2+4 = 6, 7×4 = 28, pero 2+8 = 10 y 1+0 = 1, 8×4 = 32, pero 3+2 = 5, 9×4 =
36, pero 3 +6 = 9. Así que los múltiplos de 4 son [4, 8, 3, 7, 2, 6, 1, 5] y los múltiplos de 5, el
polo opuesto de 4, son [5, 1, 6, 2, 7, 3, 8, 4].

Cada par da forma a una secuencia de números que son idénticos pero en direcciones
opuestas. Así que si usted toma los múltiplos de 5 y los lee hacia atrás vera que son los
mismos que los múltiplos de 4 pero en dirección opuesta.

Exactamente de la misma manera, la serie de multiplicación de la pareja polar [1-8] es:


(1,2,3,4,5,6,7,8) y (8,7,6,5,4,3,2,1) para el número 1 y el número 8, respectivamente. La
serie de multiplicación de la pareja polar [2-7] es: (2,4,6,8,1,3,5,7) y (7,5,3,1,8,6,4,2).

El eje 9 crea el circuito de duplicación y es a través de este punto donde la materia


converge y se separa o se expande. Así, los números de pares polares son espejos entre sí,
ambos fluyendo en direcciones opuestas desde el eje central. Hay una simetría perfecta
envuelta alrededor de un único punto en espiral en la forma en que los pétalos están
envueltos en una rosa, o en la espiral de una concha nautilus.
Hay un patrón de números muy importante. Sobre la huella digital MATEMÁTICA DE DIOS
vean cómo el 3, 9, y 6 están en rojo y no se conectan por la base. Eso se debe a que es un
vector.

El 1, 2, 4, 8, 7, 5 es la tercera dimensión, mientras que la oscilación entre el 3 y 6 muestra


la dimensión-tiempo, que es un campo magnético tridimensional. El 3, 9, y 6 siempre se
producen junto con el 9 como control. De hecho, el Yin-Yang no es una dualidad, sino más
bien un trinario.
Es único porque es el centro focal, ya que es el único número que se identifica con el eje
vertical o punto de emanación.

El número nueve nunca cambia y es lineal. Por ejemplo, todos los múltiplos de 9 son
iguales a 9. 9×1 = 9, 9×2 = 18, pero 1+8 = 9, 9×3 = 27, pero 2+7 = 9. Esto se debe a que está
emanando de una línea recta desde el centro de la masa fuera del núcleo de cada átomo.

Todo este circuito EXTRAE la energía del punto de vacío para MANIFESTAR esta
REALIDAD VIRTUAL.

Existen unas emanaciones lineales de cuasi-masa / energía, que se desplazan en línea


recta desde el centro de la masa hacia el exterior. Esta rarefacción se extiende sobre la piel
del toroide diseñando circuitos de duplicación y vórtices anidados.

Estas emanaciones son la fuerza de la vida del universo, y son responsables de toda forma
y movimiento. Son la fuente de todos los campos magnéticos. Toda la masa se curva
alrededor de estas emanaciones e imparten el giro a los electrones, al igual que
determinan las propiedades angulares de la estructura molecular y física.

Estas emanaciones provienen del número 9.

Cada vector es la suma de sus tres vecinos más cercanos. El número 9 lo encontramos en
todos los sitios. Cada eje suma nueve.

Los vértices de cada uno de los dos tetraedros del merkaba suman 9. La suma de los
vértices de los dos tetraedros del merkaba suman treinta y seis 3+6=9. Si examinamos este
doble circuito funciona en ambas direcciones, tanto en la duplicación como en la
reducción.

Si examinamos su polaridad comprobamos como se atraen y repelen a la vez entre sí.


Asignando una carga (+) a 1,4,7 y 6 , dejando con carga (-) a 2,5,8 y 3 se mantiene una
relación polarizada, estando cada vector en equilibrio con sus tres vecinos.
Como ejemplo, +4 está balanceado con (-2) + (-8) + (-3) cuya suma es -4.
Del mismo modo la polaridad de cada eje está equilibrada.
En matematicas vorticiales 6 y 3 tienen una relación única y no son parte del circuito de
rotación de duplicación (124875). Forman su propio circuito de duplicación en un eje.
El doble de 3 es 6, doble de 6 es 12 (1+2=3), doble de 12 es 24 (2+4=6), doble
do de 24 es 48
(4+8=12, 1+2=3)…..lo mismo para la reducción a la mitad.

El ciclo es un bucle infinito en ambas direcciones. Por lo tanto existe un circuito de


polarización inducida creado por dicho eje 3,6,9.

Como se ha comentado en anteriores artículos, desde el átomo simiente fluye la plantilla


que genera toda esta
ta realidad virtual. Y en dicho átomo se encuentra la mónada o esencia
como luz generadora y proveedora de energía.
Dicho átomo simiente perpetuamente crea "réplicas" de sí mismo para ser como las
"Semillas manifestadas" y el formulario de Diseño dentro del cual nacen perpetuamente
las matrices de tiempo, los universos y sus sistemas de materia.

El movimiento de dicha energía lleva consigo un patrón de onda oscilante. Ese


patróngenera electricidad estática debido a la fricción causada por el movimiento de cada
trayectoria alcanzando su arco natural y luego regresar de nuevo hacia el lado opuesto de
ese movimiento enérgico particular.

La electricidad estática genera dos cosas: una ráfaga eléctrica de energía, y, un campo
magnético. El campo magnético recicla la energía gastada por la fuerza fotónica y utiliza
este nuevo impulso eléctrico para impulsar la fuerza de la onda a la siguiente oscilación.

Cada distancia individual cubierta tiene un predeterminado "horizonte de sucesos", es


decir, un ciclo de vida completo. Y al final de cada horizonte de sucesos, la energía natural
vuelve a su extremo opuesto de su vida útil, al igual que una piedra lanzada en el aire llega
al punto en que la energía que se gasta para tirar hacia arriba se agota y en ese momento,
se convierte de nuevo en dirección opuesta para regresar de donde vino y completar su
ciclo.

La fuerza de la onda fotónica surge de la fuente de energía "eterna" que nos referimos
como mónada, y la fuerza electromagnética se perpetúa a sí misma en el centro de cada
estructura atómica en todo el universo.

Esta es la forma en que el sistema obtiene energía de los espíritus atrapados o


mónadas para mantenerse o perpetuarse.

Estas plantillas se expresan mediante la que se ha denominado la Divina Trinidad de


carga positiva, negativa y neutra (+, y +/) o lo que podríamos percibir como Masculino,
Femenino y Unión. El circuito ya mencionado 3,6,9.

A este nivel, sin embargo, es como si la Unión (conocida como Man-U) emanara primero,
conteniendo y expresando tanto lo masculino o eléctrico-positivo (Man- A) y lo femenino o
magnético-negativo (conocido como Eir-A). Esta es la que se ha denominado “Divina
Trinidad” y es la causa de la manifestación en esta creación.

El átomo simiente incorpora la impronta, anteproyecto o plantilla de las mentes que


diseñaron este Dodecaedro.

Es a través de este átomo simiente de la Chispa Divina que la circulación de las Corrientes
de Fuerza de “Vida” (energía proveniente directamente desde la fuente de esta creación en
la forma de Man-U, Eir-A y Man-A) entre dicha Fuente y sus expresiones, pueden fluir.

Estas fuerzas constituyen la omnipresencia en esta falsa creación de la Trinidad.

Así entonces, ¿cómo se transmite la energía de fuerza de vida desde la bellota hasta las
últimas hojas de cada rama? El árbol presenta una red intrincada y simple que se desplaza
desde la raíz de la bellota por entre el tronco y llega hasta la rama y hasta la hoja.

Este sistema de comunicación es conocido como el Merkaba.

En su expresión más básica, el Merkaba toma la forma de dos Espirales Contra‐


Rotacionales, las cuales continuamente expanden y contraen el perpetuo suministro de
radiación de energía.
Esto refleja la forma en que la energía circula a lo largo de toda esta creación. Opera como
encendiendo y apagando sus bloques, piezas o cimientos del: Man‐A: eléctrico / positivo /
masculino / dirección en sentido del reloj / alta espiral del merkaba / expansión /
manifestación y Eir‐A: Magnético / negativo (en sentido científico, no un juicio de valor) /
femenino / dirección contra-reloj / baja espiral del merkaba / contracción /
desmanifestación.

El juego de estas fuerzas, según se manifieste en las Serie de Espirales del Merkaba, es
literalmente lo que nos hace marcar el tictac y el movimiento en la realidad virtual. A la
estructura altamente ordenada e intrincada de estas espirales interconectadas de energía
electromagnética que existen como parte integral de toda esta creación se le conoce como
el Campo Merkaba.

La interacción dinámica de contra-rotación de las Espirales Merkaba crea en el centro de


cada par de espirales una arena de manifestación, la cual es conocida como Cuerpo Radial.

La naturaleza auto-sostenible depende de la continua comunicación entre el átomo


simiente y sus correspondientes Espirales de Campo Merkaba. Si esta comunicación
llegara a cortarse, esto equivaldría al cierre de la puerta que conduce de regreso a la
fuente de energía.

Todo lo que permanezca en manifestación se convertiría en Creación Finita y


eventualmente se auto-consumiría y gastaría su energía de Fuerza de Vida. Esto es lo que
conduce a la Muerte. Y esto es lo que ha ocurrido en este holograma virtual.

Existen para la manifestación de la realidad virtual dos seres de números principales. Una
está basada en la duplicación y otra en la serie de Fibonacci.
Una de ellas se obtiene sumando todos los números anteriores de la serie (serie de
duplicación) y la otra sumando los dos números anteriores (serie Fibonacci). Cada una de
ellas produce una espiral diferente.
La vida tal cual la experimentamos en este holograma restrictivo se basa en las
modificaciones realizadas por los nephilim a las plantillas originales. Dichas plantillas
creadas por las mentes que controlan la realidad virtual se basaban en la fractalización
basada en la serie de números de duplicación. Por otro lado la serie de Fibonacci se basa
en la depredación de la energía de los dos números anteriores de la serie con lo cual se
llega a la compactación molecular o muerte. Ver artículos del Engaño de la Flor de la Vida.

El Partici puede ser definido como "unidades de energía que emanan como impulso tonal
desde la fuente central, las cuales se agrupan por polarización semejante para formar
microhebras o fibras de sustancia premateria que forman las plantillas sobre las cuales
son construidas todas las formas de pre-materia, materia y antimateria".

Existen dos tipos de Partici, el Partika y el Particum.

El Partika son emanaciones tonales proyectadas desde la fuente central como un pulso de
expansión y forman las transmisiones eléctricas de base sobre las cuales el universo está
perpetuamente alimentado de energía en la forma de impulso eléctrico.

El Particum es también un impulso tonal de la fuente pero lleva un pulso de contracción a


través del cual la energía del Partika es devuelta a la fuente aproximadamente a la mitad
de la velocidad que es proyectada hacia afuera por el Partika.

El Particum fija el pulso de contracción básico sobre el cual se estructuran todos los
efectos del magnetismo. El Partika y el Particum realmente representan fases de
expansión y contracción del Partici y es esta dinámica de pulsación de energía la que
sostiene y continuamente recrea la estructura de un Universo de Perpetuo Movimiento.

Para simplificar el concepto del Partici, véanlos como unidades de energía vibratoria
que emiten tonos sonoros inaudibles y cuando se agrupan conjuntamente forman
"cadenas de sonidos" a través de las cuales puede fluir el impulso eléctrico.

Las plantillas complejas que ellos forman se denominan Rejillas Partici y cada estructura
en el universo, desde la más pequeña hasta la más grande, sostienen dentro su forma una
Rejilla Partici fundamental.

Si fuésemos capaces de ver las hebras Partici ellas aparecerían como una rejilla o plantilla
de luz vibrante, pulsante, concentrada (similar a un rayo láser) que está organizada en
una amplia variedad de patrones geométricos fijos e interrelacionados.

Las Rejillas Partici pulsan en un ritmo de expansión y contracción que les daría la
apariencia de "destellos prendidos y apagados".

Lo que denominamos percepción tridimensional "física" es el resultado de la conciencia


interactuando con los procesos bio-químico-eléctricos del cuerpo a través de los cual el
organismo mente/cuerpo sintetiza las bandas de frecuencia en hologramas sensuales
específicos los cuales nos dan la experiencia de la percepción de los cinco sentidos dentro
de un mundo tridimensional.

El "sistema de chakras" de centros energéticos dentro y alrededor del cuerpo no es la


misma cosa que la Rejilla Partici. La Rejilla está por debajo y dentro de estos sistemas
energéticos sutiles y ambas estructuras son demasiado pequeñas para verse bajo los
medios actuales de aumento.
Como resumen y para finalizar, toda esta falsa realidad holográfica viene impulsado por la
divina trinidad (triángulo 3,6,9), cuya acción genera que se manifieste con nuestra energía
todo este holograma.