Está en la página 1de 1

PARTES DEL SISTEMA INMUNOLOGICO

ÓRGANOS LINFOIDES PRIMARIOS


Los órganos linfoides primarios son aquellos órganos donde se considera que las células que darán
respuesta inmune, maduran para después ser transportada s, y son la médula ósea y el timo.
MÉDULA Ó SEA
En la médula ósea se da la hematopoyesis que es la creación de todas las
células sangui ́neas (glóbulos rojos), incluyendo las células que
inmunizarán el organismo (glóbulos blancos).
Aqui ́ “nacen” entonces todos los tipos de leucocitos que existen, algunos
maduran en la propia médula ósea como seri ́a el
caso de los Linfocitos B, y otros maduran en otros
órganos como los Linfocitos T o en la sangre como algunos Fagocitos.
TIMO
El timo es el órgano responsable de que maduren los Linfocitos T, y de
enviarlos al torrente linfático para dar respuesta inmunológica a las
células.
Ó RGANOS LINFOIDES SECUNDARIOS
Los órganos linfoides secundarios serán el escenario donde los leucocitos
actúen contra los anti ́genos, y por tanto los responsables de tr ansportarlos
por todo el organismo para protegerlo.
GANGLIOS LINFÁ TICOS
Los ganglios linfáticos son grupos de nódulos repartidos por
todo el organismo, unidos por los vasos linfáticos y donde se acumulan los linfocitos
B y T para dar respuesta inmunológica cuando sea necesario.
BAZO
El bazo es el órgano donde, una vez maduros, irán los Linfocitos B y se repartirán por
el organismo mediante el Sistema Linfático para dar respuesta inmunológica a la linfa
y la sangre.
TEJIDO LINFOIDE ASOCIADO A MUCOSAS (MALT)
El tejido linfoide asociado a mucosas o MALT (Mucosa-associated Lymphoid
Tissue) son una serie de estructuras linfoides que están en el tracto intestinal, el
respiratorio o el urinario, especializados en luchar contra los
patógenos en zonas localizadas. Aqui ́ entran en juego las
ami ́gdalas o adenoides, la nasofaringe y las placas de Peyer del
estómago.
VASOS SANGUI ́NEOS Y VASOS LINFÁ TICOS
Los vasos sangui ́neos y los vasos linfáticos son los conductos por los que
transportan la sangre y la linfa respectivamente, circuitos que permiten a los
glóbulos blancos “viajar” y dar respuesta inmunológica a todo el organismo.