Está en la página 1de 8

La preparación ritual

Su ritual no funcionará sin una pequeña cantidad de preparación. Esto no implica un


gran esfuerzo, pero es un momento para que usted defina su resultado y decida qué
le ofrecerá al demonio.
Los poderes de los demonios se describen brevemente, como se mencionó, y parte de
su trabajo implica interpretar estas descripciones y encontrar qué enfoque es el
más apropiado para usted y la situación que está tratando de cambiar o crear. El
esfuerzo de buscar el resultado correcto, pensar en cómo se describen los poderes y
reflexionar sobre la situación es cómo comienza tu magia.
Podría escribir un libro completo sobre la influencia mágica, pero no es necesario,
porque todo lo que necesitas está aquí, si quieres influir. Existen rituales para
causar todo tipo de cambios, desde la más mínima influencia, hasta la ruptura total
de la personalidad. No he escrito un libro sobre la influencia, pero le he dado la
libertad de encontrar las herramientas apropiadas para la influencia dentro de
estas páginas. El potencial de esta magia es mucho mayor porque deja tantas
opciones disponibles para ti si estás dispuesto a profundizar en esta magia.
Usted puede verse agravado por la falta de detalles proporcionados en la
descripción de los poderes, pero un mayor detalle con respecto a estos poderes le
haría un mal servicio. Si sugiriera que para influenciar a alguien con autoridad
deberías recurrir a tres demonios particulares, estaría limitando tu magia. Este no
es un libro de recetas, sino un grimorio de poderes fundamentales que se puede
aplicar de miles de maneras. Este es un libro de protección mágica, influencia,
seducción, amor, ataque, prosperidad, poder y persuasión. Considere eso, y sepa que
al elegir y combinar poderes, tiene la oportunidad de hacer cambios en su realidad,
simplemente eligiendo qué poderes usar y cuándo usarlos. Esto requerirá que
desarrolles algo de fe en ti mismo y tu capacidad para determinar lo que quieres y
la mejor manera de obtenerlo. Confíe en su intuición, sin pensar demasiado en el
proceso, ponga los poderes en práctica, y probablemente se sorprenda de la
facilidad con que los demonios responden.
Si lees este libro y luego dices que te hubiera gustado más detalles sobre los
poderes de los demonios, debes saber que no has entendido el punto. Los poderes se
describen adecuadamente, y más detalles le quitarían la oportunidad de usar su
conexión intuitiva con la magia. Después de varias décadas de trabajar con los
demonios y los ángeles que los gobiernan, se me ha permitido revelar estas pistas y
pistas. Son mucho más precisos y elaborados que los encontrados en los grimorios
tradicionales; un punto que puede pasarse por alto fácilmente. Si obtienes una
versión temprana de Goetia y tratas de averiguar qué demonio usar, es cuando te
encontrarás con la frustración. Humildemente solicito que aprecien que el trabajo
se haya realizado para ustedes y que los poderes enumerados sean adecuados para sus
necesidades. Esto puede no ser tan satisfactorio como un ritual para hacer que tu
jefe esté de acuerdo contigo o un ritual para lograr el éxito, pero este no es ese
tipo de libro.
Imagine, por ejemplo, que desea pedirle al segundo demonio, Agares, que "exija
acción en alguien que duda o está indeciso". En este ejemplo, su hermano no está
dispuesto a vender una propiedad que ha heredado entre usted, porque él no está
seguro de si este es un buen momento para vender. No es que él no esté de acuerdo,
sino que está indeciso y quiere obligarlo a tomar una decisión. Incluso si él
decide, 'No, no estamos vendiendo', eso es mejor que su vacilación, y este es el
poder que usted usa. ¿Qué pasa si realmente quieres asegurarte de que él está de
acuerdo contigo? La velocidad de su decisión no es tan importante como su acuerdo.
Entonces quizás desee influir en él, y esto puede requerir varios pasos,
dependiendo de su relación con él. Puede ser que recurra a Paimon, "Causar
confusión en un individuo designado." Esto, combinado con el poder, "Hacer que una
persona nombrada sea más fácilmente influenciable durante la conversación", podría
ser todo lo que necesita. O puede ser que te dirijas a Dantalion, "para cambiar los
pensamientos y sentimientos de una persona con nombre", si sabes que tu hermano
definitivamente ha tomado una decisión con la que no estás de acuerdo. El Vidente
puede proporcionar una solución simple que "influirá en los demás para tomar una
decisión rápida a su favor". Puede usar un demonio y una potencia, o una matriz, y
esto dependerá de su percepción de la situación.
No pongas capas de tu magia con la esperanza de que poderes adicionales aseguren el
éxito. Su función es examinar la situación cuidadosamente y elegir los poderes que
sean más apropiados. Puede ser que todos puedan aplicarse de inmediato, o puede
necesitar aplicarlos progresivamente, adaptándose a medida que cambia la situación.
En muchas situaciones, por supuesto, es mucho más fácil. Deseas que un enemigo
sufra, y llamas al demonio para hacer sufrir a tu enemigo.
En muchas formas de magia, defines el resultado que deseas en el tiempo presente.
Para cada ritual, supongamos que escribirás el resultado como una sola oración. Si
quieres que tu enemigo se enferme, escribes, "Anthony está enfermo", en lugar de
"Anthony enfermará". Al decirlo como si ya estuviera sucediendo, albergas la
realidad deseada en el ritual, y luego la realidad modifica para acomodar esa
declaración. Es vital que hagas esta distinción, y aunque tu proceso de pensamiento
seguramente comenzará con tu deseo de algo que deseas que ocurra en el futuro,
debes formular tu oración final en tiempo presente.
Si quiere que alguien se tropiece y le revele un secreto, sería incorrecto
escribir: "Sarah se volverá descuidada y revelará lo que realmente piensa sobre mi
propuesta." Ese es su deseo, escrito de manera muy sucinta, pero empuja tu deseo en
el futuro Si potencia esta declaración con magia demoníaca, entonces la realidad
que obtienes es aquella en la que Sarah hará algo algún día, pero todavía no. Es
decir, si el ritual funciona, el error y la revelación de Sarah siempre
permanecerán en el futuro. Su deseo se le escapa porque lo que consagró en el
ritual es un estado de siempre deseando ese futuro.
Si escribe, "Me haré rico", se está sentenciando a permanecer en la pobreza, porque
el ritual, si funciona, le asegurará que obtendrá la realidad de que siempre será
alguien que será rico algún día en el futuro. Para que eso sea cierto, debes
carecer de riqueza ahora. El ritual funcionará para darte esa realidad; una
realidad en la que siempre estás esperando riquezas. Esta es la razón por la cual
redactar la declaración cuidadosamente es una parte fundamental de esta magia.
Cambia esto al tiempo presente, y la magia puede funcionar. Si escribe, "Sarah es
descuidada, y revela lo que realmente piensa sobre mi propuesta", está describiendo
una realidad que desea, como si fuera real ahora. El ritual te hará llegar a un
punto en la vida donde esa afirmación es verdadera. Obtienes lo que quieres porque
la situación que describes se vuelve real. Si escribe: "Soy rico", lo dice en
tiempo presente y, por lo tanto, le pide que se vuelva real. La distinción es
pequeña, pero asegúrese de haber escrito su deseo en el tiempo presente, como si ya
hubiera sucedido.
Cuando tales declaraciones se usan como afirmaciones, las considero
contraproducentes. Repetidamente repitiéndose a sí mismo: "Soy una buena persona,
soy rico", despierta la sensación opuesta dentro de usted y obstaculiza el
progreso. (Deduzco que esta opinión, que por mucho tiempo mantuve yo y otros dentro
de la comunidad oculta, ahora está siendo respaldada por la investigación). Como
tales, estas declaraciones no deberían repetirse como mantras. Solo deben usarse
dentro del ritual. Ahí es donde se los quema a la realidad. Además, una afirmación
como "soy rico" es un mal ejemplo, porque uno no se enriquece de la noche a la
mañana, excepto en las circunstancias más infrecuentes e involuntarias. Uno se
enriquece al seguir una carrera que propaga la riqueza. Para hacerse rico, tendrá
que buscar la primera sabiduría, saber cómo hacerse rico, y luego usar la magia
para potenciar cada paso que hace crecer su carrera y florecer su negocio. Sus
solicitudes deberían ser más inteligentes que pedir riqueza instantánea.
Es más probable que Magick funcione si lo que pides está dentro de los límites de
la plausibilidad, aunque lo que pidas actualmente no sea probable. Después de todo,
no realizaría un ritual para asegurarse de que su casa no arda durante la noche, o
que tendrá un desayuno satisfactorio. Aunque las casas se queman y el desayuno es a
menudo una desilusión, pasamos la vida asumiendo que se satisfacen estas
necesidades básicas y que los accidentes inusuales son realmente raros. Si la magia
solo funcionó en situaciones que es más que probable que suceda, sería una gran
decepción. La desafortunada consecuencia de esta verdad es que muchos principiantes
disparan a la luna y suponen que se pueden exigir milagros absolutos en cada
ocasión. Las situaciones que son cosas de fantasía, como las ganancias de lotería y
la fama azul, no deben solicitarse. Magick puede lograr más de lo que crees,
mientras lees esto, pero si solicitas un cambio tremendo y rápido, o no vendrá, o
vendrá en una forma que es decepcionante e inapropiada. El sabio mira lo que está
actualmente fuera de su alcance, pero sinceramente deseado, y usa la magia para
lograr eso. Un hombre solitario, que ha estado soltero durante una década, podría
razonablemente esperar encontrar una pareja sexual vigorosa y hermosa en poco
tiempo. Quien ha vivido en la pobreza podría esperar encontrar un nuevo trabajo u
obtener un ascenso, más rápido de lo que de otra manera sería posible. Te animo a
tener tus sueños, a buscar lo que está fuera de tu alcance y a progresar hasta que
obtengas exactamente lo que deseas.
A veces puede realizar rituales que solicitan resultados que parecen menos
probables o plausibles de lo que es su práctica habitual, y eso es agradable. De
hecho, sugeriría que una excelente manera de trabajar es hacer solicitudes para
situaciones que están fuera de alcance, junto con solicitudes de resultados que
parecen mucho menos probables, con solicitudes ocasionales que rayan en lo
escandaloso. Si todas estas solicitudes se hacen con sinceridad, sabiendo que el
resultado que busca en realidad beneficiaría su vida, esta mezcla de
conservadurismo compuesto y especulación agresiva arroja excelentes resultados.
Repito, sin embargo, que los resultados que pondrían su vida patas arriba, como una
lotería u otras fantasías de ese tipo, deberían dejarse de lado.
Todo lo que he dicho arriba es cierto y lo guía a buscar los resultados que es más
probable que ocurran. Sin embargo, al trabajar con demonios, verás una gama de
poderes que no parece probable que suceda. Los demonios pueden causar enfermedades,
desesperación y confusión. Pueden obligar a las personas a decir y hacer cosas que
de otro modo no harían. Si esto suena como una contradicción con lo que ha sucedido
antes, sepa que los demonios siempre influirán en las mentes cuando puedan. Las
mentes, e incluso los corazones, son extremadamente fáciles de influenciar. Cuando
pides que alguien se enferme, o que se vuelva débil, o que pierda su potencia
sexual, no estás pidiendo lo imposible. La mayoría de las personas solo logran
mantener sus vidas juntas, y se necesitan los más pequeños esfuerzos mágicos para
hacer que se deshagan. Los poderes que se describen pueden parecer caprichosos,
pero están dentro de las capacidades del demonio. Esto significa que cuando se
persiguen los objetivos generales de la vida y el avance en su carrera, junto con
todo lo relacionado con la riqueza, los consejos dados anteriormente siguen siendo
ciertos. Al buscar algo que es más, digamos, sobrenatural, eres libre de buscar lo
que parece casi imposible. Los poderes, como se describe, funcionarán.
Juzgar qué preguntar y cuándo es la clave absoluta del éxito, y la mejor guía que
encontrará es su propio deseo, con un toque de paciencia. Cuando un deseo incide en
tu conciencia, no te metas en un ritual, sino tómate un tiempo para asegurarte de
que el deseo se ajuste a lo que deseas. Dicha reflexión puede tomar instantes o
días, pero vale la pena tomarse el tiempo para elaborar solicitudes que sean
sinceramente beneficiosas para usted.
Tenga en cuenta que si el poder del demonio requiere que nombre un individuo,
entonces debe hacerlo en su solicitud. Si llamas a Dantalion para que te ayude a
conocer los pensamientos y sentimientos de una persona nombrada, asegúrate de
incluir el nombre de esa persona en la solicitud. Si solo conoce parte de su nombre
es suficiente para forjar una conexión. Si no sabes su nombre, averígualo. A
algunos ocultistas les gusta nombrar a la persona junto con uno de los padres, para
asegurarse de que estén identificados correctamente. Su pedido podría leer:
"Conozco los pensamientos de Peter Simon, hijo de David Simon." Esto a menudo es
tentador cuando alguien tiene un nombre muy común, como John Smith, pero la ironía
es que luego te encuentras nombrando, "John Smith, hijo de David Smith, "que
también podría referirse a muchos miles de personas". Otros intentan reducirlo
diciendo dónde nació la persona, o actualmente vive. 'John Smith, hijo de Peter
Smith, de Deerwood Crescent en Bristol.' Menciono esto solo porque puede
encontrarse en discusiones con otros ocultistas, y no porque crea que sea
necesario. Creo que si sabes quién es John Smith, o si solo lo conoces como John,
es suficiente. El demonio no requiere que proporciones un nombre y una dirección.
Sea claro sobre a quién se refiere, nombre al individuo lo mejor que pueda, y eso
será suficiente para obtener un resultado.
Con todo esto en mente, los rituales requieren que resumas tu deseo en una sola
oración corta. Si toma más que eso, probablemente esté pidiendo dos resultados y
debería reconsiderarlo. Si te encuentras escribiendo: "Tengo un aire de autoridad
cuando hablo con otros, y esto me da un ascenso", estás pidiendo dos cosas. Es
prudente darse cuenta de que su promoción solo puede surgir cuando se lo ve como
una autoridad al mando. No eres tan sabio si pones ambas solicitudes en una sola
declaración. Este deseo debe redactarse primero como "Tengo un aire de autoridad
cuando hablo con otros". Con ese ritual en su lugar, podría realizar un segundo
ritual para obtener la promoción. Si esto suena largo aliento, y más problemas de
los que te gustaría, da un paso atrás y recuerda que la magia es capaz de influir
en la realidad absoluta de tu existencia, y puede que necesites un poco de
paciencia y estrategia para llegar a donde quieras. ser. Si estás demasiado
inactivo para realizar dos rituales, entonces no esperes milagros. En los rituales
dos y tres, su declaración inicial es a menudo una apertura a la comunicación, y
puede pedir más de un resultado a la vez, pero se recomienda que incluso con estos
rituales comience con un deseo claro.
Cualquier cosa que busque, debe expresar su deseo, pero no exagere los medios por
los cuales se deben lograr los resultados. Si intenta dañar a su enemigo, pero
insiste en que el daño debe ser infundido por él contrayendo la gripe, restrinja la
magia, defina el resultado con tanta fuerza que elimine el poder creativo que
permite que la magia se adapte a las situaciones del mundo real. Cuando pides que
los demonios causen daño, pueden causar daño. ¿Por qué insistir en la gripe cuando
el daño de cualquier tipo te satisfará? Si pides tu resultado de una manera
específica, limitas las posibilidades de éxito del demonio, porque eliminas tantas
otras oportunidades y vías que el demonio podría tomar con tanta sabiduría. Esto no
significa que deba preguntar de una manera demasiado general. No puedes pedirle a
un demonio que te haga feliz y esperar que le dé forma a tu vida en una de
felicidad suavizando cada problema. Lo más probable es que el demonio te haga feliz
cegándote de tus sentimientos para que estés contento con lo que ya tienes. Ser
demasiado general es tan dañino como ser demasiado específico.
Para obtener orientación sobre este asunto, reflexione sobre lo que realmente
desea, pero no sobre los medios por los cuales debería lograrse, a menos que los
medios sean parte integral de su deseo. Hay algunos problemas donde la
especificidad es parte del deseo. Si, por ejemplo, buscas que una persona olvide un
evento específico, no solo pedirás que esa persona se olvide; solicitarías que un
evento específico deje su memoria. Puede desear que un colega falle en un área de
trabajo, para que pueda prosperar, pero no desea que esa persona se vaya de la
empresa porque tenerlo cerca lo hace lucir mejor. Como tal, su sabiduría lleva a
ver que su deseo es que su colega falle solo en un área de su trabajo. En tales
situaciones, es sabio ser específico. Mire a su deseo y forme el resultado que
desea con esto en mente. Solicite lo que realmente quiere, sin ser demasiado vago,
pero sin ser tan específico que está limitando demasiado las probabilidades.
Ahora llegamos al tema de las ofertas, los tratos y los tratos hechos con demonios.
Hay algunos ocultistas que proclaman que hacer una ofrenda a los espíritus es
fundamental para el éxito, y otros que creen que nunca es necesario. Yo diría que
por la forma en que se han ideado estos rituales, no se requiere ninguna oferta,
pero sin duda puede hacer que la magia funcione más suavemente, con el demonio
alineándose con tu voluntad con más precisión. Lo recomendaré para cada ritual,
pero usted es libre de excluirlo de cualquier ritual si lo encuentra desagradable.
Para ser claro, estás a cargo. No estás a la merced de ningún demonio en ningún
momento, y debes dejar de lado cualquier actitud que sugiera que debes pagar
adecuadamente, o el demonio se volverá contra ti. Cuántas veces he escuchado
gemidos del principiante, preocupado de que un demonio no haya sido pagado
adecuadamente y ahora pueda crear estragos. Lanzar tales tonterías es olvidar toda
la estructura ritual que se ha formado en este libro. Incluso con Full Evocation,
usted permanece a cargo todo el tiempo.
Una analogía que hemos usado en el pasado es sugerir que los espíritus son como
trabajadores o empleados, pero el problema con esta analogía, en referencia a la
demonología, es que sugiere que los trabajadores no remunerados se rebelarán
instantáneamente. Implica que sin un sacrificio suficiente, tendrás una revolución
en tus manos. Esto está lejos de la realidad de la situación, y los demonios son,
si no esclavos, los sujetos de tu gobierno. Piensa en ti mismo como el líder de tu
mundo: Rey, Reina, Emperador, Emperatriz o lo que quieras, y que los demonios son
parte de tu casa real, la guardia real. Sirven diligentemente porque deben hacerlo,
y no tienen una concepción de la vida más allá de la servidumbre. No son esclavos,
sino siervos obedientes. Esto no los hace débiles y patéticos. Puedes pensar en
ellos como guerreros leales, miembros sabios de la corte real. Mientras permaneces
al mando, son leales, se alinean y trabajan para el mejoramiento de tu reino.
Es posible que haya escuchado que los demonios son problemáticos e imprudentes,
pero esto tiene más que ver con la naturaleza de su energía que con su
personalidad. Pueden causar un cambio rápido y dramático, pero cuando se observan
efectos negativos, generalmente se debe a que el operador oculto ha pedido algo
imprudente o ha pedido un cambio rápido que no es apropiado. Algunos dirían que los
demonios actúan sin pensar, pero es más un caso de que actúen lealmente,
obedeciendo tus órdenes. Como tal, no necesitamos pagarles en absoluto, pero es
sabio alimentarlos, para obtener la mayor lealtad. Como tal, cada ritual contiene
una breve ofrenda o sacrificio. Esto es generalmente algo extremadamente leve.
Las ofrendas de sacrificio de animales, sangre humana, carne, comida, etc. son
totalmente innecesarias, prácticamente ineficaces y, en el caso de la sangre
humana, imprudentes. Si tiene la tentación de crear un altar y tirar un trozo de
carne animal, está perdiendo el tiempo, porque los espíritus no apreciarán una
ofrenda a menos que la aprecien primero. Esta es un área del ocultismo que es
terriblemente incomprendida, y alrededor de los altares del mundo se amontonan
velas, incienso, comida y otras formas de materia, mientras el operador se sienta
en otra habitación mirando la televisión, esperando que los espíritus estén
participando de estos ofrendas. Ellos no son. Los espíritus necesitan su
experiencia humana de la ofrenda, para poder alimentarse de ella. Si comes comida y
le ofreces esa experiencia al demonio, el demonio se alimentará de tu experiencia.
Este secreto hace que el proceso sea mucho más fácil de lograr y significa que
nunca te quedan altares llenos de carne. La mayoría de los libros nunca mencionan
cuánto tiempo debes dejar la carne podrida en tu altar o cómo se debe desechar,
pero sé por amarga experiencia que una pila rancia de carne no hace nada para
complacer a los demonios. Comer una manzana fresca como regalo a un demonio es mil
veces más efectiva. Creer que los demonios solo quieren sangre y carne es
enamorarse de los trucos de Hollywood. La experiencia sensual es lo que buscan.
También aceptarán un sacrificio personal de parte suya, en el que sufrirán en
cierta medida, y aceptarán la oferta de fama. Es decir, si divulga sus actos y dice
qué tan bien funcionan en el mundo, los demonios se sentirán justamente
recompensados.
El método que sugiero para hacer una oferta es doble. Cuando comienzas tu trabajo
con el demonio, haces una pequeña ofrenda por adelantado, y luego recompensas al
demonio generosamente cuando el trabajo está hecho.
Cuando expliqué este proceso a un joven estudiante de magia, me dijeron que la
hacía sentir como una vendedora de heroína dando una muestra gratis. Sintió que al
hacer una pequeña ofrenda, estaba tentando al demonio a trabajar para ella para que
tuviera hambre de más. Me temo que no podría discutir con su metáfora, aunque no
creo que sea tanto una cuestión de hacer que el demonio se enganche a tus ofrendas,
ya que se trata de mostrar al demonio que eres genuino y generoso. Al dar
libremente, no se ve como un tonto generoso para ser aprovechado, sino como un gran
comandante que debe ser respetado. Debo agregar, sin embargo, que esta oferta
inicial se hace solo en tu imaginación. Esto se debe en parte a razones prácticas
(no desea traer ofertas a su proceso ritual y causar complicaciones indebidas), y
en parte porque le da al demonio un sabor de la ofrenda sin darle satisfacción.
Esto es suficiente para que el demonio esté ansioso por trabajar contigo y para ti,
sin grandes esfuerzos o sacrificios de tu parte.
La oferta que hace no es una recompensa o un pago, sino un regalo, y se da
libremente. Debes recordar que siempre tienes la opción de no dar una ofrenda. Si
alguna vez olvida esto, se compromete con el demonio y puede sentir que debe
satisfacer sus necesidades. Nunca pierdas de vista el hecho de que las ofertas son
opcionales, y son un regalo que das porque eres lo suficientemente poderoso como
para poder hacerlo. Y al hacerlo, descubrirás que tu trabajo con demonios funciona
sin resistencia.
Al dar libremente desde el principio, estás estableciendo que eres un donante, un
comandante que es generoso y en quien se puede confiar. Ya sea que piense en los
demonios como objetivamente reales o meros constructos del inconsciente colectivo,
puede haber pocas dudas de que nos responden de maneras que a veces parecen
insignificantes, voluble y demasiado humanas, y en lugar de agachándose para su
nivel, permítete seguir siendo el comandante de los demonios, y el trabajo
progresará fácilmente.
¿Qué deberías ofrecer a estos demonios? Las tres ofertas que obtienen resultados
son experiencias sensuales, proclamas públicas y sacrificio personal. Trataré con
cada uno de estos a su vez.
Las experiencias sensuales pueden ser tan comunes como la comida de la que usted
participa en un día normal. Cuando mencioné una manzana, no fue por algún
significado bíblico, sino porque disfruto el sabor de las manzanas, y porque
ofrecen una rica experiencia sensorial, incluidos los cinco sentidos primarios,
cuando se comen con gusto. Son satisfactorios para mí y para los espíritus. No soy
tan viejo que no puedo recordar ofrendas más elaboradas, y si bien es cierto que la
experiencia sexual completa es muy atractiva para los demonios, debes advertirte
que si prometes una orgía, organizarla puede ser más difícil de lo que creías. Solo
ofrezca lo que podrá ofrecer. Esto no se debe a que el demonio se volverá contra ti
si fallas, sino que ofrecer algo que no se puede dar es socavar todo el proceso de
la ofrenda.
La experiencia no tiene por qué ser agradable, sino intensa, por lo que algunos
operadores están dispuestos a ofrecer el dolor como recompensa y se perjudicarán
gustosamente para recompensar a un demonio. Sin duda, esto funciona si puedes
tolerar la intensidad, pero solo se recomienda si eres alguien que tolera el dolor.
De lo contrario, ¿por qué no comer una deliciosa comida? Idealmente, la comida
debería ser más deliciosa de lo normal porque una comida normal puede no ser lo
suficientemente intensa como para generar el efecto requerido. Siempre puedes
chupar un limón, ya que es indudablemente intenso. Lo que importa es su enfoque en
un momento sensual intenso. Si haces una oferta como comida y luego comes
casualmente sin apreciar los sabores, denigras tu oferta. Si ofreces algo tan
intenso como el sexo, pero luego haces el amor sin tener en cuenta al demonio,
entonces tu forma de hacer el amor en realidad no satisface al demonio. Esta es la
razón por la cual el sexo es una ofrenda escurridiza en el mejor de los casos.
Cuando haces placer sexual en una ofrenda, puede ser bastante difícil disfrutar de
tu actividad sexual mientras tienes en mente la existencia del demonio.
Las proclamaciones públicas solían implicar un gran riesgo personal porque decir
que había recibido ayuda de un demonio provocaría que otros lo rechazaran o
castigaran. Hoy en día, es bastante fácil publicar elogios anónimos en línea. Los
escritores a veces incluyen gracias a un demonio en sus reconocimientos, seguros
sabiendo que la mayoría de las personas ni siquiera notarán lo que es. A pesar del
subterfugio, esto apacigua al demonio. No le prometas al demonio una gran fama a
menos que sepas que realmente puedes proporcionarlo. Solo di que difundirás buenas
palabras acerca de sus actos y alentarás a otros a buscar al demonio. Aunque a
menudo se supone que los demonios resienten trabajar para nosotros, están ansiosos
de que su existencia tenga un propósito.
El sacrificio personal es una forma de oferta que implica cierto riesgo porque,
aunque es fácil de prometer, no siempre es fácil de proporcionar. Puedes prometer
que dejarás de fumar durante un mes, pero si fallas por un día, le has robado al
demonio su recompensa. Lo que el demonio busca aquí no es una experiencia
sensorial, sino la experiencia de tu sufrimiento. Como tal, esto requiere que
renuncies a algo que, al hacerlo, te produce incomodidad.
Nuevamente, exijo cautela. Si promete sufrir una vida sin un placer elegido, está
condenado a perderse algo que le gusta o está condenado a decepcionar a su demonio.
Un breve sacrificio es sabio. Ofrezca irse sin algo que le guste por unos días.
Debería ser suficiente para sentir genuina incomodidad, pero no tanto como para
arrepentirse de haber hecho esta ofrenda. Esta es, por definición, la forma menos
agradable de ofrecer, pero su efectividad no se puede negar.
Dejaré que usted decida qué ofrecerá, pero sepa que no tiene que ser demasiado
elaborado, inusual o prolongado. Mi oferta de una manzana fresca y simple suele ser
suficiente, ¿por qué ofrecer más? No quiero que un demonio se acostumbre a grandes
ofrendas, así que no las hago.
Si elige hacer una oferta, elaborar o no, tendrá lugar, por supuesto, en dos
partes. Ofreces una pequeña muestra de la ofrenda durante tu ritual, usando tu
imaginación, y luego completas la ofrenda cuando el ritual te ha dado un resultado.
En cada uno de los tres rituales que siguen, se te pedirá que hagas la primera
parte de tu ofrenda. Esto significa que te imaginas la oferta. Le muestras al
demonio qué es lo que darás cuando se satisfagan tus necesidades. Un gusto
imaginario es todo lo que se requiere. Si se trata de una experiencia sensorial,
imagina esa experiencia. Si es una promesa de proclamación pública, imagina cómo
difundirás las noticias de las acciones del demonio. Si es un sacrificio personal
lo que ofreces, imagina por un momento el disgusto que sientes con solo pensar en
el sacrificio. Una vez hecho esto, ha comenzado su oferta. En un momento posterior,
cuando sienta que el demonio ha satisfecho sus necesidades, puede convocarlo una
vez más y pagarle su oferta completa.
Cuando creas que el demonio ha satisfecho tus demandas, en una fecha posterior,
deberías repetir The Core Ritual (explicado más adelante en el libro), hasta el
punto en que dices: "Te llamo, _______." Luego completas la oferta. No hay
necesidad de entrar en una evocación completa. Si has ofrecido una experiencia
sensual, como comer, entonces come en presencia del demonio, y con cada mordisco,
cada sensación de sabor, textura o olor, ofrece esa experiencia al demonio,
mientras observa su sello. Esto podría ser una fiesta elaborada o un sorbo de vino,
pero tu pensamiento es solo pasarle la experiencia al demonio. En caso de que hayas
ofrecido una proclamación pública, le dices al demonio que hoy difundes la noticia
del éxito del demonio (que, por supuesto, debes haberlo hecho), otra vez mientras
mirabas el sello. Habla claramente, pero no demasiado casualmente. Una simple
declaración es suficiente. Si has ofrecido un sacrificio, dile al demonio que tu
sacrificio se ha realizado o está en marcha. De nuevo, una declaración breve y
clara es suficiente, mientras se mira el sello. No pienses en el resultado ni des
gracias. Si se te ocurren los pensamientos del resultado, déjalos a un lado sin
esfuerzo. Si te sientes agradecido con el demonio, deja ese sentimiento de lado
también, y concéntrate en la ofrenda. Cuando la oferta esté completa, realice la
licencia para partir (explicada más adelante en el libro).
Estas convocatorias secundarias pueden ser muy breves o bastante largas,
dependiendo de lo que se ofrece. A menudo, convocas al demonio, declaras que has
corrido la voz sobre sus habilidades, lo envías y todo termina en unos pocos
minutos. En otras ocasiones, puede sentirse obligado a realizar una evocación
completa, porque así es como se hizo su pedido al demonio. Repito que esto no es
necesario, y una invocación muy básica como la descrita anteriormente será
suficiente, pero sé que es posible que tengas la tentación de alcanzar la evocación
completa y realizar una gran experiencia sensorial para el demonio. Esto llevará
tiempo y esfuerzo. Cómo operas depende de tu elección personal, pero manteniéndolo
breve y simple, facilitas el trabajo y satisfaces al demonio más de lo que esperas.
Las pistas de nuestro mundo son fiestas para ellos.
A juzgar cuándo recompensar al demonio puede ser difícil. La magia, con demasiada
frecuencia, trae resultados de maneras ligeramente sesgadas o no exactamente como
se esperaba. Si crees que el demonio ha respondido, aunque los resultados no sean
exactamente lo que querías, debes completar tu oferta. Esto puede significar que tu
magia necesita trabajo, o que tu comunicación debe ser más clara, o incluso que tu
elección de demonio fue incorrecta. En cualquier caso, haga la oferta en lugar de
debatir si la magia funcionó o no.
Si ha pasado el tiempo y no se ha producido ningún resultado, no es necesario que
complete la oferta. Sin embargo, tenga cuidado, ya que es muy fácil pasar por alto
lo obvio, ignorar un resultado y permanecer desagradecido por un cambio que se ha
filtrado en su vida. Por lo tanto, no debe considerar un ritual como un castigo o
fracaso. Déjalo abierto, y mantén un registro de la oferta que hiciste, de modo que
si tu resultado vuelve otra vez en una fecha posterior, puedes recompensar al
demonio. Debería hacerlo en una semana después de descubrir que su resultado de
hecho surgió.
Recuerde que su oferta es un regalo, no una ganga o trato. La idea que tienes
cuando haces tu ofrenda es que haces esto porque eres más grande que el demonio.
Puedes dar, y no porque debes algo. Usted respeta a su fiel servidor, y le complace
brindarle este obsequio, pero nunca olvide que no tiene obligación de dar nada.
En algunos círculos, se sugiere que le preguntes al demonio qué le gustaría como
ofrenda. Aquí hay algo de sabiduría porque lo que atrae mucho a un demonio puede
ser de poco interés para otro. El peligro con este enfoque es que deja demasiado
abierto a la interpretación, y puede hacerte sentir en deuda con las demandas del
demonio. Cuando comiences este trabajo, actúalo como se explicó anteriormente, y
establecerás buenas relaciones con los demonios, y obtendrás buenos resultados. En
ese momento, si lo desea, puede entablar una conversación con el demonio y
preguntar qué es lo que más disfrutaría como ofrenda. No diga, '¿Qué debo darle
para que coopere?', Ni nada por el estilo. Su solicitud debe ser del tipo de:
"Dígame qué ofertas prefiere". Puede obtener una respuesta verbal directa. El
demonio puede incluso exigir agresivamente algo bastante específico. Lo que parece
ser una demanda es solo una solicitud.
Cuando sabes lo que el demonio ha pedido, lo reconoces diciendo: "Ahora sé lo que
favores", y luego sigues adelante, completando tu ritual. Cuando vuelva a hacer la
tarea o evoque al demonio, ignore lo que ha pedido y ofrezca algo más, porque es su
derecho ofrecer lo que quiera. Cuando vuelves a trabajar con el demonio en otro
momento, es cuando puedes comenzar a darle lo que ha pedido. Esto deja
absolutamente en claro que usted es una persona poderosa que tiene el poder de
retener y ofrecer. Está dispuesto a complacer, pero no está obligado. Cumple con la
petición del demonio cuando lo elijas, y solo si encuentras que su solicitud es
agradable. Rechace todas las solicitudes de sangre o fluidos corporales, ya que
pueden ocasionar complicaciones y rechace las solicitudes que le resulten
desagradables. Si prefiere mantener las cosas simples, elija las ofertas que
prefiera y no pierda el tiempo para participar en dicho discurso.
Si ha leído hasta aquí, sabrá que lo que he explicado aquí va en contra de la
filosofía de muchos ocultistas. Eres libre de ignorarme y postrarte ante el
demonio, preguntando qué quiere de ti y brindando todo lo que exige. Dudo que ese
enfoque produzca buenos resultados, y sin duda te convertirá en un esclavo de los
demonios con los que trabajas. Si tienes una mente abierta, estoy seguro de que
encontrarás una forma de integrar las ideas que he explorado aquí, y verás cuán
fácilmente responden los demonios.