Está en la página 1de 2

La Carboxi Metil Celulosa (CMC) es un aditivo

utilizado en diferentes industrias como espesante,


estabilizante o relleno entre otras aplicaciones
Descripción

La Carboxi Metil Celulosa o CMC es una sal soluble en agua. Pertenece a la familia de
los polímeros producido gracias a la eterificación de la celulosa natural substituyendo
los grupos de hidróxido por grupos de carboximetil en la cadena de la celulosa.

Siendo disuelto en agua caliente o fría, la CMC puede ser producida con diferentes
propiedades físicas y químicas. Estas propiedades pueden afectar al comportamiento del
producto en sus diferentes aplicaciones, además de ser esenciales para la optimización
de los costes de producción.

Es un producto no tóxico.

Aplicaciones

Se utiliza como aditivo para la industria que permite diferentes aplicaciones:

 Espesante
 Estabilizante
 Relleno
 Fibra dietética
 Emulsificante

Permiten la formación de geles en indústrias farmacéuticas y para la precipitación de


sales tartáricas en los vinos blancos.

Otras aplicaciones se pueden realizar en los siguientes campos:

 Construcción: En composiciones de cementos actuando como estabilizador y


agente hidrofílico
 Detergentes: Utilizado para jabones y detergentes actuando como inhibidor de la
redeposición de grasa en las telas después de ser eliminada por el detergente
 Papel: Reduce el consumo de cera en papeles y cartones encerados al haber
menor penetración de cera en el papel.
 Agricultura: Agente suspensor en pesticidas y sprays a base de agua. También
como auxiliar en la degradación de algunos fertilizantes altamente
contaminantes.
 Adhesivos: Aditivo en colas y pegamentos.
 Cosméticos: Para materiales de impresión dental y en pastas o geles dentríficos.
 Pinturas de base acuosa: Como espesante y suspensor de los pigmentos en el
fluido
 Petróleo: En lodos de perforación para evitar asentamientos del terreno
 Plásticos: Incrementa la viscosidad en plásticos como el látex
 Cerámica: Utilizado para unir piezas de porcelana
 Téxtil: Agente antideformante de telas
 Industria farmacéutica: Como formador de geles, estabilizador para
suspensiones, emulsiones, sprays y bioadhesivos.
 Alimentación: Auxiliar en el batido de helados, cremas y natas; como auxiliar
para formar geles en gelatinas y pudines; espesante en aderezos y rellenos,
agente suspensor en jugos de frutas, etc
 Medicina: Formación de geles en cirugías del corazón, torácicas y de córnea.

Especificaciones

Gracias a su versatilidad, la CMC puede ser utilizado para diversas funciones, lo que
facilita su utilización por diferentes industrias. Sus características más destacadas son:

 Solubilidad
 Reología
 Adsorción en superfícies

Estas propiedades principales facilitan que la CMC pueda controlar diferentes


propiedades de los sistemas acuosos estabilizando efectos como la retención de agua,
tixotropía o formación de films.

Existen diferentes parámetros que definen las propiedades del CMC:

 Pureza (contenido de CMC activo): la CMC se produce con sales de sodio dando
al producto pureza
 Viscosidad: uno de las características más interesantes de la CMC que puede
variar de baja a alta. Se mide mediante viscómetros digitales en ciertas
temperaturas y en diferentes porcentajes de disolución (1%, 2% o 4%)
 Grado de substitución: es el número medio de grupos de sodio carboximetil por
unidad de anhidroglucosa en la estructura de la celulosa. Este parámetro es
importante en diversas áreas de aplicación del producto.
 Forma física: la CMC se puede producir en polvo o granular

También podría gustarte