Está en la página 1de 24

PREVENCION DE

ACCIDENTES POR
DESPRENDIMIENTO DE
ROCAS

2018

Henry Zambrana Flores


PREVENCION DE ACCIDENTES POR
DESPRENDIMIENTO DE ROCAS
1. INTRODUCCIÓN
La principal causa de accidentes fatales en la minería peruana es “Desprendimiento
de Rocas”, llegando a representar hasta el 30% del total (Marzo 2018). Es conocido
que el “desatado de rocas” reduce la potencialidad de caída de rocas; pero también la
ejecución de esta actividad implica el mayor riesgo de daños a los trabajadores de las
minas subterráneas.

El objetivo de este instructivo, es guiar la secuencia correcta para realizar un


desatado de rocas sueltas, en todas las labores en interior mina; y así desarrollar un
trabajo seguro, previniendo los accidentes por desprendimiento de rocas).

2. ¿QUÉ ES EL DESATADO DE ROCAS?


Es un conjunto de prácticas y procedimientos que permiten, detectar la roca suelta
en el techo, frente y paredes de la labor minera, para luego proceder a palanquearla y
hacerla caer, mediante el uso de una barretilla de desatado o un equipo de desatado.
La roca suelta, es la roca fragmentada o débil que se requiere hacer caer (desatar),
a fin de garantizar que los trabajadores de las minas subterráneas tengan un ambiente
seguro de trabajo.
Legales RSSOM DS 024 – 2016 - EM
Artículo 218º.- Artículo 218.- Para el desatado de rocas sueltas en cada labor, como
mínimo, debe contarse con dos (2) juegos de cuatro (4) barretillas (de diferentes medidas
de acuerdo a las dimensiones de las labores) cada uno. En galerías y rampas debe
contarse como mínimo con un (1) juego de cuatro (4) barretillas cada cien (100) metros.

Artículo 224.- Siendo el desprendimiento de rocas la principal causa de accidentes en


las minas, se instruirá y obligará a los trabajadores a seguir las siguientes reglas de
trabajo al ingresar a las labores:
a) Inspeccionar las labores, taludes y botaderos, con el fin de verificar las condiciones del
terreno antes de entrar en la zona no sostenida.
b) Desatar todas las rocas sueltas o peligrosas antes, durante y después de la
perforación. Asimismo, antes y después de la voladura.
c) La operación de desatado manual de rocas deberá ser realizada en forma obligatoria
por dos (2) personas; en tanto uno de ellos desata las rocas sueltas, haciendo uso de la
barretilla, el otro vigilará el área de desatado, alertando toda situación de riesgo. Se
prohibirá terminantemente que esta actividad sea realizada por una sola persona.
d) Antes de proceder con la fortificación o sostenimiento de las labores se asegurará el
desatado total de la labor.

Artículo 230.- Cuando el techo de la labor es mayor de cinco metros (5 m), se utilizará
obligatoriamente desatadores mecánicos. Igualmente, es de aplicación lo establecido en
el sub capítulo II del presente capítulo, en lo que corresponda.

3. ¿POR QUÉ SE SUELTA LA ROCA?


La roca no es sólida, tiene planos naturales de debilidad denominados
discontinuidades (diaclasas, estratos, fallas y otros) y también presenta fracturas que
son creadas por el proceso de la voladura.
Si miramos a la roca y observamos como ésta se rompe y como llega a separarse
de la pared, entonces podremos tener un mayor conocimiento acerca del problema del
desatado.

4. FACTORES QUE CONTRIBUYEN A LA CAÍDA DE ROCAS


 Factores geológicos
Se relacionan directamente a las características del macizo rocoso: tipo de
roca, alteraciones, fallas, discontinuidades, lo que origina el debilitamiento y
posteriormente el desprendimiento de rocas.
 Factores ambientales
Los cambios bruscos de temperatura, la humedad y la presencia de agua
subterránea, son factores que contribuyen a debilitar la roca.
 Altas presiones
Cuando las excavaciones llegan a grandes profundidades se originan
grandes esfuerzos en el macizo rocoso, lo que origina fracturas y luego la caída
de rocas.
 Método de minado
Un método de minado inapropiado al tipo de calidad de roca influye en la
inestabilidad de la roca.
 Efectos por voladura
El uso excesivo de explosivos en una voladura, debilita las cajas y provoca
fisuras que generan planchones.
 Perforación deficiente
No conservar el paralelismo de los taladros, contribuye a formar cuñas que
pueden desprenderse.
Sostenimiento
Artículo 33.- Para realizar toda actividad minera se deberá contar con estudios y sus
respectivas actualizaciones sobre: geología, geomecánica, geotecnia, hidrología,
hidrogeología, estabilidad de taludes, parámetros de diseño, técnicas de explosivos y
voladuras, transporte, botaderos, sostenimiento, ventilación y relleno, entre otros, según
corresponda. Dichos estudios deberán ser suscritos por ingenieros colegiados y
habilitados. Asimismo, se deberá elaborar e implementar los respectivos Reglamentos
Internos de Seguridad y Salud Ocupacional, estándares y PETS para cada uno de los
procesos de la actividad minera que desarrollan, poniendo énfasis en las labores de alto
riesgo.
Los estudios geomecánicos deben estar basados en ensayos de laboratorio de mecánica
de rocas.
Para los trabajos en labores subterráneas, los estudios de geomecánica deberán ser
actualizados mensualmente o en un plazo menor si el caso lo amerita. Asimismo, deberá
publicarse en cada labor las tablas y planos geomecánicos que indiquen la calidad de
roca, recomendaciones de sostenimiento y dimensionamiento, el estándar de las labores
y PETS para la ejecución de un trabajo seguro.

Artículo 34.- El plan de minado deberá considerar los riesgos potenciales en cada uno
de los procesos operativos de: ventilación, desatado, sostenimiento, perforación,
voladura, carguío, transporte, mantenimiento de vías, entre otros.

Artículo 213.- En la ejecución de las labores mineras horizontales, inclinadas o verticales


y otras, se procederá a su sostenimiento sistemático inmediato, sobre la base de los
estudios geomecánicos, antes de continuar las perforaciones en el frente de avance,
aplicando el principio de “labor avanzada, labor sostenida”, en lo que sea aplicable.

Artículo 214.- En las etapas de exploración y explotación -incluida la preparación y


desarrollo de la mina-, el titular de actividad minera deberá tener en cuenta:
a) Que, de acuerdo al estudio geomecánico efectuado, en el plan de minado debe
considerarse las condiciones más desfavorables de la masa rocosa del depósito
mineralizado, para elegir el método de explotación de menor riesgo que permita la
seguridad de los trabajadores y maquinarias, así como: una alta recuperación del
mineral, la estabilidad de las excavaciones y la buena productividad.
e) Que, durante la ejecución del plan de minado, debe establecerse una relación de
comunicación técnica y profesional entre las áreas de geología, geomecánica,
mina y el Gerente de Seguridad y Salud Ocupacional. Dicha comunicación debe
permanecer durante todo el proceso de explotación, a efectos de prevenir el
desprendimiento de rocas, especialmente cuando se atraviesa zonas de gran
perturbación estructural.

5. IDENTIFICACIÓN DE LOS PELIGROS DEL TERRENO

Durante el proceso de desatado, se debe examinar minuciosamente el techo, frente


y las paredes de la excavación, realizando la Identificación de Peligros, Evaluando los
Riesgos e Implementando Controles (IPERC), relacionados con la roca suelta y
observando cualquier signo de cambio en la roca o condiciones inusuales que podrían
encontrarse en el lugar, como:
 La presencia de grietas en crecimiento.
 La presencia de tacos.
 La presencia de tiros cortados.
 Los movimientos de la roca.
 Las superficies mojadas o nuevas filtraciones de agua.
 Huellas frescas de rocas caídas.
Al efectuar el desate de rocas se debe poner mucha atención en:
a. Observar los daños al sostenimiento, como: pernos de roca rotos, mallas
dañadas, etc. Un sostenimiento dañado es siempre un peligro potencial,
por el riesgo que conlleva.

b. Observar las deformaciones en los elementos de sostenimiento, como:


cuadros de madera, cimbras y otros, que constituyen peligros en
desarrollo.

Cuadros dañados por sobreesfuerzo de las cajas y corona

c. Observar los principales rasgos geológicos, como: fracturas, fallas


geológicas, diques, etc.
d. Escuchar cuidadosamente cualquier ruido o sonido de movimiento
reciente o desplazamientos de la roca. Las grietas y ruidos en la roca son
comunes en todas las minas, sin embargo, el personal encargado del
desate de rocas debe estar atento cuando encuentre cualquiera de estas
condiciones.

Identificar en la roca el “Chispeo”


IMPORTANTE:
Si durante la inspección visual, el personal que efectúa el desatado de rocas
reconociera una condición subestándar (riesgosa e insegura), deberá retirarse
inmediatamente del área,

Deberá marcar con cinta de peligro el área, para evitar que cualquier persona
ingrese.

Luego deberá reportar el problema a su supervisor.


Marcada el área, se impedirá que otras personas estén sujetas a riesgo. Una
condición riesgosa e insegura, es por ejemplo el “chispeo” de la roca (desprendimiento
de pequeños trozos de roca). Igualmente se deberá colocar avisos de peligro en el
ingreso de las labores que no están desatadas.
Finalmente, todo trabajador debe estar concentrado en su trabajo y siempre muy
atento a cualquier signo de movimiento de la roca. Ello le permitirá evacuar el área de
inmediato y ponerse a salvo.

6. PREPARACIÓN DE LA SUPERFICIE DE LA ROCA PARA EL DESATADO


En primer lugar se deben verificar las condiciones generales de seguridad:
 Equipos de protección personal (EPP).
.
 Ventilación.
Verificar la calidad del aire y si detecta la presencia de gases en la zona a
desatar retírese y proceda a ventilar desde un área segura.

 Visibilidad.
Antes de desatar proceda a regar, eliminando el polvo y luego podrá ver mejor
las rocas sueltas ó fisuras. Si es posible use reflectores.

IMPORTANTE:
El desatado no debe empezarse sino hasta que se haya completado el lavado
de la superficie de la roca, en algunos casos para avanzar hacia el frente se
deberá lavar y desatar intercalando estas actividades, hasta llegar al tope, ya
que el terreno se va aflojando.
Finalmente la superficie de la roca será lavada (techos, frentes y paredes o
cajas).
El lavado permitirá una inspección visual más precisa y reducirá los niveles
de polvo, beneficiando al proceso de desatado.
En minas donde existan ambientes calurosos, el lavado de la roca también
ayudará a enfriar el área de trabajo.
De ser necesarios, usar reflectores.
Durante el lavado, el personal encargado del desate de rocas deberá poner
mucha atención a los tiros cortados.

7. SELECCIÓN DE LA BARRETILLA APROPIADA PARA EL DESATADO


La selección de la barretilla para desatar, debe ser adecuada al ancho y altura de la
labor, para que el personal encargado del desate de rocas tenga facilidad de
movimiento, por ejemplo:
Debe ser obligatorio disponer de un juego de barretillas en el frente de trabajo y
cuando menos otro juego de barretillas en stand by (a disposición inmediata o de
emergencia), en su respectiva portabarretillas, en todas las labores.

Barretillas de 3 y 4 pies, para labores hasta 2.0 m de alto.


Barretillas de 6 pies, para labores de 2.0 a 3.0 m de alto.
Barretillas de 8 a 12 pies, para labores de 3.0 a 5.0 m de alto.
Observar el estado de la barretilla, considerando los siguientes aspectos:
Las barretillas de 4 a 6 pies son íntegramente de acero hexagonal.
Las de 8 a 12 pies son barras livianas de aluminio, con puntas de acero en los
extremos, debido a que éstas son las que facilitarán el trabajo en la roca.

Los extremos de las barretillas deben estar en perfecto estado. Una de las puntas
debe ser aguda tipo “lápiz” y la otra aplanada, con una desviación de 45 grados.
También se utilizan barretillas provistas de asa en uno de sus extremos, éstas
también constituyen herramientas apropiadas para el desatado, así mismo la barretilla
es provista de un “escudo”, para proteger la mano al momento del desatado.
De no tener las características antes mencionadas, las barretillas no deben ser
usadas en el trabajo, porque no contribuyen a cumplir el objetivo del desatado,
incrementándose el grado de exposición del personal al insistir en el desatado.

8. GOLPEO Y SONIDO DE LA ROCA


No solamente se deberá desatar la roca suelta que se observa con evidentes signos
de desprendimiento, sino que se debe golpear y escuchar el sonido de toda la roca
cuidadosamente.
Cuando el golpe es seco o firme y el sonido es metálico “CLAN”, significa que la
roca se encuentra adherida firmemente al macizo y es segura, si el sonido es bombo o
hueco “BUMB”, significa que la roca está suelta y es insegura, hay que desatarla.

Es importante que el golpeo de la superficie de la roca comprenda a todo el área de


las superficies del techo, frente y paredes o cajas de la excavación.
9. DESATADO DE LA ROCA SUELTA
 El desatado se debe efectuar con la presencia de dos personas, una sola
persona realiza el desatado y la otra observa como se comporta la roca. Sólo
en casos que el bloque a desatar sea demasiado grande, lo deben hacer dos
personas.

 El área donde se realiza el desatado, debe estar en lo posible limpia de


desmonte y equipos que impidan una rápida evacuación. Sin embargo, si se
tiene que desatar sobre carga es necesario ubicarse en un lugar, donde
pueda dar pasos seguros en caso de ser necesario.
 Se deberá ubicar bajo techo seguro, donde no existan rocas sueltas o que
estén sostenidas. Bajo ninguna circunstancia deberá transitar bajo el área sin
desatar. El desatado se realiza partiendo del techo seguro al inseguro (sin
desatar aún), siempre de afuera hacia el tope.

 En seguida debe identificar cuidadosamente la roca suelta que a simple vista


o por medio del sonido requiera desatado, así como también identificar otros
problemas del terreno.
 Se deberá coger la barretilla con ambas manos, una adelante y otra atrás,
colocar la barretilla al costado de su cuerpo (nunca debajo de las piernas), y
maniobrarla a no más de 45° con respecto a la horizontal, ya sea para golpear
o palanquear la roca suelta.

 Se deberá tener en cuenta el punto donde caerá la roca suelta, situándose


fuera de la trayectoria de la caída de la roca.
 También es recomendable revisar los tramos anteriores, los que pueden
haber sido afectados por la voladura.
 En todo instante debe trabajar con equilibrio, con los pies firmes apoyados
sobre el piso, ligeramente separados, manteniendo un pie más adelante que
el otro “Posición de cazador”, siempre alerta para escapar a una zona segura.
“Posición de cazador” un pie adelante orto atrás
 Un trabajo ordenado y sistemático evitará riesgos de accidentes. En primer
lugar se debe desatar el techo, dejándolo tan sólido y estable como sea
posible, enseguida continuar con el frente y las paredes o cajas de la labor.
En lugares donde se encuentren rocas sueltas, se debe proceder de la
siguiente manera:
 Con el extremo de la barretilla que termina en punta, golpear la fractura más
cercana al lugar de la roca suelta, para hacer una abertura que se usará para
palanquear con el extremo en gancho de la barretilla.

 En el caso que el volumen de la roca aflojada fuese grande y no pueda ser


desprendida, el personal encargado del desate de rocas deberá informar al
supervisor para proceder al uso de explosivos o a instalar el sostenimiento o
cerrar la labor.
 Luego de culminar el desatado de rocas guardar las barretillas en el
portaherramientas y reportar todos los incidentes ocurridos en la actividad y
en la guardia.

IMPORTANTE
El desatado es un proceso que no solamente se realiza al reiniciar los trabajos en
una labor después de la voladura, sino que debe efectuarse cuantas veces sea
necesario, durante toda la jornada de trabajo. También se deben realizar campañas de
desatado en todas las labores mineras que no tengan sostenimiento, por donde
transiten personas y equipos. Asimismo, primero se debe desatar antes de ingresar a
una labor que ha sido paralizada y en donde se reiniciarán los trabajos.
10. DESATADOS ESPECIALES
En algunos casos se presentan condiciones especiales o de alto riesgo, propias de
una labor específica, donde el desatado de rocas requiere de una minuciosa
planificación y supervisión. Estos casos son:
 Desatado en zonas de gran altura.
Deberá contarse con una superficie adecuada sobre la cual nos debemos
ubicar para efectuar el desate de rocas, ya sea andamios portátiles o plataformas
estables.

 Usar barretillas largas.


 No arrumar bancos de roca ni emplear escaleras para ser utilizadas como
superficie de trabajo.

 No desatar parado sobre equipos o maquinarias.


 Desatado múltiple.
Si la labor es amplia, el desatado lo podrán realizar dos o más trabajadores,
quienes deberán tener amplia experiencia en desatado múltiple y desatarán en
estrecha coordinación, pero siempre alternándose en la vigilancia, a fin de alertar
a quienes desatan y retirarse de la labor en caso que sea necesario.

 Desatado en terreno de muy mala calidad.


En rocas de muy mala calidad no es recomendable el lavado de la superficie
de la excavación, debido a que el agua empeoraría las condiciones del terreno.
En este caso se debe sostener de inmediato la excavación, siendo recomendable
la aplicación de una capa de concreto lanzado (shotcrete) con un mínimo
espesor de 2", como sostenimiento inicial o utilizar otro tipo de sostenimiento,
por ejemplo, la madera.
 Desatado en piques.
En estas labores el desatado deberá efectuarse desde la parte superior.
Para el desatado de rocas el personal, debe ubicarse por encima del punto que
va a desatar y deberá portar los equipos de seguridad necesarios, principalmente
el arnés, línea de anclaje y la línea de vida.

 Desatado en chimeneas.
En este caso el desatado es de la parte alta (tope) hacia abajo. De manera
similar al caso anterior, deberá portar los equipos de seguridad necesarios,
principalmente el arnés, línea de anclaje y la línea de vida.
HZF.

BIBLIOGRAFIA
REGLAMENTO DE SEGURIDAD YSALUD OCUPACIONAL EN MINERIA Nro.
024- 2016- EM
REVISTA ISEM

EXPOSICIONES
ESPACIOS CONFINADOS
TRABAJOS EN CALIENTE
RIESGOS ELECTRICOS
TRABAJOS EN ALTURA
TRABAJO CON FUENTES RADIACTIVAS
PETAR