Está en la página 1de 4

La ética protestante y el espíritu del

capitalismo.
Max Weber

Docente: Violeta Dikenstein


Materia: Introducción a la Sociología

Alumno: Francesco Pagano


franchesko.pagano@gmail.com
2018
Reseña:
“La ética protestante y el espíritu del capitalismo” (Die protestantische Ethik und der 'Geist'
des Kapitalismus) es un texto elaborado por Max Weber, economista y sociólogo alemán, en
el año 1905 en el Imperio Alemán. En aquellos tiempos de incertidumbre y grandes cambios
a nivel político y económico, el autor intenta definir el espíritu del capitalismo moderno y
desarrollar su relación con comportamientos propios de la religión. Podríamos decir que
ideológicamente Weber se enfrenta a los pilares filosóficos de Marx, por lo cual enriqueció el
debate sobre los medios de producción y la cultura económica brindando una visión
innovadora para la época enfrentándose al pensamiento establecido en el ámbito.
Podríamos decir que la hipótesis de Weber en este libro es que el mundo protestante es más
exitoso económicamente que el católico porque los seres protestantes tienen una tendencia
fuerte con el trabajo, el ahorro y el compromiso.

En primer lugar, Weber caracteriza a occidente frente a la cultura oriental identificando sus
principales diferencias y cómo el progreso de cada civilización fue evolucionando de forma
disparar y ciertamente distinta. Por ejemplo, el autor cita a la ciencia oriental y todos sus
descubrimientos que han tenido una fuerte influencia en el desarrollo de las sociedades
modernas como la geometría, las ciencias exactas, naturales y empíricas pero hace una
aclaración fuerte indicando que las sociedad occidentales se han esforzado por potenciar las
materias mencionadas para perfeccionarlas y ampliar el conocimiento. Lo mismo ocurre con
el arte, la arquitectura y la literatura. Los libros en occidente son un pilar importante en la
conformación de sus sociedades pero fue en occidente donde la prensa, la revista y la
comercialización masiva de la literatura se creó. El autor también menciona la importancia de
la conformación de una estructura de profesionales y especialistas que se dió en occidente,
profesionalizando al funcionario, pilar fundamental del Estado Moderno.
A su vez, uno de los grande aportes de occidente al mundo fue la creación de los parlamentos
y la mejora íntegra del trabajo burocrático en la conformación del Estado. Las leyes son fruto
de esto último. En oriente las leyes eran más bien normas a seguir sin ningún tipo de sostén
jurídico.

Por otro lado, Weber analiza de forma exhaustiva el capitalismo y lo diferencia del
capitalismo moderno de occidente. Es importante no confundir los conceptos ya que tienen
características individuales diferenciadoras.
El autor define al capitalismo (clásico) como un comportamiento que se ve en todos los seres
humanos, independientemente del trabajo que realicen: todos, de igual manera (“all sorts and
conditions of men”), pretenden maximizar el lucro y la obtención de la ganancia. Él, nos
indica que es importante abandonar el concepto de que el capitalismo es a priori una práctica
ambiciosa, dañina y ajena al espíritu humano. De hecho, Weber dice que el capitalismo es
una ambición racional e incesante de obtener ganancia y rentabilidad.
Por otro lado, en el texto podemos caracterizar al capitalismo moderno de occidente. Weber
le coloca una distintivo fundamental al capitalismo indicando que la organización industrial
es un elemento clave para calcular las probabilidades del mercado y no dejarse llevar por la
especulación. Este capitalismo occidental se identifica con dos principios estructurales: la
separación definitiva de la economía doméstica de la industrial y la consiguiente contabilidad
racional (la separación entre el patrimonio industrial y los patrimonios personales).
Además, podemos caracterizar este capitalismo como el fuerte principio de comercialización
y la organización capitalista del trabajo. En este plano, vemos una burguesía establecida y
mucho más desarrollada que en la edad media.
Este capitalismo se ve fuertemente influenciado por la técnica y se ve un crecimiento notable
y destacable en las ciencias naturales, exactas y experimentales como base del progreso
humano y como una herramienta necesaria para el perfeccionamiento del capitalismo (ciencia
al servicio del modelo capitalista). Lo mismo sucede con derecho. Se crea un ordenamiento
jurídico al servicio del sistema, predecible y con técnica.

Por último, el autor retoma la hipótesis principal de esta obra: la relación entre la religión y
sus implicancias en el desarrollo económico. Él intenta determinar la influencia de ciertos
ideales religiosos en la formación de las mentalidades económicas (ethos económico).
Para Weber, el protestantismo es una religión donde la sociedad implicada por ella rinde un
mejor desarrollo económico alegando que los valores de honradez, ahorro, solidaridad y
sacrificio racional por el trabajo rinden mejores resultados que la fé “ciega” del catolicismo.

Bajo mi punto de vista, este texto es muy importante para comprender la implicancia de la
religión en el mundo económico. Por otro lado, comparto la definición del autor sobre el
capitalismo y su reflexión sobre la importancia de comprenderlo en su definición pura.
También creo que Weber debió desarrollar más los comportamientos que emanan otras
religiones más allá del catolicismo y el protestantismo.
Sin dudas esta es una obra que abrió el juego a otro debates planteandose fuerte frente a una
postura más establecida como la de Karl Marx.

-------------------------------------
-Determinar la influencia de ciertos ideales relgiiosos en la
formación de una mentalidad económica ---> ethos económico,
ética económica moderna con la ética racional del
protestantismo ascético. ---> ética de las religiones y su
implicancia