Está en la página 1de 2

Calidad de la industria petrolera.

10-11-17
Francisco López de la cruz “5-T”

Identificar y analizar la gestión y responsabilidad de la dirección.


Esta responsabilidad que define el estándar ISO 9001:2000 comprende desde el compromiso
que debe demostrar la Dirección hacia el SGC, hasta la realización periódica de revisiones o
actualizaciones, pasando por la planificación y el establecimiento y control de políticas y
objetivos.

La orientación general que esta norma


internacional define para la Responsabilidad
de la Dirección hace foco en el concepto vital
de que el liderazgo, el compromiso y
la participación activa de la alta dirección
son esenciales para desarrollar y mantener
un sistema de gestión de la calidad eficaz y
eficiente para lograr beneficios para todas las
partes interesadas. Teniendo siempre
presente que para alcanzar estos beneficios
es necesario establecer, mantener y
aumentar la satisfacción del cliente, la alta
dirección debería considerar acciones tales
como:

 Establecer una visión, políticas y objetivos estratégicos coherentes con el propósito de la


organización.
 Liderar la organización con el ejemplo, con el fin de desarrollar confianza entre el personal.
 Comunicar la orientación de la organización y los valores relativos a la calidad y al sistema
de gestión de la calidad.
 Participar en proyectos de mejora en la búsqueda de nuevos métodos, soluciones y
productos.
 Obtener directamente retroalimentación sobre la eficacia y eficiencia del sistema de
gestión de la calidad.
 Identificar los procesos de realización del producto o servicio que aportan valor a la
organización.
 Identificar los procesos de apoyo que influencian a la eficacia y eficiencia de los procesos
de realización.
 Crear un ambiente que promueva la participación activa y el desarrollo del personal.
 Proveer la estructura y los recursos necesarios para apoyar los planes estratégicos de la
organización.

Compromiso de la Dirección.

El Compromiso de la Dirección se refiere a las obligaciones y responsabilidades que adquiere la


alta dirección, en su implicación en el desarrollo y la implementación del Sistema de Gestión de
Calidad y para ello la Norma ISO 9001 le exige una serie de tareas que se expondrán más
adelante.
 El Compromiso de la Dirección de la Organización en el momento de implantar el sistema
de gestión es básico y decisivo para el éxito o el fracaso.
 El compromiso de la Dirección debe ser real, no un mero trámite, es lo que posibilita llegar
a buen fin.
 Si la Dirección no transmite ilusión, optimismo, interés, entonces el sistema de gestión se
quedará en un mero trámite.
La alta dirección debe proporcionar evidencia de su compromiso con el desarrollo e
implementación del sistema de gestión de la calidad, así como la mejora continua de su eficacia.
La alta dirección debe desarrollar proyectos de mejora aplicando conceptos y metodologías de
calidad y productividad.
La propia norma ISO 9001 menciona en su introducción que la adopción de un sistema de
gestión de la calidad debería ser una decisión estratégica de la organización.
El carácter estratégico de un sistema de gestión de la calidad se relaciona con el hecho de que
tanto su diseño como su implementación una organización están fuertemente influenciados
por aspectos tales como:

 El entorno de la organización, además de los cambios y riesgos asociados con ese


entorno.

 Sus necesidades cambiantes.

 Sus objetivos particulares.

 Los productos que proporciona.

 Los procesos que emplea.

 Su tamaño y estructura.

Gestión de Recursos.
La Gestión de Recursos se refiere a los
procesos directivos de obtención,
distribución y articulación de recursos
humanos, financieros y materiales
necesarios para alcanzar las metas de
aprendizaje y desarrollo propuestas por
el establecimiento. La gestión de
personas considera las acciones
destinadas a la implementación de
estrategias de mejoramiento de
recursos humanos, desarrollo del
trabajo en equipo y la generación de un
adecuado ambiente de trabajo.