Está en la página 1de 199
| | | | 4° Congreso de Historia dela Fotografia FEDERACION ARGENTINA DE FOTOGRAFIA Octubre 1995 Centro Municipal de Exposiciones Buenos Aires, Argentina ORGANIZADO POR EL COMITE EJECUTIVO PERMANENTE PARA LOS CONGRESOS DE HISTORIA DE LA FOTOGRAFIA EN LA ARGENTINA CON EL AUSPICIO DEL COMITE EJECUTIVO FOTO "95, LA FEDERACION ARGENTINA DE FOTOGRAFIA Y AGFA S.A. AGFA @ Por ta conservacisn de ta Antigua Fowografia Argentina FOTO "95, Ouizds exista un partidismo poco controlable, por mi parte, en loconcerniente a las viejas fotografias y su significado, pero se hace dificil lo contrario teniendo en cuenta que en el afto 1960 comencé avalerme deellas para trabajos de investigacién sobre Ja historia y costumbres de Buenos Aires. Un mundo inesperado aparecié en ‘las fotitos viejas", como dijo una seiora que presté una caja lenadeellas, en las que descubrt como estuvieron distribuidos los paratyos que delimitaban los primeros sen- deros dela hoy Plaza de Mayo. Vélidos eran los relatos publicados y Jas descripciones letdas en cartas privadas, pero mucho mds concretas eran esas fotografias que mostraban la realidad de un momento. Mas tarde, fueron los retratos, apa- rentemente mds dridos, los que despertaron la curiosidad. Hombres y mujeres posando sus realidades transmitieron, sin pensarlo, ef cardcter de su epoca; ef interés de los entusiastas de la fotografia y su historia Elloseligieron temas concretos: fotografias del campo, de la conquista del desierto, de temas ciudadanos, policiales y ast hasta el infinito. PROLOGO Crecié el niimero de coleccionistas, no obstante ello era raro que entre unos y otros, y los investigadores, existiese una fluida comunicacién, cuando la habia Felixmente el creciente entusiasmo por estos invalorables testimonios, hace pocos aifos, movilisd a un grupo serio y entusiasta que concreté los "Congresos de Historia dela Fotografia en la Argentina". Ellos han facilitado y permitido el inter- cambio de conocimientos e informacion, ast como la posibilidad de compartir una inguietud estrechamente unida ala historia colectiva de nuestro pats;y atin mds, hacer publicos los estudios particularizados de temas a lo mejor jamds pensados; la fotografia cientifica y técnica, sistemas de restauracién de originales, lavatorixacion de fotdgrafos olvidados, etc. Este "4° Congreso de Historia de la Fotografta en la Argentina" es una nucoa prueba de que la tenacidad entusiasta da buenos frutos; sélo falta pues esperar que Hegue el momento del 5° Congreso. Arquitecto José Maria Pefia Director del Museo de la Ciudad Fotégrafo con su fami (Ca. 1870) Portrait Cabinete Col. Museo de la Ciudad INDICE "secretos de la camara oscura. Julio F. Riobé y la coleccién de daguerrotipos de! Museo Pampeano de Chascomis". Gabriela F. Grisendi mofeeedesede . 1 7 "Un daguerrotipo de Carlos DeForest Fredricks & Ca. con historia’. Carlos Vertanessian row men neaals heenteatararenloeatet "Galeria de daguerrotipos C. Friedricks & Ca., N. Aubanel y H. Schiekendantz", Jaan Antonio Varese setaleceleedl 19 “La fotografia como punto de partida para la pintura urbana del siglo XIX" Gabriel Miremont ... i am 7 “Una guezra en el lienzo. La fotografia y su influencia en ta iconografia de la Guerra del Paraguay". Miguel A. Cuarterol0 vnrmm slide 7 ileal 31 "Desnudos fotograficos y desnudos pintados. Acerca de la creacién y circulaci6n de imagenes eréticas en Buenos Aires a mediados del siglo XIX". 2 Laura Malosetti Costa 39 : “El Dr. Fernando Pérez y su aporte fotogrstico a la pintura en el Museo del Louvre". fan GOMEZ vorevne - sees sctusessteneeie AT | "Reflexiones" | Eduardo Vazquez 51 i “Apuntes para una historia de los panoramas de rotonda”. 7 | Marta Dujovne y Ana Maria Telesca - Siete sececneee 5B "Tras las rejas". ‘ Monica Sanucci de Daguerre 59 “Un album especial. Crénica del asesinato del gobernador de San Juan’. © JO1BE RUBEN CANVO eae resessveentenenne teeter aes 63 “Un viaje ilustrado" Eduardo t. Marcet, Haydée Epifanio n “Los salvadores del olvido, 1860-1915". Graciela N. Gonzalez .. ented renee esssasesseunees 77 El discurso de Augusto Lutsch: galeria y documento". Graciela Hornia 83 7 "Retratos de indios y actos de lFeprdaehnticibn . © Marta Ne Penh08 occ 89 : "La fotografia como memoria en la construccién de la sede del poder, la Casa Rosada", = Liliana Bustos 95 ‘Los fot6grafos en la exposici6n continental de 1882". | Atnaldo J. Cunietti-Ferrando .. ot 99 "Los Filippini y otros fotégrafos de General Pico, La Pampa". Carlos Barrios Buarén 107 “Guillermo Adolfo Kessler, un afi Carlos Alberto Fernéndez “Hiram Calégero y los procedi Carmen Delgado y Carlos Raggi ntos de arte en fotografia". ie ee 123 “A. José Klein y los colonos valesanos de San Jerénimo Norte Luis Priamo .. 129 ‘Sigle XX, La historia continda’. D'Alessandro de Brandi 135 “Federico Valle, un hombre de pelicula", Horacio Callegar... . 139 “Algunas consideraciones acerca del acceso y la documentacién de la fotografia histérica en el Museo Mitre”. Gabriela Mirande Lamédica .-c-eei 145, “La fotografia en algunos museos de la ciudad de Buenos Aires" Patricia Faure 149) “Historia del Museo Municipal Histrico Fotografico de Quilme Mabel Caldora soevcrerversnnrens a eclerarseetaetecteeon sevens 153 “La fototeca del Sodre: Historia de un archivo pionero en el Uruguay". Graciela Dacosta 157 “La usina hidro-eléctrica de los Fader”. Daniel Guillermo Grilli 159 “Una conquista pacifica en la Argentina’, Stella Maris Dodd ae eee 169 "El fotdgrafo de la plar Rita Arslanian ... un personaje que ya es historia", wfescfeastes i lessen sactanene 173 "Por una fotografia’. Roberto Conde . sisalaeotsateeddeertestee 177 “El primer aporte serio que el cine argentino realiza en beneficio de un pais latinoameri Cristina A. de Mirabelli, Alicia de la Iglesia, Marla Carolina Mirabelli leet 179 "EL uso de la fotografia en los textos escolares". Monica Incorvaia i cee 185 "La fotografia en el Museo de la Ciudad’ José Matia Pena 189 “El eslabén perdido de la fotografia médica mortuoria". SEMBIO LUGO evrrvevren 191 “Felice Rosetti, pintor y fotégrafo italiano en el Rio de la Plata de 1851 a 1369, Vicente Gesualdo . leek peerten setsseseaeeee feadeee 7 192, “Exposiciones de daguerrotipos. Una exposicién daguerreana en 1045", Abel Alexander .. 193 Nomina de autores ses . 201 Indice de autores y titulos publicados en los tomos 1, 2 y 3 correspondientes a los Congresos de Historia de la Fotografia de 1992, 1993 y 1994 vecsseennen 203 . 206 Comité Ejecutivo Permanente lic y ; : : 2 Grabriela F. Grisendi Museo Pampeano de Chascomiis - Bs.As. Referirnos a la coleccién de daguerrotipos que conserva el Museo Pampeano de Chascomits, necesariamente nos lleva a deteneios en la figu- ra del Dr. Julio Riobo. Riob6, hijo de Chascomts, de profesién médico, realiz6 interesantes trabajos de investi- gacion hist6rica, entre los cuales citamos a ma- nera de ejemplo, el arbol genealégico de su familia, material al que se recurre frecuentemente en diversas investigaciones, conocido por nosotros como el "Album de Riobs" En estos parrafos, vamos a dedicarnos a Julio Riobs visionario, minucioso, didactic y pionero, adjetivos que definen su aporte a la investigacién y puesta en valor de la fotografia antigua en la Argentina: La primera exposicién en Chascomtis En 1942, luego de una perseverante tarea de rescate € investigacion, realiza en la ciudad de Chascomis la "Primera Exposicién de Dague- rrotipos, fotografias sobre vidrio y fotograffas sobre metal", reuniendo 48 piezas pertenecientes 2 familias de su ciudad natal, Chascomiis, y 18 pertenecientes al Museo de Lujan. La exposicién se complementaba con un catélogo publicado especialmente en el que se describe el acervo expuesto, enriquecido, ade- més, con la disertaciOn sobre "Fotograffa y Da- guerrotipfa" (1), a travésde la cual, Riobé hace 53 afios transmitia no solo su pasion, sino también sus amplios conocimientos sobre el tema, defi- niéndolo de este modo: "Ciencia y Arte que ha tenido proyecciones portentosas en el dominio artistico, cientifico industrial y comercial, que Feina por sus imagenes en el libro, en la prensa y Secretos de la c4mara oscura Julio F. Riobé y la coleccién de daguerrotipos del Museo Pampeano de Chascomis. en la pantalla cinematografica"... (2) Dos afios después, en agosto de 1944 Riob6, siendo miembro del Instituto Bonaerense de Numismatica y Antiguedades integra la comisién organizadora de la "Exposicién de Daguerrotipos y fotografias en vidrio", ta segunda del pafs, esta vez presentaca en la Galerfa Witcomb de la ciudad de Buenos Aires, con notable éxito. Homenaje a un Precursor Apenas transcurridos 20 afios de la muerte del primer historiador de Ia fotografia en la Ar gentina, ef Museo Pampeano, en octubre de 1986, le rinde un merecido homenaje organizando la "3ra. Exposicién Nacional de Daguerrotipos, Ambrotipos y Melanotipos", segunda en nuestra ciudad. En la ocasién se realizé ademés la pre- sentacién del fibro "La Fotografia en la Argenti- na", su historia y su evolucion en el siglo XIX, obra del reconocido historiador y fotégrafo Juan Gomez En dicha exposici6n (3) se reunieron 84 piezas, sumando las que forman parte del archivo del Museo (a partir de ta donaci6n realizada por Rioké en el afio 1949) y la de coleccionistas particulares Durante este "Mes de la Fotografia", lapso que duré la exposici6n, el interés del pablico fue notable; la repercusién de esta accion cultural alcanz6 elogiosos comentarios, motivando en mas de una oportunidad a “desempolvat" alguna caja con viejas fotografias y darle un mejor des- tino que un rinc6n olvidado o el tarro de la basura (4) Estuches de pasta. Cirea 1855. Coleccion det Museo Pampeano de Chascomds. Coleccién del Museo Pampeano Actualmente el Museo cuenta con 53 pie- zas incluyendo daguerrotipos, ambrotipos y mi- niaturas, pertenecientes a viejas y otrora podero- sas familias de fa Zona: Casco, Arfstegui, Casalins, Girado, Placé, Deytieux, Alday, etc., de los cua- les se registran daguerrotipistas como W. Bradley, Pedro A, Gartland, G. Helsby, J.B-Portal, siendo una de las colecciones mas numerosas del pais. Sumado a la calidad técnica y artistica de las imagenes, se agrega el atractivo de los dife- rentes tipos de marcos (mat) y sus respectivos estuches Resultaria muy extenso dedicarnos a cada una de estas "joyas" daguerreanas en particular; s6lo tomaremos algunas, a manera de ejemplo, rotomando la posta que nos legara Riob6. Nos introducimos en la coleccién del Museo Pampeano, a través del primer daguerrotipo que describe Riob6 en su Catalogo. Corresponde a Don Jaime Casalins (1786-1863): "..parece desprender la serena energia y prestancia de un Alcalde de Rey. Su vida fue dedicada integramente al esfuerzo del pais, que pugnaba por organizar su economia. Hombres de tal empuje son tan necesarios hoy como ayer y va en ello su mejor elogio..." esta iluminado y su tamafio es de 1/2 placa Se toma textualmente la descripeién de Riob6, precisamente con el objeto de destacar su habilidad natural para interpretar el Jenguaje fotografico; en este caso, a partir de una imagen hace referencia al perfil de un estanciero y su temple, su hombria de bien, etc Haremos referencia también a dos piezas quizis Jas ms antiguas de nuestra coleccién "Senora e hija de Miguel Otero", gobernador de Salta, daguerrotipo cuya autorfa puede atribuirse a John A. Bennet (c. 1845} y al daguerrotipo “Hijos del Gobernador de Salta Dr. Miguel Otero", que también se presume sea de Bennet (c. 1845)". “Los retratos reatizados alrededor de 1860 muestran el bigote unido a las patillas bien pobla- das que tomaban todo el angulo de la mandfbuta pero dejando el mentén afeitado..." -Riob6). Tomaremos como ejemploel daguerrotipo iluminado de Basilio Grigera y Juan Ventura Casalins, (1/2 placa). “En cuanto a los trajes de las seftoras - sefiala Riob6- puede observarse variedad en los vestidos con mirifiaque. Algunos evocan figuras de Velazquez con su cintura de avispa moldeada por torturante corsé y sustentada por ampulosa falda..." Mas adelante en sus ricas descripeiones agrega: "Como dice fa vieja frase latina ‘nada de nuevo hay bajo el sol’ prevengo a los jévenes de | i s : ' o i : Ambrotipo iluminado: ‘Estanciero, sefiora y nifia*. Marco de pasta. la Gltima generaci6n que la reciente’ éltima moda’ de las redecillas para el cabello formé parte del tocado femenino ochenta afios atras..." Estos ejemplos nos dan prueba de la mi- nuciosidad y de la capacidad de asombro que posefa el Dr. Riobé. Para finalizar, nos vamos a referir al da- Buerrotipo'él y ella’ -pareja de jévenes-; la imagen mas conocida de nuestro acervo fotografico, por la difusién masiva que ha tenido a través de la obra de Juan Gémez y ademas fue tapa de! Cata- logo de la 3ra, Exposicién Nacional realizada en Chascomuis Fechado en 1860, posee una notable ca- lidad técnica; la belleza de su composicin nos Neva a detenernos en cada uno de los detalles, delicadamente iluminado, un mat, caracterfstico de principios de la década del 60, y un estuche de ndcar parece proteger la joya mas preciada (do- nacién de Julio F. Riobé). Lo cierto es que Riob6 nos condujo a revelar los innumerables "secretos" contenidos durante mas de un siglo en la camara oscura que nos seduce con su magia y su belleza una y otra vez REFERENCIAS 1-Conté con el auspicio de la Comisi6n de Bellas Ades y de Historia Regional del Museo Pampeano de la Provincia de Buenos Aires. Tuvo lugar en la sede del "Club Social" de Chascomis 2. Tomandlo textualmente del Catélogo que acon. pane la Exposicién. 3. Orgonizada por e! Museo Pampeano, siendo su Directora la Dra. Hilda Brandi; la asesoria técnica estuvo 3 cargo de los Sree, Juan Gémez y Abel Alexander. El montaje museogratico a cargo de la autora, En dicha oportunidad se Glectuaron tareas de limpieza y acondicionamiento de las piezas que lo requerian Las colecciones particulares fueron aportadas por los Sees. Julio Riobs {h, Miguel A. Cuarteroio, Abel |. Alexander, cl Museo Evocative "Libres del Sur* de Dolores, {y el Museo "Casa de los Recuerdos" de General Belgrane. 4- Cabe seftalar que el Museo pampeano de Chas coms posee una significativa colecci6n de fotografias en Soporte papel, cuyo namero creci6 a parti de la Exposicion. ‘Actualrente existe un archivo fotogeatice en formaciOn, BIBLIOGRAFIA (1) Catélogo oe ta Jra. Exposicién Nacional de Daguerrot- pos, Ammbrotipas y Malanotipos. Museo Pampeana dle Chas- Comis, Ociubre 4 de 1986, (2) Catsiogo de Ia Primera Exposicion de Daguerrotipos- Fotogratias sobre vidio y Fotografias sobre metal ~ Museo Pampeano de Chascamds, Ociubre de 1942 (3) Gomez Juan. “La Fotageatia en fa Argentina. Su Historia yp Crolucién en el Siglo XIX, 1840-1899%, Abadia Editor 1986, (4) Archivo periodistico del Museo Pampeana de Chasco- ims, Articulo pertenectente al diario locai *€l Cronista (5) Archivos del Museo Pampeano de Chascomis. Un Daguerrotipo de Carlos DeForest Fredricks & Ca. Con historia Carlos Vertanessian Capital Federal Introduccién Elnorteamericano Charles DeForest Fredricks (1823-1894) posee un lugarde privitegio en la historia de la fotografia argentina del siglo XIX. En su breve paso por nuestro pais, nos dejé imagenes sin igual. Entre otras, varios retratos de Don Justo José de Urquiza, y numerosas vistas del Cabildo y la Plaza de la Victoria, pertenecientes estas diltimas al Museo Historico Nacional. Su extensa carrera fotogrifica, desarrollada tanto en su pais natal como en numerosos paises latinomericanos, (Argentina, Venezuela, Brasil, Uruguay, Cuba) le deparémaltiples éxitos comerciales, fruto de su permanente actitud de vanguardia. (*) Eldaguerrotipo que motivaeste trabajo, esuna pieza singular en varios aspectos. Por un lado es obra de una de las firmas fotograficas més notables; por otra parte el momento probable de toma, fos meses de enero amarzo de 1852, es muy caroa nuestra historia Brande. Los tres personajes retratados no son més que ‘otasionales testigos de hechos histéricos, ricos en detalles novelescos. Sin embargo, cada uno es ciertamente inusual en su categoria temstica en la ‘etapa del daguerrotipo, y mucho més atin en nuestro pais: un militar, una nifia y un perro, Son contadaslasvecesque, amasde 150 altos del arribo del daguerrotipo a la Argentina (1843), llega hasta nosotros tanta informacién de una sesi6ndetoma daguerreana y sus modelos, como las descriptas aqut, Gracias la memoria de la familia que lo atesoré hasta ‘uestros dias, este daguerrotipo se ha transformado en Un verdadero espejo con un recuerdo (Oliver Wendell Holmes). Nos permite revivir desde otra éptica hechos fascinantes de nuestro pasado. En pocas imagenes se combina tan elocuentemente el “objeto estético" y el “documento histérico", como suele definirse al daguerrotipo en forma indistinta. Aqui se rozan en el tiempo hechos triviales y los protagonistas de una u Ah! Qué Historias contarian esas imggenes si sus muds labios tvieran el poder del habla! Wak Whitman, 1846, al visitar la galerta de John Plumbe sobre Broadway. historia familiar, con personajes notables de nuestra historia Esta imagen, de ilustre firma, nos invita asi a “ejercitar el pensar y sentir histéricos, un extenuante tipo de actividad imaginativa, La experiencia podra seguir asi el arco de la poesta como ta describié R Frost, empezandocondeleite yterminandoensabidura’ (M. Isemburg). Finalmente y como escribi6 alguna vez Susan Sontag, “las fotografias son antigiiedades instanténeas, Son una inagotable invitacién a la deduccién, la cespeculacion, y a la fantasi La imagen El daguerrotipo es un original Gnico, itreproducible en su efecto visual. La mejor copia en papel no es mas que solo un palido reflejo de lo que en «realidad se ve, rente al objeto en si. Al sostenerlo con la mano se percibe un increible juego de tuz y color, sobre la plateada placa cle cobre; el ojo del observactor cambia de foco, entre su propio rostro reflejado en la superficie espejada y la imagen fotogratica misma. Ambas se superponen y esquivan mutuamente, Se produce una sensacién que nos recuerda a la primer experiencia de un nifio miréndose en un espejo. Es como “mirar al acto de mirar (Bailly Maitre Grand, daguerrotipista contemporaneo). He aqui el drama ocular que caracteriza y define la esencia misma de su belleza Sin embargo, y a falta del original, no nos queda mas que contentarse con las reproducciones que acompafian este texto y su descripcién detallada. EI daguerrotipo nos presenta a un marino briténico de contextura delgada en posici6n sentada, sujetando por la cintura a una nifia, Ella dirige su mirada severa hacia Ia lente de la camara. Luce un atractivo sombrero y se mantiene de pie a la derecha del hombre, (izquierda de la invertida imagen daguerreana). Cruzado al frente yace el perro de la nifia, con su mirada atenta en el artista, Las ropas que lucen ambos son claramente de pleno verano. El marino viste un uniforme compuesto por una levita cruzada sin chaleco que lleva abierta, su camisa blanca y una gran corbata de mofio de color ‘negro, Luce pantalones y guantes blancos que sostiene ‘en su mano junto a su gorra y baston de paseo, Los otones de su levita han sido coloreadas de dorado, peroen uno de ellos se ve la corona real sobre el ancla, Fl galén que lleva en su manga es recto, Su gorra de marina de guerta Iteva al frente de la banda la corona real. En su pecho luce dos cintas de medallas. La nia de contextura plena, viste un vestido, debrocato sin cuello yescote abierto hasta los hombros, ‘Alcuello lleva una ina cadena, posiblemente también unacruz que no se deja ver. Luce ademas un sombrero hecho seguramente de paja y copa bombé, el cual esta adornado por un enorme mofio que cae y se ve por detids de su cuello a ambos lados. E! sombrero esta ujeto con tina cinta atada en un gran mofio debajo de su mentén, Las mangas y la solapa del escote llevan una terminacién de pasamaneria. Para los contemporaneos la palabra “daguerrotipo" significaba primordialmente retrato, parecido-apariencia, imagenes de personas tomadas bajo condiciones de estudio controladas, En una toma daguerreana no habla manera de tomar a alguien por sonpresa. Las tomas instantaneas no eran técnicamente viables. Eltiempo de exposicién varié desde 30 minutos en la técnica original de Daguerre, hasta unos pocos segundosen laépoca que nos ocupa. “El procedimiento mismo inducta a fos modelos a vivir no fuera, sino dentro del instante; mientras posaban largamente a la espera que se consume la toma, los modelos crecfan dentro de la imagen misma’ (Walter Benjamin, 1972). Déndole tiempo a que su personalidad aflore. “Se presentan a si mismos como querian ser recordados. Nada ocurria por accidente. Toda pose era asumida deliberadamente. Todoelemento quese sujetaba posefa significado verdadero" (M. Isemburg) Del hombre, podemos deducir que se trata de Un teniente © primer oficial de marina de guerra en actividad y comandante de un buque. Sus prolijas manos evidencian que hace tiempo ha dejado las 2 aaa aaa tareas manuales de sus largas travesias, a cambio de actividades més intelectuales. Su uniforme de la Royal Navy es posterior a 1841 por sus botones con ancla y corona y anteriora 1856 , porel galénen su manga sin rulo en la manga, el cual fue instituido a partir de esa fecha. Enla composici6n de la imagen el artista logrd que el cuerpo del caballero sentado, se equiliire con el de la nia que se mantiene de pie. El sostiene su bastin de paseo, su gorra y sus guantes en una actitud de contenida firmeza. EI bastén que flota en el aire, logra registrarse con precisién. Es un hombre duro, entrenado en largas jornadas en altamar. Asi lo hace sentir con su mirada penetrante y pose erguida, Es un hombre de accién; luce orgulloso en su pecho condecoraciones por su valentia y logros militares. La nifia se apoya suavemente y de manera despreocupada sobre la piemna derecha del militar Cargando su peso sobre su misma pierna busca ast ta estabilidad necesaria para la toma. El hombre ha sabido ganar su confianza. Este daguerrotipo, como toda obra producto de la mano de los grandes maestros del arte, nos deja leer en los ostras y poses de los modelos, su orgullo, su fuerza, su intepridad y sus vicios. Los modelos han sido tratados como verdaderas esculturas vivientes. Como en toda gran pieza daguerreana, nuestros personajes onergizanel espacio que ocupan. Dela misma manera que una gran escultura energiza su entorno. Hasta Cierto punto esta energa escultérica del daguerrotipo, se debe a una calidad casi tridimensional que frecuentemente ostenta, pero primordialmente 2 la aproximacién que hace el daguerrotipista de la luz y la psicologia. Es como sielrostrofuera la llave al corazon ‘yel daguerrotipo mas que ningin otro objeto deforma artistica, nos permitiera el mas intimo acercamiento hacia ese simbolo de lo que somos. Como analiza John Wood, los grandes daguerrotipistas desarrollaron un mudo vocabulario {que les permitia transformar lo mundano en heroico. Ese aspecto de heroismo, fe y promesa es la dramatica ywhitmanesca marca del daguerrotipo norteamericano. Fredrickseducadoenese enfoque artstico, loge volcar el mismo espiritu en este retrato en forma brillante. Laplancha daguerreana de nuestra toma es de un cuarto de placa (105 mm x 80 mm). Cuando tego a nuestras manos no presentaba estuche alguno. El mat es del tipo eliptico con acabado arenado, frecuente a finales de la década de 1840. En su parte recta inferior Heva grabado en bajorrelieve la leyenda Carlos D. Fredricks & Ca, La bandeleta metdlica est decorada por un ‘zig-zag de puntos. Lapieza no presentababandeteta de papel engomada. La plancha daguerreana presenta una gran cantidad de abrasiones; sobre la cabeza del marino, aladerecha del brazodelanitia y sobrela cola Wonner. ; De la misma resulta que NAPOLEON AUBANEL figura en los rubros de "Dentistas" y de “Oficinas de Daguerreotipo y Fot6grafo", ambas con domicilio en la calle Misiones N2 118. Cuarto Paso: Hacia 1860 0 principios de 1861, Napo- len Aubanel, traspasé su local de la calle Misio- nes N° 118 junto con sus dos actividades de dentista y daguerrotipista a un profesor de farma- cia de origen aleman !lamado Heinrich | Schiekendantz 7 No sabemos la fecha exacta ni el motivo del traspaso de Aubanel, Probablemente haya sido un retiro voluntario. Ignoramos su-desting posterior, ¢ incluso la fecha de su fallecimiento. Suponemos que fue una venta comercial, ya que el nuevo titular no era, en sus comienzos, ni dentista ni daguerrotipista Desde el principio Schiekendantz figuré como dentista; no asi en la actividad dela Galeria de retratos, para la que aparecia como el "“duetio del establecimiento". Aunque, como veremos, con el correr del tiempo, termind firmando como "Fotdgrafo" Veamos los avisos de ambas actividades: }) COMO DENTIST: Montevideo, "El Pueblo”, 10 de agosto de | 1861. AVISO IMPORTANTE : EI dentista que suscribe avisa al pablico que habiendo legado al pais un oficial que ha traba- Jado con los mas afamados dentistas de Paris se offece a hacer cualquier trabajo de dentadura por mas dificil y delicado que sea, con la mayor pronuitud, limpieza y solidez, segdn los més nue- vos sistemas alemanes, franceses y americanos. Calle de Misiones 116. ENRIQUE SCHIEKENDANTZ, DENTISTA oS yl), COMO "OUENO DEL ESTABLECIMIENTO" GRAN GALERIA ORIENTAL Montevideo, “La Repsblica’, 11 de abril de 1861. IMPORTANTE PARA LOS RETRATISTAS En fa Gran Galeria Oriental, calle Misiones num. 116, se acaba de recibir un surtido completo de anicules de fotogratia y daguerreotipo. Yoduros, bromuros, eter, alcohol, algodén, pél- vora, ule, cianuro de potasio, nitrato de plata, Acido acético, idem pirogslico, vidrio blanco para retratos, cuadros, passepartous de toda cla- se y famatios, m&quinas, cajas americanas, em- budes de guta perch, dicho de cristal, fuentes para los baitos, guantes de goma elastica, dedios de idem, papel de filtrar, dicho de fotografta, preparado y no preparado, colores, pinceles, conchitas de oro y plata, sal de oro, chapas americanas y francesas, iodo, bromo, bromuro de cal, obras de tratados de Fotografia y Daguerreotipo en francés de los mejores autores y inuchos otros articulos. En dicha casa se sacan también retratos con toda perfeccién en chapa, vidrio, ule, a precios equi- tativos. Fl dueno del establecimiento HENRIQUE SCHIEKENDANTZ. 30 pub, En manos de Schikendantz, la galeria fo- tografica tuvo tres direcciones, lo que conllevs tres nombres diferentes: a) GRAN GALERIA ORIENTAL, calle Misiones 118. b) GALERIA ORIENTAL, Calle Misiones 148, (lo vemos por la publicidad al dorso de las cartes de visite), Por esta época dejé de figurar como “duefto del establecimiento" para hacerlo como fotégrato. c) FOTOGRAFIA DEL CORDON, calle del 18 de Julio 466. Datos biogeificos de H. Schiekendantz Oriundo de la ciudad de Lindau, regién de Baviera, donde habia nacido en el ano 1822 llegé a Montevideo, aproximadamente en el afto 1845, en plena Guerra Grande. Casado en primeras nupcias con Luisa Hervé, joven francesa cuya familia desarrollaba un activo comercio con Europa, esta vinculacién ha sido, con toda probabilidad, el motivo de su permanencia en la ciudad, no obstante el conflict bélico que se vivia. Hombre de cultura europea y variados intereses, bien pronto se integré a nuestra sociedad. Por julio de 1848 solicité la correspon- diente habilitacién para trabajar como Profesor de Farmacia, la que fue firmada por el Dr. Fermin Ferreira, Director de la Junta de Higiene. También cultivé el area musical, actuando como profesor de musica durante mucho tiempo. En 1849 debut6 como flautista, siendo considera- do el primer ejecutante de importancia. En tal cardcter actué durante la inauguracion del teatro Solfs el 25 de Mayo de 1856. (Enciclopedia Uru- guaya, num. 35). Afios después, st espiritu inquieto amplio el ramo de actividades En abril de 1861 apareci6 como dentista y en agosto del mismo afio como “dueno de la Gran Galeria Oriental" en la vieja direccién de Misiones N° 118. EI 10 de agosto de 1861 Schiekendantz aparece como daguerrotipista. No debe extrafiar tanto esta doble activi- dad dada su profesi6n de Profesor de Farmacia. Al igual que su antecesor Napoleén Aubanel, de dentista pas6 a fotografo, actividad que requerfa, asimismo, de conocimientos especiales de qui- mica y gran habilidad en la preparacién de com- puestos q Nosotros hemos llamado a Schiekendantz cos el "altimo daguerrotipista’, porque como conti- nuador de Aubanel y poseedor de sus maquinas, continu ofreciendo retratos al daguerro y