Está en la página 1de 4

HUMEDALES DE PUERTO ETEN

Los Humedales de Ciudad Eten están conformados por ecosistemas como: estuario,
laguna, albufera, marismas y zonas húmedas, los cuales están poblados por grupos
de aves de diversas especies, de peces y crustáceos, así como de flora de gran
importancia para los pobladores de la comunidad. El estuario corresponde a la
desembocadura del río Reque hacia el mar, ubicado hacia la zona norte de los
humedales (punto de referencia la capilla El Milagro). La Laguna es el cuerpo de agua
más extenso, con un aproximado de 2.5 km lineales, ancho que varía desde los 20m
a 200m y una profundidad máxima de 2m, alimentada por aguas que ingresan del
estuario y por filtraciones de la capa freática. La albúfera, ubicada a más o menos a
280m de la laguna, muy cercana a la capilla, es la única zona de estos humedales
donde se pueden observar a los zambullidores; es alimentada por aguas servidas,
aprovechadas para fines agrícolas. Abunda el junco y la totora, extraída para la
confección de canastas, sombreros y otros productos artesanales. Las marismas y
zonas húmedas ubicadas a los alrededores de estos cuerpos de agua, han permitido
el crecimiento de importante vegetación que sirven como refugio, zonas de
alimentación, reproducción, anidación y descanso de las aves y otras especies de
fauna silvestre. El relieve varía de plano a ondulado por la formación de dunas que
rodean a los cuerpos de agua, muchas de ellas cubiertas de vegetación xerófita. La
diferencia de salinidad marca el tipo y la distribución de la fauna y la flora existente.
La distribución de la flora en los humedales está en función de los gradientes de
salinidad, humedad y temperatura; entre las plantas más comunes destacan: grama
salada, totora o hinea, carrizo, chilco hembra y macho, uña de gato, pájaro bobo,
etc. En cuanto a la fauna es variada, destacando, la presencia de aves costeras, de
humedales y silvestres, además de mamíferos, reptiles, peces, crustáceos e insectos,
entre los cuales tenemos: zorro costeño, ratas y ratones de campo, coralillos, lisa,
camarón de río, etc.

Área: Área comprende 1,377 hectáreas de las jurisdicciones de Monsefú, Puerto y


Ciudad Eten.

Limites:

Norte: Monsefu

Sur: Puerto Eten

Este Ciudad Eten

Oeste: Océano Pacifico


Características:

 Temperatura media anual de 19.9 °C a 23.9 °C, con variaciones estaciónales.

 La precipitación es escasa entre 5 y 27 mm anuales y la humedad relativa


promedio es de 75.55%.

 El paisaje fisiográfico que domina la zona está caracterizado por áreas planas a
ligeramente onduladas; los suelos van de medianos a profundos; presentan una
textura franco arenosa con 58% de arena, 24% de limo, 18 % de arcilla y 3.7%
de materia orgánica

 Se aprecian terrenos fangosos debido a los sedimentos de la erosión eólica.

 La zona de vida corresponde a desierto desecado Pre-montano Tropical (dd-PT),


cuya característica es la escasa vegetación, con especies adaptadas a suelos
salinos o salobres, predominando la grama salada (Distichlis spicata y Sporobolus
vitginicus), las que se encuentran ocupando las áreas cercanas al humedal; así
mismo se resalta la presencia de grama china (Sorgum halepense), tomatillo y
verbena (Lantana sp).

Estado actual:

Actualmente los humedales se encuentran en regular estado de conservación, sufren


la invasión de sus tierras para convertirlas en terrenos de cultivo, lo cual causa
destrucción de habitats, zonas de reproducción y alimentación, dado el pastoreo y la
derivación de aguas servidas para riego.

Entre los problemas ambientales que están afectando a los HLB, a su biodiversidad
y paisaje, destacan la contaminación por aguas residuales y por residuos sólidos, la
extracción de fibras vegetales, la caza furtiva, entre otros.

La contaminación en los HLB por aguas residuales sin tratamiento, utilizadas para el
cultivo de productos agrícolas y por residuos sólidos son problemas graves y
frecuentes a pesar de estar prohibidos (Ley General de aguas, Art. 22°), que afectan
a las especies, ya que estas, ocasionan la pérdida de la calidad del agua además de
entrar peligrosamente a la cadena alimenticia.

Además, otra forma de contaminación, aunque indirecta, es la utilización de las aguas


del río para lavar vehículos (autos, motos), para lavar ropa, actividades que eliminan
residuos tóxicos como aceites, gasolina, detergentes, los cuales son altamente
nocivos para la existencia de las especies que habitan dichas aguas, y que además
son arrastrados por la corriente y llevados a los HLB.

La contaminación de orilla de playa, incrementada en los meses de verano, se


produce por los residuos sólidos de larga vida de degradación (materia orgánica e
inorgánica, bolsas y botellas plásticas, material de jebe) dejados en la playa por los
veraneantes, lo cual provoca malos olores, focos infecciosos y enfermedades, además
de dar un mal aspecto al paisaje. Todo ello de alguna u otra manera desfavorece y
disminuyen notablemente la calidad de vida del poblador así como también la
afluencia turística de esta zona.

La extracción de fibras vegetales como la hinea y el junco para labores artesanales o


utilizadas en construcciones de casas, aunque no lo es constante, es un problema
que preocupa ya que no cuenta con la orientación debida para su extracción sin
perjudicar el habitat de las especies, quienes las utilizan como refugio y/o anidación.

Actualmente se realiza la caza furtiva del pato elefe, lo cual está provocando la
disminución de su población y arriesgando su presencia en esta zona, además de
poner en riesgo la presencia de otras especies amenazadas como el flamenco común,
el pato zambullidor entre otras, las cuales se encuentran protegidas de acuerdo a Ley
tanto nacional como internacional existiendo penas impositivas para la caza,
extracción y/o comercio ilícito de alguna de esta especies.

Los humedales se están convirtiendo en áreas agrícolas a consecuencia del acceso al


uso inmediato de sus aguas, perjudicando el equilibrio del ecosistema, por la invasión
de tierras, la presencia de ganado vacuno e influencia antrópica.

Ecosistema:

El ecosistema identificado alberga diversas especies de fauna entre aves, mamíferos,


peces, reptiles y anfibios, destacando las 29 especies de aves, de las cuales 18
especies son residentes y 11 especies son migratorias; estas aves pertenecen a 12
familias, siendo los órdenes con mayor número de familias los caradriformes y
pelecaniformes.

Entre las especies de aves con mayor presencia, se ha observado: Pelicano peruano
(Pelicanus thagus), Camanay (Sula nebouxii), Piquero común (Sura variegata),
Guanay (Phalacrocórax bougaunvilli), Chita (Phalacrocórax olivaceus), Garza blanca
pequeña (Egretta thula), Garza blanca grande (Egretta alba),Garza bueyera
(Bubulcus ibis),Águila pescadora (Pandion haliaetus), Ostrero americano
(Haematopus pallaitus), Chorlo semipalmado (Charadius semipalmatus), Playero
manchado (Actitis macularia), Cigüeñuela (Himntopus mexicanus),Gaviota peruana
(Larus belcheri),Gaviota dominicana (Larus dominicanus),Gaviotín común (Sterna
hrundo) y Gaviotín peruano (Sterna lorata), entre otras.

Además la presencia de mamíferos es escasa, encontrándose: Zorro (Dusicyon


sechurae),Zorrillo (Conepatus semistriatus) y Ratón (Oryzomys spp). Se aprecian
reptiles como: Lagartija (Tropidurus occipitalis), Pacaso (Iguana); se aprecian peces:
lifes, poco ches y lisas.

En el área de los humedales también se aprecian manifestaciones de culturas pre


hispánicas, dispersas en una superficie aproximada de 50 ha, las que se ubican en la
parte norte del Dren 5000, conocidas como la Huaca Salinas y Huaca Fecheche,
suponiéndose que tales vestigios correspondan a un cementerio Mochica o quizá
Lambayeque.