Está en la página 1de 11

SUB-CAPíTULO II

COMPARECENCIA AL PROCESO

l. GENERALIDADES

Si bien toda persona tiene derecho a la tutela jurisdiccional efectiva para el


ejercicio o defensa de sus derechos o intereses (CPC, arto I TP), no toda persona
puede comparecer por sí misma a un proceso civil. En otras palabras, todas las
personas tienen el derecho de acción que permite ejercer el derecho a la tutela
jurisdiccional efectiva, pero solo en algunos casos se puede recurrir directamente
al órgano jurisdiccional; en otros casos no se puede, por lo que se deberá recurrir
a través de representante legal; y en otros casos pudiéndose no se quiere, por lo
que se recurre por medio de apoderado (CPC, arto 2).

Sobre este punto, dentro de las normas de comparecencia a un proceso judicial, el


Código Adjetivo precisa que toda persona natural o jurídica, los órganos
constitucionales autónomos, la sociedad conyugal, la sucesión indivisa y otras
formas de patrimonio autónomo, pueden ser parte material en un proceso (CPC,
arto 57); pero para comparecer al proceso por sí mismo se requiere tener
capacidad de ejercicio, agregándose que tienen esta capacidad, o para otorgar
representación designando apoderado judicial, las personas que pueden disponer
de los derechos que en él se hacen valer, así como aquellas a quienes la ley se lo
faculte. Las demás deben comparecer por medio de representante legal.
También pueden comparecer en un proceso, representando a otras personas en
calidad de apoderados, las personas que ejercen por sí sus derechos (CPC, arto
58).

II. REPRESENTACiÓN PROCESAL (REPRESENTACiÓN LEGAL)

Bajo esta denominación, el Código Adjetivo regula tres supuestos en los cuales es
necesario recurrir a la representación legal para permitir la comparecencia al
proceso judicial, sea en calidad de demandante como de demandado. Son los
casos de las personas naturales incapaces, de las personas jurídicas y de los
patrimonios autónomos.
Tratándose de personas naturales incapaces, o sea de quienes no tienen el libre
ejercicio de sus derechos, tales como los sujetos a patria potestad, tutela o
curatela, comparecen al proceso a través de sus representantes legales: padres,
tutores o curadores, respectivamente (CPC, arto 63). No obstante, si el incapaz no
tuviera representante legal o si este estuviera ausente o impedido, se aplicarán las
siguientes reglas (CPC, arto 66):

Cuando el incapaz relativo no tenga representante legal o este estuviera ausente y


surja la necesidad de comparecer en un proceso, lo expondrá así al juez para que
le designe curador procesal o confirme al designado por él si lo considera idóneo.
Cuando la demanda se dirija contra un incapaz relativo que carece de
representante o este se halle ausente, el juez le nombrará un curador procesal o
confirmará el propuesto por el incapaz si lo considera idóneo.
El juez nombrará curador procesal para el incapaz que pretenda demandar a su
representante legal, o que sea demandado por este, o confirmará el propuesto por
el relativamente incapaz, si fuere idóneo.
También se procederá al nombramiento de curador procesal cuando el juez
advierta la aparición de un conflicto de intereses entre el incapaz y su
representante legal, o confirmará el propuesto por el incapaz relativo.

Tratándose de personas jurídicas de Derecho Privado, estas serán representadas


en el proceso judicial por el presidente de su consejo directivo o asamblea
(personas jurídicas civiles: asociación, fundación, comité), o por sus
administradores, sean directores o gerentes (personas jurídicas mercantiles:
sociedades), teniendo en cuenta lo que establezcan las normas que las regulan y
particularmente su estatuto (CPC, arto 64).

En este punto es pertinente mencionar que la Ley N° 26539 señalaba que el


gerente o administrador, según el caso, de sociedades mercantiles o civiles, goza
de las facultades generales y especiales de representación procesal a que se
contraen los arts. 74 y 75 del CPC por el solo merito de su nombramiento, salvo
estipulación estatutaria en contrario o limitación impuesta mediante acuerdo de la
junta general de accionistas o socios. Asimismo, señalaba que para ejercer la
representación procesal bastaba la presentación de copia notarial mente
certificada del documento donde conste el nombramiento debidamente inscrito,
conforme a los dispositivos legales vigentes y que se entendían cumplidas las
formalidades previstas en el último párrafo del arto 75 del CPC. La Ley N° 26539
ha sido derogada tácitamente por el arto 14 de la Ley General de SOCIEDADES
dades N° 26887, pues el mismo en su último párrafo establece que el gerente
general o los administradores de la sociedad (civil o mercantil), según sea el caso,
gozan de las facultades generales y especiales de representación procesal
señaladas en el Código de la materia (CPC), por el solo mérito de su
nombramiento, salvo estipulación en contrario del estatuto.

Igualmente, la Ley N° 26789 señala que tratándose del administrador,


representante legal o presidente del consejo directivo, según corresponda, de las
personas jurídicas reguladas en el Código Civil (asociación, fundación y comité),
gozan de facultades de representación por el solo mérito de su nombramiento
inscrito en el Registro respectivo, salvo disposición estatutaria en contrario.

Si se trata de personas jurídicas extranjeras, la representación de estas y de sus


sucursales, agencias o establecimientos que realicen actividad en el Perú, se
sujeta a las mismas exigencias de representación que la ley señala para las
personas jurídicas nacionales, salvo convenio internacional o disposición legal en
contrario (CPC, arto 67).

Tratándose de personas jurídicas de Derecho Público, estas serán representadas


en el proceso judicial por quienes señale la ley de su creación o sus reglamentos
internos. A los órganos del Estado los representan los procuradores públicos.

Tratándose de patrimonios autónomos, tales como la sociedad conyugal y todos


aquellos en los que dos o más personas tienen un derecho o interés común
respecto de un bien sin constituir una persona jurídica, la representación en juicio
corresponde a cualquiera de sus partícipes, si son demandantes. Si son
demandados, la representación recae en la totalidad de los que conforman el
patrimonio autónomo, siendo de aplicación las normas sobre litisconsorcio
necesario (CPC, arts. 65 y 93).

III. APODERADO JUDICIAL (REPRESENTACiÓN CONVENCIONAL)

El apoderamiento judicial es el acto jurídico unilateral (otorgamiento de poder) o


bilateral (contrato de mandato), por el cual una de las partes de la relación jurídica
procesal, con capacidad para comparecer por sí misma al proceso y disponer los
derechos que en él se discuten, faculta a otra persona ajena al proceso y con
capacidad de ejercicio -a quien se denomina apoderado- para que en nombre, por
cuenta y en interés de

.
aquella realice los actos procesales al interior del proceso, desde el inicio del
mismo o desde el momento en que se indique, hasta la etapa de ejecución de
sentencia o hasta el momento que se señale (CPC, arts. 68 y 70).

Así pues, tanto las personas naturales como las personas jurídicas pueden
designar apoderado judicial. El Estado y las demás entidades de Derecho Público,
incluyendo los órganos constitucionales autónomos, pueden también designar
apoderados judiciales especiales para los procesos en que sean parte, siempre
que lo estimen conveniente por razón de especialidad, importancia del asunto
discutido, distancia o circunstancias análogas, conforme a la legislación pertinente
(CPC, arto 69).

Pueden designarse varios apoderados, en cuyo caso el ejercicio de la


representación será en forma indistinta, asumiendo cada uno de ellos la
responsabilidad por los actos procesales que realice. No se considera válida la
designación o actuación de apoderados conjuntos, salvo para los actos de
allanamiento, transacción o desistimiento (CPC, arto 68).

El poder de representación judicial que se confiere a favor del apoderado puede


ser otorgado por escritura pública o por acta ante el juez del proceso y para su
eficacia procesal no requiere de inscripción' en los Registros Públicos, salvo que
para algún caso específico la ley exija una formalidad diferente (CPC, arto 72).

Las facultades que se otorgan al apoderado pueden ser generales o especiales.


Las facultades generales comprenden todas aquellas atribuciones para las cuales
la ley no exige facultades expresas, entendiéndose que la representación se ha
otorgado para todo el proceso, incluso pára la ejecución de la sentencia y el cobro
de costas y costos, legitimando al representante para su intervención en el
proceso y realización de todos los actos del mismo, salvo aquellos que requieran
la intervención personal y directa del representado (CPC, arto 74).

Por el contrario, las facultades especiales son necesarias para la realización de


todos los actos de disposición de derechos sustantivos, para interponer demandas
y reconvenciones, contestar demandas y reconvenciones, formular desistimiento
del proceso y de la pretensión, formular allanamiento a la pretensión, conciliar,
transigir, someter a arbitraje las pretensiones controvertidas en el proceso, sustituir
o delegar la representación procesal y para los demás actos señalados
expresamente por la ley. En el caso de estas facultades especiales se aplica el
principio
presa, sin que se pueda presumir la existencia de facultades especiales no
conferidas explícitamente (CPC, arto 75).
Modelo 1

Minuta de otorgamiento de poder con facultades generales para


representación por apoderado judicial Señor
notario:

Sírvase extender en su Registro de Escrituras Públicas una donde conste el poder


de representación procesal con facultades generales, que otorga el suscrito don
AAA AAA, de nacionalidad ..........., identificado con D.N.I. N° ............., de estado
civil...................., y con domicilio en ....................................................., a quien en
lo sucesivo se denominará EL PODERDANTE; a favor de don aaa aaa, de
nacionalidad .............., identificado con D.N.!. N° ................. Y con domicilio
en ................................., a quien en lo sucesivo se denominará EL APODERADO;
en los términos contenidos en las cláusulas siguientes:

PRIMERA.- Por el presente instrumento EL PODERDANTE otorga poder de


representación procesal con facultades generales a favor de EL APODERADO,
para que este actúe en su nombre, cuenta e interés, en el proceso judicial de
otorgamiento de escritura pública iniciado en su contra por eee eee, ante el.....
Juzgado Especializado en lo Civil de Lima, Exp. N° "''''''''''

SEGUNDA.- Para efectos del proceso judicial a que se contrae la cláusula


precedente, EL PODERDANTE otorga a EL APODERADO las facultades de
representación contenidas en el arto 74 del Código Procesal Civil, por lo que EL
APODERADO queda facultado expresamente para ejercer las atribuciones y
potestades generales que corresponden a EL PODERDANTE, salvo aquellas para
las que la ley exige facultades expresas. La representación se entiende otorgada
para todo el proceso, incluso para la ejecución de la sentencia y el cobro de costas
y costos, legitimando a EL APODERADO para su intervención en el proceso y
realización de todos los actos del mismo, salvo aquellos que requieran la
intervención personal y directa de EL PODERDANTE.

A Ud. señor notario, solicito se sirva agregar la introducción y conclusión de Ley y


cursar partes a los Registros Públicos para la inscripción registral correspondiente.

Lima, ..... de ................ de ..........

EL PODERDANTE EL APODERADO
l Modelo 2

Minuta de otorgamiento de poder con facultades especiales para


representación por apoderado judicial Señor
notario:

Sírvase extender en su Registro de Escrituras Públicas una donde conste el poder


de representación procesal con facultades especiales, que otorga la suscrita doña
AAA AAA, de nacionalidad ..........., identificada con D.N.I.
N° ............., de estado civil...................., y con domicilio
en ....................................................., a quien en lo sucesivo se denominará LA
PODERDANTE; a favor de don BBB BBB, de nacionalidad .............., identificado
con D.N.I. N° .".'.."'''''''' Y con domicilio en ................................., a quien en lo
sucesivo se denominará EL APODERADO; en los términos contenidos en las
cláusulas siguientes:

PRIMERA.- Por el presente instrumento LA PODERDANTE otorga poder de


representación procesal con facultades especiales a favor de EL APODERADO,
para que este actúe en su nombre, cuenta e interés, en el proceso judicial de
separación de cuerpos por la causal de separación convencional contemplada en
el arto 333 inc. 13) del Código Civil, que se iniciará con el cónyuge de LA
PODERDANTE, don eee eee, de nacionalidad ., identificado con D.N.I.
N° .................. Y con domicilio en

............................................. .

SEGUNDA.- Para efectos del proceso judicial a que se contrae la cláusula


precedente, LA PODERDANTE otorga a EL APODERADO las facultades de
representación contenidas en el arto 75 del Código Procesal Civil, por lo que EL
APODERADO queda facultado expresamente para interponer y suscribir en forma
conjunta con don eee eee, la demanda de separación de cuerpos por la causal de
separación convencional tipificada en al arto 333 inc. 13) del Código Civil,
pudiendo realizar todos los actos de disposición de derechos sustantivos,
desistirse del proceso y de la pretensión, allanarse a la pretensión, conciliar,
transigir, someter a arbitraje las pretensiones controvertidas en el proceso, sustituir
o delegar la representación procesal y para los demás actos que señale la ley.
Asimismo, EL APODERADO podrá ofrecer y actuar todo tipo de medio probatorio,
interponer recursos impugnatorios de toda clase, y en general, suscribir y
presentar cuanto escrito fuere necesario para el impulso y desarrollo del proceso,
así como intervenir en las audiencias y demás diligencias que disponga el órgano
jurisdiccional.

TERCERA.- Así también, EL APODERADO está facultado para suscribir y


presentar, anexa a la demanda, la propuesta de convenio a que se refiere el arto
575 del Código Procesal Civil; y en general, se confieren a EL APODERADO las
atribuciones y potestades generales que corresponden a LA PODERDANTE,
conforme a lo establecido por el arto 74 del Código Procesal Civil, por lo que la
representación se entiende otorgada para todo el proceso, incluso para la
ejecución de la sentencia, legitimando a EL APODERADO para su intervención en
el proceso y realización de todos los actos del mismo.

A Ud. señor notario, solicito se sirva agregar la introducción y conclusión de Ley y


cursar partes a los Registros Públicos para la inscripción registral correspondiente.

Lima, ..... de ................ de ..........

LA PODERDANTE

EL APODERADO
IV. REPRESENTACIÓN POR ABOGADO

En los procesos civiles las partes litigantes o sus representantes también pueden
otorgar poder de representación o delegar la misma a favor del abogado
patrocinante. Para ello, en el primer escrito que aquellos presenten al proceso,
pueden otorgar o delegar dicha representación, empero cabe señalar que en este
supuesto las facultades que se otorgan o delegan son las de carácter general, es
decir, las contenidas en el arto 74 del CPC, sin que sea necesario observar la
formalidad de la escritura pública o del acta ante el juez; no obstante, debe
consignarse el domicilio personal del representado y su declaración de estar
instruido de la representación o delegación que otorga y de sus alcances.

Obviamente, si las facultades que se desean otorgar al abogado son las de


carácter especial a que se contrae el arto 75 del CPC, se debe optar por cumplir la
formalidad del otorgamiento de escritura pública o de acta ante el juez del
proceso.

Modelo .1

Cláusula del escrito de demanda donde se otorga poder para representación al


abogado patrocinante

.............. OTROsí DIGO: Que, de conformidad con lo establecido en el artículo 80


del Código Procesal Civil, otorgo a mi abogado patrocinan te, don AAA AAA, las
facultades de representación procesal a que se refiere el artículo 74 del mismo
cuerpo legal, dejando constancia de que me encuentro instruido de los alcances y
efectos de las facultades de representación que otorgo, señalando como domicilio
el indicado en el exordio del presente escrito de demanda.

~
V. PROCURACIÓN OFICIOSA

Por otro lado, se debe tener presente que en los procesos civiles es posible
comparecer como procurador oficioso en nombre de la persona de quien no se
tiene representación judicial legalmente conferida, cumpliendo con determinados
requisitos (CPC, arto 81):

1. Que la persona por quien se comparece se encuentre impedida de hacerlo por


sí misma, que estuviera ausente del país, que tenga razones de fundado temor o
amenaza, cuando se trate de una situación de emergencia o de inminente peligro,
o cualquier otra causa análoga; y cuando dicha persona desconociera la
existencia de representante con poder suficiente.
2. Cuando la parte contraria lo pida, que el procurador oficioso preste garantía
suficiente a criterio del Juez de que su gestión será ratificada por el procurado o
interesado, dentro de los dos meses siguientes de comparecer este.
Si no se produce la ratificación, se declarará concluido el proceso y se podrá
condenar al procurador oficioso al pago de daños y perjuicios, así como a las
costas y costos, siempre que, a criterio del Juez, la intervención oficiosa de este
procurador haya sido manifiestamente injustificada o temeraria. Se presume con
carácter absoluto la ratificación de la procuración oficiosa cuando el interesado
comparece por sí mismo o lo hace debidamente representado, y no rechaza
expresamente la actuación del procurador oficioso, lo cual significa aceptación de
la misma. La ratificación debe ser absoluta e incondicional, siendo inválida la
ratificación parcial o condicional. La ratificación tiene efectos retroactivos a fa
fecha de comparecencia del procurador oficioso, sin perjuicio del derecho de
terceros.

VI. PATROCINIO DE INTERESES DIFUSOS

El Código Adjetivo contempla la forma como se puede ejercer el patrocinio y


defensa de los intereses difusos, entendiendo que interés difuso ~s aquel cuya
titularidad corresponde a un conjunto indeterminado de personas, respecto de
bienes jurídicos de inestimable valor patrimonial, tales como el medio ambiente o
el patrimonio cultural o histórico o derechos del consumidor.

Pueden promover o intervenir en este proceso, el Ministerio Público, los Gobiernos


Regionales, los Gobiernos Locales, las Comunidades Campesinas y/o las
Comunidades Nativas en cuya jurisdicción se produjo el
daño ambiental o el perjuicio al patrimonio cultural, y las asociaciones o
instituciones sin fines de lucro que según la Ley y criterio del Juez, mediante
resolución debidamente motivada, estén legitimadas para ello. Las Rondas
Campesinas que acrediten personería jurídica, tienen el mismo derecho que las
Comunidades Campesinas o las Comunidades Nativas en los lugares donde estas
no existan o no se hayan apersonado a juicio.

Si se promueven procesos relacionados con la defensa del medio ambiente o de


bienes o valores culturales, sin la intervención de los Gobiernos Locales indicados
en el párrafo anterior, el Juez deberá incorporarlos en calidad de litisconsortes
necesarios, aplicándose lo dispuesto en los artículos 93 a 95 del Código Procesal
Civil. En estos casos, una síntesis de la demanda será publicada en el diario oficial
El Peruano o en otro diario que publique los avisos judiciales del correspondiente
distrito judicial. Son aplicables a los procesos sobre intereses difusos, las normas
sobre acumulación subjetiva de pretensiones en lo que sea pertinente. En caso
que la Sentencia no ampare la demanda, será elevada en consulta a la Corte
Superior. La Sentencia definitiva que declare fundada la demanda, será obligatoria
también para quienes no hayan participado del proceso, por el carácter general de
los intereses difusos.

La indemnización que se establezca en la Sentencia, deberá ser entregada a las


Municipalidades Distrital y/o Provincial que hubieran intervenido en el proceso, a
fin de que sea utilizada en la reparación del daño ocasionado o en la conservación
del medio ambiente de su circunscripción (CPC, arto 82, modificado por la Ley
N°27752).

También podría gustarte