Está en la página 1de 162

TIEMPO, causalidad y la teoría cuántica

BOSTON ESTUDIOS EN filosofía de la ciencia

Editada por Robert S. Cohen y Marx W. Wartofsky

VOLUMEN 19
HENR Y Mehlberg
HENRY Mehlberg

Tiempo, causalidad,
Y EL
TEORÍA CUÁNTICA
Los estudios en Filosofía de la Ciencia

VOLUMEN UNO
Ensayo sobre la teoría causal del Tiempo

editado por

ROBERT S. Cohen
con un prefacio de
Adolf Grünbaum

COMPANY D. REIDEL EDITORIAL

Dordrecht: HOLANDA! BOSTON: EE.UU.


LONDRES, INGLATERRA
Biblioteca del Congreso en Los datos de publicación

Mehlberg, Henry, 1904-1979


Tiempo, causalidad, y la teoría cuántica.

(estudios de Boston en la filosofía de la ciencia; v. 19)


Bibliografía: p.
Incluye índices.
CONTENIDO: vi Ensayo sobre la teoría causal de tiempo. - v 2.
Tiempo en un universo cuantificado..
l. Espacio y tiempo. 2. La causalidad (Física). 3. La teoría
cuántica. 4.-Física Filosofía.YO.Título. II. Serie.
Q174.B67 vol. 19 [QC173.59.S65] Los soles [530,1 '1]
ISBN-I3: 978-90-277-1074-1 e-ISBN-I3: 978-94-009-8935-1
Dol: 10.1007 / 978-94-009-8935-1

los Ensayo en este volumen es basado en una traducción inédita, por Paul
Benacerraff, de Ensayo sobre la théorie du temps, causale que ha sido
revisada por Carolyn R. Fawcett y Robert S. Cohen.

Publicado por D. Reidel Publishing Company


PO Box 17, 3300 AA Dordrecht, Hoiland.

Vendidos y distribuidos en los EE.UU. y Canadá


por Kluwer Boston Inc.,
190 Old Street Derby, Hingham, MA 02043, EE.UU.

En todas otros países, vendidos y distribuidos por Kluwer Academic Publishers


Group, PO Box 322, 3300 AH Dordrecht, Holanda

D. Reidel Publishing Company es un miembro del Grupo Kluwer

Todos los derechos reservados


Derechos de autor © 1980 por D. Reidel Publishing Company, Dordrecht, Holanda
y copyrightholders como se especifica en las páginas apropiadas dentro de
Ninguna parte del material protegido por este aviso de copyright puede ser
reproducida o
utilizado en cualquier forma o por cualquier medio, electrónico o mecánico,
fotocopia, grabación o por cualquier sistema de almacenamiento y recuperación
de información, sin el permiso escrito del propietario del copyright Tapa blanda
reimpresión de la tapa dura que st Edición 1980
Este trabajo es dedicado
a

Karl R. Popper y
Eugene P. Wigner
TABLA DE CONTENIDO

PREFACIO (Adolf Grunbaum) xiii

NOTA EDITORIAL xv

EXPRESIONES DE GRATITUD xix

INTRODUCCIÓN A Volúmenes I y II

VOLUMEN I: ENSAYO SOBRE LA CAUSAL teoría del tiempo

Parte I: La teoría causal del tiempo en la obra de


Sus representantes titulares
Introducción 39
YO. Leibniz y los comienzos de la teoría causal del Tiempo 42
1. La teoría relacional 42
2. La teoría causal 45
II. Interpretación Phenomenalist de Kant de la teoría causal de la
Hora 51
1. Observaciones generales sobre Fenomenalismo de Kant 51
2. La teoría causal de la simultaneidad 54
3. La teoría causal de la Sucesión 57
4. El examen de la crítica de Schopenhauer 59
se
se
nt
a
y
ci
nc
5. La pluralidad de conceptos de tiempo en Kant o
III. La adaptación de la teoría causal de la hora de la Lechalas'
Leyes de la física pre-Einstein 70
1. Observaciones generales sobre Teoría Lechalas' 70
2. El principio del determinismo, considerado como el Defming
orden temporal 71
3. La reversibilidad física 78
4. La reversibilidad psicofisiológico 83
5. La interpretación epistemológica de la teoría causal 88
IV. La Fase relativista de la teoría causal del tiempo: la
Sistemas axiomáticos de Robb y Carnap 91
1. Sistema de Robb 91
2. Sistemas de Carnap 95
X TABLA DE CONTENIDO

3. La prioridad epistemológica de la relación causal 98


4. La prioridad ontológica de la relación causal 101
V. La Fase relativista de la teoría causal del Tiempo: La
Obra de Reichenbach 105
1. La teoría causal 105
2. La crítica del Principio de Marcado 111
3. críticas continuaron: Tiempo subjetivo y objetivo 113
4. La crítica, continuará y terminará: Convención y
La realidad en el orden temporal 123
5. El Semi-Causal, Teoría Semi-estadístico 125
6. El Poder Hipótesis 128
7. Conclusión 129
VI. La explicación causal de Russell de la Duración 134
1. El análisis lógico de Duración 134
2. De fi nición causal de Russell 137
3. La crítica y el comentario 138
4. Palabras epistemológicos 141
5. Conclusión 145
VII. Enfoques alternativos a La flecha del tiempo 147
Introductorio 147
1. K. G6del y S. Chandrasekhar 148
2. GJ Whitrow 152
3. A. Grtinbaum y O. Costa de Beauregard 153
4. R. Schlegel y R. Swinburne 155
5. S. Watanabe 157

Parte II: Duración y causalidad


VIII. Los fundamentos intuitivo del conocimiento del tiempo 163
1. Observaciones preliminares 163
2. Tiempo intuitiva y Memoria 166
3. Tiempo intuitiva y Percepción 171
4. El proceso continuo de la Instantes adjunta a intuitiva
Tiempo 174
5. Otros aspectos Intuitivamente cognoscible del Tiempo 177
6. El significado epistemológico de tiempo intuitiva 180
IX. Tiempo física 187
1. Observaciones generales sobre la teoría causal del tiempo
físico 187
2. La causalidad simétrico 197
3. El concepto de acontecimiento 205
TABLA DE CONTENIDO xi

4. El concepto ordinal 209


4.1. Coincidencia 209
4.2. La Orden Espacio-Temporal 210
4.3. Simultaneidad 211
4.4. Sucesión 213
5. El primer grupo de axiomas 214
6. Los conceptos geométricos 216
7. El segundo grupo de axiomas 217
8. El tercer grupo de axiomas 220
9. La métrica Tiempo 223
Sistemas de Referencia, coordenadas, fórmulas de
10. transformación 226
11. Sistemas inerciales 230
12. Criterios ópticas 234
Tiempo X. No Física 237
1. Tiempo psicofísico: El método perceptual 237
2. Tiempo psicofísico: El método expresivo 240
3. El tiempo psicológico y el Inter-psicológica 248
4. Tiempo Universal 251
5. Conclusión 259

Suplemento
1. El presente estado empírico del paralelismo psicofísico 261
2.Análisis conceptual del paralelismo psicofísico 269

NOTAS 286

Índice de nombres 300


VOLUMEN II
TIEMPO EN UN UNIVERSO QUANTIZED

Parte III: Una teoría indeterminista del Tiempo

I Las interpretaciones filosóficas de la física cuántica


II El problema de la causalidad en una III relatividad
indeterministas Ciencia y el átomo
IVLaws de la Naturaleza y la flecha del tiempo
Vthe Simetría del Tiempo y la Hipótesis Branch

Parte IV: Aspectos universal del tiempo

I La medida del tiempo


II El Ontológico Estado del Tiempo
III la realidad del tiempo
La naturaleza causal de
IV Tiempo
V La simetría del Tiempo
VI La psicología del tiempo

Conclusión

Bibliografía de obras citadas en los volúmenes uno y dos, editado por Carolyn R.
Fawcett

Bibliografía de obras de Henry Mehlberg

Índice de Nombres de volúmenes uno y dos

xii
PREFACIO

Una enfermedad intermitente, pero mentalmente muy incapacitante


impidió Henry Mehlberg de ser reconocida más ampliamente como el
formidable erudito que era, cuando está en su mejor momento. Durante la
Segunda Guerra Mundial, que había vivido en la clandestinidad bajo la
falsa identidad de un granjero huevo, cuando los nazis ocuparon su
Polonia natal. Después de cargos académicos relativamente cortos en la
Universidad de Toronto y en la Universidad de Princeton, enseñó en la
Universidad de Chicago hasta alcanzar la edad de jubilación normal. Pero
en parte por iniciativa de su colega de Chicago, Charles Morris, quien le
había precedido a un 'post-retiro' profe-sorship en la Universidad de
Florida en Gainesville, y con el apoyo de Eugene Wigner, que luego
recibió una cita en que la Universidad , donde permaneció hasta su muerte
en 1979.
En Chicago, organizó un grupo de discusión de los estudiosos de esa
zona como una especie de modelo a pequeña escala del Círculo de Viena,
que se reunió en su aparte-ment, donde vivía con su primera esposa
Janina, un matemático. EsoFue durante este período de Chicago que los
trastornos funcionales de su enfermedad fueron pronunciadas y no poco
frecuente. El resultado fue muy desafortunado que los colegas que no
tenían conocimiento previo del calibre de sus escritos en polaco y francés
o de sus muy considerables facultades intelectuales, tenían pocos
incentivos para leer su obra publicada, que había comenzado a escribir en
Inglés.
Recuerdo vívidamente el sentido de la aventura intelectual que sentía,
cuando leí por primera vez su hermoso ensayo de largo en la teoría causal
de tiempo, mientras que un estudiante graduado. Eso me hizo lo buscan
cuando llegó a Princeton y sub
sequently para instar a su cita en Chicago. El ensayo había aparecido en
francés, en el polacoStudia Philosophica durante 1935-1937. Eso Fue una
lástima
que esta notable pieza de trabajo no ha estado disponible en Inglés hasta
ahora, cuando está apareciendo gracias a la iniciativa y el paciente
incansable insistencia de Mehlberg de Robert Cohen durante un período
de años.
En este ensayo, y los aportes sucesivos que están contenidos en las
presentes dos volúmenes, denotan Mehlberg de asombrosa erudición e
impresionante incisivo: Una alfabetización extraordinario en la historia de la
filosofía, la física técnica, y la lógica moderna, en la tradición de la lógica de
Polonia en su mejor momento. De hecho, la orden de Mehlberg de los más
recientes desarrollos relevantes en la física teórica fue excepcional, incluso
dentro del círculo relativamente pequeño de los filósofos
xiii
xiv PREFACIO

trabajando en las bases de la física, la mayoría de los cuales son más conocidos
que él.

Por lo tanto, es mi tierna esperanza de que la presente obra de dos volúmenes


llegará a un público mucho más amplio de académicos y estudiantes que su
trabajo tiene hasta ahora, al enriquecimiento sustancial de la investigación
posterior en el campo.

Universidad de Pittsburgh Adolf Grünbaum


NOTA EDITORIAL

Henry Mehlberg prepara el largo ensayo introductorio a estos dos libros que
componen su obra integrada de toda la vida en la naturaleza del tiempo y de
los acontecimientos filosóficamente pertinentes y penetrantes de la física
teórica en el siglo XX. En este ensayo, llevado a cabo durante algunos años,
iba a ser el último de sus trabajos creativos acabados, ya que murió en
diciembre de 1979, mientras que estos libros fueron que la máquina de
componer. Estaba contento, y encantados de que el trabajo de FME de su
juventud, laEnsayode 1935, que vendría a ser conocido de nuevo, en su
versión revisada y ampliada; es el texto principal del primer volumen. El
resto de los dos volúmenes se compone de artículos, algunos inéditos, que
trata de la importancia de la física cuántica para el problema del tiempo.
Escrita como lo fueron en las décadas desde laEnsayoAparecieron por
primera vez, estos artículos incluyen vistas posteriores que a veces están en
desacuerdo con algunos de los principios del trabajo anterior; Así, el profesor
Mehlberg llegó a una visión mucho más crítica de la teoría relacional del
tiempo ", y dedicó un esfuerzo considerable tanto a la adaptación de las
teorías causales de tiempo para el indeterminismo cuántico, y para entender
más profundamente los aspectos psicológicos del tiempo, lo que se denomina
' tiempo no físico'.

* * *
Mehlberg hubiera querido dar las gracias a los que ayudaron con este
volumen de la Estudios de Boston en la Filosofía de la Ciencia: Paul
Benacerraf para su proyecto FME traducción; Carolyn Fawcett para la
Bibliografía de obras de Mehlberg y la bibliografía de las obras citadas por
Mehlberg lo largo de estos papeles, y por su atención en ayudar a completar
la traducción de laEnsayo; Ellen Haring por su apoyo comprensivo pero
Finn a través todaslos años de la Florida; Marcos Dinaburg por su
espléndida asistencia en la investigación; Adolf Grünbaum por su
apreciación crítica y aliento de buen corazón; y por encimatodas Susie Clark
Mehlberg por su ayuda amorosa y dedicada, a través feliz tiempos y a través de
tiempos difíciles. Como amigo que es también redactor, quiero expresar mi
agradecimiento por la ayuda tan admirable y desinteresado que este buen hombre
recibió en su última década, mientras que estos libros estaban en marcha.

* * *
Henry (Henryk) Mehlberg nació 7 de octubre de 1904. Un Judio polaco, edu-
xv
xvi NOTA EDITORIAL

cado en Polonia, un estudiante de Ajdukiewicz, que era uno de la gran


generación de entreguerras de los profesores y estudiantes de la física, lógica,
filosofía de la ciencia y la filosofía exacta. Sus padres fueron víctimas del
Holocausto, asesinados en campos de concentración; su primera esposa, su
amada Josefina, ella misma una fina matemático, fue un héroe de las fuerzas
de resistencia polaca. Mehlberg sobrevivió a los casi cinco años de autoridad
nazi moviendo a otra ciudad, donde fue capaz de obtener la tarjeta de
identificación de 'Peter Justin Suchodolski, ingeniero agrícola' de un amigo
influyente. También OB-CONTENIDAS un trabajo adecuado que le obligaba
a absorber el conocimiento de manera prácticamente instantánea y fluidez de
la composición de los suelos y fertilizantes, así como a registrarse con la
SSpolizei; que había cuartas partes viven con una casera polaca aristocrática
que prefirió francófono a Mehlberg y Josephine.
Por su propia cuenta, Mehlberg había rechazado las creencias religiosas
de su madre y el padre los 14 años él dijo que se convirtió en un ateo porque
el idioma polaco usa la misma palabra para el 'cielo' y de 'cielo' (Niebo):
' ... cuando leí la primera frase en el libro del Génesis, 'En el principio creó
Dios el cielo y la tierra', sé positivamente que el cielo es una ilusión óptica y
que la tierra no estaba en el 'principio' porque es más joven que el sol, por lo
que entonces decidió estudiar filosofía con el fin de conseguir un sustituto de
la religión, y también las lenguas romances con el fin de ganarse la vida '.
(De una carta de 21 de diciembre de 1976 a RSC)
Después de sus primeros trabajos de la posguerra fueron publicados,
Mehlberg emigró a Canadá, convirtiéndose en un miembro de la Fundación
Señora Davis, y la enseñanza en la Universidad de Toronto. Su nombramiento no
fue ayudado por una opinión favorable de suEnsayopor un hombre que se
arrepentía de no cumplir, el estadounidense Julius Weinberg. En su mayor
emigración, su único fmal que fue a los Estados Unidos, Mehlberg fue en un
primer momento detenido por la vacilación de un cónsul estadounidense en
Toronto para permitir que un inmigrante de detrás de la 'cortina', y especialmente
durante la penetrante influencia del senador junior de Wisconsin. Esofue el
filósofo estadounidense Sidney Hook, que intervino con éxito con el
Departamento de Estado de Estados Unidos; y fue una vez más el profesor
gancho que convenció Mehlberg para unirse a la delegación estadounidense en el
1952 el Congreso de Ciencia y Libertad celebrada en Hamburgo. El discurso de
Mehlberg fue un evento de orgullo para él; fue aplaudido, sobre todo por las
varias docenas de ganadores del Premio Nobel, que se sentía, a causa de su
afirmación de que cualquier problema que posiblemente no podría ser resuelto
por el método científico, no tiene solución. Amargamente criticado por filósofos
de orientación religiosa, y defendida por figuras como su profundamente
respetado ex maestra de Alfred Tarski y por esa noble de los físicos alemanes,
Max von Laue, Mehlberg se había elevado a un nuevo
NOTA EDITORIAL xvii

nivel de participación pública. Su libro,El alcance de la ciencia,fue el


desarrollo de su conferencia de Hamburgo. Y se le pidió, junto con el filósofo
español Salvador de Madariaga, el físico austriaco Hans Thirring, y el líder del
Partido Socialdemócrata alemán Carlo Schmidt, hablar con la nación alemana
sobre los temas del Congreso través de la red de radio del Estado alemán. Los
otros hablaban en alemán; Mehlberg sensación sigue siendo la posible víctima
del Holocausto, sintió obligado a hablar en Inglés. En sus últimos años, tenía
previsto escribir un ensayo autobiográfico titulado 'Autobiografía de un Judio
Errante'. Pero a él le gustaba cuando un amigo le dijo que se trataba de 'una
historia de éxito estadounidense', y que podría haber sido el subtítulo.

En la reflexión, Mehlberg considera su obsesión científica a ser el problema


de la inversión del tiempo, su rompecabezas emocional el problema de una
perspectiva judía secular en una atmósfera antisemita. Siempre creativo, pero una
víctima con problemas de su tiempo, Henry Mehlberg disciplinado a sí mismo
con un éxito sorprendente, pues superó horrores políticos y sus torbellinos
privados derivados. Estos libros son un monumento a una espléndida filósofo de
la ciencia.
ROBERT S. Cohen
Centro de Filosofía e Historia de la
Ciencia, la Universidad de Boston
de septiembre de 1980

EXPRESIONES DE GRATITUD

El ensayo que comprende el volumen I de este trabajo se basa en una


traducción inédita, por Paul Benacerraff, de Ensayo sobre la théorie
causale du temps que apareció en primer lugar, en francés, en Studia
Philosophica 1, pp. 119-
260 (1935) y 2, pp. 111-231 (1937), publicado por el PAN (la Academia de
Ciencias de Polonia), y reimpreso aquí por su tipo de acuerdo con el
autor.
En volumen II, Capítulo II (, El problema de la causalidad en una ciencia
indeterministas ') se reproduce de la Revista Internacional de Física Teórica
2, pp. 351-372 (1969), y se reproduce aquí con el permiso de Plenum
Publishing Corporation. CapítuloIII (, La relatividad y el átomo ') apareció
por primera vez en Feyerabend, P. y Maxwell, G. (eds.) Mente, materia y
forma,pp. 449-491 (1966), y aparece aquí con el permiso de The University
of Minnesota Press. CapítuloIV ( 'Leyes de la Naturaleza y La flecha del
tiempo') está adaptado
de 'Aspectos Filosóficos del tiempo físico', reimpreso con el permiso de El
Monist 53, págs. 340-384 (1969), y de 'leyes físicas y de tiempo Arrow', de
Feigl, H. y Maxwell, G. (eds.) Problemas actuales en el Philos-ophy de
Ciencia, Derechos de autor © 1961 por Holt, Rinehart y Winston. Capítulo V
( 'La simetría del tiempo y la hipótesis Rama') apareció por primera vez como
una revisión del libro La dirección del tiempo, por Hans Reichenbach, en
los Philosophical Review 71, pp. 99-104 (1962).
El editor y los editores se extienden sus agradecimiento a los editores del
material por encima de su permiso para incluirlo en el presente trabajo.

xix

INTRODUCCIÓN A Volúmenes I y 11 *

No hay punto de disculparse por el tamaño de mi trabajo, ni siquiera para la


longitud del capítulo introductorio. Un pensador más ilustrado de la época de la
Ilustración indicó una vez que su volumen sería mucho más si intentó hacer que
algo más corta. Este ilustre comentario también se aplica a mi trabajo, aunque no
hay reclamaciones de los esclarecedores 'se pueden hacer por ella. El título
tripartito 'tiempo, causalidad, y la Teoría Cuántica' pretende transmitir el orden de
prioridades en el debate posterior: el tema central es el problema del tiempo. La
cuestión de la causalidad será explorado en mayor detalle con el fin de justificar
mi conclusión principal se refiere a la naturaleza causal oftime, y también será
imperativo explorar las muchas teorías cuánticas, que se originó en 1900 con el
descubrimiento del quantum de 'de Max Planck acción'(Le., el producto de
energía y tiempo) que participan en ningún proceso físico. Planck genera una
secuencia interminable de teorías cuánticos que, en un momento posterior, han
trascendido el ámbito de la física adecuada y invadido la química y la biología.
La importancia decisiva de este conjunto de teorías a mi enfoque causal con el
tiempo se debe al hecho de que ambos modifican el significado del principio de
causalidad y arrojan nueva luz sobre muchos aspectos de la cuestión del tiempo,
además de su naturaleza causal.

En el contexto de los debates subsiguientes, el problema temporal se ocupa de


tiempo universal, en vez de sólo con el tiempo físico. Esoobviamente no es el
caso de que sólo los eventos físicos ocurren en el tiempo. Lo mismo ocurre con
los eventos psicológicos. relaciones temporales de simultaneidad o sucesión
(además de los patrones temporales que implican eventos repartidos en intervalos
temporales de diferentes longitudes) pueden obtener los eventos exclusivamente
físicos, o eventos exclusivamente mentales (ya sea intra-personales o
interpersonales) o entre eventos clasificables en ninguna de las categorías . Por lo
tanto, se puede afirmar que, además de tiempo físico, al tiempo psicológico-intra
e inter-subjetiva subjetiva, también hay un momento psicofísico. Todas estas
variedades de tiempo son componentes de tiempo universal, y todos son
relevantes en el contexto de los debates posteriores.
En consecuencia, además de fmdings relacionados con el tiempo de las
teorías físicas relativistas y / o cuánticos, los fmdings psicológicos relativa al
tiempo se
1
2 INTRODUCCIÓN

también ser discutido. Ellos no son tan visibles como los hallazgos físicos, y, tal
vez, no es tan reveladora. Pero son para nada despreciables y son real-mente
necesario en cualquier relación completa de tiempo universal. Las teorías
psicológicas de tiempo, que se discutirán en varios capítulos de este trabajo, se
ocupan de la conciencia subjetiva (perceptual o conmemorativa) de las cosas
temporal, por ejemplo, las relaciones de simultaneidad o sucesión, la longitud de
los intervalos temporales y, además, a la ideas del pasado, presente y futuro
'engañoso' en el área psico-física. Estas teorías también contienen conclusiones
referentes a la relación entre el tiempo-experiencias en la vigilia y el sueño-
contenido del sueño, en conjunción con los resultados comparativos de tiempo
experimentado por los adultos normales y anormales (por ejemplo, esquizofrenia
o paranoides). También hemos de llegar a darse cuenta de la importancia de la
investigación neurofisiológica hora de ex perienced, incluyendo la localización
cerebral de las experiencias temporales. Por encima de todo, la relevancia de
tiempo extra-física con la hora universal tendrá que ser explorado.

Al principio, algunos comentarios son indispensables sobre las lenguas y


formalismos lingüísticos inherentes a las ciencias físicas o psicológicas y su
filosofía. Una aclaración metalingüística preliminar de las cuestiones implicadas
en cualquier ciencia y su filosofía es imprescindible, porque confusiones
lingüísticas son conocidos por ser conducente a inconsistencias y, los resultados
peligrosas similares.Eso Es obvio que incluso una charla sobre la aritmética de
escuela primaria está destinada a ser formulado en un metalenguaje diferente del
árabe una vez, y ahora internacional, el formalismo Nota-cional de esta rama
elemental de número-teoría. En este caso, el metalenguaje se habla Inglés.
Eso es ahora un procedimiento estándar para clasificar el idioma utilizado
para formular fmdings sobre una teoría científica T redactada en un lenguaje L
como un metalenguaje L' mientras L se llama la lengua objeto de T. Más
específicamente, si el metalenguaje L' está asociado con el objeto de lengua L, a
continuación, con el fin de permitir L' para servir en exploraciones de la
estructura intrínseca de L (Es decir, su 'lógico sintaxis ') además de las
investigaciones en la comunidad lingüística utilizando L ( 'la pragmática de L ') Y
los objetos hablaron de los usuarios de L (los 'semántica de L '), entonces el
metalenguaje L' tiene que cumplir una serie de requisitos mayoría de los cuales
son satisfechas en lo que A. Tarski llamaría el primer meta-lenguaje semántico de
L. L' debe calificar como el primer metalenguaje semántico, ya que a menudo
resulta necesario estudiar las propiedades tripartitos de L' en el primer meta-
lenguaje semántico de L', o el segundo meta-lenguaje semántico de L. La
jerarquía de las semánticas metalenguajes asociado con el objeto de lengua L
puede tener que ser seguido filas superiores sucesivos.
Eso es importante darse cuenta de que una jerarquía distinta de
metalenguajes
INTRODUCCIÓN 3

asociado a un objeto-lenguaje L de una teoría científica T a menudo es necesaria


para expresar completamente T. En una etapa posterior, tendremos que explorar
en detalle una dicotomía fundamental en relación con la clasificación de todas las
declaraciones significativas de Len un hecho similar y enunciados de ley similar.
En términos generales, una declaración de S L es similar a la ley si se especifica
una regularidad universal de entidades tratado en L,es decir, una regularidad que
mantiene en todo el espacio cósmico y el tiempo. La universalidad espacio-
temporal de los enunciados legales como también se demostró que se asocia con
una universalidad conceptual y, en cierta medida, la universalidad
cuantificacional. Una declaración verdadera ley-como se le suele llamar una ley
natural. Del mismo modo, las declaraciones de hechos similares a lidiar con
algunas condiciones locales predominantes en una fmite, región de espacio-
temporal. Si es verdad, un comunicado hecho-como se llama un hecho. Ahora, el
punto importante es que, además de las leyes universales, formulada en el
lenguaje objetoL de una teoría T, a menudo hay enunciados legales como
pertenecientes a la teoría T pero no expresable en L, porque tienen que ver con la
clase completa de los componentes de legaliformes T que son expresables en L.
Por lo tanto, el principio de la relatividad especial de Einstein afirma que todas
las leyes de una teoría física relativista T,que mantenga durante toda la pseudo-
euclidiana, continuo espacio-tiempo de 4 dimensiones, permanecer sin cambios
cuando un conjunto de coordenadas espacio-temporales asociados con un cierto
marco inercial de referencia se sustituye por cualquier otro conjunto de tales
coordenadas obtenidas a partir de la primera serie por una transformación que
pertenece al grupo de Lorentz. No hay ninguna ventaja notable en el uso del
término impresionante 'principio' en lugar de la más humilde término 'derecho'.
El punto importante es que el principio de relatividad especial se refiere a la
suma de todas las leyes expresables en el lenguaje objeto L de la teoría T y por lo
tanto requiere un metalenguaje yo asociado con L. yo No es, evidentemente,

un meta-lenguaje semántico de L, porque el universo de discurso de yo


consiste
de los estados expresable en L. Llamaremos yo el primero, teórico meta-
lengua de L y no vamos a excluir la posibilidad de una jerarquía de
teóricos de metalenguajes L.La distinción entre la semántica y los meta-
lenguajes teóricos de cualquier lenguaje objeto será comentado con cierto
detalle en una etapa posterior de mi investigación. Pero tanto el significado
de, y la necesidad de que, esta distinción debe ser suficientemente claro en
esta etapa de pre-liminar de nuestra investigación.

2. FILOSOFÍA de la ciencia física vs. FÍSICA ADECUADO


La introducción de una obra que trata sobre todo, aunque no exclusivamente, con
la phi-losophy de la ciencia física tiene poco en común con el evento social a que
se refiere como la introducción de un individuo humano a otro individuo o
grupo.

INTRODUCCIÓN

En esta coyuntura, puede ser más útil para citar una declaración veces
atribuida a Ernest Rutherford. Esta declaración afirma que sólo hay dos
grupos de ciencias, a saber. la física y sello-colector. Si este punto de vista
eran realmente atribuible al científico británico brillante entonces su
motivación sería bastante obvio: Lord Rutherford, que vino desde el Lejano
Oriente para ser disparado por sus colegas incompetentes en una universidad
canadiense, pasó la mayor parte de su vida en el Laboratorio Cavendish de la
Universidad de Cambridge en Inglaterra y todos los problemas
trascendentales cuales ha conseguido resolver no pertenecen claramente a la
ciencia física. Él puede tener subestimado la importación de la teoría de la
relatividad especial de Einstein, ya que no se originó en Cambridge. No
quiero ir en detrimento de la situación única de la ciudad británica de
Cambridge en la historia de la ciencia: el episodio más espectacular de toda
la historia de la ciencia humana ocurrió en Cambridge, debido a que el
avance único en tanto la historia de la física y las matemáticas se produjo
allí, debido a la actividad de un solo hombre: Sir Isaac Newton. Pero no hay
ningún punto en la comparación de los logros de algunas personas
incomparables. Lo único que importa en esta etapa presen-toria de nuestra
investigación es el presunto monopolio de la ciencia física. Eso habría hecho
evidente que las ideas imperialistas sobre el rango de la física son insostenibles,
si me podía permitir, en esta coyuntura, un análisis a fondo de la cuestión
relevante.
Sin este tipo de análisis se intentará en este estudio, debido a la escasez de
espacio. Sin embargo, parece razonable indicar claramente, desde el primer
momento, que las investigaciones que se presentan en los siguientes
capítulos de mi trabajo se ocupará de la filosofía de la ciencia física casi
exclusivamente. El monopolio que Lord Rutherford hubiera otorgado a su
disciplina favorita sin duda sería injustificada. Pero el papel estratégico que
las teorías físicas han llegado a jugar en la perspectiva del hombre justiftes la
concentración de una investigación sobre los aspectos filosóficos de la época
científica sobre la ciencia de la física.
El papel actual de la ciencia física implica tanto su relevancia para la
tecnología avanzada y de varias otras ciencias fundamentales, incluida la
química, la biología, la astrofísica, y desde un punto de vista metodológico,
incluso categoría económica-ICS y la historia literaria. La conexión de la
física y la tecnología avanzada es tan fuerte ahora que no habría ninguna
razón para tratar de separarlos. Esto implica que la humanidad, si es privado
de física avanzada, fuera suprimido en cuestión de días, ya que es imposible
alimentar a cuatro mil millones de seres humanos sin los recursos de una
tecnología avanzada, inseparables de la física, a partir de ahora.
La relevancia de la ciencia física en general a Qutlook del hombre no es
con-controvertida. Las creencias que ahora tenemos sobre el universo en el
que vivimos, su edad,
INTRODUCCIÓN 5

evolución, composición actual y su penetrante, continuo espacio-temporal,


incluyendo el origen y la naturaleza de la vida, han originado con el aumento de
la física, más o menos simultánea con el aumento cultural del Renacimiento,
hace unos cuatro siglos. La importancia de la física para el avance y la
comprensión de la química se ilustra mejor con la explicación del enlace químico
en términos teóricos cuánticos, dada por Linus Pauling. Una ilustración más
dramática de lo que la física significa a la química se ha proporcionado más
recientemente por el descubrimiento de la disposición espacial de los átomos en
una molécula de ADN, a lo largo de una doble hélice, por Watson y sus
asociados británicos. ftndings de Perutz relativos a la molécula de hemoglobina
son igualmente impresionantes.
En la gran área de las ciencias biológicas, que son propensos a ser absorbida
gradualmente por la física, la presente relevancia de la ciencia física es visible en
la biología molecular, ahora barriendo el país. Obviamente, los métodos
estadísticos característicos de la mayoría de la investigación física han estado
dominando un área crucial de la biología, a saber. genética, décadas antes de la
moda de la biología molecular entró en vigor. métodos estadísticos similares
también han invadido un gran territorio de la economía en los que van por el
nombre de 'la econometría. John von Neumann, uno de los mayores mathematici ~
sde este siglo, hizo un trabajo pionero en esta área también. La aplicabilidad de
los métodos estadísticos por lo general a la historia literaria se ilustra con el
problema de la cronología de los diálogos de Platón. El tema ha sido motivo de
controversia durante siglos.Eso reasonaly parece asentado en la actualidad,
debido a la aplicación de la estadística (, Stylometric,' en este caso) métodos de
Campbell y Lutoslawski.
Eso No es fácil trazar una línea clara de separación física razonablemente
adecuado de la filosofía de la física. El difftculty se debe en parte a la
circunstancia de que las contribuciones importantes a la filosofía de la física a
menudo se han hecho por los físicos que conducen. Este fue el caso de Ampere y
Poincaré en Francia, de Bridgman y Wigner en los Estados Unidos, de Lord
Kelvin y AS Eddington en Inglaterra, de Niels Bohr en Dinamarca, etc. El punto
es, sin embargo, que estos físicos y astrónomos () , que han enriquecido
sustancialmente la filosofía de la ciencia física, parece que siempre han sido
claramente consciente de la diferencia entre la física adecuada y su filosofía. Por
otra parte, los avances signiftcant en la filosofía de la física han sido con
frecuencia debido a philoso-cartógrafos que nunca han estado practicantes de la
física. Tal era el caso de Carnap y Reichenbach en los Estados Unidos, Bergson y
Meyerson en Francia,
Para determinar la diferencia intrínseca entre la física adecuada y su filosofía,
los datos anteriores relativos a la división del trabajo en ambas áreas son de poco
interés. Una encuesta deEl problemas básicos y característicos de la filosofía
6 INTRODUCCIÓN

de la física, en contraste con los problemas tratados en la ciencia física, sin


duda sería más útil. En esta coyuntura, nos limitaremos a los problemas
estrictamente físicos que pertenecen a una zona estratégica de la
investigación física, a saber. el agregado de las teorías cuánticas disponibles
en la actualidad. Este agregado incluye la versión obsoleta de Bohr de la
teoría cuántica, seguido por la teoría de la mecánica cuántica no relati'listic
originó principalmente con de Broglie, Heisenberg y Schródinger (1924-
1926). Para proporcionar una muestra representativa, esta teoría debe ser
complementada por relativistas cuánticos electro-dinámicas cuya forma
actual se debe principalmente a Dyson, Feynman, Schwinger y Tomonaga.
Además, tenemos que enumerar la teoría cuántica de las partículas
elementales, la superposición con la teoría cuántica de campos relativista. En
este caso, los scienti3ts representativos son legión. Algunos pueden no
obstante ser citados: Gell-Mann, Wigner, Yukawa. Sin embargo, las
contribuciones de Wigner han afectado sensiblemente toda el área de la física
cuántica, al igual que las contribuciones de Dirac. la estadística cuántica, una
de las acciones de Bose-Einstein, o el tipo de Dirac-Fermi, deben añadirse a
esta pequeña muestra.
Los problemas característicos tratadas en el anterior, así como en las
teorías cuántica relacionados pueden ser descritos como sigue: las entidades
mencionadas en estos problemas tienen varias propiedades, básicos de la
variedad 'cuantificada'. Esto significa que los objetos físicos o sistemas (Le.,
Ya sean partículas elementales, o nucleares, sistemas atómicos, moleculares
y otras de las partículas elementales) descritos en las teorías cuánticas
pertinentes poseen cantidades de base que son incapaces de un cambio
continuo, pero tienen que ser tratados como N-tuplas de unidades
apropiadas. Ejemplos típicos de tales propiedades cuantificados se
proporcionan por la carga eléctrica, la carga leptónica o bariónica, el
'extraño', el 'giro', etc. Incluso 'encanto' parece ser una propiedad de las sub-
partículas de las partículas elementales tal, llamada '' quarks, en Pasadena,
California, y en la actualidad tan problemático como cualquier entidad
encantador podría ser. El ámbito espacio-temporal del drama cósmico no es
cuantificado hasta el momento.
Los tipos de entidades tratadas en las teorías cuánticas contemporáneos
sugieren claramente que la física cuántica es una disciplina empírica. Esto no
excluye un uso considerable de métodos deductivos pero el cuerpo último de
pruebas en apoyo de un único estado (ley similar o un hecho similar), o de una
teoría compleja, es siempre observacional. Si se obtiene la evidencia de
observación de soporte mediante el uso de una disposición especial de los
objetos físicos producidos para este fin (Le., Con un fin o bien de resolver un
problema de pre-asignado, físico, o para la comprobación de una solución
propuesta a este problema), entonces la evidencia observacional es por lo general
ascendido al rango codiciado de 'evidencia experimental'. En ambos casos, el
papel indispensable de la evidencia observacional es evidente. Nosotros
INTRODUCCIÓN 7

por lo tanto han obtenido una cuenta muy superficiales de ambos el objeto y
el método atribuible a la física cuántica adecuada.
La filosofía de la física se diferencia de la física adecuada en estos dos
aspectos cruciales. El objeto de esta rama de la filosofía de la ciencia no tiene
nada en común con la de la física. La filosofía de la física trata con una clase
de entidades extranjeras con el universo físico, a saber., Con el conjunto de
las teorías físicas disponibles en la actualidad. En otras palabras, el objeto de
la filosofía de la física es enteramente hecha por el hombre, mientras que, en
todas las teorías físicas, el hombre es un pequeño elemento de la biosfera,
que, a su vez, isjust un apéndice de la gama colosal de la física, tanto
experimental y teórica. En consecuencia, un problema típico en la filosofía
de la física no busca apoyo observacional. Para dar una idea de los métodos
adecuados para la filosofía de la física,
Tengo en mente el hecho de que todas las grandes teorías físicas,
incluyendo todas las teorías cuánticas de interés para nosotros, han sido
finitamente axiomatizada. Para explicar la relevancia de este logro a la
filosofía de la física, en primer lugar quisiera señalar que todas las teorías de
este tipo puede ser interpretado como una deductivo sistema, esto significa
que un conjunto de declaraciones infmite todos los cuales son lógicas
consecuencias de un subconjunto de este conjunto. Una declaración s se dice que
es una consecuencia lógica del conjunto S de sentencias si, en complementar S
por los dos cálculos lógicos básicos (los cálculos proposicional y
cuantificacional), podemos obtener s aplicando al conjunto ampliado S un
número finito de veces las 'reglas de inferencia' válida en el formalismo lógico
de la teoría física bajo consideración (por ejemplo, la regla de sustitución
constantes o variables apropiadas en una fórmula ya derivada de esta manera
desde el conjunto extendidoS). (En el lenguaje matemático-ematical, un sistema
deductivo es un conjunto de instrucciones, cerrado bajo arbitrariamente largas
aplicaciones de las reglas lógicas de inferencia.) Por lo tanto, no hay que
confundir una sistema deductivo de los estados con una axiomático sistema
de los estados, incluso Si las mismas declaraciones se producen en ambos
sistemas.
Un sistema axiomático que representa cualquier sistema de pre-asignado,
deductivo RE, por lo general se puede obtener mediante la selección, en el
sistema deductivo RE: (1) un conjunto finito de términos (condiciones
primitivas) que se utilizará en el sistema axiomático, aunque no hay una
definición está disponible para ellos. (2) un conjunto fmite de Estado-mentos
(axiomas o postulados) para ser utilizado como locales en las pruebas de
cualquier otra declaración del sistema axiomático. Un sistema deductivo re en el
que dichos dos selecciones pueden efectuarse se dice que es axiomatizable
finito, siempre que dos más requisitos finitud se cumplen en RE; (3) todas las
pruebas de declaraciones no axiomáticos de reson de longitud finita. (4) todas las
declaraciones significativas
8 INTRODUCCIÓN

en re son secuencias finitas de términos definibles por medio de los términos


primitivos disponibles en RE.
Ninguno de estos cuatro requisitos de la finitud es tautologicamente
satisfecho. interesantes resultados se han obtenido en las investigaciones
metamathematical dejando caer algunos o todos los requisitos de la finitud.
Por ejemplo, teorema de incompletitud de Gödel puede ser esquivado de esta
manera. Sin embargo, el hecho significativo en relación con el conjunto de
todas las teorías físicas contemporáneas (Le., El objeto de la mayor parte de
mis investigaciones correspondientes) es theirfmite axiomatiza-bilidad. En la
mayoría de los casos me refiero a un aspecto real de estas teorías, y no a su
potencial axiomatizability. Por lo tanto, la mecánica de Newton fue
presentado por el propio Newton en una forma axiomática, a saber., Como el
conjunto de sus tres leyes del movimiento. A ( 'formalizado') sistema
axiomático más moderno de la mecánica de Newton ha sido elaborado por P.
Suppes. En el intervalo de tiempo que separa Newton' s de trabajo de los
fmdings de un lógico contemporáneo, una axiomatización diferente, más
eficaz y prometedora de la mecánica clásica se obtuvo por Maupertuis, que
tuvo éxito en exprimir la base postulacional de la teoría de Newton en un
principio simple, concisa, a saber. el principio de variación de mínima
acción. La interpretación teleológica planteada por Maupertuis en su
principio de variación no sobrevivió. Pero el principio de variación llegó a
ser embebido en el cálculo de variaciones, que a su vez se incluyó en la
teoría general del análisis funcional, una herramienta indispensable, Mathe-
matical de la física teórica contemporánea. que tuvo éxito en exprimir la base
postulacional de la teoría de Newton en un principio simple, concisa, a saber.
el principio de variación de mínima acción. La interpretación teleológica
planteada por Maupertuis en su principio de variación no sobrevivió. Pero el
principio de variación llegó a ser embebido en el cálculo de variaciones, que
a su vez se incluyó en la teoría general del análisis funcional, una
herramienta indispensable, Mathe-matical de la física teórica contemporánea.
que tuvo éxito en exprimir la base postulacional de la teoría de Newton en un
principio simple, concisa, a saber. el principio de variación de mínima
acción. La interpretación teleológica planteada por Maupertuis en su
principio de variación no sobrevivió. Pero el principio de variación llegó a
ser embebido en el cálculo de variaciones, que a su vez se incluyó en la
teoría general del análisis funcional, una herramienta indispensable, Mathe-
matical de la física teórica contemporánea.
La disponibilidad de una axiomatización concisa vale también para la
teoría de Maxwell del campo electromagnético con una densidad que no
desaparece de la carga eléctrica y la corriente. la termodinámica
fenomenológica ha sido magníficamente axiomatizada por C. Caratheodory,
que también elaboró un conjunto de axiomas de la relatividad especial de
Einstein. sistemas axiomáticos para Relatividad Especial y General se deben
a H. Reichenbach. La axiomatización de la mecánica cuántica no relativista
se debe a J. von Neumann, y, de una manera más moderna, a' G. Mackey. Se
ha presentado la mecánica cuántica relativista de electrones y positrones, en
una forma axiomática, por PAM Dirac.Unelegante axiomatización de la
electrodinámica cuántica en acreditable a RP Feynman. la teoría de campo
cuántica relativista fue la primera axiomatizada por Lehmann, Szy-manzyk y
Zimmermann, y, posteriormente, por AS Wightman. Haag y Ruelle lograron
axiomatizar la teoría cuántica de partículas ( '') asintóticas elementales.
La axiomatización de la significativa, teorías físicas se puede considerar
como una de las principales herramientas de la filosofía de la física. Sin
embargo, en contraste con axiomático sistemas de teorías puramente
matemáticos, la axiomatización de
INTRODUCCIÓN 9

una teoría física también requiere una suplementación del formalismo


axiomático con un conjunto de 'criterios defmitional', o 'definiciones
operativas. Estos criterios defmi-cional establecen un vínculo entre el
formalismo matemático de la teoría y los resultados observacionales que
pueden corroborar o refutar la teoría. En contraste con definiciones clásicas
de la equivalencia de tipos que proporcionan una expresión ya disponible en
el idioma e intercambiable con el término defmed, los criterios de definición
y las definiciones operacionales contienen sólo una expresión ya disponible
que establece un suficiente, pero no una condición necesaria para la
aplicabilidad del término definido, y es, en consecuencia, no es
intercambiable con la última. Por lo tanto, 'un rectángulo con lados iguales'
defmes un 'cuadrado' en la forma clásica. Ambas expresiones son
intercambiables. 'De desviación de una aguja magnética' es simplemente un
criterio de definición de una 'corriente eléctrica'. Las dos expresiones no son
intercambiables, ya que, en ausencia de una aguja magnética, una corriente
eléctrica puede todavía fluir.
Me he mostrado en otro lugar que esta técnica de definición crucial de la
ciencia física es en gran parte responsable de su capacidad para trascender el
alcance del conocimiento pre-científico e incluso para proporcionar nueva
información, irreductible en toda teoría física que deriva sus criterios defmitional
de algunas teorías físicas anteriores . Por lo tanto, la termodinámica no es
reducible a la mecánica, la electrodinámica trasciende las dos primeras teorías
combinadas, las teorías especial y general de la relatividad van más allá de la
suma de las teorías pre-relativista, y los nuevos, saltos cuánticos cognitivas se
producen a partir de la física pre-cuántica de la corriente, quantal teorías que han
mantenido desde que se origina Max Planck comenzó el siglo XX con su cuanto
de acción.
Albert Einstein pudo haber sido el primero en darse cuenta el papel de los
criterios de definición de los sistemas axiomáticos que representan las
teorías físicas. En su artículo de 1905 pionero sobre 'la electrodinámica de
los cuerpos en movimiento', esta idea está contenida en su análisis del
concepto de simultaneidad. En 1927, Percy W. Bridgman utiliza visión de
Einstein a punto un sistemático Presenta-ción de criterios defmitional o
definición operativa. Ni que decir tiene, único genio de Einstein podría haber
permitido a él para derivar, a partir de su análisis del significado de la
simultaneidad, la teoría especial de la relatividad, posiblemente el único
avance científico más importante de este siglo.
El axiomatizability finito de todas las teorías físicas, actual, exige una
explicación más: ¿qué clase de entidades, lo sub-universo del universo físico, se
hace cognitivamente accesible al hombre, por este agregado de las teorías? En la
secuela, esta pregunta será explorado en detalle. En esta coyuntura puede ser
suficiente para introducir la terminología de A. de Morgan y llamar a la 'universo
de discurso de una teoríaT' la clase de todos individuos sobre las que la teoría
10 INTRODUCCIÓN

hace ninguna declaración no tautológicas. se llaman Los símbolos constantes


referidos a un solo individuo, y las variables que van sobre su totalidad
lasímbolos individuales de T. Para evitar las declaraciones contradictorias en T,
tenemos, de acuerdo con el descubrimiento de los tipos lógicos '' de B. Russell,
de manera adecuada estratificar las constantes y variables de no individuales
T.La forma más sencilla de construir un formalismo tan consistente fue
descubierto independientemente por Gödel y Tarski, que había estado en una
posición para tomar ventaja de un resultado anterior de Wiener. Aparte de
símbolos individuales y los términos de enlace estándar, el formalismo Godel-
Tarski sólo contiene un cuantificador existencial o universal, además de una
clase de una sola predicados de cada nivel finito, integrante NORTE, con el
entendimiento de que un predicado de nivel norte denota una clase cuyos
elementos son de nivel nl y que los predicados de nivel 1 denotan clases cuyos
elementos son individuos.
Aparte de las teorías axiomatizar significativos, físicos, la filosofía de la
ciencia física tendría que determinar los criterios de definición asociados con la
teoría y su universo de discurso. Los otros objetivos de una filosofía de la física
consisten en la determinación de cómo la teoría física bajo con-sideración afecta
a los principales problemas de la filosofía, por ejemplo, el empirismo contra el
racionalismo, el determinismo versus indeterminismo, epistemológico o
idealismo ontológico (a veces llamado 'instrumentalismo') vs . realismo, el
materialismo vs. espiritualismo. Ni que decir tiene, problemas clásicos de la
ontología y epistemología tomar una forma específica cuando se exploran en la
filosofía de la física. Por lo tanto, el problema epis-temological de determinar la
naturaleza y el alcance de Conocimiento de borde humana, al ser aplicada a las
afirmaciones cuantitativas de la física, da lugar al problema esencial de la
medición, en particular en la física cuántica. Además de la labor pertinente de von
Neumann y Wigner, el tratamiento del problema de la medición por el filósofo la
Universidad de Yale y físico, H. Margenau, ha logrado el reconocimiento
internacional. Esto vale también de la obra de A. Grünbaum en la epistemología y
ontología del espacio y del tiempo y de la obra de O. Costa de Beauregard a
tiempo. En este momento me limitaré a mencionar la contribución a la filosofía
de la física hecha por Destouches-Fevrier y D'Espagnat en Francia, y los logros
de M. Bunge, P. K, Feyerabend, E. y D. Nagel Shapere en los Estados Unidos. el
tratamiento del problema de la medición por el filósofo la Universidad de Yale y
físico, H. Margenau, ha logrado el reconocimiento internacional. Esto vale
también de la obra de A. Grünbaum en la epistemología y ontología del espacio y
del tiempo y de la obra de O. Costa de Beauregard a tiempo. En este momento
me limitaré a mencionar la contribución a la filosofía de la física hecha por
Destouches-Fevrier y D'Espagnat en Francia, y los logros de M. Bunge, P. K,
Feyerabend, E. y D. Nagel Shapere en los Estados Unidos. el tratamiento del
problema de la medición por el filósofo la Universidad de Yale y físico, H.
Margenau, ha logrado el reconocimiento internacional. Esto vale también de la
obra de A. Grünbaum en la epistemología y ontología del espacio y del tiempo y
de la obra de O. Costa de Beauregard a tiempo. En este momento me limitaré a
mencionar la contribución a la filosofía de la física hecha por Destouches-Fevrier
y D'Espagnat en Francia, y los logros de M. Bunge, P. K, Feyerabend, E. y D.
Nagel Shapere en los Estados Unidos.
La respuesta que he sugerido a la pregunta más natural "lo que es la física
trata? es obviamente conservadora. Mi respuesta preliminar indica que la física
trata con la materia, es decir, la suma total de las partículas elementales y de los
sistemas de partículas elementales que se encuentran dispersas en el espacio-
tiempo y, o bien se someten metamorfosis transformación de partículas de una
especie en partículas de otro, o viajar a través de el espacio conforme pasa el
tiempo. Sin embargo,
INTRODUCCIÓN 11

la respuesta es meramente preliminar y no debe ser 'conservadores' en


absoluto. El radicalismo de la respuesta proviene principalmente del hecho
de que algunas partículas fundamentalmente importantes no tienen intrínseca
( 'resto') masa en absoluto, por ejemplo, los fotones y los neutrinos. Además,
algunas partículas no son localizables en absoluto, es decir, que,
estrictamente hablando, son nada. Los fotones entran en esta categoría. ¿En
qué medida las entidades físicas de este tipo pueden ser consideradas como
constituyentes de la 'materia' depende de la sensación del decoro lingüístico.
Sir Isaac Newton, sin duda, rechazar cualquier intento de atribuir el atributo
'material' a los fotones y neutrinos.
Hay otro, más grave objeción a la identificación de la materia objeto de la
investigación física con la materia, incluso si la materia sin masa se
consideraron inobjetable. En una etapa posterior de esta investigación, nos
ocuparemos en detalle con "teorías relativistas que implican segunda
cuantización. Una teoría física se denomina 'relativista' o 'covariante' Siel
axiomas en que se apoya implican coordenadas espacio-temporales y se
mantienen sin cambios cuando estas coordenadas se transforman en el grupo
de Lorentz. En la era pre-cuántica de la física el mero hecho de que el
espacio-tiempo las coordenadas de una teoría transformado en el grupo de
Lorentz era suficiente para garantizar que sus leyes axiomáticas permanecen
invariables a continuación. Esto ya no es el caso en las teorías cuántica
relativista. En este último caso, de una importancia decisiva en esta
investiga-ción, las condiciones adicionales que se requieren para la
covarianza relativista de la teoría cuántica en estudio se han determinado y se
encontró fiel a los hechos por el matemático ruso Gel'fand. Por lo tanto, en el
caso cuántico se necesita más de una teoría relativista ser que tenga su
coordenadas espacio-temporales transformar en el grupo de Lorentz.
La 'segunda cuantificación' de una teoría física T viene más o menos a lo
siguiente: la condición física que prevalece en una región espacio-temporal R
se describe por el 'estado cuántico' Q de R, es decir, (en el 'Schrödinger-
Representa-ción') una función de valor complejo de los espacio-temporales
coordenadas de R. Las cantidades medibles sobre defmed R ya no están
representados por algunas funciones reales definidas sobre R (por ejemplo,
escalares, vectores o tensores), sino más bien por operadores asociados con
un espacio de Hilbert adecuado y también cartografía Q en algún otro estado
cuántico Q. Por lo general, los operadores son de la variedad 'Hermitean'
que, en algunos casos importantes, se convierten en operadores de números
ocupación. Las partículas situadas dentro deRa continuación, están
representados por los 'valores eigen' de los operadores de número de
ocupación apropiados. Por lo tanto, las regiones espacio-temporales fmite
tienen ahora el rango lógico de los individuos, ( = 1), el rango de los estados
cuánticos es 2, los operadores más de los estados cuánticos tienen rango 3, y
las partículas se promueven para clasificar 4. propiedades intrínsecas de
12 INTRODUCCIÓN

partículas serían mapeado en clases de partículas y de este modo adquirir


rango 5. Por consiguiente, el objeto de la ciencia física tiene una estructura
estratificada, basado en el universo espacio-temporal del discurso y el
aumento a las capas ontológicas de aumento de rango lógico. Esta jerarquía
estratificada será explorado en detalle en una etapa posterior de nuestra
investigación.

3.SURVEY DE problemas tratados en el volumen I

En las secciones restantes de este primer capítulo me gustaría dar al lector


una idea de cómo se organiza este trabajo y qué temas principales en la
filosofía de la ciencia física se tratan. [El trabajo, en dos volúmenes, consta
de cuatro partes, Volumen I que contiene las partes I y II, volumen II
contiene las partes III y IV - Ed.] El principal objetivo de las Partes I y II del
Volumen I es la exploración de la filosóficamente aspectos importantes del
problema eterno de tiempo. Este problema se orienta a la entidad temporal
sin ser desconcertante confmed a ella. Este objetivo se puede circunscribir
algo más precisamente al afirmar, desde el principio, que sólo los usos
científicos de los conceptos temporales serán exploradas. Más
específicamente, me concentraré el debate posterior sobre la física y los
aspectos psicológicos del tiempo. Las cuestiones bioestratigráfi cos
tentadoras y las relativas lingüística, el tiempo geofísico y cosmológico serán
evitado en la mayor parte de mi trabajo. La justificación de esta restricción se
basa en el hecho de que, en el análisis de más de cerca, la mayor parte de la
información actualmente disponible, fiable y socialmente relevante acerca de
tiempo es proporcionada por la física y la psicología.
La simultaneidad, sucesión y la duración de la duración son, obviamente,
fundamental para el problema del tiempo. En consecuencia, gran parte de la
secuela se ocupará de estas relaciones temporales fundamentales. Sin embargo,
el llamado relacional · teoría del tiempo, lo que reduce los problemas temporales
a las que tratan de las relaciones temporales y que se describen en elEnsayo
sobre la teoría causal del Tiempo(Volumen I de esta obra), resultado
insuficientes cuando un análisis de la cuántica-oretical momento en que se pidió.
En consecuencia, el tiempo será investigado en las partes III y IV (Volumen II de
este trabajo) como una entidad en sí misma y se ha encontrado que proporciona
la esencia de la realidad del universo físico en que vivimos y el mundo
psicológico de algún modo incrustado en este universo. La teoría relativista del
tiempo de Einstein, propugnada en este trabajo, es diferente de una teoría
relacional y, de hecho incompatible con ella. Sin embargo, la investigación se
ocupará de la filosofía del tiempo en lugar de con la física y la psicología de
tiempo.
El filósofo solía ser el portavoz de la humanidad cada vez más importantes
avances científicos se materializaron. Esto era todavía el caso cuando dos
relatividad de Einstein
INTRODUCCIÓN 13

teorías entró en vigor. Fueron conunented sobre por BAW Russell y


Whitehead en Gran Bretaña, PW Bridgman y H. Margenau en los Estados
Unidos, H. Bergson y E. Meyerson en Francia, R. Carnap y H. Reichenbach
en Alemania, M. Schlick en Austria y este escritor en la pre-guerra Polonia.
Sin embargo, esta función social secular de la filosofía ya no está dado de
alta en la actualidad. Este hecho es un síntoma del malestar cultural que
estamos viviendo y puede ser debido en parte a la reticencia de la comunidad
filosófica del mundo para obtener una conunand razonable de la cantidad
considere factible de aspectos técnicos indispensables que participan en el
centro estratégico de la ciencia contemporánea, es decir, , el agregado de las
teorías cuánticas actuales (física principalmente cuántica, la química cuántica
y la biología cuántica).
Estas teorías son, sin embargo, de vital importancia para la perspectiva
general del hombre y susupervivencia material. El átomo y la bomba de
hidrógeno, ya sea utilizado en paz o en la guerra, fueron producidos sobre la base
de información teórica cuántica, por E. Fermi y E. Teller, respectivamente. El
impulso se debió a una carta escrita por Einstein a FD Roosevelt y llevado a élpor
Szilard. Fermi hizo contribuciones importantes a la suma de las teorías cuánticas,
en particular a la estadística cuántica. Todos los quanta, o partículas elementales,
son pre-enviadamente clasificados bajo los títulos de fermiones o bosones. Bose
y Einstein fueron responsables de una estadística cuántica alternativas. Hay
algunas características del paisaje científica contemporánea que no son en parte
atribuible a Einstein.
Es el propósito del presente trabajo para compensar esta deficiencia
filosófica, al menos en un grado infmitesimal. Mientras que el volumen I de
este trabajo contiene una traducción al Inglés modificado de mi Ensayo sobre
la théorie du causale temps, I (1935), II (1937), Volumen II, las partes III y IV
son nuevos y eran escrito en Inglés desde el principio (entre 1966 y 1969).
EnParte I, un capítulo (Capítulo 7) sobre los enfoques alternativos más recientes
para el problema de la dirección del tiempo se ha añadido. El irmovation de la
Parte II Inglés se debe principalmente a una presentación y evaluación de la obra
de J. Eccles, D. Ingle, N. Kleitman, H. Klüver, W. Penfield y A. Rechtschaffen en
relación con el problema del tiempo víael problema mente-cuerpo. Con respecto a
la solución específica a la cuestión mente-cuerpo normalmente se conoce como
'paralelismo psicofísico', yo también intento hacer justicia a la referencia reto de
J. von Neumann en relación con su propia fmding relativo a la arbitrariedad de la
'corte' que separa el objeto medido desde el instrumento de medición. Del mismo
modo, la contribución de dos bioquímicos (von Foerster y Hoagland) a la
localización cerebral de nuestro conocimiento intuitivo de tiempo se toma en
consideración. (Estas nuevas secciones de la Parte II se incluyen Inglés como
suplemento siguiente capítulo X, el último capítulo del Volumen YO.)
14 INTRODUCCIÓN

Capítulo VIII (en la Parte II del Volumen I) se ocupa de las bases


intuitivas de nuestro conocimiento del tiempo, tanto físicos como
extrafísicos. Anteriormente, que interpretará estas bases intuitivas sobre todo
en términos de nuestra capacidad para contar las percepciones de los
recuerdos y de percibir patrones temporalmente extendidas. Nuevos
conocimientos sobre el tiempo intuitiva son acreditable a la psicoanalítica
movimiento-ment. La hora de los esquizofrénicos, no menos importante que
el tiempo de los adultos normales, se investigó con éxito. El umbral temporal
de las sensaciones auditivas y visuales fue explorado desde nuevos puntos de
vista de los investigadores que estaban en condiciones de utilizar los fmdings
clásicos de Stevens y Waldo Nuevos fmdings relativas a la percepción de
patrones temporales ya están disponibles.
.La propia naturaleza de la percepción, muy relacionado con, y sin embargo,
diferente de la alucinación, se entiende mejor ahora. Si H. Taine todavía
estuviera vivo, ya no afirman que las percepciones son verdaderas
alucinaciones. Estos consejos pueden ser suficientes para dar una idea de
cómo el Inglés Partes I y II difieren de sus homólogos franceses.

4.SURVEY DE las partes III y IV (VOLUME II)

Ahora voy a empezar a enumerar los principales temas de la primera parte


del Volumen II (es decir, la parte III). La cuestión crucial, epistemológica en
la filosofía de la ciencia cuántica, es, obviamente, el problema de la
medición. Esto ya se ha descrito en el § I de esta introducción, en relación
con la medición del tiempo.EnLos primeros cuatro capítulos de la Parte III,
este problema se analizan con más detalle, y se hace un intento por tanto a
hacer justicia a la literatura relevante, existentes y proponer un enfoque de la
mía, espero que no sea tan obsoleta como parte de la literatura existente ya
es.
Parte III es esencialmente una teoría indeterminista de tiempo. En ella, los
descubrimientos y conocimientos del conjunto de teorías cuánticas
contemporáneos están muy estudiados. El resultado primera es la entrega de
determinismo estricto, incompatible con las teorías centrales cuántica ahora
disponibles, por ejemplo, la mecánica Heisenberg-Schrodinger no relativistas
cuántica, mecánica cuántica relativista de Dirac o la electrodinámica cuántica
Feynrnan-Schwinger. La última teoría es tanto relativista (es decir, invariante
bajo una transformación de Lorentz de las coordenadas espacio-temporales) y
dos veces quant.ized (Le., Lo que implica la reinterpretación como operadores de
auto-contiguo del vector del scalar-, y funciones espinoriales de valor de las
coordenadas anteriores). Los aspectos técnicos inevitables antes mencionados
consisten en el uso de operadores autoadjuntos sobre espacios de Hilbert, de
varios otros capítulos de 'análisis funcional' y de la teoría de grupos continua re-
presentaciones. Los hombres responsables de estas innovaciones de la
matemática
INTRODUCCIÓN 15

formalismo de las teorías cuánticas son, respectivamente, John von Neumann y


Eugene P. Wigner.
En la evaluación de la característica individual, filosóficamente más
significativo de la perspectiva teórica quantal - la entrega de determinismo
estricto - tanto la ontología y epistemología están involucrados. Sin embargo, el
aspecto epistemológico,verbigracia. la restricción de la previsibilidad es
secundario. El impacto es ontológica esencial, no sólo debido a su importancia
para uno de los temas más importantes de la filosofía, la libertad de la voluntad
(que no pudo ser discutido en mi trabajo). La visión científica del mundo se ve
afectado y la tarea obvia de un intérprete filosófica de la ciencia física es la de
limitar el alcance de la catástrofe ontológica asociado con la ruptura del
determinismo, independientemente de si es o no es relevante para la libertad de la
voluntad humana. La exploración de la cuestión en ambas teorías cuánticos
relativistas y no relativistas se obtiene la siguiente conclusión: Aunque la
reclamación de un determinismo universal y estricto tiene que ser abandonado en
la actualidad, una extensión indeterminista de la idea de causalidad conduce a
una válida indeterministas Principio de Causalidad. El nuevo principio puede
hacer que casi todos los servicios que se le atribuye a su antecesor determinista.
En realidad, la ruptura del determinismo estricto en un universo cuantificado
lsno penetrante, ya que en una clase significativa de procesos físicos, la etapa
fmal es predecible con exactitud si la etapa inicial es conocido y el sistema
quantal relevante se aísla adecuadamente (es decir, si cualquier interferencia
externa con el sistema durante el desarrollo del proceso es insignificante ). Por lo
tanto, en la mecánica cuántica no relativista, la transición de un sistema físico
aislado de su inicial a su estado cuántico fmal se rige por la ecuación diferencial
parcial de Schrodinger. La ecuación es de primer grado con respecto al tiempo y,
en consecuencia, establece un riguroso conexión, determinista entre los estados
consecutivos del sistema. Esto es válido también para los valores totales de las
cantidades que se rigen por las leyes de conservación-y atribuible a un sistema
cerrado de manera adecuada. Así, la conservación de la energía y del momento
lineal proporciona una predicción exacta de los futuros, valores pertinentes sobre
la base de los valores anteriores. Hasta ahora, no he sido capaz a la fiebre aftosa a
cabo si la gama de determinismo estricto en la zona cuántica sería suficiente para
la fundamentación de una teoría causal de tiempo. Si así fuera, entonces la
causalidad indeterminista Principio produciría un enfoque de bienvenida,
alternativa.Si que no, entonces tendría que basarse en este principio
indeterministas por completo.
En la discusión de los aspectos filosóficos de tiempo cuántico en la parte III,
el problema fundamental Fust es el alcance ontológico (o referencial) de quantal
dieciséis INTRODUCCIÓN

hora. Se hace un intento de evitar la 'falacia genética' en la determinación del


alcance de las leyes cuánticas relacionados con tiempo de una manera
esencial. Por supuesto, la física quantwn se inició en el nivel micro. Sin
embargo, se mantuvo en expansión y la descu-erie hecho durante las muchas
décadas de 'el ascenso y caída' de las teorías cuánticas no dejan ninguna duda
acerca de la universalidad de las leyes quantwn rigen micro-objetos, macro-
objetos, objetos astronómicos y cosmológicos o sistemas y Grandes sistemas
de objetos físicos. Todos ellos implican el mismo componente temporal del
mundo de cuatro dimensiones de Minkowski. Esto se sigue de la
disponibilidad de fmdings teóricos cuánticos bien establecidas que implican
tiempo y aplicable ya sea a uno o a varios, o a todos los talla niveles del
universo.
En el contexto de mis investigaciones, la única fmding, posiblemente más
importante en la zona cuántica es el teorema de TCP, que trata de la secuencia de
la inversión del tiempo, conjugación de carga, la inversión de las direcciones del
espacio (paridad). La objeción a la relevancia de algunos procesos se tratan en la
física de partículas elementales (es decir. El hecho de que su supuesta
irreversibilidad no es similar a la ley) no se aplica el teorema de TCP. Dado que
es meritorio a la visión de Schwinger,
. y se ha establecido en varias formas por Lüders y Pauli, no hay ningún punto
en el cuestionamiento de su situación actual, aunque también se han
discutido algunas posibles violaciónes de esta invariancia principio. Mi
conclusión principal es que la inversión del tiempo tiene que ser explorado
en conjunción con el espacio-reversión y la conjugación de carga. Esto es
sólo otro caso de la regla que ya tenemos dis-cussed en relación con el
tiempo simetría de las principales teorías físicas: En la mecánica de Newton,
no fueron suficientes para sustituir -t para t. La disposición, naturaleza de tiempo
simétrica de las fuerzas que se rigen por la ley de Newton también tenía que ser
considerado. Análogamente, las modificaciones adicionales, necesarios para
mostrar la invariancia de inversión temporal de otras teorías físicas, también se
han mencionado. Por lo tanto, el teorema TCP encaja en la perspectiva temporal
general inherente a las teorías actuales, físicas.
Además de la sustitución de determinismo estricto con una versión
indeterminista del principio de causalidad (en el capítulo II, Parte III: 'El
problema de la causalidad en una Ciencia indeterministas'), varios otros
aspectos del problema del tiempo se tratan en los capítulos consecutivos de
esta Parte. Incluyen, por ejemplo, la sustitución de la idea original,
macrofísico de un sistema de referencia inercial con un nuevo concepto
válido dentro y fuera de la teoría de Einstein quantwn. Más tarde, se atacan
los problemas específicos planteados por el tiempo cuántico. Estos
problemas consisten en el nuevo estado del tiempo-simetría y la hora en la
realidad.
Eso sería razonable esperar que los representantes de la mayoría racional, la
ciencia empírica (Le., la física teórica, a veces llamado, o incluso 'filosofía
natural', '' las matemáticas aplicadas por los usuarios de la Reina Inglés)
INTRODUCCIÓN 17

haría referencia al problema de la medición de la misma manera. Ellos no. Los


nombres alemanes de los autores de la monografía francesa en el problema
(Interna-cional) de medida prefieren referirse a ella como 'La Teoría de la Ob-
servación de la mecánica cuántica'. Pauli y después, von Weizsäcker introdujo
una terminología propia: 'El problema de la Objectifiability en la mecánica
cuántica'. Voy a seguir con la terminología 'objectifiability',a falta de mieux. El
nuevo giro en este problema vital, mensural es probablemente derivable de
incertidumbre de Heisenberg, que desterró mediciones afilados simultáneas de
muchos pares de vital importancia, 'conjugado' cantidades, por ejemplo, la
posición de los vectores y / o la cantidad de movimiento de una partícula
pequeña, al mismo tiempo. Sino toda una nueva filosofía, co-escrito por N. Bohr
y Heisenberg W., ha surgido alguna manera en relación con el principio de
incertidumbre. Para mí, esta filosofía parece indignante y no me sorprende en
absoluto que el nombre de esta filosofía es geográfica, en lugar de ser humano:
'la interpretación de Copenhague'. La ciudad danesa tiene una historia ilustre,
humano y no imperialista. Pero los defensores de la validez universal de la
interpretación de Copenhague representan una política imperialista en la
República científica. Ni que decir tiene, algunos de sus seguidores, por
ejemplo,L. Rosenfeld, fue aún más lejos.
Dado que estamos interesados en las implicaciones filosóficas de las
principales teorías de las mediciones cuánticas, no tenemos que preocuparnos
seriamente acerca de las paradojas físicas que probablemente han mantenido
físicos profesionales preocupados. Por lo tanto, la imposibilidad de mediciones
afilados, simultáneas de cantidades conjugados, por ejemplo, posición y el
momento lineal o tiempo y energía a menudo se ha interpretado como el
ontológico (en lugar de epistemológico) afirmar que una partícula cuya posición
ha sido 'fuertemente' medido, no tiene impulso: No es ni en reposo, ni en un
estado de movimiento en cualquier dirección y con cualquier velocidad. A la
inversa,Siel impulso de una partícula ha sido fuertemente medido, entonces no
tiene posición, es nada. Este es el caso de los fotones, cuya velocidad ha
preocupado a los científicos desde que Michelson mide, hasta que la relatividad
especial de Einstein proporciona un alivio para ellos. Desde un punto de vista
filosófico, las partículas tratadas en teorías cuánticos no son individuos, ya que
han subido a la cuarta rango lógico. Pero es defmitely de interés filosófico, si las
partículas como los fotones existen en absoluto. Negar esto sería necedad
ontológica, ya que los fotones pueden ser contados. Negando nuestra capacidad
de saber nada acerca de los fotones sería un desastre Epistemo-lógico. Varios
científicos han tratado de remediar el desastre de la interpretación de
Copenhague mediante la liberalización de los puntos de vista relevantes
propuestas en Copenhague. A partir de una revisión crítica, He llegado a la
conclusión de que fuimos en la dirección correcta, pero no son suficientes. Con el
tiempo, voy a tratar de explicar
18 INTRODUCCIÓN

los principales implicaciones epistemológicas y ontológicas de un Quantum


medición aceptable.
se denominarán Estas implicaciones de dos veces, respectivamente,
empirista epis-temological y empirista realismo ontológico. La posición de
realismo epistemológico empirista en la filosofía de un conjunto de teorías
científicas trata de la afirmación de que estas teorías proporcionan
conocimiento científico (Le., La información socialmente relevante) apoyado
adecuadamente por la evidencia disponible, observacional y verificable
públicamente sobre independiente del observador, aunque observable , las
entidades tratan en estas teorías. El conjunto de entidades independiente del
observador que se hace referencia en las teorías anteriormente mencionadas
incluye la clase de todas, las regiones finitas espacio-temporales, los estados
cuánticos que prevalecen en estas regiones,EnAdemás de estas tres capas
consecutivas de la realidad física, realismo epistemológico empirista afirma
también la disponibilidad de información científica sobre las partículas
independiente del observador, representada por los eigen-valores de los
operadores-pación de números occu pertinentes, además de varias
propiedades físicas como la carga eléctrica , resto-masa y espín atribuible a
estas partículas. En aras de la consistencia y la libertad de antinomias, cinco
filas lógicos consecutivos tienen que ser asignados, respectivamente, a la
clase de regiones espacio-temporales, seguido por la clase de estados
cuánticos, que a su vez conduce a la clase de los operadores; entonces la
clase de eigen-valores de los operadores de número de ocupación y fmally
las propiedades cognitivamente accesibles de las partículas correspondientes
a estos eigen-valores.
Llegamos así a cinco niveles de entidades físicas cognoscibles. Sólo el primer
nivel consta de los individuos, los otros cuatro niveles están formados por las
clases de varios rangos lógicos. La afirmación epistemológica que todos estos
estratos están dentro del alcance del conocimiento científico puede ser
clasificado como un realismo anti-nominalista epistemológico empirista. Del
mismo modo, la afirmación de que todos estos cinco tipos de entidades son
independiente del observador y existe entra en la categoría de un empírico, el
realismo ontológico y anti-nominalista. Anti-nominalistas de cualquier
denominación se refieren a menudo como variedades de platónicos. Sin embargo,
la etiqueta platónica es muy engañoso, debido a la connotación de entidades idea,
o esencias, generalmente atribuidas al platonismo. Esto es por qué prefiero para
etiquetar mi posición como un realismo anti-nominalista empirista (ya sea de la
Epistemo-lógica o la variedad ontológica). El nominalismo utiliza para estar a la
moda hace unas décadas, tal vez porque fue defendida de manera conjunta por un
tiempo por el impresionante empresa de Goodman y Quine. Sin embargo, se dio
cuenta de Quine
INTRODUCCIÓN 19

lo insostenible de la posición nominalista incluso en la zona lógico-matemático.


Y Goodman afirmó entonces que la perspectiva anti-nominalista, que aún
etiquetado como platonismo, es "veneno".EsoPuede ser que la promoción de un
anti-nominalista, la posición empirista es un poco arriesgado, pero voy a tratar de
demostrar que esta versión de antinominalismo será válida y justificable. Los que
tienen miedo de los supuestos efectos tóxicos de una vista anti-nominalista
empirista tendrá que darse cuenta de que puede ser un poco arriesgado para
profesar la verdad en muchas áreas. No existe un enfoque de riesgo a prueba a la
verdad, ni en el FISCAL-ción de los criminales, ni en la interpretación, las
teorías científicas actuales.
La compleja cuestión de un realismo anti-nominalista ha sido, sigue siendo y,
probablemente, será discutido una y otra vez por los pensadores que están
interesados en estas áreas de la epistemología o la ontología. No voy a tratar de
explorar estos temas fuera de la epistemología y ontología de la ciencia física y,
más específicamente, del conjunto de teorías cuánticas disponibles en la
actualidad. Mi único obje-tivo será la presentación y evaluación de
lanuevoargumentos que supuestamente se pueden derivar de estas teorías en
apoyo de una posición anti-realista. Y mi conclusión reclamará la falacia de
todos estos argumentos.
En cualquier caso, tenemos que darnos cuenta de que la cuestión
aparentemente no filosófica de la naturaleza de quantal tiempo de medición
puede tener implicaciones significativas tanto de una naturaleza epistemológica y
ontológica. Esto vale también de los muchos enfoques alternativos para
mediciones cuánticas que no están orientados a tiempo. El objetivo principal de
los primeros cuatro capítulos de la Parte III es para disuadir a las minas estas
implicaciones filosóficas. Obviamente, esto podría lograrse sin explorar la
cuestión puramente científica suficiente y, en consecuencia, sin presentar varios
aspectos técnicos, o preferiblemente, varias características intrínsecas de
medición cuántica. No creo que el precio (de sumergirse en algunas discusiones
muy técnicas) es exorbitante, si el paso debe producir algunas ideas filosóficas.
Después de todo, la filosofía de la ciencia se habla acerca de la ciencia racional,
con el fin de obtener respuestas a las preguntas filosóficas. Si tenemos que hablar
de la ciencia a continuación, sin duda preferiría saber lo que estamos hablando.

A continuación, se presenta el tratamiento del problema de interpretación de


la filosofía de la física cuántica. La interpretación filosófica de cualquier teoría
em-pírica está obligado a hacer frente a ambos los fundamentos cognitivos de la
teoría y su alcance ontológico, es decir, la clase de entidades el conocimiento de
que se presta a la teoría. En el lenguaje tradicional, tanto en el Epistemo-lógica y
la relevancia ontológica de la teoría tienen que determinarse en una
interpretación válida.
Voy a tratar de demostrar que las muchas sugerencias constructivas hechas en
el
20 INTRODUCCIÓN

literatura relevante contribuye a restringir el anti-realista afirma inherente a la


interpretación de Copenhague, pero no pueden tratar adecuadamente con todas
estas afirmaciones. No hay ningún punto en el trato, en el contexto de mi trabajo,
con todo el problema del realismo frente al idealismo. Me limitaré a examinar el
directornuevoargumentos que se derivan con frecuencia de la física cuántica en
apoyo de la interpretación de Copenhague. La conclusión derivable de un análisis
crítico de estos argumentos serán los siguientes: todas estos argumentos,
examinadas conjuntamente, no debilitan la posición de un realismo
epistemológico y ontológico, en su versión empirista y anti-nominalista.
En general, los argumentos teóricos cuánticos que, aparentemente, tienden a
debilitar la alianza mencionada de fortalezas epistemológicas y ontológicas,
están relacionadas con lo siguiente, fmdings científicas:
(1) La dualidad de partículas y ondas, iniciado por la de Einstein, corpus
teoría cular de fotones, que aparentemente era compatible con la teoría
ondulatoria de las radiaciones electromagnéticas trazables a Fresnel y Maxwell,
se extendió por L.De Broglie y se convirtió en un aspecto dominante del
universo físico. El estándar, el argumento anti-realista, basado en la dualidad
partícula-onda, afirma que las entidades descritas y explicadas en las teorías
cuánticos, no podría existir, porque tendrían que ser a la vez corpuscular y
ondulatoria, lo cual es imposible. Por lo tanto, en la mayoría de los casos, una
partícula es fuertemente localizable mientras que la onda correspondiente sería
desplegarse en un volumen espacial, cuyo orden de magnitud es incompatible
con cualquier localización agudo y puede coincidir con la totalidad, el espacio
euclidiano.
(2) El principio de indeterminación o incertidumbre, que W. Heisenberg
logró hacer cierta y luego, en cooperación con N. Bohr, amplió en la filosofía
integral llamada la interpretación de Copenhague, es claramente anti-realista. A
pesar de esta limitación geográfica, las implicaciones anti-realistas de esta
filosofía son omnipresentes. Obviamente, no hay limitaciones geográficas se
aplican a mi intento de mostrar la falacia del argumento anti-realista desde el
principio de indeterminación.
(3) En su intento de proporcionar una sólida reestructuración, matemática de
la mecánica cuántica no relativista, von Neumann no defienden la interpretación
de Copenhague, pero tuvo éxito en probar un teorema intrigante, epistemológico,
que trata de la arbitrariedad de cambiar el 'corte' que separa el objeto medido
desde el conglomerado de medición. El conglomerado es por lo general con-
derán que implica la actividad de un observador consciente, humano. Esta es la
razón por el teorema de von Neumann es que se dice tiene implicaciones anti-
realistas. Esta afirmación no se reivindica en mi discusión, pero la capacidad de
'probar' un nivel epistemológico, sin embargo, se le atribuye a von Neumann. Eso
quizas el
INTRODUCCIÓN 21

caso de que sólo él podría haber tenido éxito en hacer una fmding
demostrable válida, epistemológico.
(4) El nuevo papel de los conceptos probabilísticos en todas las teorías
cuánticas menudo ha sido visto como incompatible con el realismo filosófico. El
uso del cálculo de probabilidades en los esfuerzos empíricos no es nuevo, ya que
hace cuatro siglos, Blaise Pascal lo había inventado, con el fin de ayudar a un
amigo mala suerte, que pueden
han sido un jugador compulsivo (Chevalier de Mere). El cálculo, razonablemente
establecido por la familia suiza de la Bemoullis, ha mantenido la invasión, las
teorías científicas estratégicas, como la genética, la termodinámica y la mecánica
estadística.
Pero el papel cuántica del cálculo probabilístico ha sido nuevo de una
manera clara, no controversial. La novedad fue a menudo interpretado como
incompatible con epistemológico y / o realismo ontológico.
(5) Por primera vez, en la historia de las ciencias empíricas, nuevos
formalismos lógicos, no ortodoxos se han asociado con la mecánica cuántica no
relativista. Estos nuevos formalismos tienen sus raíces en las versiones no
clásicos de la teoría lógica más fundamental,verbigracia.el cálculo proposicional.
Holandeses neo-intuicionistas Brouwer y Heyting ya han probado estas
innovaciones en sus intentos de obtener, una base más segura para el montaje de
todas las teorías matemáticas. Al parecer, sintieron que las bases '' logicista,
abonen en Frege, Russell y Whitehead, eran inadecuadas. También rechazaron
las fundaciones 'formalistas' establecidos por Bemays y Hilbert. Los matemáticos
holandeses podrían haber reclamado el apoyo de un poco antes del matemático
ruso, Kolmogorov (cuyo documento, publicado en ruso,
se descubrió mucho más tarde por un americano, A. Iglesia, que sabía más
que nadie en esta zona). Sin embargo, un formalismo lógico poco ortodoxo,
supuestamente
encajar en o requerido por una teoría empírica, fue sugerida por primera vez en
la historia de von Neumann (de nuevo, su nombre). Un contorno de su no-
ortodoxa, el cálculo proposicional, se encuentra en tres o cuatro páginas de su
tratado de 1932 [Mathematische Grundlagen der Quantenmechanik]. Esoa
continuación, fue elaborado sobre en un esfuerzo conjunto de G. Birkhoff y von
Neumann y continuada por muchos estudiosos interesados en los fundamentos
de las teorías cuánticas (por ejemplo, Paulette Fevrier, Hans Reichenbach, Joseph
Jauch y J. Zeman). Si se requiere una 'lógica empírica' de dar sentido a las teorías
cuánticas empíricos, a continuación, un argumento anti-realista sin duda se
convertiría convincente.
Ni que decir tiene, la importancia estratégica de las teorías cuánticas en la
ciencia contem-poral más merece una investigación filosófica autónoma, en lugar
de la función subsidiaria asignado a su adecuación a los problemas en las
articulaciones de tiempo y la causalidad. En este contexto restringido, he tratado
de evitar algunos de los temas de riesgo, incluso Si que son potencialmente
relevantes: por lo tanto, he dejado el tratamiento de
22 INTRODUCCIÓN

las sub-partículas llamadas 'quarks' a algunos estudiosos más jóvenes, que


pueden vivir el tiempo suficiente para proporcionar un tratamiento seguro de
estas entidades intrigantes que al parecer se han diseminado de Pasadena,
California, para varios países, a ambos lados de la cortina de hierro (y,
posiblemente, en la parte superior complicado de la cortina, donde podrían
encontrarse algunos estudiosos 'no alineados'). Nadie puede dudar de la
magnitud del impacto filosófico de la ciencia cuántica, Siél sólo lee la
inscripción: "El Señor no juega a los dados", grabado en el Instituto de
Estudios Avanzados de Princeton sugerido por Albert Einstein. En este caso,
de nuevo, tenemos la ventaja de la retrospectiva, y ahora nos damos cuenta
de que su declaración teológica es erróneo. Pero los errores de Einstein son
aún más importantes que las verdades descubiertas por otros estudiosos. (Por
lo tanto, quienes están de acuerdo con su inscripción tuvieron que esconderse
y hacer las 'variables ocultas' responsable de la aparición supuestamente
engañosa de la ruptura del determinismo. El dispositivo de ocultación
recuerda varios nombres respetables, por ejemplo, Bohm y Vigier.)
En realidad, no hay nada más reconfortante para gente como yo, que se
atreven a comentar los puntos de vista de Einstein y muchos otros científicos
principales que ya no están con nosotros, como N. Bohr, W. Pauli o M.
Planck - que el otro, de Einstein leyenda, grabada en el Instituto: "el Señor es
sutil, pero Él no es maliciosa." Humildemente espero que la tolerancia divina
se concede no sólo para los científicos que han mantenido el descubrimiento
de algunas leyes complicadas, naturales, sino también a mis colegas filósofos
que intentan, a la medida de sus posibilidades, para resolver el problema de
algo menos complicado, que trata de la significado, el alcance y la
justificación de las leyes naturales descubiertas por los científicos naturales.
Un axiomatización alternativa de la teoría relativista del espacio-tiempo es se
describe en 'la relatividad y el átomo'. El único término no definido es 'colisión
connectibility' interpretado como la posibilidad de que dos puntos
universalesUN y segundo pueden ser los lugares no simultáneas de una y la
misma partícula de tal manera que otra partícula podría haber colisionado con el
anterior en ambos puntos universales
A y SEGUNDO. 'La posibilidad de una colisión de algunas partículas C con
una partícula RE'se interpreta como el reclamo válido que ninguna ley
natural sería violado si tal colisión debe ocurrir realmente. La elección de
una relación simétrica entre los puntos mundo hace posible defme un marco
generalizado, inercial de referencia en términos que son significativos en los
tres niveles de extensión espacio-temporal (microphysical, física macro y
cosmológica). La simetría de la relación se elige con el fin de evitar cualquier
compromiso sobre la simetría, o la paridad de tiempo universal.
Los comentarios detallados sobre la propuesta axiomatization establecen
la derivabilidad del grupo de transformaciones de Lorentz de espacio-
temporales coordina sin levantar la objeción a los cuales varios axiomático
existente
INTRODUCCIÓN 23

sistemas que tiendan a asegurar la validez del grupo de Lorentz están abiertas.
Tales derivaciones han sido intentada por el propio Einstein, y luego por Amplio,
Caratheodory, Pauli, Fock, Robb, Stiegler, von Ignatovsky, Frank y Rothe, y
Reichenbach. La característica desconcertante de la mayoría de estos intentos es
su esfuerzo para derivar el grupo de Lorentz de las leyes que gobiernan la
propagación de la luz, es decir, en el fondo, a partir de ecuaciones
electromagnéticas de Maxwell. Sin embargo, la imposibilidad de tal derivación
es mostrado por un conocido, hallazgo teoría de grupos, a menudo llamado
'teorema de Bateman', aunque no sólo, sino también Bateman Cunningham
estaba involucrado. Este 1910 teorema demuestra que las ecuaciones de Maxwell
son invariantes bajo dos grupos de transformaciones, a saber. el grupo de Lorentz
lineal y otro grupo no lineal,. 1925 revisión de H. H. Weyl La monografía de
Reichenbach, publicado en 1924, muestra exactamente las limitaciones
intrínsecas de un enfoque puramente electrodinámica al problema ofaxio-
matizing la teoría del espacio-tiempo, inherente a la relatividad especial de
Einstein y algo re-formulado por H. Minkowski que prefirió recurrir a la lenguaje
de las matemáticas puras. comentario crítico de Weyl no mantener el grupo de los
eruditos mencionados de confiar en el enfoque electro-magnética. Por lo tanto,
incluso C. Caratheodory, aunque muy familiarizado con el teorema de Bateman,
fue movido por algunas razones propias, a abrazar el enfoque electro-magnética -
para el deleite de Albert Einstein. Este físico puede haber sido estrechamente
asociado con H. Reichenbach, pero preferido presentar sólo el resultado
Caratheodory a la Academia de Ciencias de Prusia.

Varios acuerdo de otras cuestiones con la relevancia del teorema de TCP a


tem-poral simetría, la, en particular, todas las Lorentz-invariantes, como masa en
reposo, la carga eléctrica bastante integral, en lugar de la imagen fragmentaria de
la realidad física, proporcionada por la relatividad especial ( , el tiempo de la
semejanza o espacio-semejanza de Minkowski-intervalos, etc., son características
independiente del observador, intrínsecos de la realidad phy-SICAL). También
hay restricciones significativas sobre el desglose cuántica del determinismo
estricto, ya que esta interrupción sólo afecta a la naturaleza determinista de
algunos procesos físicos, pero conserva la naturaleza determinista, exactamente
antes de la predecible de una extensa clase de otros procesos. Así,
24 INTRODUCCIÓN

conjunto apropiado de cantidades medibles. Hay otra manera de hablar


desconcertante utilizado en las teorías físicas actuales, a saber. la charla sobre
los pro-cesos 'virtuales' en el que se suspenden las leyes de conservación. En
mi opinión, hay poca virtud teórica en la charla virtual. En las teorías de más
edad, el adjetivo 'virtual' se utiliza a veces como una forma auxiliar de
referirse, en principios variacionales de muchas teorías físicas (por ejemplo,
el principio de acción lo menos), a 'desplazamientos virtuales', etc. En una
etapa posterior, riguroso -matemático para formulacio- de principios
variacionales han puesto a disposición debido a la aparición y crecimiento de
Análisis funcional. Con suerte, un reemplazo similares, no problemática se
encontrará para otras referencias a procesos 'virtuales'.
Capítulos IV y V de la Parte III acuerdo con la dirección, o flecha del tiempo
- o correspondientemente, con la simetría y la paridad de tiempo. Este problema
ya ha sido parcialmente explorada en el Capítulo 7 del Volumen YO.Aún más
placer-ment es imprescindible, tanto por la relevancia de los muchos fmdings
acabo de mencionar y de muchos otros, que son igualmente relevantes. Por lo
tanto, el problema de la reversibilidad de la evolución orgánica es científicamente
y phi-losophically importante. La pregunta es si nuestra humana, tripartita clasi-
ficación de todos los eventos mentales y físicos en los que pertenecen al pasado,
o aquellos que se incluyen en algunos razonablemente extendida (no puntuales)
presente, o aquellos que se producirá en el futuro, es basado en un objetivo, un
significado independiente del observador de la idea de la sucesión temporal? Este
sería el caso si el tiempo fuera anisotrópico. Pero si el tiempo es isotrópico,
simétrico, entonces tendríamos que asumir que el proceso evolutivo de la vida
terrestre fue de alguna manera comenzó, tal vez 2 a 3 mil millones de años atrás,
b' Y alguna aparición accidental de la vida primitiva causada ya sea por procesos
químicos terrestres, o por el incidente de algunas entidades vivientes
extraterrestres en una fase temprana de nuestra historia planetaria. La cuestión del
origen de la vida terrestre no importa aquí. Esobien puede ser que alguna
condición atmosférica que prevalece en esta primera etapa de la historia terrestre
(tal vez sólo el tipo de condición, una vez asumida por Urey) era propicio para la
aparición de la vida en la tierra. Nuestro problema es si las leyes que rigen la
evolución terrestre, orgánico son el tiempo-reversible. En otras palabras, nos
preguntamos si una etapa inicial de la vida, en algún otro cuerpo celeste similar a
la etapa terrestre, sino que implica
a invierte la orientación temporal, habría dado lugar a un largo proceso, la
evolución temporal orientada no de nuestro pasado hacia nuestro futuro, pero a
partir de su pasado (nuestro futuro) hacia su futuro (nuestro pasado)? La
pregunta parece muy especulativa, pero, sin embargo, que sí admite una
respuesta sencilla. El único factor decisivo que provocó una larga acumulación
de muy pequeña
INTRODUCCIÓN 25

los cambios causados por la selección natural y la supervivencia del más


apto se dis-cubiertos por el científico holandés, de Vries. Él encontró que
'mutaciones' corresponden a pequeños cambios de Darwin. Algunas décadas
después las longitudes de la evolución darwiniana se determinaron por dos
científicos británicos, Sir RA Fisher y JBS Haldane, que calculan la duración
del proceso evolutivo en términos de 2 mil millones a 3 mil millones de
años. El problema de la reversibilidad de la evolución asciende a la
reversibilidad de las 'mutaciones'. Ahora sabemos que las moléculas
llamadas genes desempeñan una función única, fundamental, a saber. que
transmiten la información genética. Y la teoría de la información, que.
También se originó hace tan sólo unas décadas, se ha alcanzado la mayoría
de edad: la información resultó ser entropía negativa. Y, contrariamente a la
supuesta irreversibilidad de los cambios entrópicos,
Sin embargo, el problema de la reversibilidad de la evolución explica
significativamente por sólo una característica desconcertante de tiempo-simetría.
Al analizar las principales teorías de la ciencia física, nos daremos cuenta, desde
el principio, que este problema no es autónomo. Por lo tanto, ya en el caso de la
mecánica de Newton expresables en las leyes del movimiento, la segunda Ley, lo
que equivale a la fuerza que actúa sobre un cuerpo segundo con el producto de la
masa por la aceleración de la SEGUNDO,la fuerza puede sufrir cambios
irreversibles en el tiempo. Por lo tanto, las soluciones de las ecuaciones de
Newton que violan la simetría de tiempo pueden ser y han sido encontrados. El
punto es que no hay ninguna evidencia que apoya la existencia de tales fuerzas
problemáticos. Cuando se procede de Newton a Maxwell, la inversión de la
duración temporal (Le., La sustitución de-t para + T)tiene que estar asociado con
cambios en la dirección de algunos magnitudes electromagnéticas, con el fin de
mostrar la naturaleza en tiempo simétrica de la Teoría de Maxwell. Luego llega el
turno de la termodinámica, ya sea fenomenológica o estadística. Después de
muchas décadas de ideas falsas, las dos versiones resultaron ser mucho tiempo
simétrica. El resultado eventual se obtuvo sólo a través de la cooperación de
muchos investigadores principales. Boltzmann (y su H-teorema)participaron,
además de Gibbs, Zermelo, CaratModory y Khinchin (por nombrar sólo algunos).
El hecho de que los matemáticos de la talla de CaratModory, Khinchin y Zermelo
estaban involucrados es importante porque ilustra la complejidad matemática del
problema. falta de comprensión de la situación de Eddington no es significativo,
26 INTRODUCCIÓN

pero muy desconcertante hecho. Tal como desconcertante como la incapacidad


de E. Mach que aguantar con la relatividad especial de Einstein, aunque avance
de Einstein no podría haber ocurrido, tenía los análisis conceptuales de
MachCiencia de la Mecánicano ha estado disponible para él. Nada menos que el
H. Weyl ha declarado que la propagación irreversible de la luz emitida por una
fuente puntual proporciona tiempo con una flecha. Sin embargo, Weyl, cuya
matemática dominio de la relatividad era insuperable (incluyendo presentación
matemática de Eddington de la teoría de Einstein), fue aparentemente sin darse
cuenta del hecho de que el propio Einstein estableció la reversibilidad de las
radiaciones electromagnéticas generadas por una fuente puntual ya en 1910 (a
saber, . mediante el uso de su imagen corpuscular de la luz).
La aparición de las teorías cuánticas ha comenzado 'un nuevo comienzo'
para la concepción científica en general, incluyendo el problema del tiempo-
simetría. El 'principio' de esta rama de la ciencia comenzó con el inicio de
nuestro siglo. Ningún fin está a la vista. Tampoco era la principal cuestión la
naturaleza del tiempo. Las ideas epistemológicas y ontológicas más
fundamentales de la suma total de las ciencias empíricas habían sido
cuestionados: el papel del observador consciente, la existencia independiente
del observador y la naturaleza del universo, el significado de la realidad
física, la validez de la perspectiva espacio-temporal - todas estas ideas
seculares se han visto afectadas por la secuencia interminable de teorías cada
vez más sofisticados, cuánticos. Todo lo que podía hacer en los capítulos que
tratan de la 'flecha del tiempo' es examinar críticamente los más
significativos, contribu-ciones existentes, sin olvidar los inicios de la física
cuántica, sino más bien haciendo hincapié en las investigaciones más
recientes, incluyendo algunos trabajos publicados en 1976. Durante las
últimas décadas, las teorías cuánticas mantenían multiplicando, pasando de
un no-relativista a una etapa relativista, de primera cuantificación para
segunda cuantificación, de la física de baja energía a la física de alta energía,
de cosmo-lógica o teorías cuánticos astrofísicas, a los que tratan de tamaño
estándar, los objetos físicos macro que de alguna manera se comportan de
manera cuánticos, por ejemplo, en los casos de la superconductividad, a
moléculas, a los átomos, a las partículas elementales. Al-aunque ahora hay
alguna promesa de pasar de las partículas elementales a las sub-partículas, no
podía permitirse el lujo moviendo a esta tierra prometida. No voy a enumerar
aquí los nombres de los muchos investigadores, científicos o filósofos de las
ciencias que han contribuido significativamente a la cuestión central. Yo
intento de formular una solución tentativa y que presente una cantidad
razonable de evidencia apoyan-ing.Eso sería poco realista esperar nada 'final'
en el flujo temporal de la investigación y la publicación pertinente.
Las características, tratados de forma consecutiva, en los capítulos I a VI
de la parte IV se refieren a la medición del tiempo, a su estado ontológico, su
realidad, su naturaleza causal, su simetría, y su psicología. En se trata de
temporal
INTRODUCCIÓN 27

medición, que tenía que hacer referencia a la discusión posterior de la teoría


pionero de von Neumann de mediciones cuánticos dentro de la mecánica
cuántica no relativista incluidas tanto la insuficiencia y la evolución exitosa en
teorías cuánticas posteriores. Las características más esenciales de medición
temporal incluyen la relevancia de consideraciones causales, tanto
determinísticos y en determinista, a cualquier medición de tiempo. Del mismo
modo, la interdependencia de las mediciones temporales y espaciales y el
impacto de la relatividad especial pueden ser atendidos en esta coyuntura. Esto se
aplica también al aspecto epistemológicamente crucial de la medición de
cualquier magnitud que es capaz de variaciones continuas y, por lo tanto, implica
idealizaciones. En el pre-relativista, el tiempo de Newton, se interpretará como
un continuo unidimensional que consiste en instantes puntuales que no son
observables en principio. En el tiempo de Einstein relativista, se fusionó con la
euclidiana, el espacio tridimensional en un continuo de cuatro dimensiones
pseudoeuclidiano llamado 'mundo de Minkowski', los instantes puntuales son
reemplazados por puntos universales, que todavía no son observables en
principio. Hasta cierto punto, los instantes de pre-relativistas han sobrevivido a la
fusión relativista, a saber. en lo que llegó a ser llamado 'momento adecuado'. En
cualquier caso, la imposibilidad de observación esencial de las idealizaciones
temporales, independientemente de si son interpretados como instantes o puntos
universales, permanece y, obvia-mente, implica la unverifiability esencial,
empírica de cualquier declaración no tautológicas sobre aquellos sin extensión,
entidades idealizadas .

Esto plantea una seria dificultad desde el punto de vista de la 'verificabilidad


teoría del significado', una vez formuladas por los proponentes estadounidenses
principales de la filosofía pragmática y luego redescubierto milagrosamente por
un pensador vienés Ludwig Wittgenstein, el autor tardío de un tratado todavía
más influyente [Tractatus Logico-Philosophicus] , que consiste, en su mayor
parte, de sólo seis proposiciones (además de varios comentarios sobre algunas de
estas proposiciones y algunos comentarios más adicionales en estos comentarios
primarios). En un trabajo anterior mío He tratado de mostrar lo insostenible de la
pragmática y / o de la teoría neo-positivista del significado. Sin embargo, en el
contexto de la Parte N, estoy tratando de hacerse cargo de esta dificultad
proponiendo un enfoque alternativo 'fmitist' al problema de la medición de las
cantidades continuas.
Como cuestión de hecho, un intento de superar las dificultades
epistemológicas inherentes en el uso científico de idealizaciones ya estaba hecha
de muchas décadas atrás por un pensador más prominente, que, en otro tiempo,
tomó la decisión heroica de Cambridge, Inglaterra a Cambridge, Massachusetts.
En los primeros años veinte AN Whitehead publicado algunos volúmenes,
destacando su 'Método de Amplia abstracción', que probablemente destinado a
ser una secuela de la monumental Principia Mathematica que escribió con
Bertrand Russell en
28 INTRODUCCIÓN

1910-1912. Como de costumbre, una descripción clara del método de


Whitehead se encuentra en un trabajo posterior, publicado por otro experto,
CD amplio,El pensamiento científico, de 1927.
La necesidad de sustituir el enfoque whiteheadiana con una alternativa, el
enfoque fmitist puede demostrarse fácilmente: Whitehead simplemente ha
reemplazado las idealizaciones clásicas de entidades no observables, como
instantes o puntos universales, con algo de neo · idealizaciones clásicos,
principalmente los conjuntos infmite de secuencias infmite de intervalos de
tiempo fmite, o regiones espacio-temporales, en el bajo de pie que, desde el
punto de vista clásico, se dijo estas secuencias a converger a instantes o
puntos universales. No hay ningún círculo vicioso en el método neoclásico
de Whitehead de la abstracción extensiva. Y la circum-postura que es
partidario de una "ontología evento mediante la promoción de la clase
detodaseventos en el rango del universo científico del discurso no es
decisiva, ya que es posible reformular esta ontología en términos de un
universo espacio-temporal del discurso. El problema es que Whitehead
reemplazó un conjunto de idealizaciones de edad avanzada con un conjunto
de idealizaciones algo más jóvenes. Por supuesto, la edad es sólo un número,
como mis amigos más jóvenes a menudo me dicen. Sin embargo, la edad
'más joven' de idealizaciones de Whitehead tampoco elimina de la difícil
situación de ser idealizaciones. Y idealizaciones son sospechosas, dentro y
fuera de la ciencia. El enfoque fmitist a la medición del tiempo, se indica en
el Capítulo I de la parte IV se encuentra menos sospechoso.
El tema del Capítulo II de la Parte IV es el estatus ontológico de tiempo.
Yo prefiero el adjetivo 'ontológico' al adjetivo bastante sinónimo de
'metafísico' de alguna manera ya que este último tiene una connotación
peyorativa. Y la reivindicación principal del capítulo II es mucho más
dependen en gran medida el contenido del Volumen II que es el
capítuloYO.El punto es que estoy tomando en serio una idea que se originó
con un joven caballero británico que, en otro tiempo, escribió una carta muy
molesto a una, colega alemán más antiguo de su, G. Frege. El caballero
británico, Bertrand Russell, posteriormente descubrió la 'teoría ramificada de
tipos lógicos' con el fin de superar la dificultad transmitido en su carta a
Frege. Cuando admito tomando la teoría lógica de tipos en serio, estoy
afirmando que mi compromiso con la correspondencia en la teoría, y no sólo
con respecto al significado de la verdad, que fue mostrado por Tarski ser más
o menos sinónimo de correspondencia con los hechos (o estados de cosas) .
La teoría lógica de tipos como se aplica a cualquier idioma L implica una
estratificación de las expresiones de L.Una correspondencia-vista de la teoría
de los tipos viene a la afirmación de que las expresiones de varios tipos
corresponden a (o denotan) entidades de varios tipos. En consecuencia, una
estratificación de denotacional expres-nes implica una estratificación de las
entidades que denotan (o de sus referentes).
INTRODUCCIÓN 29

No hay necesidad, en la actualidad, que molestarse con el tipo de teoría


incómodamente ramificada creado por Russell. Fue entonces 'simplificada' tanto
por su compañero Inglés-hombre Ramsey, y tanto de forma independiente y de
manera similar, por mi paisano, Frisch: a su vez, la teoría Frisch-Ramsey de tipos
se ha visto afectada por fmding de N. Wiener que las relaciones pueden ser
definidos en términos de clases. Como ya se ha mencionado, esto permitió tanto
Gödel y Tarski para simplificar aún más la teoría de los tipos lógicos. Su tipo
teoría ha sido algo mejorada por Quine, quien utilizó sus fmdings acumulados
para delinear una 'teoría acumulativo de los tipos'. Algunos formalismos libre de
tipo no sufren de antinomias russelliana también se han elaborado. Sin embargo,
la libertad siempre es caro, y el precio de los formalismos libre de tipo resultó ser
exorbitante.en el contexto de mi investigación.
Por lo tanto, el estado ontológico de tiempo, como interpretarse enel marco de
la teoría de Gödel-Tarski de tipos, coincide con el rango de tiempo en su
jerarquía de clases. Algunos filósofos han afirmado que la asignación de un rango
en esta jerarquía a cualquier conjunto de entidades es una cuestión de gusto. Por
lo tanto, los números naturales tienen rango 1 en el enfoque Bernays-Hilbert a
fundamentos de las matemáticas, pero su rango es 3 en lugar de 1 en el
tratamiento Russell-Whitehead del mismo tema. La arbitrariedad o la libertad de
elección ha sido llamado 'la relatividad ontológica' por Quine. En diversos
capítulos del Volumen II, se muestra que no existe tal libertad enla zona empírico
de las ciencias físicas y que el papel de los individuos tiene que ser asignado
exclusivamente a todos los habitantes del mundo observables de Minkowski, es
decir, a todas las regiones fmite espacio-temporales.

En la psicología, y otros estudios que se ocupan de entidades mentales, el


papel del tiempo es evidente, pero el papel del espacio es dudosa. Sin embargo, si
hacemos caso omiso de los estudios inexistentes de mentes sin cuerpo, es
razonable asociar con las dimensiones temporales de las entidades mentales de
una persona, la ubicación espacial simultánea de su (o ella) el cuerpo o el
cerebro, o una más específica parte del cerebro de alguna manera correlacionada
con el evento mental. De esta manera un tanto artificial, el universo espacio-
temporal del discurso podría dar cabida a todas las ciencias empíricas, físicos,
psicológicos o mixtos. Si alguien no le gusta la artificialidad de un universo
espacio-temporal del discurso de la charla psicológica, entonces él puede señalar
el momento adecuado '' lo que un físico llamadas y promoverlo al rango de
universo específico del discurso de la charla psicológica.

Las razones para la identificación del universo de discurso de cualquier


lenguaje capaz de expresar todas las ciencias empíricas disponibles son
complejos y numer-ous. Se enumeran y describen la Parte IV del Volumen II. Sin
embargo, el principal

30

INTRODUCCIÓN

argumento que apoya mi promoción del monopolio espacio-temporal puede


ser
limitado a precisar. En última instancia, toda la evidencia empírica que
apoya cualquier teoría científica, sin embargo técnica y sofisticada, debe
expresarse en alguna 'lenguaje ordinario' con un universo de discurso común
a este idioma y para todas las teorías científicas actualmente disponibles. Un
examen más detallado, sólo el universo espacio-temporal del discurso
satisface el requisito. Por ejemplo, en la relatividad general, el universo de
discurso es claramente espacio-temporal, ya que las partículas de material se
tratan como singularidades de las líneas geodésicas en algunos no euclidiana
espacio-tiempo. En el capítulo III del título IV, la realidad del tiempo se
explora. Pero la esencia de la afirmación de la realidad temporal puede
establecerse en unas pocas frases. Sólo los objetos que existen en el sentido
lógico pueden ser reales. El sentido lógico de la existencia se explica en una
parte elemental de la lógica: el predicado-cálculo, o el cálculo
cuantificacional, que presupone sólo el cálculo de proposiciones. 'Existe un
objeto con la propiedadPAG' puede interpretarse como equivalente a la
declaración: 'Eso No se trata de que cada objeto carece de la propiedad
PAG'.No todos los objetos existentes son reales. demostrable existen números
naturales, pero que no son reales. Para ser real, un objeto tiene tanto a existir
y ser observable en principio. aquí'X es observable en principio' significa que
ninguna ley natural sería violado si Xpasó a ser observado. Y, a 'observar un
objetoX' significa 'ya sea para administrar a percibir' X (Con el fin de
responder · algunas dudas sobre X) sin la ayuda de un instrumento (por
ejemplo, un microscopio o un telescopio) o para medir, o para obtener
información fiable sobre X por válidamente el cálculo de los resultados de
mediciones realizadas en Xposiblemente con la ayuda de algunos
instrumentos de observación que, además de los dispositivos de medición,
ampliar el alcance de la percepción sensorial. Por lo tanto, existen intervalos
temporales (o, de preferencia) intervalos de tiempo adecuado) realmente
porque son efectivamente medibles y cada uno de ellos tiene, evidentemente,
una propiedad-funda mental, a saber. una longitud específica. En Es decir,
intervalos de tiempo cuya longitud es lo segundo existo porque no es el caso
de que todo carece de la propiedad de una duración de 1 segundo.
El siguiente cuarto capítulo de la Parte IV, se ocupa de la naturaleza causal de
tiempo. Una vez más, se hace uso de las muchas implicaciones de la física
cuántica sobre el sentido y alcance de la causalidad. Esto fue discutido en detalle
anteriormente en el Volumen II y la posibilidad de comentar sobre la naturaleza
causal de tiempo en este capítulo proviene de la modificación de la causalidad
determinista, que ha hecho necesaria la aparición de la física cuántica. He
sugerido la reformulación de este principio como el de la causalidad
indeterminista y para derivar la teoría del tiempo universal del principio de
causalidad modificado.
Anelementary ejemplo de causalidad indeterminista es providedby

INTRODUCCIÓN 31

cambios perceptibles provocados por disminuciones mensurables de


temperatura. Así, si un vaso de agua se enfría por debajo del punto de
congelación, se congelará en la mayoría de los casos, y la caída de la
temperaturaT será considerado como la causa de la congelación F.Sin embargo,
el agua puede ser 'sobreenfriado' y fallan para congelar a pesar de la caída de
temperatura. Por lo tanto,T sólo es una causa indeterminista de la congelación T
porque la ocurrencia de T aumenta la probabilidad de la ocurrencia subsiguiente
de F, pero puede fallar para llevar F acerca de. En Es decir, el evento anterior mi
es una causa indeterminista del caso más tarde MI' si, y sólo si, la aparición más
temprana de mi aumenta la probabilidad de la posterior ocurrir-rencia de MI'.

Luego, en el Capítulo V, se esboza un análisis de la simetría del tiempo. Para


obtener una cuenta razonablemente completa de los principales aspectos del
problema del tiempo, es necesario discutir su simetría de una manera
preparatoria.
En términos generales, la afirmación de simetría temporal asciende a negar
cualquier diferencia intrínseca entre el pasado y el futuro. Heráclito dijo una vez
que "el camino hacia arriba y hacia abajo es la misma manera." La simetría de
tiempo se puede expresar de este modo griego-jónica de discurso negando que el
tiempo es una calle de sentido único.Enla jerga técnica de la ciencia y la filosofía
de la física, la simetría del tiempo también se conoce como el 'oftime isotropía' o
la 'invariancia de las leyes naturales a la inversión temporal'. Tanto el científico y
las implicaciones filosóficas de la simetría temporal son considerables. Por lo
tanto, si no hay una intrínseca ( 'ley-como' o 'nomológica') diferencia entre el
pasado y el futuro, entonces todos los puntos de vista religiosos que implican la
creación del universo por un Ser Supremo en algún momento en el pasado
tendría que haber reajustado a la falta de una diferencia intrínseca entre el pasado
y el futuro. No hay ningún punto en el cuestionamiento de la capacidad de las
religiones creacionistas para hacer el reajuste correspondiente: en el pasado, ya
han logrado adaptarse a la teoría darwiniana de la evolución orgánica. El presente
caso de tiempo-simetría no es más difícil que en el caso de la evolución. El
philosophi-camente cuestión importante es la necesidad de un nuevo reajuste, en
lugar de su viabilidad.
No es de extrañar que la bibliografía de las investigaciones sobre la simetría
del tiempo (o, en la jerga de Eddington, la falta de una 'flecha del tiempo') es
considerable, y, a veces obsoletas. Desde Clausius afirmó en el siglo pasado que
la energía del universo no aumenta ni disminuye, y hasta que la controversia
actual sobre las presuntas violaciónes de tiempo-simetría de los últimos hallazgos
en elemental de física de partículas, una legión de estudiosos mantuvo investigar
el tema.En 1976, Robert G. Sachs gentilmente me envió a dos de sus
reimpresiones tratar con las presuntas violaciónes de simetría temporal por el mal
comportamiento de
32 INTRODUCCIÓN

Ko mesones que se desintegran en un par de piones en una supuestamente


irreversible camino. El asunto complejo y ramificado de simetría temporal se
discutió en varias secciones de mi trabajo. En esta coyuntura, puede bastar con
mencionar una vía de aproximación se describe en la última sección de la parte
IV. La simetría de tiempo depende de la naturaleza de las leyes físicas
universales, y no en la ocurrencia de hechos particulares. Por lo tanto, incluso si
la teoría cosmológica del 'big bang' fuera válida, y la edad del universo se pudo
determinar, aproximadamente, haciendo referencia al dispositivo constante o
cualquier otro del Hubble, esta edad todavía constituyen un solo hecho, y no
ejemplifica una ley universal. Si yo puede utilizar una terminología trazable al
filósofo alemán Heinrich Rickert, entonces yo diría que la simetría del tiempo es
una 'nomológica', en lugar de una 'idiographic'issue.

En la actualidad, las teorías físicas prácticamente todos establecidos


razonablemente consisten en conjuntos de ecuaciones diferenciales ordinarias o
parciales que implican cuatro coordenadas espacio-temporal para resolver estas
ecuaciones. Las ecuaciones de la relatividad general son sólo un ejemplo de ello.
Se sabe que estas ecuaciones para ser invariante bajo la inversión del tiempo, es
decir, en términos generales, la sustitución de la variable de tiempo t de -tno
cambia la ecuación. En realidad, algunos otros cambios también están
involucrados y su naturaleza depende de la naturaleza de la teoría particular en
consideración. Esta situación(YO Es decir, la irrelevancia nomológica de la
dirección del tiempo) se afirmó de manera concisa en El carácter de la ley
físicapublicada por RP Feynman en 1965. Sin embargo, en la década siguiente,
muchos fmdings relevantes fueron hechas y una situación bastante confusa se
produjo. Algunos investigadores tolerante pueden sentir que la situación es
desesperada, pero no grave. Yo, por ejemplo, siento muy fuertemente que la
situación es grave, pero no desesperada. Encualquier caso, un aspecto importante
de la cuestión depende no sólo de las ecuaciones fundamentales, sino también en
el tipo de soluciones que se pueden encontrar para ellos. Resolver un sistema de
ecuaciones diferenciales parciales, por ejemplo, los de la teoría general de la
relatividad de Einstein, siempre ha sido una tarea más difícil, incluso si el libro de
un matemático excepcional,Cómo resolverlo [GRAMO.Polya] se hace uso de.
El físico matemático sofisticado tiene que asumir unas condiciones razonables
hecho de que son similares en lugar de ley similar (ideográfico, en lugar de
nomológica). Dependiendo de la naturaleza matemática de estas ecuaciones
fundamentales, las condiciones requeridas para sus soluciones pueden ser de un
tipo 'inicial', o un tipo 'límite' o, a veces., De un tipo 'asintótica' (por ejemplo, en
referencia a las condiciones que prevalecen ent =también). Mi referencia al factor
humano involucrado en la obtención de una solución válida a un conjunto de
ecuaciones fundamentales se simplifica. He mencionado los físicos matemáticos
sofisticados como las personas con más probabilidades de manejar con éxito el
desafío. quizas yo
INTRODUCCIÓN 33

También debería haber mencionado el hecho de que un matemático más


prominente, D. Hilbert, ha declarado una vez que la física es demasiado
difícil para un físico, un matemático sólo se debe hacer frente a los
problemas matemáticos pertinentes, y el exponente principal de la relatividad
general, H. Weyl , un matemático igualmente excepcional, no trató de
integrar EQUA-ciones diferenciales parciales de Einstein. Y un matemático
sin igual, J. von Neumann, estaba tan desconcertado por las complejidades
involucradas en la solución de ecuaciones diferenciales parciales que se
recomienda recurrir en estos casos a un super-humano demostrable,
dispositivo de prob-lem de resolución, a saber. un ordenador cuya variable
de control es capaz de una variación continua (Le., un análogo, en lugar de
un ordenador digital).
Afortunadamente, los sistemas de ecuaciones diferenciales parciales
resolver es una tarea humana. Y el hecho decisivo es que el científico éxito
frente a un problema tal puede prescindir de una computadora analógica y no
tiene que ser un físico o un matemático; A veces, basta con que él sea un
hombre de genio. Este fue el caso de K. Gödel, que tuvo éxito en la solución
de las ecuaciones diferenciales parciales de la relatividad general en 1949.
Su hallazgo comenzó una extraña secuencia de publicaciones académicas
cuyo contorno se presentará en este contexto, ya que esto puede ayudar a
prevenir futuras ocurrencias de secuencias similares.
(1) En su búsqueda de modelos cosmológicos que mostrará la rotación, Godel
descubrió una métrica que satisface las ecuaciones de Einstein con una constante
cosmológica no nula. Godel enumeró muchas propiedades notables de su
solución, incluyendo el hecho de que su métrica permitió curvas cerradas, como
en tiempo. Este último hecho implica que un viajero en una nave espacial,
gastando una cantidad suficiente de energía para viajar por todo el universo,
puede volver a su pasado, pero ese tipo de viajes
tomaría un tiempo comparable a la edad del universo y requieren una
cantidad corres pondiente-de energía. Sin embargo, en su papel, Godel no
indicó si se consideraba en caída libre observadores y si se puede describir
curvas temporales (que sería geodésicas en su caso).
(2) En un artículo publicado en el Actas de la Academia Nacional de
Ciencias en 1961, S. Chandrasekhar y James P. Wright integrados de forma
explícita las geodésicas en tiempo como en métrica de Godel y mostraron que no
existen tales curvas cerradas. De hecho, el documento admite la existencia de
cerrado, el tiempo-como
curvas en el universo delian Go pero muestra que tales curvas no son
geodésicas (es decir, más corta, o, preferiblemente, curvas extremales en
espacios no euclidianas). El significado del fracaso de una curva a ser una
línea geodésica es debido a la circum-postura de que en. La relatividad
general (axiomáticamente en los primeros artículos de Einstein, y,
evidentemente, sobre la base de las ecuaciones de Einstein, de acuerdo con
un resultado obtenido por Fock en una fecha algo más tarde), las partículas
de material son
34 INTRODUCCIÓN

interpretarse como singularidades en geodésicas. Por lo tanto, ninguna nave


espacial podría viajar a lo largo de una curva cerrada, en tiempo como en un
universo Gödeliana. Por lo tanto, la paradoja problemática de Godel
desaparece por completo. En otras palabras, ellos mostraron que los
observadores en caída libre (es decir, los observadores no gastar ninguna
energía) no pueden regresar a su pasado. James P. Wright dijo S.
Chandrasekhar que había sido informado por Godel (en una entrevista) que
el Princetonian había examinado esta cuestión y llegó a la misma conclusión
de que se habían alcanzado los autores del artículo 1961.
(3) En un simposio más tarde en la naturaleza del tiempo dispuestos por
T. Gold (y se resume en el volumen, La naturaleza del tiempo, editado por
élen 1967), se informó S. Chandrasekhar haber declarado que se había
demostrado que la métrica de Gödel no permitió curvas temporales cerradas.
Pero Chandrasekhar me ha informado recientemente, además de lo que he
dicho en el párrafo anterior, que el informe es inexacto y que mis-afirma lo
que había dicho; y que su informe en la reunión fue sólo un resumen de su
trabajo publicado.

La solución alternativa de la paradoja atribuida por oro a Chandrasekhar se


debe al hecho de que Chandrasekhar no tuvo oportunidad de comprobar en la
presentación de informes capítulo en su discurso pronunciado en el simposio
antes mencionado. Eso es algo preocupante (para los que pueden sentirse inclinados
a atribuir una estatura sobrehumana a Einstein, en lugar de una supremacía
simplemente único en la física de nuestro siglo) que Chandrasekhar, que estaba
sentado en la reunión de Princeton cuando Gödel presentó su rmding a Einstein, que
Einstein no le gustaba "la
rmding pero no planteó ninguna objeción teórica a la misma. Esto
simplemente crea una instancia el hecho de la falibilidad del hombre y es
paralela a la carta de felicitación dirigida una vez por Einstein para
Schrodingerin conexión con la versión de este último de la mecánica
cuántica en conjunción con las reservas de Einstein acerca de la versión de
Heisenberg. La equivalencia de las dos versiones fue establecido por
Schrödinger en una fecha algo posterior.
(4) Con base en el informe del Oro, H. Stein escribió una réplica
confirmando las declaraciones originales de Gödel como en contra de
Chandrasekhar. (Cf.H. Stein: "En los paradójico Time-Estructuras de Gödel,
Filosofía de la Ciencia 37, n ° 4, 1970.)
(5) La conclusión práctica derivable de la secuencia antes mencionada
de publicaciones es la necesidad de una publicación anual que contiene los
resúmenes de todos los artículos publicados en el año anterior y que se ocupan de
los temas se superponen las áreas de investigación de los astrónomos, los
cosmólogos, lógicos y filósofos de la ciencia. Esto habría impedido T. Oro de la
opinión de que resume Chandrase-khar de una manera imprecisa y guardado H.
Stein el esfuerzo que supone
INTRODUCCIÓN 35

escribir su notable, pero innecesaria comentario sobre la supuesta


controversia Godel-Chandrasekhar.
En su reciente carta dirigida a mí, S. Chandrasekhar señaló la existencia
de otros modelos, no Gödeliana cosmológicas de la relatividad general en
que se cerró, curvas temporales están disponibles, pero no se superponen con
la clase de geodésicas. Si esto Tum ser el caso para todasmodelos
cosmológicos de la relatividad general, la naturaleza del tiempo relativista
pueden verse afectados. Obviamente, tenemos que asignar este tema, y temas
más relacionados, a alguna otra generación de eruditos.
Sin embargo, en la actualidad el problema de simetría temporal es afectado
principalmente por varios fmdings en la teoría de las partículas elementales, por
ejemplo, Komesones o deuterones. Por lo tanto, la descomposición deKomesones
en dos piones se interpretó como una violación de tiempo paridad en 1976 por
RG Sachs y, en años anteriores, por Casella. Por otra parte, la relevancia de estos
fmdings a la paridad del tiempo ha sido negado por otros científicos (por
ejemplo, Conforto, Neeman, y Feinberg).
La esencia de la defensa de la simetría temporal se indica en la penúltima
sección de la parte IV se puede afirmar en este momento: sólo algunos
fmdings en la física de partículas elemen-tario actualmente son vistos por los
estudiosos en general como relevantes para la irreversibilidad nomológica de
ciertos procesos en esta área . Estos fmdings tratan el comportamiento de
varias especies particulares de las partículas elementales, por
ejemplo,Komesones o deuterones. Por lo tanto, la descomposición deKo
mesones en dos piones no proporciona el tiempo con una flecha si no hay
Komesones nunca se materializan. La disponibilidad de estos mesones en
cualquier instante particular de la historia cósmica no se deduce de la suma
total de las leyes universales de la naturaleza. Podemos suponer, por ejemplo,
que, 'en el principio' cada partícula chocó con su antipartícula y toda la
población del universo consistía en fotones, que son ad-mittedly gobernado
por las leyes de tiempo simétrica. Este supuesto es ideográfico, en lugar de
nomológica. Y también lo es el supuesto adicional de que, en este remoto
pasado, hubo una distribución de los operadores de números ocupación que, a
través de sucesivas creaciones par, habría al final provocó la actual población
de todo tipo de partículas elementales en el universo entero. La conclusión
que conlleva estos supuestos altamente especulativos, pero todavía admisibles
asciende a lo siguiente: procesos que violan la simetría del tiempo se
producen sólo a nivel local. Tiempo Universal tiene ninguna flecha. En otras
palabras, las leyes que implican la irreversibilidad de ciertos procesos pueden
ser válidas. Pero, a lo largo del tiempo, que sólo son vacuamente válida, ya
que los procesos descritos por estas leyes pueden no ocurrir.
Este es sólo un prometedor intento de deshacerse de la flecha del tiempo.
Varios otros intentos, quizá más prometedora, han sido realizados por varios
investigadores
36 INTRODUCCIÓN

y se discuten en el Volumen 1. No es necesario decir, todos estos intentos son


provisionales, y también lo son los intentos de salvar la flecha del tiempo. El
tema es trascendental, al igual que muchas otras cuestiones en la filosofía, la
ciencia, y en el tema general de la supervivencia de la humanidad. Eso lógico
pensar que cualquier solución a cualquier problema trascendental sólo puede
ser provisional.
Ensayo sobre la teoría causal de la TIEMPO

PARTE UNO

LA CAUSAL teoría del tiempo EN LAS OBRAS DE SUS


REPRESENTANTES TITULARES
PRESENTACIÓN DEL ENSAYO

En el presente estudio se propone contar la evolución de la teoría causal de


tiempo en sus líneas más generales. Esta teoría está destinado a invertir la
explicación clásica, que deduce la relación de causa y efecto de la relación
tem-poral de antes y después. Incluso los que no estaba de acuerdo con la
afirmación de Hume de que la causalidad podría reducirse a una sucesión
regular en el tiempo - afirmando que la causalidad implica un vínculo
dinámico no necesariamente presente en ciertas sucesiones regulares (como
ejemplo de días y noches de Schopenhauer) - sin embargo, considera el
orden temporal de sucesión como el orden fundamental en el que una
dinámica especialenlazarpodría ser superpuesta en ciertos casos,
constituyendo de este modo la relación causal. Ellos compartieron la opinión
de Hume de que no puede haber sucesiones sin causalidad e incluso vimos
aquí el tipo normal de sucesión. Si la ciencia les enseñó que la interacción
universal, hizo sucesión sin causalidad imposible, que vieron esto una
complicación empírica que Emich la relación temporal pura, que a su vez
podría existir a priori, sin ningún tipo de vínculo dinámico.
La teoría causal de tiempo mantiene lo contrario. Esoconsidera que el orden
causal dinámica de convertirse como el hecho fundamental, de la que el orden
temporal de sucesión, simultaneidad, y la duración se deduce como una simple
conse-cuencia. Si el eventoX se lleva a cabo antes del evento Y, es porque X ha
contribuido a la producción de Y. En la explicación clásica, X contribuido a la
producción de Y porque Yseguido de manera regular, es decir, de conformidad
con una ley causal. Pero esta teoría contiene un círculo vicioso de acuerdo con la
teoría causal de tiempo, por lo que el orden temporal de sucesión no es más que
el esquema más simple de la relación causal. Lo mismo es cierto de
simultaneidad: en la teoría clásica no puede haber acción causal entre dos
eventos simultáneos, siempre que el principio de la acción [continua], punto a
punto, se da por sentado, excluyendotodaspropagación instantánea. De acuerdo
con la teoría causal de tiempo, dos acontecimientos son simultáneos por
definiciónsi no puede haber ninguna acción causal entre ellos (por otra parte,
esto es sólo una de las posibles causales defmitions de simultaneidad). Lo mismo
es también cierto para el "tercer modo de tiempo", para usar el término de Kant,
es decir, duración: en la serie de estados sucesivos de una sustancia duraderas en
el tiempo, (por ejemplo, una partícula de material) cada estado juega un
preponderante papel en el conjunto de condiciones que determinan su
39
40 LA CAUSAL teoría del tiempo

estado sucesivo; la influencia de los estados de otras sustancias entra en


juego sólo en circunstancias de segundo orden (vamos a hacer estas vagas
nociones de 'papel preponderante y caso de segundo orden' más precisos en
lo que sigue).
Una vez más la teoría causal de tiempo invierte la explicación clásica: el
fin de una serie de eventos para ser considerado por definicióncomo la
sucesión de estados de una sustancia que permanece en el tiempo, es
necesario y suficiente que sus elementos pueden disponer de manera que
cada uno 'desempeña un papel preponderante' en el conjunto de condiciones
que determinan el siguiente elemento. La disposición de los eventos en el
orden de antes y después de, el análisis de convertirse en 'secciones
transversales de simultaneidad', su estructura 'fibrillous' determinada por la
dirección de 'líneas sustanciales' en el universo minkowskiana - en resumen,
todas las propiedades de tiempo, considerado como una orden, sería
defmable como una función de la relación causal. Sin embargo, el mismo
parece ser cierto de tiempo considerado como una magnitud extendida.
Sabemos que, en el análisis final, cada medición temporal equivale a la
comparación de dos intervalos de tiempo. Tras el habitual de-finición, dos
intervalos de tiempo son de igual magnitud si son respectivamente
simultánea con dos periodos de un proceso periódico atravesada por un
sistema de material aislado. Pero la definición más general que puede ser
entregado por un sistema aislado es que en un sistema de este tipo cada
estado instantáneo contiene el conjunto de condiciones que determinan, es
decir, la causa de la siguiente estado. Así, la noción de la igualdad de dos
intervalos de tiempo, lo cual es suficiente para definir todas las métricas de
tiempo, se puede deducir a su vez de la relación causal. De esto podemos
concluir que las propiedades métricas de tiempo, al igual que sus
propiedades ordinales, se pueden definir como una función de la relación
causal. Pero la definición más general que puede ser entregado por un
sistema aislado es que en un sistema de este tipo cada estado instantáneo
contiene el conjunto de condiciones que determinan, es decir, la causa de la
siguiente estado. Así, la noción de la igualdad de dos intervalos de tiempo, lo
cual es suficiente para definir todas las métricas de tiempo, se puede deducir
a su vez de la relación causal. De esto podemos concluir que las propiedades
métricas de tiempo, al igual que sus propiedades ordinales, se pueden definir
como una función de la relación causal. Pero la definición más general que
puede ser entregado por un sistema aislado es que en un sistema de este tipo
cada estado instantáneo contiene el conjunto de condiciones que determinan,
es decir, la causa de la siguiente estado. Así, la noción de la igualdad de dos
intervalos de tiempo, lo cual es suficiente para definir todas las métricas de
tiempo, se puede deducir a su vez de la relación causal. De esto podemos
concluir que las propiedades métricas de tiempo, al igual que sus
propiedades ordinales, se pueden definir como una función de la relación
causal.
La teoría causal de tiempo encontró un valioso apoyo en la teoría de la
relatividad de Einstein, y por lo tanto, las obras recientes (de Robb, Lewin,
Reichenbach y Carnap) dedicado a la teoría causal, han tomado la relatividad
como punto de partida. Sin embargo, aquí se trata de una teoría epistemológica
que afirma no añadir nuevas explicaciones o hechos a las ya conocidas por la
ciencia, pero sólo para delimitar el significado epistemológico de datos
científicos, teniendo en cuenta el papel desempeñado por convención, de hecho,
la construcción conceptual y la intuición. En principio, el estudio histórico de
esta teoría presenta las mismas dificultades que en el estudio de cualquier otra
doctrina que es parte integral de los sistemas filosóficos de la que forma parte.
Así, en el caso particular que tengo en mente, la teoría causal de Leibniz es
inseparable de su monadología, y Kant' todas el aparato conceptual y
terminológica formidable de la Crítica de la razón pura. En cada intento de
aislar una teoría común de varios sistemas, que claramente
INTRODUCCIÓN 41

correr el riesgo de distorsionar su espíritu, a pesar de que una teoría puede haber
surgido de la otra, e incluso si las diferentes formulaciones, tomadas literalmente,
son susceptibles a una interpretación común. l He tratado de evitar esta dificultad
real mediante el aislamiento de las teorías causales medida de lo posible a partir
de los sistemas de los que forman parte, teniendo en cuenta sus diferencias, así
como su origen común en la exposición y crítica que siguen.
Lo que estamos tratando aquí, por supuesto, es la teoría causal de tiempo
considerado como un conjunto de problemas y métodos, la historia de una idea y
no la de su creación. No vamos a preocuparnos ya sea para establecer las
'influencias' probables que los pensadores han ejercido una sobre otra o el origen
de cualquiera de Leibniz o las ideas de Kant; más bien simplemente queremos
trazar la evolución intrínseca de la idea a grandes rasgos, es decir, la serie de
teorías causales de tiempo con el fin de su complejidad y la variedad de las
explicaciones que se suministran. El orden cronológico de la exposición no es
esencial para este estudio y no se ha observado rigurosamente.
Que nosotros decir unas pocas palabras sobre el objetivo de este libro. Se
realizó porque nos sentimos atraídos no sólo por el buen ejemplo proporcionado
por la teoría causal de la época de la estrecha cooperación entre la filosofía y la
ciencia, sino también por el interés que esta teoría suscita en el estado actual de
la discusión filosófica del problema del tiempo : es esta teoría solo, de hecho,
que parece proporcionar un positivo, si no definitiva, solución. En Además, más
espacio se da aquí a un análisis crítico de la histórica recons-ción de las
doctrinas.

El lector debe excusar las inevitables lagunas en una reconstrucción intentado


por primera vez. En lo que se refiere a la crítica, hemos tratado siempre de
redondearlo con comentarios positivos, lo que indica cualquiera de las
modificaciones a introducir en las ideas que son criticados o conceptos para
tomar su lugar. Sin embargo, estos conceptos sólo podían ser esbozados en el
curso de un estudio histórico: su desarrollo sistemático se ha reservado para la
segunda parte del presente ensayo, donde se presentará una nueva teoría causal
de tiempo.
Leibniz y los comienzos de la teoría causal de la
TIEMPO

1. EL teoría relacional

En 1716, el mismo año de su muerte, Leibniz, justo después de exponer su


relacional teoría del tiempo (normalmente se conoce como su teoría 'relativista')
en un famoso intercambio de cartas con Clarke, redondea hacia fuera con una
teoría causal. La nueva teoría debe su composición a un estímulo externo, el
'excelente Mathe-matician', Christian Wolff, que había publicado un artículo en un
número reciente de la Acta eruditorumen el que algunas de las ideas de Leibniz
en la prueba matemática se establecieron. Leibniz aprovechó la oportunidad para
anotar algunas ideas "contempladas desde hace mucho tiempo", en los "orígenes
metafísicos de las matemáticas". La teoría causal de tiempo se encuentra en
varias líneas de la nota que se supone que defme las nociones matemáticas '' de
espacio, tiempo, distancia, etc., en términos tomados de las nociones metafísicas ''
de razón suficiente y no contradicción. La teoría no tuvo un efecto inmediato. Eso
No fue hasta 1863 que, gracias a los esfuerzos de Pertz, esta nota (basado en un
manuscrito en la Biblioteca Real de Hannover) fue impresa en la edición de
'completo' de works.2 Leibniz Esofue objeto de una breve exposición crítica en la
recopilación de Baumann [1869] en la filosofía de las matemáticas, 3 ap-
rentemente sin que ninguna de la exposición o la crítica a atraer la atención de los
interesados en el problema del tiempo. En su gran obra [1902] sobre Leibniz,
Cassirer4fue quizás el primero en captar el interés filosófico de la teoría y su
íntima relación con los puntos de vista que Kant expresa en la 'Analítica
trascendental'. Por último, en un artículo publicado en elKant-Studien [1924]
Reichenbach 5 ha hecho hincapié en las coincidencias extrañas, que casarse con
la teoría causal de Leibniz con las recientes teorías de Carnap y Lewin y la suya
propia.

Para Leibniz esta teoría fue el resultado de una larga serie de esfuerzos
dedicados al enigma del tiempo. No hay que olvidar que fue él quien
estableció el lugar de la idea de tiempo en la mente moderna. En el siglo
XVII, el conocimiento de los problemas filosóficos relacionados con el
tiempo fue, sin duda, resumen bastante. Esos párrafos en el cuarto libro de
AristótelesFísica (Cuya aritmética y esencialmente puramente verbal
definición. De tiempo habían sobrevivido veinte siglos e influyó en el
pensamiento de Leibniz él mismo), y la multa
42
Leibniz y los comienzos 43

dialéctica del undécimo libro de San Agustín confesionesconstituye, por sí


mismos, casi todo el legado de antiquity.6 Descartes, cuya física se basa en la
identidad de la sustancia y la extensión, no precisamente por su
misconcpetion del papel del tiempo, 7 y añadiendo poco a este legado.
Spinoza hizo pensamiento y extensión atributos de la sustancia, sin tomar. la
cuenta del tiempo, que es sin embargo un nexo de unión entre ellos. Por lo
tanto, es de Leibniz de que el paralelismo del espacio y el tiempo se deriva,
tan característico de toda la evolución moderna del problema del tiempo. 8
Sin duda, este paralelismo, después de haber sido mantenido durante mucho
tiempo, se convirtió en peligrosa en que tendía a ocultar los profundos
problemas peculiares de tiempo: esta es la razón por la reacción, iniciada por
Bergson, a favor de un tiempo no espacializado, tiene sido necesario, y ha
encontrado muchos seguidores. Pero al lado de las divergencias son
analogías fundamentales entre el espacio y el tiempo, que, a su tóricamente-
hablando, justifican el paralelismo de Leibniz. Por otra parte, la evolución
moderna del problema del tiempo, después de la larga dominación de
kantiana paralelismo, que ve en el espacio y el tiempo, algunas formas de la
sensibilidad, en realidad parece estar volviendo al paralelismo de Leibniz,
para lo cual el espacio y el tiempo son los tipos de orden, el tiempo en ser
particular "del orden de fenómenos sucesivos".
La teoría causal de tiempo va más allá de esta teoría relacional; que no se
detiene en la afirmación de que el tiempo es sólo un conjunto de relaciones,
pero afirma para explicar elnaturalezade las relaciones temporales. Antes de
dar la interpretación de esta teoría defmitive de Leibniz, recordemos
brevemente su teoría relacional. Veremos, en efecto, que esta teoría,
defendida por Leibniz lo largo de toda su larga carrera, y conocido sólo
como su doctrina 'relativista, 9 y por otra parte se ve sólo a través de la
crítica kantiana en la refutación de la Estética trascendental, naturalmente,
tenía para dar lugar a la teoría causal simplemente por medio de la aplicación
de los principios generales de la filosofía de Leibniz.
¿Cómo debe a que la declaración que Leibniz vuelto tan buena voluntad -
Nombre-mente, que el tiempo no es más que el orden de los fenómenos
sucesivos - se puso bajo-? Ciertamente no en el sentido preciso de una
estructura relacional, para los que ahora se utiliza el término 'orden' en la
lógica pura y ciencias relacionadas. Para Leibniz, quien, como partidario de
la lógica de la atribución, no reconoció las relaciones de la realidad
adecuada, esta afirmación debe haber tenido (como ya es inmediato en
dicated por su forma) un sentido negativo: el tiempo no es una sustancia,
como 'del Inglés', Le., Henry More, Newton, Clarke, que se cree. Para ellos,
el tiempo es, en cierto sentido antes de los acontecimientos que tienen lugar
en ella.Eso forma un todo único (no hay más que una sola vez, como diría
Kant), cuya última elementos, los instantes, ocupan, cada una en relación con
los otros, absolutamente posiciones ftxed, en cuanto a tamaño
44 LA CAUSAL teoría del tiempo

y el sentido. El orden de los eventos se deriva de la orden de los instantes de


tiempo que los acontecimientos ocupan: eventoUN evento precede segundo
si el instante ocupada por UN es anterior a la que ocupa SEGUNDO. De
acuerdo con esta teoría sustancialista, no hay relaciones temporales entre los
eventos directos: si la vida de Aristóteles precedió a la de Kant, es porque los
instantes ocupados por Aristóteles eran antes de los ocupados por Kant.
Esopodría suceder que por algún milagro Aristóteles fue resucitado algún
tiempo después de la muerte de Kant; que sería entonces a la vez antes y
posterior a Kant, pero nada puede cambiar las relaciones temporales de
prioridad, la posterioridad y simultaneidad entre los mismos instantes, y los
instantes de la primera y segunda vida de Aristóteles que siempre
permanecen separados por los instantes de la vida de Kant. Eso Es este orden
de instantes, como antes, e independiente de, el orden de los
acontecimientos, que Leibniz se niega a reconocer.
Para él, las relaciones de sucesión tienen lugar directamente entre los
propios acontecimientos: "instantes considerados, sin las cosas, no son nada
en absoluto y
... que consisten sólo en el orden sucesivo de las cosas ... "10 El orden
temporal de los instantes que se derivan de estas relaciones temporales
directos entre los acontecimientos: la resurrección hipotética no podría tener
lugar sin la participación de graves anomalías en el orden de los instantes,
los cuales sólo refleja la vinculación de eventos.
Tal es el componente negativo de la teoría relacional - el más impor-tante
en los ojos de Leibniz, así como de sus adversarios y seguidores. Pero lo que
es su componente positivo? Precisamente lo que significa afirmar que es
'relativo' de tiempo, que es un orden y una relación? Toda relación presupone
sus términos, cada orden es una orden de algo, el tiempo es la medida en que
el orden y la relación es con relación a los hechos que a su órdenes, entre las
que se desarrolla; no es nada fuera de ellos. Pero esto es sólo la tesis negativa
que acabamos de esbozar.
Hay, sin embargo, un componente positivo importante en la teoría de
Leibniz: es relacional pero no relativista.Que llamo una teoría relacional del
tiempo si se hace que el tiempo consiste en las relaciones; Que llamo una
teoría relativista si tiene relaciones temporales dependen de circunstancias
adicionales-temporal (un marco de referencia, la velocidad, etc.). Una teoría
relacional muy bien no puede ser relativista, aunque una teoría relativista es
necesariamente relacional. Por lo tanto para el tiempo de Leibniz es sólo el
orden de los eventos no simultáneas; pero, para un par de eventos no
simultáneas, la sucesión es un hecho invariable determinarse de forma
unívoca por los dos eventos. La sucesión en la teoría leibniziana es, de lejos,
una relación absoluta, independiente de todas las convenciones y cada marco
de referencia. Esta distinción entre relacional y teorías relativistas, o
Leibniz y los comienzos 45

mejor, entre las relaciones absolutas y relativas, es, por otra parte, de un orden
general. Por ejemplo, la semejanza no es una relación absoluta, ya que dos
objetos pueden ser a la vez similares y disímiles, desde diferentes puntos de vista
(por ejemplo, similares en cuanto a color, pero no como para formar). En la
Teoría General de la Relatividad es la misma con respecto al movimiento
relativo. Dos objetos se mueven o están en reposo con respecto a la otra de
acuerdo con el marco de referencia elegido: la teoría del movimiento es, por
tanto relacional y relativista en la relatividad general, pero sólo es relacional en
la relatividad especial.EsoTambién está claro que cada relación puede hacerse
absoluta si se tiene en cuenta el 'marco de referencia' implícita, en el sentido más
general de ese término. De este modo parecido se convierte en absoluto si uno es
precisa en cuanto a lo que debe significar - lo que equivale a considerarla como
una relación no de dos, sino de tres términos,verbigracia., 'los términos' sensu
stricto y el 'Tertium comparationis'. De la misma manera, el movimiento,
incluso en la relatividad general, puede ser considerado como una relación
absoluta entre los dos objetos en movimiento y el sistema de referencia elegido.

2. la teoría causal

la teoría relacional de Leibniz no es tanto una teoría relativista, una abstracción


hecha de anamolies temporales, ya que es una resurrección, ya que establece el
mismo orden temporal entre los instantes y eventos como la teoría sustancialista,
siendo la única diferencia sutil que considera que la orden de los eventos a ser un
hecho fundamental. llCon el fin de marcar la transición de lo relacional a la teoría
causal, recordemos que Leibniz, a diferencia de Descartes, dynami-camente
concibió la naturaleza de los fenómenos cuyo tipo de orden es el tiempo. La
materia, que es un conjunto de centros sustanciales de fuerza, llena el universo
de una manera continua (que se llena los espacios interestelares en forma de
éter); cada fenómeno es un movimiento; cada causa del movimiento es una
colisión, gracias a la continuidad de la materia; toda sustancia actúa sobre todos
los demás.
En la serie de estados sucesivos del universo hay 'Equipolencia'en cuanto a
los principios de la mecánica de la conservación se refiere. Sin embargo, es el
estado anterior que contiene la razón para el estado posterior y noviceversa: "El
presente es siempre embarazada con el futuro y no da ... Estado es naturalmente
explicable excepto por medio de lo que ha precedido inmediatamente ". 12En una
carta a Bourguet, Leibniz presentar la siguiente diferencia entre los puntos del
espacio y los de tiempo: ninguno de los puntos del espacio tiene ninguna
prioridad lógica sobre cualquiera de los otros, pero si un instante precede a otro,
que es anterior no sólo temporalmente, sino también lógicamente. Si uno se
pregunta qué orden el principio de razón suficiente introduce en la naturaleza, y
46 LA CAUSAL teoría del tiempo

si uno organiza fenómenos en una serie tal que cada término contiene la
razón de todo los que vienen después de que en la serie, el orden causal de
los fenómenos así definidas coincidirá con su orden temporal de sucesión.
Ahora bien, si el orden temporal de los fenómenos no fuera un hecho
primitivo, irreductible en el campo de los fenómenos, sino más bien una
simple consecuencia de un orden más-funda mental entre los instantes de
tiempo absoluto que están ocupados por estos fenómenos, a continuación, la
coincidencia de el orden causal de los fenómenos con su orden temporal aún
no permitiría una identificación de tiempo con la causalidad. Pero acabamos
de ver que para Leibniz el tiempo es sólo el orden de los fenómenos; es por
eso que fue capaz de proponer la siguiente de fi nición 'metafísico':

Si uno de dos estados que no son simultáneo implica una razón para el otro, la primero se
celebró a ser anterior, el último posterior. 13

Aquí es cómo Leibniz deduce la génesis del orden temporal de su fi


nición:

Mi estado anterior implica una razón de la existencia de mi estado después. Y ya que mi estado
anterior, en razón de la conexión entretodas cosas, implica el estado anterior de otras cosas
también, sino que también implica una razón para el estado después de estas otras cosas y es por
lo tanto antes de ellos. Por lo tanto, todo lo que existe es ya sea simultánea con otras
existencias o previa o posterior. 14

Esta extremadamente notable pasaje contiene in nucetoda la teoría causal de


tiempo. Con el fin de demostrar que entre dos eventos instantáneos Cualquier
cosa que haya siempre una de las tres relaciones mutuamente excluyentes de la
posterioridad, la prioridad y la simultaneidad, la teoría sustancialista clásica
[anti-relacional] recurrió a una imagen lineal: los puntos de una recta línea son a
la derecha o izquierda de un punto dado, o que coincide con él. Esoes el mismo
con instantes oftime, siempre que los términos 'a la izquierda de' 'a la derecha de,'
y 'coincidencia' se sustituyen con prioridad, posterioridad, y la simultaneidad
respectivamente. Eventos poseen el orden lineal de los instantes que ocupan. Por
lo tanto las propiedades ordinales de tiempo absoluto explican la naturaleza de
las relaciones temporales entre los acontecimientos y, en particular, el hecho
fundamental de que cada evento debe ser posterior, anterior o simultánea en
relación con todos los demás. Ahora Leibniz sustituye a la explicación
substantiaHst de este hecho fundamental, que se había hecho ilusoria por su
teoría relacional, con la estructura causal del devenir y, en particular, con la
interacción universal. Se supone claramente que la acción física se propaga
instantáneamente de una sustancia a otra,
Leibniz y los comienzos 47

eventos simultáneos. Pero es fácil ver que todo lo que se requiere para la
validez-dad de su conclusión es la existencia de procesos físicos que se propagan
con unafinitovelocidad tan grande como uno puede desear. Vamos a representar
los estados sucesivos de dos sustancias por dos curvas ascendentes y
constantemente de acuerdo en que dos eventos simultáneos están siempre en la
misma horizontal; que un segmento de línea oblicua, uniéndose a las dos curvas,
simboliza una acción física propagado desde el punto inferior al punto más alto;
y fmally que las distancias horizontales y verticales miden espacio y el tiempo,
respectivamente. La velocidad de pro-pagation será medido por la cotangente del
ángulo formado por los segmentos de línea oblicuos y horizontales. A fin de que
cada punto de la primera curva para ser unido a cada punto de la segunda (que no
está en la misma horizontal) por una línea oblicua, es necesario y suficiente que
haya segmentos de línea de como leve una inclinación como uno puede desee, es
decir, que la velocidad de propagación sea tan grande como uno puede desear.
(Ver Fig. 1.)

porque

Higo. YO.

De esta manera la linealidad de la orden temporal se encuentra que es


equivalente a una propiedad de acción causal, a saber, la de la existencia de
acciones propagadas instantáneamente, o, al menos, la de la no existencia de una
velocidad máxima de causal propagación. Eso Está claro que esta linealidad de
lo temporal
48 LA CAUSAL teoría del tiempo

orden, deducido por Leibniz de una hipótesis relativa a la acción causal,


podría cuestionarse, ya que su hipótesis (o más bien el uno más limitado que
acabamos sustituido por él) ha sido refutado por la existencia de una
velocidad máxima de propagación - lo que obligó a la ciencia para
reemplazar el orden temporal lineal con una orden de 'cónica' (cf. Capítulo
IV, Sección 1 a continuación).
Leibniz también proporcionó una de fi nición 'metafísico' de
simultaneidad:

Si una pluralidad de estados de cosas se supone que existe cuales implican


ninguna oposición a cada uno otro, se dice que existir simultáneamente. Por lo
tanto negamos que lo que ocurrió el año pasado y este año son simultáneos, ya que implican
1S
estados incompatibles de lo mismo.
Esto parece bastante claro cuando uno piensa en los estados de la misma
sustancia que no puede ser simultánea si se excluyen mutuamente; por lo
tanto los estados de la edad y los jóvenes no pueden coexistir en el mismo ser
vivo. Pero, ¿cómo se puede afirmarE1 de la sustancia sl excluir estado E2 de la
sustancia S2? De acuerdo con la formulación clásica, contradicción que es la
coexistencia de propiedades contradictorias en la misma sustancia asume
claramente la identidad de la sustancia (esto es así, por otra parte, en el ejemplo
mencionado anteriormente de la no simultaneidad de las estaciones). Tal vez la
respuesta a esta pregunta debe buscarse en las ideas de Leibniz acerca de la
atribución lógica. Para Leibniz, por supuesto, cada attri-bute es inmanente a la
sustancia, mientras que, por otro lado, todos los juicios relativos a las sustancias
son fundamentalmente atributiva.dieciséis Esoes la misma para el juicio relacional,
que debe ser descomponible en dos juicios atributivas relativos a los términos de
la relación en cuestión. Dos juicios relacionales serán incompatibles si los dos
pares de juicios atributivas en el que se analizan son excluidos del interior de las
dos sustancias que forman los términos de las relaciones. Así, por citar otro de los
ejemplos de Leibniz: si el Sr. X se queda en la India y su mujer muere en Europa,
su viuda y su muerte será simultánea, o, si se quiere, la vida de su esposa y su
viudez se no ser simultánea, porque el juicio sobre la vida de la esposa del Sr. X
se puede analizar en dos juicios atributivas, uno de los cuales atribuirá al Sr. X
una propiedad que es incompatiblestricto sensu con su ser un viudo.

Así, la teoría leibniziana de la simultaneidad, que también se pueden


encontrar en poco cambiado la forma de otros representantes de la teoría
causal de tiempo (Kant, Lechalas, y Robb), asume la formulación clásica
(incorrecto en nuestra opinión) del principio de contradicción, que en este
caso subrepticiamente introduce la noción de tiempo. Más adelante
volveremos a este temporal apli-cación de un principio extra-temporal. Eso
Cabe señalar que, en cualquier caso el tratamiento de la simultaneidad de
Leibniz se basa en un plan que no sea la sucesión:
Leibniz y los comienzos 49

en la deducción de la sucesión de la noción de razón suficiente y la


simultaneidad de la noción de contradicción, se ha hecho más que dar una
explicación causal dinámica de la sucesión. Pronto veremos que la teoría de Kant,
que proporciona una explicación causal homogénea tanto de la sucesión y
simultá-neidad, hace un progreso importante sobre Leibnizeneste respeto. (Por
otra parte, la afirmación de la conexión instantánea y universal de Leibniz
contiene implícitamente la definición kantiana de simultaneidad por la
interacción). Otro avance importante hecho por la teoría kantiana es su espíritu
epistemológico, en contraste con el espíritu metafísico de Leibniz. Este espíritu
metafísico es evidente no sólo en su teoría de la simultaneidad, que se apoya,
como acabamos de ver, en la hipótesis de que todos los juicios son esencialmente
atributiva (que no es más que una traducción lógica del principio metafísico que
las mónadas no se comunican entre sí: son no tienen ventanas '), pero también es
evidente en su teoría de la sucesión: la conexión universal de las cosas en un
instante dado, utilizado en la deducción del orden temporal, es de nuevo sólo la
traducción del principio metafísico que cada mónada refleja el estado instantáneo
del universo (Le., el conjunto de otras mónadas) en cada momento. Este espíritu
metafísico, tan característico de toda la filosofía de Leibniz de la naturaleza, no es
sorprendente, sobre todo en sus ideas sobre los 'orígenes metafísicos' de tiempo.
Sin embargo, hace una apreciación epistemológica de la teoría de Leibniz difícil -
el tiempo lo que está hablando? Por lo que, en última instancia, es su teoría causal
basado? ¿Cuál es su significación epistemológica-ficance? Podríamos estar
inclinado a responder a la primera pregunta invocando el idealismo de Leibniz: el
tiempo es un orden causal de los fenómenos, por lo que el tiempo mismo tiene
solamente una importación fenomenal - que puede dar lugar a la dificultad el
conjunto de otras mónadas) en cada momento. Este espíritu metafísico, tan
característico de toda la filosofía de Leibniz de la naturaleza, no es sorprendente,
sobre todo en sus ideas sobre los 'orígenes metafísicos' de tiempo. Sin embargo,
hace una apreciación epistemológica de la teoría de Leibniz difícil - el tiempo lo
que está hablando? Por lo que, en última instancia, es su teoría causal basado?
¿Cuál es su significación epistemológica-ficance? Podríamos estar inclinado a
responder a la primera pregunta invocando el idealismo de Leibniz: el tiempo es
un orden causal de los fenómenos, por lo que el tiempo mismo tiene solamente
una importación fenomenal - que puede dar lugar a la dificultad el conjunto de
otras mónadas) en cada momento. Este espíritu metafísico, tan característico de
toda la filosofía de Leibniz de la naturaleza, no es sorprendente, sobre todo en sus
ideas sobre los 'orígenes metafísicos' de tiempo. Sin embargo, hace una
apreciación epistemológica de la teoría de Leibniz difícil - el tiempo lo que está
hablando? Por lo que, en última instancia, es su teoría causal basado? ¿Cuál es su
significación epistemológica-ficance? Podríamos estar inclinado a responder a la
primera pregunta invocando el idealismo de Leibniz: el tiempo es un orden causal
de los fenómenos, por lo que el tiempo mismo tiene solamente una importación
fenomenal - que puede dar lugar a la dificultad Sin embargo, hace una
apreciación epistemológica de la teoría de Leibniz difícil - el tiempo lo que está
hablando? Por lo que, en última instancia, es su teoría causal basado? ¿Cuál es su
significación epistemológica-ficance? Podríamos estar inclinado a responder a la
primera pregunta invocando el idealismo de Leibniz: el tiempo es un orden causal
de los fenómenos, por lo que el tiempo mismo tiene solamente una importación
fenomenal - que puede dar lugar a la dificultad Sin embargo, hace una
apreciación epistemológica de la teoría de Leibniz difícil - el tiempo lo que está
hablando? Por lo que, en última instancia, es su teoría causal basado? ¿Cuál es su
significación epistemológica-ficance? Podríamos estar inclinado a responder a la
primera pregunta invocando el idealismo de Leibniz: el tiempo es un orden causal
de los fenómenos, por lo que el tiempo mismo tiene solamente una importación
fenomenal - que puede dar lugar a la dificultad 17de una interpretación exacta de
este idealismo. quizá podríamos responder a la segunda recordando el
racionalismo de Leibniz: nuestro conocimiento de la naturaleza causal de tiempo
esa prioriconocimiento; procede de un análisis de los conceptos complejos en sus
componentes más simples - que no nos llevará muy lejos, dada la hipótesis
metafísica no verificable sobre la que descansa toda la teoría. Por último, en
cuanto a la tercera pregunta, no hay manera de saber si hay que interpretar la
teoría de Leibniz como una racionalización de nuestras ideas sobre la estructura
temporal de la realidad, o más bien como un procedimiento técnico 'no poco
elegante' (como le gustaba decir) lo que nos permite reducir el número de
términos matemáticos indefmable '' a un mínimo.

Leibniz es entonces el precursor más que el creador de una teoría causal


completa de tiempo. Esta teoría, que es esencialmente relacional, 18 (ya que
deduce las relaciones temporales entre los eventos de su conexión causal sin
preocuparse con el fin de instantes ocupada por ellos) encontraron que la
50 LA CAUSAL teoría del tiempo

terreno despejado por la teoría relacional de Leibniz, que mostró que a fin de
investigar la naturaleza del tiempo es analizar las relaciones temporales.
Leibniz define una importante relación temporal, la sucesión, en términos de
razón suficiente, y se indica cómo esta definición estaba vinculada a la
estructura causal del universo. Pero no se extendió su explicación causal con
otras relaciones temporales, se descuida el aspecto epistemológico del
problema, y pro-bablemente no se dio cuenta de la novedad esencial de su
teoría. Veremos cómo la teoría de Kant, resultado de muy diferentes
consideraciones, rellena importantelagunas en la teoría de Leibniz.
Sin embargo, notemos, en el caso de Leibniz, una característica
importante que persistirá durante todo el desarrollo posterior de la teoría
causal de tiempo, a saber, que las propiedades esenciales del orden temporal
y causal, lo que la historia de su origen metafísico (por Leibniz) o su origen
físico (por sus sucesores) puede ser, son reconocidas como tales por esta
teoría. Lo que se pretende hacer es no añadir nuevas propiedades, pero para
aclarar la naturaleza de nuestro conocimiento del tiempo y de la causalidad al
mostrar cuáles son los elementos fundamentales de este conocimiento y qué
elementos, por otra parte, se puede deducir de ellos. La afirmación esencial
de la teoría causal - no sólo que las nociones temporales son defmable en
términos de las relaciones causales, sino también, y de manera más general,
que todas las propiedades del tiempo se pueden deducir de ciertas
propiedades de la causalidad - es implícitamente en Leibniz. Su
demostración completa (es decir, la construc-ción de un sistema axiomático
cuyos axiomas se ocupa sólo de la causalidad, mientras que sus teoremas y
defmitions expresarían las propiedades esenciales de tiempo), que se
encuentra en Leibniz en forma de un boceto preliminar, tiene sólo se ha
tratado plenamente en nuestro propio tiempo. Esta prueba está relacionada
con la epistemología, si la epistemología nos referimos a todos los problemas
de Conocimiento adquirido de última generación, sean metafísicas o
científicas. la teoría de Leibniz muy bien puede ser caracterizado como
epistemológico (más específicamente como axiomático) como hemos dicho
en la introducción. Sin embargo, lo hace dejar de lado los problemas en los
que Kant quiere trabajar, que son,
II

Phenomenalist interpretación de Kant DE LA CAUSAL


teoría del tiempo

1. OBSERVACIONES GENERALES SOBRE fenomenalismo de Kant

Por lo general asociamos ilustre nombre de Kant con su teoría idealista del
espacio y el tiempo, tal como se expone en la Estética trascendental. De
hecho, la primera y más impresionante parte de esta obra maestra está
dedicado explícitamente al problema de espacio-tiempo. Pero la estética
incluye solamente la sintéticaa prioriaspectos de la teoría del conocimiento
sensorial. entendimiento puro, otra fuente de nuestro conocimiento del
mundo de los fenómenos, deben formar los objetos ordenados de experiencia
científica de la diversidad caótica extenderse en el espacio y el tiempo. La
unión de las formas de la sensibilidad y la comprensión de la Analítica
trascendental podría arrojar nueva luz. Veremos, en efecto, que un nuevo
aspecto del problema del tiempo, idéntica en ciertos aspectos a la de la teoría
definitiva de Leibniz, aparece en la interpretación kantiana de los principios
del entendimiento puro, y, en particular, en su ' analogías de la experiencia',
que se ocupan de primera, la indestructibilidad de la sustancia, en segundo
lugar, el principio de causalidad, y en tercer lugar, el principio de la
interacción universal.Eso se sabe que Kant deduce la validez de estos tres
principios Del hecho de que contienen a prioricondiciones de todo
conocimiento empírico; la prueba trascendental de su validez-dad consiste en
el hecho de que, siendo presupone en cada experiencia, son lógicamente
anteriores a la experiencia. En el detalle de la prueba de los tres analogías,
Kant recurre al conocimiento empírico de los tiempos: la permanencia, la
causalidad, y la interacción de las sustancias tienen una a prioribase, ya que,
sin ellos, el conocimiento empírico de tiempo sería imposible. Podemos
entender, por tanto, por qué, en estas páginas de la Analítica, Kant fue capaz
de completar su interpretación del tiempo como una forma de sensibilidad de
una manera muy importante. En lo que sigue vamos a tratar sólo con la
segunda y tercera analogías, donde Kant expone su teoría causal de la
simultaneidad y la sucesión. La primera analogía contiene de hecho una
teoría de la 'tercera modo de tiempo', es decir, la duración, pero sin una
explicación causal.
El orden de las ideas expresadas en las últimas dos analogías es bastante
confusa en el texto de la Crítica, donde Kant vuelve muchas veces para el mismo
tema, en lugar caprichosamente intercalando argumentos, críticas, y respuestas a
las posibles objeciones. Vamos a analizar estas ideas kantianas desde el punto de
vista de la
51
52 LA CAUSAL teoría del tiempo

teoría causal de tiempo, dejando de lado deliberadamente su primaria objetivoen


la mente del autor, que era la prueba de los principios de la causalidad y la inter-
acción universal. Y, lo más importante, vamos a tratar de traducir las ideas de
Kant en el lenguaje de módem, a sabiendas de que el aforismo,traduttore-
traditore,es especialmente aplicable en este caso. el lenguaje de Kant, como
todos sabemos, es semi-realista, semi-idealista y sistemáticamente ambigua,
sumergiendo al lector en una especie de niebla teórica donde parece posible
contrarrestar cada pasaje favorable a una cierta interpretación con otro pasaje
claramente desfavorables a ella - precisamente lo que es responsable de la
abundancia de realista, idealista, y filosofías phenomenalist, cada uno de los
cuales, por diferentes intérpretes, lleva el nombre del kantismo. Es lógico pensar
que mediante el uso de una terminología más precisa con módem defmitions más
claras, vamos a disipar la niebla artificial de Kant, y que esta muy clarificación
de las ideas de Kant pueden cambiar su carácter. Sin embargo, en este estudio se
propone un análisis crítico, en lugar de una reconstrucción histórica, de las
doctrinas: es imposible - o,Sise prefiere, demasiado fácil - para criticar una
doctrina mal defmed. Depende de nosotros, entonces, para elegir entre los
diferentes significados atribuibles al texto de Kant lo que, a todas luces, la
mayoría se ajusta al espíritu general de su doctrina, y se presta menos a la
crítica.Eso es con éste reserva que se presentan al lector con la siguiente
exposición de la teoría kantiana.
La distinción entre el tiempo subjetivo y objetivo, familar a cada lector de
Newton, es el punto de partida de Kant. En su teoría, donde el tiempo no tiene
significado fuera de la representación humana, esta distinción importante e
inevitable debe ser interpretado en términos distintos a los del realismo
contemporáneo, donde el tiempo objetivo es el momento de las cosas en sí.
Somos conscientes, dice, que nuestras percepciones se suceden en el tiempo:
¿cómo llegamos a conocer que los estados correspondientes objetivos también se
suceden en el objeto?Si,en el estudio de una casa, dejo que mi vagar los ojos de
arriba a abajo, de derecha a izquierda, las percepciones de las diferentes partes de
la casa se suceden - pero obviamente no deben concluir de ello que las partes de
la casa se suceden otro, ya que todos ellos son simul-simul-. En consecuencia, la
sucesión en la percepción no siempre implica la sucesión en la realidad percibida.
Lo mismo no será verdad de la percepción de un barco que navega por un río: la
percepción sucesiva de las diferentes posiciones de la embarcación no se
corresponderá, 'objetivamente', una sucesión de estas mismas posiciones; en este
último caso, el orden temporal subjetiva de las percepciones es acompañado de
un orden objetivo de los acontecimientos percibidos, mientras que en el primer
caso las dos órdenes fueron disociadas. ¿Por qué esta diferencia?

Con el fin de entender la respuesta suministrada en la Crítica, eso es


especialmente
INTERPRETACIÓN Kant Phenomenalist 53

importante para comprender el sentido de esta pregunta kantiana. Puesto que


se nos da sólo nuestras representaciones, todo el conocimiento empírico debe
involucrar a las representaciones, presentes o futuros, reales o virtuales, pero
nunca dejar el reino de la posible experi-encia. Por lo tanto, si la distinción
entre el tiempo subjetivo y objetivo se basa en la experiencia, debe ser
interpretado como una función de las representaciones. Si la sucesión de las
percepciones de las posiciones de la embarcación dispone de un 'objetivo'
significado completamente diferente de la de las percepciones de las diferentes
partes de la casa, es porque el primer grupo de representaciones tiene pro-
piedades totalmente diferentes a los de la segunda. Ahora, en un pasaje
fundamental, 19 Kant se pregunta ¿qué es esta nueva propiedad adquirida por las
representaciones (de sucesión, en particular), ya que se convierten en el objetivo,
y se ajustan a un objeto?Eso no puede ser la relación con otra presentación, ya
que se plantearía la cuestión de éste a su vez. La única consecuencia de la
objetividad de las representaciones es el de proporcionar necesaria la
existencia de alguna relación entre ellos; y viceversa, el único medio que
tenemos para asegurar un valor objetivo para nuestras representaciones
de la sucesión es establecer alguna conexión necesaria entre ellos.
Por ejemplo, la diferencia, para Kant, entre ayer y un sueño no reside en
el hecho de que los objetos reales corresponden sólo a las representaciones
de ayer, sino más bien en el hecho de que la conexión entre las
representaciones de ayer es diferente de la del sueño. Esta crítica no niega
que esta diferencia inmanente puede ir acompañada de una diferencia
metafísica con incidencia en las cosas en sí mismas: lo que se afirma es que
para el conocimiento humano de la conexión de las representaciones es el
único medio de establecer su objetividad, que es también suficiente.
Este profundo pensamiento de Kant se puede ilustrar con un ejemplo
tomado de la teoría de los números cardinales, hecho famoso por la obra de
Bertrand Russell. La afirmación de que dos conjuntos arbitrarios tienen el
mismo número de elementos puede ser interpretado de dos maneras, porque
la igualdad de los conjuntos, que generalmente se demostró por la existencia
de un número cardinal común a ambos y distinta de cada uno, también podría
ser establecida por una comparación directa de los dos conjuntos (el
establecimiento de una única y recíproca relación de uno a uno entre sus
elementos) sin tener en cuenta la existencia de un número común. Podemos
ver la ventaja epistemológica del segundo método: en la fabricación de la
hipótesis del cardenal nwnbers superflua a diferencia de los conjuntos de los
que miden el poder, por sí solo satisface el postulado de Occam. Si
reemplazamos los conjuntos con nuestras representaciones, su igualdad con
algún fenómeno 'objetivo', y el número cardinal con la cosa-en-sí, podemos
entender cómo, sin negar la existencia de forma dogmática
54 LA CAUSAL teoría del tiempo

la cosa-en-sí, Kant desea explicar la objetividad de los fenómenos por medio


de 'correspondencias' especiales (en este caso no uno a uno pero 'necesario')
entre las representaciones.

2. la teoría causal de la simultaneidad

Estas relaciones son diferentes, de hecho, en los dos tipos de series de


percepción. Una serie no es más que una sucesión subjetiva de estados psíquicos,
mientras que los otros CORRE-ponde a una sucesión objetivo: el orden de las
percepciones de las diferentes partes de la casa es arbitraria, mientras que el de
las percepciones del barco en movimiento es necesario. Es cierto, mis ojos
recorrieron la casa en un cierto orden determinado, dicen de arriba a abajo o de
derecha a izquierda; pero podría muy bien haber estudiado la casa en el orden
opuesto sin que ellas mismas sean las percepciones cambiado. Lo mismo no es
cierto para el segundo ejemplo: no podría haber percibido las diferentes
posiciones de la embarcación en un orden diferente de la que realmente ocurrió;
las percepciones que aquí se suceden en un orden determinado. Así, según Kant,
sucesión y simultaneidad objetiva objetivo son ambos representados por
sucesiones subjetivos. (No parece Él haber analizado la significación
epistemológica de la simultaneidad subjetiva - por ejemplo, la simultaneidad
intuitivamente percibida de dos sonidos -. Que sin duda es un hecho irreductible
y fundamental intuitivamente dado) Sin embargo, no hay que concluir de ello
que, para Kant , '' para percibir una sucesión objetiva "sólo sería una manera
conveniente de hablar, cuyo verdadero significado sería '' para pasar a través de
una serie irreversible de estados psíquicos" (tales como la serie de las
percepciones de las posiciones del barco) y que "para percibir una simultaneidad
objetiva" en realidad significa "pasar a través de una serie estados reversible .de"
(por ejemplo, la serie de las percepciones de la casa). Esta interpretación,
sugerida por algunos pasajes del texto de Kant y parcialmente adoptadas por
Schopenhauer, no toma suficiente notificación del papel desempeñado por el
factor racionalista en el fenomenalismo de Kant. El siguiente pasaje que trata con
la simultaneidad nos parece ser decisivo:

Las cosas son coexistentes cuando en la intuición empírica las percepciones de ellos
pueden seguir uno sobre otro recíprocamente, la cual, como se ha demostrado en la prueba
del segundo principio, no puede ocurrir en la sucesión de las apariencias. De este modo
puedo dirigir mi percepción primero a la luna y luego a la tierra, o, a la inversa, primero en
la tierra y luego a la luna; y debido a las percepciones de estos objetos pueden seguir
recíprocamente, digo que son coexistentes. ahora la convivencia esla existencia del
colector en uno y el mismo tiempo. Pero el tiempo mismo no puede ser percibido, y no
son, por lo tanto, en condiciones de reunir, simplemente de las cosas que se encuentran en
el mismo tiempo, que sus percepciones
INTERPRETACIÓN Kant Phenomenalist 55

puede seguir recíprocamente. La síntesis de la imaginación en la aprehensión sólo revelan


que la percepción es en el tema cuando el otro no está allí, y viceversa, pero no que los
objetos son coexistentes, es decir, que Si el uno existe la otra existe al. mismo tiempo, y que es
sólo porque de este modo coexisten que las percepciones son capaces de seguir el uno al otro
reciprocally.2o En consecuencia, en el caso de las cosas que coexisten externamente entre sí, se
requiere un concepto puro de la secuencia recíproca de sus determinaciones , Si we are to be
able to say that the reciprocal sequence of the perceptions is grounded in the object, and so to
21
represent the coexistence as objective.

pensamiento de Kant es claramente lo siguiente: el hecho de tener sucesivamente


per-concebido la tierra y la luna en un orden arbitrario no nos asssure
inmediatamente de su simultaneidad, ya que siempre es posible que cuando uno
de ellos entra en el campo de la conciencia del otro se destruye, y viceversa,de
modo que nunca son simultáneas, aunque el orden de sus percepciones es
arbitraria. Por lo tanto, un nuevo elemento se debe agregar a este tipo de series de
percepción con el fin de que sean consideradas como 'percepciones' de una
simultaneidad objetivo (de hecho, para Kant no es, estrictamente hablando, no
hay percepción de las relaciones temporales objetivas; decir de la percepción de
que se trata de una relación temporal objetivo siempre implica alguna función de
la comprensión, la única que puede objetivar las representaciones de la
sensibilidad). Este nuevo elemento es el concepto de interacción, suministrada
por la inteligencia: por dos objetos sean simultáneas, tiene que haber una
interacción entre ellos. Sin embargo, como hemos dicho más arriba, para Kant se
resuelve todo juicio sobre el objeto empírico en los juicios sobre ciertas
representaciones (precisamente los que el sentido común, con su 'realismo
ingenuo', llamaría 'las representaciones del objeto' si fuera a tomar conciencia de
la existencia de representaciones perceptuales ). El mismo debe ser cierto de la
interacción entre los objetos, que debe expresarse completamente por una regla
para la síntesis de las representaciones.En el caso que nos ocupa es la regla de
que en cada instante me podría tener observado la tierra, así como la luna, por lo
que la serie de mis percepciones, aunque perfectamente determinada, sería
prácticamente reemplazable con una serie completamente diferente de las
percepciones de estos objetos, como lo demuestran las percepciones de otros
observadores.

Claramente, el hecho de que una secuencia perceptual es prácticamente


reemplazable por otro ya no es un hecho de la sensibilidad. Para verificar esto
hay que recurrir al concepto de interacción. Kant no explicó en detalle cómo el
reversi-bilidad de una secuencia de percepción está relacionada con la
interacción objetiva. Tal vez habría dado la siguiente explicación: si la
sustanciaS1 actúa sobre la sustancia S2 durante un intervalo de tiempo, y si yo
los percibo tanto, a su vez, estoy seguro dicha sustancia S 1 existido incluso
cuando me di cuenta solamente S2, ya que el estado de
56 LA CAUSAL teoría del tiempo

8 2, de cuya existencia me aseguró mi percepción, debido a la interacción,


implica la existencia del estado correspondiente en 8 1que, por consiguiente,
también se podría haber percibido. Al afirmar la interacción de dos
sustancias, que luego deducir que el orden real de mis percepciones podría
haber sido invertido en cada instante, y es en esta reversibilidad de mis
representaciones que reconocen la simultaneidad de los objetos. Pero no hay
que concluir que la reversibilidad de una secuencia de percepción es
sensiblemente da en el mismo sentido que es toda percepción de la
secuencia. Sólo las percepciones se dan; la relación de la interacción sea
invocada por la comprensión con el fin de vincular los objetos de la
percepción.
Esta interpretación, que no es rigurosamente idealista, ya que admite la
validez de las leyes empíricas como un hecho, irreductible a las
representaciones aunque inmanente con respecto a ellos, nos parece tener
más en cuenta el componente racionalista del kantismo. Por supuesto, la
tercera analogía no se ocupa de la interacción universal, concebida como una
categoría indefinible de entendimiento puro, pero sólo con su aplicabilidad
en el reino de los fenómenos, en los que, de conformidad con el
'esquematismo del entendimiento puro', la interacción universal es reduce a
una regla de la síntesis de las representaciones: pero el esquematismo 'frena'
y 'da cuenta' las categorías sin definirlas.
Por otra parte, en la afirmación de que las categorías del entendimiento, y en
particular el de la interacción, son aplicables sólo a los fenómenos, Kant no
mantiene en absoluto que sean aplicables a los propios representaciones:
distingue claramente entre los fenómenos y representaciones, la antigua siendo
una regla aplicada a esta última la que, por lo tanto, sigue la regla. Hoy diríamos,
hablando desde el punto de vista de la extensión de los conceptos que se analiza,
que, según Kant, el fenómeno es, sencillamente, el conjunto de representaciones
(reales o virtuales) que siguen una regla dada. Esta explicación del fenómeno es
sin duda insuficiente, ya que hay reglas de representaciones que no son
fenómenos; la cosa no es cualquier conjunto de representaciones, incluso para el
fenomenista.EnPara completar la explicación de Kant, que necesitaría la
investigación especial de la clase que llevó a Russell lo defme como el conjunto
de sus aspectos, y Husserl a sus puntos de vista en-teresantes sobre la
'constitución de la cosa'. Pero tendencia general de Kant parece suficientemente
claro para nosotros, y cuando se aplica a nuestro caso particular, puede
formularse así: el tiempo subjetivo es un orden de representaciones, el tiempo
objetivoesun orden de fenómenos; simultaneidad subjetiva no está defmed por
Kant, la simultaneidad objetivo se defmed en términos de interacción. Esta
interacción entre los objetos es traducible en una propiedad de sus
representaciones: forman una secuencia reversible. Sin embargo, la
reversibilidad de una serie de percepción no es
INTERPRETACIÓN Kant Phenomenalist 57

ya un sensato dado: sólo es el equivalente de una relación dinámica entre


fenómenos, postulado por la comprensión. Para el orden de dos percepciones
de ser reversible, es necesario y suficiente que exista interacción ser-Tween
sus objetos.

3. EL teoría causal de la sucesión

Este punto es llevado a cabo aún más claramente en la teoría kantiana de


Suc-cesión. Para que dos fenómenos a ser llamados sucesiva, el orden
temporal de sus percepciones debe ser necesaria, es decir, el orden inverso
debe ser imposible.Esoes imposible percibir la posición aguas abajo del
barco antes de su posición aguas arriba, y es por esto último es objetivamente
antes de la primera. sucesión objetivo no se debe confundir con la sucesión
de las percepciones; el nuevo elemento añadido, la necesidad, o su
equivalente, Impossi-bilidad, se pone en' jugar sólo como una función de la
comprensión: la sensibilidad y la 'imaginación', en el sentido kantiano, se
puede determinar que la percepciónUN era antes de la percepción
SEGUNDO,pero no nos podemos asegurar que esto era necesario, que su
contrario era imposible. Sólo la relación causal puede verificar este hecho.
Usando el ejemplo de Kant, si pongo una bola de plomo sobre un cojín, la
depresión en el cojín será determinado por la buena forma de la pelota; Sin
embargo, si el colchón ya tiene una depresión en ella, recibido no sé cuando,
yo no sería capaz de llegar a la conclusión de que la existencia de una ventaja
ball.22 Por lo tanto,eso es mediante la afirmación de una relación causal que
puede estar seguro de que la percepción de la Depresión necesariamente (y
consecuentemente, objetivamente) seguido de la colocación de la pelota.
Ahora podemos ver cómo Kant invierte el problema de Hume: para Hume
la relación causal es más que una sucesión regular. El conocimiento de que es
puramente empírico: la mente establece que dos fenómenos han seguido unos
a otros hasta la fecha, y llega a la conclusión de que siempre lo harán. Pero,
¿qué tipo de sucesión se le considerando? Es evidente que una sucesión
objetiva. Según Kant, sucesiones objetivos presuponen la causalidad y no
pueden servir para definirlo.En vista de Hume, para establecer que un
fenómeno UN es la causa de un fenómeno SEGUNDO, hay que establecer en
repetidas ocasiones que segundo siguiente A. Pero, según Kant, al establecer
que segundo ha seguido objetivamente UN, que por lo tanto afirmamos una
relación causal. Eso Por lo tanto, era una nueva solución al problema de
Hume de que Kant amueblada con Su definición causal de la sucesión.
En otros aspectos, la analogía entre la sucesión y la simultaneidad parece
perfecto: así como la interacción de dos objetos es equivalente a una
secuencia reversible de las percepciones de ellos, la causalidad equivale a
una secuencia irreversible,
58 LA CAUSAL teoría del tiempo

es decir, una sucesión necesaria de percepciones. Decir que una sucesión


objetivo corresponde a una sucesión subjetiva necesario, sujeto a una regla
flxed, es decir que la causalidad y la sucesión objetivo son traducibles en el
ámbito de las representaciones por el mismo tipo de síntesis. Pero, para un
fenomenalista, esto equivale a confundir causalidad con sucesión objetivo, es
decir, a la adopción de la teoría causal leibniziana de sucesión y que se
extiende a la 'segundo modo de tiempo', la simultaneidad. Pero el propio
Kant no sacó explícitamente esta conclusión a partir de sus conocimientos
sobre la sucesión y simultaneidad objetiva con el fin de identificar a tiempo
objetivo con el orden causal. Sin embargo, la conclusión se sigue de
inmediato e inevitable de cualquier análisis atento. Schopenhauer, que hizo
una notable crítica de la teoría de Kant - queserá pronto considerará -
formulado la conclusión de este modo:

Si objetividad de la sucesión se conoce sólo de la causalidad, sería concebible sólo como tal, y
23
no sería más que esto ... siguiente y siendo el efecto sería una y la misma cosa.

Tengamos en cuenta, además, que en Kant la deflnition causal de la


simultaneidad es mucho menos preciso que el de la sucesión. A primera
vista, la condición necesaria y suficiente para dos objetos de ser simultánea
es la existencia de una acción recíproca entre ellos. Pero aquí es un pasaje
que parece sugerir una interpretación menos paradójica:

Podemos reconocer fácilmente a partir de nuestras experiencias que sólo las influencias
continuas en todaspartes del espacio pueden conducir nuestro sentido de un objeto a otro.
La luz, que juega entre nuestro ojo y los cuerpos celestes, produce una comunidad mediar
entre nosotros y ellos, y con ello nos muestra que conviven. No podemos cambiar nuestra
posición empíricamente, y percibir el cambio, a menos que importa enfermotodas las
partes del espacio hace que la percepción de nuestra posición posible para nosotros. Pues
sólo así por medio de su influencia recíproca pueden las partes de la materia establecer su
existencia simultánea, y de este modo, aunque sólo median-mente, su coexistencia, incluso
hasta el objeto más remoto.24

Esto parece sugerir que dos objetos que no actúan directamente sobre unos a
otros, sin embargo, pueden ser considerados simultánea, con la condición de
que ambos actúan de forma conjunta en un tercer objeto. Nosotrosserávolver
a estas diferentes posibilidades de deflnition cuando vamos a estudiar
algunas teorías recientes, cuyos autores tomaron el cuidado de formular sus
definiciones con una precisión capaz de satis-materializando los requisitos de
una lógica rigurosa. Obviamente, esto no es cierto de la exposición de Kant,
y sería un esfuerzo inútil para examinar sus proposiciones bajo un
microscopio logística. El punto esencial aquí es que, para Kant, la
simultaneidad es una combinación vagamente deflned de las relaciones
causales.
INTERPRETACIÓN Kant Phenomenalist 59

4. Examen de la crítica de SCHOPENHAUER

Las ideas de Kant sobre la teoría causal de tiempo a menudo han sido objeto
de más o menos justificada criticism.25 Vamos a analizar brevemente la más
completa de estos, expuesta por Schopenhauer en una sección conocida de su
tesis doctoral (23. Bestreitung des von Kant aufgestellten Beweises der
Aprioritiit des Kausalgesetzes' [ 'Una objeción a la prueba de la de Kant a
priori aspecto de ley causal ']. objeciones de Schopenhauer se dirigen casi
exclusivamente en la definición causal de la sucesión; rechaza, en primer lugar la
definición de simultaneidad en términos de interacción causal, teniendo en cuenta
este concepto contradictorio - por error, en nuestra opinión, ya que en la física de
Newton, con la que Kant estuvo de acuerdo, la ley de la gravitación universal
como la propagación instantánea estableció firmemente una interacción
universal, en el sentido kantiano. Las siguientes son las principales objeciones de
Schopenhauer a la naturaleza causal de la sucesión:
(a) Los ejemplos de Kant de las percepciones de una casa y un barco en
movimiento, según Schopenhauer, ambas sucesiones objetivas preocupación.
El orden temporal en que percibimos las diferentes partes ofthehouse
(aunqueellos son simultáneos) es tan objetiva como aquella en la que
percibimos las posiciones sucesivas Ofthe barco van río abajo: cada uno es el
resultado de un movimiento relativo, la primera, del movimiento del ojo con
respecto a la casa, y la segunda, del movimiento de la embarcación con respecto
al observador; el carácter voluntario de la primera no tiene importancia con
respecto al tiempo. Pero la objeción de Schopenhauer no es el punto, ya que en
ninguno de ejemplo niega Kant la sucesión de las percepciones como estados
subjetivos: lo que sí afirma es que en el primer ejemplo de una simultaneidad
objetiva, la de las partes coexistentes de la casa, corresponde a una sucesión
subjetiva, mientras que en el segundo, la sucesión subjetiva es paralela a una
objetiva. los
ejemplo de Kant, por tanto, demuestra de manera concluyente que las dos
series de percepción no tienen el mismo significado objetivo, y que desde el
punto de vista de la fenomenista esta diferencia debe basarse en fenomenales
DIF-rencias entre las dos series. Sin embargo, parece dudoso que se trata de
una diferencia entre la simultaneidad y la sucesión objetiva. Sin lugar a
dudas, las partes de la casa conviven, mientras que las posiciones de la
embarcación se suceden. Pero no se sigue de esto que las partes Ofthe casa
que yo sucesivamente per-concebido también coexisten. Esta inferencia
obviamente presupone la identidad 'numérico' del objeto, percibe dos veces
seguidas. Sin embargo, parece más de acuerdo con el estado actual de
nuestros conocimientos no tener en cuenta la duración de una sustancia en el
sentido de su identidad numérica a través de esta duración.
60 LA CAUSAL teoría del tiempo

Por el momento, vamos a limitan a indicar que una modificación adecuada de la


crítica de Schopen-Hauer saca a la luz un vacío importante en la teoría de Kant, que
proporciona una explicación causal de la sucesión y simultaneidad, pero no de la
duración. Esotambién parece dudoso que la simple propiedad de reversibilidad
sugerido por Kant es suficiente para distinguir los dos tipos de series de percepción:
por ejemplo, la simultaneidad objetivo de dos eventos instantáneos no puede ser
detectada por el método de Kant, ya que, que dura sólo un instante, es imposible
percibirlos uno tras otro - a menos que uno pone en juego el tiempo necesario para la
propagación de la luz o cualquier otro proceso físico que sirve de intermediario entre
el evento percibido y el cuerpo del observador. Además, este es un punto delicado,
desde Kant, como señala Schopenhauer, no parece haber tomado el tiempo de
propagación en cuenta.26Es evidente la existencia de una velocidad de propagación
fmite complica mucho la interpretación del proceso de percepción. Aún así,
adecuadamente modificada, la teoría kantiana podría ser adaptado a esta complicada
estado de cosas. Si la velocidad de la luz eran infmite, la correspondencia entre el
tiempo subjetiva y objetiva en la teoría kantiana podría ser representado por los dos
diagramas de la Figura 2.

s imultanei ty sucesión

Figura 2.

En estos diagramas la 'R de designar las representaciones, la 'O


deobjetos CORRE-pondiente (que acabamos de ver cómo Kant explica esta
correspondencia en un sentido fenomenalista), las flechas verticales
simbolizan la relación de correspondencia entre la representación y el objeto,
y fmally, las flechas horizontales simbolizan el orden temporal subjetiva de
las representaciones. En el diagrama frrst, la simultaneidad objetivo
corresponde a una secuencia reversible de representaciones (subjetivamente,
capaces de tomar lugar en ambas direcciones); en el segundo, la sucesión
subjetiva irreversible define una sucesión objetivo. Tal es la teoría de Kant,
sobre la base de la propagación instantánea.
INTERPRETACIÓN Kant Phenomenalist 61

Si rechazamos esto, las cosas se complican, ya que el orden temporal objetivo


de dos eventos puede ser la inversa de la de sus representaciones, siempre que los
eventos tienen lugar en lugares convenientemente elegidas; la reversibilidad de la
orden de las representaciones ya no garantiza la simultaneidad de los eventos
correspondientes. Para mantener la simultaneidad,eso sería necesario interpretar
la longitud de las flechas como una medida del intervalo de tiempo y, suponiendo
que subjetivamente rl precedido R 2, para hacer R 2 0 2 siempre que la suma de R
1 R2 y RIO 1.Pero este conocimiento se presupone claramente de la velocidad de
propagación, o, en el análisis final, el conocimiento del tiempo objetivo. Parece,
pues, ser un círculo vicioso en cualquier determinación de una relación temporal
objetiva, sirlce presupone la medición de una velocidad, y esto presupone tum
IRL algunos datos temporales objetivas. Sabemos cómo este dilema se resuelve
en la práctica: actuamos como si fuera la propagación aproxi madamente-
irlstantaneous para distancias relativamente cortas. Esta suposición no puede ser
probada por una mayor medida, ya que se presupone IRL todos determirlations
de tiempo objetivo:SiNo asumo que el telescopio, que n0w ver y con la ayuda de
los cuales voy a ser capaz de calcular el espacio-temporallocation de algún
evento estelar, era IRL tal y tal lugar hace un tiempo, nunca se lo voy a
demostrar. Este es un caso de unaa priorihipótesis (o más bien una convención
típica) que, bajo una forma u otra, es irlevitable IRL ningún conocimiento de lo
que es real. Dado este supuesto, aceptamos la propagación irlstantaneous withirl
un cierto domairl, y no lleguen a aplicarse los criterios kantianos. Para ir más allá
de este domairl irrltial, que volverá a ser necesario el uso de las relaciones
causales con el resto del universo, es decir, aquellos irlfluences y irlteractions
cuales lirlk la diversidad percibida por el sujeto en una irlstant dado a las regiones
más distantes del espacio y hora.Esoes a lo largo de estas influencias y
irlteractions que la estructura temporal de lo que se percibe es transmitida, hasta
fmally que abarca todo el universo. En el camino esta estructura perderá este
carácter semi-intuitiva, con la queesofue dotado en el domairl irrltial por la serie
de las percepciones sobre la que se basa. Lo que, en este domairl, era la
simultaneidad objetivo paralela a una secuencia de percepción se vuelve
reversible, fuera de ella, simplemente irlteraction; ¿cuál fue la sucesión objetiva,
en paralelo con una sucesión subjetiva irreversible, se convierte en la causalidad
asimétrica. Por lo tanto, nunca habría simultaneidad objetivo sin irlteraction, ni
sucesión objetivo sin causalidad, ya que dentro de la dornairl irlitial, así como
hacia fuera del lado de la misma, el orden temporal objetivo se deriva de
consideraciones certairl causales (cf. Capítulo VI, Sección 3).

(b) Schopenhauer próxima objetos que hay muchas sucesiones objetivas que
no tienen un carácter causal: por ejemplo, los sonidos de una melodía
62 LA CAUSAL teoría del tiempo

se suceden sin que el uno antes de ser la causa de la posterior; o, si salgo de


una casa, y un ladrillo, deslizamiento del techo, cae en mi cabeza, no va a ser
mi salida que causó la caída, aunque era antes de ella (ya que todas las
pruebas apuntan a la conclusión de que la ladrillo hubiera deslizado, aunque
nadie había salido de la casa).EsoPor lo tanto, es posible establecer que una
sucesión tuvo lugar sin apelar a la causalidad. - ¿Qué podría partidario de
Kant responder? En el primer ejemplo se distinguiría la sucesión de
sensaciones auditivas de la sucesión de sonidos, considerado como
fenómenos físicos. El primero, el único que es inmediatamente perceptible,
tiene que ver con el tiempo subjetivo y no está cubierto por la teoría causal;
este último puede Cer-tainly no establecerse sin consideraciones de recurso a
causal. En el segundo ejemplo, el de Kant, sin duda, pregunte en primer lugar
cómo se podría haber conocido esta sucesión sin causalidad. El ladrillo, (as)
objeto físico, es un cierto grupo de representaciones totalmente sujetos a una
regla objetivación común; lo mismo puede decirse del cuerpo del hombre
salir de la casa, teniendo en cuentaél sólo como una causa en este caso. Si
alguien vio al hombre salir antes de la caída del ladrillo, significa que una cierta
representación del grupo 'hwnan cuerpo' precedido (subjetivamente) otra
representación del 'ladrillo' grupo. Esta sucesión debe haber sido irreversible para
el observador de haber podido llegar a la conclusión de que era una sucesión
objetiva. Pero, en este caso, existe una relación causal entre los dos objetos. (Esto
podría ser la respuesta de Kant a la objeción de Schopenhauer). Eso es
inaceptable, decepcionante, por Schopen-Hauer, quien, aunque, en principio, un
idealista, sin embargo, se concibe a los objetos físicos como un realista, y no es
consciente de que para Kant no son más que las reglas para la síntesis de las
representaciones. EsoEs cierto que Kant phenomenalism no es una doctrina
completa, sino más bien un programa magnillcent cuya realización podría traer la
fama a toda una generación de estudiosos. Este programa se completará cuando
toda nuestra ciencia de lo real será expresable en términos de datos y reglas de
objetivar la síntesis inmediatos. Del mismo modo, nos parece que la teoría causal
de tiempo, en el sentido fenomenalista, representa nada más que un programa de
investigación, de realización sobre la base de una construcción fenomenalista
completa, de los cuales sólo tenemos los comienzos aquí. seguidores de Kant a
tratar, sobre todo, para eliminar sus representaciones 'virtuales' que son poco
representaciones en absoluto y que contradicen el principio mismo de
fenomenismo. En la construcción de la teoría causal de tiempo que van a utilizar
las indicaciones de Kant en el sentido de que las normas relativas a la
objetivantes orden temporal son del mismo tipo que las que tratan de la relación
causal; es evidente que la conexión causal, en tanto que es 'objetivo', debe
representarse en el dominio de las representaciones por reglas adecuadas.
INTERPRETACIÓN Kant Phenomenalist 63

Yendo aún más lejos, la respuesta a la objeción de Schopenhauer se puede


poner en una forma independiente de fenomenalismo de Kant aunque todavía de
acuerdo con su teoría Causai de tiempo. De hecho, es fácil demostrar que la
respuesta se desprende de los principios de causalidad y la interacción universal
de admitidos por Kant. El principio primero debe formularse en términos
sustancialistas de Kant: el estado de cada sustancia actúa sobre cada estado
posterior de cada otra sustancia. Y el segundo: hay una interacción entre los dos
estados simultáneos de cualquiera de las dos sustancias. (Tengamos en cuenta
que, por lo tanto formulado, estos dos principios se convierten en los defmitions
de sucesión y simultaneidad, respectivamente, mientras que Kant consideró que
eran sintéticaa priorijuicios. No vamos a examinar este desacuerdo, inadvertido
por Kant y tal vez sólo aparente.)
Dicho esto, volvamos al ejemplo de Schopenhauer. Mi salía de la casa es
un estado de la sustancia que se llama mi cuerpo; la caída del ladrillo es un
estado posterior de otra sustancia. De acuerdo con ambos los principios de
causalidad y de interacción universal, no debe existir una influencia que
emana del Estado primero y llegar a la segunda. Esoes precisamente siguiendo
esta influencia viene del estado frrst y terminando en la segunda que, según la
hipótesis de Kant, puedo inferir una relación de sucesión objetiva entre los
dos estados sustanciales. Por ejemplo, en el caso particular de la sucesión
percibida donde la luz, 'jugando' entre el objeto y el cuerpo del observador,
según Kant, crea, una interacción dinámica entre los eventos sucesivamente
percibidasEl y E2 y los estados E1 ' y E2' del cuerpo del observador, que son
respectivamente simultánea con ellos, la cadena causal mi 1, El 'E2', E2
enlaces de eventos anteriores El a eventos posteriores E2 a través del cuerpo de
la observador. EsoParece entonces que en el ejemplo de Schopenhauer, en efecto,
hay una acción causal por su evento anterior a la posterior, si la sucesión ser
percibido o inferida. ¿Qué le da el argumento de Schopenhauer su fuerza
aparente, y también de fi nición de Kant su aparente rareza, es el hecho de que de
fi nición de Kant parece presupone que cada evento contiene la causa completa de
cada evento posterior. Pero está claro que esta no es la opinión de Kant; que sólo
está pensando en una influencia, es decir, una determinación parcial.
Básicamente, para Kant, la sucesión es equivalente a una determinación
asimétrica parcial, la simultaneidad a una determinación simétrica parcial. En
nuestro ex amplio particular, esto significa que para que el hombre de dejar que
sea antes de la caída del ladrillo, es necesario y sufftcient que un evento más
extendido de que las formas dejando una parte ser la causa de un evento
extendido de que la caída es una parte. Por lo tanto la dificultad, señalado por
Schopenhauer, se desvanece, un difftculty que habría atribuido a Kant una
opinión que él no poseía en absoluto.
64 LA CAUSAL teoría del tiempo

(c) tercera objeción de Schopenhauer es que si la teoría de Kant fuera


cierto
no podía saber la realidad de la sucesión sin conocer su necesidad, lo que
podría ser posible sólo para un entendimiento que percibe todasla serie
causal a la vez, es decir, una comprensión omnisciente. "Kant tiene
cargado el entendimiento con una imposibilidad simplemente con el fin de tener
menos necesidad de la sensibilidad ". 27Esta objeción significa de hecho que a
menudo pensamos que sabemos algunas sucesiones reales con todas las posibles
certeza, si bien parece im-posible establecer su necesidad causal, ya que para ello
sería necesario conocer todas las sucesiones de la misma naturaleza . Pero recordemos
una vez más que Kant está pensando en conocimiento del universo objetivo: este
conocimiento es siempre inductiva y siempre va más allá de lo inmediato dado. El
conocimiento de una simple sucesión objetivo, en principio, plantea las mismas
dificultades que el conocimiento de una relación causal o de cualquier otro hecho
objetivo, por compleja. La definición causal de simultaneidad objetiva hace esoclaro
que sólo se puede inferir con probabilidad, sin que seamos capaces de adquirir
conocimiento inmediato e incuestionable de la misma. Esto tendría el efecto de
requerir la realización de un número infinito de secuencias de percepción que resultan
de una inversión arbitraria en una secuencia dada, lo cual es imposible. Según Kant el
conocimiento de una sucesión o simultaneidad se apoya en el conocimiento sensible
de una sucesión subjetiva, pero los dos no debe confundirse con los demás. Por lo
tanto, no es correcto decir, como lo hace Schopenhauer, que Kant entiende mal el
papel de la sensibilidad en el conocimiento del tiempo. Volveremos a este problema
cuando hablamos de la teoría de Reichenbach. Por el momento, vamos a simplemente
observamos el hecho curioso de que el reproche de la mala interpretación del papel de
la sensibilidad en el conocimiento del tiempo, hecho por Schopenhauer a Kant,

Si Intento, por el mero entendimiento, para representar a mí mismo las relaciones exteriores de
las cosas, esto sólo se puede hacer por medio de un concepto de su acción recíproca; y SiTrato de
conectar dos estados de una y la misma cosa, esto sólo puede estar en el orden de los motivos y
consecuencias. De acuerdo con ello, Leibniz concibe el espacio como un cierto orden en la com-
nidad de sustancias, y el tiempo como la secuencia dinámica de sus estados. Lo que el espacio y
el tiempo parecen poseer como adecuado para sí mismos, en la independencia de las cosas, que
atribuyó a laConfusión en sus conceptos, que nos ha llevado a considerar lo que es una mera
forma de las relaciones dinámicas como una intuición especial, autosuficiente y antecedente a
28
las cosas mismas.

Este paso es especialmente notable por su resumen de dinamismo espacio-


temporal de Leibniz; conflfms que el hecho de que la teoría causal de
Leibniz sólo hace hincapié en un concepto de tiempo implícita contenida en
su dinamismo. Pero también nos recuerda el doble cambio que Kant llevó a
Leibniz
sesenta
INTERPRETACIÓN Kant Phenomenalist y cinco

dinamismo: la interpretó phenomenalistically y demostró que era inadecuada


con respecto al conocimiento empírico, que es la síntesis de las veces subjetiva
de la sensibilidad y el tiempo de dinámica de entendimiento. (Cf. capítulo II,
sección 5).

¿Cómo podemos conciliar la afirmación de Kant de que la objetividad de la sucesión sólo


se conoce por la necesidad de seguir el efecto de su causa con su otra afirmación (Razón
Crítica ofPure, 1ª ed., P. 203; Quinta ed., P. 249) que la sucesión es la empírica criterio
en cuanto a cuál de los dos estados es la causa y cuál el efecto? ¿Quién no ve aquí el
círculo más obvio?29

Esta objeción es de suma importancia para cualquier teoría causal oftime. Si, con
el fin de distinguir la causa del efecto, esoes necesario conocer la relación
temporal entre los dos, nunca será posible deducir el orden temporal de la orden
causal sin un círculo vicioso. El pasaje en el que Kant afirma que la sucesión es
el único criterio empírico de la causalidad nos parece muy cuestionable. Si Kant
estaba pensando en la sucesión objetiva, entonces la crítica de Schopenhauer es
el sonido. Pero también podría ser posible que Kant estaba pensando en la
sucesión subjetiva; Si ese es el caso, no hay círculo vicioso en considerarla como
un criterio de causalidad, y la causalidad como la definición de la sucesión
objetiva. Todo depende, entonces; sobre cómo Kant concibe el conocimiento
empírico de una relación causal en particular. A lo mejor de mi conocimiento, en
ninguna parte de Kant ¿hay algún indicio de esto. Veremos posteriormente cómo
sus sucesores,

5. La pluralidad de conceptos de tiempo en Kant

cuatro objeciones de Schopenhauer no parecen ser decisivos en lo que respecta a


la teoría de Kant. Señalemos una objeción quinta que, aunque sugerida por el
texto de la Crítica, al parecer, no se preocupe Schopenhauer:
¿Cómo debemos reconciliar la teoría causal de Kant con sus puntos de vista
expresados en la Estética trascendental? Si el tiempo es una intuición pura,
¿cómo puede ser idéntica a la conexión causal de los fenómenos? No tenemos
ninguna intención de negar que esto presenta una dificultad real para cualquier
persona que atribuye una teoría causal de tiempo para el autor de la Estética. Sin
embargo, tal vez esta dificultad no es insuperable, y, sin pretender exactitud
histórica absoluta para lo que sigue, indicaremos brevemente cómo podría ser
eliminado; todo lo que decimos es que es posible coordinar los dos conceptos
kantianos de tiempo sin dejar de tomar en cuenta su teoría general de
Conocimiento empírico de punta. Sabemos que, en su análisis del conocimiento
empírico, Kant claramente
66 LA CAUSAL teoría del tiempo

distingue entre la intuición (Anschauung) y la percepción (Wahrnehmung);el


hombre tiene una intuición pura del tiempo como una forma de sensibilidad, pero,
estrictamente hablando, no tiene la percepción de la misma. Esta afirmación de
que el tiempo no puede ser percibido, juega un papel decisivo en las pruebas de
los tres analogías; su origen se explica fácilmente por el hecho de que Kant
atribuye a tiempo de las propiedades de duración absoluta de Newton, y esta
duración, "verdadero, absoluto, y Mathe-matical", distinto de duración "aparente,
relativo, y sensible", no es claramente perceptible. Kant adopta la teoría causal
para explicar nuestro conocimiento empírico de tiempo absoluto y no perceptible.
Si el tiempo pudiera ser percibido como fenómenos, la posición de los fenómenos
en el tiempo se dará inmediatamente a los sentidos y no requeriría la ayuda de la
comprensión y los principios de causalidad y la interacción. Entonces habría tres
distinciones: para hacer tiempo puro, una forma del sentido interno; tiempo
subjetivo, el orden de las representaciones; y el tiempo objetivo, el orden de los
fenómenos. La primera es irreducible dada e inmanente en la mente
humana;esosin duda sería contrario a la doctrina de Kant, que distingue entre la
comprensión y la sensibilidad como fuentes absolutamente independientes de
conocimiento, para deducir el tiempo, una forma de sensibilidad, de la causalidad,
principio de la comprensión. Hay-tanto, la teoría causal ciertamente no es
aplicable a la concepción kantiana de tiempo puro. Tampoco es aplicable a tiempo
considerado como el orden de las representaciones, o más generalmente, de los
estados subjetivos como tal, porque Kant invoca causalidad para explicar la
transición desde el momento subjetiva de representaciones de la hora de objetivo
de fenómenos; El primero es el punto de partida para y presupone la aplicación de
la causalidad, y por consiguiente no puede ser explicado por el mismo. Por lo
tanto, la teoría causal es aplicable exclusivamente a tiempo objetivo, a diferencia
de tiempo puro y el tiempo inherente al flujo psíquico. Esta distinción ninguna
parte se ha hecho de forma explícita por Kant; sin embargo, nos parece, de
conformidad con el espíritu general de su doctrina y nece-sario de su coherencia.
Hay ciertos pasajes que pudieran interpretarse como una afirmación de la
identidad del tiempo puro de la sensibilidad con el tiempo objetivo de los
fenómenos: en este caso, el orden objetivo de los fenómenos sería una
consecuencia de sus respectivas situaciones en tiempo puro, y la causalidad sería
necesarios sólo para el conocimiento de esta situación. Pero esta distinción entre
'ser' y el 'saber' no nos parece estar en el espíritu de la Crítica, según la cual los
fenómenos existen para nosotros sólo en la medida en que sean conocidas por
nosotros,En hecho que no debemos olvidar que la Razón Crítica ofPureera lo
largo de su parte positiva 'un ensayo en la filosofía física'. Su principal
preocupación es la posibilidad de síntesisa priori juicios, que son en
INTERPRETACIÓN Kant Phenomenalist 67

hecho de los principios de la física newtoniana. famosos preliminares de-


fmitions de Newton, que hicieron las entidades trascendentes de espacio y
tiempo, son la clave de toda la estética trascendental. Sin embargo, como la
filosofía física de Kant es una crítica del conocimiento físico y no una
metafísica del universo material, espacio y tiempo absolutos., Que eran
básicamente de Newton atributos divinos, se convirtió para Kant una forma
de representación humana. La revolución logrado por Kant, era menos una
copernicana (como él himselfliked llamarlo,) que una socrático uno:

Por el tiempo no se ve como aquella en la que la experiencia determina inmediatamente la


posición de toda existencia. Tal determinación es imposible, en la medida en tiempo como
absoluta no es un objeto de percepción con la que podían ser confrontados apariencias.
¿Qué determina para cada aspecto de su posición en el tiempo es la regla de la
comprensión a través de la cual solo la existencia de las apariencias pueden adquirir
unidad sintética lo que respecta a las relaciones de tiempo; y esa regla en consecuencia
3o
determina la posición.
Eso es de hecho las reglas del entendimiento, con sujeción a los principios de
causalidad y la interacción universal, que engendra el orden temporal objetivo de
los fenómenos.
Estos son los físicos, o más precisamente, de Newton, las preocupaciones
de Kant que aparecen en la naturaleza triple de tiempo que acabamos de
exponer. Lo que nos parece invitar a la crítica en estas ideas de Kant no es
que ellos admiten demasiadas veces distintas, sino más bien demasiado
pocos. Para explicar epistemológicamente la diferencia entre la época de
Newton y el tiempo subjetivo, Kant parece haber recurrido al carácter causal
de la ftrst, en contraposición al carácter sensible de la segunda. Pero esta es
suficiente para entender cada objectiftca-ción de tiempo razonable? La teoría
de Kant presupone claramente que sólo hay un tiempo objetivo, a saber, el de
la física. Pero ¿cómo vamos a clasificar las relaciones temporales entre los
diferentes flujos psíquicos? La simultaneidad de dos sucesos físicos pertenece
al tiempo físico, la simultaneidad de mis repre-sentaciones, subjetivo tiempo.
Pero a qué hora le pertenece la simultaneidad de mi representación con la de
mi vecino? Está claro que no puede ser ni sensatez dado, ni reducido a la
causalidad física.EsoPor lo tanto, parece que, además de tiempo subjetivo y el
tiempo físico, los únicos considerados por Kant, hay que distinguir un tiempo
intersubjetivo en el conocimiento empírico, y que si la descuidamos nunca
llegaremos a comprender el conocimiento histórico de las relaciones
intersubjetivas. Por otra parte, este conocimiento órdenes fenómenos
psicológicos con respecto no sólo entre sí, sino también a los fenómenos
físicos. Esto es lo que nosotros mismos lo hacen constantemente cuando nos
con-Sider como un movimiento posterior a la decisión de ejecutar, o lo
percibido
68 LA CAUSAL teoría del tiempo

evento como aproximadamente simultánea con nuestra percepción de ella.


Estapsicofisiológico orden, en uso constante en la psicología y la fisiología,
implica otra objetivación del tiempo subjetivo, que no encaja en el esquema
kantiano. De este modo, el orden temporal tiene cuatro formas distintas,
dependiendo de si se refiere dos sucesos físicos; o dos estados de una conciencia;
o dos estados que pertenecen a diferentes flujos psíquicos; o, finalmente, dos
estados, de los cuales uno es físico y otro psicológico. La teoría de Kant, con
miras a una interpretación epistemológica de la física newtoniana, hace un
estudio exhaustivo de sólo la primera forma de esta orden, sólo se toca la
segunda, e ignora por completo los dos últimos. Lo mismo puede decirse de los
autores postkantianos, que, debido a su interés en una epistemológico inter-
pretación del tiempo físico, no prestó atención a tiempo intersubjetivo y psico-
fisiológica y se contentaron con algunas observaciones resumen sobre el tiempo
subjetivo,mutatis mutandis, lo mismo podría decirse de tiempo físico. Creemos,
sin embargo, de que sólo un análisis simultáneo y de mayor alcance de todas las
formas de orden temporal, como se da en la Parte II de este libro, tiene alguna
posibilidad de hacernos comprender la totalidad de nuestro conocimiento
empírico de tiempo, y, en en particular, la génesis del tiempo universal, que
abarca todos los fenómenos, tanto física como psicológica en un solo pedido. Eso
puede ser que esto proporcionará la explicación de la oposición entre el tiempo
puro de la Estética trascendental y el tiempo causal de la Analítica.

Así, la teoría de Kant, sin duda, contiene algunas lagunas importantes.


Nunca-theless se hizo un avance decisivo sobre la teoría causal de Leibniz.
Leibniz trató solamente la sucesión de una manera causal, mientras que Kant,
dejando de lado la duración, dio una explicación causal de la sucesión y
simultaneidad, que estuvo de acuerdo con los principios de la física newtoniana.
Leibniz descuidado el problema epistemológico; Kant explica la génesis
epistemológico del orden temporal física mediante el análisis del papel
desempeñado por el tiempo subjetivo y la causalidad en nuestro conocimiento del
tiempo físico. Sin duda, incluso los datos del problema de Kant se cambiarán
cuando la ciencia se ve obligado a abandonar los principios newtonianos. No sólo
sus definiciones causales, sino también su interpretación fenomenalista entonces
tendrán que ser revisadas.Eso nos parece muy lamentable que el desarrollo
posterior de la teoría causal del tiempo ha sido casi exclusivamente re-stricted al
componente epistemológico de la teoría de Kant (que era una continuación de las
ideas de Leibniz), mientras que la parte más duradero de la obra de Kant, a saber,
su profunda aunque las consideraciones epistemológicas incompleta
INTERPRETACIÓN Kant Phenomenalist 69

sobre la relación entre el tiempo subjetivo y el tiempo físico, así como el papel
de la causalidad en el conocimiento (y no sólo la estructura) del tiempo físico, no
fue desarrollado por sus sucesores.
III

ADAPTACIÓN LECHALAS' CAUSAL DE LA TEORÍA


DE TIEMPO PARA leyes de la física de Einstein-PRE

1. OBSERVACIONES GENERALES SOBRE TEORÍA LECHALAS'

No vamos a pasar tiempo en el estudio de los diversos autores postkantianos,


como Balmes 31 o Lotze, 32 que, mientras que formularon el principio de la
teoría causal de tiempo bastante precisión, no enriquecerla con nuevas ideas.
Lechalas fue el primero en dar la teoría causal de tiempo una exposición
explícita y sistemática. El mismo título del capítulo dedicado a esta teoría en
suEtude sur l'Espace et Ie temps33 (Estudio del espacio y el tiempo) es en
sí mismo un considerable fiebre aftosa: 'Identité de la relación temporelle et
de la relación de causalité occasionnelle (La identidad de la relación
temporal con el Relación de causalidad ocasional ') - que, si dejamos a un lado la
última palabra francesa, ya recuerda mucho más el lenguaje de las teorías
causales recientes que la de aquellos que, según él como precursores. Él parece
haberse dado cuenta, tal vez antes que nadie, que la teoría relacional de Leibniz
no resuelve todos los problemas epistemológicos sobre el tiempo, que es
importante reconocer que el tiempo es un conjunto de relaciones, y no una 'cosa',
un receptáculo para eventos , pero que el punto esencial sería la capacidad de
analizar la relación temporal, para reducirlo a elementos más simples o más
racionales. Él pensó que había encontrado en Kant la verdadera solución al
problema: "Kant desarrolló los puntos esenciales de lateoría causal de tiempo,
34y su epistemología es ante todo una filosofía de las ciencias. Se interesa en el
momento de la física y la psicología en lugar de en el tiempo deEl dada
inmediatamente y de sentido común, que es importante e irreductible a la
primera.

70
ADAPTACIÓN LECHALAS' de la teoría causal 71

2. EL principio del determinismo, considerado como la definición del orden temporal

Aquí es cómo se formula el principio de la teoría causal de la sucesión: "Si


consideramos el mundo de los cuerpos, el principio de determinismo
mecánico afirma que el estado de un sistema de puntos materiales en un
instante dado es detet extrae-por sus estados anteriores y determina sus
estados posteriores: para nosotros, este principio se puede reducir a la
afirmación de que los estados de este sistema determinan el uno al otro, y
que los estados determinantes se dice, por definición, a ser anterior a los
estados determinados, cada estado siendo, por otra parte, tanto determinados
y determinan, dependiendo de cómo se tiene en cuenta su relación con uno u
otro de los diversos estados ". (Ejercicio musical,pag. 175.)
El principal mérito de esta afirmación es que plantea la cuestión en
términos claros y la restringe a un dominio ftxed. Esosin embargo, plantea
muchos problemas, algunos de los cuales fueron previstos y analizados por
Lechalas. Una enumeración completa y exacta de todos los conceptos
involucrados es de suma importancia en el estudio de esta teoría causal
oftime, donde el principal escollo a evitar es el de circularidad (relaciones
causales utilizados en la de fi nición de tiempo puede, a su vez, presupone la
noción de tiempo). Así, en la fi nición propuesto por Lechalas, según el
cualque uno de dos estados conectados de un sistema material que
determina el otro es el anterior, la noción de 'estado de un material sistema'
ya parece contener la noción de tiempo, por varias razones. En primer lugar, el
estado de un sistema de puntos materiales es un grupo de estados simultáneos de
todos los puntos del sistema; el concepto sería entonces presuponer la
simultaneidad, que es una relación temporal. Lechalas no sostienen que "la
noción de un estado estático de un sistema de puntos materiales es, en realidad,
una noción extra-temporal. Hora aparecerá si tenemos en cuenta varios estados
diferentes de un mismo sistema de puntos, pero ninguno de estos estados,
considerado aisladamente, implica la idea del tiempo ". 36¿Pero es ese el caso
realmente? Obviamente Lechalas ve el estado instantáneo del sistema como
completamente determinado por las distancias mutuas entre sus puntos, es decir,
por su aspecto geométrico; por lo tanto, que implicaría único espacio, y no el
tiempo. Pero si el estado instantáneo de un sistema completamente determinados
por su conftguration geométrica, tendríamos que concluir que su evolución
depende sólo de las trayectorias de sus puntos. Pero esto es falso, ya que hay
sistemas que pasan por la misma trayectoria en el curso del tiempo, pero cuya
evolución, sin embargo, difiere de un caso a otro, aunque sólo con respecto a la
velocidad de la marcha en el curso. Por consiguiente, la noción del estado de un
sistema material, incluso la noción del estado de un punto material (desde un
punto por sí mismo puede constituir una
72 LA CAUSAL teoría del tiempo

sistema), implica algo más que la indicación de su posición espacial, y que


también debe tenerse en cuenta, en su análisis de la tendencia hacia el cambio
instantáneo, Gust en el punto en movimiento), también conocida como la
leibniziana 'Conato'.
Lo que debe entonces entenderse por 'estado momentáneo de un punto
material'? Desde luego, no la suma de todas sus propiedades en un momento
dado, por esto implicaría un conocimiento de las relaciones entre este punto y
todo lo demás; ni siquiera la suma de los de sus propiedades que son físicamente
comprobable en este instante, para esto también implicaría un conocimiento de
las relaciones de la punto con el universo actual. En términos prácticos, por 'el
estado físico momentáneo de un punto material' nos referimos a la declaración de
su posición y la velocidad en el instante -dada. ¿Por qué no incluimos también la
aceleración o derivadas de orden superior con respecto al tiempo, que son
también claramente propiedades instantáneas del momento? La respuesta es
obvia: con el fin de estar en condiciones de afirmar el principio de causalidad
forma más sencilla posible. Dado que las leyes de Newton del movimiento son
ecuaciones diferenciales de segundo grado, cuya integrales están determinados
por dos condiciones iniciales, para poder afirmar que el curso de un sistema de
material aislado está completamente determinado por su estado inicial, tendremos
que definir el estado físico por dos propiedades. El lado con-vencional de esta
definición es obvio. Si las ecuaciones diferenciales del movimiento eran de un
grado más alto que el segundo, que definiría el estado del sistema (materiales) de
manera diferente, con el fin de mantener el principio de causalidad en su forma
habitual, lo que está de acuerdo con la vaga pero sin embargo tenaz la intuición
del sentido común. ¿Hay que deducir de esto que la causalidad física no es una
relación lógica definible en términos de una geometría espacio-tiempo, sino que
siempre es relativa a nuestro conocimiento de las leyes de la naturaleza? O
estamos a la conclusión de que el principio de causalidad no es racionalmente
deducible a partir de la descripción espacio-temporal de los fenómenos, pero es el
resultado de la forma especial de las leyes de la física clásica y de una definición
convenientemente elegido de 'estado físico'? Creemos que no; lo que es
convencional en la definición del estado instantáneo de un punto físico es que,
por razones de economía, se tiene en cuenta sólo dos propiedades instantáneas.
La elección de estas dos propiedades particulares, posición espacial y la
velocidad, es también uno convencional. Estos son elegidos porque parecen ser
más fácilmente manipulable que otros los teóricamente posibles (por ejemplo, los
valores instantáneos de los derivados de un mayor grado). Pero lo que no es
convencional es el hecho de que el conocimiento de la posición y de la velocidad
instantánea (o de otras dos propiedades convenientemente elegidas) es suficiente
para determinar la evolución del sistema de una manera única. Se concluye de
esto que el círculo vicioso en la definición de causalidad
ADAPTACIÓN LECHALAS' de la teoría causal 73

de la sucesión de estados físicos es sólo aparente. Es cierto que la definición


usual de estado físico contiene la noción de la velocidad, que a su vez
contiene el tiempo de forma explícita. Pero podemos evitar el círculo
viciosoSi nos damos cuenta de que esta definición está conectado con un
método especial de determinar el estado físico de un punto material en
términos de su posición y velocidad relativa a un sistema de coordenadas:
este estado también se puede describir por medio de otros parámetros, cuya
ya no determinación presupone el conocimiento de manera explícita tempo ~
colhechos (por ejemplo, el valor instantáneo de la energía, que se define a su
vez por el equivalente térmico, o el valor instantáneo de la fuerza aplicada al
punto). Una distinción debe hacerse aquí: el estado deEl punto material
podría ser determinado por los parámetros teóricamente defmable sin
recurrir a la noción de tiempo, aunque se produce cada vez en física
experimentar. Más adelante volveremos a esta importante distinción
(Capítulo V, Sección 3), aceptando, con la advertencia de que se sugiere, la
posibilidad de una defmi-ción extra-temporal del estado de un punto
material.
Si se admite que el estado de un punto material está perfectamente
determinada por las propiedades cuyos defmitions no explícitamente implica
tiempo, el hecho sigue siendo que con el fin de elegir la secuencia de estados
de cada punto de ese estado que es miembro de un grupo particular que
constituye un estado deEl sistema, un principio de elección debe ser
empleado, que no es otro que la simultaneidad. Tal vez una forma
esquemática de razonamiento le ayudará a señalar la necesidad de un
principio de elección. Consideremos un sistema que contiene S norte puntos
materiales Pl. pag z • ... ,PAGn, cada uno de los cuales pasa a través de una
serie de estados (continua, como en la física clásica, o discontinuo, como
Lechalas supuestos, a este respecto anticipando la física cuántica) 0,37 nos
llamada Vamos E ~ el mes estado del punto PAGnorte (La variable metro
deberá ser continuo o discontinu-ous, como puede ser el caso), y vamos a
organizar los estados de cada punto en algún orden extratemporal arbitraria. El
estado del sistema a continuación, se represen-tantes un grupo de estados (ETI,
E'R 2, ... , BRN). ¿Cómo será el físico, con el fin de completar el estado al cual
ET yo pertenece, elegir el conjunto E2 el elemento E'r2 en lugar de cualquier
otra, o en general, el estado E '/ (k de el grupo ek (1 < k ~ norte)? Claramente
mediante la determinación de que los estados son simul-simul- con ETI.La
noción del estado de un sistema de puntos materiales hace, por lo tanto,
presupone la noción de simultaneidad, y lo mismo es cierto del principio de
determinismo mecánico empleado por Lechalas. Conse-cuentemente, con el fin
de completar su teoría, sería necesario defme simultaneidad con independencia
del principio del determinismo. Para ello, sólo tenemos que seguir los pasos de
Kant y defme simultaneidad en términos de interacción. En la física de Newton,
la gravitación universal constituía una
74 LA CAUSAL teoría del tiempo

interacción precisamente en el sentido de Kant y por lo tanto podrían servir


para definir la simultaneidad. Por ejemplo, para decidir qué posición del
puntoPAGz es simul-simul- con alguna posición de punto PI, uno sólo tendría
que medir la fuerza con la que atrae PI pz cuando PI está en el stateETI [Y lo
llaman F:] entre todos los estados mi z a través del cual el punto PAGz pasa, la
que es simultánea a ETI será que, cuando la fuerza ejercida por [Pz en PI] será
exactamente igual y opuesta [a F] . Eso Es fácil imaginar varios otros
procedimientos que nos permiten deducir una definición de simultaneidad de
la ley de la gravedad, y está claro que la propagación instantánea de la fuerza
gravitacional debe entender de manera implícita o explícitamente en todos
estos defmitions.
En completando así la teoría Lechalas' para ajustarse a Kant de que sólo
sería reemplazar los principios de causalidad y la interacción universal en las
definiciones de Kant de sucesión y simultaneidad con las declaraciones de un
significado físico más preciso - los principios del determinismo mecánico y
la gravitación universal. Más tarde, vamos a tratar de analizar la importancia
de este procedimiento, que consiste en tomar un principio científico básico
como una de fi nición, y que, gracias a Poincaré en especial, ha llegado a ser
tan importante en la filosofía contemporánea de la ciencia. Por el momento,
nos limitaremos nuestra atención a fmding determinar si dos principios de
Kant, o los equivalentes físicos que acabamos sustituido por ellos, son
igualmente necesarias para la definición de un orden temporal del devenir.
Tengamos en cuenta, de hecho, que la ley de la gravitación universal fue
único en la física pre-Einstein, ya que el agregado de fenómenos no-
gravitacional se rige por leyes que suponían ninguna propagación
instantánea. interacción Universal no se definió para estos fenómenos, cuyo
proceso de cambio, sin embargo, reveló el mismo orden temporal como la de
los fenómenos gravitacionales. Esta orden fue definibles independientemente
de la noción de interacción, y uno sospecha que el principio del
determinismo, solo supone válida, era adecuado para su definición. De
hecho, vamos a demostrar que empujando la explicación causal más allá de
Lechalas hizo, podemos deducir el orden temporal de sucesión y
simultaneidad desde el principio del determinismo mecánico. ya que el
agregado de fenómenos no gravitacional se rige por las leyes que presuponía
no propagación instantánea. interacción Universal no se definió para estos
fenómenos, cuyo proceso de cambio, sin embargo, reveló el mismo orden
temporal como la de los fenómenos gravitacionales. Esta orden fue definibles
independientemente de la noción de interacción, y uno sospecha que el
principio del determinismo, solo supone válida, era adecuado para su
definición. De hecho, vamos a demostrar que empujando la explicación
causal más allá de Lechalas hizo, podemos deducir el orden temporal de
sucesión y simultaneidad desde el principio del determinismo mecánico. ya
que el agregado de fenómenos no gravitacional se rige por las leyes que
presuponía no propagación instantánea. interacción Universal no se definió
para estos fenómenos, cuyo proceso de cambio, sin embargo, reveló el
mismo orden temporal como la de los fenómenos gravitacionales. Esta orden
fue definibles independientemente de la noción de interacción, y uno
sospecha que el principio del determinismo, solo supone válida, era adecuado
para su definición. De hecho, vamos a demostrar que empujando la
explicación causal más allá de Lechalas hizo, podemos deducir el orden
temporal de sucesión y simultaneidad desde el principio del determinismo
mecánico. Esta orden fue definibles independientemente de la noción de
interacción, y uno sospecha que el principio del determinismo, solo supone
válida, era adecuado para su definición. De hecho, vamos a demostrar que
empujando la explicación causal más allá de Lechalas hizo, podemos deducir
el orden temporal de sucesión y simultaneidad desde el principio del
determinismo mecánico. Esta orden fue definibles independientemente de la
noción de interacción, y uno sospecha que el principio del determinismo,
solo supone válida, era adecuado para su definición. De hecho, vamos a
demostrar que empujando la explicación causal más allá de Lechalas hizo,
podemos deducir el orden temporal de sucesión y simultaneidad desde el
principio del determinismo mecánico.
Llamemos a 'configuración del sistema' cualquier conjunto de estados que
contienen uno y solo un estado de cada punto del sistema 38 (por lo tanto, un
estado del sistema es una configuración de elementos simultáneos).
Cualquier descomposición del conjunto de estados del sistema en
configuraciones será llamada 'descomposición causal' si satisface las
siguientes condiciones: (1) cada elemento del conjunto es parte de una
configuración, (2) dos configuraciones diferentes no tienen ningún elemento
en común, (3) estas configuraciones forman una serie causal, es decir, son tan
ordenó que cada configuración anterior determina el uno posterior (nos
ADAPTACIÓN LECHALAS' de la teoría causal 75

volverá más tarde a la importante noción de determinación). Podemos ver


que el único efecto de la introducción de la orden temporal en un sistema
mecánico es para dividir el conjunto de los estados de los puntos del sistema
en diferentes clases, que se puede considerar como las configuraciones
resultantes de un decom posición causal de la conjunto E ~. Ahora, las
propiedades (1) ~ (3),característico de descomposiciones causales, contiene ni
el concepto de simultaneidad ni la de la sucesión: por lo tanto pueden ser
utilizados para definir ambos. En otras palabras: los eventos del sistema
deben descomponerse en eventos sucesivos '' 'simultáneo' y para que el
principio del determinismo está satisfecho, por definición. Por lo tanto,
decidir si, de los dos estados E'J: y Em, ',uno es antes de la. otra, [y si es así,
norte .
cuál], o si son simultáneo, todos los estados de los puints del sistema
deben estar dispuestos en configuraciones condiciones satisfactorias (1) - (3).
Silos dos eventos están en la misma configuración, se dice que ser
simultánea; si pertenecen a dos configuraciones diferentes, se dijo que el uno
perteneciente a la configuración de la determinación a ser anterior a la uno
perteneciente a la configuración determinada. Las configuraciones que
constituyen una descomposición causal son los estados del sistema; el orden
temporal de los estados coincide con el orden causal de las
configuraciones.Enfísica newtoniana, la única física prevista por LechaJas,
para cualquier sistema dado que sólo había una descomposición condiciones
satisfactorias (1) - (3). Relatividad especial ha demostrado que para un
sistema material dado, hay un número infinito de tales descomposiciones,
cada uno con relación a una elección del sistema de coordenadas. Las
propiedades de la orden temporal se pueden expresar en términos de las de
descomposiciones causales; Por ejemplo, el carácter absoluto de la
simultaneidad corresponde a la singularidad de la descomposición. La
ventaja de este método de descomposiciones causales sobre el método
combinado de Kant y Lechalas discutidos anteriormente es que no hace uso
del principio de interacción universal y es por lo tanto capaz de
generalización en la ciencia caso eran para rechazar la hipótesis de
propagación instantánea mientras que todavía manteniendo el principio del
determinismo. 39
Pero aquí hay una nueva dificultad que surja del uso de este principio: por
un estado de un sistema de puntos materiales para determinar sus estados
posteriores, éstas deben depender sólo de las fuerzas dentro del sistema, o
más en general, la variación del campo de fuerzas en la que evoluciona el
sistema deben ser fijados de antemano; es evidente que en diferentes
campos, el mismo estado inicial deEl sistema podría dar lugar a diferentes
estados posteriores. Por consiguiente, el principio de la mecánica de-
terminism invocada por Lechalas puede afirmar más rigurosamente como
sigue: "El estado de un sistema de puntos materiales en un instante dado t se
determina por el estado del mismo sistema en un instante previo a y por el
76 LA CAUSAL teoría del tiempo

variación en el campo de fuerzas a las que el sistema está sujeto durante el


intervalo que separa estos instantes "En el caso particular de un sistema
aislado, todas cuyas fuerzas emanar de sus propios puntos, el principio de
determinismo mecánico se puede formular más simplemente.: el estado final
de un sistema de puntos materiales está determinada por su estado inicial,
siempre que el sistema permanece aislado durante el intervalo de tiempo que
separa estos dos estados. por lo tanto, en ambos casos, el principio de
determinismo implica no sólo los estados que determinan y decididos, pero
<HSO presupone un cierto conocimiento de lo que ocurre después la
determinación de estado y antes deel estado determinado: la noción de antes
y después, contenida explícitamente en el principio del determinismo, por lo
tanto, no podía ser negado en términos de la misma. definición Lechalas'
Parece plausible sólo por un incompleto, y por lo tanto incorrecto,
formulación del principio del determinismo mecánico.
Llegamos a la misma conclusión si tenemos en cuenta el principio más
general de determinismo físico en lugar del principio de determinismo
mecánico. Eso Es importante señalar aquí que la formulación muy restringido
de disuadir-minism, citado por Lechalas (por lo que el único proceso cuya causal
naturaleza que se afirma es el movimiento de un sistema de puntos materiales
bajo la influencia de fuerzas internas) se puede extender a la totalidad de la física
clásica, y también,
a cierto sentido, a la mecánica cuántica. Aquí está la formulación de este
principio generalizado en su discusión notable de 'causalidad y estadísticas
en la física moderna' de P. Jordan.

la física clásica de campos significa que la realidad física se puede describir ...: por cada
punto de
a de cuatro dimensiones marco espacio-temporal ciertas cantidades mensurables -
intensidad de campo, potencial gravitatoria, etc - se expresan numéricamente. Por lo tanto
existe una causalidad en el sentido siguiente: imaginemos una parte finita del espacio, por
ejemplo, en forma de una caja ... a una hora fija - digamos 11:00 - deje medir el estado
físico dentro de la caja
completamente. En Además, el estado físico de toda la superficie de la caja debe ser
controlado 11:00-doce. En tales circunstancias los procesos físicos dentro de la
caja se determinan inequívocamente. Si el estado inicial de la caja y la curso temporal de
los procesos en su superficie se reproducen en cualquier momento y en cualquier lugar, también
4o
se reproducen todos los procesos internos de la caja.
Aquí está el sentido en que este principio del determinismo de la física
clásica todavía sobrevive en la mecánica cuántica:

La mecánica cuántica describe el mundo por medio de un extracto espacio de coordenadas


de enormemente muchas dimensiones: el número de dimensiones es proporcional al
número de todas las partículas de material disponible en el mundo. En este espacio
abstracto entidades extendidos se mueven constantemente, lo que no se describe
directamente cada evento único en el mundo de los fenómenos atómicos, pero sólo a
determinar la probabilidad de que los procesos cuánticos similar. La causalidad -
ADAPTACIÓN LECHALAS' de la teoría causal 77

No concebida como una antítesis metafísico de un concepto metafísico de la casualidad,


sino más bien entendida como el estado físico formulada previamente - es válida
formalmente en de la misma manera para ambas teorías.41

formulación de Jordan contiene claramente Lechalas' teoría como un caso


especial: la transición de uno a otro presupone que las 'condiciones iniciales' del
campo dentro de la caja son reducibles a la distribución de las masas y
velocidades, y que las 'condiciones de contorno' respecto a lo que tiene lugar en
la superficie de la caja sólo requieren que ninguna acción física ser ejercida a
través de las paredes de la caja (el postulado de un sistema aislado). Esoes estas
condiciones de contorno que contienen implícitamente la noción de antes y
después, ya que deben ser realizados en el intervalo de tiempo que separa el
estado inicial desde el estado final, es decir, después de la primera y antes de que
éste. Volvemos entonces a la conclusión de que no se puede utilizar el principio
de determinismo físico en una de fi nición causal de la sucesión sin la
participación de uno mismo en un círculo vicioso. Nótese, sin embargo, que el
conocimiento de las condiciones de contorno (y, en par-ticular, la del aislamiento
del sistema) se vuelve superflua si aplicamos el principio del determinismo a
todo el universo.Eneste caso, la definición Lechalas' sería: de dos estados del
universo, se dice que el que determina la otra preceder en el tiempo. Aquí,
nuestra objeción, que la noción de un estado del universo (que es una sección
transversal instantánea del devenir universal formada por eventos simultáneos)
presupone la noción de simul-taneity, sería válida, y su evitación requeriría la
aplicación del método de descomposiciones causales. Para formular estos
resultados más simple, supongamos que un ser extraordinario, que a la vez
percibe todos los acontecimientos que constituyen la historia del universo, los
que ahora pertenecen-ción al pasado, así como los que vendrán, de 42 años se dio
cuenta de que los hombres organizar estos eventos en un orden que ellos llaman
temporal, y decidió a la fiebre aftosa el principio que rige esta orden.
Obviamente, nunca tendrá éxito en re-inventar el método humano, que utiliza el
orden temporal de las percepciones para establecer el orden temporal de los
acontecimientos, ya que al mismo tiempo se percibe la evolución cósmica
(aunque no su propia). Pero tendrá que ser capaz de inventar otro, lo que
conducirá a una ordenación de eventos idénticos a la realizada por el hombre.
(Que dos métodos distintos deberían conducir a la misma ordenación de un
conjunto no es sorprendente: por ejemplo, se llega a la misma ordenación de
números enteros, ya sea mediante la comparación directa entre sí o tomando
como exponentes y la comparación de las potencias resultantes de un número
mayor que uno.) para este fin se podrá utilizar la relación causal, que se supone
que debe conocer directamente. Se podría decir lo siguiente: "Voy a tratar de
separar que utiliza el orden temporal de las percepciones para establecer el orden
temporal de los acontecimientos, ya que al mismo tiempo se percibe la evolución
cósmica (aunque no su propia). Pero tendrá que ser capaz de inventar otro, lo que
conducirá a una ordenación de eventos idénticos a la realizada por el hombre.
(Que dos métodos distintos deberían conducir a la misma ordenación de un
conjunto no es sorprendente: por ejemplo, se llega a la misma ordenación de
números enteros, ya sea mediante la comparación directa entre sí o tomando
como exponentes y la comparación de las potencias resultantes de un número
mayor que uno.) para este fin se podrá utilizar la relación causal, que se supone
que debe conocer directamente. Se podría decir lo siguiente: "Voy a tratar de
separar que utiliza el orden temporal de las percepciones para establecer el orden
temporal de los acontecimientos, ya que al mismo tiempo se percibe la evolución
cósmica (aunque no su propia). Pero tendrá que ser capaz de inventar otro, lo que
conducirá a una ordenación de eventos idénticos a la realizada por el hombre.
(Que dos métodos distintos deberían conducir a la misma ordenación de un
conjunto no es sorprendente: por ejemplo, se llega a la misma ordenación de
números enteros, ya sea mediante la comparación directa entre sí o tomando
como exponentes y la comparación de las potencias resultantes de un número
mayor que uno.) para este fin se podrá utilizar la relación causal, que se supone
que debe conocer directamente. Se podría decir lo siguiente: "Voy a tratar de
separar ya que al mismo tiempo se percibe la evolución cósmica (aunque no su
propia). Pero tendrá que ser capaz de inventar otro, lo que conducirá a una
ordenación de eventos idénticos a la realizada por el hombre. (Que dos métodos
distintos deberían conducir a la misma ordenación de un conjunto no es
sorprendente: por ejemplo, se llega a la misma ordenación de números enteros,
ya sea mediante la comparación directa entre sí o tomando como exponentes y la
comparación de las potencias resultantes de un número mayor que uno.) para este
fin se podrá utilizar la relación causal, que se supone que debe conocer
directamente. Se podría decir lo siguiente: "Voy a tratar de separar ya que al
mismo tiempo se percibe la evolución cósmica (aunque no su propia). Pero
tendrá que ser capaz de inventar otro, lo que conducirá a una ordenación de
eventos idénticos a la realizada por el hombre. (Que dos métodos distintos
deberían conducir a la misma ordenación de un conjunto no es sorprendente: por
ejemplo, se llega a la misma ordenación de números enteros, ya sea mediante la
comparación directa entre sí o tomando como exponentes y la comparación de
las potencias resultantes de un número mayor que uno.) para este fin se podrá
utilizar la relación causal, que se supone que debe conocer directamente. Se
podría decir lo siguiente: "Voy a tratar de separar por ejemplo, se llega a la
misma ordenación de números enteros, ya sea mediante la comparación directa
entre sí o tomando como exponentes y la comparación de las potencias
resultantes de un número mayor que uno.) Para este fin se podrá utilizar la
causalidad relación, que se supone que debe conocer directamente. Se podría
decir lo siguiente: "Voy a tratar de separar por ejemplo, se llega a la misma
ordenación de números enteros, ya sea mediante la comparación directa entre sí o
tomando como exponentes y la comparación de las potencias resultantes de un
número mayor que uno.) Para este fin se podrá utilizar la causalidad relación, que
se supone que debe conocer directamente. Se podría decir lo siguiente: "Voy a
tratar de separar
78 LA CAUSAL teoría del tiempo

todas eventos en clases con las siguientes propiedades: (1) cada evento es una
mem-BER de una y sólo una clase, (2) dados dos clases, una es siempre la causa
de la otra (y se dice que es anterior a la otro). Voy a llamar a la descomposición
de los acontecimientos en clases que cumplan estas dos condiciones, una
descomposición causal, y las clases mismas laestados instantáneos de la
universo. 43 Hay un número infinito de descomposiciones causales, y es muy
sorprendente que hasta 1905 todos creían que sólo uno era posible. Dos eventos
que pertenecen al mismo estado del universo se dice que son simul-simul-
relativa a la descomposición temporal a la que pertenece este estado; evento X se
dice que antes de evento Y con respecto a una descomposición causal si esta
descomposición contiene dos estados del universo de tal manera que la que
contiene X es la causa de la que contiene Y."

Esta es la forma en que el representante sobrehumano de la teoría causal de


tiempo hablaría, y que no se atrevería a acusar de circularidad en sus
definiciones. Pero no lo hace el hecho de que está siendo profesada por un ser
sobrehumano señalan el carácter metafísico de esta teoría con claridad?En De
hecho, la extensión del principio del determinismo a todo el universo parece ser
una hipótesis esencialmente imposible de verificar, por lo tanto, metafísico por
excelencia,y lo mismo es cierto de cualquier teoría que se basa en esta hipótesis.
Además, es sin duda en un sentido metafísico que Lechalas interpretó la teoría
causal de tiempo. A esto, el representante sobrehumano de la teoría causal de
tiempo respondía: "Sin lugar a dudas, la extensión del determinismo a todo el
universo no es directamente verificable por medios humanos y por lo tanto
pertenece a la metafísica, si desea llamar metafísico cualquier hipótesis que,
humanamente hablando , no admite la verificación directa. Pero no es lo mismo
ocurre con la hipótesis del orden temporal? Éste equivale a decir que todos los
acontecimientos del universo se pueden organizar en el orden de sucesión y
simultaneidad con el fin de no poner el mismo evento en dos secciones
transversales de la simultaneidad, ni efecto antes de causa. Eso por lo tanto,
también es directamente imposible de verificar, tanto como la hipótesis del
determinismo universal y la teoría causal de tiempo tiene el derecho de sustituir
uno por el otro ".

3. REVERSIBILIDAD FÍSICA

Pero esta teoría, a pesar de ser metafísico, no está fuera de cuestionamiento. En


definición Lechalas', según el cual un estado, que es la causa de otro, es anterior
a eso,el término 'causa' requiere, sin duda, una Analy-sis detallado. Lechalas dice:
ADAPTACIÓN LECHALAS' de la teoría causal 79

Para Hume, la causa, o mejor aún, el conjunto de causas, es la totalidad de las condiciones pre-
cedentes de la producción de un fenómeno; para nosotros, por el contrario, en un grupo de
hechos, los cuales son la condición de que otros se dice que preceder a ellos, y el segundo sigue
la primera, sin que estas expresiones significan que no sea esta relación de 'causalidad oca-
sional nada, 'utilizar terminology.44 de Malebranche

Por lo tanto, el caso más tarde no podría ocurrir sin el caso anterior, que es la
condición para ello. Pero no es lo inverso también es el caso? Podría el
estado anterior existir sin ser seguido por el estado posterior, que es por lo
tanto también su condi-ción? Esto parece obvio, si tenemos en cuenta que el
conjunto de causas no es sólo una condición necesaria pero también una
condición suficiente para el efecto, siendo este último entonces una
condición necesaria para la causa: decir queUN es una condición suficiente
para segundo es lo mismo que decir que segundo es una condición necesaria
para A. En esencia, la determinación de los estados del universo por uno otro
equivale a esto: la producción de Estado El en el momento t 1 es la condición
necesaria y suficiente para la producción de estado E2 en el momento t2, y
viceversa(O, en el caso particular considerado por Lechalas: mediante la
fijación de las condiciones iniciales de un sistema de puntos materiales, a
determinar no sólo su futuro, sino también todo su pasado). La única
condición que los númerost 1 y t 2 debe satisfacer es que t 1 = 1 = t por lo
tanto 2 • determinación física es una relación simétrica y no puede servir para
defme la relación asimétrica de antes y después.
Se podría responder que la determinación, simétrico en abstracto,se vuelve
asimétrica en particular, las leyes físicas. Estas leyes no sólo vinculan los
fenómenos de forma simétrica en el tiempo, sino que también determinan el
orden temporal de los fenómenos, y se pueden utilizar para definirla. Para saber
cuál de los dos fenómenos determinados por ambas partes precede a la otra,
podemos consultar la ley que rige esta minación disuadir-: se nos dirá que es la
causa y, en consecuencia, que es anterior. Pero es esto cierto? Qué enseña
realmente la física causalidad asimétrica? Estamos tocando aquí en un problema
que era famoso en el momento de la publicación del libro Lechalas', sino que es
[duda] muy oscuro hoy, relativas a la reversibilidad de los procesos físicos. Los
procesos mecánicos elementales son 'reversibles', que pueden tener lugar en
ambas direcciones. Consideremos, por ejemplo, la caída libre de un cuerpo
pesado dotado de una velocidad inicialv; bajo la influencia del campo
gravitacional de la tierra, este cuerpo después de un cierto tiempo llegará a una
nueva posición y una velocidad fmal v'. Si tiramos el mismo cuerpo desde su
posición fmal con una velocidad inicial igual pero opuesta a v', es obvio que
pasaría a través de la misma serie de puntos con las mismas velocidades
cambiado sólo en signo, y, en su posición fmal, alcanzaría la velocidad (-v).Por lo
tanto, los dos fenómenos of'the caída y ascenso del cuerpo pesado son
perfectamente y mutuamente simétricas con respecto al tiempo. A partir de una
80 LA CAUSAL teoría del tiempo

estudio de sus propiedades intrínsecas que sería incapaz de decidir cuál de los
dos es una caída o un ascenso. Ciertamente hay determinación físico-Tween ser
los estados inicial y final de cada fenómeno, pero parece imposible decidir qué
estado precede a la otra sólo por estudiar el fenómeno en sí. Para usar el lenguaje
de Leibniz, el presente físico parece embarazada con el pasado y con el futuro.
Podemos ver que esta objeción con-cerning la reversibilidad de los fenómenos
físicos, planteada por Lechalas, es de capital importancia para la teoría causal de
tiempo.Eso no escapó a Bertrand Russell, que resumió el problema así:

Puede ser derivada de tiempo de la causalidad, o debemos retener el orden temporal como
fundamentales y distinguir la causa y el efecto que las partes anteriores y posteriores en una
relación causal? La cuestión está ligada a que en cuanto a la reversibilidad de los procesos
físicos. Si las relaciones causales son simétricas para que cada vez UN y segundo están
relacionados como causa y efecto es físicamente posible que en otra ocasión, segundo y
UNpuede ser tan relacionados, a continuación debemos considerar el orden del tiempo como
algo adicional a la relación causal, no derivada de ella. Si, por el contrario, las leyes causales
son irreversibles, a continuación, se define el orden en el tiempo en función de ellos, y no es
necesario introduciresocomo un factor lógicamente separada. La pregunta sobre rever-bilidad
sigue siendosub judice, y no voy a aventurar una opinión ... ,, 45

Ciertas distinciones todavía se pueden hacer aquí; en realidad, la cuestión no es


tan simple como podríamos llegar a creer por la lucidez de estas líneas, pero-
mands dE un examen a fondo. No hay que confundir la reversibilidad de los
procesos físicos con la simetría de la relación causal. Si un proceso físico,
descomponible en fases consecutivasA, B, C, donde UN es la causa de la Banda
segundo La causa de DO, podría ocurrir a la inversa, segundo convertirse en la
causa de UN, debemos esperar que también en el proceso de primera segundo
sería seguido por UN y no por C, y que por lo tanto el proceso cíclico ABAse
repite indefinidamente. Si sustituimos un cambio continuo de la secuencia A B
C,y supongamos que sea reversible, podemos aplicar el mismo razonamiento a
cualquier fase de la misma, lo más cercano a su estado inicial como se desee, y
concluir que estos dos estados se repetirán indefinidamente. Esto demuestra que
hay un proceso causal (es decir, de tal manera que de dos fases consecutivas, una
es siempre la causa de la otra) puede ser reversible, si entendemos por que la
posibilidad de pasar en la dirección opuesta a través de la misma serie de
estados.46En los ejemplos de reversibilidad mecánica, un cuerpo pasa por una
segunda vez a través de las mismas posiciones, pero su velocidad cambia de
signo. Desde un estado momentáneo consta de una velocidad, así como una
posición, sería incorrecto decir que el cuerpo pasa por una segunda vez a través
de los mismos estados.Eso no es la dirección del proceso que cambiamos, pero la
dirección del tiempo mismo.

Una analogía espacial sugiere fuertemente esta idea: en el estudio de la


posición de una
ADAPTACIÓN LECHALAS' de la teoría causal 81

curva con respecto a un eje, que tenga en cuenta el mismo cambio si nos
volvemos la curva o cambiar la dirección del eje. Sin embargo, incluso en la
imagen espacial, si atribuimos a cada punto no sólo una distancia, sino también
una dirección de la tangente, 'reversibilidad' ya no es simétrica. Vemos entonces
que un punto que atraviesa una curva simétrica con una curva dada no pasa por
la misma serie de estados en la dirección opuesta, aunque no ir a través de la
misma serie de posiciones. En el caso de un proceso temporal, las derivadas con
respecto al tiempo siempre están implícitos en el estado instantáneo (que es tal
vez más que la expresión matemática de la Leibniziano 'Conato'). Por lo tanto,
no puede ser cualquier proceso capaz de tomar lugar indistintamente en cualquier
dirección.

Por lo tanto, en el caso de reversibilidad mecánica, no es el proceso, pero se


cambia el tiempo mismo cuya dirección. Aquí, aproximadamente, es lo que debe
entenderse por lo siguiente: supongamos que el futuro se convierte en el pasado
para ti, y que el pasado toma el lugar del futuro.Siusted es un físico notará
ningún cambio en las leyes de la mecánica. Procesos seguirán siendo
determinada como antes por sus condiciones iniciales. Como partidario de la
teoría causal de tiempo, usted tendrá la desagradable sorpresa de deducir el orden
temporal oppo'lite entre dos fenómenos, del establecido por su colega, que no
habría cambiado el signo en su variable de temporal. Esta divergencia entre sus
resultados y su será aún más preocupante, ya que tendrá todas las razones para
temer que está ocurriendo dentro de su propio tiempo. Si su tiempo fueron bien
ordenado y coherente, es posible que pueda tener en cuenta los diferentes órdenes
temporales como tantas maneras diferentes de expresar la misma realidad física.
Pero, ya que el orden temporal que se introduce en los fenómenos se deduce por
completo de las leyes causales,
Esta incapacidad de las leyes causales de la física para determinar la dirección
temporal del devenir (que se traduce matemáticamente por la ausencia de
derivados de grado impar con respecto al tiempo en las ecuaciones
fundamentales), sin duda, viene del hecho de que el físico tiene poco interés en la
historia del universo físico, después de haber decidido de antemano a considerar
sólo los eventos como los casos de las leyes que rigen su desarrollo. Pero pedir a
un astrónomo o un geólogo si el orden temporal de convertirse parece
indeterminada a él, incluso si él cree más tenazmente que todas las leyes del
mundo son reversibles. Sin lugar a dudas, el geólogo le contestará en sentido
negativo: "la Tierra es un individuo, y su historia es la de una
82 LA CAUSAL teoría del tiempo

individual. Incluso si la evolución de la Tierra en la dirección opuesta eran


teóricamente posible, esto no cambia el hecho de que la evolución histórica tomó
una dirección particular y no otro. EsoEs posible, aunque infinitamente
improbable (que puede continuar) que no es un sistema material en alguna parte
del mundo que pasa por la misma serie de estados que constituye la historia de la
Tierra, pero en la dirección opuesta. Estos dos Tierras puede muy bien ser
intercambiables en muchos aspectos, pero no dejan de ser independiente, es decir
que no pueden ser intercambiables en todos los aspectos, sin contradiction.47 Si
son intercambiables para el físico, se debe a que se refiere únicamente a ciertos
aspectos de la convertirse en (la prueba de ello es que, utilizando sus propios
métodos, que nunca tiene éxito en la individualización de un mismo fenómeno.)
Como en el pasado, voy a seguir llamando la era de la Tierra anterior a la era
mesozoica, la era arcaica, incluso si en otra Tierra se invierte el orden de sus
homólogos. A pesar del hecho de que el tiempo sigue las leyes físicas reversibles,
no obstante, me parece irreversible en sí mismo. La aparición de la historia de la
tierra sería cambiado por completo si la dirección del tiempo se invierte. Lo
mismo es cierto del espacio, cuya isotropía física, al menos en nuestra escala,
nunca ha sido controvertida. Los intrínsecas pro-piedades de un cuerpo no
cambian si el cuerpo se somete a una rotación en el espacio. Sin embargo, está
claro que, en general, los acontecimientos que tienen lugar en una línea recta
difieren de las que tienen lugar en otro. Por lo tanto, hay isotropía para el físico,
pero no para el geógrafo o astrónomo. Del mismo modo, para mí, un geólogo, o
para cualquier historiador, ya que la distribución de los acontecimientos en el
tiempo no es ciertamente reversible, el tiempo no es isotrópico, incluso si así
fuera a los ojos del físico ".

Sin embargo, debido a su irregularidad, la distribución irreversible de sucesos


en el tiempo, como nos enseña con su historia en el sentido amplio de la palabra,
no puede servir para definir el orden temporal. Pero hay ninguna regularidad
procesos irreversibles que podrían servir como indicadores infalibles de la
sucesión? Un gourmet, sin duda, una respuesta afirmativa: "Vin sur Biere fait
l'affaire, sur Bierevin ne vaut rien"[vino después de la cerveza es una buena cosa,
cerveza después vino un pobre.] Hay, sin duda, serie de fenómenos que se
producen en una dirección en lugar de otro. La segunda ley de la termodinámica,
según la cual la entropía de un sistema cerrado siempre aumenta (o, más bien,
nunca disminuye), gobierna una extremadamente amplia clase de dichos
procesos y domina el conjunto de la evolución física. Sin embargo, estas
secuencias no son causales secuencias en absoluto, y una teoría de tiempo que
deriva el orden temporal del curso de la entropía difícilmente merece ser llamado
una causal theory.48 Hagamos cuenta, de hecho, que un proceso irreversible de la
termodinámica , tales como la transferencia de calor de una
ADAPTACIÓN LECHALAS' de la teoría causal 83

más cálido cuerpo a un más frío no es un proceso causal: el estado anterior, es


decir, la distribución inicial de calor, no determina de forma única la distribución
fmal. Para estar en condiciones de afirmar la existencia de una relación causal,
sería necesario conocer la distribución exacta de posiciones y velocidades,
precisamente lo que se prescinde en el segundo principio de la
termodinámica.Unfenómeno irreversible, sin embargo, es un indicador de la
sucesión, y puede servir para definirlo. Decimos 'indicador de la sucesión' y no
'reloj', ya que las propiedades métricas de tiempo no entran en principio de
Clausius. La definición causal de simultaneidad no depende de la reversibilidad
de los fenómenos. En 'método de mensajes,' Reichenbach de Lewin y de que
explicaremos más adelante, mensajeros, es decir, las cadenas causales, se
envíanfuera desde un punto material, volver a él después de haber alcanzado otro
punto durante sus viajes. EsoEs fácil ver que mediante el uso de mensajeros
rápidas que viajan distancias pequeñas, se puede definir la simultaneidad de
eventos que tienen lugar en dos puntos diferentes con gran precisión. Ahora,
obviamente, esta definición no depende de la dirección del tiempo, ya que en
cualquiera de los dos posibles hipótesis sobre la dirección del tiempo, los mismos
acontecimientos se vuelvenfueraser 'simultáneo'. Por com-combinando la
definición causal de la simultaneidad con la definición estadística de la sucesión,
podemos obtener una teoría del orden temporal que es satisfactorio en ciertos
aspectos. Este es quizás el sentido de breves comentarios Lechalas' sobre la
compatibilidad de la teoría causal de tiempo con la reversibilidad de los
fenómenos físicos. Básicamente, renuncia a una causal homogénea
EXPLICACIONES-ción del orden temporal en favor de un semi-causal, la teoría
semi-estadística. Este es el compromiso, o incluso renuncia total de Russell, es
realmente necesario? Al utilizar el 'método de la descomposición causal de llegar
a ser,' nosotros no pudimos deducir el orden temporal de los acontecimientos de
su interconexión causal, aun suponiendo que ésta sea reversible? Vamos a tratar
de demostrar que este es realmente el caso con Reichenbach'

REVERSIBILIDAD 4.PSYCHO fisiológico

Lechalas trató de refutar la objeción de la reversibilidad de otra manera. Se dice


que incluso si la causalidad física fuera simétrica, y permitió que no hay manera
de distinguir el pasado del futuro ", en esencia, la interconexión de los
fenómenos físicos puede tener lugar en una sola dirección, y esta dirección
determina que de los fenómenos espaciales, debido a la vínculo entre los dos
órdenes de fenómenos: un pinchazo precede el dolor, ya que causa dolor, y,
84 LA CAUSAL teoría del tiempo

Del mismo modo, la voluntad de levantar el brazo precede a este


movimiento "respuesta 49 Lechalas' plantea dos problemas: en primer lugar,
no está claro cómo la cadena supuestamente irreversible de hechos psíquicos
se puede extender a todo el universo material, y sólo un evento físico. que es
la causa o el efecto de un hecho psíquico habría por tanto situarse en el
tiempo por su relación con este hecho. las relaciones temporales entre los
eventos físicos en sí no se vería afectada. en segundo lugar, la naturaleza
misma de la interconexión temporal de los hechos psíquicos, en la medida en
se trata de una nueva dada con respecto a la irreversibilidad de los
fenómenos físicos, requiere un análisis detallado. es la distribución temporal
de los estados en un flujo psíquico realmente irreversible, tal como aparece
en la vista Fust?Esosin duda, es en muchos casos; por ejemplo, parece
imposible que la memoria de un objeto es anterior a su percepción, o que la
esperanza sigue a la realización de un deseo. Pero también parecen ser
fenómenos psíquicos que a veces puede tener lugar en una dirección, a veces
en otro - como las diferentes percepciones durante el desplazamiento de una
imagen en dos direcciones opuestas. Sin embargo, esta reversibilidad puede
ser sólo aparente, si, como algunos parecen creer, es cierto que cada estado
psíquico en cierto sentido, refleja su pasado inmediato, 50 o incluso la
totalidad de su past.51 En cualquier caso, las secuencias de estados psíquicos
que Mencionamos Fust no parece irreversible. EsoEs importante saber si se
trata de un hecho nuevo, característica de la vida psíquica, inseparablemente
unido a todos espirituales devenir, o más bien un fenómeno derivado,
explicable en términos de un proceso físico irreversible. Sólo en el caso Fust
tendríamos una nueva definición de la sucesión.
Hay que distinguir aquí entre la reversibilidad de un grupo de fenómenos
dentro de un flujo determinado psíquica, y la reversibilidad de todo el proceso de
cambio. Este último podría ser imposible si el flujo psíquica formó un todo
orgánico cuyas partes estaban interconectadas. Pero todo el flujo psíquica aún
podría ser reversible, como Platón ya se conjeturó. Nótese, sin embargo, que la
posibilidad de esta hipótesis aparentemente absurda resulta de dos principios que
han sido compartidas por los estudiosos desde hace mucho tiempo, la de
mecanismo universal en los procesos físicos, y la de paralelismo psicofísico en la
relación entre la física y la mental. Supongamos que todo devenir físico es
reducible a los movimientos que se rigen por leyes reversibles, y además, que el
orden y la naturaleza de los estados cuya sucesión constituye algún proceso
psíquica arbitraria se determinan completamente por el proceso fisiológico
correspondiente. En par-ticular, los procesos fisiológicos que tienen lugar en
sentido inverso corresponderían a los procesos psicológicos invertidas. En un
instante dado un hombre, habiendo alcanzado la mediana edad, estaría
representado físicamente por una configuración de las moléculas de cada uno
con una velocidad determinada en ese instante. De acuerdo con estos dos
ADAPTACIÓN LECHALAS' de la teoría causal 85

hipótesis del mecanismo universal y paralelismo psico-fisiológica, una 'nueva


Medea' 52que deseen rejuvenecer este hombre sólo tendría que cambiar a los
signos de todas estas velocidades simultáneamente. Ella lo vería volviendo sobre
sus pasos en el tiempo, de someterse a la serie de estados en orden inverso, que
consti-tuido su vida hasta el momento de rejuvenecimiento - condición, sin
embargo, que las condiciones externas son favorables. Esto no es una dificultad
insunnountable, ya que sería suficiente para arreglar las cosas para que el medio
ambiente se inmediata del nuevo Aesón sería prácticamente constante durante un
cierto intervalo de tiempo antes y después de la renovación. Es cierto que su
alimentación presentaría una enorme dificultad para Medea si quería cuidar a su
padre-en-ley a sí misma. Pero probablemente podría llevarse bien por sí mismo,
A condición de que habíamos pensado en acumular un stock suficiente excesiva
de alimentos de composición estable en su entorno inmediato (se requiere la
estabilidad de la composición y el tamaño de la población .para asegurar la
invariabilidad aproximada de sus envolvente Ings). El rejuvenecimiento por
simple inversión temporal sería de poco interés práctico. No hay duda de Medea
se le ocurriría marcadamente acelerar el proceso inverso y, después de algún
tiempo, de hacer un segundo cambio en la velocidad de las moléculas que
constituyen el cuerpo de su padre-en-ley. Ella entonces percibir que había
empezado a comportarse razonablemente como los demás mortales; en particular,
habían empezado a expresarse de manera inteligible, que no había sido el caso en
el intervalo entre los dos cambios de velocidad. Con el fin de comprender las
palabras de Aeson durante ese intervalo, Eso Es cierto que este procedimiento
tedioso hizo las palabras de Aeson más clara y muy tranquilizador: t segundos
después del primer cambio de velocidad, sólo se repitiera lo que había dicho t
segundos antes de este cambio. Esoera obvio que sus estados de ánimo después
de este cambio fueron también una repetición, en orden inverso, de sus estados
de ánimo justo antes del cambio. Esto no sorprendería Medea: había pensado en
esto durante mucho tiempo en relación con ciertos cineastas cuya imaginación
cómica podría fmd nada mejor que hacer que se ejecute la última película banal
hacia atrás. Pero en el caso de Aesón existía la realización de bufonería
cinematográfica en un sentido psico-fisiológica, así como el enorme interés
práctico de su metamorfosis. impresiones de Aeson durante el intervalo crítico
habrían sido similares a Medea. Él también vería en lo que ocurría en él una
película proyectada en torno a la inversa, aunque correcta en su caso
particular.Eso Incluso es posible que Aesón rechazaría un nuevo cambio de
velocidad, prefiriendo vivir en este nuevo mundo al revés. En un entorno
adecuadamente gestionado por Medea, tendría éxito sin duda en llevarse bien después
de algún ensayo y error. Tal vez iba a tratar de explicar sus dificultades recordando
que vivía en una
86 LA CAUSAL teoría del tiempo

período cósmico de muy baja probabilidad estadística, dominada por la


irreversibilidad como resultado, es decir, por el aumento continuo de esta
probabilidad. Si, le diría a sí mismo, los procesos vitales tales como aparecen
en el mundo real orgánica en principio son irreversibles, es tal vez porque no
hay aquí una adaptación de la vida en nuestro tiempo cósmico. En un período
donde la entropía, es decir, estadística pro-bability, alcanza un valor estable
máxima, su nueva orientación temporal, extraño en la actualidad, ya no sería
así.
Creemos, pues, que no hay nada de absurdo en la hipótesis de un flujo
psíquico que evoluciona en la dirección opuesta a la nuestra. A pesar de que
van en contra de nuestros hábitos arraigados, impresiones de Aeson durante
su período de rejuvenecimiento, así como los de un espectador viendo una
película que se ejecute copias de las salas y así inmerso en el espectáculo que
el resto de su vida psíquica está casi borrado, implicará ningún
contradicciones. Además, no hay necesidad de recurrir a la hipótesis de
paralelismo psico-fisiológica de vincular la irreversibilidad aproximada e
imprecisa de los fenómenos psíquicos con la irreversibilidad de alguna
manera racional estadísticamente mea-surable y de llegar a ser física. Incluso
si, como Bergson lo tendría, hechos psíquicos fueron sólo 'unida' a los
procesos cerebrales, (Que parece ser la hipótesis mínima sobre la relación
psico-fisiológica), y, por su novedad o inesperado, fueron com-pletamente
más allá de lo que ocurre en el sistema nervioso, la asunción de la
irreversibilidad de la serie fisiológica todavía nos obligan a inferir la
irreversibilidad de la psíquica, ya que cualquier hecho psicológico dado no
puede ser 'unido' a cualquier estado cerebral. Por otra parte no parece haber
ninguna razón para creer que un hecho psicológico unido a un estado cerebral
dada también se podría unir al estado 'inversa' (el estado que resulta de un
cambio simultáneo en señal de todas las velocidades). Por lo tanto, no parece
de fi nición Lechalas' de la sucesión en términos de irreversibilidad
psicológica para ampliar nuestro conocimiento del tiempo objetivo,
Sin embargo, se podría objetar que psico-fisiológico; o, más gener-aliado,
irreversibilidad biológica es un hecho que nunca se ha contradicho por la
experiencia, mientras que la irreversibilidad de los procesos inorgánicos es
sólo una ley estadística de admisión de excepciones. fluctuaciones
termodinámicas, el objeto de muchos estudios desde la conocida obra de
Einstein y Smoluchowski sobre el movimiento browniano, parecen
demostrar que en ciertos casos el calor puede pasar spon-neamente de un
refrigerador a un cuerpo más caliente, y que en otros casos, una cierta
cantidad de calor puede ser transformado completamente en energía cinética.
Por lo tanto, los fenómenos de transferencia de calor y la disipación de la
energía ya no parecen ser absolutamente irreversible. Pero nadie ha visto una
criatura viviente que, en lugar de
'Adaptación OT' LECHALAS la teoría causal 87

envejecimiento con el paso del tiempo, creció más joven y más joven. ¿No
es el caso, entonces, que estos fenómenos biológicos irreversibles revelan
una anisotropía absoluto del tiempo?
No vamos a discutir la cuestión de hecho de la existencia de leyes
biológicas absolutamente irreversibles, aunque se podría preguntar, por
ejemplo, si los recientes intentos de rejuvenecimiento artificial no dan razón
para dudar de la irreversibilidad absoluta de la ley de la senescencia. Por el
contrario, admitamos la existencia de leyes biológicas absolutamente
irreversibles. ¿Hay que deducir de esto que el tiempo es anisotrópico? Lo
dudamos. Tengamos en cuenta, de hecho, que según la teoría de la evolución,
todas ofterrestriallife debe haberse originado en un instante particular y en un
punto particular en la superficie del globo. Por alguna razón u otra, un grupo
de moléculas, cada una con su propia velocidad determinada, que ocurrió en
ese momento para formar la primera pieza de la materia viva. Este hecho por
sí solo es suficiente para explicar la irreversibilidad biológica. 'Élan vital,' que
envolvía eso, debe haber persistido en todos sus descendientes, dándole a las
mismas una dirección común en el tiempo. Esoes suficiente señalar que atribuir
una estructura isotrópica a tiempo físico no es negar que un sistema material,
colocado en un entorno determinado y dado un conjunto de condiciones iniciales,
debe ir a través de una cierta serie de cambios en una dirección, arbitrariamente
elegido en tiempo, y no en la dirección opuesta. Lo que esto isotropía implica es
que dos sistemas de materiales idénticos, colocados en condiciones iniciales
simétricas con respecto al tiempo, deben evolucionar en direcciones opuestas.
Hay-tanto, de la existencia de fenómenos biológicos reversibles que sea
necesario, que sería necesario para la vida de haber tenido su origen en dos seres
idénticos, colocado en condiciones exactamente simétricas entre sí con respecto
al tiempo: sería necesario, en en particular, que cada molécula de uno de estos
seres debería haber tenido la misma velocidad inicial, de signo opuesto, como la
molécula correspondiente en la otra. Sólo entonces podemos estar seguros de
encontrar la reversibilidad en la vida. Eso Está claro que la probabilidad de que
esta hipótesis es prácticamente nula, tal vez incluso en teoría, ya que parece que
dos seres con diferentes orientaciones temporales no tanto ser viable bajo las
mismas condiciones terrestres.

En conclusión, entonces, digamos que la irreversibilidad biológica sólo tiene


un carácter histórico, al igual que la anisotropía del espacio en nuestra escala es
solamente geográfica. (Sin embargo, la irreversibilidad biológica debe ser
calificado de un modo esencial:. El factor simple, a saber decisiva de la
evolución biológica, el conjunto de variaciones genéticas, es conocido por ser el
tiempo reversible,[H. M., 1977].) Uno que deriva una anisotropía absoluta del
tiempo de irreversibilidad biológica sería como
88 LA CAUSAL teoría del tiempo

el geógrafo quien afirmó que hay una diferencia espacial absoluta entre alta y
baja, los objetos dentro y fuera de ser la corteza terrestre, por de fi nición, alta y
baja, respectivamente. EsoEstá claro que la posibilidad de esta de fi nición
geográfica no afecta a la isotropía del espacio físico de ninguna manera: de
manera similar, la irreversibilidad biológica de ninguna manera implica la
anisotropía física del tiempo. Supongamos, por lo tanto, en lo que sigue, aunque
todavía no estamos en posesión de todos nuestros argumentos, que si las leyes
físicas son reversibles, es porque el tiempo físico es isotrópico. Esose comporta
exactamente como una línea recta geométrica. Con el fin de defme los conceptos
'a la izquierda' y 'hacia la derecha' para
a línea recta, es necesario elegir dos puntos arbitrariamente y acordar cuál ha de
ser considerada 'a la izquierda' de la otra. El orden intrínseco de los puntos de la
línea no se ve afectada por esta convención: si la línea se compone de puntos
físicos, la distinción de la dirección en la que será solamente geográfica. Del
mismo modo, para distinguir el futuro física del pasado, es necesario elegir dos
acontecimientos no simultáneos y decidir cuál de ellos será considerado antes
que el otro: el orden temporal intrínseca de los acontecimientos no se ve afectada
por esta convención, que es histórica, y no de naturaleza física. Esta idea de un
tiempo isótropo, sin duda, parece extraño a primera vista, al igual que la isotropía
de una línea recta sería inconcebible que un punto de conciencia que se adjuntó a
la línea, y siempre se movería sobre ella en la misma dirección. Pero cuando se
dio cuenta de que otros objetos se movían en la línea, pero en la dirección
opuesta, dejaría de tener en cuenta la línea como 'una calle de sentido único', en
otras palabras, se reconocería la isotropía. Llegaremos a la misma conclusión
adelante en este ensayo empujando el análisis causal de tiempo un poco más allá:
también el tiempo físico no es un 'una calle de sentido único,'esoes isotrópico. Es
por esto que los esfuerzos de Lechalas y sus sucesores, quienes trataron de
distinguir el pasado del futuro por medios distintos a los proporcionados por la
historia (en el sentido amplio de la palabra), fueron destinados al fracaso. En
nuestra opinión, la teoría causal de tiempo debe exponer la explicación causal del
orden temporal isotrópico, dejando a la historia de la tarea: de elegir entre las dos
direcciones temporales del devenir.

5. La interpretación epistemológica de la teoría causal

En un punto esencial, es decir, en su interpretación epistemológica, Lechalas es


de nuevo infiel a la teoría de Kant, cuyas líneas generales que pretendía seguir.
Para Kant, la teoría causal de tiempo es la teoría de la objetivación de tiempo por
la causalidad; pero en Kant, 'objetivo' no se opone 'fenomenal';
ADAPTACIÓN LECHALAS' de la teoría causal 89

es sólo una relación cognoscitiva inmanente caracterización de ciertos


grupos de representaciones. Para Lechalas, por otro lado, el tiempo causal es
el verdadero, en tiempo real, fuera de las representaciones existentes, en
comparación con el fieltro y el tiempo imaginario, que es sólo su espectro
subjetiva. Al igual que Locke, que hace que una característica de nuestra
representación corresponde a la estructura causal de la realidad, haciendo
hincapié en que la correspondencia no significa identidad. Que se diferencia
de Locke en que Locke cree que además de las cualidades secundarias, están
las cualidades 'primarias' (de los que el tiempo es uno), para lo cual se
convierte en la correspondencia de identidad; para Lechalas, todas las
cualidades de la representación se convierten en 'secundaria' ponerse de
acuerdo sobre este punto con Berkeley,
Podemos decir con verdad' con Kant en que el tiempo es una forma de nuestra
sensibilidad, sino una forma que oculta una distinción racional. Es cierto que esta teoría
contradice y hace ilusoria la idea casi imposible de erradicar que tenemos de tiempo, pero
esto no es cierto para cualquier teoría seria en relación con nuestra sensibilidad? Considere
la revuelta de sentido común cuando alguien niega que hay algo en cuerpos se asemejan a
nuestras sensaciones de color, o que nuestros dolores se localizanenlas diferentes partes de
nuestro organismo. Aún mayor, si es posible, es nuestra repugnancia instintiva a admitir
que en realidad sólo conocemos nuestros estados de ánimo, y, en consecuencia, que el
mundo exterior no es más que inferir, legítimamente o no. Pues bien, en el presente caso,
parece que debemos todavía más brutalmente ofendemos lo que podríamos llamar la
constitución íntima de nuestra vida psíquica, pues no es uno de nuestros estados de
conciencia-ción, que no encaja en el orden del tiempo y asumir la forma temporal, cual,
según nosotros, es ilusorio. Si este es el caso, no deberíamos estar sorprendidos por las
repulsiones que sentimos en nosotros mismos, por mucho tiempo hemos estado preparado por
revulsiones similares, desde hace mucho tiempo reconocido estar sin fundamento racional. 53

Por lo tanto, la teoría causal de tiempo, Phenomenalist claramente en Kant,


se vuelve realista e incluso metafísico en su intérprete (Lechalas no duda en
utilizarlo en la discusión de la relación entre Dios y el universo). Y, sin
embargo, después de todo, esto no es sorprendente. La mayoría de las teorías
científicas y filosóficas admiten dos interpretaciones, idealista y realista, con
todos los matices que implican estos términos. Para usar el lenguaje de los
matemáticos, es como si estas teorías son invariantes con respecto a las
transformaciones epistemológicas, que, mientras que involucra cambios en la
terminología, todavía dejan los fundamentos de la teoría sin cambios.
Tendremos ocasión de volver a la interpretación metafísica de la teoría causal
de tiempo en relación con Carnap.
Nota para el momento en que Lechalas es algo apresurada en declarar que
la tempor; i1 forma asumida por nuestros estados de conciencia es ilusoria.
Su pensamiento general es clara: al igual que las perturbaciones
electromagnéticas se supone que deben
90 LA CAUSAL teoría del tiempo

corresponde a la sensación de color, y la agitación molecular a la sensación de


calor, la relación causal se supone que corresponden a la sucesión intuitiva. Sin
embargo, la ciencia, lejos de negar la realidad psicológica de sensaciones
visuales o térmicas, afirma que, con el fin de deducir de éstas la estructura de los
fenómenos físicos del corre-pondiente; la propia validez de esta inferencia
presupone la realidad deEl datos psicológicos. EsoParece, pues, que si inferimos
la estructura causal de convertirse de la estructura temporal intuitivamente
percibida de nuestros estados de conciencia, no podemos declarar este último
ilusoria y sin poner en duda la legitimidad de nuestra inferencia; Por otra parte,
así es como hay que entender,mutatis mutandis (Es decir, después de una
transformación realista) la distinción de Kant entre el tiempo subjetivo y
objetivo. EsoParece que Lechalas atribuye una naturaleza causal no sólo al
tiempo objetivo de la física, sino también a la hora de la psicología subjetiva. Sin
embargo, esta extensión no se justifica en su exposición. Hemos visto, de hecho,
que deriva su teoría causal de tiempo desde el principio del determinismo
mecánico: pero este principio no se aplica claramente a la vida psicológica. No
negamos que un estudio exhaustivo de tiempo subjetivo podría conducir a
atribuir una cierta idealidad a la misma. Sin embargo, un estudio de este tipo no
se encuentra en el trabajo Lechalas', que se dedica casi en su totalidad con el
análisis del tiempo (y espacio) de la física.
A partir de este trabajo, con su posición importante en la evolución de la
teoría causal de tiempo, como ya hemos mencionado, vamos a conservar su
preocupación por un acuerdo más detallado con la ciencia que se logró mediante
la teoría de Kant, su impotencia ante el problema de la reversibilidad y las
lagunas en su interpretación epistemológica, que surgen principalmente del
estudio casi exclusivo de la forma física del orden temporal: si las virtudes o
defectos, que se encuentra en todos estos sucesores Lechalas'.
IV

LA FASE DE LA CAUSAL RELATIVISTA teoría del tiempo: los sistemas


axiomáticos de Robb CARNAP

1. SISTEMA de Robb

El año 1905 fue decisivo para la teoría causal oftime. Hasta entonces era
sólo una especulación metafísica o una interpretación epistemológica; en
1905 se reunió directamente la ciencia en sus consecuencias inmediatas. La
teoría especial de la relatividad demostró que dos eventos que parecen ser
simultánea en un sistema de referencia son, en general, no simultánea en
otro. Si un evento precede a otro en un sistema, que podría muy bien seguir
en otro. Hay muchos eventos que son simultáneos en todos los sistemas
admisibles, pero esta simultaneidad invariante presupone la coincidencia
espacio-temporal de dos eventos y no pueden existir para eventos que no
cumplen con esta condición. Sin embargo, hay una diferencia importante
entre la simultaneidad y sucesión (de eventos ampliamente separadas):
simultaneidad es siempre relativa, pero thete es, en cierto sentido, una
sucesión absoluta; un evento que precede a otro en un sistema de referencia
dado, yes su causa,precede en cada sistema admisible. Yviceversa:si un
evento precede a otro en todo sistema admisible, la relación causal entre ellos
se hace posible. Por lo tanto la relación sucesión invariante coincide con la
relación causal. Esta consecuencia de la relatividad parece haber determinado
la reciente fase entera de la teoría causal de tiempo.
Eso AA fue Robb que inauguró esta fase relativista. A pesar de que él se
refiere más a Larmor y Lorentz que a Einstein y Minkowski, son las ideas de
estos dos últimos, especialmente la idea de espacio-tiempo como un continuo de
cuatro dimensiones física, que dominan su gran tratado. 54El trabajo de Robb
surge de la geometría física, más que de la teoría del conocimiento; se le ha
apodado, no sin razón, "el Euclides de la relatividad. Sus 21 axiomas y teoremas
206 forman la exposición más completa y más rigurosa de lo que la teoría
especial de la relatividad tiene que decir sobre el espacio y el tiempo, como se
expresa en términos de un único concepto básico, el de "orden cónica. Guiados
por una analogía geométrica, del que hablaremos más adelante, esta es la forma
Robb designa el tipo de orden causal existente entre los eventos instantáneos. Si 1
£ y 2 £ son dos eventos instantáneos cuya relación causal que estamos
considerando, tres alternativas mutuamente excluyentes parecen posibles:
91
92 LA CAUSAL teoría del tiempo
(1) Alguien que actúe en 1 £ puede producir un efecto sobre £ 2.
(2) Alguien que actúe en 2 £ puede producir un efecto sobre 1 £.
(3) Eso es imposible para cualquier persona que actúe en 1 £ para
producir un efecto en £ 2, y viceversa.
tiene lugar antes 2 £; en el segundo caso,
En el primer caso, será dilo 1 £ en el tercer caso 1 £ viene ni antes y
£ 1 será considerado como más tardar después de por lo tanto DERMed se
2 £; ni después £ 2. La relación de caracteriza por
antes de los siguientes axiomas: 55

(1) Si evento UN es después del evento B, B No es después UN, pero


antes de ella.
(2) Para cualquier evento UN, hay un evento que está delante UN y
un evento que es después de A .
(3) Si un evento UN es despues SEGUNDO, hay un evento que es a
la vez después de UN y antes SEGUNDO.
(4) Si UN es despues SEGUNDO, y segundo es después de C,
entonces UN es también después de C. neverthe-menos, UN
puede ser ni antes ni después segundo sin ser idéntica Tob.
Este tipo de orden se puede ilustrar por el siguiente modelo espacial simple:
consideremos en el espacio euclidiano una familia de conos con ejes paralelos y
los ángulos verticales iguales, cada punto en el espacio siendo el vértice de dos
conos; Supongamos, además, que hemos marcado arbitrariamente las dos
direcciones de los ejes (los conos superior e inferior de cada punto). Vamos a
estar de acuerdo en decir que cualquier punto UN dentro o en la superficie del
cono superior (inferior) de un punto segundo es antes del punto (después)
SEGUNDO. EsoEs fácil ver que la relación de antes y después satisface así
DERMed los cuatro axiomas anteriormente. Esta es la razón por Robb llama el
tipo general de orden caracterizado por estos cuatro axiomas 'cónica. Como
hemos visto, que identifica el orden de acontecimientos causal, que es 'cónica,'
con el orden temporal de antes y después, lo que equivale a hablar de la sucesión
sólo cuando hay una sucesión invariable. Esonos parece, sin embargo, que nadie
duda en afirmar que un evento que parece antes de la otra para todos los
observadores conectada a un sistema de coordenadas dado, es anterior a ella en
ese sistema. Este es el sentido usual de prioridad y posterioridad, mientras que la
de la sucesión invariable, adoptada por Robb y otros partidarios de la teoría
causal de tiempo, se refiere a una relación diferente, que es más estrecha y
directamente Dermed por la relación causal. Este uso más restringido de un
término común solamente oscurece el descubrimiento de Einstein de la
relatividad de sucesión. - Además, Robb hace lo mismo con la simultaneidad,
negándose a llamar a dos eventos simultáneos a menos que coinciden en el
espacio y el tiempo. De esta manera se evita

LOS SISTEMAS axiomático de la ROBB Y CARNAP 93


En términos de simultaneidad relativa, que él cree que es incompatible con
el principio de contradicción. Este principio implica que sea imposible que
un objeto seaUN y no -UN,al mismo tiempo, es decir, de forma simultánea,
lo que permite la conclusión de que la relatividad de la simultaneidad implica
la relatividad de contradicción lógica, lo cual es absurdo. Pero este
argumento se basa en una formulación incorrecta del principio de
contradicción, en la que se ha introducido subrepticiamente el concepto del
tiempo.Eso es obvio que ni la forma general del principio de contradicción
tal como se aplica a las proposiciones (en notación de Russell: 0 I- 'V (pag 0
'Vp)) ni su forma especial correspondiente a la formulación aristotélica: 1- 0
(X, Si" o'V (si> x 0 'Vif »,contiene la noción de simultaneidad; parece que
el lenguaje ordinario, porque no contiene un símbolo especial para designar
'producto lógico'. Pero es suficiente para reemplazar el producto lógico por
alguna función equivalente, compuesto, por ejemplo, de la alternancia y de
implicación signos, para mostrar la naturaleza no-temporal de la
formulación. El principio de contradicción, por lo tanto, de ninguna manera
favorece absoluta, es decir, invariable, la simultaneidad, la cual, lejos de
oponerse a la simultaneidad relativa, es un caso especial de la misma. Lo
mismo es cierto de la relación de sucesión invariante. Eso Es mérito de Robb
que él ha construido un sistema axiomático cuyo único supuestamente concepto
indefinible es el de sucesión invariante, y que por lo tanto se ha demostrado que
las cuatro relaciones temporales de simultaneidad relativa y invariante, y la
sucesión relativa y invariante, se pueden definir en términos de una sola relación.
De acuerdo con la naturaleza misma de un sistema axiomático, un término
primitivo no puede ser defmed en ella sin' un círculo vicioso. Así que, después de
acuerdoélel derecho de tratar el problema en forma axiomática, que sería un error
que nos preguntemos Robb para una definición explícita de 'orden cónica,' o lo
que quiere decir con la relación de antes y después de su uso restringido del
término. Pero, antes de gmnting nuestro consentimiento, seremos, ciertamente,
preguntar por el significado empírico de su relación fundamental. Es cierto que su
explicación de que evento X se llevó a cabo antes del evento Y, siempre que
pudiera haber contribuido a la producción de Y,es demasiado vaga. ¿Qué tipo de
posibilidad se quiere decir aquí?Si todo lo que no es contradictorio es eo ipso
Oogical posibilidad posible), entonces uno podría considerar como sea posible la
acción de cada evento en todos los demás, ya que esto implica ninguna
contradicción lógica. Si'Posible' significa 'compatible con las leyes de la física,'
debemos señalar que la única condición impuesta por las leyes de la física es que
el intervalo (en el sentido de Einstein [Minkowski]) que separa los dos eventos
debe ser negativo - que establece sólo una relación simétrica, inadecuada para la
explicación de la sucesión invariante. Por otra parte, no se podría emplear esta
noción de posibilidad en relación con las leyes de la ciencia, sin
94 LA CAUSAL teoría del tiempo

circularidad, en la definición de los conceptos fundamentales que, en sí mismos


en la formulación de la mayor parte de las leyes. - ¿Vamos a aceptar una solución
heroica de Kant, que consiste en decir que para un evento que preceder a otra (en
el sentido restringido de prioridad invariante), el primero debe contribuir efec-
tivamente a la producción de la segunda? la segunda objeción de Schopenhauer
nos advierte, sin embargo, que un evento puede preceder a otra sin influir en él; y
si esta objeción no tocó la de fi nición de Kant, fue porque el principio de la
interacción universal adoptada por Kant, presuponía la propagación de Instan-
simul- de acción causal - una hipótesis rechazada explícitamente en la relatividad.
Un examen más cuidadoso muestra que la objeción de Schopenhauer no es
aplicable, al menos no directamente, a la definición de prioridades invariables en
términos de la relación causal. Esto se debe a que la palabra 'evento' en esta
definición denota todo lo que ocurre en un instante dado en un lugar dado, una
completa'Hic et nunc,' mientras que el sentido corriente de este término es más
general y nos permite hablar de varioslos acontecimientos que ocurren en el
mismo lugar en el mismo instante: por ejemplo, los valores instantáneos de
potencial gravitacional y electro-magnético en un punto en el espacio, que forma
uno y sólo un 'evento' en el primer sentido de este término, constituyen dos
distintas y 'eventos' coincidentes en su segundo sentido. Tenga en cuenta que [si
usamos 'evento' en su sentido más restringido] la noción importante de
coincidencia espacio-temporal se reduce a tliat de identidad lógica, en la primera
hipótesis, lo que demuestra claramente su insuficiencia. Por lo tanto, vamos a
utilizar 'evento', que se está convirtiendo en una categoría fundamental del
conocimiento empírico, que se encuentra en la unión entre la relatividad y las
ideas estadísticas, en su sentido general, reservando el nombre de 'mundo-point'
para el grupo de eventos coincidentes formando una completahic et nunc.La
definición dada anteriormente explicado la prioridad invariable de puntos
universales en términos de la relación causal; aplicada a los acontecimientos, esta
definición tomaría la siguiente, la forma diferente: para el evento X preceder
evento Y (En el sentido restringido de prioridad invariante) es necesario y
suficiente que un evento coincidente con X debería haber contribuido a la
producción de un evento que coincide con Y.Por lo tanto, según esta definición,
un evento podría (invariablemente) preceder a otra sin contribuir a su producción
según Schopenhauer. Sin embargo, esta definición no parece capaz de
proporcionar una explicación satisfactoria de la relación de diversión damental
del sistema de Robb, ya que la noción de coincidencia espacio-temporal (es decir,
de la simultaneidad invariante), que aparece en ella, junto con el de la relación
causal, es una noción temporal. En suponiendo que sea en definibles, estaríamos
con ello renunciar al intento de una explicación causal del orden temporal.
Podemos llegar a una definición satisfactoria de causalidad de Robb
fundamental
LOS SISTEMAS axiomático de la ROBB Y CARNAP 95

relación (y, más generalmente, de las cuatro relaciones temporales) por' la


aplicación del método de las descomposiciones causales de convertirse. Ya
hemos demostrado en relación con Lechalas cómo la relatividad del tiempo
corresponde a la pluralidad de descomposiciones causales. Bajo la hipótesis de
tiempo absoluto, todos los eventos se pueden organizar de forma única en clases
de manera que cada evento es un miembro de una y sólo una, clase, y que dadas
dos clases, una es siempre la causa de la otra. Bajo la hipótesis relativista,
convirtiendo se pueden organizar en clases de muchas maneras diferentes (más
adelante veremos en qué sentido cada arreglar-ción corresponde a una elección
del sistema de referencia). La simultaneidad y la sucesión-sion se defmed relativa
a una descomposición dado; por ejemplo, dos eventos son simultáneos con
respecto a una descomposición si pertenecen a la misma clase en esta
descomposición; la relatividad de la simultaneidad y la sucesión por lo tanto,
aparece de manera explícita en las definiciones de estos conceptos. Para defme la
simultaneidad y la sucesión invariable, sólo tenemos que afirman que tienen
lugar en cualquier posible descomposición.EnDe esta manera se obtiene una
definición causal de la relación fundamental de Robb; para el evento X preceder
evento Y (en el sentido restringido de prioridad invariante) es necesario y
suficiente que en cada causal de-composición de convertirse en la clase a la cual
X pertenece ser la causa de la clase a la que Ypertenece. Al poner esta de fi nición
en lugar de la noción de prioridad en el sistema de Robb, podemos expresar todos
sus proposiciones en términos de la relación causal. Por otra parte, el resultado
principal de este sistema, que todas las propiedades topológicas y métricas de
tiempo, e incluso del espacio, son estrictamente definible en términos de la
sucesión invariable, puede ser utilizado como un argumento decisivo a favor de
la teoría causal de tiempo.

2. SISTEMAS carnapiana

Este brillante resultado fue redescubierto en parte por Carnap, quien expresó sus
ideas sobre la teoría causal en un notable artículo en el Kantstudien, 56 así como
en una forma muy sustancial, aunque más bien que prohíbe en apariencia, en su
suma-mary de la lógica simbólica. 57Afirma ser capaz de demostrar que las
propiedades topológicas de espacio son defmable en función de la topología de
tiempo, y que el tiempo es defmable en términos de acción causal. Él formuló
esta doble tesis con gran cuidado y precisión, facilitando de esta manera nuestra
apreciación de su significado. Anotemos de paso que la primera parte de esta
tesis, la afirmación de que el concepto de espacio es único derivado a la del
tiempo, parece carac-rística de la reciente fase de la teoría causal de tiempo, ya
que se encuentra,mutatis mutandis, en Robb y Reichenbach; Lechalas, por el
contrario, aunque muy preocupado por la "terrible cuestión de la naturaleza de la
96 LA CAUSAL teoría del tiempo

relación espacial," no tuvo éxito en ver a su estrecha relación con la teoría


causal de la época a la que estaba suscrito. Este hecho es, sin duda explica
por la influencia de la relatividad, que, preservando al mismo tiempo la
distinción fundamental entre el tiempo y el espacio, estableció una mucho
más estrecha conexión entre ellos que fue admitida antes de que Einstein Su
teoría sugiere que las órdenes espaciales y temporales de los fenómenos
deben tener raíces comunes -. lo que explicaría el hecho de que tener cuidado
analizó el concepto del tiempo, la teoría causal parece por lo tanto de haber
contribuido a la aclaración del concepto de espacio. por otra parte, la
prioridad lógica de tiempo con respecto al espacio ya estaba contenida
implícitamente en la doctrina de Leibniz, que define el espacio como del
orden de fenómenos simultáneos. del mismo modo,el tratamiento paralelo de
los problemas de espacio y tiempo en la Estética trascendental se contrasta
con una asimetría claramente a favor de la noción de tiempo en la analítica.
Carnap ha demostrado incluso que el espacio puede ser reducido a tiempo,
y el tiempo para la causalidad, de tres maneras diferentes. Gracias a la
notación logística, logró condensar su teoría en unas pocas docenas axiomas
extremadamente precisas y definiciones: es obvio que la teoría resultante, tan
leve en apariencia, es el producto de mucho trabajo fecundo. Vamos a tratar
de resumir sin tener que recurrir a la notación logística. Tengamos en cuenta
desde el principio que Carnap solamente se compromete a construir un
sistema axiomático de la topología del espacio-tiempo; al no intentar resolver
el problema métrica, que se deriva resultados que también son válidos para la
relatividad general, mientras que el sistema de Robb, que proporciona una
explicación homogénea tanto de la topología y la métrica del espacio-tiempo,
es válido sólo para la relatividad especial.En su primer sistema, Carnap
muestra que todas las propiedades topológicas de espacio-tiempo son
defmable en términos de dos relaciones fundamentales y supuestamente
indefinibles: la relación 'K' de coincidencia espacio-temporal y la relación 'Z'
de prioridad en el momento adecuado. " Eso Se recordará que en la relatividad
especial el 'momento adecuado' de una partícula es su duración medida en un
sistema de coordenadas en reposo con respecto a la partícula. Los axiomas veinte
y nueve defmitions expresan las propiedades topológicas esenciales del espacio-
tiempo en términos de las relaciones'K' y 'Z'.El espacio-tiempo consiste en
'puntos universales', es decir, grupos de sucesos elementales coincidentes, con
una duración infinitamente largo y ocupa una cantidad de espacio infmitesimal.
Estos se defmed como elementos de la celebrada 'de las relaciones
fundamentales. Los puntos universales se agrupan en sustancialista, cada uno de
los cuales constituye la totalidad de los acontecimientos que suceden a un
determinado material o elemento energético. Hay acción causal
sustancial(Wirkungsbeziehung) de un punto a otro mundo Si la primera se
puede conectar a la segunda porun número fmite de segmentos de línea
substantivas unió y de extremo a extremo coloca. Esta
LOS SISTEMAS axiomático de la ROBB Y CARNAP 97

sistema difiere de Robb en el sentido más amplio de 'evento' que se emplea, que
es precisamente lo que exige la introducción del concepto de co-incidencia. En el
segundo sistema, la única relación toma como indefinible es'W',la acción causal
sustantiva. Las siguientes son algunas de sus axiomas: ningún caso actúa sobre sí
mismo; cada evento actúa y se actúa; si el evento X actúa en el evento Y, siempre
hay otro caso Z accionado por X y actuando en Y ( 'Densidad' de W). - El tercer
sistema es también técnica que se resumen a continuación; no es asi diferir
esencialmente de la primera.
Nos limitaremos nuestra crítica a un examen del concepto fundamental del
segundo sistema, el más importante desde el punto de vista de la teoría causal de
tiempo. 'Acción sustantiva', que desempeña el mismo papel en este sistema al
igual que la prioridad invariante en Robb, se defmed explícitamente en el primer
sistema. Esta fi nición presta un sentido bastante estrecha a la acción sustantiva,
restringiendo a la acción transmitida por partículas sucesivamente coincidentes.
En consecuencia, la segunda objeción de Schopenhauer, lo que se refiere al
sistema de Robb, se aplica con mayor fuerza a Carnap, en el que causal acción en
el sentido general se sustituye por una relación causal muy especial. Por otra
parte, la elección de esta forma especial de la relación causal plantea muchas más
dificultades, de las cuales vamos a enumerar solamente los dos siguientes.en
vacío,como señala el propio Carnap; en consecuencia, el orden temporal de los
fenómenos de propagación espacial no es definible en términos de acción
sustantiva. Es cierto que esta dificultad se desvanece en la teoría corpuscular de
la luz en el supuesto de que la localizabilidad ex-extremadamente problemática
de fotones de Einstein estaba cuidado [cf. AL Akhiezer y VB
Berestetskii:Quantum Electro-Dynamics (1965)
- HM (1975)]: pero luego otro surge, ya que el material substantival o acción
enérgica convertirse en discontinuo en esta teoría, el orden temporal de prioridad
invariante no sería defmed en él para todos los eventos dentro de la terminación
cono con un evento dado, pero sólo para los vinculados al evento en el vértice del
cono por una cadena compuesta de un número finito de líneas unido de extremo a
extremo, y cada uno atravesado por un material o partícula luminosa. Por lo tanto
la causalidad substantival no se puede utilizar para defme el orden cónica, ya sea
en la onda o la hipótesis corpuscular. Sin embargo, no vamos a insistir en este
punto,
ya que la adaptación de la teoría causal de tiempo a fenómenos cuánticos, y en
particular a la dualidad entre ondas y corpúsculos, no se ha intentado hasta
ahora; 58 esoSolamente se tratarán más adelante, en la segunda parte de este
ensayo. Lo que nos parece más importante desde el punto de vista de la teoría
causal de tiempo es que al aceptar la noción de acción sustantiva como en
definibles, se abandona el intento de explicación de la duración sustantiva,
98 LA CAUSAL teoría del tiempo

que es un componente importante de la orden temporal. Volviendo a la figura


1 (p. 47), podemos decir que la teoría causal de Carnap nos permite decidir si
dos eventos están en la misma horizontal, o uno es por encima de la otra,
peroeso asume que sabemos que dos puntos están en la misma curva. Sin
embargo, nos veremos eso proposRussell de que si pudiéramos responder a las
dos primeras preguntas de forma independiente de la tercera, que sería entonces
ser susceptibles de una solución causal. Esta es la razón principal por la que la
elección de la acción sustantiva como la única relación fundamental no parece
satisfactoria para nosotros. Creemos que sería preferible considerar
relación'W',que desempeña el mismo papel para Carnap como prioridad
invariante hace por Robb, como sinónimo de este último, y después para
completar el sistema de Carnap con una de fi nición causal de prioridad en
términos de descomposiciones causales. Este método permitiría la reintroducción
de la noción de coincidencia espacio-temporal en el sistema de Carnap, donde es
reducible a la identidad, al igual que en Robb.
Tengamos en cuenta, además, que ninguno de estos autores tomaron el
problema de la reversibilidad en cuenta. Esto aparece claramente en la misma
formulación de los axiomas. Por lo tanto, una mirada a los axiomas de Robb
es suficiente para convencernos de que la sustitución del término 'antes' por
el término 'después' en cada axioma yviceversa, los deja sin cambios. Pero
esto sólo significa que los axiomas de la sistema son insuficientes para asegurar
una anisotropía de tiempo, es decir, una diferencia intrínseca entre 'antes' y
'después'. Esto es precisamente lo que el modelo geo-métrica de Robb del orden
cónica confirma. Hemos visto que para considerar a la familia de los conos como
una ilustración del orden temporal, que de alguna manera teníamos que decidir
cuál de los dos conos que emanan de un punto iba a ser llamado 'superior' uno.
Una opción es necesaria con el fin de interpretar el sistema geometri-camente,
pero esta elección es arbitraria. Lo mismo puede decirse de los axiomas de
Carnap: si sustituimos la relación fundamental'W'con su contrario, nada se
cambia dentro del sistema. ¿No hay que concluir que los dos sistemas se han
ganado mucho teniendo en cuenta, no el anisótropo y orden temporal
convencional, sino más bien el orden isotrópico, independiente de convenciones
en la dirección temporal del devenir?

3. LA PRIORIDAD epistemológico de la relación causal

Aquí se trata de un orden más general: ¿cómo' que evaluar la importancia epis-
temological de estos sistemas deductivos, que resuelve física convertirse en
cadenas causales formados por puntos universales? ¿Qué papel desempeña la
intuición en estas construcciones conceptuales, que son lo más coherente que se
retiran de lo que se da de inmediato? No percibimos primaria
LOS SISTEMAS axiomático de la ROBB Y CARNAP 99

eventos vinculados por la acción causal, pero los datos de dimensiones fmite -'
colores sur-caras que cambian su forma y movimiento, sonidos prolongados, etc,
se convierta en esta universales, el sentido común recorta procesos delimitados en
el tiempo y en el espacio, como el vuelo de un pájaro, la caída de una hoja, el
silbato de un tren, este proceso de clasificación, indispensable en la práctica, es
tan familiar que requiere un esfuerzo mental considerable de no hacerlo, o
hacerlo de otro modo, empuja Ciencia esta actividad sentido común para el
extremo, llegando a los procesos delimitadas cada vez más estrechamente en el
espacio y el tiempo. En su límite, que, en la práctica, no puede ser alcanzado, esta
disección resultaría en procesos ocupar-ción una cantidad infmitesimal del
espacio y duradera una cantidad infinitesimal de tiempo; es decir, en el caso de
primaria, el punto universal. Sin embargo, 59Pero el análisis de convertirse implica
siempre un elemento subjetivo, ya que es en relación tanto con un observador y la
elección de un sistema de coordenadas que permite al observador percibir los
procesos aislados en convertirse a la vez, o para someterlos a cálculo. Sin
embargo, como la clasificación a cabo avances, ya que las piezas mismos están
divididos en varias piezas, etc., el factor subjetivo se vuelve cada vez menos
significativo; en el impulso de la división hasta el límite, es decir, al punto
universal, que eliminaría el factor subjetivo en su totalidad. El universo físico
simplificado en el que llegaríamos se compone de puntos universales que
disfrutan de una orden abso-laúd, independiente de todo sistema de coordenadas
y todas las convenciones de la medición. Este es precisamente el orden
topológico de barrio previsto por Carnap,

Por lo tanto, las nociones asumidos para ser indefinible en los sistemas de
Robb y Carnap son los resultados de los procesos mentales muy complejas
muy alejados de lo que se da de manera intuitiva. No tenemos ninguna
intención de poner en duda el valor lógico de los esfuerzos de estos autores a
definir las propiedades del espacio-tiempo con un mínimo de nociones
supuestamente indefmable. Tenga en cuenta sin embargo, que el papel de la
definición de los conceptos fundamentales de la ciencia puede ser visto de
manera muy diferente: en lugar de considerartodasque la ciencia enseña
acerca de un fragmento de la realidad como algo ya hecho, y en lugar de estar
satisfecho con ello con todas las de fi nición que atribuye a los conceptos
analizados sólo aquellos prop-piedades que se derivan de estas enseñanzas,
que también podría exigir que la de fi nición de alguna manera reflejan el
curso de la propia investigación científica, y que tenga en cuenta no sólo el
resultado prima, sino también el método que condujo a ella. Por lo tanto, con
respecto a la de fi nición causal de tiempo, si nos limitamos a
100 LA CAUSAL teoría del tiempo

un análisis axiomático de lo que la ciencia nos enseña sobre el tiempo y la


causalidad, la cuestión de saber si es o no la determinación experimental de una
relación causal arbitraria presupone la noción de tiempo no se plantea: no es la
conexión entre nuestro conocimiento del tiempo y nuestro conocimiento de la
causalidad que entra en juego, sino más bien la relación entre estos mismos
conceptos. Sin embargo, es innegable que las definiciones del segundo tipo
tienen una importancia muy diferentes de las deEl en primer lugar, que, aunque
teniendo en cuenta las conexiones intrínsecas entre las ideas, dar una visión
distorsionada del proceso cognitivo.
Esto parece ser inherente a la propia naturaleza del análisis axiomático. Axio-
matizing conocimiento empírico de tiempo que esencialmente equivale a
considerar este conocimiento como la base de un determinado conjunto de
proposiciones sobre el tiempo que se supone que debe ser verdad. Obviamente,
este conjunto contiene no sólo aquellas proposiciones que, por alguna razón u
otra, se podría formular de manera explícita, pero
also all propositions obtainable from these by pure logic. This closed 60 set of
propositions (Le., it cannot be enlarged by any operation of pure logic)
expresses our knowledge about time from the point of view of axiomatic
analysis. A closed set necessarily contains an infinite number of propositions, but
there are infmitely many ways of choosing from it some finite group of
propositions from which all the propositions of the set can each be deduced by
the application of a fmite number of logical operations. Such a group is called an
axiomatic basis of the set, and its choice, an axiomatization. Therefore an
axiomatization necessarily idealizes the knowledge of time by substituting an
infmite set of propositions for the fmite set actually stated. It artificially simplifes
the problem by substituting a closed set of propositions for a knowledge which is
constantly growing.
These remarks are not meant to minimize the intrinsic value of the axio-matic
method which Carnap and Robb have applied to the causal theory of time and
which has become so important in contemporary philosophy of science. 61 Its
partisans have clearly been inspired by the axiomatic method of geometry, which
they have tried to use in a new domain, that of the epistemological foundations of
science. This generalization of the axiomatic method is undoubtedly a major
achievement in the recent development of the theory of knowledge. Nevertheless,
let us not forget the dangers which this new method carries with it. Basically, the
method roughly amounts to this: 'Tell me what my fundamental relation is and I
will tell you the rest' . Or, in the particular case under consideration: 'Tell me
what causality is, and I will tell you what time, and even space, is'. What would
happen if, in order to explain the fundamental relation, it were necessary to have
already explained
THE AXIOMATIC SYSTEMS OF ROBB AND CARNAP 101

the 'rest' (or even a part of the 'rest')? Would it necessarily follow that the theory
is false? Obviously not, since the axiomatic theory maintains that to understand
the 'rest', it is enough to understand the primitive relation, which does not deny
that understanding the 'rest' might be necessary for under-standing the
fundamental relation; but anyone attempting to explain the 'rest' in terms of the
primitive notion would be involved in a vicious circle. The proof, attempted by
Reichenbach, according to which the fundamen~al relation of causality does not
presuppose the temporal order, does not employ the axiomatic method.

4. THE ONTOLOGICAL PRIORITY OF THE CAUSAL RELATION

The fact that the temporal order is definable in terms of the causal order tells us
nothing about their cognitive relation and does not involve the epistemolo-gical
priority of the causal over the temporal. Can we conclude from this, with some
representatives of the causal theory of time, that there is a real priority of the
causal order, which must be considered as a more fundamental feature of
becoming than the temporal order? Can we build the causal theory of time into a
metaphysics which asserts that the universe is the field of a certain relation W,
called causal action, time and space being merely some of its structural
peculiarities? This metaphysics is not inevitable for the following two reasons:
first of all, one can argue that it is incorrect to give science any metaphysical
interpretation whatsoever - perhaps science admits only of a pragmatic
interpretation, its formulas and theorems constituting a set of practical rules for
orienting us in the world of phenomena as well as fore-seeing its development.
Secondly, even if we admitted the possibility of a metaphysical interpretation of
the causal theory of time, such an interpre-tation would merely be compatible
with science, and would not necessarily follow from it. To illustrate this point,
and also to determine what is implied by the fact that one physical notion is
definable in terms of another, let us take a well-known geometrical example: we
know that all of Euclidean geometry can be constructed by taking as undefmed
only the relation of four spheres having a point in common. In this system, the
relation R is the only primitive notion, since the spheres can be defined as its
field. Hence, taking relation R as our starting point, we will defme the
fundamental concepts of geometry, point, line, plane, etc., whose essential
properties will be expressed in terms of the axiomatic or derived properties of
relation R. Must we con-clude from this that space is only a certain order of the
spheres, and that a point in particular is only a certain group of spheres?
Obviously not, since, as
102 THE CAUSAL THEORY OF TIME

is done in elementary geometry, we can just as well take the concept of point as
indefinable and define a sphere as a class of points equidistant from a fixed point,
while before, a point was defined as a class P of spheres having the following
two properties: (1) any four elements of P are linked by the relation R; (2) no
element can be added to P without depriving it of the property (1). Thus, in the
first system the point is a class of spheres, and in the second, the sphere is a class
of points. If both theories were true and stated in the same language, by
combining them we would obtain the result that a point is a class of classes 0°
points and that a sphere is a class of classes of spheres, which is absurd, since a'
class, being of a higher logical type than that of its elements, is never identical to
them, the relation of identity holding only between objects of the same type (a
fortiori), a class of classes of element X cannot be identical to element X.
Obviously, one must ask why the partisans of the two systems use the same
names for objects having such different logical structures. Two answers come to
mind: (1) the same names are used because the two systems are supposed to
correspond to an objective reality, and their homonymous symbols correspond to
the same fragments of that reality; (2) the identity of the symbols does not entail
any reference to an objective reality transcending the systems, but only expresses
the existence of a certain correspondence between the two systems, whereby
homonymous symbols play analogous roles. (We would immediately discard the
first answer if we took geometry to be a free construction of the mind, aiming
only at internal consistency.)

What is important for us is the interpretation of geometry as a basic science


of nature, smce the supporters of the causal theory of time also claim to be
putting forth a theory of time applicable to physical reality. But, for reasons of
economy, we prefer the second answer (assuming it to be compatible with the
analysis of the two systems in question), especially since it dispenses with the
strange hypothesis that the same fragment of reality could correspond to quite
different mental symbols. To show more clearly that a concept definable in one
particular axiomatic system but indefinable in another must be inter-preted in
this way, let us point out that we can consider any deductive theory as attributing
a certain number of properties, enunciated in the axioms to its indefinable
notions: thus, Hilbert's axioms characterize the class of points, straight lines,
planes, and the relations of congruence and position (,between-ness') in a
particular way. On the other hand, all the axioms of the system can always be
replaced by a single axiom, defined as their 'logical product'. This unique axiom
would then define the properties of the fundamental entities of the system in
terms of pure logic. We can therefore put the entire logical system
THE AXIOMATIC SYSTEMS OF ROBB AND CARNAP 103

into the symbolic formF(xf,xi, ... ,xL ... ,Xh,X~ .. . x~), 'x~'designat ing the m-
th symbol of the logical type of order n admitted in the theory (we assume
that these types are arranged in an arbitrary way into an infinite series while
'F' designates a propositional function definable in terms of pure logic). Thus,
in Hilbert's system we would write: 'F (class of points, class of straight
lines, ... , relation of congruence, ... )'. The function F is ['typically ambi-
guous' and] 'systematically equivocal', Le., its structure prescribes only the
relations among the logical types of the variables, leaving open the choice of
the type of minimum order. We will say that two systems Sand S', with the
unique axioms: F (x~ ... x;), G(y~ .. . Y~'), respectively, are equivalent
if in S one can define a group of concepts ji 1 ,ji~ .,. such that we have
-{;;1 -2 )d'f' S' dfi 1 f -1-2
G
V1'Y1 ... ,a~ 1 m emeagroupo conceptsx1 ,x.1'"

x: ... ), the functions F and G differing from F and


onecan

~ch that we have F(i!,


G only in logical type. This is precisely the case with the two systems we just
discussed. It is obvious that the equivalence of the two systems depends only on
the logical structure of functions F and G, which constitute the only data of the
problem, and that no relation to a reality external to the two systems enters into
the definition of equivalence. We conclude that the possibility of defming the
entities of one system in terms of the entities of another does not depend on the
nature of these entities but on the structure of the axiomatic systems which
correspond to them. The same is true of the causal defmitions of time. If our
analysis is correct, these definitions do not show that time is a mode of causality,
but only that our axioms of time and causality constitute two equivalent
axiomatizations of the same closed set of propositions. If the principle of physical
determinism appears as a definition in one of these systems (as seems to result
from the causal theory of time), it could appear as an axiom or even a theorem in
the other ,just as the elementary properties defining the circle in some axiomatic
system of geometry can be deduced in some other system from its isoperimetric
properties. Thus, Jordan, in the article cited above, considers this principle as
resulting from the hyperbolic form of the partial differential equations of
theoretical physics.
It is precisely this great flexibility of the axiomatic method, whose use leaves
open the choice of not only the indefinable concepts and undemon-strable
propositions [axioms] but also the 'logical type' of the variables employed, which
accounts for the invariance of the theories with respect to the epistemological
transformations we considered in connection with Lechalas: this is because the
epistemological point of view presupposes a definite choice of concepts,
propositions, and types, a choice which the axiomatic method facilitates by
specifying on what it must bear, but which it
104 THE CAUSAL THEORY OF TIME

does not determine. Moreover, it may be that in certain cases this choice is
impossible or superfluous, for example, we might consider phenomenalism
and realism as two equivalent axiomatizations of empirical knowledge even
from an epistemological point of view. But this again would not be a con-
sequence of the axiomatic method itself. Similarly, the question of whether
the causal definition of the temporal order is the only one which is satisfac-
tory from an epistemological point of view (in that it gives scientific
positions an experimental sense with respect to time, and makes them
veriftable), will be answerable only by making a careful analysis of the
sources and multiple forms of empirical knowledge of time.