Está en la página 1de 1

Un marcador tumoral es un biomarcador que se encuentra en la sangre, la orina o los tejidos corporales

que puede elevarse por la presencia de uno o más tipos de cáncer. Es producido por el propio tumor o
por el huésped en la respuesta a un tumor. Pocos marcadores son específicos para un solo tumor. La
mayoría de los marcadores son producidos por diferentes tumores del mismo tipo de tejido.

Los marcadores tumorales son útiles principalmente para evaluar la progresión del estado de la
enfermedad después de la quimioterapia y la radioterapia iniciales para controlar las estrategias de
tratamiento posteriores, monitorear el curso de la enfermedad, determinar el pronóstico y ayudar en la
planificación del tratamiento.

La utilidad real de los marcadores tumorales en el tratamiento del cáncer de mama ha sido cuestionada
debido a la baja sensibilidad diagnóstica para la enfermedad temprana.

The American Society de Clinical Oncology (ASCO) ha actualizado sus recomendaciones para el uso de
marcadores tumorales en la prevención, detección, tratamiento y vigilancia del cáncer de mama. Los
marcadores tumorales que mostraron evidencia de utilidad clínica y se recomendaron para su uso en la
práctica incluyen CA 15-3, CA 27.29, (CEA), (ER), (PR), ( HER2), (uPA), (PAI-1) ; otras categorías también se
utilizan en el cribado del cáncer de mama pero demostraron que la evidencia insuficiente apoya el uso
rutinario en la práctica clínica incluyendo P53, catepsina D, ciclina E y nestina.

Antígeno carcinoembrvónico (CEA)


El antígeno carcinoembrionario (CEA), que pertenece a una familia de glicoproteínas de superficie celular
relacionadas, es el marcador tumoral más utilizado en la práctica clínica. Es un marcador tumoral para el
cáncer colorrectal, gastrointestinal, pulmonar y de mama.

Es una glicoproteína que contiene 45 a 50% de carbohidratos, 641 aminoácidos, con lisina en su posición
N-terminal.La familia del antígeno carcinoembrionario humano (CEA) se compone de 29 genes Estos
genes se clasifican en dos subfamilias principales, la molécula de adhesión celular de CEA (CEACAM)
Debido a que las alteraciones en las adherencias celulares están involucradas en la invasión y metástasis
del cáncer, se sugirió que el CEA puede desempeñar un papel crucial en estos procesos.

Debido a que CEA carece de sensibilidad y especificidad a la enfermedad, no se puede usar para el cribado
de la población general asintomática, una subpoblación con un alto riesgo de neoplasias malignas, o para
el diagnóstico independiente de cáncer. Sin embargo, el CEA se puede usar para ayudar al diagnóstico, la
estadificación clínica, detectar la recurrencia en pacientes que se han sometido a cirugía y monitorear la
respuesta terapéutica en pacientes sometidos a quimioterapia o radioterapia

En el cáncer de mama, el CEA elevado se asocia con enfermedad metastásica. Los niveles circulantes de
CEA en pacientes con cáncer de mama dependen directamente del tamaño del tumor primario y
metastásico.