Está en la página 1de 4

EXPEDIENTE 198-2011

15/12/2011 – PENAL

SALA REGIONAL MIXTA DE LA CORTE DE APELACIONES DE RETALHULEU, RETALHULEU


QUINCE DE DICIEMBRE DE DOS MIL ONCE.

EN NOMBRE DEL PUEBLO DE LA REPUBLICA DE GUATEMALA, se procede a dictar sentencia


por interposición de RECURSO DE APELACION ESPECIAL POR MOTIVO DE FORMA, planteado
por el PROCESADO ROLANDO AGUILAR VASQUEZ con el auxilio del Abogado Hugo René
Flores Barrios, en contra de la sentencia condenatoria de fecha ocho de julio de dos mil
once proferida por el Tribunal de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos Contra el
Ambiente de Retalhuleu, dentro del proceso penal que se le instruye por el DELITO DE
PORTACION DE ILEGAL DE ARMAS DE FUEGO DE USO CIVIL Y/O DEPORTIVAS. La defensa
técnica esta a cargo del Abogado Hugo René Flores Barrios y actúa en la acusación el
Ministerio Público a través de la Agente Fiscal Abogada Rocío Siomara Miranda Fuentes.

ANTECEDENTES:

A. DE LA ACUSACION: El Ministerio Público al formular acusación y requerir la apertura a


juicio le atribuye al procesado ROLANDO AGUILAR VASQUEZ el siguiente hecho punible:
”Que el día catorce de noviembre de dos mil nueve, cuando eran aproximadamente las
veintidós horas, usted fue sorprendido flagrantemente frente al negocio denominado
Cevichería y Carnitas “El Ranchon” ubicado en el lote seis, manzana “A”, Residenciales
Villa Centenario, zona tres del municipio y departamento de Retalhuleu, por Agentes de
la Policía Nacional Civil tripulantes de la Unidad REU guión CERO CUARENTA Y OCHO de la
Subestación de la Policía Nacional Civil treinta y cuatro guión once del municipio y
departamento de Retalhuleu, en virtud de que cuando le hicieron un registro superficial
a la altura del cinto lado derecho portaba una arma de fuego tipo PISTOLA, marca PIETRO
BERETTA, modelo COUGAR 8045F, calibre PUNTO CUARENTA Y CINCO AUTO, con número
de registro CERO NOVENTA Y SIETE MIL TRESCIENTOS CINCUENTA Y SIETE MC (0973357MC),
cachas PLASTICAS COLOR NEGRO, pavón COLOR NEGRO, con ocho cartuchos útiles calíbre
CUARENTA Y CINCO MILIMETROS, portando además en la bolsa trasera lado izquierdo del
pantalón DOS TOLVAS MAS, una con SIETE CARTUCHOS y la otra OCHO CARTUCHOS UTILES,
todos de calibre 45MM, y al solicitarle la licencia de portación de arma de fuego que
extiende la Dirección General de Control de Armas y Municiones DIGECAM, manifestó
carecer de la misma”. Hecho antijurídico tipificado en el artículo 123 de la Ley de Armas
y Municiones como el delito de PORTACION ILEGAL DE ARMAS DE FUEGO DE USO CIVIL Y/O
DEPORTIVAS. B. DEL FALLO DE PRIMER GRADO: El Tribunal de Sentencia de Penal,
Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de Retalhuleu, al resolver declaró: I) QUE
ROLANDO AGUILAR VASQUEZ ES AUTOR RESPONSABLE DEL DELITO DE PORTACION ILEGAL
DE ARMAS DE FUEGO DE USO CIVIL Y/O DEPORTIVAS, por cuya infracción a la ley penal le
impone LA PENA PRINCIPAL DE OCHOS AÑOS DE PRISION INCOMUTABLE, prisión que con
abono a la efectivamente padecida desde el momento de su detención deberá cumplirla
en el centro de cumplimiento de condenas que para el efecto designe el Juez de Ejecución
Penal correspondiente; II) Se suspende al penado en el ejercicio de sus derechos políticos
durante el tiempo que dure la condena, lo que deberá comunicarse al Registro de
Ciudadanos del Tribunal Suprema Electoral; III) Se exime al penado del pago de costas
procesales, conforme lo considerado; IV) La evidencia material consiste en ARMA DE
FUEGO, tipo PISTOLA, calibre PUNTO CUARENTA Y CINCO AUTO, marca PIETRO BERETTA,
modelo COUGAR OCHO MIL CUARENTA Y CINCO F, número de registro CERO NOVENTA Y
SIETE MIL TRESCIENTOS CINCUENTA Y SIETE MC, cachas DE PLASTICO COLOR NEGRO, debe
continuar en poder del Ministerio Público a efecto de establecer su procedencia; V)
Encontrándose el penado en libertad por otorgamiento de medidas sustitutivas, manda
dejarlo en igual situación jurídica, firme el fallo remítanse las actuaciones al Juzgado
Segundo de Ejecución Penal. Notifíquese.

DEL RECURSO DE APELACION ESPECIAL:

EL PROCESADO ROLANDO AGUILAR VASQUEZ, en su memorial que contiene su reemplazo


en la audiencia oral de debate señalada y el alegato respectivo, manifiesta haber
interpuesto el Recurso de Apelación Especial por Motivo de Forma regulado en el artículo
419 numeral 2 del Código Procesal Penal y el submotivo de inobservancia de la ley
específicamente del artículo 389 numeral 4) del Código Procesal Penal, con relación a los
artículos 186 último párrafo, 385 y 394 numeral 3) del Código Procesal Penal, siendo este
un defecto que habilita la apelación especial, por constituir un vicio de la sentencia y que
a la vez por implicar un motivo absoluto de anulación formal de conformidad con el
artículo 420 numeral 5) del Código Procesal Penal, no requiere protesta previa. Además
de haberse inobservado en la sentencia recurrida el artículo 11 bis del Código Procesal
Penal. Así mismo que los agravios lo constituyen la inobservancia al sistema de la sana
critica razonada para la valoración de los elementos probatorios, específicamente la regla
de la lógica, como lo es el principio de razón suficiente, la cual de haber sido aplicada
debió desembocar en una sentencia absolutoria, además el Tribunal sentenciador no
fundamento su fallo conforme a la ley ya que no consignó los razonamientos de hecho y
de derecho en que baso su decisión, solo se concretó a consignar lo depuesto por los
testigos, causando con ello perjuicio a la administración de justicia.

AUDIENCIA DE DEBATE:

La audiencia oral y pública de debate señalada para el día siete de diciembre de dos mil
once a las diez horas, no se llevó a cabo en virtud que los sujetos procesales reemplazaron
su participación mediante alegato, en los cuales expusieron sus argumentos y agravios
haciendo sus respectivas solicitudes de acuerdo a sus intereses.

CONSIDERANDO

I:

De conformidad con los principios que contiene nuestro ordenamiento procesal penal, el
Recurso de Apelación Especial es un medio impugnativo por medio del cual se fiscaliza la
legalidad de las decisiones de los Tribunales de Sentencia y de Ejecución, estándole
vedado al Tribunal de Segunda Instancia introducirse en la reconstrucción histórica del
suceso, al igual que hacer mérito de la prueba o de los hechos que se declaren probados,
conforme a las reglas de la sana critica razonada, excepto para la aplicación de la ley
sustantiva o cuando exista manifiesta contradicción en la sentencia recurrida. Con este
medio impugnativo se busca que en el desarrollo del juicio, se respeten los aspectos de
forma establecidos en la ley. Es importante destacar que el vicio que pueda alegarse para
la procedencia del recurso ha de ser esencial, no cualquier vicio en el procedimiento
puede generar una sentencia favorable en apelación, y cuando existan vicios de forma el
recurrente debe reclamar oportunamente la subsanación o la declaratoria de absolución
del cargo.

CONSIDERANDO

II:

En el presente caso objeto de estudio, se tiene que en virtud de la sentencia condenatoria


proferida por el Tribunal de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente
de Retalhuleu constituido en Tribunal Unipersonal con fecha ocho de julio del dos mil
once, el PROCESADO ROLANDO AGUILAR VASQUEZ por medio de su Abogado Defensor Hugo
Rene Flores Barrios interpuso Recurso de Apelación Especial por Motivo de Forma,
indicando un submotivo de forma por inobservancia de la ley, específicamente la
inobservancia de los artículos 186, 385, 389 numeral 4º y 394 numeral 3o del Código
Procesal Penal, refiriéndose a vicios de la sentencia ante la inobservancia de las reglas de
la Sana Critica Razonada, con respecto a los medios o elementos probatorios de valor
decisivo.

CONSIDERANDO

III

Al efectuar un análisis y estudio detenido de la sentencia recurrida, y analizar cada una


de las leyes aplicables al recurso, los agravios expuestos en el memorial de interposición
del Recurso de Apelación por parte del procesado, este Tribunal arriba a las siguientes
conclusiones: UNO: En cuanto a la argumentación del procesado y recurrente por medio
de su Abogado Defensor, en cuanto a que existe inobservancia de la ley específicamente
del artículo 385 del Código Procesal Penal “por la no aplicación de la Sana Critica
Razonada, indicando que se violo la lógica en su principio de razón suficiente integrante
de la derivación que informa que todo razonamiento para ser verdadero, debe de estar
conformado por deducciones razonables a partir de la prueba producida en juicio así como
de las sucesivas conclusiones que sobre ellas se vayan estableciendo, lo que implica que
el razonamiento debe respetar el principio de razón suficiente, por ello en la motivación
cada conclusión necesita de un elemento convincente que justifique la afirmación o
negación que se hace, elemento que debe ser necesariamente concordante con el
verdadero. La lógica nos manda a que sino declaro el Agente captor que realizo el cacheo
o registro y si los otros dos Agentes se contradicen, entonces no existe un grado de certeza
para arribar a una sentencia de condena, siendo improcedente que se me declare autor
del delito de PORTACION ILEGAL DE ARMAS DE FUEGO DE USO CIVIL Y/O DEPORTIVAS (sic).
DOS: Lo manifestado por el procesado en su memorial de interposición del recurso, quien
indica que el Agente captor no fue a declarar y que en los Agentes que se presentaron
existen contradicciones, y las mismas según la defensa radica en que los dos testigos
indicaron prestar seguridad al captor al momento de la captura. Todo lo manifestado por
el apelante quien indica que no se aplico las reglas de la lógica, razón suficiente y las
reglas de la derivación, en la sentencia impugnada, además de carecer de fundamentación
que ordena el artículo 11 bis de nuestra ley procesal penal. TRES: Este órgano
jurisdiccional, advierte que la juzgadora de primera instancia indica las razones por las
cuales le otorga valor probatorio a las declaraciones de los dos agentes que participaron
en la captura, quienes claramente indicaron que iban en compañía de otras seis personas
(agentes), procedieron a registrar a las personas que estaban en el lugar bebiendo licor,
y además indica que el hoy sindicado portaba el arma y que su compañero FREDY
CANDELARIO REYES ARCHILA fue quien lo registro y lo detuvo, en ningún momento los
testigos afirmaron situaciones distintas a lo que la Juzgadora indica en la sentencia
impugnada, narran lugar día y hora de la detención así como la descripción del arma
incautada, y con ello se demuestra la participación del sindicado en el hecho atribuido,
quedando establecido con los demás medios de prueba la existencia del arma y la
inexistencia de la licencia para portar la referida arma por parte del hoy procesado, quien
planteó su tesis de defensa basada en las declaraciones de dos personas, que lo único que
hacen es contradecir las declaraciones de los agentes de la Policía Nacional Civil, pero en
ningún momento destruyen la existencia de la referida arma y menos la incautación,
además el supuesto propietario nunca compareció al proceso, por lo que la supuesta
inexistencia de fundamentación de la sentencia no se da, pues la juzgadora indica
claramente el porque de sus afirmaciones y del resultado de la sentencia, por lo que el
argumento de la defensa sobre la existencia de violaciones a la lógica, la falta de razón
suficiente y la derivación no se configuran en lo indicado debiéndose confirmar la
sentencia venida en apelación y no acogerse el Recurso de Apelación Especial por Motivo
de Forma interpuesto.

LEYES APLICABLES:

Artículos: Los citados y 12, 203 de la Constitución Política de la República de Guatemala;


3, 5, 7, 8, 9, 11, 11 bis, 20, 21, 24, 24 bis, 37, 49, 92, 93, 107, 108, 160, 161, 162, 163,
165, 166, 167, 415, 416, 423, 427, 429, 430 del Código Procesal Penal; 88 inciso b), 141,
142, 142 bis, 143, 148, 156 de la Ley del Organismo Judicial.

POR TANTO:

Esta Sala con fundamento en lo considerado y leyes citadas al resolver, POR UNANIMIDAD
DECLARA: I) NO ACOGE EL RECURSO DE APELACION ESPECIAL POR MOTIVO DE FORMA,
INTERPUESTO POR EL PROCESADO ROLANDO AGUILAR VASQUEZ con el Auxilio del Abogado
Hugo René Flores Barrios, en contra de la sentencia condenatoria de fecha ocho de julio
de dos mil once, proferida por el Tribunal de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos
contra el Ambiente de Retalhuleu; II) EN CONSECUENCIA SE CONFIRMA LA SENTENCIA
IMPUGNADA; III) Notifíquese y con certificación de lo resuelto devuélvanse los
antecedentes al Tribunal de procedencia.

Otto Cecilio Mayen Morales, Magistrado Presidente; Milton Danilo Torres Caravantes,
Magistrado Vocal Primero; Manfredo Alberto Lopez Fuentes, Magistrado Vocal Segundo.
Marcia Dolores Salazar Rivera, Secretaria