Está en la página 1de 3

1. ¿Qué es el Matrimonio?

El matrimonio (del latín: matrimonĭumn) es una institución social que crea un


vínculo conyugal entre sus miembros. Este lazo es reconocido socialmente, ya
sea por medio de disposiciones jurídicas o por la vía de los usos y costumbres.
El matrimonio establece entre los cónyuges y en muchos casos también entre
las familias de origen de éstos una serie de obligaciones y derechos que
también son fijados por el derecho, que varían, dependiendo de cada sociedad.

2. ¿El Matrimonio Civil?


Matrimonio civil es el matrimonio que se contrae, formaliza e inscribe ante las
autoridades civiles (registro civil, administración pública, jueces o autoridades
municipales) y no ante las autoridades religiosas, ni siguiendo el rito de una
religión (matrimonio religioso).
3. ¿El Matrimonio Religioso?
El matrimonio es la unión del hombre y la mujer a través de ciertos ritos o
procedimientos legales. Dicho concepto se ha ampliado en los últimos años, ya
que muchos Estados comenzaron a aceptar el matrimonio entre personas del
mismo sexo.

4. ¿El Matrimonio como Sacramento?


El Matrimonio es un sacramento que santifica la alianza del hombre con la
mujer y le da las gracias necesarias para llenar sus deberes de esposos y de
padres cristianos.
5. ¿Factores que atenta contra las conservaciones del matrimonio?

Percepción equivocada del amor y del matrimonio. Las novelas y películas


que tratan temas sentimentales, son responsables de lanzar a los jóvenes a un
mundo irreal. Al casarse, esas personas esperan inconscientemente de su
cónyuge algo que la vida real no les puede regalar y quedan desilusionados.

Desviación de los principios sanos. La fornicación, el adulterio, el


alcoholismo y la pereza son responsables de muchos fracasos.

Falta de carácter y poco control del temperamento. Cuando existe un genio


violento, espíritu egoísta, un corazón frío, celos, rencores, etc., se producen a
menudo roces que pueden producir un distanciamiento paulatino, si no se
busca una solución para esto, el matrimonio habrá entrado a un espiral
descendente.

La falta de diálogo y caer en lo rutinario. Hay poco tiempo del uno para el
otro. Se entra en la rutina conyugal y hay poco diálogo. La TV. y actualmente el
chat o Internet roba a muchas familias el tiempo que debieran dedicarse uno al
otro.

Problemas económicos. La incomprensión en los planes y deseos mutuos, la


falta de confianza en el manejo de la economía del hogar y el distanciamiento
prolongado por trabajar en lugares lejanos, suelen ser causantes de problemas,
como también cuando se contraen deudas difíciles de pagar.

Interferencia de terceros. “El que se casa, casa quiere”. Es mejor que los
recién casados vivan independiente.

Enfriamiento de la relación. Cuando no se comparten momentos especiales,


cuando no se atienden mutuamente, cuando no se muestran cariño, entonces
estarás cayendo en el enfriamiento.