Está en la página 1de 2

Octavio Arrellin Colunga

Reflexiones sobre el Libro “Desarrollo de las Habilidades desde la
edad cero”
Mi nombre es Octavio Arrellin Colunga soy instrumentista en guitarra, y profesor, en
mi experiencia desde que inicié mi educación musical el proceso que tuve fue muy
espontaneo y de utilizar mucho mi oído sin pensar en los talentos, además que el
entorno que generaron mis padres que no son músicos, fue contrarrestado con el
amor y respeto que le tienen a la música que de infante siempre me acompaño.

A lo largo de la lectura y de los días del curso de la filosofía he reflexionado con más
detalle estos procesos y mientras más me introduzco a la filosofía interiorizo mis
aciertos y desaciertos, que tuve como estudiante y el cómo creía comprender la
música cuando empecé a estudiar música formalmente y la enseñanza de mis
maestros influyo mucho en mí, generando mucho miedos e inseguridades caso
contrario a la filosofía y ante las inclemencia que como sociedad tuvo el país de
Japón durante y después de la guerra

En los años que inicie mis padres que iban a pensar que parte de mi educación
musical es que ellos me llevaran a mis clases y que participaran, que también en
casa se preocuparan por mi tarea musical, para que mi entorno fuera más
provechosos y mi motivación fuera incrementando. Claro que se preocupaban por
que tuviera el mejor desarrollo, pero de una manera tradicional.

Es un manual para padres, abuelo, hermano y alumno, de cómo uno puede llevar
la filosofía en varias etapas de su vida como alumno, docente, padre y miembro de
otras familias que uno genera en su andar por la vida y eso incrementa más nuestro
talento a través del lenguaje materno, desarrollándolo en un entorno y en diferentes.

Como dice Sócrates “yo solo sé que no se nada”, me pude percatar que mientras
más me inserto en la filosofía, leo sobre sus experiencias del Dr Suzuki y veo las
clases grupales donde se aplica todo lo anterior, me generan incógnitas.

Pensando en cómo es mi lengua materna me di cuenta siempre uno trata de salir
de esas formas que no funcionan y yo lo ejemplifico como si fuera un traje que te
quitaras pero vuelve a generarse, pero con la filosofía es todo lo contraria, por el
respeto, amor, logro pasión y éxito.

Mi inicio ahora es temprano, pero esta es una de las primeras dudad que me
surgieron primero que pasa después de que uno siempre se encontró en un entorno
donde la lengua materna fue desarrollada con la filosofía y lo aplica en cualquier
ámbito de conocimiento, ¿pero cuando deseas relacionarte con otras personas que
no se encuentran en el entorno que sucede? ¿Se puede relacionar uno sin ningún
problema o hay un punto medio? Estas preguntas sé que me las contestare mientras
más me adentre de la filosofía

para generar posteriormente comunidades que creen un mejor país. . Octavio Arrellin Colunga En estos momentos de mi vida como profesor puedo vislumbrar un antes y un después de la filosofía donde la tomare como bandera para formar personas con un gran amor hacia su lengua materna y a su entorno. Me da mucho interés poder ahora aplicar esto con mis alumnos y mi familia estos nuevos conocimientos para que cada uno en materia y ahora con consciencia lo pueda incrementar sus capacidades. La parte impórtate del medio en donde naciste y como puedas salir de ella desde niños es con el punto que cierro mi reflexión y es lo que trato de dejar claro en mi reflexión. pero ahora tiene más fuerza para seguir cosechando Como alumno graduado conocer la filosofía me aporta muchas ideas para que maximicé mis habilidades y desempolve mi oído para que mi música sea con mayor expresividad y fluidez y no solo en la música si no en mi entorno. al igual que el enojo entonces siempre generar estas ideas en tu entorno siempre la transmito entre mis alumnos. El libro menciona mucho sobre el amor que das es el que recibes.