Está en la página 1de 3

Tratamiento de Imágenes

Gimp - PRIMEROS PASOS

Nada más abrir el GIMP, nos encontramos


cuatro secciones, que iremos descubriendo
poco a poco.

En primer lugar, encontramos un menú de


texto (A) con tres opciones (Archivo, Exts, y
Ayuda);

En segundo lugar, encontramos un completo


menú de herramientas (B), que serán las
que usemos en nuestro trabajo;

En tercer lugar, encontramos el selector de


color, patrones, gradientes y brochas (C);
y

Finalmente, encontraremos un menú


auxiliar (D) en el que aparecerán distintas
opciones dependiendo de la herramienta que
hayamos elegido en el menú de más arriba.
En este último, encontramos además
distintas solapas, que podremos añadir,
eliminar, mover o modificar a nuestra
voluntad, dependiendo de nuestras
necesidades, pulsando el botón que
encontraremos en la parte superior derecha (d1). Por ejemplo, si
usamos a menudo distintas capas a la hora de editar una imagen, nos
vendrá muy bien añadir el menú de capas como una solapa más (d2),
para así tenerlo más a mano y trabajar cómodamente. De esta
manera, personalizamos el programa a nuestro gusto.

Pulsando Archivo, podremos crear una nueva imagen (Nuevo...), abrir


una preexistente bien buscándola en la estructura de
directorios de nuestro disco duro (Abrir...) bien
accediendo directamente a las últimas imágenes
abiertas con el GIMP (Abrir reciente), o tomar una
captura de pantalla (Adquirir). Además, podremos
determinar nuestras Preferencias a la hora de
manejar el GIMP, acceder a los distintos Diálogos, o
Salir del programa una vez que hayamos terminado
nuestro trabajo.

Al pulsar en Nuevo... nos aparecerá un formulario en el que


determinaremos las características de esa nueva imagen. Lo más

// Prof. Espósito Sandra -1-


Tratamiento de Imágenes

sencillo y rápido será desplegar la lista de las plantillas, y elegir un


modelo prediseñado.

Podremos elegir las dimensiones de un DIN A4, las medidas standard


de un banner, el tamaño de una carátula de CD, o incluso el tamaño
propio de un trozo de papel higiénico. Si ninguno de estos tamaños se
ajusta a nuestras necesidades, podremos determinar manualmente
las características de nuestra imagen. Fijaremos el alto y el ancho de
la imagen, tanto en pixels como en cualquier otra medida que
deseemos (pulgadas, milímetros...), así como la resolución (píxeles
por pulgada, por milímetro...). Elegiremos entre modo RGB
(RedGreenBlue) o escala de grises, así como el tipo de fondo que
usaremos. Podremos usar el color de frente o de fondo actual, el color
blanco, o un fondo transparente.

Por último, elegiremos un comentario para nuestra imagen (este


comentario no será visible de manera directa), y pulsaremos Aceptar.
Así, se abrirá una nueva ventana con la imagen lista para ser
modificada.

Nueva imagen

Si deseamos manipular una imagen existente en nuestro disco duro o


en cualquier otro soporte (diskette, CD-rom...), deberemos pulsar
Abrir... dentro del menú Archivo. De esta manera se nos abrirá una
ventana en la que podremos seleccionar el archivo que queremos
visualizar. Para ello, debemos fijar nuestra atención en las tres celdas
principales. En la de la izquierda se nos mostrarán los directorios o
carpetas a los que podremos acceder desde el punto de la estructura
de directorios en el que nos encontramos. Si deseamos acceder a una
carpeta ubicada en una posición superior en dicha estructura,
deberemos hacer doble click en ../ tantas veces como sea necesario;
para acceder a cualquiera de las carpetas listadas, deberemos hacer
doble click en su nombre. Los archivos existentes dentro de la carpeta
en la que nos encontramos serán listados en la celda central. Los

// Prof. Espósito Sandra -2-


Tratamiento de Imágenes

seleccionaremos haciendo click en su nombre, y podremos ver una


previsualización en la celda de la derecha pulsando el icono del centro
de la misma. Una vez encontrado el archivo que queremos manipular,
pulsamos Aceptar, y ya podremos emprender nuestro trabajo.

Si lo que queremos es crear una imagen a partir de lo que estamos


viendo en nuestro propio monitor (un vídeo, una página web, un
programa...), pulsando Adquirir dentro del menú Archivo podremos
realizar una captura de pantalla. Podremos elegir entre capturar una
única ventana de nuestro escritorio, o capturar toda la pantalla.
Determinamos el tiempo que deberá esperar el programa para hacer
la captura (tal vez necesitemos ese tiempo para abrir un menú que
queremos mostrar...), pulsamos Aceptar, con lo cual la ventana de
captura desaparecerá, y transcurrido el tiempo elegido, se realizará la
captura y se mostrará en el GIMP, para que podamos editarla y
guardarla directamente.

Capturar la pantalla

// Prof. Espósito Sandra -3-