Está en la página 1de 76

ntroducción

Página 15
un futuro emancipatorio individual y social sin él. En términos de pensamiento
crítico y empoderador, mi argumento fue, los historiadores pueden ya no tiene
mucho que decir a una cultura que ahora parece demasiado tarde para ser
moderno y que es posiblemente tan ahistórico en sus prácticas tales que formas
modernistas de hacer historia, ya sea en su ideología (mayúsculas) metanarrative)
o académicos (minúsculas profesionales), bien pueden llegar a su fin. En un
sentido muy tangible, la posmodernidad me pareció indicar el final de al menos
este tipo de conceptualizaciones ciones de la historia y, tal vez, incluso el final
del pensamiento históricamente en absoluto. Y argumenté que, a la luz de los
discursos alternativos ofrecidos por la gama de pensadores culturales y
filosóficos que he mencionado, esto podría considerarse 'algo bueno'. Es de lo
que se podría llamar esta posición de "fin de la historia" ± y varias resistencias a
eso ± que los argumentos de este libro principalmente surgir. Porque, en general,
sigo sin estar convencido de los contraargumentos que siguen recalcando la
importancia crucial de un con- la conciencia como una necesidad personal y
social (por ejemplo, aquellos Arthur Marwick en su The New Nature of History)
o por los pánico- traficantes que insisten en que, desprovisto de elementos
epistemológicos, metodológicos y fundamentos éticos, la historia se deslizará
impotente por la pendiente resbaladiza del relativismo posmoderno y el
escepticismo hacia los muy amenazados y aparente `desastre del nihilismo '(así
Richard Evans en su defensa de historia). 3 Y, sin embargo, al mismo tiempo,
soy consciente de que a pesar de la mía posición con respecto a la naturaleza
posiblemente passe¨ de la historia, el estudio de "propia", profesional, historia
académica, el único objeto de mi atención en este texto ± todavía continúa en la
educación superior y todavía muestra la apariencia de vitalidad ocasional. Y
también soy consciente que para muchos tutores de historia y estudiantes el
mensaje todavía no ha sido recibido eso, si la historia es continuar por un tiempo
a pesar de su algo estado moribundo, entonces, ¿qué vida puede tener todavía se
debe articular a través del primer plano reflexivo de un discurso postmoderno
casado a la idea de la emancipación Y entonces, en este texto, trato de ponerlos
antes estudiantes de historia que están a punto de convertirse o que ya están
comprometidos en `hacer historia 'tres conjuntos de lo que espero sean nuevos
argumentos para considerándolo de la manera que sugiero. Estos son argumentos
que están en desobediencia crítica a las normas de la corriente profesional
histórica teoría y práctica y que tratan de respirar qué aire fresco puede ser 2.
Introducción
Página 16
sopló en una "vieja disciplina" al reconfigurarla en un discurso que acepta y
celebra con gratitud a lo que se hará referencia a lo largo de como los inevitables
fracasos de la representación / presentación histórica en lugar de esforzarse por
superarlos. Estos tres grupos de argumentos los desarrollo en tres capítulos.
Primero en Capítulo 1, "Tiempos de apertura", presenté una serie de
generalidades Reflexiones teóricas extraídas del teórico francés Jacques Derrida
y otros considerablemente influenciados por él. Juntos, estos son pensadores que
se presentan aquí como favorables a la apertura sin fin y, por lo tanto, sin fin
diferencias interpretativas históricas (historiadores), problematizaciones,
incertidumbres y dilemas por razones políticas sólidas. Y hay un punto sutil pero
significativo que debe hacerse aquí, a pesar del hecho de que la mayoría de los
historiadores ahora adoptan una versión del pluralismo interpretativo en su
trabajo, voy a argumentar que esta no es la misma agenda que la favorecida por
perspectivas postmodernas. No importa cuántos `difieren interpretaciones "que
pueden admitir, la mayoría de los historiadores de la corriente principal aún
continuar esforzándonos por el "conocimiento histórico real", por la objetividad,
por la cuenta sinóptica basada en pruebas y por la verdad al final de
investigación; en otras palabras, para lo que efectivamente son cierres
interpretativos. Y propondré exactamente lo contrario: eso en nombre de lo
interminable apertura y posibilidades no pensadas que debemos tener un
implacable oposición a cada tipo de cierre en al menos dos cargos. Primero,
porque en el nivel del texto histórico sucede que es el caso esa apertura
interminable es lógicamente inevitable: no hay forma de que cualquier cierre
histórico puede lograrse alguna vez, eso es seguro. Y segundo, porque esa
apertura inevitable permite una nueva, irrespetuosa, lecturas y relecturas
radicales y polémicas, escrituras y reescrituras del pasado (`the before now ') para
ser producido ± y esto es excelente. Las razones de esta deseable refiguración ad
infinitum se detallan en detalle en los siguientes capítulos, pero el pensamiento
abiertamente político que les informa se puede resumir ahora en un tipo
preliminar de manera de que pueda tenerse en cuenta desde el principio.
Sostengo que las personas (sujetos) deben insertarse, crecer y vivir en cualquier
formación social y cultural dada, entonces tal socialización o la enculturación
nunca funciona sin problemas, y, más importante, nunca es completamente
logrado, de modo que la identidad en algún momento que temas Habitar es
siempre temporal y, por lo tanto, siempre se vuelve diferente de lo que es.
Introducción 3
Página 17
¿Qué constituye (inventa) el sujeto humano en un momento dado en espacio y
tiempo, por lo tanto, no es la expresión de algún núcleo interno o "esencia"
humana, sino más bien el resultado de ese proceso dinámico denominado
iterabilidad (el proceso de repetición y diferencia, de la repetición de el nunca es
el mismo) que asegura que nadie está completo o estable o fijo 'de una vez por
todas'. Aquí las formas dominantes de enculturación el poder están expuestos a
su falla al "coser" completamente el `individuo social '. Y es esto 'fallido' y por lo
tanto siempre tenso y condición estresante, este juego interminable de convertirse
inestable en los niveles de lo personal-político, que da un radical, desobediente y
por lo tanto política contra-hegemónica (contra-dominante) una oportunidad. Por
si los sujetos nunca están completos pero siempre son sujetos (o mejor aún,
subjetividades) en formación constante, entonces esta inestabilidad permite que
todo tipos de antagonismos y ambivalencias personales y sociales reales. En lo
En la medida en que los sujetos tienen identidades con las que pueden
identificarse, entonces, tales las identidades ± quiénes creemos que somos ± son
siempre balances temporales entre nuestros éxitos y nuestros fracasos para
resolver las tensiones que encarnar. Del mismo modo, y extendiendo esta forma
de pensar en el reino de la social, ninguna formación social / cultural es más
capaz de incorporarse relaciones armoniosas y fijas los patrones de dominación y
subordinación que lo constituye tan difícilmente como "su" individuo los sujetos
pueden resolver las tensiones internas de sus identidades, informadas como son
precisamente por la forma en que están inmersos en lo social. Por lo tanto, puede
comenzar a concluir estas observaciones muy abreviadas diciendo que en el nivel
de lo sociocultural, como a nivel de la asignatura, no El orden hegemónico
(dominante) es siempre seguro: siempre está en riesgo de siendo transformado;
re-calculado. Además, debido a que no hay una resolución dada de cualquier
formación sociocultural o, de hecho, cualquier nuevo contra-acuerdo es de tipo
'natural' (no se basa en ningún conocimiento natural y / o 'real' orden de las
cosas) entonces ningún `acuerdo 'puede ser fundado o legitimado sobre la base de
cómo sabemos que las cosas realmente son, en lo epistemológico jardines. En
consecuencia, es este reconocimiento que ningún sujeto o político sistema está
alguna vez totalmente cerrado que da una oportunidad a la democracia radical, el
teórico político Ernesto Laclau (porque son sus ideas las que aprovecho en este
punto) que estipula una definición de democracia radical como el intento de
preservar el carácter conflictivo de todos los procesos personales / sociales para 4
Introducción
Página 18
para evitar una formación social total (itariana) mientras que al mismo tiempo
con el objetivo de una política de "igualdad y equivalencia" que todavía dará
diferencia una oportunidad. 4 En consecuencia, el objetivo principal de este texto
es para tratar de trabajar el discurso de la historia en la dirección de ese tipo de
democracia radical y abierta que comprende la imposibilidad de promulgar un
cierre histórico / historicizante total del pasado al tiempo que reconoce que sus
formas refiguradas de descifrar cosas nunca habrán sido buenas suficiente '± y
que esto es lo más deseable. En este texto yo trabajo en el supuesto y con la
esperanza de que todavía podamos tener la oportunidad aspirar a las
comunidades de derechos humanos a pesar del fracaso de la experimento
modernista del `Enlightenment Project ' 5 en aquellos formas burguesas y
proletarias que ahora se han agotado tanto y que la condición pasada /
posmoderna que habitamos nos da la oportunidad para refigurar y así 'comenzar
de nuevo'. . . no menos importante por la refiguración de la historia. En segundo
lugar, en el Capítulo 2, `Último pedido (s) ', trato de mostrar ± a la luz del más
argumentos filosóficos presentados en el Capítulo 1 ± que en el nivel de historia
profesional, académica, hay algunos muy historia- razones específicas por las que
el juego libre interpretativo nunca puede ser remotamente cerrado por los
historiadores, incluso si quieren que, a pesar de su protestas periódicas en sentido
contrario, creo que la mayoría todavía lo hacen. Es mio creencia, y mi argumento
aquí, que no hay reglas no problemáticas o normas de traducción o transcripción
(como se articula a través de métodos, habilidades y prácticas lentos) que
permiten el pasado (todo lo que tiene sucedió "antes de ahora") para ser veraz, u
objetivamente o justamente científicamente representada como "conocimiento
histórico" a nivel del texto histórico y que esta condición, en lugar de ser
lamentable, es de nuevo, lo mejor que podemos esperar. Realmente es una noticia
brillante que los historiadores nunca pueden hacer las cosas bien. Que sus
representaciones y las presentaciones de 'antes de ahora' son siempre
representaciones fallidas y presentaciones. Es liberador para la imaginación
creativa que haya no existe un método histórico correcto y esa historia nunca
puede cumplir su aspiración de ser una epistemología (nunca puede cumplir su
deseo de obtener conocimiento confiable y objetivo). Porque es esta falla la que
permite que surja la alteridad radical, surgen nuevas imaginaciones. Nosotros No
debería desperdiciar esta posibilidad de otredad, de novedad, en deferencia al
peso muerto de la ortodoxia profesional y académica, incluso cuando más
generosamente interpretado. Introducción 5
Página 19
En tercer lugar, en el Capítulo 3, "Comienzo de nuevo: en la disposición
desobediente", I sugerir una actitud hacia los refigurings del histórico 'antes de
ahora' de maneras poco imaginadas y poco practicadas. Ya he dicho que soy no
del todo seguro si algún tipo de discurso historicizante todavía tiene mucho de un
resonancia en nuestra formación social; Quiero decir, ¿a quién le habla
exactamente? tanto privada como públicamente; quién, a la luz de las formas en
que las subjetividades se forman, ¿ahora se puede 'someter' a su autoridad? Pero
si aún se desea que algo viva bajo el viejo nombre de historia, entonces podría ser
mejor la 'ficción útil' (porque como veremos todos las historias son ficticias ± es
su valor continuo o falta de él lo que está en cuestión hoy) que sugiero en el
Capítulo 3 sobre la base de las razones que tengo comenzó a indicar en algunos
de los párrafos anteriores. Esto no quiere decir que el Capítulo 3 ofrezca una
respuesta a la frecuencia preguntaba '¿cómo sería una historia posmoderna?' Ahi
esta sin blue-print, sin plantilla aquí; eso sería demasiado modernista, demasiado
prefigurativo, para palabras. Más bien, esbozo lo que podría llamarse mejor
`disposiciones favorables 'hacia nuevas formas de imaginar; un relajado actitud
hacia el fracaso creativo. Lo que defiendo en el Capítulo 3 (y de hecho en todas
las páginas que siguen) es una actitud de radical y desobediencia crítica que, en
contra de la mayoría de los análisis históricos, no busca resolución o acuerdo
sobre problematizaciones históricas, pero que celebra el fracaso de todos y cada
uno de ellos: lo que se está abogó en todo es una actitud que ignora la
convención, desobedece la voz autorizada y que reemplaza cualquier voz
definitiva cierre con una apertura interminable, cualquier final exhaustivo con un
etcétera, y cualquier punto final con una elipsis. . . Ahora deseo hacer dos
comentarios introductorios finales. El primero es que aunque este libro proviene
en gran medida de las preocupaciones de Por qué ¿Historia? debe señalarse que
también tiene ciertas similitudes y intenciones de repensar la historia. Ahora tiene
más de diez años y está a punto de se publicará como Routledge Classic, 6
Rethinking Historysought para ofrecer lo que en ese momento era una crítica un
tanto solitaria y popularizadora del entonces formas predominantes de pensar
sobre la historia académica, una situación que al menos ha cambiado de alguna
manera. Por un lado, en el años intermedios el número de libros ± incluyendo
aquellos que ofrecen otras alternativas críticas a las ortodoxias históricas
existentes mucho mayor, y la mayoría de los programas de pregrado y postgrado
6 Introducción
Página 20
Los grammes ahora tienen cursos que cubren historiografía, histórico teorías y
métodos, y filosofía histórica. Y por otro mano, es indudablemente el caso de que
el nivel intelectual a la que más las obras recientes se han lanzado se ha vuelto
mucho más sofisticado y riguroso. Y sin embargo, a pesar de la agudeza de estos
textos y su deseo muy a menudo de ejercer sobre la vieja disciplina de la historia
postestructuralista, postfeminista, posmoderno y otras formas de pensar
"postistas" para para abrir la historia a nuevas voces y agendas, ya he notado que
la historia académica permanece en el negocio, aunque cojea un poco. En
consecuencia, en este libro trato de tener en cuenta los cambios que han tenido
lugar en la última década. Esto ha significado que, primero, tengo tuvo que
asumir el tipo de trabajo teórico crítico que tiene volverse más popular a pesar de
que esto puede haber afectado el lenguaje y, posiblemente, la dificultad ocasional
del presente texto. En cierto modo esto es una dificultad difícil de evitar, pero he
tratado de hacer que esto funcione como accesible y lo más amigable para los
estudiantes como sea posible. Y segundo, este libro es escrito en la creencia de
que los nuevos estudiantes de la historia deben ser conscientes de estos debates
actuales y de las nuevas direcciones emocionantes que posiblemente heraldo.
Como Rethinking History then (que este libro no significa reemplaza, pero más
bien trata de complementar ± para los problemas que sus direcciones no han
desaparecido de ninguna manera) el presente texto está escrito en una con un
tono deliberadamente polémico para ser deliberadamente provocativo. Y, de
nuevo como Historia de pensamiento, es un texto que se ha mantenido
intencionalmente corto con un mínimo de aparatos académicos para que pueda
ser utilizado como un conveniente 'set-text' para cursos de teoría contemporánea
discusiones Mi segundo punto introductorio es que todos los textos son
obviamente interrelacionados textual; es decir, son dependientes por su sentido
de los sentidos en muchos otros textos, no importa cuánto uno trate de decir
cosas nuevas y así `comenzar de nuevo '. Y quiero reconocer que este texto es
mucho influenciado por tres escritores y el ambiente teórico que tienen creado
para que otras personas trabajen en: el ya mencionado francés el teórico Jacques
Derrida, el teórico estadounidense de la historia Hayden White, y su homólogo
holandés, Frank Ankersmit. Yo soy, creo, un persona bastante crítica, pero me
resulta difícil ± al estar consciente de la varias críticas dirigidas contra ellos ± no
estar de acuerdo con la mayoría de lo Introducción 7
Página 21
ellos dicen. Y estoy de acuerdo con ellos no solo porque los encuentro
brillantemente perceptivo e infinitamente sugerente, pero porque usan su
corazones respectivos donde creo que todos los corazones deben ser usados ± en
su mangas. Por supuesto, no espero ± si alguna vez leyeran este texto ± que
acepten mi propia manera de pensar sobre las cosas para las cuales sin embargo,
han sido en parte responsables, ni para estar de acuerdo con el argumento
particular que en ocasiones se han presentado para apoyar, o incluso que los he
entendido. Sin embargo, los he leído, y creo que se han beneficiado
personalmente de haberlo hecho. Si estos beneficios son obvios, o se comunican
aquí a otros de manera adecuada o persuasivamente, no estoy del todo seguro,
pero espero que, al menos en una pequeña parte, su bondad brilla a través de. 8
Introducción
Página 22
La reconciliación de todas las formas antagónicas en nombre de sensus o
convivencia es lo peor que podemos hacer. Debemos cerrar nada abajo Debemos
mantener abierta la otredad de las formas, la disparidad entre los términos;
debemos mantener abierto lo irreductible. (Jean Baudrillard, El crimen perfecto)
Érase una vez, un tiempo que aún arroja su sombra sobre nosotros, se llevó a
cabo que había algo intrínsecamente importante en varias historias históricas
ciones del pasado que podrían actuar como la base de lo real y que vale la pena
conocimiento. En pocas palabras, esa vieja creencia en el valor intrínseco de el
pasado estaba compuesto por dos elementos principales. Primero, se sostuvo que
uno debería estudiar el pasado (`el antes de ahora ')` por sí mismo' y `en su
propios términos ', como si la historia fuera capaz de ceder sus propios puntos
esenciales y no solo ser la ocasión para articular la nuestra. Y segundo, por virtud
de esta actitud, las historias que fueron escritas por profesionales los académicos
sobre este pasado fueron concebidos como de alguna manera esperando ser
encontrado en el pasado; ser respetuosamente descubierto y fielmente traído de
vuelta a nosotros, interpretados de manera cierta, pero descubiertos ± como
fragmentos de algunos rompecabezas preexistentes ± de todos modos. La
búsqueda de este historicizado pasado llevado a cabo a través de un método de
investigación que mezcla el empirismo y documentalismo con la ética de la
objetividad, la neutralidad y la verdad buscando, compuso aún más el mito del
valor intrínseco de la conocimiento adquirido como resultado del exhaustivo
profesional y esfuerzos académicos gastados para conseguirlo. No suscribirse a
estos dos refuerzos mutuamente reforzantes de la historia ± `por sí mismo 'y` en
Capítulo 1 Los horarios de apertura)
Página 23
sus propios términos, se argumentó, era, en el mejor de los casos, ser víctima de
todo tipo de anacronismos, relativismos, escepticismos e ideología
contemporánea presiones, o, en el peor, sucumbir a la lógica aparentemente
desastrosa conclusión de que cualquiera podría decir lo que quisiera sobre el
pasado. Y esta no era una buena beca en términos de minucioso, desinteresado
investigación, sino meramente sesgo ideológico y político o engrandecimiento.
Viniendo de una posición que acepta que la mayoría de las cosas en poder de
historiadores ser intrínsecos (hechos históricos, estructuras, períodos y
significados) son en realidad solo adscripciones extrínsecas, estos tipos de miedo
`conclusiones lógicas 'son las que creo que podemos aceptar con facilidad para
razones que ilustraré a lo largo de este capítulo. Porque realmente hay nada
esencialmente en el pasado para evitar el ejercicio de interminables libertad
pretive por los historiadores; de hecho, los únicos valores que se derivan de las
historisaciones del pasado provienen de fuera del pasado y desde fuera de las
prácticas artesanales de portón de puerta del profesional historiador ± en otras
palabras, son valores extrínsecos. Y tal extrinsexualidad, que no conoce límites
lógicos ni procedimientos adecuados, es por lo tanto un invitación a la
incertidumbre radical para siempre. Aquí por fin parece que tenemos llegar al
final de las propiedades restrictivas del profesional, el género académico de la
historia tal como lo conocemos. El hecho de que `el pasado 'pueda leerse a
voluntad y es tan obviamente indeterminación en relación con sus créditos sin fin
(un pasado ± muchas historias) debe ser celebrado y puesto en práctica. Tener un
pasado pero innumerables `tomas 'y` vueltas' es un valor positivo cuando todos
pueden por fin potencialmente crear su propia vida y crear su propia genealogía
intelectual y moral ± sus propias subjetividades ± con ningún pasado historizado
autoritario o autoritario que uno deba diferir o incluso reconocer ± especialmente
un pasado histórico que parece el fantasma se escribe solo con la mínima
intervención del tímido ... historiador jubilado, el sirviente del pasado leal a su
persona vocación. Porque es obvio que son los historiadores quienes crean la
historia y que "el pasado", que esculpieron en el significado, es totalmente
promisorio cuous. El pasado tiene y siempre irá con cualquiera sin un rastro de
celos o un indicio de fidelidad permanente a cualquier persona que llama en
particular: hagiógrafos, anticuarios, profesionales, marxistas, analistas, estruc-
turalistas, fascistas, feministas, pragmáticos neo-rankeanos, cualquiera puede 10
Tiempo (s) de apertura
Página 24
tenerlo. ¿Y por qué no? Nadie tiene una patente sobre "el pasado"; puede ser
usado o ignorado por todos. ¿Y por qué es esto? Porque el llamado pasado (el
antes de ahora) no existe "significativamente" antes de los esfuerzos de
historiadores para imponerle una estructura o forma; `the before now 'es
completamente informe y no conoce ningún significado propio en términos
de su totalidad o sus partes antes de que sea 'descubierto' por nosotros.
Estafa- en consecuencia, ningún historiador ni nadie más actúa como si fuera un
historiador alguna vez regresa de su viaje al "pasado" sin precisamente el
historización que querían obtener; nadie vuelve sorprendido o con las manos
vacías desde ese destino. No hay historiadores con las manos vacías porque no
hay vacíos encabezados: el pasado histórico es siempre solo nosotros \ atrás. Esto
no es tan obvio para los estudiantes de la historia como debería ser; en efecto, la
mayoría de los historiadores profesionales desconocen consciente o semi-
conscientemente sus prácticas siempre centradas en el presente, ya que se
esfuerzan por lograr el `Narrador de la historia como nadie 'efecto. Pocos han
desenmascarado este particular prestidigitación ± (que permite a los historiadores
continuar dando el impresión de que producen historias "objetivas" en lo que se
acopla a un estado de ingravidez socio-política) ± mejor que Michel de Certeau,
quien pone las cosas así: ¿Qué tipo peculiar de ambigüedad sostenida y
permanente es que historiadores practican . . por el cual un pasado "real" se da
por sentado, otro pasado "real" se representa en textos, y un presente "real" es
borrado de su producción ... La operación en cuestión es bastante astuto . . [para]
lo 'real' como lo representa la historiografía no no corresponde a lo "real" que
determinó su producción. . . . los discurso [así] se da credibilidad en el nombre de
la "realidad" se supone que representa, pero esta apariencia autorizada de lo
"real" sirve precisamente para camuflar la práctica misma que, de hecho, lo
determina La representación disfraza así la praxis que lo organiza. 1 Si, como
defiende De Certeau aquí, toda la historia es realmente historiografía (la
acumulación de las escrituras que componen nuestras representaciones y
presentaciones del pasado) y siempre se autorreferencia en términos de su propia
credibilidad, entonces parece que la mejor manera de tener en cuenta el Horario
(es) de apertura 11
Página 25
siempre las figuras centradas en el presente del "pasado" en la historia (para
reclamar en el presente que no debes estar centrado en el presente no es menos
reclamación centrada en el presente que la afirmación de que debe) es ir junto
con la observación de Nietzsche de que el historiador es, inevitablemente,
siempre parte de la imagen del pasado histórico que él o ella pinta. Y no hay debe
preocuparse por esta subjetividad radical, ni por el colapso de la vieja distinción
sujeto-objeto tan central a la filosofía occidental y cultura. Porque seguramente
todos ahora somos lo suficientemente maduros para reconocer que lo que pasa
por `objetividad 'es solo nosotros` sujetos', objetivando. Como Alain Robbe-
Grillet observa con coraje, esto no debe verse como una problema: Por qué . . . si
esto fuera motivo de pesimismo. Es tan angustiante aprender que la propia vista
es solo la propia vista o que cada proyecto (ion) es una invención? Obviamente
me preocupa, en cualquier caso, solo con el mundo como mi punto de vista lo
orienta: lo haré nunca conocer otro. La subjetividad relativa de mi sentido de la
vista me sirve precisamente para definir mi situación en el mundo. Yo
simplemente evitar ayudar a hacer de esta situación una servidumbre. 2 No
podemos escapar de la inevitabilidad de nuestra propia subjetividad, entonces ±
podemos solo ve el mundo desde nuestra perspectiva de "sujeto en formación".
Pero como sugiere Elizabeth Ermarth (comentando Robbe-Grillet), esto no hay
nada de qué preocuparse; es este tipo de autodominio posmoderno conciencia en
la que reconocemos y tomamos conciencia de nuestra propia radical subjetividad
que nos impide `ayudar a hacer esta situación una servidumbre '. En otras
palabras, interactuando con nuestra propia subjetividad, definir nuestra propia
'situación en el mundo' requiere una pregunta constante investigación y prueba de
nuestros propios supuestos y valores. A su vez, el producción de este sentido de
auto-distancia crítica (a veces casi experiencia extracorporal) alienta
imaginaciones y replanteamientos interminables de lo que podrían ser nuestras
identidades personales y políticas. Con algo confianza ± que comparto ± Ermarth
concluye que, hoy, no más tiempo necesita un mundo objetivo para garantizar las
relaciones entre uno conciencia y otra o para garantizar una identidad entre
ilusiones. Porque `solo hay subjetividad. . . solo ilusiones 'ella escribe, que solo
puede constituir realidades momentáneas: `La posmodernidad 12 Tiempo (s) de
apertura
Página 26
llega el momento de negociar la transición de uno [tal] momento a otro'. 3 Nada
de esto es para decir que no hay `criterios 'para juicios y / o que, por lo tanto,
debemos aceptar que la "realidad" discursiva de todos los demás y los
constructos históricos son igualmente correctos o todos igualmente incorrectos.
Este es el argumento supuestamente destructivo, tan amado por los modernistas
historiadores, ya que plantean el fantasma de un nihilismo ético que se avecina y
la consiguiente barbarie. Porque aunque no hay ultimo, fundamento objetivo para
nuestras posiciones históricas (o nuestra moral decisiones), aún tomamos
decisiones sobre la base de las preferencias de acuerdo con las herramientas a
mano en cualquier formación social dada, lo hacemos todavía pone mundos bajo
descripciones, y todavía podemos dar (relativo a tales descripciones) apoyo
argumentativo para que ellos aquellos que podrían decidir escucharlo y entablar
una conversación. Y esta siempre ha sido la situación real. En ese sentido, nada
ha cambiado. Aparte de todo, por supuesto. Porque ahora estamos
completamente consciente de que tenemos que vivir con una perspectiva
intelectual donde la verdad y objetividad, neutralidad y desinterés, son
simplemente acuerdos producido en conversaciones que siempre están entre
interesados partes y dentro y contra las cuales tenemos que hacer finalmente
decisiones sin fundamento Por qué proceso de pensamiento llegamos
pulcramente a La formulación de Jacques Derrida de "la indecibilidad de la
decisión" (para ser discutido más adelante); una condición en la cual una decisión
tiene inevitablemente para ser tomado (incluso para negarse a tomar una decisión
sigue siendo un decisión) pero tomado sin certeza y 'sujeto' a la revisión sin fin.
Esta es una condición de apertura lógica que también resulta ser ± por ello
mantiene las decisiones siempre en un estado de juego, desafiando el cierre
definitivo ± a Buena cosa'. 4 Es en esta condición conversacional / discursiva
donde cualquier interacción vención ± un libro, un artículo, una película, una
novela ± harán que se note o marca no tan notable; más allá del alcance de la
intención del autor, abierto para lecturas interminables, y para el relativo tomar o
irse. Y el la intervención de este libro no es diferente. Entonces, a la pregunta de
por qué molestarse en historizar el pasado de hoy y la mejor manera de hacerlo,
la respuesta que registro en este punto es que espero que una cierta forma de
pensar puede ayudar a permitir el tipo de política radical emancipadora ensayada
por Ernesto Laclau y otros para ingresar al mundo, una política de Horario (es)
de apertura 13
Página 27
emancipación Derrida también ha decidido ± como ciudadano si no como un
filósofo ± nunca abandonar. 5 Especialmente ahora. Para nunca antes enla faz de
la tierra, él escribe, ... tienen violencia, desigualdad, exclusión, hambre y
economía la opresión afectó a tantos seres humanos en la historia de la mundo y
de la humanidad. No olvidemos nunca esta obvia, macro- hecho escópico,
compuesto por innumerables y singulares vistas de sufrimiento: ningún grado de
progreso permite ignorar el hecho de que nunca antes en cifras absolutas, han
sido tantos los hombres, mujeres y niños subyugado, muerto de hambre o
exterminado en la Tierra. 6 Mi razón para seguir molestando con la historia gira
en torno a una cálculo del grado en que el pasado histórico debe escapar a todos y
cada cierre; debe escapar de los cierres de la objetividad supuesta y verdad en la
causa de la libertad personal y social y de la justicia por venir. Y, sin embargo,
aquí, quizás en su expresión más mundana (o banal), una pregunta surge de las
preocupaciones del profesional de la corriente principal historiador que es
omnipresente en su presencia y por lo tanto puede haber ya se te ocurrió Me
gustaría abordarlo ahora para poder sacarlo del camino antes de comenzar a
discutir mi caso en detalle. La pregunta es esta Si es (el más bien obvio) caso que
hay nunca puede ser una "verdadera interpretación del pasado como historia"; si
está muy claro que nunca se puede lograr una cuenta total y suficiente de nada; Si
la imposibilidad de obtener una sinopsis definitiva es a regañadientes aceptado
hoy como sentido común por casi todos los historiadores que piensa en ello,
entonces ¿por qué las personas (como los posmodernos) se sienten la necesidad
de seguir hablando al respecto? Los historiadores no son estúpidos; seguramente
ellos saben todo esto? ¿No son todos, al menos, pluralistas de mente liberal? feliz
con numerosas interpretaciones / diferencias interpretativas? No lo es el caso de
que muchos, si no todos, los puestos asociados con modernismo ± las diversas
crisis de legitimación, lo absurdo de lo grandioso narrativas, el reconocimiento
de lecturas ambivalentes y múltiples, la superposición de juegos lingüísticos con
reglas cambiantes y jugadores, y y así sucesivamente ± seguramente todas estas
cosas y más, ahora son parte de la trama y tejido de la vida intelectual cotidiana?
Como es mucho más reconocimiento rencoroso (o al menos consideración) de
que el relativismo

el perspectivismo y la indecibilidad ética / moral "bajan todo el camino".


En este sentido, ¿no somos todos posmodernos ahora?
A lo que creo que la respuesta es, bueno, no, en realidad no lo somos. Yo no
pensar que los historiadores han renunciado a la objetividad y la verdad; sobre el
deseo de hacer historia un discurso declaraciones de verdad son vario
aplicable a: una epistemología. Estas intenciones bien pueden ser calificadas
hoy en día, pero no se han dado por vencidos. Y no creo
los historiadores se han convertido en felices relativistas tampoco. Deberían tener
hecho pero no lo han hecho. La mayoría de los historiadores profesionales
permanecen
obstinadamente "modernista"; es decir, siguen intentando producir
cuentas fundamentadas, empíricamente detalladas y bien investigadas en el
nombre de la precisión y una beca equilibrada y meticulosa. Y yo pienso
hay al menos tres buenas razones para decir que esto sigue siendo el general
situación.
Primero, aunque todos podamos ser pluralistas ahora, esto no significa que
seamos
todos los posmodernistas. Postmodernismo y pluralismo no son lo mismo
cosa en absoluto; el primero no es reductible al segundo. Este tipo de
el reduccionismo intenta desprenderse de los "extremos" de la posmodernidad
para hacer que sea tranquilizadoramente familiar. Sin embargo, pierde el punto
por completo,
para el posmodernismo son sus extremos, es todo lo que la modernidad no puede
ser
compatible con. Lo que la posmodernidad le hace a la historia ± como Lyotard
ha señalado ± es socavar la forma, así como el contenido de
discurso. 7 Entonces, ¿qué significa esta declaración?
Bien ± problematizando el contenido del pasado histórico y varios
aspectos de él ± dicen, por ejemplo, proporcionando múltiples lecturas del
La Revolución Francesa ± ahora es parte del curso. Obviamente. Sin embargo,
nada podría estar más mal informado que los historiadores profesionales que
piensan que son `posmodernos 'solo porque aceptan niveles múltiples
perspectivas nada podría ser más incomprensible que pensar
esa multiinterpretación es `todo lo que se refiere a la posmodernidad 'y eso, esto
aceptado, entonces vuelve a los negocios como de costumbre. Porque no lo
es. No que
posmodernistas problematizar no es tanto el contenido de la historia como
el estado de su forma. No importa cuán bien formulada sea la forma de
la historia puede ser ± su método, forma y estructura ± nunca podemos mostrar
un ejemplo definitivo de eso. Por lo tanto, aunque muchos historiadores
profesionales todavía
retener el pensamiento reconfortante (reconfortante porque establece límites /
límites en cuanto a lo que puede contar como 'historia propia') que múltiples
Horario (es) de apertura 15

Página 29
las lecturas sobre el contenido de su discurso pueden al menos ser vividas
con porque permanecen dentro de la forma de una historia familiar (`al menos
todos son históricos "; `al menos todos respetan la evidencia '), el
la problematización de la forma de la historia quita esta tranquilidad.
En consecuencia, ahora es imposible decir qué historia es realmente
(por lo que la consulta famosa postulada por EH Carr ± ¿qué es la historia?
nunca se puede responder definitivamente) ni, por extensión, qué historia
procedimientos metodológicos adecuados son. Esto es alarmante para la mayoría
historiadores profesionales, por supuesto, porque si nada es "apropiado" más
entonces lógicamente todo vale. Pocos historiadores profesionales, sin importar
cuán liberal y abierto a la "interpretación", puede aceptar esa interpretación
± la indecidibilidad interminable de la historia per se.
Segundo, en la medida en que nuestra formación social es liberal, pluralista,
tolerancia modernista, entonces esa calificación en la medida en que se registra
"el hecho"
que esto es en gran medida una formación social de arbitraria y siempre
de alguna manera cierres hirientes. Todas las formaciones sociales para ser
'sociales' tienen que
excluir, es solo que el nuestro tiende a pensar en sí mismo como
excepción a la regla, que se enorgullece de su pluralismo liberal, su
inclusividad y, por lo tanto, su tolerancia. Pero esto es en parte un engaño, y un
'retorno' a cierres aún más represivos ± de intolerancia radical ± es una
peligro constante De hecho, podríamos decir que el nuestro es actualmente estar
cubriendo
formación social. Así como, por ejemplo, una vez alcohólico es siempre un
`recuperación alcohólica '± con todos los peligros de una recaída en el
condición adictiva previa ± por lo que nuestra formación social es una
`recuperación
sexista ", un" racista en recuperación ", un" homofóbico en recuperación ", una"
recuperación "
La formación social xenófoba: la recaída siempre es posible. Y de hecho,
incluso esta lectura es demasiado generosa para aquellos que permanecen en el
receptor final no solo de los anteriores, sino de los continuos ± y múltiples ±
manifestaciones de injusticias; de recuperaciones parciales. Además,
y ampliando esto nuevamente, la invocación de Derrida del absoluto
enormidad de la subyugación global y el dolor en su Espectros de Marx no es
sobre otro 'globo' o en otro momento, pero sobre este globo y esta vez.
Los historiadores deberían tener algo que decir al respecto, pero con demasiada
frecuencia
sus valores putativos de objetividad, neutralidad, desapego, no
beca académica mundana y erudición especializada sobre algunos
aspecto no del ahora sino del pasado, se convierten en coartadas para el
silencio. Con
mucha justicia Sande Cohen puede argumentar que el académico "apropiado"
16 Tiempo (s) de apertura

Página 30
la historia se puede ver mejor como una parte "reactiva" de la cultura
burguesa. por
Cohen, los historiadores tienden a ubicar lo que está sucediendo en lo no
narrativo
actualidad actual (subyugación y miseria no son narrativas) en un
más larga, contextualizando la forma narrativa, como para entender lo que es
pasando ahora tienes que analizar no el presente, pero lo que precedió
eso. Pero este es realmente un tipo de desplazamiento extraño que promete
explica el ahora al nunca examinarlo. La frecuente justificación para
el estudio de la historia ± que nos ayuda a entender la forma en que el mundo
ahora es ± es de hecho uno de sus más huecos. Y en cuanto a cambiar el
mundo. . . 8
Tercero - y este argumento es una preocupación no solo de Derrida, sino
muchos otros incluyendo Jean Baudrillard, JF Lyotard, Michel Foucault
y Ernesto Laclau y es uno que desarrollaré más tarde ± cualquier
formación social (y en particular nuestra técnica, cibernética, capitalista
formación social con una venganza) inevitablemente intenta reproducir
en sí mismo en una condición lo más estable posible para que todos los
potencialmente
desestabilizadores y por lo tanto excesos peligrosos son absorbidos o
rigurosamente excluido. Este es el proceso de reproducción social hegemónica
y el intento de cierre que Baudrillard describió como "el
crimen perfecto ", que, si se lograra, sería tan perfecto que
nadie sabría nunca que estaba sucediendo mientras se pliega silenciosamente
fenómenos no deseados como la diferencia, la alteridad y el exceso ±
todo lo que no puede ser digerido por las formaciones sociales y políticas
actuales ±
en lo viejo y lo familiar sin remanente, sin ningún `flojo
termina '. 9 En esta formación social ± que Baudrillard argumenta contra
a lo largo de sus trabajos ± eventos futuros no tendrían lugar, no en el
sentir que las cosas no sucederían, sino en el sentido de que no
molestar; todas las crisis futuras serían absorbidas y la amenaza de su
posiblemente alteridad radical neutralizada. Aquí el futuro sería
preprogramado en el status quo para garantizar una continuidad deseada y
para 'permitir' un flujo controlable desde el pasado hasta el presente en
el futuro. Todo lo cual significa ± y este es el punto que quiero hacer ±
que para el pasado para vincularse y apoyar el presente en curso y su
futuro expectante, entonces uno no puede y no puede ± no puede ± permitir
el pasado para ser leído 'de cualquier manera' por cualquiera. Por los
extremistas; por
no historiadores Por el pasado, si se trata de ayudar a garantizar la reproducción
de
el status quo dentro de los límites aceptables (dentro de los famosos 'liberales
Horario (es) de apertura 17

Página 31
tolerancias ') no puede ser totalmente abierto para permitir innumerables hereda-
ancestros, genealogías anormales, figuras idiosincrásicas interminables y
refigurings y 'lecciones' para adaptarse a todas las ocasiones ± esto está
demasiado lejos
arriesgado. No, lo que se requiere son historias académicas correctas,
responsables
(historiadores) operando dentro de límites aceptables y armados con todo
parafernalia de portería habitual: estándares académicos, publicación
controles, revisiones por pares, puntos de referencia, métodos responsables y
eficientes
y, en las alas, poder latente y ostracista. Eso más académico
los historiadores no piensan en las cosas de esta manera se debe precisamente al
silencio
y mecanismos ocultos de poder ideológico en nuestra sociedad actual
formaciones que simultáneamente nos permiten operar dentro de dichos límites
mientras nos los escondes; la complicidad es tan maravillosamente inocente
± ideológicamente hablando.
Y así, en nombre de un futuro que con suerte no será un
reproducción de la misma, que se ejecutará fuera de control; en nombre de un
futuro que está abierto a extraño, maravilloso, irrespetuoso y desobediente
funcionamiento, espero que el cordón umbilical que se alimenta por vía
intravenosa
pasado, presente y futuro con el poder sustentador del status quo,
se puede cortar para permitir nuevos nacimientos. La mejor razón por la que
puedo
finalmente pensar en decir que todavía debemos tener que tener generoso, abierto
historias que son altamente reflexivas y explícitamente emancipatorias, es
que podrían ayudar a apreciar los intentos de cierre de
pensamiento histórico modernista para el beneficio de aquellos que todavía
tienen
todavía no logró salir de eso.
En alabanza del exceso ± usando Derrida
Paso ahora a nuestro último tema, decisión, sin la cual de hecho
no sería ni responsabilidad ni ética, ni derechos ni
política. . . Una decisión, como su nombre indica, debe interrumpir, cortar,
desgarrar una continuidad en el tejido como el curso ordinario de la historia.
Para ser libre y responsable, debe hacerlo. . . más que desplegar o revelar
una verdad ya potencialmente presente. . . No puedo decidir excepto cuando
esta decisión hace más y más que manifestar mis posibilidades,
mi poder, mi capacidad para ser. Por paradójico que parezca, es
por lo tanto, es necesario que yo reciba del otro. . . la misma decisión
de quien soy responsable. Lo que decido por el otro, él
18 Tiempo (s) de apertura
Página 32
decide tanto para mí, y esta singular sustitución. . . parece a
al mismo tiempo imposible y necesario. Esta es la única condición
de la posibilidad de una decisión que valga su nombre, si alguna vez hubo
tal cosa: una decisión extrañamente pasiva que no lo hace en absoluto
me exonera de responsabilidad. Todo lo contrario.
(Jacques Derrida, Deconstructions: The Im-possible)
Permítanme ahora comenzar a desarrollar las observaciones anteriores en el
primero de los dos
niveles que discutí en la Introducción: para ilustrar cómo histórico
la apertura está lógicamente asegurada, ese cierre nunca puede lograrse, y
que tal apertura puede desarrollarse en nombre de una
democracia radical emancipadora mediante refiguraciones del pasado. Y yo
quiero
para hacer esto apoyándose fuertemente en Jacques Derrida, un Derrida en
general
ignorado por los historiadores y muchos filósofos de la historia ± una situación
que
Espero ayudar a rectificar mientras persigo mi propio proyecto.
Jacques Derrida es parte de esa manera extremadamente poderosa de pensar
que surgió en Francia en la década de 1960 y que se oponía a la idea de que
`` presencia completa '' o conocimiento total podría ser accedido y
completamente conocido
a través del lenguaje. 10 Lo que Derrida y muchos de sus compañeros franceses
pensadores estaban haciendo, entre otras cosas, la imposición de
posibilidad de reducir las infinitas posibilidades de pensar qué
la historia puede ser lo finito o lo cognoscible. Qué estaba siendo
celebró aquí fue así la imposibilidad (lógica) de cerrar
pensamiento radical al restringirlo dentro de figuras familiares. De hecho, qué
Derrida estaba preocupado por la imposibilidad lógica de la
cierre definitivo de cualquier cosa para que la novedad futura, o como Derrida
lo llama 'venir', 'la promesa', 'el tal vez', 'el arriver', 'radical
diferencia 'o' alteridad ', es bienvenida tanto como' un riesgo y una posibilidad '±
como un
emocionante posibilidad o aventura.
Entonces, ¿cómo es posible que Derrida ± a quien quiero usar aquí sea
posiblemente el mejor
ejemplo de esta particular línea de pensamiento francés ± garantizar tales
¿franqueza? Déjame responder esto trabajando hacia la historia desde su
opiniones sobre el lenguaje. Esto puede parecer un lugar poco probable para
comenzar si
el deseo es subvertir la historia, pero no lo es. Porque si el lenguaje es
interminable
inestable ± si no puede ser definitivamente fijado y por lo tanto `cerrado '±
entonces cada
discurso, incluida la historia, construido como están en y con el lenguaje,
debe ser inestable y, por lo tanto, siempre abierto. El lenguaje es en realidad
Horario (s) de apertura 19

Página 33
el punto obvio para comenzar, después de lo cual miraré a su vez en Derrida
y `decisiones ', Derrida y` lectura', y luego directamente en la implicación-
ción de todas estas cosas para la historia. Quizás debería señalar, dado
la sabiduría generalmente recibida de que Derrida es extremadamente difícil
escritor, que algunos de los siguientes en las próximas páginas pueden necesitar
extra
concentración. Pero ese esfuerzo es, creo, bien vale la pena. Uno de los
los problemas con los historiadores es que no tienen la paciencia para trabajar
en la comprensión de teóricos y teoría (en este caso Derrida y su idea
de deconstrucción); ellos no tienen el deseo de ver la relevancia de
el tipo de cosas de las que Derrida está hablando a sus prácticas. Pero esto es
dejar tales prácticas sin influencia de algunos de los más emocionantes y
buscando ideas actualmente en circulación. En un sentido, por supuesto, esto
la negligencia es comprensible, en el sentido de que los historiadores pueden
'intuir' que sus ideas
comprometer fatalmente muchas de sus suposiciones. Pero no siendo tan
historiador, estas son las ideas que quiero ayudar a elevar a
conciencia 'aquí.
En lenguaje
Permítanme comenzar diciendo que si una palabra era significativa "por sí
misma"
sería lo que se llama un significante trascendental, es decir, una palabra cuya
el significado era evidente por sí mismo (de modo que tan pronto como lo
escuchaste o lo viste)
usted sabría lo que definitivamente significaba) y que su significado sería
siguen siendo los mismos para todos en el espacio y el tiempo. Pero
obviamente no tenemos acceso a un significante como ese. Por supuesto, los
historiadores
no se sorprenderá de esto; es obvio, dirán, que las palabras
cambiar su significado relativo a su contexto histórico. Y estan
derecho. Pero este tipo de vista, expresada en este tipo de nivel, es demasiado
general
captar qué es lo que Derrida está diciendo a nivel de lenguaje (de
lingüística), y así es en este nivel ± donde los significados aparentemente estables
se subvierten `lógicamente '± que debemos comenzar. 11
Porque ningún significante, ninguna palabra, es significativo en y para sí mismo,
entonces,
porque el significado de ningún significante es inmediatamente obvio fuera de
todo
contextos, entonces los significantes necesariamente obtienen sus significados
específicos relativos
a otros significantes. En consecuencia, un significante siempre necesita lo que
Derrida
llamadas complementarias por otro significante o conjunto de significantes para
convertirse en un
concepto ± lo que Derrida llama un significado. Por ejemplo, toma la palabra
20 Tiempo (s) de apertura

Página 34
Dios. Para explicar qué significa este significante en particular /
palabra, tendríamos que agregarle (completarlo con) una gran cantidad de
términos calificadores adicionales como Padre, Redentor, Omnipotente,
Salvador y así sucesivamente, el problema es que no hay una lógica o finita
número de dichos términos (o adjetivos o predicados) que pueden usarse de
manera
como hacer que todos se sumen, sean idénticos a, la palabra Dios 'una vez
y para todos ". Siempre podemos obtener otro término, otro adjetivo, otro
predicado para calificar al sujeto de nuestra atención ± Dios. Y si este es el
caso, si nunca podemos cerrar todas las descripciones posibles de Dios,
entonces el significado de la palabra siempre se nos escapa y entonces se vuelve
lógicamente
abierto para siempre
Y Derrida quiere decir que todas las palabras son más o menos como el
palabra Dios Para Derrida, los significados están constituidos, pues, no por auto-
suficientes signos / palabras, pero a través del fenómeno que describe como
diffe¨rance. En esta noción, un significante como "Dios" puede, como hemos
visto,
solo obtiene su significado nunca completado en relación con otros significantes
(Padre, salvador, etc.); siempre necesita suplementar por otro
conjunto de significantes para convertirse en un concepto significativo. Pero
porque el
la relación entre dos significantes nunca se deriva automáticamente
o patrones fijos o uniformes, entonces el significado potencial que ocurre
cuando los significantes están conectados siempre es contingente, arbitrario y
Lógicamente inestable. Porque no hay garantía lógica de que la próxima vez
los predicados complementarios o calificativos que vienen serán los mismos que
los que llegaron antes, por lo tanto, los significados futuros siempre
lógicamente abierto. Además, dado que las palabras y sus significados rara vez
vienen en aislamiento, pero generalmente están incrustados en cadenas de
significación
(en oraciones, párrafos, páginas y textos), luego el significado de las palabras
dentro de estos varios con-textos no se puede confiar para retener su
significados de una manera estable. Aquí Derrida quiere argumentar que el
segundo
los significantes difieren espacialmente y temporalmente del primero; Que ellos
son
espacialmente distribuidos para que esos términos de calificación siempre
lleguen tarde ±
necesita tiempo para leerlos Esta estructura de espacio / tiempo es universal y
en todos lados; aunque los términos se repiten, siempre son ligeramente
diferente según las palabras que los rodean ± cuando llegue
en las mismas palabras en un nuevo contexto después de haberlos conocido en
una
el anterior, el significado no será exactamente el mismo. Con
Diferencia, entonces, no hay forma de obtener significado en el mundo que
Horario (es) de apertura 21

Página 35
puedes estar absolutamente seguro de siempre Idioma como history ± to
repite ± nunca se repite.
Esto no quiere decir que las palabras y los discursos no lo sean, a pesar de su
diferencias interminables, relativamente estables en la práctica. Y de hecho es
esta naturaleza aparentemente fija del significado que a menudo erróneamente
hace
la gente piensa que hay algo esencial en el lenguaje. . . así que eso,
por ejemplo, algunos historiadores suponen que hay algo intrínseco en
el nombre de la historia que lo exime de recibir infinitamente nuevo
significados y connotaciones en lugar de ver esa "historia", como todos
conceptos, es un "significante vacío" (un punto que explicaré completamente en
el Capítulo
2). Entonces, el significado de cualquier tipo / tipo nunca puede ser estabilizado
permanentemente para
las razones que acabo de explicar. Y lo que es el deconstructivo
enfoque que entonces hace es extender este 'principio' de lo lingüístico a
el ámbito social, dándole una particular vigencia política y urgencia.
Los desconstruccionistas intentan mostrar cómo nuestras diversas instituciones
sociales,
convenciones, códigos legales y sistemas políticos son todos intentos de
estabilizar las formaciones sociales y culturales "inestables y caóticas".
Según Derrida, qué
... el punto de vista deconstructivo intenta mostrar es, que ...
convenciones, instituciones y consenso son estabilizaciones. . . son
estabilizaciones de algo esencialmente inestable y caótico. Así,
se vuelve necesario estabilizar precisamente porque la estabilidad no es
natural; es porque hay inestabilidad que se convierte en estabilización
necesario. Ahora, este caos e inestabilidad. . . Me senté . . . al mismo tiempo
... una oportunidad, una oportunidad de cambiar, desestabilizar. Si hubiera
estabilidad continua, no habría necesidad de política, y es para
en la medida en que la estabilidad no sea natural, esencial o sustancial,
la política existe y la ética es posible. El caos es a la vez un riesgo y un
oportunidad, y es aquí donde lo posible y lo imposible cruzan
otro. 12
Entonces, como observa Derrida, el caos "natural" y la inestabilidad de nuestro
condición social / circunstancias no es algo malo en absoluto, ya que contiene
dentro de él, la posibilidad de que surjan cosas nuevas, la oportunidad de cambiar
las cosas,
desestabilizar aquellos sistemas estabilizadores que ayudan a legitimar la miseria
existente
y dolor / sufrimiento. Entonces Derrida vincula la provisionalidad y la apertura
de
22 Tiempo (s) de apertura

Página 36
lenguaje directamente al futuro de la democracia radical 13 ± un permanente
apertura de la política al tiempo que cuestiona cualquier necesidad de mirar
volviendo a lo que sucedió antes: realmente podemos comenzar de nuevo. Por lo
tanto, es
en este punto que el pasado ± el pasado histórico-entra en Derrida
pensado como algo que, aunque no podemos escapar completamente, es
algo para tomar decisiones a la luz del presente y el
futuro, no por el bien de la historia (como si la historia realmente tuviera un sake,
una intención
propio que debemos respetar) pero nuestro. Solo nosotros podemos decidir ±
como mejor
podemos ± si y cuando el pasado importa.
Sobre las decisiones
Es en este punto que llegamos a la idea de Derrida de la decisión; en su
idea de lo que él llama 'la indecidibilidad de la decisión'. De nuevo, y para
reiterar, esta es una parte crucial de los argumentos de Derrida, ya que busca
desestabilizar los significados (para que, como acabamos de ver, los nuevos
significados puedan
entrar en el mundo no menos importante por razones políticas) y hacernos
pensar,
siempre, de la necesidad de imaginar de nuevas maneras en lugar de simplemente
repensar
el viejo. La escritura de Derrida sobre su significado de "decisión" es, una vez
más,
complejo. Pero simplificando masivamente, creo que puedo llegar a lo que
Derrida es
manejando en si me acerco a su idea a través de su discusión de la justicia.
Probablemente la forma más fácil de entender la noción de justicia de Derrida es
para comenzar con la máxima que `nada se repite exactamente '± y para
nuestros propósitos aquí, especialmente no la historia. Toda toma de decisiones
las situaciones son inevitablemente nuevas y distintivas, y cualquier intento de
asegurar que se haga justicia no se servirá simplemente reaplicando
decisiones o leyes previas, sin importar cuán similares sean las circunstancias.
Porque si uno se refiere a, por ejemplo, una decisión previamente elaborada (o
sistema ético o código de ley) y simplemente lo aplica a un diferente
situación; es decir, si la decisión que se toma es meramente la reaplicación
de reglas o fórmulas anteriores, entonces no se ha tomado ninguna decisión, solo
un acto administrativo, que a su vez significa que la justicia no se puede hacer
a la nueva situación en toda su radical singularidad; su unicidad Todas
Por lo tanto, las decisiones carecen de fundamentos seguros y, en última
instancia, son arbitrarias
indecidible ± esto es lo que Derrida llama la 'aporía'; el momento de
indecibilidad a través de la cual uno debe pasar al hacer un 'real'
decisión. Irónicamente, entonces, y en contra de aquellos que te dirían eso
Horario (es) de apertura 23

Página 37
aprendiendo las lecciones aprendidas de `historia 'y viviendo dentro de
los sistemas éticos constituidos son precisamente lo que deberíamos estar
haciendo,
Derrida argumenta que para tomar una decisión y hacerlo por primera vez
de modo que se haga justicia tanto al proceso de toma de decisiones (que
siempre debe ser deliberadamente indecidible para que cada decisión sea del tipo
de experimento o invención) y al receptor de la decisión (quién
nunca debe ser juzgado previamente, incluso si tales prejuicios están consagrados
en los códigos legales más reverenciados), entonces en el momento de la aporía,
el
decisión, uno nunca debe mirar al pasado. Porque si retiras el nuevo y
lo diferente en lo viejo y lo mismo, luego todas las posibilidades de
la novedad es negada; se dice `no 'a. Y Derrida siempre trata de decir
sí ± `sí, ven ', decir no a la novedad es efectuar un cierre y
esto es muy precisamente injusticia.
Por supuesto, Derrida piensa que, en realidad, nadie ha hecho una
totalmente solo decisión. Pero esa es la aporía de nuevo. Es posible que
deseemos
toma una decisión pura pero nunca podemos; estamos `siempre en un texto
ya'; siempre ya está situado y limitado por nuestro pasado y qué
hemos heredado consciente e involuntariamente de él. Y sin embargo, aunque
estrictamente imposible, en nombre de una noción de justicia que resiste el total
comprensión, uno debe tratar de ser tan libre de la propia herencia como
las circunstancias lo permiten para que se promulgue la decisión menos violenta
el otro que está en el extremo receptor de eso.
Además, es el "otro" (esta es la esencia del largo extracto de
Derrida que encabeza esta sección) ± el que se ve afectado en toda su /
su singularidad por la decisión ± quién será el juez en cuanto a si
se les ha hecho justicia a ellos y a sus circunstancias únicas.
La decisión ética de Derrida nunca es la simple expresión de la libertad
individualismo (libre elección del ismo), porque si lo fuera entonces sería
simplemente el
incorporación del otro en el propio sistema de valores independientemente de
suyo; la reducción de "el otro" a "mí", la reducción del interés
de justicia a 'mis' intereses. No. Para Derrida, es el otro quien lo hará
decidir si lo que se les hace es justo o no; ellos me dirán (como 'el
otro en mí ') si soy justo; si soy ético / moral Y por supuesto que
el juicio del otro en mí ± su decisión ± nunca puede ser perfecto
cualquiera, simplemente porque él o ella no puede escapar totalmente de su
herencia
más de lo que yo puedo. Pero, sin embargo, la idea misma de esto
la justicia imposible es la condición de la posibilidad de nuestros esfuerzos para
24 Hora (s) de apertura
Página 38
pensar en la justicia 'justamente' en absoluto. Y es esta aporía ± que debemos
intentar
pensar en singularidades si se quiere hacer justicia y, sin embargo, nunca
podemos hacerlo
thatlogically garantiza que cada decisión será siempre, más o menos,
un acto de arbitrariedad necesaria (o "violencia" como Derrida lo describe).
Y así llegamos a otra de estas aporías paradójicas; no hay
justicia / ética sin arbitrariedad o violencia y con respecto a esto
violencia, no hay forma de saber, con seguridad, su alcance. Y a Derrida le
gustan todos
esta; le gusta el hecho de que siempre estaremos un poco a oscuras; que en el
el corazón de las cosas es un secreto; que siempre haremos las cosas mal; aquí
el fracaso no se evita ni se niega, sino que se valoriza. Para Derrida la estructura
de la aporía asegura la duda radical para siempre y por lo tanto
garantiza la imposibilidad de una respuesta total y, con suerte,
certezas totales (itarias); aquí la libertad yace en el fracaso.
En lectura
Es esta idea de duda radical, esta idea de libertad a través de creatividad
fracaso, esta idea de que podemos decidir qué manera de leer cosas, que
subyace la idea de Derrida sobre lo que debe ser la "lectura". Y de nuevo esto
es importante. Porque si el pasado tiene que ser "leído" para ser entendido
(que
lo hace), de hecho, si es el acto de leer lo que hace que el pasado
histórico, que constituye 'el pasado como historia', entonces podemos decir
que
ambos podemos y debemos leer el pasado como un texto o, más exactamente,
como si
fueron un texto. Porque solo textualmente se puede apropiar el
pasado; poder
convertirte en el sujeto de nuestra imaginación
Esto no quiere decir (como lo hacen muchos críticos de enfoques posmodernos)
que el pasado es literalmente un texto (un libro, un artículo, un documento, etc.).
Nadie (y menos Derrida) dice, por ejemplo, que el ruso
La revolución era solo un texto en lugar de un evento, una realidad. Más bien,
lo que se dice es que solo es textualmente ± como una escritura o
otra forma de representación ± que tal evento puede convertirse en el
sujeto de nuestra atención y nuestra imaginación. Y quiero sugerir
que esto requiere que leamos el pasado histórico mientras leemos todo-
otra cosa, creativa e imaginativamente, por supuesto, pero también ± si
lo sabemos o no ± infidelidad, desobediencia, entre las líneas. Asi que
¿Qué significa leer el pasado imaginativamente? Si, como el Derridean
erudito Geoffrey Bennington argumenta, ningún texto puede obligar a un
obligatorio
Horario (es) de apertura 25

Página 39
o lectura necesaria de sí misma, de hecho, siempre señalará más allá de sí misma
a otra lectura por venir, ¿eso significa que podemos leer un texto?
de cualquier manera que sea? La respuesta es no.
Porque ningún texto está abierto a lectura alguna; ningún texto es absolutamente
indeterminado si los comentarios de uno van a ser sobre ese texto. En efecto,
para Derrida, los textos siempre deben leerse dos veces; una primera lectura (una
comentario o explicación, por ejemplo) que intenta ser tan fiel como
posible, seguido de una segunda lectura por la cual el texto está sujeto
a una serie de interrupciones que abren los diversos puntos de
Indecibilidad, momentos de toma de decisiones o aporías. De este modo
el texto se deconstruye a sí mismo a través de las tensiones de sus propias líneas
de falla,
sus propias inconsistencias interiores; una deconstrucción preparándolo para una
lectura alternativa que nunca tuvo la intención de permitir. Los textos no quieren
implosionar en virtud de sus propias aporías ± pero no pueden evitar esto
de suceder. En consecuencia, es esta libertad involuntaria de leer
textos de otro modo que en realidad ± y este es el punto clave ± constituye
una lectura de ellos en lugar de un descifrado pasivo o
comentario. De hecho, dice Bennington, no podría haber una 'lectura'
sin esta apertura para que cualquier lectura, sin embargo respetuosa del texto
ser leído, tiene lugar y solo puede tener lugar como una invención o acto de
desobediencia en este espacio. Es por eso que los "textos" no son mensajes y por
qué
teorías clásicas de la comunicación tan queridas por la mayoría de los
profesionales
historiadores ± que hacen hincapié en la necesidad de que los textos sean claros,
totalmente com-
municativo, de sentido común e inequívoco ± se pierde por completo el
punto. Porque es solo cuando la comunicación se rompe ± cuando `solo
no lo entiendo 'que los únicos actos significativos de comunicación toman
lugar. Solo cuando tiene sentido ± tiene que volver a escribirlo para
usted mismo, averígüelo usted mismo, que existe la posibilidad de que sea "real"
comunicación ('comprensión' real) que ocurre. Por consiguiente, para
Derrida (y Bennington) la ética ± y, por lo tanto, la política ± de
lectura 'histórica', consiste en negociar los espacios abiertos
entre la fiel primera lectura y el segundo infiel para que una
grado de infidelidad a cualquier texto dado, incluido el pasado histórico como
un texto ± es el factor constitutivo en la lectura. La ética de la lectura sugiere
tienes que tratar de obtener el texto 'incorrecto' para abrirlo más allá de su propio
intentos de cierres para que sea tuyo. Aquí es donde están las cosas
vuelto en su cabeza en relación con una lectura normal, académica y la
26 Horario (s) de apertura

Página 40
intenciones del texto. Para una lectura académica tiende a cerrar el
inconsistencias internas y aperturas que permiten una lectura irrespetuosa
en nombre de "fidelidad al registro", por "respeto a las voces"
del pasado ', y en un intento de entenderlos' en sus propios términos '
a fin de hacerlas bien. Una lectura desconstruccionista no es tan cómplice.
En la historia
Es en esta coyuntura que llegamos directamente a la historia en dos sentidos. los
primer sentido, la primera forma en que lo anterior se refiere a la historia, es ver
cómo
siempre hay una serie de decisiones sobre qué historia es
se considera que es y que, en segundo lugar, esas ideas, al ser indecidible, se van
los significados de las historias futuras se abren. Y para hacer este punto como
tan fuerte como sea posible, quiero decir que siempre hay un inevitable
tensión entre lo que se puede llamar la idealidad de la Historia (deletreado con un
capital H como si realmente hubiera una verdadera historia que trascendiera a
todos
ubicaciones empíricas), y su base empírica en realidad siempre es empírica. Qué
significa todo esto y cómo funciona? Bueno, déjame comenzar por
afirmando que operar aquí es lo que podría llamarse a su vez dos guías
principios. El primero es que para obtener significado en el mundo a través de un
práctica discursiva como la historia siempre hay una inevitable
tensión entre cualquier concepto ideal (que Derrida llama el trascendental
gesto dental) y su inscripción empírica o material. Es decir
± comenzar a explicar esto ± que aunque en todos los casos el concepto ideal
de la Historia es la motivación para su elaboración empírica o elabora-
ción, el mundo empírico siempre es incapaz de realizar todo el potencial
del ideal Por lo tanto, la historia nunca puede estar completamente presente o
completamente conocida,
su práctica discursiva siempre se queda corta del 'ideal' deseado.
Paradójicamente, entonces, la idea de la historia en su sentido más amplio es
irreductible
a cualquier cantidad de inscripción empírica, sin embargo, este es el único
posible
expresión de ello, la única forma en que podemos obtener la experiencia de
pensar
al respecto en primer lugar.
Esto lleva al segundo punto de Derrida, que la interrelación
entre lo ideal y lo empírico se caracteriza por un inamovible
tensión entre ellos, que Derrida vuelve a llamar calloforético, de modo que
la creación de significado lleva en sí la semilla de su propio desconcierto
strucción. De hecho, es esta brecha insalvable, esta falta permanente de
Horario (es) de apertura 27

Página 41
identidad total entre la idealidad y lo empírico, que es tan crucial para
Derrida. Voy a explicar esto más a fondo con un ejemplo, pero primero
podría notar que Derrida tiene una fórmula para expresar esta tensión que
dice así: que la condición de posibilidad para pensar (gesticular)
hacia la Historia (y Política, Ética, etc.), es a la vez el
condición de la imposibilidad de que estas ideas sean capaces de encontrar
realización. Entonces, por ejemplo, un historiador como EH Carr en su libro,
What
¿Es historia ?, pensó que realmente podría responder la pregunta sobre qué
la historia es dando muchas ilustraciones concretas que, cuando se ponen
juntos, significaba que tendrías una idea definida de una historia basada
en un número suficiente de ejemplos materiales. Por lo tanto, Carr pensó, por
ejemplo, esa historia fue un diálogo entre el pasado y el presente,
y que con un escrutinio cuidadoso del pasado los historiadores podrían demostrar
progreso humano y tal vez incluso proyectarlo en el futuro. Pero el
El problema aquí es que alguien más siempre podría venir (y ellos
tener) y darle al término temático 'historia' muchas características diferentes
teristicas o predicados y pretenda que estos definan el tema `history '.
En consecuencia, porque nunca podemos hacer los predicados o características
las características de cualquier cosa (en este caso `historia ') equivalen al ideal de
`Historia 'de una vez por todas y sin residuo, nunca podemos saber
que historia es realmente
Aunque necesitamos la idea (idealidad) de la historia para comenzar a pensar
sobre la historia en absoluto, entonces, las manifestaciones empíricas que
tenemos para
Pienso que tales ideas nunca son lo suficientemente buenas. Siempre podemos
obtener
algunos predicados más calificados. Para que, viviendo en el rango medio
entre el ideal (el gesto trascendental) y el empírico,
significa que cualquier decisión tomada para intentar fijar un significado
definitivo para
la historia es siempre arbitraria, siempre inadecuada. Situado entre dos
polos inestables (porque la idea de la Historia es realmente solo un dispositivo
heurístico
tan fijo y contingente como el empírico), cualquier decisión sobre qué
la historia es en última instancia una elección arbitraria a lo largo de un espectro
que,
extenderse hasta el infinito como lo hacen los espectros, no es una decisión fija
en absoluto
pero es más bien eternamente re-reparable; eternamente refigurable. Sin
embargo, aun
aunque el fracaso está escrito en la idea misma de Historia, debemos, para
significados que deben producirse, decidir con fines pragmáticos y
no hay bases seguras de lo que queremos que signifique el término para
nosotros. Derrida
habla aquí de la 'indecidibilidad de la decisión' en cuanto a qué historia y
28 Tiempo (s) de apertura

Página 42
así sucesivamente es, y será. Aquí se encuentra el futuro de la "cuestión de la
historia"
Lógicamente abierto, para siempre. Y esta apertura lógica es crucial para
Derrida porque desea un futuro que da la bienvenida a lo que está por venir
en todas sus posibilidades. En consecuencia, el pasado ± pasado política, ética
pasada
y el pasado per se ± no puede determinar el futuro en cualquier lógica
implicado y, argumenta Derrida, no debería hacerlo; el presente
y el futuro es todo.
Esto no quiere decir que podamos escapar del pasado como tal, `el antes
ahora 'como tal, completamente. Pero podemos y siempre lo cortamos para
Adecuarse a nosotros mismos Y, de hecho, podemos decidir dividirlo tanto
apenas existe; que es, para usar una frase, `muy poco ± casi nada '.
Pero sea como sea, el punto es que heredar algo de la
pasado implica necesariamente una variedad de selecciones inevitables,
abreviadas
gastos, asignaciones, recortes y giros. Para tomar solo algo de
la plenitud de una "herencia completa" implica interminables y finalmente
decisiones indecidibles (aporéticas). Porque como expliqué al principio
de este capítulo, el pasado no puede decir a los historiadores qué aspectos de él
'lo'
quiere que estudien. El pasado no contiene nada de valor intrínseco
no hay nada a lo que seamos leales, no hay hechos que tenemos que encontrar, no
hay verdades
tenemos que respetar, no tenemos problemas que resolver, no proyectos que
tiene que completar; somos nosotros quienes decidimos estas cosas sabiendo ± y
si
sabemos algo que sabemos esto ± que no hay fundamentos sobre los cuales
podemos tomar esas decisiones correctamente. Como Bennington observa
cuidadosamente,
en las decisiones inevitables que tenemos que tomar a lo largo de nuestras vidas
`la fidelidad siempre está marcada por, o atormentada por, la infidelidad '. Para
Derrida
entonces:
La heterogeneidad radical y necesaria de una herencia ... es
nunca completamente reunido. . . Su presunta unidad, si la hay, solo puede
consiste en el mandato de reafirmar al elegir. Debes filtrar,
seleccionar, criticar; debes ordenar entre varias de las posibilidades
que habitan el mismo mandato ... de manera contradictoria
alrededor de un secreto. [Para] si se dio la legibilidad de un legado, natural,
transparente, unívoco; si no convocara y desafiara simultáneamente
interpretación, uno nunca podría heredar de eso. Uno sería
afectado por una causa ± natural o genética. Uno siempre hereda
un secreto que dice: "Léeme, ¿alguna vez estarás a la altura?" 14
Horario (es) de apertura 29

Página 43
Y la respuesta es que "nunca estamos dispuestos a hacerlo". Nunca podremos
saber el
estado exacto (verdad) de esa parte del todo que heredamos, porque no
conocer el todo, la totalidad de la historia. Siempre parcial y por lo tanto fallado
apropiaciones, herencias nunca están "completas", nunca se completan (d). los
tamizar de aquello que es históricamente significativo depende de nosotros, de
modo que
lo que `el pasado 'significa para nosotros siempre es nuestra tarea de' resolver '; lo
que nosotros
queremos que nuestra herencia / historia `a ser 'siempre esté esperando ser` leída'
y
escrito en el futuro como cualquier otro texto: el pasado como la historia se
encuentra ante nosotros,
no detrás de nosotros Derrida nuevamente:
La herencia nunca es un hecho; siempre es una tarea. Lo tenemos ante nosotros
... 'Ser' significa heredar. Todas las preguntas sobre ser ... son
preguntas sobre la herencia. No hay fervor hacia atrás
al recordar este hecho, no hay sabor tradicionalista. [No somos
herederos; el ser que somos es antes que nada nuestras herencias, les gusta o
no, lo se o no. 15
El pasado nunca (en ese sentido) está terminado y hecho, sino que debe hacerse
mañana y el día después de ± y quién sabe qué pasará
¿mañana? El pasado está abierto a una novedad imparable; indecidible
decisiones y refigurings de un tipo lógicamente más allá de cualquier restricción:
cualquier cosa puede venir; `todo vale '± te guste o no, lo sepas o no. Incluso
desaparición de la historia
Currículum / preparación
Derrida nos alerta constantemente sobre la construcción de lo que
llamar a la "realidad" de lo "extralingüístico", y él es implacable, déjenos
decir, socráticamente sospechoso del prestigio del discurso gobernante,
del sistema de exclusiones que se implementa cuando un idioma
afirma ser el lenguaje de la realidad misma [el pasado mismo]; cuando un
se entiende que el lenguaje es lo que el [pasado] diría si se le diera
una lengua.
(John Caputo, Las oraciones y los temores de Jacques Derrida)
Permítanme unir algunos de los puntos principales de este capítulo y preparar
el camino para el próximo.
30 Tiempo (s) de apertura

Página 44
La razón por la que he usado tanto Derrida en las páginas anteriores es
que él, más que nadie, desde mi punto de vista, ha unido el
demostración de la imposibilidad del cierre lingüístico / discursivo
con una promesa política emancipadora. De hecho, Derrida declara
a sí mismo como que `no tiene tolerancia para aquellos que ± deconstruccionistas
o no ± son irónicos con respecto al gran discurso de
emancipación'. 16 Y es en el nombre de este discurso que tengo
tratado de mostrar por qué y cómo tenemos que salir de las certezas
de historias profesionales y redefinir el pasado, `el antes de ahora ', por lo
como para inscribir dentro de ella una incertidumbre ineludible e interminable
Siempre. Como se indicó en la Introducción, en el Capítulo 3 intento
esbozar una disposición que nos permita imaginar historiadores
que ya no cantan sinceramente su mantra de antiteoría,
objetividad, no-centro-actual y verdad-al-final-de-indagación
condimentado con suficiente de ese escalofrío interpretativo que les gusta como
pretenden ser tan "abiertos de mente", pero a quienes les da la bienvenida
expectantemente
la naturaleza no fundamental de todas nuestras figuras en todos los tiempos
verbales
(pasado, presente, futuro) y su estado relativista. Contrario a qué
sus críticos pueden decir, esta no es una posición irresponsable, sino una que
podría decirse que trae consigo nuevas responsabilidades morales que son
inevitable; No tengo coartadas para ninguna de las decisiones indecidibles que
solo hacer en toda mi singularidad.
Pero eso está en el Capítulo 3, y entre eso y este primer capítulo se encuentra
Capítulo 2. Y eso tiene su propia contribución para hacer. Porque soy bastante
Seguro que la mayoría de los historiadores profesionales pensarán que lo que dije
hasta ahora es bastante irrelevante para sus prácticas cotidianas, si no totalmente
irrelevante para ellos como seres humanos. Profesionalmente hablando, en el
nivel de la práctica de la historia seguramente, dirán, el metodo-
los procedimientos lógicos y de otro tipo del 'gremio' ofrecen formas de cerrar
esas brechas reconocidas a regañadientes entre lo real y su
representación / presentación que dan lugar a la posibilidad de
conocimiento ± una epistemología ± que todavía es lo suficientemente fuerte
como para soportar
ese nombre. Y quiero decir que en el nivel del significado
texto histórico esto no es una posibilidad. Y así en el próximo capítulo I
mira algunos de los argumentos que quitan tantos de los
presupuestos fundacionales que los historiadores recurren a cuando
tratar de justificar sus ambiciones epistemológicas de creación de
conocimiento. En
Horario (es) de apertura 31

Página 45
De esta manera voy a argumentar que una historia sin fundamentos y por lo tanto
compuesto por una serie de decisiones arbitrarias pero responsables es
precisamente
± si necesitamos un historial en absoluto ± todo lo que necesitamos: historias que
están abiertas
invitaciones a lo que nunca ha sido; historias que no
trata de repetirse.
32 Tiempo (s) de apertura

Página 46
Una vez cruzado el umbral de la posmodernidad ± y la mayoría de nosotros
tenemos
Ya lo he cruzado aquí y allá, nos guste o no ± historial
en su sentido tradicional, junto con su tema unitario fundador, son
ya no es posible simplemente porque el mundo posmoderno no es uno
sistema pero muchos. La condición discursiva [de la posmodernidad] es
no es compatible con la Hipótesis del Mundo Único, ni con el supuesto
valor de neutralidad, ni al proyecto de objetivación con su
énfasis en el punto de vista individual y la forma emergente. Con el
reconocimiento de complejidades posmodernas, neutralidad y el resto de
los valores asociados con la historia no necesariamente se pierden,
pero tampoco pueden seguir siendo universalmente aplicables y, por lo tanto,
inmune a la elección o el rechazo. Son propiedades de algunos
sistemas y no otros, y las opciones entre ellos son molestas
y difíciles.
(Elizabeth Ermarth, `Beyond History '; Rethinking History Journal)
Este capítulo se basa en la última a través de seis secciones interconectadas
todos los cuales tienen la intención de eliminar muchos de los
presuposiciones realizadas por historiadores profesionales para que los nuevos
refigurings
de 'el antes ahora' se puede hacer. El puesto que defiendo debe ser
bien establecido por ahora, pero una reiteración de él en un idioma diferente de
el Derridean usado previamente ± un histórico en lugar de un philo-
uno más sofisticado podría servir para "configurar" este capítulo y también para
presentar
uno de los dos principales "recursos" para ello, Hayden White. Para el punto de
White
± que la insistencia de los historiadores académicos de que su estipulado
definición de la historia es realmente la historia como tal es un obstáculo para
una gran cantidad de
Capitulo 2
Últimas órdenes)

Página 47
apreciación más generosa de las posibilidades que permanecen latentes dentro de
el término ± apoya la línea de argumentación que desarrollaré durante el
siguientes páginas. Por lo tanto, White hace que el punto de "establecer la
agenda"
obviamente hay
No existe tal cosa como una sola vista correcta de cualquier objeto de estudio,
pero
[más bien] hay muchos. . . vistas que requieren su propio estilo de
presentación. Esta [posición que nos permite] entretenernos
seriamente esas "distorsiones" creativas ofrecidas por mentes capaces de
mirando el pasado. . . pero con diferentes afectivos e intelectuales
orientaciones Entonces ya no deberíamos esperar esas declaraciones
sobre una época dada como un complejo de eventos en el pasado 'corres-
estanque a algún cuerpo preexistente de hechos crudos. Porque deberíamos
reconocer que lo que constituye los hechos es el problema que el
historiador, como el artista, ha tratado de resolver en la elección de
metáfora por la cual él / ella ordena el mundo pasado, presente y
futuro. 1
1 En designadores rígidos y significantes vacíos
Liberado del autor, el texto también se convierte en un "mar abierto", un espacio
de `significados manifiestamente relativos ya no engañados en el
colores de naturaleza eterna '. . . aquí el texto se convierte en un jouissant
afirmación de la indeterminación, una danza de la pluma. . .
(Sean Burke, La muerte y el retorno del autor)
El primer punto que se hará en esta sección quizás parezca obvio
después de los argumentos del Capítulo 1 pero necesita insistir en (y
quizás de nuevo poniéndolo en un idioma más histórico que el de Derrida)
términos como `el pasado 'y` historia' que nos son tan familiares en nuestro
la cultura de que sus significados parecen naturales, en realidad no son naturales
en absoluto
pero el resultado de un matrimonio siempre forzado entre el término sujeto
(historia) y sus predicados (sus características). Y esto forzado
matrimonio ± y sus implicaciones y posibilidades ± puede ser fructífera
iluminado mediante el uso de dos términos; a saber, `designadores rígidos '
y `significantes vacíos '. Por lo que estos dos términos hacen es permitirnos ver
muy claramente que no hay palabras, incluso familiares como el pasado y la
historia,
tienen sus significados (sus designaciones) rígidamente fijados 'de una vez por
todas',
34 Último (s) pedido (s)

Página 48
sino que todas las palabras tienen el estatus de significantes vacíos. Eso es para
decir, las palabras pueden tener nuevos significados adjuntos a ellas que se
vacían
significados existentes y rellenarlos con diferentes que pueden dar lugar,
tal vez, a los desórdenes y desavenencias creativas; a la creatividad
`olvidos de cosas pasadas '. Y todo esto es importante para nosotros
reconocer, ya que nos alerta sobre el hecho de que cuando llamamos a todo eso
sucede que antes sucedía 'pasado' o 'historia' (usando
estos términos son sinónimos en este caso) entonces, si no tenemos cuidado,
ya estamos en peligro de imaginar 'el antes de ahora' en todo demasiado familiar
formas que luego nos atrapan en una mentalidad de la cual es difícil escapar.
Por lo tanto, por ejemplo, para aceptar las palabras `the past 'y` history' en el
formas que son dominantes en nuestra cultura ya es para figurar lo que
simplemente ha ocurrido antes en una forma, una forma, una unidad y, bastante
a menudo, un contenido, una dirección y un significado; para objetivar y por lo
tanto a
reificar "eso" para darle a 'él' una vida aparentemente propia que luego hace
nos exige; lo que nos detiene a la cuenta. Y cuando esto se hace, entonces
sugiere que el pasado / historia realmente es una especie de objeto que lo
contiene
de lo cual estamos de alguna manera: 'Nunca puedes salir del / tu pasado';
`el pasado está a nuestro alrededor y en nosotros '. Que prácticamente descarta,
por
su poderosa invocación del sentido común habitual, el reconocimiento de que
estos conceptos son solo signos en busca de un arbitrario (aunque en nuestro
cultura, convencional) referente. Esto no es negar, por cierto, que
lo que sucedió antes de ahora realmente sucedió. De hecho, esto necesita
insistiendo en. Pero el punto es que estos acontecimientos previos fueron
no en sí mismos "el pasado" ni la "historia"; solo fueron happenings.
Así que creo que nos libera de estar encerrados en el commonsensical
designaciones rígidas si vemos que los términos como "el pasado" y "historia"
son,
como otros términos, significantes vacíos. 2
Esto debería ser bastante claro, pero un comentario adicional sobre la noción de
`significante vacío 'puede ser esclarecedor en un aspecto. Porque cuando digo eso
las palabras son significantes vacíos, no quiero decir que las palabras sean
literalmente
vacío. De ningún modo; significantes, incluidos los llamados `vacíos ', son
siempre lleno. La idea del significante vacío no es que los signos o palabras
están vacíos pero que cualesquiera sean los significados o predicados que se
llenen
con son arbitrarios. A qué se refiere la idea del significante vacío
es eso porque el predicado dominante de cada sujeto es simplemente el
relleno contingente de un término determinado por aquellos con el poder
Último pedido (s) 35

Página 49
para hacerlo, entonces cualquier `contenido 'designado se puede vaciar y volver a
llenar
(o descartado u olvidado) por un contingente igualmente y por lo tanto nunca
re-designación rígida / fija ± ad infinitum. Por lo tanto, en el caso de aquellos
predicados que en el uso común parecen ser tan obviamente lo que el
pasado / historial es, será útil usar el término `el antes de ahora 'en su lugar
(Como ya hice y continuaré haciendo según el contexto,
priate) para que sus predicados generalmente atribuibles y su connota-
ciones no sofocan nuestra imaginación. . . todo esto para permitirnos de hecho
entretener exactamente esas "distorsiones creativas" conversaciones de Hayden
White
acerca de.
2 Pero `el pasado 'no es historia. . .
Digamos que fabricamos un doble [lingüístico] del mundo
que se sustituye por el mundo. Generamos la confusión
entre el mundo y su doble.
(Jean Baudrillard, Paroxysm)
Historiadores asalariados que se ganan la vida traficando en la historia ±
generalmente en la educación superior ± suelen estar orgullosos de llamarse a sí
mismos
profesionales, distinguiéndose así de anticuarios
y aficionados a fuerza de los predicados habitualmente atribuidos a
'profesionales', como métodos rigurosos, erudición y erudición,
para constituir una especie de club o un gremio o, como Michael Roth ha puesto
es "una tribu de historia". 3 Nadie puede ser un historiador profesional. Ahí
son (como mencioné en el Capítulo 1) los obstáculos de calificación, la
evaluación por pares,
techos de vidrio y todo tipo de dispositivos excluyentes. Pero, una vez dentro,
los conocedores generalmente están listos para convencer a los demás, ya que
para entonces
invariablemente se convencieron a sí mismos, de que la historia que 'hacen'
realmente es
vale la pena y que realmente es historia. Y aquí quiero marcar el
radicalmente histórico de esa suposición. Porque mientras la mayoría
historiadores profesionales no sostienen ni un minuto a nada tan vulgar
como una teoría Whig de la historia progresiva, la mayoría en realidad dohold a
un Whig
vista de historiografía y metodología. Es decir, ellos piensan que
esfuerzos anteriores realizados por historiadores anteriores para entender `el
antes
ahora '(aunque considerado en ese momento como el hacer de la historia real)
de hecho, nunca estuvieron a la altura de esa historia realmente adecuada que, en
36 último pedido (s)

Página 50
último y por feliz coincidencia, los historiadores de hoy en realidad han logrado
y a lo que ahora se pueden ver intentos galantes previos, en retrospectiva,
como útiles, si ignorantes, insinuaciones. Pero, por supuesto, en la medida en que
los historiadores de hoy realmente piensan que el género de la historia solo
La práctica es idéntica a la historia per se, simplemente están confundidos.
Nada podría ser menos 'histórico' que la idea de que la descripción del trabajo
del historiador profesional de hoy es la encarnación de la historia como tal
y eso es todo; que hemos alcanzado el final perfeccionado de la historio-
graphy; agotado su potencial. Por lo tanto, es más que un aleccionador
pensado imaginar que la suma de los esfuerzos de los historiadores anteriores
podría encontrar su forma más alta de expresión en "la naturaleza de la historia"
argumentos articulados por, por ejemplo, Arthur Marwick ± es una
tragedia.
Todo lo cual es importante para el punto de Hayden White que cualquier
reflexivo
El historiador debe ser capaz de identificar los elementos ideológicos que
apuntalar la construcción de historia particular en la que trabaja en lugar de
confundiéndolos con la historia como tal. Pero como él observa, los historiadores
rara vez
considerar los determinantes culturales o la función de su trabajo. Más bien,
Ellos entran a la disciplina. Ellos hacen su trabajo. Cuando señalas
para ellos que, `bueno, el tipo de trabajo que haces presupone o se basa
sobre una serie de suposiciones implícitas ', dicen,' Bueno, no estoy
preocupado con eso. Debo continuar haciendo mi trabajo ". 4
¿Y qué es exactamente ese trabajo? Nuevamente, el punto de White de que
historiadores profesionales hacen es fundamentalmente no tanto un método, pero
una forma de etiqueta, ataca a casa. Por la cosa acerca de la gran-
"historia propia" del término "historia bursátil", argumenta,
... es que es, por supuesto, una locución muy británica. La idea de
propiedad significa que la historia propia es más bien adecuada
comportamiento, indica una etiqueta en lugar de una teoría. Quiero decir,
historia adecuada es el tipo de cosas que hacen las personas adecuadas en
el momento correcto en el lugar correcto. . . cualquiera que no se suscriba a
las normas de profesionalismo se reducen diciendo esto
la persona no está haciendo la historia correcta. 5
Último pedido (s) 37
Página 51
Pero no es solo eso. Para las personas, eventos, procesos y estructuras
de 'el antes de ahora', son el objeto de estudio de muchos otros discursos de
las ciencias humanas y sociales y, de hecho, las ciencias naturales y físicas
ciencias también No solo los historiadores, sino cualquier persona: periodistas,
políticos,
comentaristas de medios, cineastas, artistas ± pueden y hacen con éxito
acceda al 'antes de ahora' a menudo de maneras ingeniosas que prestan poca
atención
a las "habilidades y métodos" del historiador, habilidades y métodos que
White ha caracterizado, en otra ocasión, como poco más que el
estudio de un idioma o dos, una consideración de las obras en su campo
para familiarizarse, en algún momento el oficial trabaja en el archivo mientras,
para el resto, `una experiencia general de asuntos humanos, leyendo en
periféricos
campos, autodisciplina yFitzfleischare todo lo que es necesario. Cualquiera
puede
cumplir estos requisitos con bastante facilidad '.
Lo que plantea la pregunta de por qué el historiador profesional es
aparentemente solo en poder determinar la respuesta adecuada a la
pregunta, `¿qué es historia? ' Y mientras vivimos en una formación social
que impulsa y luego permite a los historiadores hablar sin cesar sobre el
aplicación y evaluación de "habilidades históricas", podríamos observar en
pasando que tales habilidades no son históricas en ningún sentido significativo en
todo, pero genérico 'Encontrar' y generar datos, verificar la procedencia
de fuentes / textos, leyendo críticamente, extrapolando `evidentemente ',
escribiendo
sinópticamente, estas habilidades no son específicas de la historia; pensar en el
trabajo
de abogados, geógrafos, críticos literarios o filósofos. En adición,
hay algo extraño y un poco estúpido sobre la idea misma de
`habilidades históricas 'en absoluto. Porque si bien no lo haríamos por un
momento, llame al
habilidades que alguien usa para investigar varios aspectos de, por ejemplo, una
isla desierta,
`habilidades de isla desierta ', sin embargo, parece perfectamente razonable para
algunos historiadores
(hay cursos completos de pregrado dedicados a ellos) para llamar a su
habilidades aplicadas `habilidades históricas 'simplemente porque el objeto de su
la investigación es `historia '. Este es un simple error de categoría cuyo
poder mistificador que todos podemos prescindir; en realidad no hay tal
cosas como habilidades históricas.
Y mientras estamos limpiando las cubiertas, podemos también deshacernos de la
idea asociada de que los rastros de 'el antes ahora' que los historiadores
trabajo en sí contienen un tipo de información específicamente histórico
ción y que el "conocimiento" basado en él es específicamente histórico
tipo de conocimiento. Más bien es la aplicación de la historia del historiador
38 Último (s) pedido (s)

Página 52
prácticas discursivas particulares ± la aplicación de un género "histórico"
(más que geográfico o literario o legal; más que un
mítico, legendario o fabuloso) que convierte tales rastros de `
antes de ahora 'en algo histórico; nada es nunca intrínsecamente
histórico ± menos de todo `el antes ahora '. Por lo tanto, podría ser mejor llamar
tales rastros de archivo en la medida en que pueden convertirse en los objetos de
consulta de cualquier cantidad de discursos sin pertenecer a ninguna de
ellos; los historiadores no tienen derechos exclusivos sobre el archivo; `el pasado
'no
de ninguna manera tienen la propiedad de la historia. Estos son elementales
puntos. Pero ya nos están ayudando a deshacernos de algunos de los más
presuposiciones comunes de la historia profesional. Estos son solo la punta
del iceberg, sin embargo, así que continuemos.
3 Sobre los significados por venir
`Evaluación 'en el ámbito estético no proporciona un equivalente
a `verificación 'en el ámbito científico y una especie de categoría
El error surge cuando [history] busca modelarse en disciplinas
que proceden de fundamentos axiomáticos. El significado de a. . .
el texto no equivale a una ecuación matemática: la elección
entre incompatible. . . las lecturas solo pueden hacerse sobre la base
de criterios estéticos o éticos.
(Sean Burke, El futuro de la biografía)
Aunque los historiadores son conscientes de que estrictamente hablando, puede
que no sea
posible deshacerse de todas las suposiciones y presupuestos actuales
que son, en realidad, las mismas cosas que les permiten pensar
históricamente en absoluto, la mayoría todavía intenta hacerlo. La mayoría de los
profesionales todavía tienen
que el objetivo de la historia es, recordar, comprender el pasado por sí mismo
términos 'y `por sí mismo' no influenciado tanto como sea humanamente posible
por su propio "contexto histórico" por temor a cometer los pecados capitales
de anacronismo y distorsionando la retrospectiva. Solo por tal enfoque
¿Se puede mostrar un respeto apropiado por el pasado, un respeto que el pasado
de alguna manera aprecio y así estar preparado para renunciar a sus secretos. Y
yo
quiero decir ± junto con Arthur Danto ± que este objetivo nunca puede ser
se reunió y ni siquiera debería intentarse en primer lugar si uno quiere
ser pensado como un historiador; hacer lo que se sugiere aquí en el
Último pedido (s) 39

Página 53
nombre de algún tipo de neutralidad objetiva es precisamente hacer algo
que los historiadores nunca pueden hacer. Entonces, ¿cómo esta negación de lo
normal,
historia "adecuada", ¿trabajo?
Como Danto señaló hace muchos años 6 ± aunque su argumento tiene
obviamente, se ha ignorado ± la única representación concebible de `la
antes, 'como era' esencialmente estaba en y para sí mismo 'sería uno
producido por un cronista ideal. Tal cronista sería una persona
quién sabe y quién registra absolutamente todo lo que sucede
en el momento en que sucede, quien también sabe lo necesario y suficiente
causas de tales ocurrencias y sus significados, y quién lo hace
sin ningún conocimiento del futuro ± una posición que, como Danto
explica, "pondría al historiador fuera del negocio". Para que una historia sea una
historia implica necesariamente una mirada hacia atrás. Esto inmediatamente
introdujo
refleja la retrospección y el anacronismo como requisitos inevitables y formales
de la historia incluso por la definición más mínima (como mirar atrás, y
una presentación de, 'el antes de ahora'), todo lo cual significa que, irónicamente,
la piedra de toque básica del historiador adecuado a medida que lo articula
entender el pasado en sus propios términos y por sí mismo sin el
beneficio de la retrospectiva ± nunca puede ser realizado por un historiador o de
hecho
alguien mas. Tampoco debería ser Para todo el punto de un histórico
la conciencia es precisamente no solo para "conocer" las personas y los eventos
de 'el antes ahora' como un contemporáneo podría haber hecho entonces, pero
como
los historiadores lo hacen ahora; mirando hacia atrás. Por lo tanto, lo mismo
historiadores regionales parecen querer no solo es lógicamente imposible sino
también
claramente antihistórico.
Esto me lleva a mi discusión principal en esta sección que comienza
con la afirmación de que, a la luz de lo anterior, lo único que podemos
alguna vez como historia es una propuesta centrada en el presente, una
presentación tentativa
sobre cómo se puede ver el "ahora". En uno de sus muchos
intenta perturbar nuestras intuiciones de sentido común sobre la historia
representación, Frank Ankersmit recurre a Jean Baudrillard
discusión de la tendencia de un creyente religioso a
eliminar gradualmente a Dios ± el objeto de su devoción ± y
reconocer en su lugar su presencia en las imágenes, iconos o simulacros hechos
de 'él'. 7 Por lo tanto, el creyente que inicialmente adora a Dios a través de Su
la imagen comienza después de un tiempo para transferir su devoción a las
imágenes
ellos mismos ± los simulacros ± que solo fueron diseñados para ser
40 Último (s) pedido (s)

Página 54
medio para la expresión de Dios, el resultado es que ahora tenemos un
condición donde la imagen parece más real que lo real; la imagen de
Dios más real que Dios mismo. En consecuencia, dice Ankersmit, esto
forma de pensar inevitablemente volverá inaplicable y fútil nuestra
nociones tradicionales de verdad y referencia '. ¿Por qué esto es así?
Bueno, para Ankersmit el único discurso donde la tesis del
la sustitución de la imagen por la realidad definitivamente `posee una
inmensa verosimilitud "es historia, sobre todo porque la historia una vez
la realidad es tan invisible a la vista como lo es Dios; lo conocemos a Él (al igual
que
conocemos el pasado) solo por sus presentaciones. Por lo tanto, no tenemos
manera de
tener acceso a la realidad histórica del pasado, excepto a través de nuestra
simulacros (nuestros textos) para que podamos decir eso, en la medida en que
esta vez
la actualidad tiene vida hoy, entonces se lo debe enteramente al simulacro ±
la historia ± que los historiadores han construido de ella: `ciertamente en este
caso 'Ankersmit concluye,' podemos decir que el simulacro precede a la
realidad. . .
esa historia es tanto `` hecha '' como `` encontrada '' ± esto coincidiendo con
La definición de historia de Hayden White como `un discurso narrativo
contenido de lo que es tan imaginado como encontrado '. 8
Es este argumento el que lleva a Ankersmit a su idea de historias como
propuestas; como presentaciones y no como nuevas presentaciones. Y este
cambio
de la representación a la presentación propuesta es preferible para dos
razones. Primero, para una definición de trabajo sólida de representación, la
presencia de una realidad histórica independientemente dada que puede actuar
como un control independiente de decir cualquier cosa (en el nivel de
significado;
el nivel del texto) es requerido. Pero si es la presentación en sí misma ± el
texto de historiadores ± que crea la realidad a la que se refiere ostensiblemente
en el mismo acto de presentarlo, entonces es esta presentación la que crea
pasado `realidad 'en primer lugar. Por lo tanto, la narración del historiador no es
presentando la realidad una vez en el sentido de presentarla de nuevo,
pero en realidad lo está presentando por primera vez, mientras que
simultáneamente
proponiendo esta presentación como una forma de pensar las cosas como una de
muchas de estas propuestas, convirtiéndola así en otro texto más entre aquellos
que constituyen la literatura existente. Lo que significa que, segundo,
porque todas las propuestas solo pueden considerarse relativamente plausibles,
no en
relación con "el pasado" como tal, pero con respecto a otros historiadores
propuestas o textos ± que es intertextualmente ± luego cuando se trata de
'juzgar' las presentaciones / propuestas del historiador el pasado literalmente no
lo hace
Último pedido (s) 41

Página 55
entrar en eso; solo los textos importan históricamente En consecuencia, somos
libres de
hacer del pasado lo que queramos, sin ningún tipo de "pasado original" que
puede contar decisivamente para detenernos. Pocos historiadores profesionales
son felices
con esta libertad y muchos han intentado sugerir repetidamente que hay
todavía es algo en el pasado ± lo que yo quiero llamar su sintaxis, sus `hechos '±
que previene este tipo de semántica o interpretativa de laissez-faire, este tipo
de caída libre semántica. Pero en el nivel de significado, de interpretación; en el
nivel del texto que siempre es más que la suma de su valor cognitivo
declaraciones, los hechos no pueden resistir la producción de
significados interminables tales que la libertad semántica funciona bien y
verdaderamente
propio curso sin restricciones. Así que ahora me dirijo a la sintaxis y la semántica
en ese
para explicar esto más adelante ± una explicación crucial.
4 En la sintaxis o el orden gramatical de `the before
ahora'
Un desafío de la poética para la historia radica en la implicación de la
ecuación de representación y referencialidad. . . Normal, es decir,
historia tradicional, se muestra como un convencional, por lo tanto
arbitrario, el modo de codificación de la comunicación como factualidad por
presentando la representación como si fuera completamente referencial y
realista. La transmutación de tanto ± algunos diría todo ± de
el lado referencial de la historia en el representacional y narrativo
parte activa destruye el efecto de la autoridad fáctica global reclamada
producciones históricas. Desmitificación de la entrada histórica
premio, por lo tanto, también lo deslegitima como una disciplina en este punto de
vista.
(Robert Berkhofer, El desafío de la poética a (Normal)
Práctica histórica)
Una de las formas en que los historiadores argumentan que interminable
interpretación
la libertad en realidad se puede controlar recurriendo a los hechos dentro de
historia. Estos argumentos toman muchas formas, pero el elemento común
en todos ellos es decir que sucedieron ciertas cosas, rastros de eso
Quedan restos o se pueden inferir, estos rastros se pueden usar como fuentes
para el establecimiento de pruebas basadas en hechos y que esa evidencia puede
a continuación, se utilizará en los argumentos como clavijas de las cuales se
puede colgar solo cierta
conclusiones, solo ciertos tipos de significados y ciertos significados. En
42 Último (s) pedido (s)

Página 56
de esta manera, parece que es posible pasar de los hechos probatorios del
pasado '(sintaxis) a la significación y el significado de ellos (semántica); un
pasar de los hechos a los valores (significados); de la sintaxis a la semántica.
Pero este pasaje es lógicamente imposible. En la historia de
filosofía no ha habido ningún intento exitoso, aunque muchas personas
lo han intentado y algunos de hecho han reclamado el éxito ± para obtener valor
(es)
de hecho (s) lógicamente. Esto no quiere decir que no parezcamos sin esfuerzo
para dibujar valores de los hechos todo el tiempo en nuestra vida cotidiana, pero
esto es
no de qué se trata el argumento filosófico. Porque aunque nosotros
interconectar rutinariamente hechos y valores todo el tiempo que nunca podemos
mostrar
una implicación lógica de uno al otro; el argumento de valor de hecho es
el argumento de que nunca podemos extraer lógicamente de un hecho, o un
conjunto
de hechos, uno y solo un valor. Por ejemplo, podríamos decir que vamos a
la guerra lastima a la gente y, por lo tanto, está mal; por otro lado podríamos
Dicen que, aunque duela, la guerra a menudo puede ser moralmente justificada.
En consecuencia, si es posible justificar o no el acto de guerra, entonces
se deduce que no hay una necesaria vinculación de valores por el hecho de que
la guerra lastima a la gente Por lo tanto, somos libres de decidir dibujar (en
indecidible
motivos) cualesquiera que sean los valores, la significación o el significado que
nos gusten de los hechos
(incluidos los hechos del pasado, el presente y el futuro). Hasta
alguien puede demostrar que existe una vinculación lógica ± dudo que haya
hay muchas posibilidades de que eso suceda ± entonces permanecemos
ineludiblemente éticos,
relativistas morales e históricos.
Los hechos, entonces, no pueden detener el flujo interpretativo; hay, como White
tiene
famoso decirlo, `una relatividad inexpugnable en cada [presentación] de
fenómenos históricos '. 9 Pero como si esto no fuera lo suficientemente malo para
el
defensores de la fe, los llamados hechos son ellos mismos interpretativos
construcciones también. En consecuencia, el impacto en la historia del colapso
de los hechos en los fenómenos interpretativos menoscaba aún más el uso de los
hechos
como la base para una resistencia a la libertad semántica, para las
interpretaciones son
por supuesto, juicios de valor. Esto merece atención por solo unos pocos más
páginas.
Han pasado casi cuarenta años desde que Roland Barthes en su discurso
de la Historia demostró que los hechos eran entidades lingüísticas. 10 Para
Barthes,
historiadores realizan una especie de magia donde lo que es simplemente un
discurso
concepto ± `los hechos '± se proyectan en un ámbito supuestamente fuera de
discurso desde el cual se puede pensar que determinan el
Último pedido (s) 43

Página 57
discurso que los postula como hechos en primer lugar. Esto no es para negar
la actualidad de los acontecimientos pasados, pero solo para argumentar que no
cuentan
hasta que se les dé significado en el discurso. Es el discurso lo que hace
las 'cosas' (los eventos) del antes ahora en hechos ... y por lo tanto
El comentario de Berkhofer a la cabeza de esta sección que este colapso de
la naturaleza independiente de 'los hechos' a los que la representación /
presentación se refiere a la representación y la presentación destruye la
efecto de facticidad reclamado por la mayoría de los historiadores.
Esto puede parecer bastante abstracto, incluso irrelevante para el trabajo del
historiador. Pero por supuesto que no; se encuentra en el corazón de cada
historiador
prácticas de creación de significado, como un breve extracto de concreción de
Chris
Lorenz muestra. Porque, ¿cómo es posible ?, pregunta,
. . . que con respecto a un tema individual ± Nacional Socialismo para
ejemplo: diferentes historiadores siguen refiriéndose a diferentes estados de
asuntos como hechos y sigan refiriéndose a declaraciones diferentes como
verdaderas, y
Entonces, ¿cómo es posible que no haya garantía de consenso en
¿historia? Este hecho se explica por la circunstancia de que los hechos
declaraciones y su valor de verdad varían con sus marcos de descripción
. . . Si nos damos cuenta de que la apariencia de la "realidad" siempre depende de
una forma
de descripción. . . y por lo tanto una perspectiva ± no es sorpresa
esa 'realidad' no puede usarse como argumento a favor, o incluso para
la 'necesidad' de, una perspectiva particular. [Para] esto presupone una
ajuste directo entre la realidad y un marco lingüístico específico
[Mientras] es al revés: es el historiador el que intenta
determinar cómo se ve el pasado 'realmente'. . . es el historiador, no
el pasado, quién hace el dictado en la historia. 11
Robert Berkhofer subraya enfáticamente el punto de Lorenz: el efecto
que los historiadores profesionales intentan lograr en sus representaciones /
presentaciones, escribe,
Es la fusión de la estructura de la interpretación y la realidad para
impresionar al lector que la estructura de interpretación es la estructura
tura de la realidad. . . en lugar de mostrar . . cómo la representación
está estructurado de acuerdo con la factualidad. El trabajo del historiador normal
es hacer que parezca como si la estructura de la realidad se tuviera
44 Último (s) pedido (s)

Página 58
determinó la estructura organizacional de su u otras cuentas. . .
esta es la ilusión del realismo. 12
Hayden White nunca tuvo tal ilusión; el único pasado significativo
la realidad para el blanco es la producida por la conformación, la creación de
significado
figura: `realismo figurativo '. Esta es una forma crucial de leer y entender
de pie, así que permítanme explicarlo brevemente. Ayuda a deshacerse de eso
muchas de las otras presuposiciones sostenidas por los historiadores.
Blanco toma como axiomático que las historias ± especialmente narrativas
historias (aunque probablemente todas las historias son narrativas en su
conjunto
estructuras) son básicamente ficticias. Es decir, aunque los historiadores
pueden
deseo decir la verdad y nada más que la verdad sobre sus objetos de
estudio y sobre lo que recogen del archivo, no pueden
narrar sus hallazgos sin recurrir al discurso figurativo. Un literal
cuenta de lo que sucedió antes de ahora podría producir solo, en el mejor de los
casos, una
annal o crónica masivamente abreviada de 'el antes ahora' y nunca una
historia. Para una historia mínimamente requiere ± ser una historia en cualquier
sentido en
todo ± una organización significativa y significativa de los "hechos" que el
los hechos mismos nunca pueden proporcionarlo por completo. Como un
discurso sobre el hap-
Penings ya no perceptibles, los historiadores deben por lo tanto realizar dos
construcciones imaginativas. Primero, los historiadores deben construir su objeto
de interés antes de que puedan, en segundo lugar, ejercer sobre él el tipo de
procedimientos que desean usar para explicar y comprender dentro de
el género (el tipo de historia que están escribiendo) que han elegido
(su forma de poner el objeto `bajo una descripción '). Este es el único
forma en que se puede introducir en el significado. El discurso histórico es así
siempre
caracterizado por una doble presentación: del objeto de interés y de
los pensamientos de los historiadores acerca de este objeto se articulan de
diversas maneras.
En consecuencia, como comenta White, historiografía
. . . no puede operar las otras funciones que la lingüística moderna
identifica como las diferentes funciones del acto de habla: expresivo (de
los valores e intereses de los autores), cognitivo (de las audiencias
emociones, intereses, prejuicios), metalingüística (buscando aclarar
y justificar su propia terminología y procedimientos explicativos),
Phatic (estableciendo canales de comunicación) y poético (por
qué estructura se transforma en secuencia). 13
Último (s) pedido (s) 45

Página 59
En consecuencia, es la relación entre estos elementos (ninguno de
que salen del pasado, por supuesto, pero que actúan sobre las huellas del pasado
mientras los curan en significado) lo que permite a White hacer el
señalan además que tales relaciones no son solo "no históricas" sino
que no están fijados a través de un conjunto de metodologías acordadas
procedimientos tampoco. De hecho, las relaciones variables entre estos diversos
las funciones son lo que White llama tropológico; es decir, los significados que
los historiadores hacen se hacen a través de varios tipos de figura ± metáfora,
metonimia, sinécdoque e ironía ± son estos los que producen los tipos
de arreglos que presenta el pasado. Las conexiones
entre las personas, eventos o situaciones presentadas en
discurso, por lo tanto, no son conexiones lógicas sino que son metafóricas /
alegórico. Además, dado que ninguno de los eventos discretos que se piensa
tuvo lugar se puede describir como tener en sí mismos un inherente
arreglo o argumento (y mucho menos algún valor intrínseco que
objetivamente allí y que no puede ser ignorado), entonces los procesos de
que tales fenómenos inertes son girados (troped) y emplotted en un
forma narrativa en la que nunca estuvieron tiene que estar. . . ficticio. Por lo
tanto, qué
"realismo" tiene que ser la narrativa de la figura retórica
de lo contrario podría ser? Por eso, a nivel de texto, objetividad y
verdad, correspondencia necesaria o coherencia inherente, abandone el
marco; la historia no es una epistemología.
No hay paso obligado de la sintaxis a la semántica entonces. Todas
las historias son inevitablemente pisoteadas, trazadas, resueltas y argumentadas
desde la propia posición del historiador. Por supuesto, hay algunos historiadores
que piensan que pueden escapar de producir historias en los tipos de formas
White y Ankersmit han estado sugiriendo, pero esto no es posible. los
Sólo los historiadores que podrían escapar de esto son los historiadores que no lo
hacen
trope, no emplot, no discutas evidentemente y no hagas todos estos
cosas desde una posición ideológica. Ninguna de esas criaturas ha sido alguna
vez
encontrado y mendiga la creencia de pensar que posiblemente podrían haber sido
imaginado
5 en semántica
... el famoso imperativo de Lacan "no te rindas de tu deseo",
le proporciona un principio abstracto. . . para ser así fiel
46 Último (s) pedido (s)

Página 60
a la peculiaridad de su deseo primero requiere `un repudio radical
de una cierta idea del bien ', es decir, el repudio de todos
normas sociales consensuadas. . . a favor de una afirmación excepcional
cuyo valor no necesariamente puede ser probado. . .
(Peter Hallward, Introducción a la Ética de Alain Badiou)
Quiero basar parte de esta sección en algunas de las ideas más originales de
Frank Ankersmit y particularmente sus teorías sobre declaraciones y
textos 'y sobre' sustancias narrativas '. Estas son teorías que cambian
nuestra atención desde el aspecto de investigación / archivo del trabajo del
historiador
a la configuración, figuración, estetización, textual y, por lo tanto, radicalmente
aspectos semánticos de las historisaciones de 'el antes de ahora'. Estas teorías
se describen en muchos lugares y con gran detalle, especialmente en Ankersmit
Lógica narrativa e historia y tropología, pero la esencia de su
los argumentos pueden ser mejor abordados en esta ocasión a través de dos
piezas más cortas, una de las cuales apareció en la revista History and Theory
y uno que forma un capítulo en su próximo libro, Historical
Representación. 14
Pasando a su trabajo sobre `declaraciones y textos ', entonces, Ankersmit
argumenta que podemos decir sobre un texto histórico dos cosas. Primero que tal
los textos consisten en muchas declaraciones individuales, la mayoría de las
cuales aparentemente
dar una descripción precisa o "verdadera" de algún estado de cosas que existió
en el pasado. Estas declaraciones 'evidentes' se 'encuentran' en el 'histórico'
archivar y tener sobre ellos ± cuando se corrobora ± el aura de
facticidad. Esto lleva al segundo punto de Ankersmit, que es que con
las posibles excepciones de algunas zonas del pasado con casi
rastros existentes, las huellas evidenciales y, por lo tanto, la evidencia
"verdadera"
declaraciones disponibles para la mayoría de los historiadores les permiten
escribir muchos más
declaraciones verdaderas sobre el pasado histórico que en realidad se encuentran
en su
textos. A veces se argumenta ± es un tema típico del seminario ± que hay
no existen hechos históricos como tal, y esto parece cierto en el
sentido que, como hemos visto, los 'hechos' tienen que ser dados ese estado por
mucho
interpretación de investigación o designación. Pero esa investigación hecha,
el resultado no es que no haya hechos sino que hay millones
de ellos. En consecuencia, la situación que enfrenta el historiador no es una de
inexistencia o escasez pero de abundancia. En consecuencia, el historiador
problema entonces se convierte en el de la selección, la distribución, el
Último pedido (s) 47

Página 61
`ponderar 'y dar significado (que nunca es ya
allí) siempre a solo algunos de "los hechos" en problemas siempre problemáticos
combinaciones relativas a ± relativa a ± toda una gama de intereses que
combinar tales hechos siempre en última instancia indeterminado y por lo tanto
contextos arbitrarios. Por lo tanto, como dice Ankersmit:
De todas las afirmaciones que los historiadores pudieron haber hecho sobre el
tema relevante
partes del pasado, cuidadosamente seleccionan qua contenido descriptivo y
como formulación, las declaraciones que finalmente decidirán
mencionar en sus textos ± uno podría decir que la escritura del
texto histórico requiere del historiador una política con respecto a la
declaración, y que el texto es el resultado de esta política. 15
Y la razón por la cual, añade Ankersmit, los historiadores son cuidadosos
sus declaraciones son que `estas declaraciones, cuando se consideran juntas,
determinar la "imagen" de esa parte del pasado que desean presentar a
sus lectores como una propuesta sobre cómo entender ese pasado '. Y ahora
nosotros
nuevamente vemos el problema de tratar de verificar como 'objetivo' o
'verdadero' cualquier
imagen resultante / presentación / propuesta así producida, para tal
las propuestas (generalmente en forma narrativa) son de un tipo diferente ± no
grado diferente pero diferente tipo ± de declaraciones singulares tales que
su demostración es una imposibilidad. Mientras que es el caso ± recordar that que
las afirmaciones individuales de tipo cognitivo pueden verificarse (aunque
relativa a la forma en que se les ha puesto bajo una descripción) contra un
rastro evidencia discreto para ver si corresponden, propuestas sobre la
el pasado nunca se puede controlar así simplemente porque el pasado no tiene
sus propias propuestas previas para cualquier combinación posterior a verificar
en contra, para corresponder a. Y desde entonces, argumenta Ankersmit, ¿qué es
lo más
crucial en la escritura de los historiadores se encuentra, no en el nivel de la
declaración individual, pero a nivel de la presentación textual propuesta
ción ± ya que son éstas las que estimulan el debate historiográfico y
así determinar con el tiempo las formas en que llegamos a imaginar el historizado
pasado ± entonces creo que tenemos que volver a estar de acuerdo con su (y
Hayden)
White) señalan que la "historia" siempre está inventada / imaginada (la
combinaciones, las propuestas, la presentación, las figuras. . .) como se encuentra
(los hechos ...), y que las historisaciones resultantes son inexpugnables
relativista y estética.
48 último (s) pedido (s)

Página 62
Ankersmit es capaz de sacar una conclusión importante de este
discusión sobre `declaraciones y textos '; a saber, que decir cosas verdaderas
acerca de las huellas del pasado en el nivel de la declaración es fácil ± cualquiera
puede
hacer eso ± pero decir cosas verdaderas, cosas cognitivas, sobre las huellas del
pasado
en el nivel del texto es categóricamente imposible ± nadie puede hacer eso.
Porque los textos no son entidades cognitivas, empíricas, epistemológicas, sino
invitaciones especulativas y proposicionales para imaginar el pasado ad infinitum
± Ankersmit nuevamente:
Si tomamos en serio el texto y sus sustancias narrativas lo haremos
convertidos en posmodernistas, si solo vemos la declaración, lo haremos
seguir siendo modernista O, para ponerlo bajo un lema: la declaración es
modernista, el texto es postmodernista. dieciséis
Tanto para declaraciones y textos. Y como habrás notado en el
cita anterior, Ankersmit ha introducido el otro `concepto 'quiero
para hablar aquí; la idea de "sustancia narrativa". Cuáles son
"sustancias narrativas" y cómo ayudan a subvertir el
estado epistemológico del discurso histórico y así mantener historias
abierto para refigurings y formas infinitas; la historia no como una
epistemología, pero como una estética.
Quizás la mejor manera de entrar en esto es a través de la discusión de Ankersmit
El clásico artículo de WVO Quine de 1951 "Dos dogmas del empirismo". En
este artículo, los dos dogmas que Quine cuestionó fueron la creencia empirista en
alguna división fundamental entre verdades que son analíticas ± en
otras palabras, las verdades son verdaderas por definición, independientes de los
hechos (como
dos más dos es igual a cuatro) ± y verdades que son sintéticas o precisamente
arraigado de hecho; en la realidad empírica. Y la crítica de Quine a esto
posición era que hay declaraciones verdaderas que realmente encajan en ambos
de estas categorías, de modo que una combinación de analítica y sintética
las declaraciones son absolutamente necesarias si los significados deben ser
producidos en absoluto.
En consecuencia, esta necesaria combinación de lo analítico y lo
sintético significa, en contra de los objetores empiristas, ese discurso
siempre corre juntas declaraciones sintéticas sobre `realidad 'y
declaraciones analíticas que surgen autorreferencialmente de la lingüística
prácticas. Ahora, ¿qué significa todo esto para el estado de
conocimiento histórico, ya que es sin duda un punto difícil de conseguir al
principio
Último pedido (s) 49

Página 63
¿leyendo? Ankersmit da varios ejemplos en su texto para mostrar
importancia de lo que dice Quine, de la cual tomo solo dos aquí
y agregue uno de los míos para intentar iluminar su relevancia.
El primer ejemplo de Ankersmit es la ley de Newton según qué fuerza
se define como el producto de masa y aceleración. Aquí podríamos decir
que la declaración es empíricamente "verdadera" (una verdad sintética) porque
está en
acuerdo con el comportamiento observado de los objetos físicos. Pero nosotros
podemos
También digo que es una verdad conceptual / analítica (verdadera por definición
independientemente de la forma en que el mundo empírico sea en realidad) y por
lo tanto "no"
del mundo. Y, para Ankersmit, la ley de Newton ± su significado es
paradigmático de la forma en que el significado per se se pone en la "realidad" de
nuestro
mundo; es decir, a través del uso necesario tanto de lo no mundano,
conceptos analíticos imaginarios de fuerza, masa, aceleración y
empírico (en la medida en que entendemos el ahora "empírico" para ser el
manifestación de usos / prácticas anteriores). Y precisamente porque esto
componente analítico necesario es, por definición, "verdadero"
independientemente de
como es el mundo, entonces este acto de la imaginación autorreferencial
significa que los significados son, una vez más, tanto imaginados (el analítico)
como se encuentra (el sintético). En consecuencia, el objetivo de este argumento
para
historiadores es que, para disgusto de la corriente principal, tipo empírico, so-
el llamado conocimiento histórico nunca puede ser solo del conocimiento
cognitivo, empírico,
tipo sintético. La evidencia "histórica" nunca dicta completamente o
necesariamente determina las categorías analíticas por las cuales se invierte
con significado, para que, siempre una mezcla de lo imaginario y lo
real hecho real a través de las mediaciones que constituyen efectos de realidad, el
base empírica para el conocimiento histórico ± para la objetividad y la verdad en
el nivel del texto ± colapsa. La historia no es ± y esto necesita mantener
siendo repetido ± una epistemología. Por supuesto, dice Ankersmit, uno puede
ver por qué los historiadores se sienten atraídos por la idea de `evidencia
histórica '
dictan qué presentación debe proponer el historiador sobre el pasado.
Solo en esta suposición se podría ejecutar el argumento (como Marwick
o Evans lo hace) que nada de mucho interés sucede en el viaje desde
la evidencia al texto. Pero, por supuesto, esto es completamente
incorrecto. Como nosotros
he visto, en la historización del pasado ± en la forma en que se figura,
troped, shaped, narrated, etc. ± todo sucede como descripción
se convierte en presentación y como `referente se derrumba en presentación ',
dejándonos con la tarea insoluble de, en pocas palabras, tratar de decir dónde,
50 último (s) pedido (s)

Página 64
precisamente, la presentación termina y comienza la realidad o donde la realidad
termina y
la presentación comienza; de cualquier manera, una epistemología que cree que
puede decir
cae fuera del marco; Quiero decir, ¿cuál es la respuesta a una anaporia como
esta?
Todo esto ahora se puede ilustrar muy fácilmente con un segundo ejemplo
de Ankersmit para hacer que el punto sea imperdible. Piensa, dice él, en un
estudio del Renacimiento o la Ilustración. Aquí, al igual que con el
Ejemplo de Newton, dicho estudio contiene tanto el empírico / sintético
base para una visión específica de estos "fenómenos", así como una propuesta
definición de ellos. Como lo dice Ankersmit:
Muchos historiadores han escrito libros sobre el Renacimiento enfatizando
diferentes aspectos del pasado y es por eso que se les ocurre
diferentes definiciones del Renacimiento o la Ilustración.
Y, si así es como deciden definir el Renacimiento o
Aclaración, entonces todo lo que han estado diciendo sobre él debe
ser (analíticamente) cierto, ya que lo que han dicho al respecto puede
analíticamente se derivan del significado que quieren dar a la
términos renacimiento y la iluminación. Por lo tanto, es un concepto
"verdad", así como la ley de Newton se puede interpretar como conceptual
`verdad '. En consecuencia, no podemos distinguir entre las verdades de
dicto y verdades de re, y así el tipo de criterios que son decisivos
porque el "significado" no se reduce a cuestiones de verdad o falsedad. por
aquí es esencialmente una decisión sobre qué conjunto de 'verdades' podríamos
preferimos cuando buscamos la mejor cuenta del relevante
partes (para nosotros) del pasado. Aquí, la verdad no es el árbitro del juego,
pero su juego es tan decir. 17
Permita que la ilustración de mi hijo sirva para subrayar el punto de Ankersmit.
Tomemos la década de 1960 en Gran Bretaña. Y digamos que toda una gama de
los historiadores coinciden en su descripción y en lo que podría llamarse los
hechos
(la sintaxis) de los años 60. Y luego tienen que abordar cómo presentar el
1960 en términos de su significado, su significado, su semántica. Fue, digamos,
un
década de trauma o años de banalidad? ¿O alegría? ¿O fue realmente un perezoso
década, una especie de década de esnobones-doozy, o era, realmente, el
Swinging
¿Sesenta? Aquí la forma en que los eventos de los años sesenta se mantuvieron
exactamente
los mismos ± son sintéticos / empíricamente finitos ± pero las formas en que
están hechos
intothestuffofreaning-fulhistoricalnarrative arerefinite; Imean, cómo
Último pedido (s) 51

Página 65
¿alguna vez podría saber definitivamente por el trabajo empírico que los años
sesenta
realmente estaban balanceándose en lugar de snoozy? Y, por lo tanto, para
Ankersmit, el
sustancia de las narrativas históricas (sus sustancias narrativas), son
organizado y así constituido precisamente a través del uso de tal
nombres como La Ilustración, El Renacimiento, Los Años 60 Oscilantes,
La crisis del siglo XVII, la revolución industrial, etc., conceptualmente,
analíticamente, por definición independientemente de las condiciones actuales
del pasado.
Ankersmit explica esto en un párrafo realmente crucial que localiza
precisamente el estado en la historia del `pasado ':
Tales nociones como El Renacimiento, etc., deberían ser vistas como
nombres analíticos de sustancias narrativas, y por lo tanto, en la medida
referencia, se les debe negar la capacidad de referirse
a cualquier cosa fuera del texto: se refieren solo a la narrativa
sustancias, es decir, un conjunto de declaraciones contenidas en el texto. por
qué impide que tales sustancias narrativas se refieran fuera de
ellos mismos es porque el Renacimiento, por ejemplo, en realidad no existía para
así que refiérete a. Del mismo modo, la Ilustración es un concepto de performa-
producido activamente al colgar las declaraciones internas del texto y
por lo tanto, no hay nada fuera de ellos a los que puedan referirse. Cual
significa que las sustancias narrativas solo son analíticamente "verdaderas"
a través de las declaraciones internas de los textos y nunca externamente (sin
títicamente) verdadero porque no hay Iluminación 'ahí fuera' para
a los que corresponden antes de que la sustancia narrativa lo cree como un
nombre colectivo / propio para su conjunto de enunciados. 18
Por supuesto, concluye Ankersmit (y este es el responsable del camino
términos como 'The Renaissance' a veces se refieren a la actualidad),
si una sustancia narrativa es ampliamente aceptada por los historiadores
A veces parece que realmente hubo un renacimiento por ahí y
ha sido descubierto. Pero todo lo que está sucediendo aquí es el
aceptación generalizada de una forma propuesta de pensar a través de un
en última instancia, categoría analítica arbitraria; nada más. A partir del cual
posición Ankersmit saca tres conclusiones específicas.
Primero, porque no hay ningún pasado que se nos haya dado, contra el cual
nosotros
puede comparar renacimientos imaginarios diferentes para ver cuál
corresponde a la realidad pasada per se, entonces el pasado per se tiene
52 último pedido (s)

Página 66
absolutamente ningún papel para jugar en el discurso histórico. Desde el punto
de vista
del conocimiento histórico, "el pasado" es una noción inútil. `Históricamente
hablando de textos como combinaciones de lo sintético y lo analítico son todos
tenemos, y solo podemos comparar textos contra textos. Intertextualidad ±
no el pasado per se ± es, una vez más, el siempre problemático, interpretativo,
línea de fondo.
En segundo lugar, Ankersmit llama la atención sobre cómo es la referencia
histórica
logrado a través de la aplicación / adscripción de sustancias narrativas.
Y esto es importante para seguir estresando. Por un tiempo, cuando es empujado,
la mayoría
los historiadores estarán de acuerdo en que no hay cosas tales como las
narraciones en el
pasado, sin embargo, en general mantendrán (o trabajarán en el supuesto
ción) que "el pasado" tiene dentro de sí su propia coherencia y que esto, en
por lo menos, puede ser 'reflejado'. Y el punto de Ankersmit es que esto no es
así; ese
nuestras historias no reflejan nada ± ninguna unidad de significado, no
correspondencia, sin coherencia; más bien son las narrativas de los historiadores
las que
darcorence.Forassoonaswegobeyondtheheslestatementtosetsof
declaraciones, y luego todo el camino hacia arriba a través de tropings y
emplotments
y dispositivos argumentativos y posiciones ideológicas, cualquier coherencia en
las historias se pueden lograr solo a través de la coherencia de la lingüística
procedimientos. La sustancia histórica, entonces, concluye Ankersmit, `no debe
ser concebido como parte de la actualidad histórica, pero como originario de
idioma: la sustancia de thehistorian es, por lo tanto, anarrativesubstanceand
su coherencia no se encuentra sino que está hecha y por su texto '. Por supuesto.
En tercer lugar, el flujo interpretativo sin fin que resulta de esto
la condición es una parte integral de la libertad política. Por la libertad de existir
debe haber ± como vimos en el Capítulo 1 ± elecciones, decisiones y, por lo
tanto,
oportunidades permanentes para tales decisiones. En consecuencia, si hubiera
solo una interpretación del pasado, entonces eso obviamente ya no
ser una interpretación, pero la verdad. Y esto tendría que ser luego
aceptado salvo por aquellos que estarían felices de ser disidentes ± y ser
preparado para ser tratado en consecuencia. Aquí `verdad 'engendra cierres de
todos
tipos. Políticamente, entonces, no son los relativistas tranquilos quienes necesitan
para evitar el miedo de las personas, o instituciones, o estados, que quieren saber
la verdad de las cosas en el nivel de interpretación realmente irreductible /
apropiación. Y así, de esta manera, la libertad de lo interminable
la interpretación / apropiación se ve una vez más como una "cosa buena"; aquí
estamos de hecho de regreso con Derrida y los argumentos del Capítulo 1.
Último pedido (s) 53

Página 67
6 Experimentando 'el antes de ahora'
Una sucesión de avances objetivos puede llevarnos a un nuevo
concepción de la realidad que deja lo personal o simplemente humano
perspectiva cada vez más atrás. Pero si lo que queremos
entender es el mundo entero, no podemos olvidarnos de estos temas
tivos puntos de partida indefinidamente; nosotros y nuestras perspectivas
personales
pertenece al mundo
(Thomas Nagel, The View from Nowhere)
Creo que los argumentos anteriores ± que subrayan una y otra vez que
la historia no es una epistemología y eso a nivel de texto histórico
la objetividad y la verdad no entran en ella ± son tan convincentes como
los argumentos pueden ser Pero tales argumentos plantean la pregunta de
cómo, si
todavía deseo hacerlo, podríamos experimentar `el antes de ahora 'en
cualquier
sentido significativo Como sucede, Ankersmit ha escrito perspicazmente
en esta área y por eso quiero resumir en este punto solo un poco de lo que
él tiene que decir antes de relacionar todo esto de vuelta ± por medio de un no-
Ankersmit
historia experiencial ± al tema completo de este libro; mi propia historia actúa
como una especie de conclusión. . .
Según Ankersmit, entonces, una propuesta histórica, un histórico
la presentación es esencialmente un sustituto ± una cosa ± que se presenta como
una
objeto por derecho propio en lugar de un objeto real o ausente; por lo tanto, un
la pintura de un jarrón de flores es un sustituto de un jarrón de flores real,
un modelo de caballo para un caballo real. Del mismo modo, porque ni el pasado
ni sus rastros pueden presentarse como historia, los historiadores lo hacen por
ellos;
si 'el antes ahora' es ingresar ± transformado ± en nuestra conciencia como
historia, entonces, como hemos visto, tiene que hacerlo por medio de un subtítulo
textual
institución, un simulacro. Lo que significa que el fenómeno y el
presentación de ella están en diferentes categorías de ser. Para un sustituto es,
después de todo, nunca lo real, lo 'real': una pintura de un florero de flores
simplemente no sería una pintura si realmente fuera un jarrón de flores; una
historia
simplemente no sería una historia si realmente fuera 'el pasado', y esta diferencia
es permanente, es decir, ontológico; no hay forma de que el pasado como pasado
pueda
ser una historia
Ahora, Ankersmit ve al menos dos consecuencias derivadas de esto. En
el primer lugar, mientras que las nociones tradicionales de epistemología
vinculan palabras a
54 último pedido (s)

Página 68
cosas, una presentación vincula cosas (en este caso, el texto es una cosa) a
cosas (en este caso `el pasado '). En consecuencia, el texto es tanto o
de hecho, es más un objeto en el mundo que la "cosa" que representa. Por lo
tanto, en
el nivel del texto histórico nunca es un caso de comparar `palabras a
cosas como lo dice la epistemología tradicional, pero solo de comparar `cosas
a las cosas, y esto solo puede hacerse metafóricamente. . . este objeto, esto
pintura, como si fuera un jarrón de flores; este objeto, este texto, como si fuera
`el pasado '. . . para que cualquier pregunta hecha sobre el estado de
conocimiento de
tales fenómenos son, de nuevo, metafóricos y por lo tanto figurativos,
dar forma y preguntas tan estéticas (de estilo, de diseño). Y segundo,
debido a la brecha ontológica entre el objeto de nuestra investigación y el
artefacto resultante, entre el pasado como tal y el texto histórico, total
precisión, como la que obtendría al comparar palabras y cosas en el
nivel de la declaración singular, es inalcanzable. Como lo dice Ankersmit:
La precisión total solo puede lograrse si tenemos a nuestra disposición
estándar o esquema generalmente aceptado que determina cómo son las palabras
o debería estar relacionado con cosas Pero tales estándares epistemológicos
o los esquemas típicamente estarán ausentes en el caso de la representación. . .
como máximo, cada representación podría verse como una propuesta para tal
regla para ser generalmente aceptada. 19
La presentación nuevamente nos lleva al discurso de la estética: de
imágenes, miradas, miradas, impresiones, sentimientos, sentimientos, deseos,
apreciaciones; de figurar y refigurar. Y creo, como Ankersmit
lo hace, que esta es una buena forma de pensar sobre esos imaginativos,
artefactos estetizados que llamamos textos / libros de historia. Para estética libre
usamos nuevas formas de imaginar.
Y esto me permite hacer un punto más importante. Cual es ese
después de todo, hay algo muy literal sobre los textos escritos que da
lectores de ellos la fuerte impresión de que podemos esperar que las 'palabras'
sean
algo que podamos obtener "correcto". Esperamos que las palabras y los textos
sean incluso
de alguna manera correcto, exacto, incluso verdadero. Sin embargo, no
esperamos esto de una
pintura. Imagine varios pintores ± Gainsborough, Turner, Picasso,
Warhol, Hockney ± todos pintando las mismas dos personas contra el mismo,
telón de fondo escénico ¿Esperamos por un momento? De hecho querríamos
ellos para ser ± idénticos? Por supuesto no. Lo que esperamos y lo que haremos
Último (s) pedido (s) 55

Página 69
siempre obtenemos cinco presentaciones muy diferentes, todas las cuales serán
apropiado desde el punto de vista individual del pintor, que
reconocer como la firma personal de cada uno de ellos; ellos tienen su
preferencias. Del mismo modo, si preguntáramos a cinco historiadores ±
Christopher
Hill, Natalie Zemon Davis, Norman Stone, Cornel West, Simon
Schama ± dar sus 'impresiones' de, digamos, la Revolución Francesa de
1789 en base a un conjunto acordado de rastros, no esperaríamos un
momento en que serían lo mismo. Para estar seguros de que todos serán
historias (al igual que las pinturas serán todas pinturas) y así lo harán
tener la comodidad tranquilizadora de al menos eso. Pero podemos tomar eso
tranquilizar lejos mediante la problematización de la forma misma de la historia
(como vimos
en nuestro ejemplo Lyotard en el Capítulo 1) dejándonos para luego representar
`el
antes de ahora 'en formas reconocibles, o no, como se desee.
Al final de su libro Metahistory, Hayden White hace lo mismo
punto. Puesto como somos, él escribe,
Antes de las visiones alternativas que los intérpretes de la historia ofrecen para
nuestra consideración, y sin ningún ... fundamento teórico para
prefiriendo una visión sobre otra, nos sentimos atraídos por la moral
y razones estéticas para la elección de una versión sobre otra como
el más "realista". El anciano Kant tenía razón; en resumen, somos libres de
hacer del pasado lo que queramos ... en cualquier modalidad de
la conciencia es más consistente con [nuestra] propia moral y
aspiración estética. 20
En efecto, entonces, ¿qué hace que todos nosotros prefiramos un tipo de con-
sciousness ± una forma de ver, mirar, leer, escribir, estar sobre ±
otro, es el propio sentido de los sentidos, un sentido que se obtiene de, al final,
nuestras experiencias singulares
Nuestras propias experiencias Experimentando "el pasado"; el historizado
`antes de ahora '. ¿Cómo funciona? Claramente hay un sentido en el cual
uno puede volver a llamar la propia vida, el propio "tiempo de vida" (un
interesante
frase que merece mucha atención) pero aun así, siempre imperfectamente
y de maneras constantemente revisables (solo para pensar en un evento y
luego, pensarlo de nuevo hace que ese evento sea a la luz de los primeros
pensé en eso diferente ± iterado). Entonces, ¿cómo experimentas `el
pasado'; hace mucho tiempo 'antes de ahora' ± decir algún aspecto de 'Europa' en
el
56 Último (s) pedido (s)

Página 70
decimotercero o el dieciocho siglo? Y, por supuesto, la respuesta a eso
la pregunta es evitar pensar literalmente. Para hablar de experimentar
este tipo de 'antes de ahora' no es para hablar de experimentar el real
siglos XIII o XVIII, pero su presencia historiográfica;
la presencia del ausente en los textos, el único lugar donde puede estar. Y luego
el
pregunta, adecuadamente desplazada de la realidad pasada a la presente
textos, es, ¿cómo experimentas las diversas presentaciones textuales tales
que prefiera una cuenta, o un conjunto de cuentas, sobre otra, sobre el
¿descanso? Y aquí tu experiencia personal es todo lo que tienes; por alguna razón
u otro, usted decide que le gusta EP Thompson mejor que
Geoffrey Elton, como Hayden White mejor que Richard Evans ...
algo conecta ¿Pero que? Y todo lo que puedo decir es que algo en
la vida de uno, algo en las propias experiencias, algo en última instancia
indecidible para hacer con el estado de ánimo de uno, disposición (s), sueño (s),
imaginación, hace uno así en vez de eso; decidir de esta manera
en lugar de eso.
No hay nada inusual en esto. Es la forma en que vivimos nuestras
vidas. Entonces, para ver
cómo funciona esto, permítanme extraer un par de analogías de lo que sospecho
es
no es una situación desconocida para muchas personas, lo único que puedes
hacer
cuando no se puede dar otra explicación. . . `pensar en las cosas de esta
manera. . . '.
Digamos, entonces, que acuerdas conocer a una persona, digamos una
mujer ± con quien te has enamorado recientemente, al frente de
la National Gallery en Londres. Digamos que ella es tarde. En el tiempo
tienes que esperar ± lo que parece una eternidad pero solo son quince minutos
(Tal es la fenomenología del tiempo "moody") ± tal vez cientos de
la gente pasa caminando. Pero quién sabe, ni siquiera los ves.
Algo en su expectativa ± una expectativa refractada a través de
tus experiencias previas ± los blanquean. Estas personas no son para
usted piensa que pueden ser para otros; para otros, estas son madres, padres,
hermanos, hermanas, hijos, hijas, amantes, enemigos, colegas, amigos,
la persona de al lado Y si tus experiencias hubieran sido diferentes
de estos podría haber sido la persona que está esperando. Pero son
no. Y luego la ves. Tus experiencias lo hicieron bien; lo harías
elegirla en cualquier multitud en el mundo. Y digamos que tienes
dispuesto a reunirse donde tiene porque tiene la intención de ir por el
Galería Nacional juntos. Y digamos que lo haces. Usted ha sido
antes, pero esta es una experiencia totalmente nueva; ves cosas
Último (s) pedido (s) 57

Página 71
de manera diferente esta vez; ella está contigo. Y entonces miras las imágenes.
De nuevo. Cientos de ellos. Algunas de las mejores fotos jamás producidas,
técnicamente brillante, diversamente evocador, tal vez obras maestras y, en una
sentido, todo 'igualmente bueno'. Pero, al salir de la Galería y hablar sobre el
fotos, dices eso, en realidad solo te gustaron realmente dos o tres de
ellos; solo una pareja apeló. Y, para ser honesto, solo uno realmente golpeó
un acorde. Por alguna razón, no se puede señalar con el dedo, por
usted, hoy, solo `x 'es memorable; solo evocó la experiencia que
querido. No viste mucho el resto. Quizás mañana, en diferentes
circunstancias, "eso" no "apelaría". Pero la imagen no será muy
el sentido real ha cambiado; usted tendrá. Y así continúa, indefinidamente.
Estas experiencias pueden incluir elementos epistemológicos, pero no pueden ser
reducido a ellos; puede incluir elementos cognitivos pero estos no son
decisivo. No. En casos como estos no hay `verdad verdadera ', no` objetivo
objetividad ', no' neutralidad neutral ', no' absoluto absoluto ', no' universal
experiencias estéticas, operativas, únicas: experiencias destiladas, formadas,
figurado, expresado, vivido; solo aficiones, solo preferencias. Este es el
línea inferior, una línea incapaz de suscribir nada seguro, pero
capaz, sin embargo, de sostener una vida única y singular.
Entonces, el anciano Kant tenía razón; somos lo suficientemente libres como para
hacer de
cosas que queramos, para poner cosas bajo signos que la misma puesta
allí hace sign-ificant. Entonces, ¿qué tipo de cosas nuevas podrían ser el signo de
historia, qué nuevos significados podrían sugerirse, qué
refigurings alternativos están ahí para experiencias que de ninguna manera
vienen de la nada pero que no están tan profundamente arraigados que
ya son demasiado familiares; ¿Qué podríamos estar dispuestos a hacer, gente
como nosotros?
58 último (s) pedido (s)
Página 72
La esperanza del [poeta fuerte] que ha encontrado una forma de describir eso
pasado que el pasado nunca supo, y de ese modo encontró un yo que ella
los precursores nunca sabían que era posible. . . es eso lo que el pasado intentó
hacer con ella ella tendrá éxito en hacer al pasado: hacer el pasado
sí mismo, incluidos estos procesos muy causales que ciegamente
impresionó todos sus comportamientos, lleva su impresión. Éxito en eso
empresa ± la empresa de decir "Así lo deseé" al pasado ±
es el éxito en lo que Bloom llama 'dar a luz a uno mismo'.
(Richard Rorty, Contingencia, Ironía y Solidaridad)
Comienzo con un resumen de un párrafo¨.
Piense en una historia que existe en el mundo de los profesionales adecuados,
profesionales
historiador académico y académico firmemente arraigado en el medio intelectual
en
que la mayoría están enraizados, en el ámbito de "lo real". Tal historia ± nosotros
debería saberlo bien por ahora ± será tranquilizador y comunicable
realista, obviamente, y también, creo, empirista, objetivista, objetivista
y, con su énfasis privilegiado en el primario (y por lo tanto 'original'
y, por lo tanto, fuentes "auténticas", muy documentalistas. Tal historia
será estudiado por el bien del pasado y no por el nuestro. En el pasado
términos y no los nuestros Y, por lo tanto, no de forma anacrónica y
desinteresada
en lugar de centrado en el presente e ideológicamente (como si no fuera
anacrónico)
las historias eran posibles y como si el desinterés no fuera solo otro
posición), el flujo interpretativo que persiste incluso dado estos
restricciones a la 'verdad al final de la investigación' siendo acomodadas por
pasarlo como un signo de libertad académica en formas que fortalecen
Capítulo 3
Comenzando de nuevo
En disposiciones desobedientes

Página 73
nociones de apertura liberal (como si tal tolerancia no se convirtiera en una
ideología intolerante al tener que lidiar con aquellos que no desafían
solo su contenido putativo pero sus formas ± en que punto nos encontramos con
el
lenguaje acusatorio de "extremismo"). Y tal historia se enorgullecerá
en su lenguaje robusto y sensato de transparencia para comunicarse en
de una manera coherente y ordenada el 'antes de ahora' coherente y ordenado,
todo esto sin darse cuenta completamente de que tal coherencia y orden está ahí
solo por cortesía de la relativa coherencia del lenguaje como tal que,
cuando se cura en una forma narrativa significativa le da ese mismo
forma ± narrativa ± a la ausencia de forma de 'el antes de ahora', la resultante
sustancia de esta producción literaria ± historia ±
construido, estructurado y constituido lingüísticamente. Tal
historia ± una historia modernista del género académico ± escasamente
reconocerse como un producto de tales sustancias narrativas, pero lo es, solo
como todas las historias son Y es historias de falta de reconocimiento como
estos, que
son discutiblemente passe¨.
Y entonces, pensemos nuevamente. Comencemos de nuevo. Y pensemos esto
tiempo en formas postmodernas. Vamos con la idea de que, si la historia es solo
nosotros allá atrás, lanzando nuestra voz, luego esa historia, como cualquier otra
historia, inevitablemente será constituida y entendida en virtud de
tener las mismas características por las cuales constituimos y
entendernos a nosotros mismos Y piensa ahora en el tipo de características que
habitantes de la posmodernidad ± nosotros subjetividades postmodernistas en
proceso ± tener, `me gusta o no, saberlo o no '. Y piensa en el
posibilidades que esto abre para una refiguración de 'el antes ahora' más allá
figuras modernistas.
Por lo tanto (y esto se remonta a mis observaciones de apertura sobre 'sujetos en
proceso 'en la Introducción) tales' sujetos 'se verán a sí mismos como
constituido performativamente para que se realicen constantemente y
rehecho, leído y releído, escrito y reescrito, incesantemente y
interminablemente. Tales sujetos se verán a sí mismos como siempre
temporalmente
y espacialmente posicionado y reposicionado aún, sin ninguna fijación,
ancla fundacional, naturaleza intrínseca o significado interno, cognoscible
propósito o destino, entonces, descentrado y fragmentado, el tiempo
producto de una recreación de normas que son radicalmente contingentes,
seguirán siendo los misterios últimos incluso para ellos mismos. Esto es algo
el tiempo se mantiene unido en lo que solo puede ser una unidad ficticia que es
60 Comienzo de nuevo: en disposiciones desobedientes

Página 74
espera, permitirá que se desarrollen suficientes prácticas de afrontamiento que
permitan
sobrevivir de maneras consideradas diversamente deseables.
En consecuencia, este es un yo que entenderá `el antes de ahora '
(así como entiende el presente y el futuro) como en algún momento apropiado
aptos y copables en virtud de estas mismas características. Así que eso
"el antes ahora" se considera inalcanzable en su conjunto y relativista
en sus partes, como infinitamente legible y re-legible, escribible y
escribible; como demostrablemente contingente y fortuito, y así de una
tipo que solo se le puede dar una forma histórica o un estilo o un significado (una
figura) a través de una serie de decisiones interpretativas y de perspectiva que
son
en última instancia indecidible (aquí nos encontramos, una vez más,
ineludiblemente, el
Derridean 'indecibilidad de la decisión') a fin de producir algún tipo
de unidad que es claramente una solución ficticia, un acto de la imaginación; de
hecho, como
algo claramente fabuloso; es decir, como algo que se cuenta,
narrado, que no tiene una existencia "real" fuera del cuento, del relato. Como
un producto que es, literalmente, autorreferencial.
Y ahora piensa en este "yo" de una manera positiva y optimista, a través del
idea del `outsider '. Es decir, piense en este tipo de yo como un
yo intelectual que ejecuta el tipo de crítica intransigente de la
adentro, el status quo, que Edward Said en sus Representaciones del
El intelectual argumenta simplemente es el papel del intelectual. Para Said, el
intelectual es un tipo particular de persona. Una persona dotada con el
capacidad para representar y articular una actitud esperanzada, intransigente,
mensaje emancipatorio. Una persona cuyas obras tienen un radical, sostenido
innovador. Una persona feliz de plantear preguntas embarazosas, no
tomar 'no' como respuesta, confrontar implacablemente el dogma y la ortodoxia
y mantener enfocado a aquellas personas y problemas que están continuamente
por
conseguido o barrido debajo de la alfombra '. 1 Esta es una persona que disfruta
nunca ser
totalmente ajustado, de existir más allá de la 'realidad' sin sentido y hablante
habitado por los nativos, de permanecer inmune al alojamiento; un
persona desobediente, no optativa. Y esta es una persona que no solo
acepta el destino invariablemente impuesto por varios establecimientos a este
espina en la carne ± el estado del relativo exilio ± pero que también
lo recibe A quién le gusta ser marginal. ¿Quién acepta que él o ella
torpeza, 'ángulos de visión excéntricos' y falta de voluntad para seguir
caminos establecidos, da una libertad e integridad que lo hace a él o ella
no está obligado a nadie y está listo para aceptar las consecuencias de eso
Comenzando de nuevo: en disposiciones desobedientes 61

Página 75
posición: que uno nunca puede ser resuelto, nunca completamente aceptado,
nunca ser
completamente cómodo, nunca `estar en casa en su casa '; ese
en realidad disfruta de ser, como lo expresó Rilke, `un principiante perpetuo en
su
circunstancias'. 2 Y piensa en esta posición como una que te permite
expresar tus creencias tanto dentro del discurso más estrecho que eres
involucrado principalmente en (historia) y más en general, políticamente, y para
conecta estas dos cosas
En su libro Ética: un ensayo sobre la comprensión del mal, Alain
Badiou articula una forma de pensar que ayuda a hacer
ocupación de esta posición intelectual siempre positiva. por
Badiou (no inesperadamente para un pensador francés, aunque el propio Badiou
posición es una que él yuxtapone contra Derrida, Levinas, et al.) es
necesario pensar en la esfera de la acción humana como dividida entre
dos subesferas muy diferentes pero superpuestas, el reino "ordinario" de
intereses y diferencias establecidos, de conocimientos aprobados que sirven
para nombrar, reconocer y ubicar identidades consolidadas, y un `
"reino de innovaciones singulares" que persiste solo a través del
proclamación militante de esos raros individuos que los constituyen-
yos como sujetos de una verdad [una posición innovadora]; como el
`` militantes '' de su causa '. 3
¿Cómo funciona esta ocupación militante de una "verdad" (o como lo leí aquí,
este
ocupación militante de un "posicionamiento" innovador sostenido,
innovador); cómo
puede ser alcanzado? Bueno, para Badiou, esa ocupación solo puede comenzar
con algún tipo de ruptura con lo "ordinario" y lo establecido a través de
lo que él llama anevent. Tal anevent, dice, no tiene contenido verificable, es
Suceder no puede ser probado sino solo, a la luz de nuestra experiencia de ello,
agarrado, afirmado y proclamado; una nueva posición que luego persiste
virtud de tener una actitud de fidelidad hacia ella, de compromiso con ella, una
compromiso que `equivale a algo así como un desinteresado
entusiasmo, absorción en una tarea o causa atractiva, una sensación de euforia
de quedar atrapado en algo que trasciende [metafóricamente] todo
preocupaciones mezquinas, privadas o materiales ... de mantenerse fiel a un
principio,
persona o ideal '. 4 Y de tener una actitud ética hacia el evento también,
la ética se entiende aquí como la que ayuda a literalmente en-couragethe
sujeto a 'seguir adelante'; no 'renunciar a tu deseo', tener un desinterés,
devoción desinteresada a una causa. Tales eventos son por lo tanto los inmediatos
catalizadores que llevan a buen término las tendencias de desarrollo anteriores y
62 Comienzo de nuevo: en disposiciones desobedientes

Página 76
concretizar insinuaciones previas de una posición que, una vez ganado, es
entonces
se celebró rápido. Como dice Badiou:
Llamaré a 'verdad' [posición] el proceso real de fidelidad a un evento:
lo que esta fidelidad produce en la situación. Por ejemplo, el
política de los maoístas franceses entre 1966 y 1976 que intentó
pensar y practicar dos eventos enredados: el Cultural
Revolución en China y mayo de 1968 en Francia. O llamado 'contem-
porary 'música. . . que es la fidelidad a los grandes compositores vieneses
de principios del siglo XX. O la geometría algebraica de
1950 y 1960 y así sucesivamente. Esencialmente, una verdad [posición] es la
curso material trazado, dentro de la situación, por el eventual
suplementación. . . de la decisión de relacionarse de ahora en adelante con el
situación desde la perspectiva de su eventual suplemento ... Es
por lo tanto, una ruptura inmanente. `Inmanente 'porque una verdad procede en
la situación, y en ninguna otra parte ± no hay cielo [fundamento] de
verdades. `Break 'porque lo que habilita el proceso de verdad [reflexivo
posicionamiento] ± el evento ± no significa nada de acuerdo con
lenguaje prevaleciente y conocimiento establecido. . . 5
Esta innovación, esta verdad, esta posición que 'perfora un' 'agujero' 'en
conocimientos establecidos ', produce una posición que es, por así decirlo,
inducida
por el evento (aprecio de Rorty, la noción de 'dar a luz a uno mismo'), después de
cuál tiene que volver a trabajar las formas previamente ordinarias de ser en
novedad:
Está claro que bajo el efecto de un encuentro amoroso [evento] si
quiero ser realmente fiel a eso, debo volver a trabajar completamente mi
forma ordinaria de 'vivir' mi situación. Si quiero ser fiel a la
evento de la 'Revolución Cultural', entonces debo al menos practicar
política. . . de una manera completamente diferente de la propuesta por
las tradiciones socialistas y sindicalistas. De nuevo, Berg y
Webern, fiel al evento musical conocido con el nombre de
`Schoenberg ', no puede continuar con el neorromanticismo de fin de semana
como si nada hubiera pasado Y después de los textos de Einstein de 1905 si soy
fiel a su novedad radical, no puedo seguir practicando
la física dentro de su marco clásico, y así sucesivamente. Un evental
Comenzando de nuevo: en disposiciones desobedientes 63
Página 77
la fidelidad es una ruptura real (tanto pensada como practicada) en lo específico
orden dentro del cual tiene lugar el evento (ya sea político, amoroso,
artístico o científico). 6
Y entonces, si quiero ser fiel a los 'mensajes' ± al post-estructuralismo,
poscolonialismo, postfeminismo, posmodernismo ± entonces no puedo
buena fe sigue siendo un estructuralista, un colonialista, una feminista, un
modernista
. . . Tengo que romper con esto; cometer un acto de infidelidad tengo que ser
leal a lo nuevo. No es leal, por supuesto, en el sentido de negarse a
mover nuevamente ± en Badiou el esfuerzo de imponer un total o no
calificado
posición o verdad es considerada 'malvada'. Pero leal a la nueva posición
que
completa la ruptura con lo viejo, leal a sus posibilidades y leal a
la idea de reelaborarlos sin descanso, con Derrida, ese nunca
se da por vencido en esa gran narrativa ficticia, "subyacente". . . ese
gran fábula de la emancipación.
Continúa, ahora, para pensar más a lo largo de estas líneas. Y esta vez piensa
de las posibilidades para la refiguración interminable abierta por el
naturaleza fabular de las historias En su The Illusion of the End 7 (que, si
`perfora un agujero en la realidad '; que, si se percibe como un texto que es
sin sentido o vacío desde la perspectiva de aquellos que dominan el
situación puede tener el estado de un `evento ') Jean Baudrillard sostiene que
theendoftheillusionoftheend (es decir, el final de la ilusión que `thefore
ahora 'antes de que la historización terminara), del fin de lo que era solo
siempre una simulación de un pasado lineal como historia, nos ofrece al menos la
posibilidad
de imaginar lo que él llama una "reversibilidad poética de los eventos"
precisamente
debido a las posibilidades aún inexploradas contenidas en el particular
juegos de lenguaje que habitamos, y que aún podemos pensar novedad
mientras buscamos ir más allá de ellos; romperlos y romper con ellos.
Fortoday reconocemos claramente que, como hemos visto, itisonlythegrammar
de nuestro lenguaje que nos permitió crear en primer lugar gramatical (es decir,
historisaciones coherentes de 'el antes de ahora'; no nos permitió
descubrirlos. Hoy reconocemos, nuevamente para recordar, que el mundo
siempre
obeysoursyntaxandthat`its'semanticsarealwaysonlyours.Andsothink
ahora de una gramática diferente, una sintaxis diferente, que puede dar lugar a
diferentes formas de ordenar las cosas; a nuevas figuras sintácticas / semánticas.
Y déjame seguir a Baudrillard por un rato mientras desarrolla lo que él llama
una nueva poética de `historia ', comentando al respecto.
64 Comienzo de nuevo: en disposiciones desobedientes

Página 78
Para Baudrillard, entonces, `the before now 'nunca se ha desarrollado en
(digamos) un
moda lineal como parte de algún tipo de estructura inherente o en línea con
algún tipo de proceso evolutivo o narrativo: el 'antes de ahora' sabe
nada de nuestras geometrías La linealidad es así (como todas las demás figuras
que
llevar la insignia del realismo) una ilusión derivada de otra ilusión;
es decir, ese lenguaje también se desarrolla de forma lineal. Porque no es así.
Lingüísticamente, todo se mueve en bucles, tropos, inversiones de
sentido. Discursivamente, lingüísticamente, las cosas no se relacionan entre sí
lógicamente, excepto en lenguajes artificiales (digamos digitales) que son, para
eso
muy razón, `precisamente no idiomas '.
En ese caso, dice Baudrillard, ¿no podríamos transponer libremente nuevas
juegos de lenguaje sobre el fenómeno de 'el antes de ahora'; Quiero decir,
obviamente, no hay nada que nos detenga. Y no solo transponer la mayor
figuras de metáfora (metonimia, sinécdoque, ironía) pero también aquellas
`juegos pueriles, formalistas ... que son el deleite de los vulgares
imaginación: anagramas, acrósticos, spoonerisms, rima, strophe y
catástrofe'. 8 En cuyo caso, argumenta Baudrillard, ¿no podríamos imaginarnos
y construir, por ejemplo, una historia anagramática `donde el significado
es desmembrado y esparcido al viento, como el nombre de Dios en el
anagrama ', o un historial de rima que se puede leer en cualquier dirección.
¿No podríamos pensar en "el antes ahora" como organizado en la estructura de
un acróstico (donde las letras iniciales y finales de las líneas hacen diferente
palabras y sentido independientemente y no se puede derivar de las palabras
(contenido) en el medio). O a través de la forma de strophe mediante el cual un
grupo
de líneas se desprenden del resto de un poema para formar un sentido de
que se deriva del contexto inmediato o del poema completo (piense
microhistorias aquí) ... y así sucesivamente. ¿Es posible?
consulta Baudrillard, que tales formas, que llaman la atención sobre las formas
la actualidad material está organizada a través del lenguaje, atrae nuestra mirada
a eso
idioma y las formas en que se materializa en significado
sabio sin sentido; de hecho, ¿es posible que 'saber todo sobre'
tales redes organizativas, sintácticas artificiales y arbitrarias podrían permitir
nosotros para ver el mundo de nuevo e incluso para enfrentar "la ilusión radical
de
el mundo 'despojado de nuestras viejas metáforas organizativas y alegorías y
por lo tanto, listo para ser re-alegorizado en nuevos significados. . . un proceso
que conocemos
podemos comenzar de nuevo, una y otra vez? Bueno, si esto fuera posible,
entonces tal
sería, como lo dice Baudrillard, `la alternativa encantada a la
A partir de nuevo: en disposiciones desobedientes 65

Página 79
linealidad de la historia ', la alternativa poética de la refiguración, tan reflexiva
como
posible, aquello que ya ha sido calculado en esos 'efectos de realidad'
hemos olvidado son meros efectos y pensamos en la realidad.
Y sin embargo, debemos tener cuidado de que en nuestro posible entusiasmo por
el
nunca olvidamos que estos son simplemente los efectos de lo nuevo; ese
no hay 'realidad' aquí salvo en virtud de ellos. Junto a Baudrillard,
Elizabeth Ermarth ha advertido contra que nos sumerjamos, aún
de nuevo, en `las profundidades del pasado '. En varios artículos en los que
Ermarth
considera la posibilidad de seguir haciendo historia cuando su modernista
aparato de valores consensuados de neutralidad / objetividad han sido
socavado, y cuando sus fetichismos epistemológicos y metodológicos
han sido desmantelados no solo filosóficamente, sino `por la posmodernidad
mundo ', se basa en la noción de reconocimiento antitramático en
Las obras de Vladimir Nabokov y sobre el término anthemion que, para
Nabokov, se refiere a los diseños intercalados, parecidos a flores, donde los
artículos
y los patrones llegan y salen aparentemente de todas partes,
ocurriendo y recurriendo sin repetición exacta, y sin embargo, que
producir una especie de patrón rítmico donde, para Nabokov como para
Ermarth, allí miente, metafóricamente "debajo" de tales ritmos, "tierno"
intervalos dentro de los cuales se encuentran las oportunidades y cuya suma
instituye memoria y experiencia: experiencia posmoderna '. De esto
perspectiva la recuperación de 'el antes de ahora' como se buscaba en el
modernismo
historias ± `theattempttokeepthewholeworldinmind'asEarthrthputs
it ± es cada vez más difícil, en particular en un entorno multicultural y
mundo nacional privado de narrativas grandes y pequeñas fundacionales,
de tal manera que la alternativa antitémica parece no solo un atractivo sino un
alternativa casi inevitable. Porque en esta interpretación, dice Ermarth,
El evento sin precedentes e irrepetible es el potencial
inicio del desarrollo antitémico, cada uno una especificación de
potencial sistemático, cada uno con su propio patrón y posible futuro.
La suma de dicho desarrollo antitémico a lo largo del tiempo constituye la
continuo de una vida individual. Énfasis anthematic cae
precisamente en el momento presente, no es un sitio de transferencia entre el
pasado
y futuro, pero como el punto de crecimiento de un anthemion impredecible
de una vida. Cada secuencia tiene sus propias gramáticas posibles y
especificaciones, su propio pasado y trayectoria. 9
66 Comienzo de nuevo: en disposiciones desobedientes

Página 80
Dibujando en el primer capítulo de las Cosas Transparentes de Nabokov, y en
haciéndolo añadiendo al concepto de anthemion el concepto de refracción,
Ermarth cuenta cómo el narrador advierte a los novatos del libro ± novato
historiadores en este caso ± para evitar hundirse en las profundidades de la
pasado histórico, estilo modernista, y para permanecer muy precisamente en el
superficie de las cosas. Así Nabokov escribe:
Cuando nos concentramos en un objeto material, sea cual sea su situación,
el mismo acto de atención puede conducir a nuestro hundimiento involuntario en
la historia de ese objeto. [Pero la historia] los principiantes deben aprender a
desnatar
sobre la materia si quieren permanecer en el nivel exacto del momento.
¡Cosas transparentes, a través de las cuales brilla el pasado!
[Por supuesto] objetos hechos por el hombre, o naturales, inertes en
ellos mismos, pero muy utilizados por la vida descuidada. . . son particularmente
difíciles
culto para mantener el enfoque superficial: los principiantes [fácilmente] caen a
través del
superficie [del ahora] zumbando feliz para ellos mismos, y son pronto
deleitándose con el abandono infantil en la [historia] de esta piedra, el
[historia] de ese brezo. Yo lo explicaré. Una delgada capa de inmediato
la realidad se extiende sobre la materia natural y artificial, y quien sea
desea permanecer en el ahora, con el ahora, no debe romper su
película de tensión. De lo contrario, el inexperto [novicio de historia]. . . será
se encuentra ya no caminar sobre el agua sino que desciende en posición vertical
entre los peces mirando. 10
A lo que Ermarth glosa a Nabokov de esta manera:
Los poderes requeridos para seguir la historia destruyen el pasado al hundirse
en ello; permitiendo que el pasado se refracte a través de 'cosas transparentes'
requiere una disciplina tan milagrosa como la de caminar sobre el agua, pero
sin embargo posible para el novato [historiador]. . . quien aprende por
mantenerse en el nivel exacto del momento, dejando que el brillo del pasado
mediante. `Las cosas 'ya no funcionan como lo hicieron en la cosificación
gramáticas de la modernidad; `cosas 'no son` objetos', sino que
ocasiones, los portadores, los sitios donde el acto de atención puede ser
realizado, donde la memoria [experiencia] se inflexiona y reinfle
de nuevo; una conciencia imaginativa comprometida en el proceso de creación
la poesía única e irrepetible de una vida. 11
Comenzando de nuevo: en disposiciones desobedientes 67

Página 81
Y déjame ahora darle brillo a Ermarth y hacer su comentario de que nuestra
la actitud hacia la historización debe ser refractiva. Por lo tanto, déjanos
imaginar el pasado como un medio de densidad diferente que solo podemos
alguna vez ingrese oblicuamente en el presente: lo que vemos debajo ya través
del
'superficie' nunca está del todo en el lugar correcto; siempre hay una
deslocalización
(como cuando ponemos un palo en un vaso de agua). Y entonces, veamos
historisaciones del pasado como precisamente este tipo de fracturas, como
se rompe entre el ahora y el entonces que nunca puede ser ± ni debería
nos preocupamos de que alguna vez hayan sido "sanados" en un completo,
intacto
sentido. Y dejemos que nuestra actitud hacia la ortodoxia histórica sea
refractario; es decir, irritable, contencioso, difícil, desobediente,
discutidor, irrespetuoso, testarudo, intratable, obstinado, rebelde;
incorporemos nuestro Tesauro Permanezcamos en la superficie y
desnatados. Dejar
nos engañamos con nuestros tropos, trama y emplot, figura y refiguración en
poética
arreglos que resisten la codificación y el toque de difuntos de la ortodoxia
. . . seamos ± quién sabe. . .?
Para aquellos que pueden pensar de esta manera, la forma posmoderna de
Baudrillard y Ermarth, ahora resulta inconcebible pensar en un
conciencia histórica que permanece hundida en las profundidades del realista /
la mentalidad epistemológica de los historiadores modernistas, aunque reflexiva.
La posmodernidad, para esta forma de pensar, no es un tipo de moda, ni
algún tipo de discurso crítico que puede ser ignorado o recuperado
en la modernidad bajo el disfraz de "interpretaciones pluralistas" una vez que su
se pierden los excesos: para el posmodernismo son sus excesos; la
postmodernidad es
todo lo que la modernidad nunca puede ser. Posmodernismo, como se entiende
positivamente aquí, es la obtención de una actitud, un militante, radical
disposición, que socava no solo el contenido sino también la gramática
formas de historias modernistas sin un toque de nostalgia y ofertas en
su lugar, en sus nuevas gramáticas y actos de atención, nuevas formas de
Renunciar al 'antes de ahora' aún no concebido. Historias modernistas
y los historiadores se desvanecen y desaparecen aquí. Para que aquellos
modernistas que piensan que la historia sigue siendo una epistemología en lugar
de
un reflexivo, estetizante, figurativo, gramaticalmente promiscuo,
experimento discursivo refractivo sin fundamentos ± y eso
la posmodernidad no hace diferencia ± todo lo que puedo decir finalmente es:
pensar
al respecto. Y luego relájate Y luego ir con eso. Quiero decir, ¿por qué no? Tú
no tienes nada que perder más que tu pasado.
68 Comienzo de nuevo: en disposiciones desobedientes

Página 82
CODA
Coda. Un postcript Un script pasado / publicado el script que acaba de leer; un
etcétera. Un etcétera de cierto tipo. Porque un escritor nunca está seguro de si,
habiendo "leído" el guión, el lector lo ha "captado". 'Entendido' no en el sentido
de
cerrándolo y todo lo demás hacia abajo, pero "lo tengo" suficiente para saber
dónde
el escritor se para y de dónde pasar. Y entonces quiero hacer
tres puntos que intentan unir algunas de las implicaciones, para mí
al menos, de pararse aquí.
El primero es subrayar el hecho de que los críticos de las historias posmodernas
En general, plantean a sus proponentes los tipos de preguntas que ± y esto es
el punto ± ahora se puede ver claramente como redundante. Estos son
preguntas que, sin importar cómo se pongan, todo se reduce a preocupaciones
sobre
objetividad, desinterés, verdad y relativismo que, nuevamente, se redujeron
efectivamente tome la siguiente forma familiar: si las historias posmodernas son
discursos estéticos y figurativos sin fundamentos, ¿qué
sucede a la búsqueda de la verdad al final de la investigación? Y mi respuesta es
decir que si la noción de lo estético es realmente comprendida
nadie podría hacer esta pregunta de tipo epistemológico
Más. No tiene sentido. Y esto por la razón ineludible de que es
no es bueno esperar una estética para poder responder epistemológicamente
preguntas Porque la diferencia entre estos dos fenómenos es
precisamente uno ontológico; es decir, la estética y las epistemologías son
diferente no en grado pero en tipo. Y esto explica por qué el descanso
entre las historias modernistas y postmodernistas no es un "epistemo"
salto lógico '(que parece permitir la posibilidad de que algún día
pueden estar "unidos" y curados) pero un permanente, porque
inconmensurable, diferencia.
En segundo lugar, se deduce que no es bueno pensar que
ideas modernistas: ideas sobre el lenguaje, la representación, el narratismo
logy, etc., ± puede de alguna manera injertarse en historias modernistas que
podría permitirles superar las "críticas" posmodernas y así sobrevivir
intacto. Porque esto no es posible; la ruptura entre la modernidad y
la posmodernidad es tan epocal, creo, como la que existe entre la época
medieval y
lo moderno, y es tan inconcebible pensar que los modernistas serán
capaz de sobrevivir en la posmodernidad más de lo que los medievalistas
podrían ser
se espera que sobreviva en la modernidad; estos son solo mundos diferentes.
Comenzando de nuevo: en disposiciones desobedientes 69

Página 83
Además, también es un profundo error para los historiadores académicos
pensar
que los posmodernistas quieren su tipo de historia epistemológica para
continuar y que incluso pueden querer ayudarlos a hacerlo. Es, de
Por supuesto, comprensible que tales historiadores, confundiendo su género de
la historia de `Real Thing ', no puede ver ninguna alternativa a sus prácticas,
pero los posmodernos pueden y hacen, y tales avistamientos señalan el final de
un tipo de historia y el comienzo de otros ± aún embrionarios.
La posmodernidad ofrece nuevos nacimientos.
En tercer y último lugar, desde una perspectiva posmoderna, esto inevitable
break es un descanso que, aunque comprensible "históricamente" es,
lógicamente, una ruptura que nunca debería haber sido hecha en primer lugar.
Porque si las afirmaciones postmodernistas con respecto a lo que es posiblemente
la mejor manera de
caracterizando historias ± como discursos estéticos, figurativos ± son
correcto, entonces no es que las historias posmodernas solo sean ejemplos de
una estetización del pasado que luego se alcen contra el modernismo
unos que simplemente no son estéticos. Porque si la historia como tal parece
siempre haber sido y siempre será una estética, luego hay
nunca ha habido historias de ningún otro tipo. Todas las historias siempre
han sido
y siempre serán discursos estéticos y figurativos; todas las historias son por
lo tanto
del tipo estético posmodernistas levantar la conciencia. Cual es
otra forma de decir que el posmodernismo es "el único juego en la ciudad".
De modo que al llegar al final de las historias epistemológicas tenemos como
fueron a casa para nosotros mismos. Y entonces aceptemos este regreso a casa;
este es el pensamiento más feliz que en este momento puede arrojarse al
despertar: las historias epistemológicas nunca deberían haber existido;
las historias nunca deberían haber sido modernas.
70 Comienzo de nuevo: en disposiciones desobedientes

Página 84
Introducción
1 Postmodernismhasmanydifferentdefinitions.InthistextIhavedecided
pensar en ello como "la era de la aporía". Por aporía quiero decir que esta es una
era
cuando todas las decisiones que tomamos ± políticas, éticas, morales,
interpretativas,
representacional, etc., son en última instancia indecidibles (aporético). Esa hora
formas elegidas de ver que las cosas carecen de fundamentos y que, en
Por supuesto, como la historia se refiere, es esencialmente para ser pensado como
un
estética ± una forma, figurando discurso ± y no como un objetivo, cierto,
o epistemología fundacional. Y esta definición encaja con los argumentos
el contenido de este texto.
2 He discutido la mayoría de estos teóricos en mi anterior On `What is His-
¿conservador?' (Londres, Routledge, 1995).
3 RichardEvans, en defensa de la historia (Londres: Granta, 2ª edición 2001);
Arthur Marwick, La nueva naturaleza de la historia (Londres, Palgrave, 2001).
4 ErnestoLaclau, `Theusesofequality'inDiacritics (Spring, 1997), pp.3 ± 17.
Vea para una discusión extensa de la democracia radical, J. Butler, E. Laclau
y S. Zí izí ek, Contingencia, Hegemonía, Universalidad (Londres, Verso,
2000).
5 He discutido el fracaso del experimento modernista en On `What is
Historia? ', Op cit. pássim.
6 Repensando la historia, con un nuevo prefacio y una entrevista de Alun Mun-
lento, se publicará en la serie Routledge Classics a principios de 2003.
1 Tiempo (s) de apertura
1 Citado en M. Poster, Cultural History and Postmodernity (Berkeley,
University of California Press, 1996), p. 110.
2 Citado en E. Ermarth, Secuela de la Historia (Princeton, Princeton University)
sity Press, 1992), p. 148.
Notas

Página 85
3 Ibid., P. 184.
4 Derrida ha explicado la idea de "indecibilidad de la decisión" en
muchos lugares, pero más accesible en dos ensayos cortos y una entrevista.
Por lo tanto, ver sus "Comentarios sobre Deconstrucción y Pragmatismo" en C.
Mouffe
(ed.) Pragmatism and Deconstruction (Londres, Routledge, 1996), pp. 77 ±
88; `Deconstructions: The Im-possible 'en S. Lotringer y S. Cohen
(eds), French Theory in America (Londres, Routledge, 2001), pp. 13 ± 32;
`La deconstrucción de la realidad 'en Radical Philosophy, 68 (1994). Ver
también los comentarios de Laclau sobre la indecidibilidad de Derrida en su
`Deconstrucción-
ción, Pragmatismo, Hegemonía 'en Mouffe, pp. 47 ± 68.
5 Véase la entrevista de Derrida con R.Kearney`Deconstruction and theOther ',
States of Mind (Manchester, Manchester University Press, 1995), pp.
156 ± 76, p. 170; aquí Derrida escribe: "Intento donde puedo para actuar
políticamente
reconociendo que tal acción sigue siendo inconmensurable con mi
proyecto intelectual de deconstrucción '.
6 J. Derrida, "Espectros de Marx" en New Left Review, 205 (1994), p. 53.
7 JF Lyotard, The Postmodern Condition (Manchester, Manchester Uni-
versity Press, 1984), Apéndice.
8 S. Cohen, Cultura Histórica (Berkeley, Universidad de California Press,
1986), p. 2.
9 J. Baudrillard, The Perfect Crime (Londres, Verso, 1996), passim. Ver también
mi capítulo sobre `Baudrillard e historia 'en Why History ?, ibid., pp. 56 ±
70.
10 R. Beardsworth, Derrida y lo político (Londres, Routledge, 1996), p.
xiii.
11 Algunos de mis argumentos aquí están tomados de mi `Una respuesta
postmoderna a
Pérez Zagorin 'en History and Theory, 39, 2 (2000), pp. 181 ± 200. Por-
troducciones a Derrida en general, lo mejor es probablemente G. Benning-
la interrupción de la tonelada de Derrida (Londres, Routledge,
2000). Bennington's
Jacques Derrida (escrito con Derrida) (Chicago, Universidad de Chicago
Press, 2da edición, 1999) es otro texto excelente, que contiene uno cercano-
bibliografía de cien páginas de obras sobre y por Derrida. Ver también S. Crit-
La ética de la deconstrucción de chley (Edimburgo, Universidad de Edimburgo)
Press, 2nd edition, 1999) y su Ethics, Politics, Subjetivity (Londres,
Verso, 1999).
12 J. Derrida en Mouffe, op. cit., pp. 83 ± 4.
13 Una de las introducciones más claras a Derrida y al lenguaje es Critchley's
La ética de la deconstrucción, op. cit; ver especialmente los capítulos uno y dos.
14 Derrida citado en Bennington, ibid., P. 37.
15 ibid., P. 37.
16 J. Derrida en R. Kearney, op. cit., p. 25.
72 Notas

Página 86
2 último (s) pedido (s)
1 H. White, Tropics of Discourse (Baltimore, Universidad Johns Hopkins)
Press, 1978), p. 47.
2 E. Laclau (J. Butler) `Los usos de la igualdad ', Diacritics, Spring (1997), pp.
3 ± 20, p. 18.
3 M. Roth, The Ironist's Cage (Nueva York, Columbia University Press,
1995).
4 E. Domanska, Encuentros: Filosofía de la historia después de la posmodernidad
(Charlottesville, University Press of Virginia, 1998), p. 17. Domanska's
libro ± una serie de entrevistas con destacados historiadores / teóricos de la
historia
(Blanco, Kellner, Ankersmit, Iggers, Topolski, Rusen, Danto, Gossman,
Burke y Bann) ± ofrece algunas ideas invaluables sobre los teóricos y
motivaciones de los principales contribuyentes al `posmodernismo y la historia '.
5 K. Jenkins, `Una conversación con Hayden White ', Literatura y His-
tory, 3ra serie, 7, 1 (1998), pp. 71 ± 2.
6 A.Danto, Filosofía Analítica de la Historia (Cambridge, Cambridge Uni-
versity Press, 1965), pp. 143 ± 81. Danto también expone este argumento en
una forma ligeramente diferente en 'Oraciones Narrativas', Historia y Teoría, 11
(1962), pp. 146 ± 79. Ver también su, `La disminución y la caída de la analítica
Filosofía de la historia 'en FR Ankersmit y H. Kellner (eds) A New
Filosofía de la historia (Londres, Reaktion Press, 1995), pp. 70 ± 88; el
todo el volumen es una excelente introducción a la historia más allá de `el
linguis-
tic turn '.
7 FR Ankersmit, Historia y Tropología (Berkeley, Universidad de Califor-
nia Press, 1994), p. 187 passim.
8 FR Ankersmit, op. cit., p. 190. Para la definición de White de la historia como
discurso narrativo tan imaginado como encontrado, vea su ensayo `The Histor-
ical Text as Literary Artefact 'en Trópico del Discurso, op. cit., pp. 81 ± 100,
pag. 82 y p. 2 de su metahistoria (Baltimore, Johns Hopkins University)
Press, 1973).
9 H. White, "Emplotamiento histórico y el problema de la verdad en la historia-
Representación ical en Realismo de la figura (Baltimore, Johns Hopkins Uni-
Versity Press, 1999), pp. 27 ± 42, p. 27.
10 R.Barthes, `TheDiscourseofHistory'enK.Jenkins, The Postmodern His-
tory Reader (Londres, Routledge, 1997), pp. 120 ± 3.
11 C. Lorenz, `Conocimiento histórico y realidad histórica 'en la historia y
Theory, 33, 3 (1994), pp. 297 ± 334, pp. 313 ± 14.
12 R. Berkhofer, 'El desafío de la poética para la práctica histórica (normal)'
en K. Jenkins, The Postmodern History Reader, op. cit., pp. 139 ± 57, pp.
146 ± 7.
13 H. White, `Una vieja pregunta planteada de nuevo: es el arte de la
historiografía o
¿Ciencia?' en Rethinking History Journal, 4, 3 (2000), pp. 391 ± 406, p. 392.
14 FRAnkersmit, Representación histórica (de próxima aparición en
2002); `Responder a
Notas 73

Página 87
Profesor Zagorin ', History and Theory, 29, 3 (1990).
15 FR Ankersmit, «Respuesta al profesor Zagorin», ibid., P. 277.
16 Ibid., P. 278.
17 Ankersmit, Representación histórica.
18 Ibid.
19 Ibid.
20 H. White, Metahistory, op. cit., p. 433.
3 Comienzo de nuevo: en disposiciones desobedientes
1 E. Said, Representations of the Intellectual (Londres, Vintage, 1994), pág. 9.
2 Ibid., P. 46.
3 P. Hallward, "Introducción a A. Badiou", Ética: un ensayo sobre el inframundo
posición de Evil (Londres, Verso, 2001), p. viii.
4 Ibid., Px
5 Ibid., P. 42.
6 Ibid., P. 42.
7 J. Baudrillard, La ilusión del fin (Cambridge, Polity Press, 1994). Ver
especialmente los últimos dos (muy) cortos capítulos de Baudrillard en los que
líneas su nueva "poética de la historia".
8 Ibid., Pp. 120 ± 2.
9 ED Ermarth, `Más allá` `El sujeto '': individualidad en lo discursivo
Condition ', New Literary History, 31, 3 (2000), pp. 405 ± 20. Ermarth tiene
desarrolló sus ideas ± discutidas detalladamente en su Sequel to History: Post-
modernismo y la crisis del tiempo representacional (Princeton, Prince-
ton University Press, 1992) ± en varios lugares. Verla `Frase de tiempo:
La teoría del caos y los informes posmodernos sobre el conocimiento ', el tiempo
y el
Ciety, 4 (1995), pp. 95 \ rightarrow 100; `Tiempo y neutralidad: los medios de la
modernidad en
un mundo posmoderno ', Cultural Values, 1 (1998), pp. 355 ± 67. Ermarth tiene
escrito un ensayo intelectual / biográfico breve pero incisivo (Más allá de su
tory) para Rethinking History Journal, 5, 2 (2001), pp. 195 ± 215. Ermarth es,
Creo que es uno de los pocos escritores que toman el final de la modernidad.
da por hecho y que está interesado, sobre todo, en `las posibilidades de
escribiendo historias una vez que el aparato de consenso apoyando la modernidad
ha sido desmantelado? Esta pregunta me está involucrando actualmente. . . ' (Más
allá
Historia, p. 212).
10 V. Nabokov, Transparent Things (Londres, Weidenfeld y Nicolson,
1973), pp. 1 ± 2.
11 Ermarth, `Beyond` `The Subject '' ', op. cit., p. 417.
74 notas

Página 88
Ankersmit, F. 7, 40, 41, 46 ± 55, 73, 74
Badiou, A. 1, 62, 64, 74
Barthes, R. 1, 43, 73
Baudrillard, J. 1, 9, 17, 36, 40, 64 ± 6,
68, 72, 74
Beardsworth, R. 72
Bennington, G. 25, 26, 28, 72
Berkhofer, R. 42, 44, 73
Burke, S. 34, 39
Butler, J. 1, 21, 73
Caputo, J. 30
Carr, EH 16, 28
Cohen, S. 16, 17, 72
Critchley, S. 72
Danto, A. 39, 40, 73
De Certeau, M. 11
Derrida, J. 3, 7, 13, 14, 16, 17, 19 ± 31,
33, 34, 53, 61, 62, 64, 72
Domanska, E. 73
Elton, G. 57
Ermarth, ED 1, 12, 33, 66, 67, 68,
71, 74
Evans, R. 2, 57, 71
Foucault, M. 1, 17
Hallward, P. 47, 74
Hill, C. 56
Kearney, R. 72
Kellner, H. 73
Lacan, J. 46
Laclau, E. 4, 17, 71, 72, 73
Lorenz, C. 44, 73
Lyotard, JF 1, 17, 72, 73
Marwick, A. 2, 37, 71
Mouffe, C. 72
Munslow, A. 71
Nabokov, V. 66, 67, 74
Nagel, T. 54
Nietzsche, FW 12
Póster, M. 71
Quine, VO 49, 50
Robbe-Grillet, A. 12
Rorty, R. 59, 63
Roth, M. 36, 73
Said, E. 61, 74
Schama, S. 56
Stone, N. 56
Thompson, EP 57
West, C. 56
Blanco, H. 7, 33, 34, 37, 41, 43, 45, 46,
48, 56, 57, 73, 74
Zagorin, P. 72, 74
Zemon Davis, N. 5