Está en la página 1de 6

3.

La estrategia de recolección de datos

Una vez definido el problema de investigación, las hipótesis, el diseño de

investigación y seleccionada la muestra correspondiente, el siguiente paso en el proceso

de investigación consiste en la planificación del proceso de recogida de datos y la

selección de las técnicas más adecuadas, en función del problema, las características de

los datos y la metodología a utilizar. Evidentemente, esta obtención de datos de la

realidad será imprescindible para dar respuesta al problema de investigación planteado

en las fases iniciales del proceso. "Las estrategias son técnicas de investigación que

implican la interacción social del investigador, precisan del contacto cercano y directo

entre investigador e investigados, y de una relación flexible y cálida” (Rincón y Cols,

1995, p. 37).

3.1 La entrevista

Conversación que un periodista mantiene con una persona y que está basada en

una serie de preguntas o afirmaciones que plantea el entrevistador y sobre las que la

persona entrevistada da su respuesta o su opinión.

3.2 La observación

La Observación Científica consiste en examinar directamente algún hecho o

fenómeno según se presenta espontáneamente y naturalmente, teniendo un propósito

expreso conforme a un plan determinado y recopilando los datos en una forma

sistemática. Consiste en apreciar, ver, analizar un objeto, un sujeto o una situación

determinada, con la orientación de un guía o cuestionario, para orientar la observación.


3.3 El cuestionario

Los cuestionarios son una serie de preguntas ordenadas, que buscan obtener

información de parte de quien las responde, para servir a quien pregunta o a ambas

partes. Los cuestionarios son utilizados muchas veces como técnica de evaluación, o de

guía de investigación, o también para efectuar encuestas, donde se interroga sobre

determinadas “cuestiones” que se quiere averiguar.

3.4 Criterios y procedimientos de recolección de datos

• Empezar a recoger datos de la realidad quiere decir una organización de quien

se va a encargar de ese trabajo o misión.

• Después se debe llevar a cabo la necesaria coordinación con la realidad que

va autorizar y proporcionar la información.

• Luego se va a analizar cuanto tiempo se va a tomar para hacerlo dividiéndolo

en todo el tiempo que se dispone para la investigación y todos los pasos del proyecto de

investigación (sería muy conveniente poder hacer un cuadro de cronograma el cual se

divida las tareas y el tiempo disponible.

• Por último se procede a preparar o capacitar convenientemente a la persona

o equipo encargado para que puada cumplir sus tareas satisfactoriamente.

Para Urrutia (1983) “Las técnicas de recolección de información, son muy

variados y cada una de ellas tiene indicaciones y contraindicaciones derivadas de su

propia posibilidad instrumental así como de las condiciones en que se aplica” (p. 49).
3.5 Elaboración del instrumento de recolección de datos cuestionario

Primeramente, al llegar a este apartado de la tesis, ya el investigador debe tener

redactado y delimitado el planteamiento del problema y definido los objetivos

específicos de la investigación.

Se debe escoger el tipo preguntas del cuestionario que se va a utilizar (abiertas o

cerradas). A quien va dirigida (población y muestra) y aproximadamente cuantos ítems

va a contener.

Es importante señalar que si es un cuestionario con preguntas abiertas, deberás

analizar cada una de las respuestas obtenidas.

Si son preguntas cerradas, debes codificar las respuestas utilizando una tabla de

frecuencia y calculando el porcentaje de las respuestas. Te será fácil graficar y se verá

muy formal.

Es recomendable que sean cortos, un cuestionario muy largo el entrevistado se

aburre y quizás no lo termine de llenar.

3.5.1 Clasificación del instrumento de recolección de datos cuestionario para

investigaciones cuantitativas

De acuerdo a las características que posea, se manejan varias clasificaciones, me

enfocare de acuerdo al tipo de preguntas, que puede ser abierta, en la cual el encuestado

puede omitir su opinión y cerradas en la que debe seleccionar una opción de las

presentadas en el instrumento.
3.5.1.1 Preguntas abiertas

Son aquellas en las que el encuestado es libre de emitir un juicio o una opinión

de acuerdo con su criterio acerca de lo que se le interroga; de esta forma, no existe

ninguna limitación para la expresión de las ideas y opiniones, ni en profundidad ni en

temáticas.

3.5.1.2 Preguntas cerradas

Son aquellas que contienen opciones de respuesta previamente delimitadas. Son

más fáciles de codificar y analizar.

3.5.1.3 Preguntas cerradas dicotómicas

Las preguntas dicotómicas, sólo permiten dos opciones o posibles respuestas,

por lo general opuestas entre sí

3.5.1.4 Preguntas cerradas de alternativas múltiples

Presentan varias opciones entre las que el encuestado elige alguna; en la cual se

le coloca una lista de diversas respuestas.

3.5.1.5 Preguntas cerradas de gradación de Likert

Presentan opciones que se indica forma gradual las opiniones de cada respuesta;

por lo general se utilizan cinco grados o tipos de respuestas.

Las preguntas pueden ser mixtas, así es permitido que utilices más de una de las

diferentes variables de preguntas cerradas.


La encuesta es un instrumento utilizado para las investigaciones. Son sencillas

de aplicar, ya que puedes hacerlas llegar a la muestra de estudio utilizando diferentes

medios de comunicación y retirarlas posteriormente.

3.5.2 Pre test o prueba piloto

El pre test o prueba piloto de una encuesta es una actividad que forma parte del

diseño de un cuestionario de investigación. Una vez que el instrumento ha sido diseñado,

suele elegirse una pequeña muestra para probar su funcionamiento en el campo.

La utilización del pre test o prueba piloto resulta de mucho interés para el

aseguramiento de la validez de la encuesta, es decir, que ésta mida lo que tiene que medir.

En la prueba, las investigadoras/es pueden percatarse de si la redacción de las preguntas

es adecuada para una buena comprensión de las mismas por parte de las personas

entrevistadas. Igualmente, sirve para detectar valores inesperados de las variables, flujos

de presuntas erróneos, considerar si la duración del cuestionario es la adecuada o para

superar otras dificultades que pueden presentarse en el proceso de comunicación.

Algunos profesionales de la investigación por encuesta han defendido y

depositado su confianza en esta forma tradicional de pre test, afirmando, por ejemplo,

que: “no se necesitan más de 12-25 entrevistas para revelar las mayores dificultades y

debilidades que posee el cuestionario durante el pre test” (Sheatsley, 1983, p. 226) o

como especificó Sudman (1983): “unas 20-25 son suficientes para descubrir los

principales errores de un cuestionario” (p. 181).


Bibliografia
Urrutia, C. (1983). La investigación social. La práctica del trabajador social, 2.
Rincón, D., & Cols, Y. (1995). Técnicas de investigación social. Madrid: Ed. Dykinson.
Sheatsley, P. (1983). Questionnaire construction and item writing. En P. Rossi, J. Wright, &
A. Anderson (eds.), Handbook of Survey Research. San Diego, CA: Academic Press..
Sudman, S. (1983). Applied sampling. En P. Rossi, J. Wright, & A. Anderson (Eds.), Handbook
of Survey Research. San Diego, CA: Academic Press.