Está en la página 1de 65

Joseph Murphy

MaxiMice su potencial
Mediante el poder de su Mente
subconsciente para generar
riquezas y éxito

riqueza_y_exito.indd 3 08/09/11 10:45


Índice

Introducción a la serie . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5

Prólogo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21
capítulo uno
La llave maestra hacia la riqueza . . . . . . . . . . . . . . . . 27
capítulo Dos
Haga realidad su deseo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57
capítulo tres
Programar su subconsciente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67
capítulo cuatro
El maravilloso poder de la decisión . . . . . . . . . . . . . . 85
capítulo cinco
Las maravillas de una imaginación disciplinada . . . . 107
capítulo seis
No hay nada gratis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 123
capítulo siete
«¿Por qué me ha sucedido esto?» . . . . . . . . . . . . . . . . 143

riqueza_y_exito.indd 197 08/09/11 10:45


capítulo ocho
Las alabanzas: un camino hacia la prosperidad . . . . . 153
capítulo nueve
Por qué sus creencias le hacen rico o pobre . . . . . . . . 159
capítulo diez
La regla de oro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 169
capítulo once
Su futuro: el arte de mirar hacia delante . . . . . . . . . . 179
Acerca del autor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 187

riqueza_y_exito.indd 198 08/09/11 10:45


Prólogo

¿Se ha imaginado alguna vez cómo sería todo si fuese usted


rico y pudiera vivir una vida llena de lujos? La riqueza pa-
rece algo muy remoto para la mayoría de las personas, pero
aun así hay innumerables ejemplos a lo largo de la historia
de hombres y mujeres que, gracias a su propio esfuerzo, se
alzaron desde las profundidades de la pobreza hasta conse-
guir una gran riqueza.
¿Está usted destinado a ser pobre? Parafraseando a
Shakespeare, algunas personas nacen ricas, otras alcanzan
la riqueza y a algunas les es impuesta la riqueza. Hay algu-
nos afortunados con unos progenitores adinerados que les
dieron todo lo que el dinero podía comprar, pero muchas
de estas personas perdieron la fortuna de sus padres debido
a su mal juicio. Hay algunos a los que la riqueza les ha sido
impuesta mediante la lotería o a través de alguna ganancia
inesperada. No obstante, la mayoría no somos tan afortu-
nados. Para convertirnos en ricos debemos conseguirlo me-
diante nuestra inteligencia, diligencia, creatividad y com-

21

riqueza_y_exito.indd 21 08/09/11 10:45


promiso. Ninguno de nosotros está destinado a ser pobre.
La riqueza está a nuestro alrededor, y todo lo que necesita-
mos hacer para obtenerla es buscar y seguir el camino que
nos llevará hasta ella.
No hay nada incorrecto en el hecho de querer hacerse
rico. El deseo de prosperidad es, en realidad, el anhelo por
una vida más rica, plena y abundante, y ese anhelo es digno
de elogio. La gente que no quiere vivir en una mayor abun-
dancia es anormal, y las personas que no desean disponer
de suficiente dinero para comprar todo lo que quieren no
son normales.
¿Por qué estar satisfecho con justo lo suficiente para lle-
gar a fin de mes cuando puede disfrutar de las riquezas del
infinito? En este libro aprenderá a hacer amigos adinera-
dos, y siempre le sobrarán. Su deseo de ser rico es el deseo
de una vida más plena, feliz y maravillosa. Es un impulso
bueno (de hecho es muy bueno). Empiece a dar al dinero
su verdadera importancia. Es un símbolo de intercambio.
Representa la liberación de la necesidad, y puede propor-
cionar belleza, lujo, abundancia y refinamiento.
Una de las razones por las que muchas personas no tie-
nen dinero es que lo condenan silenciosa o abiertamente.
Se refieren al dinero como un «lucro obsceno», o creen
que «el amor por el dinero es la base de todos los males»
o falacias similares. Otra razón por la que no prosperan es
porque tienen un sentimiento artero y subconsciente de
que existe alguna virtud en la pobreza. Este sentimiento
puede tener su origen en la educación durante la infan-
cia, en la superstición y en una falsa interpretación de las
escrituras.
No hay ninguna virtud en la pobreza. Es una enferme-
dad como cualquier otro trastorno mental. Si estuviera fí-

22

riqueza_y_exito.indd 22 08/09/11 10:45


sicamente enfermo aceptaría que hay algo mal en usted y
buscaría ayuda o haría algo al respecto de inmediato. Del
mismo modo, si no dispone de dinero en su vida, hay algo
radicalmente incorrecto en usted. Debe emprender accio-
nes de inmediato.
Dios no quiere que viva usted en una chabola ni que
pase hambre. Dios quiere que sea usted feliz, próspero y
que tenga éxito. Dios siempre tiene éxito en sus empresas,
ya cree una estrella o un cosmos.
Despréndase de inmediato de todas las creencias supers-
ticiosas sobre el dinero. No considere el dinero como algo
maldito ni obsceno. Si lo hace, hará que tenga alas y que
se aleje volando de usted. Recuerde que pierde aquello que
condena.
Es perfectamente correcto que desee ser rico. Si es us-
ted un hombre o una mujer normal, no podrá evitarlo. Es
algo totalmente correcto programar el poder de su mente
subconsciente para mejorar sus condiciones económicas.
Es su deber para consigo mismo, para con Dios y para con
la humanidad, ya que el mayor servicio que puede prestar a
Dios y a la humanidad es dar lo máximo de sí mismo.
Hay ahora y habrá siempre algunas personas que acep-
tan la pobreza como su estado natural. No obstante, no
están condenados a vivir en ese estado, ya que hay herra-
mientas para ayudarles a superar la pobreza incrementando
su desarrollo y sus conocimientos.
Aquellos que conocen la vida comprenden la prime-
ra causa de la pobreza. Cuando nos fijamos más deteni-
damente vemos que hasta que la última persona con esta
mentalidad de la escasez no haya muerto, los pobres segui-
rán entre nosotros, ya que la profundidad de su mente y su
alma siguen considerándose pedigüeños.

23

riqueza_y_exito.indd 23 08/09/11 10:45


La segunda causa de la pobreza es la falsa educación del
pasado que, en lugar de acelerar la evolución de la huma-
nidad, ha servido para mantenerla esclavizada. Muchas re-
ligiones sostienen como parte de su dogma la enseñanza de
que la pobreza es una condición inevitable para la mayoría
de las personas. Predican que «los pobres siempre estarán
con nosotros». Algunas sectas incluso reivindican que para
muchos la pobreza está predestinada y que debería aceptar-
se como una forma de vida.
Algunos intérpretes de la espiritualidad predican que
ser pobre es ser espiritual: que es «más fácil que el camello
pase a través del ojo de una aguja que una persona rica
entre en el reino de los Cielos». Al creer esta mentira vi-
ven en la miseria, esperando y confiando en que, en algún
futuro lejano, se les conceda un cielo por su dolor. Según
algunas religiones, como las orientales, las personas naci-
das en la pobreza siempre vivirán en ella, con la esperanza
de que, si son obedientes y humildes, se reencarnarán en
su próxima vida en el seno de una casta superior con ma-
yor riqueza.
Estas antiguas obsesiones mantuvieron a la multitud su-
jeta férreamente durante siglos. Por raro que pueda parecer,
incluso ahora, en este siglo de iluminación, sigue habiendo
mucha gente que abraza de corazón esta falsa ilusión y que
sigue arrastrándose en la penuria y la desesperación, resis-
tiéndose a la apremiante fuerza de una revelación superior.
Hoy en día hay miles de personas pobres que siguen aferra-
das a esta antigua tradición procedente únicamente de un
falso ardor religioso y a la falta de autoestudio.
En este libro, el Dr. Joseph Murphy reexamina estos
conceptos y deja claro a sus lectores que la pobreza no es el
estado natural de la humanidad, y que, ciertamente, no es

24

riqueza_y_exito.indd 24 08/09/11 10:45


la voluntad de Dios. Le mostrará cómo, a través del pensa-
miento positivo, la meditación, la oración y la fe en su yo
dado por Dios, obtendrá el éxito en sus empresas, prospe-
ridad y riqueza.

dr. arthur r. pell


Editor

25

riqueza_y_exito.indd 25 08/09/11 10:45


Capítulo 1
La llave maestra hacia la riqueza

Todo el mundo y sus tesoros (el mar, el aire y la tierra) ya


estaban aquí cuando usted nació. Empiece a pensar en las
riquezas incalculables y no descubiertas que hay a todo su
alrededor, esperando a que la inteligencia que existe las sa-
que a la luz. Considere la riqueza como el aire que respira.
Adopte esa actitud mental. Emerson expresó esto de forma
sucinta cuando una mujer le preguntó cómo podía pros-
perar. La llevó al océano y le pidió que echara un vistazo.
Observó que el océano contiene una innumerable cantidad
de gotas de agua y una extraordinaria variedad de vida ma-
rina. Emerson sugirió que si consideraba también la rique-
za como un suministro infinito, siempre disfrutaría de ella
en abundancia.
Dese cuenta de que la riqueza es como una marea que
siempre asciende y desciende. Es una idea en su mente y
una actitud mental. Por ejemplo, un jefe de ventas me ex-
plicó que un socio suyo vendió una idea de un millón de
dólares para la expansión a una organización. También me
contó que hay más millonarios en EE.UU. en la actualidad
que en ningún otro momento en la historia de este país.

27

riqueza_y_exito.indd 27 08/09/11 10:45


Puede tener una idea que valga una fortuna: sí, puede.
Además, está usted aquí para liberar el esplendor que hay
en su interior y rodearse de lujo, belleza y las riquezas de la
vida. Aprenda que es necesario tener la actitud correcta ha-
cia el dinero, la salud, el alimento y la vestimenta. Cuando
de verdad haga amigos ricos, siempre tendrá abundancia de
riqueza. Es normal y natural que desee una vida más plena,
más rica, más feliz y más maravillosa. Considere el dinero
como una idea de Dios que mantiene la salud económica
de las naciones del mundo.
Cuando el dinero circula libremente en su vida, está us-
ted económicamente sano, de la misma manera que cuan-
do su sangre circula libremente, su organismo está sano.
Empiece ahora a tener en cuenta al dinero con la verdadera
importancia que tiene y su papel en la vida como símbolo
de intercambio. Eso es todo lo que es. Ha tomado muchas
formas a lo largo de la historia. Para usted, el dinero debería
significar el derecho a tener las necesidades básicas cubier-
tas. Debería significar belleza, lujo, abundancia, seguridad
y refinamiento. Tiene usted derecho a ello.
¿Están algunas personas destinadas o han sido escogidas
para disfrutar de las riquezas de este mundo mientras que
otras están destinadas a sufrir penurias y privaciones? En
realidad esto no es así en absoluto. El dinero es un resul-
tado claro del Poder Creativo y de la Presencia en nuestro
interior, que nos responde en cada momento dando lugar
a las condiciones y las circunstancias de nuestra vida diaria:
creando de acuerdo con los pensamientos más profundos
de nuestra mente subconsciente y con las meditaciones de
nuestro corazón.
Aquellos que disfrutan de la verdadera abundancia y la
prosperidad de la vida son aquellos que son conscientes del

28

riqueza_y_exito.indd 28 08/09/11 10:45


poder creativo de la mente y el pensamiento. Graban conti-
nuamente en su mente subconsciente ideas de abundancia
espiritual, mental y material (prosperidad y profusión), y
esa mente más profunda provoca automáticamente que la
abundancia se manifieste en su experiencia vital. La verda-
dera abundancia es la «ganancia honesta».
Ésta es la gran y universal ley de la vida: operativa y
eficaz para todos. Esto siempre ha sido verdad, y lo será
siempre. Nuestras creencias y opiniones asentadas profun-
damente y sinceras se convierten en nuestra experiencia vi-
tal. Si estamos convencidos de que vivimos en un universo
generoso, inteligente e infinitamente productivo (goberna-
do por un Dios amoroso), nuestra convicción se reflejará
en nuestras circunstancias y actividades.
Del mismo modo, si nuestra convicción principal es
que no somos dignos de una riqueza infinita, que estamos
condenados o destinados a permanecer sin ella y que la
riqueza es para los demás, esta convicción se reflejará en
nuestras circunstancias y actividades.
Las creencias son los principales determinantes de si so-
mos ricos o pobres en abundancia material. Las creencias
son la razón por la que «los ricos se vuelven más ricos y
los pobres más pobres». Los pensamientos en la abundan-
cia generan abundancia, y los pensamientos en la carestía
generan carestía. Sé que centrarse en la abundancia y la
riqueza cuando uno está sufriendo un problema de escasez
requiere un esfuerzo enorme. Requiere una creencia soste-
nida y continua de que la prosperidad llegará. No obstante,
la persona que practica este pensamiento disciplinado ob-
tendrá, inevitablemente, riqueza.
La expresión clave es pensamiento disciplinado. La disci-
plina de la mente empieza cuando estamos deseosos, dis-

29

riqueza_y_exito.indd 29 08/09/11 10:45


puestos y ansiosos por conocer la verdad. Debemos «re-
novar» nuestra mente: pensar de una forma nueva. Esto
requiere que examinemos y comprendamos nuestras creen-
cias y opiniones sinceras, además de nuestros ideales y as-
piraciones. Estos sueños se encuentran dentro del reino de
la posibilidad.
Ser pobre es una actitud. Por ejemplo, una mujer joven,
que era una escritora muy buena y a la que habían acepta-
do muchos artículos para su publicación, me dijo una vez:
«No escribo por dinero».
Le contesté: «¿Qué tiene de malo el dinero? Es cierto
que puede que tu única motivación para escribir no sea el
dinero, pero tus escritos son dignos de una compensación
monetaria. Lo que escribes inspira, anima y alienta a otros.
Cuando adoptes la actitud adecuada, el dinero vendrá
automáticamente a ti de forma libre y copiosa».
No obstante, y de hecho, a esta joven mujer le dis-
gustaba el dinero, y tenía la creencia subconsciente de
que existe alguna virtud en la pobreza. En una oca-
sión se refirió al dinero como lucro obsceno: una creen-
cia que imagino que se remontaba a su juventud, cuan-
do probablemente oyó decir a su madre o a alguien que
el dinero es malvado, o que el amor por el dinero es la
fuente de todo el mal. Es más bien al contrario: supone
una superstición flagrante decir que el dinero es malva-
do o que constituye un lucro obsceno y que la pobreza
es noble. Le expliqué que no hay maldad en el universo
y que el bien y el mal se encuentran en los pensamientos y
las motivaciones de las personas. Todo el «mal» procede de
las malas interpretaciones con respecto a la vida y a la mala
utilización de las leyes de la mente. En otras palabras, el
único mal es la ignorancia. Sería imprudente decir que el

30

riqueza_y_exito.indd 30 08/09/11 10:45


platino, la plata, el oro o un billete de un dólar son mal-
vados. ¡Qué absurdo, grotesco y estúpido es eso! Un trozo
de papel, como por ejemplo un billete de cien dólares, es
inocuo.
Esta mujer se dio cuenta de que su condena del dinero
provocaba que éste se alejara de ella en lugar de encaminarse
hacia ella, y decidió que modificaría su punto de vista con
respecto al dinero y que permitiría que una mayor canti-
dad entrara en su vida. Aquí tenemos la sencilla afirmación
que utilizó para incrementar su riqueza: «Mis escritos están
destinados a bendecir, curar, inspirar, elevar y dignificar la
mente y el corazón de los hombres y las mujeres. Me veo
compensada Divinamente de una forma maravillosa. Con-
sidero el dinero como una sustancia Divina, ya que todo
procede del Espíritu Único. Sé que la materia y el Espíritu
son uno. El dinero está circulando constantemente en mi
vida y lo uso inteligente y constructivamente. El dinero
fluye hacia mí libre, alegre e interminablemente. El di-
nero es una idea en la mente de Dios. Es muy bueno».
Ésa es una oración maravillosa. Erradica esa tontería su-
persticiosa de que el dinero es malvado, de que la pobreza
es virtuosa y de que el Señor ama a los pobres. Todas estas
creencias suponen una ignorancia espantosa, y eso es todo
lo que son. La nueva actitud de esta mujer joven con res-
pecto al dinero ha obrado maravillas en su vida. Sus ingre-
sos se triplicaron en tres meses, y eso supuso el inicio de
su prosperidad económica. Una actitud positiva respecto al
dinero también obrará maravillas en su vida.
El paso crucial a la hora de generar esta actitud positiva
es ceder su fidelidad, lealtad y confianza no a cosas creadas,
sino al Creador, a la Fuente Eterna de todo lo que hay en
el universo. Ésta es la Fuente de su propia respiración, su

31

riqueza_y_exito.indd 31 08/09/11 10:45


vida, el cabello que tiene en la cabeza y los latidos de su co-
razón (y la Fuente del Sol, de la Luna, de las estrellas y de la
Tierra sobre la que camina). En lenguaje bíblico, amar sig-
nifica ceder su fidelidad a esta Fuente de todas las cosas, que
es Dios: el Espíritu Viviente o Principio de la Vida en usted.
Desgraciadamente, incluso la gente más bienintencio-
nada malinterpreta la ley de la abundancia. Por ejemplo,
hace algunos años hablé con un pastor que tenía muchos
seguidores. Poseía un excelente conocimiento de las leyes
de la mente y podía impartir este conocimiento a otros,
pero nunca podía llegar a fin de mes. Racionalizaba su difí-
cil situación citando el Nuevo Testamento: «El amor por el
dinero es la fuente de todos los tipos de mal», olvidándose
de que más adelante en el mismo capítulo se dice que Dios
da riquezas a la gente de forma que puedan ayudar a otros.
En otras palabras: el pastor sacó fuera de contexto la afir-
mación de que el dinero es la fuente de todos los males. De
hecho, la Biblia impone a la gente dedicar su confianza o
su fe al Dios Viviente «que nos proporciona sobradamente
todo lo que necesitamos para disfrutar».
Le señalé a este pastor que estaba malinterpretando
completamente las escrituras al decir que unos trozos de
papel o de metal eran el mal cuando, de hecho, se trata
de sustancias neutras, ya que no hay nada malo ni bue-
no en ellas, sino que es el pensamiento lo que hace que
algo sea así. Empezó a ver todas las cosas buenas que con
más dinero podía hacer para su mujer, su familia y sus
feligreses. Modificó su actitud y se desprendió de su su-
perstición. Empezó a afirmar, valiente, regular y sistemá-
ticamente: «El Espíritu Infinito me revela formas mejores
de servir. Estoy inspirado e iluminado desde lo Alto, y
doy una transfusión Divina, una fe y una confianza en

32

riqueza_y_exito.indd 32 08/09/11 10:45


la Única Presencia y Poder a todos aquellos que me escu-
chan. Considero el dinero como una idea de Dios, y está
circulando constantemente en mi vida y en la de aquellas
personas que me rodean. Lo usamos con inteligencia, con
buen juicio y constructivamente bajo la orientación y la
sabiduría de Dios».
Este joven clérigo hizo un hábito de la repetición de esta
plegaria, sabiendo que activaría los poderes de su mente
subconsciente. En la actualidad tiene una hermosa iglesia,
un programa de radio y todo el dinero que necesita para su
vida personal y profesional. Le puedo asegurar que ya no
critica el dinero.
No ocurre nada malo con el dinero, nada en el mundo,
pero no es el único objetivo en la vida. Hacer que el dinero
sea el único objetivo en su vida constituiría un error o una
mala elección. No habría nada de malo en ello, pero que-
daría usted desequilibrado y torcido. Está usted aquí para
llevar una vida equilibrada. También debe reclamar paz, ar-
monía, belleza, orientación, amor, felicidad y plenitud en
todas las fases de su vida. ¿Cómo puede vivir hoy sin coraje,
fe, amor, buena voluntad y alegría en este mundo?
También debe expresar sus talentos ocultos y encon-
trar su verdadero lugar en la vida. Debe experimentar el
gozo de contribuir al crecimiento, la felicidad y el éxito de
otros, ya que todos estamos aquí para dar. Dele sus talen-
tos al mundo. Dios le dio todo. Dios se dio a Sí Mismo.
Usted tiene una tremenda deuda que pagar, ya que debe
todo lo que posee al Infinito; por tanto, está aquí para
dar vida, amor y verdad. Está aquí para remar en la barca,
colocar sus manos sobre la rueda y contribuir al éxito y
la felicidad no sólo de sus hijos, sino también de todo el
mundo.

33

riqueza_y_exito.indd 33 08/09/11 10:45


Mientras aplique las leyes de su subconsciente de la for-
ma adecuada, puede tener todo el dinero que quiera y se-
guir teniendo tranquilidad espiritual, armonía y serenidad.
Puede usted hacer mucho bien con su dinero. Puede usarlo
inteligente y constructivamente, igual que cualquier cosa
presente en la naturaleza.
Siga esta técnica que le voy a esbozar y nunca le faltará la
riqueza durante todos los días de su vida, ya que es la clave
secreta de la abundancia. El primer paso consiste en tener
claro en su mente que Dios o el Principio de la Vida es la
Fuente del universo, de las galaxias que hay en el espacio y
de todo lo que ve, incluidos las estrellas del cielo, las mon-
tañas, los lagos, los yacimientos de la Tierra, los océanos y
todos los animales y plantas. El Principio de la Vida le dio
origen a usted y a todos los poderes, cualidades y atributos
de Dios que hay en su interior, incluidas la energía, la vita-
lidad, la salud y la creatividad. Para Dios es fácil manifestar
la riqueza en su vida, al igual que lo es para esta Única
Fuente revelarse en forma de una brizna de hierba o un
copo de nieve. Llegue a la sencilla conclusión de que todo
lo que ve y todo aquello de lo que es consciente salió de la
Mente Invisible del Infinito, y que todo lo que se ha inven-
tado o creado procedió de Ella. Sepa también que la mente
humana y la mente de Dios son una, ya que sólo hay una
mente. Ésta es común a todas las personas. Todos somos
una entrada y una salida a todo lo que existe.
El segundo paso consiste en decidir grabar ahora mismo
en su mente subconsciente la idea de la riqueza. Las ideas
son transmitidas al subconsciente mediante la repetición,
la fe y la esperanza. Si se repite un patrón pensado o una
idea una y otra vez, éste se convierte en algo automático,
y su subconsciente se verá obligado a expresar la riqueza.

34

riqueza_y_exito.indd 34 08/09/11 10:45


Debe creer en aquello que está afirmando. No es palabre-
ría ni una afirmación ociosa. Debe creer en el poder de
sus palabras (al igual que cuando cree que al sembrar unas
semillas de flores en la tierra crecerán flores, y no maíz, ni
calabacines, ni rábanos). Las semillas son los pensamientos
que deposita en su mente subconsciente, y obtendrá exac-
tamente lo que plante.
Dese cuenta de que lo que está afirmando es como la
semilla de manzana que deposita en la tierra. Puede imagi-
narse la semilla pasando de su mente consciente a su mente
subconsciente y siendo reproducida en la pantalla del espa-
cio. Si riega y abona estas semillas acelera su crecimiento.
Sepa lo que está haciendo y por qué. Sepa que hay una
abundancia infinita en el Universo. ¿Puede contar las flores
que hay a lo largo de la carretera mientras conduce? ¿Puede
contar los granos de arena de la playa? ¿Puede contar las
estrellas del cielo?
El tercer paso consiste en repetir la siguiente afirma-
ción durante unos cinco minutos por la mañana y por la
tarde: «Ahora estoy grabando en mi mente subconsciente
la idea de la riqueza de Dios. Dios es la fuente de mi su-
ministro, y sé que Dios es el Principio de la Vida que hay
en mi interior, y sé que estoy vivo. Todas mis necesidades
son satisfechas en todo momento temporal y en cualquier
lugar del espacio. La riqueza de Dios fluye libre, alegre e
interminablemente en mi experiencia y doy gracias por
las riquezas de Dios que circulan para siempre en mi ex-
periencia vital».
Cuarto paso: cuando acudan los pensamientos de caren-
cias, como por ejemplo: «No puedo permitirme ese viaje»
o «No puedo pagar esa factura», invierta estas afirmaciones
negativas de inmediato en su mente diciendo: «Dios es mi

35

riqueza_y_exito.indd 35 08/09/11 10:45


suministro instantáneo y eterno, y esa factura es pagada
en el orden Divino». Si tiene un pensamiento negativo 50
veces en una hora, dele la vuelta cada vez pensando y di-
ciendo: «Dios es mi suministro instantáneo que satisface
esta necesidad justo ahora». Después de un tiempo, el pen-
samiento relativo a su carencia económica perderá toda su
fuerza y se encontrará con que su subconsciente está siendo
condicionado en pos de la riqueza. Si, por ejemplo, se fija
en un vehículo nuevo, nunca diga: «No puedo comprarlo»
o «No puedo permitírmelo». Su subconsciente interpretará
eso literalmente y bloqueará todo su bien. Por el contrario,
dígase a sí mismo: «Este vehículo está en venta. Es una idea
Divina y la acepto en el orden Divino a través del amor
Divino». Ésta es la llave maestra hacia la riqueza. Es impo-
sible que cualquier persona sincera practique esta técnica y
no disponga de toda la riqueza necesaria durante todos los
días de su vida.
Con la técnica anterior, pone en funcionamiento la ley
de la opulencia. Funcionará para usted además de para cual-
quier otra persona, ya que la ley de la mente no hace dis-
tinciones entre la gente. Sus pensamientos le hacen rico o
pobre. Escoja las riquezas de la vida aquí y ahora.
Conozco a un representante de ventas que usaba esta ley
de la mente para conseguir grandes éxitos. Este hombre era
un brillante licenciado universitario. Conocía sus produc-
tos muy bien. Trabajaba en un campo lucrativo, pero sólo
ganaba 10.000 dólares al año en comisiones. Su director de
ventas pensaba que tenía la capacidad de duplicar o triplicar
sus ventas y le derivó a mí para que le asesorara. Me explicó
que había nacido en un hogar sumido en la pobreza y que
sus progenitores le habían dicho que estaba destinado a ser
pobre. Su padrastro siempre le dijo: «Nunca llegarás a ser na-

36

riqueza_y_exito.indd 36 08/09/11 10:45


die. Eres tonto y estúpido». Estos pensamientos fueron acep-
tados por su mente impresionable, y estaba experimentando
su creencia subconsciente en sus carencias y limitaciones.
Le expliqué que podía modificar su mente subconscien-
te alimentándola con patrones dadores de vida. Le facilité
una sencilla afirmación para que la usara y le dije que no
debería negar, bajo ninguna circunstancia, lo que afirmaba,
ya que su mente subconsciente aceptaría lo que él creyese
de verdad. Afirmaba cada mañana, antes de ir a trabajar:
«He nacido para triunfar. He nacido para ganar. El Infinito
en mi interior no puede fracasar. La ley y el orden divinos
gobiernan mi vida. La paz divina llena mi alma y el amor
divino satura mi mente. La Inteligencia Infinita me guía
de todas las maneras. Las riquezas de Dios fluyen hacia mí
libre, alegre, eterna e inacabablemente. Estoy avanzando y
creciendo mental, espiritual, económicamente y del resto
de maneras. Sé que estas verdades se están asentando en
profundidad en mi mente subconsciente y sé y creo que se
manifestarán en forma de abundancia».
Unos años más tarde, cuando volví a ver a este joven,
supe que se había transformado. Había digerido las ideas
de las que habíamos hablado. Me dijo: «Ahora estoy valo-
rando la vida y me han sucedido cosas maravillosas. Este
año he tenido unos ingresos de 75.000 dólares: cinco ve-
ces más que el año pasado. He aprendido la sencilla ver-
dad de que aquello que grabe en la mente subconsciente
será eficaz y funcional en la vida». Este poder de la men-
te subconsciente también está en su interior. Su mente
subconsciente acepta sus convicciones, así que crea en la
riqueza y la abundancia de Dios, que están a su alrededor.
Hace poco conocí a un hombre que usaba el poder de
la mente subconsciente para quintuplicar sus ingresos. Ga-

37

riqueza_y_exito.indd 37 08/09/11 10:45


naba 40.000 dólares al año trabajando en un banco, lo que
resultaba bastante satisfactorio, pero quería conseguir más
dinero para su mujer y sus hijos. Hizo una práctica del
hecho de afirmar: «Dios es mi suministro instantáneo. Soy
guiado de forma Divina de todas las maneras. El Espíritu
Infinito abre una puerta nueva». Me explicó que le surgió
una oportunidad unos meses antes y que ahora trabaja a
comisión en un departamento de ventas. Tuvo la suficien-
te fe en sí mismo para abandonar su trabajo seguro en el
banco y avanzar. Ahora gana 200.000 dólares al año. Pue-
de hacer grandes cosas, y él y su familia están disfrutando
de una vida maravillosa.
La riqueza era una idea en su mente, y todo aquello en
lo que usted se fija es una idea. Una radio es una idea. Una
televisión es una idea. Cualquier cosa que pueda desear es
una idea que puede hacer que fructifique en su vida.
Utilice la siguiente meditación para que le dé seguridad
y para conseguir riqueza económica:

Sé que mi fe en Dios determina mi futuro. Mi fe


en Dios significa mi fe en todas las cosas buenas. Ahora
me uno a ideas ciertas y sé que el futuro será la imagen
y la representación de mi forma habitual de pensar. De
la forma en que piense en mi corazón o mi subcons-
ciente, así seré yo. Desde este momento en adelante, mis
pensamientos estarán en aquello que sea cierto, justo,
encantador y bueno. Medito, noche y día, en estas co-
sas, y sé que estas semillas, que son pensamientos en los
que suelo morar, se convertirán en una buena cosecha
para mí. Soy el capitán de mi alma y soy el amo de mi
destino.

38

riqueza_y_exito.indd 38 08/09/11 10:45


Las oraciones y las afirmaciones no tienen el objetivo de
cambiar o influir en Dios o en el Espíritu Viviente. Dios es
el mismo ayer, hoy y siempre. Usted no cambia a Dios, sino
que se alinea mentalmente con lo que siempre ha sido ver-
dad. Usted no crea armonía: ésta es. No crea usted amor:
Dios es amor, y el amor de Dios está en su interior. Usted
no crea paz: Dios es paz, y Éste habita en su interior, pero
debe reivindicar que la paz de Dios inunda su mente. Debe
afirmar que la armonía de Dios está en su hogar. La armo-
nía está en su cartera, en su negocio y en todas las fases de
su vida. Todo lo bueno está disponible para cada uno de
nosotros. Nuestras plegarias y afirmaciones son con el ob-
jetivo de llevar a nuestra propia mente al punto en el pode-
mos aceptar los dones que nos fueron concedidos desde el
principio de los tiempos, ya que Dios es el dador y el don.
La utilización por parte de una persona del principio
orientador de Dios determina si alcanzará la prosperidad.
Por ejemplo, si envía a dos geólogos a Utah para que bus-
quen metales preciosos, puede que uno busque durante
años y no encuentre nada, mientras que quizás el otro halle
una veta de uranio o de plata en ese mismo territorio en
tan sólo cinco minutos. ¿Dónde estaba la riqueza? Estaba
en la mente de la segunda persona, que creía en el principio
orientador. La otra persona no encontró nada, pese a que
estaba justo ahí.
El principio orientador también le conducirá a usted ha-
cia las cosas preciosas que busca. No tiene por qué trabajar
con condiciones, sino que sólo necesita trabajar en usted
mismo. El único lugar en el que puede curar las carencias
y las limitaciones es en su propia mente. Su mundo es un
reflejo exacto de su estado mental interior. Pida lo que pida
cuando rece, crea que lo ha recibido y lo obtendrá. Esta

39

riqueza_y_exito.indd 39 08/09/11 10:45


creencia es la base de toda oración exitosa, ya sea para la
curación de nuestro cuerpo o para conseguir la prosperi-
dad, el éxito y logros. Una vez que convenza a su mente
más profunda de que tiene aquello que quiere, hará que eso
suceda inmediatamente.
Podría usted preguntarme: «¿Cómo puedo convencer a
mi mente más profunda, a mi subconsciente, de que dis-
pongo de riquezas o de cualquier otra cosa buena cuando
mi sentido común me dice que las facturas se están acumu-
lando, los acreedores me persiguen, el banco está llamán-
dome debido a que no pago la hipoteca, etcétera?» Si sigue
pensando en las deudas y las obligaciones y en todo lo que
debe, no hará sino magnificar su sufrimiento; pero existe
una verdad sobre las leyes de su mente: su mente más pro-
funda acepta como hecho cualquier cosa que le repita con
la frecuencia suficiente en un tono convincente.
Cuando aprendió a caminar, no tenía duda alguna de
que no importaba cuantas veces se cayera, ya que acaba-
ría aprendiendo a caminar sin tropezar. Su subconsciente
aceptaba lo que creía y usted aprendió a andar. El mis-
mo principio se aplica a la hora de rezar para obtener ri-
queza y otras cosas. Una vez que su subconsciente acep-
te una afirmación sobre su creciente riqueza como si fuera
un hecho, procederá a hacer todo lo posible para hacerle
llegar la abundancia. Ése es todo el objetivo de su afir-
mación: convencerse de la certidumbre de aquello que
afirma. Entonces, su mente más profunda hará que estas
cosas sucedan.
Una mujer que acudió a mi despacho malinterpretó la
aplicación de la ley de la atracción. Me explicó: «Oh, al-
guien me aportó una afirmación que decía: “Ahora soy rica
y próspera. Tengo éxito y soy muy rica”. Esa afirmación me

40

riqueza_y_exito.indd 40 08/09/11 10:45


hizo ser mucho más consciente de mi necesidad». Desgra-
ciadamente, había creído más en la pobreza y las carencias
que sufría que en las riquezas que había a su alrededor.
Le expliqué: «Debe alejarse de ese patrón y cambiar y
modificar aquello en lo que cree. Su subconsciente acepta
aquello en lo que usted cree. Mire a su alrededor. Dese
cuenta de que Dios la creó a usted y a todo el mundo. Es
un espíritu invisible que hay en su interior. Creó los latidos
de su corazón, el aire que respira, el agua que bebe y el ali-
mento que consume. Por tanto, aléjese de los pensamientos
de limitación, vuélvase hacia su interior y diga: “Reconozco
a la Fuente Eterna que me aporta lo que necesito. Dios es
la fuente de mis suministros. Todas mis necesidades (espi-
rituales, mentales y materiales) son satisfechas en cada mo-
mento temporal y en cada punto del espacio. La riqueza de
Dios está circulando por mi vida y siempre hay excedentes.
Día y noche avanzo y crezco espiritualmente de todas las
formas”».
Empezó a darse cuenta de la Fuente del océano infinito
de los suministros, del cabello de su cabeza, de la hierba, del
heno que hay en el campo, de las reses y de mil colinas. Se
alineó con esta Fuente y se dio cuenta de que estaba escri-
biendo en su mente subconsciente la idea de la riqueza,
el crecimiento y la prosperidad. Cambió su creencia en la
pobreza, que era una creencia falsa, por una creencia en las
inagotables riquezas que había a su alrededor.
¿Acaso no sabe que se pudre suficiente fruta en los tró-
picos como para alimentar a toda la humanidad? La na-
turaleza es espléndida, derrochadora y generosa. Dios le
proporcionó abundancia de todas las cosas para que las
disfrutara. Hasta este momento no ha pedido usted nada:
ahora pida que su gozo sea pleno. En la Biblia, pedir es rei-

41

riqueza_y_exito.indd 41 08/09/11 10:45


vindicar. Usted lo reclama valientemente, pero sabe lo que
está haciendo y por qué lo está haciendo. Si tiene muchas
deudas y obligaciones y muchas facturas que pagar, no se
preocupe por ellas. Recuerde al granjero que dijo: «No
me preocupan las malas hierbas. Los cereales están cre-
ciendo y matarán a todas las malas hierbas». Eso es lo que
le dice el granjero. Del mismo modo, mientras se centra
en sus bienes y en la Fuente Eterna de su suministro (ya
sea mental, espiritual o económico), vuélvase hacia ella y
dele gracias por el suministro inagotable, y entonces las
malas hierbas morirán. Los pensamientos sobre las caren-
cias y las limitaciones morirán en usted y Dios multipli-
cará sus bienes infinitamente.
Traiga alegría a su vida. Rece por la alegría reclamándo-
la. «La alegría del Señor es tu fuerza», dice la Biblia. Repí-
tase esto y al cabo de un rato se sorprenderá de lo que le su-
cede a su torrente sanguíneo y a su circulación general. No
siga analizando los problemas ni apriete los dientes debido
a ellos. Simplemente sepa que la alegría es el espíritu y la
expresión de la vida. No trabaje como una mula para con-
seguir la felicidad. En esta técnica terapéutica mental y es-
piritual no se utilizan la fuerza de voluntad ni los músculos.
Simplemente sepa y reivindique que la alegría del Señor
fluye a través de usted ahora y que le sucederán maravillas
mientras reza. La libertad y la tranquilidad espiritual serán
suyas. Si tiene tranquilidad espiritual dispondrá de alegría
en su cartera, su hogar y su relación con las personas, ya
que la paz es el poder en el corazón de Dios.
Una mujer me habló de su experiencia con la oración
afirmativa. Me dijo: «Estaba bloqueada económicamente.
Había llegado a un punto en que no tenía suficiente dine-
ro para comprar comida para mis hijos. Todo lo que tenía

42

riqueza_y_exito.indd 42 08/09/11 10:45


eran 5 dólares. Los tomé en mi mano y dije: “Dios multi-
plicará esto infinitamente de acuerdo con su riqueza y su
gloria, y ahora yo estoy repleta de las riquezas del Infinito.
Todas mis necesidades son satisfechas ahora y todos los días
de mi vida”».
La mujer decía que repetía su afirmación durante una
media hora y que advertía una gran sensación de paz. «Gas-
té libremente los cinco dólares en comida –explicaba– y
el propietario de la tienda me preguntó si quería trabajar
allí como cajera, ya que su cajera anterior acababa de dejar
el puesto. Acepté el trabajo y al poco tiempo me casé con el
propietario, mi jefe, y estamos experimentando todas las
riquezas de la vida».
Esta mujer dirigió su mirada hacia la Fuente y creyó
en su afirmación. No eran simplemente palabras vanas.
Ella no sabía cómo recibiría respuesta su plegaria, ya que
uno nunca puede saber cómo funciona el subconsciente,
pero creía, desde lo más profundo de su corazón, en las
bendiciones del Infinito. Sus bienes aumentaron y se mul-
tiplicaron infinitamente porque el subconsciente siempre
magnifica aquello a lo que usted presta atención.
No se ganará la atención de Dios mediante repeticiones
vanas. Debe saber lo que está haciendo y por qué lo está ha-
ciendo. Debe saber que su mente consciente es un bolígrafo,
y que usted está escribiendo o grabando algo en su mente
subconsciente. Aquello que imprima en su mente subcons-
ciente se expresará en la pantalla del espacio. Nacerá como
una forma, una experiencia y eventos (buenos o malos). Por
tanto, asegúrese de plantar lo que es encantador y bueno.
Hay una Presencia y un Poder en su interior, y puede
usarlo. Entonces podrá despertar el don de Dios en su in-
terior, ya que Dios es el dador y el don, y todo le ha sido

43

riqueza_y_exito.indd 43 08/09/11 10:45


concedido a usted. Por tanto, puede sintonizar y reclamar
orientación, acciones correctas, belleza, amor, paz, abun-
dancia y seguridad. Puede decirse a sí mismo: «Las ideas de
Dios se despliegan en mi interior aportándome armonía,
salud, paz y alegría». Si se dedica a los negocios o si es un
artista o inventor, simplemente siéntese tranquilamente y
diga: «Dios me revela nuevas ideas creativas y maravillosas
que bendicen a la humanidad de maneras innumerables».
Luego observe cómo acuden a usted ideas maravillosas. Y
acudirán, porque cuando usted llama, la Fuente responde.
Recuerde lo que dice la Biblia: «Invócame y te responderé.
Estaré contigo en los momentos malos. Te colocaré en lo
Alto porque has conocido mi nombre».
La naturaleza de la Inteligencia Infinita es la recepti-
vidad. Llame y la respuesta acudirá. Afirme, sienta y crea
constantemente que Dios multiplica sus bienes y se verá
enriquecido durante todos los momentos del día espiritual,
mental, intelectual y socialmente. No hay un final a la glo-
ria de la vida cotidiana. Observe las maravillas que surgirán
mientras graba estas verdades en su mente subconsciente.
Mientras lee estas palabras, permita que estas verdades pe-
netren en profundidad en su subconsciente. Las está gra-
bando. Cuanto más frecuentemente haga esto, más rápida-
mente impregnará su mente más profunda y experimentará
un futuro glorioso.
Observe sus pensamientos. Nunca hable de las ca-
rencias ni de las limitaciones económicas. Nunca ha-
ble acerca de ser pobre o de estar necesitado. Es muy
insensato hablar a sus vecinos o a sus familiares de los
tiempos difíciles, los problemas económicos y asuntos
similares. Dé las gracias por lo que tiene y empiece a
tener pensamientos prósperos. Hable acerca de las ri-

44

riqueza_y_exito.indd 44 08/09/11 10:45


quezas Divinas presentes por doquier y dese cuenta de que
el sentimiento de riqueza produce riqueza. Cuando ha-
bla acerca de no tener suficiente para subsistir y cómo
debe recortar gastos y comer la carne más barata, sólo
se está empobreciendo usted mismo. Utilice el dinero
libremente. Déjelo ir con alegría y dese cuenta de que
la riqueza de Dios fluye hacia usted en forma de avalan-
chas de abundancia.
Mire hacia la Fuente. La respuesta llegará mientras vuel-
ve su mirada hacia la Presencia Divina que hay en usted.
Está escrito: Dios se preocupa por usted. Se encontrará con
vecinos, desconocidos y socios que se sumarán a sus bienes
y también a su suministro de cosas materiales. Haga que
para usted sea una práctica habitual rezar para obtener la
orientación divina en todas sus acciones, y crea que Dios, o
la Inteligencia Suprema, está satisfaciendo todas sus necesi-
dades de acuerdo con Sus riquezas en la gloria. Afirme eso
con valentía. Venga al trono de la gracia.
La gracia, cuando eliminamos su mística, es simplemen-
te el reflejo ordenado de su forma habitual de pensar y de
su imaginación. En otras palabras: es la Inteligencia Su-
prema que responde a su pensamiento y su imaginación
conscientes. Por tanto, rece para obtener la orientación di-
vina en todas sus acciones. Mientras hace que esta actitud
mental se convierta en un hábito, se encontrará con que
la ley invisible de la opulencia puede, y de hecho dará lugar, a
riquezas visibles para usted.
Recientemente, una doctora ha explicado que su plega-
ria constante era la siguiente: «Vivo esperando alegremen-
te lo mejor e, invariablemente, lo mejor acude a mí». Dijo
que su versículo favorito de la Biblia era: «Él nos da a todos
la vida y el aliento y todas las cosas». Ha aprendido que no

45

riqueza_y_exito.indd 45 08/09/11 10:45


depende de las personas para obtener alegría, salud, éxito,
felicidad o tranquilidad espiritual. Se fija en el Espíritu
Viviente Todopoderoso que hay en su interior en busca de
ascensos, logros, riqueza, éxito y felicidad. También puede
fijarse en los ascensos, el éxito y los logros, y el espíritu del
Todopoderoso actuará en su favor, obligándole a expresar
plenamente aquello en lo que medita. Ahora déjelo ir y
permita que el Ser Infinito le abra nuevas puertas y que
permita que las riquezas y las maravillas entren en su vida.
Al rezar, evite el forcejeo y la tensión. No intente forzar
las cosas. ¿Puede hacer que crezca una semilla?: no. Plántela
en la tierra y crecerá. El roble está en la bellota y el manzano
en la semilla de la manzana. El arquetipo del patrón está en
la semilla, pero debe depositarla en la tierra, donde experi-
mentará una transformación y legará toda su energía a otra
forma de ella misma. Cuando una persona con una mente
espiritual observa una bellota, ve un bosque.
Su mente consciente tiene tendencia a fijarse en el esta-
do externo y tiende a batallar y resistirse continuamente. Si
está preocupado, tiene miedo y está ansioso, inhibe lo bue-
no que hay en usted y provoca bloqueos, demoras e impe-
dimentos en su vida. Recuerde, no obstante, que es la men-
te tranquila la que logra llevar a cabo las cosas. Tranquilice
su cuerpo periódicamente; dígale que se quede quieto y
relajado. Tiene que obedecerle. Su organismo no posee una
inteligencia autoconsciente, volición ni voluntad. Se mue-
ve cuando le dicen que se mueva. Puede tocar una melodía
de Dios en su cuerpo. Cuando su mente consciente está
tranquila y receptiva, la sabiduría de su subconsciente as-
ciende a la mente superficial y usted obtiene su solución.
Una esteticista me explicó que el secreto de su éxito era
tranquilizar su mente a diario y rezar. Cada mañana, antes

46

riqueza_y_exito.indd 46 08/09/11 10:45


de abrir su salón de belleza, pasaba un período de tranqui-
lidad en el cual afirmaba: «La paz de Dios llena mi alma.
El amor de Dios satura todo mi ser. Dios me guía, me hace
prosperar y me inspira. Estoy iluminado desde lo Alto. Este
amor curativo fluye desde mí hacia todos mis clientes. El
amor divino llama a mi puerta. El amor divino sale por
mi puerta. Todos los que acuden a mi salón de belleza son
bendecidos, curados e inspirados. La Presencia Curativa
Infinita satura todo el lugar. Éste es el día que el Señor ha
creado, y me regocijo y doy gracias por las innumerables
bendiciones que les llegan a mis clientes y a mí misma».
Tiene esta oración escrita en una cartulina y reitera estas
verdades cada mañana. Por la noche da gracias por todos
sus clientes, afirmando que se ven guiados y son prósperos,
felices y armoniosos, y que Dios, en Su amor, fluye a través
de cada uno de ellos, llenando todos los recipientes vacíos
que hay en su vida. Me dijo que, después de rezar de esta
forma durante tres meses, tenía muchos más clientes de
los que podía atender. Tuvo que contratar a tres esteticistas
más. Había descubierto las riquezas de la oración eficaz y
está prosperando más que en sus mejores sueños.
Conocía a otra pareja que utilizaba la oración afirmativa
para salvar su matrimonio. El marido, que era jefe de ven-
tas, me dijo que le habían despedido porque bebía dema-
siado en su trabajo y porque tenía una aventura con una de
las secretarias de la oficina. Estaba muy disgustado, abatido
y preocupado por su mujer, sus ingresos y su futuro.
Al hablar con su mujer más adelante, descubrí que era
una gruñona crónica y había intentado, sin éxito, dominar
y controlar a su esposo. Era anormalmente celosa y muy
posesiva. Controlaba sus horarios cada tarde y le monta-
ba una escena si no estaba de vuelta en casa a cierta hora.

47

riqueza_y_exito.indd 47 08/09/11 10:45


El esposo era emocional y espiritualmente inmaduro y no
llevaba el asunto en absoluto de forma constructiva. Le
irritaban enormemente sus críticas y se vengó bebiendo y
teniendo una aventura con otra mujer. Me dijo: «Simple-
mente quería dejar las cosas igualadas con ella».
Ambos estuvieron de acuerdo en que hacen falta dos
para sacar adelante un matrimonio, y que también ha-
cen falta dos para que prospere. Si un esposo y su mujer
acuerdan que haya prosperidad y éxito, prosperarán. Dis-
pondrán de todo el dinero que necesiten para hacer lo que
quieran cuando quieran hacerlo; y cuando usted tiene toda
la riqueza que necesita para hacer lo que quiera cuando
quiera hacerlo, es usted tan rico como Rockefeller. Ambos
acordaron iniciar un proceso de oración, dándose cuenta
de que mientras rezaban el uno por el otro, no podía existir
ninguna amargura, hostilidad ni resentimiento, ya que el
amor divino elimina cualquier cosa que no se le parezca.
Ella rezaba por la mañana y por la tarde de la siguien-
te manera: «Mi esposo es un hombre de Dios. Lo que él
busca le busca a él. El amor divino llena su alma. La paz
divina llena su mente y su corazón. Ha prosperado de todas
las maneras: espiritual, mental, económica y socialmente.
Avanza de día y de noche de todas las maneras, ya que la
propia vida es crecimiento. Hay armonía, paz, amor y com-
prensión entre nosotros. Es la acción divina correcta y la
paz divina que funciona en nuestras vidas».
Él rezaba por su mujer por la noche y por la mañana de la
siguiente forma: «Mi mujer es hija de Dios. Es hija del Infini-
to, hija de la Eternidad, y está escrito: Dios se preocupa por
ella. El amor, la paz, la armonía y la alegría divinos fluyen
a través de ella en todo momento. Es guiada divinamente
y ha prosperado en todos sus caminos. Hay armonía, paz,

48

riqueza_y_exito.indd 48 08/09/11 10:45


amor y comprensión entre nosotros. Saludo a la divinidad
que hay en ella, y ella saluda a la divinidad que hay en mí».
Al relajarse y tranquilizarse los dos con respecto a la si-
tuación, se dieron cuenta de que sólo podía resultar el bien.
Al poco tiempo él recibió una llamada telefónica del presi-
dente de la compañía, que había oído que se había recon-
ciliado con su esposa. Al mismo tiempo, éste le elogió por
sus logros y éxitos pasados. De hecho, la mujer del jefe de
ventas había ido a ver, sin que él lo supiera, al presidente de
la compañía y le había explicado toda la historia: lo felices
que eran ahora y cómo la otra mujer había desaparecido
de la vida de su marido. Le comentó que ahora estaban
rezando juntos. El presidente quedó impresionado y de-
cidió volver a contratar a su antiguo empleado. La pareja
descubrió las riquezas de la oración científica y vio que su
vida en matrimonio se tornó feliz y próspera.
Puede saber si ha tenido éxito en la oración por la forma
en la que se siente. Si permanece preocupado o nervioso,
o si se está preguntando cómo, cuándo y a través de qué
fuente vendrá su respuesta, está entrometiéndose y blo-
queando su oración. Esto indica que no confía realmente
en la sabiduría de su subconsciente. Evite fastidiarse a sí
mismo durante todo el día, o incluso de vez en cuando.
Cuando piense en su deseo, es importante la delicadeza.
Recuerde que la Inteligencia Infinita está ocupándose de
ello en el orden divino mucho mejor de lo que podría ha-
cerlo usted usando su mente consciente.
Por ejemplo, si dice: «Necesito 5.000 dólares para el día
15 del próximo mes» o «El juez debe tomar una decisión
a principios de mes o perderé mi casa», está usted generan-
do miedo, ansiedad y tensión. ¿Qué provocará eso?: traerá
consigo bloqueos, demoras, impedimentos y dificultades

49

riqueza_y_exito.indd 49 08/09/11 10:45


en su vida. En lugar de ello, acuda siempre a la Fuente.
Recuerde que la paz y la confianza serán su fortaleza. Vaya
a un lugar de reposo absoluto en su mente y dígase a sí mis-
mo: «Se hará en mí según lo que crea. Todas las cosas están
listas si la mente lo está. Según sea mi fe, así me sucederá.
La luz de Dios brilla en mi interior. La paz del Dios Eterno
llena mi alma. En la tranquilidad y la confianza estará mi
fortaleza. Dios me dio con abundancia todas las cosas para
que las disfrutara. Con Dios todo es posible».
Lea un salmo, como el 23 o el 91, y repáselo tranquila,
reposada y amorosamente. Llegará a un punto de reposo
y paz en su mente. Se dará cuenta de que Dios nunca lle-
ga tarde y que Él es su fuente de suministro instantánea y
eterna, que le orienta y le dirige, revelándole todo lo que
necesita saber y abriéndole la puerta. Sabrá que las riquezas
de Dios están circulando por su vida y que siempre hay
excedentes. Cuando acuda a la Fuente, el camino estará
abierto, el amanecer aparecerá y las sombras desaparecerán;
pero no obtendrá una respuesta preocupándose y teniendo
miedo. Esto no haría sino atraer más carencias y mayores
dificultades. Habite, por tanto, en las verdades de Dios,
como por ejemplo: Dios es paz absoluta, armonía total, sa-
biduría ilimitada e inteligencia infinita. Dios es el que vive
por siempre, el completamente sabio, el que todo lo sabe,
el que se autorrenueva y la fuente de todas las bendiciones.
Esta práctica tranquilizará su mente y le aportará paz;
y cuando la mente está en paz, obtiene respuesta. En la
tranquilidad y la confianza estará su fortaleza, y Dios co-
noce sólo la respuesta. Por tanto, aprenda a no aferrarse y a
relajarse. No dé poder a los aspectos externos o a las condi-
ciones: en lugar de ello, dé poder y su fidelidad al Infinito,
a la Presencia y al Poder que hay en su interior.

50

riqueza_y_exito.indd 50 08/09/11 10:45


Cuando busque la riqueza, la prosperidad, el éxito o una
curación espiritual, sienta que está inmerso en la Sagrada
Omnipresencia, como si estuviera en el océano o en una pis-
cina, y dese cuenta de que el Río Dorado de la vida, el amor,
la verdad y la belleza está fluyendo a través de usted ahora,
transformando todo su ser en un patrón de armonía, amor,
paz y abundancia. Siéntase nadando en el gran océano de la
vida. Esa sensación de unicidad le restablecerá.
La siguiente meditación traerá muchas cosas maravillo-
sas a su vida. Diga:

Estas verdades están profundizando en mi mente sub-


consciente. Las imagino yendo desde mi consciente hasta
mi subconsciente como semillas que deposito en la tie-
rra. Sé que yo creo mi propio destino. Mi fe es en el Ser
Infinito, que creó todas las cosas, y mi fe en Dios es mi
fortuna. Esto significa una fe perdurable en todas las
cosas buenas. Vivo en la feliz esperanza en lo mejor, y
sólo acude a mí lo mejor. Conozco la cosecha que reco-
lectaré en el futuro porque todos mis pensamientos son
pensamientos de Dios. El poder de Dios está con mis
pensamientos de bien. Mis pensamientos son las semillas
de la bondad, la verdad, la belleza y la abundancia.
Ahora coloco mis pensamientos de amor, paz, alegría,
éxito, abundancia, seguridad y buena voluntad en el
jardín de mi mente. Éste es el jardín de Dios. La glo-
ria y la belleza de Dios se expresarán en mi vida, y sé
que mi jardín producirá una cosecha abundante. Desde
este momento en adelante expreso vida, amor y verdad.
Estoy y soy radiantemente feliz y próspero en todas mis
acciones y Dios multiplica mis bienes infinitamente.

51

riqueza_y_exito.indd 51 08/09/11 10:45


Nunca tenga envidia ni celos de la riqueza, los ascensos
o las joyas de otra persona, ya que eso le empobrecería.
Los celos atraerían hacia usted a las carencias y las limita-
ciones. En lugar de ello, regocíjese por su éxito y prospe-
ridad y deséeles mayores riquezas, ya que lo que le desee
a otro lo está deseando para usted mismo. Cuando piensa
de forma positiva en la otra persona, crea abundancia en
su propia mente, su organismo, su experiencia y su car-
tera. Ésta es la razón por la que necesita regocijarse por
el éxito y la prosperidad que tienen millones de personas.
Para prosperar de verdad es necesario que se convierta en
un canal a través del cual el Principio de la Vida fluye
libre, armoniosa, alegre y amorosamente.
Un hombre joven que me consultó había experimenta-
do un complejo de pobreza durante muchos años, pero no
había recibido respuestas a su plegaria. Había rezado para
obtener prosperidad, pero el miedo a la pobreza pesaba en
su mente. Naturalmente, atraía más carencias y limitacio-
nes que prosperidad.
Después de hablar conmigo empezó a darse cuenta de
que cada pensamiento es creativo a no ser que se vea neu-
tralizado por un pensamiento opuesto de mayor intensi-
dad. Además, se percató de que sus pensamientos y sus
creencias sobre la pobreza eran mayores que su creencia en
las riquezas infinitas que había a todo su alrededor. Como
consecuencia de ello modificó sus pensamientos y los man-
tuvo cambiados. Le escribí una oración para la prosperidad
que aparece a continuación. Le beneficiará:

Sé que sólo hay Una Fuente, el Principio de la Vida


o el espíritu Viviente, a partir del cual fluyen todas las
cosas. Él creó el universo y todas las cosas contenidas en

52

riqueza_y_exito.indd 52 08/09/11 10:45


él. Yo soy un punto focal de la Presencia Divina. Mi
mente está abierta y receptiva. Soy un canal sin restric-
ciones para la armonía, la belleza, la orientación, la
abundancia y las riquezas del Infinito. Sé que la rique-
za, la salud y el éxito se liberan desde el interior y que
aparecen en el exterior. Ahora estoy en armonía con las
riquezas infinitas del interior y el exterior y sé que estos
pensamientos están profundizando en mi mente sub-
consciente y que se reflejarán en la pantalla del espacio.
Les deseo a todos todas las bendiciones de la vida. Estoy
abierto y receptivo a las riquezas divinas (espirituales,
mentales y materiales) y fluyen hacia mí en avalanchas
de abundancia.

Este joven centró sus pensamientos en las riquezas de


Dios en lugar de en la pobreza. Hizo que fuera un argu-
mento especial no negar nunca lo que afirmaba. Muchas
personas rezan por la riqueza y luego la niegan una hora
más tarde. Dicen: «No puedo permitirme esto. No puedo
llegar a fin de mes». Están ridiculizando su plegaria. Son
como el hombre que se mete en un taxi en Nueva York, que
va hacia el aeropuerto y a mitad de camino le dice al taxista:
«Oh, lléveme de vuelta a casa. Olvidé mi pasaporte». Por
tanto, vuelve a casa y se marcha de nuevo hacia el aeropuer-
to, pero dice: «Oh, sería mejor que fuera a mi club. Olvidé
mi cartera». Así pues, el taxista lleva al pasajero a su club
para que recupere su cartera y vuelve a marcharse hacia el
aeropuerto. Luego, el pasajero dice: «Oh, he olvidado algu-
nas cartas en casa de mi abuela», y van a casa de la abuela.
Le da media docena de direcciones al taxista en sólo media
hora. Por último, el taxista le lleva a la comisaría, ya que
se da cuenta de que el pasajero está mentalmente alterado.

53

riqueza_y_exito.indd 53 08/09/11 10:45


Ésta es la nueva forma en la que rezan millones de per-
sonas, incluso las que pertenecen al movimiento del Nuevo
Pensamiento. Dan media docena de direcciones/indicacio-
nes a su mente subconsciente en media hora o en medio
día. El subconsciente está tan confundido y perplejo que
no sabe qué hacer, por lo que no hace nada. Como resulta-
do de ello usted siente frustración. En su lugar, deje de con-
tradecir lo que ha afirmado: usted no planta una semilla en
la tierra y después la desentierra, así que no debería ofrecer
una plegaria y luego retractarse.
Este hombre joven acabó centrando sus pensamientos en
las riquezas de Dios en lugar de en la pobreza, y dejó de
decir: «No puedo permitirme…» o «No puedo comprar ese
piano o ese vehículo». Nunca use la frase no puedo. El no
puedo es el único demonio del universo. Su subconsciente lo
toma al pie de la letra y bloquea todo su bien. Al cabo de un
mes toda su vida se transformó. Ofreció oraciones de afirma-
ción por la mañana y por la tarde durante unos diez minu-
tos, grabándoselas lenta y tranquilamente en su mente…
sabiendo lo que estaba haciendo, creyendo en ello y com-
prendiendo que, de hecho, estaba escribiendo estas verda-
des en su mente subconsciente, haciendo que ésta liberara
tesoros ocultos. Aunque este hombre había sido comercial
durante diez años con unas perspectivas nada halagüeñas,
de repente lo nombraron jefe de ventas con un sueldo de
50.000 dólares al año más incentivos.
El subconsciente cuenta con caminos que usted no co-
noce. Es imposible impregnar su subconsciente con la idea
de la riqueza y ser pobre. Es imposible impregnar su sub-
consciente con la idea del éxito y no triunfar. El Infinito no
puede equivocarse. Usted nació para triunfar. Deje que su
oración sea: «Avanzo y crezco durante el día y por la noche.

54

riqueza_y_exito.indd 54 08/09/11 10:45


Dios me dio en abundancia todas las cosas para que las
disfrutara».

En pocas palabras

Cuando el dinero circula libremente en su vida, usted está


financieramente sano (de la misma manera en que cuando
su sangre circula libremente usted está físicamente sano).
Acumular dinero excluyendo todo lo demás provoca
que uno quede desequilibrado, torcido y frustrado. No
obstante, si aplica las leyes de su subconsciente de la forma
adecuada, podrá tener todo el dinero que quiera y seguirá
poseyendo tranquilidad de espíritu, armonía y plenitud.
Dios es la Fuente de su suministro de energía, vitalidad,
salud e ideas creativas. Dios es la Fuente del Sol, del aire
que respira, de la manzana que se come y del dinero que
hay en su bolsillo.
Diga cada día: «He nacido para tener éxito. He nacido
para ganar. El Infinito en mi interior no puede equivocar-
se. La ley y el orden divinos gobiernan mi vida. La paz
divina llena mi alma. El amor divino satura mi mente. La
Inteligencia Infinita me guía por todos mis caminos. Las
riquezas de Dios fluyen hacia mí libre, alegre, inacabable
e incesantemente. Estoy avanzando y creciendo (mental,
espiritual, económicamente y del resto de las maneras). Sé
que estas verdades están profundizando en mi mente sub-
consciente, y sé y creo que aumentarán y se manifestarán».
Afirme, sienta y crea constantemente que Dios multi-
plica muchísimo sus bienes y se verá enriquecido durante
todos los momentos del día, ya que la gloria de la vida co-

55

riqueza_y_exito.indd 55 08/09/11 10:45


tidiana no tiene fin. Observe las maravillas que sucederán
mientras graba estas verdades en su mente subconsciente.
Ofrezca esta oración diariamente:

Sé que sólo hay Una Fuente (el Principio de la Vida


o el Espíritu Viviente) a partir de la cual fluyen todas
las cosas. Creó el Universo y todas las cosas contenidas
en él. Soy un punto focal de la Presencia Divina. Mi
mente está abierta y es receptiva. Soy un canal sin res-
tricciones para la armonía, la belleza, la orientación, la
abundancia y las riquezas del Infinito. Sé que la rique-
za, la salud y el éxito son liberados desde el interior y
que aparecen en el exterior. Ahora estoy en armonía con
las riquezas infinitas del interior y el exterior y sé que
estos pensamientos están profundizando en mi mente
subconsciente y que se reflejarán en la pantalla del es-
pacio. Le deseo a cualquiera todas las bendiciones de la
vida. Estoy abierto y soy receptivo a las riquezas divinas
(espirituales, mentales y materiales) y éstas fluyen hacia
mí en forma de avalanchas de abundancia.

56

riqueza_y_exito.indd 56 08/09/11 10:45


Capítulo 2
Haga realidad su deseo

El deseo es un regalo de Dios y es el impulso del Principio


de la Vida que hay en su interior. El deseo es el poder Crea-
tivo: debe ser canalizado y dirigido de modo inteligente. El
deseo y su cumplimiento tienen lugar en su propia mente.
Gracias al deseo saltamos para apartarnos del camino de
un autobús que se acerca. Actuamos así porque tenemos
el anhelo básico de preservar nuestra vida. Los agricultores
plantan semillas debido a su deseo de obtener alimentos
para ellos mismos y para sus familias. Construimos aviones
y naves espaciales debido a nuestro anhelo de explorar el
mundo. El deseo es el codazo del Infinito, que nos impulsa
hacia algo que hará que nuestra vida sea más plena y feliz.
Algunas personas creen que es algo incorrecto tener de-
seos. ¿Es realmente aceptable reconocer nuestro deseo de
vivir una vida mejor que la que vivimos ahora? ¿Es correcto
desear más, progresar y prosperar cuando hay tanto sufri-
miento en el mundo? Éstas son preguntas perfectamen-
te legítimas que deben resolverse de una vez por todas si

57

riqueza_y_exito.indd 57 08/09/11 10:45


queremos disfrutar de un cambio duradero y positivo. La
creencia de que el deseo debería suprimirse o aniquilarse
tiene unas consecuencias desastrosas. Si las personas logra-
ran suprimir todos los deseos, el bien y el mal les darían lo
mismo. Acabarían siendo insensibles a todos los sentimien-
tos y perderían toda motivación para emprender acciones.
Su deseo significa que usted escoge una cosa con preferen-
cia con respecto a otra. Allá donde el deseo se extingue no
puede existir la capacidad de escoger.
Thomas Troward, un autor del siglo xix que escribió
muchos libros de texto, vivió varios años en la India. Se-
ñaló que los devotos hindúes que decidían aplastar todos
los deseos, tanto del bien como del mal, se convertían en
personas atenuadas: ruinas sin esperanza de lo que una vez
fueron seres vivos. Troward también apuntó que la extin-
ción del deseo da lugar a la apatía.
La supresión del deseo sólo es buena si hacer realidad ese
deseo nos pudiera costar nuestra integridad o se obtuviera a
expensas de otros. Un ejemplo sencillo: el deseo de riqueza
material es bueno cuando nos esforzamos por obtenerla de
manera honesta y ocuparnos de nuestra familia y nuestros
hijos. No obstante, si la adquisición de esta riqueza se torna
tan importante para nosotros que no tenemos tiempo para
nada más, descuidamos a nuestra familia y nos aprovecha-
mos de otros, entonces este deseo se ha dirigido mal. No es
al deseo al que tenemos que echar la culpa, sino a la corrup-
ción del verdadero significado de la abundancia.
El fracaso a la hora de hacer realidad nuestros deseos
de ser, hacer y tener a lo largo de un período de tiempo
prolongado da lugar a la frustración y la infelicidad. Usted
no está aquí para ser infeliz, sino para escoger la felicidad,
la paz, la prosperidad y todas las bendiciones de la vida. Su

58

riqueza_y_exito.indd 58 08/09/11 10:45


deseo le permite decir: «Esto es bueno y, por tanto, lo esco-
jo». Por ejemplo, si es usted pobre, desea la riqueza; si está
enfermo desea una buena salud. Si estuviera en la cárcel de-
searía la libertad. Si se estuviera muriendo de sed en el desier-
to desearía agua. Todos estos deseos son naturales y buenos.
No hay deseos malvados. No obstante, puede que dirija
mal o que malinterprete el deseo que surge de su interior. La
persona que desea riqueza puede, debido a la ignorancia, sa-
tisfacer ese deseo matando a un banquero o robando en una
tienda. Ésta es una mala orientación del deseo, y esa persona
acabará en la cárcel, acusada de asesinato. Nuestro deseo por
la comida es legítimo y normal, pero hacer daño a alguien
para conseguir una barra de pan es un acto de violencia.
Si se ha visto victimizado por la creencia puritana y re-
presiva de que el deseo es algo incorrecto, ha llegado el mo-
mento de desprenderse de esta forma de pensar limitante y
abandonar la oscuridad espiritual (la ignorancia de un uni-
verso generoso). Cuando aceptamos que hay una Inteligen-
cia Infinita en nuestro interior que creó el Universo y que
puede satisfacer nuestros deseos, superamos un sentimien-
to de oposición y frustración. Entonces sabemos que hay un
Poder en nuestro interior que nos elevará y que nos situará
en la autopista hacia la felicidad, la salud, la tranquilidad
espiritual y la realización de nuestros sueños más queridos
sin privar a ninguna otra persona de sus bendiciones.
Nuestro mundo es un páramo o un desierto que puede
convertirse en un hermoso jardín, un viñedo exuberante o
un campo de trigo que nos nutrirá. Nuestra mente es un
campo rico y fértil que puede ser cultivado para produ-
cir plantas bellas que reemplazarán a las zarzas y las malas
hierbas de nuestra vida. De acuerdo con nuestros deseos
podemos crear una vida y un mundo maravillosos.

59

riqueza_y_exito.indd 59 08/09/11 10:45


Cuando el agricultor planta semillas en la tierra y las
riega y nutre con amor, el poder de la Fuente o Dios las
transforma en un cultivo abundante. Del mismo modo,
cualquier cosa que plante en su mente en forma de pensa-
mientos, sentimientos e imaginación crece para convertir-
se en su realidad. Cuando sembramos nuestra mente con
pensamientos de abundancia y los nutrimos con nuestras
oraciones y la creencia en Dios, nuestra recompensa es
nuestra cosecha en forma de una prosperidad aumentada.
Por otro lado, los pensamientos de carencia y limitaciones
darán como resultado un cultivo de situaciones negativas
y escasez.
La semilla es el milagro de Dios. Deposítela en un surco
y desaparecerá. Si le proporciona agua suficiente gestará en
la oscuridad de la tierra y se transformará en una planta
o un árbol. El patrón de su manifestación está contenido
en la semilla, al igual que nuestros pensamientos contie-
nen el patrón de la manera en que toma forma nuestra
vida. Una idea o un pensamiento en la mente consciente y
que razona y que está entretenida regularmente (y que no se
ve contradicha ni contrarrestada por otra idea o pensamiento
contrapuesto) gesta en la mente más profunda y surge en
forma de nuestra experiencia vital. La amplitud con la que
se manifiesta una idea depende de cuánta atención y emo-
ción invierta nuestra mente consciente en ella.
Si está decepcionado, plante ideas nuevas y deles tiempo
para que se asienten. Crecerán y florecerán. Plante pen-
samientos vigorizantes y edificantes en profundidad en su
mente receptiva y sepa que la Deidad generosa, orientadora
y protectora hará que estas ideas fructifiquen. Su cosecha
será magnífica e irá mucho más allá de sus sueños más que-
ridos y la imaginación de su corazón. Medite sobre el amor,

60

riqueza_y_exito.indd 60 08/09/11 10:45


la salud, la abundancia de todo tipo y los talentos que pue-
de que ni siquiera sepa que posee. Las riquezas del espíritu
y la abundancia material pueden ser suyas.
Empiece a dar gracias regularmente por su prosperidad
y sus bienes y se encontrará con que se está dando un
cambio. Aparecerán nuevas ideas, contactos y oportuni-
dades. Éste es un uso maravillosamente constructivo de
la facultad de la imaginación, y experimentará la buena
suerte. Con Dios todo es posible. Todo aquello que pue-
da concebir la mente existe en la realidad potencial en
la Mente Infinita. Dios nos ha dado todo lo necesario
para nuestra vida en la Tierra: abundancia de todo aque-
llo necesario para disfrutar de unos logros satisfactorios y
gozosos. Esta ley de la mente subconsciente aparece en los
escritos de los antiguos filósofos, las escrituras y los textos
de muchas religiones.
Aunque no podemos ver la ley de la mente y el funciona-
miento de la Fuente, sabemos que la Mente Infinita siempre
responde. Sabemos que la Inteligencia responde a nuestras
convicciones (nuestras ideas y conceptos muy asentados).
Cuando las semillas (la idea o el pensamiento) son alimen-
tadas (se medita en ella y se reza por ella), la cosecha (la
recompensa) se recolectará. La inteligencia no puede verse:
sólo podemos ver sus resultados. Por ejemplo, la alegría,
la amabilidad, la ira y la hostilidad son invisibles: sólo sus
efectos son visibles.
Trabajé con un hombre que utilizaba el poder de la
mente para transformar su vida. Cuando acudió a una de
mis conferencias sobre el poder de la mente subconsciente
estaba arruinado, sin trabajo y aterradoramente frustrado.
Nunca había asistido a una conferencia sobre la mente,
pero dijo: «Esto tiene sentido». Y volvió a su casa para apli-

61

riqueza_y_exito.indd 61 08/09/11 10:45


car las enseñanzas. Hizo una lista con las tres cosas que que-
ría: un trabajo satisfactorio, un automóvil y dinero. Quería
poner a prueba la ley del subconsciente, averiguar por sí
mismo si las ideas de mi conferencia le podrían ayudar.
Asentó una práctica diaria de plegaria afirmativa, ciñéndo-
se el tiempo suficiente como para darle una oportunidad
justa. Este hombre sabía que uno no aprende a nadar des-
pués de sólo uno o dos intentos.
Rezó de la siguiente manera: «Sé que la Inteligencia In-
finita me responde. Ahora me está revelando mis verdade-
ros talentos. Soy consciente de mis talentos ocultos. Es-
toy obteniendo unos ingresos maravillosos. Sé que la idea
de mi verdadera vocación y de su manifestación son una
en la Mente Divina. Sigo el ejemplo que llega a mi men-
te consciente y razonadora. Es imposible que la pase por
alto. Llega de una forma clara y nítida y la reconozco». Al
cabo de dos semanas del inicio de su experimento, firmó
un contrato para un empleo en San Francisco. Dio gracias
y se regocijó en la ley de su propia mente. Luego prosiguió
hacia el siguiente objetivo: un automóvil nuevo. Aunque
no disponía del dinero para comprar uno, me dijo: «Sé que
tengo la idea de un automóvil. Es real y voy a mantenerme
fiel a ella. Tiene que manifestarse». Ofreció sus plegarias
afirmativas diarias y al poco tiempo ganó un automóvil en
un sorteo.
Ahora conocía el secreto del subconsciente: Si se iden-
tificaba mentalmente con una idea, el subconsciente haría
que sucediera. Estaba muy agradecido. La siguiente peti-
ción fue la de más riqueza. Cada mañana y tarde, durante
su período de oración, dio gracias por las riquezas de Dios
que circulaban por su vida, reivindicando que su idea de la
riqueza estaba satisfecha. Se enamoró de una viuda rica de

62

riqueza_y_exito.indd 62 08/09/11 10:45


San Francisco, que financió su nueva empresa. Este hom-
bre estableció un método definido de trabajo, reivindican-
do que cada uno de sus deseos ya estaba satisfecho.
Otra persona que conozco que usaba la ley de la mente
con gran éxito es un tipo joven que trabaja en la emisora de
radio en la que retransmiten mi programa. Me explicó que
quería que su mente subconsciente le revelara el plan per-
fecto para asistir a la convención anual de una organización
a la que pertenece. Rezó por ello y al poco tiempo el cami-
no quedó libre y expedito y fue invitado a la convención
con todos los gastos pagados.
También me explicó que el año anterior había destacado
que la Inteligencia Infinita en su subconsciente le revelara el
plan perfecto para un viaje a Europa que le permitiera visi-
tar muchos países. Este deseo quedó satisfecho cuando sus
familiares se ofrecieron a pagarle todos los gastos de su viaje.
Aunque no tenía ni un céntimo en el bolsillo, usó su mente
más profunda para generar los resultados que deseaba.
También usted dispone de la capacidad incondicional de
ir a ese almacén ilimitado que hay en su interior. Reclame lo
que desea, siéntalo y regocíjese en él, y sucederá. Cultive la
confianza y sepa que aquello que pida en sus oraciones lo re-
cibirá. Decida ahora que puede hacer lo que anhela realizar y
que puede ser lo que desea ser. Ninguna persona inteligente
actual cree que un destino cruel nos condene a la pobreza, la
enfermedad, la miseria o el sufrimiento. Ésa es una creencia
primitiva y no hay palabras para describir lo estúpida que es.
Es ridículo echar la culpa a un Ser Infinito por los problemas
cuando somos nosotros mismos los que nos los provocamos
debido a nuestro mal razonamiento y nuestra mala utiliza-
ción de la ley de la mente. Puede usar el poder de su mente
subconsciente negativa o constructivamente.

63

riqueza_y_exito.indd 63 08/09/11 10:45


Uno de mis colegas, el Dr. Kennedy Schultz, el presi-
dente de Religious Science International, escribió acerca de
la importancia de escoger un pensamiento positivo:

Las ideas son geniales cuando respaldan que concep-


tos curativos y dadores de vida están disponibles a nivel
universal y son aplicables y deseables. Están relaciona-
das con cosas como la libertad individual, la paz uni-
versal, el amor incondicional y la productividad siem-
pre en expansión. Estas ideas dan una vida renovada a
todos sin excepción. Son la sustancia que ha permitido
a la raza humana llegar a vivir cada vez mejor a lo
largo de todos los eones de nuestra existencia. Estas ideas
han sido reintroducidas y profesadas de nuevo en cada
generación por un número suficiente de personas como
para mantener a la vida humana avanzando, aunque
sea muy lentamente, a pesar de toda la ignorancia y la
crueldad que ha azotado a cada época.

La presencia de Dios es el Principio de la Vida Infinita


dentro de usted que siempre busca curarle. Su tendencia es
la de restablecerle e iluminar su camino. No hay nada que
le mantenga en la mediocridad, una mala salud o un estado
de desdicha sino sus propios pensamientos y sus falsas creen-
cias. Salga de la prisión del miedo, de la necesidad y de la
soledad. Deje de pensar que Dios es un señor viejo y con bi-
gotes que vive en el cielo y que le está castigando. Eso supone
una enorme ignorancia, y la ignorancia es el único pecado
en este universo. Dios es la Presencia, el Poder y la Inteligen-
cia Infinitos que siempre está con usted. Esta Fuente Divina
puede restablecer sin esfuerzo su salud mientras usted ofrece
oraciones afirmativas de que su cuerpo es perfecto, pleno y

64

riqueza_y_exito.indd 64 08/09/11 10:45


completo. De hecho, las investigaciones actuales revelan que
las causas ocultas y subyacentes de las enfermedades físicas
yacen en las intrincadas profundidades de la mente: en la ira
frustrada y los deseos frustrados, los celos y las ansiedades.
Sus propios pensamientos y palabras lo colorean todo
en su universo. Por tanto, no critique, condene ni despre-
cie a su cuerpo ni al mundo. Su cuerpo es el templo del
Dios Viviente. Glorifique a Dios en su cuerpo y glorifique
a Dios en el mundo, ya que esto es la danza y la canción de
la Fuente Infinita. Si condena cualquier cosa en este mun-
do, está degradándose y despreciándose a sí mismo.
Dese cuenta de que el espíritu y el cuerpo son uno, y
no mire a las cosas materiales con desprecio. Deje, de una
vez por todas, de separar el espíritu de Dios de la carne y
la sangre del mundo. Son uno y son lo mismo. Einstein
definió la materia como «espíritu, o energía, reducido al pun-
to de la visibilidad». Los antiguos hindúes de hace 10.000
años también creían que el espíritu y la materia eran uno.
La materia es el grado más bajo del Espíritu, y el Espíritu
es el grado más elevado de la materia. Un vehículo es una
idea espiritual situada delante de su puerta. Un bocadillo
de jamón, cuando tiene usted hambre, es una respuesta a
su plegaria y también es espiritual.
Llevemos a cabo nuestra meditación ahora:

En el centro de mi ser está la paz de Dios. En esta


quietud siento la fuerza, la alegría y el amor de su Sa-
grada Presencia. Me doy cuenta de que la Inteligencia
Infinita me conduce y me guía por todos mis caminos.
Es una lámpara situada debajo de mis pies y una luz
que ilumina mi camino. Monto el caballo blanco, que
es el Espíritu de Dios que se desplaza por las aguas de

65

riqueza_y_exito.indd 65 08/09/11 10:45


mi mente. Aparto mi atención de cualquier problema
percibido y habito en la realidad del deseo satisfecho.
Veo el hecho logrado y me regocijo en ello.

En pocas palabras
El deseo es el impulso del Infinito que nos explica algo que,
si lo aceptamos, hará que nuestra vida sea más plena y feliz.
Sin deseo y sin la expectativa de un beneficio o una ganancia,
la gente no emprende las acciones que dan lugar a los avan-
ces en el mundo.
El deseo es un poder creativo que debe ser canalizado y
dirigido con inteligencia. El deseo y su realización tienen
lugar en su propia mente. Si se identifica, mental y emocio-
nalmente, con una idea, el subconsciente hará que suceda.
Salga de la prisión del miedo, de la necesidad y de la so-
ledad. Deje de pensar que Dios es un hombre anciano y con
bigote que vive en el cielo y que limita caprichosamente sus
bienes. Es algo ignorante decir que Dios le está castigando,
y la ignorancia es el único pecado en este universo. Todos
los castigos, la miseria y el sufrimiento son consecuencia
de la ignorancia. Es algo estúpido echar la culpa a un Ser
Infinito por los problemas cuando nos los provocamos no-
sotros mismos mediante nuestro pensamiento equivocado y
nuestra mala utilización de la ley de la mente.
Dios es la Presencia, el Poder y la Inteligencia Infinitos
en su interior. Dese cuenta de que la Presencia Curativa
está en su interior y que puede restablecerle. Dese cuenta
de que la Inteligencia le conduce y le orienta en todas sus
acciones. Aparte su atención del problema y habite en la
realidad del deseo satisfecho.

66

riqueza_y_exito.indd 66 08/09/11 10:45


Capítulo 3
Programar su subconsciente

Para comprender cómo puede generar riqueza a través del


poder de su mente subconsciente examinemos cuidadosa-
mente cómo funciona la mente. Imagine que un psicólogo
o un psiquiatra le hipnotiza. En el estado de hipnosis, su
mente consciente y razonadora está suspendida y su sub-
consciente es susceptible a la sugestión. Si el psiquiatra le
sugiriera que es usted el presidente de EE.UU., su sub-
consciente aceptaría la afirmación como algo cierto, ya que
no razona, escoge ni diferencia (algo que hace su mente
consciente). Asumiría la importancia y dignidad que usted
asocia con el puesto de presidente de EE.UU.
Si fuera usted alérgico a las gramíneas y el psiquiatra
colocara un vaso con agua destilada debajo de su nariz
mientras está bajo hipnosis y le dijera que es una gramínea,
generaría todos los síntomas propios de un ataque de aler-
gia y sus reacciones físicas serían las mismas que si el agua
realmente fuera la hierba a la que es alérgico.

67

riqueza_y_exito.indd 67 08/09/11 10:45


Si luego le dijeran que es usted un mendigo que vive
en una chabola, su comportamiento cambiaría de inmedia-
to y asumiría la actitud de una persona que suplica humil-
demente, sujetando una taza imaginaria de hojalata para
las limosnas en su mano. En pocas palabras: se le podría
hacer creer cualquier cosa sobre usted mismo debido a la
completa receptividad de la mente subconsciente.
Una cosa importante que hay que recordar es que su
mente subconsciente siempre acepta su convicción sin
cuestionársela, tanto si su premisa es cierta como si es
totalmente falsa, como en el caso de los ejemplos ante-
riores.
Desgraciadamente, a partir de la infancia, a la mayo-
ría nos han hecho muchas sugestiones negativas. Progra-
mación negativa sería un término mejor. Sin saber cómo
rechazar o desbaratar estas sugestiones, las aceptamos de
forma inconsciente. Puede que le hayan dicho: «No pue-
des hacer eso». Quizás alguien le comentara: «Nunca lle-
garás a ser nadie», o «No deberías intentar eso porque fra-
casarás». Ahora tiene un complejo de inferioridad. Puede
que también haya escuchado: «No es lo que conoces, sino
a quién conoces», «Todo se está yendo al garete», «Nunca
confíes en nadie», «Cuando se envejece, la memoria falla»,
«La vida es como una rueda de molino sin fin», «El amor
es para los tontos», «A nadie le importa nada», «No vale
la pena esforzarse tanto» y «El mundo va cada vez a peor».
Si echa la vista atrás, puede recordar fácilmente cómo
sus progenitores, amigos, familiares, profesores y otras per-
sonas contribuyeron a una campaña de sugestiones nega-
tivas. Estudie las cosas que le dijeron y descubrirá que el
objetivo de la mayoría de los mensajes era controlarle o
inculcarle miedo.

68

riqueza_y_exito.indd 68 08/09/11 10:45


Si acepta todas estas sugestiones negativas, estará pro-
gramando su mente subconsciente de una forma muy
perjudicial. Usted desarrolla entonces un sentimiento de
inferioridad, insuficiencia y miedo. Excepto que ya adulto
programe su mente subconsciente de forma constructiva,
las impresiones que han quedado en usted en el pasado
pueden provocar unos patrones de comportamiento que
den lugar al fracaso en su vida personal y profesional. La
programación es un medio de liberarse del condiciona-
miento verbal negativo que, de otra manera, le haría infeliz.
Por ejemplo, digamos que Charles es un cascarrabias o
que tiene mal genio y que quiere modificar este rasgo. Una
forma en la que puede tratar esto es sentarse cada noche
y cada mañana y afirmar: «Cada día soy más cariñoso y
comprensivo. Ahora me estoy convirtiendo en una fuente
de alegría, cordialidad y buena voluntad para todos aque-
llos que hay a mi alrededor, contagiándoles el buen humor.
Este estado alegre, gozoso y feliz se está convirtiendo ahora
en mi estado de ánimo normal y natural, y estoy agradeci-
do por ello».
Charles puede grabar estas palabras en su subconsciente
y reprogramar y redirigir su mente. Como el subconsciente
es completamente receptivo, se verá obligado a ser agrada-
ble y cordial: una persona de buena voluntad. Cualquier
cosa que quede grabada en su mente subconsciente apare-
cerá en modo de forma, experiencia y estados.
Tome el periódico y leerá docenas de noticias que po-
drían sembrar las semillas de la futilidad, la preocupación,
la ansiedad y la fatalidad inminente. Estos pensamientos
amedrentadores podrían provocar que perdiera las ganas
de vivir. Sepa que puede rechazar todas estas sugestiones
negativas aportando a su mente subconsciente sugestio-

69

riqueza_y_exito.indd 69 08/09/11 10:45


nes constructivas. Cada mañana puede sentarse tranqui-
lamente, relajarse y afirmar: «La ley y el orden divinos
gobiernan mi vida. La acción correcta divina impera. El
éxito divino es mío. La armonía divina es mía. La paz
divina llena mi alma. El amor divino satura todo mi ser.
La abundancia Divina es mía. El amor divino me precede
hoy y todos los días, haciendo que mi camino sea recto,
alegre y glorioso».
Ésta es la forma en la que un capitán del ejército de
marina programó su mente subconsciente durante la se-
gunda guerra mundial. Reiteró estas verdades una y otra
vez. Cada mañana y cada noche repetía su propia versión
del Salmo 23:

El señor es mi piloto. No iré a la deriva. Me ilumina


a través de las aguas oscuras. Me conduce por los canales
profundos. Cuida de mi barco. Me guía mediante la es-
trella de la santidad por el amor de Su nombre. Aunque
navegue entre los truenos y las tempestades de la vida no
temeré ningún daño, ya que Tú estás conmigo. Tu amor
y tus cuidados me resguardan. Tú preparas un puerto
para mí en la patria de la Eternidad. Tú unges a las
olas con aceite. Mi barco navega con calma. Con toda
seguridad, la luz del sol y la de las estrellas me favorece-
rán en el viaje que emprendo, y reposaré en el puerto de
mi Dios por siempre.

Gradualmente, a través de la repetición, la fe y la ex-


pectación, estos pensamientos penetraron en su mente sub-
consciente. Como cualquier cosa expresada en el subcons-
ciente debe manifestarse en la vida, este hombre se vio, por
tanto, obligado a llevar una vida de armonía, paz y amor.

70

riqueza_y_exito.indd 70 08/09/11 10:45


Usted también puede programar su mente subconscien-
te. Cada mañana, antes de meterse en su automóvil, recuér-
dese que la Fuente Divina es la que conduce y la que hace
que llegue sano y salvo a su destino. Programe su mente
para saber que está guiado por el Infinito que Todo lo Sabe.
Mientras anuncia estas verdades y cree en ellas, penetran
en profundidad en su mente subconsciente y dan como
resultado que usted disfrute de un viaje seguro y fluido, ya
que la naturaleza de su mente subconsciente es manifestar
sus pensamientos.
En una conferencia que pronuncié en una iglesia de la
Unidad en Nueva Orleans, una mujer me explicó una his-
toria que ilustra el poder de la mente subconsciente. Me
comentó que había un hombre que solía ir a su iglesia y
que decía con bastante frecuencia: «Hay muchos atracos en
mi vecindario. Mi tienda permanece abierta hasta bastante
tarde, y cualquier día de estos me van a atracar. Puede que
hasta me disparen».
Los miembros de la iglesia le dijeron: «Deja de formular
estas sugestiones negativas. Deja de pensar de esa forma».
Pues bien, el propietario de la tienda no prestó aten-
ción y siguió viviendo en el peligro. Siguió programando
su mente subconsciente y al final le atracaron. También le
dispararon. Había programado su subconsciente de forma
incorrecta. Podría haber utilizado el Salmo 91 y rezado:

Habito en el lugar secreto del Altísimo. Acato al


abrigo del Todopoderoso. Diré del Señor: Él es mi refu-
gio y mi fortaleza: mi Dios, en quien confiaré. Con sus
plumas me cubrirá, y debajo de sus alas estaré seguro.
Y la verdad será mi escudo y mi adarga. No temeré el
terror nocturno ni la saeta que vuela de día.

71

riqueza_y_exito.indd 71 08/09/11 10:45


Este hombre podría haber reiterado estas verdades y ha-
berse dado cuenta de que el amor de Dios le rodeaba y le en-
volvía. Podría haberse dicho: «Tú eres mi refugio. Tú me
envolverás con canciones de liberación». Entonces habría
acumulado inmunidad ante todos los males, ya que las ora-
ciones son anticuerpos espirituales.
Otra mujer que programó su mente de forma incorrecta
fue violada y estrangulada en su apartamento algunos años
atrás. El detective que investigó el caso me explicó que en-
contró en el apartamento recortes sobre violaciones que se
remontaban a 20 años atrás. Había programado su mente
subconsciente de forma negativa y, como resultado de ello,
experimentó aquello que había temido.
El miedo es la fe boca abajo. El miedo es la fe en algo
incorrecto. Por ejemplo, un político dijo a unos reporteros
de periódicos: «Vivo con un miedo constante al asesinato».
No conocía las leyes de la mente. Puede que no supiera
que podía expulsar al miedo. No temeré ningún mal porque
Tú estás conmigo. La vara y el cayado me consuelan. Ser uno
con Dios es ser mayoría. Si Dios está conmigo, ¿quién podría
estar en mi contra? Tú eres mi refugio. Tú me envolverás con
canciones de liberación.
El político podría haber dicho, en lugar de lo que co-
mentó: «Habito en el lugar secreto. El círculo sagrado del
amor eterno de Dios me rodea. Toda la armadura de Dios
me rodea. Allá donde vaya, la luz de Dios me abraza y me
rodea». Podría haberse hecho invulnerable, invencible
e impermeable a todo mal. Ésa es la forma correcta de pro-
gramar su mente subconsciente. Tal y como piensa un hom-
bre en su corazón [o su subconsciente], así es él.
Cualquier cosa que queda grabada en su subconsciente se
expresa en su vida. Recuerde que cuando trata con su sub-

72

riqueza_y_exito.indd 72 08/09/11 10:45


consciente, está tratando con el poder del Todopoderoso. Es
el Poder que mueve el mundo y las galaxias del espacio. No
hay nada que se le oponga. Si tiene pensamientos «pobres»
siempre será pobre. Si tiene pensamientos «prósperos», pros-
perará. Es usted el que escoge. Usted moldea y da forma a
su propio destino. Su fe debería dirigirse, por tanto, a la
bondad y la orientación de Dios y a la belleza y la gloria
del Infinito.
Trabajaba con un hombre que superó su creencia en las
carencias y las limitaciones. Me explicó que quería triunfar
y avanzar en la vida pero, en realidad, no era así. Tenía un
patrón subconsciente de fracaso. Tenía una sensación de
culpabilidad y sentía que debía ser castigado. Es cierto que
su mente consciente trabajaba muy duro, pero en su mente
más profunda estaba programado y condicionado para la
derrota. Poseía un sentido de falta de mérito y una forma de
pensar que le conducía al fracaso.
Una vez que este hombre se dio cuenta de que se estaba
castigando a sí mismo, empezó a modificar sus creencias.
Empezó a rezar cada mañana y cada noche: «Nací para ga-
nar. Nací para tener éxito en mi vida de oración, en mi
relación con las personas, en el trabajo que he escogido y
en todas las fases de mi vida. El Infinito está en mi interior,
y el Infinito no puede fracasar. Es el poder y la sabiduría
del Todopoderoso desplazándose por mi interior. El éxito
es mío. La armonía es mía. La riqueza es mía. La belleza es
mía. El amor divino es mío. La abundancia es mía».
Repitió estas verdades a diario y se reflejó en ellas. Se
las recordó mientras conducía por la carretera y antes de
ir a ver a un cliente. Se anunciaba estas verdades regular
y sistemáticamente, y no negaba lo que afirmaba. Poco a
poco se convirtió en un verdadero éxito, ya que triunfó en

73

riqueza_y_exito.indd 73 08/09/11 10:45


lo concerniente a impregnar su mente subconsciente con la
maravillosa verdad sobre sí mismo.
Si siembra pensamientos afirmadores de la vida en su
mente tan regular y sistemáticamente como hizo este hom-
bre, también sucederán maravillas en su vida, ya que el
Poder Infinito está dentro de todos nosotros. Esta fuente
Todopoderosa no conoce el fracaso, y no hay nada que se
oponga a ella, la rete o la desbarate.
Tal y como dice la Biblia: Introduciré mis leyes en su men-
te y las escribiré en sus corazones: y seré para ellos un Dios y
ellos serán para mí un pueblo. Todos los poderes de Dios
están en su interior, y las leyes y las verdades de Él están
escritas en su propia mente subjetiva. Esta Inteligencia
controla todos los órganos vitales de su cuerpo, su respira-
ción, la circulación de la sangre, la digestión y los latidos
del corazón: todo ello sin un esfuerzo consciente por su
parte. Cuando nació, no había nadie que le dijera cómo
encontrar el pecho de su madre. Había una sabiduría sub-
jetiva que le guiaba y le orientaba.
Las grandes verdades eternas fueron grabadas en nuestro
corazón antes de que naciéramos, pero muchos de noso-
tros hemos sido programados con pensamientos negativos
desde nuestro nacimiento. Millones de personas han sido
programadas con ciertos miedos, creencias falsas, tabúes,
constricciones y supersticiones. Tal y como decía Phineas
Parkhusrt Quimby, un pionero del movimiento del Nuevo
Pensamiento: «Cada niño es como una hoja pequeña y en
blanco. Todos se acercan y garabatean algo en ella, inclui-
dos la abuela, el abuelo, el párroco, la madre, el padre, los
hermanos y las hermanas».
A muchas personas les han dicho que son pecadoras en
manos de un Dios airado. He hablado con mujeres que son

74

riqueza_y_exito.indd 74 08/09/11 10:45


hermosas y que han recibido una buena educación, pero
que han sido programadas para pensar que es un pecado
usar colorete o maquillaje de cualquier tipo o llevar joyas
de oro. También les han enseñado a creer que bailar, jugar a
las cartas y las películas son obras del diablo. Estas mujeres
están frustradas, reprimidas, inhibidas y son infelices. Les
digo que despierten. Digo: «No hay nada malo en el baile,
en jugar a las cartas o en nada de ese tipo. Nada es bueno ni
malo, sino que es nuestra forma de pensar lo que hace que
algo sea una cosa u otra. Siga con su vida y aprenda a bailar,
ya que el Universo es el baile de Dios. Tome lecciones de
golf, toque un instrumento y haga todas aquellas cosas que
ha temido. Vaya a la universidad, asista a clases para hablar
en público y conozca a otras personas. Salga y aprenda un
idioma extranjero y haga muchas otras cosas. Aprenda un
oficio o una profesión y gane dinero. Usted está aquí para
llevar una vida plena y feliz. Está aquí para obtener diver-
sión, alegría y creatividad y para expresarse. También está
aquí para meditar y rezar, por supuesto».
Luego les explico que están frustradas, enfermas y que
son infelices porque sus deseos naturales y buenos están
siendo bloqueados. Les digo: «Les han lavado el cerebro.
Las han programado negativa y destructivamente. La vo-
luntad de Dios con ustedes es una mayor felicidad y tran-
quilidad de espíritu». Toda mujer quiere ser amada, mima-
da y valorada. Les gusta recibir atenciones. Quieren sen-
tirse necesarias y queridas, y si dicen que no, es que están
enfermas.
Estas mujeres han aprendido el poder del subconsciente
y la ley de la atracción. Debería ver a algunas de ellas ahora,
yendo al teatro con unos vestidos preciosos. Les encanta
llevar anillos maravillosos (a veces anillos de boda). Se han

75

riqueza_y_exito.indd 75 08/09/11 10:45


transformado y han reprogramado su mente para aceptar
una mayor alegría y amor.
Cuando era joven me enseñaron que si se adoctrinaba a
un niño en cierta creencia religiosa hasta que cumplía, más
o menos, siete años, nadie podría cambiar nunca esa creen-
cia. Por supuesto, una creencia puede ser modificada, pero
es bastante difícil, porque cuando somos jóvenes somos
impresionables y maleables. Normalmente no disponemos
del sentido para rechazar las sugestiones negativas. Acepta-
mos muchas creencias y conceptos negativos con respecto a
Dios, a la vida y al universo. Por ejemplo, algunas personas
creen que cada noviembre enfermerán de gripe. La atribu-
yen al clima, el cambio de estación, etcétera. Por supuesto,
como han programado su mente para contagiarse de esta
enfermedad y la esperan cada año, tal y como lo creen les
sucede. Alguien con esta creencia negativa en la «estación
de la gripe» enfermará regularmente en noviembre. No
obstante, otros miembros de la misma familia que vivan
en el mismo hogar y que consuman los mismos alimen-
tos no enfermarán. De forma parecida, algunas personas
creen que el aire nocturno les provocará un resfriado, o
que si alguien estornuda en la oficina les acabará goteando
la nariz. Y según lo creen, les sucede. Otros compañeros
de la oficina expuestos a los mismos gérmenes no tendrán
ningún resfriado.
Todo son creencias o condicionamientos negativos. Cuan-
do una persona estornuda en la oficina, eso no significa que
usted vaya a pillar un resfriado o que algún germen vaya a
atacarle. No obstante, si ha generado una creencia en su
mente con respecto a que el hecho de estornudar disemina
gérmenes, se resfriará. Por tanto, es buena idea dejar de ge-
nerar leyes para sí mismo que le dañen.

76

riqueza_y_exito.indd 76 08/09/11 10:45


El poder de la sugestión puede producir resultados posi-
tivos, además de negativos. El Dr. David Seabury me habló
acerca de un hombre que había perdido el uso de sus piernas
y que había recibido poca educación en la escuela. Seabury
decidió comprobar el poder de la sugestión y le dijo a este
hombre: «Está usted destinado a convertirse en un gran pre-
dicador de la iglesia protestante. Dios pretendía que usted
avanzara y que rezara de una forma verdaderamente mara-
villosa». Este hombre se convirtió en una persona activa en
su iglesia y en un predicador destacado. Aceptó la creencia
de que Dios le había ordenado que se convirtiera en un gran
predicador, y de acuerdo con ella así se hizo en él. Fue tan
sencillo como eso.
¿Cómo está programanda su mente subconsciente? Si
cree en un Dios del amor y da a este Espíritu Viviente
toda su fidelidad, su devoción y sus pensamientos, lleva-
rá una vida encantadora. Si se centra en la negatividad y
la calamidad, se encontrará con una vida difícil llena de
privaciones. El alcohólico, por ejemplo, se ha alimenta-
do repetidamente con pensamientos de debilidad, insu-
ficiencia, inferioridad y rechazo. Mientras continúa con
estas sugestiones negativas y sigue bebiendo para reforzar
su coraje, está negando a la divinidad y al poder del To-
dopoderoso que hay en su interior. Al cabo de un rato, a
través de las sugestiones negativas repetitivas, ha perdido
su capacidad de elección y se ha convertido en un bebedor
compulsivo. Antes podía decir: «Bien, tomaré uno o dos
tragos y ya está». Ahora ha perdido ese poder. Ha recha-
zado a la Única Presencia y Poder y ha implantado estas
sugestiones negativas mediante la repetición en su mente
más profunda. Puede modificar su forma de pensar, pero
le llevará cierto esfuerzo.

77

riqueza_y_exito.indd 77 08/09/11 10:45


Echemos un vistazo a Sally, que se ha convertido en una
alcohólica y que ha perdido su trabajo debido a ello. Para
ella no es fácil superar esta adicción. Por supuesto, debe de-
sear de verdad dejar de beber y tomar una decisión clara
para hacerlo. Cuando su deseo de dejar de beber sea mayor
que su deseo de seguir haciéndolo, ya estará curada en un
75 %. Entonces, el poder del Todopoderoso la apoyará y
actuará en su favor. Cuando tome la decisión de dejar de
abusar del alcohol, afirmará que la sobriedad y la tranquili-
dad de espíritu serán suyas. Dice: «Ordeno esto. Lo digo de
verdad y soy absolutamente sincera. Es irrevocable». Luego
se retrata haciendo lo que le encanta hacer. Si, por ejemplo,
es abogada, se visualizará de nuevo en el juzgado defendien-
do un caso para un cliente, o tras la brillante mesa de caoba
estudiando un caso. Está perfectamente aseada y bien ves-
tida. Está hablando con el juez y ocupándose de su trabajo.
Cuando siente el deseo de beber, hace aparecer en su
mente la película de llevar una vida de éxito sin el alco-
hol, y el poder del Todopoderoso la respalda. Mientras
sigue pensando en la libertad, la tranquilidad de espíritu
y la sobriedad, empieza a sentir alegría y maravillas. Sus
pensamientos se asientan en su mente subconsciente y se
convierten en realidad. Esto es una reprogramación de su
mente subconsciente en pos de la salud y la sobriedad. El
poder del Todopoderoso alejará de ella el ansia por el al-
cohol y será libre. Sally también necesita perdonarse por
haber albergado pensamientos negativos en el pasado.
Todos estamos aquí para crecer, aprender y liberar el
esplendor aprisionado que tenemos en nuestro interior. La
alegría está en la maestría. No nacemos con nuestras fa-
cultades plenamente desarrolladas, pero estamos aquí para
afilar nuestras herramientas mentales y espirituales. Dispo-

78

riqueza_y_exito.indd 78 08/09/11 10:45


nemos de la libertad para aprender, escoger y vencer. Ésa es
la forma en la que descubrimos nuestra divinidad. No hay
ningún otro camino. No está usted obligado a ser bueno.
Usted no es un animal movido únicamente por el instinto.
Por tanto, dispone de la oportunidad de escoger volverse
santo.
Tengo delante de usted una puerta abierta que ninguna
persona puede cerrar. Piense en aquello que sea verdadero,
encantador, noble y sagrado. Piense en estas cosas durante
todo el día y podrá empezar a redirigir su mente. Imagí-
nese haciendo lo que desea y su visión empezará a hacerse
realidad. Mientras sigue centrando su atención en lo que es
maravilloso y bueno, su mente más profunda responderá y
se verá usted impulsado a avanzar en la luz, ya que el Poder
Todopoderoso se desplazará en su beneficio.
Mientras conduce o se dedica a sus otras tareas rutina-
rias, repítase:

Sólo hay Un Poder, Una Presencia, una Causa. Es


amor ilimitado, inteligencia infinita y armonía abso-
luta. Se desplaza por mi interior, a través de mí y a
mi alrededor. No temeré ningún mal porque Tú estás
conmigo. La vara y el cayado me consuelan. El Señor es
mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El Señor es la
fuerza de mi vida, ¿de quién estaré asustado?

Siga reiterando estas verdades por la mañana, al me-


diodía y por la noche, y penetrarán en profundidad en su
subconsciente. Del subconsciente surgirá cualquier cosa
que haya grabado en él, así que ocúpese de que nada, ex-
cepto pensamientos e ideas sagrados, entren en su mente
más profunda.

79

riqueza_y_exito.indd 79 08/09/11 10:45


Algunas personas programan su subconsciente para re-
cibir sabiduría y orientación. Se han repetido, una y otra
vez: «La Inteligencia Infinita me guía. Lo que haga estará
bien. La acción correcta es mía». Reiteran, por la maña-
na, al mediodía y por la noche estas verdades y activan
el principio de la acción y la orientación correctas desde
un punto de vista universal o infinito. Muchas de ellas
desarrollan el toque de Midas y generan gran prosperidad
en su vida.
Algunas personas llevan un amuleto como una cruz u
otro símbolo religioso para acordarse constantemente de
Dios. No obstante, no necesita un talismán o un fetiche
así. Lo importante es llevar la verdad de Dios en su alma.
Usted está en comunión con Dios y puede comunicarse
con Él instantáneamente. Puede recordarse a sí mismo: Mi
Dios satisfará todas mis necesidades de acuerdo con sus rique-
zas y su gloria. En la tranquilidad y la confianza estará mi
fortaleza.
Debe comerse la manzana antes de que ésta penetre en
su torrente sanguíneo. Del mismo modo, tiene que absor-
ber y digerir estas verdades. Mientras acude regularmente
a su interior y se recuerda estas verdades, empieza, de ma-
nera gradual, a convencerse de que sólo hay Un Poder. En
su mente aparecerá un principio filosófico absoluto y el
«yo soy» que hay en su interior será el único Dios que exis-
te. Es Todopoderoso y Completamente Sabio. Aquí tiene
algunas grandes verdades:

Dios nos da todas las cosas en abundancia para que


las disfrutemos. Con Dios todo es posible. Antes de
que llamen yo respondo. Mientras todavía siguen ha-
blando yo escucharé. Que según sea tu fe así se haga en

80

riqueza_y_exito.indd 80 08/09/11 10:45


ti. Todas las cosas son posibles para el que cree. Él me
llamará y yo le responderé. Estaré con él en los momen-
tos difíciles. Le liberaré y le honraré. Le complaceré
con una larga vida y le mostraré mi salvación. Todas
las cosas están listas si la mente lo está. El Señor es mi
luz y mi salvación, ¿a quién debo temer? El Señor es
la fuerza en mi vida, ¿a quién temeré? Pide y te será
concedido, busca y encontrarás, llama y se te abrirá la
puerta.

La Inteligencia Infinita de su mente subconsciente siem-


pre responde directamente a su pensamiento consciente.
Si pide pan no recibirá una piedra. Debe pedir creyendo
que va a recibir. Debe alcanzar un punto de aceptación en
su mente, un estado de acuerdo incondicional e innega-
ble. Esta contemplación debería verse acompañada de una
sensación de alegría y reposo al prever el cumplimiento
de su deseo. Por ejemplo, el arquitecto visualiza el tipo de
edificio que quiere construir. Lo ve al tiempo que desea
su construcción y esboza sus ideas en papel. Sus procesos
de imaginación y de pensamiento se convierten en un molde
a partir del cual emergerá el edificio, ya sea hermoso o no.
Finalmente, el contratista y los obreros de la construcción
reúnen los materiales esenciales y trabajan hasta que el edi-
ficio está acabado, ajustándose perfectamente a los patro-
nes mentales del arquitecto.
Usted también puede utilizar la técnica de la visua-
lización. Si un ser querido está enfermo, tranquilice su
mente e imagine a ese ser querido como alguien pleno y
perfecto. Escuche cómo esa persona amada le explica que
se ha dado el milagro de Dios y que nunca se ha sentido
mejor en su vida. Observe la luz en sus ojos y véala son-

81

riqueza_y_exito.indd 81 08/09/11 10:45


reír. Usted no la visualiza en un hospital, sino en casa,
haciendo las cosas que le gusta hacer y radiante, feliz y
libre. Usted construye esa imagen en su mente. Esto es
oración. Gradualmente, las imágenes de su ser querido
sano penetrarán en su mente más profunda y se darán
maravillas.
Afirme con valentía:

Me doy cuenta de que mi senda es el camino de


Dios, y todos los caminos de Dios son amabilidad y
todas sus sendas son paz. Me sitúo bajo la orienta-
ción de Dios y sé que el Poder Todopoderoso me orienta
ahora. El Espíritu Santo me precede, haciendo que mi
camino sea recto, alegre y glorioso. A partir de ahora,
mi autopista es la carretera real de los antiguos. Es la
senda central de Buda. Es la verja recta y estrecha de
Jesucristo. Es el camino hacia la Meca. Mi autopista
es la Autopista del Rey, ya que yo soy un rey de todos
mis pensamientos, sensaciones y emociones. Estos pen-
samientos son mensajeros del amor, la paz, la luz y la
belleza que me preceden hoy y todos los días. Mientras
conduzco un vehículo o voy en tren, en autobús o en
avión, me doy cuenta de que el amor de Dios siempre
está a mi alrededor. Estoy protegido por la armadura
invisible de Dios y viajo de un punto a otro libre, ale-
gre y amorosamente. El amor divino llena mi alma y
la paz divina inunda mi mente. Dios me está orien-
tando ahora, y la luz de Dios ilumina mi camino. Sé
que existe una ley perfecta de la oferta y la demanda
y que yo estoy instantáneamente en contacto con todo
lo que necesito.

82

riqueza_y_exito.indd 82 08/09/11 10:45


En pocas palabras
Para comprender cómo puede generar riqueza a través del
poder de su mente subconsciente, es importante saber cómo
funciona este fenómeno. La mente subconsciente reacciona
de acuerdo con nuestra forma de pensar y nuestra imagina-
ción habituales. Tal y como sembremos, cosecharemos. Lo
que grabamos en nuestro subconsciente se expresa. Si tene-
mos unos pensamientos «pobres» siempre seremos pobres.
Si tenemos pensamientos «prósperos» prosperaremos. Por
tanto, deberíamos alimentar nuestra mente subconsciente
con patrones dadores de vida.
Muchos de nosotros fuimos condicionados negativamen-
te cuando éramos jóvenes y muy impresionables. Debemos
actuar para convertir estas falsas sugestiones en pensamien-
tos positivos. Existe una forma correcta de programar la
mente subconsciente. Cada mañana de su vida puede sen-
tarse tranquilamente, relajarse y afirmar lo siguiente:

La ley y el orden divinos gobiernan mi vida. La ac-


ción divina correcta impera. El éxito divino es mío. La
armonía divina es mía. La paz divina llena mi alma.
El amor divino satura todo mi ser y me precede hoy y
todos los días, haciendo que mi camino sea recto, gozoso
y glorioso.

83

riqueza_y_exito.indd 83 08/09/11 10:45