Está en la página 1de 4

EN BUSCA DEL TESORO

Dido y Aníbal, hija e hijo de un comerciante fenicio, encontraron el mapa de un gran tesoro en el
almacén de su padre en Tiro. Era el año 550 a.C. En el siguiente viaje, acompañaron a su padre para
conseguirlo, pero para ello tenían que seguir un camino iniciático y mágico que los llevaría por toda
Andalucía para recoger una serie de pruebas que les permitirían, finalmente, conseguir el tesoro.

Para empezar tenían que salir de una roca o peña grande ​(1) que tiene enfrente otro continente y
llegar a una sierra ​(2) donde llueve mucho para recoger una hoja de un árbol que es típico de esa
sierra ​(3).

En la segunda etapa tenían que seguir hasta otra sierra o serranía ​(4) ​donde tenían que recoger
hojas de encina y bajar a la costa por un río ​(5). Después tenían que subir a una zona llana ​(6) entre
montañas para entrar en unas tumbas antiguas hechas con grandes piedras y recoger una pequeña
piedra de su interior.

Lo siguiente era llegar a otra sierra ​(7) ​de la costa de la actual provincia de Málaga, recorrer casi toda
la cordillera sur ​(8) ​de los sistemas béticos y detenerse en una sierra ​(9) ​donde están las dos
montañas ​(10 y 11) ​más altas de Andalucía y de la península ibérica para recoger un poco de nieve
que tenían que guardar en un frasco.

La cuarta etapa empezaba en una sierra ​(12) ​de la actual provincia de Almería. Desde allí tenían que
bajar a un cabo (13) ​donde debían recoger un poco de arena y seguir luego por la costa hasta un río
(14) que los llevaría a una zona entre dos grandes cordilleras ​(15) y finalmente a otra sierra ​(16) ​de la
actual provincia de Jaén​ ​donde recogerían hojas de olivo.

La quinta etapa los llevaría a una sierra más al norte y al este ​(17) ​donde nace un gran río para
recoger un poco de agua de su nacimiento. Desde ahí debían pasar a la meseta por un paso ​(18)
natural para recoger granos de trigo y volver a bajar para recorrer el gran río ​(19), ​subir luego al norte
a una sierra ​(20) ​que está cerca de los Pedroches y volver a bajar por un afluente ​(21) ​del gran río.

En la sexta etapa, tenían que subir a una sierra de la actual provincia de Huelva ​(22) para recoger
pelo de un animal típico de la zona que proporciona muchos y variados productos para comer ​(23).
De ahí tenían que bajar por un río ​(24) y por la costa llegar a una bahía ​(25) ​para recoger un poco de
sal.

Finalmente, tenían que llegar a una ciudad que tenía una fortaleza en una colina ​(26) ​subiendo por el
gran río y sus marismas donde se encontraron una cueva que tenía un guardián que les esperaba
para recoger y comprobar las pruebas que llevaban y que los introdujo más al interior donde había un
gran tesoro compuesto por grandes candelabros de oro.
1. Poner el nombre de cada lugar en esta tabla

número lugar

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26
2. Ir colocando los números en el mapa en su lugar correspondiente ir
uniéndolos con una línea

Intereses relacionados