Está en la página 1de 9

SECRETARIO : Dr. VICTOR TRAUCO VELA.

EXPEDIENTE : 637-2015-13.
CUADERNO : EJECUCIÓN.
ESCRITO :
SUMILLA : NULIDAD DEL PROCESO DE
REVOCATORIA DE PENA SUSPENDIDA.
SEÑOR JUEZ DEL SEGUNDO JUZGADO DE INVESTIGACIÓN PREPARATORIA
DE AMARILIS:
JOSE ALBERTO ARQUIÑIGO HERRADA, en los
autos seguidos por el MINISTERIO PÚBLICO, en mi contra, por la comisión
del delito de Apropiación Ilícita, en agravio de VICTOR ALBERTO PASQUEL
BUSTILLOS, ante Ud. respetuosamente digo:
Que, en aplicación de lo dispuesto por los
Artículos 149°, 150°, Artículos I inciso 3), VI y IX del Título Preliminar del
Código Procesal Penal, ocurro a vuestra Judicatura con la finalidad de
deducir LA NULIDAD DE TODO EL PROCESO DE REVOCATORIA DE LA PENA
SUSPENDIDA, desde el acto de la NOTIFICACION de la Resolución Nº 11 su
fecha 19 de julio del 2018, para que previos los trámites legales su
Judicatura se sirva DECLARAR FUNDADA el presente remedio procesal, y
se reponga el estado del proceso a DISPONER QUE SE NOTIFIQUE LA
RESOLUCIÓN N° 11 DE FECHA 19 DE JULIO DEL 2018 MEDIANTE EL CUAL SE
ME CORRE TRASLADO DEL REQUERIMIENTO DE REVOCATORIA DE LA PENA
SUSPENDIDAY SE SEÑALA FECHA PARA LA REALIZACIÓN DE LA AUDIENCIA
DE REVOCATORIA DE SUSPENSIÓN DE PENA, la misma que debe ser
notificado debidamente a mi domicilio real, sito en la Mz. “C” Lt. N° 03 –
Tercer Piso, Departamento 301, Urbanización Santa Elena – Distrito de
Amarilis, Provincia y Departamento de Huánuco, ello con las formalidades
establecidas en el artículo 127 inciso 3) del Código Procesal Penal,
concordante con lo establecido en el artículo 160 y 161 del Código
Procesal Civil aplicable supletoriamente, por las siguientes
consideraciones de hecho y de derecho que a continuación paso a
exponer:

1
PRIMERO: Que, el recurrente José Alberto Arquiñigo Herrada, se acogió a
la Conclusión Anticipada del Proceso con fecha 11 de setiembre de 2017,
ante el Primer Juzgado Unipersonal de la Corte Superior de Justicia de
Huánuco, poniéndose de acuerdo en ese acto con el señor
representante del Ministerio Público y la parte agraviada, sobre la pena,
reparación civil y demás consecuencias accesorias, para posteriormente
la señora Juez Expedir la Sentencia Conformada N° 170-2017, contenida
en la Resolución N° 04 de fecha 11 de setiembre de 2017, que condeno
a don José Alberto Arquiñigo Herrada, a un año y un mes de pena
privativa de libertad suspendida por el periodo de un año, todos los
hechos se encuentran plasmados en el expediente, las mismas que se
sirva tener presente.
SEGUNDO: El representante del Ministerio Público, mediante escrito de
fecha 10 de julio de 2018, ha solicitado la Revocatoria de la Pena de
libertad suspendida por la efectiva, argumentando que el suscrito habría
hecho caso omiso al cumplimiento de las reglas de conducta, respecto
a la reparación civil; la misma que mediante Resolución N° 11 de fecha
19 de julio de 2018, fue dado cuenta y se señaló fecha para la realización
de la Audiencia de Revocatoria de Suspensión de Pena, requiriendo la
asistencia obligatoria de mi abogado defensor, indicado taxativamente
lo siguiente: el sentenciado deberá designar otro defensor también de
libre elección para que asista a la audiencia programada.
TERCERO: Ahora bien, ante los hechos antes mencionado es menester
mencionar lo siguiente: que, la función procesal, es la de corregir las
patologías jurídicas. La nulidad es el medio de que se vale este derecho
para enmendar su propia patología, siendo ello así, las formas procesales
no tienen otro sentido que el de garantizar los derechos de los individuos,
por lo cual las nulidades no tienen otro objeto que salvaguardar dichas
garantías, por lo que los remedios procesales no tienden a reparar la
justicia o injusticia de una decisión judicial, pues su finalidad concreta es
la de preservar el derecho de defensa de las partes y el principio de
bilateralidad, al respecto CASARINO VITERBO, refiere que la Ley Procesal

2
es fundamentalmente imperativa de suerte que su infracción llevará
siempre implícita la sanción de nulidad, para el acto realizado sin sujeción
a los requisitos o condiciones que ella señale o exige.
CUARTO: Que, el acto de la notificación tiene por objeto poner en
conocimiento de los interesados, el contenido de las resoluciones
judiciales, en tal sentido las notificaciones son actos procesales de
comunicación, siendo su FINALIDAD PRIMORDIAL la de poner en
conocimiento de los sujetos procesales las distintas resoluciones judiciales,
la misma que debe ser REAL Y CIERTA, y entrar en la conciencia y poder
justificarse con exactitud, para los efectos de resguardar la garantía del
debido proceso. La NO notificación de las resoluciones judiciales trae
consigo la nulidad absoluta conforme así lo establece el artículo 150
inciso d) del Código Procesal Penal, el cual prescribe que: No será
necesaria la solicitud de nulidad de algún sujeto procesal y podrán ser
declarados aun de oficio, los defectos concernientes: d) A la
inobservancia del contenido esencial de los derechos y garantías
previstos por la Constitución.
QUINTO: En el presenta caso, señor Juez las notificaciones realizadas en
la presente causa se encontraban realizando en el domicilio señalado en
la Audiencia de Juicio Oral de fecha 11 de setiembre de 2017, donde
señalo como domicilio la Mz. “C” Lt. N° 03 – Tercer Piso, Departamento
301, Urbanización Santa Elena – Distrito de Amarilis, Provincia y
Departamento de Huánuco, conforme se corrobora con el Certificado
Domiciliario N° 50479 de fecha 06 de Agosto de 2018, el cual adjunto a la
presente, sin embargo, en del Acta de Audiencia de Inicio de Juicio Oral
y de la Sentencia Conformada se tiene que solo consignaron como mi
domicilio Mz. “C” Lt. N° 03, Urb. Santa Elena – Amarilis – Huánuco; en tal
sentido se tiene que no se ha procedido a NOTIFICAR al suscribiente con
el contenido de la Resolución N° 11 de fecha 19 de julio de 2018, ni con
el contenido de ninguna resolución posterior a la Audiencia de Juicio
Oral, ello en mi domicilio real sito en la Mz. “C” Lt. N° 03 – Tercer Piso,
Departamento 301, Urbanización Santa Elena – Distrito de Amarilis,

3
Provincia y Departamento de Huánuco, sino por el contrario, tal como se
evidencia de autos, el personal encargado de las notificaciones ha
procedido a dejar la notificación bajo puerta en el inmueble cuyas
característica son PUERTA METAL PLOMO, FACHADA AMARILLO, sin
embargo, ello viene a ser la puerta de acceso que se encuentra en el
primer piso y que da acceso a mi domicilio que se encuentra ubicado en
el Tercer Piso, color de puerta de mi domicilio que difiere diametralmente
a la consignada por el técnico notificador, tal como se infiere de manera
incontrastable con el mérito de las tomas fotográficas aportadas al
presente recurso, de ahí que la notificación ha sido dejada debajo de la
puerta del primer piso, pudiendo haberla recogida cualquier persona, ya
que la entrada es de uso común de todas las familias que habitamos el
edificio, situación que no ha permitido conocer de la existencia de la
Resolución N° 11 de fecha 19 de julio de 2018, y por ende del
REQUERIMIENTO DE REVOCATORIA DE PENA SUSPENDIDA,
imposibilitándome con ello el ejercicio adecuado de mi derecho de
defensa, colocando a esta parte en un estado de indefensión, de ahí que
amerita se declare su nulidad absoluta.
SEXTO: Que, la tutela es la protección que se brinda a un determinado
interés ante una situación en la cual la misma (situación jurídica) ha sido
lesionada o insatisfecha; ante dicha eventualidad el ordenamiento
jurídico ha establecido una serie de mecanismos para la tutela de
nuestras situaciones jurídicas, siendo la forma de tutela por excelente la
tutela jurisdiccional. Pues, el proceso es aquel medio (de tutela) que el
Estado-en compensación por prohibirnos hacernos justicia por mano
propia, nos ofrece para que por él y en el obtengamos, todo aquello y
precisamente aquello que tenemos derecho a conseguir. De lo señalado
se colige, que si bien el derecho a la tutela jurisdiccional implica el
acceso a la tutela jurisdiccional a efectos de peticionar la tutela de
nuestras situaciones jurídicas, empero el derecho a la tutela efectiva no
comprende el de obtener una decisión judicial acorde con las
pretensiones que se formulan, sino el derecho a que se dicte una

4
resolución en derecho, siempre que se cumpla con los requisitos
procesales para él. El debido proceso tiene por función asegurar los
derechos fundamentales consagrados en la Carta Magna, dando a toda
persona la posibilidad de recurrir a la justicia para obtener la tutela
jurisdiccional de los derechos individuales a través de un procedimiento
legal, en el que se otorgue al imputado (perseguido penal) a) la
oportunidad de ser oído, y b) ejercer su derecho de defensa y
contradicción, de producir pruebas, así como de obtener una resolución
que decida la causa dentro de un plazo preestablecido en la Ley
Procesal lo que no ocurre en el caso sub examen, pues a esta parte se le
viene violentando el derecho de defensa y el derecho a la impugnación,
ya que el acto procesal de notificación incurre en un vicio insubsanable
ya que se ha diligenciado en un domicilio que no me corresponde y que
se acredita de manera incontrastable con la cedula de notificación que
contiene la Resolución N° 11 de fecha 19 de julio del 2018, y las demás
cedulas de notificación posteriores al Juicio Oral, donde se aprecia que
se dejó bajo puerta, consignado características de la puerta principal del
primer piso (siendo que el edificio donde domicilia es suscrito es
multifamiliar), cuando el suscrito domicilia en el tercer piso. De ahí que el
acto de la notificación de la Resolución N° 11 de fecha 19 de julio de
2018, no ha cumplido su finalidad que es poner de conocimiento del
recurrente el traslado del requerimiento de revocatoria de la pena
suspendida y el señalamiento de fecha para la realización de la
audiencia de revocatoria de suspensión de pena, pese a que el acto de
la notificación no admite para su ejercicio restricción ni limitación alguna,
lo que si viene ocurriendo, en el caso sub materia colocando al
recurrente en un estado de indefensión, vulnerándose lo establecido en
el artículo 139 inciso 3 de la Constitución Política del Estado.
QUINTO: Para los efectos de determinar la irregularidad funcional es
preciso expresar que la notificación es un acto de comunicación
procesal, por el cual se pone en conocimiento de las partes y demás
interesados las providencias judiciales, para materializar el derecho de

5
defensa, es por ello que se afirma que la notificación constituye una
exigencia de contradicción, sin la cual se afectaría el debido proceso y
la igualdad de las partes, Al respecto, Rocco expresa que la notificación
es aquella actividad que se dirige a llevar a conocimiento a determinada
persona alguna cosa, de modo que ella tenga la percepción de esta a
través de un órgano especial. En nuestro ordenamiento procesal,
encontramos referencias a la citación, emplazamiento y requerimiento,
ello puede llevar a pensar que son especies de la notificación, sin
embargo, no es así. El acto de comunicación puro, en sentido estricto, no
son sino actos de intimación, pues por ir combinados por una notificación
propiamente dicha quedan absorbidos el régimen general señalada
para estas.
SEXTO: Señor Juez debe tener en cuenta que la notificación está
estrechamente ligada con el derecho al debido proceso, por lo que
debemos tener en cuenta lo establecido en el Artículo 155º del Código
Procesal Civil (aplicable supletoriamente al caso de autos) establece que
“el acto de la notificación tiene por objeto poner en conocimiento de los
interesados el contenido de las resoluciones judiciales. (…) // Las
resoluciones judiciales sólo producen efectos en virtud de notificación
hecha con arreglo a lo dispuesto en este Código, salvo los casos
expresamente exceptuados”. Es decir, que mediante la notificación las
partes toman conocimiento de las decisiones judiciales y podrán ejercitar
su derecho de impugnación si fuere el caso, siendo que para que una
notificación sea válida y produzca efectos debe hacerse conforme al
procedimiento regulado por el Código Procesal Civil. En ese mismo
sentido, el Artículo 127 inciso 3 del Código Procesal Penal, señala que:
Salvo que el imputado no detenido haya fijado domicilio procesal, la
primera notificación se hará personalmente, entregándole una copia, en
su domicilio real o centro de labores; en el presente caso señor Juez el
suscrito no ha señalado domicilio procesal, por lo que correspondía la
notificación personal en mi domicilio real o centro de labores, la cual no
se ha realizado, conforme se ha demostrado, por lo que en el caso de

6
autos se ha vulnerado de forma flagrante el derecho a la defensa que
ampara al suscrito, por lo que en aplicación de lo establecido en el
artículo 150 inciso d) del Código Procesal Penal debe declararse la
Nulidad Absoluta.
SEPTIMO: Sobre las notificaciones nuestro Guardián de la Constitución en
su STC Nº 04663-2007-PA/TC, de fecha 19 de enero del 2010, expresa:
Evidentemente no cualquier imposibilidad de ejercer esos medios para la
defensa produce un estado de indefensión reprochada por el contenido
constitucionalmente protegido del derecho. Ésta será
constitucionalmente relevante cuando aquella indefensión se genera en
una indebida y arbitraria actuación del órgano que investiga o juzga al
individuo. Y esto se produce sólo en aquellos supuestos en que el
justiciable se ve impedido, de modo injustificado, de argumentar a favor
de sus derechos e intereses legítimos, con el consiguiente perjuicio para
tales derechos o intereses. “[e]l principio de no ser privado del derecho
de defensa en ningún estado del proceso”. Por su parte, el numeral 1 del
artículo 8 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos señala
que “toda persona tiene derecho a ser oída, (…) para la determinación
de sus derechos y obligaciones de orden civil, laboral, fiscal o de
cualquier otro carácter”. Que al respecto, en la STC 5871-2005-AA/TC
[fundamentos 12 y 13, respectivamente] este Tribunal sostuvo que el
derecho de defensa: “(…) se proyecta (…) como un principio de
contradicción de los actos procesales que pudieran repercutir en la
situación jurídica de algunas de las partes de un proceso o de un tercero
con interés (…). La observancia y respeto del derecho de defensa es
consustancial a la idea de un debido proceso, propio de una
democracia constitucional que tiene en el respeto de la dignidad
humana al primero de sus valores. Por su propia naturaleza, el derecho
de defensa es un derecho que atraviesa transversalmente a todo el
proceso judicial, cualquiera sea su materia”. La posibilidad de su ejercicio
presupone, en lo que aquí interesa, que quienes participan en un proceso
judicial para la DETERMINACIÓN DE SUS DERECHOS Y OBLIGACIONES

7
JURÍDICAS TENGAN CONOCIMIENTO, PREVIO Y OPORTUNO, de los
diferentes actos procesales que los pudieran afectar, a fin de que tengan
la oportunidad de ejercer, según la etapa procesal de que se trate, los
derechos procesales que correspondan (v.g. interponer medios
impugnatorios). Por cierto, las exigencias que se derivan del significado
constitucional del derecho de defensa no se satisfacen con la posibilidad
de que in abstracto las partes puedan formalmente hacer ejercicio de los
recursos necesarios previstos en la ley, sino también con la garantía de
que puedan interponerlos de manera oportuna. Por ello, el artículo 155
del Código Procesal Civil dispone, en su segundo párrafo, que “Las
resoluciones judiciales sólo producen efectos en virtud de notificación
hecha con arreglo a lo dispuesto en este Código (…)”; de modo que la
falta de notificación es considerada como un vicio que trae aparejada
la nulidad de los actos procesales, salvo que haya operado la
aquiescencia.
FUNDAMENTO JURÍDICO:
La presente nulidad se ampara en lo dispuesto en los Artículos 127 inciso
3), 149, 150 y 154 del Código Procesal Penal.
INTERES PARA PEDIR LA NULIDAD:
La presente nulidad se solicita en virtud de que el acto de notificación de
la Resolución N° 11 al haberse efectuado en un domicilio distinto, no ha
permitido tomar conocimiento de dicha resolución, hecho que me causa
perjuicio, pues afecta a mi derecho de defensa, el debido proceso y mi
derecho a la libertad.
ANEXO:
1. El Original del Certificado Domiciliario N° 50479, de fecha 06 de
agosto de 2018, expedido por el Notario Público Erick Morales
Canelo.
2. La Constancia de Anotación de Asistencia, de fecha 12 de junio
de 2018, mediante el cual se acredita que el suscrito se encontraba
cumpliendo con las reglas de conducta.

8
3. 04 boletas de pago, expedidas por mi empleadora Universidad
Nacional Hermilio Valdizan.
4. La Constancia de Pago correspondiente a los meses de enero al
julio de 2018, expedido por la Oficina de Personal de la Universidad
Nacional Hermilio Valdizan.
5. Copia de los Vouchers de pago, por concepto de reparación civil.
6. Tomas fotográficas de mi domicilio real.
Por tanto:
A Ud. Señor Juez solicito proveer conforme
a ley.
Huánuco, 09 de Agosto de 2018.