Está en la página 1de 2

Alabaré, alabaré,

alabaré, alabaré, Aquí estamos Señor,


Alabaré a mi Señor. en Tu casa otra vez.
¡Qué alegría volverte a
Alabaré, alabaré,
encontrar!
alabaré, alabaré,
Alabaré a mi Señor.
Vamos a compartir
Juan vio el número y a expresar nuestra fe,
de los redimidos, como hermanos en torno al
y todos alababan al Señor. altar.
Unos oraban, otros cantaban,
y todos alababan al Señor. ESTRIBILLO:
En el Nombre de Dios,
ESTRIBILLO.Somos Tus hijos,
vamos a celebrar,
Dios Padre eterno,
Tú nos has creado por amor.
el Misterio de la Salvación.El
Te adoramos, Te bendecimos Señor nos dará
y todos cantamos en Tu honor. su Palabra y su Pan,
es la fiesta del pueblo de Dios.
ESTRIBILLO.
Partiremos Tu pan,
Todos unidos, signo de Comunión,
alegres cantamos, beberemos Tu vino de Amor.
gloria y alabanzas al Señor.
¡Gloria al Padre!
¡Gloria al Hijo! y
Y a la vez sellarás,
¡Gloria al Espíritu de Amor! con nosotros Señor,
una Alianza que viene de Dios.
Padre nuestro, que estás Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de
en el cielo, la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor,
santificado sea tu que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
Nombre; nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de
venga a nosotros tu Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado,
reino; descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los
hágase tu voluntad en la muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de
tierra como en el cielo. Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar
a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la
Danos hoy nuestro pan santa Iglesia católica, la Comunión de los Santos, el
de cada día; perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida
perdona nuestras eterna. Amén.
ofensas,
como también nosotros (2) Señor, líbrame de los malvados;
perdonamos a los que protégeme de los violentos,
2 (3) de los que traman el mal
nos ofenden;
no nos dejes caer en la y a todas horas provocan peleas.
tentación, 3 (4) Su lengua es aguda, como de serpiente;
y líbranos del mal. sus palabras son como veneno de víbora.
4 (5) Señor, protégeme del poder de los malvados,

protégeme de los violentos,


Dios te Salve, María, de los que hacen planes para que yo caiga.
5 (6) Esos orgullosos me han puesto una trampa;
llena eres de gracia; el
Señor es contigo. me han tendido red y lazos;
Bendita tú eres entre me han puesto trampas junto al camino.
6 (7) Le he dicho al Señor: «Tú eres mi Dios;
todas las mujeres, y
¡escucha, pues, mi grito suplicante!
bendito es el fruto de 7 (8) Señor, Señor, mi Salvador poderoso,

tu vientre, Jesús. tú proteges mi cabeza en el combate.»


Santa María, Madre
de Dios, ruega por (1b) Hablaré de tu grandeza, mi Dios y
nosotros, pecadores, Rey;
ahora y en la hora de
nuestra muerte. Amén. bendeciré tu nombre por siempre.
2 Diariamente te bendeciré;
Gloria al Padre y al
alabaré tu nombre por siempre.
Hijo y al Espíritu
Santo. Como era en el 3 El Señor es grande y muy digno de
principio, ahora y alabanza;
siempre, por los siglos su grandeza excede nuestro
de los siglos. Amén. entendimiento.