Está en la página 1de 15

LOS

ORGANIZADORES d

DEL DESARROLLO

DOCENTE: CAROLINA PAZ MORAGA CARVAJAL


25/08/2018
• Concepción del Desarrollo:
Organizada en el sistema de los Organizadores del Desarrollo.

• LOS ORGANIZADORES, SON:


Sistemas de acción recíproca, interrelacionados dialécticamente, que se
estructuran genéticamente y se transforman a lo largo de la vida.
*La dialéctica considera que todos los fenómenos están sujetos a
perpetuo movimiento y cambio, y que el desarrollo de la Naturaleza es
el resultado del desarrollo y de la lucha de sus contradicciones.
Ana Quiroga: “…en cada experiencia, en cada contacto del sujeto con el mundo, en cada
exploración de la realidad, se produce un aprendizaje explícito que se condensa y se
objetiva en un contenido, en la incorporación de una información, en el desarrollo de
una habilidad, en la internalización de una norma o en la utilización de un código de
comunicación.” (p.69).

• Cada aprendizaje se realiza en una situación, contexto, secuencia, clima emocional,


relacional y afectivo; al que ese aprendizaje queda ligado, dejando huellas,
inscribiéndose en nosotros e instaurando una modalidad de tomar, calificar, asociar,
etc. nuestras percepciones, sentimientos, acciones.

• Esta modalidad configura un aprender a aprender, que va reforzando, ratificando o


rectificando nuestras matrices de aprendizaje.

• Quiroga: “…se aprende por necesidad o por miedo, se aprende por amor, por identificación, con placer
o con sufrimiento, con libertad y con sumisión. El aprendizaje es siempre el producto de un proceso
vincular, lo sepamos o no, aprendemos siempre para otro, con otro o contra el otro.” (p. 72).
VÍNCULO
DE
APEGO
Vínculo de apego:
Como sujeto completo y competente que es, el niño, desde el nacimiento, es capaz de establecer lazos
con su entorno, especialmente con los adultos: “Los lazos primordiales con los adultos que lo cuidan,
constituyen el vínculo de apego (J. Bowlby,1976).
Su función es proteger, contener, sostener y tranquilizar al niño en su contacto con el mundo, que, por
ser nuevo y renovado permanentemente, le despierta curiosidad, interés y también inquietud, alarma y
ansiedad.”(Chokler).
La calidad de este vínculo, del sostén que realiza el adulto: su cercanía o lejanía, su capacidad de
contenerlo o no, de acompañarlo y apaciguarlo; determinará cómo se sienta ese niño: sostenido,
contenido, confiado en determinará sus matrices afectivas, relacionales y sociales su entorno,
apaciguado, calmado o; frustrado, temeroso, ansioso.
Es decir, es el adulto, el que desde el nacimiento, calma, tranquiliza, aporta seguridad al bebé. El vínculo
de apego, tiene la función de neutralizar la ansiedad que genera un mundo desconocido.
Sin un vínculo de apego seguro, es difícil que el niño se atreva a explorar el mundo que lo rodea, por
ejemplo, o a comunicarse con él. De ahí la importancia de la interacción con los otros organizadores.
EXPLORACIÓN
• Exploración:
La motricidad es utilizada por el niño, no sólo para desplazarse o alcanzar un
determinado objeto, sino también para “aprender a pensar”.
Es a través de la exploración que el bebé conoce el mundo que lo rodea, le permite
apropiarse de su medio, conocerlo y construir aprendizaje.
De ahí la importancia de permitir la exploración, de facilitar todos aquellos
momentos que lo pongan en contacto con el mundo.
Mientras más le demos la oportunidad de hacerlo por sí mismo y nosotros seamos
simples mediadores que le presentamos ese mundo pero no lo “elaboramos” por
él, más rica será esta interacción, más rico el desarrollo de su pensamiento.
SEGURIDAD
POSTURAL
• Seguridad postural:
Este organizador está fuertemente ligado al del vínculo, Tiene que ver con la sensación
íntima de equilibrio o de desequilibrio. La seguridad postural, se basa en la motricidad,
pero su despliegue, permite configurar el yo de cada persona. En el despliegue del
movimiento, el bebé va conociendo su cuerpo, dominándolo progresivamente y confiando
en sí mismo, lo que influye profundamente en el desarrollo de la personalidad del bebé.
Acá también podemos ver una fuerte interacción con los otros organizadores: si yo permito
al bebé explorar el mundo libremente, le trasmito el mensaje de que “confío en él”, eso le
permite atreverse a moverse, adquirir mayor confianza postural y, por lo tanto, aportarle al
sentimiento de unidad, confianza en sí mismo y seguridad. Acá volvemos a tocar el tema
de la importancia de poner a los bebés boca arriba y que, progresivamente, vayan
alcanzando y dominando otras posturas, sin llevarlos a ellas, dejándolos que lo hagan por sí
mismos.
COMUNICACIÓN
• Comunicación:
Es fundamental entender que la comunicación va más allá de las palabras. Si
comprendemos al bebé como un sujeto completo, nos daremos cuenta que se
comunica desde el momento de nacer, desplegando progresivamente todo un
repertorio de comunicación con el mundo que va creciendo hasta el desarrollo del
lenguaje.
Desde el nacimiento, existen las miradas, los gestos, mímicas, voces o balbuceos,
movimientos, etc., que nos indican claramente intenciones comunicativas. Sólo
debemos aprender a descifrar estos códigos.
Simples posturas, movimientos o actitudes, se pueden transformar en
comunicación por el sólo hecho de la interpretación del adulto, que les otorga
significado y le señala al niño, de esta forma, que así puede comunicarse, dando
origen a un intercambio de señales. (* Dialogo Tónico)
ORDEN
SIMBÓLICO
Orden simbólico :
Este quinto organizador tiene que ver con el conjunto de: creencias, valores, saberes sociales y culturales del
entorno que rodea al bebé.

Son las representaciones sociales que están a la base de nuestra cultura (que la distingue de otras culturas), y que
implícitamente marca nuestro desarrollo.

Son acuerdos tácitos, que pasan desapercibidos pero que marcan nuestra forma de ser y estar en el mundo.

Por ejemplo: Hay países en lo que a penas nace el bebé se le da un shock de agua congelada, para que se acostumbre
a las temperaturas muy frías y desarrolle las defensas necesarias para este ambiente. En otros países sería una
aberración y pensaríamos que puede llevar al niño a la muerte.

Lo mismo ocurre con la concepción de sujeto: si lo veo como sujeto incompleto y hago todo por el bebé, le trasmito que
no es capaz de lograr su propio desarrollo, de constituirse como persona. Si lo considero desde el punta de vista
contrario, le trasmito seguridad, confianza en sí mismo y es distinto el adulto futuro que estaremos configurando. De ahí
la importancia de todo lo que trasmitimos culturalmente y que se traspasa desde el momento de nacer (o
incluso desde antes).
• Reflexión en parejas……

• Buscar ejemplos de la vida cotidiana (concretos) en que se observe


la interrelación que existe entre los organizadores

¿ ¿Cómo crees que se relacionan los organizadores?.