Está en la página 1de 2
+Model ARTICLE IN PRESS RLFA-121; No. of Pages 2
+Model
ARTICLE IN PRESS
RLFA-121;
No. of Pages 2

Revista de Logopedia, Foniatría y Audiología (2016) xxx, xxx---xxx

+Model ARTICLE IN PRESS RLFA-121; No. of Pages 2 Revista de Logopedia, Foniatría y Audiología (2016)ATRÍA y AUDIO LOGÍA www.elsevier.es/logopedia EDITORIAL Logopedia y atención temprana Speech pathology and early intervention Uno de los retos más importantes que tienen que afrontar las sociedades modernas es el de garantizar servicios de aten- ción temprana efectivos, eficientes y eficaces para familias con ninos ˜ que padecen una discapacidad o se encuentran en una situación de riesgo. Son muchas las organizaciones inter- nacionales, como la Organización Mundial de la Salud ( OMS, 2012 ), la United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization ( Unesco, 2015 ), la División para la Educación de Ninos ˜ DEC (2014) , The European Association on Early Child- hood Intervention ( Eurlyaid, 2015 ), la International Society on Early Intervention ( ISEI, 2016 ), las que hacen un llama- miento a incorporar prácticas basadas en la evidencia que ayuden a mejorar la calidad de vida de estas familias y de sus ninos. ˜ La American Speech-Languaje Hearing-Association ( ASHA, 2008 ) también se une a este llamamiento. Pide que los profesionales de la logopedia incorporen en sus prácti- cas de atención temprana los principios que promulgan una intervención cercana a la familia, y sensible a las diferencias culturales y lingüísticas. También aboga por unos servicios que se encaminen al desarrollo de apoyos y a la promoción de la participación de los ninos ˜ en sus entornos naturales, con un alto nivel de integración y coordinación de equipos transdisciplinares. La incorporación de estas prácticas en Espana˜ tiene una historia muy reciente y, desafortunadamente, no muy homo- génea. Desde la creación del Libro Blanco de la Atención Temprana ( GAT, 2000 ), donde se postula la necesidad de contar con las familias desde un punto de vista más par- ticipativo, poco se ha variado en la visión tradicional de la intervención. No cabe ninguna duda que la atención temprana es una disciplina muy joven. Aun así, ha sufrido, a lo largo de su corta existencia, numerosas transformaciones en la forma en la que se llevan a cabo las prácticas profesionales. Durante este proceso, hemos visto la evolución de una inter- vención centrada principalmente en el nino, ˜ en procurarle una rehabi l i t a c i ó n o r i e n t a d a a l a e s t r u c t u r a y l a f u n c i ón, a un enfoque soc i a l , que i nvo l ucra b a d e manera progresiva a la familia en el proceso de intervención y que se encuentra más fundamentado en la evidencia científica. Sin embargo, esto que se postula desde la teoría, en la práctica se queda en un punto intermedio entre la infor- mación y la relación cordial entre padres y profesionales. Desde este medio camino en el que nos encontramos, la unión entre las diferentes disciplinas que intervienen puede brindar una atención temprana de calidad que cumpla con los principios requeridos desde los estamentos internaciona- les. Aquí los logopedas tenemos una misión fundamental a la hora de implementar estas prácticas. Como bien apuntaba Vigostky en su libro La Concien- cia como Problema de la Psicología de la Conducta ( 1925 ): « La cosa más admirable es que la conciencia del lenguaje y la experiencia social surgen contemporáneamente y de manera absolutamente paralela » . Crear oportunidades de interac- ción positiva entre ninos ˜ y adultos favorece el desarrollo, no solo del lenguaje, sino de la socialización en general. Apoyar la capacidad de los adultos que rodean al nino˜ para que estos brinden los estímulos adecuados y creen entornos competentes, es la misión fundamental de los logopedas y demás miembros de los equipos de atención temprana. Sin embargo, esto requiere que los profesionales inmer- sos en esta tarea entiendan muy bien las bases conceptuales que dan cuerpo a las prácticas centradas en la familia, com- prendan los fundamentos neurobiológicos del desarrollo y del modelo ecológico, además de los principios provenien- tes de la psicología sistémica y la perspectiva transaccional ( ANIP, 2016 ). Por tanto, la formación específica en estas áreas debe considerarse esencial. Una vez que se haya asumido este reto, es necesario que los profesionales, y en este caso los logopedas, interioricen estas prácticas y empiecen a implementarlas de una manera más adecuada. Se debe asumir que el trabajo transdiscipli- nar constituye una condición indispensable para el éxito de la mismas. Los logopedas deben estar dispuestos a ensenar ˜ y a aprender los principios de la comunicación, y el len- guaje efectivo no solo a las familias, sino también ayudar a los otros profesionales a comprender que el lenguaje es un asunto de todos y, desde sus conocimientos y praxis, apoyar su labor. http://dx.doi.org/10.1016/j.rlfa.2016.07.001 0214-4603/© 2016 Els e v i e r E s p a n a , ˜ S . L . U . y A s o c i a c i o n ´ E s p a n a ˜ d e L o g o p e d ia, Foniatr´ıa y Audiolog´ıa. Todos los derechos reservados. Cómo citar este artículo: Escorcia Mora, C.T. Logopedia y atención temprana. Revista de Logopedia, Foniatría y Audiología (2016), http://dx.doi.org/10.1016/j.rlfa.2016.07.001 " id="pdf-obj-0-9" src="pdf-obj-0-9.jpg">

Revista de

LOGOPEDIA, FONIATRÍA y AUDIOLOGÍA

www.elsevier.es/logopedia

+Model ARTICLE IN PRESS RLFA-121; No. of Pages 2 Revista de Logopedia, Foniatría y Audiología (2016)ATRÍA y AUDIO LOGÍA www.elsevier.es/logopedia EDITORIAL Logopedia y atención temprana Speech pathology and early intervention Uno de los retos más importantes que tienen que afrontar las sociedades modernas es el de garantizar servicios de aten- ción temprana efectivos, eficientes y eficaces para familias con ninos ˜ que padecen una discapacidad o se encuentran en una situación de riesgo. Son muchas las organizaciones inter- nacionales, como la Organización Mundial de la Salud ( OMS, 2012 ), la United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization ( Unesco, 2015 ), la División para la Educación de Ninos ˜ DEC (2014) , The European Association on Early Child- hood Intervention ( Eurlyaid, 2015 ), la International Society on Early Intervention ( ISEI, 2016 ), las que hacen un llama- miento a incorporar prácticas basadas en la evidencia que ayuden a mejorar la calidad de vida de estas familias y de sus ninos. ˜ La American Speech-Languaje Hearing-Association ( ASHA, 2008 ) también se une a este llamamiento. Pide que los profesionales de la logopedia incorporen en sus prácti- cas de atención temprana los principios que promulgan una intervención cercana a la familia, y sensible a las diferencias culturales y lingüísticas. También aboga por unos servicios que se encaminen al desarrollo de apoyos y a la promoción de la participación de los ninos ˜ en sus entornos naturales, con un alto nivel de integración y coordinación de equipos transdisciplinares. La incorporación de estas prácticas en Espana˜ tiene una historia muy reciente y, desafortunadamente, no muy homo- génea. Desde la creación del Libro Blanco de la Atención Temprana ( GAT, 2000 ), donde se postula la necesidad de contar con las familias desde un punto de vista más par- ticipativo, poco se ha variado en la visión tradicional de la intervención. No cabe ninguna duda que la atención temprana es una disciplina muy joven. Aun así, ha sufrido, a lo largo de su corta existencia, numerosas transformaciones en la forma en la que se llevan a cabo las prácticas profesionales. Durante este proceso, hemos visto la evolución de una inter- vención centrada principalmente en el nino, ˜ en procurarle una rehabi l i t a c i ó n o r i e n t a d a a l a e s t r u c t u r a y l a f u n c i ón, a un enfoque soc i a l , que i nvo l ucra b a d e manera progresiva a la familia en el proceso de intervención y que se encuentra más fundamentado en la evidencia científica. Sin embargo, esto que se postula desde la teoría, en la práctica se queda en un punto intermedio entre la infor- mación y la relación cordial entre padres y profesionales. Desde este medio camino en el que nos encontramos, la unión entre las diferentes disciplinas que intervienen puede brindar una atención temprana de calidad que cumpla con los principios requeridos desde los estamentos internaciona- les. Aquí los logopedas tenemos una misión fundamental a la hora de implementar estas prácticas. Como bien apuntaba Vigostky en su libro La Concien- cia como Problema de la Psicología de la Conducta ( 1925 ): « La cosa más admirable es que la conciencia del lenguaje y la experiencia social surgen contemporáneamente y de manera absolutamente paralela » . Crear oportunidades de interac- ción positiva entre ninos ˜ y adultos favorece el desarrollo, no solo del lenguaje, sino de la socialización en general. Apoyar la capacidad de los adultos que rodean al nino˜ para que estos brinden los estímulos adecuados y creen entornos competentes, es la misión fundamental de los logopedas y demás miembros de los equipos de atención temprana. Sin embargo, esto requiere que los profesionales inmer- sos en esta tarea entiendan muy bien las bases conceptuales que dan cuerpo a las prácticas centradas en la familia, com- prendan los fundamentos neurobiológicos del desarrollo y del modelo ecológico, además de los principios provenien- tes de la psicología sistémica y la perspectiva transaccional ( ANIP, 2016 ). Por tanto, la formación específica en estas áreas debe considerarse esencial. Una vez que se haya asumido este reto, es necesario que los profesionales, y en este caso los logopedas, interioricen estas prácticas y empiecen a implementarlas de una manera más adecuada. Se debe asumir que el trabajo transdiscipli- nar constituye una condición indispensable para el éxito de la mismas. Los logopedas deben estar dispuestos a ensenar ˜ y a aprender los principios de la comunicación, y el len- guaje efectivo no solo a las familias, sino también ayudar a los otros profesionales a comprender que el lenguaje es un asunto de todos y, desde sus conocimientos y praxis, apoyar su labor. http://dx.doi.org/10.1016/j.rlfa.2016.07.001 0214-4603/© 2016 Els e v i e r E s p a n a , ˜ S . L . U . y A s o c i a c i o n ´ E s p a n a ˜ d e L o g o p e d ia, Foniatr´ıa y Audiolog´ıa. Todos los derechos reservados. Cómo citar este artículo: Escorcia Mora, C.T. Logopedia y atención temprana. Revista de Logopedia, Foniatría y Audiología (2016), http://dx.doi.org/10.1016/j.rlfa.2016.07.001 " id="pdf-obj-0-22" src="pdf-obj-0-22.jpg">
+Model ARTICLE IN PRESS RLFA-121; No. of Pages 2 Revista de Logopedia, Foniatría y Audiología (2016)ATRÍA y AUDIO LOGÍA www.elsevier.es/logopedia EDITORIAL Logopedia y atención temprana Speech pathology and early intervention Uno de los retos más importantes que tienen que afrontar las sociedades modernas es el de garantizar servicios de aten- ción temprana efectivos, eficientes y eficaces para familias con ninos ˜ que padecen una discapacidad o se encuentran en una situación de riesgo. Son muchas las organizaciones inter- nacionales, como la Organización Mundial de la Salud ( OMS, 2012 ), la United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization ( Unesco, 2015 ), la División para la Educación de Ninos ˜ DEC (2014) , The European Association on Early Child- hood Intervention ( Eurlyaid, 2015 ), la International Society on Early Intervention ( ISEI, 2016 ), las que hacen un llama- miento a incorporar prácticas basadas en la evidencia que ayuden a mejorar la calidad de vida de estas familias y de sus ninos. ˜ La American Speech-Languaje Hearing-Association ( ASHA, 2008 ) también se une a este llamamiento. Pide que los profesionales de la logopedia incorporen en sus prácti- cas de atención temprana los principios que promulgan una intervención cercana a la familia, y sensible a las diferencias culturales y lingüísticas. También aboga por unos servicios que se encaminen al desarrollo de apoyos y a la promoción de la participación de los ninos ˜ en sus entornos naturales, con un alto nivel de integración y coordinación de equipos transdisciplinares. La incorporación de estas prácticas en Espana˜ tiene una historia muy reciente y, desafortunadamente, no muy homo- génea. Desde la creación del Libro Blanco de la Atención Temprana ( GAT, 2000 ), donde se postula la necesidad de contar con las familias desde un punto de vista más par- ticipativo, poco se ha variado en la visión tradicional de la intervención. No cabe ninguna duda que la atención temprana es una disciplina muy joven. Aun así, ha sufrido, a lo largo de su corta existencia, numerosas transformaciones en la forma en la que se llevan a cabo las prácticas profesionales. Durante este proceso, hemos visto la evolución de una inter- vención centrada principalmente en el nino, ˜ en procurarle una rehabi l i t a c i ó n o r i e n t a d a a l a e s t r u c t u r a y l a f u n c i ón, a un enfoque soc i a l , que i nvo l ucra b a d e manera progresiva a la familia en el proceso de intervención y que se encuentra más fundamentado en la evidencia científica. Sin embargo, esto que se postula desde la teoría, en la práctica se queda en un punto intermedio entre la infor- mación y la relación cordial entre padres y profesionales. Desde este medio camino en el que nos encontramos, la unión entre las diferentes disciplinas que intervienen puede brindar una atención temprana de calidad que cumpla con los principios requeridos desde los estamentos internaciona- les. Aquí los logopedas tenemos una misión fundamental a la hora de implementar estas prácticas. Como bien apuntaba Vigostky en su libro La Concien- cia como Problema de la Psicología de la Conducta ( 1925 ): « La cosa más admirable es que la conciencia del lenguaje y la experiencia social surgen contemporáneamente y de manera absolutamente paralela » . Crear oportunidades de interac- ción positiva entre ninos ˜ y adultos favorece el desarrollo, no solo del lenguaje, sino de la socialización en general. Apoyar la capacidad de los adultos que rodean al nino˜ para que estos brinden los estímulos adecuados y creen entornos competentes, es la misión fundamental de los logopedas y demás miembros de los equipos de atención temprana. Sin embargo, esto requiere que los profesionales inmer- sos en esta tarea entiendan muy bien las bases conceptuales que dan cuerpo a las prácticas centradas en la familia, com- prendan los fundamentos neurobiológicos del desarrollo y del modelo ecológico, además de los principios provenien- tes de la psicología sistémica y la perspectiva transaccional ( ANIP, 2016 ). Por tanto, la formación específica en estas áreas debe considerarse esencial. Una vez que se haya asumido este reto, es necesario que los profesionales, y en este caso los logopedas, interioricen estas prácticas y empiecen a implementarlas de una manera más adecuada. Se debe asumir que el trabajo transdiscipli- nar constituye una condición indispensable para el éxito de la mismas. Los logopedas deben estar dispuestos a ensenar ˜ y a aprender los principios de la comunicación, y el len- guaje efectivo no solo a las familias, sino también ayudar a los otros profesionales a comprender que el lenguaje es un asunto de todos y, desde sus conocimientos y praxis, apoyar su labor. http://dx.doi.org/10.1016/j.rlfa.2016.07.001 0214-4603/© 2016 Els e v i e r E s p a n a , ˜ S . L . U . y A s o c i a c i o n ´ E s p a n a ˜ d e L o g o p e d ia, Foniatr´ıa y Audiolog´ıa. Todos los derechos reservados. Cómo citar este artículo: Escorcia Mora, C.T. Logopedia y atención temprana. Revista de Logopedia, Foniatría y Audiología (2016), http://dx.doi.org/10.1016/j.rlfa.2016.07.001 " id="pdf-obj-0-24" src="pdf-obj-0-24.jpg">

EDITORIAL

Logopedia y atención temprana

Speech pathology and early intervention

Uno de los retos más importantes que tienen que afrontar las

sociedades modernas es el de garantizar servicios de aten-

ción temprana efectivos, eficientes y eficaces para familias

con ninos ˜ que padecen una discapacidad o se encuentran en

una situación de riesgo. Son muchas las organizaciones inter-

nacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS,

2012), la United Nations Educational, Scientific and Cultural

Organization (Unesco, 2015), la División para la Educación de

Ninos ˜ DEC (2014), The European Association on Early Child-

hood Intervention (Eurlyaid, 2015), la International Society

on Early Intervention (ISEI, 2016), las que hacen un llama-

miento a incorporar prácticas basadas en la evidencia que

ayuden a mejorar la calidad de vida de estas familias y de

sus ninos. ˜ La American Speech-Languaje Hearing-Association

(ASHA, 2008) también se une a este llamamiento. Pide que

los profesionales de la logopedia incorporen en sus prácti-

cas de atención temprana los principios que promulgan una

intervención cercana a la familia, y sensible a las diferencias

culturales y lingüísticas. También aboga por unos servicios

que se encaminen al desarrollo de apoyos y a la promoción

de la participación de los ninos ˜ en sus entornos naturales,

con un alto nivel de integración y coordinación de equipos

transdisciplinares.

La incorporación de estas prácticas en Espana˜ tiene una

historia muy reciente y, desafortunadamente, no muy homo-

génea. Desde la creación del Libro Blanco de la Atención

Temprana (GAT, 2000), donde se postula la necesidad de

contar con las familias desde un punto de vista más par-

ticipativo, poco se ha variado en la visión tradicional de la

intervención.

No cabe ninguna duda que la atención temprana es una

disciplina muy joven. Aun así, ha sufrido, a lo largo de su

corta existencia, numerosas transformaciones en la forma

en la que se llevan a cabo las prácticas profesionales.

Durante este proceso, hemos visto la evolución de una inter-

vención centrada principalmente en el nino, ˜

en procurarle

enfoque social, que involucraba de manera progresiva a la

familia en el proceso de intervención y que se encuentra

más fundamentado en la evidencia científica.

Sin embargo, esto que se postula desde la teoría, en la

práctica se queda en un punto intermedio entre la infor-

mación y la relación cordial entre padres y profesionales.

Desde este medio camino en el que nos encontramos, la

unión entre las diferentes disciplinas que intervienen puede

brindar una atención temprana de calidad que cumpla con

los principios requeridos desde los estamentos internaciona-

les. Aquí los logopedas tenemos una misión fundamental a

la hora de implementar estas prácticas.

Como bien apuntaba Vigostky en su libro La Concien-

cia como Problema de la Psicología de la Conducta (1925):

«La cosa más admirable es que la conciencia del lenguaje y la

experiencia social surgen contemporáneamente y de manera

absolutamente paralela». Crear oportunidades de interac-

ción positiva entre ninos ˜

y adultos favorece el desarrollo,

no solo del lenguaje, sino de la socialización en general.

Apoyar la capacidad de los adultos que rodean al nino˜

para que estos brinden los estímulos adecuados y creen

entornos competentes, es la misión fundamental de los

logopedas y demás miembros de los equipos de atención

temprana.

Sin embargo, esto requiere que los profesionales inmer-

sos en esta tarea entiendan muy bien las bases conceptuales

que dan cuerpo a las prácticas centradas en la familia, com-

prendan los fundamentos neurobiológicos del desarrollo y

del modelo ecológico, además de los principios provenien-

tes de la psicología sistémica y la perspectiva transaccional

(ANIP, 2016). Por tanto, la formación específica en estas

áreas debe considerarse esencial.

Una vez que se haya asumido este reto, es necesario que

los profesionales, y en este caso los logopedas, interioricen

estas prácticas y empiecen a implementarlas de una manera

más adecuada. Se debe asumir que el trabajo transdiscipli-

nar constituye una condición indispensable para el éxito de

la mismas. Los logopedas deben estar dispuestos a ensenar ˜

y a aprender los principios de la comunicación, y el len-

guaje efectivo no solo a las familias, sino también ayudar a

los otros profesionales a comprender que el lenguaje es un

asunto de todos y, desde sus conocimientos y praxis, apoyar

su labor.

http://dx.doi.org/10.1016/j.rlfa.2016.07.001

0214-4603/© 2016 Elsevier Espana, ˜

de Logopedia, Foniatr´ıa y Audiolog´ıa. Todos los derechos reservados.

+Model ARTICLE IN PRESS RLFA-121; No. of Pages 2
+Model
ARTICLE IN PRESS
RLFA-121;
No. of Pages 2

2

EDITORIAL

AELFA-IF, como asociación, integra a los científicos y

docentes que investigan y ensenan ˜ en el campo de las cien-

cias del lenguaje y la comunicación humana, de la patología

del habla y del lenguaje, o de la fonoaudiología. Tiene entre

sus fines la realización de actividades de formación destina-

das a la ampliación, la actualización y la especialización,

tanto en el ámbito de los conocimientos técnicos y científi-

cos, como en el de las habilidades profesionales, y el apoyo a

las iniciativas que redunden en el estudio riguroso de cual-

quiera de los temas relacionados con la disciplina (AELFA,

2014), por lo que el estudio y la mejora de las prácticas de

atención temprana es, desde hace un tiempo, uno de sus

principales objetivos.

Con este número especial queremos brindar un primer

acercamiento teórico al desarrollo de las prácticas centra-

das en la familia y en entornos naturales. Contamos, para

ello, con la colaboración de los principales investigadores

del tema a nivel mundial, quienes ponen a nuestra dispo-

sición los resultados de muchos anos ˜

de investigación que

avalan la calidad científica de estas prácticas.

Conflicto de Intereses

Los autores declaran no tener ningún tipo de conflicto de

intereses.

Bibliografía

Asociación Espanola ˜

de Logopedia, Foniatría y Audiología AELFA

(2014). Estatutos de la asociación. Recuperado de http://www.

aelfa.org/upfiles/files/A817.pdf

Associac¸ao Nacional de Intervenc¸ao Precoce, ANIP (2016). Práticas

recomendadas em intervenc¸ao precoce na infancia. Associac¸ao

Nacional de Intervenc¸ao Precoce. Coimbra, Portugal.

American Speech Language Hearing Association ASHA (2008). Roles

and responsibilities of speech---language pathologists in early

intervention: Guidelines. Recuperado de http://www.asha.

org/policy/

Division for Early Childhood (DEC) (2014). Recommen-

special education 2014. Recuperado de htpp://www.dec-

sped.org/recommendedpractices.

Eurlyaid (2015). The Implementation of Early Childhood Inter-

vention (ECI) in 15 European Countries. Recuperado de

http://www.eurlyaid.eu/index.php?menupos=4

GAT, Federación Estatal de Asociaciones de Profesionalesde Aten-

ción Temprana (2000). Libro Blanco de la Atención Temprana.

Madrid: Real Patronato sobre Discapacidad.

ISEI (2016). Children’s Rights and Early Intervention, International

Society on Early Intervention Conference. Stockholm University

edu/isei/ISEI Stockholm Program.pdf

Organización Mundial de la Salud (OMS) (2012), Early Childhood

Health Organization. Recuperado de http://apps.who.int/iris/

bitstream/10665/75355/1/9789241504065 eng.pdf

UNESCO (2015). Investing against Evidence the Global State of

Early Childhood Care and Education. Paris. Recuperado de

http://unesdoc.unesco.org/images/0023/002335/233558E.pdf

Vygotsky, L. (1925). La conciencia como problema de la psicología

de la conducta, p. 32, en (autor) I. Vila Pensamiento y Lenguaje

1988. Vic: Eumo Editorial, ISBN: 84-7602-257-3, Depósito Legal:

B. 36.525-1994.

Claudia Tatiana Escorcia Mora

Departamento de Educación Inclusiva, desarrollo

socio-comunitario y ciencias de la ocupación, Facultad de

Psicología, Magisterio y Ciencias de la Ocupación, Centro

de Atención Temprana L’Alquería, Universidad Católica de

Valencia San Vicente Mártir, Valencia, Espana˜

Correos electrónicos: claudia.escorcia@ucv.es,

claudiataes@gmail.com