Está en la página 1de 17

INSTITUTO

TECNOLOGICO DE
OAXACA
Análisis de reemplazo.

Yuridia Martínez Santiago


Ingeniería económica
Análisis de reemplazo.
introducción........................................................................................ 2

4.1 Técnicas de análisis de reemplazo. ................................................2

4.2 Modelos de reemplazo de equipos. ................................................3

4.3 Factores de deterioro y obsolescencia. ..........................................6

4.4 Análisis de sensibilidad................................................................. 14

Conclusión.......................................................................................... 16

Bibliografía…………………………………………………………………..16

1
INTRODUCCIÓN

El empleo del análisis de reemplazo de equipo nos muestra una categoría de


decisiones de inversión que implica considerar el gasto necesario para reemplazar
equipo desgastado u obsoleto por tecnología de punta que permita mejorar
la eficiencia de la producción y elevar el índice de productividad.

4.1 Técnicas de análisis de reemplazo

La formulación de un plan de reemplazo juega un papel importante en la


determinación de la tecnología básica y proceso económico de una empresa, un
reemplazo de activos apresurado o indebido origina a la empresa una disminución
de su capital y por lo tanto una disminución de la disponibilidad del dinero para
emprender proyectos de inversión más rentables. Pero un reemplazo tardío origina
excesivos costos de operación y mantenimiento. Por esa razón una empresa debe
generar políticas eficientes de reemplazo de los activos que usa, no hacerlo significa
estar en desventaja respecto a las empresas que si aplican y refinan sus políticas
de reemplazo.

La necesidad de llevar a cabo un análisis de reemplazo surge a partir de diversas


fuentes:

Rendimiento disminuido. Debido al deterioro físico, la capacidad esperada de


rendimiento a un nivel de confiabilidad (estar disponible y funcionar correctamente
cuando sea necesario) o productividad (funcionar a un nivel dado de calidad y
cantidad) no está presente. Esto por lo general da como resultado incrementos de
costo de operación, altos niveles de desechos y costos de reelaboración, pérdida
de ventas, disminución de calidad y seguridad, así como elevados gastos de
mantenimiento.

Requisitos alterados. El equipo o sistema existente no puede cumplir con los nuevos
requisitos de exactitud, velocidad u otras especificaciones. A menudo las opciones
son reemplazar por completo el equipo, o reforzarlo mediante algún ajuste.

2
Obsolescencia. Como consecuencia de la competencia internacional y del rápido
avance tecnológico, los sistemas y activos actuales instalados funcionan
aceptablemente, aunque con menor productividad que el equipo que se fabricará
en el futuro cercano. La disminución del tiempo que tardan los productos en llegar
al mercado con frecuencia es la razón de los análisis de reemplazo anticipado, es
decir, estudios realizados antes de que se alcance la vida útil económica calculada.

Los análisis de reemplazo emplean terminología nueva que, sin embargo, se


encuentra estrechamente relacionada con los términos utilizados anteriormente.

4.2 Modelos de reemplazo de equipo

En términos generales existen dos formas para hacer un análisis de reemplazo,


pasar los datos del retador y defensor a valores anuales equivalentes o pasar ambos
a valor presente.

Análisis de reemplazo utilizando un horizonte de planificación especificado

A continuación analizaremos un ejemplo del uso correcto de la información, para un


análisis de reemplazo.

Ejemplo 1. Paradise Me, un hotel de isla tropical, compro hace tres años una
máquina para hacer hielo, de la más reciente tecnología, por $12,000 con una vida
estimada de 10 años, un valor de salvamento del 20% del precio de compra y un
CAO (Costos Anuales de Operación) de $3,000 anuales. La depreciación ha
reducido el costo inicial a su valor actual de $8,000 en libros.

Un nuevo modelo, de $11,000, acaba de ser anunciado. El gerente del hotel estima
la vida de la nueva máquina en 10 años, el valor de salvamento en $2,000 y un CAO
de $1,800 anuales. El vendedor ha ofrecido una cantidad de intercambio de $7,500
por el defensor de 3años de uso. Con base en experiencias con la máquina actual,
las estimaciones revisadas son: vida restante, 3 años; valor de salvamento, $2,000
y el mismo CAO de $3,000. Si se realiza el estudio de reposición, ¿qué valores de
P, n, VS y CAO son correctos para cada máquina de hielo?

Defensor Retador

3
P = $7,500 P = $11,000
CAO =$3,000 CAO =$1,800
VS = $2,000 VS = $2,000
n = 3 años n = 10 años

El costo original del defensor de $12,000, el valor de salvamento estimado de


$2400, los 7 años restantes de vida y el valor de $8,000 en libros no son relevantes
para el análisis de reposición del defensor versus el retador.

Dado que el pasado es común a las alternativas, los costos pasados se consideran
irrelevantes en un análisis de reposición. Esto incluye un costo no recuperable, o
cantidad de dinero invertida antes, que no puede recuperarse ahora o en el futuro.
Este hecho puede ocurrir debido a cambios en las condiciones económicas,
tecnológicas o de otro tipo o a decisiones de negocios equivocadas. Una persona
puede experimentar un costo perdido cuando compra un artículo, por ejemplo, algún
software y poco después descubre que éste no funcionaba como esperaba y no
puede devolverlo. El precio de compra es la cantidad del costo perdido. En la
industria, un costo no recuperable ocurre también cuando se considera la reposición
de un activo y el valor del mercado real o de intercambio es menor que aquel
predicho por el modelo de depreciación utilizado para cancelar la inversión de
capital original o es menor que el valor de salvamento estimado. El costo no
recuperable de un activo se calcula como:

Costo no recuperable = valor presente en libros - valor presente del mercado

Si el resultado en la ecuación anterior es un número negativo, no hay costo no


recuperable involucrado. El valor presente en libros es la inversión restante después
de que se ha cargado la cantidad total de la depreciación; es decir, el valor actual
en libros es el valor en libros del activo.

Por ejemplo, un activo comprado por $100,000 hace cinco años tiene un valor
depreciado en libros de $50,000. Si se está realizando un estudio de reposición y
sólo se ofrecen $20,000 como la cantidad de intercambio con el retador, según la

4
ecuación anterior se presenta un costo no recuperable de $50,000 - 20,000 =
$30,000.

En un análisis de reposición el costo no recuperable no debe incluirse en el análisis


económico. El costo no recuperable representa en realidad una pérdida de capital y
se refleja correctamente si se incluye en el estado de resultados de la compañía y
en los cálculos del impuesto sobre la renta para el año en el cual se incurre en dicho
costo.

Sin embargo, algunos analistas tratan de “recuperar” el costo no recuperable del


defensor agregándolo al costo inicial del retador, lo cual es incorrecto ya que se
penaliza al retador, haciendo que su costo inicial aparezca más alto; de esta manera
se sesga la decisión.

Con frecuencia, se han hecho estimaciones incorrectas sobre la utilidad, el valor o


el valor de mercado de un activo. Tal situación es bastante posible, dado que las
estimaciones se realizan en un punto en el tiempo sobre un futuro incierto. El
resultado puede ser un costo no recuperable cuando se considera la reposición. No
debe permitirse que las decisiones económicas y las estimaciones incorrectas del
pasado influyan incorrectamente en los estudios económicos y decisiones actuales.

En el ejemplo anterior se incurre en un costo no recuperable para la máquina de


hielo defendida si ésta es remplazada. Con un valor en libros de $8,000 y una oferta
de intercambio de $7,500, la ecuación mostrada para el costo no recuperable
produce:

Costo no recuperable = $8,000 - $7,500 = $500

Cuando la vida útil restante del defensor es igual a la del retador

El periodo de estudio u horizonte de planificación es el número de años


seleccionado en el análisis económico para comparar las alternativas de defensor y
de retador. Al seleccionar el periodo de estudio, una de las dos siguientes
situaciones es habitual: La vida restante anticipada del defensor es igual o es más
corta que la vida del retador.

5
Si el defensor y el retador tienen vidas iguales, se debe utilizar cualquiera de los
métodos de evaluación con la información más reciente. El ejemplo siguiente se
compara un defensor y un retador con vidas iguales.

Ejemplo 2. En la actualidad, Moore Transfer posee varios camiones de mudanza


que se están deteriorando con mayor rapidez de lo esperado.

Los camiones fueron comprados hace 2 años, cada uno por $60,000. Actualmente,
la compañía planea conservar los camiones durante 10 años más. El valor justo del
mercado para un camión de 2 años es de $42,000 y para un camión de 12 años es
de $8000. Los costos anuales de combustible, mantenimiento, impuestos, etc., es
decir, CAO, son $12,000 anuales. La opción de reposición es arrendar en forma
anual. El costo anual de arrendamiento es de $9000 (pago de fin de año) con costos
anuales de operación de $14,000. ¿Debe la compañía arrendar sus camiones si la
TMAR es del 12%?

Solución: Considere un horizonte de planificación de 10 años para un camión que


actualmente poseen y para un camión arrendado y realice un análisis VA para
efectuar la selección.

Defensor Retador
P = $42,000 Arrendamiento anual = $9,000
CAO = $12,000 CAO = $14,000
VS = $8,000 VS = $0
n = 10 años n = 10 años

4.3 Factores de deterioro y obsolescencia.

Depreciación. Concepto y Clasificación

La depreciación tiene muchas definiciones. En el sentido del valor, se refiere a las


pérdidas causadas por el deterioro y la obsolescencia. En el sentido contable ser
refiere a la cancelación del costo no amortizado durante la vida útil del equipo.

6
El diccionario define a depreciación como “un descenso en el valor de la propiedad,
debido al uso, deterioro, y obsolescencia”. Como se establece la definición, hay
varias razones por las cuales un activo puede ir perdiendo su valor original. Así
aunque una maquina pueda estar en excelente estado mecánico, puede valer
considerablemente menos que cuando se compró debido a los adelantos técnicos
en el terreno mecánico

SAMUELSON, por su parte expone que “La depreciación es el costo en que se


incurre por el uso de bienes duraderos, esto es, de bienes que no se consumen en
un solo año o período productivo, sino que prestan servicio durante una serie más
o menos larga de períodos. Es lo que ocurre, por ejemplo, con las máquinas,
construcciones, o plantas industriales. Así como el valor de las materias primas o
los combustibles consumidos en un período se recupera íntegramente en el valor
del producto correspondiente, el valor de una máquina se recupera sólo
parcialmente en el valor del producto de cada período y sólo se recupera totalmente
en el conjunto sucesivo de períodos que integran su vida útil. Esa parte del valor de
la máquina o activo duradero que se recupera en cada año o período es justamente
la cuota anual o periódica de depreciación.”

La depreciación se clasifica en: adicional, compuesta, en grupo, en línea recta, por


unidad de producción, recuperada, de saldo creciente, suma de los dígitos de los
años.

Deterioro, Obsolescencia: incidencia de ambos efectos en la depreciación de


bienes.

El Deterioro puede definirse básicamente como la disminución de la eficiencia de


la ingeniería de un equipo en comparación con la existente cuando el equipo era
nuevo. Entre los factores que determinan el deterioro están:
·Aumento del consumo de combustible y energía eléctrica, como consecuencia
de la disminución de la eficiencia de la máquina.

7
· Incremento del mantenimiento y reparaciones, como consecuencia de fallas de
las piezas.
· Mayor tiempo ocioso de la mano de obra, debido a la mayor frecuencia de
interrupciones debidas a fallas mecánicas.
· Aumento de gastos generales, debido al equipo poco digno de confianza.

La Obsolescencia puede definirse como la disminución de la eficiencia de ingeniería


de equipo cuando todavía esta nuevo, en comparación con la eficiencia de ingeniera
que puede obtenerse en ese momento Es necesario recalcar que se trata de una
predicción de inferioridad tecnológica, no de deterioro, y, por consiguiente como
podía esperarse, la comparación se lleva a cabo entre maquinas nuevas.
La obsolescencia no es absolutamente una calle de un solo sentido, por ejemplo,
un diseño más automático puede reducir considerablemente la mano de obra, la
supervisión, los desperdicios, y el espacio de suelo, pero puede hacer aumentar el
consumo de combustible y energía eléctrica, la inspección, el mantenimiento y las
reparaciones. Sin embargo, el efecto combinado del mejoramiento tecnológico es
reducir los gastos totales de operación.

Los beneficios económicos incorporados, en una partida de la propiedad son


consumidos por la empresa, principalmente a través del uso del activo. Sin embargo
otros factores como obsolescencia y deterioro mientras un activo esta ocioso, a
menudo da como resultado la de los beneficios económicos que se podría haber
esperado estuvieran disponibles por el activo.

La vida económica de muchas piezas de equipo es moldeada por las fuerzas


combinadas del deterioro y la obsolescencia: eventualmente, esa acumulación de
inferioridad indicara que el reemplazamiento con un equipo mejorado es una
necesidad económica.

Tipos de Vida.

8
VIDA ECONOMICA
Proponer varias definiciones de vida económica que tendrán un mayor significado
como resultado de los estudios e ilustraciones sería más apropiado. Por esto, la
vida económica se define mejor cuando se toman en consideración todas estas
definiciones:
· “es el periodo durante el que el equipo dado tiene costo anual uniforme
equivalente más bajo”.
· “es el periodo que concluirá cuando una nueva pieza de equipo tenga un
costo anual uniforme más bajo que el costo de conservar el equipo uno o
años más”.
· “es el periodo de tiempo que pasara antes de que el equipo propuesto sea
desplazado por otro, como resultado de un análisis económico futuro”
· “es el periodo durante el que el equipo lleve a cabo la función o el servicio
para el que se proponga”

La sucesión de vidas económicas que experimentan muchas piezas de equipo


pueden ser bajo una sola propiedad o bajo varias diferentes. Si se trata de un solo
dueño vemos que la vida de propiedad o vida útil del equipo excede a la vida
económica. Si se elimina el equipo, puede llegar a tener otras vidas económicas
adicionales bajo otro propietario.

VIDA UTIL.
La vida productora que se supone tendrá el activo, antes que sea necesario
arreglarlo o reemplazarlo. Se llama también periodo de recuperación y puede ser
un poco diferente para depreciación y propósitos impositivos que para propósitos
verdaderamente productivos. Esta diferencia ocurre por varias razones: normas
impositivas, política administrativa, cambio previsto de productos y gastos.

Otra definición pude ser el periodo durante el equipo rendirá el servicio útil.
Hablando en forma práctica, debe corresponder a la vida de propiedad, aunque

9
pueda sostenerse técnicamente que existe una diferencia. Habitualmente se
considera que significa la vida hasta la eliminación, la vida de propiedad.

Métodos de depreciación.

Línea recta: el modelo de depreciación en línea recta (LR) ha sido un método


siempre popular de depreciación. Su nombre se desprende del hecho que el valor
en libros del activo, decrece linealmente con el tiempo, porque cada año se tiene el
mismo costo de depreciación. La depreciación anual se calcula dividiendo el costo
base o inicial del activo menos su valor de salvamento por la vida útil del activo. En
forma de ecuación: donde
t = año (t=1,2,…, n)
Dt = depreciación anual
P = Costo inicial o base no reajustada
VS = Valor de salvamento
n = Vida despreciable esperada o periodo de recuperación

Como el activo se deprecia en la misma cantidad cada año, el valor en libros


después de “t” años de servicio VLt será igual al costo inicial del activo menos la
depreciación anual. Así La tasa de depreciación d, es la fracción en al cual, la
cantidad despreciable P-VS, decrece cada año. Para el método de la línea recta
(LR), esta tasa es la misma cada año.

A pesar que se trata de una buena herramienta, se recomienda no utilizarlo puesto


que es muy inexacta. El método de depreciación de línea recta más interés
promedio ha sido utilizado por ingenieros y ejecutivos financieros probablemente
debido a su similitud con el concepto contable de recuperación de capital, sobre
todo la depreciación de línea recta, el método mismo, no es exacto, y de hecho, es
muy impreciso en algunas ocasiones. Además requiere más trabajo, que el uso de
tablas.

10
Entre las pocas cosas buenas que pueden decires de este método, proporciona una
aproximación rápida sin necesidad de tablas, y puede explicarse rápidamente a
quienes no comprendan los métodos más precisos.

SALDO DE DECRECIENTE (SD) y Saldo doblemente decreciente (SDD)


Este método, también conocido como método del porcentaje fijo o uniforme, es otra
de las técnicas de amortizaciones rápidas. Dicho sencillamente, el costo de
depreciación de cada año se determina multiplicando un porcentaje uniforme, por
el valor en libros de dicho año. Por ejemplo si el porcentaje de depreciación fuera el
10%, entonces la amortización por depreciación en cualquier año sería el 10% del
valor en libros de ese año. Obviamente el costo de depreciación es mayor en el
primer año y decrece en cada año sucesivo.

El máximo porcentaje de depreciación que se permite es el del 200% (doble) dela


tasa de línea recta. Cuando se utiliza esta tasa, el método se conoce como el saldo
doblemente decreciente (SDD). Así, un activo tiene vida útil de 10 años, la tasa en
línea recta seria 1/n=1/10. Una tasa uniforme de 2/10 podría pues utilizarse con el
método del SDD. La fórmula general para calcular la tasa de depreciación máxima
para SD, en cualquier año, es dos veces la tasa de línea recta.

Esta es la tasa utilizada por el método SDD. Otras tasa comúnmente utilizadas en
el método del SD con el 175% y el 150% de la tasa de línea recta, en donde d=1.75/n
y d=1.50/n respectivamente. La tasa de depreciación para el año t se calcula como
Cuando se utiliza depreciación por SD o SDD, el valor del salvamento esperado no
debe restarse del costo inicial al calcular el costo de depreciación. Es importante
recordarlo, pues hacerlo incrementaría la tasa con la cual se está amortizando.

Depreciación por el Sistema Acelerado de Recuperación de Datos (SARC)


La ley de Recuperación Económica impositiva de 1981 introdujo cambios en los
métodos de recuperación de capital invertido en activos a través de la depreciación,
mediante la introducción de un tabulado de tasa anuales de depreciación, utilizando

11
el sistema de recuperación de costos (SARC). Una tabla muestra los porcentajes
prescritos de una base no ajustada P, que se utilizaran o para la depreciación anual,
dependiendo en la fecha en que el bien este en el servicio. Obsérvese que todos
los activos depreciados por el SARC tiene un periodo de recuperación
reglamentario, ya sea de 3, 5, 10 o 15 años, el cual se determina en el primer año
en que se carga la depreciación. El SARC también establece que no se utilizara
valor del salvamento distinto de cero y así se amortiza el 100% de la base no
ajustada.

Es posible elegir durante el primer año de depreciación no utilizar los porcentajes


SARC, pero la única alternativa es la depreciación por el LR, y el periodo de
recuperación siempre es igual o mayor que el periodo SARC. Por ejemplo un activo
con 5 años de periodo de recuperación depreciado bajo esta elección SARC de
línea recta puede ser depreciado sobre, 5, 12 o 25 años. Así se elimina la posibilidad
de una depreciación acelerad por los métodos SDA o SD. Así n es el periodo de
recuperación utilizado para la elección en LR y la tasa de depreciación en la
ecuación es ahora diferente para algunos años t.

Depreciación por el método de la suma de los dígitos de los años (SDA)


El método de la deprecación de la suma de los dígitos del año, es una técnica
acelerada o de amortización rápida, mediante la cual gran parte del valor del activo
se amortiza en el primer tercio de su vida útil. Es decir la depreciación anual es muy
alta en los primeros años, pero decrece rápidamente en lo últimos años de la vida
útil del acto. El valor en libros sigue una curva cóncava.

La mecánica del método consiste en calcular inicialmente la suma de los dígitos de


los años, desde 1 hasta n (vida útil del activo). El número obtenido de esta
manera representa la suma de los dígitos de los años. El costo de depreciación para
cualquier año se obtiene luego multiplicando el costo inicial del activo menos su
valor de salvamento (P-VS), por la razón del número de años que restan de vida útil
al activo a la suma de los dígitos de los años. En forma de ecuaciones donde:

12
Dt = Costo de depreciación asignable al año t
S = Suma de los dígitos del año 1 a n

Obsérvese que los años depreciables restante deben incluir el año para el cual se
desea el costo de depreciación. Es esta la razón por el cual el 1 se ha incluido en el
numerador de la ecuación.

El valor en libor para cualquier año dado puede calcularse sin necesidad de hacer
los cálculos año a año, mediante el uso de la siguiente ecuación:

La tasa de depreciación d, a la cual se deprecia cada año por el método SDA, es


simplemente el multiplicador de la ecuación, esto es, Incidencia de la depreciación
en el impuesto sobre la renta.
La cantidad de impuestos en que se incurren se verán afectados por el modelo de
depreciación escogido.
Los modelos de depreciación acelerada requieren menos impuestos en los primeros
años debido a la reducción en el ingreso gravable por la depreciación anual. Se
asume que algunas tasas de retorno establecidas después de los impuestos son
utilizadas para estudios económicos. Si se asume una tasa constante impositiva, un
ingreso bruto que excede la depreciación anual, el capital recuperado tiene el mismo
valor de salvamento, el mismo número de años de vida útil, lo siguiente es correcto
para todos los modelos de depreciación:
1. el total de impuestos pagados es igual para cualquier modelo
2. el valor presente de los impuestos, es menor para los modelos de
depreciación acelerada.

4.4 Análisis de sensibilidad

13
En el momento de tomar decisiones sobre la herramienta financiera en la que
debemos invertir nuestros ahorros, es necesario conocer algunos métodos para
obtener el grado de riesgo que representa esa inversión. Existe una forma de
análisis de uso frecuente en la administración financiera llamada Sensibilidad, que
permite visualizar de forma inmediata las ventajas y desventajas económicas de un
proyecto.

Este método se puede aplicar también a inversiones que no sean productos de


instituciones financieras, por lo que también es recomendable para los casos en que
un familiar o amigo nos ofrezca invertir en algún negocio o proyecto que nos
redituaría dividendos en el futuro.

El análisis de sensibilidad de un proyecto de inversión es una de las herramientas


más sencillas de aplicar y que nos puede proporcionar la información básica para
tomar una decisión acorde al grado de riesgo que decidamos asumir.

Análisis de Sensibilidad

La base para aplicar este método es identificar los posibles escenarios del proyecto
de inversión, los cuales se clasifican en los siguientes:

Pesimista:
Es el peor panorama de la inversión, es decir, es el resultado en caso del fracaso
total del proyecto.
Probable:
Éste sería el resultado más probable que supondríamos en el análisis de la
inversión, debe ser objetivo y basado en la mayor información posible.
Optimista:
Siempre existe la posibilidad de lograr más de lo que proyectamos, el escenario
optimista normalmente es el que se presenta para motivar a los inversionistas a
correr el riesgo.
Así podremos darnos cuenta que en dos inversiones donde estaríamos dispuestos
a invertir una misma cantidad, el grado de riesgo y las utilidades se pueden
comportar de manera muy diferente, por lo que debemos analizarlas por su nivel de
incertidumbre, pero también por la posible ganancia que representan:

14
Ejemplo:

Inversión A Inversión B
Inversión Inicial $ 100,000 $ 100,000
Posibles ganancias en el periodo de Inversión
Resultado Posible
Pesimista 2,500 0.00
Probable 50,000 50,000
Optimista 60,000 100,000
Resultados incluyendo la inversión:
Pesimista (-97,500) (-100,000)
Probable 150,000 150,000
Optimista 160,000 200,000
Los estimados de resultados se deben fijar por medio de la investigación de cada
proyecto, es decir, si se trata de una sociedad de inversión podremos analizar el
histórico de esa herramienta financiera en particular, en el caso de un proyecto de
negocio, debemos conocer la proyección financiera del mismo y las bases en que
determinaron dicha proyección.

Como se puede observar en el ejemplo, el grado de mayor riesgo lo presenta el


proyecto B, pero también la oportunidad de obtener la mayor utilidad. Normalmente
así se comportan las inversiones, a mayor riesgo mayores utilidades posibles.

Después de conocer el sistema de análisis de Sensibilidad de un proyecto, lo


siguiente es que analices y tomes decisiones en base a tus expectativas de riesgo.
Recomendamos asesoría de un profesional antes de invertir tu dinero, en conjunto
podrán considerar éste y otros métodos para tomar la decisión que más se adapte
a tus requerimientos.

Conclusión

En la mayoría de los estudios de ingeniería económica se comparan dos o más


alternativas. En un estudio de reposición, uno de los activos, al cual se hace
referencia como el defensor, es actualmente el poseído (o está en uso) y las

15
alternativas son uno o más retadoras. Para el análisis se toma la perspectiva
(punto de vista) del asesor o persona externa; es decir, se supone que en la
actualidad no se posee ni se utiliza ningún activo y se debe escoger entre la(s)
alternativa(s) del retador y la alternativa del defensor en uso. Por consiguiente,
para adquirir el defensor, se debe “invertir” el valor vigente en el mercado en este
activo usado.

Bibliografía

INGENIERÍA ECONÓMICA (Sexta edición)

Laaland Blank y Anthony Tarquín Editorial McGraw-Hill Interamericana Febrero –


2006

PREPARACIÓN Y EVALUACIÓN DE PROYECTOS (Cuarta Edición)

Nassir Sapag Chain, Reynaldo Sapag Chain Editorial McGraw-Hill Interamericana


Enero – 2004

Editorial Mc Graw-Hill

Interamericana2006

16