Está en la página 1de 4

UNIVERSIDAD DE GUAYAQUIL

FACULTAD DE JURISPRUDENCIA, CIENCIAS SOCIALES


Y POLÍTICAS
CARRERA DE SOCIOLOGÍA

ANÁLISIS
TEMA: MATRIMONIO
2DO PARCIAL

19 DE JULIO 2018
ASIGNATURA: ANTROPOLOGÍA SOCIAL

AUTOR:
JENIFFER PATRICIA BRAVO INTRIAGO

GUAYAQUIL – ECUADOR
2018
MATRIMONIO

DOCUMENTAL: ¿Te quieres casar conmigo? (Documental completo)

Fuente: https://youtu.be/fkR5j9RtNOg

ANÁLISIS

Su definición y funciones son muy variadas, y no es fácil dar una definición que

sea válida porque los derechos, las obligaciones, las prerrogativas que se

desprenden de las relaciones del matrimonio cambian en sociedades distintas.

El matrimonio se refiere a las costumbres reglas y obligaciones que establecen

una relación especial entre hombres y mujeres, el sexo entre ellos, los hijos

que tengan y los parientes de ambas familias la definición válida en Europa o

en Occidente es la de unión entre un hombre y una mujer, de modo que los

hijos nacidos sean reconocidos como descendencia legítima de ambos

cónyuges, pero no es tampoco una definición ideal puesto que no contempla la

exclusividad de los derechos sexuales sobre la mujer a los que da derecho el

matrimonio.

Se olvida también de matrimonios polígamos, los homosexuales y demás

variantes que se pueden dar en nuestro mundo. Los matrimonios

homosexuales, que se han llevado a cabo tradicionalmente en algunas culturas

africanas, son una realidad actual que, aunque aun medianamente reconocida,

persigue la posibilidad de tener descendencia y el reconocimiento de la

paternidad, puesto que el matrimonio en todo lugar y época es una institución


que entiende sobre los criterios del establecimiento de la descendencia

legítima. El concepto de paternidad legítima está vinculado a la persecución de

la progenitura, en otras culturas no existe la paternidad legítima. Se establece

por la vía de la esposa, el padre es padre por estar casado con la madre.

Es muy frecuente que todas las culturas establezcan una diferenciación entre

hijos legítimos e ilegítimos, sólo que a veces puede tomar mayor calibre en

unos casos que en otros. En Occidente esta diferencia es muy importante.

Todas las culturas tienen una serie de principios en torno a esos hijos

ilegítimos.

La definición más adecuada de matrimonio es la de relación establecida entre

una persona y otra, o más personas, que asegura que los hijos nacidos de la

mujer, en circunstancias que no están prohibidas por las reglas de la relación,

obtengan los plenos derechos, que por nacimiento sean comunes a los

miembros de una sociedad determinada. Se olvida sin embargo del aspecto

que el matrimonio tiene de contrato económico de transferencia de derechos

sobre el trabajo, de los cónyuges y su descendencia, y para las transferencias

de patrimonio.

Otro asunto nada desdeñable es que el matrimonio no sólo establece derechos

y obligaciones sobre las personas que se casan, sino que también tiene

consecuencias para los demás miembros por el enlace entre grupos de

parentesco.
Esto se ve especialmente cuando el matrimonio es decidido por las familias, no

por los individuos. El matrimonio será más importante donde sea una estrategia

por el poder, o donde sea un asunto de vital importancia para la consecución

del patrimonio, que donde no sea más que un asunto que afecta a dos

personas, hasta hace poco en Occidente y lo es aún en muchos ámbitos como

el musulmán.

También podría gustarte