Está en la página 1de 3

PROBLEMAS MORALES DE LA

EXISTENCIA HUMANA
Rafael Gómez Pérez

3. ¿Analiza experimentaciones humanas en la medicina; eugenesia, la información


y su influencia sobre las personas?

Para explicar estas experimentaciones humanas y los diferentes conflictos acerca de la


existencia humana son una constante realidad. Estos problemas morales siempre han sido una
constancia y sus explicaciones se deben a muchos factores y sean dados siempre, estos
comportamientos exclusivamente económicos, políticos, sociales. Siempre nosotros nos hemos
preocupado sobre la ética; pero, estos cuestionamientos y se deben a cuestiones simples sobre
el bien y el mal; quizás a la misma existencia de la ética. El conflicto se debe más que todo lo que
es lo correcto y lo que no lo es, la existencia de los juicios es valorar básicamente entre lo que
se desearía hacer y lo que se sabe que no se debe hacer. Hay juicios éticos en la conversación
común, en los medios de información, en los debates políticos. Aunque la frase esté gastada,
consideraremos de más valor a una buena persona que a una mala persona. Nos fiamos del
primero y desconfiamos naturalmente del segundo. Los conflictos éticos o morales acompañan
la existencia humana desde antes del nacimiento hasta la muerte. Pensemos en dos casos que
aparecerán en estas páginas: el aborto y la eutanasia. El primero se refiere a la vida del ser
humano concebido y aún no nacido. El segundo trata de ese momento decisivo de la muerte.
¿Es posible tratar con ligereza esos temas? ¿Es humano referirse a ellos como a problemas de
segunda importancia?

En el caso de las Experimentaciones Humanas en Medicina; hemos analizado que a pesar de las
cuestiones religiosas o la ética profesional, está por sobre todo la investigación
(experimentación) donde es vinculante la intervención quirúrgica o diversas terapias. En ella
claramente no interviene ni lo ético o moral ya que conlleva la salud del paciente a intervención
del mismo por lo mismo es un acto prudente de la vida misma del paciente.

En el sentido estricto la intervención médica o científica con sujetos prescriptos con una
determinada enfermedad con el fin de determinar diversas hipótesis que conlleve a su mejoría;
se admite que es necesario ir vas allá de la ética o moral, para solucionar casos de enfermedades
extrañas ya que lleva a investigar con animales en primer momento y en otros con la
autorización en humanos; nos lleva a tomar consciencia o extrapolar que no necesariamente la
ética con la moral sea utilizada en la medicina con el fin de solucionar casos terminales o
enfermedades extrañas donde no hay otra manera de investigar, para solucionar distintas
enfermedades.

En la actitud ante los experimentos; es muy complejo sobre todo con los avances científicos
para el mejoramiento de la salud humana, la eutanasia como la investigación médica; son dos
corrientes que se contraponen a la hora de solucionar una determinar grave de un ser humano.
Lo que se debe de entender en medicina se corre riesgo como lo sucedido con Pasteur. Claro
fue un riesgo necesario y maniobras médica para buscar la solución y curar al niño, hay que
acotar no todos los casos se solucionan y algunos creen inmoralmente realizarlos por cuestiones
éticas, pero si no es ético ni moral buscar soluciones posibles que vayan más allá de lo ético y
moral, claro siempre con la autorización del paciente ya que en él se querrá buscar una solución
de una o tras manera.

Sobre la ética en la experimentación científica; uno de los requisitos como ética profesional es
siempre no arriesgar la salud del paciente cuando en esos casos que son terminales y no se
encuentra una solución o respuesta lógica a una determinar enfermedad siempre es bueno en
lo moral y ético darles calidad de vida, premisa de una buena praxis profesional que siempre
tienen que estar latente en el profesional hacia el paciente. Donde sería lo contrario el medico
dañe más al paciente y en algunos casos por cuestiones comerciales en las medicaciones, que
puedan dañar y comprometer otros órganos, no siempre es bueno en exceder sobre todo en la
excesiva medicación en los paciente porque cada medicamento puede ocasionar daños en otros
lugares del cuerpo no enfermos.

Sobre los transporte de órganos; primero hay que considerar que el trasplante es netamente
una investigación deductivo de investigación, ya que no sabes de las consecuencias que esta
conlleva posteriormente con el único propósito de ayudar y sanar al paciente.

Hay que entender muchas veces que lo ético no lo es todo, y se aplica la investigación puramente
aplicable, muchas veces por cuestión ética, moral y sobre todo en general religiosa, muchos
familiares no quieren un trasplante que conlleva a sanar a un familiar, no lo hacen, porque lo
ven incorrecto. Lo que si sería ilógico no querer manipular por ejemplo genéticamente un
embrión cuando se detecta alguna anomalía congénita y que se pueda manipular a solucionarlo,
por ello sería correcto manipular una mutación genética para solucionarlo claro va más allá de
lo moral sobre todo, pero sería allí correcto no solucionarle la vida a ese nuevo ser más allá de
las opiniones familiares. Otras de las interrogantes es la donación de órganos, podemos decir
que muchos dicen que va contra lo ético o moral, pregunto sería el mejor desprendimiento más
humano de dar tus órganos a otras personas que lo puedan utilizar, puedo decir que la donación
y trasplante es necesario y libre y no debe ser tomado como lo no ético o contra lo moral.

En el caso de las Eugenesia; supone una intervención en los rasgos hereditarios para ayudar
al nacimiento de personas más sanas y con mayor inteligencia. En este caso de la eugenesia,
la ciencia toma como prioridad únicamente a la persona ya formada y no parte desde el ser, por
ello se le hace fácil tomar decisiones sobre la vida de un feto. De aquí, que la ciencia vea que si
el análisis prenatal del niño en su estadio embrionario o fetal no cumple las expectativas, no se
le implanta en el útero de su madre para que siga creciendo o si ya lo está, se le tritura en trocitos
pequeños para tirarlo a la basura o dedicar sus tejidos a la experimentación. Llevando a que
haya dos tipos de seres: los válidos y los inválidos. A los primeros se les otorga la dignidad de
humanos, a los segundos se les elimina como deshechos sociales, somos un mero desperdicio
biológico.
Desde esta perspectiva, la idea se presenta como innovadora y potencialmente correcta. Sin
embargo, ¿qué sucede con aquellos caracteres que se presentan y que no son considerados
como deseables? ¿Qué pasa con los embriones o fetos que presentan problemas motores,
intelectuales o mentales? Antes de hablar sobre las implicaciones sociales de la eugenesia, es
necesario considerar su abordaje desde la bioética. En este sentido, la bioética lleva a la reflexión
acerca de la aplicación, en la vida cotidiana, de los procedimientos anteriormente señalados,
desde una visión basada en valores como la equidad, la autonomía, el respeto y la solidaridad.
La bioética se presenta entonces como una herramienta para difundir el planteamiento médico
desde la dignidad de la persona y hacer valer su punto de vista.

Así, pues, por eugenesia se entiende cualquier procedimiento destinado al control genético-
hereditario de una especie. El eugenismo es la corriente ideológica que propugna la eugenesia
para mejorar la especie humana. En el caso de la especie humana la eugenesia trata de controlar
tanto las características humanas físicas como las mentales, en la medida en que al ser
hereditarias puede tenerse un control sobre ellas. En la eugenesia tradicional se distinguía entre
“eugenesia negativa”, consistente en impedir la reproducción de individuos con características
indeseables, y la “positiva”, consistente en estimular la reproducción entre aquellos que tienen
características consideradas positivas. Ya desde antiguo se hallan ideas y medidas de tipo
eugenésico, tanto de signo negativo (como la eliminación de los niños débiles en Esparta), como
positivo (el emparejamiento de individuos bien dotados que se recomienda en la República de
Platón).

En el caso de la Información y su influencia sobre la persona; supone la comunicación e


información, debe de transcender la ética profesional, pero sobre todo la libertad de expresión
sobre los diversos avances tecnológicos y bioéticos sobre los diversos avances médicos, que
conlleva a solucionar problemas médicos.

En las situaciones médicas, debe de primar la objetividad sobre toda información y más aún
sobre la confidencialidad de dicha información por una parte, esto se debe a los diversos
protocolos y normas bioéticas legales sobre toda información de divulgación, tiene que ver
la veracidad, los prejuicios o de la mentalidad de los informadores, que el sujeto receptor
tenga espíritu crítico, y valore la información juntamente con lo que ya sabe de aquel hecho
o de aquel tema. Además, es importante que el sujeto receptor conozca las posibles
desviaciones o manipulaciones de la información.
El tratamiento de toda información sobre todo medica debe ceñirse a la comprensión y
correcta información a toda persona y entender de los pacientes, se debe de tener en cuenta
todos los hechos de toda información y una redacción que sea entendible, que conlleve a no
tener que manipularla, ya que toda evasión de información seria gravísima, si bien es cierto
hay una libertad de información la sociedad misma defiende los derechos humanos y además
es una cuestión humana de cada institución y persona velar que esta sea la correcta, claro
está que toda información que vaya más allá de lo ético y moral, son cuestiones bioéticos y
por protocolo hay reserva de cierta información por seguridad para ello hay otros
mecanismos y protocolos que velan que esta información sean de una manera canalizada,
por la verdad y dignidad humana.

También podría gustarte