Está en la página 1de 2

ESTIMULACIÓN TEMPRANA EN NIÑOS CON CAPACIDADES

DIFERENTES

La estimulación temprana es fundamental en el desarrollo de los niños,


sobre todo en aquellos con necesidades especiales si el tratamiento se
inicia en el primer año de vida, se obtienen mejores resultados, ya que
luego es más difícil romper con los patrones adquiridos.
Según el reportaje “La situación de los niños con capacidades
diferentes”, de Humanismo, ONG internacional de apadrinamiento de
niños comprometida a acabar con la violación de los derechos infantiles,
se estima que aproximadamente 150 millones de niños en el mundo
padecen de alguna discapacidad y el 80 por ciento de ellos se encuentra
en países en vías de desarrollo. “En la mayoría de los casos, estos niños
no reciben el tratamiento que necesitan y muchos son discriminados”,
reza el artículo.
Pareciera que gran parte de la sociedad desconoce que las personas con
capacidades diferentes son iguales al resto. De hecho y de acuerdo con
la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), los menores con
discapacidad poseen los mismos derechos que cualquier otro niño. Sin
embargo, la realidad es distinta; la discriminación está a la orden del día
y en todas las esferas. Es tiempo de entender que ya no son más “los
niños del tercer patio”, por el contrario, se les debe dar apoyo en todo
sentido, comenzando desde la familia, las escuelas y la sociedad en
general, así como brindarles la oportunidad de recibir ayuda de un
equipo de profesionales para que puedan potenciar sus capacidades y
así salir adelante.
La extensión del problema de la discapacidad es mayor, ya que las
personas llegan a edades más avanzadas y corren el riesgo de perder
autonomías en las facetas de la vida humana.
La importancia del problema, ya que no solo es problema individual ni
familiar, sino social.
Existe una mayor conciencia de la necesidad de las personas con alguna
discapacidad, ya que los poderes públicos abordan este problema, y
están incluyendo dentro de los objetivos y funciones del Estado el
bienestar, protección y financiación pública. Existe un modelo en la cual
expone los siguientes términos para designar la discapacidad:
Enfermedad – Deficiencia – Discapacidad – Minusvalía/accidente.
Basado en este modelo se desarrolló la Clasificación Internacional de
Deficiencias, Discapacidades y Minusvalías (CIDDM). Desde este
esquema la discapacidad parece la consecuencia directa de una
enfermedad previa.
La discapacidad se podrá acentuar, mitigar o simplemente no existir
depende del contexto en el que se dé. Y las personas que sufren de
alguna discapacidad siempre se van a encontrar con barreras tanto
físicas como ambientales y sociales.
Pueden considerarse dentro de estos factores los siguientes aspectos:
Presencia o no de ayudas técnicas, instrumentos, productos o
tecnológicas que apoyan al discapacitado para hacerle más fácil la vida.
59
La discapacidad se da en diferentes grados y muchas veces puede ser
compensada sin necesitar de la ayuda de otras personas. Existe también
la discapacidad llamada discapacidad o acumulación de tres tipos de
discapacidades en la misma persona, esto es más común en las
personas de la tercera edad.