Está en la página 1de 13

Norma ANSI

Las normas ANSI, por sus siglas en ingles American National Standards Institute
(Instituto Nacional Americano de Estándares) y es miembro de la ISO. Las normas
ANSI buscan que las características y la fabricación de los productos sean
consistentes, que las personas empleen las mismas definiciones y términos, y que
los productos sean empleados de la misma forma. Las normas ANSI son aplicables
en casi la mayor parte de las industrias de accesorios metálicos o utensilios.

Actualmente las normas ANSI y las normas ASME son las mismas son las mismas,
no existe diferencia alguna entre ellas, al menos lo que concierne al diseño de
tuberías.

Normas ANSI para dimensión de tuberías

Hay dos principales normas que se aplican a las dimensiones de la tubería, las
cuales son:

ANSI / ASME B36.10


Esta norma se aplica a tubos con costura y sin costura de acero forjado.

ANSI / ASME B36.19

Esta norma se aplica a tubos con costura y sin costura de acero inoxidable. Algunas
personas en la industria también hacen referencia a las tuberías de acero inoxidable
como Standard (S) y Extra Fuerte (XS).

Otras normas aplicadas a tuberías son las normas ANSI B16.5 hasta 24” y B16.1
clase A desde 22”, empleadas para diámetro interior de tuberías de HDPE
milimétricas para materiales de acero carbono, inoxidable, galvanizado, revestidos
y flanges especiales. Por otra parte, en el área de diseño de tuberías las normas
ANSI principales son, la norma B31.1 para centrales térmicas e instalaciones de
producción de vapor y/o energía, la norma B31.3 para plantas petroquímicas y la
norma B31.4 para construcción de oleoductos.

Las dimensiones y pesos de los tubos según las normas ANSI B36.10 y B36.19
Norma ASTM
Las normas de la American Society for Testing and Materials por sus siglas en ingles
ASTM (Sociedad Americana de Ensayos y Materiales) creada en 1898, es la
institución que regula los códigos, normas y estándares para las pruebas a realizar
en los materiales. La mayor aportación de la ASTM ha sido la estandarización de
aceros.

La ASTM ha organizado las múltiples normas en grupos separados. Todas aquellas


que se refieren a metales ferrosos (hierro y aceros), llevan el prefijo A, ejemplo
A312. Las que se refieren a metales no ferrosos, llevan el prefijo B, ejemplo B622.
Aquellas que llevan una doble designación como A789/A789M-99, utilizan unidades
del sistema inglés como métricas, los dígitos después del guion se refieren al año
de publicación de la norma.

Hay normas que se refieren a requisitos generales que son necesarios en un gran
número de normas específicas y hay otras que son específicas para un tipo de
aplicación particular. Por otro lado, un mismo material, puede estar incluido en
varias normas.

Normas ASTM para materiales de construcción de tuberías y piezas especiales

La gama de materiales utilizados en el diseño de tuberías es muy amplia, sin


embargo, se destacan cuatro grupos principales.

Hay dos normas generales aplicadas para cañerías y para tubos.


A530: Especificación estándar de los requisitos generales para cañerías
especializadas de aceros al carbono y aceros aleados.

A450: Especificación estándar de los requisitos generales para tubos de aceros al


carbono aceros aleados ferriticos y aceros aleados austeniticos.

Estas dos normas enlistan una serie de requisitos que deben de cumplir los tubos y
cañerías para tener una alta calidad. Algunas de estos requisitos son: proceso de
fabricación, composición química del material empleado, requisitos mecánicos de
tensión, variabilidad de peso, variabilidad de diámetro interior y exterior, pruebas
mecánicas, certificado de calidad, empaquetamiento, entre otras.

Las normas ASTM más usadas en los materiales de construcción de tuberías son:

A216 Gr WCB Acero al carbón

A352 Gr LCB Acero al carbón para bajas temperaturas

A217 Gr WC6 Acero con 1.25% de cromo, 0.5% de molibdeno

A276 Tipo 410 Acero inoxidable 13% cromo

A276 Tipo 316 Acero inoxidable 8% níquel con molibdeno

A197 Accesorios de hierro maleable

A 153-82 Especificaciones para recubrimiento de zinc en caliente para piezas de


hierro y acero

Estas normas especifican la composición química y las propiedades que tienen los
materiales utilizados para la fabricación de tuberías, así como las pruebas
mecánicas y especificaciones a los cuales se someten.

Norma DIN
DIN fue fundada en Berlín como el "Normenausschuss der Deutschen Industrie
(NADI)", la Asociación de Estándares de la Industria Alemana, el 22 de Diciembre
del año 1917. Este organismo comenzó a emitir normas bajo las siglas: D.I.N.
“Deustcher Industrie Normen (DIN)”, Normas de la Industria Alemana.

En el año 1926 el NADI cambió su denominación por “Deutsches Normen


Ausschuss (DNA)”, el Comité de Normas Alemanas y las siglas DIN pasaron a
significar "Das Ist Norm", Esto es norma. Hasta que en 1975, El Comité cambio su
denominación por “Deutsches Institut für Normung (DIN)”, Instituto Alemán de
Normalización, con la cual se mantiene.

En la actualidad la mayoría de las normas, sobre todo en Europa se basa en las


normas de estandarización DIN, estas son conocidas en Alemania como el cuerpo
de estándares nacional y representa los intereses alemanes en las organizaciones
de normalización europeas e internacionales.

Las Normas DIN.

Las normas DIN son un conjunto de reglas que consisten en los estándares técnicos
para el aseguramiento de la calidad en productos industriales y científicos
relacionados con la industria manufacturera-metalmecánica.

Tareas y objetivos de la norma DIN.

La labor de DIN Instituto Alemán de Normalización es fomentar, organizar, dirigir y


moderar las actividades de normalización y especificación de procedimientos
sistemáticos para el beneficio de la sociedad en su conjunto, salvaguardando al
mismo tiempo el interés público.
Los resultados del trabajo de DIN sirven para avanzar en la innovación, la seguridad
y la comunicación entre la industria, las organizaciones de investigación, el sector
público y la sociedad en su conjunto, y para apoyar a la garantía de calidad, la
racionalización, la salud y la seguridad en el trabajo y protección del ambiente y de
los consumidores.

Normas de mayor uso.

-DIN 16: es la letra inclinada normalizada. El trozo de letra y número es uniforme,


su inclinación es de 75 en relación con la línea horizontal.

DIN 16

DIN 17

-DIN 17: es la letra vertical normalizada, es la más utilizada para rotular dibujo y
dimensiones. Tiene las mismas dimensiones que la escritura normalizada inclinada.

-DIN 476: trata de los formatos de papel y ha sido adoptada por la mayoría de los
organismos nacionales de normalización europeos.
Los formatos de dimensiones menores son, cada uno de ellos, de superficie mitad
que el anterior. Los formatos mayores que el tomado como origen, serán el doble
que el anterior.

Los formatos de la serie DIN se pueden subdividir racionalmente de la siguiente


manera: AO en dos formatos A1; en cuatro formatos A; en ocho formatos A3; en
dieciséis formatos A4; esta subdivisión se identifica como doblez modular.

Norma NOM
Normatividad Mexicana es una serie de normas cuyo objetivo es regular y asegurar
valores, cantidades y características mínimas o máximas en el diseño, producción
o servicio de los bienes de consumo entre personas morales y/o personas físicas,
sobre todo los de uso extenso y de fácil adquisición por parte del público en general,
poniendo atención en especial en el público no especializado en la materia. De estas
normas existen dos tipos básicos en la legislación mexicana: las Normas Oficiales
Mexicanas, llamadas Normas NOM, y las Normas Mexicanas, llamadas Normas
NMX. Sólo las NOM son de uso obligatorio en su alcance, y las segundas solo
expresan una recomendación de parámetros o procedimientos, aunque, en caso de
ser mencionadas como parte de una NOM como de uso obligatorio, su observancia
será entonces obligatoria.

Creación de una norma.

El procedimiento general de aplicación de una norma empieza con la creación o


adopción de un estándar para dicho producto o servicio. El CeNAM tiene diferentes
comités técnicos que crean, estudian y adaptan esos estándares. En el caso de
ISO, sus estándares pueden ser obligatorios por algún acuerdo internacional, el cual
debió ser ratificado por el Senado de la República como cualquier tratado
internacional. En el caso de los emitidos por un organismo oficial regional o nacional
de otro país, como el Comité Europeo de Normalización de la Unión Europea10 o
la ANSI de los Estados Unidos, el estándar sólo abarca un carácter de
recomendación pero puede ser obligado su uso por tratados laterales como un
Tratado de Libre Comercio. En el caso de productos o servicios netamente
mexicanos, se pueden adoptar los estándares emitidos por los comités técnicos de
organismos civiles especializados, como el Consejo Regulador del Tequila.11 y, si
se tratase de un producto extranjero, entonces se adoptarán las recomendaciones
emitidas por el área técnica de los organismos civiles especializados, como la IEEE
o AREMA.

Estos estándares se pueden tomar íntegramente de la fuente, aunque con su debida


traducción al español y su adecuación al estándar de la normatividad mexicana,
pero deben obtenerse, a través de la CeNaM o de la DGN, los derechos legales
para el uso del contenido intelectual, lo cual puede ser librado por los tratados
internacionales previos, como los correspondientes a los procedimientos generales
para la evaluación de la conformidad emitidos por ISO y que en México reciben un
doble nombre (NMX-CC- 004:1995/IMNC-ISO-9002:1994. Sistemas de Calidad -
Modelo para el Aseguramiento de la Calidad en Producción, Instalación y Servicio.).

En el caso de estándares similares como, por ejemplo, la NOM-001-SEDE y el


NEC,20 que tratan de la utilización de la energía eléctrica en la baja tensión. Por el
intercambio comercial, los comités técnicos crean un estándar nacional, adaptando
las ideas generales del estándar extranjero, lo que a veces implica la obtención de
los derechos de la obra extranjera. En el caso mencionado, el índice de ambas
obras es muy similar. Otro es el caso de la adopción u homogeneización de un
estándar en común, en el cual media un tratado internacional por el cual la parte
técnica se deja a solo un país o a ambos países, obligándose ambos a acatarlo sin
modificación. Así se puede ver en la lista de productos de Cables Monterrey, hoy
Viakon, cuyos productos están normalizados con base en pruebas hechas en el
extranjero con un estándar extranjero, pero avalado, para su aplicación en México,
por un tratado internacional.

En todos los casos se deben emitir proyectos de norma, que se dan a conocer
libremente a los organismos interesados en la materia, los cuales pueden emitir
observaciones para su modificación durante un periodo de tiempo determinado.

nsayos%2FListas_Verificacion]</ref> en el cual se indican los pasos que debe


seguir la UV para emitir un certificado de cumplimiento o conformidad con la norma
a la persona física o moral que lo solicite (llamada habitualmente cliente), o en su
caso emitir uno o varios documentos de no cumplimiento o no conformidad, que
pueden ser salvados con procedimientos de verificación subsecuente donde el
cliente debe demostrar que cumple con la norma y se le debe otorgar el certificado
de conformidad. Si por alguna razón el verificador no quisiese emitir el certificado,
el cliente podrá inconformarse ante el organismo que avala al verificador, obligado
a revisar el procedimiento.

Verificación de las pruebas.

Rara vez los procedimientos para el cumplimiento de una norma se basan en


parámetros cualitativos, y son cuantitativos los procedimientos y resultados de las
pruebas que se solicitan habitualmente en las normas. Por tanto, las pruebas deben
realizarse en laboratorios de pruebas o en campo con dispositivos de medida
avalados por el CENAM, ya sea de forma directa o por medio de laboratorios u
organismos acreditados (como la Procuraduría Federal del
Consumidor(Profeco)2728 En el caso de las básculas en mercados públicos, el
laboratorio – que casi siempre es una persona moral –, luego de llevar a cabo un
procedimiento de calibración para un cliente o verificador en sus equipos, puede
emitir un certificado de calibración del equipo que indica por lo menos un número
de oficio, la fecha de calibración y la vigencia de la calibración, luego de la cual debe
volverse a calibrar el equipo y la desviación estándar que sufre el aparato con
respecto al patrón de calibración, además de las características que hacen único a
ese equipo, como el número de serie del equipo, el modelo y el fabricante.

Calibración.

La calibración se hace comparando el equipo con unidades estándares nacionales,


resguardadas por el Cenam y sirven de patrón nacional para la calibración de los
equipos de cada laboratorio acreditado. Para que una calibración sea exitosa, deben
estar las medidas del equipo calibrado dentro de un rango de desviación. Si por
alguna razón no lo estuviera, se puede mandar a reparar el equipo, pero si su estado
no fuera solucionable, se puede declarar el aparato como inútil y se emite un
certificado que lo inhabilita.

En todo caso, las medidas registradas en un papel firmado por el que las tomó y por
el responsable de la medición que haga el verificador por sí mismo, por medio del
cliente o por medio de un tercero con equipo calibrado, deben acompañarse del
número de oficio del certificado de calibración, las fechas de emisión y vigencia, el
modelo, el fabricante y el número de serie. En algunos casos, los equipos de medir
pueden ser fabricados con una calibración tal que no se considera necesario
mandarlos a calibrar, ya que, por sus características, uso y desviación admisible, se
les puede considerar estables a lo largo de su vida, siempre y cuando no sean
alterados, tal y como ocurre habitualmente con los flexómetros que se usan
diariamente en la construcción y que traen el número de oficio general de la
calibración por lote, ya que cumplen con una norma dada que lo asegura. Lo que
no ocurre con las reglas de madera para la medida de telas, que deben calibrarse
de manera obligatoria.

En caso de emitirse un certificado de calibración, a cada uno de los equipos se le


adhiere una etiqueta en la cual se indica el número de oficio de la calibración y la
vigencia, con la idea de evitar la aplicación del certificado de calibración a un equipo
no calibrado pero que sea igual aun calibrado.

Costos de la verificación.

El costo de los servicios de un verificador así como del laboratorio certificador están
normados y estandarizados por medio de la Secretaria de Economía u otra
dependencia adecuada, la cual puede establecer una tarifa única o dependiente
algo, como el número de piezas o la superficie a verificar.