Está en la página 1de 3

Fenómenos de resonancia

En la mayor parte de los casos los fenómenos de resonancia se


presentan a continuación de fallas, y en particular con la interrupción
de los conductores.

Un caso frecuente que puede verificarse en las instalaciones se


muestra en la figura 3.11 donde se considera una línea de
transmisión que alimenta un transformador en vacío, en la cual se
tiene la interrupción de un conductor.

Las capacidades C1 y C2 representan la capacidad a tierra de los


tramos de conductor interrumpido, se desprecia la capacidad
existente entre el conductor interrumpido y el sano y entre éste
último y tierra.

Estas simplificaciones son lícitas para un examen cualitativo de los


fenómenos que consideramos.

Considerando en R todas las resistencias del circuito y de los


elementos disipativos en él contenidos, se tiene la siguiente ecuación:

las condiciones de resonancia se presentan cuando:

Los efectos que los fenómenos de resonancia pueden provocar se


deben estudiar considerando la sobretensión entre bornes del
transformador y entre los conductores de la línea, que pueden dar
lugar a arcos externos, o peor, perforación de los aislantes líquidos o
sólidos en el transformador.

Fenómenos de ferroresonancia
Fenómenos más complejos que los anteriormente descriptos se
pueden presentar por la presencia de circuitos magnéticos saturables.

Para ver este fenómeno supongamos un generador de tensión alterna


que alimenta un capacitor C en serie con una inductancia L con núcleo
de hierro, se consideran despreciables la resistencia óhmica del
circuito y los fenómenos disipativos del núcleo magnético y del
capacitor.

Para cada condición de funcionamiento (valor de la corriente) la


tensión de alimentación debe ser igual a la suma de las tensiones en
bornes del capacitor y de la inductancia:

La tensión en bornes de la inductancia no es proporcional a la


corriente, es una función de ésta según la característica de
magnetización

La tensión en bornes del capacitor es en cambio proporcional a la


corriente y la pendiente de esta característica es función de la
capacidad (a un aumento de capacidad corresponde a una
disminución de la pendiente).

Se puede obtener la siguiente relación:

y de esta expresión mediante un método gráfico determinar la


solución del problema.

La recta que representa la tensión en bornes del capacitor cruza la


característica de la inductancia en dos puntos que corresponden a
dos condiciones estables de funcionamiento (P y P´). De estos dos
puntos el de funcionamiento normal es P que se encuentra en el
primer cuadrante (ver figura 3.12).
Si el punto P se encuentra próximo al codo de la característica de la
inductancia, por efecto de un brusco aumento de la tensión de
alimentación ( V), o por una brusca disminución de la capacidad del
circuito (cambio de la pendiente), puede ocurrir que este punto se
desplace de modo que las dos características no se cruzan más en el
primer cuadrante, sino sólo en el punto P´ del tercer cuadrante.

En este caso la corriente del circuito cambia su fase desplazándose en


adelanto de un cuarto de período (prevalece el efecto capacitivo).

Para este punto corresponden valores muy elevados de tensión tanto


en el capacitor como en la inductancia y son estas las condiciones
que en los casos prácticos son particularmente peligrosas.