Está en la página 1de 8

Manuel Elices Calafat y Gustavo V.

Guinea Tortuero,
ingenieros de caminos y físicos, son ambos catedráticos del
departamento de ciencia de materiales en la Universidad
Politécnica de Madrid. José Pérez Rigueiro, biólogo
mo
molecular y doctor en física, y Gustavo R. Plaza Baonza,
iingeniero industrial y de materiales, son profesores del
mismo departamento.

M AT E R I A L E S

Usos médicos
de la seda
Las excelentes propiedades de este biomaterial se conocen
desde antaño. Se están desarrollando ahora nuevas aplicaciones
en la reparación de tejidos y en farmacología
Manuel Elices, José Pérez Rigueiro, Gustavo R. Plaza, Gustavo V. Guinea

E
ĄĂ÷ø÷Ċ÷ĂĂ÷úû9Ĉijùď"ûĄ')*,"ĂąĉĉąĂú÷úąĉă÷ĂĂąĈćċÿ- Los hilos de seda de los gusanos de seda también se han uti-
nes al servicio del rey francés Felipe VI llevaban en su lizado a modo de biomaterial para suturar heridas. Desde hace
botiquín unas cajitas repletas de telarañas para taponar un siglo se observaron sus ventajas frente al catgut, al ser más
posibles heridas. El combate, con victoria de los ingle- biocompatible y provocar menos infecciones. Incluso hay indi-
i[iYecWdZWZeifeh;ZkWhZe???"Z[ceijhŒbW[ÐYWY_W cios del uso del hilo de seda en épocas anteriores: Trotula, gi-
del arco inglés usado en masa contra la caballería acorazada necóloga de Salerno, comenta la utilización de suturas con hilo
francesa y, según algunos historiadores, marcó el comienzo del de seda en intervenciones del perineo en su libro Cura de las
declive de la edad de la caballería. enfermedades de la mujer, antes, durante, y después del parto,
Las propiedades hemostáticas de las telarañas ya fueron des- publicado alrededor de 1050.
critas por Plinio el Viejo, hace unos 2000 años. Aunque esta cos- ;dbWWYjkWb_ZWZi[^WWl_lWZe[b_dj[hƒiY_[dj‡ÐYefehbWi[ZW
tumbre se ha abandonado entre los humanos, parece ser que se —un material que ha evolucionado de forma independiente en
practica todavía con animales domésticos. Su éxito, si bien re- arañas y en numerosos insectos— debido a la excelente combi-
lativo —no funciona en caso de infección— podría deberse a que nación de sus propiedades mecánicas, biocompatibilidad, biode-
la seda de la telaraña se halla recubierta con hongos que con- gradación y fabricación respetuosa con el ambiente. Ya se vislum-
tienen antibióticos para evitar que otros microorganismos se bra un brillante futuro para las sedas en la ingeniería de tejidos,
coman la tela rica en proteínas. farmacología y dispositivos de diagnóstico y control médico.
CARY WOLINSKY, AURORA IMAGES

EN SÍNTESIS

El hilo de seda, constituido por proteínas, posee unas La seda constituye un biomaterial idóneo para la in- Inspirándose en el biomimetismo, la fabricación de
propiedades mecánicas excepcionales. Su gran resis- geniería de tejidos. Facilita la adhesión de las células, sedas mediante ingeniería genética permitirá diseñar
tencia y deformabilidad le permiten absorber una estimula su crecimiento y permite la diferenciación. ĂmyåDà๨¨DàŠUàDåmyD¨ïDåÈàyåïD`Ÿ¹´yåĂ`¹´ù´D
enorme cantidad de energía antes de romperse. Es biocompatible, resistente y biodegradable. gran variedad de aplicaciones médicas.

28 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, agosto 2011


De los capullos de los gusanos de seda
domesticados Bombyx mori se obtiene
la mayor parte de la seda.
XXXXXXXX

Agosto 2011, InvestigacionyCiencia.es 29


E S T R UC T U R A Q U Í M I CA

Polímeros naturales
Capullos Gusanos de seda y arañas fabrican seda. Este polímero
natural, de base proteínica, presenta una asombrosa
combinación de resistencia y deformabilidad que supera
`¸³`ßx`xä§DäÇßxäîD`ž¸³xä­x`E³ž`Dälx§Dä‰UßDä
Dß`žD§xäÍ7³D`¸­Ç§x¥D­DßD¶Dlxą¸³DäD­¸ß…Dä
āą¸³Dä¸ßlx³DlDä`¸³…¸ß­D³xäîxUž¸­DîxߞD§Í

5y¨DàD·D¹àUŸ`ù¨Dà
`ù¨Dà
¨
B. mori
A.
A trifasciata
t if i t

2yåï¹åmyày`ùUàŸ®Ÿy´ï¹
de sericina ‹²®
"DåymDmy¨DåDàD·Dååy`¹®È¹´y
"D›yUàDÕùy›Ÿ¨D´¨¹å‘ùåD´¹å mym¹åŠ¨D®y´ï¹åmyyåȟm๠´D
myyåȟm๠´D
myåymD`¹´åïDmym¹åŠ¨D®y´ï¹å ÊÈà¹ïy ´DŠUà¹åDàŸ`Dy´D¨D´Ÿ´DËÎ
`Dy´D¨D´Ÿ´DËÎ
myŠU๠´DÊÈà¹ïy ´DŠUà¹åDàŸ`D
y´D¨D´Ÿ´DĂ‘¨Ÿ`Ÿ´DËày`ùUŸyàï¹å
por una capa de sericina
ÊÈà¹ïy ´DD®¹à†DàŸ`Dy´åyàŸ´DËÎ
10 μm

Ÿ¨D®y´ï¹åmyŠU๠´D

Filamentos
de espidroína

21 n
m
´¨¹åŠ¨D®y´ï¹åmyåymD›D¨¨D®¹åày‘Ÿ¹´yå
amorfas (rojoËĂày‘Ÿ¹´yåyåïàù`ïùàDmDåÊlilaËÎ 6 nm
"DåD®¹à†DåÊñ‹ Ímy¨ÿ¹¨ù®y´y´¨DåymDmy¨
‘ùåD´¹myåymDĂy¨~Ĉ Íy´¨Dmy¨DDàD·DË`¹´åïD´
de cadenas polipeptídicas desordenadas; son las
ÈàŸ´`ŸÈD¨yåàyåȹ´åDU¨yåmy¨Dmy†¹à®DUŸ¨ŸmDmmy
¨DŠUàDÊåy`¹®È¹àïD´`¹®¹—¹ÿŸ¨¨¹å˜Õùyåy
yåïŸàD´ĂD¨Ÿ´yD´`¹´¨DmŸày``Ÿº´mymy†¹à®D`Ÿº´ËÎ
"Dåày‘Ÿ¹´yåyåïàù`ïùàDmDå`¹ààyåȹ´my´D
apilamientos nanocristalinos de láminas E;
`¹´ïàŸUùĂy´D¨D´`¨D¦ymy¨D®DàD·Dȹ¨Ÿ®zàŸ`DÎ

Nanocristales
A escala molecular, la seda se estructura en láminas E, una de las
`¹´†¹à®D`Ÿ¹´yå®Eå`¹®ù´yåy´¨DåÈà¹ïy ´DåŠUà¹åDåδyåïDjy¨
esqueleto de la cadena polipeptídica se halla extendido en forma de
INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, SEGÚN LOS AUTORES

zigzag (en lugar de adoptar una estructura helicoidal, como ocurre en


¨DåÈà¹ïy ´DåÕùy†¹à®D´´ùyåïà¹`DUy¨¨¹¹¨DåŠUàDåmy¨D´DËÎ åùÿyĆj
las cadenas se disponen unas al lado de otras formando una estructura
de «hoja plegada», que se mantiene unida por numerosos enlaces de
hidrógeno intercatenarios (rosaËÎ"D¨E®Ÿ´DE solo puede formarse en
polipéptidos que contienen aminoácidos con residuos poco
ÿ¹¨ù®Ÿ´¹å¹åj`¹®¹¨DD¨D´Ÿ´DèD‘¨Ÿ`Ÿ´Dj®ùĂDUù´mD´ïyåy´¨DåymDÎ
POLÍMERO NATURAL y espitas abdominales. La proteína de los hilos procedentes de
Las sedas son proteínas, es decir, polímeros de aminoácidos. Se bW]b|dZkbWWcfebb|Y[WcWoehi[ZW[ijhkYjkhWb"kj_b_pWZWfWhW
YedeY[dc|iZ[)&$&&&[if[Y_[iZ[WhW‹Wioc|iZ['')$&&&[i- fabricar el armazón de la telaraña y como hilo de seguridad) se
pecies de lepidópteros que producen hilos de seda. En lo suce- Z[dec_dW[if_Zhe‡dWkdXWhXWh_ice"gk[[j_cebŒ]_YWc[dj[
sivo nos referiremos, casi siempre, a dos tipos de sedas: la de sería más correcto sustituir por «arañina») y está compuesta,
los capullos de los gusanos de seda domesticados Bombyx mori también, por dos cadenas de aminoácidos de varios cientos de
y la que produce la araña Argiope trifasciata para fabricar la te- kDa cada una.
laraña —las sedas que mejor conocemos por nuestra experien-
cia investigadora. RESISTENTE Y DEFORMABLE
>WY[c|iZ[*,&&W‹ei"i[]‘dkdWb[o[dZWY^_dW"bWfh_d- Las propiedades mecánicas de los hilos de seda, en particular
cesa Xi Ling Shi paseaba en su jardín con una taza de té en la el de la araña, son espectaculares cuando se comparan con los
mano. El azar quiso que un capullo de un gusano de seda ca- ^_beiZ[WY[heoYedejhWiÐXhWiWhj_ÐY_Wb[iZ[WbjWifh[ijWY_e-
yera en su taza. Al intentar sacarlo, observó que podía obtener d[i0bWj[di_ŒdZ[hejkhWfWhW^_beickoÐdeiZ[WY[heofWhW
un delicado, lustroso e iridiscente hilo de la blanda masa for- bWiÐXhWiWhj_ÐY_Wb[iZ[a[lbWh*/i[i_j‘WWbh[Z[ZehZ[bei)&&&
mada por el calor de la infusión. Este accidente fue el origen c[]WfWiYWb[iCFW1bei^_beiZ[bW^kc_bZ[A. trifasciata pue-
del arte y la industria de la seda. Los chinos habían descubier- Z[dWbYWdpWhbei'&&&CFWoejhWi[if[Y_[iZ[WhW‹WiWbYWdpWd
to el modo de trabajar los capullos de los gusanos de seda para bei*&&&CFW$
eXj[d[hkd^_bec|ibWh]e"ÐdeoXh_bbWdj[gk[YkWbgk_[hejhW Pero la resistencia no es lo más importante. Lo verdadera-
ÐXhWdWjkhWb$ mente asombroso es la combinación de resistencia y deforma-
La mayoría de los gusanos de seda pertenecen a la especie X_b_ZWZ0bei^_beiZ[WY[he"ebWiÐXhWiZ[WbjWifh[ijWY_ed[i"i[
domesticada Bombyx mori; producen seda durante cierta eta- rompen con una deformación del 1 o del 2 por ciento; los hilos
pa de su ciclo biológico. La hebra que hilan, realizando con su Z[i[ZW"[dYWcX_e"bb[]WdWikf[hWhZ[\ehcWY_ed[iZ[b)&feh
YWX[pWkdcel_c_[dje[d\ehcWZ[eY^e"YedijWZ[ZeiÐbWc[d- Y_[dje$;ijWiZeifhef_[ZWZ[i`kdjWi]hWdh[i_ij[dY_WoZ[\eh-
jeiZ[ÐXhe‡dWfhej[‡dWÐXheiW[dbWgk[fh[Zec_dWdbWWbWd_- mabilidad) son las que convierten a la seda en un material úni-
dWobW]b_Y_dWh[YkX_[hjeifehkdW]ecWZ[i[h_Y_dWfhej[‡dW co, porque permiten que el hilo pueda absorber una gran can-
Wceh\Wh_YW[di[h_dW$;bZ_|c[jheZ[beiÐbWc[djei[iZ[kdei j_ZWZZ[[d[h]‡WWdj[iZ[hecf[hi[1')&a_be`kb_eifeha_be]hW-
10 PckdYWX[bbe^kcWdej_[d[kdei'&& Pc$BWiÐXhWiZ[ cea@%a]fWhW[b^_beZ[WhW‹WArgiope trifasciata), frente a
seda se extraen de los capullos que previamente se han hervi- )&a@%a]fWhW[ba[lbWh*/ÐXhW:kFedjoWf[dWi*a@%a]fWhW
do en agua jabonosa para eliminar el recubrimiento de serici- una cuerda de piano de acero eutectoide. El hilo del gusano de
dW$:[YWZWYWfkbbei[eXj_[d[d[djh[)&&o'(&&c[jhei$7fh_d- i[ZWBombyx mori), con una resistencia menor de alrededor
cipios del siglo ĎĎ los japoneses alcanzaron un récord: obtuvie- Z[,&&CFW"jeZWl‡W[iYWfWpZ[WbcWY[dWhkdW[d[h]‡WZ[
ron una variedad de gusano cuyo capullo proporcionaba dos *& a@%a]"ikf[h_ehWbWZ[bWic[`eh[iÐXhWiWhj_ÐY_Wb[i$
a_bŒc[jheiZ[ÐXhW$ Tanto los capullos de los gusanos de seda como las telarañas
BWi[ZWZ[bWiWhW‹Wi[i"fei_Xb[c[dj["bWÐXhWdWjkhWbZ[ constituyen un prodigio de la ingeniería estructural. Fijémonos,
más altas prestaciones mecánicas. Sin embargo, hasta la fecha brevemente, en las telarañas: la naturaleza nos ha proporciona-
no se ha podido utilizar de forma industrial porque las arañas do una hermosa y delicada estructura que no deja de sorpren-
son de costumbres solitarias y depredadoras, por lo que no se dernos. Parece ser que la evolución la ha orientado hacia una
han sabido domesticar, como hicieron los chinos con los gusa- YedÐ]khWY_ŒdZ[ij_dWZWWh[i_ij_hYed]hWd[ÐYWY_W[b_cfWYje
nos de seda. Hasta mediados del siglo ĎĎ" los hilos de seda de de las presas y, a la vez, minimizar los materiales utilizados y el
la araña se utilizaban solo para fabricar las retículas de los ins- tiempo de su construcción. Un gran reto para cualquier inge-
trumentos ópticos. Los nativos de Nueva Guinea, Nuevas Hé-
bridas y de la isla Salomón, han utilizado los hilos de seda de
las arañas del género NephilafWhW\WXh_YWhh[Z[ioWhj_ÐY_ei
fWhWf[iYWh"i[]‘dZ[iYh_X_Œ[d'/&,[bdWjkhWb_ijW;$7$FhWjj 3000
en su curioso libro Dos años entre los caníbales de Nueva Gui- Argiope (130)
Acero (4)
nea. En 1709, Bon de Saint-Hilaire fabricó guantes y medias a
Tensión (megapascales)

partir de la seda de los sacos ovígenos, pero la Academia Fran- 2000


cesa consideró que la industria de la seda basada en arañas nun-
ca sería rentable. Kevlar 49 (30)
BWiÐXhWiZ[i[ZWfk[Z[dh[Ye][hi[Z[bWj[bWhW‹W"f[heh[-
1000
sulta más conveniente extraerlas directamente de la araña me-
diante un proceso de «hilado forzoso». Para ello se la inmovili-
Bombyx mori (40)
za y se tira de la hebra —de la misma forma que lo hace la ara-
ña con sus patas cuando teje la telaraña—, que se recoge en un 0
0 10 20 30
cilindro. Por este procedimiento se pueden obtener unos seis Deformación (porcentaje)
metros en unos pocos minutos. Con una variante de esta técni-
ca, desarrollada por los autores, que permite controlar la velo- Curvas de tensión y deformación para dos fibras artificiales
CORTESÍA DE LOS AUTORES

cidad y la fuerza del hilado, se consigue un material homogé- (acero y kevlar 49) y dos fibras naturales (seda de araña y de gu-
neo y reproducible. sano de seda). Gracias a una asombrosa combinación de resisten-
Una misma araña puede tejer sedas distintas para funciones cia y deformabilidad, la seda absorbe una gran cantidad de ener-
diferentes, cada una con una composición aminoacídica carac- gía antes de romperse (valores entre paréntesis, en kilojulios por
terística. El artrópodo dispone para ello de distintas glándulas kilogramo), muy superior a las fibras artificiales.

Agosto 2011, InvestigacionyCiencia.es 31


A P L I C AC I O N E S

La nueva ruta de la seda


xšž§¸äîx¥žl¸äǸߐøäD³¸äDîx³l¸³xäjDßîxߞDäj`žß`øžî¸äx§y`îߞ`¸äāš¸§¸ßD­Dä
FIORENZO OMENETTO Y DAVID KAPLAN
La ruta de la seda fue durante un milenio la vía de entrada en Europa lx§DlDää¸UßxäøÇx߉`žxälxäxlDÍ5D§þxąD§ù³lŸDäxDǸäžU§x
de este material, tan hermoso como resistente, que traído desde ž³äxßîDßx³§D䚸³løßDälx§`xßxU߸xäîD䉳DäÇx§Ÿ`ø§DäjÇDßDîßD-
Āîßx­¸'ߞx³îxxßD`¸³þxßîžl¸x³߸ÇD¥xälxä§ø­UßD³îxäÍ š¸ßDj tar lesiones epilépticas o de la médula espinal. Se han ensayado ya
§¸äUž¸ž³x³žx߸äxäîE³D¶Dlžx³l¸x³ąž­Däāäx­ž`¸³lø`î¸ßxäx³ en animales implantes de seda que liberan lentamente principios
§Dä‰UßDälxxäîDÇ߸îxŸ³D³DîøßD§Ôøx§¸äøäD³¸älxäxlDšž§D³Í"Dä activos, concebidos para evitar ataques epilépticos.
‰³DäšxUßDälx§¸ä`DÇø§§¸ä丳中xîžlDäDÇ߸`xä¸äîyß­ž`¸äj Se prevé que sensores implantados permitan la supervisión elec-
­¸lž‰`DlDäǸßîx³äDl¸¸ǸßîßDîD­žx³î¸äÔøŸ­ž`¸äx³­xlž¸ trónica de nutrientes, dosis de fármacos, contenidos celulares en san-
ácido, y otras diversas formas, con el propósito de crear materiales ßx¸x³¸î߸äîx¥žl¸äjālDî¸äÔøxäxߟD³ßxžäîßDl¸äāîßD³ä­žîžl¸ä
nuevos dotados de notables propiedades. ¹Çîž`D­x³îx­xlžD³îx‰UßDälxäxlDÍ%¸äxߟDž­Ç¸äžU§xlžäx¶Dß
³`žßøŸDäxøžąDšž§¸lxäxlDÇDßD§DääøîøßDäjǸßäøßxäžäîx³- îD§xälžäǸäžîžþ¸älx­¸l¸ÔøxäxlxßDlDäx³D§`¸³`§øžßäøþžlDùj
`žDā`¸­ÇDîžUž§žlDl`¸³§¸äîx¥žl¸äšø­D³¸äÉx§äžäîx­Dž³­ø³žîD- 䞳³x`xäžlDllxž³îxßþx³`ž¹³Ôøžßùߐž`DÍ0¸lx­¸äÇ߸ßD­DßäxlD
ߞ¸³¸§¸ßx`šDąDÊͳ³øxäî߸§DU¸ßDî¸ßž¸lx§D7³žþxßäžlDl5ø…îä para que se disuelva a cabo de un tiempo determinado, mediante el
hemos ampliado estas propiedades para obtener tubos delgados D¥øäîxlx§îD­D¶¸ā§DlžäǸäž`ž¹³lx§Dxäîßø`îøßD`ߞäîD§ž³Dlx§D
øžąDU§xäx³ž­Ç§D³îxälxäøäîžîø`ž¹³lxîßD­¸älxDßîxߞDä¸Uä- Ç߸îxŸ³DÉßxäǸ³äDU§xlx§Uߞ§§¸ā`DUߞ§§x¸lx§¸äîx¥žl¸älxäxlDÊÍ
truidas, lo que podría evitar la extracción de venas de la pierna del 5D­Užy³`DUx³Ç߸ßxä¸äǸßþŸDx³yîž`DͳäxÇîžx­Ußxlx
ÇD`žx³îxÇDßDßxþDä`ø§DߞąD`ž¸³xä`¸ß¸³DߞDäjx§Ç߸`xlž­žx³î¸šDUž- öć¿ćj§¸ä§DU¸ßDî¸ßž¸ä!ßDž
ž¸`ßD…îjlx"D³äž³jx³$ž`šžD³jD³ø³-
tual. Por otra parte, James Goh y sus colaboradores, de la Univer- `žDUD³šDUxß­¸lž‰`Dl¸x³yîž`D­x³îxøäD³¸älxäxlDjšD`žy³-
äžlDl%D`ž¸³D§lx3ž³DÇøßjšD³ßxx³xßDl¸ø³§žD­x³î¸`ßøąDl¸ l¸§¸äÇ߸lø`žßäxlDlxDßD¶DÍ §¸…ßx`xßxäîD­Dā¸ßßxäžäîx³`žDD§D
anterior en la rodilla de un cerdo vivo valiéndose de células pluripo- tracción que la seda tradicional, podría aplicarse a la obtención de
tentes implantadas sobre una plantilla de seda. îx³l¸³xäDß`žD§xä¸`šD§x`¸äD³îžUD§DäÍ
Esa biocompatibilidad permite también el diseño de interesan-
îxääx³ä¸ßxäͳx³žx߸älx5ø…îäjx³îßx¸î߸äjšD³`¸³…x``ž¸³Dl¸ Fiorenzo Omenetto y David Kaplan profesan la ingeniería biomédica en
materiales electrónicos y fotónicos modelando metales o películas la Universidad Tufts

WOLFGANG KAEHLER CORBIS (hilatura); CORTESÍA DE FIORENZO OMENETTO (arteria, esponjas, películas, fibras ópticas); DE “DISSOLVABLE FILMS OF SILK FIBRON FOR
CAPULLO FA
S E1


Ăy yà ÿŸm m¹ àD
à ÿŸ ¨ïù
my¨ ā ïàD``Ÿ ¹  y y ´ ÿ¹

ULTRATHIN CONFORMAL BIO-INTEGRATED ELECTRONICS”, POR DALE-HYEONG KIM ET AL. EN NATURE MATERIALS, VOL. 9, JUNIO 2010 (cerebro)
DA

DŠU º´ å FA
y S E2
SE

SO
๠  ´
D Ăm
D

D
I

LUC RA
IÓ B
N DE SEDA HE
il a ó n

Adi
a

c
tur
e h in ci

a n t i ión de
c p
T
RE

u e r o
o m se mico r p o s , t teínas
VE

e n in , m¹
térmtales; t duc to tes, yàD o
ST

OS

por ic os r at am re s  ´ ` e l h il a c i ó n
IM

åŠ nju n 
àŸD co ar a ùå¹
JID

d in cina
Sis ŸU¨y ustra a la D¨my
Œ y u n s t a d o ày U à

te o
IE

i
c am ns ado químic e ntos li m r i
ÿD ón ep àD
tem åjŸ to co ù´
ā

TE
N

o e la se
Då a
my orsi e pr ÈD
TO

¹` ¹ p o s e l , m e d i a o s ,
Uà nt

S
ad yĆD

a d ® È à d e s m p l ‘ D ï

de
r t il s à Då
àï
ap `y

´m Ÿ é c t r n t e
e e yå¹ e d eja ¹

p o tex t Ÿ¨D ï ù

幨ÿ icos
lec åå a

FIB y ´ïy S
å›
t ro ¹ U

RA å RA AS
"D
do ày

S TU I C
SU ÚRG
s

IR
PE L Í QU
åy De la
å
CULAS
ESPONJ
A S UàD
(h e par a ā ï à Dy se da
y yŠ a
¹ åm urecid os
bra tra ´Š licu ïù U d am å
del en U nsmi UàDå ada ¹å en a tr ŸmD
c Ë si D C ircuit  Ÿ´ se da a z an Uå ï à ù
o r uerp myåm ón de ÈïDå holog os de silicio, de mpl ŸDå¹
ecí o a yy lu difraccióramas o redes d
pro l ex ¨Ÿ´ z onja ree Dà ïyà
c am te r ïy àŸ películas n, soportados e s de espmodo my
ent ior, ¹à
e
d
rojoËy elgadas (cuad or
p Implante o p e ra na ara
de piel inŸ®È¨D´ïDm¹åDŒ rado de sed e estruc tural p
a
rt
`D®UŸ¹å d ic arían, m
ed
¹ à de soporeconstrucción åy¹å
en la oxi my`¹¨¹àjD¨ïyàD`iante la
¹åU¨D´m
¹åùº
genació Ÿ¹ myïy¦Ÿm
n de la sa ´yå
ngre

32 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, agosto 2011


Las fibras más resistentes y tenaces las fabrican las arañas (en
la fotografía, Argiope trifasciata). Sin embargo, debido a su natu-
raleza solitaria y depredadora, estos artrópodos no pueden criar-
se de forma masiva. Las investigaciones para la producción indus-
trial de este biomaterial se proponen identificar los genes
arácnidos responsables de la fabricación de las proteínas de la
seda, sintetizarlos y, por fin, expresarlos en otros organismos más
fáciles de domesticar.

niero de nuestro tiempo. La naturaleza lo ha conseguido me-


diante la optimización del diseño estructural y la fabricación de
los materiales.
Los ingenieros y los arquitectos suelen inspirarse en la na-
turaleza para encontrar soluciones a sus problemas. Las telara-
ñas pueden ser una buena fuente de ideas, tanto más cuanto
mejor conozcamos su estructura y funcionamiento. No se trata
de imitarlas —no somos arañas— sino de aplicar a las creacio-
nes humanas los conocimientos adquiridos. Se ha especulado
que si fuéramos capaces de fabricar una red a escala humana,
semejante a las redes de las telarañas, podríamos atrapar a un
avión comercial durante el aterrizaje y, quizás, evitar un acci-
dente. De momento, la distribución jerarquizada de rigideces
en diversos componentes puede ofrecer una valiosa guía para
diseñar estructuras ligeras de mallas tesas y el amortiguamien-
to dinámico observado puede dar algunas pistas para el diseño
de puentes atirantados. Las redes para pescar aviones pertene-
Y[djeZWl‡WWb|cX_jeZ[bWY_[dY_WÐYY_Œd$
Los hilos de seda, como biomateriales, están destinados a te-
ner un gran protagonismo en medicina, no solo por sus propie-
dades mecánicas, sino también por su biocompatibilidad, esta- persona) adolecen de otros inconvenientes: la lesión producida
bilidad térmica y facilidad de esterilización, biodegradabilidad y el tiempo de rehabilitación. La solución basada en un implan-
oYWfWY_ZWZZ[i[hceZ_ÐYWZei][dƒj_YWc[dj[$BW[nfbehWY_Œd te resistente y con capacidad de facilitar la fabricación de teji-
de sus posibilidades acaba de empezar. La medicina regenera- do óseo análogo al del receptor es la mejor. Con los hilos de seda
j_lW^Wfk[ije]hWdZ[i[if[hWdpWi[d[ijWiÐXhWi$ se pueden fabricar estructuras porosas y resistentes que, una
vez sembradas con las células adecuadas, se degraden lentamen-
BIOMATERIALES PARA IMPLANTES te y permitan que el implante se remodele con el tiempo. La
Los hilos de seda tendrán un gran protagonismo en los implan- paulatina degradación del andamiaje de seda permite contro-
tes de tejidos y órganos. La selección tradicional de biomateria- lar la deposición de hidroxiapatita y colágeno que acaba for-
b[ifWhW_cfbWdj[iXkiYWXWcWj[h_Wb[igk[\k[hWd_d[hj[igk[ cWdZekdWcWjh_pjhWX[YkbWh\ehcWZWfehXWhhWiZ_c_dkjWi
interaccionaran lo menos posible con el organismo) para no en- como la del hueso.
torpecer el crecimiento y la actividad natural de las células en El tejido cartilaginoso ofrece otra oportunidad para las se-
contacto con el biomaterial. Pero este objetivo no ha sido rea- das. Las lesiones del cartílago son difíciles de tratar porque este
lista, por inviable. En la actualidad se buscan materiales que i[h[][d[hWYedZ_ÐYkbjWZ$KdWiebkY_ŒdYedi_ij[[d\WXh_YWhj[-
interaccionen de forma adecuada con su entorno biológico. La jidos basados en matrices que permitan la regeneración del car-
ingeniería de tejidos —como se llama ahora a esta especialidad j‡bW]e"[iZ[Y_h"gk[i[WdX_eYecfWj_Xb[i"h[i_ij[dj[i"Ñ[n_Xb[i"
médica— busca materiales que proporcionen a las células im- que faciliten el desarrollo celular y que a su debido tiempo se
fbWdjWZWikdikijhWjeWdZWc_efWhWgk[i[WZ^_[hWdokdie- reabsorban. Ya se han llevado a cabo intentos mediante el uso
porte físico que guíe la formación de nuevos órganos. Las célu- Z[YWfkbbeiZ[i[ZWZ[bWWhW‹WZ[`WhZ‡dAraneus diadematus)
las trasplantadas adheridas al andamio proliferan, segregan sus con resultados satisfactorios por Paul Kiekens y su equipo, de
propias matrices extracelulares y estimulan la formación de nue- la Universidad de Gante.
vos tejidos. Durante este proceso, el sustrato se va degradando Otra aplicación atractiva de las sedas surge de la reconstruc-
y puede llegar a desparecer [veáse «Regeneración ósea», por ción del ligamento cruzado anterior, una opción muy interesan-
CWh_WFWk=_d[XhWCeb_di1?ĄČûĉĊÿý÷ùÿĶĄď9ÿûĄùÿ÷, julio de j[fehbWYWdj_ZWZZ[hejkhWigk[i[fheZkY[dofehbWZ_ÐYkb-
2011]. El biomaterial del andamio debe ser un material multi- tad de su recuperación. Se han fabricado haces de cordones con
funcional, capaz de facilitar la adhesión de las células, estimu- hilos de seda que se han sembrado con las células adecuadas y
lar su crecimiento y permitir la diferenciación. También debe se han instalado en biorreactores donde se han sometido a es-
ser biocompatible, poroso, resistente, maleable y biodegrada- fuerzos que simulan la biomecánica de la rodilla humana. Al
ble. Requisitos que cumplen los hilos de seda. cabo de cierto tiempo se ha observado que la matriz de seda fa-
MANUEL ELICES

Una aplicación prometedora corresponde a la producción de vorece la adherencia celular, el asentamiento de los productos
tejido óseo. Los implantes metálicos tienen, a largo plazo, pro- extracelulares y que se genera un tejido similar al del ligamen-
Xb[cWiZ[WZ^[h[dY_W$Bei_cfbWdj[iWkjŒbe]eiZ[bWfhef_W to. Los primeros intentos los ha realizado con seda del gusano

Agosto 2011, InvestigacionyCiencia.es 33


INGENIERÍA

Fabricación de tejido óseo


"¸äšž§¸älxäxlD`¸³äîžîøāx³ø³Už¸­DîxߞD§žl¹³x¸ÇDßD§Dž³x³žxߟDlxîx¥žl¸äi…D`ž§žîD³§DDlšx䞹³lx§Dä`y§ø§Däjxäø§D³äø
crecimiento y permiten la diferenciación; además, son biocompatibles, porosos, resistentes, maleables y biodegradables. De ahí que
ø³Dlx§DäDǧž`D`ž¸³xä­EäÇ߸­xîxl¸ßDälxxäîx­DîxߞD§`¸ßßxäǸ³lDD§DÇ߸lø``ž¹³lxîx¥žl¸¹äx¸iDÇDßîžßlx§D‰U߸Ÿ³DɧD
Ç߸îxŸ³Dlx§DäxlDÔøxšž§D³§¸äøäD³¸älxäxlDÊäx…DUߞ`D³xäîßø`îøßDäǸ߸äDäāßxäžäîx³îxäÔøxjø³Dþxąäx­UßDlDä`¸³§Dä
células adecuadas, se degradan lentamente y permiten que el implante se remodele con el tiempo. Estas son las etapas básicas del
proceso.

I Fabricación del andamio


damio

2 7´DÿyƨDŠU๠´D›D`¹D‘ù¨Dm¹
1 3¹Uàyù´®¹¨my`¹´ åyy¨Ÿ®Ÿ´Dy¨®¹¨my®ymŸD´ïy 3 3y¹UïŸy´yy´ï¹´`yå
¨Dȹà¹åŸmDmĂ‘y¹®yïà D ù´mŸå¹¨ÿy´ïyÊazulËÎ ù´D´mD®Ÿ¹myŠU๠´Dj
myåyDmDåjåyD·Dmyù´D `ùĂ¹åȹà¹åÈyடïy´
y¨ÈDå¹my`z¨ù¨Då 500 μm
幨ù`Ÿº´myŠU๠´DÎ
SOLUCIÓN Ă´ùïàŸy´ïyåÎ
MOLDE DE FIBROÍNA

ANDAMIO DE FIBROÍNA

5 ´ù´UŸ¹ààyD`ï¹àjåyÈà¹mù`y¨D
III Fabricación del te
tejid
tejido
do È๨Ÿ†yàD`Ÿº´ĂmŸ†yày´`ŸD`Ÿº´my¨Då`z¨ù¨Då
y´`¹´mŸ`Ÿ¹´yå`¹´ï๨DmDåmyïy®ÈyàDïùàDj
CÉLULA 4 ´y¨D´mD®Ÿ¹myŠU๠´Dj ´ùïàŸy´ïyåÆD`ï¹àyåmy`ày`Ÿ®Ÿy´ï¹Î
åyåŸy®UàD´Ă`ù¨ïŸÿD´`z¨ù¨Då 6 3y¹UïŸy´yïy¦Ÿm¹ºåy¹
È๑y´Ÿï¹àDåmyïy¦Ÿm¹ºåy¹Î Ÿ®È¨D´ïDU¨yj`ùĂDD`ïŸÿŸmDm
`y¨ù¨Dàåy¹UåyàÿD®ymŸD´ïy
®Ÿ`à¹å`¹È DmyŒù¹àyå`y´`ŸDÎ

ANDAMIO

ANDAMIO
CULTIVADO TEJIDO ÓSEO
BIORREACTOR IMPLANTABLE

III Implante del tejido INJERTO


CRANEAL

7 0¹àŠ´jy¨ïy¦Ÿm¹åy®Ÿ´D¨åyŸ®È¨D´ïD

ADAPTADO DE sackler.tufts.edu/Academics/Degree-Programs/PhD-Programs/Faculty-Research-Pages/David-Kaplan.aspx
y´¨DĆ¹´DD†y`ïDmDÎ
TEJIDO ÓSEO
IMPLANTABLE

Z[i[ZW@Wc[i9$>$=e^oikiYebWXehWZeh[i"Z[bWKd_l[hi_ZWZ El equipo de David Kaplan, de la Universidad Tufts, está de-


nacional de Singapur; se espera mejorar los resultados cuando sarrollando dispositivos electrónicos embebidos en películas
se utilice seda de araña. Z[b]WZWiZ[i[ZWgk[fk[Z[d_dj[]hWhi[[dbWiikf[hÐY_[iXbWd-
das y curvilíneas de los tejidos biológicos. Ofrece importantes
BIOSENSORES Y MICROCÁPSULAS oportunidades para el diagnóstico y tratamiento de enfermeda-
La integración de componentes electrónicos en sistemas bioló- des y para mejorar la interfaz entre cerebro y máquina.
]_Yeii[[d\h[djWYedbWZ_ÐYkbjWZZ[YecfWj_X_b_pWhbWh_]_Z[p También la industria farmacéutica saca provecho del mate-
Z[bWieXb[WiZ[i_b_Y_eYedbWÑ[n_X_b_ZWZZ[beij[`_Zei$;ijWi rial de marras. Con las sedas pueden fabricarse microcápsulas
diferencias, mecánicas y geométricas, acaban casi siempre en para administrar fármacos que sean biocompatibles, resisten-
un mal funcionamiento del dispositivo. Las láminas de seda tes y fácilmente funcionalizables.
pueden ofrecer una adecuada solución al problema porque son Los hilos de seda de la araña de jardín han inspirado ese
biocompatibles, permiten la incorporación de circuitos, son re- j_feZ[Y|fikbWi$C[Z_Wdj[_d][d_[h‡W][dƒj_YW"J$IY^[_X[bo
i_ij[dj[ioWikl[pÑ[n_Xb[i"jhWdifWh[dj[i"\kdY_edWb_pWXb[io sus colaboradores, de la Universidad de Bayreuth, han fabrica-
degradables. do una proteína, C',"gk[_c_jWfWhY_Wbc[dj[bWfhej[‡dW7:<#*

34 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, agosto 2011


Las fibras artificiales con altas prestaciones requieren un pro-
ceso de fabricación industrial contaminante. Las sedas resisten-
tes, en cambio, podrían obtenerse a partir de cabras, plantacio-
nes de algodón o de girasoles.

que segrega la araña. Las microcápsulas se forman cuando C',


se adsorbe sobre microgotas de aceite que previamente se ha
emulsionado en una solución acuosa. El tamaño de las micro-
cápsulas puede controlarse mediante el ajuste del tamaño de
las gotas; por este procedimiento se obtienen cápsulas de en-
jh['o)&c_YhWiZ[Z_|c[jhe$BWc_Yhe[ijhkYjkhWZ[bWiY|f-
sulas guarda semejanza con la del hilo de seda de la araña; ello
b[iYedÐ[h[]hWdh[i_ij[dY_Woj[dWY_ZWZ"beYkWb[id[Y[iWh_ei_
deben almacenar ingredientes muy concentrados y soportar la
elevada presión osmótica que van a generar. Otro aspecto de Whj_ÐY_Wb[iZ[i[ZWZ[WhW‹Wf[hegk[ikh[i_ij[dY_W[ijWXWXWi-
gran interés es la posibilidad de funcionalizar la proteína C', tante lejos de la pregonada anteriormente, apenas la cuarta par-
durante su producción, adaptándola a las necesidades del fár- te. Es posible que la segunda etapa, el proceso de hilado a par-
maco. Para ello, si se incorporan determinadas secuencias de tir de la solución proteica, sea tan compleja como la primera. En
aminoácidos se puede conseguir que la membrana se degrade esta dirección, nuestro grupo ha obtenido resultados promete-
[dfh[i[dY_WZ[[dp_cWi[if[Y‡ÐYWiZ[beij[`_ZeiWZedZ[lW Zeh[iWbceZ_ÐYWh[bfheY[ieZ[^_bWZejhWZ_Y_edWbc[Z_Wdj[bW
dirigido el fármaco. deformación del hilo en medio acuoso. Los resultados se publi-
caron en 2009 en la revista Macromolecules. Por este procedi-
SEDAS DEL FUTURO miento ya se han conseguido igualar algunas propiedades de la
Las excelentes propiedades de las sedas, tanto de los gusanos seda natural y se espera mejorarlas.
de seda como de las arañas, han despertado el interés por la ob- BWiZ_ÐYkbjWZ[iZ[b^_bWZefeZh‡WdeXl_Whi[i_fkZ_[hW_di[h-
tención de estos materiales mediante ingeniería genética. tarse en el genoma del gusano B. mori los genes responsables
En la actualidad, casi toda la seda procede de la sericultura Z[bWicW]d‡ÐYWifhef_[ZWZ[iZ[bWi[ZWZ[bWiWhW‹Wi$JhWilW-
con el gusano domesticado B. mori. Esta producción abastece rios intentos infructuosos de investigadores japoneses, en fecha
las demandas de los mercados textil, de suturas médicas y so- h[Y_[dj["HWdZoB[m_i"Z[bWKd_l[hi_ZWZZ[Moec_d]"oCWb-
portes para ingeniería de tejidos. Sin embargo, en el futuro ha- colm Fraser, en la de Notre Dame, han conseguido criar estos
rán falta nuevos procedimientos para fabricar sedas en mayor ]kiWdeickjWdj[i$I_[iWi‡"bWiÐXhWiZ[i[ZWi[eXj[dZh|dZ_-
cantidad y con características diferentes. h[YjWc[dj[Z[bei]kiWdei"i_dd[Y[i_ZWZZ[fkh_ÐYWhbWiebk-
La fabricación, en cantidades industriales, de la seda de ara- Y_Œdfhej[_YWd_Z[^_bWhbWWhj_ÐY_Wbc[dj[$;ij[fheY[Z_c_[dje
ña —más resistente, tenaz y biocompatible, por no contener se- ofrece numerosas posibilidades para el futuro porque permiti-
ricina— no es fácil. Las arañas no se han podido domesticar y rá diseñar y expresar sedas con propiedades mecánicas mejora-
criar de forma masiva, como los gusanos de seda; por su natu- das o con otras prestaciones. Los implantes, biosensores y las
raleza solitaria y depredadora, es muy difícil que crezcan jun- ikf[hÐXhWiXWiWZWi[dbWii[ZWii[^WbbWdYWZWZ‡Wc|iY[hYW
tas en cautividad. Además, las telas de araña no se pueden de- de ser una realidad asequible.
vanar como se hace con los hilos de los capullos de seda. La ruta ;b(,Z[W]eijeZ[')*,"[dbeiYWcfeiZ[9hƒYockh_[hed
por la que se intenta avanzar tiene, pues, dos etapas: en la pri- más de 12.000 soldados franceses, incluido el hermano del pro-
c[hW"i[fh[j[dZ[_Z[dj_ÐYWhbei][d[iZ[bWiWhW‹Wih[ifediW- pio rey Felipe, Carlos II, conde de Alençon. En esta ocasión,
bles de la fabricación de las proteínas de la seda, sintetizarlos bWij[bWhW‹Wigk[bb[lWXWd[d[bXej_gk‡dde\k[hedbeikÐY_[d-
y expresarlos en otros organismos. La segunda consiste en pro- j[c[dj[[ÐYWY[ifWhWYedjhWhh[ijWhbWi^[h_ZWifheZkY_ZWifeh
ZkY_hbWiebkY_Œdfhej[_YW"^_bWhbWo\WXh_YWhbWÐXhW$ bWiÑ[Y^Wi_d]b[iWi"ckY^WiZ[[bbWi_cfkbiWZWifehbWifeZ[-
I_]k_[dZe[iW[ijhWj[]_W"i[^Wd_Z[dj_ÐYWZelWh_Wii[Yk[d- rosas cuerdas de hilo de seda de los arcos largos. Las propie-
cias de aminoácidos relacionados con la composición de los hi- dades mecánicas de los hilos de seda se impusieron en esta
beiZ[i[ZWoi[^Wdfh[fWhWZe][d[iWhj_ÐY_Wb[igk[h[c[ZWd ocasión a sus cualidades terapéuticas. Siete siglos más tarde
los aspectos más característicos de las proteínas naturales. Los comenzamos a asistir a la revancha de estas últimas.
primeros intentos de expresar los genes en la clásica bacteria
Escherichia coli no fueron muy satisfactorios. Entre los microor-
ganismos candidatos, el grupo de DuPont obtuvo resultados
PA R A S A B E R M Á S
aceptables con la levadura Pichia pastoris y aireó sus éxitos en
la prensa. También se ha intentado expresar las proteínas de la 5y¨DåĂåymDåmyDàD·DÎ F. Vollrath en Investigación y Ciencia, págs. 52-59; mayo de 1992.
3ïàù`ïùàD¨UŸ¹¨¹‘Ÿ`D¨®DïyàŸD¨åÎ Dirigido por M. Elices. Pergamon, 2000.
seda en la alfalfa, en la planta del algodón y en los girasoles.
3Ÿ¨§žUDåymUŸ¹®DïyàŸD¨åÎ D. L. Kaplan, G. H. Altman, F. Díaz, C. Jakuba, T. Calabro, R. Horan,
© WIKIMEDIA COMMONS/BRUCE FRITZ

Posteriormente, Nexia anunciaba que lo había conseguido a tra- J. Chen, H. Lu y J. Richmond en Biomaterials, vol. 4, págs. 401-416; 2003.
lƒiZ[bWb[Y^[Z[YWXhWiceZ_ÐYWZWi][dƒj_YWc[dj[1WbWidk[- Finding inspiration in Argiope trifasciataåȟmyà埨§ŠUyàåÎ M. Elices, J. Pérez-Rigueiro,
lWiÐXhWi"\hkjeZ[bcWjh_ced_e][dƒj_Ye[djh[kdWWhW‹WokdW G. R. Plaza y G. V. Guinea en JOM, vol. 2, págs. 60-66; 2005.
YWXhW"bWibbWcŒ8_e#ij[[bWY[heX_ebŒ]_Yeofh[]edŒgk[ikh[- Užày¨yD埴‘埨§ë0" žUDåymUŸ¹›ĂUàŸmå`D‡¹¨m†¹à¨Ÿ‘D®y´ïëïy´m¹´ïŸååùyy´‘Ÿ-
´yyàŸ´‘ù埴‘®yåy´`›Ă®D¨È๑y´Ÿï¹à`y¨¨åÎ S. Sahoo, S. L. Toh y J.C.H. Goh en Biomate-
i_ij[dY_Wikf[hWXWbei(&&&CFW$ rials, vol. 31, n.o 11, págs. 2990-2998; 2010.
Tres años más tarde, DuPont abandonó, aparentemente, esta %yĀ¹Èȹàïù´ŸïŸy冹àD´D´`Ÿy´ï®DïyàŸD¨Î F. G. Omenetto y D. L. Kaplan en Science,
b‡d[WZ[_dl[ij_]WY_Œd$D[n_WWdkdY_Œgk[^WX‡W\WXh_YWZeÐXhWi vol. 329, págs. 528-531; 2010.

Agosto 2011, InvestigacionyCiencia.es 35