Está en la página 1de 4

Evaluación Diagnóstica - LENGUAJE Y COMUNICACIÓN. 7° Año……..

Nombre:…………………………………… puntaje: ……… Nota:…….. Concepto.

OBJETIVOS:-Descubrir el tipo de texto que están leyendo y describir sus características y estructura.

-Utilizan diversas estrategias y técnicas para acercarse a la comprensión de un texto.

Lee atentamente el siguiente texto y responde las preguntas 1 a la 6

A la deriva Horacio Quiroga.


El hombre pisó algo blanduzco, y en seguida sintió la mordedura en el pie. Saltó adelante, y al
volverse con un juramento vio una yararacusú que arrollada sobre sí misma esperaba otro ataque.

El hombre echó una veloz ojeada a su pie, donde dos gotitas de sangre engrosaban
dificultosamente, y sacó el machete de la cintura. La víbora vio la amenaza, y hundió más la cabeza en
el centro mismo de su espiral; pero el machete cayó de lomo, dislocándole las vértebras.
[…] Apresuradamente se ligó el tobillo con su pañuelo y siguió por la picada hacia su rancho.
El dolor en el pie aumentaba, con sensación de tirante abultamiento, y de pronto el hombre
sintió dos o tres fulgurantes puntadas que como relámpagos habían irradiado desde la herida hasta la
mitad de la pantorrilla. Movía la pierna con dificultad; una metálica sequedad de garganta, seguida de
sed quemante, le arrancó un nuevo juramento.
Llegó por fin al rancho, y se echó de brazos sobre la rueda de un trapiche. Los dos puntitos
violeta desaparecían ahora en la monstruosa hinchazón del pie entero. La piel parecía adelgazada y a
punto de ceder, de tensa. Quiso llamar a su mujer, y la voz se quebró en un ronco arrastre de garganta
reseca. La sed lo devoraba.
-¡Dorotea! -alcanzó a lanzar en un estertor-. ¡Dame caña!
Su mujer corrió con un vaso lleno, que el hombre sorbió en tres tragos. Pero no había sentido
gusto alguno.
-¡Te pedí caña, no agua! -rugió de nuevo. ¡Dame caña!
-¡Pero es caña, Paulino! -protestó la mujer espantada.
-¡No, me diste agua! ¡Quiero caña, te digo!
La mujer corrió otra vez, volviendo con la damajuana. El hombre tragó, uno tras otro, dos vasos,
pero no sintió nada en la garganta.
-Bueno; esto se pone feo -murmuró entonces, mirando su pie lívido y ya con lustre gangrenoso. Sobre
la honda ligadura del pañuelo, la carne desbordaba como una monstruosa morcilla.
[…]
Pero el hombre no quería morir, y descendiendo hasta la costa subió a su canoa. Sentóse en la
popa y comenzó a palear hasta el centro del Paraná. Allí la corriente del río, que en las inmediaciones
del Iguazú corre seis millas, lo llevaría antes de cinco horas a Tacurú-Pucú.
[…]
El Paraná corre allí en el fondo de una inmensa hoya, cuyas paredes, altas de cien metros,
encajonan fúnebremente el río. Desde las orillas bordeadas de negros bloques de basalto, asciende el
bosque, negro también. Adelante, a los costados, detrás, la eterna muralla lúgubre, en cuyo fondo el
río arremolinado se precipita en incesantes borbollones de agua fangosa. El paisaje es agresivo, y reina
en él un silencio de muerte. Al atardecer, sin embargo, su belleza sombría y calma cobra una majestad
única.
El sol había caído ya cuando el hombre, semitendido en el fondo de la canoa, tuvo un violento
escalofrío. Y de pronto, con asombro, enderezó pesadamente la cabeza: se sentía mejor. La pierna le
dolía apenas, la sed disminuía, y su pecho, libre ya, se abría en lenta inspiración.
El veneno comenzaba a irse, no había duda. Se hallaba casi bien, y aunque no tenía fuerzas para
mover la mano, contaba con la caída del rocío para reponerse del todo. Calculó que antes de tres horas
estaría en Tacurú-Pucú.
El bienestar avanzaba, y con él una somnolencia llena de recuerdos. No sentía ya nada ni en la
pierna ni en el vientre. ¿Viviría aún su compadre Gaona en Tacurú-Pucú? Acaso viera también a su ex
patrón mister Dougald, y al recibidor del obraje.

De pronto sintió que estaba helado hasta el pecho. ¿Qué sería? Y la respiración también...
Al recibidor de maderas de mister Dougald, Lorenzo Cubilla, lo había conocido en Puerto
Esperanza un viernes santo... ¿Viernes? Sí, o jueves...
El hombre estiró lentamente los dedos de la mano.
-Un jueves...
Y cesó de respirar.

1.- El narrador de esta historia se caracteriza por estar en:

A. primera persona,
B. segunda persona,
C. tercera persona,
D. no se puede definir.

2.- Ordena los siguientes acontecimientos según su orden cronológico:

I. El hombre pide caña a su mujer.


II. El hombre navega por el río.
III. El hombre es mordido por una serpiente.
IV. El hombre estiró los dedos de la mano y dejó de respirar.
V. El hombre sintió un escalofrío y se sintió mejor.

A. I, II, III, IV y V. B. V, IV, III, II y I. C. III, II, IV, I y V. D. III, I, II, V y IV.

3.- En el enunciado: “el hombre sintió dos o tres fulgurantes puntadas”, la palabra subrayada quiere
decir:

A. intensas.
B. grandiosas.
C. mortales.
D. oscuras.

4.- Paulino no siente el sabor de la caña porque:

A. está acostumbrado al sabor del alcohol y ya no siente su sabor.


B. tiene fiebre y la garganta reseca, por lo que toma de forma apurada.
C. tiene la garganta inflamada por lo que no siente el alcohol.
D. su mujer lo engaña y le da agua.

5.- El enunciado “El paisaje es agresivo y reina en él un silencio de muerte.”, corresponde a:

A. una caracterización sicológica de un personaje.


B. una caracterización física de un personaje.
C. una descripción sicológica del ambiente.
D. una descripción social del ambiente.

6.- ¿Cuál es el tema de este cuento?

A. El poder del hombre para transformar su entorno.


B. El poder de la naturaleza sobre el hombre.
C. La aventura de un hombre en la selva.
D. El conflicto de una pareja.
II. Lee atentamente el siguiente texto y responde las preguntas 7 a 12.

La fuente de la vida
El sol ha sido considerado siempre, desde las civilizaciones
más antiguas, como el dador de vida y no ha faltado razón para
ello. La energía solar, que nos llega en forma de luz y calor, es
aprovechada por todos los seres vivos. Pero, también tiene acción
sobre aquello que carece de vida, pues origina los vientos, la
evaporación de las aguas, la formación de las nubes y las lluvias, y
la degradación de la materia que da origen a combustibles como el
petróleo y el carbón. La vida en nuestro planeta es posible, en
definitiva, gracias al Sol.

La energía solar se propaga por ondas, llamadas


“radiaciones solares”, que varían en longitud y frecuencia. En esas ondas están las que corresponden al
espectro visible, observables a través de un prisma, que van del rojo (de mayor longitud) al violeta (de menor
longitud). Esto es lo que llamamos “luz”. Además, están las ondas que los ojos humanos no pueden percibir y
que van desde las infrarrojas (que dependen de la temperatura y tienen mayor longitud que las ondas visibles),
hasta las ultravioletas (con una longitud menor que las ondas visibles). Los rayos infrarrojos tienen diversas
aplicaciones tecnológicas; en tanto que los rayos ultravioletas, que resultan muy dañinos, deberían ser filtrados
en su mayoría por la capa de ozono, sin embargo, el deterioro de ésta provoca que lleguen a la Tierra.

La energía solar es vastísima y se espera aprovecharla mejor en un futuro cercano, especialmente la luz,
inagotable y no contaminante.

De Comprensión lectora: cuerpos celestes, Santillana 2010.

7.- El texto leído se reconoce como:

A. argumentativo.
B. descriptivo.
C. narrativo.
D. expositivo.

8.- Las radiaciones solares con usos tecnológicos son los(as):

A. ondas solares.
B. rayos infrarrojos.
C. rayos ultravioletas.
D. ondas violetas cortas.

9.- Según el texto, se puede afirmar que:

A. la energía solar se propaga sólo por medio de las longitudes.


B. los rayos infrarrojos deterioran la capa de ozono.
C. la energía solar impacta sólo en las cosas vivas.
D. la luz está compuesta por radiaciones solares.

10.- ¿Por qué el texto afirma que el Sol ha sido considerado como un “dador de vida” desde las
civilizaciones antiguas?

A. Porque actúa sobre diferentes elementos de la Tierra.


B. Porque la energía solar entrega diversos tipos de ondas.
C. Porque la luz es inagotable.
D. Porque genera luz.

11.- En este tipo de textos predomina la función del lenguaje llamada:

A. poética.
B. apelativa.
C. referencial.
D. metalingüística.

12.- Para la afirmación “La energía solar llega a la tierra en forma de luz y calor”, la pregunta que está
escrita en forma correcta es:

A. ¿Cómo llega la energía solar a la tierra?


B. ¿De qué forma llega la energía solar a la tierra?
C. ¿De qué forma llega la energía solar a la tierra?
D. ¿Qué forma llega la energía solar a la tierra?

III.- Redacta un texto breve sobre la Escuela Gregorio Castillo Marín.

Una vez terminada tu redacción selecciona y escribe 6 verbos utilizados y escríbelos en INFINITIVO.

-
-
-
-
-
-