Está en la página 1de 11

Review

Interacciones Ácido-gánga en Operaciones de


Lixiviación en Pilas: Una Revisión del Rol de la
Mineralogía para Predecir el Comportamiento del
Mineral
Deshenthree Chetty
Mineralogy Division, Mintek, Private Bag X3015, Randburg 2125, South Africa; deshc@mintek.co.za

Received: 14 November 2017; Accepted: 25 January 2018; Published: 29 January 2018

Resumen: La lixiviación en pilas representa una quinta parte de la producción mundial de cobre, proveniente
principalmente de minerales pórfidos, sin embargo, las recuperaciones de metales a menudo no son óptimas.
La ganga, y su interacción con el ácido, juega un papel importante en tales procesos. Por lo tanto, es necesario
comprender adecuadamente los minerales de ganga presentes en el mineral, sus relaciones texturales
relativas a la distribución del tamaño de partícula, reactividad con ácido bajo diferentes condiciones y
relación con litotipos y alteración geológica en el yacimiento, para predecir el comportamiento del mineral en
la trituración, operaciones de aglomeración, curado y lixiviación en pilas. Las herramientas mineralógicas
disponibles para la caracterización son la difracción de rayos X de rutina, la microscopía óptica, la
microscopía electrónica de barrido automatizada y el microanálisis de la sonda de electrones, junto con los
avances más recientes en imágenes infrarrojas hiperespectrales y tomografía computarizada de rayos X. El
uso integrado de estas técnicas permite abordar la abundancia de minerales, las relaciones de textura y la
química mineral en todo el rango de tamaños de partículas y aglomerados. Además, los resultados de
lixiviación de diagnóstico se pueden interpretar mejor cuando se calibran con datos mineralógicos sólidos. La
vinculación de los atributos del mineral, el comportamiento metalúrgico y su distribución en el yacimiento
forma una parte integral de un enfoque geometalúrgico para predecir y abordar los cambios durante el
proceso de lixiviación en pilas. Investigaciones adicionales deberían abordar los fundamentos de la reacción
de ganga con ácido fuerte y la degradación estructural concomitante durante los procesos de curado y
aglomeración, y cómo esto difiere de la reactividad de ácido de ganga en condiciones ácidas más débiles,
combinado con la temperatura y los efectos del flujo de fluido de la lixiviación en pilas. La caracterización
previa y posterior es necesaria para comprender y cuantificar los efectos de las variables para la reactividad
del ácido de ganga en estas diversas operaciones. Los resultados de la caracterización deberían conducir a un
refinamiento de la jerarquía de la reactividad mineral de la ganga en diferentes condiciones de conminución y
lixiviación, y cómo estos a su vez se relacionan con los tipos de mineral identificados que se extraen.

Keywords: reactividad al ácido de ganga; mineralogía; lixiviación en pilas; curación; aglomeración; textura.

1. Introducción
Dada la disminución en las leyes del mineral con un incremento proporcional en la complejidad para el
procesamiento, la lixiviación en pilas ha demostrado, en las últimas décadas, que es un medio económicamente
viable para extraer materias primas como cobre, zinc, níquel y oro [1]. En la actualidad, los minerales pórfidos
de cobre representan la mayor parte de la producción de cobre, y la lixiviación en pilas representa ~ 21% de la
producción mundial de cobre [2]. A pesar de esto, las recuperaciones a menudo no son óptimas [1]. Para
comprender los procesos clave que tienen lugar durante las operaciones unitarias involucradas en la tecnología
de lixiviación en pilas, que incluyen trituración, aglomeración y curado, y la lixiviación en pilas, la mineralogía
es fundamental y ayuda a predecir el comportamiento del mineral durante estas operaciones unitarias [3-5].

A este respecto, no solo los minerales del mineral deberían generar interés para la recuperación del metal,
sino que es importante entender la mineralogía de la ganga, particularmente desde la perspectiva de

Minerals 2018, 8, 47; doi: 10.3390/min8020047 www.mdpi.com/journal/minerals


Minerals 2018, 8, 47 2 of 11

los costos operacionales, el consumo potencial de ácido y las consiguientes recuperaciones de cobre; incluso
cambios menores en la mineralogía de ganga pueden afectar considerablemente el consumo de ácido y la
recuperación de cobre, y cambiar los requerimientos de ácido en diferentes operaciones de la unidad [3,4]. La
calcita es un mineral de ganga bien conocido que es muy reactivo en ácido y, con el tiempo, se disolverá por
completo incluso en condiciones muy diluidas de ácido sulfúrico [6]. Los minerales que se sabe que contienen
proporciones significativas de dichos carbonatos no se consideran para la lixiviación en pilas ácidas y, por lo
tanto, representan una decisión relativamente simple en términos de costos operativos, dado el consumo
anticipado de ácido [6]. Sin embargo, algo más complejo que los carbonatos es la reactividad de los minerales de
ganga de silicato [7] y sus efectos sobre el consumo general de ácido en la lixiviación. Teniendo en cuenta las
diferentes operaciones unitarias involucradas en la lixiviación en pilas, la reactividad relativa de estos minerales
de ganga en términos de disolución completa, la formación de minerales de alteración o la precipitación de
nuevos minerales a partir de componentes disueltos debe entenderse adecuadamente para permitir una toma de
decisiones efectiva para optimizar recuperación de cobre [6]. Esto es especialmente importante dada la
variabilidad del mineral dentro y entre los depósitos de cobre [8,9].
Para evaluar adecuadamente el impacto de las reacciones de ácido de ganga bajo varias operaciones unitarias, se
deben facilitar las herramientas de caracterización mineralógica y su uso integrado con pruebas metalúrgicas
para establecer conjuntos de datos significativos que puedan usarse de manera predictiva para optimizar el valor
[3-5]. Tales predicciones deberían emanar de pruebas en etapa temprana y caracterización mineralógica [6]. Esta
revisión considera la importancia de la mineralogía de ganga para la lixiviación en pilas bajo regímenes ácidos,
con un enfoque en los minerales de pórfido de cobre. Además, tiene como objetivo brindar orientación sobre lo
que sería la mejor práctica en relación con la caracterización mineralógica para las diferentes unidades de
operaciones, y donde se necesita realizar más investigación. Los principales minerales de ganga que se
encuentran en estos minerales de cobre se enumeran y revisan en primer lugar en términos de su reactividad
relativa con el ácido y los factores que lo afectan. Teniendo en cuenta las observaciones de varios trabajadores, se
propone una jerarquía básica para la reactividad de la ganga en condiciones de lixiviación en pilas. En el
contexto de la aglomeración, el curado y la lixiviación en pilas se consideran brevemente factores adicionales que
afectan a la reactividad del ácido de ganga. Finalmente, se enumeran y discuten las herramientas mineralógicas
para la caracterización de reacciones previas y posteriores que podrían realizarse como parte de un enfoque
integrado o geometalúrgico, que se considera esencial para predecir el mineral.
comportamiento durante las operaciones de lixiviación en pilas.

2. Minerales de Ganga Importantes y Reactivivdad Acido-Silícico


Los depósitos de pórfidos de cobre, incluidas las tuberías de brecha co-magmáticas, representan la mayor
fuente de cobre extraída a nivel mundial. Estos depósitos consisten en depósitos de gran tonelaje, stockwork de
baja ley y depósitos diseminados, con leyes que varían desde 0.3% hasta más de 2.5% de Cu [10]. El grado se
deriva de la mineralización en forma de sulfuros de cobre, sulfuros de cobre secundarios y ensamblajes de
óxido de cobre. El alto tonelaje y la baja ley hacen que estos depósitos sean aptos para la lixiviación en pilas,
donde la lixiviación ácida se realiza para tratar la mineralización del óxido de cobre, con lixiviación del ácido
oxidativo tratando sulfuros de cobre secundarios, generalmente con la adición de biolixiviación [1]. Los grados
más altos alojados en los sulfuros se tratan generalmente por flotación, de modo que las minas a veces pueden
utilizar la lixiviación en pilas y la flotación para la recuperación de cobre [11].
Además de la mineralización, tales depósitos se pueden caracterizar en términos de rocas intrusivas,
rocas hospedadoras y regímenes de alteración posteriores a lo largo del tiempo geológico [10, 12, 13]. En
minerales de cobre pórfido, los minerales de ganga se observan como cuarzo, feldespato K, biotita, moscovita
(sericita), clorita, anhidrita, epidota y magnetita, con rutilo menor, apatita y titanita [13]; la alteración
supergénica en tales rocas puede producir caolinita, illita o montmorillonita [9]. Los silicatos representan> 95%
de los minerales, y es necesario conocer su reactividad bajo los regímenes de ácido sulfúrico utilizados en la
lixiviación en pilas para predecir el comportamiento del mineral y su impacto en las operaciones. Importantes
minerales de silicato se enumeran en la Tabla 1 [8].
Como se explicó en los primeros trabajos de Terry [14] y Murata [15], y de Dreier [8], la disolución de los
silicatos de ganga sigue la serie de reacciones de Bowen. Esto se refiere a la estructura del silicato, que se basa
en la disposición de la subunidad tetraédrica de SiO44 (Figura 1, Tabla 2). Los tipos de estructuras determinan
los minerales que cristalizan en un sistema ígneo y, por lo tanto, se relacionan con los tipos de rocas
Minerals 2018, 8, 47 3 of 11

presente, desde rocas más básicas a rocas ácidas, así como los minerales de alteración que se forman a partir de
los ensamblajes primarios de estas rocas ígneas [8].

Tabla 1. Importantes minerales de silicato presentes en los depósitos de pórfidos de cobre [8] .

Mineral Ideal Chemical Formula Silicate Type


quartz SiO 2 tectosilicate
orthoclase (K-feldspar) KAlSi3O8 tectosilicate
plagioclase NaAlSi3O8 (albite)–CaAl2Si2O8 (anorthite) tectosilicate
biotite K(Mg,Fe)3[(Al,Fe)Si3O10](F,OH)2 phyllosilicate
chlorite (Mg,Fe)5Al(Si3Al)O10(OH)8 phyllosilicate
muscovite/sericite KAl2(Si3AlO10)(F,OH)2 phyllosilicate
montmorillonite (Na,Ca)0.3(Al,Mg)2Si4O10(OH)3·nH2O phyllosilicate
vermiculite (Mg,Fe,Al)3[(Al,Si)4O10](OH)2·4H2O phyllosilicate
kaolinite Al4Si4O10(OH)8 phyllosilicate
hornblende (amphibole) (Ca,Na)2–3(Mg,Fe,Al)5Si6(Al,Si)2O22(OH)2 inosilicate (double chain)
actinolite Ca2(Mg,Fe)5[Si8O22](OH,F)2 Inosilicate (double chain)

Figura 1. Minerales formadores de rocas comunes ordenados por cristalización y cinética de disolución en
soluciones de lixiviación de sulfato ácido [8].

Las estructuras de silicato se pueden dividir en seis tipos (Tabla 2). Los orto-, ciclo- y sorosilicatos son en
gran parte solubles, dando como resultado una disolución congruente, es decir, disolución estequiométrica
para liberar cationes y sílice simultáneamente. Dichas reacciones pueden dar como resultado la formación de
gel de sílice, debido a la polimerización rápida de la sílice en solución. La formación de gel puede causar
ceguera y evitar la percolación, por lo tanto, es perjudicial en las operaciones de lixiviación en pilas [14,15]. Los
ino-, filo y tectosilicatos son en gran parte insolubles, pero con el tiempo tiene lugar una disolución
incongruente que da como resultado la liberación del catión metálico y un residuo silíceo restante, es decir, la
disolución no es estequiométrica [16].

Tabla 2. Tipos de silicatos, basados en la estructura y comportamiento de disolución general en


ácido [14].

Silicate Group Dissolution Examples


Orthosilicates Largely soluble, congruent dissolution olivine
Sorosilicates Largely soluble, congruent dissolution akermannite
Cyclosilicates Largely soluble, congruent dissolution
Inosilicates (chains) Largely Insoluble hornblende; pyroxene
Phyllosilicates (sheets) Largely insoluble muscovite, kaolinite, talc
Tectosilicates (frameworks) Largely insoluble quartz, K-feldspar
Minerals 2018, 8, 47 4 of 11

En ambas, la disolución congruente e incongruente, la naturaleza del catión metálico es importante, ya


que las energías de enlace metal-oxígeno ([17], Tabla 3) juegan un papel en la determinación del grado de
liberación del catión. Un ejemplo de la influencia de la energía de enlace se puede encontrar en las diferentes
susceptibilidades de moscovita y biotita al ataque ácido. Aunque ambos minerales son filosilicatos de
composición muy similar, la moscovita tiene significativamente más Al en la estructura, en comparación con
Fe y Mg encontrados en la biotita. La mayor energía de enlace Al-O en comparación con las energías de enlace
Mg-O y Fe-O (Tabla 3), explica las observaciones experimentales de Snäll y Liljefors [18] de que la biotita
mostró una disolución completa en ácido, mientras que la disolución de muscovita se limitó a 5.6- 8.7 por
ciento. En las operaciones de lixiviación en pilas, lo mismo es cierto, con la extensión de la disolución de la
biotita que es proporcional a la fuerza del ácido en contacto con ella [6], lo que resulta en productos de
alteración de la hidrólisis de Mg y la oxidación del hierro ferroso. En este último caso, la liberación de Fe
ferroso de la interacción ácida no solo con biotita, sino también con piroxeno y anfíbol hornblenda, puede
conducir a más condiciones reductoras que favorezcan la precipitación de cobre nativo y minerales de cobre
reducidos en el montón [9].

Tabla 3. Energía de enlace metal-oxígeno para algunos cationes metálicos [17].

Energía de enlace Energía de enlace


Ion Ion
metálico metálico
(kJ·mol−1) (kJ·mol−1)
Si4+ 13,012–13,146 Mg2+ 3816
Ti4+ 12,058 Mn2+ 3745
Zr4+ 11,033 Cu2+ 3598
Ca2+ 3510
Al3+ 7201–7858 Pb2+ 3469
Cr3+ 7092 Sr2+ 3347
Y3+ 6552 Ba2+ 3213
Be2+ 4774 Li+ 1469
Zn2+ 3937 Na+ 1347
Ni2+ 3887 K+ 1251
Fe2+ 3845

Otro ejemplo de importancia práctica en la lixiviación en pilas es la medida en que Al forma parte de la
estructura en los tectosilicatos. Los tectosilicatos que contienen Al en la relación de Al: Si de al menos 2: 3 serán
más reactivos y susceptibles a la gelatinización que aquellos con relaciones Al: Si más bajas, y explican una
mayor reactividad de anortita (rica en calcio) sobre la albita (rica en sodio) plagioclasa. De manera similar, los
filosilicatos que contienen hierro férrico apreciable en las láminas (por ejemplo, nontronita) serán susceptibles al
ataque ácido y la gelatinización [15,19].
Además de esto, el trabajo de Free [20] mostró que la biotita consume ácido más rápidamente a un pH más bajo
en comparación con el clorito, y los estudios exhaustivos de Jansen y Taylor [21] mostraron que el clorito es un
consumidor significativo de ácido a largo plazo. Dado que la biotita es el consumidor ácido más reactivo en
ácidos fuertes, clorita fue clasificada como la segunda en experimentos con titanita, ilmenita, epidota,
hornblenda, moscovita, plagioclasa, feldespato potásico, rutilo y anatasa [18], por lo que la disolución de clorita
puede contribuir al ácido consumo en lixiviación en pilas Lo mismo parece ser cierto para el epidoto en la
lixiviación a largo plazo [21]. En base a las observaciones de los diversos trabajadores anteriores, la Tabla 4
enumera el orden anticipado de reactividad para los minerales puros seleccionados, así como las reacciones
involucradas. Vale la pena señalar que los minerales de arcilla, particularmente los del grupo de esmectita, ya
sea como productos de alteración del mineral o productos de la reacción de álabe en el montón, tienen el
potencial de mantener el ácido en sus estructuras [22,23]. Si bien no es estrictamente el consumo de ácido, la
capacidad de adsorción de ácido hace que estos minerales sean importantes ya que el ácido no está disponible
para reaccionar con los minerales de Cu. La disolución de la ganga durante la interacción ácida conducirá a una
sucesión de residuos y productos precipitados, con la liberación concomitante de elementos tales como Ca, Mg,
Na, K y sílice soluble. Se espera que los productos finales sean óxidos hidratados y cuarzo secundario [24,25].
Por lo tanto, el conocimiento del ensamblaje mineral inicial, la reactividad con el ácido y los productos
potenciales que se formarán, son los primeros parámetros importantes para predecir la ganga.
comportamiento mineral en lixiviación.
Minerals 2018, 8, 47 5 of 11

Tabla 4. Reactividad relativa propuesta de los silicatos de ganga importantes encontrados comúnmente en
los depósitos de pórfidos de cobre, en condiciones de lixiviación en pilas.

Mineral Solubility
Readily Soluble:
#biotite: (H,K)2(Mg,Fe)2Al2(SiO4)3 + 10H+ = 2K+ + 2Al+++ + 3H4SiO4 + 2(Fe,Mg)++
Moderately soluble:
chlorite: (Fe,Mg)3[(Si,Al)2O5](OH)4 + 6H+ = 3(Mg,Fe)++ + H4SiO4 + Al+++ + H2O
epidote: Ca2Al2O.(Al,Fe)OH[Si2O7][SiO4] + 13H+ = 2Ca++ + 2Al+++ + (Al,Fe)+++ + 3H4SiO4 + H2O
#pyroxene: Ca(Mg,Fe)(SiO3)2 + 4H+ + 2H2O = Ca++ + 2H4SiO4 + Mg++
amphibole: Ca2(Mg,Fe)4Al[Si7AlO22](OH)2 + 18H+ + 4H2O = 2Ca++ + 4Mg++ + 2Al+++ + 7H4SiO4
#anorthite: CaAl2Si2O8 + 10H+ = 2Ca++ + 2Al+++ + 2H4SiO4
Poorly soluble:
Muscovite, albite, K-feldspar; quartz, clays *, anhydrite
# Reactions from [21]; * note potential to hold acid through absorption; + mono-, ++ di- and +++ trivalent
cations.

3. Otros factores que afectan las interacciones ácido-minerales


Aunque se puede establecer una jerarquía aproximada de la reactividad del silicato de ganga con el
ácido, se deben considerar otros factores mineralógicos en el contexto de las diversas operaciones unitarias del
proceso de lixiviación en pilas. Además de la estructura mineral y la química, los siguientes parámetros
también merecen consideración:

 Distribución del tamaño del grano mineral y relación con la distribución del tamaño de partícula y el
modo de trituración
 Cristalidad mineral
 Partículas aglomeradas vs. sueltas
 Resistencia ácida
 Porosidad
 Temperatura
Para el tamaño del grano mineral, como es intuitivo, cuanto menor es el tamaño del grano del mineral,
mayor es la reactividad esperada. El trabajo de Snäll y Liljefors [18] mostró diferencias en la lixiviabilidad de
minerales para tamaños de grano de 2 mm frente a polvos en minerales separados, y concluyó que para
minerales menos solubles en ácido, el tamaño de grano desempeñó un papel importante para la reactividad.
Los minerales lixiviados en el orden de más fácil a más difícil fueron: biotita> clorito de Mg> esfeno> ilmenita>
epidota> hornblenda> moscovita> plagioclasa (Ca)> albita / oligoclasa> microclina> rutilo> anatasa, para un
tamaño de grano dado. Conclusiones similares sobre el tamaño del grano mineral y la reactividad con el ácido
fueron alcanzadas por Free [20]. Además, Terry [14] mostró que el clorito de grano fino reaccionó más rápido
en HCl que el clorito bien cristalizado, lo que resaltó la importancia de la cristalinidad para determinar la
reactividad, siendo las fases poco cristalinas más reactivas que las bien cristalizadas de la misma composición.
Sin embargo, se debe considerar el tamaño del grano mineral con respecto a la accesibilidad de la superficie del
mineral al ácido; esto es una función de la exposición mineral en la partícula, que a su vez está relacionada con
la distribución del tamaño de partícula. Los estudios suelen considerar esto desde la perspectiva de los
minerales minerales que contienen cobre [26,27], pero no desde la perspectiva mineral de la ganga. Dada la
heterogeneidad que se puede esperar en la mineralogía de las partículas grandes (tamaño superior 25 mm),
junto con la distribución de la porosidad, un enfoque central cada vez menor de la reactividad de las partículas
[28] probablemente sea una simplificación excesiva. Por lo tanto, la distribución del tamaño del grano mineral,
en relación con la distribución del tamaño de partícula (PSD) del mineral, podría ser un parámetro probado
durante las pruebas en columna, así como también en el curado con ácido.
En la aglomeración, la distribución del tamaño de partícula del mineral triturado se estrecha para
proporcionar una porosidad óptima en el montón, junto con una introducción del ácido (ácido de curado)
antes de la lixiviación en pilas [1]. La aglomeración también reduce los efectos de segregación que podrían
afectar negativamente la permeabilidad en el montón. Bouffard [29] mostró que la adición de humedad, el PSD
del mineral y el tiempo de residencia afectan la calidad de los aglomerados producidos, todos los cuales tienen
implicaciones para la lixiviación en pilas. La humectación, el crecimiento, la consolidación y la rotura son los
pasos clave que deben darse para ayudar a
Minerals 2018, 8, 47 6 of 11

corregir las características de aglomeración. El consumo de ácido parece aumentar significativamente en


presencia de agua, por lo que el contenido de humedad es un factor que afecta la reactividad del ácido de
ganga durante el curado. La cantidad de finos y minerales arcillosos blandos requiere monitoreo, ya que estos
pueden afectar la humectabilidad y la retención de humedad en los aglomerados [29]. Por lo tanto, es
importante saber la mineralogía de ganga y las relaciones de textura en el mineral, ya que determinan la rotura
y, por lo tanto, el PSD alimentado al proceso de aglomeración.
Se ha demostrado que los tipos de trituración utilizados para la trituración tienen un efecto sobre la PSD
y la generación de grietas, la última de las cuales es deseable en partículas grandes para facilitar el acceso a los
minerales del mineral para la lixiviabilidad [26,27,30]. Por supuesto, la presencia de grietas y poros aumenta la
reacción por difusión, y también es aplicable en el contexto de la reactividad del ácido de ganga. Una
investigación exhaustiva de las relaciones texturales, incluida la distribución del tamaño del grano mineral en
el mineral, junto con las pruebas de conminución y consumo de ácido, debería ayudar a determinar las
relaciones entre la distribución del tamaño de grano, PSD y la reactividad, teniendo en cuenta los tipos de
minerales presentes.
El curado ácido se realiza antes de la lixiviación en pilas para acelerar la reacción con minerales de cobre,
a través de la reacción con H2SO4 concentrado. Sin embargo, una consecuencia clave para los minerales de
ganga es que el ácido fuerte deshidrata sílice polimérica en la ganga, inhibiendo así la reacción posterior de la
ganga y, por lo tanto, la disolución de sílice [19,31] bajo condiciones de lixiviación en pilas. Dado que la
aglomeración / curado tiene lugar con un contacto mucho mayor de mineral y ácido, y con una mayor fuerza
de ácido que los fluidos de percolación en el montón, se espera que las tasas de reactividad sean más altas
durante el curado. El estudio de Free [20] mostró diferentes tasas de reactividad para el clorito, la biotita y la
montmorillonita pulverizados puros en función de la fuerza del ácido, en presencia de altos índices de agua:
sólidos; la relación entre la fuerza del ácido y la reactividad de ganga no está bien documentada en la
literatura, sin embargo, particularmente considerando diferentes tamaños de partícula de partida en la
aglomeración (determinada por la capacidad de trituración del mineral), en comparación con los montones
(determinados por el tamaño del aglomerado). La cantidad de ácido que asegura un curado efectivo tampoco
se entiende bien desde una perspectiva fundamental; las dosificaciones de ácido óptimas para el curado se
determinan más empíricamente para una mineralogía de ganga determinada, el pH de la solución de
lixiviación y la PSD [9,32].
Trabajo reciente de Lu et al. [33] señaló la escasez en investigación fundamental para informar la práctica
de curado y aglomeración con respecto a las reacciones ácidas, y mostró que el curado con ácido debe tener
lugar con la adición de humedad para obtener una buena aglomeración y contacto superficial efectivo con
H2SO4 para reaccionar con partículas. La adición de humedad para una reactividad efectiva parece encontrar
apoyo en el trabajo de Free [20], para el cual se usaron proporciones de agua alta: sólidos. El trabajo de Lu et al.
[33] confirmaron además las observaciones de Snäll y Liljefors [18] de que el clorito, particularmente cuando el
Fe sustituye al Mg, es un filosilicato relativamente reactivo, que se degrada durante el curado con ácido. La
lixiviación de columna posterior eliminó de manera efectiva los productos formados a través de la interacción
con el ácido. Esta información sugiere que la reactividad ácida a largo plazo de clorita descrita por Jansen y
Taylor [21] puede acortarse considerablemente en condiciones de curado, de modo que el clorito, aunque
moderadamente reactivo en condiciones de lixiviación en pilas (Tabla 4), puede considerarse altamente
reactivo bajo ácido regímenes de curación. Por lo tanto, la caracterización cuidadosa del mineral antes y
después del curado debe establecer qué minerales reaccionan durante la duración del curado y en qué medida.
En particular, la difracción de rayos X puede verificar la descomposición estructural de los minerales,
particularmente en las fracciones más finas del tamaño de partícula [34]. Además, se necesitaría llevar a cabo
tal trabajo en los minerales de mineralogía de ganga diferente para establecer diferencias en la reactividad de la
ganga en condiciones de curado y acumulación. Esto también abordaría la cuestión de la cantidad de ácido que
se debe agregar para un curado exitoso.
Dentro del montón, la dinámica estructural y el flujo de fluidos deberían tenerse en cuenta, dada la
reactividad por flujo de ácido canalizado frente a difusivo en el montón [1]. Tales flujos se han modelado
utilizando la tomografía de emisión de positrones y la tomografía computarizada de rayos X [1,35]. La
reactividad con la ganga conllevaría una combinación de reactividad bajo estos regímenes de flujo de fluidos
que no se tiene en cuenta adecuadamente en las pruebas a escala de laboratorio. Además, la reactividad del
ácido de ganga da como resultado la lixiviación para producir la precipitación de fases tales como sulfatos de
Al y jarositas, que pueden conducir a obstrucción del espacio poroso y, por lo tanto, a una menor
permeabilidad del montón [36]. También se deben considerar los efectos de la temperatura cuando se emplea
biolixiviación en el montón, dado el clima más frío bajo el cual las operaciones
Minerals 2018, 8, 47 7 of 11

puede necesitar ser llevado a cabo. Los efectos de temperatura no parecen estar bien establecidos para las
interacciones entre ganga y ácido en el nivel fundamental. De nuevo, se realizan pruebas empíricas para
evaluar las diferencias cinéticas en la lixiviabilidad del mineral en condiciones operativas de verano e invierno
[9].

4. Mineralogía en un enfoque integrado para la lixiviación en pilas


Una amplia gama de herramientas mineralógicas está disponible para la caracterización adecuada de los
minerales antes de la lixiviación en pilas. Esto implica la caracterización de mineral y residuos en diferentes
operaciones de la unidad. La caracterización mineralógica rutinaria se ha recomendado para la lixiviación de
cobre convencional, biolixiviación y lixiviación en pilas, hacia el establecimiento de una base de datos para el
manejo de la variabilidad diaria de las operaciones [3,4]. Las herramientas típicas involucran la difracción de
rayos X (XRD) con refinamiento de Rietveld, imágenes de infrarrojo cercano, microscopía óptica y microscopía
electrónica de barrido automatizada (SEM). La Tabla 5 enumera diferentes técnicas mineralógicas que pueden
utilizarse para abordar aspectos específicos relacionados con la mineralogía de ganga (y mineral) para la
aplicación de lixiviación en pilas. Una integración de tales técnicas valdría la pena al proporcionar una
caracterización del mineral por adelantado y detallada como base para identificar los problemas clave que
justificarían una aplicación más específica de técnicas específicas. Por ejemplo, los estudios SEM automatizados,
aunque son excelentes para proporcionar datos modales de abundancia mineral a límites de detección más bajos
que la XRD cuantitativa, se basan en datos de espectrometría dispersiva de energía (EDS) adquiridos
rápidamente, que muestran límites de detección pobres para baja concentración de elementos (sub-1 % en masa)
en minerales. Por otro lado, los análisis químicos minerales conducidos por espectrometría de dispersión de
longitud de onda (WDS), como se usan en el microanálisis de sondas de electrones, pueden mostrar la presencia
de estos elementos de baja concentración y ayudar a obtener datos de comportamiento de elementos precisos.
Un ejemplo importante es el cobre que puede ocurrir en bajas concentraciones en minerales de ganga tales como
arcillas, óxidos de hierro, clorita y mica. Estos minerales pueden hacer contribuciones importantes al
presupuesto de cobre de un mineral, y solo las herramientas de caracterización detalladas e integradas pueden
sacar esto a la luz.
La integración anterior de diferentes piezas de información mineralógica también debe estar relacionada con
ensayos químicos a granel, particularmente datos tradicionales de cobre total y cobre soluble en ácido. Mientras
que los ensayos de cobre total deberían garantizar que todo el cobre contenido se solubiliza mediante la
digestión completa de la muestra, la determinación de cobre soluble en ácido parece menos consistente. Se
pueden usar diferentes ácidos, combinaciones de ácidos y resistencias. Por lo tanto, estas soluciones disuelven
diferentes especies portadoras de cobre (y también ganga) en diferentes grados. La disolución con H2SO4 se usa
a menudo como un sustituto para el cobre alojado en óxido, pero da como resultado la disolución parcial del
cobre de sulfuro secundario. Por lo tanto, es necesaria una correlación de las condiciones para la determinación
del cobre soluble en ácido con la mineralogía, antes y después del análisis, para determinar qué hospedadores
Cu se han solubilizado mediante el ensayo y en qué medida. La lixiviación de diagnóstico de cobre también se
aplica, pero no parece validarse adecuadamente mediante un análisis mineralógico sólido. Donde se ha llevado a
cabo la mineralogía, los resultados muestran que la lixiviación diagnóstica no es necesariamente selectiva para
minerales específicos [37]. Por lo tanto, un ensayo de cobre soluble en ácido debe calibrarse frente a la
mineralogía específica del mineral para definirlo como un sustituto de la disolución de especies específicas de
Cu [3].
Seyedbagheri et al. [6] consideraron varias herramientas de modelado para comprender las reacciones ácido-
ganga durante la lixiviación en pilas, mediante el uso de la estequiometría de reacción y los datos de equilibrio
en la simulación numérica. Dichos modelos contribuyen a una comprensión holística de los procesos de
almacenamiento dinámico desde una perspectiva geoquímica. Sin embargo, la importancia de la caracterización
del mineral no puede subestimarse, particularmente debido a la litología y el efecto de alteración geológica en la
lixiviación de los minerales de cobre pórfido [9]. Cada vez más, los enfoques geometalúrgicos para el
procesamiento de yacimientos muestran el valor de la mineralogía para predecir el comportamiento del mineral
en una amplia gama de productos, y la extracción de cobre por lixiviación en pilas no es la excepción. Como
parte de un programa geometalúrgico, el establecimiento y mantenimiento de una base de datos mineralógica de
los minerales extraídos se puede usar para monitorear y ajustar varias operaciones de unidades de un programa
de lixiviación en pilas [3,4] e información del análisis mineralógico automatizado (típicamente escaneo
automático) datos del microscopio electrónico) pueden servir como parámetros predictivos útiles para el
rendimiento esperado de la planta [5]. A través de varios estudios de casos, Baum et al. [4] mostró el valor de los
datos mineralógicos de rutina a largo plazo para ayudar a la trituración óptima y constante, major practica de
aglomeración, buena permeabilidad, curado eficiente y el menor consumo de ácido. Esto se logró mediante el
análisis de alimentación aplicado a los barrenos diarios, así como el análisis de residuos .
Minerals 2018, 8, 47 8 of 11

Table 5. Mineralogical techniques for ore characterisation with regard to heap leaching.
Technique Aspects Addressed
Identificación mineral Gangue (reactividad); abundancia relativa de diferentes minerales de
ganga en cantidades típicamente> 1% en masa; antes y después de la evaluación de la
XRD, Refinamiento de Rietveld
reacción (ensanchamiento máximo, desaparición y reaparición en el difractograma);
mineralogía de arcilla, particularmente en fracciones finas.

Presencia de minerales arcillosos (arcillas potencialmente expansivas, potencial de retención de


Imágenes hiperespectrales y
ácido);
NIR distribución mineral y textural en núcleos de perforación / barrenos
Química mineral (soluciones sólidas que afectan la reactividad de la ganga; cobrealojado en ganga
Microanálisis de sonda de electrones
A bajas concertraciones)
Microscopia óptica Texturas minerales, distribución del tamaño de grano de la ganga .
Identificación y asociación de mineral mineral, distribución del tamaño de grano, abundancia
SEM automatizado relativa
de diferentes minerales y minerales de ganga, en cantidades típicamente> 0.01 masa%
Tomografía computarizada de rayosx Grandes propiedades de partículas; exposición mineral mineral
X

Un estudio más reciente [38] relacionó los tipos de roca y alteración en un depósito de pórfido de cobre
con las recuperaciones de cobre y el consumo de ácido, a través de una caracterización mineralógica detallada,
pruebas cinéticas de minicolumnas y pruebas de neutralización automatizadas. Los aspectos operativos se
superpusieron a las características fundamentales de las rocas, considerando la estacionalidad (precipitación y
temperatura sobre el período operativo) y la duración y frecuencia del riego. Los hallazgos clave del estudio
fueron:

- La diorita alterada potásica (roca ígnea básica rica en biotita) mostró el mayor consumo de ácido y la
menor recuperación de cobre de ~ 60%
- Las mejores recuperaciones de cobre (~ 80%) se obtuvieron de monzonita de cuarzo alterada potásica
(rocas ácidas ricas en cuarzo con alteración potásica del feldespato K, en lugar de biotita )
- Teniendo en cuenta los estilos de alteración del pórfido de cobre, la alteración fílica de la diorita mostró
un bajo consumo de ácido (presencia de cuarzo / moscovita / sericita)
- La alteración argílica no mostró un consumo significativo de ácido, debido a la presencia de caolinita, que
está en equilibrio con las soluciones de lixiviación. La recuperación de cobre fue eficiente desde tales
rocas.
- La alteración argílica avanzada, por otro lado, generó problemas de percolación y devolvió una pobre
recuperación de cobre, que los autores atribuyeron a la presencia de esmectita, la retención de ácido en
las estructuras de lámina internas y la captura de cobre a través del intercambio iónico [22]. El ácido
también puede mantenerse en las estructuras laminares externas de las arcillas [23] .
- Las rocas brechadas en el depósito mostraron una mejor porosidad que las rocas plutónicas, lo que
conduce a un ataque más penetrante de fluidos, más formación de minerales arcillosos y posteriores
problemas de percolación. Además, se descubrió que el cuarzo secundario encapsula los minerales de
cobre, lo que provoca una recuperación pobre del cobre.
- Se encontró que la reactividad mineral de Gangue era inicialmente rápida, seguida de una disminución
en la tasa de reactividad. La diferencia entre las recuperaciones esperadas y reales se debió a factores
operacionales. Sin embargo, las pruebas de minicolumna permitieron una buena previsibilidad para el
comportamiento del mineral y permitieron el pronóstico de producción de las operaciones mineras .
El estudio [38] relaciona muy bien los efectos mineralógicos fundamentales discutidos en la sección 2, y
muestra que el tipo de roca y el tipo de alteración en un depósito de pórfido de cobre son factores valiosos para
predecir el comportamiento del mineral en la plataforma de lixiviación. En este caso, un enfoque
geometalúrgico exige un modelo geológico sólido que sustenta las características fundamentales del
comportamiento del mineral, a partir de las cuales se puede predecir mejor el comportamiento en la lixiviación
en pilas, lo que permite tomar decisiones informadas sobre planificación de la producción, almacenamiento y
manejo durante las operaciones. Como la caracterización de los minerales de pórfidos de cobre en términos de
roca y tipos de alteración es muy conocida en la geología económica [9,10,12,13], la aplicación de este
conocimiento para la lixiviación en pilas solo puede ser beneficiosa.
El enfoque geometalúrgico puede comprender los niveles estratégicos y tácticos, según lo definido por
MacKay et al. [39]. El enfoque estratégico comprende la capacidad de predicción a partir de datos en
profundidad derivados de pruebas de laboratorio (por ejemplo, pruebas de columna), mineralogía, geoquímica
y otras pruebas (la
Minerals 2018, 8, 47 9 of 11

base de datos geometalúrgica) para modelar la variabilidad espacial del mineral y así identificar el valor sobre
la vida de la mina. El enfoque táctico, por otro lado, tiene un enfoque de corto a mediano plazo que también
hace uso de la base de datos geometalúrgica, pero incorpora nuevos datos derivados de las operaciones
cotidianas, muy similar a lo previsto por Baum et al. [4], para mejorar la eficiencia del proceso (que abarca
todas las operaciones de la unidad) en términos de valor realizado.

5. Conclusiones
El estudio de las interacciones entre ganga y ácido es intrínseco a las operaciones de lixiviación en pilas,
dada la composición de ganga> 95% de los minerales tratados para la recuperación de cobre, particularmente
en minerales de pórfido. La reactividad relativa de los silicatos comunes proporciona una plataforma desde la
cual predecir el comportamiento del mineral al nivel mineral-químico fundamental. Este conocimiento debe
ampliarse con la caracterización sistemática completa de los minerales antes y después de la reacción durante
las diferentes operaciones de la unidad, y relacionándose con los tipos de minerales presentes en el yacimiento.
Para fines de curado, el conocimiento de la composición mineral inicial del mineral triturado y la relación
de la distribución del tamaño del grano mineral con la distribución del tamaño de partícula se debe probar
mediante una minuciosa investigación mineralógica. Los tipos de minerales presentes y sus relaciones de
textura, deben estar más relacionados con el método de trituración usado, la fuerza del ácido aplicada y el
ácido consumido durante la duración del curado. El consumo de ácido parece aumentar con la adición de
agua, por lo que el contenido de humedad es otro factor a considerar para la reactividad del ácido de ganga en
estas operaciones. Por lo tanto, la caracterización previa y posterior al curado mediante técnicas mineralógicas
es necesaria para explicar las reacciones y la posible degradación estructural de los minerales bajo diferentes
condiciones de curado. Los resultados de estas investigaciones determinarán la adición óptima de ácido y agua
para el curado efectivo de diferentes tipos de mineral.
Una comparación de la reactividad del ácido de ganga en condiciones de curado frente a lixiviación en
pilas sería importante para refinar la jerarquía de la reactividad de la ganga bajo estos diferentes regímenes.
Las condiciones del montón para la evaluación incluyen parámetros tales como la adición de ácidos de menor
fuerza (en comparación con las condiciones de curado), la temperatura y la dinámica del flujo de fluidos que
deberían estar relacionados con el consumo de ácido de ganga y la textura del mineral.
Un componente vital de las investigaciones comparativas anteriores debe ser el uso integrado de la
mineralogía para caracterizar minerales y productos en diversas operaciones unitarias. La caracterización
detallada del mineral inicial constituye la base para identificar problemas clave que pueden seguirse con
técnicas específicas. En particular, las pruebas de diagnóstico de lixiviación deben calibrarse contra la
información mineralógica para proporcionar resultados realistas. Se prevén herramientas de rutina como XRD,
microscopía electrónica de barrido óptica y (automatizada) y microanálisis con sonda de electrones, así como
capacidades más avanzadas de generación de imágenes por infrarrojos y XCT para lograr estos objetivos.
La recuperabilidad del cobre por lixiviación en pilas se ha entendido tradicionalmente a través de la
experiencia en lugar de la aplicación científica fundamental. Sin embargo, el potencial emocionante ofrecido
por un enfoque geometalúrgico debería permitir una caracterización más robusta en la comprensión de las
relaciones fundamentales entre minerales, partículas, minerales, aglomerados, fuerza y cantidad de ácido,
dinámica de montón espacial y temporal para el proceso de lixiviación en pilas, y la relación final de estos
parámetros con la distribución de litología y alteración en el cuerpo mineral. El modelado y la simulación de
estos aspectos, junto con otros criterios de diseño, deberían conducir a un mejor control operativo y una
recuperación de metal optimizada de las operaciones diarias .

Agradecimientos: se deben divulgar todas las fuentes de financiación del estudio. Indique claramente las
subvenciones que ha recibido en apoyo de su trabajo de investigación. Indique claramente si recibió fondos para
cubrir los costos de publicación en acceso abierto.
Conflictos de interés: los autores declaran no tener ningún conflicto de interés.
Minerals 2018, 8, 47 10 of 11

Referencias
1. Petersen, J. Heap leaching as a key technology for recovery of values from low-grade ores—A brief
overview. Hydrometallurgy 2016, 165, 206–212.
2. Marsden, J.O.; Botz, M.M. Heap leach modelling—A review of approaches to metal forecasting. Miner.
Metall. Process. 2017, 34, 53–64.
3. Baum, W. The use of a mineralogical data base for production forecasting and troubleshooting in copper
leach operations. In Proceedings of the Copper 99—Cobre 99 International Conference, Hydrometallurgy
of Copper, Phoenix, AZ, USA, 10–13 October 1999; Young, S.K., Ed.; The Minerals, Metals and Materials
Society: Warrendale, PA, USA, 1999; Volume 4, pp. 393–408.
4. Baum, W.; Ausburn, K.; Zahn, R. Daily process mineralogy: A metallurgical tool for optimized copper
leaching. In Proceedings of the Fifth International Seminar on Process Hydrometallurgy, Santiago, Chile,
10–12 July 2013; pp. 49–56.
5. Adams, M.D. Towards a virtual metallurgical plant 2: Application of mineralogical data. Miner. Eng. 2007,
20, 472–479.
6. Seyedbagheri, A.; Van Staden, P.; McLaren, C. A study of acid-gangue reactions in heap-leach operations.
In Proceedings of the V International Copper Hydrometallurgy Workshop, Antofagasta, Chile, 13–15 May
2009; Casas de Prada, J.M., Domic, E., Eds.; Gecamin Ltda.: Santiago, Chile, 2009; pp. 68–76.
7. Youlton, B.J.; Kinnaird, J.A. Gangue-reagent interactions during acid leaching of uranium. Miner. Eng. 2013,
52, 62–73.
8. Dreier, J. Geochemical aspects of copper heap leaching. In Proceedings of The Short Course: Copper Heap
Leach in Conjunction with the 1998 SME Annual Meeting and Exhibit, Orlando, FL, USA, 6–8 March 1998.
9. Scheffel, R.E.; Guzman, A.; Dreier, J. Development metallurgy guidelines for copper heap leach. Miner.
Metall. Process. 2016, 33, 187–199.
10. Dill, H.G. The “chessboard” classification scheme of mineral deposits: Mineralogy and geology from
aluminum to zirconium. Earth-Sci. Rev. 2010, 100, 1–420.
11. Long, K.R.; Singer, D.A. A Simplified Economic Filter for Open-Pit Mining and Heap-Leach Recovery of Copper
in the United States; USGS Open-File Report 01-218; USGS: Reston, VA, USA, 2001.
12. Sillitoe, R.H. The tops and bottoms of porphyry copper deposits. Econ. Geol. 1973, 68, 700–815.
13. United States Geological Survey (USGS). Preliminary Model of Porphyry Copper Deposits; Open-File Report
2008-1321; USGS: Reston, VA, USA, 2008.
14. Terry, B. The acid decomposition of silicate minerals Part I: Reactivities and modes of dissolution of
silicates. Hydrometallurgy 1983, 10, 135–150.
15. Murata, K.J. Internal structure of silicate minerals that gelatinize with acid. Am. Mineral. 1943, 28, 545–562.
16. Malmström, M.; Banwart, S.; Duro, L.; Wersin, P.; Bruno, J. Biotite and Chlorite Weathering at 258C; SKB
Technical Report 95-01; SKB: Orange, CA, USA, 1995, p. 128.
17. Huggins, M.L.; Sun, K.H. Energy additivity in oxygen containing crystals and glasses. J. Phys. Chem. 1946,
50, 319–328.
18. Snäll, L.; Liljefors, T. Leachability of major elements from minerals in strong acids. J. Geochem. Explor. 2000,
71, 1–12.
19. Terry, B. The acid decomposition of silicate minerals Part II: Hydrometallurgical applications.
Hydrometallurgy 1983, 10, 151–171.
20. Free, M.L. Understanding acid consumption and its relationship with copper recovery. In Proceedings of
the SME Annual Meeting, Phoenix, AZ, USA, 28 February–3 March 2010.
21. Jansen, M.; Taylor, A. Overview of gangue mineralogy issues in oxide copper heap leaching. In Proceedings
of the ALTA 2003 Copper—8: Technical Proceedings—Global Technical Interchange, Rendevous
Observation City Hotel Perth, Perth, Western Australia, 22–23 May 2003; Alta Metallurgical Services:
Melbourne, Australia, 2003.
22. Newman, A.C.D.; Brown, G. The chemical constitution of clays. In Chemistry of Clays and Clay minerals;
Newman, A.C.D., Ed.; Mineralogical Society of London: London, UK, 1987; pp. 1–128.
23. Touret, O.; Pons, C.H.; Tessier, D.; Tardy, Y. Etude de la repartition de L’eau dans des argiles saturees Mg2+
aux fortes teneurs en eau. Clay Miner. 1990, 25, 217–233.
24. Loughnan, F.C. Chemical Weathering of the Silicate Minerals; American Elsevier Publishing Company Inc.:
New York, NY, USA, 1969.
Minerals 2018, 8, 47 11 of 11

25. White, R.E. Introduction to the Principles and Practice of Soil Science; Blackwell Scientific Publishing Inc.:
Oxford, UK, 1987.
26. Ghorbani, Y.; Becker, M.; Mainza, A.; Franzidis, J.-P.; Petersen, J. Large particle effects in
chemical/biochemical heap leach processes—A review. Miner. Eng. 2011, 24, 1172–1184.
27. Dhawan, N.; Safarzadeh, M.S.; Miller, J.D.; Moats, M.S.; Rajanami, R.K.; Lin, C.-L. Recent advances in the
application of X-ray computed tomography in the analysis of heap leaching systems. Miner. Eng. 2012, 35,
75–86.
28. Robertson, S. Development of an integrated heap leach solution flow and mineral leaching model.
Hydrometallurgy 2017, 169, 79–88.
29. Bouffard, S.C. Agglomeration for heap leaching: Equipment design, agglomerate quality control, and
impact on the heap leach process. Miner. Eng. 2008, 21, 1115–1125.
30. Ghorbani, Y.; Petersen, J.; Becker, M.; Mainza, A.N.; Franzidis, J.-P. Investigation and modelling of the
progression of zinc leaching from large sphalerite ore particles. Hydrometallurgy 2013, 131–132, 8–23.
31. Iler, R.K. The Chemistry of Silica Solubility, Polymerization, Colloid and Surface Properties and Biochemistry;
Wiley: New York, NY, USA, 1979.
32. Scheffel, R.E.; Miller, G. Minimizing acid consumption in mixed oxide/supergene and sulphide heap
leaches. In Proceedings of Heap Leach Solutions, Reno, NV, USA, 14–16 September 2015.
33. Lu, J.; Dreisinger, D.; West-Sells, P. Acid curing and agglomeration for heap leaching. Hydrometallurgy 2017,
167, 30–35.
34. Helle, S.; Jerez, O.; Kelm, U.; Pincheira, M.; Varela, B. The influence of rock characteristics on acid leach
extraction and re-extraction of Cu-oxide and sulfide minerals. Miner. Eng. 2010, 23, 45–50.
35. Lin, C.-L.; Miller, J.D.; Garcia, C. Saturated flow characteristics in column leaching as described by LB
simulation. Miner. Eng. 2005, 18, 1045–1051.
36. Ahonen, L.; Tuovinen, O.H. Bacterial leaching of complex sulphide ore samples on bench-scale column
reactors. Hydrometallurgy 1995, 37, 1–21.
37. Benvie, B.; Chapman, N.M.; Robinson, D.J.; Kuhar, L.L. A robust statistical method for mineralogical
analysis in geometallurgical diagnostic leaching. Miner. Eng. 2013, 52, 178–183.
38. Chait, E.; Schiller, R. Adding copper recovery and acid consumption variables to the geological model of
Quebrada Blanca. In Proceedings of the Third AusIMM International Geometallurgy Conference, Perth,
Australia, 15–16 June 2016, Dominy, S., O’Connor, L., Eds.; AusIMM Publication Series No. 3/2016;
AusIMM Publication: Carlton, Australia, 2016; pp. 257–265.
39. MacKay, N.; Vann, J.; Ware, W.; Morly, C.; Hodkiewicz, P. Strategic and tactical geometallurgy—A
systematic process to add and sustain resource value. In Proceedings of the Third AusIMM International
Geometallurgy Conference, Perth, Australia, 15–16 June 2016; Dominy, S., O’Connor, L., Eds.; AusIMM
Publication Series No. 3/2016; AusIMM Publication: Carlton, Australia, 2016; pp. 29–36.

© 2018 by the authors; licensee MDPI, Basel, Switzerland. This article is an open access
article distributed under the terms and conditions of the Creative Commons Attribution
(CC BY) license (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/).

Traducido por Alex Pastorini Cerda, estudiante Ingeniería Civil De Minas,


Universidad Andrés Bello
Curso: Hidrometalurgia
Concepción, Chile, Agosto de 2018

También podría gustarte