Está en la página 1de 7

CONEJO

El conejo es herbívoro, es decir, que su principal fuente de alimentación se constituye de


vegetación herbácea y gramínea, así como de raíces, bulbos, cortezas de las plantas
leñosas y frutos que consiguen en su hábitat o en cultivos.
Ese animal es capaz de producir su propio sustento desde su anatomía, desechando un
excremento de forma redondeada, con textura húmeda, y recubierto de una mucosa, que
es consumido desde su propio ano y digerido sin masticar.
Está demostrado que esas heces son ricas en vitamina B12 y microflora, aportes
necesarios para su digestión celulosa. La microflora intestinal tiene la peculiaridad de no
ser transmisible genéticamente, por lo que el conejo desde la edad prematura debe comer
el excremento de su progenitora. Si no lo hace, corre el riesgo de morir por convulsiones.
Tiende a alcanzar su madurez sexual a los cuatro meses de edad, pero esto dependerá
de su alimentación, aspecto que también condicionará la reproducción, aun cuando la
hembra esté en celo.
Es una especie polígama. El macho usa el olfato para ubicar a la hembra, por la cual se
pelea con otros para obtener su derecho a aparearse. El ganador ahuyenta a los demás
hasta que ambos están listos para copular. Esto puede ocurrir varias veces al año, por lo
que pueden tener varias camadas de cinco a seis crías.
El periodo de gestación dura de 28 a 33 días. Cuando pare, si es de alta jerarquía, tiene a
sus crías en un túnel amplío de su madriguera llamado vivar. De lo contrario, ocupa un
pequeño espacio denominado gazapera donde amamantan a sus hijos por 15 minutos al
día, especialmente durante la noche.

SALAMANDRA
Las salamandras basan su alimentación esencialmente en el consumo de crustáceos
pequeños e insectos variados, principalmente en su etapa de crecimiento. Cuando
alcanzan la adultez su dieta se modifica un poco. Integran insectos más grandes como
arañas, moluscos y orugas.
La salamandra se reproduce en los meses de otoño, cuando ya es adulta. Es decir, a los
tres o cuatro años, etapa en la alcanza su edad sexual. Su apareamiento sucede en tierra
y durante la noche. Obedeciendo a la variedad existen dos conductas reproductivas:
Vivíparas y ovovivíparas.
Vivíparas. En este caso las salamandras detienen a sus crías dentro de su cuerpo hasta
que consumen su metamorfosis. Al ser liberadas son elementos completamente
desenvueltos. Entran dentro de la clasificación vivípara, aunque las crías no se sustentan
de su madre. Paren entre dos y ocho crías por parto.
Ovovivíparas. La salamandra mantiene en su cuerpo los huevos, que se desarrollan hasta
la hora del parto. Acostumbra a dirigirse a un charco o cualquier pozo de agua limpia para
depositar los huevos, donde eclosionan. En general las larvas nacen en los meses de
diciembre y febrero, con capacidad innata para nadar. Las mismas tardan entre dos y seis
meses para crecer. Logran colocar entre 85 y 90 huevos. Las larvas son de color gris con
destellos metálico. Alrededor de los tres o cuatro meses adquieren su típico aspecto y
desaparecen las branquias. La cabeza es ancha y sus patas se observan cabalmente
formadas. Las larvas dejan el medio hídrico cuando su tamaño excede los seis
centímetros de longitud.

ESPONJA DE MAR
Su alimentación se basa en partículas diminutas de bacterias, fitoplancton y materia
orgánica que se encuentran en las corrientes de agua que absorben..
La esponja de mar carece de boca y de aparato digestivo, por lo que su alimentación
depende de la digestión intracelular de los diferentes elementos de las corrientes del
agua, llevada a cabo por procesos de fagocitosis y pinocitosis.
A través de coanodermo se produce la excreción y el intercambio gaseoso, que es
principalmente amoniaco, por una difusión simple.
Este no es un método muy común de reproducción de la esponja de mar, ya que carecen
de órganos sexuales. Por esta misma razón los gametos y embriones están ubicados en
el mesohilo.
Aunque existe gran variabilidad entre las estructuras sexuales de la esponja de mar, la
mayoría de las especies presentan el fenómeno de ser hermafroditas, es decir, un mismo
animal posee los órganos reproductivos femeninos y masculinos, pudiendo llevar a cabo
el proceso de reproducción sola.
Sin embargo hay especies donde coexisten los individuos hermafroditas, con ambos
sexos, y los individuos dioicos, que presentan un solo sexo. Pero a pesar de esto la
fecundación se produce de manera cruzada habitual, es decir se unen espermatozoides y
óvulos para producir un nuevo ser.
El proceso de fecundación, comienza con la creación de los espermatozoides, llevada a
cabo en los coanocitos; en el momento en que todos ellos sufren la espermatogénesis,
proceso por el cual se crean los espermatozoides, formando un quiste o paquete
espermático, donde se contiene la mitad de la carga genética.
Por otro lado, la ovulosa se genera en base a coanocitos o arqueocitos, los cuales se
rodean de una capa de células alimentarias también llamadas trofocitos.
Cuando el paquete espermático y las ovulosas están preparados, expulsan hacia el
exterior de la esponja de mar, hacia el agua, los espermatozoides y los óvulos a fecundar.
Una vez fuera estos organismos se cruzan generando larvas planctónicas.
Pero existe el caso de algunas especies donde los espermatozoides deben penetrar en el
sistema acuíferos, donde son ingeridos o fagotizados por los individuos. Una vez dentro
los espermatozoides son llevados hacia el ovulo listo para fecundar y una vez el proceso
está completo se expulsan las larvas nuevamente hacia el agua.
Reproducción asexual.
En algunas especies de esponja de mar, existen algunas que tienen la potencialidad total
de sus células como para reproducirse ellas mismas, a partir de fragmentos al igual que
algunas especies de medusas, según el grupo al que pertenecen.
Esto quiere decir que la esponja de mar produce yemas, que son pequeñas
protuberancias que se van formando hasta que llega el momento de desprenderse y
anclarse en su propio sustrato. Estas yemas pueden, en algunos casos, contener
alimentos almacenados para ayudar a la pequeñas esponja de mar mientras recolecta su
propia comida.
Estas yemas son reciben el nombre de gémulas, y su estructura molecular es bastante
sencilla recibiendo el nombre de soritos.
En el caso de las especies que se encuentran en agua dulce, estas producen gémulas
complejas. Son estructuras en forma de esfera que están muy bien organizadas, teniendo
en su interior arqueocitos y varias capas protectoras, entre las que se destaca una capa
gruesa de colágeno que esta sostenida por espículas.
Estas estructuras son muy resistentes a los cambios climáticos como la desecación y la
congelación, llegando a resistir hasta -10º C.
MOLUSCOS
La reproducción de los moluscos es solamente sexual, aunque los sistemas para ello
pueden variar entre especies. Por ejemplo los bivalvos son unisexuados mientras que los
gasterópodos son hermafroditas, incluyendo algunos que pueden autofecundarse. En la
mayoría de caso los que son unisexuados tienen una fecundación externa mientras que
los hermafroditas tienen fecundación interna. El desarrollo embrionario es indirecto ya que
los moluscos deben pasar por una fase larvaria antes de convertirse en adultos.
Los bivalvos (choros, almejas, machas, entre otros), que son sedentarios y viven
enterrados en el sustrato o sujetos a rocas, son micrófagos: capturan organismos
microscópicos mediante una corriente de agua que el animal produce para arrastrarlos
hasta su boca. De este modo, la mayoría de ellos filtra el agua e ingiere algas
unicelulares, protozoos y partículas orgánicas de variados orígenes.
Herbívoros, carnívoros, carroñeros, alimentadores de depósito y filtradores
Los gastrópodos poseen diferentes hábitos para alimentarse, pero todos utilizan para ello
la rádula, órgano raspador movido por músculos complejos que puede a veces
proyectarse hacia fuera en forma de lengua. Es una membrana semirrígida en forma de
cinta provista de filas de dientes dirigidos hacia atrás, que permite a esta clase de
moluscos nutrirse, en algunos casos, a través de variadas modalidades.
La mayoría de los gastrópodos son herbívoros (lapas, caracol de jardín, caracol negro).
Roen macroalgas o desprenden microalgas de la superficie de las rocas u otros sustratos.
Algunos pacen, ramonean y otros comen plancton.
Existen caracoles carroñeros (caracol nasarius), que se alimentan de materia orgánica en
descomposición o cadáveres, por ejemplo, de bivalvos.
Algunos carnívoros que consumen bivalvos (loco, trumulco) perforan su presa
directamente con la rádula, ayudados por disolventes químicos e introducen la probóscide
o trompa por la perforación para aspirar el cuerpo de la presa. Otros, como los Conus,
poseen un diente radular impregnado en una secreción tóxica que se desliza hacia la
punta de la probóscide, y lo pueden lanzar como un arpón para paralizar a peces,
gusanos u otros animales. Existen también caracoles que se alimentan de materia
orgánica microparticulada (Strombus) mezclada en la arena o el fango del fondo marino.
Los denominados microfágicos mucociliares (algunas lapas, babosas de mar y
gastrópodos vermiformes) utilizan sus branquias para capturar y arrastrar hacia su boca
micropartículas suspendidas en el agua, envueltas en una cinta de mucus.
CABALLITO DE MAR
Los caballitos de mar se alimenta principalmente de pequeños crustáceos que se
encuentran flotando en la superficie del agua como los invertebrados y larvas de peces
que son nativas de su hábitat particular. Generalmente los caballitos no tienen problemas
para encontrar su comida ya que esta se encuentra en su medio natural.
Una de las grandes capacidades que tiene el caballito de mar es que puede mezclarse
perfectamente en su entorno y de esta manera puede llegar a su presa sin ser visto. Una
vez que el caballito de mar realiza la emboscada, la presa tendrá pocas posibilidades de
escapar. Además posee un sistema visual, ya que con sus ojos los caballitos de mar tiene
una movilidad independiente que les ayuda a reconocer a sus presas, que forman parte
del plancton.
Estos caballitos de mar se aparean estacionalmente, cuando se incrementa la
temperatura, después de un baile ceremonial, la pareja de caballitos entrelaza sus colas y
tras una serie de movimientos el macho deja caer el líquido seminal al exterior, y la
fecundación de los huevos se produce cuando estos entran al saco del macho. Los
caballitos hembras trasplantan sus huevos a la bolsa de los machos, donde quedan
protegidos.

GALLINA
La gallina alcanza la madurez sexual a los seis meses de edad. Según la variedad, puede
poner entre 100 y 300 huevos al año. Los huevos los incuban en un período de 21 días.
La reproducción comienza en primavera y continúa hasta el verano. A las ocho semanas
se les ve plumaje de adulto y 15 días después son expulsadas del grupo para que formen
uno propio.
Cada gallina tiene un puesto en una pirámide social y es capaz de aprender conductas y
trucos basados en experiencias de otras.
Las gallinas siguen instrucciones de los miembros dominantes y se comunican entre ellas
para advertirse sobre la presencia de depredadores.
Cuando están en período de gravidez, emiten sonidos a sus huevos. Sus ansías de
protección para sus crías son tan grandes, que prefieren hacer nidos individuales para
estar más seguras. Al igual que muchas madres, sacrifican sus necesidades propias por
la de sus hijos.
Las gallinas son omnívoras y con ellos quiero decir que se lo comen todo, absolutamente
todo. Desde pequeños insectos y pequeños bichos hasta toda la sobra de comida que se
origine en casa. No hay nada mejor para reciclar que tener unas gallinas justo en la puerta
de al lado de la casa.
En casa tenemos siempre un recipiente en la cocina donde se va echando todo lo que
sale de la cocida, mondas de patatas, de verduras, de frutas. Rectos de comida cocinada
como arroces, pastas, legumbres. Trozos de piltrafas de carnes, huesos etc. Con los
huesos tengo que hacer una aclaración, si le vamos a dar huesos, mejor que estén
troceados muy pequeños porque son muy brutas comiendo y se lo tragan todo casi entero
y se pueden hacer daño. Podemos darles espinas de pescados, carnes, vamos, cuando
digo que se lo comen todo, es eso, todo.

CERDO
En estado salvaje, la hembra del cerdo estará lista para reproducirse entre los 9 y 18
meses de edad, mucho antes que los machos que alcanzan la madurez sexual a los cinco
años.
Cuando la hembra está en su estado fértil, los padrotes o verracos, se enfrentan entre sí,
con feroces batallas para ganarse el derecho a aparearse. El emparejamiento puede
ocurrir una o dos veces al año, pero la tasa de mortalidad es alta.
La cría en masa de cerdos es una práctica común en todos los países del mundo. Se
emplean diversas prácticas para la alimentación de ellos, cada una con diferentes
resultados, pero siempre aspirando a que el animal engorde de la forma apropiada.
Una de ellas consiste en dejarle al aire libre para que se alimente del pasto. Es decir, una
alimentación completamente natural sin aditivos artificiales. La idea de este método es
aprovechar los recursos naturales que ofrece la naturaleza en materia alimenticia.
Debido a esto, la influencia de las estaciones del año afectan la calidad del alimento
ingerido. En verano e invierno suelen ser los momentos en los que el alimento no es de
gran calidad o abundante, mientras que los meses de primavera y otoño son todo lo
contrario.
Es la forma más económica para la alimentación del cerdo, pero el resultado a veces
puede no ser el esperado: la mayoría de los animales no ganaran tanto peso como se
desearía, a menos que este no sea el objetivo.
GUSANO
Los gusanos pueden alimentarse de bacterias, hongos, protistas, desechos orgánicos en
descomposición y, en algunos casos, directamente de los nutrientes disueltos en el agua.
Debido a que los gusanos terrestres excretan diariamente sus desechos en cantidades
semejantes a su propio peso, enriquecen el suelo. Por esto, son muy apreciados por los
granjeros y agricultores.
Los parásitos cestodos carecen de boca y aparato digestivo, por lo que absorben
nutrientes a través de su finísima piel.
Los hábitos de reproducción varían según el grupo y la especie. Lo más común es que los
anélidos y los platelmintos sean hermafroditas, es decir, con órganos sexuales femeninos
y masculinos al mismo tiempo, mientras que los nematodos tengan sexos separados y
sean machos o hembras. Muchas especies se reproducen asexualmente por
fragmentación, tras la que se originan dos individuos a partir de uno solo.
Los gusanos poliquetos pueden reproducirse tanto sexual como asexualmente. Ellos
pueden ser hermafroditas, de sexos separados o bien, ser machos en un momento de su
vida y después cambiar de sexo. Los gusanos terrestres suelen ser hermafroditas,
copulan activamente y, con un poco de suerte, ambos individuos terminan con sus huevos
fertilizados. En 2-3 semanas, los huevos eclosionan y aparecen crías.