Está en la página 1de 8

RESUMEN EXPOSICIÓN

LUIS ALBERTO DE CUENCA:

LA ETAPA “NOVÍSIMA”

Noemí Fernández Pendones


GRADO: LENGUA CASTELLANA Y SUS LITERATURAS
ASIGNATURA: LITERATURA ESPAÑOLA CONTEMPORÁNEA
PROFESOR: ARACELI IRAVEDRA
CURSO: 2018
Contextualización:
Luis Alberto de Cuenca pertenece a la generación de 1968. Esta generación se
divide en dos grandes grupos; por un lado, los denominados “Los seniors” y, por otro
lado, “los coqueluche”. Los primeros son los auténticos rupturistas con la tradición
literaria anterior y se encargan, además, de la preparación teórica del movimiento. Los
segundos son jóvenes que desarrollan la poesía por encima de los demás géneros
literarios.

El grupo de los más jóvenes, al que pertenece Luis Alberto de Cuenca, es mucho
más proclive a las influencias musicales, las imágenes visuales o las canciones
populares que el primer grupo, es decir a esa cultura de los medios de comunicación de
masas. Por tanto, dichas técnicas están presentes en la etapa novísima del autor.

Algunas características comunes a este binomio son; la despreocupación hacia


las formas tradicionales, el uso de la escritura automática, el collage, las técnicas
elípticas y la introducción de elementos exóticos. A pesar de esta aparente uniformidad
dentro de la generación, las discrepancias internas son numerosas. Se observan
tendencias muy diferentes que van desde el esteticismo culturalista hasta la poesía
visual o el intimismo neorromántico, entre otras propensiones. 1

Luis Alberto de Cuenca nace en 1950 y tras finalizar la enseñanza básica, se


matricula en la universidad Complutense de Madrid para estudiar derecho y filosofía y
letras. Finalmente, abandona derecho y continúa sus estudios de filología clásica.
Durante sus estudios filológicos, publica su primer poemario bajo el título Los Retratos
(1971). Por esta publicación Luis Alberto de Cuenca recibe el Premio Nacional de
Poesía Puente Cultural. Un año después, sale a la venta su segunda obra titulada
Elsinore. Ambos poemarios pertenecen a la primera etapa de la trayectoria poética de
Luis A. denominada “Novísima”. Dicha primera etapa se diferencia tajantemente de su
etapa de madurez, donde se inclina hacia una vertiente clasicista posmodernista2.

1
Vid. J. M. CASTELLET, Nueve novísimos poetas españoles, ediciones península: Barcelona, 2006, pp.
21-47
2
Vid. L. A. DE CUENCA, Antología poética, ed. Javier Letrán, Madrid, Castalia Didáctica, 2008, pp. 6-
17.

1
Características de la etapa “novísima” 3:
En la primera etapa de Luis Alberto de Cuenca se observan influencias de
autores extranjeros como, por ejemplo, Pound, Saint-John Perse, Yeats, Wallace
Stevens y Eliot y algunos autores hispanoamericanos. A pesar del rechazo a la tradición
española, en su obra hay ecos de las composiciones de V. Aleixandre, Gil de Biedma y
L. Cernuda. En suma, tiene importancia el magisterio ejercido por los movimientos de
vanguardia y el barroco, presente en este autor debido a la importancia que tuvo el
4
grupo de poetas de la revista Cántico.
En cuanto a las características principales de la etapa Novísima en la obra de
Luis Alberto de Cuenca, destaca el esteticismo y el rechazo de la poesía social de los
años 50 y la poesía intimista de los 60. La principal intención de Luis Alberto de
Cuenca es el intento de creación y búsqueda de la belleza, lo que provoca la presencia
habitual en sus poemas de elementos pictóricos y arquitectónicos, así como un uso
sublime del lenguaje. Claramente esta propensión luisalbertiana es incompatible con la
poesía social, pues la realidad de la sociedad española de la década de los 70 era grave y
preocupante.

Luis Alberto de Cuenca debido a esa intención preciosista ha dejado patente la


importancia de la forma como identidad propia y autónoma, no supeditada al fondo
como se ha entendido tradicionalmente.

Otra característica, relacionada con el rasgo anterior, es el culturalismo. La


búsqueda de la belleza produce que Luis Alberto de Cuenca y los poetas de su
generación pongan la vista en la historia cultural y adopten motivos de diversos
ámbitos, pero siempre alejándose de la situación que estaba atravesando España en la
década de los 70. Esta evasión de la realidad circundante se relaciona de manera directa
con las tendencias poéticas de los movimientos modernistas del siglo XIX.

Luis Alberto de Cuenca5 señala que en sus dos primeros poemarios realiza los
poemas más culturalistas de la generación debido a las nociones culturales que estaba
adquiriendo en la facultad, que le habían dejado maravillado, y a su interés obsesivo por
el escritor Pound.

3
Vid. Ibid., pp. 17-55.
4
Vid. L.A. de Cuenca, Poética y poesía, Madrid, Fundación Juan March, 2005, pp. 17-29. [disponible en
https://recursos.march.es/culturales/documentos/conferencias/gc58.pdf?v=96524434].
5 Vid. Cuenca, Ibid., pp. 27-28.

2
En relación con este punto, Guillermo de Carnero6 afirma que el culturalismo no
es un procedimiento de ruptura radical con la exhibición intimista, sino que es utilizado
como un elemento novedoso útil para proyectar una experiencia personal. De este modo
habla de cuatro tipos; el culturalismo duro, el de baja intensidad, el ficticio y el
criptoculturalismo.

La tercera característica es el exotismo también relacionada con el culturalismo


y el esteticismo. Los poetas recurren a ambientes exóticos debido a esa búsqueda de la
belleza y esa necesidad de evasión del mundo que les rodea. No es raro encontrarse
poemas de Luis Alberto de Cuenca ambientados en lugares como la España romana o la
Francia medieval. Este exotismo se extiende por el plano léxico y se observa en el uso
de términos arcaicos o cultismos, pertenecientes a campos especializados como la
navegación, la joyería o la botánica. También están presentes vocablos propios de otras
lenguas como, el latín, el francés, el italiano, el inglés, etc.

Otra peculiaridad, que afecta a la poesía de “los novísimos” y que Luis Alberto
de Cuenca pone en práctica, es el enmascaramiento del yo. Esta técnica consiste en la
no exposición explícita del yo poético. Para llevar a cabo este ocultamiento el yo
poético se proyecta en un personaje de la historia o del arte a través del cual, el autor
consigue parecer más objetivo en el tema a tratar. Este método se puede aplicar de tres
maneras diferentes dependiendo de la persona utilizada. En primer lugar, estaría el
denominado monólogo dramático en el que el poema está protagonizado por un
personaje en primera persona. En segundo lugar, estarían aquellos en lo que el personaje
hace uso de la segunda persona gramatical. Por último, estarían los relacionados con el
uso de la tercera persona. Muchas veces, el enmascaramiento del yo poético se extiende
hacia personajes que forman parte de la vida del autor, pero que este esconde siguiendo
la misma técnica que con su identidad.

La quinta singularidad es el irracionalismo, que consiste en la expresión de


sentimientos profundos mediante asociaciones irreflexivas relacionadas con la escritura
automática, donde la imaginación pasa al primer plano postergando a la razón. Estas
asociaciones ilógicas se representan en los poemarios mediante el uso recurrente de
enumeraciones caóticas o la ausencia de puntuación.

6
Vid. CUENCA, op. cit, Antología poética... pp. 258-262.

3
En las composiciones de Alberto de Cuenca se observa una llamativa armonía
entre estos elementos anárquicos y los moldes estróficos estrictamente fijados. Esta
característica está presente sobre todo en los dos primeros poemarios; Los retratos y
Elsinore.

La sexta característica reseñable es el eclecticismo. Esta singularidad consiste en


la uso de elementos perteneciente a diversos a ámbitos. Es decir, Alberto de Cuenca y
“los novísimos” toman motivos pertenecientes a ámbitos a los que nunca antes se había
recurrido. Sobre todo se toman elementos presentes en los medios de comunicación de
masas. Por ejemplo, no será extraña la presencia de referencias a películas, al cine, a los
comics, a determinados personajes de la cultura popular, etc. En la obra de Luis Alberto
estos elementos se convierten en una constante durante toda su trayectoria. Sin
embargo, para muchos de sus compañeros será algo pasajero en sus trayectorias.

Algo que caracteriza a estos poetas novísimos es una voluntad hermética y


críptica. Por tanto, los poemas se intentarán alejar del lenguaje común y de esa práctica
literaria social que se había llevado a cabo en la década de los 50. Así mismo, en sus
composiciones la experiencia y el sentimiento del poeta están ocultos. Un ejemplo claro
es la obra Elsinore dividida en 4 partes, donde las letras iniciales de los títulos de cada
una de las secciones forman el anagrama de “Rita”, alusión al nombre de una novia de
juventud de Luis Alberto que falleció prematuramente. Aquí se alcanza una experiencia
encriptada del autor, que solo se puede alcanzar mediante de la nota explicativa del
autor.

Otro rasgo importante, relacionado con el vanguardismo, es el experimentalismo


de estas composiciones novísimas. Además de prescindir de los signos de puntuación es
habitual un uso sintáctico, morfológico y tipográfico que rompe con los modos clásicos.
Luis Alberto recurre abundantemente a la creación de neologismos, así como, al uso de
recursos poco habituales en nuestra lengua.

Finalmente, se advierte una constante intención de ruptura con la poesía social


anterior. A su vez, Luis Alberto de Cuenca deja patente su rechazo finalidad que tenía
hasta ese momento se le había atribuido a la poesía y promulga que para él, la funcion
de esta ha de ser el deleite del lector. Por lo tanto, rechaza que el fin de la poesía sea
denunciar o pone de manifiesto los problemas de la época. Estas ansias rupturistas
provocaron que la crítica vertiera opiniones negativas sobre la obra de Luis Alberto de

4
Cuenca y su persona. Un claro ejemplo se advierte en estas declaraciones de José Luis
García Martín:

Durante unos quince años, a partir de 1970, Luis Alberto de Cuenca se aplicó
con encomiable tenacidad al ejercicio del verso, pero sus libros —Los retratos,
Elsinore, Scholia— apenas si lograban despertar el admirativo tedio de
algunos lectores proclives al masoquismo: parecían, más que obra de poeta,
farragoso divertimento de erudito que quiere demostrar que no sólo entiende de
infolios, sino también de cine, de mujeres y de tebeos. 7

Poemarios de la etapa “Novísima”8


1- PRIMER POEMARIO: Los Retratos
Este primer poemario de Luis Alberto de Cuenca fue publicado en 1971 y le
proporcionó alzarse con el Premio de Poesía Puente Cultural. Además de ser el libro
que inicia su obra, se convertirá en el poemario inaugurador de la tendencia
“Novísima”. Fundamentalmente, en este poemario conviven las técnicas surrealistas
con la acumulación de referencias culturales, que habían maravillado a Luis Alberto
durante sus estudios universitarios. Dicho poemario posee en sus imágenes
abundantes ecos surrealistas de la poesía de Federico García Lorca. 9
El primer poema de Retratos se titula “Presencia de Aelís, celebrada por Francisco
de Villon” y en él se documentan muchas de las características propias de esta etapa
en la trayectoria poética de Luis Alberto de Cuenca.
En el propio título del poema se advierte la técnica de enmascaramiento denominada
monólogo dramático, es decir, el yo poético se proyecta en un personaje histórico,
que se convierte en el protagonista. De este modo, el autor opera desde una mayor
objetividad. En este caso hace referencia a un poeta medieval francés, cuyos versos
eran de carácter mordaz y problemático. Aelís aparece en uno de los poemas de este
autor y hace alusión a una heroína de los cantares de gesta medievales. El tema que
se trata en el poema es el amor, pues François Villon se dirige a Aelís y muestra la
felicidad que le produce estar con su amada. Pero ese tema a lo largo del poema está
siempre determinado por la muerte, de este modo, se establece una tensión

7
Cfr. L. A de Cuenca, Elsinore, Necrofilia, Scholia, ed. Jesús Ponce Cárdenas, Los versos de Cordelia,
Madrid, 2017, pág. 18. En José Luis García Martín, «Reseña de Los mundos y los días», El Cultural. El
Mundo, 21-II-1999, pág. 18
8
Los poemas serán analizados en la exposición oral.
9
Vid. L. A. de Cuenca, Los Retratos, ed. Luis Miguel Suárez Martínez, Los versos de Cordelia, Madrid,
2015, pp. 9-13. [Disponible en: http://www.reinodecordelia.es/ppaginas/losretratos.pdf]

5
ejemplificada en las siguientes imágenes; “Celosía de la muerte” y Tu cintura
sombría”, entre otras. Otro tema presente en este poema y que será una constante en
la trayectoria de Luis A. de Cuenca es la literatura medieval.
Atendiendo a su forma, se observa como Luis Alberto prescinde del uso de signos
de puntuación y de un metro fijo, pues los versos son heptasílabos y endecasílabos.
ara alcanzar este conocimiento cultural es necesario poseer un conocimiento previo
o documentarse.
En cuanto a los recursos literarios presentes en el poema, abundan el uso de
adjetivos debido a esa necesidad que tiene el poeta de trasladar emociones y
sentimientos al lector. Para alcanzar este fin también recurre a técnicas surrealistas
de unión de imágenes y palabras, la más usada serán las metáforas entre las que
destaca “ “. Todo lo relativo a la amada y el mundo medieval se trasmite a través de
sinestesias “una música vaga dibuja en tu contorno fragancias y vaivenes”,
oxímoros como, por ejemplo, “álgido fuego helado en tus pupilas”, comparaciones
con obras de arte, flores o pájaros (“diosa de taracea”, “fugitivos pétalos”).
También, se observan ciertas imágenes de cariz sexual muy relacionadas con la
juventud del autor. Entre estas, destaca la comparación de la amada con una “yegua
carmesí y malva”.
En relación con esa presencia de la sexualidad, se advierte en el poema una imagen
muy trasgresora que es la presentación de cristo desnudo esperando por Artemisa.
De este modo, se produce una unión entre el mito y el elemento erótico.
Finalmente se advierte una cita a un verso del poema “Balada del concurso de
Blois” perteneciente a un poemario de François Villon. En esta imagen se percibe la
desesperación del enamorado ante la imposibilidad de conseguir a su amada.
Claramente, se adviertes aquí ciertos ecos del amor cortés característico de la edad
media.10 La crítica ha tachado a este poemario de frívolo y una mera acumulación de
referencias culturales mediante imágenes surrealistas pero estos elementos evitan la
expresión directa de la experiencia. Es decir, bajo todo ese enmascaramiento se
advierte el amor, la belleza y la muerte, temas trasversales del poemario. Además, es
muy llamativa la distribución del temario en dos partes diferenciadas. En la primera
de ellas la poesía consigue luchar contra el tiempo y es capaz de recuperar algo
perdido, pero en la segunda la muerte acaba con toda posible esperanza.

10
fotocopias

6
En cuanto a las alusiones al poeta francés, se advierte un tono elegiaco en las
mismas. Finalmente, están presentes algunas referencias de tipo político

2- SEGUNDO POEMARIO: Elsinore


Este segundo poemario ya se ha afianzado en la estética novísima y es más
experimental y oscuro que Los retratos. Podría decirse que este poemario es la
muestra de la estética “novísima”.11
Uno de los poemas más destacados es “In the days of King Arthur”.
3- POEMARIO A CABALLO ENTRES LAS DOS TENDENCIAS: Scholia
Este poemario que entra en circulación en 1978 es una obra novedosa, que rompe
con la tónica predominante de sus dos primeras obras. La primera característica que
se observa en este poemario es la cortedad de sus 17 poemas. También es algo
singular la ausencia de distribución interna de los poemas de Scholia. 12

Bibliografía
- CASTELLET, J. M, Nueve novísimos poetas españoles, ediciones península:
Barcelona, 2006.
- CUENCA, LUIS ALBERTO DE, Poética y poesía, Madrid, Fundación Juan March,
2005.[https://recursos.march.es/culturales/documentos/conferencias/gc58.pdf?v
=965244]
- CUENCA, LUIS ALBERTO DE, Antología poética, ed. Javier Letrán, Madrid,
Castalia Didáctica, 2008.
- CUENCA, LUIS ALBERTO DE, Los Retratos, ed. Luis Miguel Suárez Martínez,
Los versos de Cordelia, Madrid, 2015,[Disponible en:
http://www.reinodecordelia.es/ppaginas/losretratos.pdf]
- CUENCA, LUIS ALBERTO DE, Elsinore, Necrofilia, Scholia, ed. Jesús Ponce
Cárdenas, Los versos de Cordelia, Madrid, 2017 [Disponible en:
http://www.reinodecordelia.es/ppaginas/elsinore.pdf]

11
Vid. Cuenca, Ibid. pp.13-15.
12
Vid. Cuenca, Op. Cit. Antología poética... pp. 30-32.