Está en la página 1de 150

JP

BOLILLA 1

A. Concepto de Derecho Internacional Privado: Es el conjunto de los casos iusprivatistas con


elementos extranjeros y de sus soluciones, por normas inspirados en los métodos INDIRECTO,
ANALITICO y SINTETICO JUDICIAL y basadas las soluciones y descripciones en el respeto al
elemento extranjero. (Goldschmidt)

● El caso: es la controversia entre dos o más personas sobre el reparto de potencias e


impotencias pudiendo ser la controversia, actual o eventual, judicial o extrajudicial.
● Iusprivatista: Se refiere que el mismo debe pertenecer al derecho privado (civil o
comercial) ya que solo allí se da la extraterritorialidad, consiste en que en un país no se
aplica solamente el derecho privado propio, sino igualmente en su caso, derecho
privado extranjero y en que el derecho internacional privado está indisolublemente
unido al principio de extraterritorialidad pasiva del derecho.
La extraterritorialidad pasiva significa que a un caso aplicamos el derecho extranjero. La
extraterritorialidad activa alude al caso de que aplicamos a un caso mixto,
excepcionalmente el derecho propio.
● La extranjería del caso: El caso iusprivatista debe contener un elemento extranjero
que puede ser de índole:
a. Personal: cuando uno de los protagonistas es extranjero.
b. Real: La cosa o negocio jurídico que es objeto del litigio se encuentra en el
extranjero.
c. Conductista: Cuando el negocio jurídico, el acto lícito o ilícito, tiene lugar
llevándose a cabo en el extranjero.
● Soluciones de los casos iusprivatistas con elementos extranjeros (finalidad del DIP):
La finalidad del DIP es dar solución a los casos iusprivatistas con elementos
extranjeros. Puede ser:
a. Extraterritorial: Se elige entre los diversos derechos en tela de juicio aquel en el
que el caso tiene su sede, su centro de gravedad.
b. Territorial: Se busca en el propio derecho del país donde surge la controversia. La
solución puede ser Extrema (cuando se aplica el derecho privado del país en
cuestión) o mitigada (cuando se aplica un derecho privado especial creado al
efecto, de fuente nacional o internacional).
● La norma: Es la captación lógica y neutral de un reparto proyectado. Tiene 2 partes:
a. Tipo legal: Se describe la situación social que reclama un reparto (describe el caso
iusprivatista con elemento extranjero).
b. Consecuencia jurídica: Esboza la solución (extraterritorialista – territorialista). En la
extraterritorial la consecuencia indica el derecho que debe resolver la cuestión
(método indirecto), que a veces requiere completarse con métodos auxiliares. En
la territorialista, resuelve inmediatamente el problema suscitado en el tipo legal
(método directo).
(CONTENIDO)Concepto como ciencia del derecho internacional privado: Esta ciencia posee
una estructura trialista, de modo que cada problema iusprivatista internacional ha de ser
descripto desde los tres puntos de vista, según los cuales Goldschmidt concibe al derecho:

1. Dimensión normológica: estudia la norma en abstracto, concebida por el legislador.


2. Dimensión sociológica: Estudia la norma como interpretada y aplicada por los jueces.
3. Dimensión Dikeológica: Realiza una valoración de la solución dada por los jueces,
señalando la justicia o injusticia de dicha solución y llegando las lagunas.
JP

Goldschmidt considera necesaria la división de la ciencia del derecho privado en parte general
y parte especial.

Parte general: estudia las normas generalísimas, al ordenamiento iusprivatista internacional en


general (fuentes, ámbito espacial y temporal, nombres, relaciones con materias afines).

Parte especial: Estudia la descripción de las normas generales e individuales. Coincide con las
partes especiales del derecho civil y comercial desde la óptica del caso internacional.

Nombre (que significa y abarca, cuáles son sus distintos nombres): En el ordenamiento
normativo argentino no hay norma que relaciones esta materia con un nombre específico. El
nombre es ambiguo.

Significa “el derecho de la extraterritorialidad del derecho privado extranjero”.

La doctrina entre ellos Goldschmidt lo llama “derecho de la extraterritorialidad del derecho


privado extranjero”. Para Zeballos “derecho privado humano”.

Ámbito y autonomía del DIP: En cuanto a la autonomía:

● Académica: Si la tiene, en cuanto a que se encuentra en todos los planes de estudio y


constituye una asignatura independiente que se halla al final de la carrera.
● Legislativa: No existe en Argentina. Las disposiciones referentes al DIP se hallan
dispersas en el CCYC y en leyes complementarias como la ley matrimonial, ley de
cheques, etc.
● Judicial: No la tiene, porque los mismos jueces civil y comercial deben entender en
estos supuestos internacionales.
● Científica: Si la tiene y se inicia con la obra de Stosy y Faringnjj y se desarrolla
plenamente en el siglo XX, desarrollando su objeto, método y principios propios.
Goldshmidt nos habla de los “Principios en el DIPr.”, y estos son:
1. No dañar a otro;
2. Dar a cada uno lo suyo;
3. Vivir honestamente; y agrega Goldshmidt
4. Hacer lo útil y dejar de hacer lo estéril (o inútil).-

Los “Pilares del DIPr.” y a los que debe dar solución son:
1. ¿Qué ley es la aplicable al caso?;
2. ¿Cuál es el juez que debe aplicar la ley?
3. ¿Cómo hacer que se respeten los derechos privados de las personas sin importar su
nacionalidad?

Esta última cuestión es así, porque cada país hace su propia ley, como si fuera un traje, a la
mediad de sus ciudadanos, estos los eligen para que los representen y promulguen leyes para
resolver sus conflictos, estos son representantes de los ciudadanos. Siempre, igualmente, se
debe respetar el derecho de los extranjeros, antes esto no era así, no se respetaban los
derechos de los extranjeros, hoy en día todo es más fácil, ya que si son respetados.-

Método del DIP:

a. Directo: Consiste en que la norma en su consecuencia jurídica resuelve el problema


planteado en su tipo legal. Es empleado en el derecho público y privado. Ej. En un
litigio contra un ciudadano extranjero se aplica el art.116 CN que dispone la
competencia del fuero federal.
JP

b. Indirecto: En este caso la norma debe determinar cuál de estos derechos ah de ser
aplicado entre varios derechos aplicables. Es decir que no resuelve directamente el
problema, sino que indica que derecho va a resolver esa cuestión.
Es Unívoco en los casos relativamente internacionales, y Multivoco en los casos
absolutamente internacionales.

Casos absolutamente nacionales: Todos los elementos en el momento crítico se vinculan a un


solo país. No forma parte del DIP.

Casos relativamente internacionales: Nace como absolutamente nacional, pero por una
circunstancia sobrevenida, recibe tinte internacional. Ej. Controversia sobre la validez o
nulidad de un matrimonio celebrado en España entre españoles con domicilio español, pero
viviendo a la fecha de presentación de la demanda el matrimonio en Argentina. (Nace como
nacional, pero se añade por el traslado del domicilio a la Argentina un elemento internacional.
Aplica el derecho español.

Casos absolutamente internacionales: Desde el nacimiento muestra los diversos elementos de


naciones distintas. Ej. Controversia sobre validez o nulidad de matrimonio celebrado en Roma
entre un francés y una española, domiciliados el primero Inglaterra y la segunda en Alemania,
pero el juicio se plante en Argentina que es donde poseen domicilio conyugal. En estos
supuestos el método indirecto no arroja una solución unívoca en razón de que son varios los
derechos que pueden intervenir. En estos casos se requieren de un método auxiliar, que es el:

c. Analítico: Este método a fin de dirimir las pretensiones de varios derechos sobre una
sola controversia, fracciona, desmiembra la unidad del caso real, crea un verdadero
mosaico de las partes de la relación, y somete cada una de sus partes a uno de los
derechos cuya intervención se estima legítima.
Es un método auxiliar necesario en los casos absolutamente internacionales. Despedaza la
controversia mediante su análisis. El análisis se lleva a cabo utilizando en forma
analógica las categorías de análisis del derecho civil, por ello es un método analítico-
analógico), busca la solución del caso y es además un método constitutivo, dirigido al
legislador y luego al juez.
d. Sintético Judicial: Busca una solución del caso a través de la búsqueda de una solución
material del caso, por lo que lo entiende como un método constitutivo material (que
acepta diversos fragmentos de derechos materiales señalados por el método analítico
– cuando desmembró- y elabora la solución de fondo). No se dirige al legislador sino al
juez.
B. Fuentes: (Actividad humana creadora del derecho: ley, costumbre, jurisprudencia, doctrina,
etc).

Fuentes reales: De ella deriva un conocimiento directo. Puede ser

*Formales: En este tipo de fuentes nos encontramos con:

-Las Convenciones internacionales: El tratado de Montevideo de 1889 y 1940 que


unifican el derecho internacional privado, sin ocuparse de la unificación del derecho
privado. Son tratados comunes (no universales), solo aplican en los paísese que
ratifican. (ej.Trat. de Montevideo 1889, las normas iusprivatistas internas se hallan
principalmente en el ccyc).

-Organización de Estados Americanos. Esta organización ha intervenido mucho en


JP

el DIPr.

-Las normas iusprivatistas internacionales internas: El DIP argentino interno se halla


principalmente en el CCyC, donde se plasman las ideas de Story, Savigny y Freitas. A la
vez es complementado por otras leyes como la de matrimonio civil y la de cheques, de
letras de cambio, de adopción que todas ellas tienen disposiciones propias del DIP.

*Materiales: La descripción del caso no está hecha y debe desprenderse, apartarse del tipo
legal cuando lo necesitamos (costumbre, derecho consuetudinario internacional, interno).

-Derecho Internacional Consuetudinario.

-Derecho Consuetudinario interno: De las cuales los principales modos de


exteriorización son las prácticas estatales y las opiniones solventes (que son resoluciones de
instituciones científicas, colectivas, como también de técnicos en la materia, que sirven de
elemento para otras fuentes. La práctica estatal a la vez posee su manifestación más
importante en la jurisprudencia que ocupa un lugar preponderante para la CSJN.

Fuentes de conocimiento: Proporcionan un conocimiento derivado, que son los pareceres


expresados por los técnicos y especialistas (ej. Goldschmitd, LLambías, Boggiano).

C. Ámbito espacial y temporal del DIP: Para Goldschmidt, el DIP se aplica en un territorio que
puede o no ser nacional. Se debe averiguar quienes aplican el DIP argentino y donde deben
realizarse los casos a los cuales se aplica el DIP.

● Ámbito Espacial
Activo: (quienes aplican el DIP argentino): Las normas del DIP argentino son aplicadas por las
autoridades argentinas. Los jueces, funcionarios administrativos, los escribanos, etc,
de la república aplican el propio DIP. Los aplican dentro del país, pero en la medida
en que actúen oficialmente fuera del país, como lo hacen los agentes diplomáticos,
también acuden al DIP argentino en el extranjero.
Las autoridades argentinas no son las únicas llamadas a aplicar el DIP argentino, hay que
distinguir dos hipótesis:
*El DIP argentino es de naturaleza convencional (Tratado de Montevideo) y por ende lo
aplican en sus países respectivos las autoridades locales pertenecientes a los estados
ratificantes o adheridos. Aquí las autoridades extranjeras no aplican el DIP por ser
argentino, sino porque lo consideran como propio, ya que el DIP convencional es
común en todos los estados donde tienen vigencia.
*La situación es diversa si nos enfocamos en el reenvío: Si por ej. En el caso de que un
ciudadano argentino muriese en Madrid con su último domicilio allí, se puede aplicar
el art.9 inc.8 del Código Español por el último domicilio o el art.3283del CC argentino
(por la nacionalidad del causante). En pocas palabras, el DIP argentino reviste
extraterritorialidad y puede ser aplicado por otro juez. Las autoridades extranjeras
pueden recurrir al DIP argentino y aplicarlo en su territorio respectivo.
Cabe aclarar que las normas sobre ámbito espacial activo no han sido legisladas y pueden
estimarse parte del derecho consuetudinario.
JP

Pasivo: trata sobre dónde y en qué lugar se deben presentar los casos donde las autoridades
argentinas, o del país que fueren, tengan competencia sobre ellas.-
El DIPr interno se aplica a cuantos casos lleguen a conocimiento de competentes autoridades
argentinas, con tal que no resulte aplicable el conjunto de los tratados de Montevideo.
Pero esta norma es imprecisa, mientras que no se puede indicar con claridad donde
deben desarrollarse los casos que encuadran en los tratados de Montevideo. Si un
caso llega conocimiento de nuestras autoridades y ellas resultan competentes para
entrar en el examen de fondo, debe haber siempre un contacto procesal con la
Argentina. Para que resulten aplicables los tratados de Montevideo al caso
planteado, es necesario que el caso, además del contacto procesal con la argentina,
tenga contacto con cualquiera de los restantes países vinculados por los tratados.
Ámbito Temporal (Desde cuando rige y cuando termina la vigencia de una norma del DIP-
activo- y Cuando deben realizarse los casos para que se les aplique la norma de DIP-
pasivo-)
Activo: El ámbito temporal activo hoy posee normas sobre ello en el art.5 del nuevo CCyC:
ARTÍCULO 5º.- Vigencia. “Las leyes rigen después del octavo día de su publicación
oficial, o desde el día que ellas determinen”.
En cuanto a los Tratados debemos verificar de qué tipo de tratado se trata, ya que tenemos
dos tipos:
1. Tratados Bilaterales: Cuando se trata de este tipo de tratado, los “bilaterales”, es
conformado por solamente dos países, por ende al ser ratificados por los dos
países, comienza su vigencia.-
2. Tratados Multilaterales: Cuando se trata de un tratado “multilateral”, es decir que
se conforma por más de dos países, comienza la vigencia cuando se produce el
depósito mínimo en el lugar establecido para su guarda, el mínimo de países que
lo ratifican.-
La “Ratificación” de estos instrumentos internacionales es puramente internacional y
corresponde al PE. Mientras que la “Aprobación” es puramente de la materia
constitucional, por ende le corresponde al PL. Mientras que la “Pérdida de
Vigencia” de los tratados se produce por la “denuncia” del tratado, o con el
“término de expiración” previsto en el mismo instrumento.-
En cuanto a las Leyes, su “Entrada en Vigencia” se produce después del octavo día de su
publicación oficial, o desde el día que ellas determinen. Su “derogación” puede ser
de dos tipos: “expresa”, cuando es derogada por otra ley de manera expresa;
luego, puede producirse su derogación de forma “tácita”, cuando una nueva ley
resulta incompatible con la anterior que estaba en vigencia.-
Pasivo: se encuentra expresado en nuestro Nuevo CCyC en su artículo 7, justamente
consecuencias de este Ámbito Temporal Pasivo se verifican hoy en los actos jurídicos
por ejemplo, con la entrada en vigencia de este Nuevo Código:
ARTÍCULO 7º.- Eficacia temporal.
“A partir de su entrada en vigencia, las leyes se aplican a las consecuencias de las relaciones y
situaciones jurídicas existentes.
Las leyes no tienen efecto retroactivo, sean o no de orden público, excepto disposición en
contrario. La retroactividad establecida por la ley no puede afectar derechos
amparados por garantías constitucionales.
Las nuevas leyes supletorias no son aplicables a los contratos en curso de ejecución, con
excepción de las normas más favorables al consumidor en las relaciones de
consumo”.
JP

D. Historia del DIP:

El DIPr deviene de una aplicación extraterritorial del derecho de otro Estado en el territorio de
otro Estado, solamente este derecho puede ser extraterritorial. El Derecho Penal, por ejemplo,
es solamente territorial, ya es un Derecho Público, por ello de la existencia de la extradición, es
para que se pueda juzgar a una persona con las leyes de un determinado estado, y es para que
lo traigan dentro del territorio de ese estado para que sea juzgado. Para que la aplicación de
un derecho dentro de otro Estado, debe existir acuerdo entre estos Estados para que ello se
produzca.-

Podemos dividir las etapas de la evolución de este DIPr. en:

a. Antigüedad: El hombre alcanzaba su perfección en las polis, ya que gracias a su ley obtenía
paz y libertad. Existía un predominio del elemento personal sobre el territorial, la poli era la
reunión de ciudadanos conviviendo bajo una estructura político religiosa que los
autoabastecía. Tarde o temprano surgieron incapacidades autárquicas de las polis, surgió el
comercio como necesidad para obtener lo que no se podía conseguir en las polis y era
necesario traerlo. Pronto este comercio se dio no sólo entre las ciudades de la liga griega, sino
fuera de ella. Comienzan las entidades análogas a los bancos, el contrato de transporte
marítimo, el seguro, el préstamo, etc. El derecho de las polis no contemplaba al extranjero. El
extranjero es el enemigo, regido por la ley de su tribu. Cuando comienza el intercambio el
enemigo se trasforma en huésped. Sin embargo, en la antigüedad no se discute acerca de la
aplicación del derecho sino el derecho del extranjero a ser parte en un proceso: para acudir a
los tribunales de un Estado extranjero, el huésped necesita de la asistencia de un amigo del
lugar, el proxenos o cónsul. Ante este tribunal posiblemente se ventilan cuestiones de hecho y
no se plantea la aplicación del derecho extranjero. Luego, esta figura del cónsul se extendió de
los extranjeros a quienes residían en las polis. Posteriormente, los que residían de manera
estable pasaron a equipararse a los “politai”, los “politeia” estaban exentos de pagar
impuestos para establecerse, se les reconocía el derecho de propiedad y matrimonio. Existían
también tratados de asistencia judicial entre ciudades donde se establecía reglas para la
competencia, normas materiales de DIPr y derecho aplicable.

Antiguamente el derecho era “personal”, se aplicaba la ley de su clan, de su tribu. A los


extranjeros se los consideraba enemigos, y se le aplicaba el derecho del Estado donde se
encontraban. Luego esto cambio, ya no eran más considerados enemigos, y a los terceros se
les aplicaba la ley de “los cónsules”, se comenzó a ver al derecho extranjero y a esa persona se
le aplicaba su derecho.-

b. Derecho Romano: En Roma, los casos internacionales se regían por el “iusgentium”, una
legislación especial aplicada por los pretores peregrinos y reconocida por los juristas romanos.
Los casos de derecho privado que involucraban a extranjeros, nacieron como consecuencia del
comercio internacional. En efecto, es básicamente la “lex mercatoria” la que da origen a los
primeros conflictos de leyes con nacionales de otros estados. Posteriormente, con las
invasiones bárbaras, se reconoció a cada habitante el hecho de vivir según la ley de su
origen. Así, no encontramos ni en Grecia ni en Roma el DIPr propiamente dicho, pero si sus
orígenes remotos.

c. Glosadores: Comenzamos diciendo que el creador del DIPr. es Accursio, en 1228. Los
glosadores eran estudiosos del Codex, estudiaban sus normas y los glosaban, es decir,
JP

interpretaban las normas y hacían las notas al pie de la página. Como dijimos antes, Acursio
fue el creador del DIPr. y lo hace por medio de un ejemplo en su Glosa de Acursio en 1228, de
un caso en el cual debía aplicarse el derecho de Bolonia o de Módena, en el cual se decidió
juzgar a la persona por la ley de Bolonia, pero juzgado en Módena.-

Aquí se introdujo el principio de la extraterritorialidad del Derecho, definida por Goldschmidt


como la “hora estelar del Derecho Internacional Privado”.

Al respecto, Pardo dice que, si bien no existe directa conexión entre texto y comentario o glosa
de Acursio, “por las necesidades del tráfico interestatal, se impone sin mayores justificativos”.

d. PosGlosadores: A fines del siglo XII, con el auge de ferias y mercados europeos, se acrecentó
en forma gradual el intercambio comercial (Europa), dando origen a la “lex mercatoria”. Dicha
ley se podría caracterizar, como lo hace Marzoratti, en un derecho “consuetudinario,
profesional y subjetivo”. Las ferias y mercados nacieron cuando el feudalismo era el sistema
político, social y económico imperante. La economía de las ciudades se vio enriquecida por la
aparición de esta nueva modalidad de comercio. Aparecieron las corporaciones de
mercaderes, artesanos e industriales a fin de defender y hacer valer los derechos de su grupo.
Las corporaciones designaban a sus autoridades (cónsules) y establecían estatutos, normas y
usos que los regían. Los cónsules ejercían las funciones de jueces entre comerciantes.

Aquí podemos mencionar a Bartolus y Baltus, creadores de los estatutos del DIPr.
diferenciando si el mayorazgo del Derecho Inglés se aplicaría en todo el resto de Inglaterra.
Estos hablan de distintos tipos de estatutos:

. Estatutos Personales: Cuando se aplica la ley del domicilio. En caso de muebles, se aplica la
ley del domicilio, como a los aspectos personales.-

. Estatutos Reales: En el caso de los inmuebles, se aplica la ley de la situación, es decir donde
estén situados estos.-

. Estatutos Mixtos: Cuando se debe aplicar la ley en donde deben ser ejecutadas las
obligaciones, por ejemplo.-

e. Estatuto Francés: Dentro de ella se clasificaba los estatutos en reales y personales. Los
reales tenían aplicación territorial y se referían, por ejemplo, al derecho de propiedad. Los
personales tenían aplicación extraterritorial y se referían, por ejemplo, a temas de capacidad.

Bertrand D´Argentré (1519-1590), juez y maestro de derecho en Francia, agregó la categoría


de estatutos “mixtos”. En ellos existía preferencia por el estatuto real. Para este autor la
solución de los casos ius privatistas internacionales era en principio territorialista.

Debemos destacar que, como señala Goldschmidt, existía en el Estado moderno una doble
lucha: la interna contra el feudalismo y la externa contra la unificación del Imperio. Bodin va
más allá y señala que existe y le asiste a cada Estado un poder irrestricto para autoregularse
independientemente de los demás.

Respecto del estado y capacidad de las personas, para los casos de estatutos mixtos, hay una
solución diferente a la de D´Argentré, que prevalecía el estatuto personal sobre el real.

Surge alrededor del Siglo XI, se aplican los usos y costumbres internacionales para el trato con
todos los pueblos.-
JP

Desmoulins, estatutarios francés de 23 años de edad, centraba el problema en el régimen de


bienes de matrimonio, donde si contraían matrimonio en Paris, todos los bienes del
matrimonio eran sometidos a la Ley de Paris, por más que estén ubicados en otros lugares.
Mientras que Diametré sostenía que se debe aplicar la ley de la situación a los bienes.-

f. Escuela Holandesa: El Renacimiento coincide con la aparición de países soberanos con


legislaciones diferentes a diferencia de la época anterior en que la legislación era
uniformemente romana o consuetudinaria. En los Países Bajos, Ulricus Huber (1636-1694)
busca la solución por medio de las comitas gentium o cortesía internacional siempre que
existiera reciprocidad. No se abandonan los estatutos, pero con la aplicación del derecho
extranjero por motivos de cortesía y reciprocidad se transita hacia el derecho internacional
privado moderno.

Huber, sostuvo tres principios:

1. Aplicó un límite dentro del Estado, y fuera de este límite no tenía fuerza la ley de dicho
estado, era territorial.

2. Para todos los súbditos de ese estado se le aplicaba el derecho del estado, sea súbdito de
manera permanente o transitoria.

3. Por cortesía se podían aplicar el derecho de otros estados, siempre que existiese
reciprocidad.-

g. Savigny: Savigny, sostuvo la teoría de la “Comunidad de las Naciones”, donde a cada


relación jurídica se le aplica una ley específica.-

Las relaciones jurídicas debían estar reguladas por el derecho que en cada caso corresponda.
Por medio de la unificación, los casos de DIPr responderían a conexiones universalmente
admitidas, con el auxilio de la jurisprudencia como integradora de lagunas de la ley.

Savigny impulsó el traslado de las instituciones del Derecho Privado al DIPr, dejando de lado
“la dicotomía miserable de estatutos personales y reales”.

h. La nacionalidad y la escuela italiana del siglo XIX: Mancini sostenía al “Teoría de la


Nacionalidad”, donde cada país dicta leyes para sus nacionales, buscando así, centralizar el
poder político.-

Volvió al sistema de los estatutos, ya que para él la nacionalidad es la base racional del
Derecho, ya que el derecho de un Estado está pensado para los nacionales de dicho estado.
Mancini pregonó un cierto universalismo en cuanto a la uniformidad que deberían tener
internacionalmente las normas “pocas, precisas e imperativas” para resolver los casos
iusprivatistas con elementos de Derecho extranjero.

El fundamento político del DIPr y las tres ideas básicas de Mancini: “a) la nacionalidad, a la que
podemos definir como el conjunto de cualidades, costumbres, tradiciones, raza y tendencias
económicas y sociales que imprimen una personalidad especial a una comunidad,
distinguiéndola de los otros pueblos; b) no pueden coexistir los miembros de un grupo
humano si no media entre ellos el principio de libertad individual, en una trama intersubjetiva
de respeto mutuo; c) el principio base final es el de la soberanía del Estado y su independencia
política”.
JP

BOLILLA 2

A. Norma Jusprivatista Internacional (norma de colisión) como norma indirecta: Es el


método “principal” del DIPr., donde vemos que si ocurre determinado hecho, se aplica un
determinado derecho, que fue antes remitido por otro derecho. La norma de colisión como
cualquier norma jurídica, comprende un tipo legal y una consecuencia jurídica, y se ha de
descomponer en partes con características positivas y negativas.

Objeto del Método Indirecto:


El objeto es resolver el conflicto de legislaciones cuando estas entran en conflicto entre los
derechos aplicables al caso, ya que estamos ante normas que son heterogéneas entre si.-
El núcleo duro, es resolver el conflicto de las legislaciones aplicables, y resolver el caso.-
ARTICULO 2594.- Normas aplicables.
“Las normas jurídicas aplicables a situaciones vinculadas con varios ordenamientos jurídicos
nacionales se determinan por los tratados y las convenciones internacionales vigentes de
aplicación en el caso y, en defecto de normas de fuente internacional, se aplican las normas
del derecho internacional privado argentino de fuente interna”.
Norma indirecta: Hay que aclarar primero, que la Norma Indirecta es denominada también como:
Norma de Colisión, Norma de Conflicto o Norma de Remisión.
La Norma Indirecta posee dos partes:
1. Tipo Legal: El tipo legal describe una circunstancia de hecho, una circunstancia fáctica.-
2. Consecuencia Jurídica: La consecuencia jurídica provee una solución remitiendo al
derecho que hay que aplicar.-

La Norma Indirecta es la base, ya que estudiarla, desmembrarla y aplicar a cada parte el


derecho que corresponda por medio de la elección más justa.
Clari: Las características del tipo legal describen un aspecto (método analítico) de un caso
iusprivatista con elementos extranjeros, y ella se llama “positiva” porque su existencia es
necesaria para que la norma se aplique. La característica “negativa” del tipo legal lo contempla
el llamado fraude a la ley y se denomina negativo por es imprescindible la inexistencia del
fraude para que la norma pueda actuar normalmente (otras características negativas con las
cuestiones previas y las calificaciones). Fraude a la Ley, cuando las partes realizan ciertas
manipulaciones para evitar ciertos requisitos o formalidades, para así salirse de los dispuesto
por la norma indirecta, y evitar su aplicación. Otro problema se presenta con la Cuestión
Previa, por ejemplo, cuando se trata de una adopción. Y las Calificaciones, que es el sentido
que le dan a las palabras que forman la norma indirecta.-).
La característica “positiva” de la consecuencia jurídica son 2: La conexión y lo conectado. La
conexión tiene la circunstancia del caso que nos permite identificar el derecho aplicable, ej. El
último domicilio del causante. Lo conectado es el derecho aplicable identificado con la ayuda
del punto de conexión.
Por último rechazaremos el derecho extranjero en sí aplicable, si la solución que nos brinda el
caso, nos parece atentatoria a nuestro orden público (esta es la característica negativa de la
consecuencia jurídica).
JP

Función de la norma indirecta: El DIP tiene como objeto solucionar los casos iusprivatistas con
elementos extranjeros. Su función es igual a la del derecho privado que tiene por objeto
brindar las soluciones de los casos iusprivatistas en general, el DIP es un derecho privado
especial, osea parte del derecho privado que contempla casos con elementos extranjeros. Por
lo tanto el problema planteado en el tipo legal de cada una de las normas del DIP es igual a
cualquier problema suscitado en los tipos legales del derecho privado interno, con la diferencia
del elemento extranjero. La norma indirecta tiene como característica principal que no da la
solución solicitada, sino que se contenta con indicar que derecho la va a ofrecer.
Clasificación: Pueden clasificarse en consideración a su tipo legal o a su consecuencia jurídica:
*En atención al tipo legal:
● Norma que enfoca el efecto jurídico en una institución (efectos personales del
matrimonio o los efectos de su nulidad).
● Norma que enfoca las condiciones para que se produzcan tales efectos (la capacidad
de derecho y la de obrar, la forma del negocio jurídico).
● Norma que enfoca el efecto como sus condiciones (incluir en un solo tipo legal la
capacidad de delinquir y los requisitos, y los efectos del delito o los requisitos de
validez intrínseca del contrato y sus efectos).
*En atención a la consecuencia jurídica:
● Normas ciertas y problemáticas: Si los hechos no contienen un elemento extranjero, la
norma indirecta nos indica como aplicable el derecho propio (norma cierta). De lo
contrario la aplicación de un derecho extranjero entra en las posibilidades. Todos los
problemas del DIP se relacionan con la norma problemática.
● Norma de importación y exportación: Las normas de importación mandan a aplicar el
derecho extranjero. Las normas de exportación ordenan la aplicación del derecho
propio, exportando el elemento extranjero. Diferencia entre las normas ciertas y las de
exportación: Las primeras se refieren a casos de indudable aplicación de derecho
propio; en las segundas también se aplica el derecho propio pero después de algunas
dudas, ya que hay elementos extranjeros.
● Normas unilaterales, incompletas y omnilaterales: Esta distinción se refiere a normas
codificadas. Las unilaterales determinan solo la aplicación del derecho propio. Las
incompletas ordenan también la aplicación del derecho extranjero, sin agotar las
diversas posibilidades. Las omnilaterales son exhaustivas, agotan todas las
posibilidades.
Por razones obvias no puede haber normas unilaterales en tratados.
JP

Método indirecto: Este método elige la norma a aplicar entre varios derechos aplicables.
Busca la solución del caso y es un método constitutivo, que primero se dirige al legislador y
luego al juez. Es unívoco en los casos relativamente internacionales y multívoco en los casos
absolutamente internacionales.
En este caso la norma debe determinar cuál de estos derechos ah de ser aplicado entre varios
derechos aplicables. Es decir que no resuelve directamente el problema, sino que indica que
derecho va a resolver esa cuestión.
Casos absolutamente nacionales: Todos los elementos en el momento crítico se vinculan a un
solo país. No forma parte del DIP.
Casos relativamente internacionales: Nace como absolutamente nacional, pero por una
circunstancia sobrevenida, recibe tinte internacional. Ej. Controversia sobre la validez o
nulidad de un matrimonio celebrado en España entre españoles con domicilio español, pero
viviendo a la fecha de presentación de la demanda el matrimonio en Argentina. (Nace como
nacional, pero se añade por el traslado del domicilio a la Argentina un elemento internacional.
Aplica el derecho español).
Casos absolutamente internacionales: Desde el nacimiento muestra los diversos elementos de
naciones distintas. Ej. Controversia sobre validez o nulidad de matrimonio celebrado en Roma
entre un francés y una española, domiciliados el primero Inglaterra y la segunda en Alemania,
pero el juicio se plante en Argentina que es donde poseen domicilio conyugal. En estos
supuestos el método indirecto no arroja una solución unívoca en razón de que son varios los
derechos que pueden intervenir. En estos casos se requieren de un método auxiliar, que es el:
a. Analítico: Este método a fin de dirimir las pretensiones de varios derechos sobre una
sola controversia, fracciona, desmiembra la unidad del caso real, crea un verdadero
mosaico de las partes de la relación, y somete cada una de sus partes a uno de los
derechos cuya intervención se estima legítima.
Es un método auxiliar necesario en los casos absolutamente internacionales. Despedaza la
controversia mediante su análisis. El análisis se lleva a cabo utilizando en forma
analógica las categorías de análisis del derecho civil, por ello es un método analítico-
analógico), busca la solución del caso y es además un método constitutivo, dirigido al
legislador y luego al juez.
b. Sintético Judicial: Busca una solución del caso a través de la búsqueda de una solución
material del caso, por lo que lo entiende como un método constitutivo material (que
acepta diversos fragmentos de derechos materiales señalados por el método analítico
– cuando desmembró- y elabora la solución de fondo). No se dirige al legislador sino al
juez.
B. El problema de las calificaciones: La “Calificación” es definir los términos establecidas en la
norma. Por ejemplo, definir ¿qué es matrimonio?. El problema de las calificaciones
consiste en la pregunta ¿Cuál es el ordenamiento normativo llamado a definir en último
ligar los términos empleados en la norma indirecta?. El matrimonio para nosotros en
Argentina, es un acto jurídico por el cual dos personas independientemente del sexo se
unen; pero, en Paraguay es diferente, ya que ellos no aceptan al matrimonio igualitario,
atenta esto contra su Orden Público, es considerado una deshonra.-

Nosotros utilizando el Método Indirecto, el Analítico, razonamos, pensamos como tenemos


nuestro paradigmas establecidos por nuestro derecho, y lo encuadramos de esta manera,
como sabemos, se va achicando los temas y lo ubicamos donde corresponde, por ejemplo,
JP

lo penal por un lado, lo familiar por otro, lo comercial por otro, y así. Cuando se trata de
Derecho Extranjero, hacemos lo mismo, utilizando los métodos antes mencionados. Como
hacemos con casos internos, hacemos con el caso extranjero.-
La cuestión es cómo ubicar el tema de las calificaciones de otros derechos que no conocemos.
Se resuelve muchas veces por medio de la analogía se interpreta lo establecido en
nuestro derecho, y se lo traslada al derecho extranjero.
La doctrina nos provee de tres Teorías que intentan resolver el problema de las Calificaciones:
a. Teoría Lex Fori (Ley del Fuero - Ley del Juez): Sostiene que las definiciones de los
términos de la norma indirecta deben desprenderse del derecho privado del juez que
conoce el litigio. Definido los términos de esta materia se aplicarán el derecho privado
que corresponde a aquellos problemas que encuadran en el tipo. La teoría distingue
entonces entre derecho que define y derecho que reglamente.
Esta teoría sostiene que hay que aplicar la Ley del Juez, este resuelve el caso que se le
presenta con su ordenamiento jurídico, el juez resuelve con su código. Hay que tener
en cuenta que no es lo mismo el derecho definidor, que el derecho regulador.
Goldshmidt lo ejemplifica diciendo, que cuando el profesor se despide de los alumnos y
le dice “que tengan un buen fin de semana alumnos”, para este un buen fin de semana
es leer un libro, mientras que para los alumnos, puede ser ir a bailar, salir a practicar
algún deporte. El problema en otro ejemplo, se presenta de la siguiente manera en
Grecia el matrimonio religioso es válido, en nuestro país no lo es, por ende es
inaceptable ese matrimonio en nuestro derecho, este es el problema de esta Teoría de
la Lex Fori, el juez no podrá aplicar el derecho argentino a una figura inexistente.-
b. Teoría Lex Civile Causae (Ley Civil que sirve de Causa): Su idea consiste en fusionar el
derecho definidor con el derecho reglamentario. La definición de los puntos de
conexión incumbe en principio al derecho civil del juez (lex fori), en esta medida se
hace, pues es una aplicación parcial de la doctrina de Bartin de la lex civilisfori, pero una
vez determinado y gracias al funcionamiento del punto de conexión, el derecho
aplicable al problema contemplado en el tipo legal, no solo la reglamenta, sino que
previamente también la define y llegamos por consiguiente a la unión entre derecho
definidor y derecho reglamentario. Es decir que se usa únicamente el derecho del juez
para dar el punto de conexión que lo llevará a encontrar el derecho aplicable, el que le
va a dar la definición y la reglamentación.

Esta teoría sostiene que a los Puntos de Conexión se le debe aplicar la Lex Fori, mientras que
por ejemplo, el lugar de celebración aplicar la ley argentina, mientras que para definir al
matrimonio, hay que aplicar el derecho griego, definirlo como lo establecen en Grecia:
Punto de Conexión Lugar de Celebración Ley Argentina
Matrimonio Definición Ley Griega

b. Teoría análoga o ecléctica: Combina las dos anteriores. En atención a las diversas fases
de cada caso, distingue la calificación del tipo legal de la norma de colisión llamada
primaria y que aplica la ley del juez (fori) y la de aquella parte del derecho civil, la cual
resulta aplicacble en virtud de la colisión, llamada calificación secundaria y que debe
aplicar las del derecho civil aplicable.
Hay dos tipos de calificación: primaria (en la norma indirecta) y la secundaria (la que
rige el derecho aplicable).
d. Teoría Autárquica: En atención a la autonomía de esta ciencia, reclama principios
propios. Proclama la necesidad de que las normas indirectas tengan sus propias
JP

definiciones. La terminología del DIP no puede depender del D.Civil, Procesal, ni de la


teoría general del derecho.

Historia y dimensión sociológica. Casos: En su concepción científica surge con la codificación.


Es descubierto por Khan y Bartin en 1987 al analizar la jurisprudencia francesa
principalmente el caso “de la viuda de Maltesa”. El problema era en calificar el derecho
del cónyuge supérstite como figura del régimen matrimonial: dentro del régimen de
bienes o como figura sucesoria.
El caso de “La Viuda Maltesa” es donde se da origen al problema de las Calificaciones. El caso
trata de una pareja que contrae matrimonio en Malta, una Isla del Mar Mediterráneo
que tenía su propia ley, el Código de Rohan. Luego, los cónyuges se fueron a vivir a
Francia, donde poseen una serie de bienes, luego muere el marido en Francia, donde
estaban viviendo. Cuando muere el marido, en Francia no se consideraba al cónyuge
como heredera de los bienes del marido fallecido. Lo mismo pasó en su momento en
Argentina, donde no se consideraba a la mujer como heredera del marido fallecido,
luego se le agregó.-
Tras la muerte del marido, se presenta el Fisco Francés como heredero ante la falta de
herederos del causante, amparándose en la Ley Francesa y el último domicilio del
causante, y como poseía bienes inmuebles en Francia. El juez competente era el francés.
Se buscaba encuadrar la herencia dentro del Derecho Sucesorio, como se debía a una
causa de muerte y además respecto a que el último domicilio del causante estaba
ubicado en Francia, se debía regir por la ley de dicho país, como ocurre en todos los
derechos. Resultado de todo esto, la viuda se iba a quedar sin nada de la herencia, y el
Fisco se iba a quedar con todo. En primera instancia, se falló en favor del Fisco.-
Luego, la Cámara Francesa, revoca el fallo de Primera Instancia, sosteniendo que la “Viuda
Maltesa”, tenía derecho por cónyuge, no por ser heredera del causante, y que ellos se
habían unido bajo matrimonio en Malta, donde le corresponde un porcentaje de bienes
al cónyuge, y debe regirse por las disposiciones de donde contrajeron matrimonio. Ella
entonces, sostuvo que se trataba de un derecho matrimonial, y no de herencia, y que
debía regirse por lo dispuesto en las leyes donde contrajeron matrimonio y no donde
falleció el causante, sostiene la “Viuda Maltesa”, que calificaron mal el caso, y que debe
aplicarse las leyes del Código de Rohan, y así gana la viuda.-
El problema consistía en calificar el dcho del cónyuge supérstite como figura del régimen de
bienes del matrimonio o como figura sucesoria. Si los preceptos pertenecen al derecho
sucesorio, la viuda pierde, pues el juez ha de aplicar el derecho francés sea como
derecho del último domicilio del cujus (para muebles), o como lex situs (para
inmuebles).
Aplicación del Derecho Extranjero: Art. 2595 inc. c) CCyC. Armonización:
ARTÍCULO 2595.- Aplicación del derecho extranjero.
Cuando un derecho extranjero resulta aplicable:…c. si diversos derechos son aplicables a
diferentes aspectos de una misma situación jurídica o a diversas relaciones jurídicas
comprendidas en un mismo caso, esos derechos deben ser armonizados, procurando
realizar las adaptaciones necesarias para respetar las finalidades perseguidas por cada
uno de ellos.
A la hora de resolver un caso el juez puede aplicar más de un derecho, porque el caso debe ser
desmembrado, para su análisis. El juez debe dictar una resolución, que puede llevar muchas
veces a una solución injusta. Por esto, hoy en día, el art. 2595 inc. c, del Nuevo CCyC da la
posibilidad al juez de llegar a una solución más homogénea de todo el caso, ya que el juez no
JP

está obligado a seguir a la ley, sino que puede buscar un derecho que lleve a una solución más
homogénea y justa del caso, debiendo ser “este derecho tener relación con el caso”, no
cualquier derecho por capricho del juez. Siempre debe hacerlo desde la razonabilidad.-

C. El Tipo Legal. Características Positivas: Concepto: El tipo legal contiene la descripción de


los hechos cuya representación describe la consecuencia jurídica de la norma. La
descripción del tipo legal debe contener cuantos hechos tienen interés para la norma que
narra. Se puede afirmar que el tipo legal, en sus características positivas, describe un
aspecto del caso iusprivatista con elementos extranjeros, destacando además, aquellos
hechos utilizados por la consecuencia jurídica para indicar el derecho aplicable.

Las características positivas comprenden la causa y los hechos subyacentes a los puntos de
conexión:
*La causa: describe un aspecto del caso iusprivatista con elementos extranjeros. Ej capacidad
de hecho y de derechos; forma.
*Los hechos subyacentes a los puntos de conexión: Son aquellos utilizados por la
consecuencia por la consecuencia jurídica para indicar el derecho aplicable. Ej. Residencia,
Domicilio, Lugar de celebración.
Goldschmidt aclara que si bien los puntos de conexión los encontramos en la consecuencia
jurídica, estos se basan en hechos, que como tales aparecen descriptos en el tipo legal.
La Cuestión Previa o Incidental: El legislador tiene en cuenta el engranaje de los diversos aspectos
y ordena que el derecho aplicable a uno repercuta sobre el otro. Estos aspectos del caso
pueden llamarse “aspectos conexos”. Muchas veces, un aspecto es lógicamente condición del
otro, en esta hipótesis especial se habla del primero como cuestión previa. (Ej. Para la
vocación sucesoria del cónyuge supérstite, la validez del matrimonio con el causante
constituye una cuestión previa).
Surge cuando se presentan varias situaciones q se encuentran relacionadas. La solución de una
cuestión principal depende de uno o más cuestiones q x ese motivo se denominan previas.
Si la cuestión principal está sometida a un derecho extranjero, sólo ella se rige x dicho derecho
extranjero, y las cuestiones previas deben resolverse por la aplicación de las normas de DIPr
del foro: lex fori.
Se plantea el problema de si el derecho elegido x la norma de conflicto del juez para resolver la
cuestión relativa al objeto de la pretensión en la demanda, es tb competente para resolver las
cuestiones previas o incidentales.
Antecedentes. Caso “Sra. Ponnoucannamalle c/Nadimountoupoulle” y caso “Grimaldi Miguel
A.”:
CASO: La Dama Ponoucannamalle:
Se trataba de una familia de nacionalidad inglesa originaria de la India, donde habitaba. El jefe
de familia era dueño de una gran fortuna, constituida en parte por inmuebles situados en el
entonces territorio francés. Tenía varios hijos legítimos, y uno adoptivo. La adopción había
sido hecha conforme a la ley de la India. El hijo adoptivo, fallecido antes que su padre
adoptante, había dejado un hijo legítimo.
El jefe de familia fallece y deja un testamento hecho el 14 de noviembre de 1922 ante notario
de las Indias francesas, por el que deshereda a su “nieto” adoptivo. Este, representado por
su madre, la Sra. Ponnoucannamalle, impugna el testamento, en razón de que la ley
francesa llama a la sucesión en calidad de heredero legitimario al “nieto” adoptivo, que por
derecho de representación ocupa el lugar de su padre premuerto.
El tribunal de Saigón (1928), la Corte de Saigón (1929) y la Corte de Casación (1931) rechazan
la demanda, sosteniendo que, si bien la adopción es válida según la ley de la India, ley
JP

personal de adoptante y adoptado, y que sería la aplicable si la validez de la adopción fuese


el único problema planteado, no es válida la adopción de acuerdo con el dcho francés que
rige la sucesión, prohibiendo el art. 344 del CC francés la adopción realizada por un
adoptante con hijos matrimoniales.
Le rechazan la demanda sosteniendo que si bien la adopción es válida según la ley de India, en
este caso no lo es, pues el derecho francés prohíbe la adopción realizada por un adoptante
con hijos matrimoniales.
Si partimos de la teoría que se baja en la cuestión/objeto del caso, hablaríamos de una
sucesión, donde la adopción sigue la ley de los bienes, por ende no le corresponde la
herencia, porque en Francia en esa época, no era válida la adopción. Si partíamos desde
la otra teoría, se hubiera tratado el problema de la adopción primero, donde si le
correspondería parte de la herencia.-
CASO: Grimaldi
Es una sentencia argentina, en el Caso Grimaldi, Miguel 1948, el causante, de nacionalidad y de
domicilio italianos, había adoptado en Italia a Concepción Di Paola Grimaldi, también
italiana y domiciliada en la península apenina. Luego fallece el adoptante con último
domicilio en Italia, siendo conforme al derecho italiano su única heredera su hija adoptiva.
El causante deja en la Argentina un inmueble y una cuenta corriente, probablemente un
subproducto de aquél. Ambos bienes relictos son reclamados por el Consejo Nacional de
Educación.
El juez de 1º Instancia declara nula la adopción por estimarla contraria al orden público
argentino que en aquella fecha no la admitía. La Cámara aplica a la adopción el derecho
italiano, la considera válida y compatible con el orden público argentina, además, en sept
de 1948 había entrado en vigencia la Ley de Adopción Nº 13.252). Luego somete la Cámara
la sucesión de los inmuebles arg al dcho arg en virtud del art 10, CC, que se basa en la
soberanía territorial y niega a la hija adoptiva la vocación sucesoria. Por último, se regula la
cuenta corriente por el derecho italiano y por consiguiente, la hija adoptiva tiene derecho a
heredarla.
Teorías de la jerarquización y de la equivalencia:
En el tema de la cuestión previa, se enfrentan dos teorías:
1.- Jerarquización: jerarquiza las cuestiones concatenadas y somete unas al derecho aplicable
de las otras. (aplica el mismo derecho)
Se divide en:
● Criterio ideal o lógico: Sostiene esta Teoría, que la Cuestión Previa es la primera
Cuestión que se presenta en el caso, porque sin esta, no puede continuar la aplicación
a las demás partes desmembradas. Por ejemplo, si no resuelvo la capacidad, no puedo
resolver el cumplimiento de la obligación. Se debe resolver lo primero en cuestión, si
no se resuelve eso, no se puede pasar a las otras partes. Estima cuestión principal
aquella que constituye la condición de otra (la previa prima sobre la otra); la cuestión
condicionante prima sobre la condicionada. Ej. la adopción o el matrimonio, o la
filiación matrimonial, pueden ser condiciones de la vocación sucesoria.
● Criterio real o procesal: Se basa en el “objeto”, sostiene que hay una parte esencial,
hay un nudo en la cuestión, que es lo principal, y luego tenemos la parte accesoria,
que debe seguir la suerte de lo principal. Se someten todas las partes, a la cuestión
principal. Por ejemplo, un contrato de exportación de cereales entre Brasil y Argentina,
donde el primero envía el cereal al segundo, donde el juez sostiene que lo principal del
contrato es el cumplimiento, y por ende, se extiende el derecho aplicable al lugar de
JP

cumplimiento, a todo lo accesorio que nazca de ese contrato. Considera cuestión


principal el tema objeto de la demanda, sus condiciones serían cuestiones previas.
Según Goldschmidt hay que rechazar la teoría de la jerarquización xq son violatorias
al método analítico.
Las teorías de la jerarquización acogen como justo el criterio real. La elección del criterio real
está justificado, puesto que la idea directriz de las teorías de la jerarquización consisten que se
de al caso igual solución que la que daría el juez que resuelve la controversia, y esta idea es
aceptada, aunque solo puede ser admitida dentro del método analítico.
Las teorías de la jerarquización están de acuerdo en distinguir entre problemas concatenados,
problemas principales y problemas previos, someter los últimos al derecho que rige a los
primeros, y considerar problemas principales lo que se hacen temáticos en la petición de la
demanda. Sin embargo al determinar el derecho aplicable a la cuestión previa las teorías de la
jerarquización se dividen.
2.- Equivalencia: (aplica a cada cuestión su derecho) sostiene que cada causa se rige
invariablemente por su propio derecho, que es aquel que el DIPr del juez indica. Esta teoría
es la que impera en la jurisprudencia y en la literatura jurídica.
Cada causal sea que se presente sola o unida a otras con las que forma un conjunto lógico, se
resuelve por su propio derecho, que será aquel que el DIP del juez indique.
D. El Tipo Legal: La característica negativa del tipo legal (Fraude a la ley):

Contempla el llamado fraude a la ley, y se denomina negativa por ser imprescindible la


inexistencia del fraude para que la norma pueda actuar normalmente.
Las consecuencias positivas del tipo legal de la norma indirecta desencadenan la realización de la
consecuencia jurídica, siempre que no haya fraude a la ley. El fraude recae sobre la segunda
característica positiva del tipo legal: los hechos subyacentes a los puntos de conexión y
consiste en el intento de los interesados de vivir en un país con la legislación de otro, lo cual
les permite lo que aquel les prohíbe.
Fraude a la ley. Concepto: Fraude es la utilización de medios lícitos con el fin de alcanzar un
resultado ilícito. Puede ser definido como la alteración maliciosa y voluntaria del punto de
conexión establecido por la norma de conflicto, con el fin de evadir el derecho coactivo
aplicable al caso. Si se determina la existencia de fraude, la sanción que corresponde es la
no aplicación del derecho seleccionado maliciosamente, esto es en virtud de la
manipulación realizada, y debe restablecerse la vigencia del derecho evadido. Las partes
manipulan los hechos, para evitar un derecho, y aplicar otro, porque ese otro le permite
determinadas acciones que el otro derecho no le permite hacer lo que las partes querían,
por ejemplo, se realizan acciones fraudulentas cambiando el domicilio.-
El particular ejercita su voluntad y crea hechos artificiales con el fin de evadir el derecho
coactivo. ¿Cómo probar el fraude? La doctrina logro determinar dos indicios que prueban
la existencia de fraude a la ley:
➢ Expansión territorial, quien comete fraude se desplaza territorialmente fuera de su
residencia habitual o domicilio.
➢ Contracción temporal, los actos son llevados a cabo en un lapso temporal corto.
Requisitos: Para que se verifique el Fraude a la Ley, deben reunirse ciertos requisitos:
➢ 1. Cuando en el país no se puede realizar un determinado acto, y se recurre a otro
derecho otro país para poder hacerlo, y de esta manera se viola a la Ley Argentina.-
JP

➢ 2. Se debe hacer voluntariamente, a sabiendas de que se está violando una ley


argentina, cuando se hace algo que no se debe, y se lo hace igualmente.-
➢ 3. Se deben alterar los puntos de conexión, hay una expansión territorial, no lo hace
en su país, y va y lo hace en otro país.-
➢ 4. Volver al país, donde le estaba vedada la acción.-
En el caso de Flor de la V., se verifica todo esto, por ende, si surgiere algún problema,
le será de aplicación la ley argentina, ya que hubo Fraude a la Ley.-

Tipos de Fraude: Existen tres tipos de Fraude a la Ley:


a. Retrospectivo: Hallamos este tipo de Fraude, cuando se lo comete para subsanar un acto
que se con anterioridad, el acto es anterior al derecho aplicable. Se busca subsanar un hecho
del pasado. El fraude retrospectivo se comete para eludir las consecuencias de un acto que se
realizó en el pasado con total sinceridad. Por ejemplo el caso de “La Condesa de
CharamanChimay”, a grandes rasgos, la Condesa se había casado en Francia, luego buscaba
divorciarse y no podía, ya que no estaba permito por la Ley Francesa, y quería contraer
matrimonio con otra persona, entonces lo que hace es nacionalizarse alemana, y de esta
manera, divorciarse, ya que en Alemania, estaba permitido el divorcio, de esta manera
buscaba subsanar un hecho pasado, que fue casarse, buscando aplicar el derecho alemán.-
b. Simultáneo: Lo que busca es que el accionar surta efectos desde el momento de
concreción del acto, tal como lo hizo Flor de la V. Generalmente se verifica este tipo cuando se
quiere burlar a la ley para evadir impuestos, registrar empresas donde los requisitos sean
mínimos, etc.- El fraude simultaneo falsea los hechos ya al llevarlos a cabo, a fin de esquivar
consecuencias inmediatas del acto perpetrado con sinceridad.
c. A Expectativa o A Futuro: Tiene cierta relación con el Fraude Simultáneo (b), se piensa
para tener un resultado en el futuro, para que en el futuro, en caso de problemas se resuelva
el mismo con otro derecho, el que ellos eligieron. Por ejemplo, registrar la empresa en otro
lugar, para tener mayores atribuciones o facultares.-

Caso: La Condesa de CharamanChimay: El Caso Bauffremont es un caso paradigmático en


derecho internacional privado por fraude a la ley en materia de nacionalidad.
Antecedentes: Se trataba de una princesa de origen belga quien se fue a vivir a Francia, donde
conoce al príncipe Bauffremont, con quien contrae matrimonio. En 1874 la “princesa
Bauffremont” obtiene en el país galo la separación personal a causa de hábitos perversos de
éste. Debido a que la ley francesa no admitía el divorcio, la condesa de CharamanChimay se
traslada a Alemania (que sí aceptaba el divorcio), se naturaliza alemana e invocando su
nacionalidad alemana obtiene del tribunal alemán la conversión de su separación de hecho a
divorcio, y contrae nuevo matrimonio con el príncipe rumano Bibescu, obteniendo la
nacionalidad rumana.
Fondo del caso: Pasado el tiempo el príncipe Bibiescu es destinado a Francia, por lo que ella
regresa a ese país como la “princesa Bibescu”. El duque de Bauffremont solicita ante los
tribunales franceses que declaren la bigamia de la ex “princesa Bauffremont” atacando, la
nacionalidad alemana de la princesa, la sentencia de divorcio obtenida en Alemania y la validez
del segundo matrimonio, argumentando que el cambio de nacionalidad tuvo por motivo
únicamente acogerse a la ley alemana (que la beneficiaba) y defraudar a la ley francesa (que la
perjudicaba).
Decisión: La Corte de Casación de Francia en sentencia del 18 de marzo de 1878 resolvió no
declarar nula la naturalización alemana, por considerarlo una cuestión reservada a la soberanía
de los Estados nacionales, mas da lugar a las pretensiones de Bauffremont, respecto del
divorcio vincular y del segundo matrimonio, señalando que ambos no eran válidos en Francia.
JP

Solución legislativa: Art 2598 CCyC Para la determinación del derecho aplicable en materias
que involucran derechos no disponibles para las partes no se tienen en cuenta los hechos o
actos realizados con el solo fin de eludir la aplicación del derecho designado por las normas
de conflicto.
La existencia del fraude a la ley produce el efecto de su propia ineficacia. La norma indirecta
resulta inaplicable a los hechos artificialmente creados. Todo ellos como consecuencia de que
el acto fraudulento no tiene protección legal bajo el amparo del derecho elegido y debe
aplicarse la ley imperativa que se pretendió excluir con la actuación.
BOLILLA 3
A. Las características positivas de la Consecuencia jurídica de la norma indirecta:

Punto de conexión: La consecuencia jurídica no soluciona el caso sino que indica el derecho que
lo debe resolver.
La característica positiva de la consecuencia jurídica se divide en el punto de conexión y lo
conectado.
CONCEPTO: “Es el elemento técnico del que se vale la norma indirecta para indicar cual es el
ordenamiento jurídico del que habrá de desprenderse la solución a la situación descripta en
el tipo legal”.
El punto de conexión es la circunstancia del caso que nos permite determinar el derecho
aplicable. Según Goldschmidt es el medio técnico de la descripción abstracta del derecho
aplicable.
La determinación del derecho aplicable, exigida por el método indirecto, puede hacerse de
manera estable y nominativa (mediante la conexión), o de manera variable y determinable
en función de las circunstancias aludidas del caso (mediante puntos de conexión). En el primer
supuesto, la norma indirecta indica nominativamente el derecho aplicable; en el segundo, lo
describe mediante características generales que solo en cada caso dado llegan a
individualizarse.
El medio técnico de la descripción abstracta del derecho aplicable es el punto de conexión.
Los puntos de conexión contienen la indicación del derecho aplicable mediante una expresión
variable, la cual se individualiza en atención a las particularidades del caso dado, las cuales
aquella enfoca.
Bioggiano, dice que el Punto de Conexión es la consecuencia jurídica de la Norma Indirecta que
define el derecho aplicable a la situación jurídica.- En otras palabras, es lo que me dice que
derecho es el que se va a aplicar.
Los puntos de conexión pueden clasificarse en atención al objeto de referencia. Esta clasificación
tiene en cuenta los elementos del caso que pueden ser matizados de extranjería; y es, por ello,
que la clasificación de los puntos de conexión con miras a su objeto coincide con la de los
elementos extranjeros.
Se clasifican en: personales, reales y conductistas.
● Punto de conexión personales: contemplan cualidades abstractas de los hombres,
es decir nacionalidad, domicilio, residencia o país al que el individuo presta su
servicio.
● Punto de conexión reales: se refieren a la situación de los bienes. Goldschmidt
utiliza la expresión “lex situs”. Es el punto de conexión principal en nuestro país
“los inmuebles y los muebles con situación permanente son regidos por la ley de
su situación” art 10 y 11 CC.
JP

● Punto de conexión conductistas: enfocan sucesos como lugar de celebración, o de


ejecución o cumplimiento de un contrato, o el lugar de perpetración de un hecho
ilícito.
Según el carácter de la conexión: Pueden ser
*Simples: La norma indirecta posee un solo y único punto de conexión, aplicándose desde el
principio una sola ley (ej.art.2616 ccyc)
*Compuestos: La norma indirecta posee más de un punto de conexión, que pude ser:
a) Acumulativos: Cuando a una cuestión del caso es posible aplicarle varios derechos.
- Acumulativo igual: consiste en que la misma cuestión es sometida a diferentes
derechos que la resuelven cada uno con independencia del otro, el acuerdo entre
todos los derechos aplicables permite llegar a una solución de todo el conflicto. EJ a la
adopción rige en lo que atañe a la capacidad de las personas, y en lo que respecta a
condiciones, limitaciones, efectos, por las leyes de los domicilio de las partes.
- Acumulativo Desigual: El punto de conexión desigual consiste en aplicar a una
cuestión un solo derecho que, no obstante, puede resultar completado o disminuido
por otro derecho que funciona, por tanto, como mínimo o máximo. Ej. La protección
que la ley argentina acuerda a los autores extranjeros, no se extenderá a un periodo
mayor que el conocido por las leyes del país donde se hubiere publicado la obra, si las
leyes acuerdan una protección mayor, regirán los términos de la presente ley.
El punto de conexión más importante en el DIPr argentino es el de domicilio de la persona.
Antes de la entrada en vigencia del CC, por el C de Comercio, lo era la nacionalidad.

b) No acumulativos: Cuando a un caso aplicamos un solo derecho. Pueden presentarse


como posibles, varios derechos, pero a la hora de aplicar, utilizamos solamente uno.
- Simples: consiste en que se aplica desde el principio una sola ley a determinado
aspecto.
- Condicionales: puede ser subsidiario o alternativo. El subsidiario consiste en que
la norma indirecta emplea un solo punto de contacto; pero acude a un segundo,
en caso de que el primer punto de conexión fracase (ej. Art.2613 NCCyC). El
alternativo consiste en que la norma indirecta ofrece varios puntos de contacto,
entre los cuales la elección debe llevarse a cabo, o según la libre voluntad de las
partes o en virtud de un hecho determinado cualquiera, por regla general en favor
de aquel derecho que más beneficioso sea en un cierto aspecto.
B. Lo Conectado: Es la segunda característica positiva de la consecuencia jurídica. Se refiere al
derecho aplicable, q se identifica con el punto de conexión. Son los puntos en común que
tienen los diferentes países con respecto a su ordenamiento jurídico vigente.

En el DIP argentino: el art 13 CC: dice que la aplicación de las leyes extranjeras en los casos en
q este Código autoriza, nunca tendrá lugar sino a solicitud de parte interesada, a cuyo cargo
será la prueba de la existencia de dichas leyes. Se exceptúan las leyes extranjeras
obligatorias x convenciones diplomáticas o en virtud de una ley especial.
Vélez dice en la nota al art 13, q la ley extranjera es un hecho q debe probarse. Un juez no
tiene x q conocer todos los derechos del mundo.
La ley nacional es un derecho q sólo se alega sin necesidad de prueba.
“Lo Conectado”, puede dividirse en:
JP

1. Normas de Exportación: Tenemos el ejemplo del art. 1019 del ex Código Civil, que decía que
todos los inmuebles que estén dentro del territorio argentino se deben regirá por el derecho
argentino.-
2. Normas de Importación: Hoy, se establece en el Nuevo CCyC que a los inmuebles se le
aplica la Ley de la Situación, según el art. 2667 del Nuevo CCyC, donde al inmueble aplicado en
Brasil, le será de aplicación la legislación brasileña, por ejemplo.-
Las Normas de Importación se clasifican en:
a. Sucesión Temporal/Convergencia: Cuando en un determinado derecho subsisten dos o más
derechos, por ejemplo en los Estados Unidos, donde cada estado puede dictar su propia
legislación de fondo, donde el problema sería en el caso que la norma mande a aplicar la ley
del domicilio, aplicamos el derecho de California, o el de Nueva York, y se trata de aplicar la ley
de la nacionalidad. Entonces nos encontramos con un ordenamiento, que posee varios
subordenamientos.-
b. Reenvío.-
c. Calidad: Tenemos hoy el art. 2595 inc. a) del Nuevo CCyC. En este supuesto, el juez es quien
interpreta y define el contenido como lo haría el juez del lugar de donde se debería juzgar. Esta
es la teoría propuesta por Goldshmidt, la Teoría del Uso Jurídico, hoy se ve reflejada en el
Nuevo CCyC, la cual ya se encontraba reflejada en varios tratados internacionales. El juez debe
aplicar el derecho como lo haría el juez extranjero, debe imitar a este juez extranjero, ver que
dice su derecho y aplicarlo como lo haría él.-

Reenvío: “Determinación de la cantidad y calidad de derecho extranjero aplicable al caso”.


Cuando la norma de conflicto (colisión) es de importación, surge el problema respecto a qué
parte del ordenamiento extranjero debe aplicarse. Se trata de la cantidad de derecho
extranjero aplicable y de la respuesta surge, o no, el fenómeno del reenvío.
El reenvío sólo es posible cuando el juez q entiende en la causa consulta y aplica las normas
indirectas pertenecientes al derecho extranjero declarado aplicable x el sistema conflictual del
país del foro.
El reenvío no implica un intercambio de exptes o trámites entre jueces de distinta jurisdicción,
sino tan solo la determinación a ser tomada x los particulares intervinientes en un caso o x un
juez, en caso de conflicto, acerca de la cantidad de derecho aplicable al caso.
El “Reenvío”, consiste en saber si la Norma Indirecta nos dice que debemos aplicar:
• El DIPr. Extranjero y su Derecho Interno, o
• Solamente su Derecho Interno.

Entonces, el Reenvío nos mandará a aplicar el Derecho Privado Extranjero solamente, o todo
su derecho.-
Hay tres teorías, que trata de resolver esto:
1. Teoría de la Referencia Mínima: Esta teoría nos manda a aplicar solamente el Derecho
Material, considera el derecho mínimo.- (solo derecho privado extranjero, excluye el DIP
extranjero).
2. Teoría de la Referencia Media o del Desistimiento: Esta teoría sostiene que debemos
aplicar solamente el DIPr. Extranjero, y de esta, solamente las Normas de Exportación, una
Norma de Exportación que la acepte y diga que acepta determinado derecho.-
En resumen, Normas de Derecho Extranjero más, Normas de Exportación del Derecho
Extranjero.- GUIA: La regla de DIP del juez se refiere al derecho internacional privado
extranjero y al derecho material (aplica porque fue remitido por el DIP extranjeto), pero se
requiere que la regla de derecho extranjero acepte la remisión y declare aplicable su derecho
JP

material, de lo contrario se entiende que habrá desistido y el juez no puede aplicar un derecho
que no requiere ser aplicado.
3. Teoría de la Referencia Máxima: En este supuesto, se sostiene que se aplica todo el DIPr.
Extranjero, tanto sus normas de Importación como de Exportación, normas materiales.- (el
DIPr del juez indica como aplicable el DIPr extranjero y luego el derecho que aquel indique y
que puede ser de nuevo un DIPr o un DPr.).
Nuestro Nuevo CCyC, en su art. 2596 recepta la Teoría de la Referencia Máxima:
ARTÍCULO 2596.- Reenvío.
“Cuando un derecho extranjero resulta aplicable a una relación jurídica también es aplicable el
derecho internacional privado de ese país.
Si el derecho extranjero aplicable reenvía al derecho argentino resultan aplicables las normas del
derecho interno argentino.
Cuando, en una relación jurídica, las partes eligen el derecho de un determinado país, se entiende
elegido el derecho interno de ese Estado, excepto referencia expresa en contrario”
Hay que tener en cuenta que en el Reenvío, se manda la aplicación de un Derecho de otro país,
no se manda el caso al otro país para que sea resuelto, traigo el derecho extranjero para
aplicarlo acá. Estamos ante un juego normativo, donde el juez aplica el Derecho Extranjero.-
El Reenvío tiene un límite, y está dado por La Autonomía de la Voluntad de las Partes.-
Tenemos diferentes grados de Reenvío: Reenvío de Retorno y de Primero y Segundo o Ulterior
Grado.
Teoría del uso jurídico: El derecho extranjero aplicable al proceso es un hecho notorio, lo que
no significa que todo el mundo lo conozca, sino que todo el mundo puede informarse de
manera fidedigna. El juez debe aplicarlo de oficio, sin perjuicio de que las partes puedan
alegarlo o aportar todas las pruebas que consideren oportunas. El respeto al elemento
extranjero y el logro de la justicia consiste en darle al caso igual tratamiento que el que le
darían los jueces del país al cual el derecho aplicable corresponde.
La teoría del uso jurídico determina la manera de ser del derecho en función de la justicia. En
efecto, una vez calificado un caso como extranjero, es preciso atribuirle respeto; este respeto
debe ser positivo y consistir en darle igual tratamiento que el que le darían en el país al que
hemos adjudicado espiritualmente el caso.
Si se declara aplicable a una controversia un derecho extranjero, hay que darle el mismo
tratamiento de fondo que con el máximo grado asequible de probabilidad le daría el juez del
país cuyo derecho ha sido declarado aplicable; como punto de referencia, es preciso tomar al
juez ante quien la controversia podría haberse radicado si realmente hubiese planteado en
aquel país.
El Caso Forgo es un caso destacado en materia de derecho internacional privado, porque da
nacimiento a la cuestión del reenvío en esta área del derecho.
Forgo nació en Baviera en 1801 como hijo extramatrimonial. A los cinco años su madre lo llevó
a Francia, donde se casó con una rica francesa a la que sobrevivió. Falleció en 1869 en Francia,
viudo y sin hijos y sin haber testado, dejando gran cantidad de bienes muebles que había
heredado de su esposa y que estaban situados en Francia. El litigio se entabló entre el fisco
francés y los parientes colaterales de la madre. El primero invocaba la aplicación del derecho
francés según el cual los parientes colaterales de los padres de hijos extramatrimoniales no
heredan; los segundos, el derecho bávaro, favorable a sus pretensiones. La Corte de Casación
aplicó a la sucesión el derecho de Baviera por ser ésta la ley del domicilio del causante. El
derecho internacional privado de Baviera, declarado aplicable por el derecho internacional
privado francés, consideró en cambio aplicable el derecho francés como ley domiciliaria del
causante, pues éste había trasladado su domicilio a Francia según la ley bávara, si bien según la
JP

ley francesa seguía domiciliado en Baviera pues la ley francesa exigía la obtención de un
permiso administrativo para constituir domicilio en Francia. La Corte de Casación aceptó el
reenvío del derecho internacional privado francés al bávaro y de éste al derecho interno
francés, para terminar aplicando su propio derecho sucesorio, según el cual heredaba el fisco
excluyendo a los herederos extramatrimoniales del derecho bávaro. El caso “Forgo” fue el
punto de partida para la incorporación del reenvío al derecho internacional privado. Si bien
tanto el derecho francés como el derecho bávaro utilizaban el mismo punto de conexión -
último domicilio del causante-, ello sólo ocurría en apariencia, pues la calificación de domicilio
era totalmente diferente para cada una de las legislaciones en juego, constituyendo, por ende,
puntos de conexión diferentes.
Caso Maria Luisa Guerra de Cortinez: Natural de Argentina, con residencia permanente en San
Sebastián durante treinta años, otorgó testamento en Setiembre de 1946 ante el Notario
Navarro Días, en el que legó el 45% del usufructo vitalicio de sus bienes presentes y futuros a
don Juan J. Pradera Ortega, dispensándolo de la obligación de dar fianza, y facultándolo para
enajenarlos, con la obligación de invertir su importe en bienes de general consideración;
nombró albacea y administrador con facultades amplias al mismo Pradera Ortega, por cuyo
cargo le asignó el 10% del total de sus bienes hereditarios, pudiendo actuar con total
independencia de otra persona argentina nombrada con iguales facultades. Fallecida la
causante, Pradera Ortega, dentro del plazo, redactó un cuaderno particional y protocolizado
en escritura pública, lo presentó en el Registro, donde la escritura es rechazada por los
siguientes defectos: 1º) Debe ser considerado heredero por el 45% del usufructo de los bienes
de la causante, y no puede ser por ello, a la vez, heredero y contador; 2º) Porque los bienes
que se adjudica a sí mismo para el pago de la cuota legada, pueden considerarse un
autocontrato, no autorizado ni en la ley ni en la jurisprudencia; 3º) Porque siendo la causante
argentina, si en lo referente a la forma o módulo particional ha de regir su personal estatuto, la
partición mediante contador no está establecida en la ley de su país de origen (Argentina).
Interpuesto recurso por el notario autorizante, el Presidente de la Audiencia Territorial revocó
la nota del registrador en todas sus partes. Contra esta revocación apeló el registrador ante la
Dirección General de los Registros y del Notariado. El informe de la Sección dirigido al director
rechaza el primer y el tercer defecto advertido por el registrador, mientras que le da, en
cambio la razón con respecto al segundo.
Al rechazar el tercer defecto puesto de relieve por el registrador, el informe echa manos de la
doctrina del reenvío. El informe dice: “Que respecto del tercer defecto consignado por el
registrador en su nota, el art. 10 del CC Español dispone que la sucesión en general se regirá
por la ley del causante, y dado que los criterios seguidos por el DIPr., para determinar la ley
nacional aplicable son diversos, comoquiera que el art. 7 del CCA otorga preferencia a la ley
del domicilio, que la causante tenía establecido en el territorio español, procede aplicar la ley
española, conforme a la cual cabría admitir el nombramiento de contador - partidor”.
El DGRN aceptó el informe en cuanto rechaza la nota del registrador, mientras que lo rectifica
en cuanto la aprueba: el director opina que el contador - partidor no ha incurrido en ninguna
autocontratación prohibida. La resolución descarta por completo la nota del registrador y da
toda la razón al notario autorizante. Con respecto del reenvío, la resolución se contenta con
transcribir el argumento del informe de la Sección. La reforma del DIPr. español admite el
reenvío de primer grado, mientras que rechaza el de segundo grado.
Caso Larangueira: Se trataba de un sucesorio en la Argentina, respecto de bienes argentinos de
un causante con último domicilio al parecer en Uruguay, aunque la sentencia también nombra
JP

el Brasil. El juez aplica el Tratado de 1889 con la teoría del fraccionamiento, que indica como
aplicable el derecho argentino por ser lex situs (ley de la situación). El juez entiende por
derecho argentino el DIP argentino que somete la sucesión al derecho del último domicilio
(3283 del CC) y, por ende, reenvía al derecho uruguayo. La Cámara sin analizar el reenvío,
declara la competencia de los jueces argentinos. Romero del Prado y Vicco rechazan el reenvío
argumentando que los usos y costumbres son locales. El Art. 3283 contiene una clara
prohibición, al aludir al derecho local del último domicilio.
Distintos grados de reenvío:
De primer grado o de retorno: Cuando la norma de conflicto del foro se remite al derecho
extranjero y la norma de conflicto de ese derecho extranjero se vuelve a remitir al derecho del
foro (es decir, ida-vuelta)
De segundo grado: Cuando la norma de conflicto del foro se remite al derecho extranjero y la
norma de conflicto de ese derecho extranjero se remite a otra de otro derecho extranjero
diferente de los dos anteriores.
Existe también un tercer tipo de retorno inmediato por respuesta de correspondencia, el cual
es poco aplicado en el dere0cho internacional y que establece directrices para los tribunales
internacionales.
Conflicto positivo: Hay dos leyes que se declaran competentes para ser aplicables.
Conflicto negativo: Éste se da cuando ninguno de los derechos internacionales privados quiere
aplicar su propio derecho interno. Ninguna de las dos leyes reclama para sí la asignación de sus
normas.
C. El Concepto de Derecho Extranjero: Si bien se ha discutido mucho si el derecho extranjero
es un derecho como el nacional o un hecho que ha de ser probado por las partes, no se
discute, en cambio, que el principio iuranovit curia no se aplica con relación al derecho
extranjero, ya que un juez no puede conocer todos los derechos. Las soluciones posibles
son varias:

a) El derecho extranjero debe ser probado por quien lo invoca;

b) El derecho extranjero debe ser aplicado por el juez de oficio;


c) El contenido del derecho extranjero no puede ser probado.

Hecho: Este debía ser alegado, invocado y probado por las partes: Cuando se lo trata como
un “Hecho”, teníamos jurisprudencias sobre todo del STJ de Bs. As., que sostenía que el
Derecho Extranjero iba a ser considerado como un Hecho. Por ejemplo, cuando una pareja
contrae matrimonio por medio de un poder en Italia, y demanda la disolución del vínculo
matrimonial por un error en la persona del cónyuge, entonces se niega la demanda a quién
intenta disolver el vínculo, porque no alega que el matrimonio se concretó por medio de la
legislación italiana, no lo invoca y no prueba ese derecho extranjero (el italiano). En este
supuesto, al ser considerado como un Hecho el Derecho Extranjero, se requería que se
demuestre la forma, la celebración y el derecho por el cual se rigió, en este caso el derecho
italiano.-
2. Derecho Extranjero como otro Derecho: Este era considerado como otro derecho, igual al
nuestro: La Cámara Nacional de Capital Federal consideró al Derecho Extranjero como un
“Derecho”, y debía ser aplicado. El juez debía ir más allá y aplicar el Derecho Extranjero,
conociéndolo o no, debía aplicarlo; para ello el DIPr., remite al derecho que va a resolver el
conflicto.-
JP

Esta es la concepción que sigue hoy nuestro Nuevo CCyC. El Nuevo CCyC nos dice que hay que
ir a otros principios generales del derecho extranjero para resolver el caso, y si no llegamos,
debemos recién, recurrir a nuestro Derecho Interno.-
Antes, siempre y cuando las partes lo solicitaban y probaban se aplicaba el Derecho Extranjero,
porque se lo consideraba como un Hecho, y por ende, como se dijo, solo se aplicaba si las
partes o invocaban y lo probaba.-
El error del derecho extranjero: Si consideramos al derecho extranjero como “hecho”
extranjero, este debe ser alegado y probado y podría invocarse el error. Si lo consideramos
como “derecho” su aplicación será de oficio y su error inexcusable.
En nuestro CC art.13, cuando el Código no lo autoriza, es un hecho; cuando es obligatorio por
convención o ley especial, es un derecho.
Respecto a la calidad del derecho extranjero, es de interés una sentencia de 1956 en la cual se
planteaba el problema si el error sobre el derecho extranjero debía configurarse como error de
derecho o como un error excusable de hecho.
Estamos hablando desde el punto de vista del justiciable, es decir si al realizar un negocio
jurídico en base a una ley extranjera, su error en el conocimiento de esta ley es de derecho
(inexcusable) o de hecho (excusable) Esta sentencia declaro como un error de derecho
inexcusable.
Art. 13 del CC: “La aplicación de las leyes extranjeras en los casos en que este código autoriza,
nunca tendrá lugar sino a solicitud de parte interesada, a cuyo cargo será la prueba de la
existencia de dichas leyes (COMO HECHO, NECESITA PRUEBA). Exceptúense las leyes
extranjeras que se hicieren obligatorias en la República por Convenciones diplomáticas o en
virtud de ley especial (COMO DERECHO, NO NECESITA PRUEBA)”.
En la nota, Vélez dice que la ley extranjera es un hecho que debe probarse; la ley nacional es
un derecho que solo se alega sin depender de prueba.
● Derecho extranjero como un hecho: este debía ser alegado, invocado y probado por
las partes
● Derecho extranjero como un derecho: este era considerado como otro derecho, igual
al nuestro.
● El CCyC pone fin a los criterios heterogéneos, porque fija en el artículo 2595 la
obligación de los jueces del foro de entender al derecho extranjero como hecho
notorio, en cuanto a la calidad. Todo esto no quiere decir que los deban conocer todos
los derechos, sino que, se basa en el principio de que hoy en día es fácil conocer
cualquier derecho extranjero. El juez tiene la obligación de aplicar el derecho
extranjero de oficio, estableciendo su contenido y lo interpreta como lo haría el juez
extranjero a la hora de resolver el caso. Las partes, igualmente, pueden invocar y
probar el derecho extranjero. Los jueces, dejaran de lado el derecho extranjero y
aplicaran la lex fori, cuando no se pueda establecer el derecho extranjero que deba
ser aplicado. Esto lo puede hacer, subsidiariamente, en última instancia cuando no
tenga más posibilidades de aplicar el derecho extranjero, cuando agote todas las
etapas, deberá aplicar el derecho argentino. (Solución al conflicto negativo de leyes)
Soluciones legislativas: Adopción de la teoría del uso jurídico. El derecho extranjero como un
hecho notorio (porque las partes pueden probarlo si quieren).
Art 2595 CCyC “Cuando un derecho extranjero resulta aplicable:
JP

a) el juez establece su contenido, y está obligado a interpretarlo como lo harían los jueces del
Estado al que ese derecho pertenece, sin perjuicio de que las partes puedan alegar y probar
la existencia de la ley invocada. Si el contenido del derecho extranjero no puede ser
establecido se aplica el derecho argentino;
b) si existen varios sistemas jurídicos covigentes con competencia territorial o personal, o se
suceden diferentes ordenamientos legales, el derecho aplicable se determina por las reglas
en vigor dentro del Estado al que ese derecho pertenece y, en defecto de tales reglas, por
el sistema jurídico en disputa que presente los vínculos más estrechos con la relación
jurídica de que se trate;
c) si diversos derechos son aplicables a diferentes aspectos de una misma situación jurídica o
a diversas relaciones jurídicas comprendidas en un mismo caso, esos derechos deben ser
armonizados, procurando realizar las adaptaciones necesarias para respetar las finalidades
perseguidas por cada uno de ellos.

Medios de prueba: Que se pueden utilizar para probar el derecho extranjero, puede ser por
cualquier medio, entre otros
- Jurisprudencia
- Opiniones doctrinales
- Opiniones de embajadores
- Opiniones de cónsules
- Opiniones de ministros de relaciones exteriores.
Art. 2595 del CCyC:
El Nuevo CCyC, por medio del art. 2595 y sus tres incisos, pone fin a los criterios heterogéneos,
porque fija la obligación de los jueces del foro, el deber de entender al Derecho Extranjero
como “Hecho Notorio”, en cuanto a la calidad. Todo esto no quiere decir que los jueces deben
conocer todos los derechos, o sino que, se basa en el principio de que hoy en día es fácil
conocer cualquier Derecho Extranjero (En otras palabras, es de fácil conocimiento, cualquier
Derecho Extranjero).-
Hoy se aplica la “Teoría del Uso Jurídico”, donde se establece que el juez debe respetar el
Derecho Extranjero, y debe llegar a una solución más justa en el caso que debe dirimir.-
El Nuevo CCyC, obliga al juez de IMITAR lo que haría el juez extranjero a la hora de resolver
un similar caso en su país, debe imitarlo de la mejor manera, como lo hubiera el juez
extranjero.-
ARTÍCULO 2595.- Aplicación del derecho extranjero. Cuando un derecho extranjero resulta
aplicable:
a. El juez establece su contenido, y está obligado a interpretarlo como lo harían los jueces
del Estado al que ese derecho pertenece, sin perjuicio de que las partes puedan alegar y
probar la existencia de la ley invocada. Si el contenido del derecho extranjero no puede ser
establecido se aplica el derecho argentino;
El juez tiene la obligación de aplicar el Derecho Extranjero “De Oficio”, establece su
contenido y lo interpreta como lo haría el juez extranjero a la hora de resolver el caso.
Tiene la “obligación” de aplicar el Derecho Extranjero de oficio.-
Este inciso, toma la Teoría del Uso Jurídico, el juez debe conocer el Derecho
Extranjero, debe leer el derecho de otro país, no se puede escudar en que no lo
conoce; no es necesario que lo sepa, pero es fácil que lo sepa hoy en día, que lo
conozca.-
Las partes, igualmente, pueden invocar y probar el Derecho Extranjero.-
Los jueces, dejarán de lado el Derecho Extranjero y aplicarán la Lex Fori, cuando no se
pueda establecer el Derecho Extranjero que debe ser aplicado para resolver el caso.
Esto lo pueden hacer SUBSIDIARIAMENTE, en última instancia cuando ya no tengan
JP

posibilidades de aplicar el Derecho Extranjero, cuando agoten todas las etapas y no


haya justicia en el Derecho Extranjero, deberán aplicar la Ley Argentina.-
b. Si existen varios sistemas jurídicos covigentes con competencia territorial o personal, o se
suceden diferentes ordenamientos legales, el derecho aplicable se determina por las reglas
en vigor dentro del Estado al que ese derecho pertenece y, en defecto de tales reglas, por el
sistema jurídico en disputa que presente los vínculos más estrechos con la relación jurídica
de que se trate;
Este inciso trata el problema o la resolución a través de los jueces del foro cuando deben
aplicar varios ordenamientos, varios sistemas jurídicos, donde este puede aplicar todos o
algunos de ellos solamente. El juez deberá ir resolviendo estos problemas, en cuanto se le
vayan presentando todos los ordenamientos jurídicos.-
Se deberá sentar las reglas del Estado que nos diga cuál es el derecho aplicable y que resolverá
el caso. Se aplican entonces, las reglas del Estado que establece ese Derecho Extranjero
aplicable al caso. Estamos hablando derechos, aparecen muchos y se debe aplicar uno como
regla; teniendo en cuenta las reglas de ese Estado que resulta aplicable. Todo esto dentro de la
Teoría del Uso Jurídico, respetando el elemento extranjero.-
Si no hay reglas claras dentro del Derecho Extranjero aplicable, se debe recurrir a la búsqueda
de una legislación más acorde, que tenga relación con el vínculo jurídico.-
Entonces en conclusión:
1. Se debe aplicar las reglas del Estado al que ese Derecho elegido pertenezca.-
2. Cuál es el derecho extranjero que más vinculación tenga con la relación jurídica, en el caso
de que fracase el primer punto.-

c. Si diversos derechos son aplicables a diferentes aspectos de una misma situación jurídica o
a diversas relaciones jurídicas comprendidas en un mismo caso, esos derechos deben ser
armonizados, procurando realizar las adaptaciones necesarias para respetar las finalidades
perseguidas por cada uno de ellos.
Este inciso trata sobre las diferentes normas materiales que son reenviadas por la norma
indirecta que son aplicables al caso, a resolver un sólo caso. Este es el “Método de
Adaptación”, donde busca la armonización, y en caso de no hacerlo, se alejará del principio de
justicia.-
El juez lo que hace es desmenuzar el caso y plantea a cada fragmento un ordenamiento
jurídico posiblemente aplicable, y lo resuelve para llegar a una solución más justa por medio de
la armonización.-
BOLILLA 4
A. La Característica Negativa de la Consecuencia Jurídica:
El Orden Público: La extraterritorialidad del derecho privado extranjero, que significa, a través de
los medios lógicos indirecto y de las normas de importación, que en la argentina resulta
aplicable en su caso derecho privado de otros países, claro está, sin embargo, condicionada
por la compatibilidad de aquel con nuestro orden público.
Cuando nuestro derecho internacional privado nos remite a un ordenamiento jurídico
extranjero, aplicamos éste en tanto no atente contra nuestro orden público. Cuando en el
orden interno nuestro ordenamiento jurídico admite la autonomía de la voluntad en
materias dispositivas, aplicamos la convención de las partes en tanto no atente contra
nuestro orden público. Cuando dejamos de aplicar la norma extranjera que sería aplicable al
fondo del asunto según nuestra propia norma de conflicto, hablamos de orden público
internacional. Cuando una materia no puede ser reglada por las partes dentro de nuestro
ordenamiento, porque se trata de derecho coactivo, nos referimos al orden público interno.
La consecuencia jurídica no soluciona el caso sino que indica el derecho que lo debe resolver.
JP

La característica negativa se da cuando la solución que brinda el derecho extranjero al caso, es


contraria a nuestro derecho público.
En algunos derechos se recogen la retorsión y la reciprocidad, que es cuando un país suspende la
aplicación del derecho extranjero porque este país se niega a aplicar el derecho de aquel.
La Retorsión: es un acto poco amistoso que suspende temporalmente la aplicación del derecho
extranjero en un caso concreto y por autoridad administrativa.

La Reciprocidad: Es la suspensión del derecho extranjero por violar una ley o nuestro orden
público y se realiza a través de un acto general, abstracto por autoridad legislativa.
*Ejemplo: el Art. 4 de la Ley de Quiebras: Somete la verificación del acreedor cuyo crédito es
pagadero en el extranjero, a la condición de que demuestre que recíprocamente un acreedor
cuyo crédito es pagadero en Argentina, puede verificarse y cobrar en iguales condiciones, en
un concurso abierto en el país en el cual aquel crédito es pagadero.

CONCEPTO DE ORDEN PÚBLICO: “Es el conjunto de principios inalienables que prohíbe aplicar el
derecho extranjero, cuando éste contraría nuestros principios o el espíritu de nuestra
legislación, que contenga instituciones prohibidas o desconocidas y que ponga en peligro la
moral y las buenas costumbres (de la Cátedra). Esta calificación de si es violatoria al orden
público, queda en manos del juez.

Articulo 2600 CCyC “Las disposiciones de derecho extranjero aplicables deben ser excluidas
cuando conducen a soluciones incompatibles con los principios fundamentales de orden
público que inspiran el ordenamiento jurídico argentino.”
La norma no establece una solución legal, sin embargo, en virtud que el CCyC prioriza
soluciones respetando la internacionalidad del caso, debe darse una solución prescindiendo
del derecho nacional y aplicar otra regla próxima del derecho aplicable u otra fuente en un
tratado internacional que ordene la materia en cuestión, dejándose acudir como última
solución al derecho nacional.
Tratados de Montevideo: “las leyes de los demás estados, jamás serán aplicadas contra las
instituciones políticas, las leyes de orden público o las buenas costumbres del lugar del
proceso.”
El Orden Público puede ser de dos tipos:
a. Orden Público Local.-
b. Orden Público Internacional.-

El O.P. Local y el O.P. Internacional tienen en común que ambas se encuentran dentro del
Derecho Privado. Dentro del Derecho Privado hay igualdad, hablamos de un principio de
igualdad, mientras que dentro del Derecho Público, esta igualdad no existe, porque no existe la
subordinación.-
En el Orden Público Interno, las normas si o si deben aplicarse, sin importar la voluntad de las
partes.-
El Orden Público Internacional se compone de todo el derecho positivo de todos los Estados,
más el derecho coercitivo. El O. P. Internacional va a ir más allá del derecho coercitivo, que es
el Orden Público Interno.-
El Orden Público supone dos circunstancias:
1. Una Diversidad Ideológica dentro de la comunidad de aquellos pueblos que aplican
mutuamente sus respectivos derechos. -
JP

2. El Reconocimiento de una Obligación Jurídica de aplicar Derecho Extranjero. -

Escuela Italiana Estatuaria y Escuela Holandesa:


● En la Escuela Italiana Estatutaria existía la “segunda circunstancia”, puesto que todos
los pueblos cuyos derechos estaban en tela de juicio, convivían unidos por la misma
ideología: el catolicismo. Sólo los infieles vivían fuera de esta comunidad; pero su
derecho nunca era aplicado: reinaba entre infieles y cristianos la “guerra perpetua”.- Si
todos tenían la misma legislación era inútil tener un orden público internacional
respecto a normas de importación.
● En la Escuela Holandesa se daba la “primera circunstancia” a causa de la escisión
ideológica producida por la Reforma; pero entretanto dejó de existir la segunda, ya
que la doctrina de la comitas no reconoce una obligación de aplicar Derecho
Extranjero.-
Entre los hechos que produjeron la diversidad podemos mencionar a la aparición del
Estado Moderno, el Descubrimiento de América, el Descubrimiento de África, la
Revolución Francesa, la División de Poderes, el Manifiesto Comunista de 1948, las 95
Tesis de Martín Lutero.-
● En 1849, aparece la Teoría de Savigny de la Comunidad Internacional, la cual sostiene
que hay que traer y aplicar el Derecho Extranjero, y se aplicará siempre que no sea
contrario a las leyes internas. El a esto no lo llama Orden Público, sino que lo llama
“Reglas Rigurosamente Prohibidas”, a las disposiciones extranjeras que sean
contrarias o desconocidas en el Estado. Podemos decir que Savigny es el Padre del
Orden Público.-Para SAVIGNY hay que aplicar siempre el derecho más apropiado sin
importar que sea nacional o extranjero, esta obligación cesa cuando es contrario a
nuestro orden público.
Conjunto de principios o Conjunto de disposiciones (naturaleza Jur. Del OP):
Conjunto de principios: La determinación de si la ley extranjera conculca el derecho del juez es
una misión judicial que se produce a posteriori ante el caso concreto.
Considera al Orden Público de aplicación a posteriori. Ve al Orden Publico como el conjunto de
principios fundamentales y no de disposiciones; se analiza y se aplica, luego se ve si es
contrario al Orden Público.-
El orden público no está en las disposiciones, conforme lo sostiene la otra teoría; hay que calar
más hondo, puesto que se hallan en los principios en que las disposiciones se inspiran.
Siendo el orden público un conjunto de principios, no es posible partir de ellos, por carecer de
fuerza operativa. Hay que empezar con la búsqueda del derecho aplicable, luego urge
enterarse de la solución del caso en virtud del derecho extranjero aplicable y solo después, en
otras palabras, a posteriori, será posible controlar la compatibilidad de aquella con los
principios inalienables. Podemos explicar mejor de la siguiente manera: primero, vemos que
derecho debemos aplicar por medio del DIPr.; segundo, ver como soluciona el caso el Derecho
Extranjero; y tercero, a posteriori, vamos a estudiarlo y tratar de compatibilizarlo con nuestro
propio derecho. Si no compatibiliza con nuestro derecho, recién lo desechamos.-
Comulgando con la tesis del orden público como conjunto de principios, el orden público no
aparece entre las características positivas de la consecuencia jurídica de la norma indirecta,
sino que constituye una excepción, una característica negativa: el derecho extranjero se aplica,
con tal que no conculque nuestros principios. En este orden de ideas se habla del orden
público como cláusula de reserva (Zitelmann).
Conjunto de disposiciones:
JP

Corresponde al legislador concebir apriorísticamente las cuestiones que conculcan los


principios fundamentales de ese ordenamiento, detallando los supuestos considerados dentro
de este concepto.
Considera al Orden Público como de aplicación apriorística, es decir, a priori. Primero debe
aplicarse nuestro Derecho Interno, nuestros principios orientadores, luego el Derecho
Extranjero.-
Nos dice que solo va a importar el Derecho Propio de nuestro Estado, todo se soluciona a
través de las normas del Derecho Propio. Para esta teoría no debería existir el Derecho
Extranjero. Goldshmidt nos da un excelente ejemplo sobre ello: según la leyenda el profeta
Omar cuando ordenó incendiar la biblioteca de Alejandría, sus generales le pidieron una
explicación de su orden, Omar contestó: “Una de dos: ¡O los libros coinciden con el Corán,
entonces sobran; o ellos discrepan con el Corán, entonces son nocivos!”.-
En resumen, aplicamos a priori, siempre aplicamos el Derecho Propio, diga lo que diga el
Derecho Extranjero; no hay casi posibilidades que se aplique el Derecho Extranjero.-
Para los defensores del orden público como conjunto de disposiciones, la totalidad de las
disposiciones nacionales se divide en dos grupos: las que pueden ser descartadas por el
derecho extranjero, llamado, por supuesto, por nuestro DIPr, y aquellas otras que a su vez
descartan el derecho extranjero, a pesar de haber sido invocado por nuestro DIPr.
Concebir el orden público como conjunto de disposiciones, significa proclamar su aplicación a
priori, o sea, con total independencia del derecho extranjero. Siempre se examina
previamente el derecho interno y sin entrar a analizar la ley extrajera, se hace un juicio de
valor del propio derecho interno, y si se considera que aquel derecho es violatorio lisa y
llanamente, se lo excluye del primero. Cuando está comprometido el orden público, el juez
debe aplicar su lex fori, sin analizar otra disposición.
El Orden Público marca la excepción de la aplicación del Derecho Extranjero, porque afecta
nuestro Orden Público, no compatibiliza con él. Lo que inspira a la norma de Orden Público es
el espíritu de la legislación, de los principios es en lo que se inspiran las disposiciones, y de
estas disposiciones el Orden Público. El Orden Público no es más que el conjunto de valores
sociales y principios fundamentales de todo el Estado. Estos principios surgen de la
Constitución Nacional y de los Tratados de DDHH que son la base de nuestra pirámide.-
EFECTOS DEL ORDEN PÚBLICO
La aplicación del orden público produce un efecto doble: negativo: eliminación del derecho
extranjero nocivo o violatorio de nuestros principios y positivo: sustituye el derecho extranjero
por derecho saludable, cuando la ley local impone aplicación de la lex fori.
Goldschmidt dice q lo que debe analizarse es el resultado, que puede ser positivo, si lo nocivo
del derecho extranjero es la reglamentación de una incapacidad y el derecho local lo sustituye
por una capacidad; o negativo, si lo nocivo es la reglamentación de una capacidad y el derecho
local lo sustituye por una incapacidad.
B. Art.14 del CC (Viejo): El Código Civil no trata los problemas de la parte general, excepto el
orden público, exclusivamente en el artículo 14, más específicamente en el inciso 2: “Las
leyes extranjeras no serán aplicables cuando su aplicación fuere incompatible con el
espíritu de la legislación de este código” (Actúa como cláusula de reserva).

La crítica que se le hace es que con el inciso 2 hubiera bastado, ya que el 1 es contradictorio, el
3 es redundante y el 4 no es norma de orden público.
Articulo 14 C.C.: “Las leyes extranjeras no serán aplicables cuando:
JP

Inciso 1°: Su aplicación se oponga al derecho público o criminal de la República (respecto del
orden público): Ej. legislación que viole la igualdad entre nacionales y extranjeros,
consagrado en el Art. 20 de la CN; respecto del derecho criminal: ej. ley que permita la
bigamia); a la religión del Estado (se critica porque no existe tal religión del Estado, existe
una libertad de creencias y cultos y una religión oficial, profesada por la mayoría y
sostenida económicamente por el Estado); a la tolerancia de cultos (se critica por
redundante); A la moral y buenas costumbres (con su inclusión se amplía el concepto de
orden público, lo cual es innecesario ya que dichas normas no integran el concepto en su
acepción científica, debiéndose al error por la gran influencia religiosa del codificador).
Inciso 2°: Cuando su aplicación fuere incompatible con el espíritu de nuestra
legislación(debiendo entenderse como espíritu de nuestra legislación, no solamente del
Código, puesto que se refiere a los principios subyacentes a esta: ej. ley que permitiese la
institución de muerte civil, siendo la misma desconocida antes de la sanción de la Ley
de Adopción, su aplicación violaba el espíritu de nuestra legislación)
Inciso 3°: Cuando fuere de mero privilegio (estaría incluido en el inc. 1 y resulta redundante, ya
que el Art. 16 de la CN, consagra la igualdad de todos los habitantes, prohibiendo
la discriminación por razones de sexo, estado, culto, etc....)”
Inc. 4. Las leyes extranjeras no serán aplicables: “Cuando las leyes de este Código, en colisión
con las leyes extranjeras, fuesen más favorables a la validez de los actos”
Art. 2.600 del Nuevo CCyC:
ARTÍCULO 2600.- Orden público. “Las disposiciones de derecho extranjero aplicables deben
ser excluidas cuando conducen a soluciones incompatibles con los principios fundamentales
de orden público que inspiran el ordenamiento jurídico argentino”
Hoy tenemos una norma restrictiva en el art. 2.600 del Nuevo CCyC, el Orden Público tiene
como finalidad ser un límite general que va a establecer que cuando una norma extranjera es
incompatible no sea aplicado. Es un remedio legal, que es la excepción a la aplicación del
Derecho Extranjero.-
Antes, teníamos dispersas varias disposiciones, que hoy podemos tenerlas en cuenta a modo
de antecedentes: Art. 14 inc. 2 del Ex CC: “Las leyes extranjeras no serán aplicables:… 2.
Cuando su aplicación fuere incompatible con el espíritu de la legislación de este código…”. Acá
vemos un caso de la legislación como principio.-Art. 949 del Ex CC: “La capacidad o
incapacidad de derecho, el objeto del acto y los vicios sustanciales que pueda contener, serán
juzgados para su validez o nulidad por las leyes de este código”. No se aplicará el Derecho
Extranjero cuando el contrato por ejemplo, sea malicioso o pudiera afectar a las partes.-
También contienen normas de Orden Público, los Protocolos Adicionales del Tratado de
Montevideo:
Protocolo Adicional a los Tratados de Montevideo de 1940 - Art. 4°: “Las leyes de los demás
Estados jamás serán aplicadas contra las instituciones políticas, las leyes de orden público o las
buenas costumbres del lugar del proceso”.-
Extensión justificada e injustificada: El orden público internacional tiene por función la de
defender los valores del derecho propio contra el derecho extranjero que en si resulta
aplicable según las normas del DIPr. Puede ser que se considere como aplicable el derecho
propio referente a determinados temas (aplicación apriorística), puede ser también que se
examine previamente al derecho extranjero desde el punto de vista de su compatibilidad con
los valores del derecho propio, rechazando el primero y aplicando el segundo en el supuesto
de incompatibilidad (aplicación a posteriori). En ambos casos el orden público internacional
JP

constituye una excepción a la aplicación del derecho extranjero. Hay que distinguir entre
la extensión justificada y la injustificada del concepto de orden público internacional.
- La extensión justificada abarca tres instituciones diversas:
a) En primer lugar, nos encontramos con la cláusula de reserva (Zitelmann) que
establece que toda norma del DIPr contiene expresa o tácitamente una cláusula que
reserva como excepción a la regla formulada del orden público internacional. Si la
cláusula de reserva es expresa, impone la aplicación a posteriori del orden público
internacional; si la cláusula es tacita el problema de la aplicación a priori o a posteriori
queda sin resolver, sin embargo, el orden público internacional como excepción
requiere su aplicación a posteriori.
b) En segundo término, encontramos normas de derecho privado propio, que
expresamente se adjudican efectos extraterritoriales denominados a estas
como “normas rígidas expresas” o “normas expresas de orden público internacional”.
Hay que distinguir la extraterritorialidad activa la de nuestro derecho sobre el extranjero y la
extraterritorialidad pasiva la del derecho extranjero sobre nuestro derecho, las normas rígidas
tienen una extraterritorialidad activa.
Las normas rígidas a su vez pueden ser de dos clases: sustitutivas de las normas extranjeras o
aditivas con respecto a ellas.
Las normas rígidas expresas pueden sustituir las normas extranjeras normalmente aplicables,
en este supuesto las normas rígidas se aplican inmediatamente (a priori).
Las normas rígidas propias pueden también tener un efecto aditivo, ello significa que, si el
derecho extranjero fuese más severo que nuestras normas rígidas habríamos de aplicarlos, a
no ser su severidad infringiese otros principios de nuestro orden público internacional. La
norma rígida aditiva puede ser aplicada tanto a priori como a posteriori de todos modos hay
que examinar el derecho extranjero y en caso de duda hay que interpretar las normas rígidas
propias como aditivas.
c) En tercer lugar, encontramos los principios básicos del derecho privado, aquí es
necesario distinguir entre un principio fundamento de una norma y un principio básico
de una parte del ordenamiento normativo (implican su aplicación a posteriori)
- La extensión injustificada se extiende en tres dimensiones:
a) La primera extensión inadmisible consiste en encuadrar en el concepto de orden
público internacional normas de derecho público de esta manera se atribuya a una
norma con efecto territorial (la de derecho público) un efecto de extraterritorialidad
activa (que es el efecto del orden público internacional). En ambas hipótesis la
aplicación de la norma es inmediata, o sea, a priori. Todo el derecho público es de
aplicación inmediata sin pertenecer al orden jurídico internacional.
b) La segunda extensión inadmisible del orden público internacional consiste en propagar
la existencia de normas rígidas de derecho privado tacita. Se presenta una confusión
entre el orden público interno e internacional ya que el orden público interno
comprende el conjunto de normas de derecho privado que no pueden ser derogadas
por la autonomía iusprivatista de las partes (Art21 CC); ellas pueden en cambio ser
desplazadas por el derecho extranjero declarado aplicable por el DIPr. Incluyendo el
orden público interno en el internacional se adjudica al primero la extraterritorialidad
activa, mientras que en realidad la que tiene ese efecto no es la norma del orden
interno sino a lo sumo su principio subyacente;
JP

c) La tercera confusión, cometen quienes predican la existencia de normas materiales del


DIPr. Las únicas normas materiales son las normas rígidas expresas de derecho privado
que en efecto al pertenecer al orden público internacional forman parte del DIPr
mismo. Al contrario si en el derecho privado aparecen normas directas con elementos
extranjeros (normas de extranjería) estas no son de DIPr sino derecho privado.
En resumidas cuentas el orden público internacional cumple solo con su función si es
restringido a la cláusula de reserva, las normas rígidas expresas de derecho privado y los
principios básicos del ordenamiento normativo propio. No es lícito al contrario extenderlo a
normas de derecho público, a normas de orden público interno y a las normas de extranjería
del derecho privado.
BOLILLA 5
A. Puntos de Conexión: Son las circunstancias del caso q nos permiten determinar el derecho
aplicable. Según Goldschmidt es el medio técnico de la descripción abstracta del derecho
aplicable.
Como sabemos los “Puntos de Conexión” pertenecen a la Consecuencia Jurídica de la Norma
Indirecta, es lo primero que debemos saber. Los Puntos de Conexión nos van a orientar, nos
van a dirigir hacia el Derecho Extranjero Aplicable a un caso con elementos extranjeros, o a un
suceso con elementos extranjeros.
Estos Puntos de Conexión son comunes a nivel internacional, son celebrados
internacionalmente.-
Debemos establecer, por medio de los Puntos de Conexión:
1. El Juez Competente.-
2. El Derecho Aplicable.-

Hay que ver siempre lo establecido por los Tratados, las leyes, la jurisprudencia o la doctrina.
Siguiendo esto, primero siempre hay que verificar lo establecido por los Tratados
Internacionales; luego, hay que recurrir a la Ley; si esta no es clara, debemos ir a la
Jurisprudencia; y en su defecto, hay que ver que nos dice la Doctrina, sobre el Juez
Competente y el Derecho Aplicable:
1° Tratados Internacionales;
2° Leyes;
3° Jurisprudencia; y
4° Doctrina.-
Se clasifican en: personales, reales y conductistas.

Personales:
1. La Nacionalidad:
JP

La “Nacionalidad”, como Punto de Conexión tuvo mucha recepción en su momento, incluso


había sido receptada por nuestro Código de Comercio. Pero el primero en receptarlo fue el
Código Francés de Napoleón sin dar fundamentos de su adopción, siendo que el Punto de
Conexión era el Domicilio antes que la Nacionalidad. Más allá de ello, la mayor parte de los
países de Europa Continental adoptan a la Nacionalidad como su Punto de Conexión.-
Mancini, más adelante se encarga de proveer los fundamentos de la adopción de la
Nacionalidad como Punto de Conexión, y al ser parte del DIPú., es por ello que se utiliza dentro
del DIPr. como Punto de Conexión. También esto está íntimamente relacionado con la
formación de los Estados, donde estos utilizan a la Nacionalidad para poder exportar su
Derecho.-
Otros sostienen que Mancini adoptó a la Nacionalidad, porque se vio influenciado por el libro
“El Espíritu de las Leyes”, de Montesquieu, donde se sostenía que las leyes de un Estado se
hacen en base a las costumbres de estos.-
La Nacionalidad como Punto de Conexión, no llega a las Islas Anglosajonas, ni a América; en
América utilizamos al Domicilio como Punto de Conexión.-
En nuestro Derecho, el Código de Comercio utilizó a la Nacionalidad como Punto de Conexión,
luego la corriente cambió al Domicilio gracias a las influencias de Savigny, que fueron seguidas
por Vélez Sarsfield cuando redacto nuestro Código Civil.-
La Nacionalidad es la relación de la persona, el Estado y el territorio; es el vínculo político-
jurídico del Estado y sus súbditos. Cabe aclarar que el concepto varía de acuerdo a los
Estados, ya que algunos adoptan a la nacionalidad desde el nacimiento, por naturalización, por
herencia de sangre, o bien, por matrimonio; tal es el caso de la pareja de chinos que tiene un
hijo en Argentina, donde acá se sostiene que toda persona que nace en Argentina, tiene
nacionalidad Argentina, en China por la herencia de sangre, se lo considera como un nacional
de China también. Lo que define a la Nacionalidad, es el Domicilio.-
Algunas doctrinas sostienen que es fácil de burlar, fácil de cambiar, el Domicilio para realizar
actos fraudulentos, actos de mala fe, aunque la Nacionalidad es también un Punto de
Conexión fácil de ser burlado, fácil de cambiar, tal como lo vimos en el caso de la “Duquesa de
CharamanChimay”.-
A diferencia de la Nacionalidad, el Domicilio tiene Puntos de Conexión Subsidiarios, por
ejemplo, si no establecemos el Domicilio Real o Legal de una persona, podemos recurrir al
lugar de su residencia, o a la casa de sus padres, etc.-
La Nacionalidad es Antifuncional para el DIPr., porque el DIPr. recepta el Derecho Extranjero,
lo que no se podría hacer con la Nacionalidad, ya que no recepta al Derecho Extranjero.-
El “Derecho de Extranjería”, prevé la aplicación del Derecho Propio a un no nacional, por
ejemplo, cuando se obliga a un brasilero a pagar caución para poder estar en juicio en
Argentina, en este caso se utiliza a la nacionalidad de una determinada comunidad a la cual la
ley expresamente le encomienda algo (Arraigo). Por aplicación del nuevo art. 2.610 el Nuevo
CCyC, sobre igualdad de trato, las normas de extranjería hoy quedan derogadas porque el
extranjero se equipara con los nacionales.-
JP

El Domicilio: El “Domicilio”, como Punto de Conexión es receptado por el Derecho Argentino,


por el Derecho Anglosajón, también por el Tratado de Montevideo. Rige el Domicilio todo lo
referido a la capacidad, la existencia, el matrimonio en todos sus aspectos (SALVO:
Celebración), el ejercicio de la responsabilidad parental, filiación, derecho sucesorio, adopción,
fecundación in vitro, casos concretos de los contratos.-
Para que exista se deben tener en cuenta dos requisitos:
1. Residencia Efectiva
2. Animus

Ver arts. 2.613 y art. 7732.-


ARTÍCULO 2613.- Domicilio y residencia habitual de la persona humana. A los fines del derecho internacional
privado la persona humana tiene:
a. su domicilio, en el Estado en que reside con la intención de establecerse en él;
b. su Residencia habitual, en el Estado en que vive y establece vínculos durables por un
tiempo prolongado.

La persona humana no puede tener varios domicilios al mismo tiempo. En caso de no tener
domicilio conocido, se considera que lo tiene donde está su residencia habitual o en su
defecto, su simple residencia.
ARTÍCULO 2614.- Domicilio de las personas menores de edad. El domicilio de las personas
menores de edad se encuentra en el país del domicilio de quienes ejercen la responsabilidad
parental; si el ejercicio es plural y sus titulares se domicilian en estados diferentes, las personas
menores de edad se consideran domiciliadas donde tienen su residencia habitual.
Sin perjuicio de lo dispuesto por convenciones internacionales, los niños, niñas y adolescentes
que han sido sustraídos o retenidos ilícitamente no adquieren domicilio en el lugar donde
permanezcan sustraídos, fuesen trasladados o retenidos ilícitamente.
ARTÍCULO 2615.- Domicilio de otras personas incapaces. El domicilio de las personas sujetas a
curatela u otro instituto equivalente de protección es el lugar de su residencia habitual.
ARTÍCULO 2616.- Capacidad. La capacidad de la persona humana se rige por el derecho de su
domicilio. El cambio de domicilio de la persona humana no afecta su capacidad, una vez que ha
sido adquirida.
ARTÍCULO 2617.- Supuestos de personas incapaces. La parte en un acto jurídico que sea
incapaz según el derecho de su domicilio, no puede invocar esta incapacidad si ella era capaz
según el derecho del Estado donde el acto ha sido celebrado, a menos que la otra parte haya
conocido o debido conocer esta incapacidad.
Esta regla no es aplicable a los actos jurídicos relativos al derecho de familia, al derecho
sucesorio ni a los derechos reales inmobiliarios.
ARTÍCULO 77.- Cambio de domicilio. El domicilio puede cambiarse de un lugar a otro. Esta
facultad no puede ser coartada por contrato, ni por disposición de última voluntad. El cambio
de domicilio se verifica instantáneamente por el hecho de trasladar la residencia de un lugar a
otro con ánimo de permanecer en ella.
Otros países en cambio, solamente se amparan en uno de los requisitos, algunos se vuelcan
por la residencia efectiva, mientras que otros, por el animus de permanecer en un lugar.-
JP

En cuanto a la Jurisdicción, tenemos al art. 78 del Nuevo CCyC: “ARTÍCULO 78.- Efecto. El
domicilio determina la competencia de las autoridades en las relaciones jurídicas. La elección
de un domicilio produce la prórroga de la competencia”.-

3. Residencia habitual: Este punto de conexión es subsidiario del domicilio. Los tratados de
Derecho Civil Internacional reconocen la residencia como punto de conexión condicional
subsidiario. En defecto de domicilio, se aplica la ley de residencia.

Los Tratados de Montevideo, en cambio, desconocen la residencia como punto de conexión


principal.
País al que una persona presta sus servicios: Los problemas de tramitación se rigen por la ley del
país que ha constituido la autoridad ante la cual el asunto se tramita. Se suele decir que en
este supuesto se aplica la lex fori (ley del juez) pero esta expresión por un lado es demasiado
estrecha porque no solo se trata de tramitaciones judiciales, sino también pueden ser
administrativas y por otro lado es imprecisa puesto que no nos dice que ha de entenderse ley
del juez ya que la lex fori (en sentido amplio) no es la ley del país en el cual la autoridad actúa,
sino que es la ley del país al que la autoridad consagra sus servicios. Los juicios y sus
incidencias, cualquiera sea su naturaleza, se tramitarán con arreglo a la ley de procedimiento
del estado en donde se promueven.
Puntos de Conexión “REALES”: Los puntos de conexión reales se refieren a objetos,
determinando mediante su situación, el derecho aplicable (bienes inmuebles y muebles,
buques, aeronaves, propiedad intelectual)
La situación de cosas muebles e inmuebles es en los tratados de Montevideo el punto de
conexión no acumulativos y simple para encontrar el derecho aplicable a la constitución,
modificación y cancelación de derechos reales .También se rigen los problemas sucesorios de
inmuebles y muebles relictos por el derecho de su situación, también sobre los derechos
crediticios.
Buques y aeronaves se estiman situados en el país en cuyo registro han sido matriculados.
Con respecto a una obra literaria o artística en el país en el que se ha hecho su primera
publicación (Art. 2 Ley 11723). Con miras a patentes o marcas de comercio o fábricas su
situación está en el país que concede esos derechos.
JP

El DIPr interno somete al derecho de la situación, la constitución, la modificación y cancelación de


dchos reales sobre inmuebles argentinos, , y sobre muebles de situación o carácter
permanente.
Art 10 CC: “Los bienes raíces situados en la república son exclusivamente por las leyes del país
respecto a su calidad de tales, a los derechos de las partes, a la capacidad de adquirirlos, a
los modos de transferirlos y a las solemnidades que deben acompañar esos actos. El título,
por lo tanto, a una propiedad raíz solo puede ser adquirido, trasferido o pedido de
conformidad con las leyes de la república”.
Nota: el que quiere adquirir o ejercer un derecho sobre una cosa se somete voluntariamente al
derecho de la localidad, o sea, los derechos reales se juzgan según el derecho del lugar
donde la cosa se encuentra, lex rei sitae, mismo principio que se aplica al estado de las
personas, la lex domicilio. Este principio es la sumisión voluntaria.
ARTICULO 2663 “La calidad de bien inmueble se determina por la ley del lugar de su
situación.” (Responde a la idea de locación como criterio de conexión)
ARTICULO 2667 “Los derechos reales sobre inmuebles se rigen por la ley del lugar de su
situación. Los contratos hechos en un país extranjero para transferir derechos reales sobre
inmuebles situados en la República, tienen la misma fuerza que los hechos en el territorio
del Estado, siempre que consten en instrumentos públicos y se presenten legalizados.”
Y sobre muebles de situación permanente:
Art. 11 CC: los bienes muebles que tienen situación permanente y que se conserva sin
intención de trasportarlos, son regidos por las leyes del lugar en que están situados, pero
los muebles que el propietario lleva siempre consigo, o que son de su uso personal, este o
no en su domicilio, como también los que se tienen para ser vendidos o trasportados a otro
lugar son regidos por las leyes del domicilio del dueño.
Nota: las cosas muebles sin asiento fijo son susceptibles de una circulación rápida de fácil
deterioro, consumibles algunas veces al primer año, en otras pudiendo ser legalmente
sustituida por otras homogéneas que prestan las mismas funciones como sucede en el
mutuo, por lo tanto no participan esos derechos del territorio en que ocasionalmente se
encuentran, sino que son regidos por las leyes del domicilio del dueño.
ARTICULO 2669 “Los derechos reales sobre muebles que tienen situación permanente y que se
conservan sin intención de transportarlos, se rigen por el derecho del lugar de situación en
el momento de los hechos sobre los que se plantea la adquisición, modificación,
transformación o extinción de tales derechos. El desplazamiento de estos bienes no influye
sobre los derechos que han sido válidamente constituidos bajo el imperio de la ley
anterior.”
ARTICULO 2670 “Los derechos reales sobre los muebles que el propietario lleva siempre
consigo o los que son de su uso personal, esté o no en su domicilio, como también los que
se tienen para ser vendidos o transportados a otro lugar se rigen por el derecho del
domicilio de su dueño. Si se controvierte o desconoce la calidad de dueño, se aplica el
derecho del lugar de situación.”
Parece justo someter los derechos reales sobre inmuebles y muebles a la ley de su situación,
en razón de que ellos tienen una relación espacial autentica con el país en el cual se hallan.
También es razonable asociar derechos o bienes registrables con el país en cuyos registros e
inscriben. Los derechos no registrables no tienen, en cambio, situación alguna.
Puntos de Conexión “CONDUCTISTAS”: Tienen en cuenta conductas jurídicamente relevantes de
las partes (celebración o ejecución de un contrato, puerto de salida o de destino, comisión de
un ilícito).
JP

a. Autonomía de la voluntad: Hablamos sobre la “Autonomía de lo Voluntad”, dentro del


marco del DIPr. donde las partes son iguales y tiene que ver con la libertad o la voluntad de
cada una de estas partes, donde pueden decidir por sí mismas qué comprar, dónde
comprar, lo mismo con las ventas, lo mismo con las transacciones comerciales o jurídicas,
etc. Todo lo que una parte quiere, puede hacerlo, siempre y cuando no atenten sus actos
con la moral, las buenas costumbres y el orden público, cuando atente contra algo de esto,
no podrá ser aprobado el acto, se considera irrealizable.-

Como sabemos tenemos dos tipos de Orden Público, el Nacional y el Internacional, la


Autonomía de la Voluntad pertenece al “Orden Público Nacional”.-
Hoy, con nuestro Nuevo CCyC, podemos dividir a nuestros contratos en dos tipos: 1° Contratos
de Consumo, y 2° Contrato de No Consumo, donde solamente en este último, “Contratos de
No Consumo”, las partes pueden pactar haciendo uso de la Autonomía de la Voluntad.-
Esta facultad de pactar libremente, convenir libremente sus pautas haciendo uso de la
Autonomía de la Voluntad, puede ser dirigida a la elección del juez competente para
entender en los problemas que se puedan suscitar, como también en el derecho aplicable
al caso.-
Hay dos tipos de Autonomía de la Voluntad:
1. Autonomía de la Voluntad Conflictual:

● Posee dos variantes. -


2. Autonomía de la Voluntad Material:

a. Primer Grado. -
b. Segundo Grado. -

Autonomía de la voluntad Conflictual: Es el derecho de las partes a elegir por declaración de


voluntad el derecho aplicable al contrato.
La elección del derecho aplicable es a su vez un contrato, si la elección se hace
simultáneamente con el contrato principal ella pasa a ser una cláusula de esta, y si la elección
se hace con posterioridad al contrato principal es un contrato externo de carácter accesorio, y
ante una controversia de las partes sobre la validez o nulidad del contrato de elección, no se
aplica el derecho que sería aplicable al contrato principal sino el mismo derecho cuya elección
válida esta en tela de juicio.
Las partes pueden solo ejercer su autonomía conflictiva dentro de las limitaciones que el DIPr
del juez establece sobre todo hay que señalar que las leges indirectae fori expresa o
tácitamente suponen que las partes se hallen en una situación de igualdad a fin de que
ninguna pueda imponer a la otra un derecho de manera coactiva.
La autonomía conflictual posee dos variantes:
1) Impropia: Porque es indirecta, donde las partes alteran el punto de conexión para
someterse a un derecho determinado.
2) Propia: Cuando se pacta en el contrato la justicia que va a entender, los jueces que van
a entender en la causa si surge algún problema. Generalmente la realizan por medio
de una clausula donde las partes prorrogan al juez.
Autonomía de la Voluntad material: los contratos internacionales pueden ser igualmente
objetos de la regulación por sus partes, consistiendo esta regulación la aplicación del derecho
privado. Hay una autonomía material de 1º y 2º grado.
JP

1. Autonomía de 1º grado o universal:

Es la que utilizan generalmente los Organismo Internacionales, donde las partes no se quieren
someter a ninguna legislación específica y por ende redactan un contrato para que el
mismo no se pueda calificar. El Derecho es el Contrato. En estos contratos las partes
convienen la sanción de su incumplimiento, la pena, las indemnizaciones, entre otras
cláusulas, con tal de que no resulte aplicable ninguna legislación y se rijan pura y
enteramente por lo dispuesto en el contrato, para que no intervenga ningún juez o árbitro
en la cuestión. Igualmente, es obvio, que interviene un juez o un árbitro para hacer
operativo al contrato cuando una de las partes incumplen alguna de las cláusulas del
contrato.-
Estos contratos generalmente se conforman con alrededor de 400 o 500 artículos o cláusulas.
El juez que interviene, aplicará estas cláusulas en caso de que surja algún conflicto entre las
partes. Los Organismo Internacionales utilizan este tipo de contrato, ya que realizan
convenio con varios países, y de esta forma evitan conflictos con los diferentes derechos.-
Siempre que haya una de las partes desfavorecidas, en el juez argentino puede intervenir Esta
consiste en que las partes sin sujeción a ningún derecho positivo determinado contraigan
las estipulaciones para un contrato determinado, indicando si así lo desean un derecho
determinado subsidiario para el caso de que en sus propias estipulaciones hubiese ciertas
lagunas.
2. Autonomía de 2º grado:

Las partes en este caso pueden pactar el derecho aplicable al caso y el juez que intervendrá en
caso de conflicto. Pueden pactar para todo el contrato, o para cada parte del contrato el
derecho aplicable y el juez que intervendrá en caso de problemas entre las partes. Incluso,
las partes pueden pactar un derecho subsidiario para aplicar para el hipotético caso de que
el derecho elegido cambie sustancialmente.
Consiste en que las partes formulan estipulaciones materiales sin declarar su independencia de
cualquier derecho positivo, o sea, someterse a algún derecho determinado. En esta
supuesto se considera que las partes se hallan sometidas a la totalidad de los derechos
elegibles solo de los derechos coactivos comunes de todos ellos y además quedan
sometidos al orden público internacional del juez. La autonomía material de 2º grado se
basa en el derecho de las partes a someter sus contratos a diferentes ordenamientos
jurídicos de suerte tal, que una parte del contrato queda sujeto a un derecho y otra a un
derecho diferente. Esta autonomía es admitida consuetudinariamente y de difícil
aplicación.
CASO “COMPTE Y CIA C. IBARRA Y CIA”.
Las sentencias de 1ª (27/06/1935) y de 2ª (11/05/1936) instancia, aceptaron la validez de la
cláusula 30 del Conocimiento que sometía todas las controversias a los tribunales de
Sevilla-España. En el proceso se trataba de la indemnización a pagar al destinatario
argentino por razón del hurto cometido en un puerto argentino. La CSJN declaró en su
sentencia del 16/11/1936 que en el caso del art 1091 del Cód de Com se daba la jurisdicción
internacional exclusiva de los tribunales argentinos, siendo nula una cláusula contraria en el
contrato de fletamento. Uno de los argumentos principales de la Corte consiste en que
declarar válidas cláusulas semejantes de sumisión a tribunales extranjeros, conduciría, con
miras a la inexistencia de una flota mercante argentina, a un total desamparo de los
destinatarios argentinos. Aunque las sentencias tratan promiscuamente los problemas de la
ley aplicable y del juez competente, no se debe olvidar que se sostiene frecuentemente que
JP

la sumisión a los jueces de un país implica también sumisión al Derecho que ellos aplican,
pues una sentencia que admite o que repudia la sumisión a una jurisdicción extranjera,
puede ser utilizada también, con la debida precaución, en la lucha en torno de la autonomía
de la voluntad.
b. Lugar de Celebración del Contrato (Conductista): Como variables de la Autonomía de la
Voluntad, hay otros dos Puntos de Conexión: Lugar de Celebración y Lugar de Ejecución
del Contrato.

Lugar de Celebración del Contrato: Esto se basa en el principio de que La Ley del lugar, rige la
forma de los actos.-
Si el acto es válido donde fue celebrado, es válido en todas partes, aún en los lugares donde
este es inválido de acuerdo a su forma. Lo mismo ocurre por ejemplo, en el caso del
matrimonio, en la celebración de un poder. Estos siempre hablando con independencia
del contenido que estos actos jurídicos posean, el contenido es otra cosa, acá hablamos
de la forma del acto. Hoy en día, la Celebración del Contrato quedó relegada, y es
subsidiario en el caso de que no se pueda aplicar el derecho del lugar de Ejecución, o
en otros supuestos donde no se pueda determinar el lugar de Ejecución del Contrato.-
ARTÍCULO 2649.- Formas y solemnidades.
“Las formas y solemnidades de los actos jurídicos, su validez o nulidad y la necesidad de
publicidad, se juzgan por las leyes y usos del lugar en que los actos se hubieren
celebrado, realizado u otorgado.
Cuando la ley aplicable al fondo de la relación jurídica exija determinada calidad formal,
conforme a ese derecho se debe determinar la equivalencia entre la forma exigida y la
forma realizada.
Si los contratantes se encuentran en distintos Estados al tiempo de la celebración, la validez
formal del acto se rige por el derecho del país de donde parte la oferta aceptada o, en su
defecto, por el derecho aplicable al fondo de la relación jurídica”.-
Tratado de Montevideo: Interviene en los Tratados de Montevideo a veces como punto de
conexión principal (para determinar el derecho que rige las formas y solemnidades de
los actos jurídicos), siendo utilizado en otras ocasiones como punto de conexión no
acumulativo, condicional y subsidiario (para regir los actos y contratos en los cuales no
puede determinarse al tiempo de su celebración, el lugar de su cumplimiento) El Tratado
de Montevideo de Derecho Civil y Comercial de 1940, en su Art. 36, estatuye que las
formas y solemnidades de los actos jurídicos se rigen por la ley donde se celebran u
otorgan.
Los tratados de Montevideo se basan en la tesis de Savigny que somete la validez intrínseca de
los contratos y sus efectos al derecho del país de su ejecución. Si un contrato no tiene
lugar de ejecución que le de unidad, los tratados adoptan una solución subsidiaria, la
doctrina del lugar de celebración. La perfección de los contratos celebrados por
correspondencia o por mandatario se rige por la ley del lugar del que partió la oferta
aceptada.
Caso “LAMAS EMILIO C/ BANCO MERCANTIL DEL RIO DE LA PLATA DE LA CIUDAD DE
MONTEVIDEO”. Se trata de un contrato celebrado por correspondencia entre el Banco
demandado del que había partido la oferta y el actor, en virtud del cual el último debía
colocar en yacimientos petrolíferos fiscales un préstamo a proporcionarse por el Banco
demandado, el lugar de cumplimiento del contrato era Buenos Aires, la mayoría de la
Corte cree aplicable el derecho argentino.
JP

Con respecto al Art. 42 se dice lo que sigue: este Art. Expresa que sin embargo la perfección
del contrato celebrado por correspondencia o por mandatario se rige por la ley del lugar
del cual partió la oferta aceptada. Esto es, la norma que decidió el fiscal de cámara al
pronunciarse por la competencia de los jueces uruguayos, porque en esta modalidad de
contratos (correspondencia) no rige la regla del Art. 37, sino la especial del 42 o sea que
en estos contratos no se aplica la ley del lugar de su cumplimiento, sino la del país del
cual partió la oferta aceptada.
Sin embargo, no es ese el alcance que esta Corte atribuye a la norma, ya que ello no establece
que todo lo concerniente al contrato celebrado por correspondencia se rija por ésta ley,
sino solamente determina cuando el mismo queda concluido o perfeccionado, para esto
remite a la ley, el país en el cual partió la oferta aceptada, en este caso particular a la ley
uruguaya, que no se ajusta al Art. 1154 del Código Civil puesto que la aceptación no hace
perfecto el contrato desde que se envía al proponente, sino desde que éste lo recibe. En
lo que se refiere a todo lo demás se rige por el Art. 37 del Tratado de Derechos Civiles (la
ley del cumplimiento), esta es la regla general.
c. Lugar de EJECUCIÓN de los contratos:

Hoy se tiene en cuenta más el lugar de Ejecución del Contrato, que el lugar de Celebración del
Contrato, pasando este último a ser subsidiario del primero.-
En ambos tratados de derecho civil internacional se rigen los contratos, en principio, por la ley
del lugar de su cumplimiento. El Tratado de Montevideo en su Art. 37 afirma que la ley
del lugar en donde los contratos deben cumplirse rige su existencia, su validez, sus
efectos, ejecución y todo lo concerniente a los contratos bajo cualquier aspecto que sea.
La ley del lugar donde los contratos deben cumplirse constituye punto de conexión no
acumulativo, simple.
El lugar de ejecución se establece, o en el país donde las cosas están, o en el país donde el
deudor se domicilie al tiempo de la celebración del contrato.
En el DIP interno la ley del lugar de ejecución rige la validez intrínseca y los efectos de los
contratos con contacto argentino.
Se clasifican los contratos según recaigan sobre cosas ciertas e individualizadas, sobre cosas
determinadas por su género, sobre cosas fungibles, sobre partición de servicios, en
todos estos supuestos el lugar de la ejecución se establece en el país donde las cosas
están o en el país donde el deudor se desenvuelve al tiempo de la celebración del
contrato. En otras palabras, hay que saber en qué momento se perfeccionó el contrato
para buscar la situación de las cosas o el domicilio del deudor, en este preciso instante,
considerándose esa situación o ese domicilio como el lugar del cumplimiento del
contrato.
El Nuevo CCyC posee algunas disposiciones, como el art. 2.649; el art. 2.650; y el art. 2.651:
ARTÍCULO 2649.- Formas y solemnidades. Las formas y solemnidades de los actos jurídicos, su
validez o nulidad y la necesidad de publicidad, se juzgan por las leyes y usos del lugar en
que los actos se hubieren celebrado, realizado u otorgado.
Cuando la ley aplicable al fondo de la relación jurídica exija determinada calidad formal,
conforme a ese derecho se debe determinar la equivalencia entre la forma exigida y la
forma realizada.
Si los contratantes se encuentran en distintos Estados al tiempo de la celebración, la validez
formal del acto se rige por el derecho del país de donde parte la oferta aceptada o, en
su defecto, por el derecho aplicable al fondo de la relación jurídica.
JP

Tratado de Montevideo: Los contratos, en principio, se rigen en todos sus aspectos por la ley
del lugar de cumplimiento.
El art 37 del TM/40 y el art 33 del TM/89 afirman que la ley del lugar en donde los contratos
deben cumplirse, rige su existencia, su validez, sus efectos, su ejecución y todo lo
concerniente a los contratos bajo cualquier aspecto que sea.
Si se trata de contratos recíprocos con lugares de ejecución en diferentes países, se adopta
como remedio el lugar de celebración en caso de que no tuviera lugar de ejecución.
Los contratos entre ausentes, la perfección de los contratos celebrados por correspondencia o
por mandatarios, se rigen por el lugar del que partió la oferta aceptada.
Caso CHRISTENSEN ALFREDO H.H. C/ ANEF S.A. (1963) Se trata de la venta celebrada en la
Argentina, de acciones al parecer nominativas de una S.A. suiza, se cumple en Suiza, la
Cámara Comercial de Primera Instancia de la Capital Federal aplica el derecho argentino.
d. Lugar de PERPETRACIÓN DE UN ACTO ILÍCITO: Los Tratados de Derecho Civil
Internacional declaran que las obligaciones que nacen sin convención se rigen por la ley
del lugar en donde se produjo el hecho licito o ilícito de que proceden y, en su caso, por
la ley que regula las relaciones jurídicas a que responden.

Si hubiera dudas sobre la determinación del lugar de perpetración del acto ilícito habríamos de
recurrir al Tratado de Derecho Penal Internacional de 1889.
Los hechos de carácter delictivo perpetrados en un estado que serían justiciables por las
autoridades de éste, si en él se produjeron sus efectos, pero que solo dañan derechos e
intereses garantizados por las leyes de otro estado, serían juzgados por los Tribunales y
penados según las leyes de éste último. Cuando el delito afecta a diferentes Estados,
prevalecerá para juzgarlo la competencia de los tribunales del país damnificado en cuyo
territorio se capture al delincuente. Si el delincuente se refugiase en un Estado distinto
a los damnificados, prevalecerá la competencia de los Tribunales del país que tuviese la
prioridad en el pedido de la extradición.
De acuerdo a esto se llega a la conclusión de que el lugar de la perpetración de un acto ilícito
se halla en cuantos países el hecho produzca sus efectos, mientras que no se encuentra
en el lugar en el que se desarrolla exclusivamente la actividad (repudio a la ley de
ubicuidad).
En el CCyC en su Artículo 2657 “el derecho aplicable a una obligación emergente de la
responsabilidad civil es el del país donde se produce el daño.”
CONVENCIÓN DE VIENA SOBRE RESPONSABILIDAD POR DAÑOS NUCLEARES (1963)
Fue firmada en la Argentina el 10/10/1966 bajo Ley 17.048 y entró en vigencia en 1977 y el
Art. 8 del Código Civil declara que estos actos son regidos por las leyes del lugar en que
hayan sido verificados.
Si hubiese dudas sobre la determinación del lugar es preciso inspirarse en la legislación penal
Argentina que comulga con la tesis de la ubicuidad, según la cual un delito se comete
tanto en el lugar del hecho, como aquel en el que se producen sus efectos.
Caso LE PAGE C/ AIR FRANCE: En el caso “Lepage c. Air France” se aplica a un pretendido
hecho ilícito la ley del lugar en que se realiza.
La sentencia del 05/03/1926, de la CSJN dictada en el caso “Wolthusen”, concede la
extradición de un norteamericano que cometió un delito a bordo de un buque mercante
norteamericano contra intereses del buque, perteneciendo Wolthusen a la tripulación,
cuando el buque estaba en un puerto brasileño, en razón de que el delito se cometió
“en territorio norteamericano” a los efectos del Tratado arg-norteamericano de
extradición.
JP

BOLILLA 6
A. Las Personas:
Las Personas de Existencia Visible: El ser humano puede ser reconocido como titular de
derechos y obligaciones, este ser humano por ser persona tiene capacidad jurídica o de
derecho. Negar esta capacidad significa eliminar al hombre del círculo de los sujetos
jurídicos, considerarlo esclavo o imponerle la muerte civil.

Pero si bien cada ser humano es titular de derechos y obligaciones, no por ello puede ejercerlos por
actos propios. Al contrario, naciendo el hombre, en un estado de indefensión total, nunca en
principio está en condiciones de hacerse cargo de la defensa de sus intereses, en otras
palabras, la capacidad jurídica, no siempre va acompañada por la capacidad de hecho, que
consiste en la capacidad de ejercer sus derechos y en cumplir sus obligaciones por actos
propios.
El art. 30 de nuestro Viejo Código Civil nos proveía un concepto de persona en su art. 30, expresando
que “Son personas todos los entes susceptibles de adquirir derechos, o contraer
obligaciones”; hoy, nuestro Nuevo CCyC, no nos provee un concepto de qué es Persona, pero
lo que nos interesa en este momento es saber de la Persona es: su Existencia; el Estado y; la
Capacidad.-
● Existencia:
La existencia de la vida humana comienza con la concepción. (Se suprime la expresión “en el
seno materno” debido a que el CCyC admite la utilización de técnicas de reproducción humana
asistida). Protege entonces, a las personas concebidas, tanto dentro del seno materno, como
fuera del seno materno, protegiendo a la manipulación embrionaria para la fertilización
asistida.-
El Nuevo CCyC, en el art. 2634, Segundo Párrafo, por medio de una norma de Orden Público,
protege a la concepción realizada fuera del seno materno realizada en el extranjero,
estableciendo: “…Los principios que regulan las normas sobre filiación por técnicas de
reproducción humana asistida integran el orden público y deben ser ponderados por la
autoridad competente en ocasión de que se requiera su intervención a los efectos del
reconocimiento de estado o inscripción de personas nacidas a través de estas técnicas. En todo
caso, se debe adoptar la decisión que redunde en beneficio del interés superior del niño”.-
La existencia de la persona humana termina por su muerte (natural). El nacimiento o la
muerte ocurridos en el extranjero se prueban con los instrumentos otorgados según las leyes
del lugar donde se producen, legalizados o autenticados del modo que disponen las
convenciones internacionales y a falta de convenciones, por las disposiciones consulares de
Argentina.
El art. 93 del Nuevo CCyC, establece el principio general sobre el Fin de la Existencia de la Vida
Humana, diciendo: “La existencia de la persona humana termina por su muerte”.
Anteriormente, en el Viejo Código se establecía en el art. 103: “Termina la existencia de las
personas por la muerte natural de ellas. La muerte civil no tendrá lugar en ningún caso, ni por
pena, ni por profesión en las comunidades religiosas”. Antes variaba la muerte si era por
condición, forma o modo, civil o natural, hoy se posee la muerte natural, ya que no existe otro
modo que no sea la muerte natural de las personas.-
Art. 94: “La comprobación de la muerte queda sujeta a los estándares médicos aceptados,
aplicándose la legislación especial en el caso de ablación de órganos del cadáver”.-
JP

Art. 97: “El nacimiento o la muerte ocurridos en el extranjero se prueban con los instrumentos
otorgados según las leyes del lugar donde se producen, legalizados o autenticados del modo
que disponen las convenciones internacionales, y a falta de convenciones, por las disposiciones
consulares de la República.
Los certificados de los asientos practicados en los registros consulares argentinos son
suficientes para probar el nacimiento de los hijos de argentinos y para acreditar la muerte de
los ciudadanos argentinos”.-
● Estado: (estado de familia)
Aquí trataremos lo referido al “Nombre” de las Personas. El art. 63 del Nuevo CCyC, establece
las reglas concernientes al nombre (prenombre), donde no se admitirán nombre
extravagantes, incluyendo nombres aborígenes, versando que: “La elección del prenombre
está sujeta a las reglas siguientes:
a. corresponde a los padres o a las personas a quienes ellos den su autorización para tal fin; a
falta o impedimento de uno de los padres, corresponde la elección o dar la autorización al
otro; en defecto de todos, debe hacerse por los guardadores, el Ministerio Público o el
funcionario del Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas;
b. no pueden inscribirse más de tres prenombres, apellidos como prenombres, primeros
prenombres idénticos a primeros prenombres de hermanos vivos; tampoco pueden
inscribirse prenombres extravagantes;
c. pueden inscribirse nombres aborígenes o derivados de voces aborígenes autóctonas y
latinoamericanas”.-

El art. 2618, establece el derecho aplicable al Nombre: “El derecho aplicable al nombre es el
del domicilio de la persona de quien se trata, al tiempo de su imposición. Su cambio se rige por
el derecho del domicilio de la persona al momento de requerirlo”: El Derecho aplicable al
Nombre, es el Derecho del Domicilio de la Persona.-
● Capacidad:
La persona tiene dos tipos de capacidad; la de derecho la poseemos todos, desde que
nacemos, incluso desde antes de nacer. Por otro lado, la capacidad de ejercicio, que refiere a
la capacidad de ejercer los derechos por actos propios. Luego tenemos las prohibiciones
especiales, nuevo instituto del CCyC.
La capacidad de derecho, consiste en la aptitud de ejercer derechos y cumplir sus
obligaciones. Esta se adquiere después de la concepción, ipso facto por la condición de ser
persona; la diferenciamos de la capacidad de hecho, que es la aptitud para ejercer
válidamente por si esos derechos, donde el ser humano no la adquiere de golpe, llegándole
paulatinamente, en principio con la mayoría de edad.
Antes, en el Viejo Código teníamos a los arts. 6 al 8 y el 948 y 949.
El 948 resume con brevedad los arts. 6 y 7 cuando afirma que la validez o nulidad de los actos
jurídicos o de las disposiciones de última voluntad, respecto a la capacidad o incapacidad de
los agentes, será juzgada por las leyes del domicilio.
El 9 declara que las incapacidades contra las leyes de la naturaleza como la esclavitud o las que
revistan el carácter de penales son meramente territoriales.
Es el art.949 el que echa la manzana de la discordia en el panorama pacífico, cuando dispone
que la capacidad o incapacidad de derecho, el objeto del acto y los vicios sustanciales que
pueda contener, serán juzgados para su validez o nulidad por la leyes de este código.
JP

La aparente incoherencia por un lado por los arts.6, 7 y 948 que someten la capacidad en
general, sin distinguir de hecho o derecho, a la ley del domicilio, y el art.949 por otro lado, que
supedita la capacidad e incapacidad de derecho al Derecho Argentino, ha provocado varias
interpretaciones.
Por un lado entonces hay acuerdo de que la capacidad de hecho se rige por la ley del
domicilio.
Las discrepancias se dan con miras a la capacidad de derecho y la incapacidad general de
derecho.
Teoría cosmopolita y chauvinista: Las discrepancias surgen con mirar a la capacidad general e
incapacidad general de derecho, sobre qué ley rige (es un problema de derecho internacional).
● Teoría chauvinista: Aplica el derecho argentino, porque estima que se trata de un
problema de orden público y a este lo concibe como un conjunto de disposiciones. La
excepción está en la capacidad o incapacidad de hecho, que se rigen por la ley
domiciliaria.
● Teoría cosmopolita: Aplica siempre el derecho del domicilio, pero si este último
estuviese en el extranjero y el mismo, en materia de capacidad o incapacidad de
derecho puede violar el orden público, siempre habrá que tener en cuenta, por un
lado, el orden público y por el otro, el “favor negotii”. La excepción esta en ciertas
incapacidades especiales para las que rige la ley territorial.
● Teoría Intermedia: Se adhiere en el problema de la capacidad general de derecho, a la
tesis cosmopolita y con respecto a la incapacidad general de derecho, a la teoría
chauvinista.
Prohibiciones Especiales: Estas prohibiciones rigen tanto a la Capacidad de Hecho como la de
Derecho, lo que hace es prohibir la realización de ciertos actos a ciertas personas. Por ejemplo,
el curador no puede ser heredero de su pupilo; este curador posee ambas capacidades, pero lo
que no puede es recibir herencia que provenga del pupilo, si obviamente, de otras personas.
Como ya se dijo, están esparcidas por todo el Nuevo CCyC.-
Capacidad en el Nuevo CCyC (art. 2616): La Capacidad de la Persona Humana, en el Nuevo
CCyC, se rigen por la Ley del Domicilio, según lo establece el art. 2616: “La capacidad de la
persona humana se rige por el derecho de su domicilio.
El cambio de domicilio de la persona humana no afecta su capacidad, una vez que ha sido
adquirida”.-
Hoy, en el Nuevo CCyC, tenemos al art. 2617, que establece los Supuestos de Personas
Incapaces, esta norma acota, pero no se aplica en todos los casos, por ejemplo, en casos de
familia, no se aplica. La norma versa: “La parte en un acto jurídico que sea incapaz según el
derecho de su domicilio, no puede invocar esta incapacidad si ella era capaz según el derecho
del Estado donde el acto ha sido celebrado, a menos que la otra parte haya conocido o debido
conocer esta incapacidad.
Esta regla no es aplicable a los actos jurídicos relativos al derecho de familia, al derecho
sucesorio ni a los derechos reales inmobiliarios”.-
CASOS:
“JORI” (14/09/1921) se ocupa de la prueba de un matrimonio celebrado en España por el
causante y de la prueba de la filiación legitima de los actores. En la Arg había estado
domiciliado el causante, en ella estaban domiciliados los pretendidos herederos y en ella, por
JP

ultimo estaban sitos los bienes relictos, como en esta hipótesis y en consecuencia de ambas
doctrinas (la chauvinista-cosmopolita) habría de aplicarse el dcho argentino (Art.3283, 3286,
10 y 11 CC).
“MARTÍNEZ CASTILLO C/ MARTÍNEZ DEL CASTILLO” (20/3/1922) este caso contempla un
problema sucesorio con un interesante voto de Colmo en disidencia a favor de la unidad de la
sucesión, pero tampoco da rendimiento con miras a nuestro problema.
“MARÍA BEATRIZ VALLE INCLÁN” (7/5/1942) hija del ilustre autor de las Sonatas, siendo
menor de edad María Beatriz había sido enviada por su madre viuda, durante la guerra civil
española a diversos países llegando la menor al final a la Arg, donde cumplió 22 años,
resultando mayor de edad en virtud del dchoarg, pero aun menor según el dcho español.
Teniendo la madre su domicilio en España, ella reclamo a las autoridades arg que obligasen a
su hija a repatriarse ya que ella se negaba a obedecer a la madre. La sentencia arg (ppio
territorial Art 949) considera a María Beatriz mayor de edad y se le niega la ayuda a la madre.
“EVELINA GERARDINA FAUSTINA BERMAN” (30/12/1957) la Sta. Berman llego a Tel Aviv
(Israel) siendo mayor de 18 años de edad, como deseaba casarse y sus padres no le otorgaban
la correspondiente autorización creía necesario regresar a BsAs donde la familia estaba
domiciliada a fin de solicitar ante el juez competente la venia judicial en el juicio de disenso.
Pero como para regresar necesitaba un pasaporte arg que el consulado no le quería extender
por considerarla menor de edad, la Sta. Berman como primera medida pidió al juez en BsAs
que autorizara al consulado arg a concederle un pasaporte para que pudiera regresar a BsAs y
tramitar allí su autorización, su venia aetatis. El juez de 1ª Instancia el 17/12/1957 resolvió
hacer saber al PE de la Nac por oficio y por intermedio del Minist de Relaciones Exteriores que
el consulado de la Rep. Arg en la Rep. de Israel está autorizado a proveer a la solicitante la
documentación necesaria para su regreso al país, con la salvedad de que a su arribo deberá
quedar a disposición del suscripto. Contra la resolución se alzo el padre de la causante.
Entretanto el Asesor de Menores de Cámara había formulado un nuevo planteamiento, pues
sostenía que domiciliándose la hija en Israel donde ha llegado a la mayoría de edad, que en ese
estado se adquiere a los 18 años, corresponde la revocación del auto apelado y el archivo de
las actuaciones. Así se resolvió aplicándose por analogía los Art 138-139 del CC. Dicho caso
había sido declarado urgente debido a la gravidez de la causante. La doctrina de este caso fue
tenida en cuenta por las normas de aplicación del reglamento consular (Art 342 del
reglamento de la cancillería de la RepArg-Minist de Relaciones Exteriores y Culto) las cuales
estatuyen cuando los funcionarios consulares procedan a expedir, renovar o prorrogar
pasaportes a menores de 22 años se tendrán en cuenta los Art 138-139 CC, respetando las
leyes del domicilio que determinan los mismos.
Art 138: El que mude su domicilio de un país extranjero al territorio de la República, y fuese
mayor o menor emancipado, según las leyes de este Código, será considerado como tal, aun
cuando sea menor o no emancipado, según las leyes de su domicilio anterior.
Art 139: Pero si fuese ya mayor o menor emancipado según las leyes de su domicilio anterior, y
no lo fuese por las leyes de este Código, prevalecerán en tal caso aquéllas sobre éstas,
reputándose la mayor edad o emancipación como un hecho irrevocable.
Defensa de los Incapaces:

DEFENSA DE LOS INCAPACES PROBLEMAS


JP

Menor - Patria Potestad 1. Ley que define el desamparo


Mayor - Curatela 2. Jurisdicción: ¿Quién va a defender al
Ausente - Presunción de Fallecimiento desamparado?
3. Reglamentación: ¿Qué Derecho se aplica?
1. Ley que define el desamparo:

Derecho Interno:
● Menor: Lo primero que se debe saber es si alguna vez estuvo bajo Patria Potestad y el
Domicilio, y de esta forma se regirá por esta Ley. -
Si el menor no puede dar respuesta a lo anterior, se regirá por la Ley de la Residencia Estable. -
- Mayor: Se rige por el Domicilio del Incapaz. -
● Ausente: Se rige por la Ley del Último Domicilio. Nuevo CCyC, no cambió lo antes
establecido: Art. 2619 y 2620.-
Tratado de Montevideo:
● Tutela y Curatela: Se rige por la Ley donde esté el Domicilio del Incapaz. -
● Ausente: Ley del Último Domicilio. -
2. Jurisdicción: ¿Quién va a defender al desamparado?:

● Menor: Jurisdicción del Último Domicilio de la Patria Potestad, o Derecho de la Residencia


o la Residencia del Incapaz. -
● Curatela: Domicilio del Incapaz. -
● Ausente: Art. 2619 del Nuevo CCyC: Ley del Último Domicilio conocido o Residencia
Estable. -ARTICULO 2619 “Para entender en la declaración de ausencia y en la presunción
de fallecimiento es competente el juez del último domicilio conocido del ausente, o en su
defecto, el de su última residencia habitual. Si éstos se desconocen, es competente el juez
del lugar donde están situados los bienes del ausente con relación a éstos; el juez
argentino puede asumir jurisdicción en caso de existir un interés legítimo en la República.”
Foro de necesidad”
3. Reglamentación: ¿Qué Derecho se aplica?:

Tratado de Montevideo y Derecho Interno:


● Tutela y Curatela: Las divide en dos partes:
a. Persona: Ley del Juez (Lex Fori). -
b. Bienes: Ley de su Situación. -

● Ausentes: Art. 2620 del Nuevo CCyC. - ARTÍCULO 2620.- Derecho aplicable. La declaración
de ausencia y la presunción de fallecimiento se rigen por el derecho del últim0o domicilio
conocido de la persona desaparecida o, en su defecto, por el derecho de su última
residencia habitual. Las demás relaciones jurídicas del ausente siguen regulándose por el
derecho que las regía anteriormente.
ARTICULO 2617 “La parte en un acto jurídico que sea incapaz según el derecho de su domicilio,
no puede invocar esta incapacidad si ella era capaz según el derecho del Estado donde el acto
ha sido celebrado, a menos que la otra parte haya conocido o debido conocer esta
incapacidad. Esta regla no es aplicable a los actos jurídicos relativos al derecho de familia, al
derecho sucesorio ni a los derechos reales inmobiliarios.” Esta disposición recepta el criterio
de seguridad de las transacciones.
JP

“Carlos Octavio Zuker” 19/7/32. Un menor fue enviado a suiza por su padre domiciliado en la
argentina, conserva el domicilio argentino aun después de la muerte del padre, a causa de la
demencia del menor, sin embargo, aun habiendo sido sano lo habría conservado durante su
minoría de edad. Zuker estaba en el establecimiento al cuidado de la hermana de su padre
domiciliada en Suiza.
“Teresa Minaglia de Callero”. Uno de los presuntos herederos habría sido declarado ausente
en Italia con fecha presunta de fallecimiento anterior a la de la muerte de la causante, el
tribunal argentino tuvo en cuenta la declaración italiana de ausencia y negó a los sucesores del
ausente derechos sucesorios en razón de que el ausente en el momento de la muerte de la
causante no habría tenido capacidad de heredar (art 3286).
Art 3286: “La capacidad para suceder es regida por la ley del domicilio de la persona al tiempo
de la muerte del autor de la sucesión.”
“Lavalleja Guerrero” 19/6/1909. Se trataba de una menor que vivía con su madre en
Montevideo, mientras que el padre vivía en la argentina al quedarse huérfana la competencia
para el discernimiento de la tutela estribaba en los tribunales argentinos, que de todos modos
no podía reconocer al tutor nombrado por el tribunal uruguayo en virtud del art 398 inc 4 del
CC, sin embargo, no nos parece aplicable este precepto dentro del marco de los tratados de
Montevideo. Art 398: “No pueden ser tutores los que no tienen domicilio en la República;” Con
respecto a este caso Borda sostiene que los tribunales argentinos solo disciernen la tutela si los
tribunales del domicilio extranjero no llegaran a actuar o hallándose en la república el menor o
sus bienes.
“López Tabeada José” 16/9/57. Este señor había sido declarado incapaz por enfermedad
mental en 1928 en España por sentencia del juzgado de La Coruña, un año más tarde esta
persona incapaz emigro a la argentina donde estaba viviendo y trabajando eficazmente sin la
asistencia de curador alguno. El declarado incapaz pidió a los tribunales argentinos que
levantase la interdicción española entre otros motivos porque deseaba disponer de un
inmueble sito en la Coruña que le pertenecía y explotaban los miembros del consejo de
familia. El problema estaba en saber si los tribunales argentinos tenían jurisdicción
internacional para el levantamiento de una interdicción pronunciada por los tribunales
extranjeros. De los órganos jurisdiccionales que intervinieron en el proceso se declararon
contrarios a dicha facultad el juez de primera instancia y el fiscal de cámara, mientras que
sostuvieron la tesis favorable los asesores de menores. El fallo estatuye que en los conflictos
que se plantean entre el domicilio en un lugar y la residencia en otro, la ley ha acordado
competencia excepcional al juez de esta, sea para decretar medidas conservatorias urgentes,
sea para adoptar otras en forma subsidiaria inclusive la declaración de interdicción. Además,
se dijo que no es incompetente el juez de la residencia en la república del declarado incapaz
mental por el juez de su domicilio en España, para entender en su rehabilitación si dicho
incapaz llego al país hace 28 años, desempeñándose desde entonces como si fuera
plenamente capaz y sin que el consejo de familia a cuya tutela se lo había sometido en España
hiciera valer jamás su autoridad sobre él en ese lapso. Se ignora si la sentencia argentina ha
sido reconocida en España.
B. Personas Jurídicas: Es todo ente capas de adquirir derechos y contraer obligaciones, que no
sea persona de existencia física o visible.

Se deben tener en cuenta tres consideraciones:


JP

● Cuál es la ley que indica si una agrupación de personas y bienes tiene personalidad
jurídica?
Depende del lugar de registración y los requisitos que se les exige (patrimonio, objeto,
domicilio, capital social, fiscalización, etc.). Deben regirse por la Ley donde se
Componen, donde se registran. Salvo que de la ley que de el concepto de Persona
Jurídica se rija por la ley del lugar donde está el Capital Social, o sus componentes.
El Tratado de Montevideo sigue este concepto y las personas jurídicas se rigen por la ley del
lugar donde se constituyen, por ej. Si se registra en las Islas Caimán se regirán por la
ley de las Islas Caimán.
● Que ley regula su capacidad de hecho o de obrar?
El actuar de la persona jurídica se regirá por la Ley de donde Actuará. En caso de que la
persona jurídica venga a actuar en la República Argentina, esto dependerá del trabajo
que venga a realizar: Trabajo Aislado – Trabajo Permanente.
Si se establece de manera permanente se le pide que cumple con otros requisitos. No se
cuestiona si es o no una persona jurídica, sino, donde tiene su asiente principal. Si
viene al país por ej. A realizar más de un acto, por ende es trabajo permanente, se
deben verificar otras cosas como el estatuto, objetivos, como es su funcionamiento de
directivos, sus ficciones, los poderes que estos poseen, la fiscalización. Todo esto debe
estar establecido en la legislación del lugar donde esté el Asiento Principal de la
persona jurídica. Por ejemplo, si en las Islas Caimán se constituye una Sociedad
(Persona Jurídica), y con un poder quiere actuar en nuestro país, se le debe solicitar el
estatuto de la Sociedad, y demás requisitos, no bastaría con un simple poder. Se la
considera como Persona Jurídica, pero no puede actuar; se le puede incluso solicitar la
registración en el país.-
Criterios:
a. Ficción: Este criterio fue adoptado por el Tratado de Montevideo de 1.889. Sostenía que la
capacidad para actuar, se debía regir por la Ley del Lugar donde fue Registrada. Su
mayor exponente fue Savigny. Parte de la idea de que el único sujeto natural de
derechos y obligaciones es el hombre. Cuando la ley considera y trata al hombre como
persona no hace sino reconocer y confirmar una personalidad preexistente; en
cambio, cuando el derecho otorga la capacidad jurídica a estos entes, está
considerando por medio de una ficción que también son capaces de pensar y querer.
Es decir que por una razón de conveniencia o de interés el derecho los considera como
si fueran personas.
b. Organicista: Criterio adoptado por el Tratado de Montevideo de 1.940. Exige que, para
poder actuar, se debe regir por la Ley del Asiento Principal de la Sociedad. -
Hay casos sobre Persona Jurídicas Especiales, como por ejemplo lo son los Bancos, las cuales se
rigen por una legislación especial, como en este caso, la Ley de Entidades Financiares.
A los Bancos, se les exige para actuar en el país, tener una sucursal en el país, y que
cumpla con los requisitos que se establecen en el país. Se regirán por la Ley Argentina,
esto es así, ya que de lo contrario se vería vulnerado el Orden Público. Un caso de ello
fue lo que pasó cuando en el país actuaban entidades financieras, que no eran más
que una cáscara, no eran sucursales como se las veía, como el City Bank, o Banco
Francés, entre otros. Las personas iban a retirar dólares, y los Bancos no los tenía,
luego se investigó y se encontró con que eran Sociedades Argentinas (no tenían el
respaldo del asiento principal).
Para esta teoría, las personas jurídicas no son entes artificiales creados por el Estado sino, por
el contrario, realidades vivas. Los entes colectivos son organismos sociales dotados
tanto como el ser humano de una potestad propia de querer y por ello, capaces
naturalmente de ser sujetos de derecho. La autorización estatal sólo tiene valor
JP

declarativo. Las personas físicas que componen a la persona jurídica funcionan como
organismos de la voluntad colectiva de la persona jurídica.
De acá también se derivan varias teorías:
*Teoría de la incorporación: Sostiene que la ley concesionaria de la personalidad jurídica es la
que rige sobre su capacidad de hecho y de derecho. Esta teoría permite a los
fundadores elegir la ley bajo cuyo amparo anhelan que ella despierte vida. (se
relaciona con la tesis de la ficción).
*Teoría del domicilio: Se regula por la ley del domicilio de la persona jurídica. (Tratado de
Montevideo de 1940).
*Teoría de la acumulación: Acude en principio a la teoría de la incorporación (la que le otorgó
la personalidad), pero en algunos puntos, para proteger a los acreedores de la
sociedad o respecto a ciertos negocios, acude a la teoría de la sede o domicilio.
NUESTRO NCCyC no contiene ninguna disposición específica sobre capacidad de persona
jurídica, por ello debemos acudir a las reglas generales y regirnos por la ley domiciliaria
de la agrupación.
● Su reconocimiento como tal en un país extranjero:
En cuanto a los individuos extranjeros, su equiparación con los argentinos tiene en el ámbito
del Derecho Privado garantía constitucional (art.20). Al contrario, el tratamiento de
personas jurídicas extranjeras se despliega en la órbita legal. El legislador tiene varias
alternativas para responder a la pregunta. Puede ser que se niegue a secas, también
que se afirme. Al lado de estas dos posibilidades extremas existe una gama de
soluciones intermedias. Es posible que se la reconozca a la persona jurídica extranjera,
con tal que realice determinados actos, por ej. Inscripción en un registro nacional para
que la admitamos. Por eso acá hablamos de varios criterios:
a. Inhospitalidad Absoluta: no reconoce nunca a la persona jurídica extranjera.
b. Hospitalidad Condicionada: para reconocerla debe cumplir con determinados requisitos.
(ARG)
c. Hospitalidad Limitada: la reconoce para determinado círculo de asuntos.
d. Hospitalidad Absoluta: la reconoce siempre.
Ley 19550 De la sociedad constituida en el extranjero. ARTICULO 118. — La sociedad
constituida en el extranjero se rige en cuanto a su existencia y formas por las leyes del
lugar de constitución.
Actos aislados: Se halla habilitada para realizar en el país actos aislados y estar en juicio.
Ejercicio habitual: Para el ejercicio habitual de actos comprendidos en su objeto social,
establecer sucursal asiento o cualquier otra especie de representación permanente,
debe:
1) Acreditar la existencia de la sociedad con arreglo a las leyes de su país.
2) Fijar un domicilio en la República, cumpliendo con la publicación e inscripción exigidas por
esta ley para las sociedades que se constituyan en la República;
3) Justificar la decisión de crear dicha representación y designar la persona a cuyo cargo ella
estará.
Si se tratare de una sucursal se determinará además el capital que se le asigne cuando
corresponda por leyes especiales.

“Felix Lora” 5/6/40. Se afirma en primer lugar que un estado extranjero, en el caso, Italia,
tiene su domicilio en su respectivo territorio, aun habiendo en la argentina una representación
diplomática, y en segundo término que un estado extranjero puede beneficiarse por un
testamento, hay que recordar que el estado extranjero no podría ser heredero ab-intestato,
según nota del 3588 de CC, en el caso se trataba de un testamento de un italiano que no
obstante, dejar sus bienes a Italia, dispuso que ellos habían de utilizarse para organizar una
JP

institución cultural en la argentina. A favor de la incondicional aplicación del art 45 del CC a


personas jurídicas extranjeras t otros fallos opinan en que en tal autorización solo es exigible si
la persona jurídica ejerce en el país una actividad permanente.
Art 45: “Comienza la existencia de las corporaciones, asociaciones, establecimientos, etc., con
el carácter de personas jurídicas, desde el día en que fuesen autorizadas por la ley o por el
Gobierno, con aprobación de sus estatutos, y confirmación de los prelados en la parte
religiosa.
Las decisiones administrativas en esta materia podrán ser revocadas judicialmente por vía
sumaria, en caso de ilegitimidad o arbitrariedad.
En el supuesto de fundaciones cuyos estatutos no prevean el procedimiento para su reforma,
podrá el Poder Ejecutivo disponer su modificación para hacer posible el cumplimiento del fin
de la entidad. En este caso los órganos de gobierno de la fundación podrán interponer los
recursos mencionados en el párrafo anterior.”
Art 3588: “A falta de los que tengan derecho a heredar conforme a lo dispuesto
anteriormente, los bienes del difunto, sean raíces o muebles, que se encuentren en el
territorio de la República, ya sea extranjero o ciudadano argentino, corresponden al Fisco,
provincial o nacional, según fueren las leyes que rigieren a este respecto.”
Nota: el estado en realidad no es un heredero ni un sucesor en el sentido técnico de la palabra,
porque el adquiere los bienes de un muerto. Es en virtud de su derecho de soberanía que el
estado adquiere los bienes sin dueño, que se encuentren en su territorio, sean muebles o
inmuebles, pues no se puede permitir que un estado extranjero ejerza en el territorio de otro
un acto de soberanía, apropiándose bienes sin dueño conocido.
“Corporación El Hatillo como tercerista en el juicio de Potosi S.A. c/ Cócaro” CSJN 31/7/63. El
Hatillo sociedad comercial venezolana, había dado mandato a Cócaro a intervenir por cuenta y
en nombre del mandante en la creación en la argentina de una SA denominada
“GulfStreamInvstment Argentina”, a este efecto el Hatillo envió a Cócaro determinadas
maquinas, este en lugar de cumplir su mandato estableció sobre las maquinas en derecho de
prenda registrado a favor de la SA “Potosi”. Como Cócaro no pago su deuda a “Potosi” este
inicio juicio contra aquel, es en este juicio en que el Hatillo se presenta como tercerista de
dominio. El juez de primera instancia hizo lugar a la tercería, pero la cámara civil rechazo
sosteniendo que “el Hatillo” no tenía personalidad para actuar en argentina, contra esta
sentencia se alzó “el Hatillo” a la Corte mediante el recurso extraordinario de apelación,
invocando que la sentencia conculcaba su derecho a la defensa debida, en razón de que, si se
le obligaba a cumplir con los requisitos del art 287, terminaría el juicio en el que necesitaba
intervenir como tercerista. La Corte da la razón a “el Hatillo” y declara aplicable el art 285, lo
que significa en primer lugar que la Corte aplica dicha disposición a un acto de derecho civil, si
bien el art 285 solo habla de actos de comercio y ello significa en segundo término que no cree
necesario que la creación de una filial (la GulfStreamInvestment Argentina) supone
previamente el establecimiento de una sucursal por la sociedad creadora extranjera.
“TransamericanAeronauticalCorp c/ Baiocchi Pablo M” 2/7/68. Esta sentencia declara que
debe tener acogida la acción entablada por una S.A. extranjera contra un tercero, por
devolución de un préstamo, aunque no haya cumplido los requisitos exigidos por la ley 8867.
En efecto la SA constituida en el extranjero que no ha registrado su contrato social debe ser
considerada como sociedad irregular (art 204 Com). Las sociedades irregulares o los socios que
JP

la integran pueden actuar contra terceros para exigirles el cumplimiento de las obligaciones
contraídas con la sociedad.
Si una sociedad extranjera constituye en la argentina una sociedad nacional, por ej. una SA
extranjera constituye con otras personas en la argentina una SRL, la jurisprudencia suele pedir
que la sociedad extranjera establezca previamente una sucursal (art 287 y ley 8867) y que solo
a través de esta última (sucursal) intervengan en la creación de la filial.
Trust: Convenio de 1 de julio de 1985 sobre la Ley Aplicable al Trust y a su Reconocimiento.
Los estados signatarios: Considerando que el trust tal como ha sido desarrollado por los
tribunales de equidad en los países de common law y adoptado por otros países con ciertas
modificaciones, es una institución jurídica específica; deseando establecer disposiciones
comunes sobre la ley aplicable al trust y resolver los problemas más importantes relativos a su
reconocimiento, han resuelto celebrar un Convenio a tal efecto y han convenido en las
siguientes disposiciones:
Artículo 1 El presente Convenio determina la ley aplicable al trust y regula su reconocimiento.
Artículo 2 A los efectos del presente Convenio, el término “trust” se refiere a las relaciones
jurídicas creadas - por acto inter vivos o mortis causa - por una persona, el constituyente,
mediante la colocación de bienes bajo el control de un trustee en interés de un beneficiario o
con un fin determinado. (El término trust define la situación en que varias empresas que
producen los mismos productos se unen formando una sola empresa. Esta tiende a controlar
un sector económico y ejercer en lo posible el poder del monopolio) El trust posee las
características siguientes:
a) los bienes del trust constituyen un fondo separado y no forman parte del patrimonio
del trustee;
b) el título sobre los bienes del trust se establece en nombre del trustee o de otra persona por
cuenta del trustee;
c) el trustee tiene la facultad y la obligación, de las que debe rendir cuenta, de administrar,
gestionar o disponer de los bienes según las condiciones del trust y las obligaciones
particulares que la ley le imponga.

El hecho de que el constituyente conserve ciertas prerrogativas o que el trustee posea ciertos
derechos como beneficiario no es incompatible necesariamente con la existencia de un trust.
Artículo 3 El Convenio se aplicará únicamente a los trust creados voluntariamente y cuya
prueba conste por escrito.
Artículo 4 El Convenio no se aplicará a cuestiones preliminares relativas a la validez de los
testamentos u otros actos jurídicos en virtud de los cuales se transfieran bienes al trustee.
Artículo 6 El trust se regirá por la ley elegida por el constituyente. La elección tendrá que ser
expresa o resultar de las disposiciones del instrumento por el que se crea el trust o se prueba
su existencia, interpretadas, cuando sea necesario, a la luz de las circunstancias del caso.
Cuando en la ley elegida en aplicación del párrafo anterior no se conozca la institución
del trust o la categoría de trust de que se trate, esa elección no surtirá efecto y se aplicará la
ley a que se refiere el artículo 7.
Artículo 7 Cuando no se haya elegido la ley aplicable, el trust se regirá por la ley con la que
esté más estrechamente vinculado. Para determinar la ley con la que el trust se encuentra
más estrechamente vinculado se tendrán en cuenta, en particular:
JP

a) el lugar de administración del trust designado por el constituyente;


b) el lugardonde se encuentren situados los bienes del trust;
c) el lugar donde resida o ejerza sus actividades el trustee;
d) los objetivos del trust y los lugares donde deban cumplirse.

Artículo 8 La ley determinada por los artículos 6 o 7 regirá la validez del trust, su interpretación
y sus efectos, así como su administración. Esa ley regirá en particular:
a) la designación, dimisión y revocación del trustee, la capacidad para actuar como trustee y la
transmisión de las funciones del trustee;
b) los derechos y obligaciones de los trustees entre sí;
c) el derecho del trustee a delegar total o parcialmente el desempeño de sus obligaciones o el
ejercicio de sus facultades;
d) las facultades del trustee para administrar y disponer de los bienes del trust, para darlos en
garantía y para adquirir bienes nuevos;
e) las facultades del trustee para efectuar inversiones;
f) las restricciones relativas a la duración del trust y a las facultades para acumular los
ingresos del trust;
g) las relaciones entre el trustee y los beneficiarios, incluida la responsabilidad personal
del trustee respecto a los beneficiarios;
h) la modificación o extinción del trust;
i) la distribución de los bienes del trust;
j) la obligación del trustee de rendir cuentas de su gestión.

Artículo 9 Para la aplicación del presente capítulo, cualquier elemento del trust que sea
separable, en particular lo que respecta a su administración, podrá regirse por una ley distinta.
Artículo 10 La ley aplicable a la validez del trust determinará si dicha ley o la ley aplicable a un
elemento separable del trust puede ser sustituida por otra ley.
Artículo 11 Será reconocido como tal todo trust creado de conformidad con la ley a que se
refiere el capítulo precedente. Este reconocimiento implicará como mínimo que los bienes
del trust sean distintos del patrimonio personal del trustee y que éste pueda actuar como
demandante o demandado y pueda comparecer en calidad de trustee ante notario o cualquier
persona que ejerza una función pública. En la medida en que la ley aplicable al trust así lo exija
o establezca, este reconocimiento implicará en particular:
a) que los acreedores personales de trustee no podrán recurrir a medidas de aseguramiento
contra los bienes del trust;
b) que los bienes del trust no formarán parte del patrimonio del trustee en caso de insolvencia
o quiebra de éste;
c) que los bienes del trust no formarán parte del régimen patrimonial del matrimonio ni de la
sucesión del trustee;
d) que se podrán reivindicar los bienes del trust en caso de que el trustee, con infracción de las
obligaciones derivadas del trust, hubiere confundido los bienes del trust con los suyos
personales o hubiere procedido a su enajenación. Sin embargo, los derechos y obligaciones
del tercero que ostente la posesión de bienes del trust seguirán rigiéndose por la ley que
determinen las normas de conflicto del foro.

Artículo 12 El trustee que desee inscribir en un registro un bien mueble o inmueble, o un título
relativo al mismo, estará facultado para solicitar la inscripción en su calidad de trustee o de
cualquier otra forma en la que se ponga de manifiesto la existencia del trust, siempre que ello
JP

no esté prohibido por la ley del Estado en que haya de tener lugar la inscripción o sea
incompatible con dicha ley.
Artículo 13 Ningún Estado estará obligado a reconocer un trust cuyos elementos significativos,
salvo la elección de la ley aplicable, el lugar de administración y la residencia habitual
del trustee, estén vinculados más estrechamente con Estados que desconozcan la institución
del trusto la clase de trust de que se trate.
Artículo 14 El Convenio no impedirá la aplicación de normas jurídicas más favorables al
reconocimiento de un trust.
Artículo 15 El Convenio no obsta a la aplicación de las disposiciones de la ley designada por
las normas de conflicto del foro, en la medida en que estas disposiciones no puedan excluirse
en virtud de una manifestación de voluntad, en particular en las siguientes materias:
a) la protección de los menores e incapaces;
b) los efectos personales y patrimoniales del matrimonio;
c) los derechos de sucesión testada e intestada y, en particular, las porciones de bienes de
que el testador no pueda disponer;
d) la transmisión del dominio y de las garantíasreales;
e) la protección de los acreedores en caso de insolvencia;
f) la protección, a otros respectos, de terceros de buena fe.

Cuando lo dispuesto en el párrafo precedente impida el reconocimiento del trust, el tribunal


procurará que surtan efecto los objetivos del trust por otros medios jurídicos.
Artículo 16 El Convenio no impedirá la aplicación de aquellas disposiciones de la ley del foro
que deban aplicarse incluso a las situaciones internacionales, cualquiera que sea la ley
designada por las normas de conflicto de leyes.
A título excepcional, también podrá darse efecto a las normas de un Estado que tengan una
relación suficientemente estrecha con el objeto del litigio, si dichas normas poseen el carácter
mencionado en el párrafo precedente.
Todo Estado contratante podrá declarar, mediante reserva, que no aplicará lo dispuesto en el
párrafo segundo del presente artículo.
Artículo 18 Las disposiciones del Convenio podrán excluirse si su aplicación fuere
manifiestamente incompatible con el orden público.
Artículo 19 El Convenio no afectará a la competencia de los Estados en materia fiscal.
C. Concursos: Es el medio a través del cual puede evitarse la declaración judicial de quiebra de
un deudor que haya cesado en sus pagos, y va a tener por objeto reunir a todos los
acreedores de acuerdo a la forma que determine el juez para considerar una propuesta del
deudor a efectos de cancelar su deuda en un determinado tiempo, o bien la quita o espera
de la misma.

Quiebra: Es el conjunto de normas que tiende a regular el procedimiento del fenómeno de la


insolvencia patrimonial. Es un procedimiento especial, judicial, de ejecución colectiva y de
carácter universal, que tiene por finalidad la organización general y colectiva de los
acreedores a efectos de integrar el patrimonio del insolvente, liquidarlo y repartirlo de
acuerdo con el principio de igualdad de los acreedores.
La quiebra suele ser el resultado del incumplimiento del acuerdo preventivo que se obtuvo en
el concurso. Igualmente, puede irse a quiebra sin concurso previo. Por más que la solicite
JP

un solo acreedor, sigue siendo un procedimiento de naturaleza colectiva y beneficia a todos


los acreedores. En un sentido económico, la quiebra es un estado de hecho que se presenta
sobre un patrimonio que se manifiesta impotente indisponible o insolvente para cumplir las
obligaciones que lo gravan. La quiebra puede ser pedida por el propio deudor, o por
cualquier acreedor.
● La actividad economía comercial del hombre traspasa las fronteras del estado
radicando sus bienes, adquiriendo créditos o constituyendo deudas en distintos
territorios estaduales.
Foro del patrimonio: Art 2 de la ley 24522 Se podrá declarar el concurso de:
“Deudores domiciliados en el extranjero respecto de bienes existentes en el país.”
Se trata de un concurso que recae sobre una porción del patrimonio, se instaura en beneficio
de los acreedores locales. Es una excepción a la regla según la cual el domicilio del deudor
determina la ley aplicable y la competencia judicial en materia de concursos. Lo que
establece es un foro de patrimonio donde interesa la situación física del bien.
1. Autoriza a los Acreedores Argentinos que si el Deudor que quiebra se encuentra en otro
país, pueden solicitar la quiebra de sus bienes situados en nuestro país. En este caso
estaríamos ante dos quiebras, la que se solicita en el extranjero, y la que solicitan los
Acreedores Argentinos sobre los bienes del Quebrado, que estén situados en nuestro país.-

La quiebra tiene fuero de atracción, donde entran todos los bienes situados en el país.-
Sobre los bienes situados en el país, no se posee ningún privilegio, no tienen privilegios los
Acreedores Argentinos sobre los bienes situados en Argentina; ni argentinos están exentos
de los bienes situados en el extranjero. Pueden ir los argentinos al extranjero, como los
extranjeros venir al país.-
2. Si se abre la quiebra en dos países, por ejemplo en Argentina y en Brasil donde se abren
primero en Brasil, el juez del país vecino puede avisar al juez argentino sobre ello y solicitar
que embargue los bienes del quebrado situados en Argentina, que luego serán rematados
por ellos. La quiebra abierta en nuestro país se realizará con los sobrantes que queden en
nuestro país.-

● No hay privilegios para los argentinos.-


Art. 4: Ley de Concursos y Quiebras (Ley 24.522):
ARTÍCULO 4.- “Concursos declarados en el extranjero. La declaración de concurso en el
extranjero es causal para la apertura del concurso en el país, a pedido del deudor o del
acreedor cuyo crédito debe hacerse efectivo en la REPUBLICA ARGENTINA. Sin perjuicio de lo
dispuesto en los tratados internacionales, el concurso en el extranjero, no puede ser invocado
contra los acreedores cuyos créditos deban ser pagados en la REPUBLICA ARGENTINA, para
disputarles derechos que éstos pretenden sobre los bienes existentes en el territorio ni para
anular los actos que hayan celebrado con el concursado.
Pluralidad de concursos. Declarada también la quiebra en el país, los acreedor pertenecientes
al concurso formado en el extranjero actuarán sobre el saldo, un satisfechos los demás
créditos verificados en aquélla.
Reciprocidad. La verificación del acreedor cuyo crédito es pagadero en el extranjero y que no
pertenezca a un concurso abierto en el exterior, está condicionada a que se demuestre que,
recíprocamente, un acreedor cuyo crédito es pagadero en la REPUBLICA ARGENTINA puede
JP

verificarse y cobrar -en iguales condiciones- en un concurso abierto en el país en el cual aquel
crédito es pagadero. (Se trata del reconocimiento de créditos en países diferentes, por
ejemplo, si en Brasil ser reconocen los créditos, debemos hacerlo en Argentina. Si ellos no los
reconocen, nosotros tampoco lo hacemos.-)
Paridad en los dividendos. Los cobros de créditos quirografarios con posterioridad a la
apertura del concurso nacional, efectuados en el extranjero, serán imputados al dividendo
correspondiente a sus beneficiarios por causas de créditos comunes. Quedan exceptuados de
acreditar la reciprocidad los titulares de créditos con garantía real”.-
Tratado de Montevideo de 1940: El sistema adoptado es el de la universalidad o
extraterritorialidad. El juicio único tramitara ante el juez del domicilio del comerciante o de la
sociedad mercantil. En cuanto a juicios plurales o simultáneos se reconoce la
extraterritorialidad del hecho generador de la quiebra y, en consecuencia, se consagra la
disponibilidad de los remanentes.
DOCTRINA LITAL (E)
JP

La interpretación del art 4 de la LCQ según lo q se ha llamado la “doctrina Lital”, produjo una
modificación de la jurisprudencia q aplicó el sistema de preferencias locales a los casos más
frecuentes: la concurrencia, en un concurso argentino, de créditos pagaderos exclusivamente
en el exterior con créditos pagaderos en la Argentina o aun alternativamente en la Argentina o
fuera de ella.
La cuestión se mantuvo poco alterada en la Argentina hasta q en mayo de 1976 un juez de 1ra
instancia, Antonio Boggiano, dictó un fallo en el cual convocaba a acreedores de la empresa
“Lital S.A”. Boggiano afirmó entonces que el art.7 de la ley 11.719 operaba en casos de
múltiples concursos, pero ello no implicaba, que fuese inaplicable al caso de concurso único. El
fin que persegúia la preferencia nacional era la defensa de los acreedores que hubiesen
JP

basado sus expectativas de cobro sobre los bienes situados en la República; y que si tal era la
razón del privilegio, no tendría por qué regir tan sólo en un concurso argentino cuando
preexistiese otro extranjero; “el fundamento del privilegio no se relaciona con ningún
concurso extranjero, sino con la concurrencia de créditos pagaderos en el país y en el
extranjero, ante un concurso argentino”. A estas consideraciones, Boggiano agregó en su
opinión, no tendría sentido que la declaración de quiebra extranjera no pudiera ser invocada
en cambio, su falta de declaración si tuviera el efecto de alterar el privilegio de aquellos.
Claudio A. Onetto destaca que la doctina Lital establece, que una obligación con lugar de pago
alternativo en el exterior o en la Argentina, en favor del acreedor, goza también de preferencia
respecto de las obligaciones pagaderas en el exterior.
Y señala que desde mayo de 1976 la doctrina Lital fue seguida por los diversos tribunales.
COMERCIANTES O SOCIEDADES DOMICILIADAS EN EL EXTRANJERO
UNIDAD O PLURALIDAD
Si otorgamos preeminencia a la unidad del patrimonio del fallido, cualquiera sea su origen,
aceptamos el principio de la unidad. Si otorgamos preeminencia al territorialismo, cada juez
aplica su propio derecho a los bienes del fallido que están en su jurisdicción. Su resultado es la
pluralidad de concursos.
Sistemas reguladores de la insolvencia:
- Universalidad: consiste en que se declarada la quiebra en un cierto país, sus efectos se
expanden a todos aquellos en los cuales el deudor tenga bienes o deudas. Admite la
unidad o la pluralidad de procesos (es imperativa). Unidad: Si otorgamos preeminencia
a la unidad del patrimonio del fallido como prenda común de todos sus acreedores,
cualquiera sea su origen aceptamos el principio de unidad. La teoría de la
universalidad o unidad prevé un juicio único y universal ante el cual deben presentase
todos los acreedores para ser efectivos sus créditos, en la quiebra se da preeminencia
a la persona del fallido sobre el lugar de situación de sus bienes ya que quien es fallido
en un estado debe serlo en otro, de esta manera se garantiza un trato igualitario de los
acreedores y se ajusta al concepto de unidad del patrimonio.
La declaración de quiebra tiene efecto extraterritorial y produce el reconocimiento el estado
de cesación de pago que genera la apertura de concursos en el extranjero: la declaración de
quiebra es universal. El fundamento se asienta en las necesidades del comercio internacional.
- Pluralidad de la quiebra: implica que la quiebra es declarada en todos aquellos países
en que el deudor tenga bienes o deudas. Respetaría el principio de la territorialidad. Se
aplicarían tantos procesos y tantas leyes como bienes existan en distintos territorios.
La pluralidad de juicios depende de la voluntad de los acreedores, es facultativa.
Pluralidad: Si por el contrario otorgamos preeminencia al territorialismo cada juez
aplica su propio derecho a los bienes del fallido que se encuentran en su jurisdicción su
resultado es la pluralidad de concursos.
La teoría de la pluralidad afirma que cada acreedor contrata con el deudor teniendo en cuenta
el patrimonio que se encuentra en el país y que la declaración de quiebra no tiene en cuenta la
calidad del deudor como fallido sino la distribución del patrimonio del mismo, enfatiza el
elemento real sobre el personal.
El sistema de la pluralidad es el que ha primado internacionalmente y se fundamenta en los
principios dados para justificar la territorialidad de las leyes, porque la quiebra en su verdadera
JP

naturaleza tiene por objeto el patrimonio y los bienes del deudor, más que la persona del
fallido. Importa distintos procedimientos simultáneos en tantos estados donde el deudor
tenga bienes susceptibles de estar afectados a concurso.
*La ley 24522 se enrola en un sistema de extraterritorialidad parcial de la sentencia concursal
extranjera, conjugando con el sistema de la pluralidad de procesos. El efecto que produce la
apertura de concurso en el exterior lleva implícito el reconocimiento de la extraterritorialidad
del hecho generador del concurso. No resulta necesario, para abrir el concurso en el país, la
comprobación de la existencia del estado de cesación de pagos, sino cuando existe concurso
abierto en el exterior, así la sentencia resulta presupuesto objetivo de iniciación del concurso
en el país.
Entonces la Rep. Arg. adopta la posición del pluralismo de concursos y en los Tratados de
Montevideo el principio es la unidad si bien los acreedores pueden optar por el pluralismo.
EFECTOS DEL CONCURSO EXTRANJERO.
Concursos declarados en el extranjero. La declaración de concurso en el extranjero es causal
para la apertura del concurso en el país, a pedido del deudor o del acreedor cuyo crédito debe
hacerse efectivo en la REP ARG.
Pluralidad de concursos. Declarada también la quiebra en el país, los acreedores
pertenecientes al concurso formado en el extranjero actuarán sobre el saldo, una vez
satisfechos los demás créditos verificados en aquélla.
Reciprocidad. La verificación del acreedor cuyo crédito es pagadero en el extranjero y que no
pertenezca a un concurso abierto en el exterior, está condicionada a que se demuestre que,
recíprocamente, un acreedor cuyo crédito es pagadero en la REP ARG puede verificarse y
cobrar -en iguales condiciones- en un concurso abierto en el país en el cual aquel crédito es
pagadero.
Paridad en los dividendos. Los cobros de créditos quirografarios con posterioridad a la
apertura del concurso nacional, efectuados en el extranjero, serán imputados al dividendo
correspondiente a sus beneficiarios por causas de créditos comunes. Quedan exceptuados de
acreditar la reciprocidad los titulares de créditos con garantía real.
Calificaciones: Cuando la ley 24522 y 19551 se refieren a acreedores nacionales y extranjeros
tiene en cuenta el lugar de pago de la obligación, no el domicilio ni la nacionalidad de las
partes, asimismo el tratado de Montevideo de 1940 en su art 46 califica a los acreedores
locales como aquellos cuyos créditos se deben satisfacer en el país.
Goldschmidt entiende que para que un crédito sea extranjero por no ser pagadero en la
argentina, no es suficiente que las partes hayan indicado al concluir el contrato un país
extranjero como lugar de pago, es necesario además que el lugar de pago hubiera sido
convenido en el interés del deudor.
La ley 24.522 excluye únicamente de la protección concursal al acreedor extranjero que sea
parte de un concurso en el exterior. Cuando hay un concurso único en la República, los
acreedores locales y extranjeros gozan de la misma protección. Aun en el caso de múltiples
concursos, el acreedor extranjero que no se presentó en el concurso en el extranjero goza de
iguales derechos que el acreedor local en el concurso abierto en el país.
EXTRATERRITORIALIDAD DE LA DECLARACIÓN DE QUIEBRA
JP

El art. 4 de la ley 24.522 establece que una quiebra declarada en el extranjero no puede ser
invocada contra acreedores del fallido en la República, ni para disputarles derechos que
pretendan tener sobre bienes existentes dentro del territorio ni para anular los actos que
hayan celebrado con el fallido.
El concurso en el extranjero constituye un hecho determinante de la declaración de concurso
en el país a pedido del deudor o de los acreedores cuyo crédito se debe hacer efectivo en la
República.
Jurisprudencia:
COMPETENCIA: ARTICULO 3° Ley 24522 Juez competente. Corresponde intervenir en los
concursos al juez con competencia ordinaria, de acuerdo a las siguientes reglas:
1) Si se trata de personas de existencia visible, al del lugar de la sede de la administración de
sus negocios; a falta de éste, al del lugar del domicilio.
2) Si el deudor tuviere varias administraciones es competente el juez del lugar de la sede de la
administración del establecimiento principal; si no pudiere determinarse esta calidad, lo
que es el juez que hubiere prevenido.
3) En caso de concurso de personas de existencia ideal de carácter privado regularmente
constituidas, y las sociedades en que el Estado Nacional, Provincial o Municipal sea parte -
con las exclusiones previstas en el Artículo 2 - entiende el juez del lugar del domicilio.
4) En el caso de sociedades no constituidas regularmente, entiende el juez del lugar de la
sede; en su defecto, el del lugar del establecimiento o explotación principal.
5) Tratándose de deudores domiciliados en el exterior, el juez del lugar de la administración
en el país; a falta de éste, entiende el del lugar del establecimiento, explotación o actividad
principal, según el caso.

La Cámara Comercial de la Capital resolvió con motivo de la cancelación de una hipoteca


mediante la entrega de un inmueble situado en el Uruguay que perteneció al fallido,
domiciliándose la adquirente en Bs. As., la competencia del tribunal argentino para entender
en el incidente de ineficacia de dicho pago por entrega de bienes (art56 Trat de Mont. de
1940), califico a la acción como personal, no real, y declaro ineficaz el acto considerando que el
acreedor tenía conocimiento de la insolvencia del deudor y recurrió a un modo anormal de
cancelación de sus obligaciones.
Extensión de la Quiebra: Ley 24522 ARTICULO 161.- Actuación en interés personal.
Controlantes. Confusión patrimonial. La quiebra se extiende:
1) A toda persona que, bajo la apariencia de la actuación de la fallida, ha efectuado los actos
en su interés personal y dispuesto de los bienes como si fueran propios, en fraude a sus
acreedores;
2) A toda persona controlante de la sociedad fallida, cuando ha desviado indebidamente el
interés social de la controlada, sometiéndola a una dirección unificada en interés de la
controlante o del grupo económico del que forma parte.

A los fines de esta sección, se entiende por persona controlante:


a) aquella que en forma directa o por intermedio de una sociedad a su vez controlada,
posee participación por cualquier título, que otorgue los votos necesarios para formar la
voluntad social;
JP

b) cada una de las personas que, actuando conjuntamente, poseen participación en la


proporción indicada en el párrafo a) precedente y sean responsables de la conducta
descrita en el primer párrafo de este inciso.

3) A toda persona respecto de la cual existe confusión patrimonial inescindible, que impida la
clara delimitación de sus activos y pasivos o de la mayor parte de ellos.

PLURALIDAD DE QUIEBRAS: en el caso “Panair do Brasil” un exhorto fue dirigido por un juez de
Brasil a un juez de comercio de la ciudad de Bs. As., como consecuencia de la declaración de
quiebra en dicho país de la mencionada empresa, se proceda a todas las operaciones y
trámites necesarios para la liquidación de los bienes de la sucursal que dicha firma tenía
instalada en esta ciudad a cuyo efecto el magistrado extranjero aprobó la designación
efectuada por el síndico de una persona para que representando al síndico y a la masa de la
quiebra con facultad de promover publicaciones y convocar a los acreedores, el juez argentino
exhortado designo a otro sindico, la Corte en apelación dijo que dentro de nuestra legislación
el síndico de una quiebra inviste el carácter de funcionario y de ninguna manera se puede
aceptar que un nombramiento de un tribunal extranjero pueda privar a un juez argentino de
las atribuciones que le confieren las leyes argentinas.
El conflicto se resolvió cuando la fallida brasileña a través del representante convencional de la
sindicatura extinguió el único crédito existente en el país pagando al acreedor. En este mismo
caso la Cámara resolvió que el fallido puede extinguir sus obligaciones mediante el pago
directo al único acreedor, máxime cuando en el país no existe sentencia de quiebra.
Reglamento de la Unión europea. Dentro del marco de la Unión Europea ha sido adoptado el
reglamento 1346/2000 del 29/5/2000 que entra en vigencia el 31/5/2002 que regula la
competencia y efecto de la declaración de un concurso o quiebra entre los estados miembros,
la competencia es atribuida al tribunal del estado contratante en cuyo territorio se halla el
centro de intereses principales del deudor, se presume su domicilio social (art3). Esta
legislación plantea excepciones dentro de las que se encuentran los privilegios, sistemas de
pago, mercados financieros, contratos de trabajos que serán regidos por la ley específica, las
declaraciones emitidas en un estado serán reconocidas en los demás (art16).
Conclusiones: Nuestra ley de concurso establece una desigualdad de percepción de créditos entre
los acreedores nacionales y extranjeros, limitadas al supuesto de apertura de un concurso en
el extranjero no siendo discriminatorio ni violatorio con el art 20 de la CN esta decisión, por
cuanto la diferenciación se basa en el lugar de cumplimiento de la obligación y no en la
nacionalidad o domicilio del acreedo. María Elsa Uzal explica con claridad como la lex fori, es
decir, la ley del lugar en que se decretó la quiebra rige el orden de prelación los privilegios
generales y los créditos del concurso, también los privilegios especiales, pero cabe la aplicación
acumulativa de la lex reisitae y de la lex contractus para regir los privilegios de los derechos
reales o crediticios determinando su extensión y efectos.
El sistema de la pluralidad concursal rige en el derecho de fuente interna argentino mientras que
en los tratados de Montevideo la regla es la unidad y la pluralidad aparece a pedido de los
acreedores luego de declarada la quiebra en uno de los estados partes; por lo pronto en el
derecho argentino de fuente interna el único supuesto de unidad parecería darse cuando un
concurso es declarado en el extranjero de un deudor con bienes en el país que carezca de
acreedores locales, o sea, se podría proceder a una sola liquidación de los bienes en el
concurso extranjero.
BOLILLA 7 CONTRATOS
JP

A. Obligaciones voluntarias y legales: La obligación es una relación jurídica en virtud de la cual el


acreedor tiene el derecho a exigir del deudor una prestación destinada a satisfacer un interés
lícito y, ante el incumplimiento, a obtener forzadamente la satisfacción de dicho interés.
Negocio jurídico: Tradicionalmente, se enumeran como fuentes de las obligaciones los
contratos, los cuasicontratos, los delitos y los cuasidelitos. Las últimas tres fuentes suelen
hallarse en normas legales o consuetudinarias.
Obligaciones legales (oblig. Que nacen de la ley): El tratado de derechos civiles internacionales
de 1889 declara en su art.33 que las obligaciones que nacen sin convención, se rigen por la ley
del lugar donde se produjo el hecho lícito o ilícito de que proceden.
Tratado de Montevideo: Los tratados de derechos civiles int. Aplican a los contratos la ley del
lugar donde deben cumplirse; siguen pues la doctrina de Savigny y rechazan la anglosajona
que da preferencia al derecho del lugar de celebración.
Califican el punto de conexión: Lugar de cumplimiento (art.190). En ninguno de ambos se admite
como punto de conexión la autonomía de la voluntad.
Los contratos: Devienen de la siguiente norma: ARTICULO 957 “Contrato es el acto jurídico
mediante el cual dos o más partes manifiestan su consentimiento para crear, regular,
modificar, transferir o extinguir relaciones jurídicas patrimoniales.”
ARTICULO 958. Libertad de Contratación: “Las partes son libres para celebrar un contrato y
determinar su contenido, dentro de los límites impuestos por la ley, el orden público, la
moral y las buenas costumbres.”
● Antes el contrato era la Autonomía de la Voluntad de las partes, pero hoy, con el
Nuevo CCyC se ha cambiado el paradigma de la libertad de contratar, hoy tenemos
límites a la Libertad de Contratar. Cambió el antiguo artículo 1197 del Viejo Código
Civil. Pero, se mantiene de cierta manera como en el Viejo Código, afectando la
Autonomía de la Voluntad a todas las relaciones contractuales, pero se establecen
límites, los cuales se hallan expresos en el artículo 958 del Nuevo CCyC, estos límites
son:
*Los límites impuestos por la Ley;
*El orden público;
*La moral; y
*Las buenas costumbres.-

ARTICULO 959 “Todo contrato válidamente celebrado es obligatorio para las partes. Su
contenido sólo puede ser modificado o extinguido por acuerdo de partes o en los supuestos en
que la ley lo prevé.”
● Formación del Consentimiento:
Se concluye los contratos con la recepción de la oferta, con la demostración suficiente de la
aceptación de un acuerdo.-
ARTÍCULO 971.- Formación del consentimiento. “Los contratos se concluyen con la recepción
de la aceptación de una oferta o por una conducta de las partes que sea suficiente para
demostrar la existencia de un acuerdo”
● Contratos por Adhesión:
ARTÍCULO 984.- Definición. “El contrato por adhesión es aquel mediante el cual uno de los
contratantes adhiere a cláusulas generales predispuestas unilateralmente, por la otra parte o
por un tercero, sin que el adherente haya participado en su redacción”
● Tratativas Contractuales:
JP

ARTÍCULO 990.- Libertad de negociación.“Las partes son libres para promover tratativas
dirigidas a la formación del contrato, y para abandonarlas en cualquier momento”
Tratados de Montevideo: Aplican a los contratos la ley del lugar donde deben cumplirse;
siguen la doctrina de Savigny y rechazan la anglosajona que da preferencia al derecho del lugar
de la celebración. En ninguno de ambos se admite como punto de conexión la autonomía de
la voluntad, la silencia el primero y la repudia el segundo. Si no se puede averiguar según las
reglas determinadas en los Tratados el lugar de ejecución, se aplicará el derecho del lugar de
celebración.
Enriquecimiento injusto: ARTICULO 1794 “Toda persona que sin una causa lícita se enriquezca
a expensas de otro, está obligada, en la medida de su beneficio, a resarcir el detrimento
patrimonial del empobrecido. Si el enriquecimiento consiste en la incorporación a su
patrimonio de un bien determinado, debe restituirlo si subsiste en su poder al tiempo de la
demanda.
Contrato Internacional: El art 1 de la Convención de La Haya de 1955 sobre Compraventa
Internacional determina que no alcanza la declaración de las partes relativas a la aplicación de
una ley, a la competencia de un juez o de un árbitro para otorgar carácter internacional a un
contrato.
Un contrato es nacional cuando todos sus elementos tienen contacto con un ordenamiento
jurídico determinado. Un contrato es extranjero (no internacional) cuando todos sus
elementos están relacionados a un mismo ordenamiento jurídico extranjero, por lo pronto un
contrato nacional, de derecho interno para nosotros, es un contrato extranjero para un juez
francés y viceversa. Para el DIP interno un contrato es internacional cuando el lugar de
celebración y el de cumplimiento se encuentran en estados diferentes.
Es irrelevante para nuestro derecho la nacionalidad de las partes.
Tampoco es relevante en principio el domicilio, aunque subsidiariamente este determina el
carácter internacional de un contrato cuando se ignora el lugar de cumplimiento de una
prestación.
Para la Convención de La Haya el domicilio de las partes determina el carácter internacional
del contrato.
Para la Convención de la ONU de 1974 sobre prescripción en materia de compraventa
internacional de mercaderías considera a un contrato internacional, cuando al tiempo de su
celebración el comprador y vendedor tuvieran sus establecimientos en estados diferentes, en
su defecto se tendrá en cuenta su residencia habitual.
Como resultado de esto y las posteriores ratificaciones, tenemos en nuestro derecho la
coexistencia de dos calificaciones diferentes de contrato internacional. El derecho
internacional de fuente interna califica al contrato internacional cuando el lugar de
celebración y el lugar de cumplimiento se encuentran en Estado diferentes; El derecho
internacional privado de fuente convencional califica al contrato de internacional cuando las
partes tienen sus establecimientos en Estados diferentes.
La Corte de Casación Francesa ha considerado, desde el punto de vista económico, un contrato
internacional cuando están en juego intereses de comercio internacional, o cuando se traspasa
el cuadro de la economía interna.
JP

De la suma de los elementos jurídicos y económicos podemos concluir que un contrato es


internacional cuando la operación se halla vinculada a distintos ordenamientos jurídicos
relevantes.
Condiciones Generales de los Contratos Internacionales:
1. Contenido jurídico de las condiciones generales: Las condiciones generales están
referidas, a los eventuales supuestos controvertidos del negocio, calificadas como
“codificaciones privadas”. El primer rasgo de ellas es la exhaustividad: Parecen prever
toda eventual controversia sobre la interpretación de los contratos (cláusulas de
prórroga de jurisdicción internacional, limitación o exoneración de responsabilidad del
predisponentes, plazos de caducidad de acciones, resolución y recisión, modalidades
de vente a plazos y muchas otras adaptadas a los negocios que regulan.
2. Normas legales reguladoras de las condiciones generales: En algunos derechos
naciones se ha regulado legalmente ciertos aspectos de las condiciones generales.
3. Normas extranjeras reguladoras de las condiciones generales y el DIP argentino: Hay
dos clases de normas reguladoras de las condcioens generales: Las reglas de
interpretación de las condiciones generales y las reglas de validez y eficacia de las
condiciones. Las primeras parece que puede excluírselas por la autonomía de la
voluntad de las partes. En cuanto a la segunda tienen carácter imperativo en el
derecho privado nacional al que pertenecen y en este ámbito no pueden ser
derogadas por las partes.
4. Las condiciones generales en el DIP argentino: Particularidades precontractuales y
sociológicas de las condiciones:
o Si la materia regulada por las condiciones generales del contrato internacional
es alcanzada por una norma de policía del DIP argentino, auqellas no pueden
derogar las normas materiales argentinas que resultan imperativas.
o Cuando una cláusula de las condiciones generales es contraria a los principios
generales de orden público del derecho internacional argentino, result
invalidada.
o Tampoco se puede reconocer eficacia en Argentina a las condiciones generales
de los contratos internaciones, cuando persiguen la violación de leyes de una
nación extranjera.
Autonomía de la voluntad: El derecho internacional privado se caracteriza por estar integrado
por normas de colisión que indican cuál derecho es aplicable al caso. Sin embargo, en materia
contractual estas normas se aplican subsidiariamente en el supuesto de no haber pactado las
partes el derecho aplicable.
La autonomía de la voluntad es la que exterioriza el interés de las partes. Solo cuando las
partes no elijan un derecho aplicable entran a funcionar las normas indirectas. La mayoría de
las legislaciones aceptan la autonomía de la voluntad normando en forma subsidiaria para el
supuesto de falta de elección del derecho aplicable.
Goldschmich acepta la posibilidad de que las partes contraten sin sujeción a ningún derecho
positivo determinado, el fundamento de esta autonomía de la voluntad radica en el derecho
natural y reconoce como único límite el orden público internacional del tribunal. Si las partes
no hubieran elegido el derecho aplicable, o si su elección resultara ineficaz el contrato se
JP

regirá por el derecho del estado con el cual tenga los vínculos más estrechos teniendo en
cuenta los elementos objetivos y subjetivos del contrato.
Reglas del derecho aplicable:
- Autonomía de la voluntad, es la facultad de autoregularse.
- Lugar de ejecución.
- Lugar de celebración.
- Domicilio del deudor.
Cabe aclarar que la ley aplicable al contrato no incluye ni la capacidad, ni la forma porque
estas se rigen por las normas indirectas a ellas aplicables.
Nuestro Nuevo CCyC regula la Autonomía de la Voluntad en el art. 2651:
ARTÍCULO 2651.- Autonomía de la voluntad. Reglas. “Los contratos se rigen por el derecho
elegido por las partes en cuanto a su validez intrínseca, naturaleza, efectos, derechos y
obligaciones. La elección debe ser expresa o resultar de manera cierta y evidente de los
términos del contrato o de las circunstancias del caso. Dicha elección puede referirse a la
totalidad o a partes del contrato.
El ejercicio de este derecho está sujeto a las siguientes reglas:
a. en cualquier momento pueden convenir que el contrato se rija por una ley distinta de la
que lo regía, ya sea por una elección anterior o por aplicación de otras disposiciones de este
Código. Sin embargo, esa modificación no puede afectar la validez del contrato original ni
los derechos de terceros;
b. elegida la aplicación de un derecho nacional, se debe interpretar como elegido el derecho
interno de ese país con exclusión de sus normas sobre conflicto de leyes, excepto pacto en
contrario;
c. las partes pueden establecer, de común acuerdo, el contenido material de sus contratos
e, incluso, crear disposiciones contractuales que desplacen normas coactivas del derecho
elegido;
d. los usos y prácticas comerciales generalmente aceptados, las costumbres y los principios
del derecho comercial internacional, resultan aplicables cuando las partes los han
incorporado al contrato;
e. los principios de orden público y las normas internacionalmente imperativas del derecho
argentino se aplican a la relación jurídica, cualquiera sea la ley que rija el contrato;
también se imponen al contrato, en principio, las normas internacionalmente imperativas
de aquellos Estados que presenten vínculos económicos preponderantes con el caso;
f. los contratos hechos en la República para violar normas internacionalmente imperativas de
una nación extranjera de necesaria aplicación al caso no tienen efecto alguno;
g. la elección de un determinado foro nacional no supone la elección del derecho interno
aplicable en ese país.

Este artículo no se aplica a los contratos de consumo”.-


En caso de que no se ejerza la Autonomía de la Voluntad, las partes se deben regir por LA LEY
DEL LUGAR DE EJECUCIÓN DEL CONTRATO, así lo establece el art. 2652 del Nuevo CCyC:
ARTÍCULO 2652.- Determinación del derecho aplicable en defecto de elección por las partes.
“En defecto de elección por las partes del derecho aplicable, el contrato se rige por las leyes y
usos del país del lugar de cumplimiento.
JP

Si no está designado, o no resultare de la naturaleza de la relación, se entiende que lugar de


cumplimiento es el del domicilio actual del deudor de la prestación más característica del
contrato. En caso de no poder determinarse el lugar de cumplimiento, el contrato se rige por
las leyes y usos del país del lugar de celebración.
La perfección de los contratos entre ausentes se rige por la ley del lugar del cual parte la oferta
aceptada”.-
ARTÍCULO 2653.- Cláusula de excepción. Excepcionalmente, a pedido de parte, y tomando en
cuenta todos los elementos objetivos y subjetivos que se desprendan del contrato, el juez está
facultado para disponer la aplicación del derecho del Estado con el cual la relación jurídica
presente los vínculos más estrechos.
Esta disposición no es aplicable cuando las partes han elegido el derecho para el caso.
ARTÍCULO 2650.- Jurisdicción. No existiendo acuerdo válido de elección de foro, son
competentes para conocer en las acciones resultantes de un contrato, a opción de actor:
a. los jueces del domicilio o residencia habitual del demandado. Si existen varios demandados,
los jueces del domicilio o residencia habitual de cualquiera de ellos;
b. los jueces del lugar de cumplimiento de cualquiera de las obligaciones contractuales;
c. los jueces del lugar donde se ubica una agencia, sucursal o representación del
demandado, siempre que ésta haya participado en la negociación o celebración del
contrato.

Elección permitida: Las partes son libres de elegir cualquier derecho, aun un derecho natural.
Se discute en la doctrina y jurisprudencia internacionales si se requiere que exista alguna
conexión con el derecho elegido por las partes. La Convención de Roma establece dicho
sistema. La argentina ratifico la Convención de La Haya sobre la ley aplicable a la compraventa
internacional de mercaderías, que admite la autonomía de las partes, el acuerdo deberá ser
expreso o quedar de manifiesto en el contrato y la conducta de las partes contemplada en su
conjunto.
La Convención Interamericana sobre Derecho Aplicables a los Contratos Internacionales de
1994 tiene en cuenta los vínculos más estrechos con un ordenamiento jurídico determinado
para el supuesto de que las partes no hubieran elegido el derecho aplicable, estas pueden
pactar la aplicación de un ordenamiento jurídico neutro. No se discute en doctrina que la
elección debe ser de un derecho vigente (no se puede pactar por ej la aplicación de normas
del derecho romano) y que ha de ser aplicado con sus modificaciones y reformas. Se garantiza
de esta manera que el contrato este enmarcado en un sistema jurídico global con soluciones
para todo posible conflicto futuro. Sin embargo, si las partes quieren incorporar una norma del
derecho romano o de un derecho en su redacción actual sin sus futuras modificaciones pueden
hacerlo incorporándolas como cláusulas del contrato, o sea, estas se aplican primero y el
derecho aplicable entra a jugar únicamente en forma subsidiaria en aquellas cuestiones no
previstas contractualmente. Las partes pueden declarar aplicable distintos derechos a distintas
partes del contrato y de común acuerdo, modificar el derecho aplicable o pactar éste con
posterioridad a la celebración del contrato. (EJ. ME RIJO POR UCP 500 y no 600 o por
INCORTEMS 2000 y no 2014).
Las partes pueden declarar aplicable distintos derechos a distintas partes del contrato, y de
común acuerdo, modificar el derecho aplicable o pactar éste con posterioridad a la celebración
del contrato.
JP

En cuanto a los límites impuestos a la autonomía conflictual, cabe tener en cuenta el conjunto
de principios fundamentales que constituyen el orden público de la lex fori argentina. La
solución que el derecho elegido por las partes asigne a la controversia no puede lesionar tales
principios. Las partes tampoco pueden desplazar, mediante esta autonomía, las normas
coactivas del derecho privado elegido.
Ahora bien, las partes deben sujetarse inflexiblemente a los principios de orden público del
DIPr del juez, no pueden ser excluidos.
Elección real o hipotética: La elección del derecho extranjero puede ser real o hipotética, la
real a su vez es expresa o tácita; la expresa surge de una cláusula del contrato, la tacita se
infiere de la redacción del mismo.
La Convención Interamericana sobre Derecho Aplicable a los Contratos de 1994, establece que
el contrato se rige por el derecho elegido por las partes en forma expresa y en caso ausencia
del acuerdo expreso debe desprenderse en forma evidente de la conducta de las partes y de
las clausulas en su conjunto, dicha elección puede referirse a la totalidad del contrato o a unas
partes del mismo.
Se puede entender que con respecto a la voluntad hipotética (interpretamos lo que las partes
hubieran elegido en el supuesto de haber acordado-- La convención interamericana de
derecho aplicable a contratos internacionales dice que si las partes no hubieran elegido, aplica
el derecho del Estado con el cual tenga los vínculos más estrechos. (NCCyC ARTICULO 2653
“Excepcionalmente, a pedido de parte, y tomando en cuenta todos los elementos objetivos y
subjetivos que se desprendan del contrato, el juez está facultado para disponer la aplicación
del derecho del Estado con el cual la relación jurídica presente los vínculos más estrechos. Esta
disposición no es aplicable cuando las partes han elegido el derecho para el caso.”) es la ley del
lugar del cumplimiento del contrato, o el derecho que menos perturbe la relación entre las
partes. No se trata de averiguar las intenciones subjetivas hipotéticas de las partes, sino de
balancear los intereses en juego en forma objetiva.
Cuando no se puede establecer la voluntad real (expresa o tácita) ni la voluntad hipotética, se
aplica las normas de la lex fori, ya que ningún contrato puede estar aislado ni ser
autosuficiente. Es importante dejar sentado que cuando se elige un derecho determinado se
elige el derecho interno material y no el derecho internacional privado de ese ordenamiento
jurídico, motivo por el cual no se puede dar el reenvío.
La prestación característica: En los contratos sinalagmáticos (donde cada parte es acreedora y
deudora al a vez) con lugares de cumplimiento sometidos a legislaciones diferentes hay que
atenerse al lugar del cumplimiento de la “prestación característica”, así en un contrato de
compraventa de mercaderías, la prestación característica es la entrega de la mercadería y no la
del dinero. El lugar del cumplimiento de la entrega de la prestación característica determina
la ley aplicable al contrato en su totalidad, se establece el centro de gravedad del negocio de
manera artificial en el domicilio de la parte obligada a entregar “lo característico”.
En la jurisprudencia comparada no prevalece la elección del derecho vigente en el lugar en que
se debe cumplir físicamente la prestación característica, sino en el domicilio del deudor que
debe cumplir la prestación característica.
La Cámara de Paz de la Capital Federal aplicó el concepto de la prestación característica en
1970, y aplicó el derecho chileno, pue en Chile se debía ejecutar la prestación característica del
contrato que era la inscripción de marcas en ese país.
JP

Autonomía de las partes en la elección de Jueces Argentinos o Extranjeros: ARTÍCULO 2650.-


Jurisdicción. No existiendo acuerdo válido de elección de foro, son competentes para conocer
en las acciones resultantes de un contrato, a opción de actor:
a. los jueces del domicilio o residencia habitual del demandado. Si existen varios demandados,
los jueces del domicilio o residencia habitual de cualquiera de ellos;
b. los jueces del lugar de cumplimiento de cualquiera de las obligaciones contractuales;
c. los jueces del lugar donde se ubica una agencia, sucursal o representación del
demandado, siempre que ésta haya participado en la negociación o celebración del
contrato.

Prorroga de jurisdicción internacional: Código procesal CC de la Nación


Art. 1° - La competencia atribuida a los tribunales nacionales es improrrogable. Sin perjuicio
de lo dispuesto por los tratados internacionales y por el artículo 12, inciso 4, de la Ley 48,
exceptuase la competencia territorial en asuntos exclusivamente patrimoniales, que podrá
ser prorrogada de conformidad de partes. Si estos asuntos son de índole internacional, la
prórroga podrá admitirse aún a favor de jueces extranjeros o de árbitros que actúen fuera de
la República, salvo en los casos en que los tribunales argentinos tienen jurisdicción exclusiva o
cuando la prórroga está prohibida por Ley.
Art. 2° - La prórroga se operará si surgiere de convenio escrito mediante el cual los interesados
manifiesten explícitamente su decisión de someterse a la competencia del juez a quien
acuden. Asimismo, para el actor, por el hecho de entablar la demanda; y respecto del
demandado, cuando la contestare, dejare de hacerlo u opusiere excepciones previas sin
articular la declinatoria.
Contratos de adhesión: El contrato por adhesión es aquel mediante el cual uno de los
contratantes adhiere a cláusulas generales predispuestas unilateralmente, por la otra parte o
por un tercero, sin que el adherente haya participado en su redacción.
Trato de Montevideo: Los trat. De Montevideo aplican a los contratos siguiendo a Savigny la
ley del lugar de cumplimiento. No admiten la autonomía de la voluntad los tratados de 1889
en forma tácita, tampoco los de 1940 en forma expresa.
Sin embargo al remitir al derecho del lugar del cumplimiento, remiten al derecho internacional
privado y se puede dar el reenvío.
Es que la elección de las partes determina la selección de una ley interna aplicable, mientras
que la norma de colisión, por su propia naturaleza, no indica la ley interna, sino que remite a la
ley del lugar de cumplimiento a que a su vez puede remitir a un tercer derecho.
La ley de celebración del contrato se utiliza en los tratados en forma subsidiaria.
Derecho Argentino:
Jurisdicción: ARTICULO 2650 “No existiendo acuerdo válido de elección de foro, son
competentes para conocer en las acciones resultantes de un contrato, a opción de actor: a) los
jueces del domicilio o residencia habitual del demandado. Si existen varios demandados, los
jueces del domicilio o residencia habitual de cualquiera de ellos; b) los jueces del lugar de
cumplimiento de cualquiera de las obligaciones contractuales; c) los jueces del lugar donde se
ubica una agencia, sucursal o representación del demandado, siempre que ésta haya
participado en la negociación o celebración del contrato.”
JP

Derecho aplicable: ARTICULO 2651 “Los contratos se rigen por el derecho elegido por las
partes en cuanto a su validez intrínseca, naturaleza, efectos, derechos y obligaciones. La
elección debe ser expresa o resultar de manera cierta y evidente de los términos del contrato
o de las circunstancias del caso. Dicha elección puede referirse a la totalidad o a partes del
contrato. El ejercicio de este derecho está sujeto a las siguientes reglas: a) en cualquier
momento pueden convenir que el contrato se rija por una ley distinta de la que lo regía, ya sea
por una elección anterior o por aplicación de otras disposiciones de este Código. Sin embargo,
esa modificación no puede afectar la validez del contrato original ni los derechos de terceros;
b) elegida la aplicación de un derecho nacional, se debe interpretar elegido el derecho interno
de ese país con exclusión de sus normas sobre conflicto de leyes, excepto pacto en contrario;
c) las partes pueden establecer, de común acuerdo, el contenido material de sus contratos e,
incluso, crear disposiciones contractuales que desplacen normas coactivas del derecho
elegido; d) los usos y prácticas comerciales generalmente aceptados, las costumbres y los
principios del derecho comercial internacional, resultan aplicables cuando las partes los han
incorporado al contrato; e) los principios de orden público y las normas internacionalmente
imperativas del derecho argentino se aplican a la relación jurídica, cualquiera sea la ley que rija
el contrato; también se imponen al contrato, en principio, las normas internacionalmente
imperativas de aquellos Estados que presenten vínculos económicos preponderantes con el
caso; f) los contratos hechos en la República para violar normas internacionalmente
imperativas de una nación extranjera de necesaria aplicación al caso no tienen efecto alguno;
g) la elección de un determinado foro nacional no supone la elección del derecho interno
aplicable en ese país.
Este artículo no se aplica a los contratos de consumo.”
ARTICULO 2652 “En defecto de elección por las partes del derecho aplicable, el contrato se
rige por las leyes y usos del país del lugar de cumplimiento. Si no está designado, o no
resultare de la naturaleza de la relación, se entiende que lugar de cumplimiento es el del
domicilio actual del deudor de la prestación más característica del contrato. En caso de no
poder determinarse el lugar de cumplimiento, el contrato se rige por las leyes y usos del país
del lugar de celebración. La perfección de los contratos entre ausentes se rige por la ley del
lugar del cual parte la oferta aceptada.”
ARTICULO 2653 “Excepcionalmente, a pedido de parte, y tomando en cuenta todos los
elementos objetivos y subjetivos que se desprendan del contrato, el juez está facultado para
disponer la aplicación del derecho del Estado con el cual la relación jurídica presente los
vínculos más estrechos. Esta disposición no es aplicable cuando las partes han elegido el
derecho para el caso.”
ARTICULO 2654 “Las demandas que versen sobre relaciones de consumo pueden interponerse,
a elección del consumidor, ante los jueces del lugar de celebración del contrato, del
cumplimiento de la prestación del servicio, de la entrega de bienes, del cumplimiento de la
obligación de garantía, del domicilio del demandado o del lugar donde el consumidor realiza
actos necesarios para la celebración del contrato. También son competentes los jueces del
Estado donde el demandado tiene sucursal, agencia o cualquier forma de representación
comercial, cuando éstas hayan intervenido en la celebración del contrato o cuando el
demandado las haya mencionado a los efectos del cumplimiento de una garantía contractual.
La acción entablada contra el consumidor por la otra parte contratante sólo puede
interponerse ante los jueces del Estado del domicilio del consumidor. En esta materia no se
admite el acuerdo de elección de foro.”
JP

ARTICULO 2655 “Los contratos de consumo se rigen por el derecho del Estado del domicilio del
consumidor en los siguientes casos: a) si la conclusión del contrato fue precedida de una oferta
o de una publicidad o actividad realizada en el Estado del domicilio del consumidor y éste ha
cumplido en él los actos necesarios para la conclusión del contrato; b) si el proveedor ha
recibido el pedido en el Estado del domicilio del consumidor; c) si el consumidor fue inducido
por su proveedor a desplazarse a un Estado extranjero a los fines de efectuar en él su pedido;
d) si los contratos de viaje, por un precio global, comprenden prestaciones combinadas de
transporte y alojamiento.
En su defecto, los contratos de consumo se rigen por el derecho del país del lugar de
cumplimiento. En caso de no poder determinarse el lugar de cumplimiento, el contrato se rige
por el derecho del lugar de celebración.”
Derecho Extranjero: La ley de derecho Internacional de Quebec de 1991 establece en el
art.3111 que los actos jurídicos son regidos por la ley designada expresa o tácitamente. A falta
de elección el tribunal aplicará la ley que presenta los vínculos más estrechos. (3112).
La ley italiana de der. Internacional privado de 1995 establece que las obligaciones
contractuales son en todos los casos regidos por la Convención de Roma de 1980.
El código alemán establece que rige la ley de las partes. La elección puede ser expresa o tácita
y referida a todo o parte del contrato y puede ser modificada por las partes para el futuro.
Orden Público: Cualquiera sea el derecho aplicable al contrato (ya sea por elección o por
remisión de normas indirectas) su aplicación queda supeditada a que no contravenga el orden
público internacional del tribunal.
La Convención del a Haya de 1986 establece que la aplicación de una ley designada en la
Convención solo podrá ser impugnada cuando sea manifiestamente incompatible con el orden
público.
B. Compraventa Internacional: Es una especie dentro del género de los contratos
internacionales.
La compraventa internacional es aquella operación bilateral en que una de las partes
(vendedor) se obliga a entregar a la otra (comprador) una cosa a cambio de un precio cierto en
dinero o signo que lo represente. La característica fundamental que otorgará al contrato la
categoría de internacional será el hecho de que ambas partes deberán pertenecer a Estados
distintos. En cuanto a la ley aplicable a los contratos de compraventa internacional, en
principio prima la autonomía de la voluntad, lo que implica que la ley aplicable es la libremente
elegida por las partes, bien explícitamente (lo que asegura una mayor seguridad en el
seguimiento del contrato) o implícitamente (los jueces deciden, a la vista del texto y su forma
de aplicación, cuál ha podido ser la intención de las partes). No obstante lo anterior, las partes
no tienen libre disposición sobre normas de “orden público” o imperativas (penal-
contrabando, control de cambios, aduanas, impuestos, etc.).
Competencia internacional y ley aplicable: Respecto de las cláusulas de prórroga de
jurisdicción incorporadas a un contrato internacional en principio se puede sostener, que el
derecho aplicable al contrato rige la validez del acuerdo de prórroga, sin embargo, a veces la
determinación de la lex contractus puede resultar una cuestión opinable, por ello se debe
considerar como insoslayable la aplicación de la ley que habrá de conocer en la causa (sea o no
el designado), pues de él depende considerarse competente. En ese orden de ideas la ley
23720 aprobatoria de la Convención sobre Reconocimiento y Ejecución de Sentencias
JP

establece la posibilidad de la prórroga de jurisdicción en asunto exclusivamente patrimonial.


Las cláusulas de prórroga de jurisdicción reconocen su fundamento en la necesidad de
favorecer el comercio internacional y los términos del intercambio han de ser admitidas como
válidas cuando se ajustan a los preceptos establecidos por las reglas generales del
consentimiento, aplicadas a la naturaleza general de este tipo de pactos. Dichas cláusulas de
prórroga pueden estar incorporadas por medio de cláusulas predispuestas o formulario. Por
ende, la sola circunstancia de que la cláusula que instrumenta el acuerdo de prórroga se halle
incorporada a “cláusulas predispuestas” o a un contrato formulario o tipo, no basta para
desvirtuar la eficacia de la prórroga, sino que deberá determinarse si existe una irrazonable
disparidad del poder negociador que permita invalidar el consentimiento dado. AHÍ RECIEN
PUEDE DECIR QUE ES INVALIDA LA CLÁUSULA DE PRORROGA DE JUR.
Perfeccionamiento del contrato: La aceptación perfecciona el contrato
a) entre presentes, cuando es manifestada;
b) entre ausentes, si es recibida por el proponente durante el plazo de vigencia de la oferta.

Modificación: Cuando anteriormente a un contrato le preceden largas negociaciones, que le


sirven de antecedente y como elementos para su interpretación, se puede aceptar que quedó
celebrado “verbalmente” antes de su formalización por escrito. Pero evidentemente toda
disposición anterior que no se condiga con las cláusulas escritas quedaran sin efecto, por la
voluntad de las partes expresada por escrito.
Obligaciones Recíprocas: Los INCOTERMS son aquellos términos que definen claramente
cuáles son las obligaciones entre compradores y vendedores, dentro de un contrato
internacional.
Dentro de estos contratos se utilizan determinadas cláusulas que se denominan INCOTERMS,
cláusulas específicas del tráfico marítimo de mercaderías de cosas. Ellas son:
Los Incoterms se agrupan en cuatro categorías: E, F, C, D.
● Término en E: EXW
El vendedorpone las mercancías a disposición del compradoren los propios locales del
vendedor; esto es, una entrega directa a la salida.
● Términos en F: FCA, FAS y FOB
Al vendedor se le encarga que entregue la mercancía a un medio de transporte elegido por el
comprador.
● Términos en C: CFR, CIF, CPT y CIP
El vendedor contrata el transporte, pero sin asumir el riesgo de pérdida o daño de la
mercancíao de costes adicionales por los hechos acaecidos después de la carga y despacho;
esto es, una entrega indirecta con pago del transporte principal.
● Términos en D: DAT, DAP y DDP
El vendedor soporta todos los gastos y riesgos necesarios para llevar la mercancía al país de
destino
Los más usados:
Grupo F – Entrega indirecta, sin pago del transporte principal
*FOB
Free On Board (namedloadingport) → ‘franco a bordo (puerto de carga convenido)’
El vendedor entrega la mercancía sobre el buque. Significa que el vendedor cumple su obligación de
entregar las mercaderías, cuando éstas han sobrepasado la borda del buque en el puerto de embarque
convenido, en la fecha o dentro del plazo establecido.
Obligaciones Del Vendedor: Poner las mercaderías sobre el buque, corriendo por su cuenta, todos los
gastos necesarios para efectuar las operaciones de carga, comunicar al comprador, que la mercadería ha
JP

sido embarcada y debe obtener la licencia de exportación y llevar a cabo los trámites aduaneros
necesarios para la exportación de mercaderías.
Obligaciones Del Comprador: Pagar el precio pactado, contratar el transporte (y pagar el flete) y el
seguro (y pagar la prima), obtener la licencia de importación y cumplir las formalidades aduaneras para la
importación de las mercaderías.
RIESGOS: Se transmiten del vendedor al comprador cuando las mercaderías han sobrepasado la borda
del buque en el puerto de embarque, momento a partir del cual el comprador asume todos los gastos de
las mercaderías, incluyendo todos los derechos, impuestos y otras cargas oficiales y los gastos de
despacho aduanero, pero solo respecto de la importación, la mercadería viaja por cuenta y riesgo del
comprador.
El Incoterm FOB es uno de los más usados en el comercio internacional. Se debe utilizar para carga
general (bidones, bobinas) cuando no se transporta en contenedores.
El Incoterm FOB se utiliza para transporte en barco, ya sea marítimo, fluvial o transporte aéreo.
Grupo C – Entrega indirecta, con pago del transporte principal
CFR
Cost and Freight (nameddestinationport) → ‘coste y flete (puerto de destino convenido)’.
El vendedor debe pagar los gastos y el flete, para que las mercaderías lleguen al puerto de destino
convenido, haciendo entrega de ellas a bordo del buque, en el puerto de embarque pactado, en la
fecha o dentro del plazo estipulado.
El vendedor, es quien contrata, en los términos usuales y a su propio cargo, al transporte de las
mercaderías hasta el puerto de destino, por la ruta usual y en un buque del tipo normalmente usado en el
transporte de mercaderías como las que son motivo del contrato.
El vendedor no tiene obligación en la contratación de seguro
Riesgos: los asume el vendedor hasta el momento en que las mercaderías hayan sobrepasado la
borda del buque en el puerto de embarque.
Paga los gastos relativos a la mercadería hasta el momento de su entrega, (el flete y los gastos
relacionados con el transporte, los de cargar las mercaderías a bordo y cualquier gasto), además, todos los
gastos de los trámites aduaneros necesarios a la exportación, más los derechos, impuestos y otras cargas
oficiales exigibles a la exportación.
El comprador, por su parte, asume los riesgos desde el momento en que termina para el vendedor,
pero cuando tenga contractualmente el derecho de determinar el tiempo del embarque de mercaderías o el
puerto de destino, debe avisar con suficiente tiempo al vendedor, pues en caso contrario, asume todos los
riesgos de pérdida o daño que puedan sufrir las mercaderías a partir de la fecha convenida a la de
expiración del plazo fijado para el embarque, siempre y cuando las mercaderías correspondientes al
contrato de compraventa hayan sido claramente puestas aparte o identificadas como tales.
El compradordebe pagar los gastos relacionados con las mercaderíasdesde que se haya producido la
entrega a tenor de lo indicado precedentemente, los que incluyen los concernientes a la importación de
aquellas en el país de destino.
En la versión 2000 se ha suprimido la obligación del vendedor de entregar al comprador la póliza de
fletamento en base a la cual se ha emitido el correspondiente conocimiento de embarque.

CIF
Cost, Insurance and Freight (nameddestinationport) → ‘coste, seguro y flete (puerto de destino
convenido)’.
El vendedor incluye en el precio de la mercadería el costo de ésta, el del seguro y el del flete de acarreo;
haciendo entrega de ella abordo del buque, en el puerto de embarque pactado, dentro del plazo
convenido.
Aunque el seguro lo ha contratado el vendedor, el beneficiario del seguro es el comprador.
Obligaciones Del Vendedor: El vendedor debe pagar los costes y el flete necesarios para conducir las
mercancías al puerto de destino convenido, debe también procurar un seguro marítimo para los riesgos
del comprador de pérdida o daño de las mercancías durante el transporte. Consecuentemente, el vendedor
contrata el seguro y paga la prima correspondiente.
Del Comprador: Debe pagar el precio, soportar los gastos de descarga, riesgos de transporte desde el
embarque de la mercadería.
RIESGO: El vendedor los asume hasta el momento en que las mercaderías hayan sobrepasado la borda
del buque en el puerto de embarque, a partir del cual, los asume el comprador. (Pero ya tiene el seguro
pagado por el vendedor).
Viena 1980: Contempla una operación muy frecuente en las compraventas internacionales
cuando el vendedor se limita a entregar a mercadería a un transportista, transmitiendo el
riesgo mediante la entrega al primer porteador. Ello implica que es el comprador quien debe
JP

afrontar los riegos durante el periodo en el cual los efectos son transportados, pues se
encuentra en una situación más ventajosa que el vendedor para reclamar una indemnización
del transportista o de la compañía aseguradora.
La prestación característica: La viejo CC en los arts.1215 y 1216 declara la incompetencia de
tribunales argentinos para conocer en el litigio referido a un contrato de compraventa de
mercadería con cláusula FOB en un puerto italiano, pues la prestación característica se
cumple con la entrega de la mercadería a bordo de un buque en Italia.
Convención de Viena 1980: Entro en vigor en 1988 y ha sido adoptada por 59 estados partes.
La finalidad de esta Convención es prever un régimen moderno, uniforme y equitativo para los
contratos de compraventa internacional de mercancías, por lo que contribuye notablemente a
dar seguridad jurídica a los intercambios comerciales y a reducir los gastos de las operaciones.
En Argentina, la Convención de Viena fue ratificada en el año 1988. Nace dicha Convención, en
el seno de las Naciones Unidas, al cual se adhirieron 59 países.
- Esta Convención no hace diferencia entre contratos civiles y comerciales.
- Trata los derechos y obligaciones de los compradores y vendedores, buscando llegar a
normas unificadoras para aplicarlas a los Estados ratificadores.
-Admite la autonomía de la voluntad y sus disposiciones se aplican en su defecto.
Establece el ámbito de aplicación del Convenio, establece que se aplicará cuando:
a. Se aplicará cuando la compraventa internacional se realice entre diferentes Estados, y que
estos Estados hayan ratificados el Convenio.
b. Se aplicará también a los Estados No Partes del Convenio, cuando las normas indirectas de
estos, manden a aplicar normas de un Estado Contratante, ya que las normas de la Convención
pasan a ser normas internas de los Estados Contratantes.
- En el caso de dos Estados No Ratificantes, no se aplicará este Convenio. Este es el ámbito
residual del Convenio.
La Autonomía de la Voluntad puede apartarse de algunas normas de la Convención, pero esta
es siempre de aplicación facultativa.
Interpretación Internacional: La Convención en su artículo 7 expresa que en la interpretación
de la misma:
- La interpretación debe tener siempre carácter internacional, para hacer más fácil la
aplicación del Convenio.
- Por otro lado, el objetivo del Convenio es que debe primar la buena fe de las partes.
- La Convención se aplicará a todo tipo de compraventa, civil o comercial, menos a los
contratos personales, familiares o domésticos. Tampoco a la compraventa de buques,
aeronaves, compras hechas en subastas. Y, tampoco se aplicará a las prestaciones de
servicios.
Forma: El contrato, su modificación y extinción no estarán sujetos a forma alguna, pero el
Estado contratante o el mismo contrato pueden exigir se haga por escrito, comprensivo del
telegrama o télax.
La Convención establece que la oferta surtirá efecto cuando llegue al destinatario, si es
irrevocable, o hasta su aceptación.
Se perfecciona el contrato cuando se acepta la oferta conforme lo dispuesto.
Obligaciones de las partes: La Convención suple la falta de indicación del lugar de
cumplimiento de la obligación y de la conformidad en la recepción. Otorga plazos más amplios
que los de derecho interno, para que el comprador pueda examinar la mercadería y efectuar
reclamos, que nunca excederán un plazo máximo de 2 años desde la recepción. Los derechos y
acciones en caso de incumplimiento por parte de la vendedora son legislados en los arts.45 a
JP

52. También regula la obligación del comprador al pago del precio y la recepción de la
mercadería, y los derechos y acciones en caso de incumplimiento.
Indemnización: *Indemnización: La indemnización de daños y perjuicios por el incumplimiento
del contrato comprenderá el valor de la pérdida sufrida y el de la ganancia dejada de obtener
por la otra parte como consecuencia del incumplimiento. Entonces tenemos que se puede
reclamar:
a. Por la mercadería;
b. Por la ganancia dejada de obtener; y
c. El perjuicio ocasionado.
La parte que invoque el incumplimiento del contrato deberá adoptar las medidas que sean
razonables para reducir la pérdida y el lucro cesante resultante del incumplimiento.
Hay derecho a intereses.
C. Contrato de Transporte:
Calificación: Los contratos de transporte se rigen por la Convención de Varsovia de 1929 y que
CALIFICA al contrato internacional de transporte como aquel “en el cual el punto de partida y
el punto de destino están situados en territorios de dos partes contratantes o en territorio de
una sola si hay alguna escala prevista en el territorio de otro Estado, aunque no sea
contratante. (“Son aquellos en los que el punto de partida y el punto de destino se hallan en
diferentes Estados, o estando en el mismo Estado, se realiza una escala en otro Estado”).
La misma Convención define como categoría dentro del transporte aéreo, el transporte
sucesivo, que puede ser: De personas o de mercaderías.
La Convención también establece que en caso de haber contrato de transporte aéreo sucesivo
de personas, el viajero solo está habilitado a reclamar por daños y perjuicios causados en el
transporte aéreo al porteador que hubiere efectuado el transporte en el cual se produjo el
accidente, ya que no se autoriza a reclamar a la empresa que expide el billete.
Cuando se trate de transporte de cosas, individualizar el momento en que se produjo el daño
puede resultar difícil. Por ello el expedidor puede demandar al primer porteador
(transportista), y el destinatario al último porteador, además de la responsabilidad del
transportista que efectuó el tramo del viaje en cuyo transcurso se produjo el daño.
1. Expedidor > reclama >1° Porteador
2. Comprador > reclama >Último Porteador
Se entiende por lugar de ejecución al puerto de descarga de la mercadería o desembarco de
personas (art.26).
El transporte multimodal de mercaderías es legislado por la ley 24.921. En su art.1 establece
que aplica al transporte multimodal de mercaderías realizado en el ámbito nacional y al
transporte multimodal internacional de mercaderías cuando el lugar de destino previsto en el
contrato sea en jurisdicción Argentina.
Tratado de Montevideo de 1940:
Establece, el Tratado de Montevideo de 1940, que todos los transportes que se realicen en un
mismo Estado se regirán por este, sin importar la nacionalidad del Buque. En caso de
diferentes Estados, el de Ejecución del contrato, es decir el lugar del desembarco de personas,
o de entrega de las mercaderías.
Riesgos del Transporte: La cláusula feliz arribo de la nave sólo contempla los riegos e
inconvenientes propios del transporte por agua que hacen a la inseguridad de la llegada del
barco con relación a al arribo en tiempo propio y en estado de entrega y recibo.
Articulo 17 El porteador es responsable del daño ocasionado, que en caso de muerte, herida
o cualquier otra lesión corporal sufrida por cualquier viajero, cuando el accidente que ha
JP

causado el daño se haya producido a bordo de la aeronave o en el curso de todas las


operaciones de embarque y desembarque.
Artículo 18 El porteador es responsable del daño ocasionado en caso de destrucción, pérdida
o avería de equipajes facturados o de mercancía, cuando el hecho que ha causado el daño se
produzca durante el transporte aéreo. El transporte aéreo, con arreglo al sentido del párrafo
precedente, comprendería el período durante el cual los equipajes o mercancías se hallen
bajo la custodia del porteador, sea en un aeródromo o a bordo de una aeronave o en un lugar
cualquiera en caso de aterrizaje fuera de un aeródromo.
El período del transporte aéreo no comprende ningún transporte terrestre, marítimo
o fluvial efectuado fuera de un aeródromo. Sin embargo, cuando dicho transporte se
efectuare en ejecución del contrato de transporte aéreo para fines de carga, entrega o
transbordo, todo daño se presumirá, salvo prueba en contrario, como resultante de un hecho
acaecido durante el transporte aéreo.
Artículo 19 El porteador es responsable del daño ocasionado por retrasos en el transporte
aéreo de viajeros, mercancías o equipajes.
Artículo 20 El porteador no será responsable si prueba que él y sus comisionados han
tomado todas las medidas necesarias para evitar el daño o que les fue imposible tomarlas.
En el transporte de mercancías y equipajes, el porteador no será responsable, si prueba que el
daño proviene de falta de pilotaje, de conducción de la aeronave o de navegación, y que, en
todos los demás aspectos, él y sus agentes han tomado todas las medidas necesarias para
evitar el daño.
Artículo 21 En el caso de que el porteador probare que la persona lesionada ha sido causante
del daño o ha contribuido al mismo, el Tribunal podrá, con arreglo a las disposiciones de su
propia ley, descartar o atenuar la responsabilidad del porteador.
Jurisdicción argentina en un contrato sin contacto argentino: La actora, una SRL domiciliada
en Hamburgo (Alemania), importo una partida de arroz que fue embarcada en Corea a bordo
del buque "Pavio" el 23/11/1973; al momento del desembarco la carga presento daños y
averías producidos por el agua. Estando el buque "Pavio" en el puerto de Bs. As., la actora
solicito y obtuvo un embargo preventivo y la interdicción de salida del navío. Otorgadas las
garantías, la interdicción fue levantada. Al ordenar el tribunal el traslado de la demanda, la
demandada opuso excepción de incompetencia de la justicia argentina. La Corte Suprema
decidió que la jurisdicción internacional argentina es concurrente aplicando el art 612 de la ley
de navegación (20094- Art. 612 - Los tribunales nacionales son competentes para entender en
todo juicio en que sea parte un propietario o armador de un buque de bandera extranjera,
en los casos en que, según esta ley, el buque puede ser embargado).
Como bien razona Goldschmidt, la actora debió haber deducido la demanda en Alemania; ello
habría sido adecuado. El art 614 de la 20094 contempla el caso de transporte con destino
argentino o demandados domiciliados en la argentina (Art. 614 - Los tribunales nacionales son
competentes para conocer en los juicios derivados de los contratos de utilización de los
buques cuando las obligaciones respectivas deban cumplirse en la República, salvo la opción
que tiene el demandante por los tribunales del domicilio del demandado. En contratos de
fletamento, transporte de cargas o de personas, y en general, en todo contrato en que el
transportador asuma la obligación de entregar los efectos en destino, es nula toda cláusula
que establezca otra jurisdicción que la de los tribunales argentinos).
En el ámbito del Mercosur, el "Acuerdo de Transporte Multimodal Internacional entre los
Estados Partes del Mercosur", se aplica a los contratos de transporte multimodal cuando el
lugar en que el operador tome o entregue la mercadería se encuentre en un estado parte. La
responsabilidad del operador comienza cuando recibe bajo custodia la mercadería y hasta su
JP

entrega al destinatario y lo obliga a extender un documento de transporte multimodal;


además fija el plazo de prescripción en 12 meses.
El acuerdo dispone que las controversias que surjan entre los estados parte como resultado de
la aplicación, interpretación o incumplimiento de las disposiciones contenidas en el mismo
serán resultas mediante negociaciones técnicas directas. En su defecto se aplicarán los
procedimientos previstos en el sistema de solución de controversias vigente entre los estados
parte del Tratado de Asunción.
A partir de 1998 se encuentra vigente en nuestro país la ley de transporte multimodal 24.921.
Ella como principio no admite la prórroga de jurisdicción. En su artículo 41 establece que “en
los contratos de TM que se celebren para realizar un transporte en el ámbito nacional y en los
contratos de transporte multimodal internacionales en los que el lugar de destino previsto sea
jurisdicción argentina, es nula toda cláusula que establezca otra jurisdicción que la de los
tribunales argentinos competentes. Sin embargo, es válido el sometimiento a tribunales o
árbitros extranjeros si se acuerde después de producido el hecho generador de la causa (es
decir después de producido el hecho litigioso).
Es decir que existe una posibilidad de prorrogar la jurisdicción, a favor de jueces extranjeros o
árbitros fuera de la pública en asuntos patrimoniales. Por ello se cree que la ley 24921 es una
vuelta al pasado (totalmente cuestionable).
Autonomía de la voluntad: La Cámara Federal Civil y Comercial entendió que en materia
contractual las normas de colisión del derecho internacional privado son aplicables en forma
subsidiaria para el supuesto en que las partes no hayan pactado el derecho que mejor se
adapte a sus necesidades.
Protección del consumidor: La globalización y creciente integración de los mercados obliga a
estudiar el régimen jurídico de responsabilidad por los productos; este régimen se desarrolla
en los EEUU dejando de lado el precedente ingles del siglo XIX, "Winterbottom c/ Wribht",
según el cual los vendedores de mercaderías no tenían ninguna responsabilidad, excepto con
el comprador inmediato.
La relación contractual fue dejada de lado por Corte Suprema del estado de Nueva York en
1916 en el caso "Mac Pherson c/ Buik Motor Co.", que permitió demandas de
responsabilidad por negligencia del fabricante y del distribuidor. Corresponde al consumidor
el deber de demostrar la negligencia del fabricante.
El código comercial de EEUU incorporó el concepto de “garantía implícita” en virtud de la cual
el fabricante garantiza la seguridad del producto a todo comprador. Sin embargo esta
garantía es consecuencia de la responsabilidad contractual del fabricante y en tal carácter
puede ser limitada mediante cláusulas eximentes. En 1963 la Suprema Cortes de California
introdujo la responsabilidad objetiva o por el riesgo creado en el caso “Geeenman v
YubaPowerProductos.Inc”.
D. Contrato de Trabajo:
No hay norma que prohíba la libertad de las partes para contratar, por ende la Autonomía de
la Voluntad rige para estos contratos, las partes pueden elegir normas materiales o normas de
conflicto que regirá su vínculo laboral. Pero, existen también normas limitativas, las que
establecen por ejemplo el Orden Público. Como no tenemos una norma que defina al
Contrato Internacional de Trabajo, partimos para definirlas del art. 2594 del Nuevo CCyC,
según el cual un contrato de trabajo será internacional cuando este integre dos o más
ordenamientos jurídicos de diferentes estados.
Art. 3° LCT.- Ley aplicable. “Esta ley regirá todo lo relativo a la validez, derechos y
obligaciones de las partes, sea que el contrato de trabajo se haya celebrado en el país o
JP

fuera de él; en cuanto se ejecute en su territorio”: El art. 3 de la LCT establece el Punto de


Conexión, el cual será “el lugar de ejecución del contrato”.-
- Punto de Conexión: Lugar de Ejecución
- Es una Norma de Exportación
Entonces, el Punto de Conexión elegido por nuestra LCT es EL LUGAR DE EJECUCIÓN.-
En el caso de que la norma que se deba aplicar es perjudicial para el trabajador, interviene el
Orden Público Laboral de nuestro Derecho para proteger a la parte débil, al trabajador.-
Como sabemos, hoy por medio del art. 2597 del Nuevo CCyC, el juez que interviene puede
excluir el Derecho elegido por las partes o la ley del lugar de ejecución, y aplicar la legislación
que posea vínculos más estrechos con la relación.-
¿Cuál es el Lugar de Ejecución?: El Lugar de Ejecución se define por la Prestación
Característica. En el caso de que se presuman varios lugares de ejecución, se recurrirá al
LUGAR DE CELEBRACIÓN del Contrato de Trabajo, según lo dispuesto en el art. 2652 del Nuevo
CCyC: “…En caso de no poder determinarse el lugar de cumplimiento, el contrato se rige por
las leyes y usos del país del lugar de celebración…”. Generalmente, es el mismo lugar donde
se domicilia el trabajador. Se tiene en cuenta también acá, el Fraude a la Ley, el Orden Público,
el Principio Pro Operario.-
Capacidad. Forma. Jurisdicción. Derecho Aplicable:
*Capacidad: LEY DEL DOMICILIO.-
*Forma: LEY DEL LUGAR DE CELEBRACIÓN (Locus RegimActus), esta es una excepción a la
libertad de contrato que tienen las partes, es decir, a la Autonomía de la Voluntad.-
*Derecho Aplicable: Partiendo de los dispuesto por el art. 3 de la LCT, el derecho aplicable es
el derecho del LUGAR DE EJECUCIÓN DEL CONTRATO. En subsidio de este, se aplicará la ley del
LUGAR DE CELEBRACIÓN, todo esto surge del art. 2652 del Nuevo CCyC.-
*Jurisdicción: El juez que intervendrá en caso de conflicto entre las partes, será EL JUEZ DEL
DOMICILIO DEL TRABJADOR; caso contrario EL JUEZ DEL LUGAR DE EJECUCIÓN DEL
CONTRATO.-
Ius variandi internacional: La movilidad internacional del empleado ocasiona conflictos de
leyes, pues si bien el contrato de trabajo puede estar sometido a un derecho extranjero, se
aplican las disposiciones locales de orden público, y en tal carácter, las convenciones
colectivas de trabajo.
La Cámara de Trabajo de la Cap. Fed. rechazo la demanda de un periodista contratado en Bs.
As. y enviado a España, revocando la decisión de la instancia anterior que había aplicado la ley
argentina. El tribunal de alzada declaro que indubitablemente el contrato de trabajo que
vinculo a las partes debía ejecutarse fuera del país (es decir que no hay ius variandi aca,
porque ya preveía el contrato el lugar de ejecución en España) desde el inicio. Por ello, por
aplicación de la ley de contrato de trabajo 21297 y del art 1210 del CC se debía aplicar la ley
del lugar de ejecución, pues las partes nada habían pactado y ello no era compatible con el
orden público. Sin embargo, rechazo la demanda debido a que el derecho extranjero aplicable
no había sido probado ni tampoco invocado por la actora.
El Ius variandi es la facultad que tiene el empleador de alterar unilateralmente condiciones
no esenciales del contrato individual de trabajo, quedando fuera de esa facultad, entre
otros:
- Cambio de lugar de trabajo que ocasione perjuicio al trabajador.
- Alteración de la jornada laboral, sin embargo, puede existir cambios en el horario de
trabajo.
- Cambio de labores o prestaciones laborales que impliquen un cambio en la categoría
de trabajo.
JP

- Alteración de la remuneración pactada o de convenio.


Se considera que esta facultad deriva del derecho del empleador de organizar y dirigir el
trabajo de sus dependientes. El límite a la aplicación del ius variandi es un triple filtro
enmarcado por su razonabilidad (que no sea arbitraria), funcionalidad (que obedezca a un
motivo atendible), e indemnidad del trabajador (que no le provoque menoscabo patrimonial o
moral, o que le ocasione un perjuicio material que le sea adecuadamente compensado).
Algunas legislaciones distinguen la situación del trabajador según tenga una imposibilidad
absoluta o relativa a aceptar el cambio en las condiciones de trabajo. La imposibilidad es
absoluta cuando por la naturaleza, gravedad o extensión de los perjuicios que se le ocasionan
no puede ser obligado a aceptarlo (por ejemplo, el cambio de horario o de lugar de trabajo que
le impedirían continuar los estudios que está realizando). La imposibilidad es relativa cuando
el empleador puede compensar el perjuicio ocasionado (por ejemplo, pagarle un mayor gasto
en el transporte desde su casa hasta el trabajo ocasionado por el cambio de lugar de trabajo),
en cuyo caso el trabajador debe aceptar el cambio si el empleador se aviene a compensarle
el perjuicio.
Límites a la elección de la ley aplicable: La determinación de la ley aplicable y la autonomía de
la voluntad tienen su límite en el orden público internacional del foro y en las normas de
policía. La elección de un derecho aplicable al contrato de trabajo internacional no debe tener
por finalidad evitar la aplicación de normas de protección al empleado.
Importa advertir que el proyecto de la Convención Interamericana sobre ley aplicable en
materia de contratación internacional admite expresamente la posibilidad de elección de ley
aplicable, pero excluye de su ámbito de aplicación, también expresamente, a los contratos
laborales.
Derechos sindicales: No está legislada la materia de la cogestión. Cuando empleados integran
los órganos societarios, su traslado a otra filial de la misma empresa madre les hace perder
esta posición en virtud del carácter territorial de la legislación societaria y el no
reconocimiento del grupo societario como tal. No se puede soslayar que la cogestión integra el
derecho societario aun cuando exista en el interés del empleado.
Seguridad social: Como consecuencia de los movimientos migratorios provenientes de Europa
a fines del siglo XIX y durante la primera mitad del siglo XX, la argentina celebro tratados
bilaterales con estados europeos sobre seguridad social, luego también lo hizo con otros
países. La evolución de los sistemas de seguridad social trajo aparejada un proceso de revisión
y de eventuales reformas de los convenios ya suscriptos. Éstos receptan diversos principios:
1) Igualdad de trato, por el cual se establece que los trabajadores de una de las partes
contratantes que ejerce una actividad en el territorio de otra parte contratante estarán
sometidos y se beneficiarán de la seguridad social igual que los trabajadores del estado en que
ejerzan la actividad;
2) Asistencia y colaboración reciproca;
3) Legislación aplicable, el cual significa que el trabajador estará sometido a la legislación en
donde desempeñe su actividad;
4) Aplicación del tratamiento más favorable, para el caso de que el interesado tuviera
derecho a prestaciones de similar naturaleza bajo la legislación de 2 o más estados;
5) Totalización de periodos;
6) Garantía en el pago o exportación de prestaciones;
7) Vinculación de todos los principios con el de totalización.
BOLILLA 8 Derecho Cambiario – Hechos y Actos ilícitos
A. Derecho Cambiario: Debemos diferenciar entre el derecho cambiario y el derecho bancario.
Este último es una especie dentro del género contratos. Se habla de "operaciones bancadas"
JP

como sinónimo de contratos bancarios, pues muchas operaciones bancarias son objeto de
contratos bancarios que sirven para desarrollar operaciones bancarias. La característica
contractual hace aplicables las reglas respectivas a las relaciones jurídicas independientes.
En materia cambiaría, estamos en presencia de títulos circulatorios autónomos a los cuales se
aplican reglas propias. Concepto: Es el conjunto de normas jurídicas, principios informadores
que se refieren a títulos y créditos cambiarios.
O “conjunto de normas jurídicas integrantes del derecho mercantil que se refieren a las
personas, cosas y negocios, mediante los cuales se realizan operaciones bancarias”.
Los títulos valores son:
- Cheque.
- Pagaré.
- Letra de Cambio.
- Carta de Crédito.
Estos instrumentos son títulos autónomos, y de circulación. Con ellos se busca agilizar el
comercio, y la realización de movimientos con dinero; su transmisión se realiza por medio del
endoso.-
Estos instrumentos poseen características diferentes que los demás actos jurídicos, ya que
estos actos son independientes, tiene autonomía propia. Sumado a ello, estos son títulos
ejecutivos, esto quiere decir que no se discute la causa que le dio origen, al presentar al juez,
este ordena automáticamente que se salde la cuenta que allí se establece; luego, si el juez lo
desea puede ir más lejos por medio de un juicio de conocimiento, donde analizará y resolverá
sobre la cuestión del asunto, si el deudor cumplió con su parte del negocio, etc.-
Entonces podemos decir que estos títulos valores son:
- Autónomos
- Independiente de la causa que le dio origen
- De circulación
- Ejecutivos
El Cheque es un instrumento que para ser utilizado debe realizarse un contrato con el banco,
el cual entregará una chequera a quien lo requiera, esto quiere decir que la forma la da el
Banco. Mientras que el Pagaré es diferente, compras en las librerías, o lo podes hacer en
cualquier papel, en este caso la forma la da el propio emisor del pagaré.-
Letra de cambio: Es el título formal y completo que contiene la promesa incondicionada y
abstracta de hacer pagar a su vencimiento al tomador o a su orden una suma de dinero en un
lugar determinado, vinculando solidariamente a todos lo que en ella intervienen.
El decreto ley 5965/63 no contiene normas de DIPr. Cambiario, razón por la cual se impone el
recurso a la analogía con el código civil. En cambio, Goldschmidt recurre al Tratado de Derecho
Comercial Terrestre Internacional de 1940. Otra posibilidad sería pensar que el decreto regula
letra de cambio y pagares internos, así como también los internacionales, en razón de que el
decreto está inspirado en la ley uniforme sobre letra de cambio y pagare de Ginebra. Pero los
títulos internacionales vinculados a países ajenos al sistema ginebrino deberían ser resueltos
por las normas conflictuales que indican el derecho materialmente aplicable.
Pagare: es un título de crédito abstracto, formal y completo que contiene la promesa de
pagar a una persona o a su orden, sin contraprestación, cierta cantidad de dinero, a un
vencimiento en él fijado o a su presentación. La promesa de pago es del propio suscriptor del
título (directa), a diferencia que en la letra de cambio donde un tercero paga.
Requisitos: Capacidad para librar un pagare y obligarse cambiariamente; el objeto licito y
hábil; la causa licita; y la voluntad del librador expresada mediante su firma. La denominación
JP

a la orden o el nombre pagare inserto en él; la promesa de pago; el beneficiario; plazo de


pago; lugar de pago y fecha y lugar de creación.
Cheque: la ley 24452 establece dos clases para este documento:
A) Cheque común: es un título cambiario librado a la vista, en cuya virtud una persona
tiene previamente fondos depositados en poder de un banco o crédito abierto a su
favor, da orden incondicional a éste de pagar al tenedor del documento una cantidad
de dinero.
B) Cheque de pago diferido: es una orden de pago librada a fecha determinada posterior
a su libramiento, contra una entidad autorizada en la cual el librador a la fecha de
vencimiento debe tener fondos suficientes depositados a su orden en cuenta
corrientes o autorización para girar en descubierto, dentro de los límites de registro
que autorice el girado. Los cheques de pago diferido se libran contra las cuentas de
cheques comunes.
Títulos Valores Internacionales:
Para que un cheque, pagaré, o letra de cambio sea internacional, este debe tener vínculos
con varios ordenamientos jurídicos, ello lo desprendemos del art. 2594 del Nuevo CCyC.
Por ejemplo, cuando se lo emite desde Argentina, se lo endosa en Senegal, se lo vuelve a
endosar en Kazajistán, luego se lo avala en Nigeria.
La ONU por medio de la UNCITRAL establece que a los Títulos Valores internacionales se les
debe titular como tales “Cheque Internacional” o “Pagaré Internacional”, según el caso.
En Argentina el problema que teníamos era que no poseíamos legislación interna sobre estos
instrumentos cuando eran internacionales, por ende la doctrina se dividió en distintas
posiciones:
- Goldshmindt sostenía que se debía aplicar el Tratado de Montevideo de 1940
- Por otro lado, otros autores sostenían que había que aplicarse el Decreto Ley 5965/63, éste
obtiene sus fundamentos de la Convención de Ginebra, no ratificado por Argentina.-

Hoy, con el Nuevo CCyC, tenemos un capítulo dedicado a ello que se extiende del art. 2658 al
art. 2662 del nuevo instrumento. Sus normas se basan en cierta parte al Tratado de
Montevideo, solo que este instrumento internacional es más acotado que nuestro Nuevo
CCYC, y posee un par de modificaciones.
Legislación interna: CCYCN art 2658 a 2662
● Jurisdicción (2658): Son competentes para conocer de las controversias que se
susciten en materia de títulos valores (a opción del actor)
1) Los jueces del Estado donde la obligación debe cumplirse, o;
2) Los del domicilio del demandado.
● En materia de cheques son competentes los jueces:
1) Del domicilio del banco girado.
2) Los del domicilio del demandado.
(En la legislación interna existía una laguna normativa en la cuestión de la jurisdicción
internacional en materia de títulos valores; en materia de letra de cambio la doctrina había
propuesto llenar la laguna normativa utilizando el T de Montevideo de 1940.)
● Forma (2659) del giro, del endoso, de la aceptación, del aval, del protesto y de los
actos necesarios para el ejercicio o para la conservación de los derechos sobre títulos
valores se sujetan a la ley del estado en cuyo territorio se realizan dichos actos.
● Derecho aplicable (2660): Las obligaciones resultantes de un título valor se rigen por
1) La ley del lugar en que fueron contraídas.
JP

2) Si no consta el lugar donde la obligación caratular fue suscripta, esta se rige por la ley
del lugar en que la prestación debe ser cumplida
3) Si este tampoco consta, por la del lugar de emisión del título.
● Sustracción, perdida o destrucción (2661): las medidas pertinentes que deban
cumplirse se harán según
1) La ley del lugar donde el pago debe cumplirse.
● Cheque (2662): todos sus aspectos se rigen por:
1) La ley del domicilio del banco girado.
“La ley del domicilio del banco girado determina:
a. su naturaleza;
b. las modalidades y sus efectos;
c. el término de la presentación;
d. las personas contra las cuales pueda ser librado;
e. si puede girarse para “abono en cuenta”, cruzado, ser certificado o confirmado, y los
efectos de estas operaciones;
f. los derechos del tenedor sobre la provisión de fondos y su naturaleza;
g. si el tenedor puede exigir o si está obligado a recibir un pago parcial;
h. los derechos del librador para revocar el cheque u oponerse al pago;
i. la necesidad del protesto u otro acto equivalente para conservar los derechos contra
los endosantes, el librador u otros obligados;
j. las medidas que deben tomarse en caso de robo, hurto, falsedad, extravío,
destrucción o inutilización material del documento; y
k. en general, todas las situaciones referentes al pago del cheque”
El Banco Girado es quien te provee de la chequera para emitir este Título Valor, por
ende, todo lo referido a esto se regirá la LEY DEL DOMICILIO DEL BANCO GIRADO.-
● Prescripción (2671): Debemos primero analizar dos puntos de vista:
a. La prescripción como parte de normas “de fondo”: Siguiendo esto, se aplicaría la
LEY DEL LUGAR DE EMISIÓN, las normas sustanciales de este lugar.-
b. La prescripción como parte de normas “procesales”: Se aplica la LEY DEL JUEZ,
porque se trata al Derecho Procesal como parte del Derecho Público. –
La posición más favorable es la que sostiene la aplicación de las normas de fondo, las
sustanciales, es decir el LUGAR DE EMISIÓN del instrumento, como diría Antonio
Boggiano, es de aplicación la ley del lugar que le dio nacimiento. Así también lo
dispone nuestro art. 2671, del Nuevo CCyC: ARTÍCULO 2671.- Derecho aplicable. “La
prescripción se rige por la ley que se aplica al fondo del litigio”.-
● Principio de independencia de las obligaciones cambiarias: Si las obligaciones
cambiarias son invalidad según la ley del lugar de su otorgamiento, pero validas según
la ley del lugar de suscripción de una obligación ulterior, esta obligación posterior es
válida.
● Moneda: La moneda utilizada para saldar al Título Valor debe ser convirtiéndola a la
moneda de curso al precio oficial que tenga la moneda en el país, siempre y cuando la
obligación no sea obviamente, de pagar en pesos argentinos. Esta es una norma
protectora argentina, el Favor Debitori, expresado en el art. 765 del Nuevo CCyC, es
importante para los casos en los que el instrumento circule por mucho tiempo, y luego
no se pueda conseguir la moneda expresada en el mismo, y pueda saldarse la cuenta
sin problemas convirtiéndola al peso argentino.
Tratado de Montevideo de 1940
TITULO VI - De las letras de cambio y demás papeles a la orden
JP

Art. 23. - La forma del giro, del endoso, de la aceptación, del aval, del protesto y de los actos
necesarios para el ejercicio o para la conservación de los derechos en materia de letras de
cambio, se sujetará a la ley del Estado en cuyo territorio se realicen dichos actos. (LOCUS
REGIT ACTUM: El lugar rige las formas de los actos)
Art. 24. – Consagra el principio de independencia de las obligaciones cambiarias y establece
que cuando las obligaciones contraídas en una letra de cambio no son válidas según la ley en
cuyo territorio se realizó el acto, pero se ajustan a la ley del estado en que se ha suscripto
una obligación ulterior, la irregularidad de la forma no afecta la validez de la obligación
ulterior.
Art. 25. - Las relaciones jurídicas que resultan entre el girador y el beneficiario respecto del
giro de una letra, se regirán por la ley del lugar en que aquélla ha sido girada; las que resultan
entre el girador y la persona a cuyo cargo se ha hecho el giro, lo serán por la ley del lugar en
donde la aceptación debió verificarse.
Convención de las Naciones unidad sobre garantías independientes y cartas de crédito
contingente de 1995 (New York).
Artículo 1 Ámbito de aplicación 1. La presente Convención será aplicable a las promesas
internacionales mencionadas en el artículo 2:
a) Si el establecimiento del garante/emisor en que se emite la promesa se halla en un Estado
contratante; o
b) Si las normas de derecho internacional privado conducen a la aplicación de la ley de un
Estado contratante; a menos que la promesa excluya la aplicación de la Convención.
2. La presente Convención se aplicará también a toda carta de crédito internacional distinta
de las recogidas en el artículo 2, cuando se diga expresamente en ella que queda sometida a la
presente Convención.
3. Lo dispuesto en los artículos 21 y 22 será aplicable a las promesas internacionales
mencionadas en el artículo 2 con independencia de la regla enunciada en el párrafo 1 del
presente artículo.
Artículo 2. Promesa 1. Para los fines de la presente Convención, una promesa es una
obligación independiente, conocida en la práctica internacional como garantía independiente
o carta de crédito contingente, asumida por un banco o alguna otra institución o persona
("garante/emisor"), de pagar al beneficiario una suma determinada o determinable a su
simple reclamación o a su reclamación acompañada de otros documentos, con arreglo a las
cláusulas y cualesquiera condiciones documentarias de la obligación, donde se indique, o de
donde se infiera, que el pago se debe en razón de la omisión en el cumplimiento de una
obligación, o por otra contingencia, o por dinero prestado o adelantado, o a raíz de una
deuda vencida contraída por el solicitante o por otra persona.
2. La promesa podrá otorgarse: a) A solicitud o por instrucciones del cliente ("solicitante") del
garante/emisor; b) Conforme a las instrucciones recibidas de otro banco, institución o
persona ("parte ordenante") que haya actuado a instancias del cliente ("solicitante") de esa
parte ordenante; o c) En nombre propio por el garante/emisor
3. En la promesa podrá disponerse que el pago se efectúe de cualquier forma, incluyendo: a)
El pago en determinada moneda o unidad de cuenta; b) La aceptación de una letra de
cambio; c) Un pago diferido; d) La entrega de determinado artículo de valor. 4. En la promesa
se podrá disponer que el garante/emisor sea igualmente el beneficiario cuando actúe a favor
de otra persona.
Artículo 4 Internacionalidad de la promesa.1. Una promesa será internacional cuando estén
situados en distintos Estados los establecimientos consignados en ella de cualesquiera de las
siguientes personas: garante/emisor, beneficiario, solicitante, parte ordenante, confirmante.
JP

2. Para los fines del párrafo anterior: a) Cuando en la promesa se enumere más de un
establecimiento de determinada persona, el establecimiento pertinente será el que tenga
una relación más estrecha con la promesa; b) Si en la promesa no se especifica un
establecimiento respecto de determinada persona, pero sí su domicilio habitual, ese
domicilio será pertinente para determinar el carácter internacional de la promesa.
Artículo 5 Principios de interpretación. En la interpretación de la presente Convención se
habrá de tener en cuenta su carácter internacional y la necesidad de promover la
uniformidad en su aplicación y la observancia de la buena fe en la práctica internacional en
materia de garantías independientes y de cartas de crédito contingente
Artículo 21 Elección de la ley aplicable. La promesa se regirá por la ley que: a) Se designe en
la promesa o sea deducible de los términos de la misma; o b) Se convenga en otra parte por
el garante/emisor y el beneficiario.
Artículo 22 Determinación de la ley aplicable. De no haber sido elegida la ley aplicable con
arreglo al artículo 21, la promesa se regirá por la ley del Estado en que el garante/emisor
tenga el establecimiento donde la promesa haya sido emitida.
Ley modelo sobre transferencia internacionales de crédito: Aprobada por la UNCITRAL el 15
de mayo de 1992, esta Ley Modelo puede ser aplicable a toda operación que sea iniciada por
una orden, dada por un iniciador a un banco, de colocar cierta suma de dinero a disposición
de un beneficiario. Regula cuestiones como las obligaciones del expedidor de la orden y del
banco receptor, así como el momento de pago por un banco receptor de una orden y la
limitación de la responsabilidad de un banco receptor frente a su expedidor o frente al
iniciador de la transferencia cuando la transferencia se vea demorada o si ocurre algún otro
error. (UCP 500 – 600)
Ley aplicable a las transferencias de crédito cuando el banco expedidor y su banco receptor
estén situados en estados diferentes.
Intercambio electrónico de datos: La Ley Modelo sobre Comercio Electrónico tiene por objeto
posibilitar y facilitar el comercio por medios electrónicos ofreciendo a los legisladores un
conjunto de reglas internacionalmente aceptables encaminadas a suprimir los obstáculos
jurídicos y a dar una mayor previsibilidad al comercio electrónico. En particular, la Ley
Modelo tiene la finalidad de superar los obstáculos que plantean las disposiciones
legislativas y que no pueden modificarse mediante contrato equiparando el trato dado a la
información sobre papel al trato dado a la información electrónica. Esa igualdad de
tratamiento es esencial para hacer posibles las comunicaciones sin soporte de papel y para
fomentar así la eficacia en el comercio internacional. (EJ. CONOCIMIENTO DE EMBARQUE
ELECTRÓNICO)
Artículo 1. — Ámbito de aplicación* La presente Ley** será aplicable a todo tipo de
información en forma de mensaje de datos utilizada en el contexto*** de actividades
comerciales
Artículo 2. — Definiciones Para los fines de la presente Ley: a) Por “mensaje de datos” se
entenderá la información generada, enviada, recibida o archivada o comunicada por medios
electrónicos, ópticos o similares, como pudieran ser, entre otros, el intercambio electrónico
de datos (EDI), el correo electrónico, el telegrama, el télex o el telefax; b) Por “intercambio
electrónico de datos (EDI)” se entenderá la transmisión electrónica de información de una
computadora a otra, estando estructurada la información conforme a alguna norma técnica
convenida al efecto; c) Por “iniciador” de un mensaje de datos se entenderá toda persona
que, a tenor del mensaje, haya actuado por su cuenta o en cuyo nombre se haya actuado
para enviar o generar ese mensaje antes de ser archivado, si éste es el caso, pero que no haya
actuado a título de intermediario con respecto a él; d) Por “destinatario” de un mensaje de
JP

datos se entenderá la persona designada por el iniciador para recibir el mensaje, pero que no
esté actuando a título de intermediario con respecto a él; e) Por “intermediario”, en relación
con un determinado mensaje de datos, se entenderá toda persona que, actuando por cuenta
de otra, envíe, reciba o archive dicho mensaje o preste algún otro servicio con respectoa él;
f) Por “sistema de información” se entenderá todo sistema utilizado para generar, enviar,
recibir, archivar o procesar de alguna otra forma mensajes de datos.
Esta convención admite al intercambio electrónico de datos, y establece que no se podrá
negar efectos legales, validez y ejecutabilidad a la información obtenida en forma de
mensaje de datos. El mensaje de datos tiene mismo valor probatorio que un documento en
papel.
B. Hechos y Actos Ilícitos:
Metodología de elección materialmente orientada: El tratamiento de los actos ilícitos ha
producido una conmoción en los cimientos del DIPr. Que se ha extendido también a la
metodología general. La orientación ha sido el tratamiento específico de los prototipos de
responsabilidad, con miras al hallazgo de criterios de solución ajustados a las cuestiones
concretas.
Estamos hablando de hechos que ocasionan daños. Antes se consideraba a los hechos y actos
ilícitos como dentro de la esfera extracontractual, lo identificábamos generalmente con el
Derecho Penal más que nada, donde sus normas son territoriales (lex loci delicti-ley del lugar
donde se produjo el perjuicio), como también pasa con el Derecho Civil.-
Hoy, ya no se habla de Hechos y Actos Ilícitos, o de Fuente, hoy en día se habla de
“Responsabilidad Civil”, como lo denomina nuestro Nuevo CCyC, en la Sección 13, del Capítulo
3 del Título Cuarto, cuando trata las Disposiciones de DIPr.-
Hoy, en el Nuevo CCyC se modificó la responsabilidad extracontractual, desde la Revolución
Industrial se verifican cambios en las responsabilidades, por ejemplo, surgían problemas
cuando las máquinas lesionaban a los trabajadores, donde a la máquina no se la podía
responsabilizar por el daño, entonces se comienzan a crear diferentes tipos de
responsabilidades, con características propias, como por ejemplo, la responsabilidad en los
accidentes de tránsito; la responsabilidad en el producto; la responsabilidad del cuidador; la
responsabilidad de los directores de escuelas; la responsabilidad por daños nucleares. En
resumen, podemos decir que el sistema de la responsabilidad, se diversificó.-
Por ejemplo, una persona compra un cartucho para su escopeta en Argentina, tiene su
domicilio en Argentina, pero se va de cacería a África, y durante la cacería, explota uno de los
cartuchos causándole daños, siguiendo diferentes teorías, se deberían aplicar las leyes del país
africano donde ocurrió el hecho. Como vemos, esto prácticamente no está bien, se deberían
aplicar las leyes argentinas.-
La lex loci delicti (lugar donde se cometió el perjuicio) ha sufrido muchísimas críticas. Al
parecer prevalece una metodología de elección materialmente orientada, donde no basta
apegarse a la lex loci actus (lugar donde ocurrió el acto).

Lex Loci Actus: según los tratados de derecho civil internacional de Montevideo de 1889 y de
1940, las obligaciones que nacen sin convención están regidas por la ley del lugar en donde se
produjo el hecho licito o ilícito de que proceden.
Fuera del ámbito de aplicación espacial de los tratados de Montevideo, se ha sostenido con
autoridad la aplicación del art 8 del CC a los actos voluntarios lícitos e ilícitos. Empero, es
verdad que literalmente el art 8 se refiere a los actos en general, sometiéndolos a la lex loci
actus (ley donde ocurrió el acto). Expresa el antiguo Art. 8°: “Los actos, los contratos hechos y
los derechos adquiridos fuera del lugar del domicilio de la persona, son regidos por las leyes
JP

del lugar en que se han verificado; pero no tendrán ejecución en la República, respecto de los
bienes situados en el territorio, si no son conformes a las leyes del país, que reglan la
capacidad, estado y condición de las personas”.-
El artículo 8 del Código Civil como vemos es un poco vago, al utilizar el término “verificación”
(“…se han verificado…”). Estamos hablando de hechos ilícitos, y de acá sacamos el principio
“locus regit actus”, Boggiano no cree procedente este artículo ya que, para Él, regula a los
actos lícitos, y no a los ilícitos. Fue adoptado dicho principio, por el Tratado de Montevideo de
Derecho Civil de 1889, en su art. 38: “Artículo 38.- Las obligaciones que nacen sin convención
se rigen por la ley del lugar donde se produjo el hecho lícito o ilícito de que proceden”, de ello
se desprende que las obligaciones entonces, que nacen sin contratos, se rigen por la ley del
lugar donde los hechos lícito o ilícito se produjo. Mientras que el art. 43 del Tratado de
Montevideo sobre Derecho Civil de 1940 expresa: “Las obligaciones que nacen sin
convención, se rigen por la ley del lugar en donde se produjo el hecho lícito o ilícito de que
proceden y, en su caso, por la ley que regula las relaciones jurídicas a que responden”.-
También, lo diferentes tribunales hicieron uso del método sintético judicial para realizar
elaboraciones jurisprudenciales al respecto de estos temas.-
Responsabilidad civil: ART 2656 y 2657 del CCYCN
Art.2656. Jurisdicción: Son competentes para conocer en las acciones fundadas en la
existencia de responsabilidad civil, a opción del demandante:
a) el juez del domicilio del demandado.
b) juez del lugar en que se ha producido el hecho generador del daño o donde este produce
sus efectos dañosos directos.
Art.2657.Derecho aplicable: a una obligación emergente de la responsabilidad civil es el del
país donde se produce el daño, independientemente del país donde se haya producido el
hecho generador del daño y cualquiera que sea el país en que se producen las consecuencias
indirectas del hecho en cuestión. Cuando la persona cuya responsabilidad se alega y la
persona perjudicada tengan su domicilio en el mismo país en el momento en que se produzca
el daño, se aplica el derecho de dicho país.
NO SE PUEDE EJERCER LA AUTONOMÍA DE LA VOLUNAD EN ESTA MATERIA.
Responsabilidad extracontractual: Es la obligación de resarcir que surge como consecuencia
del daño provocado por un incumplimiento contractual (responsabilidad contractual) o de
reparar el daño que ha causado a otro con el que no existía un vínculo previo
(responsabilidad extracontractual), sea en naturaleza o bien por un equivalente monetario,
habitualmente mediante el pago de una indemnización de perjuicios.
En los casos internacionales se produce el conflicto entre la aplicación de la ley del lugar en el
cual se produjo el ilícito, el lugar donde se adquirió la cosa y la ley del lugar en el cual se
producen sus efectos.
Responsabilidad por el producto: En el caso de la responsabilidad por el producto, nos
encontramos ante una disparidad entre las partes, ya que una parte es más débil que la otra.-
La Convención de La Haya de 1973 sobre Ley Aplicable a la Responsabilidad de los Productos,
busca ampliar en favor de la víctima los reclamos, ya que esta puede reclamar no solo al
vendedor o fabricante. En el art. 3 de la mencionada Convención, se verifica la posibilidad de
expandir el reclamo que posee la víctima: “El presente Convenio será aplicable a la
responsabilidad de las siguientes personas:
1. fabricantes de productos acabados o de componentes;
2. productores de productos naturales;
3. proveedores de productos;
JP

4. otras personas que intervienen en la cadena comercial de preparación y distribución,


comprendidas las que se encargan de reparar y de almacenar un producto.
También se aplicará el presente Convenio a la responsabilidad de los agentes o empleados
de las personas arriba señaladas”.-
En cuanto a la legislación aplicable, beneficia a la víctima para elegir donde llevar adelante el
reclamo. Se rige por la ley de:
1) Residencia habitual de la persona perjudicada.
2) Domicilio del establecimiento principal de la persona imputada.
3) Lugar donde se adquirió el producto.

La Convención de la Haya sobre la ley aplicable a la responsabilidad por el hecho de los


productos del 2 de oct de 1973, no ratificada por nuestro país establece en su
● art.4 la aplicación de la ley del lugar donde se produjo el hecho, si este coindice con:
a) el Estado de residencia habitual de la persona directamente perjudicada, o
b) el Estado en el que se encuentre el establecimiento principal de la persona a quien
se le imputa la responsabilidad, o
c) el Estado en cuyo territorio el producto ha sido adquirido por la persona
directamente perjudicada.
● El Artículo 5 agrega que aplicará la ley del lugar de la residencia habitual de la
víctima cuando coincida con:
a) el Estado en el que se encuentra el establecimiento principal de la persona a quien
se le imputa la responsabilidad, o
b) el Estado en cuyo territorio hubiese sido adquirido el producto por la persona
directamente perjudicada.
● Artículo 6 En el caso de que no fuere aplicable alguna de las legislaciones señaladas
en los artículos 4 y 5, será aplicable el Derecho interno del Estado en que se halle el
establecimiento principal de la persona a quien se le imputa la responsabilidad, a
menos que el demandante base su reclamación en el Derecho interno del Estado en
cuyo territorio se hubiere producido el daño.
Esta convención adopta un complejo criterio de localización de la responsabilidad, tomando en
consideración diversos puntos de contacto acumulativamente. Nos encontramos ante una
disparidad entre las partes, ya que una parte es más débil que la otra. La Convención citada
busca ampliar en favor de la víctima los reclamos contra los fabricantes, productores,
proveedores y otras personas que intervienen en la cadena comercial del producto. Esta
convención no fue ratificada por nuestro país.
Responsabilidad derivada de accidente de tránsito: Se rige por la ley del lugar donde se
produce el daño (Art 2657 in fine). En estos casos se verifica una igualdad entre las partes.
La postura de la “Ley Común”, es la que se ha adoptado generalmente para los casos de
accidentes de tránsitos.
La aplicación de la ley y jurisdicción del domicilio común de las partes fue receptada por el
Convenio de Responsabilidad Civil de accidentes de tránsito suscripto entre la Argentina y
Uruguay.
Art. 56.- Las acciones personales deben establecerse ante los jueces del lugar a cuya ley está
sujeto el acto jurídico materia de juicio.
Podrán entablarse igualmente ante los jueces del domicilio del demandado. Se permite la
prórroga territorial de la jurisdicción si, después de promovida la acción, el demandado la
admite voluntariamente, siempre que se trate de acciones referentes a derechos personales
patrimoniales. La voluntad del demandado debe expresarse en forma positiva y no ficta.
JP

- Caso Sastre vs. Bibiloni


Se trata de la acción promovida ante los tribunales argentinos por don Tomás Emilio Sastre
contra los señores Filiberto Narciso y Ricardo Bibiloni por daños y perjuicios, con motivo de
una colisión de automóviles ocurrida el 26 de enero de 1966 en la localidad de Punta del Este
(República Oriental del Uruguay). Los demandados opusieron excepción de incompetencia de
jurisdicción, la que fue desestimada por el juez.
Apelado el auto de primera instancia por la parte demandada, el tribunal de alzada lo revocó a
fs. 55, pero interpuesto recurso de inaplicabilidad de ley ante la Suprema Corte de la Provincia
de Buenos Aires, ésta dictó sentencia a fs. 73, y en razón de considerar equivocada la
interpretación que del Tratado de Derecho Civil Internacional de Montevideo (1889-1940) hizo
la Cámara, revocó a su vez lo resuelto por ella en cuanto hacía lugar a la defensa en cuestión.
A mi juicio, la solución a que arriba el alto tribunal es la acertada, toda vez que, del examen de
las disposiciones del tratado aplicables al caso, surge con claridad el derecho del actor a
radicar el juicio ante los jueces del domicilio de los demandados, si lo juzga conveniente, en
lugar de hacerlo en jurisdicción uruguaya.
Responsabilidad por daños nucleares y al medio ambiente. En este caso, no se ve afecta una
parte, no hay disparidad, lo que se ve afectado es el planeta, todas las personas: Se afecta a la
Universalidad.-
Lo que se busca por medio de la Convención de Viena de 1963 sobre Daños Nucleares es
unificar criterios, en el mismo nos encontramos con normas directas que limitan la
responsabilidad de los explotadores nucleares; y de manera subsidiaria normas indirectas.
También, conceptos de daño, los daños indemnizables, el concepto de explotador, garantías y
sus montos, la inversión de la carga de la prueba, etc.-
La convención de Viena sobre responsabilidad civil por daños nucleares de 1963, fue firmada
por la Argentina el 10 de oct de 1966. Se trata de un régimen de derecho material uniforme,
fundado en la responsabilidad por el riesgo creado por el explotador de la instalación
nuclear. La competencia se les confiere a los tribunales de la parte contratante en cuyo
territorio haya tenido lugar el accidente nuclear. Si ese lugar es incierto, la competencia se
les atribuye a los tribunales del estado de la instalación del explotador responsable.
- ¿Qué se entiende por daño nuclear? Art. 1 Inc. f):
f) Por "daños nucleares" se entenderá:
i) la pérdida de vidas humanas o las lesiones corporales;
ii) los daños o perjuicios materiales; y cada uno de los daños que se indican a continuación en
la medida determinada por la legislación del tribunal competente:
iii) la pérdida económica derivada de la pérdida o los daños a que se hace referencia en los
apartados i) y ii), en la medida en que no esté incluida en esos apartados, si la cubriere una
persona con derecho a entablar una demanda con respecto a dicha pérdida o daños;
iv) el costo de las medidas para rehabilitar el medio ambiente deteriorado, a menos que el
deterioro sea insignificante, siempre que esas medidas realmente se hayan adoptado o hayan
de adoptarse, y en la medida en que no esté incluido en el apartado ii);
v) el lucro cesante derivado del interés económico en algún uso o goce del medio ambiente
que se produzca como resultado de un deterioro significativo del medio ambiente, y en la
medida en que no esté incluido en el apartado ii);
vi) los costos de las medidas preventivas y otros daños y perjuicios causados por esas medidas;
vii) cualquier otra pérdida económica que no sea una pérdida causada por el deterioro del
medio ambiente
JP

Responsabilidad por delitos. A los actos ilícitos obrados con la intención de dañar ha de
regírselos por el derecho del lugar en que se concentran los contactos personales, como los
relativos a las conductas y las cosas.
BOLILLA 9 ACTOS JURÍDICOS
A. La Forma: En la terminología jurídica común forma se opone a fondo o sustancia. Desde
esta perspectiva la forma es fungible, pues una misma relación sustantiva puede ser celebrada
de diversas formas. La forma de un acto jurídico “comprende todas las circunstancias que lo
revisten de exterioridad”.
Forma General: Para la realización del acto jurídico se requiere no solo la voluntad interna del
sujeto, sino también que dicha voluntad se manifieste exteriormente por algún medio. La
forma es la manera o medio por el cual el sujeto manifiesta exteriormente su voluntad. Es un
elemento esencial del acto jurídico, pues todo acto exige alguna forma que lo dé a conocer.
Los actos jurídicos pueden tener diferentes tipos de formas:
a) Formas habilitantes: Aptitud de las partes para intervenir en un negocio jurídico
determinado. Si bien están ligadas a la capacidad de las personas, su exteriorización se
encuentra sometida a las reglas que gobiernan la forma extrínseca.
b) Formas de ejecución: Se refieren al procedimiento de ejecución de sentencias
c) Formas intrínsecas: se refieren al contenido del acto y se identifican con el fondo de
este.
d) Formas extrínsecas: Son las que tienen relación con la visibilidad del acto y son las que
nos ocupan en el DIPr. A su vez se dividen en:
- Ad probationem: El negocio para cuya celebración no está prevista una forma
determinada pero cuya observancia sirve para asegurar la prueba en juicio. La forma
sirve para demostrar la existencia de voluntad.
- Ad solemnitatem: La forma es esencial, ya que, si no se cumple con la forma
prescripta, no será válido el acto, por ende, acarreará su nulidad. Esta forma a la vez se
divide en autentica (el acto tiene validez por si solo) y no autentica (el acto no tiene
validez por sí solo, y se debe recurrir a otro requisito para que sea válido-ej.
Autenticación de firmas del acto privado)
Goldschmidt distingue entre la ley que regula la forma y la ley impositiva (fondo) de la misma.
Considera que la regulación de la forma se rige por la ley del lugar en el cual el acto se
otorgue o celebre (arts. 12 y 950, C.C.). La necesidad de que un negocio jurídico sea
instrumentado de una forma especial se rige, en cambio, por la ley de fondo que impone una
forma determinada.
El Tratado de Derecho Civil Internacional de Montevideo de 1889 aplica a la forma la ley que
rige el fondo. Consagra una excepción en materia de instrumentos públicos, cuya forma se
rige por la ley del lugar de su otorgamiento.
La autonomía de la voluntad en materia de formas depende de la lex causae, pues las partes
son libres de elegir una forma determinada en tanto la ley de fondo no imponga la forma.
Cuando la impone, su reglamentación queda a cargo de la ley del lugar de la celebración u
otorgamiento del acto.
Regla Locus Regit actum: Es una regla universal que dice que la ley del Estado en que un acto
se lleva a cabo, determina la forma de ese acto.
Conforme a esta regla un acto tendrá validez en cuanto a su aspecto formal si se ha respetado
las solemnidades establecidas por la ley del lugar en que se celebró, pues se reputa que esta
ley es la aceptada y conocida por las partes.
La forma de los medios de prueba y los medios de ejecución de sentencias constituyen,
básicamente, el dominio de la regla locus regit actum.
JP

Articulo 8 CC: Los actos, contratos hechos y los derechos adquiridos fuera del lugar del
domicilio de la persona, son regidos por las leyes del lugar en que se han verificado.
Articulo 12 CC: Las formas y solemnidades de los contratos y de todo instrumento público, son
regidos por las leyes del país donde se hubieren otorgado.
Articulo 950 CC: Respecto a las formas y solemnidades de los actos jurídicos, su validez o
nulidad será juzgada por las leyes y usos del lugar en que los actos se realizaren.
Articulo 2649 CCyC: Las formas y solemnidades de los actos jurídicos, su validez o nulidad y la
necesidad de publicidad, se juzgan por las leyes y usos del lugar en que los actos se hubieren
celebrado, realizado u otorgado.
Cuando la ley de fondo exige una determinada calidad formal, es ella la que debe determinar
la equivalencia entre lo que exige y la forma realizada.
En el caso de los contratos entre ausentes se somete la validez a la ley del país desde el cual
partió la oferta aceptada o, en su defecto, se aplica la que rige el fondo de la relación
jurídica.
Lex locus regit actum: rige la forma
● Lex causae: la ley de fondo
Esta teoría intenta dar solución a la ley aplicable por parte de un Juez cuando personas
privadas que intervienen en el conflicto trascienden el derecho local aplicable.
Jean Desagnet postula la aplicación de la lex causae, o sea la ley competente para regir la
cuestión, en lugar de la lex fori, o sea el derecho del Juez que debe resolver el conflicto. Por la
lex causae hay un reenvío a la aplicación de la norma al sistema jurídico que corresponda. Es
justamente la lex fori, la del juez que decide el asunto, la que remite a la aplicación de la lex
causae.
Primero debe calificarse la relación jurídica, según las normas del juzgador, para saber cuál
será el derecho aplicable. La ley competente para regir la relación jurídica es la que debe
aplicarse al caso a juzgar. Es la propia lex fori o ley del juzgador la que remite a la aplicación de
la ley extranjera, y esta voluntad del legislador es la que debe respetarse. Sin embargo, se
critica que la lex causae puede a su vez remitir a otro derecho.
Forma en Especial: a. Forma de los actos jurídicos (ARTICULO 259.- Acto jurídico. El acto
jurídico es el acto voluntario lícito que tiene por fin inmediato la adquisición, modificación o
extinción de relaciones o situaciones jurídicas):
Contratos: ARTICULO 957.- Definición. Contrato es el acto jurídico mediante el cual dos o más
partes manifiestan su consentimiento para crear, regular, modificar, transferir o extinguir
relaciones jurídicas patrimoniales.
El principio locus regitactum tiene por objeto dar validez a los actos jurídicos realizados según
la forma del lugar donde se ha celebrado, porque se entiende que las partes tienen mayor
facilidad para consultar la ley local. Se facilita con ello y se reconoce el derecho de las personas
a efectuar esos actos de acuerdo a la ley del lugar en que viven y desarrollan sus actividades.
Sin embargo, en la doctrina y jurisprudencia se admite con limitaciones la facultad de las
partes de elegir la ley aplicable a la forma del contrato, que se restringe a la ley local (de
fondo del contrato) y a la ley personal común de las partes.
b. Letras de cambio: Art 2659 CCyC La forma del giro, del endoso, de la aceptación, del aval,
del protesto y de los actos necesarios para el ejercicio o para la conservación de los derechos
sobre títulos valores se sujetan a la ley del estado en cuyo territorio se realiza dicho acto. esto
quiere decir que se rigen por el principio Locus RegimActum, es decir, la Ley de Otorgamiento.
c. Testamentos: Antes el testador que estaba en el país o en el extranjero, se regía por el
punto de conexión de la nacionalidad.
JP

Hoy, con el Nuevo CCyC tenemos un artículo que establece la forma de estos actos jurídicos, y
se encuentra expresado en el art. 2645 del Nuevo CCyC:
Art 2645 CCyC “El testamento otorgado en el extranjero es válido en la republica según las
formas exigidas por la ley del lugar de su otorgamiento, por la ley del domicilio, de la
residencia habitual, o de la nacionalidad del testador al momento de testar o por las formas
legales argentinas”.
Las posibilidades para elegir del testador son más amplias:
- Ley del lugar de su otorgamiento
- Ley del domicilio
- Ley de la residencia habitual
- Ley de la nacionalidad del testador al momento de testar
- Formas legales argentinas
En nuestro Derecho Interno hoy tenemos dos tipos de Testamentos:
1. Testamento Ológrafo (arts. 247768 y 2478) Testamento que el testador formaliza por sí
mismo, escribiéndolo y firmándolo de su puño y letra sin intervención de testigo alguno.; y
2. Testamento por Acto Público (arts. 247969 a 2481).-
Testamento Consular (Art. 2646):
El Nuevo CCyC Argentino es pionero en la incorporación de este tipo de Testamento al DIPr.-
El art. en cuestión, 2646, da la posibilidad a una persona argentina, o un extranjero en
Argentina de testar ante un ministro plenipotenciario, ante un consulado con dos testigos
domiciliados en el lugar donde se otorgue el testamento.-
El “Jefe de Legación”, es el encargado de los negocios dentro del Ministerio de Relaciones
Exteriores, y es este quien debe dar el visto bueno:
- En el testamento abierto: Al pie del testamento.
- En el testamento cerrado: Sobre la carátula del testamento.
Luego, lo debe remitir al juez del último domicilio del difunto en la República, para que lo haga
incorporar en los protocolos de un escribano del mismo domicilio.-
d. Exhortos y embargos: Convención interamericana sobre Exhortos (Despacho o
comunicación que libra un juez a otro de igual categoría para que ordene dar cumplimiento de
lo que se le pide) y Cartas rogatorias de Panamá 1975: el exhorto se cumplirá siempre que se
encuentre legalizado y la documentación este traducida. Se tramitarán de acuerdo con las
reglas procesales del país requerido.
El Protocolo Adicional de Montevideo de 1979 establece la elaboración de formularios en
cuatro idiomas; elimina requisitos de traducción salvo en el caso de la demanda. La
Convención Interamericana sobre recepción de pruebas en el extranjero igualmente establece
el cumplimiento según las leyes y normas procesales del Estado requerido.
Convención de la Haya de 1970 sobre la obtención de pruebas en el extranjero en materia civil
o comercial: Argentina no cumplirá los exhortos que tengan por objeto un procedimiento
conocido en el common law y excluye la aplicación de las disposiciones sobre la aceptación
de documentos redactados en francés o inglés; obtención de pruebas por funcionarios
diplomáticos o consulares y por delegados.
La confección y el diligenciamiento de un exhorto se hallan regidos por las leyes del lugar de
su ejecución, en atención del principio de territorialidad, del que resulta la aplicación de la lex
fori sobre las cuestiones procesales.
e. Medidas cautelares: Son competentes los jueces del lugar donde se sustancia el proceso, lo
que varía es donde se ejecuta, el lugar donde se debe dar cumplimiento.
Admisibilidad: Ley del Estado Requirente (donde está el proceso).
Ejecución de la Medida Cautelar: Ley del lugar donde se ejecute (estado requerido).
JP

- CONVENCION INTERAMERICANA SOBRE CUMPLIMIENTO DE MEDIDAS CAUTELARES


Los Gobiernos de los Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos,
deseosos de concertar una convención sobre cumplimiento de medidas cautelares, han
acordado lo siguiente:
Artículo 2Las autoridades jurisdiccionales de los Estados Partes en esta Convención darán
cumplimiento a las medidas cautelares que, decretadas por jueces o tribunales de otro Estado
Parte, competentes en la esfera internacional, tengan por objeto:
a. El cumplimiento de medidas necesarias para garantizar la seguridad de las personas, tales
como custodia de hijos menores o alimentos provisionales;
b. El cumplimiento de medidas necesarias para garantizar la seguridad de los bienes, tales
como embargos y secuestros preventivos de bienes inmuebles y muebles, inscripción de
demanda y administración e intervención de empresas.
Artículo 3La procedencia de la medida cautelar se decretará conforme a las leyes y por los
jueces del lugar del proceso. Pero la ejecución de la misma, así como la contra cautela o
garantía, serán resueltas por los jueces del lugar donde se solicita su cumplimiento, conforme
a las leyes de este último lugar. La garantía que debe prestar el solicitante, así como la que
ofrezca prestar el afectado en el lugar en que se haga efectiva la medida, se regirán por la ley
del lugar de cumplimiento de la medida.
- Protocolo de Medidas Cautelares (Ouro Preto-1994)
Los Gobiernos de la República Argentina, de la República Federativa del Brasil, de la República
del Paraguay y de la República Oriental del Uruguay, en adelante denominados "Estados
Partes", Acuerdan:
Artículo 1 El presente Protocolo tiene por objeto reglamentar, entre los Estados Partes del
Tratado de Asunción, el cumplimiento de medidas cautelares destinadas a impedir la
irreparabilidad de un daño en relación a personal, bienes u obligaciones de dar, hacer o no
hacer.
Artículo 2 Las medidas cautelares podrán ser solicitadas en procesos ordinarios, ejecutivos,
especiales o extraordinarios, de naturaleza civil, comercial, laboral y en procesos penales en
cuanto a la reparación civil.
Artículo 3 Se admitirán las medidas cautelares preparatorias, las incidentales de una acción
principal y las que garanticen la ejecución de una sentencia.
Artículo 4 Las autoridades jurisdiccionales de los Estados Partes del Tratado de Asunción darán
cumplimiento a las medidas cautelares decretadas por los Jueces o Tribunales de los otros
Estados Partes, competentes en la esfera internacional, adoptando las providencias necesarias
de acuerdo con la ley del lugar donde estén situados los bienes o residan las personas objeto
de la medida. (DONDE DEBE EJECUTARSE ENTONCES ES TODO)
Artículo 5 La admisibilidad de la medida cautelar será regulada por las leyes y resulta por los
Jueces o Tribunales del Estado requirente.
Artículo 6 La ejecución de la medida cautelar y su contra cautela o garantía respectiva serán
resueltas por los Jueces o Tribunales del Estado requerido, según sus leyes.
Artículo 7 Serán también reguladas por las leyes y resueltas por los Jueces o Tribunales del
Estado requerido: a) las modificaciones que en el curso del proceso se justificaren para su
correcto cumplimiento o, cuando correspondiere, para su reducción o sustitución;
b) las sanciones por peticiones maliciosas o abusivas; y
c) las cuestiones relativas al dominio y demás derechos reales.
Artículo 8 El Juez o Tribunal del Estado requerido podrá rehusar el cumplimiento de la medida
o, en su caso, disponer su levantamiento, cuando sea verificada su absoluta improcedencia, de
conformidad con los términos de este Protocolo.
JP

Artículo 10 El cumplimiento de una medida cautelar por la autoridad jurisdiccional requerida


no implicará el compromiso de reconocimiento o ejecución de la sentencia definitiva
extranjera pronunciada en el proceso principal.
Artículo 11 El Juez o Tribunal a quien se solicitare el cumplimiento de una sentencia extranjera
podrá disponer las medidas cautelares que garanticen la ejecución, de conformidad con sus
leyes.
Artículo 14 El Juez o Tribunal del Estado requirente comunicará al del Estado requerido:
a) al transmitir la rogatoria, el plazo - contado a partir del cumplimiento de la medida cautelar -
en el cual la demanda en el proceso principal deberá ser presentada o interpuesta;
b) a la mayor brevedad posible, la fecha de presentación o la no presentación de la demanda
en el proceso principal.
Artículo 15 El Juez o Tribunal del Estado requerido comunicará inmediatamente al del Estado
requirente, la fecha en que se dio cumplimiento a la medida cautelar solicitada o las razones
por las cuales no fue cumplida.
Artículo 18 La solicitud de medidas cautelares será formulada a través de exhortos o cartas
rogatorias, términos equivalentes a los efectos del presente Protocolo.
Artículo 19 La carta rogatoria referente al cumplimiento de una medida cautelar se transmitirá
por vía diplomática o consular, por intermedio de la respectiva Autoridad Central o por las
partes interesadas. Cuando la transmisión sea efectuada por la vía diplomática o consular o
por intermedio de las Autoridades Centrales, no se exigirá el requisito de la
legalización. Cuando la carta rogatoria se transmita por intermedio de la parte interesada
deberá ser legalizada ante los agentes diplomáticos o consulares del Estado requerido salvo
que, entre los Estados requirente y requerido, se hubiere suprimido el requisito de la
legalización o sustituido por otra formalidad.
Los Jueces o Tribunales de las zonas fronterizas de los Estados Partes podrán transmitirse en
forma directa los exhortos o cartas rogatorias previstos en este Protocolo, sin necesidad de
legalización. No se aplicará al cumplimiento de las medidas cautelares el procedimiento
homologatorio de las sentencias extranjeras.
Artículo 20 Cada Estado Parte designará una Autoridad Central encargada de recibir y
transmitir las solicitudes de cooperación cautelar.
Artículo 23 Las cartas rogatorias y los documentos que las acompañan deberán redactarse en
el idioma del Estado requirente y serán acompañadas de una traducción en el idioma del
Estado requerido.
Artículo 24 Las costas judiciales y demás gastos serán responsabilidad de la parte solicitante
de la medida cautelar.
f. Legalización de documentos, apostilla: La apostilla de La Haya es un método simplificado
de legalización de documentos a efectos de verificar su autenticidad en el ámbito del
Derecho internacional privado. Físicamente consiste en una hoja que se agrega (adherida al
reverso o en una página adicional-fotocopia-) a los documentos que la autoridad competente
estampa sobre una copia del documento público. La apostilla debe ser hecha por la
autoridad competente del estado en que se origina el documento. Fue introducido como
método alternativo a la legalización por el Convenio de La Haya de fecha 5 de octubre de
1961. (Suprime el trámite de la doble legalización de los instrumentos públicos extranjeros,
primero por el cónsul y luego por el Ministerio de relaciones exteriores).
La autoridad competente de cada Estado es designada por la ley de fondo de cada uno de
ellos, y su tarea no es otra que la de verificar las formas del instrumento y que cumpla con los
requisitos del Estado de donde se realizó el instrumento. Antes esta labora era realizada por el
Ministerio de Relaciones Exteriores. Luego de la Convención de La Haya y por medio de un
JP

decreto ley firmado con el Colegio de Escribanos, se les otorgo la tarea de hacer las apostillas,
a los escribanos. Entonces, antes el mismo Estado era la autoridad competente para apostillar,
hoy es el Colegio de Escribanos.-
La Convención de La Haya de 1961 suprimiendo la exigencia de legalización de los documentos
públicos extranjeros establece que la única formalidad que podrá ser exigida para certificar la
autenticidad de la firma, el carácter con que ha actuado el signatario del documento y, de
corresponder, la identidad del sello o timbre del documento, será una acotación que deberá
ser hecha por la autoridad competente del Estado en el cual se originó el documento
(apostilla). En materia de actas notariales, la jurisprudencia argentina presumeiuris tantum
que las que fueren otorgadas en el extranjero por escribanos públicos cumplen con su
respectiva legislación
Los documentos a apostillar más frecuentes son:
● Acta de casamiento
● Certificado de antecedentes penales
● Certificado legalidad licencia de conducir
● Escritura
● Estatuto societario
● Partida de nacimiento
● Partida de defunción
● Poder notarial
● Sentencia judicial
● Sucesión
● Título universitario
g. Forma de documentos, poderes:
Acá estamos hablando de poderes internacionales, los cuales se rigen por la forma del LUGAR
DE OTORGAMIENTO de los mismos, o por la ley del LUGAR DE EJECUCIÓN a pedido del
solicitante.
- CONVENCIÓN INTERAMERICANA SOBRE RÉGIMEN LEGAL DE PODERES PARA SER
UTILIZADOS EN EL EXTRANJERO
Los Gobiernos de los Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos,
deseosos de concertar una convención sobre un régimen legal de poderes para ser utilizados
en el extranjero, han acordado lo siguiente:
Artículo 1Los poderes debidamente otorgados en uno de los Estados Partes en esta
Convención serán válidos en cualquiera de los otros, si cumplen con las reglas establecidas en
la Convención.
Artículo 2Las formalidades y solemnidades relativas al otorgamiento de poderes, que hayan
de ser utilizados en el extranjero se sujetarán a las leyes del Estado donde se otorguen, a
menos que el otorgante prefiera sujetarse a la ley del Estado en que hayan de ejercerse. En
todo caso, si la ley de este último exigiere solemnidades esenciales para la validez del poder,
regirá dicha ley.
Artículo 4Los requisitos de publicidad del poder se someten a la ley del Estado en que éste se
ejerce.
Artículo 5Los efectos y el ejercicio del poder se sujetan a la ley del Estado donde éste se
ejerce.
h. Prescripción: Se rige por la ley aplicable al contrato. La prescripción es considerada
cuestión de forma en el derecho anglosajón.
La Cámara Civil y Comercial de La Plata determino la ley aplicable a la prescripción liberatoria.
El actor, residente en Brasil, demandó a la sucesión por restitución de acciones al portador de
JP

una SA con sede en Río de Janeiro. Expreso que en virtud de la gran amistad que unía a las
partes, el actor entrego gratuitamente al segundo las acciones, celebrando un contrato. El
demandado no restituyo las acciones en el momento convenido, trasladando su domicilio a la
Argentina, donde falleció. Invocó la figura del depósito regular. Opuesta la excepción de
prescripción por el demandado, el tribunal resolvió que la misma se rige por la ley aplicable al
contrato. El tribunal aplico los art:
Art 747: "El pago debe ser hecho en el lugar designado en la obligación. Si no hubiese lugar
designado, y se tratase de un cuerpo cierto y determinado deberá hacerse donde éste existía
al tiempo de contraerse la obligación. En cualquier otro caso, el lugar de pago será el del
domicilio del deudor al tiempo del cumplimiento de la obligación."
Art 1212: "El lugar del cumplimiento de los contratos que en ellos no estuviere designado, o no
lo indicare la naturaleza de la obligación, es aquel en que el contrato fue hecho, si fuere el
domicilio del deudor, aunque después mudare de domicilio o falleciere."
No se puede soslayar que el último de los citados artículos no es aplicable al caso porque se
trataba de un contrato de derecho interno, pues ambas partes, domiciliadas en Brasil,
celebraron allí un contrato para cumplir dentro del territorio de ese país y la conducta de una
de las partes, trasladando su domicilio al extranjero cuando está en mora, mal puede
internacionalizar el contrato y alterar la ley aplicable al mismo. El cambio de domicilio es
únicamente relevante a los efectos de determinar la competencia del tribunal del nuevo
domicilio del deudor, pero este debe aplicar la ley que gobierna el contrato.
B. Las Formas en los Derechos Reales:
Historia: Las cosas pueden ser consideradas:
- Ut Singuli, o
- Ut Universitas
Al DIPr. le interesa el derecho en las cosas consideradas “ut singuli”.-
La Escuela Estatutaria Italiana de los principios del DIPr. somete a los inmuebles a la ley de su
situación, mientras que a los muebles aplica la ley personal (del domicilio) de su propiedad.
Esta distinción parte de la premisa de que los bienes inmuebles integran el territorio del
Estado y hacen a la vida económica de éste.-
Savigny, busca la justificación de la aplicación de la “lex reisitae” en la sumisión voluntaria de
la persona que va a ejercer el derecho real, que se traslada al lugar de la situación de muebles
e inmuebles.-
Story explica que las leyes del lugar donde tal propiedad está situada rigen exclusivamente
respecto de los derechos de las partes, los modos de transferencia y las solemnidades que los
deben acompañar. Por consiguiente, el título o derecho a propiedad real se puede adquirir,
transferir y perder solamente con arreglo a la “lex reisitae”.-
Los derechos reales son (numerus clausus): dominio, condominio, propiedad horizontal,
conjuntos inmobiliarios, tiempo compartido, cementerio privado, superficie, usufructo, uso,
habitación, servidumbre, hipoteca, anticresis y la prenda.
Caracteres de los Derechos Reales:
1. Absoluto: Porque no reconoce límites.-
2. Carácter Patrimonial: Implica ser susceptible de valoración económica, en conjunto con los
derechos de créditos, constituyen los derechos patrimoniales.-
3. Correlación entre una persona y un bien.-
4. Relación Inmediata: Inherentemente el uso y disfrute de los bienes es de manera directa sin
necesidad de terceros.-
5. Es Exclusivo: Se ejerce contra todos, erga omnes.-
JP

6. Principio de Legalidad: Pues sólo existen aquellos derechos resales creados por la ley,
numerus clausus.-
7. Publicidad: Se deben inscribir en un Registro especial.-
Transmisión:
VIEJO CÓD. CIV. NUEVO CCyC
- Art. 577 - - 1902 -
ARTÍCULO 577.- Antes de la tradición de la cosa, el ARTÍCULO 1902.- Justo título y buena fe. El justo título para
acreedor no adquiere sobre ella ningún derecho real.- la prescripción adquisitiva es el que tiene por finalidad
transmitir un derecho real principal que se ejerce por la
posesión, revestido de las formas exigidas para su validez,
cuando su otorgante no es capaz o no está legitimado al
efecto.-
La buena fe requerida en la relación posesoria consiste
en no haber conocido ni podido conocer la falta de
derecho a ella.-
Cuando se trata de cosas registrables, la buena fe
requiere el examen previo de la documentación y
constancias registrales, así como el cumplimiento de los
actos de verificación pertinente establecidos en el
respectivo régimen especial.-
Modo y Título - Art. 1892 Nuevo CCyC:
ARTÍCULO 1892.- Título y modos suficientes.
“La adquisición derivada por actos entre vivos de un derecho real requiere la concurrencia de
título y modo suficientes.
Se entiende por título suficiente el acto jurídico revestido de las formas establecidas por la ley,
que tiene por finalidad transmitir o constituir el derecho real.
La tradición posesoria es modo suficiente para transmitir o constituir derechos reales que se
ejercen por la posesión. No es necesaria, cuando la cosa es tenida a nombre del propietario, y
éste por un acto jurídico pasa el dominio de ella al que la poseía a su nombre, o cuando el que
la poseía a nombre del propietario, principia a poseerla a nombre de otro. Tampoco es
necesaria cuando el poseedor la transfiere a otro reservándose la tenencia y constituyéndose
en poseedor a nombre del adquirente.
La inscripción registral es modo suficiente para transmitir o constituir derechos reales sobre
cosas registrables en los casos legalmente previstos; y sobre cosas no registrables, cuando el
tipo del derecho así lo requiera.
El primer uso es modo suficiente de adquisición de la servidumbre positiva.
Para que el título y el modo sean suficientes para adquirir un derecho real, sus otorgantes
deben ser capaces y estar legitimados al efecto.
A la adquisición por causa de muerte se le aplican las disposiciones del Libro Quinto”
Para adquirir un derecho real se necesita de un Título y de un Modo:
1. Título: Es el acto por el cual se transmite un derecho real, es la “justificación”. Por ejemplo,
el boleto de compraventa. Responde al interrogante “¿Por qué?”.-
El Título es el acto por el cual se transmite el derecho real; mientras que la capacidad que debe
poseer la persona se regirá por la LEY DEL DOMICILIO, en cuando a la validez del mismo lo
dividimos en:
a. Validez Intrínseca.-
b. Validez Extrínseca (forma): Se divide a su vez en la Ley que se impone y la que regula:
1. Ley que se impone Ley de la Situación. Antes, con el art. 10, se imponía a todo el
Título la Ley de la Situación, a la capacidad, a la validez; hoy no, hoy se aplica a la ley
que se impone LA LEY DE LA SITUACIÓN, a la capacidad por ejemplo, la ley del
domicilio es la que se impone.-
2. Ley que la Regula.-
JP

Un ejemplo referido a los bienes inmuebles el Estado Argentino IMPONE que debe
realizarse escritura pública; mientras que la LEY QUE LO REGULA, es donde esté
situado el inmueble.-
2. Modo: Responde al interrogante “¿Cómo lo adquiero?”, y son las formas impuestas por el
legislador, es este quien nos dice cómo se adquieren los derechos reales.-
Los Modos son, por ejemplo:
a. Tradición;
b. Inscripción;
c. Primer Uso;
d. Sucesión;
e. Prescripción;
f. Accesión.-
Todos los incisos mencionados anteriormente como Modos (a, b, c, d, e, f) se rigen por la LEY
DE LA SITUACIÓN.-
Como se puede observar, hoy la Inscripción está legislada como un Modo de adquisición, ya no
es como antes, que se utilizaba como un medio para dar publicidad, y así ser oponible a
terceros.-
Art. 10. CC “Los bienes raíces situados en la República son exclusivamente regidos por las
leyes del país, respecto a su calidad de tales, a los derechos de las partes, a la capacidad de
adquirirlos, a los modos de transferirlos, y a las solemnidades que deben acompañar esos
actos. El título, por lo tanto, a una propiedad raíz, sólo puede ser adquirido, transferido o
perdido de conformidad con las leyes de la República.”
Esta norma indirecta unilateral somete a los inmuebles situados en la Argentina a la ley local.
Según esta norma, la calificación de una cosa como mueble o inmueble se hará conforme a la
ley argentina como lex causae. El art. 10 somete a la ley argentina la capacidad, dejando a un
lado las normas específicas que someten la capacidad a la ley domiciliaria.
Art. 11. CC Los bienes muebles que tienen situación permanente y que se conservan sin
intención de transportarlos, son regidos por las leyes del lugar en que están situados; pero los
muebles que el propietario lleva siempre consigo, o que son de su uso personal, esté o no en
su domicilio, como también los que se tienen para ser vendidos o transportados a otro lugar,
son regidos por las leyes del domicilio del dueño”.-
Bienes Inmuebles:
Los bienes inmuebles se inscriben en el Registro de la Propiedad del Inmueble por intermedio
de una escritura pública, realizada por el funcionario competente para ello, el escribano
público debidamente matriculado. Lo que nos interesa a nosotros, es saber, cómo se hace esa
escritura pública, y lo sabremos mediante la LEY DE OTORGAMIENTO de la escritura pública,
es decir donde se realizó la misma. Por ejemplo, si se trata de un inmueble ubicado en la
República Argentina, recurriremos a la legislación de nuestro país para saber cómo
confeccionarla; lo mismo pasará si el inmueble se encuentra en el país vecino Uruguay,
deberemos volcarnos hacia su legislación para saber cómo realizar la escritura pública del bien
inmueble.-
Nuevo CCyC: Arts. 2663 a 2670:
Hoy, con el Nuevo CCyC, tenemos un capítulo que establece donde se califican los inmuebles y
los muebles, su jurisdicción, la competencia, también establece todo respecto de los bienes
registrables como no registrables. Pero en lo que respecta a la estructura, no cambia lo
establecido en el Viejo Código Civil en los arts. 10 y 11, y también lo establecido en el Tratado
de Montevideo.-
JP

- Calificación: ARTÍCULO 2663.- Calificación. La calidad de bien inmueble se determina por la


ley del lugar de su situación.
- Jurisdicción. Acciones Reales sobre Inmuebles: ARTÍCULO 2664.- Jurisdicción. Acciones reales
sobre inmuebles. Los jueces del Estado en que están situados los inmuebles son competentes
para entender en las acciones reales sobre dichos bienes.
- Jurisdicción. Acciones reales sobre bienes registrables: ARTÍCULO 2665.- Jurisdicción.
Acciones reales sobre bienes registrables. Los jueces del Estado en el que fueron registrados
los bienes son competentes para entender en las acciones reales entabladas sobre dichos
bienes.
- Jurisdicción. Acciones reales sobre bienes no registrables: ARTÍCULO 2666.- Jurisdicción.
Acciones reales sobre bienes no registrables.
Los jueces del domicilio del demandado o del lugar de situación de los bienes no registrables
son competentes para entender en las acciones reales sobre dichos bienes.
- Derecho aplicable. Derechos reales sobre inmuebles: ARTÍCULO 2667.- Derecho aplicable.
Derechos reales sobre inmuebles. Los derechos reales sobre inmuebles se rigen por la ley del
lugar de su situación.
Los contratos hechos en un país extranjero para transferir derechos reales sobre inmuebles
situados en la República, tienen la misma fuerza que los hechos en el territorio del Estado,
siempre que consten en instrumentos públicos y se presenten legalizados.
Se puede decir que acota su ámbito a diferencia del art.10 a solo los derechos reales
(adquisición, modificación, transformación, extinción), quedando otras cuestiones vinculadas
a estos bienes, como por ej. La capacidad a su respectiva ley (en este caso ley del domicilio).
- Derecho aplicable. Derechos reales sobre bienes registrables: ARTÍCULO 2668.- Derecho
aplicable. Derechos reales sobre bienes registrables. Los derechos reales sobre bienes
registrables se rigen por el derecho del Estado del registro.
- Derechos reales sobre muebles de situación permanente. Cambio de situación: ARTÍCULO
2669.- Derechos reales sobre muebles de situación permanente. Cambio de situación.
Los derechos reales sobre muebles que tienen situación permanente y que se conservan sin
intención de transportarlos, se rigen por el derecho del lugar de situación en el momento de
los hechos sobre los que se plantea la adquisición, modificación, transformación o extinción
de tales derechos.
El desplazamiento de estos bienes no influye sobre los derechos que han sido válidamente
constituidos bajo el imperio de la ley anterior.
- Derechos reales sobre muebles que carecen de situación permanente: ARTÍCULO 2670.-
Derechos reales sobre muebles que carecen de situación permanente. Los derechos reales
sobre los muebles que el propietario lleva siempre consigo o los que son de su uso personal,
esté o no en su domicilio, como también los que se tienen para ser vendidos o transportados
a otro lugar se rigen por el derecho del domicilio de su dueño. Si se controvierte o desconoce
la calidad de dueño, se aplica el derecho del lugar de situación.
Cambio de Ley de Situación:
Según el carácter del bien, puede cambiar la Ley de la Situación a la:
1. Ley del Registro;
2. Domicilio del Dueño (por ejemplo, una cadenita que lleva una persona consigo); o
3. Lugar de Comercialización.-
En el caso de que no se puede definir o recurrir a la ley del registro, domicilio del dueño o lugar
de comercialización, se aplicará la LEY DE LA SITUACIÓN.-
Contrato de Tiempo Compartido:
JP

La Ley N° 26.356 de Sistemas Jurídicos de Uso Compartido, tipifica en su artículo 2, diciendo:


“El Sistema Turístico de Tiempo Compartido debe integrarse con uno o más inmuebles,
afectados a su uso periódico y por turnos para el alojamiento u hospedaje y para brindar
otras prestaciones compatibles con su destino”. Mientras que el art. 8 dice que: “La
constitución de un Sistema Turístico de Tiempo Compartido requiere la afectación de uno o
más, inmuebles a la finalidad de aprovechamiento periódico y por turnos, la que deberá
formalizarse mediante escritura pública”.-
Estos contratos de tiempo compartido poseen en caso de conflicto un sistema de árbitros que
resuelven los conflictos que se puedan suscitar, los mismos se encuentran dentro de la órbita
de la Defensa del Consumidor.-
Unas de las exigencias a la hora de contratar es que el contrato no podrá exceder el año de
alquiler, ni ser menor a un año, además de otros requisitos, sin los cuales el contrato se
considerará nulo.-
El contrato además, debe ser redactado en el idioma del consumidor, quien tiene un plazo de
10 días para controlarlo, leerlo y luego, si quiere contrata el servicio, sin la necesidad de pagar
seña o algún otro monto.-
Condominio: Es el derecho real de propiedad sobre una cosa que pertenece en común a
varias personas y que corresponde a cada una por una parte indivisa. Las partes de los
condóminos se presumen iguales, excepto que la ley o el título dispongan otra proporción.
Cámara Civil resolvió que tratándose de un reclamo originado en obligaciones derivadas del
condominio de un inmueble sito en el Uruguay rige la lex rei sitae.
Buques y aeronaves: Son bienes registrables, el buque se rige por la ley de su pabellón (ley del
país donde está matriculado) se rigen por la ley del lugar donde estuvieran registrados.
Tratado de Montevideo:
En el Tratado de Montevideo la Ley de la Situación se aplica específicamente a los derechos
reales. Con ello se busca dar mayor protección del derecho adquirido.-
También regula lo referido a los buques, donde se les aplica la LEY DE DONDE ESTUVIESEN
REGISTRADOS; en el caso de las aeronaves, siguen la misma suerte que los busques. En
cambio, las mercaderías, se rigen por la LEY DONDE SE LAS DESCARGA.-
Propiedad industrial: (hay que tener en cuenta que son creaciones que benefician a toda la
sociedad y por ende no se las entiende como un derecho absoluto, sino que se encuentra
limitado por las leyes) Hay dos corrientes; unas que lo identifican como un derecho real, y
otras como un derecho personal. En definitiva, estamos ante un derecho territorial, el cual se
rige por la ley de su situación, la cual puede ser:
- Ley del lugar de primera publicación
- Ley del lugar de primer uso
- Ley del lugar de primera comercialización
Se han redactado diversos tratados y protocolos para tratar de unificar la legislación sobre la
Propiedad Intelectual, entre los principales nos encontramos con:
- La Convención de París;
- La Convención de Viena;
- Luego tenemos acuerdos realizados entre los países del MERCOSUR, como también
los tienen los países de la Unión Europea.-
Lo que se pretende es que todos los Estados adheridos posean el mismo alcance, por ejemplo
una obra publicada en Argentina, tenga el mismo alcance en todo el MERCOSUR.-
Las obras literarias, no se re registran, por ende se rigen por LA LEY DEL LUGAR DE SU PRIMERA
PUBLICACIÓN, lo que haces es simplemente dirigirte hacia una editorial, le pagas, y estos se
encargan de publicar la obra literaria.-
JP

CONVENCIÓN INTERAMERICANA SOBRE DERECHOS DE AUTOR EN OBRAS LITERARIAS,


CIENTÍFICAS Y ARTÍSTICAS ADOPTADO EN: WASHINGTON, D.C., ESTADOS UNIDOS
FECHA: 06/22/46
Convención Universal sobre Derecho de Autor: se adoptó en Ginebra el 6 de
septiembre de 1952 y se revisó en París el 24 de julio de 1971 (abreviado como Convención de
Ginebra de 1952).
La Convención de Ginebra (crea el copyright, donde cada publicación debe ir acompañada
del nombre del titular del derecho de autor y la indicación de la primera publicación)
Establece que cada uno de los Estados contratantes se compromete a tomar todas las
disposiciones necesarias a fin de asegurar una protección suficiente y efectiva de
los derechos de los autores (o de cualesquiera otros titulares de estos derechos) sobre obras
literarias, científicas y artísticas tales como escritos, obras musicales, dramáticas y
cinematográficas y de pintura, grabado y escultura.
Las obras publicadas de los nacionales de cualquier Estado contratante, así como las obras
publicadas por primera vez en el territorio de tal Estado, gozarán en cada uno de los otros
Estados contratantes de la protección que cada uno de estos Estados conceda a las obras de
sus nacionales publicadas por primera vez en su propio territorio.
Las obras no publicadas de los nacionales de cada Estado contratante gozarán, en cada uno de
los demás Estados contratantes, de toda la protección que cada uno de estos Estados conceda
a las obras no publicadas de sus nacionales.
Para la aplicación de la Convención, todo Estado contratante puede, mediante disposiciones
de su legislación interna, asimilar a sus propios nacionales toda persona domiciliada en ese
Estado.
- Las obras publicadas de los nacionales de cualquier Estado contratante, así como las obras
publicadas por primera vez en el territorio de tal Estado gozarán en cada uno de los otros
Estados contratantes, de la protección que cada uno de estos Estados conceda a las obras de
sus nacionales publicadas por primera vez en su propio territorio.
- Las obras no publicadas de los nacionales de cada Estado contratante gozarán, en cada uno
de los demás Estados contratantes, de toda la protección que cada uno de estos Estados
conceda a las obras no publicadas de sus nacionales.
- La duración de la protección de la obra se regirá por la ley del Estado contratante donde se
reclame la protección, de conformidad con las disposiciones del artículo II y con las contenidas
en este Artículo.
- El plazo de protección para las obras protegidas por la presente Convención no será inferior
a la vida del autor y 25 años después de su muerte.
Marcas: Son creaciones del espíritu que se producen en el ámbito del comercio y de la
industria. Es el signo que permite distinguir el origen industrial o comercial de un producto o
servicio. En definitiva, la marca es el nombre, término, símbolo o diseño, o una combinación
de ellos, asignado a un producto o un servicio, por el que es su directo responsable. Ésta es
quien debe darlo a conocer, identificar y diferenciar de la competencia; debe garantizar su
calidad y mejora constante.
Con ella se protege a quien fabrica, a quien elabora y al consumidor. La función económica que
tiene es proteger el derecho del industrial o fabricante de la competencia desleal, y a los
consumidores como garantía de procedencia y calidad.
Por ende la protección de la marca interesa a su titular, al público en general y al Estado para
estimular el desarrollo de la actividad económica, por ello:
JP

La apropiación de marcas es un delito. Se han instituido solo para industriales y comerciantes.


Nuestro derecho adopta el sistema atributivo (no declarativo). No deben otorgarse marcas que
puedan conducir a equívocos.
Patentes: Se reconoce este derecho, pero se lo limita en el tiempo. En principio todo inventor
o descubridor tiene un derecho sobre su invento o descubrimiento a explotarlo
industrialmente en forma exclusiva. Para que la patente sea válida se requiere que el invento
o descubrimiento sea idóneo, su registro de conformidad con la ley y su explotación
industrial. Las patentes nacionales duran 20 años improrrogables, las precaucionales se
otorgan por 1 año (renovables indefinidamente) y las extranjeras revalidadas por 10 años.
Garantías mobiliarias: Esta ley permite que se puedan constituir garantías reales sobre
cualquier tipo de bien o derecho que el acreedor o deudor consideren con relevancia
económica.
Ley Modelo Interamericana sobre Garantías Mobiliaria
- Una garantía mobiliaria se constituye mediante contrato entre el deudor garante y el
acreedor garantizado.
- Los derechos conferidos por la garantía mobiliaria serán oponibles frente a terceros sólo
cuando se dé publicidad a la garantía mobiliaria. La publicidad de una garantía mobiliaria se
puede dar por registro de acuerdo con el presente Título y el Título IV o por la entrega de la
posesión o control de los bienes en garantía al acreedor garantizado o a un tercero
designado por este de acuerdo con el presente Título.
● Ley N° 28677 (LEY DE GARANTÍA MOBILIARIA)
Entro en vigencia a partir del 30 de mayo de 2006
1. Bienes y operaciones gravadas: Esta Ley permite que se puedan constituir garantías reales
sobre cualquier tipo de bien o derecho que el acreedor y deudor consideren con relevancia
económica, tales como:
Bienes tangibles, presentes y futuros, como los vehículos terrestres de cualquier clase, las
construcciones en terreno ajeno, los materiales de construcción o procedentes de una
demolición si no están unidos al suelo, los bienes muebles futuros, todo tipo de maquinaria o
equipo que conserve su carácter mobiliario, las naves y aeronaves, los pontones, plataformas y
edificios flotantes, en general, todos los bienes muebles salvo en los casos señalados como
excepciones.
Derechos, como los que surgen de patentes y marcas de fábrica, el derecho de obtener frutos
o productos de cualquier bien, los derechos a dividendos o a utilidades de sociedades.
Bienes intangibles, en particular, las fuerzas naturales susceptibles de apropiación; el saldo de
cuentas bancarias, depósitos bancarios, cuentas de ahorro o certificados de depósito a plazo
en bancos u otras entidades financieras, etc.
Bienes fungibles y no fungibles, como los inventarios constituidos por bienes fungibles o no
fungibles.
Títulos valores, como los conocimientos de embarque o títulos de análoga naturaleza; las
acciones o participaciones en sociedades o asociaciones, aunque sean propietarias de bienes
inmuebles; y, los títulos valores de cualquier clase incluyendo aquellos amparados con
hipoteca o los instrumentos en los que conste la titularidad de créditos o derechos personales,
excepto los cheques.
Excepciones: Si bien puede ser objeto de garantía mobiliaria todo bien mueble, ello no puede
ocurrir tratándose de los siguientes bienes muebles:
Las remuneraciones;
El fondo de compensación por tiempo de servicios;
Los warrants;
JP

Los certificados de depósito;


Los bienes muebles inembargables, señalados en el artículo 648 del Código Procesal Civil;
Los recursos que constituyen el encaje bancario de conformidad con el artículo 163 de la Ley
Nª 26702; y,
Los bienes que integran los fondos de aportes obligatorios, el encaje legal, el fondo de
longevidad, el fondo complementario y los demás señalados en el artículo 20 del Decreto
Supremo Nª 054-97-EF.
3. Constitución de las garantías: Esta Ley establece requisitos estandarizados y flexibles para la
constitución de cualquier tipo de garantía mobiliaria:
El acto jurídico constitutivo constará por escrito y podrá instrumentarse por cualquier medio
fehaciente que deje constancia de la voluntad de quien lo otorga, incluyendo el télex, telefax,
intercambio electrónico de datos, correo electrónico y medios ópticos o similares, conforme a
la Ley de Firmas y Certificados Digitales, su Reglamento y demás normas aplicables;
Cuando se afecte en garantía mobiliaria títulos valores o valores representados mediante
anotaciones en cuenta, la garantía mobiliaria se constituirá de acuerdo con lo dispuesto por la
ley de la materia. La presente ley se aplicará supletoriamente en lo que sea pertinente;
El acto jurídico constitutivo de la garantía mobiliaria deberá contener como mínimo:
Información que permita identificar al acreedor garantizado, al deudor, al depositario y a los
representantes de las partes intervinientes; En caso de bienes no registrados, la declaración
jurada del constituyente sobre su condición de propietario del bien mueble afectado en
garantía mobiliaria; El valor del bien mueble afectado en garantía y el monto determinado o
determinable del gravamen; Información sobre el bien mueble afectado en garantía y sobre la
obligación garantizada; La fecha cierta del acto jurídico constitutivo y el plazo de vigencia de la
garantía mobiliaria; La forma y condiciones de la ejecución del bien mueble afectado en
garantía mobiliaria; y, La indicación de los datos de inscripción del bien mueble en un Registro
Jurídico de Bienes, cuando corresponda.
4. Rango de prioridad de las garantías: Esta Ley regula los privilegios y las preferencias que
muchas veces se otorgan en razón de las personas o de cierto tipo de actos jurídicos,
estableciendo reglas uniformes entre acreedores, adquirientes de derechos, embargantes,
derechos del Estado y otros que tuvieran algún tipo de interés o derecho sobre los bienes
otorgados en garantía.
Así, se establece que el orden de prioridad está basado en el principio "primero en inscribir,
primero en derecho", que afecta a cualquier forma de gravámenes o privilegios, específicos o
generales, relacionados con los bienes otorgados en garantía. Esto es porque se establece que
el acreedor garantizado tiene preferencia sobre la base de la fecha de su inscripción en el
Registro correspondiente cuando se trate de:
La garantía mobiliaria regulada por esta Ley; y La constitución de garantías mobiliarias
sucesivas sobre un mismo bien mueble.
Sin embargo, cabe señalar dos excepciones en las que el orden de preferencia en el pago a los
acreedores se rige según las leyes propias de su materia:
En los procedimientos de disolución y liquidación de empresas rige el artículo 42 (orden de
preferencia), de la Ley General del Sistema Concursal; y
En las garantías mobiliarias constituidas sobre títulos valores rige la Ley de Títulos Valores.
5. El sistema de publicidad de garantías: se crea un Registro Mobiliario; se trata de un
sistema de publicidad (vía internet) y no de un registro de bienes. El Registro Mobiliario de
Contratos sería empleado en el caso de los bienes muebles no registrados; a diferencia de los
bienes muebles ya registrados cuyos actos seguirán inscribiéndose ante los diferentes
Registros Jurídicos de Bienes ya existentes o por crearse.
JP

6. Ejecución de las garantías (LE DA PRIVILEGIO): La ley permite que el acreedor garantizado
pueda adjudicarse la propiedad del bien otorgado en garantía, debiéndose para ello incluir en
el pacto el valor del bien y otorgar poder específico e irrevocable a un tercero común para que
en caso de incumplimiento proceda a suscribir la documentación necesaria para la
transferencia del bien mueble afecto en garantía.
Otra de las novedades de la norma bajo análisis es que no sólo permite la ejecución
extrajudicial de la garantía mobiliaria, sino que, además, precisa reglas básicas para su
realización, de forma tal que se procura proteger al deudor del abuso del acreedor ejecutante.
De esta forma se cuenta con un marco legal que establece los requisitos de venta y las
sanciones en caso de abuso, cubriendo así el interés de ambas partes de que se obtenga el
máximo beneficio en la venta del bien en garantía.
Conclusiones acerca de la Ley de la Garantía Mobiliaria: Se permite la constitución de garantías
reales sobre cualquier tipo de bien o derecho que el acreedor y deudor consideren con
relevancia económica; En el concepto "Garantía Mobiliaria" se subsumen todas las garantías
especiales que antes existían sólo a favor de algunas actividades económicas; Esta Ley
establece requisitos estandarizados y flexibles para la constitución de cualquier tipo de
garantía mobiliaria; El orden de prioridad está basado en el principio "primero en inscribir,
primero en derecho"; Se establece la creación de un Sistema Integrado de Garantías y
Contratos que enlazaría la información existente en un Registro Mobiliario de Contratos con
los Registros Jurídicos de Bienes; Se permite y regula la venta extrajudicial de los bienes
muebles afectados en garantía.
Ámbito Universal y Regional: Propiedad industrial
- Convención de Berna de 1886 La protección es durante la vida del autor y hasta 50
años después de su fallecimiento.
- Convención de Washington de 1946 No fija plazo para la protección, sino que remite a
la legislación en materia de estados contratantes.
Se le da el mismo tratamiento a las obras extranjeras y nacionales. Se debe contar con la
inscripción en su país de origen para exigir el reconocimiento de los derechos de autor.
- Convención de Ginebra de 1952 Estableció el símbolo de Copyright, representado por
la letra C rodeada por un circulo, que debe ir acompañado del nombre del titular del
derecho de autor y la indicación del año de la primera publicación. La duración de la
protección se extiende durante toda la vida del autor y hasta 25 años después de su
muerte.
Bienes vacantes: Es competente el juez del ultimo domicilio del causante. La calificación de
los bienes vacantes se ha de hacer según la lex fori.
ARTICULO 2441 CCyC A pedido de cualquier interesado o del Ministerio Público, se debe
declarar vacante la herencia si no hay herederos aceptantes ni el causante ha distribuido la
totalidad de los bienes mediante legados. Al declarar la vacancia, el juez debe designar un
curador de los bienes. La declaración de vacancia se inscribe en los registros que
corresponden, por oficio judicial.
Expropiación: Este procedimiento se da sobre bienes sitos en la República Argentina.
BOLILLA 10
A. Derecho Sucesorio: La sucesión internacional es una de las materias clásicas del derecho
internacional privado que determina la ley aplicable a la sucesión. Pocas materias están tan
imbuidas de contenido filosófico como el derecho sucesorio. Consecuencia de ello es el
carácter coactivo e inderogable por voluntad de las partes de sus normas, que integran el
orden público internacional.
JP

En sentido gramatical suceder es entrar una persona o cosa en lugar de otra. Jurídicamente
significa continuar el derecho de que otro era titular. Es decir, que el derecho que pertenecía a
una ha pasado a otro. “Es la transmisión de derechos de una persona a otra, de tal manera que
en adelante ésta pueda ejercerlos en su propio nombre”.
Teorías de la unidad: Para los partidarios de la teoría de la unidad, la sucesión es la
manifestación de la voluntad del causante. El causante podía testar, pero de no hacerlo, la
sucesión legal tenía en cuenta la que debió ser su voluntad de haber testado. Como corolario,
la sucesión sólo puede ser una, pues una persona no puede tener distintas voluntades
contrapuestas que den origen a sucesiones distintas. El patrimonio es una unidad, sin
importar que los bienes estén en diversos territorios. Aplica a la herencia en su totalidad una
sola ley, sea la del ultimo domicilio del causante, sea la de su última nacionalidad.
Teoría del fraccionamiento: La teoría del fraccionamiento, de origen germánico, parte de la
premisa de que la sucesión no es otra cosa que un nuevo reparto del patrimonio familiar. Por
ello, no hay obstáculo a que cada bien se reparta en forma distinta entre distintas personas,
sin distinguir entre muebles e inmuebles. La teoría del fraccionamiento aplica a cada bien la
ley del lugar de su situación (Tratado de Derecho Civil Internacional de Montevideo de 1889,
arts. 44 y 45; Tratado de 1940, arts. 44 y 45).
Promueve la aplicación de tantas leyes como bienes existan en diversos estados, alegan
razones de soberanía, la trasmisión de bienes de la sucesión debe respetar la lex situs.
Derecho interno argentino:
Art 2643 CCyC. Jurisdicción: Son competentes para entender en la sucesión por causa de
muerte, los jueces del ultimo domicilio del causante (esta competencia no es exclusiva) o los
del lugar de situación de los bienes inmuebles en el país respecto de éstos (en forma
concurrente con el primer supuesto).
Este artículo establece expresamente la jurisdicción concurrente de los jueces del lugar del
último domicilio del causante (foro personal) y los del lugar de situación de los inmuebles del
difunto (foro del patrimonio), en este caso sólo respecto a los que se encentren en ese país.
Una particularidad del CCyC es que desaparece la jurisdicción de los jueces del domicilio del
heredero único del causante consagrado en el CC.
Art 2644 CCyC. Derecho Aplicable: La sucesión por causa de muerte se rige por el derecho del
domicilio del causante al tiempo de su fallecimiento. Respecto de los bienes inmuebles
situados en el país, se aplica el derecho argentino (lex fori, entraña una norma
internacionalmente imperativa).
Aplica el derecho del último domicilio del causante como regla general, con excepción del
supuesto de bienes inmuebles a los que aplica la ley argentina.
Entonces, adopta un sistema mixto que diferencia entre bienes muebles del causante que
quedan reglados por la ley del último domicilio y los bienes inmuebles situados en la república
por el derecho local.
Art 2645 CCyC. Forma: El testamento otorgado en el extranjero es válido en la republica según
las formas exigidas por:
- La ley del lugar de su otorgamiento
- La ley del domicilio
- La ley de la residencia habitual
- La ley de la nacionalidad del testador al momento de testar
- Las formas legales argentinas (formas estipuladas en el código)
Esta norma de conflicto recepta el principio del favor testamentii mediante el recurso a un
amplio catálogo de conexiones alternativas para favorecer la validez del acto testamentario.
JP

La capacidad para otorgar testamento y revocarlo se rige por el derecho del domicilio del
testador al tiempo de la realización del acto.
Capacidad para aceptar o renunciar a la herencia: Todo aquel que tenga la libre
administración y disposición de sus bienes. Además la herencia solo puede aceptarse luego de
producido el fallecimiento, es inválida la aceptación de herencia futura.
Renuncia: Acto jurídico por el cual la persona llamada por la ley o por voluntad del causante a
la sucesión, declara su voluntad de repudiarla.
Adquisición de legados: Se rigen por la ley del lugar del domicilio del testador al tiempo de su
muerte y se harán efectivos sobre los bienes que deje en dicho domicilio y en defecto de ellos
o por su saldo se pagarán proporcionalmente de todos los demás bienes del causante.
Acción de colación (obligación del heredero forzoso de traer bienes a que recibió como
donación del causante, a la herencia): Se rige por nuestro ordenamiento jurídico, en el cual
ese bien depende cuando consiste en una suma de dinero, se repartirá entre todas las
sucesiones a que concurra el heredero, que debe ser la colación proporcionalmente a cada una
de ellas.
Tratados de Montevideo: Siguen el sistema absoluto del fraccionamiento, la ley del lugar de
la situación de los bienes hereditarios al momento de la muerte de la persona de cuya
sucesión se trate.
Diferencias entre la aplicación del DIPr de fuente interna y los Tratados de Montevideo: El
derecho argentino de fuente interna, conforme a la interpretación jurisprudencial reseñada,
parte del concepto de la unidad sucesoria (último domicilio) y admite como excepciones la
aplicación de la ley local en materia de inmuebles y cosas muebles con situación
permanente. Los Tratados de Montevideo parten del fraccionamiento y establecen
excepciones. En suma, los Tratados de Montevideo aplican la ley del lugar de su situación a
los bienes inmuebles y a los muebles con situación permanente. Los que carecen de dicha
situación se localizan en el último domicilio del causante. Nuestro derecho internacional
privado de fuente interna como ha sido preceptuado jurisprudencialmente, partiendo de la
unidad exceptúa su aplicación a los inmuebles y muebles con situación permanente. La
solución entre el derecho internacional privado de fuente interna y el que consagran los
Tratados de Montevideo es, pues, idéntica.
Retorsión: Articulo 3470 CC “En el caso de división de una misma sucesión entre herederos
extranjeros y argentinos, o extranjeros domiciliados en el Estado, estos últimos tomarán de
los bienes situados en la República, una porción igual al valor de los bienes situados en país
extranjero de que ellos fuesen excluidos por cualquier título que sea, en virtud de leyes o
costumbres locales.”
Cuando se disminuye la cuota de un argentino o de una persona domiciliada en la Argentina
en una sucesión extranjera, dicha disminución será compensada en la República con los
bienes situados en el país.
El legislador tutela al heredero domiciliado en el país para que perciba, en total, lo que la ley
argentina le habría otorgado si ella se hubiese aplicado a toda la sucesión. De modo que, la
norma autoriza a efectuar una suerte de compensación, de descuento sobre el acervo
sucesorio ubicado en territorio argentino, concediéndole una porción igual al valor de los
bienes situados en el extranjero de los que fueron privados los herederos domiciliados en la
República Argentina. La doctrina internacionalista argentina mayoritaria interpreta que con el
artículo 3470 antes transcripto, se introduce el denominado derecho de retorsión, y que la
intención del codificador fue reforzar el principio de unidad.
B. Derecho de Familia:
JP

Nos encontramos en nuestro Nuevo CCyC con todo lo respectivo a las Cuestiones de Familia,
que a su vez se dividen en dos:
1. Cuestiones Personales: Matrimonio; Unión Convivencial; Filiación por naturaleza y por
técnicas de reproducción humana asistida; Adopción; Responsabilidad Parental e Instituciones
de Protección; y Restitución Internacional de Niños.-
Estas Cuestiones (Personales), se rigen en principio por EL DERECHO DEL DOMICILIO; pero
contiene excepciones, que son las de las formas legales, que se rigen por la LEY DEL LUGAR
DONDE SE CELEBRÓ EL ACTO.
Hoy, con nuestro Nuevo CCyC, se flexibiliza la rigidez que antes poseían estas cuestiones,
respecto al juez, se rige en función de dos foros nuevos que se crean, es decir, dos puntos de
conexión nuevos:
a. Foro de Necesidad*.-
b. Convenciones Internacionales: Por ejemplo, el creado por La Haya sobre la
Restitución de Menores.-
2. Cuestiones Patrimoniales: Como por ejemplo, la Sociedad Conyugal.-
Cuestión Alimentaria: Nos encontramos aquí con una Cuestión intermedia, con contenido
Personal y a su vez Patrimonial.
*Foro de Necesidad (art. 2602):
Los Foros de Necesidad tienen como finalidad, que jueces argentinos no competentes
internacionalmente puedan intervenir para:
- No denegar justicia;
- No afectar la garantía de defensa en juicio;
- Cuando se tenga contacto en argentina, por ejemplo, un domicilio; y
- Que se pueda imponer una sentencia efectiva.-
Cabe destacar, que este tipo de Foro es muy utilizado en cuestiones de familia, por personas
que no poseen los recursos necesarios para hacer valer su defensa o derechos en otros países.
Dice nuestro art. 2602:
ARTÍCULO 2602.- Foro de necesidad.
“Aunque las reglas del presente Código no atribuyan jurisdicción internacional a los jueces
argentinos, éstos pueden intervenir, excepcionalmente, con la finalidad de evitar la
denegación de justicia, siempre que no sea razonable exigir la iniciación de la demanda en el
extranjero y en tanto la situación privada presente contacto suficiente con el país, se garantice
el derecho de defensa en juicio y se atienda a la conveniencia de lograr una sentencia eficaz”.
Por ejemplo, el juez debe ser de España, pero la persona, no puede dirigirse hasta el país
Europeo para hacer valer sus derechos, porque careces de recursos para movilizarse hasta allá,
para no denegarse la justicia a esta persona carente de recursos, y quiere por ejemplo
demandar la nulidad de un matrimonio, el juez argentino le solicitará algún tipo de contacto
con Argentina, por ejemplo, el domicilio, bienes; de esta forma, podrá garantizarse el acceso a
la justicia acá en el país, para que además, la sentencia pueda ser eficaz.-
Medidas Provisionales y Cautelares (art. 2603):
ARTÍCULO 2603.- Medidas provisionales y cautelares. “Los jueces argentinos son competentes
para disponer medidas provisionales y cautelares:
a. cuando entienden en el proceso principal, sin perjuicio de que los bienes o las personas no
se encuentren en la República;
b. a pedido de un juez extranjero competente o en casos de urgencia, cuando los bienes o las
personas se encuentran o pueden encontrarse en el país, aunque carezcan de competencia
internacional para entender en el proceso principal;
JP

c. cuando la sentencia dictada por un juez extranjero debe ser reconocida o ejecutada en la
Argentina.
El cumplimiento de una medida cautelar por el juez argentino no implica el compromiso de
reconocimiento o ejecución de la sentencia definitiva extranjera, pronunciada en el juicio
principal”
El Matrimonio: acto jurídico familiar en virtud del cual queda determinada la unión entre un
hombre y una mujer reconocida por la ley.
● Jurisdicción: Art 2621 Las acciones de validez, nulidad y disolución del matrimonio, así
como las referentes a los efectos del matrimonio, deben interponerse ante los jueces:
- Ultimo domicilio conyugal efectivo.
- Domicilio o residencia habitual del cónyuge demandado.
Se entiende por domicilio conyugal efectivo el lugar de efectiva e indiscutida convivencia de
los cónyuges.
Art 2622 Derecho aplicable: La capacidad de las personas para contraer matrimonio, la forma
del acto, su existencia, prueba y validez, se rigen por el derecho:
● Del lugar de la celebración.
No se reconoce ningún matrimonio celebrado en un país extranjero si media alguno de los
impedimentos previstos en los artículos 575, segundo párrafo y 403, incisos a), b), c), d) y e).
Existencia del matrimonio: Es indispensable el consentimiento de ambos contrayentes
expresado personal y conjuntamente ante la autoridad competente para celebrarlo, excepto
lo previsto en este Código para el matrimonio a distancia.
Art 2623 El matrimonio a distancia se considera celebrado en el lugar donde se perfecciona el
acto (con el consentimiento del otro contrayente).
Efectos personales del matrimonio: Estos se regirán por EL DERECHO DEL DOMICILIO
CONYUGAL EFECTIVO.
Es todo lo referente al matrimonio que no conciernen al régimen de bienes. Ej. Deberes de
cohabitación, fidelidad, nacionalidad, ALIMENTOS ¿?.
ARTÍCULO 2624.- Efectos personales del matrimonio.
“Las relaciones personales de los cónyuges se rigen por el derecho del domicilio conyugal
efectivo”
Efectos patrimoniales del matrimonio: No ha sufrido cambio alguno respecto al Viejo Código,
se rigen por LA LEY DEL PRIMER DOMICILIO CONYUGAL, lo mismo para todo lo pactado con
anterioridad al Matrimonio.-
Si los cónyuges no han realizado ninguna convención sobre el régimen de bienes, será el del
LUGAR DE CELEBRACIÓN, o sea, EL PRIMER DOMICILIO CONYUGAL; por ejemplo si se casan en
Paraguay, y luego viven en Argentina, se regirán por la Ley paraguaya. Pueden igualmente,
cambiar el régimen cada año.-
Art 2625 Las convenciones matrimoniales rigen las relaciones de los esposos respecto de los
bienes.
● Las convenciones celebradas con anterioridad al matrimonio se rigen por el derecho
del primer domicilio conyugal;
● Las convenciones posteriores se rigen por el derecho del domicilio conyugal al
momento de su celebración.
En defecto de convenciones matrimoniales, el régimen de bienes se rige por el derecho del
primer domicilio conyugal. Todo ello, excepto en lo que, siendo de estricto carácter real, está
prohibido por la ley del lugar de situación de los bienes.
JP

En el supuesto de cambio de domicilio a la República, los cónyuges pueden hacer constar en


instrumento público su opción por la aplicación del derecho argentino. El ejercicio de esta
facultad no debe afectar los derechos de terceros.
Foro Invertido:
ARTÍCULO 2599.- Normas internacionalmente imperativas.
“Las normas internacionalmente imperativas o de aplicación inmediata del derecho argentino
se imponen por sobre el ejercicio de la autonomía de la voluntad y excluyen la aplicación del
derecho extranjero elegido por las normas de conflicto o por las partes.
Cuando resulta aplicable un derecho extranjero también son aplicables sus disposiciones
internacionalmente imperativas, y cuando intereses legítimos lo exigen pueden reconocerse
los efectos de disposiciones internacionalmente imperativas de terceros
Estados que presentan vínculos estrechos y manifiestamente preponderantes con el caso”
En materia de:
- Bienes Registrables;
- Inmuebles; y
- Patentes.-
Se rigen siempre por LA LEY DEL LUGAR DONDE SE ENCUENTRAN, es decir, por la Ley de su
Situación. Es la excepción esta, al régimen patrimonial de bienes, no se admite otra
jurisdicción.
Divorcio y otras causales de disolución del matrimonio: La separación se caracteriza por la
cancelación de la obligación de convivencia que comprende tanto la cohabitación como la
prestación del debito matrimonial, y al contrario sigue en pie el vínculo y con el también la
obligación de alimento. (ARTICULO 432.- Alimentos. Los cónyuges se deben alimentos entre sí
durante la vida en común y la separación de hecho. Con posterioridad al divorcio, la prestación
alimentaria sólo se debe en los supuestos previstos en este Código, o por convención de las
partes. Esta obligación se rige por las reglas relativas a los alimentos entre parientes en cuanto
sean compatibles.)
Art 2626 Se rigen por el derecho del último domicilio de los cónyuges.
La disolución del matrimonio implica la cancelación del vínculo personal en principio si los
cónyuges sobreviven a la disolución pueden volver a casarse.
Impedimentos dirimentes para contraer matrimonio:
a) el parentesco en línea recta en todos los grados, cualquiera que sea el origen del vínculo;
b) el parentesco entre hermanos bilaterales y unilaterales, cualquiera que sea el origen del
vínculo;
c) la afinidad en línea recta en todos los grados;
d) el matrimonio anterior, mientras subsista;
e) haber sido condenado como autor, cómplice o instigador del homicidio doloso de uno de
los cónyuges;
f) tener menos de dieciocho años;
g) la falta permanente o transitoria de salud mental que le impide tener discernimiento para
el acto matrimonial.
Cuando en el proceso reproductivo se utilicen gametos de terceros, no se genera vínculo
jurídico alguno con éstos, excepto a los fines de los impedimentos matrimoniales en los
mismos términos que la adopción plena.
Tratado de Montevideo de 1940:
Art. 13. - La capacidad de las personas para contraer matrimonio, la forma del acto y la
existencia y validez del mismo, se rigen por la ley del lugar en donde se celebra.
JP

Sin embargo, los Estados signatarios no quedan obligados a reconocer el matrimonio que se
hubiere celebrado en uno de ellos cuando se halle viciado de algunos de los siguientes
impedimentos:
a) La falta de edad de alguno de los contrayentes, requiriéndose como mínimun catorce años
cumplidos en el varón y doce en la mujer;
b) El parentesco en línea recta por consanguinidad o por afinidad, sea legítimo o ilegítimo;
c) El parentesco entre hermanos legítimos o ilegítimos;
d) El hecho de haber dado muerte a uno de los cónyuges, ya sea como autor principal o como
cómplice, para casarse con el cónyuge supérstite;
e) El matrimonio anterior no disuelto legalmente.
Art. 14. - Los derechos y deberes de los cónyuges en todo cuanto se refiere a sus relaciones
personales, se rigen por las leyes del domicilio conyugal.
Art. 15. - La ley del domicilio conyugal rige: a) La separación conyugal; b) La disolubilidad del
matrimonio; pero su reconocimiento no será obligatorio para el Estado en donde el
matrimonio se celebró si la causal de disolución invocada fue el divorcio y las leyes locales no
lo admiten como tal. En ningún caso, la celebración del subsiguiente matrimonio, realizado de
acuerdo con las leyes de otro Estado, puede dar lugar al delito de bigamia; c) Los efectos de la
nulidad del matrimonio contraído con arreglo al art. 13.
Art. 16. - Las convenciones matrimoniales y las relaciones de los esposos con respecto a los
bienes se rigen por la ley del primer domicilio conyugal en todo lo que, sobre materia de
estricto carácter real, no esté prohibido por la ley del lugar de la situación de los bienes.
Art. 17. - El cambio de domicilio no altera la ley competente para regir las relaciones de los
esposos en cuanto a los bienes, ya sean adquiridos antes o después del cambio.
● En lo que hace a las normas indirectas de origen convencional, la Argentina ratificó la
Convención de Nueva York -de las Naciones Unidas— de 1962 que establece normas
sobre consentimiento y edad mínima para contraer matrimonio y el registro de los
matrimonios. Su objeto es reglamentar la Declaración Universal de los Derechos
Humanos, garantizando el libre y pleno consentimiento para contraer matrimonio.
Unión Convivencial (arts. 2627 y 2628):
Pueden hacer valer la Unión Convivencial con otro Derecho que les provea de mayores
beneficios, como por ejemplo, derecho a herencia, o que equipare a la Unión Convivencial con
el Matrimonio; como lo hacen otros países, que les proveen a la Unión Convivencial de
mayores beneficios, por ejemplo, Brasil, Paraguay, etc.-
ARTÍCULO 2627.- Jurisdicción.
“Las acciones que surjan como consecuencia de la unión convivencial deben presentarse
ante el juez del domicilio efectivo común de las personas que la constituyen o del domicilio o
residencia habitual del demandado”
ARTÍCULO 2628.- Derecho aplicable.
“La unión convivencial se rige por el derecho del Estado en donde se pretenda hacer valer”
Filiación: ARTÍCULO 2631.- Jurisdicción.
● Las acciones relativas a la determinación e impugnación de la filiación deben
interponerse, a elección del actor, ante los jueces
-del domicilio de quien reclama el emplazamiento filial o
-ante los jueces del domicilio del progenitor o pretendido progenitor.
● En caso de reconocimiento son competentes los jueces:
-del domicilio de la persona que efectúa el reconocimiento,
- los del domicilio del hijo o
-los del lugar de su nacimiento.
JP

● Derecho aplicable: El establecimiento y la impugnación de la filiación se rigen por


-el derecho del domicilio del hijo al tiempo de su nacimiento o
-por el derecho del domicilio del progenitor o pretendido progenitor de que se trate al tiempo
del nacimiento del hijo o
-por el derecho del lugar de celebración del matrimonio, el que tenga soluciones más
satisfactorias a los derechos fundamentales del hijo.
El derecho aplicable en razón de esta norma determina la legitimación activa y pasiva para el
ejercicio de las acciones, el plazo para interponer la demanda, así como los requisitos y
efectos de la posesión de estado.
● Acto de Reconocimiento de hijo (art.2633): Las condiciones del reconocimiento se
rigen por
-el derecho del domicilio del hijo al momento del nacimiento o al tiempo del acto o
-por el derecho del domicilio del autor del reconocimiento al momento del acto.
● La capacidad del autor del reconocimiento se rige por el derecho de su domicilio.
● La forma del reconocimiento se rige por el derecho del lugar del acto o por el derecho
que lo rige en cuanto al fondo.
ARTÍCULO 2634.- Reconocimiento de emplazamiento filial constituido en el extranjero. Todo emplazamiento
filial constituido de acuerdo con el derecho extranjero debe ser reconocido en la República de conformidad con
los principios de orden público argentino, especialmente aquellos que imponen considerar prioritariamente el
interés superior del niño.
Los principios que regulan las normas sobre filiación por técnicas de reproducción humana asistida integran el
orden público y deben ser ponderados por la autoridad competente en ocasión de que se requiera su
intervención a los efectos del reconocimiento de estado o inscripción de personas nacidas a través de estas
técnicas. En todo caso, se debe adoptar la decisión que redunde en beneficio del interés superior del niño.

Adopción:
*Jurisdicción (art.2635): En caso de niños con domicilio en la República, los jueces argentinos
son exclusivamente competentes para la declaración en situación de adoptabilidad, la
decisión de la guarda con fines de adopción y para el otorgamiento de una adopción.
● Para la anulación o revocación de una adopción son competentes
-los jueces del lugar del otorgamiento o
-los del domicilio del adoptado.
*Derecho aplicable (art.2636): Los requisitos y efectos de la adopción se rigen por el derecho
del domicilio del adoptado al tiempo de otorgarse la adopción.
● La anulación o revocación de la adopción se rige por
-el derecho de su otorgamiento o
-por el derecho del domicilio del adoptado.
*Reconocimiento (art.2637): Una adopción constituida en el extranjero debe ser reconocida
en la República cuando haya sido otorgada por los jueces del país del domicilio del adoptado
al tiempo de su otorgamiento. También se deben reconocer adopciones conferidas en el país
del domicilio del adoptante cuando esa adopción sea susceptible de ser reconocida en el país
del domicilio del adoptado. A los efectos del control del orden públicose tiene en cuenta el
interés superior del niño y los vínculos estrechos del caso con la República.
*Conversión en adopción plena (art2638): La adopción otorgada en el extranjero de
conformidad con la ley del domicilio del adoptado puede ser transformada en adopción
plena si:
a) se reúnen los requisitos establecidos por el derecho argentino para la adopción plena;
JP

b) prestan su consentimiento adoptante y adoptado. Si éste es persona menor de edad debe


intervenir el Ministerio Público.
En todos los casos, el juez debe apreciar la conveniencia de mantener el vínculo jurídico con la
familia de origen.

Responsabilidad parental (patria potestad): (art.2693) El principio es el INTERÉS SUPERIOR


DEL NIÑO. Más allá de lo establecido en el Nuevo CCyC, las provincias suelen y pueden poseer
otros institutos para proteger a los incapaces.-
Se rige por el derecho de la residencia habitual del hijo al momento en que se suscita el
conflicto. No obstante, en la medida en que el interés superior del niño lo requiera se puede
tomar en consideración el derecho de otro Estado con el cual la situación tenga vínculos
relevantes.

La tutela, curatela: ARTÍCULO 2640.- Tutela e institutos similares.


“La tutela, curatela y demás instituciones de protección de la persona incapaz o con capacidad
restringida, se rigen por el derecho del domicilio de la persona de cuya protección se trate al
momento de los hechos que den lugar a la determinación del tutor o curador.
Otros institutos de protección de niños, niñas y adolescentes regularmente constituidos según
el derecho extranjero aplicable, son reconocidos y despliegan sus efectos en el país, siempre
que sean compatibles con los derechos fundamentales del niño”
Se rigen por el derecho del domicilio de la persona de cuya protección se trate al momento
de los hechos que den lugar a la determinación del tutor o curador.
Otros institutos de protección de niños, niñas y adolescentes regularmente constituidos
según el derecho extranjero aplicable, son reconocidos y despliegan sus efectos en el país,
siempre que sean compatibles con los derechos fundamentales del niño.

ARTÍCULO 2641.- Medidas urgentes de protección.


“La autoridad competente debe aplicar su derecho interno para adoptar las medidas urgentes
de protección que resulten necesarias respecto de las personas menores de edad o mayores
incapaces o con capacidad restringida, o de sus bienes, cuando se encuentren en su territorio,
sin perjuicio de la obligación de poner el hecho en conocimiento del Ministerio Público y, en su
caso, de las autoridades competentes del domicilio o de la nacionalidad de la persona
afectada, excepto lo dispuesto en materia de protección internacional de refugiados”

Restitución de Niños (art. 2642):


Argentina adopta el Tratado de La Haya como norma interna en lo que respecta la Restitución
de Niños.
ARTÍCULO 2642.- Principios generales y cooperación.
“En materia de desplazamientos, retenciones o sustracción de menores de edad que den
lugar a pedidos de localización y restitución internacional, rigen las convenciones vigentes y,
fuera de su ámbito de aplicación, los jueces argentinos deben procurar adaptar al caso los
principios contenidos en tales convenios, asegurando el interés superior del niño.
El juez competente que decide la restitución de una persona menor de edad debe supervisar el
regreso seguro del niño, niña o adolescente, fomentando las soluciones que conduzcan al
cumplimiento voluntario de la decisión.
A petición de parte legitimada o a requerimiento de autoridad competente extranjera, el juez
argentino que toma conocimiento del inminente ingreso al país de un niño o adolescente
JP

cuyos derechos puedan verse amenazados, puede disponer medidas anticipadas a fin de
asegurar su protección, como así también, si correspondiera, la del adulto que acompaña al
niño, niña o adolescente”

Alimentos (arts. 2629 y 2630):


En lo que respecta a los Alimentos, el Nuevo CCyC es muy flexible, ya que en lo que respecta a
la Jurisdicción, provee en sus tres párrafos diferentes opciones para quien accione reclamando
alimentos:
- En el 1° Párrafo: Prestación Alimentaria
a. Ante el juez de su domicilio;
b. Ante el juez de su residencia habitual:
c. Antes el domicilio o residencia habitual del demandado; o
d. Antes lo jueces del lugar donde el demandado posea bienes.-
- En el 2° Párrafo: Entre Cónyuges
a. Ante el juez del último domicilio conyugal o convivencial;
b. Ante el domicilio o residencia habitual del demandado
c. Antes el juez que haya intervenido en la disolución del vínculo.-
- En el 3° Párrafo: Celebración de un Convenio
a. Ante el juez del lugar de cumplimiento de la obligación:
b. Del lugar de la celebración de dicho convenio, si coincide con la residencia del demandado.-
En cuanto al Derecho Aplicable, provee el Nuevo CCyC la posibilidad de elegir el DERECHO
MÁS FAVORABLE, dentro de un criterio lógico.

BOLILLA 11
A. Derecho Procesal y Derecho Procesal de Extranjería:
Derecho procesal: El derecho procesal es el conjunto de normas que regula el proceso judicial,
es decir, que regula los requisitos, el desarrollo y los efectos del proceso.
El derecho procesal, tanto el civil como el penal, es derecho público. Por ello, el derecho
procesal es territorial. El derecho internacional procesal se reconduce a una sola norma
indirecta, que estatuye que todos los problemas procesales se regularan por el derecho del
estado a que pertenecen los tribunales ante los cuales el proceso tramita (lex fori).
Derecho internacional privado procesal: en cambio, nos indica tres cosas importantes;
● Jurisdicción competente / Derecho aplicable
● Valor que tienen los actos procesales dictados por estados extranjeros y a la inversa.
● Colaboración internacional y el principio de tutela judicial efectiva. Este último
aspecto, debería ser el primero de todos, porque no se puede negar justicia a ninguna
persona.
Derecho procesal de extranjería: en las causas en que son parte un argentino y un extranjero
existe competencia de los tribunales federales CN. Naturalmente ello supone la existencia de
jurisdicción internacional de los tribunales argentinos, como tales. El privilegio federal para los
extranjeros, si bien se ha inspirado en garantizar la mayor confianza en la imparcialidad del
juicio, ante las dudas de localismo de los tribunales provinciales, siempre careció de
fundamento suficiente en el país.
Con respecto a asuntos concernientes a embajadores, ministros y cónsules extranjeros la CN
somete estos asuntos a la competencia originaria de la CSJN.
La Argentina se adhirió a la convención sobre procedimiento civil adoptada el 1 de marzo de
1954 en la conferencia de la Haya, por la cual se exime de toda cautio judicatum solvi, incluso
JP

para garantizar las costas judiciales. Así se excluye la necesidad de arraigar que imponen las
normas procesales argentinas en los términos de la convención.
Documentos extranjeros en el proceso: para ser considerados auténticos en otros estados,
deben estar debidamente legalizados. Por la Convención de la Haya se sustituye la legalización
por el certificado que se llama apostilla.
● Tratado de derecho internacional procesal de Montevideo de 1940.
Art. 3.- Las sentencias y los laudos homologados, dictados en asuntos civiles, comerciales o
contencioso administrativos; las escrituras públicas y los demás documentos otorgados por los
funcionarios de un Estado; y los exhortos y cartas rogatorias, se considerarán auténticos en los
otros Estados signatarios, con arreglo a este tratado, siempre que estén debidamente
legalizados.
Art. 4.- La legalización se considerará hecha en debida forma cuando se practique con arreglo a
las leyes del país de donde el documento procede, y éste se halle autenticado por el agente
diplomático o consular que en dicho país tuviere acreditado el gobierno del Estado en cuyo
territorio se pide la ejecución. (con la apostilla se evita la doble legalización)
Jurisdicción internacional: ¿En qué supuestos son competentes los tribunales argentinos y
cuando lo son tribunales de otros países?
Art 2601 La jurisdicción internacional de los jueces argentinos, no mediando tratados
internacionales y en ausencia de acuerdo de partes en materias disponibles para la prórroga
de jurisdicción, se atribuye conforme a las reglas del presente Código y a las leyes especiales
que sean de aplicación.
Art 2605 En materia patrimonial e internacional, las partes están facultadas para prorrogar
jurisdicción en jueces o árbitros fuera de la República, excepto que los jueces argentinos
tengan jurisdicción exclusiva o que la prórroga estuviese prohibida por ley.
El Nuevo CCyC establece en cada instituto en su primer artículo la Jurisdicción, luego en el
siguiente, el Derecho Aplicable, de esta forma nos proporciona más facilidad a la hora de
establecer el juez y el derecho a aplicar a un caso dado. Por ejemplo cuando trata la Capacidad
de la Persona Humana nos dice: ARTÍCULO 2616.- Capacidad. “La capacidad de la persona
humana se rige por el derecho de su domicilio”.-

Prorroga de jurisdicción: Consiste en el acuerdo de las partes de adjudicar jurisdicción


internacional a los jueces de un país que no la tiene, en virtud de una norma convencional o
legal aplicable. Bien se conoce que las partes son los mejores jueces de sus propios intereses,
las que mejor información tienen sobre las características de su relación y, en consecuencia,
quienes realizaran la elección equitativa del tribunal competente.
La jurisdicción internacional implica determinar un territorio y una autoridad que decidirá un
conflicto privado. Tiene que ser en un espacio vinculado con el problema. Es decir, en lugares
donde existan lazos con la problemática o causas o motivos razonables para que en ese
territorio se juzgue. Determinar la jurisdicción internacional, es un problema previo a precisar
el Derecho aplicable que reglamentará la situación privada internacional. En forma previa debe
saberse qué Estado tiene aptitud para juzgar esos casos, luego, establecer la competencia
interna, porque cada Estado organiza la administración de justicia de diferentes modos [por la
materia, grado, territorio, calidad de las personas, valor del juicio, etcétera]. El juez
establecido, es quien declarará el derecho internacional privado que regulará la situación
privada internacional.
Competencia de extranjería. El extranjero, en nuestro país, tiene un foro especial que es la
justicia federal y su fundamento normativo surge del art. 116 de la Constitución Nacional, el
que dispone: “Corresponde a la Corte Suprema y a los tribunales inferiores de la Nación, el
JP

conocimiento y decisión de todas las causas que versen sobre puntos regidos por la
Constitución, y por las leyes de la Nación, con la reserva hecha en el inciso 12 del Artículo 75; y
por los tratados con las naciones extranjeras; de las causas concernientes a embajadores,
ministros públicos y cónsules extranjeros; de las causas de almirantazgo y jurisdicción
marítima; de los asuntos en que la Nación sea parte; de las causas que se susciten entre dos o
más provincias; entre una provincia y los vecinos de otra; entre los vecinos de diferentes
provincias; y entre una provincia o sus vecinos, contra un Estado o ciudadano extranjero” .
Esa regla constitucional, fue incorporada en la reforma de 1860 y de allí se mantiene como un
privilegio para los extranjeros, que es renunciable, porque ha sido establecido en beneficio de
esas personas. La Corte federal - desde antiguo, tiene dicho que la norma que establece la
competencia federal a favor de los extranjeros es un privilegio de ellos cuando litigan con un
argentino, pero que corresponde la justicia ordinaria y no la federal en casos entre dos
extranjeros.
De acuerdo al art. 12 inciso 4 de la Ley 48, corresponde a los Tribunales federales las causas
civiles en que sea parte un ciudadano nacional y un extranjero, aunque se entenderá
prorrogada a favor de la provincial, si habiendo sido demandado el extranjero ante ese fuero,
al contestar la demanda, no opone la excepción de declinatoria.
La prueba de la calidad de extranjero debe ser expresa y se concreta en los sujetos humanos
con la incorporación de la partida de nacimiento dotada de los recaudos que autoricen su
reconocimiento en el país o con pasaporte emitido por el Estado de nacionalidad del sujeto. En
cambio, no es suficiente prueba de nacionalidad la partida de matrimonio, ni la cédula de
identidad del país de origen.
En cuanto a las personas jurídicas, tienen que acreditar que se encuentran inscriptas en el
extranjero y presentar los documentos de registro debidamente legalizados; o que se
encuentra matriculada en el país como sucursal en los términos del art. 118 de la ley 19550, ya
que esa publicidad registral implica reconocer su condición de persona jurídica extranjera ;
también emerge su extranjería por los exhortos diligenciados tanto para notificar la demanda
como la producción de la prueba confesional .
La prerrogativa del fuero federal, no la posee el extranjero cuando acciona contra un estado
provincial o municipal, con fuente en Derecho público local, pues en este caso la Corte federal
tiene declarado que “Si bien la competencia federal ratione personae procede cuando es parte
un ciudadano extranjero, esto es así siempre que se trate de una causa civil, ya sea que éste
litigue contra un vecino argentino o contra una provincia (arts. 1°, inc. 1°, y 2°, inc. 2°, de la ley
48 y art. 24, inc. 1°, del decreto-ley 1285/58) y no cuando se demanda a ésta por un pleito que
se rige sustancialmente por el derecho público local, supuesto en que la distinta nacionalidad
cede ante el principio superior de la autonomía provincial” .
En consecuencia, la competencia es federal cuando se juzga situaciones privadas
internacionales, salvo:
(a) cuando el extranjero es quien demanda ante un tribunal provincial, porque traduce una
renuncia tácita al fuero federal. En el supuesto de ser reconvenido no podrá oponer la
excepción de competencia por su extranjería, en virtud que de manera previa consintió el
fuero provincial;
(b) cuando es demandado en los tribunales provinciales y no opone excepción de
incompetencia, actitud reveladora de su aceptación implícita;
(c) cuando son extranjeros ambas partes y
(d) cuando la materia se rige por Derecho público local.
Art 2610 Los ciudadanos y los residentes permanentes en el extranjero gozan del libre acceso a
la jurisdicción para la defensa de sus derechos e intereses, en las mismas condiciones que los
JP

ciudadanos y residentes permanentes en la Argentina. Ninguna caución o depósito, cualquiera


sea su denominación, puede ser impuesto en razón de la calidad de ciudadano o residente
permanente en otro Estado. La igualdad de trato se aplica a las personas jurídicas constituidas,
autorizadas o registradas de acuerdo a las leyes de un Estado extranjero.
Auxilio judicial internacional: Consiste en que los jueces del proceso solicitan de otros jueces
que les ayuden en su tramitación. El juez solicitante se denomina exhortante, el juez
solicitado se apellida exhortado y la solicitud se llama el exhorto. El exhorto se resuelve por el
juez de la causa; y por esta razón, el auxilio judicial constituye el cumplimiento de una
resolución con este mismo fin.
Art 2612 “Sin perjuicio de las obligaciones asumidas por convenciones internacionales, las
comunicaciones dirigidas a autoridades extranjeras deben hacerse mediante exhorto. Cuando
la situación lo requiera, los jueces argentinos están facultados para establecer comunicaciones
directas con jueces extranjeros que acepten la práctica, en tanto se respeten las garantías
del debido proceso. Se debe dar cumplimiento a las medidas de mero trámite y probatorias
solicitadas por autoridades jurisdiccionales extranjeras siempre que la resolución que las
ordena no afecte principios de orden público del derecho argentino. Los exhortos deben
tramitarse de oficio y sin demora, de acuerdo a las leyes argentinas, sin perjuicio de disponer
lo pertinente con relación a los gastos que demande la asistencia requerida.”
● Tratado de derecho procesal internacional de Montevideo de 1940
Art. 11.- Los exhortos y las cartas rogatorias que tengan por objeto hacer notificaciones, recibir
declaraciones o practicar cualquier otra diligencia de carácter judicial, se cumplirán en los
Estados signatarios siempre que dichos exhortos y cartas rogatorias reúnan los requisitos
establecidos en este tratado. Asimismo, deberán ser redactados en la lengua del Estado que
libre el exhorto, y serán acompañados de una traducción hecha en la lengua del Estado al cual
se libra dicho exhorto, debidamente certificada. Las comisiones rogatorias en materia civil o
criminal, cursadas por intermedio de los agentes diplomáticos, y a falta de éstos, por conducto
de los consulares del país que libra el exhorto, no necesitarán legalización de firmas.
Art. 12.- Cuando los exhortos y cartas rogatorias se refieran a embargos, tasaciones,
inventarios o diligencias preventivas, el juez a quien se libra el exhorto proveerá lo necesario al
nombramiento de peritos, tasadores, depositarios y, en general, a todo aquello que fuere
conducente al mejor desempeño de la comisión.
Art. 13.- Los exhortos y las cartas rogatorias serán diligenciadas con arreglo a las leyes del país
al cual se pide la ejecución. Si se tratara de embargos, la procedencia de la medida se regirá y
determinará por las leyes y los jueces del lugar del proceso.
La traba del embargo, su forma y la inembargabilidad de los bienes denunciados a ese efecto,
se regirán por las leyes y se ordenarán por los jueces del lugar en donde dichos bienes
estuvieran situados.
Para ejecutar la sentencia dictada en el juicio en que se haya ordenado la traba del embargo
sobre bienes ubicados en otro territorio, se seguirá el procedimiento establecido en los
artículos 7 y 8 de este tratado.
Art. 15.- Los interesados en la ejecución de los exhortos y de las cartas rogatorias podrán
constituir apoderado, siendo de su cuenta los gastos que el ejercicio del poder y las diligencias
ocasionaren.
Cooperación jurisdiccional: Es toda actuación procesal desplegada en un estado al servicio de
un proceso incoado o a incoarse en otro. Este recurso habilitaría que los procesos fluyan
superando las dificultades que trae aparejada la necesidad de realizar actos procesales más
allá de las fronteras estatales. Así, coadyuvara a que se materialice el acceso a la justicia.
JP

Art 2612 Sin perjuicio de las obligaciones asumidas por convenciones internacionales, los
jueces argentinos deben brindar amplia cooperación jurisdiccional en materia civil, comercial
y laboral.
La elaboración de convenios internacionales facilita la asistencia en la práctica jurisdiccional al
evitar traslados y disminuirse las costas y gastos, creándose lazos entre los países que ven de
este modo fortalecidas sus relaciones. La cooperación jurídica internacional consiste en la
ejecución de un acto procesal por un órgano judicial de un estado distinto de aquel ante el cual
se sigue el proceso. Su existencia se justifica en la necesidad de la realización de tal acto en
una circunscripción territorial ajena a la del estado en que tramita el litigio o la situación
judicial. Si bien en un principio la solicitud de la asistencia debe partir y recibirse por
organismos judiciales, ella no es estrictamente así, pues igualmente pueden intervenir
organismos administrativos. La cooperación entre los estados es una exigencia fundamental
para prestar tutela judicial efectiva en un mundo fraccionado jurídicamente. AYUDA A
COMBATIR LA DELINCUENCIA TRANSNACIONAL TAMBIEN.
Revalida de títulos profesionales extranjeros: en este caso se trata de dar eficacia dentro del
país al contenido de una resolución oficial extranjera; debe probarse la autenticidad de este
documento de la manera prescripta por legalización, dos autenticaciones y en su caso una
traducción oficial. El profesional, a partir de la reválida de su título puede llevar a cabo su
actividad profesional.
● CONVENCIÓN SOBRE EJERCICIO DE PROFESIONES LIBERALES
Art. 1° - Los nacionales y extranjeros que, en cualquiera de los Estados signatarios de esta
Convención hubiesen obtenido título o diploma expedido por la autoridad nacional
competente, para ejercer profesiones liberales, se tendrán por habilitados para ejercerlas en
los otros Estados, siempre que dichos títulos o diplomas correspondan a estudios y trabajos
prácticos que guarden razonable equivalencia con los que se haya exigido en las épocas
respectivas a los estudiantes locales en la Universidad ante quien se presente a reválida y el
interesado llene los requisitos generales señalados para el ejercicio de las respectivas
profesiones. En su caso podrán rendir examen en las materias que faltaren para completar la
equivalencia.
Art. 2° - Se tendrá por cumplida la condición de equivalencia cuando el poseedor del diploma
acredite haber dictado cátedra universitaria durante diez años en alguna de las materias de la
respectiva profesión.
Art. 3° - Para que el título o diploma a que se refieren los artículos anteriores produzcan los
efectos expresados, se requiere:
a) La exhibición del mismo, debidamente legalizado.
b) Que el que lo exhiba acredite ser la persona a cuyo favor ha sido expedido.
Aplicación del derecho extranjero en el proceso: Art 2595 Cuando un derecho extranjero
resulta aplicable: a) el juez establece su contenido, y está obligado a interpretarlo como lo
harían los jueces del Estado al que ese derecho pertenece, sin perjuicio de que las partes
puedan alegar y probar la existencia de la ley invocada. Si el contenido del derecho extranjero
no puede ser establecido se aplica el derecho argentino;
b) si existen varios sistemas jurídicos covigentes con competencia territorial o personal, o se
suceden diferentes ordenamientos legales, el derecho aplicable se determina por las reglas
en vigor dentro del Estado al que ese derecho pertenece y, en defecto de tales reglas, por el
sistema jurídico en disputa que presente los vínculos más estrechos con la relación jurídica
de que se trate;
c) si diversos derechos son aplicables a diferentes aspectos de una misma situación jurídica o
a diversas relaciones jurídicas comprendidas en un mismo caso, esos derechos deben ser
JP

armonizados, procurando realizar las adaptaciones necesarias para respetar las finalidades
perseguidas por cada uno de ellos.
Procesos especiales (concursos y quiebras): BOL 6
1er problema: Consiste en saber si la declaración de quiebra en un país provoca o no
automáticamente análogas declaraciones en los demás países ratificantes (Tratado de derecho
procesal internacional de 1940).
Los tratados de Montevideo aceptan la teoría de la extraterritorialidad del hecho generador,
una vez declarada la quiebra en cualquiera de los países ratificantes, hay que abrirla en todos
los demás.
2do problema: Concierne a la unidad o pluralidad de los juicios de quiebra.

B. “Reconocimiento y ejecución de sentencias extranjeras”


Las decisiones extranjeras, dado que provienen de actos y negocios jurídicos llevados a cabo
más allá de las fronteras nacionales, pueden producir en argentina un conjunto de efectos
dependiendo del tipo de documento o acto que se trate. La eficacia de ellos queda
subordinada a la satisfacción de determinados recaudos de diversa índole receptados en la
legislación nacional.
Desconocer decisiones provenientes de un estado extranjero es una solución contraria a la
continuidad de las relaciones y a la seguridad jurídica, pues obligaría a las personas que
obtuvieron una resolución favorable a sus intereses a tener que reiniciar el proceso en el
estado en que quieren hacer valer sus derechos. Este problema trae consigo no solo el
desgaste jurisdiccional sino un grave inconveniente cual es la posibilidad de decisiones
contradictorias; el grave riesgo de generar la duplicidad de soluciones.
La validez extraterritorial de las decisiones extranjeras arranca en el principio de tutela
judicial efectiva. Este axioma exige que el DIPr ofrezca un sector de normas que fijen las
condiciones que una decisión extranjera debe cumplir para poder ser importada al país
requerido y producir en su territorio efectos jurídicos.
Las dos vías por las cuales las sentencias y laudos dictados por una autoridad extranjera
adquieren eficacia dentro del territorio argentino son: el reconocimiento y el exequatur.
En el caso de sentencias declarativas y constitutivas basta su reconocimiento por un tribunal
extranjero para que tengan eficacia, en tanto que las sentencias de condena precisan
ejecución a través del trámite del exequatur.
● No hay ejecución sin reconocimiento; pero si hay reconocimiento sin ejecución. Si
recordamos la clásica división de las sentencias en meramente declarativas,
constitutivas y de condena, advertimos que las primeras pueden ser reconocidas, pero
jamás ejecutadas. Que las segundas también son pasibles de reconocimiento, pero no
son aptas de ser ejecutadas por la sencilla razón de que se auto ejecutan por su mero
pronunciamiento, mientras que las terceras pueden ser reconocidas y ejecutadas.
Sentencia declarativa: En sí, agota su contenido cuando determina la voluntad de la ley en el
caso concreto, es decir, esta clase de sentencias no da lugar a la ejecución forzosa como
sucede con las de condena. Llamase sentencias declarativas, o de mera declaración, a aquellas
que eliminan la falta de certeza acerca de la existencia, eficacia, modalidad o interpretación
de una relación o estado jurídico. La declaración contenida en este tipo de sentencias puede
ser positiva o negativa: es positiva cuando afirma la existencia de determinado efecto jurídico
a favor del actor; es negativa cuando afirma, ya sea a favor del actor o del demandado, la
inexistencia de un determinado efecto jurídico contra ellos pretendido por contraparte. La
característica fundamental es esta clase de sentencias, reside en que la actividad del juez se
agota en la declaración de certeza. Se auto ejecutan por su mero pronunciamiento.
JP

Sentencia constitutiva: Cuando la sentencia, en vez de reconocer simplemente una situación


jurídica anterior, crea una situación jurídica nueva, se dice que es constitutiva. Sus efectos se
producen desde el día en que es pronunciada. Se auto ejecutan por su mero
pronunciamiento.
Sentencia de condena: Son sentencias de condena aquellas que imponen el cumplimiento de
una prestación (de dar, hacer, o no hacer).
Es el tipo de sentencia más corriente, y en ella fijaron primordialmente su atención quienes, en
tiempo pasado, al concebir la acción como un elemento o función del derecho subjetivo,
consideraban que aquella no existía si no mediaba la efectiva lesión a un derecho.
Además de declarar la existencia cumplimiento de ésta por parte del obligado, las sentencias
de condena aplican la sanción que la ley imputa a ese incumplimiento, y crean, por ello, a favor
del titular del derecho, la acción tendiente a obtener su ejecución coactiva. Pueden ser
reconocidas y ejecutadas.
● Código procesal civil y comercial de la nación.
Art. 519. - Cuando en juicio se invocare la autoridad de una sentencia extranjera, ésta sólo
tendrá eficacia si reúne los requisitos del artículo 517.
Art. 517. - Las sentencias de tribunales extranjeros tendrán fuerza ejecutoria en los términos
de los tratados celebrados con el país de que provengan.
Cuando no hubiese tratados, serán ejecutables si concurriesen los siguientes requisitos:
1) Que la sentencia, con autoridad de cosa juzgada en el Estado en que se ha pronunciado,
emane de tribunal competente según las normas argentinas de jurisdicción internacional y sea
consecuencia del ejercicio de una acción personal o de una acción real sobre un bien mueble,
si éste ha sido trasladado a la República durante o después del juicio tramitado en el
extranjero.
2) Que la parte demandada contra la que se pretende ejecutar la sentencia hubiese sido
personalmente citada y se haya garantizado su defensa.
3) Que la sentencia reúna los requisitos necesarios para ser considerada como tal en el lugar
en que hubiere sido dictada y las condiciones de autenticidad exigidas por la ley nacional.
4) Que la sentencia no afecte los principios de orden público del derecho argentino.
5) Que la sentencia no sea incompatible con otra pronunciada, con anterioridad o
simultáneamente, por UN (1) tribunal argentino.
Art. 518. - La ejecución de la sentencia dictada por UN (1) tribunal extranjero se pedirá ante el
juez de primera instancia que corresponda, acompañando su testimonio legalizado y
traducido y de las actuaciones que acrediten que ha quedado ejecutoriada y que se han
cumplido los demás requisitos, si no resultaren de la sentencia misma.
Para el trámite del exequátur se aplicarán las normas de los incidentes.
Si se dispusiere la ejecución, se procederá en la forma establecida para las sentencias
pronunciadas por tribunales argentinos.
Competencia indirecta: Es el ejercicio de la jurisdicción por el Juez o Tribunal para llevar a cabo
el reconocimiento de la validez jurídica y en su caso ejecución de una sentencia emitida por un
juez de un estado diferente o de un juez nacional de diferente jurisdicción
● Jurisdicción directa: En el ámbito internacional la jurisdicción se pondera al inicio del
proceso, pues en primer lugar se debe determinar ante los jueces de que país habrá de
presentar la demanda, y el juez examinar su propia competencia internacional a los
fines de asumir o denegar jurisdicción en el asunto que se intenta someter a su
decisión.
● Jurisdicción indirecta: responde a un segundo momento ya que es la que debe analizar
el juez del foro, respecto de un juez extranjero que le solicita cooperación. Es un
JP

presupuesto de eficacia de las sentencias extranjeras. La evaluación de la competencia


internacional se confía a las reglas de jurisdicción del estado requerido, es decir, del
país cuyo tribunal debe cumplir con el acto de cooperación, o se sujeta a la ley del
estado requirente.
La cooperación internacional se produce, en resumen, cuando el órgano jurisdiccional de un
Estado está impedido de actuar en el territorio de otro Estado, pero, requiere de la práctica de
actos procesales en el territorio de este último Estado. Solicita la cooperación del Estado con
jurisdicción para llevar a cabo notificaciones, citaciones, emplazamientos o pruebas. También,
en ocasiones, la ejecución de sentencias.
Sentencia valida y firme, orden público y debido proceso, ausencia de fraude:
- Tratado de derecho procesal internacional Montevideo 1940
Art. 5.- Las sentencias y los fallos arbitrales dictados en asuntos civiles y comerciales de uno de
los Estados signatarios, tendrán en los territorios de los demás la misma fuerza que en el país
en donde fueron pronunciados, si reúnen los siguientes requisitos:
a) que hayan sido dictados por tribunal competente en la esfera internacional;
b) que tengan el carácter de ejecutoriados o pasados en autoridad de cosa juzgada en el
Estado en donde hayan sido pronunciados;
c) que la parte contra la cual se hubieran dictado haya sido legalmente citada, y representada,
o declarada rebelde, conforme a la ley del país en donde se siguió el juicio;
d) que no se opongan al orden público del país de su cumplimiento.
Quedan incluidas en el presente artículo las sentencias civiles dictadas en cualquier Estado
signatario, por un tribunal internacional, que se refieran a personas o a intereses privados.
Art. 6.- Los documentos indispensables para solicitar el cumplimiento de las sentencias o de los
fallos arbitrales, son los siguientes:
a) copia íntegra de la sentencia o del fallo arbitral;
b) copia de las piezas necesarias para acreditar que se ha dado cumplimiento al inciso c) del
artículo anterior; (DERECHO DE DEFESA)
c) copia auténtica del auto que declare que la sentencia o el laudo tiene el carácter de
ejecutoriado o pasado en autoridad de cosa juzgada, y de las leyes en que dicho auto se funda.
Art. 7.- La ejecución de las sentencias y de los fallos arbitrales, así como de las sentencias de
tribunales internacionales, contempladas en el último inciso del artículo 5, deberá pedirse a los
jueces o tribunales competentes, los cuales, con audiencia del ministerio público, y previa
comprobación que aquéllos se ajustan a lo dispuesto en dicho artículo, ordenarán su
cumplimiento por la vía que corresponda de acuerdo con lo que a ese respecto disponga la ley
de procedimiento local.
En todo caso, mediando pedido formulado por el ministerio público, y aun de oficio, podrá
oírse, sin otra forma de defensa, a la parte contra la cual se pretenda hacer efectiva la
sentencia o el fallo arbitral de que se trata.
Art. 8.- El juez a quien se solicite el cumplimiento de una sentencia extranjera podrá, sin más
trámite y a petición de parte y aun de oficio, tomar todas las medidas necesarias para asegurar
la efectividad de aquel fallo, conforme a lo dispuesto por la ley del tribunal local, sobre
secuestros, inhibiciones, embargos u otras medidas preventivas.
Art. 9.- Cuando sólo se trate de hacer valer como prueba la autoridad de cosa juzgada de una
sentencia o de un fallo, deberá ser presentado en juicio, con la documentación a que se refiere
el artículo 6, en el momento que corresponda según la ley local; y los jueces o tribunales se
pronunciarán sobre su mérito en la sentencia que dicten, previa comprobación, con audiencia
del ministerio público, de que se ha dado cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 5.
JP

Art. 10.- Los actos procesales no contenciosos, como inventarios, apertura de testamentos,
tasaciones u otros semejantes, practicados en un Estado, tendrán en los demás el mismo valor
que si hubieran sido realizados en su propio territorio, siempre que reúnan los requisitos
establecidos en los artículos anteriores.
Forum shopping: Se trata de la posibilidad que ofrece a un demandante (y más
excepcionalmente al demandado) la diversidad de reglas y competencias internacionales de
acogerse a la jurisdicción o tribunales de países que puedan emitir una sentencia más
favorable a sus intereses.
Se presenta, cuando en virtud de la autonomía de la voluntad se elige una jurisdicción
internacional que no tiene nexo o vínculo con aspectos personales de los sujetos (domicilio,
residencia, nacionalidad) ni con el lugar donde se realizan las prestaciones (lugar de
celebración o cumplimiento, sea entrega de la mercadería o pago del precio). Es decir, es un
sitio desvinculado, extraño, ajeno de la convención jurídica.
Pablo Slonimsqui, dice que forum shopping es, la posibilidad en virtud de la cual el actor puede
elegir unilateralmente, al momento de demandar, al juez competente para su caso, y por esta
vía, nada menos que el derecho aplicable que más favorezca al fondo de su pretensión. De ahí
que la doctrina anglosajona defina esta práctica de un modo particularmente ilustrativo: «salir
de compras de un Tribunal» o «salir de compras de una Ley»
Esta falta de conexión nos lleva a preguntarnos ¿por qué se designó esa competencia
internacional? La respuesta surge de la siguiente reflexión: elegir un tribunal es determinar el
derecho aplicable al caso, ya que el juez del foro aplicará su Derecho internacional privado que
le indicará cuál es el Derecho regulador del caso y puede ser un Derecho conveniente para la
parte con mayor poder de negociación. A esa situación se la designa: quien elige el juez elije la
solución.
Homologación de sentencia extranjera. Revisión:
Una sentencia extranjera debe reunir tres requisitos para ser reconocida:
● Requisitos de tipo formales: referentes a la autenticidad del documento que es de
extraña jurisdicción.
● Requisitos procesales: para asegurar la existencia del debido proceso 1) intervención
de un juez con jurisdicción internacional 2) leal oportunidad de defensa del
demandado.
● Requisitos materiales: para garantizar el orden público en el país del que se pretende
el reconocimiento.
Reciprocidad: En lo que respecta a las relaciones internacionales y tratados de esta índole, se
refiere a que las garantías, beneficios y sanciones que un Estado otorga a los ciudadanos o
personas jurídicas de otro Estado, deben ser retribuidos por la contraparte de la misma
forma.
La reciprocidad se utiliza habitualmente en la reducción o eliminación de aranceles, la
concesión de derechos de autor para extranjeros, el mutuo reconocimiento y ejecución de
resoluciones judiciales, la liberación de restricciones de viaje y requisitos de visado. El principio
de reciprocidad también rige sobre los acuerdos de extradición.
Este principio sostiene que las leyes de un Estado pueden ser aplicadas en otro Estado que a su
vez a consentido en que sus leyes sean aplicadas en el primero. Tiene dos acepciones: una
diplomática, cuando se establece mediante Tratados (ejemplo: art. 11 del Código Francés que
dice que el extranjero gozará en Francia de los mismos derechos civiles acordados a los
franceses por los tratados con la Nación a la cual el extranjero pertenezca) y una legislativa,
cuando es admitida por la ley extranjera bajo condición de recibir la ley nacional igual trato.
JP

Inmunidad de jurisdicción: La inmunidad diplomática se refiere a los beneficios de inmunidad


o inviolabilidad que goza un diplomático sobre su persona y el país en donde reside y se
desempeña oficialmente, la exención de impuestos y de la jurisdicción civil y criminal respecto
con los tribunales locales.
Estos beneficios fueron convenidos históricamente en reconocimiento a que el diplomático
representa a una soberanía diferente y que el ejercicio legítimo de sus funciones no le será
innecesariamente impedido. La inmunidad Diplomática está regulada por la Convención de
Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961. La Convención de Viena sobre Relaciones
Consulares de 1963, regula igualmente estos derechos al Cónsul y a cualquier funcionario
consular reconocido oficialmente como tal.
También se refiere al derecho que tienen los agentes diplomáticos a no ser llamados a juicio,
toda vez que ningún tribunal de algún país determinado puede declarase competente para
conocer de acciones intentadas en contra de un o unos agentes diplomático extranjero, un
soberano extranjero o un Estado extranjero.
Conforme el artículo 31 del Convenio de Viena de 1961, el agente diplomático gozará de
inmunidad de la jurisdicción penal del Estado receptor, no estará obligado a testificar y su
persona es inviolable (art. 29), no pudiendo ser objeto de ninguna forma de detención o
arresto. El Estado receptor le tratará con el debido respeto y adoptará todas las medidas
adecuadas para impedir cualquier atentado contra su persona, su libertad o su dignidad.
Esta inviolabilidad se extiende a su residencia particular, sus documentos, su correspondencia
y sus bienes, que sólo excepcionalmente podrán ser embargados (art. 30).
La inmunidad de la jurisdicción civil y administrativa admite -según el art. 31- algunas
excepciones derivadas de los intereses particulares que el agente diplomático tenga en el
Estado receptor (acciones reales sobre bienes inmuebles particulares, acciones sucesorias o
referentes a actividades profesionales o comerciales).
Los miembros de la familia de un agente diplomático, siempre que no sean nacionales del
Estado receptor, gozarán de sus privilegios e inmunidades (art. 37) y también están protegidos
por la inmunidad de jurisdicción (limitada al ejercicio de sus funciones) los miembros del
personal administrativo y técnico de las misiones diplomáticas, con los miembros de sus
familiares que formen parte de sus respectivas casas.
El Estado acreditante puede renunciar expresamente a la inmunidad de jurisdicción de sus
agentes diplomáticos (art. 32).
Los locales de la misión diplomática son inviolables, los agentes del Estado receptor no podrán
penetrar en ellos sin consentimiento del jefe de la misión. No podrán ser objeto de ningún
registro, requisa, embargo o medida de ejecución los locales de la misión, su mobiliario,
archivos o medios de transportes, que deberán ser protegidos por el Estado receptor contra
todo ataque o intrusión (art. 22). También están protegidas por esta inviolabilidad las viviendas
de los agentes diplomáticos.
Con respecto a los estados extranjeros están en pugna dos teorías:
Tesis de la Inmunidad absoluta: podemos decir que por Inmunidad de Jurisdicción entendemos
la imposibilidad de que un Estado pueda ser demandado ante los tribunales de otro Estado.
Esta inmunidad de jurisdicción fue concebida en términos absolutos prácticamente hasta
mediados del siglo XX. Si los Estados eran soberanos, se desprendía también de ese concepto
su igualdad soberana, por lo tanto, no cabía la posibilidad que el Estado pudiera ser obligado a
someterse a la jurisdicción de otro Estado, a no ser que mediare su consentimiento expreso.
Tesis de la inmunidad relativa o restringida: Se advierte que a partir de las guerras mundiales,
los Estados empezaron a ejercer actividades que invadían frecuentemente la esfera privada.
"Ya en el curso del siglo XX los Estados se embarcaron en empresas comerciales, creando
JP

monopolios, explotando ferrocarriles, buques y correos. La Primera Guerra Mundial aceleró


esas actividades y la irrupción de los Estados socialistas y comunistas aumentó enormemente
el sector público de la economía y el comercio". La Primera Guerra Mundial dio lugar a nuevos
problemas relacionados a los "buques de Estado". Suiza, Francia, Rumania, Grecia, Suecia,
entre otros, admitieron en sus tribunales acciones contra Estados extranjeros que habían
incautado buques destinados a transporte de índole comercial. Por ende, entendieron que en
esos casos los Estados actuaban como personas de derecho privado. Como consecuencia de
esta nueva realidad internacional surgió en la doctrina y después en una jurisprudencia
expansiva la llamada teoría restringida de la inmunidad de jurisdicción.
Esta teoría restringida distingue dos tipos de actos de los Estados:
1- Actos iure imperii, es decir aquellos actos de gobierno realizados por el Estado
extranjero en su calidad de soberano.
2- Actos iure gestionis, actos de índole comercial, privados, que pueden ser realizados
por una persona física o jurídica y, por no comprometer la soberanía o el poder estatal,
no requieren un resguardo jurídico específico.
Respecto de la primera clase de actos, la jurisprudencia mantuvo el reconocimiento de la
inmunidad de jurisdicción del Estado extranjero. Es decir, que cuando realizaba actos de
imperio, como soberano, seguía gozando de la inmunidad. En cambio, la más moderna
tendencia jurisprudencial adoptó la doctrina restringida o relativa para los segundos (actos
iure gestionis), distinción que a la postre fue recogida por las legislaciones recientes. Con lo
que,en estos últimos casos, cuando el Estado llevaba a cabo actos de índole privada
(comercial, laboral, etc), cedía esa inmunidad y debía someterse a los tribunales de otro
Estado.
Clausulas exorbitantes: (Pues, estas cláusulas exorbitantes al no emanar del contrato como
tal, sino de la posición jurídica de la Administración y de su fin institucional, son
verdaderos poderes de naturaleza extracontractual y no de carácter contractual.)
Se trata de un caso de que, con miras a la actitud de algunos tribunales de Milán, Italia, el caso
"Franco Gronda" los cuales sometieron a la nación a los tribunales de la península. El dec. ley
9015 /63 establece que el Poder Ejecutivo puede declarar con respecto a un país determinado,
la falta de reciprocidad de efectos consignados en esta disposición, por decreto debidamente
firmado. En este caso el Estado extranjero con respecto al cual se ha hecho tal declaración,
queda sometido a la jurisdicción argentina, pero si la declaración del Poder Ejecutivo limita la
falta de reciprocidad a determinados aspectos, la sumisión del país extranjero a la jurisdicción
argentina se limitará también a los mismos aspectos. El Poder Ejecutivo declarara el
establecimiento de la reciprocidad, cuando el país extranjero modificare sus normas al
efecto.
El Estado extranjero puede, por supuesto, renunciar a su exención jurisdiccional, lo que hace,
tanto cuando demanda ante los tribunales extranjeros, como cuando demandado lo hace ante
el tribunal de alegaciones de cualquier tipo que fuese inclusive aduciendo su exención, con
respecto a esto la CSJN declaro repetidamente la exención de los Estados extranjeros de la
jurisdicción argentina, a no ser que estos mismos expresamente quisieran someterse a ella.
Reconocimiento de sentencias en derecho de familia: si el domicilio conyugal se halla en la
argentina no se reconocen sentencias extranjeras matrimoniales, aunque el matrimonio se
hubiese celebrado en el extranjero. Si no es así y tienen domicilio en otro estado, esta
sentencia extranjera debe reconocerse en la República si reúne los requisitos formales
(legalización), procesales (competencia del juez extranjero, garantizar el debido proceso y la
defensa en juicio) y de fondo (no afecte nuestro orden público) que cualquier sentencia debe
cumplir.
JP

Jurisdicción exclusiva: Sin perjuicio de lo dispuesto en leyes especiales, los jueces argentinos
son exclusivamente competentes para conocer en las siguientes causas:
a) en materia de derechos reales sobre inmuebles situados en la República;
b) en materia de validez o nulidad de las inscripciones practicadas en un registro público
argentino;
c) en materia de inscripciones o validez de patentes, marcas, diseños o dibujos y modelos
industriales y demás derechos análogos sometidos a depósito o registro, cuando el depósito o
registro se haya solicitado o efectuado o tenido por efectuado en Argentina.
Las acciones de validez, nulidad y disolución del matrimonio, así como las referentes a los
efectos del matrimonio, deben interponerse ante los jueces del último domicilio conyugal
efectivo o ante el domicilio o residencia habitual del cónyuge demandado. Se entiende por
domicilio conyugal efectivo el lugar de efectiva e indiscutida convivencia de los cónyuges.
C. “Arbitraje comercial Internacional”
En los casos en que las partes tienen sede o domicilio en diferentes estados, o cuando la
controversia es objetivamente multinacional, esto es, presenta elementos de contacto
objetivos con diferentes sistemas jurídicos, las controversias comerciales son susceptibles de
transacción; por ende, son arbitrales. (Boggiano)
Definición: Método de resolución de conflictos en el ámbito internacional alternativo a la
Administración de Justicia, por el cual las partes involucradas en una relación de negocio,
acuerdan libremente someter la resolución de una disputa surgida en virtud de dicha relación
a una o varias personas imparciales (denominadas árbitros) autorizándolas para que dicten
sobre la misma una decisión definitiva y obligatoria para las partes (denominada laudo
arbitral), y que al igual que una sentencia, se puede ejecutar forzosamente.
Las ventajas que presenta el arbitraje son muchas, quizás muchas más en el ámbito
internacional que en el nacional, destacando por encima de todas:
● la neutralidad, ya que se desarrollará en un foro neutral para las partes y ante un
organismo y personas especializados para ello.
● La especialización, pues podemos nombrar árbitros especialistas en la materia objeto
de la disputa.
● La rapidez, ya que se tata de procedimientos más rápidos que los desarrollados por la
propia administración de justicia, además de no ser susceptibles de ser recurridas
(salvo circunstancias muy tasadas y concretas), lo que implica que la resolución final
del conflicto será mucho más rápida.
● La confidencialidad, ya que podemos optar por una absoluta confidencialidad con
respecto a nuestra disputa, en contra de la publicidad obligatoria de los procesos
judiciales.
● La flexibilidad y antiformalismo, ya que podemos elegir, desde el idioma en el que se
celebrará el arbitraje, como la sede del mismo, el número de árbitros que queremos
que resuelvan nuestra controversia y quienes, así como el procedimiento en sí, para
hacerlo si cabe mucho más rápido y dinámico, acortando, si lo deseamos, fases en el
mismo.
● La ejecutabilidad, equiparable al de una sentencia, con el valor añadido de que gracias
al amplísimo número de Estados que han ratificado el Convenio de Nueva York de
1958 (152 países en la actualidad) sobre reconocimiento y ejecución de laudos
arbitrales, el laudo dictado podrá ser aceptado y ejecutado en cualquiera de estos
Estados.
Entre las instituciones arbitrales en el extranjero con mayor reconocimiento tenemos entre
otras, la Cámara de Comercio Internacional de París (CCI), la Corte de Arbitraje de Londres
JP

(LCIA) y la Cámara de comercio de Suiza en Ginebra (SCCAM), y por lo que respecta a las
instituciones españolas, cada vez con mayor protagonismo en este ámbito, tenemos la Corte
de Arbitraje de Madrid (CAM), así como la Corte Civil y Mercantil de Arbitraje (CIMA), entre
otras.
Por otro lado, si no queremos convertir nuestro arbitraje internacional en institucional, y
simplemente lo queremos hacer ad hoc, lo más recomendable y seguro es llevarlo a cabo bajo
las normas establecidas en el Reglamento de UNCITRAL.
Importancia: El Arbitraje Comercial Internacional es el medio más utilizado para resolver
controversias privadas en materia comercial por su amplio alcance, flexibilidad y celeridad en
la resolución de disputas. El Arbitraje Comercial Internacional es un tema de particular
relevancia para comerciantes que prefieren invertir en países con mayor estabilidad política,
marcos legales claros y mercados consolidados. La presencia de estas condiciones son clave
para asegurar que sus disputas se resolverán en concordancia con las disposiciones contenidas
en las cláusulas arbitrales que han suscrito y que las sentencias que de ellas se deriven se
ejecuten en los tribunales nacionales conforme con los principios y las normas aceptados a
nivel internacional.
Ley Modelo de la CNUDMI sobre Arbitraje Comercial Internacional:
Articulo 1 Un arbitraje es internacional si:
a) las partes en un acuerdo de arbitraje tienen, al momento de la celebración de ese acuerdo,
sus establecimientos en Estados diferentes, o
b) uno de los lugares siguientes está situado fuera del Estado en el que las partes tienen sus
establecimientos: i) el lugar del arbitraje, si éste se ha determinado en el acuerdo de arbitraje
o con arreglo al acuerdo de arbitraje; ii) el lugar del cumplimiento de una parte sustancial de
las obligaciones de la relación comercial o el lugar con el cual el objeto del litigio tenga una
relación más estrecha; o
c) las partes han convenido expresamente en que la cuestión objeto del acuerdo de arbitraje
está relacionada con más de un Estado.
A los efectos del párrafo 3) de este artículo: a) si alguna de las partes tiene más de un
establecimiento, el establecimiento será el que guarde una relación más estrecha con el
acuerdo de arbitraje; b) si una parte no tiene ningún establecimiento, se tomará en cuenta su
residencia habitual.
La presente Ley no afectará a ninguna otra ley de este Estado en virtud de la cual
determinadas controversias no sean susceptibles de arbitraje o se puedan someter a arbitraje
únicamente de conformidad con disposiciones que no sean las de la presente Ley.
Articulo 7 El “acuerdo de arbitraje” es un acuerdo por el que las partes deciden someter a
arbitraje todas las controversias o ciertas controversias que hayan surgido o puedan surgir
entre ellas respecto de una determinada relación jurídica, contractual o no contractual. El
acuerdo de arbitraje podrá adoptar la forma de una cláusula compromisoria incluida en un
contrato o la forma de un acuerdo independiente.
Articulo 28 El tribunal arbitral decidirá el litigio de conformidad con las normas de derecho
elegidas por las partes como aplicables al fondo del litigio. Se entenderá que toda indicación
del derecho u ordenamiento jurídico de un Estado determinado se refiere, a menos que se
exprese lo contrario, al derecho sustantivo de ese Estado y no a sus normas de conflicto de
leyes.
Si las partes no indican la ley aplicable, el tribunal arbitral aplicará la ley que determinen las
normas de conflicto de leyes que estime aplicables.
El tribunal arbitral decidirá ex aequo et bono o como amigable componedor sólo si las partes le
han autorizado expresamente a hacerlo así.
JP

En todos los casos, el tribunal arbitral decidirá con arreglo a las estipulaciones del contrato y
tendrá en cuenta los usos mercantiles aplicables al caso.
Articulo 35 Un laudo arbitral, cualquiera que sea el país en que se haya dictado, será
reconocido como vinculante y, tras la presentación de una petición por escrito al tribunal
competente, será ejecutado en conformidad con las disposiciones de este artículo y del
artículo 36.
La parte que invoque un laudo o pida su ejecución deberá presentar el laudo original o copia
del mismo. Si el laudo no estuviera redactado en idioma oficial de ese Estado, el tribunal podrá
solicitar a la parte que presente una traducción del laudo a ese idioma.
Autonomía y eficacia de la cláusula arbitral: el derecho aplicable a la cláusula arbitral es el
mismo derecho que rige el contrato del que forma parte. En virtud del principio de autonomía
esta presunción puede ceder si hay razones para considerar que la cláusula se rige por un
derecho distinto del que rige el resto del contrato. Si no se ha elegido el derecho aplicable al
contrato en su integralidad o a la cláusula arbitral en particular, parece haber una presunción
de que la cláusula se rige por el derecho del lugar donde el arbitraje debe tener lugar. Esta
presunción no puede funcionar si no hay lugar de arbitraje acordado.
En cuanto al derecho aplicable al procedimiento del arbitraje, salvo acuerdos particulares de
las partes, es el vigente en el lugar de arbitraje.
Caso “Welbers, SA Enrique C vs Extrarktionstechnik Gesellschaft Fur Anlagenbav MBM” de
1988 Sala E de la Cámara de Comercial sostuvo la autonomía de la cláusula arbitral
incorporada a un contrato de compraventa internacional de mercaderías con entrega FOB
puerto de Hamburgo. La cláusula contemplaba la formación y actuación de un tribunal arbitral
de acuerdo con las normas de arbitraje de la Cámara de Comercio Argentino Alemana de
Buenos Aires. El tribunal aplicaría derecho argentino para laudar.
En este caso las partes sometieron el contrato al derecho argentino. Este derecho rige la
validez interpretación y efectos de la cláusula arbitral.
Reconocimiento y ejecución de laudos arbitrales: El primer problema estriba en saber si el
laudo ha de ser calificado como acuerdo privado de naturaleza contractual o como sentencia
de naturaleza jurisdiccional. Al ser equiparado a la sentencia jurisdiccional, procede ahora
analizar si esa sentencia es extranjera o nacional.
Convención de Nueva York
La finalidad principal de la Convención es evitar que las sentencias arbitrales, tanto extranjeras
como no nacionales, sean objeto de discriminación, por lo que obliga a los Estados parte a
velar por que dichas sentencias sean reconocidas en su jurisdicción y puedan ejecutarse en
ella, en general, de la misma manera que las sentencias o laudos arbitrales nacionales. Un
objetivo secundario de la Convención es exigir que los tribunales de los Estados parte den
pleno efecto a los acuerdos de arbitraje negándose a admitir demandas en las que el
demandante esté actuando en violación de un acuerdo de remitir la cuestión a un tribunal
arbitral.
La Convención se aplica a las sentencias arbitrales dictadas en el territorio de un Estado
distinto de aquel en el que se pida su reconocimiento y ejecución. Se aplica también a las
sentencias arbitrales “que no sean consideradas como sentencias nacionales.
La obligación fundamental que se impone a los Estados partes es reconocer el carácter
vinculante de todas las sentencias arbitrales contempladas en la Convención y ejecutarlas, si
se les pide que lo hagan, conforme a la lex fori. Cuando la Convención no estipula ningún
requisito al respecto, cada Estado parte decidirá las reglas de procedimiento que proceda
seguir. La Convención especifica cinco razones por las que se puede denegar el
reconocimiento y la ejecución de una sentencia arbitral a instancia de la parte contra la cual
JP

es invocada. Tales razones son la incapacidad de las partes, la invalidez del acuerdo de
arbitraje, irregularidades procesales, extralimitaciones en cuanto al alcance del acuerdo de
arbitraje, la incompetencia del tribunal arbitral y la anulación o suspensión de una sentencia
en el país en el cual, o conforme a la ley del cual, se ha dictado esa sentencia. La Convención
especifica otras dos razones en virtud de las cuales un tribunal puede, por iniciativa propia,
negarse a reconocer y ejecutar una sentencia. Estas razones se refieren a la susceptibilidad de
arbitraje (que no sea susceptible de arbitraje) y al orden público (afecte).
- Código procesal civil y comercial de la nación.
LAUDOS DE TRIBUNALES ARBITRALES EXTRANJEROS
Art. 519 BIS. - Los laudos pronunciados por tribunales arbitrales extranjeros podrán ser
ejecutados por el procedimiento establecido en los artículos anteriores, siempre que:1) Se
cumplieren los recaudos del artículo 517, en lo pertinente y, en su caso, la prórroga de
jurisdicción hubiese sido admisible en los términos del artículo 1.
2) Las cuestiones que hayan constituido el objeto del compromiso no se encuentren excluidas
del arbitraje.
● Acuerdo sobre arbitraje comercial internacional del Mercosur y acuerdo sobre
arbitraje comercial internacional entre el Mercosur, la República de Bolivia y la
Republica de Chile.
Dreyzin de Klor
El derecho procesal civil internacional tiene por objeto resolver los problemas asociados al
fraccionamiento jurídico del mundo y a la división territorial de los servicios jurisdiccionales
estatales.
La aplicación de un derecho extranjero no necesariamente conduce a que haya un proceso
internacional ya que, si ningún acto del proceso se cumple en el extranjero, es proceso es
nacional, aunque el caso sea internacional. La posibilidad de aplicación de un derecho
extranjero o su aplicación efectiva por parte de un tribunal no internacionaliza el proceso. Este
se internacionaliza frente al cumplimiento de un acto procesal en el extranjero. Puede ocurrir
que el caso sea totalmente doméstico y requiera na actuación procesal fuera de las fronteras
nacionales y este hecho no convertirá al caso en internacional. Generalmente, son las medidas
de cooperación las que dan lugar a la internacionalización del proceso.
Independientemente de que se acuerden tratados internacionales estableciendo reglas
comunes en este campo, esto no modifica el punto de partida que consiste en que al DPCI lo
aplican las autoridades del país.
El sistema de jurisdicción internacional de los estados presupone que cuando un juez nacional
no es competente para asumir jurisdicción, otro será quien deba asumirla y esto es así porque
de otro modo se podría caer en la denegación de justicia.
Para determinar cuál es el derecho aplicable al proceso es menester en primer término
establecer cuáles son los aspectos procesales y cuáles son los aspectos de fondo en las
situaciones concretas.
Existen cuestiones cuya calificación como procesal o como sustantiva no es muy clara. Un caso
paradigmático es la prescripción liberatoria; hay sistemas jurídicos que la consideran una
cuestión procesal o causa extintiva de la acción, en tanto que para otros sistemas es una
cuestión sustantiva que obra como límite temporal para el ejercicio del derecho sustantivo que
se pretende hacer valer. El nuevo CCyC establece que la prescripción se rige por la ley que se
aplica al fondo del litigio. Con esto se cubre una laguna existente en la legislación ya que no
existía una regulación expresa sobre el instituto a nivel internacional. De este modo la
prescripción queda sometida al mismo ordenamiento jurídico nacional que resulta aplicable al
resto de los aspectos sustanciales del acto.
JP

Como principio general en la materia, cabe consignar que la ley aplicable al proceso, esto es a
los juicios y sus incidencias, es la ley del lugar donde se tramitan. A los procesos se les aplica la
lex fori processum, que es la ley territorial del país donde el proceso se lleva a cabo. El
principio por el cual la ley del foro rige el proceso tiene sustento en el principio de la
territorialidad y en el carácter público de las normas procesales. Otro supuesto de la regla se
encuentra en que resulta neutral para las partes pues los derechos de estas y el fondo del
asunto quedan sujetos a la ley designada por las normas de conflicto correspondientes, pero la
aplicación de las normas procesales del estado cuyos tribunales conocen del asunto no las
beneficia ni las perjudica a ninguna de ellas.
Jurisdicción internacional: La función esencial que reconocen las normas de jurisdicción
internacional es determinar si los tribunales de un estado son o no competentes para conocer
de un litigio o asunto internacional. La jurisdicción internacional alude al poder de las
autoridades de un estado para conocer y decidir en un caso jusprivatista con elementos
extranjeros, como así también al poder de las autoridades extranjeras para dictar un
pronunciamiento en condiciones de ser reconocido y ejecutado en otro estado.
Las reglas que delimitan la jurisdicción de los tribunales argentinos son de carácter federal. La
CSJN así lo sostuvo ya que las disposiciones delimitan el ejercicio de la soberanía jurisdiccional
del propio estado frente a la jurisdicción de los estados extranjeros.
Los foros son circunstancias fácticas o jurídicas presentes en las cuestiones o litigios derivados
de las situaciones jurídico privadas de trafico externo que sirven al legislador para determinar
la competencia judicial de sus órganos jurisdiccionales.

BOLILLA 12

A “Derecho Internacional Penal”

Concepto y sistema: el derecho penal internacional es un sistema normativo destinado a


solucionar razonablemente los casos multinacionales de derecho penal, esto es, vinculados a
diversas jurisdicciones estatales.

Ámbito espacial de la ley penal: el derecho privado se caracteriza por su extraterritorialidad,


la cual significa la irrupción del derecho privado extranjero en nuestro país; por consiguiente
puede haber jurisdicción internacional argentina aunque los tribunales argentinos hubiesen de
aplicar derecho privado extranjero, como igualmente puede no haber jurisdicción
internacional argentina si bien los tribunales extranjeros en los cuales ella residiere, tuvieren
que hacer aplicación del derecho privado de la república.

En el campo de la justicia penal rige, en principio, la regla estatuida en el código Bustamante


de 1928, en el sentido de que ningún estado aplicara en su territorio las leyes penales de los
demás, lo cual significa la interdependencia de la jurisdicción y del derecho aplicable; “la
territorialidad del derecho penal”.

Ámbito pasivo: el concepto de territorialidad tiene otro sentido; no se refiere a la relación


entre tribunal y derecho por él aplicado, sino a la entre derecho y casos a él sometidos.

● Jurisdicción internacional argentina como consecuencia de la aplicabilidad del


derecho penal argentino. Constituye un supuesto enfocado en la primera parte del art
1 inc. 1 del CP; y se da en cuanto el derecho penal resulta aplicable en virtud de
algunos de los principios adoptados por él.
JP

1) Principio de la territorialidad: el derecho penal argentino es aplicable a cuantos


delitos se cometan en el territorio de la Nación Argentina. El concepto de lugares
sometidos a la jurisdicción argentina debe desprenderse del derecho internacional
público. Se ha considerado al principio territorial como fundamento de la
autolimitación unilateral de la ley penal en el espacio sometido a la jurisdicción propia.
2) Principio real o de defensa: parte del bien jurídico protegido por la disposición penal;
si este bien jurídico tiene un interés nacional especial, se castiga al delincuente donde
quiera que haya perpetrado el delito. Es decir, un delito cometido fuera de la
jurisdicción argentina puede quedar sometido a la ley penal argentina cuando sus
efectos deban producirse en jurisdicción argentina. Debe tratarse de efectos que
lesionen un interés institucional argentino (delitos contra la seguridad del estado, por
ejemplo).
● La jurisdicción internacional argentina funciona como fundamento de la aplicabilidad
del derecho penal argentino. (“lugares sometidos a su jurisdicción”) Esta segunda
hipótesis contemplada en la parte segunda del inc. 1 del CP se refiere a casos en los
cuales la Argentina ejerce jurisdicción sobre lugares que, no obstante, no forman parte
de su territorio nacional. Dentro de este problema está comprendido el interrogante
de si un buque argentino anclado en un puerto extranjero está sometido a la
jurisdicción argentina:
1) Doctrina Francesa: excepto ciertos casos donde puede actuar el estado donde el
buque se encuentra, deja que actúe el estado del pabellón del buque.
2) Doctrina Inglesa: excluye la jurisdicción del estado de la bandera del buque.
Ley nacional del acusado: cuando se deniega la extradición de nacionales por delitos
presuntamente cometidos en el exterior habrá de juzgarlos ante los tribunales del país. Este
criterio de conexión con el derecho penal argentino por razones de la nacionalidad del
procesado no solo afecta el sistema de solidaridad entre las naciones y su enjuiciamiento, y a
una jurisdicción exorbitante y débil que, al denegar la entrega del nacional, torna dificultosa la
investigación de un hecho cometido en el extranjero. El foro de nacionalidad puede
convertirse así en un injustificable foro de refugio. (cuando argentino comete delito en el
extranjero y se deniega su extradición por el principio de personalidad)

Delitos Iuris Gentium: los delitos contra la humanidad, pueden considerarse delitos
convencionalmente uniformes, en decir, común a todas las naciones. Son delitos contra el
derecho de gentes según el art. 118 de la CN. La norma penal material uniforme puede
aplicarse por un tribunal supranacional o por un tribunal nacional. Cualquier jurisdicción
puede condenar el delito. Estas normas materiales uniformes de derecho penal generalmente
son objeto de una convención internacional.

Caso Pinochet: el Ministro de Relaciones Exteriores de Chile Juan Gabriel Valdés, en 1999,
pronuncio un discurso ante la Asamblea General de la ONU: Chiles es capaz de castigar a los
violadores de derechos humanos y no necesita ayuda de terceros países para eso. Dice que el
genocidio y la violación masiva de los derechos humanos están destinados a convertirse en
objeto de tribunales internacionales y que Chile alienta esta tendencia; sin embardo el
problema que se plantea ahora es que se hallan en una etapa de transición en el proceso de
globalización de la justicia, una etapa en que las normas de jurisdicción no son claras y están
sometidas a múltiples interpretaciones. En un estado democrático de derecho, la tarea de
JP

hacer justicia debe ser emprendida por el propio país afectado. El gobierno de Chile considera
altamente indeseable que jueces de otros países reclamen competencias para intervenir
directamente en el proceso.

El 16 de octubre de 1998, el ex dictador de Chile Augusto Pinochet fue detenido en Londres, y


la historia mundial emprendió un nuevo rumbo. Un juez español, Baltazar Garzón, solicitó la
extradición de Pinochet a España como autor de graves violaciones de derechos humanos
cometidas durante los 17 años (1973-1990) que fue jefe del Estado de Chile. Debido a la falta
de justicia en su propio país, los familiares de miles de víctimas, torturados, asesinados o
detenidos-desaparecidos durante la dictadura de Pinochet presentaron querellas penales
ante los tribunales de España y de otros países de Europa en los que su legislación reconocía
la validez de jurisdicción universal. La jurisdicción universal permite que un tribunal nacional
enjuicie a un sujeto por un grave delito internacional, aunque ni el acusado ni la víctima sean
de la nacionalidad del país del tribunal y el delito se haya cometido en otro país.

En Londres, se pidió a la comisión judicial de la Cámara de los Lores, el tribunal más alto del
Reino Unido, que determinara si un jefe de Estado Goza de inmunidad ante los tribunales
ingleses por delitos que violan el derecho penal internacional, como es el caso de tortura.
Tradicionalmente, a los ex jefes de Estado la inmunidad los protegía durante toda su vida de
juicios que llevaban a cabo los tribunales de otros países por sus acciones asociadas con sus
obligaciones de Estado.

Los tratados internacionales tales como la Convención contra la Tortura, ratificada por la ONU
en 1984 y por la mayoría de los países (incluso los Estados Unidos) requieren que los Estados
enjuicien a los torturadores o que los extraditen a países donde puedan ser procesados. Gran
Bretaña, Chile y España han ratificado la Convención contra la Tortura. En una serie de fallos
históricos, la mayoría de los Lores (en el juicio a Pinochet) decidieron que la Convención que
prohíbe la tortura, posibilita la aplicación de la jurisdicción universal en todos los Estados
partes de la Convención.

Ello supone que todos los Estados partes deben permitir la extradición del autor de dichos
actos o, si no extraditan, están obligados a juzgarlo en su propio territorio. Conjuntamente,
sostuvieron que el contenido de la Convención trasciende la inmunidad tradicional de los ex
jefes de Estado. Fallar en sentido contrario, afirmaron, sería restar toda relevancia a la
Convención contra la Tortura.

Tratado de derecho penal internacional de Montevideo de 1889:

Principio de territorialidad y repudio del principio de la personalidad:

Artículo 1 Los delitos, cualquiera que sea la nacionalidad del agente, de la víctima o del
damnificado, se juzgan por los tribunales y se pena por las leyes de la Nación en cuyo territorio
se perpetran. Revisado por el Tratado de Derecho Penal Internacional firmado en Montevideo
el 19 de marzo de 1940 en el Segundo Congreso Sudamericano de Derecho Internacional
Privado.

Principio real:
JP

Artículo 2 Los hechos de carácter delictuoso perpetrados en un Estado que serían justiciables
por las autoridades de éste si en él produjeran sus efectos, pero que só1o dañan derechos e
intereses garantizados por las leyes de otro Estado, serán juzgados por los tribunales y
penados según las leyes de este último.

En principio, cada juez aplica su propio derecho penal. Sin embargo, hay algunas excepciones:

Artículo 3 Cuando un delito afecta a diferentes Estados, prevalecerá para juzgarlo la


competencia de los tribunales del país damnificado en cuyo territorio se captura al
delincuente. Si el delincuente se refugiase en un Estado distinto de los damnificados,
prevalecerá la competencia de los tribunales del país que tuviere la prioridad en el pedido de
extradición.

Artículo 4 En los casos del artículo anterior, tratándose de un solo delincuente, tendrá lugar un
solo juicio, y se aplicará la pena más grave de las establecidas en las distintas leyes penales
infringidas. Si la pena más grave no estuviera admitida por el Estado en que se juzga el delito,
se aplicará la que más se le aproxime en gravedad. El juez del proceso deberá, en estos casos,
dirigirse al Poder Ejecutivo para que éste de conocimiento de su iniciación a los Estados
interesados en el juicio.

Auxilio judicial internacional: en materia penal contiene una institución privativamente suya y
que es la extradición. En el proceso penal, la presencia física del acusado es de mayor
trascendencia, puesto que su inspección y su interrogatorio arrojan luz iluminadora sobre los
acontecimientos a esclarecer.

El derecho material de extradición disciplina el derecho de un país de pedir a otro la


extradición de una persona.

Asilo: Con respecto a los delincuentes políticos existe la institución del asilo que puede ser
diplomático o territorial.

El asilo es inviolable para los perseguidos por delitos políticos, pero la Nación de refugio tiene
el deber de impedir que los asilados realicen en su territorio actos que pongan en peligro la
paz pública de la Nación contra la cual han delinquido.

El reo de delitos comunes que se asilase en una Legación deberá ser entregado por el jefe de
ella a las autoridades locales, previa gestión del Ministerio de Relaciones Exteriores, cuando no
lo efectuase espontáneamente. Dicho asilo será respetado con relación a los perseguidos por
delitos políticos, pero el jefe de la Legación está obligado a poner inmediatamente el hecho
en conocimiento del Gobierno del Estado ante el cual está acreditado, quien podrá exigir que
el perseguido sea puesto fuera del territorio nacional dentro del más breve plazo posible. El
jefe de la Legación podrá exigir, a su vez, las garantías necesarias para que el refugiado salga
del territorio nacional respetándose la inviolabilidad de su persona. El mismo principio se
observará con respecto a los asilados en los buques de guerra surtos en aguas territoriales.

Extradición: la cooperación internacional en materia penal se manifiesta en ocasiones en que


un estado entrega a una persona a otro estado que la requiere para someterla a un proceso
penal o a la ejecución de una pena. Esta cooperación se cumple generalmente en virtud de
tratados.
JP

La CSJN declaro el 26 de febrero de 1885 que la CN garantiza a los extranjeros la libertad y la


seguridad y a la falta de tratado internacional o de una ley especial el gobierno argentino no
puede entregar a ninguna persona que se encuentre en su territorio.

El juez del estado requirente debe tener jurisdicción internacional según los criterios del
estado requerido.

- Tratado de derecho penal internacional de Montevideo de 1889


Artículo 19 Los Estados signatarios se obligan a entregarse los delincuentes refugiados en su
territorio, siempre que concurran las siguientes circunstancias: 1. Que la Nación que reclama el
delincuente tenga jurisdicción para conocer y fallar en juicio sobre la infracción que motiva el
reclamo. 2. Que la infracción, por su naturaleza o gravedad, autorice la entrega; 3. Que la
Nación reclamante presente documentos, que según sus leyes autoricen la prisión y el
enjuiciamiento del reo; 4. Que el delito no este prescripto con arreglo a la ley del país
reclamante; 5. Que el reo no haya sido penado por el mismo delito ni cumplido su condena.

Artículo 21 Los hechos que autorizan la entrega del reo, son: 1. Respecto a los presuntos
delincuentes, las infracciones que según la ley penal de la Nación requirente se hallen sujetas a
una pena privativa de la libertad que no sea menor de dos años, u otra equivalente; 2.
Respecto de los sentenciados, las que sean castigadas con un año de la misma pena como
mínimum.

Artículo 22 No son susceptibles de extradición los reos de los siguientes delitos: El duelo; El
adulterio; Las injurias y calumnias; Los delitos contra los cultos. Los reos de delitos comunes
conexos con cualquiera de los anteriormente enumerados, están sujetos a extradición.

Artículo 23 Tampoco dan mérito a la extradición los delitos políticos y todos aquellos que
atacan la seguridad interna o externa de un Estado, ni los comunes que tengan conexión con
ellos. La clasificación de estos delitos se hará por la Nación requerida, con arreglo a la ley que
sea más favorable al reclamado.

Artículo 25 La entrega del reo, podrá ser diferida mientras se halle sujeto a la acción penal del
Estado requerido, sin que esto impida la sustanciación del juicio de extradición.

Artículo 26 Los individuos cuya extradición hubiese sido concedida, no podrán ser juzgados ni
castigados por delitos políticos anteriores a la extradición, ni por actos conexos con ellos.
Podrán ser juzgados y penados, previo consentimiento del Estado requerido, acordado con
arreglo al presente Tratado, los delitos susceptibles de extradición que no hubiesen dado
causa a la ya concedida.

Artículo 27 Cuando diversas Naciones solicitaren la entrega de un mismo individuo por razón
de diferentes delitos, se accederá en primer término al pedido de aquella en donde a juicio del
Estado requerido se hubiese cometido la infracción más grave. Si los delitos se estimasen de la
misma gravedad, se otorgará la preferencia a la que tuviese la prioridad en el pedido de
extradición; y si todos los pedidos tuvieran la misma fecha, el país requerido determinará el
orden de la entrega.

Artículo 28 Si después de verificada la entrega de un reo a un Estado, sobreviniese respecto del


mismo individuo un nuevo pedido de extradición de parte de otro Estado, corresponderá
JP

acceder o no al nuevo pedido, a la misma Nación que verificó la primera entrega, siempre que
el reclamado no hubiese sido puesto en libertad.

Artículo 29 Cuando la pena que haya de aplicarse al reo sea la de la muerte, el Estado que
otorga la extradición podrá exigir sea sustituida por la pena inferior inmediata.

Artículo 30 Los pedidos de extradición serán introducidos por los agentes diplomáticos o
consulares respectivos, y en defecto de éstos, directamente de Gobierno a Gobierno, y se
acompañarán los siguientes documentos: 1. Respecto de los presuntos delincuentes, copia
legalizada de la ley penal aplicable a la infracción que motiva el pedido, y del auto de
detención y demás antecedentes a que se refiere el inciso 3° del Artículo 19; 2. Si se trata de
un sentenciado, copia legalizada de la sentencia condenatoria ejecutoria, exhibiéndose a la
vez, en igual forma, la justificación de que el reo ha sido citado, y representado en el juicio o
declarado legalmente rebelde.

Artículo 31 Si el Estado requerido considerase improcedente el pedido por defectos de forma,


devolverá los documentos respectivos al Gobierno que lo formuló, expresando la causa y
defectos que impiden su sustanciación judicial.

Artículo 32 Si el pedido de extradición hubiese sido introducido en debida forma, el Gobierno


requerido remitirá todos los antecedentes al juez o tribunal competente, quien ordenará la
prisión del reo y el secuestro de los objetos concernientes al delito, si a su juicio procediese tal
medida, con arreglo a lo establecido en el presente Tratado.

Artículo 33 En todos los casos en que proceda la prisión del refugiado, se le hará saber su
causa en el término de veinticuatro horas y que puede hacer uso del derecho que le acuerda el
artículo siguiente.

Artículo 34 El reo podrá, dentro de tres días perentorios, contados desde el siguiente al de la
notificación, oponerse a la extradición, alegando: 1. Que no es la persona reclamada; 2. Los
defectos de forma de que adolezcan los documentos presentados; 3. La improcedencia del
pedido de extradición.

Artículo 35 En los casos en que fuese necesario la comprobación de los hechos alegados, se
abrirá el incidente a prueba, rigiendo respecto de ella y de sus términos las prescripciones de
la ley procesal del Estado requerido. Artículo 36 Producida la prueba, el incidente será fallado
sin más trámite, en el término de diez días, declarando si hay o no lugar a la extradición. Dicha
resolución será apelable dentro del término de tres días, para ante el tribunal competente, el
cual pronunciará su decisión en el plazo de cinco días.

Artículo 37 Si la sentencia fuese favorable al pedido de extradición, el tribunal que pronunció


el fallo lo hará saber inmediatamente al Poder Ejecutivo, a fin de que provea lo necesario para
la entrega del delincuente. Si fuese contraria, el juez o tribunal ordenará la inmediata libertad
del detenido, y lo comunicará al Poder Ejecutivo, adjuntando copia de la sentencia, para que la
ponga en conocimiento del Gobierno requirente. En los casos de negativa por insuficiencia de
documentos, debe reabrirse el juicio de extradición, siempre que el Gobierno reclamante
presentase otros, o complementase los ya presentados.
JP

Artículo 38 Si el detenido manifestase su conformidad con el pedido de extradición, el juez o


tribunal labrará acta de los términos en que esa conformidad haya sido prestada, y declarará,
sin más trámite, la procedencia de la extradición.

Artículo 39 Todos los objetos concernientes al delito que motiva la extradición y que se
hallaren en poder del reo, serán remitidos al Estado que obtuvo la entrega. Los que se hallaren
en poder de terceros, no serán remitidos sin que los poseedores sean oídos previamente y
resueltos las excepciones que opongan.

Artículo 40 En los casos de hacerse la entrega del reo para la vía terrestre, corresponderá al
Estado requerido efectuar la traslación del inculpado hasta el punto más adecuado de su
frontera. Cuando la traslación del reo deba efectuarse por vía marítima o fluvial, la entrega se
hará en el puerto más apropiado de embarque, a los agentes que debe constituir la Nación
requirente. El Estado requirente podrá, en todo caso, constituir uno o más agentes de
seguridad; pero la intervención de éstos quedará subordinada a los agentes o autoridades del
territorio requerido o del de tránsito.

Artículo 41 Cuando para la entrega de un reo, cuya extradición hubiese sido acordada por una
Nación a favor de otra, fuese necesario atravesar el territorio de un Estado intermedio, el
tránsito será autorizado por éste sin otro requisito que el de la exhibición por la vía
diplomática del testimonio en forma del decreto de extradición, expedido por el Gobierno que
la otorgó. Si el tránsito fuese acordado, regirá lo dispuesto en el inciso 3°, del Artículo anterior.

Artículo 42 Los gastos que demande la extradición del reo serán por cuenta del Estado
requerido hasta el momento de la entrega, y desde entonces a cargo del Gobierno requirente.

Artículo 43 Cuando la extradición fuese acordada y se tratase de un enjuiciado, el Gobierno


que la hubiere obtenido comunicará al que la concedió la sentencia definitiva recaída en la
causa que motivó aquella.

Artículo 44 Cuando los Gobiernos signatarios reputasen el caso urgente, podrán solicitar por la
vía postal telegráfica, que se proceda administrativamente al arresto provisorio del reo, así
como a la seguridad de los objetos concernientes al delito, y se accederá al pedido, siempre
que se invoque la existencia de una sentencia o de una orden de prisión, y se determine con
claridad la naturaleza del delito castigado o perseguido.

Artículo 45 El detenido será puesto en libertad, si el Estado requirente no presentase el pedido


de extradición dentro de los diez días de la llegada del primer correo despachado después del
pedido de arresto provisorio.

Caso Gronda:

(ANTO) El Caso Gronda.

El llamado caso Gronda se trata de un proceso criminal seguido por Franco Gronda ante el
Tribunal de Milán (Italia), contra cinco argentinos por presunta estafa en complicidad, en el
cual el juez decidió citar al gobierno argentino, y al Banco Industrial de la República como
responsables civiles.
JP

La Argentina, cuando es citada, expone la tesis clásica sustentada hasta ese momento: no
puede estar sometida a juicio ante un tribunal extranjero sin su conformidad, y aun en el caso
de que por cualquier eventualidad ello sucediere, la sumisión a la cognición de los tribunales
extranjeros no implica análoga sumisión a las medidas ejecutivas que pudieran dictarse en el
proceso; siendo la única vía posible la diplomática.

Este caso desencadeno la sanción legislativa del decreto ley 9015/63 llamado clausula gronda-
reciprocidad – (condiciono el reconocimiento de inmunidad de jurisdicción a la existencia de
reciprocidad por parte del estado extranjero demandado

Comprende 2 etapas, la primera comenzó en 1947 y termina en 1961, y la segunda empieza en


1954 y termina virtualmente en 1966, y por ultimo existe un epilogo.

La primera etapa se ventila una presunta estafa cometida por Gronda, mientras que la
segunda se trata de un delito igual, pero del que se acusó en Italia a 5 ciudadanos argentinos,
algunos de los cuales estaban vinculados en su oportunidad a organismos oficiales del Estado.

El epilogo se desarrolla en Norte América donde sucesores singulares de Gronda han deducido
demanda por perjuicio y daños contra el banco industrial de la República Argentina, hoy Banco
Nacional de Desarrollo, Gronda falleció el 24/1/1985.

El 1947 Gronda, ciudadano italiano promovió desde Italia donde figura como único propietario
de la firma "Silpa" con asiento en Milán, dedicada a la industria semi elaboradora de aluminio,
negociaciones de variado tipo tendiente a introducir en la república argentina una planta de
elaboración de aluminio, entre los colaboradores de Gronda se destaca el Sr Cesar R.
Cautalupo que tuvo preponderantes actuaciones en todas las gestiones. Las tramitaciones
promovidas terminaron con la apertura por parte de Banco Industrial de un crédito irrevocable
en favor de Gronda que este logro hacer efectivo en parte. No obstante, considerándose las
autoridades argentinas perjudicadas por las actividades de Gronda estimadas delictuosas se
promovió denuncia criminal por estafa en perjuicio de la administración pública, la cual se
extendió a sus colaboradores, juicio este, que por la fuga de Gronda a Italia solo prosiguió
contra sus colaboradores. El juicio termino por sentencia del 30/3/54 dictada por la Cam. Nac.
en lo Federal Especial de la Cap. Fed. que condeno al Sr Cautalupo y a Don Herminio A. Fassio a
sufrir pena de prisión.

Entre tanto se inició en Italia por el Banco Industrial un juicio por estafa contra Gronda
fundado en los mismos hechos, en razón de que el pedido de extradición de Gronda no tuvo
existo, ya que el tratado Ítalo-argentino de extradición autoriza a denegar la extradición de
connacionales. El juicio italiano termino por sentencia absolutoria del acusado en mayo de
1955, donde se sostiene que la conducta de Gronda en los hechos que se atribuyen no
constituye delito.

Gronda, por intermedio de su apoderado, se presentó ante la justicia federal de la ciudad de


Bs As solicitando en el proceso en que figuraba prófugo su absolución por vía de la
homologación de la mencionada sentencia dictada en Milán. La Cam Nac en el fallo del 7/7/61
reconoció validez a dicha sentencia no haciendo lugar a la petición de declarar absuelto a
Gronda en razón de haberse declinado la competencia de la justicia argentina y existir a tal
respecto cosa juzgada en virtud de la sentencia reconocida.
JP

Coexisten pues en la argentina con respecto a los mismo hecho 2 sentencias firmes en los
cuales por un lado se condena a los colaboradores de Gronda por estafa, mientras que por el
otro se homologa la sentencia italiana que absuelve al mismo Gronda por no constituir estos
hechos estafa alguna.

Más tarde Gronda entra en contacto con 5 ciudadanos argentinos y con posterioridad a estos
contactos, renunció en Italia ante escribano público a todos los derechos que pudiera haber
tenido contra los bancos argentinos y/o contra la Nación Argentina presentando de nuevo
ante las autoridades del país un plan de introducción de una planta de aluminio el que es
rechazado después de haber celebrado la tramitación administrativa pertinente.

Gronda inicio entonces en Italia un proceso criminal por estafa contra los 5 ciudadanos
argentinos sosteniendo que la renuncia a sus derechos y acciones la efectuó en base a la
promesa que le hicieron en nombre del gobierno argentino de la aprobación del proyecto de
instalación de la planta de aluminio. Al ser rechazada ésta, la promesa configuraba el ardid que
tipifica el delito de estafa. Gronda acumulo al proceso penal una acción civil contra el banco
industrial y la nación argentina como presuntos responsables de los actos ilícitos que atribuye
a sus funcionarios y emisarios. La procuración del tesoro comenzó a intervenir formalmente en
este asunto cuando por vía diplomática se notificó al gobierno de la nación la demanda civil
mencionada, en la cual aparece Gronda como parte ofendida y patrimonialmente perjudicada,
a raíz de ello el PE dicto el decreto 16315/59 encomendando a la procuración la defensa de los
derechos del Estado argentino en dicha causa.

La procuración del tesoro aconsejo al gobierno de la nación en mantener la tesis ortodoxa del
DI Público, que sostiene que la nación no puede lícitamente hallarse sometida sin su expreso
consentimiento a jurisdicción extranjera, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto aceptó
el criterio aconsejado remitiendo a la embajada de Italia la nota correspondiente.

Previendo la posibilidad de que en el proceso de Milán se dispusieran medidas cautelares


(como luego sucedió), la procuración aconsejo repetidamente que por los medios diplomáticos
usuales se obtuviera del gobierno Italiano el dictado de un decreto de reciprocidad que
impusiera como requisito previo de necesario cumplimiento a la ejecución de medidas
cautelares o definitivas de los tribunales de aquel país contra la Argentina, un permiso del
Ministro de Justicia de Italia pero desgraciadamente no se tuvo éxito sino después de
producirse el embargo de un avión de Aerolíneas Argentinas el 14/5/60, pues el decreto se
emitió en Italia el 18 del mismo mes, lográndose de este modo el levantamiento del embargo
del avión y evitándose así para el futuro que se mantuvieran los embargos decretados.

A causa de estos hechos que en su oportunidad tuvieron resonancia pública la procuración del
tesoro aconsejo la modificación del decreto ley 1285/58 que establece la exención de la
jurisdicción argentina de las naciones extranjeras sometiendo dicha exención a la
reciprocidad de trato.

En el mes de junio de 1960 el presidente de la república envió a Italia al autor de este libro,
quien luego de entrevistarse con alto funcionario de la cancillería italiana, obtuvo conformidad
de la razones que expuso para que el proceso se traslade a la argentina con arreglo a lo
dispuesto por el art 2 del tratado Ítalo-Argentino de extradición firmado en roma el 16/6/86,
pero como el juez de Milán no estuvo conforme con la decisión del gobierno italiano de remitir
JP

el proceso a la argentina, dispuso que se extrajeran copias autenticadas de todas las piezas de
los cuerpos aquí enviados, con las cuales se continuaron los procedimientos en el tribunal de
dicha ciudad, el cual resolvió el 24/11/61 que tenía jurisdicción para continuar la causa no
obstante la remisión de los originales a la argentina. El juez de Milán dentro de esta tesitura
dispuso requerir el 16/3/62 a la cancillería italiana que por vía diplomática solicitara al
gobierno argentino la devolución de los originales del proceso y como el gobierno argentino no
accedió a semejante pretensión el juez italiano dispuso aplicar el art 162 del Cód. De Proc.
Penal Italiano de 1930 que en su primer párrafo establece: "fuera de los casos regulados
particularmente por las leyes, cuando por cualquier causa son destruidos, enviados o
sustraídos los originales de sentencia o de otros actos procesales de los cuales es necesarios
hacer uso y no es posible recuperarlos, la copia autentica tiene valor original y es puesta en el
lugar en que este debería encontrarse", a raíz de esto continúo en Milán la sustanciación de la
causa penal y civil.

Durante todo el tiempo hubo intento de llegar a una solución transaccional de parte de
Gronda que fue firmada el 17/9/64 , a dicho convenio le dieron el carácter de simple proyecto
de contrato que firmarían de forma definitiva una vez que el congreso de la nación votara del
crédito de dos millones de dólares USA que el banco industrial se comprometió a pagar a
Gronda, pero sometido el proyecto y tratado por la comisión competente de la cámara de
diputados no fue considerado por ésta por lo que el documento suscripto en Italia perdió toda
vigencia.

Después de un sinfín de marchas y contramarchas se acercó el asunto hacia su desenlace y el


25/11/66 el tribunal de Milán declaro que la acción penal no podía proseguir por falta de
jurisdicción con miras al tratado Ítalo-argentino de extradición de 1886, dicha sentencia fue
confirmada el 20/12/1966 por la Corte de Apelación de Milán, con ello termino el asunto
Gronda en Italia en lo que concierne al proceso penal y civil.

En enero de 1962 abrió Gronda un nuevo frente judicial en los tribunales de Nueva York
demandando al banco industrial por la suma de ochenta y seis millones de dólares USA,
Gronda falleció en enero del 85 continuando los procedimientos judiciales los herederos de
éste último.

Reconocimiento de sentencias penales extranjeras: en el ámbito de aplicación de la ley penal


argentina, según el principio territorial, no sabe el reconocimiento. En el ámbito del principio
real, si los efectos del delito se vincularon solo con la jurisdicción argentina, ésta es excluyente
de toda extranjera.

Pero es necesario estudiar el reconcomiendo de sentencias extranjeras que no invaden la


jurisdicción argentina exclusiva y excluyente. La eficacia de una sentencia penal extranjera
puede considerarse a los efectos de la reincidencia.

Derecho internacional fiscal: es aquella rama del derecho público que estudia las relaciones,
las consecuencias, la naturaleza jurídica, los efectos y todo cuanto atañe a la regulación
jurídica de deberes, derechos y demás aspectos sustanciales y formales que derivan de la
obligación tributaria sometida a uno o más poderes tributarios de orden estadual dentro de
la esfera internacional.
JP

Objetivos:

- razonable sistematización de los tributos.


- equitativa repartición de las cargas públicas y financieras dentro del marco de las
relaciones que exceden los límites territoriales del Estado o de sus poderes tributarios.
Problema de la doble imposición fiscal: aparece cuando por la misma causa de tributación se
impone una pluralidad de obligaciones tributarias. Los conflictos surgen porque las leyes de
diversos países aplican criterios distintos de conexión. Puede haber concurrencia o conflicto
de leyes tributarias y puede haber carencia o lagunas. Para resolver estos problemas los
estados celebran diversos tratados para evitar la múltiple imposición o la carencia de
imposición. Estos convenios suelen establecer normas de conflicto bilaterales que indican que
ley fiscal es aplicable.

- Convenio sueco argentino de 1962


- Convenio con la república federal de Alemania del 13 de julio de 1978
- Convenio con Francia del 4 de abril de 1979
CN art.16: “La igualdad es la base del impuesto y las cargas públicas”.

Causa: "Bristol Myers Squibb Argentina SRL C/AFIP-DGI" El recurrente presentó una demanda
de repetición, conforme el artículo 81, tercer párrafo, de la Ley Nº 11.683 en razón de los
pagos efectuados por los años fiscales 1996 a 1998 como consecuencia de la determinación de
oficio emitida por la AFIP-DGI.

Cabe señalar que la apelante es una sociedad cuya actividad principal es la elaboración y
comercialización de especialidades medicinales, quirúrgicas y ortopédicas.

En lo que aquí interesa señalar, el Fisco, en ejercicio de sus facultades de verificación, detectó
que el contribuyente tomó préstamos de valores procedentes de firmas extranjeras
pertenecientes a su mismo grupo económico (Bristol-Myers Squibb KK de Japón y Bristol
Myers International Company de Irlanda) destinados a la cancelación de deudas con otras
sociedades del mismo grupo económico por la compra de materias primas. En este escenario,
el ente impositor sostuvo que las operaciones de tratas no se ajustaban a las prácticas
normales de mercado de conformidad con el artículo 14 de la Ley de Impuesto a las Ganancias
(t.o. 1997) y el artículo 20 de su Decreto Reglamentario. En primer lugar, el Tribunal evaluó si
la legislación aplicada por el Fisco a la hora de confeccionar la determinar de oficio impugnada
por el particular y concluyó que si bien existían inconsistencias por parte del Fisco no se
observaba inconveniente alguno en aplicar al caso la legislación referida en el párrafo anterior.
En segundo término, el Tribunal actuante consideró que los préstamos tenían un valor
superior al patrimonio de la sociedad local sin mediar garantía alguna y sin la aprobación del
ente societario respectivo y, por ello, le concedió la razón al Fisco en cuanto a que la
operatoria no se ajustaba a las prácticas normales de mercado conforme el artículo 14 de la ley
del gravamen y el artículo 20 de su Decreto Reglamentario. Las causas apuntadas llevaron a
confirmar este ajuste y, por ende, no se admitió el criterio propuesto por el contribuyente.

Ingresos provenientes de paraísos fiscales: Son todas las rentas o ganancias originadas en
intereses, dividendos, regalías, alquileres u otras ganancias pasivas similares que son
originadas por estas sociedades por acciones, constituidas o ubicadas en países de baja o nula
tributación.
JP

El tribunal fiscal de la nación ha presumido injustificados los ingresos provenientes de paraísos


fiscales, en cámara nacional de apelaciones convalida el derecho internacional, pues la
existencia de un paraíso fiscal no configura presunción sobre el origen de los capitales como
ingresos generados en el país, enviados al exterior y remitidos como aportes.

B. Derecho administrativo internacional: puede caracterizarse como un derecho interno, un


sistema normativo destinado a solucionar razonablemente los casos de límites de la
competencia administrativa propia y extranjera. En sentido amplio, puede definirse como un
sistema normativo destinado a dar soluciones satisfactorias a los casos administrativos
multijurisdiccionales.

Los tratados internacionales pueden originar normas materiales comunes, pero también
normas instrumentales que establecen ulteriores procedimientos de producción de normas.

Acto administrativo extranjero: Cuando un acto puede ser extranjero: Un acto público es
extranjero cuando ha sido dictado por una autoridad que deriva su competencia de un
estado extranjero. Calificación del acto público como acto administrativo: criterio subjetivo/
objetivo

Validez del acto administrativo extranjero: La validez sustancial del acto administrativo
extranjero está regido por el derecho administrativo del estado al cual pertenece la
autoridad que lo dicto.

Distinción con los actos de derecho privado: los actos administrativos extranjeros de derecho
privado están regidos, en cuanto a la validez del acto administrativo, por el derecho público del
estado del acto. El acto administrativo extranjero está regido por su derecho público propio. El
acto privado otorgado en el extranjero se rige por el DIPr del juez o autoridad nacional que lo
examina.

C. “CIDIP”Conferencia Interamericana de Derecho Internacional Privado. En el contexto


americano, el proceso de armonización, codificación y desarrollo del derecho internacional
privado ha estado en curso desde las últimas décadas del 1800. La adopción de los primeros
Tratados de Montevideo en 1889 y del Código Bustamante en 1928 sentó la base para el
establecimiento del derecho internacional privado en el Hemisferio. A través de los años este
trabajo ha seguido diferentes caminos institucionales, siendo el más reconocido de ellos el
proceso legal conducido a través de las Conferencias Interamericanas sobre Derecho
Internacional Privado (conocidas por el acrónimo español "CIDIP").

Desde el inicio de la labor de codificación del derecho internacional privado se han adoptado
dos criterios. El primero supone un enfoque global que contempla un cuerpo de normas para
abarcar toda la normativa de esta disciplina, mientras que el segundo prevé un proceso más
gradual y progresivo, que supone la formulación de instrumentos internacionales sobre temas
jurídicos particulares.

El criterio de preparar un código único prevaleció en el Congreso de Lima de 1877 y culminó


con la adopción de un código único de derecho internacional, el Código Bustamante, en la
Sexta Conferencia Internacional Americana, en La Habana en 1928. En el período
inmediatamente posterior al establecimiento de la Organización de los Estados Americanos, el
Comité Jurídico Interamericano realizó varios intentos nuevos de codificar todos los temas del
JP

derecho internacional privado. Con ese fin, el Comité propuso revisar el Código Bustamante
para determinar si era posible combinar sus disposiciones con las de los tratados de
Montevideo de 1889 y 1939-1940, a la luz del "Restatement of the Law of the Conflicts of Law"
de los EE. UU. en materia de derecho internacional privado. Como resultado, el Comité Jurídico
Interamericano preparó un proyecto de código, que no contó con el apoyo de los Estados
miembros de la Organización. Esto condujo al abandono del enfoque global de la codificación
de esta disciplina legal y el inicio de la segunda etapa, en la cual predominó la codificación
sectorial del derecho internacional privado.

Así fue que en 1971 los mecanismos utilizados previamente en el tratamiento del derecho
internacional privado en el ámbito interamericano fueron sustituidos por las Conferencias
Especializadas, o CIDIP, que hoy conocemos. La Carta de la OEA describe las Conferencias
Especializadas como “reuniones intergubernamentales para tratar asuntos técnicos especiales
o para desarrollar determinados aspectos de la cooperación interamericana”.

La OEA, por medio de su Secretaría de Asuntos Jurídicos (SAJ), juega un papel central en la
armonización, codificación y desarrollo del Derecho Internacional Privado en el Hemisferio
Occidental.

Uno de los componentes principales de estas labores en el contexto Interamericano son las
Conferencias Especializadas sobre Derecho Internacional Privado. Estos instrumentos cubren
una variedad de temas y fueron diseñados para crear un marco jurídico efectivo para la
cooperación legal entre estados americanos, para dar certeza a transacciones civiles, y
comerciales entre personas, así como para dar certeza a los aspectos procesales a los negocias
de personas en el contexto Interamericano.

A la fecha se han realizado siete Conferencias de CIDIP en varias ciudades de las Américas:

La CIDIP-I, celebrada en la Ciudad de Panamá. Panamá en 1975, adoptó las siguientes seis
convenciones sobre comercio internacional y derecho procesal:

● Convención Interamericana sobre Conflictos de Leyes en Materia de Letras de Cambio,


Pagarés y Facturas (B-33)

● Convención Interamericana sobre Conflictos de Leyes en Materia de Cheques (B-34)

● Convención Interamericana sobre Arbitraje Comercial Internacional (B-35)

● Convención Interamericana sobre Exhortos o Cartas Rogatorias (B-36)

● Convención Interamericana sobre Recepción de Pruebas en el Extranjero (B-37)

● Convención Interamericana sobre Régimen Legal de Poderes para ser Utilizados en el


Extranjero (B-38)

La CIDIP-II, celebrada en Montevideo, Uruguay en 1979, adoptó ocho instrumentos


internacionales sobre aspectos de derecho mercantil internacional y derecho procesal
internacional, así como convenciones sobre instituciones jurídicas relacionadas con los
aspectos generales de esta rama del derecho.

La CIDIP-II adoptó los siguientes instrumentos:


JP

● Convención Interamericana sobre Conflictos de Leyes en Materia de Cheques (B-39)

● Convención Interamericana sobre Conflictos de Leyes en Materia de Sociedades


Mercantiles (B-40)

● Convención Interamericana sobre Domicilio de las Personas Físicas en el Derecho


internacional Privado (B-44)

● Convención Interamericana sobre Ejecución de Medidas Cautelares (B-42)

● Convención Interamericana sobre Normas Generales de Derecho Internacional Privado


(B-45)

● Convención Interamericana sobre Eficacia Extraterritorial de las Sentencias y Laudos


Arbitrales Extranjeros (B-41)

● Convención Interamericana sobre Pruebas e Información acerca del Derecho


Extranjero (B-43)

● Protocolo Adicional a la Convención Interamericana sobre Exhortos o Cartas


Rogatorias (B-46)

La CIDIP-III, celebrada en La Paz, Bolivia en 1984, adoptó los siguientes instrumentos


internacionales sobre derecho civil internacional y derecho procesal internacional:

● Convención Interamericana sobre Conflictos de Leyes en Materia de Adopción de


Menores (B-48)

● Convención Interamericana sobre Competencia en la Esfera Internacional para


la Eficacia Extraterritorial de las Sentencias Extranjeras (B-50)

● Convención Interamericana sobre Personalidad y Capacidad de Personas Jurídicas en el


Derecho Internacional Privado en el Extranjero (B-49)

● Protocolo Adicional a la Convención Interamericana sobre Recepción de Pruebas en el


Extranjero (B-51)

La CIDIP-IV, celebrada en Montevideo, Uruguay en 1989, adoptó los siguientes


instrumentos:

● Convención Interamericana sobre Contrato de Transporte Internacional de


Mercadería por Carretera (B-55)

● Convención Interamericana sobre Restitución Internacional de Menores (B-53)

● Convención Interamericana sobre Obligaciones Alimentarias (B-54)

La CIDIP-V, celebrada en la Ciudad de México, México en 1994, adoptó los siguientes


instrumentos internacionales:

● Convención Interamericana sobre Tráfico Internacional de Menores (B-57)

● Convención Interamericana sobre Derecho Aplicable a los Contratos Internacionales


(B-56)
JP

La CIDIP-VI, celebrada en la sede de la OEA en Washington DC en 2002, adoptó los


siguientes instrumentos internacionales:

● Ley Modelo Interamericana sobre Garantías Mobiliarias

● Carta de Porte Directa Negociable que Rige el Transporte de las Mercaderías por
Carretera [Anexo]

● Carta de Porte Directa NO Negociable que Rige el Transporte de las Mercaderías


por Carretera

La CIDIP-VII, celebrada en la sede de la OEA en Washington, D.C. en 2009, adoptó el


siguiente instrumento internacional:

● Reglamento Modelo para el Registro en Virtud de la Ley Modelo Interamericana


sobre Garantías Mobiliarias.

Argentina: (13 ratificados)

- Conflictos de Leyes en Materia de Letras de Cambio, Pagarés y Facturas *


- Arbitraje Comercial Internacional *
- Exhortos o Cartas Rogatorias *
- Recepción de Pruebas en el Extranjero *
- Régimen Legal de Poderes para ser utilizados en el Extranjero *
- Conflictos de Leyes en Materia de Sociedades Mercantiles CIDIP II
- Ejecución de medidas cautelares
- Normas Generales de Derecho Internacional Privado
- Eficacia Extraterritorial de las Sentencias y Laudos Arbitrales Extranjeros
- Pruebas e Información acerca del Derecho Extranjero
- Restitución Internacional de Menores CIDIP IV
- Obligaciones Alimentarias CIDIP IV
- Tráfico Internacional de Menores CIDIP V

EXHORTOS O CARTAS ROGATORIAS

Art. 1: Para los efectos de esta Convención las expresiones "exhortos" o "cartas rogatorias" se
utilizan como sinónimos en el texto español.

Art. 2: La presente Convención se aplicará a los exhortos o cartas rogatorias expedidos en


actuaciones y procesos en materia civil o comercial por los órganos jurisdiccionales de uno de
los Estados Parte en esta Convención, y que tengan por objeto: a) La realización de actos
procesales de mero trámite, tales como notificaciones, citaciones o emplazamientos en el
extranjero) La recepción y obtención de pruebas e informes en el extranjero, salvo reserva
expresa al respecto.

Art. 3: La presente Convención no se aplicará a ningún exhorto o carta rogatoria referente a


actos procesales distintos de los mencionados en el artículo anterior; en especial, no se
aplicará a los actos que impliquen ejecución coactiva.
JP

Art. 4: Los exhortos o cartas rogatorias podrán ser transmitidos al órgano requerido por las
propias partes interesadas, por vía judicial, por intermedio de los funcionarios consulares o
agentes diplomáticos o por la autoridad central del Estado requirente o requerido según el
caso.

Art. 5: Los exhortos o cartas rogatorias se cumplirán en los Estados Parte siempre que reúnan
los siguientes requisitos: a) Que el exhorto o carta rogatoria se encuentre legalizado, salvo lo
dispuesto en los artículos 6. y 7. de esta Convención. Se presumirá que el exhorto o carta
rogatoria se halla debidamente legalizado en el Estado requirente cuando lo hubiere sido por
funcionario consular o agente diplomático competente; b) Que el exhorto o carta rogatoria y la
documentación anexa se encuentren debidamente traducidos al idioma oficial del Estado
requerido.

Art. 6: Cuando los exhortos o cartas rogatorias se transmitan por vía consular o diplomática o
por intermedio de la autoridad central será innecesario el requisito de la legalización.

Art. 7: Los Tribunales de las zonas fronterizas de los Estados Parte podrán dar cumplimiento a
los exhortos o cartas rogatorias previstos en esta Convención en forma directa, sin necesidad
de legalizaciones.

Art. 8: Los exhortos o cartas rogatorias deberán ir acompañados de los documentos que se
entregarán al citado, notificado o emplazado, y que serán: a) Copia autenticada de la demanda
y sus anexos, y de los escritos o resoluciones que sirvan de fundamento a la diligencia
solicitada; b) Información escrita acerca de cuál es el órgano jurisdiccional requirente, los
términos de que dispusiere la persona afectada para actuar, y las advertencias que le hiciere
dicho órgano sobre las consecuencias que entrañaría su inactividad; c) En su caso, información
acerca de la existencia y domicilio de la defensoría de oficio o de Sociedades de auxilio legal
competentes en el Estado requirente.

Art. 9: El cumplimiento de exhortos o cartas rogatorias no implicará en definitiva el


conocimiento de la competencia del órgano jurisdiccional requirente ni el compromiso de
reconocer la validez o de proceder a la ejecución de la sentencia que dictare.

Art. 10: Los exhortos o cartas rogatorias se tramitarán de acuerdo con las leyes y normas
procesales del Estado requerido.

Art. 11: El órgano jurisdiccional requerido tendrá competencia para conocer de las cuestiones
que se susciten con motivo del cumplimiento de la diligencia solicitada.

Art. 12: En el trámite y cumplimiento de exhortos o cartas rogatorias las costas y demás gastos
correrán por cuenta de los interesados. El beneficio de pobreza se regulará por las leyes del
Estado requerido.

Art. 16: "Los Estados Parte en esta Convención podrán declarar que extienden las normas de la
misma a la tramitación de exhortos o cartas rogatorias que se refieran a materia criminal,
laboral, contencioso-administrativa, juicios arbitrales u otras materias objeto de jurisdicción
especial."

Art. 17: "El Estado requerido podrá rehusar el cumplimiento de un exhorto o carta rogatoria
cuando sea manifiestamente contrario a su orden público."
JP

Art. 18: "Los Estados Parte informarán a la Secretaría General de la Organización de los Estados
Americanos acerca de los requisitos exigidos por sus leyes para la legalización y para la
traducción de exhortos o cartas rogatorias."

CONFLICTO DE LEYES EN MATERIA DE CHEQUES

1) La capacidad para obligarse por medio de un cheque se rige por la ley del lugar donde la
obligación ha sido contraída. Sin embargo, si la obligación hubiere sido contraída por quien
fuere incapaz según dicha ley, tal incapacidad no prevalecerá en el territorio de cualquier otro
estado parte en esta convención cuya ley considere valida la obligación.

2) La forma del giro, endoso, aval, protesto y demás actos jurídicos que puedan materializarse
en el cheque, se somete a la ley del lugar en que cada uno de dichos actos se realice.

3) Todas las obligaciones resultantes de un cheque se rigen por la ley del lugar donde hubieren
sido contraídas.

4) Si una o más obligaciones contraídas en un cheque fueran invalidadas según la ley aplicable
conforme a lo establecido anteriormente, dicha invalidez no afectara a aquellas otras
obligaciones válidamente contraídas de acuerdo a la ley del lugar donde hayan sido suscriptas.

5) Cuando un cheque no indica el lugar en que se hubiera contraído la obligación respectiva o


realizado el acto jurídico materializado en el documento se entenderá que dicha obligación o
acto tuvo su origen en el lugar donde el cheque debe ser pagado y si este no constare en el
lugar de su emisión.

6) Los procedimientos y plazos para el protesto de un cheque se someten a la ley del lugar en
que el protesto o ese u otro acto equivalente se realicen o se deban realizar. (PROTESTO:
Cuando un cheque es presentado a cobro en el banco y no existen fondos para pagar
íntegramente el monto que indica, éste debe ser protestado)

7) La ley del lugar en que el cheque debe pagarse determina: a) su naturaleza; b) las
modalidades y sus efectos; c) término de la presentación; d) los derechos del tenedor sobre la
provisión de fondo y su naturaleza; e) si el tenedor puede exigir o si está obligado a recibir un
pago parcial; f) la necesidad del protesto u otro acto equivalente para conservar los derechos
contra los endosantes, el girado u otros obligados; g) las medidas a tomarse en caso de robo,
hurto, falsedad, destrucción o inhabilitación material del documento.

8) Los cheques que sean presentados a una cámara de compensación intrarregional se regirán
en lo que fuere aplicable por la presente convención.

9) La ley declarada aplicable por esta convención podrá no ser aplicada en el territorio del
estado parte que la considere manifiestamente contraria a su orden público.

ARBITRAJE COMERCIAL INTERNACIONAL. Es válido el acuerdo de las partes en virtud del cual
se obligan a someter a decisión arbitral las diferencias que pudiesen surgir o que hayan
surgido entre ellas con relación a un negocio de carácter mercantil. El acuerdo respectivo
constará en el escrito firmado por las partes o en el canje de cartas, telegramas o
comunicaciones por télex. El nombramiento de los árbitros se hará en la forma convenida por
las partes. Su designación podrá delegarse a un tercero sea éste persona natural o jurídica. Los
JP

árbitros podrán ser nacionales o extranjeros. A falta de acuerdo expreso entre las partes el
arbitraje se llevará a cabo conforme a las reglas de procedimiento de la Comisión
Interamericana de Arbitraje Comercial. Las sentencias o laudos arbitrales no impugnables
según la ley o reglas procesales aplicables, tendrán fuerza de sentencia judicial ejecutoriada.

Art 5: 1. Solo se podrá denegar el reconocimiento y la ejecución de la sentencia, a solicitud de


la parte contra la cual es invocada, si ésta prueba ante la autoridad competente del Estado en
que se pide el reconocimiento y la ejecución:

a. Que las partes en el acuerdo estaban sujetas a alguna incapacidad en virtud de la ley que les
es aplicable o que dicho acuerdo no es válido en virtud de la ley a que las partes lo han
sometido, o si nada se hubiere indicado a este respecto, en virtud de la ley del Estado en que
se haya dictado la sentencia; o

b. Que la parte contra la cual se invoca la sentencia arbitral no haya sido debidamente
notificada de la designación del árbitro o del procedimiento de arbitraje o no haya podido, por
cualquier otra razón, hacer valer sus medios de defensa; o

c. Que la sentencia se refiera a una diferencia no prevista en el acuerdo de las partes de


sometimiento al procedimiento arbitral; no obstante, si las disposiciones de la sentencia que
se refieren a las cuestiones sometidas al arbitraje pueden separarse de las que no hayan sido
sometidas al arbitraje, se podrá dar reconocimiento y ejecución a las primeras; o

d. Que la constitución del tribunal arbitral o el procedimiento arbitral no se hayan ajustado al


acuerdo celebrado entre las partes o, en defecto de tal acuerdo, que la constitución del
tribunal arbitral o el procedimiento arbitral no se hayan ajustado a la ley del Estado donde se
haya efectuado el arbitraje; o

e. Que la sentencia no sea aún obligatoria para las partes o haya sido anulada o suspendida
por una autoridad competente del Estado en que, o conforme a cuya ley, haya sido dictada esa
sentencia.

2. También se podrá denegar el reconocimiento y la ejecución de una sentencia arbitral si la


autoridad competente del Estado en que se pide el reconocimiento y la ejecución comprueba:

a. Que, según la ley de este Estado, el objeto de la diferencia no es susceptible de solución por
vía de arbitraje; o

b. Que el reconocimiento o la ejecución de la sentencia sean contrarios al orden público del


mismo Estado.

CONVENCIÓN INTERAMERICANA SOBRE RECEPCION DE PRUEBAS EN EL EXTRANJERO

Los exhortos o cartas rogatorias emanados de procedimiento jurisdiccional en materia civil o


comercial, que tuvieren como objeto la recepción u obtención de pruebas o informes, dirigidos
por autoridades jurisdiccionales de uno de los Estados Partes en esta Convención a las de otro
de ellos, serán cumplidos en sus términos si:

1. La diligencia solicitada no fuere contraria a disposiciones legales en el Estado requerido que


expresamente la prohíban;
JP

2. El interesado pone a disposición del órgano jurisdiccional requerido los medios que fueren
necesarios para el diligenciamiento de la prueba solicitada.

El órgano jurisdiccional del Estado requerido tendrá facultades para conocer de las cuestiones
que se susciten con motivo del cumplimiento de la diligencia solicitada. Si el órgano
jurisdiccional del Estado requerido se declarase incompetente para proceder a la tramitación
del exhorto o carta rogatoria, pero estimase que es competente otro órgano jurisdiccional del
mismo Estado, le transmitirá de oficio los documentos v antecedentes del caso por los
conductos adecuados. En el cumplimiento de exhortos o cartas rogatorias los órganos
jurisdiccionales del Estado requerido podrán utilizar los medios de apremio previstos por sus
propias leyes.

Los exhortos o cartas rogatorias en que se solicite la recepción u obtención de pruebas o


informes en el extranjero deberán contener la relación de los elementos pertinentes para su
cumplimiento, a saber:

1. Indicación clara y precisa acerca del objeto de la prueba solicitada;

2. Copia de los escritos y resoluciones que funden y motiven el exhorto o carta rogatoria, así
como los interrogatorios y documentos que fueran necesarios Para su cumplimiento.

3. Nombre y dirección tanto de las partes como de los testigos, peritos y demás personas
intervinientes y los datos indispensables para la recepción u obtención de la prueba;

4. Informe resumido del proceso y de los hechos materia del mismo en cuanto fuere necesario
para la recepción u obtención de la prueba;

5. Descripción clara y precisa de los requisitos o procedimientos especiales que el órgano


jurisdiccional requirente solicitare en relación con la recepción u obtención de la prueba, sin
perjuicio de lo dispuesto en el Artículo 2 párrafo primero, y en el Artículo 6.

Los exhortos o cartas rogatorias relativos a la recepción u obtención de pruebas se cumplirán


de acuerdo con las leyes y normas procesales del Estado requerido. En el trámite y
cumplimiento de exhortos o cartas rogatorias las costas y de más gastos correrán por cuenta
de los interesados.

Los exhortos o cartas rogatorias se cumplirán en los Estados Partes siempre que reúnan los
siguientes requisitos:

1. Que estén legalizados, salvo lo dispuesto por el artículo 13 de esta Convención. Se


presumirá que se encuentran debidamente legalizados los exhortos o cartas rogatorias en el
Estado requirente cuando lo hubieren sido por funcionario consular o agente diplomático
competente.

2. Que el exhorto o carta rogatoria y la documentación anexa se encuentre debidamente


traducidos al idioma oficial del Estado requerido.

-Los exhortos o cartas rogatorias podrán ser transmitidos al órgano requerido por vía judicial,
por intermedio de los funcionarios consulares o agentes diplomáticos o por la autoridad
central del Estado requirente o requerido, según el caso.
JP

La persona llamada a declarar en el Estado requerido en cumplimiento de exhorto o carta


rogatoria podrá negarse a ello cuando invoque impedimento y excepción o el deber de rehusar
su testimonio:

1. Conforme a la ley del Estado requerido; o

2. Conforme a la ley del Estado requirente, si el impedimento, la excepción, o el deber de


rehusar invocados consten en el exhorto o carta rogatoria o han sido confirmados por la
autoridad requirente a petición del tribunal requerido.

Los Estados Partes en esta Convención podrán declarar que extienden las normas de la misma
a la tramitación de exhortos o cartas rogatorias que se refieran a la recepción u obtención de
pruebas en materia criminal, laboral, contencioso administrativa, juicios arbitrales u otras
materias objeto de jurisdicción especial. El Estado requerido podrá rehusar el cumplimiento de
un exhorto o carta rogatoria cuando sea manifiestamente contrario a su orden público. La
presente Convención estará abierta a la firma de los Estados Miembros de la Organización de
los Estados Americanos.

REGIMEN LEGAL DE PODERES PARA SER UTILIZADOS EN EL EXTRANJERO

Los poderes debidamente otorgados en uno de los Estados Partes en esta Convención serán
válidos en cualquiera de los otros, si cumplen con las reglas establecidas en la Convención. Las
formalidades y solemnidades relativas al otorgamiento de poderes, que hayan de ser
utilizados en el extranjero se sujetarán a las leyes del Estado donde se otorguen, a menos que
el otorgante prefiera sujetarse a la ley del Estado en que hayan de ejercerse. Cuando en el
Estado en que se otorga el poder es desconocida la solemnidad especial que se requiere
conforme a la ley del Estado en que haya de ejercerse, bastará que se cumpla con lo dispuesto
en el artículo 7 de la presente Convención. Los requisitos de publicidad del poder se someten
a la ley del Estado en que éste se ejerce. Los efectos y el ejercicio del poder se sujetan a la ley
del Estado donde éste se ejerce.

En todos los poderes el funcionario que los legaliza deberá certificar o dar fe si tuviere
facultades para ello, sobre lo siguiente:

a. La identidad del otorgante, así como la declaración del mismo acerca de su nacionalidad,
edad, domicilio y estado civil;

b. El derecho que el otorgante tuviere para conferir poder en representación de otra persona
física o

c. La existencia legal de la persona moral o jurídica en cuyo nombre se otorgare el poder;

d. La representación de la persona moral o jurídica, así como el derecho que tuviere el


otorgante para conferir el poder.

Si en el Estado del otorgamiento no existiere funcionario autorizado para certificar o dar fe


sobre los puntos señalados en el artículo 6, deberán observarse las siguientes formalidades:

a. El poder contendrá una declaración jurada o aseveración del otorgante de decir verdad
sobre lo dispuesto en la letra a) del artículo 6;
JP

b. Se agregarán al poder copias certificadas u otras pruebas con respecto a los puntos
señalados en las letras b), c) y d) del mismo artículo;

c. La firma del otorgante deberá ser autenticada;

d. Los demás requisitos establecidos por la ley del otorgamiento.

Los poderes deberán ser legalizados cuando así lo exigiere la ley del lugar de su ejercicio. Se
traducirán al idioma oficial del Estado de su ejercicio los poderes otorgados en idioma distinto.

NORMAS GENERALES DE DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO

-La determinación de la norma jurídica aplicable para regir situaciones vinculadas con derecho
extranjero, se sujetará a lo establecido en esta Convención. En defecto de norma
internacional, los Estados Partes aplicarán las reglas de conflicto de su derecho interno. Los
jueces y autoridades de los Estados Partes estarán obligados a aplicar el derecho extranjero tal
como lo harían los jueces del Estado cuyo derecho resultare aplicable, sin perjuicio de que las
partes puedan alegar y probar la existencia y contenido de la ley extranjera invocada. Cuando
la ley de un Estado Parte tenga instituciones o procedimientos esenciales para su adecuada
aplicación y no estén contemplados en la legislación de otro Estado Parte, éste podrá negarse
a aplicar dicha ley, siempre que no tenga instituciones o procedimientos análogos. Todos los
recursos otorgados por la ley procesal del lugar del juicio serán igualmente admitidos para los
casos de aplicación de la ley de cualquiera de los otros Estados Partes que haya resultado
aplicable. La ley declarada aplicable por una Convención de Derecho Internacional Privado
podrá no ser aplicada en el territorio del Estado Parte que la considerare manifiestamente
contraria a los principios de su orden público. No se aplicará como derecho extranjero, el
derecho de un Estado Parte, cuando artificiosamente se hayan evadido los principios
fundamentales de la ley de otro Estado Parte. Quedará a juicio de las autoridades competentes
del Estado receptor el determinar la intención fraudulenta de las partes interesadas. Las
situaciones jurídicas válidamente creadas en un Estado Parte de acuerdo con todas las leyes
con las cuales tengan una conexión al momento de su creación, serán reconocidas en los
demás Estados Partes, siempre que no sean contrarias a los principios de su orden público.

DOMICILIO DE LAS PERSONAS FISICAS EN EL DIPr

-EI domicilio de una persona física será determinado, en su orden, por las siguientes
circunstancias:

1. El lugar de la residencia habitual;

2. El lugar del centro principal de sus negocios;

3. En ausencia de estas circunstancias, se reputará como domicilio el lugar de la simple


residencia;

4. En su defecto, si no hay simple residencia, el lugar donde se encontrare.

-EI domicilio de las personas incapaces será el de sus representantes legales, excepto en el
caso de abandono de aquéllos por dichos representantes, caso en el cual seguirá rigiendo el
domicilio anterior.
JP

-EI domicilio de los cónyuges será aquel en el cual éstos vivan de consuno, sin perjuicio del
derecho de cada cónyuge de fijar su domicilio en la forma prevista en el artículo 2.

-EI domicilio de los funcionarios diplomáticos será el último que hayan tenido en el territorio
del Estado acreditante. EI de las personas físicas que residan temporalmente en el extranjero
por empleo o comisión de su Gobierno, será el del Estado que los designó.

-Cuando una persona tenga domicilio en dos Estados Partes se la considerará domiciliada en
aquel donde tenga la simple residencia y si la tuviere en ambos se preferirá el lugar donde se
encontrare.

PROYECTO DE CODIGO INTERNACIONAL PRIVADO ARGENTINO

Con respecto al ámbito espacial y temporal: Esta ley se aplicará a cuantos casos con elementos
argentinos y extranjeros se plantean ante autoridades argentinas, los términos utilizados en
esta ley han de interpretarse de acuerdo al derecho competente, o sea, el derecho aplicable
de aquel país. Con respecto al fraude a la ley establece una disposición que declara aplicable
un derecho con miras a una determinada circunstancia y si los interesados no hubiesen
intervenido con el fin de sustituirla por otra, que permita la aplicación de un derecho diferente
al aplicable sin su intervención y cuyas normas coactivas serán las que se aplicaran.

Disposiciones especiales: Con respecto a la existencia, el estado y la capacidad general de


derecho y de hecho de las personas físicas se rigen por la ley de su domicilio. El domicilio de las
personas físicas será determinado en su orden por la circunstancia que a continuación se
enuncia:

1. Residencia estable en el lugar con ánimo de permanecer en él y a falta de ello donde vive
con su cónyuge o su familia, y a falta de ello el centro principal de la administración de sus
negocios, y en ausencia de todas esas circunstancias se reputará como domicilio la simple
residencia. El domicilio de los menores sujetos a patria potestad es el de sus representantes
legales, el domicilio de los menores sujetos a tutela y el de los mayores sujetos a curatela es el
suyo propio.

2. Con respecto a las personas jurídicas de derecho privado se rigen por el derecho del estado
en que se encuentra su sede principal de su administración. No obstante, ello, se rigen por el
derecho del estado que los considera originariamente persona jurídica, aunque no tuviesen en
su territorio su sede, con tal de que el derecho del país extranjero en cuyo territorio si la
tuviera.

3. Con respecto a los comerciantes dice que la calidad atribuida a personas físicas o jurídicas se
determina por el derecho del estado en el cual ellos tienen su domicilio comercial.

4. Si la sociedad extranjera fuese constituida bajo un tipo determinado por leyes de la


república, corresponde al juez de inscripción determinar las formalidades a cumplir en cada
caso con sujeción al criterio del máximo rigor previsto en el derecho argentino de sociedades
comerciales.

5. Con respecto a los bienes corporales cualquiera sea su naturaleza son exclusivamente
regidos por el derecho del país en donde están situados en cuanto a su calidad, a su posesión,
JP

a su enajenabilidad absoluta o relativa y a todas las relaciones de derecho de carácter real que
son susceptibles.

6. Con respecto a los buques su nacionalidad se determina por la ley del Estado que otorga su
bandera. La ley de nacionalidad del buque rige lo relativo a la adquisición y a la trasferencia y
existencia de su propiedad, a los privilegios y otros derechos reales y de garantías.

Los hechos ocurridos, los actos realizados y los delitos cometidos en una aeronave privada
argentina sobre sus territorios argentinos, sus aguas jurisdiccionales a donde ningún estado
ejerce soberanía están regidos por el derecho argentino.

La capacidad de las personas para contraer matrimonio, la forma del acto y la existencia y
validez del mismo, así como su inexistencia e invalidez se rigen por el derecho del país de su
celebración. No se reconoce en la argentina un matrimonio celebrado en el extranjero en una
representación diplomática.

Las convenciones matrimoniales y el régimen de bienes entre los cónyuges se rigen por el
derecho del primer domicilio conyugal, en todo lo que sobre materia de estricto carácter real
no está prohibido en la república, como primer domicilio conyugal es el que los cónyuges
tienen después de la celebración del matrimonio, si nunca hubiesen tenido sus domicilios en el
mismo país se considera que rigen entre ellos el régimen de separación de bienes.

La separación conyugal y la disolución del matrimonio se rigen por el derecho del país en el
cual los cónyuges poseen sus domicilios en la época critica, en defectos de domicilios en el
mismo país hay que atenerse al derecho del país en el que se hallaba el domicilio del
demandado en la época critica.

La filiación matrimonial se rige por cuanto dependen de la validez del matrimonio por el
derecho que rige a este último.

La patria potestad en lo referente a los derechos y deberes personales se rige por la ley del
domicilio de quien la ejecuta.

La capacidad de otorgar, modificar o renovar un testamento, así como la necesidad de una


forma testamentaria especial a causa de la edad del testador se rigen por el derecho del
domicilio del testador en el momento de testar.

Acerca de los problemas procesales establece que las sentencias y los laudos homologados, las
escrituras públicas y los demás documentos otorgados por los funcionarios de un estado, así
como los exhortos o cartas rogatorias se consideraran auténticos siempre que estén
debidamente legalizados y en su caso traducidos al español por un traductor público nacional,
y la legalización se considera hecha en debida forma cuando se practique con arreglo a las
leyes del país de donde el documento procede y este se halle autenticado por el agente
diplomático o consular argentino acreditado a tal efecto.

Con respecto a la jurisdicción se establece que siempre que se trate de acciones referentes a
los derechos personales o patrimoniales se admite la prórroga de jurisdicción, la voluntad del
demandado debe ser libre y debe expresarse en forma positiva y no ficta, la prorroga puede
establecerse a favor de los jueces de un determinado país como a favor de árbitros o
amigables componedores.
JP

En las acciones patrimoniales son también competentes los jueces del país en donde se
encuentran sitos el patrimonio del demandado.

Las acciones reales deben ser establecidas ante el juez del lugar en el cual exista la cosa sobre
que la acción recaiga. Si comprenden a cosas ubicadas en distintos lugares el juicio debe ser
promovido ante los jueces del lugar de cada uno de ellos.

La declaración de ausente se solicita ante el juez del domicilio del ausente.

Disposiciones finales:

La presente ley deroga los ss. art: 6 a14, 34, 138, 139, 3283, 3286, 3826 del CC; art 2 a 7 y 104
de la ley 2393; art 15 ley 11723; art 597 a 621 de la ley 20094; art 3 ley 20744. La ley deroga
por lo demás cualquier disposición anterior referente a DIP, sea compatible o incompatible con
su texto.

Ley de Derecho Internacional Procesal Civil y Comercial para la Justicia Federal de la Cap.
Fed. y de los territorios nacionales. Se refiere entre otras cosas del fuero propio de
extranjería, los casos iusprivatista, con elementos extranjeros (casos mixtos) serán tramitados
por tribunales compuestos por jueces con especial conocimiento en cuestiones de derecho
internacional privado y de derecho comparado. El Poder Ejecutivo queda facultado para
organizar los tribunales del fuero internacional que resulten necesarios con miras al número
de casos mixtos que se plantean y en aquellas circunstancias en las cuales aquellas surgen. Los
juicios y sus incidentes se plantearán cualquiera que sea su naturaleza con arreglo a la ley
procesal en el fuero federal y nacional. Establece el arraigo en juicio, o sea, si el demandante
no tuviere domicilio o por lo menos un bien inmueble en la república, será excepción previa en
el juicio ordinario. Se establece el derecho a la defensa gratuita y se considerara sin tener en
cuenta a tales efectos el domicilio extranjero del solicitante. Las resoluciones procedentes de
autoridades extranjeras con facultades jurisdiccionales o fallos arbitrales extranjeros deberán
cumplir los requisitos que cualquier documento de extraña jurisdicción debe reunir para ser
atendible. Un tribunal es extranjero si actúa en el extranjero y no aplica derecho extranjero. La
ejecución de una resolución procedente de una autoridad extranjera con facultades
jurisdiccionales o del laudo distado en un arbitraje extranjero se pedirá ante el juez de primera
instancia del fuero internacional que corresponda acompañando su testimonio legalizado y
traducido. La habilitación de reválida de títulos profesionales de extraña jurisdicción se rige por
los tratados vigentes en la república, en su defecto por el principio de la reciprocidad efectiva y
en defecto de ello por las reglas establecidas al efecto. En todos los casos en los que resulta
aplicable derecho extranjero las partes podrán alegarlo y probarlo. La prueba es libre. El juez
puede también mediante carta rogatoria o exhorto solicitar del juez del país cuyo derecho se
declara aplicable y que podría tener competencia para informar o competencia material o
territorial en la controversia pendiente que informe sobre el aspecto que se halla sometido a
su derecho. El juez argentino a su vez expedirá análogos informes para los jueces de un país
con respecto al cual no costa la falta de reciprocidad efectiva.

Aspectos relevantes: El proyecto de código de derecho internacional privado se compone de 2


proyectos de ley: un proyecto de ley nacional de DI Privado y otro de ley para la Justicia
Federal de la Capital Federal y la de los territorios nacionales de derecho interno procesal
(DIProc). La necesidad de desdoblar la materia en una ley nacional y otra federal se debe a la
JP

estructura federal de la argentina en la cual se refiere a normas sobre conflictos de leyes, de


jurisdicciones, admisión de documentos y concursos que pertenecen a la competencia de la
nación, mientras que en lo concerniente a problemas procesales es de la incumbencia de las
provincias. En ambas leyes lo que se pretende es codificar y actualizar el DIPr y el Derecho
Internacional Procesal (DIProc), la calificación es imperativa, porque las disposiciones se
encuentran diseminadas a lo largo y ancho de toda la legislación nacional y esta dispersión de
la disciplina no solo dificulta el hallazgo de una norma pertinente sino que provoca la
intervención de juristas de las más diversa formación en su interpretación y por ello es que
conviene la codificación y no menos necesaria es la actualización, y esta a su vez es doble
teórica y práctica, en el orden teórico no es posible olvidar que toda la parte general del DIPr
es una creación moderna, ya que cuando se hizo el código civil de todos los problemas solo se
conocía algo superficialmente. En cuanto a la actualización practica es suficiente resolver los
problemas que plantea las repercusiones del divorsismo en continuo proceso sobre los países
antidivorcistas, el surgimiento de sociedades multinacionales, el abuso que realiza la parte
poderosa para inducir a la débil a aceptar el derecho aplicable. El anhelo de codificar no es
nuevo en la república argentina ya desde 1955 se presentaron varios proyectos, estaos
intentan aprovechar hasta lo último los antecedentes nacionales más los aportes realizados
por los tratados vigentes de Montevideo de 1889 y 1940, así como las disposiciones del CC que
ofrecen un rico arsenal en el cual el legislador encuentra los elementos más importantes.

Por lo tanto, las bases de este proyecto de ley son las que se exponen a continuación: 1. Al
elaborarse los fundamentos de los proyectos se han tenido en cuenta las grandes
convenciones americanas, el Tratado de Montevideo y el Código de Bustamante, dentro de
este orden de ideas se dio preferencia al tratado de 1940 por constituir ella la última
codificación en el tiempo. 2. Se considera a las legislaciones vigentes entre ellas las más
modernas el Código Civil de Portugal. 3. Los proyectos Iberoamericanos donde merecen
atención el ante proyecto de Venezuela de 1963 y Brasil de 1964. 4. No era posible abordar el
panorama mundial que rodea a la comunidad si dentro de este contexto no se estudian los
convenios de La Haya o el proyecto francés de 1950.

Dentro de este proyecto las disposiciones más innovadoras son los siguientes: La ley nacional
de DIPr es irretroactiva, con la excepción hecha de las disposiciones sobre el derecho aplicable
a la herencia internacional. Rige el principio de unidad. En materia de derogaciones habida
cuenta que ambas leyes contienen sendas codificaciones la derogación que provoca es la
llamada "orgánica", que no solo deroga disposiciones anteriores incompatibles con las nuevas
leyes sino igualmente las compatibles. Con respecto a la parte general merece mención
especial el art 2 que aborda el problema de las calificaciones, ya introducido en el CC y en sus
notas. El art 3 adopta el llamado problema de la cuestión previa, teorías de la equivalencia. El
art 4 se refiere al fraude a la ley en el DIPr. Dentro de la parte especial se presentan las
siguientes particularidades: Las empresas multinacionales cuentan con un debido
encausamiento (inscripciones, aspectos jurídicos) para poder funcionar acorde a la ley; Se
introduce el matrimonio consular; Se proclama la autonomía de las partes en materia de
contrato, pero poniendo énfasis que no haya coacción de una parte sobre la débil; Se admite la
prórroga de la jurisdicción de modo limitado y sobre todo asegurado que no se de coacción
sobre la libre voluntad de una de las partes (que esta acuda a los tribunales donde va a salir
favorecido); Se libera al particular de la carga de hacer autenticar los documentos públicos con
JP

un número no mayor de firmas que la del cónsul argentino y el ministro de relaciones y cultos;
Se introduce el fuero internacional del patrimonio, a fin de proteger al asegurado contra las
poderosas sociedades de seguro, se permite que el primero entable demanda contra los
segundos ente el juez de su propio domicilio; En materia de concursos se declara en oposición
al derecho vigente que el concurso declarado en el extranjero no produce por sí mismo la
apertura del concurso en la argentina; Se organiza de acuerdo al proyecto de ley federal,
tribunales especiales, en número y en los lugares requeridos por las necesidades prácticas para
resolución de conflictos internacionales; Se distingue entre reconocimiento y ejecución de
sentencias o laudos extranjeros, requiriendo el juicio de excuatur solo con respecto a la
ejecución; Se impone al juez el deber de aplicar oficialmente el derecho extranjero y
precisamente por esta razón necesitamos como contrapartida fuero especial en asuntos
internacionales.