Está en la página 1de 17
Federico Fernandez Diez | José Martinez Abadia La direccion de produccion para cine y television Papeles de Comunicacion Coleccidn dirigida por J. M. Pérez Tornero y Pilar Sanagustin . V, Llorens - Fundamentos tecnoldgices de video y television A. Rodriguez Bravo - La dimensién sonora del lenguaje audiovi- sual . S. Zunzunegui - La mirada cercana M. Onaindia - &/ guidn clasico de Hollywood . D. Levis - Los videojueges, un fendmeno de masas T. Alvarez y M. Caballero - Vendedores de imagen . J, Rey - Palabras para vender, palabras para sofiar A. Fernaéndez-Coca - Produccién y diseno grafico para la World Wide Web . R. Reig - Medios de comunicacion y poder en Espafia . F Fernandez Diez y J. Martinez Abadia - Manual basico de lan- guaje y narrativa audiovisual H. Aznar - Etica y periodismo B. Leén - E/ documental de divulgacidn cientifica Ju. Aguaded - Convivir con la televisién J. Costa - La comunicacidén en accién . J.M. Pérez Tornero (comp.) - Comunicacién y educacién en la sociedad da ta informacién . J. A. Jauset - La /nvestigacién de audiencias en televisién E. Bandrés, J. A. Garcia Avilés, G. Pérez y J. Perez - El perio- dismo en Ia televisién digital . N. Vouillamoz - Literatura e hipermedia . A. Moreno-Mufioz - Disefio ergondmico de aplicaciones hiper- media . J. Martinez Abadia y J. Serra Flores - Manual basico de tecni- ca cinematografica y direccidn de fotagrafia . M.R. Castellblanque - Estructura de /a actividad publicitaria . d, Callejo - /nvestigar /as audiencias J. M. De Pablos - La Red es nuestra . J. Cabero - Tecnologia educativa . L. Martin Salgado - Marketing politico M. Roiz - La sociedad persuasora F. Martinez Sanchez (comp.) - Aedes de comunicacidn en la ensefianza |, Morene - Narrativa audiovisual publicitaria Federico Fernandez Diez y José Martinez Abadia La direccion de produccion para cine y television yD PAIDOS Barcelona « Buanos Ares « México Cubierta de Mario Eskenaz! Quedan rigurosay 8 5 1994 da todas las ediciones en castellano, Ediciones Paidds Ibérica, S. A., Mariano Cubi, 92 - 08021 Barcelona y Editorial Paidés, SAICF, Defensa, 589 - Buenos Aires httpwww.paidos.com ISBN: 84-750 Depésito legal: Impreso en Novagrafik, S. L Vivaldi, 5 - 08110 Montcada i Reix Barcelona) Impreso en Espafia - Printed in Spain SUMARIO Presentacién Al lector Introduccidn MARCO GENERAL : 1. El contexto histérico de la produccién ......, 1.41. La produccién ¢ nematografiva ......., 1.1.2. La produccién televisiva .,,, 12. -La indusetia iovisual 1.2.1. El cine 1.2.2. La televisién 1.2.3. El video cién ogia ide productos eal i 1 programa concurso como tico 1.4. El proceso de aCe de ptogramas 1.5, Las profesiones audiovisuales , 1.5.2. Grabacié 1.5.3, Acabado : ‘ 1.5.4. Personal ocasiona y nplementario 43 45 49 49 53 60 63 DIRECCION DE PRODUCCION personas capacitadas para obtener los mejores rendimientos. ¥ no slo se trata de asegurar los minimos costes sino también de obtener las mejores calidades en los plazos previstos, con productos audiovis ales viables, conectados con el impulso comunicativo que mueve toda obra audiovisual, con ansias de diferencia, con creatividad, La falta de referencias bibliogrificas sobre estos temas ha sido la principal motivacién que nos ha Ilevado a escribir este libro. En él pretendemos exponer sistematica y ordenadamente las tareas que con- fluyen en el trabajo de produccién, Por ello presentamos este manual introductorio que define esta tarea, la singulariza y la diferencia de otras actividades y esfuerzos que concurren en el proceso de produe- cién de las obras audiovisuales, Lo hemos escrito pensando en actuales y futuros productores, di- rectores de programas de televisién y de cine, (guionistas, realizadores, ayudantes de direc presarios del sector, profesionales del medio 110 de realizacion), em- studiantes de las diferentes especialidades de Ima- gen y Sonido y de las facultades de Ciencias de la Comunicacién, pe- tiodistas y estudiosos de los medios de comunicacién, Queremos que esta publicacién contribuya a abrir una linea de acer- camiento del trabajo de los profesionales de la produccién a la socie- dad. Pens4bamos también, mientras escribiamos, en los productores pasados, presentes y futuros, A todos ellos va dedicada, con afecto, esta modesta obra. Feperico Fernénpez D tez José Maxcinez Apapia INTRODUCCION La produccién de un pr ograma que requiere una cuidadosa planificacién Para que en cada una de las ctapas del proceso productivo se alcance el audiovisual es un trabajo complejo mejor rendimiento. En los medios profesionales se mueven elementos parecidos a los de cualquier rama industrial: capital, medios » trabajo. Ante un mer ado, una empresa producton mediante trabajo cap! rela la cansecucidin de los abjetivos buscados, vertido y la calidad y adecu faci cado determi- dirige su obra audiovisual conseguida y medios téenicos y apo da por una inversion de El re dimiento de su produ ionara directamente con , el valumen del capital j acion del programa en el medio, Se conju- ores de calidad, plazas y coste de forn nto productivo de cualqu mpresa, En este demasiada diferencia entre el negocio audiovisual y ¢ tividad comercial. similar al plantea- no existe alquier atra ace Producir una pelicula cinematogrifi televisién, un video indus | audiovisuales sigue, necesar etapas. a, UN programa al, un video inter da vez oncurso para 0 o cualesquiera de gama de productas Hente, wn praceso que pasa por diversas auiltiples variantes de la as extens. Aunque estas fases no puedan ser un ductos t: bles para un elenco de pro- ariado como el que acoge la industria audi dos los casos deberemos dar respuesta a pre sual, en to- guntas tales como «qués es lo que se registrard, «quiéns deberd estar presente en ¢ Ja momen- to, edéndes se praducirs el registro, « ndo» tends lugar y «como» se realizard, También seri preciso disponer de recursos econémicos para acometer el proyecto e incluso tener ideas de explotacién comer- 14 LA DIRECCION DE PRODUCCION cial de la produccién que faciliten la financiacién. Sea cual sea la pro- ducci n habra que definir, analizar, disefiar, planificar, progeamar, fi- naneiar, ejecutar y explotar. De este trabajo se encarga el equipo de produccién que adopta d ferentes modalidades estructurales y organizativas segtin la dimens. n y las caracteristicas espectficas del programa. No requiere el mismo esfuerzo de planificacién una superproduccién cinematogrifica que una pelicula modesta o un programa televisivo. También pueden ser distintos los planteamientos de una produccién. En ocasiones existe un «cliente» que solicita resolver un programa a una entidad produc- tora, otras v s «alguien» presenta una idea de programa a una televi- sion, © se apuesta por una idea sustentada por una persona fisica (di- rector de prestigio, productor, actor, guionista), para cuya realizacién s¢ busean medios de financiacién, o se produce para uno mismo, etc. En todos los casos, ¢l equipo de preduccidn, a lo largo del proceso de produccidén, deberd plantearse y responder con su trabajo a las si- guientes cuestiones: éQué es lo que se quiere producir? Habra que partir de la des- n minuciosa del producto audiovisual (contando con un guidn detallado). b) ¢Cudles son los medios necesarios para poner en marcha el pro- cto? Se determinaran los recursos humanos, técnicos y materiales. c}) ¢Cémo se organizan estas medios?, :dénde y cuando se aplican? Deberd diseftarse un «plan de trabajo» detallado que asegure la efic: organizativa d tro, de montaje cla la produccién en el tiempo (de preparacién, de regis- acabado) y en el espacio (localizaciones, estudios, etc.). d) ¢Cuanto cuesta la aplicacién del plan de trabajo? Se elaborard un presupuesto que contemple todas los apartadas de la produccién. e) ¢Cdmo se esta efectuando el trabajo? Sera preciso controlar la forma en que se esta aplicando el plan propuesto, en los plazos, en la calidad y en los costes, f) ¢Lasolucién adoptada es éptima? Un balance nos permitird de- tectar los posibles errores susceptibles de mejora para su aplicacién en futuros proyectos. INTRODUCCION 1 um g) Finalmente habra que considerar si la orientacion frente al mer- cado es buena o no, Un producto audiovisual tiene siempre sobre si la imprevisibilidad de sus resultados respecto a la satisfaccién final de quien nos lo ha encargado o, en multiples casos, de la respuesta del publico. En sintesis, podemos apreciar que en la procuccidn intervienen ele- mentos de muy diferente caracter: creativos, relacionados con la origi- nalidad de los guiones y las soluciones de realizacidn adoptadas; de direccidn y gestién, centrados en la orgal acién y programacién de las necesidades que plantea la abra; aspectos de segusinsienta y control, Para asegurar un perfecto cumplimiento del plan de trabajo o para in- troducir las rectificaciones oportunas; econdmicos, ligados al manteni- mientoa de unos costes de produccién que no sobrepasen las posibili- dades de la entidad promotora, ¢ incluso aspectos relacionados con el mercado, que atectan al conocimiento de las motivaciones y deseos del cliente y de los espectadores (en el caso de una obra cinematografi- ca o televisiva). Se desprende de estas anotaciones que el trabajo de produccidn es complejo y que no es simplemente una labor de organizacién alejada de la creatividad y de la expresividad de las obras audiovisuales. De hecho, el productor, mediante la planificacian, el seguimiento duran- te la ejecucién y con sus decisiones de gestidn, influye decisivamente sobre la calidad final del programa. Aunque en otros tiempos la ima- gen del productor era la de una persona preocupada sdlo por el ajuste y control del gasto, la realidad actual es que forma una pareja funda- mental con el realizador. Cada dia més se produce una integracién positiva entre el trabajo del equipo de produccidn y el equipo de reali- zacion. El realizador crea dentro de wna estructura asignada por el pro- de la conjuncidn del esfuerzo se beneficia el producto, La delimitacidn exacta de los dos campos de actuacién repereute positi- vamente sobre el trabajo creativo y sobre la rentabilidad econdémica del programa. De todas formas debe decirse que esta tarea es, quiza, la labor mas 1b LA DIRECCION DE PRODUCCION desconocida de la industria audiovisual, aunque su importancia es de- cisiva en la realizacién de cualq r filme o programa. Las diferentes etapas que conducen a la elaboracidn de un proyec- to audiovisual permiten hacerse una clara idea de que el trabajo pro- ductive requiere diversidad, competencia (técnica, audiovisual, derecho publico y privado, contabilidad, don de gentes, etc.) y, especialmente, meticulosidad en el cumplimiento del trabajo. Puede asegurarse, sin duda, que la produccién es una actividad de sintesis que reclama un poderoso esfuerzo organizativa. Por ello, exige conocimientos muy amplios sobre todo el universo audiovisual, Es preciso conocer alos agentes que intervienen en el mer- cado televisivo y cinematogrifico, Conocer el funcionamiento de las estructuras productivas de cine, video y television y dispaner de am- plios conocimientos sobre todo lo que las alimenta y las rodea. La agenda de un productor puede contener, entre otros, datos refe- rentes a: — Emisoras de televisién y productoras. — Agentes (de actores, artisticos, literarios, etc.). — Servicios técnicos anexos a la produccién (atrezzistas, decora- dores, directores artisticos y de fotografia, maquilladores, mon- tadores, operadores, téenicos de sor iO, CTC). — Servicios artistico-creativas (actores, guionistas, locutores, mu- sicos, presentadores, realizadores, etc.). — Alquiler de equipos. — Empresas de servicios técnicos (animacién, decorados, instals ciones, laboratorias, ete.). — Alquiler de instalaciones (estudios de sonido, salas de montaje y edicién, platds, etc.). — Suministradores de equipamiento (fabricantes, importadores, ete,). ribucian (de cine, de televisidn, etc.). — Exhibicién y venta (salas de cine, videoclubs, etc.). — Mayoristas de espacios publicitarios. Agencias de publicidad y de patrocinio. INTRODUCCION 17 etas relacionadas con mundo audiovisual (interpretacién, produccién, real tecnicos, etc.). — Estructuras de formacién en todas las e acion, — Consultoria en comunicacion y medicién de audience E] productor se inscribe siempre en un tiempo, una sociedad y unas estructuras industriales determinadas. No siempre se ha trabajado de la misma forma, ni siquiera ahora se trabaja igual en todas los sitios. Ya hemos comentado cémo las dimensiones de la produccién o las caracteristicas especiales de las mismas determinan diferentes formas de encarar el trabajo de planificacién. De igual forma, las estructuras productivas europeas son también diferentes a las estructuras y a los métodos de trabajo de Estados Unidos, por ejemplo, Por ello, tiene sentido que el productor sepa cual ha sido la evolucién de la produc- cidn a lo largo de la historia de los medios audiovisuales. Debe cono- cer, asimisme, la ripologia de productos audiovisuales desde su parti- cular Sptica organizativa y las profes produccién cinematografica © tel Todo ello se tratard en esta publicacién como anticipo de lo que constituiré el tronco fundamental de contenidos: la «produccidn eje- nes que intervienen en una risiva. cutiva». Es decir, la resolucién practica de un programa en las distin- tas fases detalladas de proyecto, busqueda de la financiacién, prepara- cién, registro, montaje, edicién y postproduccién, explotacién y comercializacién y, para terminar, balance de la produce Intentaremos que todo esto quede expresado de forma clara, conci- say detallada para cumplir las condiciones de utilidad que inspiran esta coleccidn, y para contribuir a que la tarea de produccin sea mas conacida, a. 44 LA DIRECCION DE PRODUCCION tematico) y otros en los que los temas cambian en cada programa. En estos ultimas casos cambia el hilo conductor y la ambien- tacion, que se construye a propdsito para conseguir la atmdsfe- ra del tema del dia, pero el espacio de platé y el decorado funda- mental (situacién de los concursantes, gradas del publico, colocacin del conductor presentador, etc.) permanece invaria- ble, Un cambio total afectaria a la imagen de marea y a las refe- rencias corporativas del programa. Es evidente que en los concursos monoteméticos se simplifi- can las tareas para la produccidn, al menos en lo que respecta a la ambientacién, que se mantiene invariable, Una vez que el productor sabe que el concurso es monote- matico, sea cual sea su formula, podrd prever las necesidades es- Paciales para toda la serie de programas con sélo dar respuesta a tres preguntas; la. De cuantas partes consta el concurso. 2a. Donde se desarrollan, 3a. Qué hacen los concursantes en cada una de ellas. Despejadas estas tres incégnitas podré calcular el coste aproxi- mado de produccién porque a) sabe el grado de complejidad del Programa en cuanto a espacio (decorado principal, decoradas se- cundarios, etc.), y b) conoce el espacio que ocupa cada decora- do o cada set (espacio de decorado) ya que conoce qué hacen los concursantes en cada lugar, si estan de pie o sentados, si han de desplazarse o no, si deben resolver pruebas de habilidad, ete, Todo ello permite deducir los metros cuadrados de plata precisos, Independientemente de que el concurso sea o no monote- matico, el productor necesita otros datos para decidir el tipo de produccién y el presupuesto final para el programa. Precisa sa- ber si se trata de un programa en directo 0 grabado y, si es en directo, conocer su periodicidad. En este ultimo caso habrin de enlazarse las partes del con- curso en tiempo real y para ello deberemos disefiar el decorado MARCO GENERAL 45 de forma que sea facil pasar de un lugar a otro. Las cAmaras ten- dran que desplazarse y, si hay publico, no tendra que entorpe- cerse el campo de visién de la graderia. Las soluciones serin mas simples en un programa grabado. En este caso también influird decisivamente la periodicidad. Asi, si es diario, podemos optar posiblemente por una prod de tipo directo, y si es semanal, por un tipo de produccién don- de la grabacién se haga por bloques. “en Puede verse que la clasificacion por tema 0 por publ ico al que se dirige aporta menos informacion para la produccién que saber si se trata de un programa directo 0 grabado, diario o se- manal, con publico o sin publico, con localizaciones cercanas o lejanas, con actores ° sin actores, etc. peat La mejor clasificacién para el productor sera, sin du : aque- lla que aporte mas informacidn sobre las necesidades de pro- duccién. 1.4. El proceso de produccién de programas Una produccién audiovisual pasa, hecesariamente, por dife- rentes fases desde el momento de su gestacién hasta su presenta- cidn definitiva. En este apartado vamos a exponer en forma iy tética un proceso tipico de produccién de una obra audiovisual presemtado desde el interés que tiene para el productor. — ; En primer lugar, la entidad productora tiene que cond proyecto audiovisual. La idea o concepto del producto a reali- zar puede estar mas o menos elaborada. Puede ser un a es quema de lo que el programa ha de ser, o wna sinopsis (breve resumen de la narracién), o un guién perfectamente claborado, 0 un auténtico proyecto en el que todo esté expresado, escrito y listo para producir. a En cualquier caso se parte de un documento desc que define el proyecto y que presenta su propio autor oun director creativo encuadrado en una estructura de produccién. 46 LA DIRECCION DE PRODUCCION A continuacién se procede a la realizacién de un an&lisis di la viabilidad del proyecto que sirva para tomar la decisién de lle yarlo a buen fin o desecharlo definitivamente, Este plan de viae bilidad se fundamenta en el estudio que del proyecto efectia un director de produccién que calcula de forma aproximada el pre- Supuesto preciso para su ejecucién prictica, En este punto participan también los departamentos de pro- gramacién (en el caso de una entidad televisiva), de comerciali- zacién (que analiza las posibilidades de explotacidn si se reali- za) y de finanzas (que toma buena nota de las necesidades presupuestarias que le pasa el director de produccién). Si la decisién ha sido positiva se trabaja en la consecucién de fondos para la produccién. Normalmente esta tarea compete ala direccidn de la entidad productora asi como a su director de finanzas, los cuales habrin de proveer de fondos propios o ajenos el monto econémico preciso para la realizacién del programa. Uha vez se han conseguido los fondos comienza realmente el proceso de produccién. En este momento es imprescindible contar con un guidn literario que servird de base para su trans- formacién en guidn técnico y éste, a su vez, para efectuar el di- sefio de la produccién. Se trata de una fase eminentemente crea- tiva en la que intervienen los guionistas, el realizador, consejeros especializados y asesores creativos segtin la tematica del progra- ma y también, por supuesto, el director de produccién. A continuacién se entra de Ilena en la labor de planificacién donde el protagonismo es del equipo de produccion. Se elabora el plan de trabajo o plan de produccién para lo cual ha sido preci- so efectuar miiltiples desgloses a partir del guidn téenico, se de- terminan las necesidades de todo tipo inherentes a la ejecucién del proyecto, se disefian planes de trabajo, se contratan profesio- nales diversos y servicios, se asignan recursos econdmicos que deben procurarse cumplir en fases posteriares, se buscan las lo- calizaciones o lugares donde se grabar’ o rodard, se construyen los decorados, se consuma toda la burocracia y todas las opera- MARCO GENERAL 4? ciones necesarias para que las fases posteriores se desarrollen con el maximo de planificacién y minimo de imprevistos. Es evidente el estuerzo productivo efectuado en esta fase (la mas importante desde el punto de vista del equipo de produe- cin pues de su correcto planteamiento puede depender el ajus- te econémico del presupuesto). Ademas de los miembros del equi- po de produccién es preciso contar con el realizador y sus dantes, con algunos técnicos, con directores de personal y de recursos humanos, con servicios juridicos a la hora de las con- trataciones, con personal artistico, con empresas subcontratadas y proveedores, etc, Con el plan de trabajo en la mano es posible comenzar la grabacion o el rodaje de la obra. Aqui se demuestra si el esfuer- za de produeccién ha sido acertado o no. Hay que tener en cuenta que en la fase de registro participa un elevado numero de persa- nas y que los errores cometidos en el plan de trabajo pueden afectar muy negativamente a la ejecucidn del proyecto, pues tra- ducidas en términes econdmicos las cargas pueden ser conside- rables. En el trabajo televisivo la grabacién se convierte, con frecuen- cia, en la Gltima fase si se trabaja en directo y en multicdmara, es decir, con varias cAmaras a la vez cuyas sefiales se seleccionan mediante una mesa de mezclas que permite escoger en cada mo- mento la sefial de la cmara que se desea que salga en programa. Si es en diferido y va a haber postproduccién con posteriori- dad, suele registrarse por bloques de grabacidn que después se- ran debidamente montados. A partir del registro tiene lugar una de las fases més creativas del proceso de praduccién audiovisual que es la de montaje, edi- cidn y postproduccién, Se trata de dar forma al programa a par tir de las imagenes disponibles. En esta fase se produce la incor- poracidn de efectos de tipo electrénico, imagen sintética generada por ordenador, trucos cinematograficos, etc, at En la produccién videogrifica se esta convirtiendo en nor ma el trabajo de postproduccidn en la modalidad off-line. Con- 48 LA DIRECCION DE PRODUCCION siste en la duplicacién de las imagenes obtenidas con calidad pro- fesional a un formato de calidad industrial, muy inferior. A continuacién se procede a realizar un montaje previo con este material industrial con cédigo de tiempos idéntico a las cintas originales (el codigo de tiempos es un sistema de «marcaje» elec- trénico que permite identificar cada cuadro de imagen), Asi se prepara una magueta con el consecuente ahorro de tiempo de utilizacién de la sala de postproduccidn profesional, que son muy costosas. Finalmente se transfieren los datos de eddigo de tiem- po extraidos de la maqueta a un disquette de ordenador. Este se introduce, con posterioridad, en un controlador automdtico de edicion que gobierna los magnetoscopios profesionales, con las cintas originales, para conseguir el master de imagen en un tiempo muy breve. La ventaja principal de la produccién off-line esta en el aho- rro que se consigue durante el tiempo de montaje al efectuar esta operacién con formatos de calidad, y de coste de utiliza- cién, muy inferiores. Contribuye, ademas, a la obtencidn de me- jores productos puesto que el realizador no esté sometido a la presiGn econdmica que provoca el trabajar con formatos profe- sionales muy costesos. Las decisiones, de esta forma, pueden ser mas meditadas. Como ultimo paso, se procede a la elaboracién de la banda sonora del programa y a la realizacién de las mezclas de sonida que una vez complementadas con las imagenes daran lugar ala obtencidn del master definitivo, En esta parte del proceso, el equipo de produccién se ocupa, entre otras cosas, del alquiler de salas de montaje, postproduc- cién y sonorizacién, control de convocatorias y supervisidn del montaje. En la produccién europea, el realizador o director suele asumir la mayor responsabilidad. En Estados Unidos solamen- te los directores consagrados logran el control de esta fase, cues- tién que se estipula por contrato. All{, en la mayor parte de la produccién convencional, la responsabilidad principal recae so- bre el productor. MARCO GENERAL 49 En muchas ocasiones el proceso termina con la realizacion de duplicados del master definitivo o copiados para distribucion, Podemos incluir en esta fase la presentacién del producto al clien- te y/o el inicio de las actividades de explotacién, comercializa- cién y distribucién del programa, facetas todas ellas que esca- pan del objetivo de esta publicacién pero que constituyen la base de sostenimiento principal de la industria audiovisual. 1.5, Las profesiones audiovisuales La realizacién de programas cinematogralicos y televisivos es un trabajo de equipo en el que participa un nutrido ndmero de profesionales con muy diferentes caracteristicas. Las dimen- siones de la cadena de televisién, de la productora, e incluso del presupuesto disponible para la produccion del programa, deter- minan la extensién y complejidad del organigrama del perso- nal, Aqui vamos a presentar, sin animo de exhaustividad, las fun- ciones profesionales que intervienen en la construccion de programas, marcando las diferencias, cuando asi se precise, en- tre profesiones televisivas y cinematognificas. 1 Para establecer este catalogo nos hemos centrado, especial- mente, en las que guardan una mis directa relacién con la pro- duccién de programas dejando fuera el periodismo informati- vo, la programacién, la conduccién y presentacién de piezas audiovisuales, las tareas administrativas, documentales, etc., pro- fesiones, todas cllas, que también contribuyen a la realizacion de programas audiovisuales. om Explicaremos estas funciones enmarcadas en las distintas fa- ses en que se estructura la produccién audiovisual. 15,1. Proyecto y direccién En esta primera fase de realizacién de un programa es donde se desarrolla el mayor esfuerzo de planificacién. Hay dos ver- 50 LA DIRECCION DE PRODUCCION tientes diferenciadas. Por una parte, el trabajo relacionado con la concepcidn creativa del programa y, por otra, el que afec- taa la coordinacién de medios precisos para su realizacién eje- cutiva. En general, toda obra audiovisual nace desde una persona fi- sica 0 empresa que decide poner en marcha un proyecto. Se cons- tituye asi en el «promotor» del mismo y para asegurar su viabi- lidad precisa de la eolaboracién de profesionales que lo afianzarin desde diferentes vertientes: creativa, econdmica, artistica, de rea- lizacién, técnica, ete. En cine, esta responsabilidad primera re- cae directamente sobre la entidad promotora o empresa produc- tora, mientras que en television suele decidir el responsable o jefe de produccion de las diferentes areas o departamentos en que se estructuran estas corporaciones: informativos, dramaticos, edu- cativos, especticulos, ete. En televisidn, es norma que el responsable de produccidn de area busque un director de programa sobre el que delega la res- ponsabilidad de su puesta en m archa ejecutiva. El director deci- de sobre los contenidos, intérpretes, presentadores, y se convierte en la figura que coordina las diferentes aportaciones que con- vergen en el disefio y realizacién del programa. Sobre el realizador recaeran todas las decisiones de cardcter técnico, Es el responsable final de la transformacién de un guion en un programa. Partiendo del respeto debido a sus colaborado- res el realizador es, en ultima instancia, quien decide y a él se le atribuird en muchos casos el éxito o fracaso de Ja efectiva re- solucién técnica y artistica de un programa. Es elegido directa- mente por el director de programa a veces viene impuesto por decisién del jefe de produccidn de area, segtin la disponibilidad de personal o la capacitacién especifica del propio realizador, En la industria cinematogrifica no existe la figura del direc- tor de programa y el director del filme es elegido directamente por la entidad productora o por el productor promotor, Puede afirmarse, con el riesgo que comporta caer en generalizaciones, que el director de cine tiene, en general, mayores competencias MARCO GENERAL 51 creativas y mas incidencia en el resultado final de la obra audio- visual que el realizador de televisién. El director de cine se con vierte casi exclusivamente en el responsable absoluto del éxito o fracaso de la pelicula. Su papel es primordial aunque, en algtin momento de la historia del cine, el director ha sido considerado: como un elemento facilmente intercambiable. El] trabajo televisivo tiene una polivalencia superior al traba- jo cinematografico que se centra casi con exclusividad en la fic. cién. En la televisidn, el realizador con frecuencia no controla la puesta en escena, sino que simplemente dirige la toma de imaé- genes sobre unos hechos que no estan bajo su control. Asf suce- de, por ejemplo, en la respuesta del publico en un concurso 0 la emision de un acontecimiento en directo. Tanto en cine como en televisidn existe la figura del director artistico también llamado escendgrafo, cuya funcidn es la de crear, en estrecha relacién con el director, realizador y productor, la puesta en escena total y plastica de un programa, coordinando tados los elementos que intervienen en la escenografia, En las obras de fiecién, como en cualquier otro tipo de pro- grama planificado y creado con antelacién, se precisa del traba- jo del guionista o del equipo de guionistas que, a partir de una idea, original o adaptacion de una obra ya existente, la elaboran y construyen un texto que, si convence a una entidad producto- ra, servird como base fundamental para la puesta en marcha del proyecto y para su transtormacion en guién técnico antes de su realizacién definitiva. Para concentrar la accién narrativa en los didlogos 0 textos que dicen los actores sera precisa, muchas veces, la colaboracién de un dialoguista. Una obra audiovisual es el resultado de la concurrencia de muchos factores. Su éxito o fracaso depende de la oportunidad o genialidad de un guionista, de la apuesta decidida de una em- presa que se arriesga en el proyecto, de la direccion artistica y realizacién de un realizador, del talento interpretativo de unos actores, de la profesionalidad de un completo equipo de téeni- 52 LA DIRECCION DE PRODUCCIGN cos y creativos, de una concatenacién adecuada de medios téc- nicos y de personas que se coordinan para alcanzar unos abjeti- vos en un tiempo determinado. Esta coordinacién la lleva a cabo el equipo de produccidn ade- mas de otros profesionales que hacen de puente entre la parte artistica y la resolucién diaria de los problemas de planificacién del trabajo de todos los que intervienen en la realizacién del producto. El equipo de produccién se ajusta al tamafio y complejidad del programa. En un primer momento, es habitual que la enti- dad productora, contando con un guién literario o con un es- bozo mas o menos desarrollado de la idea, encargue a un direc- tor de produccién el estudio del proyecto al objeto de determinar el presupuesto aproximado que requiere su aplicacién efectiva. Una vez aprobado el proyecto se pone en marcha la produc- cién ejecutiva que es un trabajo de coordinacidn, de previsién y resolucién de problemas que facilitan el camino para el buen fin de la obra. La direccién y ejecucién de esta tarea se asigna a un productor. Con la colaboracién de un ayudante de produccién y de otros auxiliares, el equipo de produccién confecciona el desglose del guion, mantiene reuniones con director, realizador y técnicos, localiza decorados, negocia el reparto y las clatisulas de los con- tratos de todo el personal que interviene, gestiona materiales y servicios, solicita permisos y ayudas presupuestarias, etc, Resuelve problemas de tipo econdmico y artistico y disefia, como resul- tado de su trabajo de planificacién y en intima colaboracién con la direccin, el plan de trabajo donde minuciosamente se reco- gen las actividades que se !levarin a cabo en las fases de registro y¥ montaje, Efectia, también, la valoracién presupuestaria pre- ventiva de la produccién. En la coordinacién de medios juega un papel decisivo el ayn- dante de direccién cinematogrifico o aywdante de realizacién en televisién, que se constituye en un eficaz puente entre el equipo de produccién y el director o realizador a quien representa. Su MARCO GENERAL 53 funcién primordial es la de coordinar el trabajo de todos des: cargando al director o realizador de la preocupacién de que tan- to el equipo téenico como el artistico esté convenientemente pre- parado antes del registro. En su trabajo televisivo, el ayudante de realizacién se sittia en la sala de control junto al realizador y cronometra tiempos para evitar desfases en el desarrollo del programa. Resta trabajo al realizador, tanto en la fase de prepa- racién como en la grabacién. Segdn el volumen de la produe- cién comparte su trabajo con un segundo aywdante de realizacton. E] regidor de televisién es considerado como un ayudante de realizacién y es el intermediario entre el realizador, situado en la sala de control, y el personal presente en el platé. Es respon- sable de la disciplina y de la organizacién en el platé mientras se ensaya o graba un programa. Incluimos en la coordinacién de medios la funcién del seript, cuyo cometido principal es el de dar continuidad a la accion ya los didlogos. Se entiende mejor esta funcion si consideramos que el orden de registro de imagenes y sonidos no tiene rela- cién con el orden de aparicin en el programa acabado. Ade- mas de asegurar la continuidad entre tomas, escribe informes diarios que sirven al director/realizador para evitar tener que rodar planos innecesarios, Contribuye, asf, a la optimizacién de los medias técnicos y artisticos. 15.2. Grabacién/rodaje En esta fase continua presente el equipo responsable de la concepcion del producto y la coordinacién de medios, que con- trasta, en la realidad, el funcionamiento de lo planeado. El grueso del personal lo forma el equipo técnico, que tiene la responsabi- lidad ejecutiva de rodaje o registro de imagenes y sonidos, y la interpretacion, es decir, los actores protagonistas del programa. La funcién técnica que mayor fama ha conseguido en el cine es la de director de fotografia, también llamado operador, Su res- 54 La DIRECCION DE PRODUCCION ponsabilidad es la de asegurar una calidad maxima de la imagen tomada por la camara. En relacién con el director y el escends grafo decide sobre la eleccién de la emulsion, el tono fotografi co adecuado y la disposicién de Ja iluminacién idénea para cone seguir los fines expresivos que la obra busca. Su formacidn es basicamente fotografica aunque también esta influido por Ja ih minacién propia del teatro, En general no se ocupa del encuae dre, decisi6n que corresponde al director y cuya ejecucién reserva al cdrmara. Este profesional selecciona el encuadre y ocupa de poner en marcha y detener la cAmara, efectuando la evoluciones y movimientos precisos para cada toma en particu- lar, asegurando que no se produzca ningiin fallo téenico duran te la operacidn, En muchos rodajes ligeros, el director de fotografia hace el) trabajo del cdmara, pero en las producciones mds complejas se’ atiade al trabajo de la camara cinematografica una nueva figura profesional: el primer ayudante de operador o foquista. Tiene la responsabilidad de mantener el enfoque, rectificdndola, si es pre- ciso, en el desplazamiento de la cdmara, segiin el diafragma de trabajo elegido y segin la dptica, cuyo movimiento también regula, En televisién el trabajo de camara, por lo que respecta a su operacion, se encuentra tipificado en categorias laborales que dan cuenta de su profesionalidad. Existen, en algunas corporaciones, clasificaciones tales como primer camara, segundo cdmara, cd- mara auxiliary camara de ENG 0 ayudante de reportero grafico, responsable de la toma de imagen y sonido que opera la camara al servicio de un reportero o periodista, Puede apreciarse el es- calonamiento profesional en que se divide la profesién. Siem- pre siguiendo las instrucciones del realizador, el primer cémara es el operador mds completo, capaz de tomar imagenes median- te cualquier medio mecAnico (grilas, travelling), mientras que las categorlas inferiores trabajan exclusivamente con tripode o, en el caso del ENG, muchas veces «camara al hombros. Respecto a la iluminacién, lo mismo en cine que en televi- MARCO GENERAL 55 sién, existe una figura responsable de crear, siguiendo las ins trucciones del director de fotografia, director artistico y/o reali- zador, el clima de imagen en los programas. El iluminador jefe confecciona, dirige, controla y distribuye las fuentes de luz con la colaboracién de otros profesionales luminotécnicos. Siguien- do el guién técnico estudia las caracteristicas cromiticas de la puesta en escena asi como su incidencia sobre la imagen para salvaguardar al maximo su calidad. El técnica de control de imagen actua desde el pupitre de con- trol de telecAmaras para asegurar una respuesta uniforme de las diferentes camaras del platé sobre el cromatismo, contraste, dia- fragma y otros aspectos de captacién de imagen. Se apoya, para ello, en equipos electrénicos de control como el «monitor for- ma de onda» y el «vectorscopiar, El mezclador es el profesional que selecciona, mezcla o so- breimpresiona las imagenes proporcionadas por las fuentes de imagen, siguiendo las instrucciones del realizador. La componente sonora del medio audiovisual exige una pro- fesionalizacion especifica que mantiene similitudes y diferencias apreciables entre el cine y la televisin. Igual que en la imagen existen perfiles profesionales muy diferenciados entre la opera- cién de toma de imagenes y su. montaje, también en el sonido se distingue entre toma de sonido y postproduccién sonora. En estos medios es preciso establecer, de entrada, las diferen- tes modalidades de toma de sonido que pueden producirse, El sonido puede ser «directo» cuando se utiliza, tal como se ha gra- bado, en el montaje final. Puede ser «de referencia» cuando lo tinico que pretendemos es recoger los didlogos de los personajes que serviran como muestra de lo que efectivamente han pronun- ciado en el posterior «doblajes o «postsincronizaciény. En la produccién cinematografica es mas frecuente la recu- rrencia a la postsincronizacién que en el medio televisivo. Las caracteristicas de rapidez que marcan el trabajo en televisién im- ponen como forma de trabajo casi estandarizacla la utilizaci6n. del sonido directo.

También podría gustarte