Está en la página 1de 9

Animales en peligro de

extinción en Guatemala
La desaparición definitiva de alguna especie animal en el planeta es una
situación irreversible, lo que hace millones de años sucedió por causas
naturales, hoy en día sucede por la mano del hombre, y es ahí donde hay
que prestar mayor atención.
El uso indiscriminado de pieles, y el tráfico con partes de los cuerpos de
los animales, es algo que ocurre con frecuencia, no solo es por el cambio
climático, sino por la inconciencia de la humanidad, lo que pone en peligro
a la fauna.
Este problema se ha tratado de frenar, pero en los últimos años ha crecido y
la voluntad por parte de las organizaciones protectoras de animales
requiere de más fuerza y colaboración.
Conservación
En la actualidad, Guatemala cuenta con una diversidad de fauna
silvestre en todo su territorio, lo que hace a este país rico en ecosistema,
además es una de sus características más sobresalientes.
Sin embargo, estás especies se encuentran en “estado crítico de
conservación”, según el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap),
institución guatemalteca encargada del uso sostenible y la conservación de
la gran variedad biológica y de las zonas protegidas de este país.
Sobre esta situación hay que tener mayor conciencia, cuidar del planeta y
educar a las nuevas generaciones a hacerlo, es primordial.

A continuación te mostramos un listado de las especies más amenazadas


en Guatemala:
Guacamayas Rojas
Estas aves están en peligro de desaparecer, debido a los incendios
producidos en Petén (departamento más extenso de Guatemala). En los
últimos años un gran porcentaje de estos ejemplares se redujo. Sumado a
ello, la caza indiscriminada. Se caracterizan por reproducirse una vez al
año.
El tapir
Este animalito herbívoro que se alimenta de las plantas acuáticas, es el
único género existente de esta familia, la cual abarca otros nueve géneros
que ya se encuentran extintos. En Guatemala se halla la zona más
importante para la preservación de la especie, esta área es la Reserva
Biósfera Maya. El tapir o danta, se caracteriza por ser de hábitos nocturnos
y dar crías cada dos años.

Jaguar
El felino más grande de toda América, es el jaguar, y a escala mundial se
ubica en el tercer puesto de los felinos más grandes. Es conocido por ser el
mayor depredador de la selva donde comparte espacio con el caimán. Se
calcula que la población existente de esta especie es menos de 50 mil
adultos, actualmente esta sigue bajando debido a la persecución de
presas y destrucción de su hábitat. El jaguar suele dar al menos dos crías
anualmente.
Cocodrilo Moreletti
Esta especie es nativa de la región del Lago Petén Itzá, por eso también es
conocida como Cocodrilo Petenero, y puede llegar a medir hasta 3.6
metros de largo en su etapa adulta. Se encuentra en amenaza, debido a que
son cazados por su piel para la elaboración de zapatos y carteras a escala
mundial. Hoy en día, se han creado grupos para resguardarlos, entre estos
resalta Crocodile Specialist Group (CSG).

Mono Araña
Esta especie de primate se caracteriza por poseer largas extremidades con
las que pueden balancearse y andar por los árboles. Los monos arañas se
encuentran en peligro de extinción debido a la tala, caza, deforestación, y
por enfermedades como la malaria. Actualmente su futuro es incierto pues
su especie sigue disminuyendo con el avance de los años.
Venado Cola Blanca
Este animalito se alimenta de frutas, así como hierba, pasto
verde, arbustos y pequeñas ramas. El venado cola blanca se encuentra
amenazado debido a los cambios en su hábitat, éstos suelen causar daños a
las cosechas y los campesinos tienden a dispararles o encuentran otra
manera de eliminarlos. Esta especie se caracteriza por mantener su cola en
alto cuando corre, de ahí su nombre.

Oso Hormiguero
Actualmente se encuentra en amenaza debido a la deforestación, este paso
devasta su hábitat natural. El oso hormiguero se caracteriza por tener
grandes garras con las que rompe los nidos de barro para comer termitas.

Lagartija dragoncito de árbol


Parecida a un pequeño lagarto, habita en los bosques de Mesoamérica. Pero
en Guatemala se encuentran ocho especies endémicas. Su zona de
distribución es bastante limitada, su especie se halla amenazada debido a
la tala y deforestación del hábitat. Esta lagartija se caracteriza por tener al
menos seis crías durante el año. Posee en sus mandíbulas glándulas
venenosas, además de tener hábitos diurnos.

Puma
Esta especie llamada puma de montaña, se caracteriza por vivir sola, no les
gusta compartir territorio, lo que los lleva a ocupar un gran espacio.
Tampoco suelen tener territorio definido y andan libremente, sin embargo,
su especie se encuentra amenazada por la falta de hábitat y por su caza
inminente.
Las 3 Leyes De Isaac Newton.

Ley de la inercia :

La primera ley del movimiento rebate la idea aristotélica de que un cuerpo sólo
puede mantenerse en movimiento si se le aplica una fuerza. Newton expone que :

Todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo


a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él.

Esta ley postula, por tanto, que un cuerpo no puede cambiar por sí solo su estado
inicial, ya sea en reposo o en movimiento rectilíneo uniforme, a menos que se
aplique una fuerza neta sobre él. Newton toma en cuenta, así, el que los cuerpos
en movimiento están sometidos constantemente a fuerzas de roce o fricción, que
los frena de forma progresiva, algo novedoso respecto de concepciones anteriores
que entendían que el movimiento o la detención de un cuerpo se debía
exclusivamente a si se ejercía sobre ellos una fuerza, pero nunca entendiendo
como esta a la fricción.

En consecuencia, un cuerpo con movimiento rectilíneo uniforme implica que no


existe ninguna fuerza externa neta o, dicho de otra forma, un objeto en movimiento
no se detiene de forma natural si no se aplica una fuerza sobre él. En el caso de
los cuerpos en reposo, se ent iende que su velocidad es cero, por lo que si esta
cambia es porque sobre ese cuerpo se ha ejercido una fuerza neta.

Ley de fuerza

La segunda ley del movimiento de Newton dice que

El cambio de movimiento es proporcional a la fuerza motriz impresa y ocurre


según la línea recta a lo largo de la cual aquella fuerza se imprime.

Esta ley explica qué ocurre si sobre un cuerpo en movimiento (cuya masa no tiene
por qué ser constante) actúa una fuerza neta: la fuerza modificará el estado de
movimiento, cambiando la velocidad en módulo o dirección. En concreto, los
cambios experimentados en la cantidad de movimiento de un cuerpo son
proporcionales a la fuerza motriz y se desarrollan en la dirección de esta; esto es,
las fuerzas son causas que producen aceleraciones en los cuerpos.
Consecuentemente, hay relación entre la causa y el efecto, esto es, la fuerza y la
aceleración están relacionadas. Dicho sintéticamente, la fuerza se define
simplemente en función del momento en que se aplica a un objeto, con lo que dos
fuerzas serán iguales si causan la misma tasa de cambio en el momento del
objeto.

En términos matemáticos esta ley se expresa mediante la relación:

Donde
es la cantidad de movimiento y la fuerza total. Bajo la hipótesis de constancia de
la masa y pequeñas velocidades, puede reescribirse más sencillamente como:

que es la ecuación fundamental de la dinámica, donde la constante de


proporcionalidad distinta para cada cuerpo es su masa de inercia, pues las fuerzas
ejercidas sobre un cuerpo sirven para vencer su inercia, con lo que masa e inercia
se identifican. Es por esta razón por la que la masa se define como una medida de
la inercia del cuerpo.

Por tanto, si la fuerza resultante que actúa sobre una partícula no es cero, esta
partícula tendrá una aceleración proporcional a la magnitud de la resultante y en
dirección de ésta. La expresión anterior así establecida es válida tanto para la
mecánica clásica como para la mecánica relativista, a pesar de que la definición
de momento lineal es diferente en las dos teorías: mientras que la dinámica
clásica afirma que la masa de un cuerpo es siempre la misma, con independencia
de la velocidad con la que se mueve, la mecánica relativista establece que la
masa de un cuerpo aumenta al crecer la velocidad con la que se mueve dicho
cuerpo.

De la ecuación fundamental se deriva también la definición de la unidad de fuerza


o newton (N). Si la masa y la aceleración valen 1, la fuerza también valdrá 1; así,
pues, el newton es la fuerza que aplicada a una masa de un kilogramo le produce
una aceleración de 1 m/s². Se entiende que la aceleración y la fuerza han de tener
la misma dirección y sentido.

La importancia de esa ecuación estriba sobre todo en que resuelve el problema de


la dinámica de determinar la clase de fuerza que se necesita para producir los
diferentes tipos de movimiento: rectilíneo uniforme (m.r.u), circular uniforme
(m.c.u) y uniformemente acelerado (m.r.u.a).

Si sobre el cuerpo actúan muchas fuerzas, habría que determinar primero el vector
suma de todas esas fuerzas. Por último, si se tratase de un objeto que cayese
hacia la tierra con un resistencia del aire igual a cero, la fuerza sería su peso, que
provocaría una aceleración descendente igual a la de la gravedad.

Ley de acción y reacción :

Con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria: o sea, las acciones
mutuas de dos cuerpos siempre son iguales y dirigidas en direcciones opuestas.

La tercera ley es completamente original de Newton (pues las dos primeras ya


habían sido propuestas de otras maneras por Galileo, Hooke y Huygens) y hace
de las leyes de la mecánica un conjunto lógico y completo. Expone que por cada
fuerza que actúa sobre un cuerpo, este realiza una fuerza de igual intensidad y
dirección, pero de sentido contrario sobre el cuerpo que la produjo. Dicho de otra
forma, las fuerzas, situadas sobre la misma recta, siempre se presentan en pares
de igual magnitud y opuestas en dirección.

Este principio presupone que la interacción entre dos partículas se propaga


instantáneamente en el espacio (lo cual requeriría velocidad infinita), y en su
formulación original no es válido para fuerzas electromagnéticas puesto que estas
no se propagan por el espacio de modo instantáneo sino que lo hacen a velocidad
finita "c".

Es importante observar que este principio de acción y reacción relaciona dos


fuerzas que no están aplicadas al mismo cuerpo, produciendo en ellos
aceleraciones diferentes, según sean sus masas. Por lo demás, cada una de esas
fuerzas obedece por separado a la segunda ley.
Junto con las anteriores, permite enunciar los principios de conservación del
momento lineal y del momento angular.